Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
Preguntas parlamentarias
7 de enero de 2011
E-8655/2010
Respuesta de la Alta Representante/Vicepresidenta Ashton en nombre de la Comisión

La Comisión Europea ha hecho un seguimiento del daño causado en los proyectos financiados por la Unión Europea y sus Estados miembros desde 2001. En concreto, tras la Operación Plomo Fundido (diciembre 2008‑enero 2009), la Comisión ha llevado a cabo una exhaustiva evaluación de las necesidades y los daños, incluida la evaluación de la destrucción de proyectos financiados por la UE. Según esta evaluación, durante este conflicto, el daño a los proyectos financiados por la UE asciende a más de 12,3 millones de euros. Esto se tendría que comparar con la estimación del daño total a los projectos financiados por la UE en Cisjordania y Gaza, una cantidad equivalente a 39,6 millones de euros desde 2001 (incluidos los daños de la Operación Plomo Fundido).

Asimismo, hay que tener en cuenta que la infraestructura y cualquier equipamiento suministrado mediante subvenciones concedidas a ONG casi siempre se transfiere al beneficiario al final del proyecto. En consecuencia, actualmente la Comisión no prevé presentar ninguna reclamación financiera a Israel con respecto a esta cantidad, puesto que en todos los casos la propiedad de los activos del proyecto se ha transferido a sus beneficiarios. En tales casos, correspondería a los beneficiarios más que a la Comisión considerar si presentan una solicitud de compensación.

Con respecto a las inversiones financiadas por el BEI en Israel, cabe señalar que los préstamos de este banco se conceden dentro del mandato del BEI consistente en prestar apoyo a la Política de Vecindad de la UE y, hasta el momento, se centran en los sectores del medio ambiente, el agua y la I+D sin que exista ningún componente de subvención ni basado en el presupuesto.

La Comisión mantiene una serie de contactos bilaterales con Israel mediante los cuales ha expresado su preocupación y seguirá haciéndolo sobre cuestiones tales como la destrucción de proyectos financiados por la UE.

DO C 249 E de 26/08/2011
Última actualización: 12 de enero de 2011Aviso jurídico