Artículo
 

Berlín, la ciudad de la reunificación

Instituciones - 28-03-2007 - 15:21
Compartir
Varias fotos de Berlín

Ciudades de la Unión Europea: Berlín

Tras detenernos en Lisboa, Berlín es la segunda parada de nuestro tour virtual por Europa. Berlín es el lugar en el que el telón de acero que dividió el este y el oeste Europa fue real, en forma de muro que separó la ciudad en dos partes hasta 1989. Ahora, la Unión Europea mira hacia el futuro desde la ciudad, donde el 25 de marzo se firmó la Declaración de Berlín en la que se piden "fundamentos comunes renovados" para la integración europea antes de las elecciones a la Eurocámara de 2009.

Con un pasado oscuro como capital del Tercer Reich, Berlín renació de sus cenizas tras la II Guerra Mundial para convertirse en símbolo de la democracia durante la Guerra Fría. Hasta la reunificación alemana, el oeste de la ciudad estaba rodeado por el territorio comunista de la Alemania del este.
 
Cae el muro, comienza la reunificación
 
El 9 de noviembre de 1989 se abría el muro de Berlín para permitir el paso libre del este al oeste de la ciudad por primera vez desde 1961. El muro, de 155 kilómetros de longitud, 3,6 metros de alto y 1,2 metros de ancho, y sus 302 torres de vigilancia forman hoy parte de la historia. La caída del muro de Berlín simboliza el colapso del comunismo en Europa y sienta las bases para la posterior integración en la Unión Europea de gran parte de los países del centro y el este del continente.
 
Hasta marzo de 1991, Berlín permaneció bajo autoridad formal de las cuatro potencias aliadas. La reunificación oficial de Alemania se produjo el 3 de octubre de 1990; el este de la ciudad se integraba entonces en la Unión Europea (UE) junto a cinco "Länder" alemanes en la conocida como "ampliación de Berlín". Poco después, el 20 de junio de 1991, el Bundestag se trasladó a Berlín, donde desde 1999 tienen su sede la mayoría de los ministerios germanos.
 
Alcalde de Berlín occidental y eurodiputado
 
Antes de convertirse en Canciller de la Alemania occidental entre 1969 y 1974, el político alemán Willy Brandt fue Alcalde del oeste de Berlín (1957-1966), en la época en que se construyó el muro. En 1971 se le concedió el premio Nóbel de la Paz por su política de acercamiento a la Alemania del Este, Polonia y la Unión Soviética. Entre 1979 y 1983, Brand formó parte del Parlamento Europeo como eurodiputado.
 
Del Consejo europeo de 1999 a la Declaración de Berlín en 2007
 
En marzo de 1999 tuvo lugar en Berlín un Consejo europeo extraordinario, en el que se alcanzó un acuerdo global sobre la llamada "Agenda 2000" por el que se preveían reformas del sector agrícola y en los fondos sociales y de cohesión de la Unión. Con ello se pretendía dotar a la UE de un nuevo marco financiero y fortalecer las políticas comunitarias con vistas a futuras ampliaciones.
 
Ocho años después, en marzo de 2007, la ciudad era testigo de la conmemoración del 50 aniversario del Tratado de Roma, que reunió a los principales líderes europeos en Berlín. Los Presidentes de las tres instituciones europeas -Hans-Gert Pöttering, por el Parlamento, José Manuel Durão Barroso por la Comisión y Ángela Merkel por el Consejo- procedieron a la firma de la Declaración de Berlín, que recuerda en sus dos páginas la historia de éxito de la integración europea y los valores comunes en los que se sustenta. El documento señala asimismo los principales retos a los que debe hacer frente la UE, como el terrorismo, la inmigración ilegal o la pobreza, y destaca el papel de liderazgo de la Unión en asuntos como la lucha contra el cambio climático.
 
Una gran metrópoli
 
Berlín, con cerca de tres millones y medio de habitantes, es una ciudad vital que sin embargo aún arrastra problemas económicos derivados en parte de sus cuatro décadas de aislamiento. La tasa de desempleo se sitúa en el 17,5 por ciento, y las deudas de la cuidad superan los sesenta millones de euros.
 
Más allá de la conocida Puerta de Brandemburgo, símbolo de la unidad nacional, sus calles ofrecen un repaso por la historia no sólo de la propia ciudad sino de toda Europa. Así, cerca de la Puerta, un Memorial recuerda con 2.700 losas de piedra a las víctimas del holocausto; y uno de los pasos fronterizos del muro de Berlín (el "checkpoint Charlie") muestra ahora la historia del muro.
 
Sin embargo, Berlín no es tan sólo historia para la Unión Europea, sino que sigue muy presente en su agenda. En el contexto de la Presidencia alemana de la Unión, del 3 al 5 de junio la ciudad acogerá la conferencia "Sostenibilidad europea Berlín 07" en la que se debatirá cómo compaginar el desarrollo sostenible europeo y las estrategias medioambientales comunitarias con el contexto político de cada Estado miembro.
 
Ref.: 20070323STO04514