Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2006/0005(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0182/2006

Textos presentados :

A6-0182/2006

Debates :

PV 12/06/2006 - 20
CRE 12/06/2006 - 20

Votaciones :

PV 13/06/2006 - 7.8
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2006)0253

Textos aprobados
PDF 242kDOC 130k
Martes 13 de junio de 2006 - Estrasburgo Edición definitiva
Evaluación y gestión de las inundaciones ***I
P6_TA(2006)0253A6-0182/2006
Resolución
 Texto consolidado

Resolución legislativa del Parlamento Europeo sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la evaluación y gestión de las inundaciones (COM(2006)0015 – C6-0020/2006 – 2006/0005(COD))

(Procedimiento de codecisión: primera lectura)

El Parlamento Europeo ,

–  Vista la propuesta de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo (COM(2006)0015)(1) ,

–  Vistos el apartado 2 del artículo 251 y el apartado 1 del artículo 175 del Tratado CE, conforme a los cuales la Comisión le ha presentado su propuesta (C6-0020/2006),

–  Visto el artículo 51 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria y la opinión de la Comisión de Desarrollo Regional (A6-0182/2006),

1.  Aprueba la propuesta de la Comisión en su versión modificada;

2.  Pide a la Comisión que le consulte de nuevo, si se propone modificar sustancialmente esta propuesta o sustituirla por otro texto;

3.  Encarga a su Presidente que transmita la posición del Parlamento al Consejo y a la Comisión.

(1) Pendiente de publicación en el DO.


Posición del Parlamento Europeo adoptada en primera lectura el 13 de junio de 2006 con vistas a la adopción de la Directiva 2006/.../CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la evaluación y gestión de los riesgos de inundación
P6_TC1-COD(2006)0005

(Texto pertinente a efectos del EEE)

EL PARLAMENTO EUROPEO Y EL CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea y, en particular, su artículo 175, apartado 1,

Vista la propuesta de la Comisión ,

Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo(1) ,

Visto el dictamen del Comité de las Regiones(2) ,

De conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 251 del Tratado(3) ,

Considerando lo siguiente:

(1)  Las inundaciones pueden provocar víctimas mortales, el desplazamiento de personas, y daños al medio ambiente, comprometer gravemente el desarrollo económico y debilitar las actividades económicas de la Comunidad.

(2)  Las inundaciones son fenómenos naturales que no pueden evitarse por completo . No obstante, la reducción masiva de la capacidad de retención natural de los desbordamientos por parte de las cuencas hidrográficas, la gestión errónea de la actividad humana (como el incremento de asentamientos humanos o de bienes económicos en llanuras aluviales y la erosión y reducción de la retención del suelo por parte de las aguas naturales a causa de la deforestación y la agricultura en cuencas fluviales), así como las sequías y el calentamiento del planeta están contribuyendo a aumentar las probabilidades y efectos negativos de las inundaciones .

(3)  Las estrategias tradicionales de gestión de los riesgos de inundación –la mayoría de ellas centradas en la construcción de infraestructuras para la protección inmediata de las personas, las propiedades y los bienes– no han logrado garantizar la seguridad prevista.

(4)  Es posible y conveniente reducir el riesgo de daños a la salud y la vida humanas , el medio ambiente y las infraestructuras que llevan aparejado las inundaciones, pero las medidas dirigidas a reducir el riesgo de daños derivados de las inundaciones, para ser efectivas, tienen que coordinarse en todas las cuencas hidrográficas entre los Estados miembros, sus autoridades nacionales, regionales y locales, así como las organizaciones responsables de la gestión fluvial.

(5)  Se insta a los Estados miembros a emprender medidas que contribuyan a la gestión de los riesgos de inundación en las zonas río arriba o río abajo, dentro y fuera de sus respectivos territorios, conservando el curso natural del río en la medida de lo posible. Si ello no pudiese ser así, los Estados miembros deben esforzarse por encontrar zonas compensatorias en sus propios territorios o por buscar tales zonas en colaboración con otros Estados miembros .

(6)  Los científicos señalan unánimemente que en los últimos años ha aumentado la frecuencia de precipitaciones extremas.

(7)  La gestión de los riesgos y las medidas de contención de los daños causados por las inundaciones deben respetar el principio de solidaridad. Por consiguiente, la gestión del riesgo de inundación en toda la cuenca hidrográfica de un río que discurre entre dos o más países vecinos debe organizarse de tal modo que ningún área tenga que enfrentarse al riesgo de inundación como resultado de una gestión fluvial no sostenible.

(8)  El Consejo (Medio Ambiente) reconoció en sus Conclusiones de 14 de octubre de 2004 que "la actividad humana contribuye a aumentar la probabilidad y los efectos adversos de las grandes inundaciones y que el cambio climático provocará asimismo un incremento de las mismas". Con arreglo al principio del desarrollo sostenible, de conformidad con el artículo 37 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión debe incorporarse a la política de la Unión un alto nivel de protección del medio ambiente; por lo tanto, la Comisión y los Estados miembros deben tomar medidas para mejorar la prevención de inundaciones, la protección frente a los riesgos de inundación y la limitación de los daños.

(9)  En la actualidad no existe ningún instrumento jurídico de ámbito europeo sobre protección frente a los riesgos de inundación. La Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas(4) impone la elaboración de planes de gestión integrada para cada cuenca hidrográfica con objeto de conseguir un buen estado químico y ecológico, y contribuirá a mitigar los efectos de las inundaciones. No obstante, la reducción del riesgo de inundación no es uno de los objetivos principales de esa Directiva; este riesgo, que se hará más frecuente en el futuro debido al cambio climático, no se tiene en cuenta.

(10)  La comunicación de la Comisión al Consejo, el Parlamento Europeo, el Comité Económico y Social Europeo y el Comité de las Regiones "Gestión de los riesgos de inundación - Prevención, protección y mitigación de las inundaciones" presenta un análisis y un planteamiento para la gestión de los riesgos de inundación a nivel comunitario y afirma que una acción coordinada y concertada en toda la Comunidad aportaría un valor añadido considerable y mejoraría el grado general de protección contra las inundaciones.

(11)  La Decisión 2001/792/CE, Euratom del Consejo, de 23 de octubre de 2001, por la que se establece un mecanismo comunitario para facilitar una cooperación reforzada en las intervenciones de ayuda en el ámbito de la protección civil(5) permite movilizar ayuda y asistencia de los Estados miembros en caso de emergencias graves, inundaciones incluidas. La protección civil puede proporcionar una respuesta adecuada a las poblaciones afectadas, mejorar la preparación y aumentar la capacidad de recuperación y adaptación, pero no se ocupa de las causas últimos de las inundaciones.

(12)  En virtud del Reglamento (CE) n° 2012/2002 del Consejo, de 11 de noviembre de 2002, por el que se crea el Fondo de Solidaridad de la Unión Europea(6) puede concederse ayuda económica rápida en caso de catástrofe grave para ayudar a los ecosistemas, las personas, regiones y países afectados a recuperar unas condiciones de vida lo más normales posible; esta intervención sólo podrá cubrir operaciones de emergencia y no las fases que preceden a una emergencia.

(13)  La mayoría de las cuencas hidrográficas en Europa se encuentran divididas entre Estados miembros. Una prevención efectiva de las inundaciones, así como cualquier intervención en relación con las mismas, requieren que, además de la coordinación a escala comunitaria, se instaure una cooperación transfronteriza.

(14)  Las exigencias de una gestión sostenible de los riesgos de inundación se deben incluir en la definición y aplicación de las demás políticas nacionales y comunitarias, como la política del transporte fluvial, la política agrícola, la política de cohesión, la política energética y la política de investigación.

(15)  En el territorio de la Comunidad se producen distintos tipos de inundaciones, por ejemplo, inundaciones fluviales, inundaciones repentinas, inundaciones urbanas, inundaciones de aguas residuales, inundaciones costeras e inundaciones provocadas por lluvias torrenciales . Los daños que provocan las inundaciones varían también según los países y regiones de la Comunidad. Por consiguiente, los objetivos respecto a la gestión de los riesgos de inundación deben basarse en las circunstancias locales y regionales.

(16)  En algunas zonas de la Comunidad podría considerarse que los riesgos de inundación no son significativos, por ejemplo en áreas poco o nada pobladas o en aquellas con pocos bienes o escaso valor ecológico. Sin embargo, tales áreas podrían tener alguna importancia en relación con la reducción de las inundaciones. Debe realizarse, a nivel de demarcación hidrográfica, una evaluación preliminar de los riesgos de inundación en cada cuenca o subcuenca hidrográfica, así como en el área costera asociada , para determinar esos riesgos de inundación en cada caso, el potencial de reducción de las inundaciones y la necesidad de tomar medidas adicionales.

(17)  Para disponer de una herramienta válida de información y de una base adecuada para el establecimiento de prioridades y la toma de decisiones adicionales de índole técnico, económico y político, es necesario prever la elaboración de mapas de inundaciones y de mapas indicativos de los daños que estas provocan en los que se describan zonas con diferentes grados de riesgo de inundación, incluido el riesgo de contaminación medioambiental a consecuencia de las inundaciones .

(18)  A la vista de las posibilidades de que disponen los Estados miembros y en aplicación del principio de subsidiariedad, es necesario dejar una flexibilidad considerable a los niveles local, regional y de cuenca fluvial, en particular en materia de organización y responsabilidad de las autoridades, planes de gestión de las inundaciones y mapas de riesgo, nivel de protección y medidas y calendarios orientados a alcanzar los objetivos fijados.

(19)  Para evitar y reducir los impactos negativos de las inundaciones en la zona afectada conviene prever el establecimiento de planes de gestión del riesgo de inundación. Las causas y consecuencias de las inundaciones varían según los países y regiones de la Comunidad. Los planes de gestión del riesgo de inundación deben, por tanto, tener en cuenta las circunstancias geográficas, geológicas, hidrológicas, topográficas y de otro tipo, incluida la densidad de población y las actividades económicas, que sean específicas de la cuenca o la subcuenca hidrográficas o de la franja costera afectadas y ofrecer soluciones adaptadas a sus necesidades y prioridades garantizando, al mismo tiempo, una coordinación con las demarcaciones hidrográficas. Los planes de gestión del riesgo de inundación deberían también tomar en consideración las instalaciones industriales y las explotaciones agrícolas como otra fuente posible de contaminación de la zona en cuestión con vistas a prevenir tal contaminación.

(20)  El ciclo de gestión del riesgo de inundación, que incluye las fases de prevención, protección, preparación, respuesta a las emergencias y recuperación, y de revisión, debe ser uno de los elementos subyacentes de los planes de gestión del riesgo de inundación centrándose en los aspectos de la prevención, la protección y la preparación.

(21)  Para evitar la duplicación de trabajos, los Estados miembros deben poder utilizar los mapas y planes de gestión del riesgo de inundación existentes para cumplir los requisitos de la presente Directiva.

(22)  El Centro Común de Investigación de la Comisión está desarrollando un sistema europeo de alerta de inundaciones (European Flood Alert System - EFAS) capaz de elaborar simulaciones de inundación de magnitud media en toda Europa con una antelación de entre 3 y 10 días. Los datos de EFAS podrían contribuir a lograr una mejor preparación ante la llegada de las inundaciones. Por consiguiente, EFAS debe desarrollarse en mayor medida tras la conclusión de la fase de prueba. Aparentemente, podría comenzar a funcionar en 2010.

(23)  La gestión de las inundaciones de las cuencas hidrográficas debe tener por objeto el desarrollo de una responsabilidad y solidaridad comunes en relación con tales cuencas. Para ello, los Estados miembros se esforzarán por sensibilizar a los interesados y estimular la cooperación de estos últimos, así como de aquellos que se encuentran en áreas que no suelen verse afectadas por las inundaciones, o tal vez en menor medida, pero que pueden contribuir con el uso del suelo y las prácticas que les caracterizan a reducir los efectos de las inundaciones río arriba o río abajo.

(24)  En lo que respecta a la previsión a corto plazo, los Estados miembros deben basar sus planes en las mejores prácticas disponibles y tecnologías punteras como la elaboración de modelos LAM (previsión con entre dos y cuatro horas de antelación).

(25)  La elaboración de planes de cuenca hidrográfica con arreglo a la Directiva 2000/60/CE y de planes de gestión del riesgo de inundación con arreglo a la presente Directiva son componentes de la gestión integrada de cuenca hidrográfica; ambos procesos, por consiguiente, deben explotar su potencial mutuo de sinergias. Para garantizar la eficacia y el uso prudente de los recursos, la aplicación de la presente Directiva tiene que coordinarse estrechamente con la Directiva 2000/60/CE.

(26)  En caso de una utilización de masas de agua en relación con formas de actividades humanas sostenibles que compitan entre sí (por ejemplo, gestión del riesgo de inundación, ecología, navegación interior o energía hidráulica) con impactos de las masas de agua, la Directiva 2000/60/CE prevé un proceso claro y transparente para abordar esos usos e impactos. En caso de que exista un conflicto de derechos, se concederá prioridad a la protección de la vida y la salud humanas sobre la protección del medio ambiente.

(27)  Las medidas necesarias para aplicar la presente Directiva deben adoptarse de acuerdo con lo dispuesto en la Decisión 1999/468/CE del Consejo, de 28 de junio de 1999, por la que se establecen los procedimientos para el ejercicio de las competencias de ejecución atribuidas a la Comisión (7) .

(28)  Dado que los objetivos de la acción pretendida no pueden ser alcanzados de manera suficiente por los Estados miembros y, por consiguiente, pueden lograrse mejor, debido a las dimensiones y efectos de la acción, a escala comunitaria, la Comunidad puede adoptar medidas, de acuerdo con el principio de subsidiariedad consagrado en el artículo 5 del Tratado. De conformidad con el principio de proporcionalidad enunciado en dicho artículo, la presente Directiva no excede de lo necesario para alcanzar dichos objetivos. En la primera fase del trabajo, los Estados miembros, hasta 2018, podrán recurrir a sus planes en curso, si cumplen los criterios contemplados en el artículo 4.

(29)  En la elaboración de la presente Directiva se han tenido en cuenta cabalmente las disposiciones del Protocolo (nº 30) sobre la aplicación de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad anejo al Tratado.

HAN ADOPTADO LA PRESENTE DIRECTIVA:

Disposiciones generales

Artículo

El objeto de la presente Directiva es establecer un marco para la evaluación y la gestión del riesgo de inundación con vistas a la reducción de las consecuencias negativas sobre la salud humana, el medio ambiente y la actividad económica asociado a las inundaciones en la Comunidad; además, la Directiva contribuirá a lograr los objetivos medioambientales recogidos en la legislación comunitaria en vigor .

Artículo

A los efectos de la presente Directiva se aplicarán, además de las definiciones de "río", "cuenca hidrográfica", "subcuenca" y "demarcación hidrográfica" establecidas en el artículo 2 de la Directiva 2000/60/CE, las definiciones siguientes:

   1. "inundación": anegamiento temporal de terrenos que en general no están cubiertos por agua, incluso como resultado de las lluvias torrenciales que conduzcan a la inundación de zonas habitadas o industriales;
   2. "riesgo de inundación": probabilidad de que se produzca una inundación junto con el daño potencial a la salud y a la vida humanas , el medio ambiente y la actividad económica asociado a tal inundación .

Artículo

A los efectos de la presente Directiva, los Estados miembros harán uso de las disposiciones previstas en el artículo 3, apartados 1, 2, 3, 5 y 6 de la Directiva 2000/60/CE.

En caso de que los Estados miembros designen otra autoridad competente para la aplicación de la presente Directiva, se aplicarán las disposiciones del artículo 3 apartados 6, 8 y 9 de la Directiva 2000/60/CE.

Evaluación preliminar del riesgo de inundación

Artículo 4

1.  Los Estados miembros realizarán, respecto a cada demarcación hidrográfica o a la parte de una demarcación hidrográfica internacional situada en su territorio, una evaluación preliminar del riesgo de inundación de acuerdo con el apartado 2. Las evaluaciones ya existentes, elaboradas por los Estados miembros, que cumplan con los requisitos recogidos en la presente Directiva, podrán ser utilizadas a tal efecto.

2.  La evaluación preliminar del riesgo de inundación incluirá, por lo menos, lo siguiente:

   (a) Un mapa de la demarcación hidrográfica que presente los límites de las cuencas hidrográficas y las subcuencas y las áreas costeras, y que indique la topografía y los usos del suelo.
   (b) Una descripción de las inundaciones sucedidas en el pasado que hayan tenido un efecto adverso importante sobre la vida humana, las actividades económicas y el medio ambiente .
   (c) Una descripción de los procesos de inundación, incluida su vulnerabilidad al cambio, especialmente el hundimiento de tierras, y el papel que las llanuras aluviales desempeñan como barrera o retención natural de los desbordamientos, así como una descripción de las vías de evacuación de inundaciones presentes y futuras.
   (d) Una descripción de los planes de desarrollo que pudieran provocar un cambio de los usos del suelo o de la distribución de la población y de las actividades económicas que pudiera hacer aumentar los riesgos de inundación en la misma zona o en las regiones situadas río abajo o río arriba.
   (e) Un análisis de la probabilidad de futuras inundaciones basado en datos hidrológicos, tipos de inundaciones y en el impacto previsto del cambio climático y de las tendencias de los usos del suelo.
   (f) Un pronóstico de las consecuencias estimadas de inundaciones futuras sobre la salud humana, el medio ambiente y la actividad económica que tenga en cuenta la evolución a largo plazo, incluido el cambio climático.
   (g) Las medidas de gestión del riesgo de inundación, especialmente las relacionadas con la construcción de infraestructuras, se deberían someter a una evaluación económica y medioambiental transparente para garantizar su viabilidad a largo plazo para los ciudadanos y las empresas, tomando en consideración el principio de recuperación de los costes, incluidos los costes medioambientales y de recursos.
   (h) Una evaluación sobre la eficacia de las infraestructuras de protección contra las inundaciones construidas por el hombre, teniendo en cuenta su capacidad real de prevenir daños, así como su eficacia desde el punto de vista económico y medioambiental.

3.  En el caso de las cuencas hidrográficas, subcuencas o franja de costa respecto de las que pueda postularse un riesgo potencial suficiente, los Estados miembros podrán renunciar a la evaluación preliminar contemplada en el apartado 1 siempre que:

   a) se disponga de mapas del riesgo de inundación o de planes de gestión del riesgo de inundación en la fecha mencionada en el apartado 1 del artículo 6;
   b) los Estados miembros hayan notificado a la Comisión antes de la fecha mencionada en el apartado 1 del artículo 6 que se acogen a esta disposición excepcional, y
   c) la revisión de la evaluación preliminar del riesgo de inundación, de los mapas de riesgo de inundación y de los planes de gestión del riesgo de inundación de conformidad con los capítulos II, III y IV se efectúa en los plazos mencionadas en el apartado 2 del artículo 6, en el apartado 2 del artículo 8 y en el apartado 2 del artículo 10, respectivamente.

Artículo 5

1.  Sobre la base de la evaluación prevista en el artículo 4, cada cuenca hidrográfica, subcuenca, franja de costa o sus partes incluidas en una demarcación hidrográfica se clasificará dentro de una de las categorías siguientes:

   (a) Cuencas hidrográficas, subcuencas, franjas de costa o sus partes en las cuales se ha llegado a la conclusión de que no existe un riesgo potencial de inundación significativo o es improbable que tal riesgo se materialice, o de que las consecuencias potenciales el medio ambiente o la actividad económica puede considerarse que son suficientemente limitadas para ser aceptables, tomando en consideración el uso del suelo o el cambio climático previstos .
   (b) Cuencas hidrográficas, subcuencas, franjas costeras o sus partes en las cuales se ha llegado a la conclusión de que existe un riesgo potencial de inundación significativo .

2.  La clasificación con arreglo al apartado 1 de una cuenca hidrográfica o subcuenca internacional o de franjas costeras o sus partes incluidas en una demarcación hidrográfica internacional se realizará de forma coordinada entre los Estados miembros correspondientes.

Los Estados miembros garantizarán la transferencia de datos oportuna en relación con las cuencas hidrográficas compartidas a los efectos del presente artículo.

Artículo 6

1.  Los Estados miembros concluirán la evaluación preliminar del riesgo de inundación a más tardar ...(8) .

2.  Los Estados miembros revisarán y actualizarán, si resulta necesario, la evaluación realizada de conformidad con el apartado 1 a más tardar en 2018 y, a continuación, cada seis años.

Mapas de riesgo de inundación

Artículo 7

1.  Los Estados miembros prepararán, a nivel de demarcación hidrográfica, mapas de inundaciones y mapas indicativos de daños ocasionados por las inundaciones, denominados en lo sucesivo "mapas de riesgo de inundación", correspondientes a las cuencas hidrográficas, la subcuencas y las franjas de litoral a que se refiere el artículo 5, apartado 1, letra b). Los mapas ya existentes elaborados por los Estados miembros que cumplan con los requisitos recogidos en la presente Directiva podrán ser utilizados a tal efecto. Los Estados miembros utilizarán los mapas de riesgo de inundación para eliminar gradualmente las subvenciones directas o indirectas que aumentan los riesgos de inundación.

2.  Los mapas de inundaciones incluirán las zonas geográficas que podrían inundarse según las hipótesis siguientes:

   a) inundaciones con un periodo de retorno probable de entre 10 y 30 años.
   b) inundación con un período de retorno probable de 100 años;
   c) baja probabilidad de inundación (fenómenos extremos).

Respecto a cada una de las hipótesis indicadas en el primer párrafo se indicarán los elementos siguientes:

   a) niveles del agua previstos;
   b) velocidad de la corriente, cuando proceda;
   c) zonas en las que podría producirse erosión de las terrazas de inundación, las laderas de los valles fluviales y las orillas, así como sedimentación de arrastres;
   d) zonas con fuerte pendiente en las que podrían producirse inundaciones con gran velocidad de corriente y fuerte arrastre;
   e) posibles agentes susceptibles de causar inundaciones que están o pueden estar presentes en la zona delimitada en el mapa de riesgo;
   f) llanuras aluviales y otras zonas naturales que puedan servir como área de retención natural presente o futura.

3.  Los mapas indicativos de daños derivados de inundaciones indicarán las consecuencias negativas potenciales asociadas a éstas en las hipótesis previstas en el apartado 2, expresados por medio de los parámetros siguientes:

   a) número de habitantes que pueden verse afectados;
   b) daños económicos potenciales en la zona;
   c) daños potenciales al medio ambiente, incluidas las áreas designadas zonas protegidas de conformidad con el artículo 6 de la Directiva 2000/60/CE, tomando en consideración la ubicación de las fuentes puntuales o difusas de contaminación y los riesgos asociados para los ecosistemas acuáticos o terrestres en caso de inundación, y riesgos para la salud humana;
   d) instalaciones técnicas recogidas en el anexo I de la Directiva 96/61/CE del Consejo, de 24 de septiembre de 1996, sobre prevención y control integrado de la contaminación (9) y en la Directiva 96/82/CE del Consejo, de 9 de diciembre de 1996, relativa al control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas (10) que pueden ocasionar contaminación accidental en caso de inundación y zonas protegidas recogidas en el artículo 6 de la Directiva 2000/60/CE y riesgos para la salud humana.

Los mapas de riesgo de inundación podrán dividir las zonas de conformidad con el uso del suelo y la vulnerabilidad a los posibles daños.

4.  Los Estados miembros identificarán los puntos concretos en los que el riesgo de inundación es más alto. Esta información deberá ser tenida en cuenta a la hora de planificar los usos del suelo.

5.  Los Estados miembros, en función de las características propias de sus regiones, podrán incluir definiciones específicas en sus propios mapas de riesgo si lo consideran relevante.

Artículo 8

1.  Los Estados miembros velarán por que los mapas de riesgo de inundación estén finalizados a más tardar el 22 de diciembre de 2013.

2.  Los mapas se revisarán y, si resulta necesario, se actualizarán a más tardar el 22 de diciembre de 2019 y, a continuación, cada seis años.

Planes de gestión del riesgo de inundación

Artículo 9

1.  Los Estados miembros adoptarán y ejecutarán planes de gestión del riesgo de inundación a nivel de demarcación hidrográfica respecto a las cuencas hidrográficas, subcuencas y franjas de litoral registradas con arreglo al artículo 5, apartado 1, letra b), de acuerdo con lo dispuesto en los apartados 4 y 5 del presente artículo, a la Directiva 79/409/CEE del Consejo, de 2 de abril de 1979, relativa a la conservación de las aves silvestres (11) y a la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la flora y la fauna silvestres (12) , y de conformidad con los objetivos recogidos en los artículos 1 y 4 de la Directiva 2000/60/CE.

2.  Para elaborar estos planes, los Estados miembros describirán los procesos de inundación y su vulnerabilidad al cambio, incluido el papel de las llanuras aluviales como barrera o retención natural de los desbordamientos y de las vías de evacuación de inundaciones en la actualidad o en el futuro. Describirán también los planes de desarrollo que pudieran provocar un cambio de los usos del suelo o de la distribución de la población y de las actividades económicas que pudiera hacer aumentar los riesgos de inundación en la misma zona o en las regiones situadas río abajo o río arriba.

3.  Cuando ya existan mapas o planes para demarcaciones hidrográficas o sus partes que respondan a los requisitos establecidos por la presente Directiva, los Estados miembros podrán utilizar los mapas o los planes existentes para los fines de la presente Directiva. Seguirá siendo preciso revisarlos y actualizarlos tal como se establece en el artículo 11, apartado 2.

4.  Los Estados miembros, en colaboración estrecha con las autoridades locales y regionales, establecerán el grado de protección adecuado correspondiente a cada cuenca hidrográfica, subcuenca o franja de litoral, centrando su atención en reducir sus consecuencias potenciales para la salud humana, el medio ambiente y la actividad económica y teniendo en cuenta los aspectos pertinentes: gestión de los recursos hídricos, gestión del suelo, ordenación territorial, usos del suelo, vulnerabilidad de la zona a posibles daños y conservación de la naturaleza, así como costes y beneficios. En caso de cuencas, subcuencas o franjas litorales compartidas, los Estados miembros cooperarán para aplicar las obligaciones anteriormente mencionadas. Los usos humanos de las llanuras aluviales se deberían adaptar a los riesgos de inundación registrados.

5.  Los planes de gestión del riesgo de inundación incluirán medidas que:

   a) mantengan relación con procesos naturales como el mantenimiento o el restablecimiento de las llanuras aluviales, para devolver en la medida de lo posible el espacio necesario a los ríos y promover un uso del suelo adecuado, así como unas prácticas agrícolas y silvícolas correctas en toda la demarcación hidrográfica;
   b) contribuyan a mejorar la gestión de las inundaciones en regiones situadas río arriba o río abajo, o por lo menos no afecten a los riesgos de inundación de forma tal, que las regiones situadas río arriba o río abajo tengan que soportar costes desproporcionados para lograr el nivel adecuado de prevención y protección frente al riesgo;
   c) tengan en cuenta la eficacia de las infraestructuras de defensa frente a la inundación creadas por el hombre, incluida su eficacia económica y medioambiental.

Los planes de gestión del riesgo de inundación abarcarán todas las fases del ciclo de gestión del riesgo de inundación, centrándose en la prevención, protección y preparación y teniendo en cuenta las características de la cuenca hidrográfica o subcuenca considerada. El plan de gestión del riesgo deberá incluir también una evaluación de las medidas de auxilio y recuperación.

El plan de gestión del riesgo de inundación incluirá medidas para prevenir la contaminación accidental procedente de las instalaciones técnicas recogidas en el anexo I de la Directiva 96/61/CE e incluidas en la Directiva 96/82/CE a consecuencia de las inundaciones.

6.  Las medidas de gestión del riesgo de inundación, especialmente las relacionadas con la construcción de infraestructuras, se deberían someter a una evaluación económica y medioambiental transparente para garantizar su viabilidad a largo plazo para los ciudadanos y las empresas, tomando en consideración el principio de recuperación de los costes, incluidos los costes medioambientales y de recursos.

7.  De conformidad con el principio de solidaridad, las medidas aplicadas en las zonas río arriba o río abajo se considerarán, en su caso, parte de los planes de gestión del riesgo de inundación. Las medidas de gestión del riesgo de inundación o cualesquiera otras medidas que se adopten en un Estado miembro no aumentarán el riesgo de inundación en países vecinos.

8.  Cuando un Estado miembro pretenda modificar de forma significativa las medidas de ejecución o el calendario establecido para tal ejecución en el periodo de revisión previsto en el artículo 11, apartado 2, los Estados miembros emprenderán las acciones apropiadas para garantizar la coordinación con otros Estados miembros en una demarcación hidrográfica internacional, así como la difusión de información y la participación pública.

Artículo 10

1.  El primer plan de gestión del riesgo de inundación incluirá los elementos indicados en la parte A del anexo. El plan revisado con arreglo al artículo 11, apartado 2, incluirá los componentes enumerados en la parte B del anexo.

2.  Los Estados miembros presentarán a la Comisión un informe intermedio sobre los avances realizados en la aplicación de las medidas previstas en el plazo de los tres años siguientes a la publicación o actualización de cada plan de gestión del riesgo de inundación.

Artículo 11

1.  Los Estados miembros velarán por que los planes de gestión del riesgo de inundación se hayan completado y publicado a más tardar el 22 de diciembre de 2015 y por que se apliquen a partir del 23 de diciembre de 2015.

2.  El plan o planes de gestión del riesgo de inundación se revisarán y actualizarán a más tardar en 2021 y, a continuación, cada seis años.

Artículo 12

1.  Los Estados miembros velarán por que sólo se elabore un único plan de gestión del riesgo de inundación para cada demarcación hidrográfica situada totalmente dentro de su territorio.

2.  En el caso de una demarcación hidrográfica internacional situada totalmente dentro del territorio de la Comunidad, los Estados miembros se coordinarán, por ejemplo, mediante el desarrollo de redes para el intercambio de información entre las autoridades competentes, para elaborar un único plan internacional de gestión del riesgo de inundación. Se insta firmemente a los países candidatos a la adhesión y a los países en vías de adhesión a participar activamente en dichas acciones de coordinación.

A falta de un plan de esas características, los Estados miembros elaborarán planes de gestión del riesgo de inundación referentes, al menos, a las partes de la demarcación hidrográfica internacional situadas en su territorio. Para elaborar tales planes, deberán consultar a los Estados miembros situados en la cuenca hidrográfica internacional, informarán de los puntos de vista de tales Estados miembros y tomarán en consideración el impacto de sus planes sobre los Estados miembros vecinos.

3.  Los Estados miembros velarán por que los requisitos de la presente Directiva se coordinen para la demarcación hidrográfica en su conjunto. En lo que respecta a las demarcaciones hidrográficas internacionales, los Estados miembros interesados efectuarán dicha coordinación de forma conjunta y podrán, a tal fin, utilizar las estructuras existentes derivadas de acuerdos internacionales.

4.  En el caso de una demarcación hidrográfica internacional que se extienda más allá de las fronteras de la Comunidad, a falta de un único plan internacional de gestión del riesgo de inundación que incluya a todos los terceros países afectados, el Estado miembro o los Estados miembros interesados se esforzarán por establecer una coordinación adecuada con los países terceros concernidos, con el fin de lograr los objetivos de la presente Directiva en toda la demarcación hidrográfica.

5.  En el supuesto de que surjan problemas con repercusión en la gestión del riesgo de inundaciones en un Estado miembro y que no pueda abordar un solo Estado miembro, se remite al artículo 12 de la Directiva 2000/60/CE.

Coordinación con la Directiva 2000/60/CE, información y participación de la población

Artículo 13

1.  La elaboración de los primeros mapas de riesgo de inundación y las revisiones posteriores de los mismos a que se refiere el artículo 8 de la presente Directiva se realizarán en estrecha coordinación con las revisiones previstas en el artículo 5, apartado 2, de la Directiva 2000/60/CE y se integrarán en dichas revisiones.

2.  La elaboración de los primeros planes de gestión del riesgo de inundación y las revisiones posteriores de los mismos a que se refiere el artículo 10 de la presente Directiva se realizarán en estrecha coordinación con las revisiones de los planes hidrológicos de cuenca previstas en el artículo 13, apartado 7, de la Directiva 2000/60/CE y se integrarán en dichas revisiones.

3.  Los Estados miembros velarán por que la participación activa de todas las partes interesadas prevista en el artículo 14 de la presente Directiva esté coordinada con la participación activa de todas las partes interesadas a que se refiere el artículo 14 de la Directiva 2000/60/CE.

Artículo 14

1.  Los Estados miembros, de conformidad con la Directiva 2003/4/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2003, relativa al acceso del público a la información medioambiental (13) y con el Convenio de Aarhus sobre el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en materia de medio ambiente, pondrán a disposición de la población la evaluación preliminar del riesgo de inundación, los mapas de riesgo de inundación y los planes de gestión del riesgo de inundación.

2.  Los Estados miembros garantizarán la participación activa de todas las partes interesadas en la elaboración, revisión y actualización de los planes de gestión del riesgo de inundación previstos en el capítulo IV.

3.  Los Estados miembros informarán e implicarán activamente al público para garantizar un alto nivel de preparación como parte de los planes de gestión del riesgo de inundación con vistas a minimizar los daños de las inundaciones.

Medidas de aplicación y modificaciones

Artículo 15

1.  La Comisión podrá, de acuerdo con el procedimiento descrito en el artículo 16, apartado 2, adoptar formatos técnicos para la transmisión y el tratamiento de datos, en particular estadísticos y cartográficos.

2.  La Comisión podrá, teniendo en cuenta los plazos de revisión y actualización y de acuerdo con el procedimiento descrito en el artículo 16, apartado 2, adaptar al progreso científico y técnico el artículo 4, apartado 2, el artículo 7, apartados 2 y 3 y el anexo.

3.  Los Estados miembros proporcionarán periódicamente a todos los residentes de las zonas recogidas en el artículo 7, apartado 2, la información y formación necesarias para permitirles tomar las precauciones adecuadas antes de las inundaciones y emprender las acciones oportunas después de que éstas se hayan producido.

Artículo 16

1.  La Comisión estará asistida por el Comité establecido con arreglo al artículo 21 de la Directiva 2000/60/CE (denominado en lo sucesivo "Comité").

2.  En los casos en que se haga referencia al presente apartado, serán de aplicación los artículos 5 y 7 de la Decisión 1999/468/CE, observando lo dispuesto en su artículo 8.

El plazo contemplado en el artículo 5, apartado 6, de la Decisión 1999/468/CE queda fijado en tres meses.

3.  El Comité aprobará su reglamento interno.

Artículo 17

1.  Los Estados miembros podrán decidir no elaborar la evaluación preliminar de riesgo de inundación recogida en el artículo 4 para las cuencas hidrográficas y las franjas costeras en relación con las cuales se haya llegado a la conclusión a más tardar el ... (14) de que existe un riesgo potencial de inundación significativo o cabe razonablemente esperar que es probable que tal riesgo se materialice hasta el punto de que tales zonas se deben registrar como áreas a las que se refiere el artículo 5, apartado 1, letra b).

2.  Los Estados miembros podrán decidir a más tardar el ...* utilizar los mapas de riesgo de inundación actuales si éstos cumplen los requisitos establecidos en el artículo 7.

3.  Los Estados miembros podrán decidir no elaborar los planes de gestión de los riesgos de inundación recogidos en el artículo 9 si los planes existentes el .. .* son adecuados para lograr los objetivos que contemplan los artículos 1 y 9.

4.  Los Estados miembros notificarán a la Comisión sus decisiones de conformidad con los apartados 1, 2 y 3 del presente artículo y dentro de los plazos previstos en el artículo 6, apartado 1, en el artículo 8, apartado 1, y en el artículo 11, apartado 1.

Informes y disposiciones finales

Artículo 18

Los Estados miembros presentarán a la Comisión la evaluación preliminar del riesgo de inundación, los mapas de riesgo de inundación y los planes de gestión del riesgo de inundación, incluidos los riesgos de inundación transfronteriza, en un plazo de tres meses tras su finalización.

Artículo 19

La Comisión presentará al Parlamento Europeo y al Consejo un informe sobre la aplicación de la presente Directiva a más tardar el 22 de diciembre de 2018 y, a continuación, cada seis años. En la elaboración de este informe se tomarán en consideración las repercusiones del cambio climático.

Artículo 20

1.  Los Estados miembros pondrán en vigor las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento a lo establecido en la presente Directiva a más tardar ...(15) *. Comunicarán inmediatamente a la Comisión el texto de esas disposiciones así como una tabla de correspondencias entre esas disposiciones y las disposiciones de la presente Directiva.

Cuando los Estados miembros adopten dichas disposiciones, éstas incluirán una referencia a la presente Directiva o irán acompañadas de dicha referencia en su publicación oficial. Los Estados miembros establecerán las modalidades de la mencionada referencia.

2.  Los Estados miembros comunicarán a la Comisión el texto de las principales disposiciones de Derecho interno que adopten en el ámbito regulado por la presente Directiva.

Artículo 21

La presente Directiva entrará en vigor a los veinte días de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea .

Artículo 22

Los destinatarios de la presente Directiva serán los Estados miembros.

Hecho en ,

Por el Parlamento Europeo Por el Consejo

El Presidente El Presidente

Anexo

Planes de gestión del riesgo de inundación

A.  Componentes de los primeros planes de gestión del riesgo de inundación:

   1. Las conclusiones de la evaluación preliminar del riesgo de inundación exigida en el capítulo II.
   2. Los mapas de riesgo de inundación elaborados de conformidad con el capítulo III y las conclusiones que pueden extraerse de esos mapas.
   3. Una descripción del grado de protección adecuado, fijado de conformidad con el artículo 9, apartado 4 .
   4. Una descripción de las medidas necesarias para alcanzar los grados de protección adecuados, en particular las adoptadas con arreglo al artículo 9, y de las medidas en el campo de las inundaciones adoptadas con arreglo a otros actos comunitarios.
  5. Una priorización de las medidas que promueven la prevención de daños de conformidad con los objetivos de no deterioro y/o buen estado ecológico, químico y cuantitativo con arreglo a la Directiva 2000/60/CE tales como:
   protección de humedales y llanuras aluviales;
   restauración de humedales y llanuras aluviales degradados (incluidos también los meandros de los ríos), especialmente de aquellos que reconectan los ríos con sus llanuras aluviales;
   desmantelamiento de las infraestructuras obsoletas de protección contra las inundaciones en los ríos;
   prevención de la construcción de nuevas construcciones (infraestructura, viviendas, etc.) en las llanuras aluviales;
   fomento de la introducción de medidas de mejora de las edificaciones existentes (como los cimientos a base de pilares);
   apoyo de las prácticas de utilización sostenible del suelo en las cuencas fluviales, tales como la reforestación, para mejorar la retención natural del agua y la recarga de los acuíferos;
   autorización o registro previos para el ejercicio de actividades de carácter permanente en las llanuras aluviales, tales como la construcción o el desarrollo industrial.
   6. Una descripción de las medidas y acciones adoptadas en materia de información y consulta de la población.
   7. Una descripción del proceso de coordinación en toda demarcación hidrográfica internacional, así como del proceso de coordinación con la Directiva 2000/60/CE, y una lista de las autoridades competentes.

B.  Componentes de la actualización posterior de los planes de gestión del riesgo de inundación :

   1. Toda modificación o actualización desde la publicación de la versión anterior del plan de gestión del riesgo de inundación, incluido un resumen de las revisiones realizadas con arreglo a los capítulos II, III y IV.
   2. Una evaluación de los avances realizados en la consecución del grado de prevención de riesgos y protección.
   3. Una descripción de las medidas previstas en la versión anterior del plan de gestión del riesgo de inundación que no se hayan aplicado, y una explicación del porqué.
   4. Una descripción de cualquier medida adicional adoptada desde la publicación de la versión anterior del plan de gestión del riesgo de inundación.

(1) DO C […] de […], p. […].
(2) DO C […] de […], p. […].
(3) Posición del Parlamento Europeo de 13 de junio de 2006.
(4) DO L 327 de 22.12.2000, p. 1. Directiva modificada por la Decisión n° 2455/2001/CE (DO L 331 de 15.12.2001, p. 1).
(5) DO L 297 de 15.11.2001, p. 7.
(6) DO L 311 de 14.11.2002 , p. 3.
(7) DO L 184 de 17.7.1999, p. 23.
(8)* Tres años después de la entrada en vigor de la presente Directiva.
(9) DO L 257 de 10.10.1996, p. 26. Directiva cuya última modificación la constituye el Reglamento (CE) nº 166/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo (DO L 33 de 4.2.2006, p. 1).
(10) DO L 10 de 14.1.1997, p. 13. Directiva cuya última modificación la constituye la Directiva 2003/105/CE del Parlamento Europeo y del Consejo (DO L 345 de 31.12.2003, p. 97).
(11) DO L 103 de 25.4.1979, p. 1. Directiva cuya última modificación la constituye el Reglamento (CE) n° 807/2003 (DO L 122 de 16.5.2003, p. 36).
(12) DO L 206 de 22.7.1992, p. 7. Directiva cuya última modificación la constituye el Reglamento (CE) n° 1882/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo (DO L 284 de 31.10.2003, p. 1).
(13) DO L 41 de 14.2.2003, p. 26.
(14)* Fecha de la entrada en vigor de la presente Directiva.
(15)** Dos años a partir del día de la entrada en vigor de la presente Directiva.

Última actualización: 12 de diciembre de 2006Aviso jurídico