Procedimiento : 2017/2002(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0276/2017

Textos presentados :

A8-0276/2017

Debates :

PV 14/09/2017 - 3
CRE 14/09/2017 - 3

Votaciones :

PV 14/09/2017 - 8.15
CRE 14/09/2017 - 8.15

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0360

INFORME     
PDF 426kWORD 95k
23 de agosto de 2017
PE 600.967v03-00 A8-0276/2017

sobre una nueva Agenda de Capacidades para Europa

(2017/2002(INI))

Comisión de Empleo y Asuntos Sociales

Comisión de Cultura y Educación

Ponentes: Martina Dlabajová, Momchil Nekov

(Reuniones conjuntas de comisiones – artículo 55 del Reglamento)

ENMIENDAS
PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor
 INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO
 VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre una nueva Agenda de Capacidades para Europa

(2017/2002(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vistos los artículos 165 y 166 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

–  Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y, en particular, sus artículos 14 y 15,

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad, ratificada por la Unión en 2010,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 12 de mayo de 2009, sobre un marco estratégico para la cooperación europea en el ámbito de la educación y la formación (ET 2020)(1),

–  Vista su Resolución, de 6 de julio de 2010, sobre el fomento del acceso de los jóvenes al mercado de trabajo y refuerzo del estatuto del becario, del período de prácticas y del aprendiz(2),

–  Vista la Recomendación del Consejo, de 19 de diciembre de 2016, relativa a itinerarios de mejora de las capacidades: nuevas oportunidades para adultos(3),

–  Vista la Recomendación del Consejo, de 15 de febrero de 2016, sobre la integración de los desempleados de larga duración en el mercado laboral(4),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 20 de mayo de 2014, sobre formación eficaz de los docentes,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 20 de mayo de 2014, sobre una garantía de la calidad en apoyo de la educación y la formación,

–  Vista la Recomendación del Consejo, de 22 de abril de 2013, sobre el establecimiento de la Garantía Juvenil(5),

–  Vista la Recomendación del Consejo, de 20 de diciembre de 2012, sobre la validación del aprendizaje no formal e informal(6),

–  Vista la Recomendación del Consejo, de 28 de junio de 2011, relativa a las políticas para reducir el abandono escolar prematuro(7),

–  Vista la Resolución del Consejo, de 28 de noviembre de 2011, sobre un plan europeo renovado de aprendizaje de adultos(8),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 15 de junio de 2011, sobre educación y cuidados de la primera infancia: ofrecer a todos los niños la mejor preparación para el mundo de mañana,

–  Vista la Resolución del Consejo, de 15 de noviembre de 2007, relativa a nuevas cualificaciones para nuevos empleos(9),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo sobre reducción del abandono escolar prematuro y el fomento del rendimiento educativo(10),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 17 de febrero de 2014, sobre invertir en educación y formación – Respuesta a un nuevo concepto de educación: invertir en las aptitudes para lograr mejores resultados socioeconómicos y al Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de 2013(11),

–  Vista la Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 abril 2008, relativa a la creación del Marco Europeo de Cualificaciones para el aprendizaje permanente(12),

–  Vista su Resolución, de 13 de septiembre de 2016, sobre la creación de unas condiciones en el mercado laboral favorables para la conciliación de vida privada y vida profesional(13),

–  Vistas las referencias a las capacidades digitales realizadas en la Comunicación de la Comisión, de 19 de abril de 2016, titulada «Digitalización de la industria europea – Aprovechar todas las ventajas de un mercado único digital»,

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 20 de noviembre de 2012, titulada «Un nuevo concepto de educación: invertir en las competencias para lograr mejores resultados socioeconómicos» (COM(2012)0669),

–  Vista su Resolución, de 12 de abril de 2016, sobre Erasmus+ y otros instrumentos para fomentar la movilidad en la EFP – un enfoque basado en el aprendizaje permanente(14),

–  Vista su Resolución, de 19 de enero de 2016, sobre políticas de competencias para combatir el desempleo juvenil(15),

–  Vista su Resolución, de 8 de julio de 2015, sobre la Iniciativa de Empleo Verde: aprovechar el potencial de creación de empleo de la economía verde(16),

–  Vista su Resolución, de 8 de septiembre de 2015, sobre el fomento del emprendimiento juvenil a través de la educación y la formación(17),

–  Vista su Resolución, de 10 de septiembre de 2015, sobre la creación de un mercado de trabajo competitivo en la UE del siglo XXI: adecuación de las competencias y las cualificaciones a la demanda y las perspectivas de empleo como medio para recuperarse de la crisis(18),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo sobre el Pacto Europeo por la Igualdad de Género para el periodo 2011-2020(19),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo sobre el papel de la educación infantil y primaria en el fomento de la creatividad, la innovación y la competencia digital,

–  Visto el proyecto de Conclusiones del Consejo, de 20 de febrero de 2017, sobre la mejora de las capacidades de mujeres y hombres en el mercado de trabajo de la UE(20),

–  Vista su Resolución, de 19 de enero de 2016, sobre el papel del diálogo intercultural, la diversidad cultural y la educación en la promoción de los valores fundamentales de la Unión(21),

–  Vista la publicación Social Europe guide (Guía de la Europa social) de la Comisión de marzo de 2013 titulada «Social Economy and Social Entrepreneurship»(22) (Economía social y emprendimiento social),

–  Visto el Programa de Trabajo Decente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT),

–  Vista su Resolución, de 25 de noviembre de 2015, sobre el marco estratégico de la UE en materia de salud y seguridad en el trabajo 2014-2020(23),

–  Visto el Dictamen SOC/546 del Comité Económico y Social Europeo, de 22 de febrero de 2017,

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento interno,

–  Vistas las deliberaciones conjuntas de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y de la Comisión de Cultura y Educación, de conformidad con el artículo 55 del Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y de la Comisión de Cultura y Educación, y la opinión de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (A8-0276/2017),

A.  Considerando que la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea consagra el derecho a acceder a la formación profesional y al aprendizaje permanente;

B.  Considerando que las capacidades tienen una importancia estratégica para la empleabilidad, el crecimiento, la innovación y la cohesión social, y que los puestos de trabajo son cada vez más complejos en todos los sectores económicos y profesiones y se registra una inflación en la demanda de capacidades, incluso para puestos de trabajo de baja cualificación;

C.  Considerando que la prosperidad y la seguridad de nuestras conquistas sociales se basan únicamente en las capacidades y los conocimientos de nuestras sociedades;

D.  Considerando que la población de baja cualificación se enfrenta a un mayor riesgo de desempleo y exclusión social;

E.  Considerando que los países en los que existe una mayor proporción de adultos con escaso dominio de las capacidades básicas y digitales presentan niveles más bajos de productividad de la mano de obra y, en última instancia, perspectivas menos optimistas de crecimiento y competitividad;

F.  Considerando que el Parlamento Europeo comparte y respalda los esfuerzos de la Comisión en favor de la inversión en capital humano como recurso fundamental para la competitividad de la Unión, y teniendo en cuenta que la calidad del profesorado es un requisito previo para una educación de calidad;

G.  Considerando que, en la actualidad, para numerosos puestos de trabajo poco cualificados son necesarios un mayor grado de alfabetización, de habilidad en el cálculo y otras capacidades básicas, y que incluso puestos de trabajo poco cualificados en el sector servicios conllevan cada vez con más frecuencia tareas no rutinarias más exigentes(24);

H.  Considerando que, según el último estudio del Programa para la Evaluación Internacional de Competencias de Adultos (PIAAC) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cerca de 70 millones de adultos europeos carecen de capacidades básicas como la lectura, la escritura y el cálculo, lo que supone un obstáculo para que estas personas encuentren un puesto de trabajo y disfruten de un nivel de vida dignos;

I.  Considerando que en 2025 el 49 % de todas las ofertas de empleo en la Unión (incluidas tanto las nuevas como las de sustitución) requerirán un nivel de cualificación elevado, el 40 % un nivel medio, y solo el 11 % exigirán un nivel bajo o ningún tipo de cualificación(25);

J.  Considerando que la ampliación del acceso al aprendizaje permanente puede crear nuevas posibilidades de inclusión dinámica y mejorar la participación social, sobre todo en el caso de las personas de baja cualificación, los desempleados, las personas con necesidades especiales, las personas de edad avanzada y los migrantes;

K.  Considerando que es necesario que los Estados miembros encuentren maneras de proteger o promover la inversión a más largo plazo en educación, investigación, innovación, energía y acción por el clima e invertir en la modernización de los sistemas educativos y de formación, incluido el aprendizaje permanente;

L.  Considerando que la Unión es la plataforma mejor posicionada para intercambiar mejores prácticas y apoyar el aprendizaje mutuo entre los Estados miembros;

M.  Considerando que los artículos 165 y 166 del TFUE atribuyen la responsabilidad del ámbito de la enseñanza general, la enseñanza superior y la formación profesional a los Estados miembros;

N.  Considerando que la cooperación en materia de educación a nivel europeo es un proceso voluntario y que el ámbito educativo se diferencia fundamentalmente a este respecto del ámbito laboral, fuertemente comunitarizado;

O.  Considerando que las capacidades y competencias van de la mano y que, por tanto, debe reforzarse aún más el vínculo entre ambas en la nueva Agenda de Capacidades;

P.  Considerando que el desarrollo de los sectores con perspectivas de futuro tiene un papel determinante en los tipos de capacidades que se necesitan;

Q.  Considerando que una encuesta europea sobre capacidades y puestos de trabajo ha puesto de manifiesto que aproximadamente el 45 % de los trabajadores adultos de la Unión creen que sus capacidades pueden desarrollarse o utilizarse mejor en su trabajo;

R.  Considerando que, según la OIT, entre el 25 y el 45 % de la mano de obra europea está o bien poco cualificada o sobrecualificada para los trabajos que desempeña; que esta situación se debe en gran parte a la rapidez con la que cambia la estructura de las economías de los Estados miembros;

S.  Considerando que la inadecuación de las capacidades es un fenómeno preocupante que afecta a los ciudadanos y a las empresas, genera escasez y falta de capacidades y supone una de las causas del desempleo(26); que el 26 % de los empleados adultos de la Unión carecen de las capacidades que necesitan para su trabajo;

T.  Considerando que más del 30 % de los jóvenes altamente cualificados ocupan puestos de trabajo que no se corresponden con su talento ni sus aspiraciones, mientras que el 40 % de los empleadores europeos declaran que no consiguen encontrar a personas con las competencias adecuadas para poder crecer e innovar;

U.  Considerando que en la actualidad el nivel educativo de casi el 23 % de la población con edades comprendidas entre los 20 y los 64 años es bajo (preescolar, enseñanza primaria o primer ciclo de secundaria); que las personas poco cualificadas tienen menos oportunidades de empleo y también tienen más posibilidades de desempeñar empleos precarios, así como el doble de probabilidades que las personas altamente cualificadas de sufrir situaciones de desempleo de larga duración(27);

V.  Considerando que las personas con escasa cualificación no solo tienen menos oportunidades de empleo, sino que también son más vulnerables al desempleo a largo plazo y encuentran más dificultades a la hora de conseguir acceso a los servicios y participar plenamente en la sociedad;

W.  Considerando que a menudo las personas disponen de capacidades que no se detectan, aprovechan o recompensan debidamente; que las capacidades adquiridas fuera de contextos formales, a través de la experiencia laboral, el voluntariado, la participación ciudadana u otras experiencias pertinentes, no constan necesariamente en una cualificación ni se documentan y, por tanto, se infravaloran;

X.  Considerando que las industrias culturales y creativas contribuyen al bienestar social, la innovación, el empleo y estimulan el desarrollo económico al tiempo que emplean a más de 12 millones de personas en la Unión, es decir, al 7,5 % de todas las personas empleadas en la economía total, y contribuyen a la economía con un 5,3 % del valor añadido bruto de la Unión y otro 4 % del producto interior bruto de la Unión generado por las industrias de gama alta(28);

Y.  Considerando que la igualdad entre mujeres y hombres es un principio fundamental de la Unión consagrado en los Tratados y uno de los objetivos y responsabilidades de la Unión; y que la integración del principio de igualdad entre mujeres y hombres en todas sus actividades, como el acceso a la educación y la formación, es una misión específica de la Unión;

Z.  Considerando que, a escala de la Unión, se considera que los «nini» (las personas que ni estudian, ni trabajan, ni reciben formación) son uno de los grupos más vulnerables en el contexto del desempleo juvenil; y que, en término medio, es 1,4(29) veces más probable que las mujeres se conviertan en ninis que los hombres, lo que recalca aún más los problemas de discriminación de género e igualdad desde una edad temprana;

AA.  Considerando que las capacidades sociales y emocionales junto con las cognitivas son importantes para el bienestar y el éxito personal;

AB.  Considerando que el acceso a una educación formal, informal y no formal de alta calidad, así como a oportunidades de educación y formación, debe ser un derecho de toda persona en cualquier momento de su vida, a fin de que pueda adquirir capacidades transversales, como el cálculo, la alfabetización mediática y digital, el pensamiento crítico, las habilidades sociales, el dominio de lenguas extranjeras y las capacidades sociales relevantes; que, a este respecto, es necesario conceder a los trabajadores tiempo libre para su desarrollo personal y formativo en el contexto del aprendizaje permanente;

AC.  Considerando que es esencial que las capacidades no solo se dirijan a incrementar la empleabilidad, sino también a reforzar la disposición a la participación ciudadana y el respeto de los valores democráticos y la tolerancia, además de ser un instrumento para prevenir la radicalización y la intolerancia de cualquier tipo;

AD.  Considerando que en un mundo más globalizado y digitalizado que cambia rápidamente es fundamental disponer de capacidades transversales y transferibles, como las capacidades sociales, interculturales o digitales, la capacidad de resolución de problemas, el emprendimiento y el pensamiento creativo;

AE.  Considerando que la transformación digital aún se está produciendo y que las necesidades sociales y del mercado laboral evolucionan constantemente; 

AF.  Considerando que la adquisición de capacidades digitales y la autoconfianza son requisitos esenciales para la construcción de sociedades fuertes y para respaldar los procesos de unidad e integración dentro de la Unión;

AG.  Considerando que, en la actualidad, nuestros sistemas de educación y formación se enfrentan a una importante transformación digital, que afecta a los procesos de enseñanza y aprendizaje; que se requiere una provisión eficaz de cibercapacidades al objeto de garantizar que la mano de obra esté preparada para los cambios tecnológicos actuales y futuros;

AH.  Considerando que, pese al reciente aumento del número de personas que recibe educación o formación digital en la Unión, todavía queda mucho por hacer hasta adaptar la economía europea a la nueva era digital y reducir la disparidad entre el número de solicitantes de empleo y el número de puestos de trabajo vacantes;

AI.  Considerando que es necesario incorporar las nuevas transformaciones digitales a los sistemas educativos a fin de seguir contribuyendo al desarrollo de la capacidad crítica, la seguridad y la independencia de las personas; que, no obstante, esto debe hacerse de forma simbiótica con las materias que ya se imparten;

AJ.  Considerando que una reflexión más amplia sobre la alfabetización profesional en el contexto de una digitalización y robotización cada vez mayor de las sociedades europeas debe incluir una agenda de capacidades con visión de futuro;

AK.  Considerando que debe hacerse hincapié en competencias transversales, como las competencias cívicas y sociales y la educación para la ciudadanía, junto con las capacidades lingüísticas, digitales y empresariales;

AL.  Considerando que las capacidades empresariales deben entenderse en un contexto más amplio, como el sentido de iniciativa en relación con la participación en acciones sociales y el espíritu emprendedor, y que, por tanto, deben destacarse en mayor media en la nueva Agenda de Capacidades como capacidades vitales beneficiosas para las personas en su vida privada y profesional, además de para las comunidades;

AM.  Considerando que en aras de garantizar un crecimiento económico inteligente, sostenible e integrador y empleos para los jóvenes ha de fomentarse el dominio de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM) en la Unión;

AN.  Considerando que se espera que la demanda de profesionales y profesionales asociados de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas crezca en torno al 8 % de aquí a 2025, un porcentaje mucho mayor que el crecimiento medio del 3 % previsto para todas las profesiones; que se prevé que el empleo en los sectores relacionados con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas aumente en torno al 6,5 % de aquí a 2025(30);

AO.  Considerando que la mala imagen y poco atractivo de la educación y formación profesionales (EFP) junto con la baja calidad de la EFP en algunos Estados miembros desalientan a los estudiantes a iniciar una carrera en ámbitos y sectores prometedores en los que se carece de mano de obra;

AP.  Considerando que, a la hora de abordar los problemas relacionados con las capacidades, en particular el desfase entre las capacidades y las oportunidades de empleo, las zonas rurales se enfrentan a retos específicos que deben tenerse en cuenta;

AQ.  Considerando que el sector ecológico fue uno de los principales creadores netos de empleo en Europa durante la recesión y que debe promoverse en mayor medida en la nueva Agenda de Capacidades;

AR.  Considerando que el envejecimiento de la población en Europa incrementa la demanda de profesionales sanitarios, asistencia social y servicios médicos;

AS.  Considerando el papel fundamental que desempeñan las familias para favorecer el dominio de las capacidades básicas por parte de los niños;

Desarrollo de capacidades para la vida y el empleo

1.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión titulada «Una nueva Agenda de Capacidades para Europa - Trabajar juntos para reforzar el capital humano, la empleabilidad y la competitividad», adoptada en junio de 2016;

2.  Reconoce que la educación y la formación son competencias de los Estados miembros y que la Unión solo puede apoyar, coordinar o complementar las acciones que ellos emprendan;

3.  Considera que la Unión necesita un cambio de planteamiento en cuanto a los objetivos y el funcionamiento del sector educativo; coincide con el énfasis en la mejora de los sistemas de educación y formación europeos en consonancia con la rápida evolución del entorno económico, tecnológico y social, garantizando el acceso a una educación de calidad en todas las etapas;

4.  Toma nota de que, si bien las necesidades en materia de capacidades son dinámicas, el paquete de capacidades se centra en particular en las necesidades inmediatas del mercado laboral; destaca, en este contexto, la importancia de trabajar en estrecha colaboración con el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop) a fin de anticipar las necesidades en materia de capacidades y desarrollar una herramienta paneuropea de previsión de dichas necesidades y el aprendizaje permanente, con vistas a adaptarse a las nuevas situaciones del mercado de trabajo y mejorar la adaptabilidad de las personas, la ciudadanía activa y la inclusión social;

5.  Pide a los Estados miembros que se centren no solo en las capacidades orientadas a la empleabilidad, la lectura, la escritura, el cálculo y la alfabetización digital y mediática, sino también en aquellas que sean, en general, más relevantes para la sociedad, como las capacidades transferibles, transversales o genéricas (liderazgo, habilidades sociales e interculturales, gestión, formación empresarial y financiera, voluntariado, dominio de lenguas extranjeras, negociación), en sus programas educativos y de formación y planes de estudios, y que den prioridad a un mayor desarrollo de dichas capacidades también en los programas de EFP, junto con el fomento de la artesanía europea;

6.  Pide que todas las personas tengan derecho a acceder realmente a capacidades a lo largo de toda su vida, a fin de que puedan adquirir las capacidades fundamentales para el siglo XXI;

7.  Reconoce el valor de la internacionalización de la educación y el creciente número de estudiantes y miembros del personal que participan en programas de movilidad; subraya, a este respecto, el valor del programa Erasmus+;

8.  Señala que varios estudios demuestran que la movilidad dota a las personas de capacidades profesionales específicas, así como de conjuntos de capacidades trasversales y transferibles, como el pensamiento crítico y el emprendimiento, y les brinda mejores oportunidades profesionales; reconoce que el actual presupuesto de la Unión destinado a la movilidad en la formación podría no ser suficiente para lograr el objetivo del 6 % para 2020;

9.  Anima a los Estados miembros a que sigan desarrollando posibilidades de movilidad intersectorial entre los centros de enseñanza en su conjunto; destaca que la movilidad en la EFP precisa un mayor apoyo y promoción, y que debe prestarse especial atención a las regiones transfronterizas en el marco de la movilidad;

10.  Señala que la educación y la formación deben contribuir al desarrollo personal y el crecimiento de los jóvenes a fin de que sean ciudadanos proactivos y responsables preparados para vivir y trabajar en una economía tecnológicamente avanzada y globalizada, y proporcionarles el conjunto de competencias esenciales para el aprendizaje permanente, entendido este como una combinación de conocimientos, capacidades y actitudes necesarios para su realización y desarrollo personales, así como para la ciudadanía activa y el empleo;

11.  Pone de relieve que disponer de una educación infantil y atención a la infancia de calidad es un requisito previo fundamental para el desarrollo de las capacidades;

12.  Si bien señala que la responsabilidad de proporcionarla recae en los Estados miembros, les pide que mejoren la calidad y amplíen el acceso a la educación infantil y atención a la infancia y que hagan frente a la falta de infraestructuras suficientes que ofrezcan una atención a la infancia accesible y de calidad para todos los niveles de ingresos, así como a que consideren la posibilidad de conceder acceso gratuito para las familias que viven en situación de pobreza y exclusión social;

13.  Subraya que la creatividad y la innovación se están convirtiendo en factores determinantes en la economía de la Unión y deben incorporarse a las estrategias políticas nacionales y europeas;

14.  Celebra el objetivo de la nueva Agenda de Capacidades de lograr que la EFP sea una primera opción para los estudiantes, capaz de responder a la demanda del mercado laboral y ligada a los futuros requisitos del mundo del trabajo a través de la participación de los empresarios en el diseño y la realización de los cursos;

15.  Insta a los Estados miembros a ir más allá del fomento de «las capacidades profesionales adecuadas» y a que se centren, además, en aquellos aspectos de la educación que sean más prácticos y se basen en mayor medida en el trabajo, y fomenten el espíritu emprendedor, la innovación y la creatividad, respalden a quienes piensan de manera crítica, comprendan el concepto de sostenibilidad, y respeten, al mismo tiempo, derechos y valores fundamentales como la dignidad humana, la libertad, la democracia, la tolerancia, el respeto y la participación plena en el proceso democrático y en la vida social como ciudadanos de mentalidad abierta;

16.  Opina, no obstante, que es necesario adoptar un enfoque holístico con respecto a la educación y el desarrollo de las capacidades que sitúe al estudiante en el centro del proceso y garantice una inversión suficiente en políticas de aprendizaje permanente; cree, además, que el acceso a la educación y la formación debe ser factible y asequible para todos, y que es preciso redoblar los esfuerzos en favor de la inclusión de los grupos de personas más vulnerables;

17.  Alienta a los Estados miembros a que aseguren una participación más activa de la sociedad civil, los expertos y las familias en la reflexión sobre las capacidades vitales necesarias, pues cuentan con la experiencia real sobre el terreno;

18.  Insta a los Estados miembros a centrarse también en la lucha contra los estereotipos de género, habida cuenta de que las mujeres representan el 60 % de los nuevos graduados; destaca que, sin embargo, su tasa de empleo sigue estando por debajo de la de los hombres, y que las mujeres están infrarrepresentadas en numerosos sectores;

19.  Alienta a los Estados miembros a adecuar mejor las capacidades y los puestos de trabajo en el mercado laboral y, en particular, a que establezcan un aprendizaje profesional de calidad que ayude a las personas a ser flexibles en sus itinerarios educativos y, posteriormente, en el mercado laboral;

20.  Reconoce el valor de los sistemas de educación dual(31), pero señala que no se puede copiar a ciegas un sistema utilizado en un Estado miembro a otro; anima al intercambio de modelos de mejores prácticas en el que participen los interlocutores sociales;

21.  Recuerda, a este respecto, la necesidad de una cooperación reforzada entre los Estados miembros con el fin de extraer lecciones de las buenas prácticas que condujeron a una menor tasa de desempleo, como el aprendizaje profesional y el aprendizaje permanente;

22.  Recuerda la función del Cedefop, una de cuyas misiones principales es reunir a líderes políticos, interlocutores sociales, investigadores y profesionales para intercambiar ideas y experiencias, también mediante el desarrollo de plataformas sectoriales específicas;

23.  Subraya que la cultura, la creatividad y las artes contribuyen de forma notable al desarrollo personal, el empleo y el crecimiento en toda la Unión, aportan innovación, estimulan la cohesión, refuerzan las relaciones interculturales, el entendimiento mutuo y preservan la identidad, la cultura y los valores europeos; pide a la Comisión y a los Estados miembros que refuercen su apoyo a las industrias culturales y creativas a fin de aprovechar plenamente su potencial;

24.  Subraya que la actual afluencia de migrantes, refugiados y solicitantes de asilo a la Unión requiere el establecimiento de un enfoque más sostenido dirigido a los nacionales de terceros países, incluida la evaluación de sus capacidades, competencias y conocimientos, que deben hacerse visibles, así como la puesta en marcha de un mecanismo de reconocimiento y validación de capacidades;

25.  Recuerda que los recién llegados traen consigo nuevas capacidades y conocimientos, y pide que se desarrollen instrumentos que proporcionen información multilingüe sobre las oportunidades existentes de aprendizaje formal e informal, formación profesional, prácticas y trabajo voluntario; considera importante fomentar el diálogo intercultural a fin de que les resulte más fácil a los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo acceder al mercado de trabajo e integrarse en la sociedad;

26.  Acoge favorablemente las propuestas de la Comisión relativas a la herramienta para los perfiles de capacidades de los nacionales de terceros países y espera un rápido avance en esta tarea;

27.  Defiende la necesidad de actuar de forma coordinada para contrarrestar la fuga de cerebros, mediante la determinación de las medidas oportunas para utilizar las capacidades disponibles, al objeto de prevenir la pérdida de capital humano en los Estados miembros;

28.  Recuerda que la inversión actual en educación determinará la calidad de los empleos en el presente y en el futuro, la cualificación de los trabajadores, el bienestar social y la participación democrática en la sociedad;

29.  Pide a los Estados miembros que afronten el problema del envejecimiento de la población mediante el impulso del desarrollo de capacidades relacionadas con la salud, el bienestar y la prevención de las enfermedades;

Papel de la educación en la lucha contra el desempleo, la exclusión social y la pobreza

30.  Considera que la competitividad, el crecimiento económico y la cohesión social de la Unión dependen en gran medida de los sistemas de educación y formación, que evitan que las personas se queden atrás;

31.  Insiste en que la educación y la formación no son solo factores clave en la mejora de la empleabilidad, sino también en el fomento del desarrollo personal, la inclusión y la cohesión sociales, así como de la ciudadanía activa, y considera, por tanto, que un acceso igualitario a una educación de calidad y una inversión adecuada en capacidades y competencias son fundamentales para luchar contra la elevada tasa de desempleo y la exclusión social, en particular entre los grupos más vulnerables y desfavorecidos (los ninis, los desempleados de larga duración, las personas de baja cualificación, los refugiados y las personas con discapacidad); recuerda, en este contexto, que es fundamental efectuar una previsión fidedigna de las necesidades futuras en materia de capacidades;

32.  Lamenta con preocupación que la inversión en educación se siga quedando rezagada y que los sucesivos recortes en los presupuestos de educación afecten, sobre todo, a los estudiantes y adultos provenientes de entornos socioeconómicos desfavorecidos;

33.  Expresa su profunda preocupación por que entre 2010 y 2014 la inversión en educación y formación cayera un 2,5 % en el conjunto de la Unión(32); subraya que para que la educación cumpla su función a la hora de abordar el desempleo, la exclusión social y la pobreza, es esencial contar con sistemas educativos públicos dotados de los recursos adecuados;

34.  Subraya, como declara la OCDE(33), que una población más preparada contribuye al desarrollo de sociedades más democráticas y economías sostenibles, depende en menor medida de las ayudas públicas y es menos vulnerable a las recesiones económicas; señala, por tanto, que invertir en educación de calidad e innovación no solo es fundamental para combatir el desempleo, la pobreza y la exclusión social, sino también para que la Unión compita con éxito en los mercados mundiales; pide a la Comisión y a los Estados miembros que restauren la inversión pública en la educación infantil, primaria y secundaria para todos como mínimo a los niveles previos a la crisis y, en particular, en el caso de los niños de entornos desfavorecidos;

35.  Indica que el acceso a las oportunidades de aprendizaje y formación debe ser un derecho de todos, a lo largo de toda la vida, a adquirir capacidades transversales, como el cálculo, la alfabetización mediática y digital, el pensamiento crítico, las habilidades sociales y las capacidades vitales relevantes; es de la opinión de que la nueva Agenda de Capacidades representa un paso en la dirección correcta en aras de fomentar el compromiso compartido hacia una visión común sobre la importancia crucial de las políticas de aprendizaje permanente;

36.  Destaca el papel de las asociaciones externas y de las ONG a la hora de proporcionar a los niños otras capacidades y competencias sociales, como el arte y las actividades manuales, de facilitar su integración, una mejor comprensión de su entorno y la solidaridad en el aprendizaje y en la vida, y de mejorar las competencias de aprendizaje de aulas completas;

37.  Señala que las personas con discapacidad tienen necesidades especiales y, por tanto, precisan de apoyo adecuado en la adquisición de capacidades; pide a la Comisión y a los Estados miembros que al aplicar la nueva Agenda de Capacidades adopten un enfoque integrador cuando definan sus políticas de educación y formación, también mediante la enseñanza con personal de apoyo, así como facilitando información sobre las capacidades, la formación y las opciones de financiación al mayor número de grupos de personas posible, teniendo en cuenta la amplia variedad de la discapacidad; mantiene que el espíritu emprendedor es una opción viable para muchas personas con discapacidad al objeto de respaldar su participación en el mercado laboral; señala, a este respecto, la importancia de mejorar las capacidades digitales de las personas con discapacidades físicas, así como el papel esencial que desempeñan las tecnologías accesibles;

38.  Toma nota de que, si bien existe un reconocimiento cada vez mayor del potencial de la educación infantil y atención a la infancia de calidad en relación con la reducción del abandono escolar prematuro y en el establecimiento de una base sólida para el aprendizaje futuro, la nueva Agenda de Capacidades carece de una visión de futuro acerca de las fases tempranas de la educación; pide a los Estados miembros, por consiguiente, tanto que inviertan en una educación infantil y atención a la infancia de gran calidad para elevar su nivel y ampliar el acceso a la misma, como que adopten medidas destinadas a la reducción del abandono escolar prematuro;

39.  Pide a los Estados miembros que suscriban el marco de calidad de 2014 sobre la educación infantil y la atención a la infancia(34) e insiste en que todos los jóvenes que abandonen la educación primaria o secundaria han de disponer de programas relevantes que les otorguen una segunda oportunidad; considera deseable la terminación de la educación secundaria;

40.  Señala que la educación no solo debe proporcionar competencias y capacidades relevantes para las necesidades del mercado laboral, sino que también debe contribuir al desarrollo personal y a la madurez de los jóvenes para hacer de ellos unos ciudadanos responsables y proactivos;

41.  Pide a los Estados miembros que canalicen sus inversiones hacia una educación inclusiva que responda a los retos de la sociedad y garantice una igualdad de acceso y de oportunidades para todos, en particular para los jóvenes con orígenes socioeconómicos diferentes, así como los colectivos vulnerables y desfavorecidos;

42.  Pide a los Estados miembros que amplíen las segundas oportunidades de educación y formación con el fin de integrar mejor a los grupos de riesgo en el mercado laboral;

43.  Acoge con satisfacción las propuestas de actuación de la Comisión en materia de desarrollo de capacidades para reducir las desigualdades educativas y las circunstancias desfavorables a lo largo de la vida, permitiendo así a los ciudadanos europeos luchar de forma eficaz contra el desempleo y garantizar la competitividad y la innovación en Europa, pero llama la atención sobre una serie de obstáculos burocráticos que están ralentizando los avances en la consecución de estos objetivos en lo que respecta a la movilidad de los profesionales, el reconocimiento de las cualificaciones y la enseñanza de cualificaciones profesionales;

44.  Pide, para ello, a los Estados miembros que velen por que el Sistema de Información del Mercado Interior funciona correctamente, facilita los intercambios de datos y mejora la cooperación administrativa sin crear cargas burocráticas innecesarias, y les insta a que introduzcan procedimientos más sencillos y rápidos para el reconocimiento de las cualificaciones profesionales y los requisitos en materia de formación profesional continua de los profesionales cualificados que tengan previsto trabajar en otro Estado miembro, y eviten cualquier tipo de discriminación;

45.   Pide a la Comisión y a los Estados miembros, en particular, que faciliten el acceso al desarrollo de capacidades para los ciudadanos vulnerables evaluando la necesidad de instaurar instrumentos específicos, como centros de información de la Unión locales, e introduzcan indicadores específicos en el marco de las competencias clave, con el fin de tener en cuenta las necesidades de los grupos desfavorecidos;

Fomento de las oportunidades de aprendizaje permanente

46.  Subraya la importancia del aprendizaje permanente para el desarrollo personal de los trabajadores, también para estar al día de las condiciones laborales en constante cambio(35), y de crear oportunidades para todos con el fin de fomentar una cultura de aprendizaje a todas las edades en Europa; anima a la Comisión y a los Estados miembros a que promuevan e inviertan en aprendizaje permanente, en especial en países con un índice de participación inferior al nivel de referencia del 15 %;

47.  Observa con preocupación la situación inaceptable que supone la existencia de 70 millones de europeos que carecen de capacidades básicas; celebra, por tanto, el establecimiento de la iniciativa sobre itinerarios de mejora de las capacidades, e insiste en su pronta aplicación y supervisión; pide, además, a la Comisión y a los Estados miembros que fomenten un planteamiento permanente de mejora de las capacidades, reciclaje y aprendizaje permanente mediante la introducción de programas diversos que amplíen el acceso y eleven la motivación, adaptados a las necesidades individuales de cada Estado miembro, tanto para los desempleados como para quienes ya tienen empleo;

48.  Considera que la iniciativa sobre itinerarios de mejora de las capacidades debe incluir la evaluación personalizada de las necesidades de aprendizaje y una oferta didáctica de calidad, así como una validación sistemática de las capacidades y competencias adquiridas que permita su fácil reconocimiento en el mercado laboral; señala la necesidad de garantizar el acceso generalizado a la banda ancha con objeto de permitir la alfabetización digital; considera lamentable que el Parlamento Europeo no haya participado en la elaboración de la iniciativa;

49.  Destaca que el desarrollo de capacidades sectoriales y específicas debe ser una responsabilidad compartida entre los proveedores de educación, los empresarios y los sindicatos y que, por lo tanto, los Estados miembros deben velar por que se establezca un diálogo estrecho con los interlocutores sociales; insiste en que todos los agentes relevantes del mercado laboral deben participar en el proceso de formación, su diseño y ejecución para dotar a las personas de las capacidades necesarias durante sus carreras profesionales de modo que las empresas sean competitivas y, al mismo tiempo, se fomente el crecimiento personal, el empleo de calidad y las perspectivas y el desarrollo de la carrera profesional;

50.  Subraya que es necesario crear sistemas de educación y formación complejos para proporcionar diferentes tipos de capacidades a los estudiantes: capacidades básicas (lectura, escritura, cálculo y cibercapacidades), capacidades genéricas avanzadas (como la resolución de problemas y el aprendizaje), capacidades profesionales, técnicas, específicas de la profesión o del sector, y capacidades sociales y emocionales;

51.  Pone de relieve que, a la hora de diseñar programas de formación más eficaces, es fundamental entender las necesidades específicas de los adultos de baja cualificación y proporcionarles una formación adaptada; recuerda que, en vista de la experiencia adquirida y de las circunstancias cambiantes, la capacidad de respuesta y de adaptación son elementos cruciales en un proceso educativo eficaz;

52.  Insiste en que, en aras del éxito de dicha iniciativa, es fundamental llegar a las personas en situaciones desfavorables y orientarlas, incluidas aquellas personas con discapacidad, los desempleados de larga duración y los grupos infrarrepresentados, que quizá no sean conscientes de los beneficios de mejorar sus competencias o de las oportunidades de reciclaje o de mejora de las capacidades;

53.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que emprendan acciones específicas relacionadas con el reciclaje y la validación de las capacidades de los padres que vuelven a trabajar después de pasar un período de tiempo cuidando a los miembros dependientes de su familia;

54.  Pide una fuerte implicación y un diálogo con todas las partes interesadas pertinentes, no solo a escala nacional y europea, sino también local y regional, a fin de responder a las situaciones y necesidades reales del mercado laboral;

55.  Recuerda la necesidad de incluir el aprendizaje permanente en el contexto más amplio de la alfabetización profesional;

Reforzar los vínculos entre la educación y el empleo

56.  Recuerda que, para promover el crecimiento sostenible, la cohesión social, la creación de empleo, la innovación y el emprendimiento, en particular en el caso de las pymes y los oficios artesanales, es fundamental solucionar la escasez de capacidades y los desfases que existen en el mercado de trabajo y fomentar oportunidades de movilidad social, especialmente en materia de formación tanto profesional como de aprendices; anima a los Estados miembros, por consiguiente, a que fomenten el aprendizaje profesional de acuerdo con las necesidades económicas;

57.  Hace hincapié en la necesidad de esforzarse por adoptar un enfoque más flexible, individual y personalizado(36) en relación con la carrera profesional y la educación y la formación permanentes durante toda la trayectoria y el desarrollo profesional de la persona, y reconoce el papel que pueden desempeñar los agentes tanto públicos como privados en este sentido, al tiempo que reconoce que una orientación y asesoramiento que aborde las necesidades y preferencias individuales y se centre en la evaluación y la expansión de las capacidades individuales debe ser un elemento central de las políticas de educación y capacidades desde una fase temprana;

58.  Pide a los Estados miembros que, junto con los interlocutores sociales, elaboren y apliquen políticas que prevean permisos para la educación y la formación, así como la formación en el puesto de trabajo; pide que hagan que el aprendizaje dentro y fuera del trabajo, incluidos los permisos para formación remunerados, sea accesible a todos los trabajadores y, en particular, a aquellos que se encuentren en situación de desventaja, haciendo hincapié en las trabajadoras;

59.  Subraya que cualquier política de capacidades no solo debe tener en cuenta las transformaciones que están teniendo lugar en el mercado laboral, sino también asegurarse de ser lo suficientemente universal como para desarrollar las habilidades de aprendizaje de los trabajadores y facilitar su adaptación a los desafíos futuros;

60.  Destaca que el desarrollo de capacidades debe ser una responsabilidad compartida entre los proveedores de educación y los empresarios; insiste en que la industria y los empresarios deben participar en la formación de personas y facilitarles las capacidades necesarias para que las empresas sean competitivas y, al mismo tiempo, se refuerce la confianza de las personas en sí mismas;

61.  Reitera que para potenciar la empleabilidad, la innovación y la ciudadanía activa, así como la ciudadanía ecológica, las capacidades básicas deben ir acompañadas de otras competencias y actitudes clave: la creatividad, la consciencia de la naturaleza, la iniciativa, el dominio de lenguas extranjeras, el pensamiento crítico, también a través de la alfabetización digital y mediática, y de capacidades que reflejen los sectores en crecimiento;

62.  Subraya la necesidad de medidas de apoyo adaptadas para quienes se forman en el puesto de trabajo, los aprendices y los empleados, a fin de garantizar la inclusión de todas las personas en el mercado laboral;

63.  Reconoce la importancia de fomentar el aprendizaje en el puesto de trabajo y las prácticas como una de las herramientas que facilitan una mayor integración de las personas en el mercado laboral, a saber, mediante el establecimiento de puentes o el intercambiando competencias entre las generaciones;

64.  Observa que se considera que los períodos de prácticas o los programas de aprendizaje profesional y la formación en capacidades específicas son los tipos de formación más eficaces a la hora de prevenir que los jóvenes vuelvan a ser ninis; señala que se ha destacado que contar con un sistema dual de enseñanza universitaria y de formación profesional reduce el grupo de ninis, al permitir que más jóvenes permanezcan en el sistema educativo y de formación y al ayudarles a contar con una mayor capacidad de inserción laboral y una probabilidad más elevada de progresar más fácilmente hacia un empleo o una carrera; hace hincapié en que, según los análisis macroeconómicos, los mejores resultados se obtienen mediante una combinación de un sistema dual de educación y formación y unas políticas activas del mercado de trabajo;

65.  Pide a los Estados miembros que apoyen la formación en el puesto de trabajo y entre empresas y el desarrollo de capacidades para las pymes;

66.  Pide la puesta en marcha de medidas concretas para facilitar la transición de los jóvenes desde la educación al empleo, garantizando unas prácticas remuneradas de calidad que les proporcionen formación útil en el puesto de trabajo, así como programas de intercambio transfronterizos, como Erasmus para Jóvenes Emprendedores, que brinden a los jóvenes la posibilidad de poner en práctica sus conocimientos y su talento y de disfrutar de una serie de derechos sociales y económicos adecuados y del acceso a un empleo y una protección social oportunos, establecidos por la legislación y la práctica nacionales, al igual que los trabajadores adultos; pide a los Estados miembros que proporcionen un apoyo especial a las pymes con miras a que también puedan acoger becarios y personas que alternen formación con trabajo;

67.  Pide a los Estados miembros que garanticen un marco de calidad que no permita que los períodos de prácticas y aprendizaje se utilicen como mano de obra barata o gratuita; señala que el conocimiento de las normas básicas de salud y seguridad y de los derechos en el puesto de trabajo reviste asimismo importancia a la hora de generar empleo de calidad e impedir la explotación; pide a tal fin a los Estados miembros que establezcan marcos jurídicos nacionales de calidad para los períodos de prácticas y aprendizaje que garanticen, en particular, la protección del empleo y una adecuada cobertura de la seguridad social;

68.  Pide a la Comisión que presente un marco de calidad para el aprendizaje profesional y a los Estados miembros que lo suscriban(37);

69.  Considera que, al objeto de prever las necesidades futuras en materia de capacidades, la sociedad civil, en especial las organizaciones juveniles y comunitarias, los interlocutores sociales y los proveedores de educación y formación, así como los servicios de asistencia especializada, deben participar activamente a todos los niveles, en particular en el diseño, la aplicación y la evaluación de programas de cualificación profesional que ofrezcan una transición real y efectiva desde la educación formal hacia un aprendizaje basado en el trabajo y un empleo de calidad;

70.  Subraya la necesidad de velar por que las cualificaciones tengan sentido para los empresarios implicando en su diseño a los agentes del mercado laboral;

El papel central del aprendizaje no formal e informal

71.  Insiste en la importancia de la validación del aprendizaje no formal e informal para llegar a los estudiantes y lograr capacitarlos; reconoce que esto es particularmente evidente en el caso de las personas que se encuentran en una situación vulnerable o desfavorable, como los adultos de baja cualificación o los refugiados, que necesitan un acceso prioritario a los mecanismos de validación;

72.  Lamenta que los empresarios y los proveedores de educación formal no reconozcan de manera suficiente el valor y la pertinencia de las capacidades, las competencias y los conocimientos adquiridos a través del aprendizaje no formal e informal; subraya, a este respecto, la necesidad de trabajar para superar la falta de concienciación sobre la validación entre las partes interesadas pertinentes; 

73.  Reconoce que la falta de comparabilidad y de coherencia entre los enfoques de validación de los Estados miembros de la Unión, en especial en la EFP, supone un obstáculo adicional; admite, además, que la concesión de un acceso, un reconocimiento y un respaldo financiero reales siguen constituyendo un auténtico problema, en especial para los grupos desfavorecidos, como los adultos de baja cualificación que necesitan un acceso prioritario a la validación;

74.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros una mayor concienciación sobre las posibilidades de la validación; celebra a este respecto los avances realizados en los últimos años en el contexto de la aplicación de la Recomendación del Consejo sobre la validación del aprendizaje no formal e informal antes de 2018; opina, sin embargo, que es necesario redoblar los esfuerzos para establecer unos marcos jurídicos pertinentes y crear estrategias integrales que permitan la validación;

75.  Recuerda que muchos de los instrumentos europeos de transparencia existentes, como el Marco Europeo de Cualificaciones (MEC) y el Sistema Europeo de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales (ECVET), se han desarrollado de manera aislada; resalta que para que las personas puedan medir mejor sus progresos y oportunidades y aprovechar los resultados del aprendizaje obtenidos en diferentes contextos es necesario que dichos instrumentos estén mejor coordinados, se apoyen en sistemas de garantía de la calidad y se integren en un marco nacional de cualificaciones, con el fin de reforzar la confianza de los distintos sectores y actores, incluidos los empresarios;

76.  Insiste en la necesidad de volver a centrarse de nuevo en el papel de la educación no formal, que es fundamental para la capacitación de las personas y, en particular, de las más vulnerables y desfavorecidas, incluidas las personas con necesidades especiales y con discapacidad, las de baja cualificación y las que tienen pocas oportunidades de acceder a la educación formal; considera que los proveedores de educación no formal y las ONG se encuentran en una buena posición para llegar a los grupos desfavorecidos que están fuera del sistema educativo formal, y que debe respaldarse mejor su función para asegurar que los más necesitados se beneficien de la nueva Agenda de Capacidades;

77.  Reconoce la importancia del voluntariado como una de las herramientas para la adquisición de conocimientos, experiencia y capacidades destinadas a mejorar la empleabilidad y obtener cualificaciones profesionales;

78.  Subraya que al aprendizaje no formal, también mediante el voluntariado, le corresponde desempeñar un papel crucial en el fomento de conocimientos transferibles, competencias interculturales y capacidades vitales como el trabajo en equipo, la creatividad y el sentido de la iniciativa, reforzando al mismo tiempo la autoestima y la motivación para aprender;

79.  Insiste en la importancia de los programas educativos informales, las artes, las actividades deportivas y el diálogo intercultural para implicar activamente a los ciudadanos en los procesos sociales y democráticos y hacerles menos vulnerables a la propaganda dirigida a la radicalización; resalta que el aprendizaje informal y no formal desempeña un papel clave en los esfuerzos para integrar a las personas con mayores dificultades a la hora de encontrar trabajo y, por consiguiente, más vulnerables; pide a los Estados miembros, a este respecto, que apliquen en su totalidad y de forma oportuna la Recomendación del Consejo, de 20 de diciembre de 2012, sobre la validación del aprendizaje no formal e informal;

80.  Destaca el valor de las competencias transversales adquiridas a través del deporte como parte de la educación no formal e informal, y subraya asimismo el nexo entre deporte, empleabilidad, educación y formación;

81.  Subraya que los entornos informales y no formales también ofrecen la posibilidad de promocionar activamente los valores comunes de libertad, tolerancia y no discriminación y de aprender acerca de la ciudadanía, la sostenibilidad y los derechos humanos, incluidos los derechos de las mujeres y niños;

82.  Pide a los Estados miembros que apliquen procedimientos para el reconocimiento de la educación informal y no formal inspirándose en las mejores prácticas de los Estados miembros que ya cuentan con este tipo de herramientas a su disposición, a fin de asegurar que los itinerarios de mejora de capacidades sean un éxito(38); señala, a este respecto, la importancia de las respuestas políticas destinadas a los grupos que se encuentran más alejados del mercado laboral;

83.  Destaca que los entornos informales y no formales, que se utilizan ampliamente en el contexto de la educación y el trabajo comunitarios con grupos infrarrepresentados en la enseñanza académica general y con adultos, desempeñan un papel fundamental en lo que se refiere a la inclusión de las personas marginadas y vulnerables; reitera, con este telón de fondo, la necesidad de tener en cuenta la perspectiva y las necesidades de las mujeres y niñas, las personas con discapacidad, el colectivo LGBTI, los migrantes y refugiados y las personas pertenecientes a minorías étnicas;

84.  Subraya la importancia de la orientación profesional para ayudar a las personas de baja cualificación; señala, en este sentido, el valor de la capacidad y la calidad de los servicios de empleo públicos y privados de los Estados miembros;

85.  Pide a la Comisión y los Estados miembros que consideren la implementación de herramientas comunes para la evaluación de competencias como parte de Europass;

86.  Pide a los Estados miembros que sigan desarrollando sus sistemas de validación y aumenten la concienciación sobre los servicios de validación disponibles; les insta, asimismo, a que creen itinerarios más accesibles, atractivos y abiertos para la educación continua, por ejemplo mediante la EFP continua;

Fomento de las cibercapacidades, las capacidades en ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas (CTIM), y la capacidad emprendedora

87.  Llama la atención sobre el hecho de que, en la sociedad actual, garantizar las cibercapacidades básicas constituye un requisito previo fundamental para la realización personal y profesional, pero opina que es necesario redoblar los esfuerzos para dotar a las personas de cibercapacidades más específicas, a fin de que puedan utilizar las tecnologías digitales de una manera innovadora y creativa;

88.  Señala la necesidad de determinar las capacidades necesarias para los empleos en las nuevas tecnologías y de promover la adquisición de las capacidades digitales requeridas por las empresas de mediana capitalización, las microempresas y las pequeñas y medianas empresas; destaca, en particular, que la adquisición de capacidades en la era digital tiene lugar en un contexto de rápidas transformaciones que pueden desestabilizar el mercado laboral, y la necesidad consecuente de ayudar a las personas a adaptarse a los cambios mediante el aprendizaje permanente;

89.  Considera que debe atribuirse una mayor importancia a la educación en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas a fin de mejorar el aprendizaje y la enseñanza digitales; recalca el estrecho vínculo entre la creatividad y la innovación, por lo que pide la inclusión de las artes y el aprendizaje creativo en la agenda de aprendizaje CTIM, al tiempo que estima que debe fomentarse el estudio de las dichas materias entre las niñas y jóvenes desde una edad temprana;

90.  Insiste en la necesidad de incorporar nuevas tecnologías a los procesos de enseñanza y aprendizaje, así como de educar a través de experiencias prácticas de la vida real, con programas escolares adecuados para cada edad que incluyan contenidos relativos a las TIC y los medios de comunicación que respeten el desarrollo y el bienestar de los niños y que faciliten una orientación temprana acerca del uso responsable de las tecnologías y alienten el pensamiento crítico, al objeto de dotar a las personas con el conjunto adecuado de capacidades, competencias y conocimientos, y garantizar el desarrollo de toda la gama de capacidades digitales que necesitan las personas y empresas en una economía cada vez más digital; recuerda la necesidad de animar a las niñas y a las jóvenes a que cursen estudios de tecnologías de la información y la comunicación;

91.  Subraya, además, la necesidad de adoptar un enfoque más colaborativo, coordinado y específico para la elaboración y aplicación de estrategias relativas a las cibercapacidades;

92.  Anima a la Comisión a que aumente con este fin la financiación de los programas marco europeos y del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), fomentando sociedades europeas inclusivas, innovadoras y ponderadas, para lograr que todos los ciudadanos, en particular quienes provienen de entornos socioeconómicos precarios o viven en zonas apartadas, las personas con discapacidad, las personas mayores y los desempleados, participen plenamente en la sociedad y en el mercado de trabajo;

93.  Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de que se inste a los Estados miembros a desarrollar estrategias nacionales globales en materia de cibercapacidades, con especial atención a la reducción de la brecha digital, en particular para las personas de edad avanzada; señala, no obstante, que para que estas estrategias sean eficaces, es necesario garantizar oportunidades de aprendizaje permanente para el personal docente, un fuerte liderazgo pedagógico e innovación en la educación a todos los niveles, adaptada a cada uno de ellos, que se base en una clara visión de una pedagogía mediática adecuada para cada edad y nivel de desarrollo, así como una formación inicial y continua del profesorado, una mejora de las capacidades y un intercambio de buenas prácticas;

94.  Subraya que la alfabetización mediática permite a los ciudadanos desarrollar un conocimiento crítico de las diferentes formas de medios de comunicación, por lo que aumenta y mejora los recursos y las oportunidades que ofrece la «alfabetización digital»;

95.  Pide a los Estados miembros que intensifiquen sus esfuerzos para mejorar la alfabetización mediática en los programas escolares y centros de enseñanza cultural, y desarrollen iniciativas a nivel nacional, regional o local que abarquen todos los niveles de la educación y la formación formales, informales y no formales;

96.  Reitera que el conjunto de cibercapacidades debe incluir la alfabetización digital y mediática, así como el pensamiento crítico y creativo, para que los alumnos se conviertan no solo en usuarios de las tecnologías, sino en creadores, innovadores y ciudadanos responsables activos en un mundo digitalizado;

97.  Hace un llamamiento a los Estados miembros para que prevean oportunidades de formación en el ámbito de las TIC y el desarrollo de las capacidades digitales y la alfabetización mediática en todos los niveles educativos; subraya, en este sentido, la importancia de disponer de recursos educativos abiertos que garanticen el acceso de todos a la educación;

98.  Destaca la necesidad de incluir elementos relacionados con el aprendizaje empresarial, incluido el emprendimiento social, en todos los niveles de la educación y en las diferentes asignaturas, ya que fomentar el espíritu empresarial en los jóvenes a una edad temprana elevará la empleabilidad, respaldará la lucha contra el desempleo juvenil, e impulsará la creatividad, el pensamiento crítico y la capacidad de liderazgo, útiles para lanzar proyectos sociales y ayudar a las comunidades locales; hace hincapié en la importancia de aprender de la experiencia y en el concepto de «fracaso positivo» en este contexto;

99.  Considera que la educación en materia de emprendimiento debe incluir una dimensión social, puesto que impulsa la economía y, al mismo tiempo, mitiga la precariedad, la exclusión social y otros problemas sociales, y aborda cuestiones como el comercio justo, la empresa social y los modelos empresariales alternativos, como las cooperativas, a fin de perseguir una economía más social, inclusiva y sostenible;

100.  Recuerda que las industrias creativas representan uno de los sectores con mayor nivel de emprendimiento y crecimiento más rápido, y que la educación creativa desarrolla competencias transferibles como el pensamiento creativo, la resolución de problemas, el trabajo en equipo y el ingenio; reconoce que los sectores relacionados con el arte y los medios de comunicación resultan especialmente atractivos para los jóvenes;

101.  Señala que el espíritu empresarial exige el desarrollo de competencias transversales como la creatividad, el pensamiento crítico, el trabajo en equipo y el sentido de la iniciativa, que contribuyen al desarrollo personal y profesional de los jóvenes y facilitan su paso al mercado laboral; en este sentido, considera que es necesario facilitar y fomentar la participación de los empresarios en el proceso educativo;

102.  Insta a que se entable un diálogo activo, un intercambio de datos y una cooperación entre la comunidad académica, otras instituciones o agentes educativos, los interlocutores sociales y el mundo del trabajo, con el fin de desarrollar programas educativos que doten a los jóvenes de las capacidades, las competencias y los conocimientos necesarios;

Modernización de la educación y formación profesionales y énfasis en el aprendizaje basado en el trabajo

103.  Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a los interlocutores sociales que desarrollen y pongan en práctica políticas que faciliten permisos de educación y formación, así como formación profesional en el trabajo y aprendizaje permanente, también en otros Estados miembros; pide, asimismo, a los Estados miembros que hagan que el aprendizaje dentro y fuera del trabajo, incluidas las experiencias de estudio remuneradas, sea accesible para todos los trabajadores y, en particular, para aquellos en situaciones desfavorecidas, poniendo una atención especial en las trabajadoras en sectores en los que las mujeres están infrarrepresentadas de manera estructural(39);

104.  Reitera la importancia de la educación y formación profesionales (EFP) como un tipo de educación relevante no solo para mejorar la empleabilidad y abrir itinerarios hacia cualificaciones profesionales, sino también para favorecer la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, incluidos los pertenecientes a grupos socialmente vulnerables y desfavorecidos;

105.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen una inversión adecuada en la educación y formación profesionales, que refuercen su relevancia para los alumnos, los empresarios y la sociedad en un planteamiento educativo holístico y participativo, y que las adapten a las necesidades del mercado laboral, convirtiéndolas en parte integrante del sistema educativo mediante un enfoque participativo, integrado y coordinado, así como que garanticen normas elevadas en materia de cualificaciones y garantía de la calidad a este respecto; subraya la necesidad de intensificar la colaboración entre los proveedores de EFP y educación superior para garantizar una transición exitosa de los graduados en EFP a la educación superior;

106.  Considera esenciales los esfuerzos por facilitar la transición entre la formación académica y la profesional;

107.  Subraya la necesidad de reforzar las prácticas profesionales y de orientación profesional tanto en el sistema de enseñanza como en la educación para adultos en relación con las capacidades y competencias necesarias en las ramas y sectores del país con alto valor añadido y potencial de inversión;

108.  Acoge favorablemente las iniciativas de la Comisión para promover la educación y formación profesionales; reconoce que la movilidad para este tipo de educación aún no ha alcanzado todo su potencial; considera que asignar financiación adicional a las instituciones de educación y formación profesionales podría contribuir a mejorar la movilidad en este tipo de educación, además de aumentar su calidad, relevancia y carácter integrador;

109.  Hace hincapié en la necesidad de estudiar la posibilidad de una movilidad intersectorial, no solo en la profesión de profesor de educación y formación profesionales sino también entre los centros de enseñanza en su conjunto;

110.  Mantiene que la responsabilidad principal de la calidad de la educación y formación profesionales recae en los Estados miembros y en las regiones; pide a la Comisión que fomente la educación profesional y facilite el intercambio de mejores prácticas;

111.  Pide a los Estados miembros que reinventen la EFP con una inversión adecuada y personal cualificado, refuercen el vínculo con el mercado laboral y los empresarios, y aumenten la notoriedad de la EFP como una alternativa educativa y profesional valiosa;

112.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que aumenten el atractivo, la posición y la movilidad de la EFP como una opción importante de carrera profesional, velando por que los jóvenes y sus familias tengan acceso a información y orientación sobre las opciones de este tipo de educación, por que se destinen inversiones suficientes a elevar la calidad y relevancia de la EFP, por que sea accesible y asequible para todos, y por que se establezcan más vínculos entre la educación académica y la EFP, así como fomentando el equilibrio de género y la no discriminación en los programas de EFP;

113.  Pide que se establezcan objetivos específicos, como la puesta en marcha de un sistema de transferencia y reconocimiento de créditos plenamente funcional mediante el uso del ECVET;

114.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que, a fin de reducir el número de personas que abandonan la educación o la formación y el número de ninis, desarrollen y comparen las mejores experiencias de las cooperación entre la educación y la formación profesional; recomienda hacerlo por medio de la cooperación entre los centros de educación secundaria y las empresas, en particular por medio de las prácticas de aprendizaje, con el fin de crear posibilidades de una «segunda oportunidad», lograr una mayor integración entre los sistemas y adaptar mejor las capacidades a las necesidades reales;

115.  Alienta a los Estados miembros a que establezcan sistemas duales de educación y formación profesionales de calidad de manera coordinada con los agentes económicos locales y regionales, tras el intercambio de las mejores prácticas y en consonancia con las características propias de cada sistema educativo, a fin de superar los desfases entre las cualificaciones presentes y futuras;

116.  Pide a los Estados miembros que mejoren la recopilación de datos relativos a las trayectorias profesionales de los alumnos de educación y formación profesionales, con el fin de abordar mejor sus perspectivas de empleo, evaluar la calidad de la educación y formación profesionales y proporcionar información a los estudiantes sobre las opciones de carrera profesional;

117.  Recuerda que se necesitan más ayudas destinadas a la movilidad de los alumnos y profesores; pide, por tanto, a los Estados miembros que incluyan en sus programas nacionales ayudas a la movilidad, para que una gran parte de los jóvenes puedan beneficiarse de una experiencia formativa en el extranjero;

Profesores y formadores

118.  Considera que los profesores y los formadores desempeñan un papel fundamental en el rendimiento de los alumnos; resalta, por consiguiente, la necesidad de invertir y apoyar el desarrollo profesional inicial y continuo de los profesores de todos los sectores educativos, así como de garantizar un empleo de calidad y establecer servicios de orientación profesional a lo largo de toda la vida, que debe ser una prioridad permanente en toda la Unión;

119.  Hace hincapié en que la mejora de la posición social y la ampliación de las capacidades de todos los profesores, formadores, tutores y educadores sería una condición previa para la aplicación de la nueva Agenda de Capacidades, y que han de llevarse a cabo más esfuerzos con el fin de atraer a los jóvenes para que trabajen en el sistema educativo y motivar a los profesores para que permanezcan en la profesión, en particular mejorando las políticas de retención; señala que esto requiere tomar en consideración a los profesores y valorizar su profesión, una remuneración y unas condiciones laborales atractivas y un mejor acceso a la formación durante el tiempo de trabajo, en especial en lo relativo a la didáctica digital, así como medidas de protección y de prevención contra la violencia y el acoso en las instituciones educativas; pide a los Estados miembros que fomenten una mayor igualdad de género en la profesión docente; subraya que la mejora de las prácticas de enseñanza y de aprendizaje innovadoras y la facilitación de la movilidad y del intercambio de mejores prácticas podrían constituir un importante avance hacia este objetivo;

120.  Recuerda que en algunos Estados miembros la formación de los profesores se ha visto afectada considerablemente por la crisis económica y financiera; resalta la importancia de invertir en los profesores, formadores y educadores y de dotarles de nuevas capacidades y técnicas de enseñanza en consonancia con los avances tecnológicos y sociales;

121.  Pide a los Estados miembros que realicen inversiones fuertes en la formación permanente de los profesores, que incluya experiencias prácticas en el extranjero, y velen por su desarrollo profesional permanente, así como que les ayuden a adquirir nuevas capacidades, como las cibercapacidades, las capacidades emprendedoras y las competencias relacionadas con la educación inclusiva; resalta, a este respecto, que deben proporcionarse días de formación adecuadamente remunerados destinados a la mejora las capacidades de todo el personal docente;

122.  Subraya la necesidad de mejorar las competencias del profesorado de EFP para inculcar las capacidades empresariales a los estudiantes en estrecha cooperación con las pymes; destaca, a este respecto, la promoción de prácticas de contratación flexibles (por ejemplo, de profesores con experiencia en la industria);

123.  Recomienda a los Estados miembros que incentiven la contratación de candidatos con un alto nivel de competencias para la profesión docente y que premien a los profesores eficaces;

Aplicación de la nueva Agenda de Capacidades: retos y recomendaciones

124.  Pide a la Comisión que trabaje en estrecha colaboración con el Cedefop, a fin de estimar y anticipar mejor las necesidades futuras en materia de capacidades y adaptarlas mejor a los empleos disponibles en el mercado laboral;

125.  Subraya la necesidad de seguir elaborando, aplicando y supervisando la nueva Agenda de Capacidades en cooperación con todas las partes interesadas pertinentes, incluidos los interlocutores sociales, las organizaciones de la sociedad civil y los proveedores de educación no formal, los servicios de empleo y las autoridades locales; pide a la Comisión que impulse la promoción de asociaciones más amplias con estas partes interesadas;

126.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que durante la aplicación de la iniciativa hagan hincapié en la coordinación de las diversas organizaciones implicadas directa o indirectamente en el desarrollo de capacidades, como los ministerios, las autoridades locales, las agencias de empleo público y de otra naturaleza, las instituciones de educación y formación, y las organizaciones no gubernamentales;

127.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que continúen reforzando la visibilidad de la educación y formación profesionales y aumentando su calidad y atractivo; pide a la Comisión que anime a los Estados miembros a establecer nuevos objetivos para fomentar el aprendizaje basado en el trabajo en los programas de educación y formación profesionales;

128.  Pide una mayor colaboración entre los proveedores de educación y formación profesionales y de enseñanza superior para superar la brecha actual y garantizar una transición exitosa de los graduados en EFP a la educación superior; recomienda, a este respecto, aprender de las mejores prácticas empleadas en varios Estados miembros que disponen de sistemas duales de educación eficientes;

129.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten un enfoque coordinado e integrado de las políticas sociales, de educación y de empleo, a fin de hacer posible la evolución constante y la adaptación de la educación y formación profesionales y dar acceso a grados superiores de estudios y formación a personas procedentes de este sector;

130.  Destaca la necesidad de mejorar el entendimiento y la comparabilidad de diferentes cualificaciones en los distintos Estados miembros; acoge favorablemente la propuesta de revisión y de desarrollo progresivo del MEC y pide reforzar la cooperación entre los Estados miembros y todas las partes interesadas; pide una mayor coherencia entre los instrumentos de cualificaciones de la Unión, en concreto el MEC, el ECVET y el EQAVET;

131.  Pide a los Estados miembros que sigan centrándose en ofrecer oportunidades para que sus ciudadanos, independientemente de su edad, desarrollen sus capacidades y competencias digitales, fomentando al mismo tiempo la transformación digital de la economía y la sociedad, y reconfigurando la manera en que las personas aprenden, viven y hacen negocios, así como las amplias implicaciones sociales de esos cambios; pide a los Estados miembros, a este respecto, que tomen nota de la intención de la Comisión de centrarse en los aspectos positivos de esta transformación a través de la Estrategia sobre cibercapacidades de la UE; pide una mayor implicación de la sociedad civil y los interlocutores sociales en la Coalición por las capacidades y los empleos digitales;

132.  Está de acuerdo con el plan de cooperación sectorial sobre capacidades facilitado por la Comisión en el marco del programa piloto para seis sectores y alienta a su continuación;

133.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que sigan centrándose en las cibercapacidades, en particular la transformación digital de la economía y reconfigurando la manera en que las personas viven y hacen negocios, y toma nota de la intención de la Comisión de centrarse en los aspectos positivos de esta transformación a través de la Estrategia sobre cibercapacidades de la UE;

134.  Pide a los Estados miembros que incluyan la educación temprana en materia de emprendimiento(40), incluido el emprendimiento social, como parte de los programas escolares a fin de desarrollar una mentalidad emprendedora propia en sus ciudadanos como una competencia fundamental que apoya el desarrollo personal, la ciudadanía activa, la inclusión social y la empleabilidad;

135.  Anima a la Comisión a que desarrolle marcos de equivalencia de competencias para otras competencias clave, como los conocimientos financieros, de la misma manera que lo ha hecho con las cibercapacidades y las capacidades empresariales;

136.  Considera que, para que la iniciativa sobre los itinerarios de mejora de capacidades propuesta suponga una diferencia tangible, es importante tener en cuenta la experiencia obtenida con la aplicación de la Garantía Juvenil; opina, en particular, que debe aspirar a garantizar una aplicación más rápida, tener un enfoque integrado con servicios sociales que lo acompañen y fomentar una mejor coordinación con los interlocutores sociales, por ejemplo los sindicatos y las asociaciones empresariales, así como con otras partes interesadas;

137.  Considera que dotar a las personas con un conjunto mínimo de capacidades es importante pero insuficiente, y que es esencial velar por que se anime a cada ciudadano a adquirir capacidades y aptitudes avanzadas para adaptarse mejor al futuro, sobre todo en el caso de los grupos vulnerables que corren el riesgo de desempeñar empleos precarios; 

138.  Lamenta la falta de financiación específica para la aplicación de las propuestas, lo que podría ser un obstáculo importante para la adopción de medidas que pudieran suponer un verdadero cambio a escala nacional, pero es de la opinión de que debe animarse a los Estados miembros a aprovechar al máximo las fuentes de financiación actuales disponibles para apoyar la aplicación de la Agenda, en particular el Fondo Social Europeo; destaca que las fuentes de financiación propuestas, en concreto el FSE y Erasmus+, ya están siendo comprometidas a escala nacional; pide, por consiguiente, a la Comisión que anime a los Estados miembros a que dediquen financiación adicional y a que impulsen un gasto eficiente en capacidades, como inversiones importantes en capital humano, que no solo aportan beneficios sociales sino también económicos;

139.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que pongan a disposición fondos con el fin de reducir la brecha tecnológica y digital existente entre las instituciones educativas y de formación que están bien equipadas y las que no lo están y apoyen la mejora de capacidades de profesores y formadores en materia de tecnología con el fin de que se adapten al mundo actual cada vez más digital, en el marco de las estrategias nacionales en materia de cibercapacidades;

140.  Recomienda encarecidamente abordar la brecha digital y ofrecer igualdad de oportunidades para todos a la hora de acceder a las tecnologías digitales, así como a las competencias, las actitudes y la motivación necesarias para una participación digital;

141.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que trabajen también en cuestiones como el desempeño insuficiente de los alumnos en algunos campos de estudio, la baja tasa de participación en el aprendizaje de los adultos, el abandono escolar prematuro, la inclusión social, la participación cívica, las diferencias de género y las tasas de empleabilidad de los graduados;

142.  Pide a los Estados miembros que fomenten la cooperación y refuercen las sinergias entre los proveedores de educación formal, no formal e informal, las regiones y las autoridades locales, los empresarios y la sociedad civil, consultando a los interlocutores sociales, con el fin de llegar a un grupo más amplio de trabajadores de baja cualificación al objeto de tener mejor en cuenta sus necesidades específicas;

143.  Pide que se permita una mayor flexibilidad en el aprendizaje, en lo relativo a la ubicación, la impartición y los métodos de aprendizaje necesarios para atraer y satisfacer las necesidades de una variedad de alumnos, mejorando así las oportunidades de aprendizaje para todas las personas;

144.  Acoge favorablemente la propuesta de revisión del marco de competencias clave, que es una referencia valiosa y brinda una definición común para el desarrollo de capacidades transversales, y pide que refuerce su impacto a nivel nacional, en particular en los programas educativos y la formación del profesorado; pide a la Comisión que establezca una relación con el marco de las competencias clave en virtud de la Recomendación del Consejo de 2012 sobre la validación del aprendizaje no formal e informal;

145.  Celebra la revisión prevista del Marco Europeo de Cualificaciones, que debería contribuir a mejorar la comprensión de las capacidades y cualificaciones existentes en los distintos países de la Unión; resalta que dicho instrumento reviste una importancia esencial para el desarrollo de la movilidad profesional, en especial en las zonas fronterizas, y subraya la necesidad de garantizar una mayor visibilidad de las capacidades, las competencias y los conocimientos adquiridos a través de la educación no formal e informal;

146.  Pide a los Estados miembros que adopten un planteamiento amplio al aplicar los itinerarios de mejora de las capacidades, ofreciendo oportunidades diversas que tengan en cuenta las necesidades concretas en los ámbitos local, regional y sectorial (por ejemplo las capacidades interculturales, cívicas, ecológicas, lingüísticas, sanitarias y familiares) y que vayan más allá de la provisión de capacidades básicas;

147.  Pide a la Comisión que apoye los esfuerzos de los Estados miembros a través de actividades de aprendizaje mutuo y del intercambio de buenas prácticas políticas;

148.  Acoge favorablemente la revisión del marco Europass, en especial el cambio de utilización de Europass de una herramienta basada en documentos a un plataforma basada en servicios, y el esfuerzo por hacer más visibles los diferentes tipos de conocimientos y capacidades, en especial los adquiridos fuera de la educación formal;

149.  Estima que la revisión debe garantizar que los grupos desfavorecidos, como las personas con discapacidad, las personas de baja cualificación, los ciudadanos de más edad y los desempleados de larga duración, puedan beneficiarse de estos instrumentos, y opina que es crucial que se asegure su accesibilidad para las personas con discapacidad;

150.  Considera que la brecha de género en relación con el desarrollo de capacidades debería reflejarse mejor en la nueva Agenda de Capacidades;

151.  Acoge favorablemente la iniciativa de introducir un sistema de seguimiento profesional de los graduados con el fin de proporcionar un enfoque más basado en hechos probados y relevante a la hora de diseñar los programas y las ofertas de aprendizaje; pide un sistema similar para el seguimiento a gran escala de los graduados en EFP;

152.  Pide un apoyo constante y reforzado para que el programa de movilidad Erasmus+ ofrezca y promueva oportunidades de formación y aprendizaje inclusivos para los jóvenes, educadores, voluntarios, aprendices, becarios y trabajadores jóvenes;

153.  Pide a la Comisión que analice los sistemas nacionales de cualificación y propone que se ajusten de modo que respondan a las necesidades cambiantes de las nuevas profesiones emergentes; destaca la necesidad de que los Estados miembros apoyen la docencia facilitando el acceso a la información sobre las tecnologías de vanguardia, y recuerda, al respecto, la plataforma eTwinning desarrollada por la Comisión;

154.  Pide a la Comisión que anuncie un Año Europeo del Aprendizaje de los Adultos, que contribuirá a elevar la sensibilización sobre el valor de la educación de los adultos y sobre el envejecimiento activo en toda Europa, y que, una vez que se haga público, conceda los plazos necesarios para su organización a nivel europeo y nacional;

155.  Pide a la Comisión que organice anualmente un «Foro sobre las Capacidades Europeas» para permitir a las autoridades pertinentes, las instituciones educativas, los profesionales, los estudiantes, los empresarios y los trabajadores el intercambio de las mejores prácticas en materia de previsión, desarrollo y validación de capacidades;

°

°  °

156.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1)

DO C 119 de 28.5.2009, p. 2.

(2)

DO C 351 E de 2.12.2011, p. 29.

(3)

DO C 484 de 24.12.2016, p. 1.

(4)

DO C 67 de 20.2.2016, p. 1.

(5)

DO C 120 de 26.4.2013, p. 1.

(6)

DO C 398 de 22.12.2012, p. 1.

(7)

DO C 191 de 1.7.2011, p. 1.

(8)

DO C 372 de 20.12.2011, p. 1.

(9)

DO C 290 de 4.12.2007, p. 1.

(10)

DO C 417 de 15.12.2015, p. 36.

(11)

DO C 64 de 5.3.2013, p. 5.

(12)

DO C 111 de 6.5.2008, p. 1.

(13)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0338.

(14)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0107.

(15)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0008.

(16)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0264.

(17)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0292.

(18)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0321.

(19)

https://www.consilium.europa.eu/uedocs/cms_data/docs/pressdata/en/lsa/119628.pdf

(20)

http://data.consilium.europa.eu/doc/document/ST-6268-2017-INIT/es/pdf

(21)

Textos Aprobados: P8_TA(2016)0005.

(22)

Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea (ISBN: 978-92-79-26866-3); http://www.euricse.eu/wp-content/uploads/2015/03/social-economy-guide.pdf.

(23)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0411.

(24)

Comisión Europea (2016b), Análisis subyacente de una nueva Agenda de Capacidades para Europa; http://ec.europa.eu/social/BlobServlet?docId=15691&langId=en, accedida el 12 de septiembre de 2016.

(25)

Cedefop, próximamente en CE, 2016b.

(26)

http://www.cedefop.europa.eu/en/events-and-projects/projects/assisting-eu-countries-skills-matching

(27)

Comisión Europea (2016b), Análisis subyacente de una nueva Agenda de Capacidades para Europa; http://ec.europa.eu/social/BlobServlet?docId=15691&langId=en, accedida el 12 de septiembre de 2016.

(28)

«Boosting the competitiveness of cultural and creative industries for growth and jobs» (Reforzar la competitividad de las industrias culturales y creativas en pro del crecimiento y el empleo), 2015.

(29)

Panorama de la Sociedad 2016 — Indicadores sociales de la OCDE).

(30)

Rising STEMs (Aumento de la demanda en cualificaciones CTIM), base de datos de Cedefop, marzo 2014.

(31)

Un sistema de educación dual combina prácticas en una empresa con formación profesional en un centro en el que se imparte este tipo de formación en un curso.

(32)

Monitor de la Educación y la Formación de 2016.

(33)

https://www.oecd.org/education/school/50293148.pdf

(34)

Eurofound (2015), «Early childhood care: working conditions, training and quality of services – A systematic review» (El cuidado de la primera infancia: condiciones de trabajo, formación y calidad de los servicios – Una revisión sistemática).

(35)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0338.

(36)

El cambio a los resultados del aprendizaje - Políticas y prácticas en Europa - Cedefop

(37)

Pendiente de elaboración, basada en el dictamen del Comité consultivo de formación profesional sobre «Una visión común sobre una formación de aprendices y un aprendizaje en el trabajo de calidad y eficaces», aprobado el 2 de diciembre de 2016.

(38)

Recomendación del Consejo de 19 de diciembre de 2016.

(39)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0338.

(40)

Comisión Europea/EACEA/Eurydice, 2016. Educación para el emprendimiento en los centros de enseñanza europeos. Informe Eurydice.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La nueva Agenda de Capacidades para Europa es una iniciativa esperada desde hace tiempo que pone acertadamente el acento en la necesidad de mejorar los sistemas de educación y formación europeos en consonancia con la rápida evolución del entorno económico y social. No obstante, el paquete de capacidades hace hincapié, en particular, en las necesidades inmediatas del mercado laboral, si bien este es dinámico y, por otra parte, también se precisa estimar mejor las necesidades futuras en materia de capacidades. Por ello, es muy importante avanzar hacia un instrumento paneuropeo de previsión de las necesidades en materia de capacidades. El informe pone de relieve la importancia de ir más allá de «las capacidades profesionales adecuadas» y de centrarse, asimismo, en aquellos aspectos de la educación que pueden fomentar una mentalidad emprendedora y la creatividad, que permitan a las personas pensar de manera crítica y su participación plena en el proceso democrático y en la vida social.

Para alcanzar los ambiciosos objetivos de la Agenda es necesario adoptar un planteamiento general en términos de educación y desarrollo de capacidades, que proporcione a los ciudadanos el conjunto de competencias esenciales para el aprendizaje a lo largo de toda la vida, definido como una combinación de conocimientos, competencias y actitudes necesarias para su realización y desarrollo personales, así como para la ciudadanía activa y el empleo. Por otra parte, cada vez se reconoce en mayor medida el potencial de una educación infantil y una atención a la infancia de calidad en la reducción de las desventajas y el establecimiento de una sólida base para el aprendizaje futuro, y, en este contexto, la Agenda de Capacidades carece de una visión de futuro en relación con las fases tempranas de la educación. Debe alentarse a los Estados miembros a que reformen y mejoren sus sistemas para alcanzar el objetivo de Barcelona de que al menos el 33 % de los niños menores de 3 años participen en programas de educación y atención a la infancia.

Teniendo en cuenta este contexto de desigualdades en el sistema educativo básico y destinado a la primera infancia, no resulta sorprendente que, según el último estudio PIAAC de la OCDE, cerca de 70 millones de europeos carezcan de competencias básicas como la lectura, la escritura y el cálculo, lo que supone un obstáculo para que estas personas encuentren un puesto de trabajo y disfruten de un nivel de vida digno. El acceso a las oportunidades de aprendizaje y formación debe ser un derecho de todos, a lo largo de toda la vida, a adquirir capacidades transversales, como la lectura, la escritura, la alfabetización mediática y digital, pensamiento crítico, capacidades sociales y relevantes para la vida. En este sentido, la Agenda de Capacidades es un paso en la dirección correcta para fomentar el compromiso compartido entre los proveedores de educación y los empresarios hacia una visión común sobre la importancia crucial de las políticas de aprendizaje permanente.

Es necesario que la Agenda conceda más importancia al importante papel que desempeña el aprendizaje no formal e informal para llegar y capacitar a los alumnos. En los últimos años se han registrado avances significativos en el contexto de la Recomendación del Consejo sobre la validación del aprendizaje no formal e informal antes de 2018. No obstante, las posibilidades de un acceso real, de un reconocimiento y de un apoyo financiero sostenible siguen constituyendo un reto importante, lo que se refleja, en particular, en el caso de los grupos desfavorecidos, como los adultos de baja cualificación, que necesitan un acceso prioritario a la validación. Es necesario trabajar para superar la falta de concienciación sobre la importancia de la validación entre los empleadores y los proveedores de educación formal que todavía no reconocen suficientemente el valor y la pertinencia de las capacidades, cualificaciones y de los conocimientos adquiridos a través de la educación no formal e informal. Es necesario fomentar la cooperación entre los proveedores de educación formal, no formal e informal para alcanzar a un grupo más amplio de trabajadores de baja cualificación para tener mejor en cuenta sus necesidades específicas. Si queremos que los «itinerarios de mejora de las capacidades» sean un éxito, hemos de garantizar que se pongan en marcha modalidades de validación antes de 2018.

Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de que se inste a los Estados miembros a desarrollar estrategias nacionales globales para la educación digital y su estrategia propuesta en materia de competencias digitales. Las personas deben estar dotadas de capacidades digitales más específicas y deben ser capaces de utilizar tecnologías digitales de forma innovadora y creativa. Sin embargo, para que estas estrategias resulten eficaces, es necesario dotar en primer lugar a los profesores y educadores de capacidades y competencias pedagógicas para que puedan dar muestras de su liderazgo pedagógico en todos los niveles educativos. Por otra parte, es fundamental poner a disposición fondos para reducir la brecha tecnológica existente entre las instituciones educativas que están bien equipadas y los que no lo están en el marco de las estrategias nacionales en materia de cibercapacidades.

No es incorrecto centrarse en las competencias básicas, que son una condición previa fundamental para la realización profesional y personal, pero es necesario hace más hincapié en las capacidades CTIM y empresariales, que deberían centrarse en particular en la primera infancia y la enseñanza primaria, ya que cuanto antes las personas adquieran estas capacidades, mayores serán las posibilidades de que tengan éxito en sus itinerarios educativos y profesionales. En lo que a las competencias empresariales se refiere, deben entenderse en su sentido más amplio, como el espíritu de iniciativa, la participación en acciones sociales y un espíritu emprendedor, y, por consiguiente, deben destacarse en mayor media en la Agenda de Capacidades como capacidades vitales que resultan beneficiosas para las personas en su vida personal y profesional.

El informe hace hincapié en la necesidad de modernizar los sistemas europeos de educación y formación profesionales, así como de destacar los sistemas duales de formación profesional y el valor del aprendizaje en el trabajo. Pide a la Comisión que inste a los Estados miembros a establecer objetivos para aumentar el aprendizaje basado en el trabajo en los programas de educación y formación profesionales en los Estados miembros. Destaca la necesidad de una cooperación reforzada entre los Estados miembros con el fin de extraer lecciones de las buenas prácticas que conducen a una tasa menor de desempleo. Se presta especial atención a los profesores que constituyen el núcleo del sistema educativo. Hay que redoblar los esfuerzos para atraer y motivar a los jóvenes y educadores a adherirse y trabajar en el sistema educativo, ya que son más abiertos a los enfoques metodológicos innovadores. La inversión y el apoyo al desarrollo profesional de los profesores es fundamental para alcanzar buenos resultados en términos de educación y de desarrollo de capacidades. La mejora de las capacidades de todos los profesores debería ser el requisito previo para alcanzar los objetivos de la Agenda de Capacidades.

El informe también subraya que la propuesta de propuesta de «itinerarios de mejora de capacidades» supondrá una diferencia tangible únicamente si se extraen lecciones de la aplicación de la Garantía Juvenil. Por otra parte, dotar a las personas con una serie de capacidades mínimas no es suficiente y es fundamental garantizar que se anime a cada individuo a adquirir capacidades y cualificaciones avanzadas a fin de lograr una mayor adaptación de cara al futuro.

Es lamentable que no haya ninguna financiación específica para la aplicación de la Agenda, lo que podría ser un obstáculo importante para que las acciones a escala nacional puedan suponer un verdadero cambio.

Por otra parte, el informe aboga por el establecimiento de vínculos explícitos entre la Agenda de Competencias, el Semestre Europeo y el ET 2020 en lo que se refiere a los objetivos en materia de educación y empleo. También presta atención a que la igualdad entre mujeres y hombres es un principio fundamental de la Unión consagrado en los Tratados y uno de los objetivos y tareas de la Unión y, que por consiguiente, debe tenerse en cuenta en mayor medida al elaborar las políticas educativa y en materia de capacidades.

Para terminar, el informe recomienda instituir un Año Europeo del Aprendizaje de los Adultos, que contribuirá a reforzar la sensibilización sobre el valor de la educación de los adultos en toda Europa.


OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (12.5.2017)

para la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y la Comisión de Cultura y Educación

sobre una nueva Agenda de Capacidades para Europa

(2017/2002(INI))

Ponente de opinión: Maria Grapini

SUGERENCIAS

La Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor pide a la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y a la Comisión de Cultura y Educación, competentes para el fondo, que incorporen las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que aprueben:

1.  Acoge con satisfacción las propuestas de actuación de la Comisión en materia de desarrollo de capacidades para reducir las desigualdades educativas y las circunstancias desfavorables a lo largo de la vida, permitiendo así a los ciudadanos europeos luchar de forma eficaz contra el desempleo y garantizar la competitividad y la innovación en Europa, pero llama la atención sobre una serie de obstáculos burocráticos que están ralentizando los avances en la consecución de estos objetivos en lo que respecta a la movilidad de los profesionales, el reconocimiento de las cualificaciones y la enseñanza de cualificaciones profesionales;

2.  Pide, para ello, a los Estados miembros que velen por que el Sistema de Información del Mercado Interior funciona correctamente, facilita los intercambios de datos y mejora la cooperación administrativa sin crear cargas administrativas innecesarias, y les insta a que introduzcan procedimientos más sencillos y rápidos para el reconocimiento de las cualificaciones profesionales y los requisitos en materia de formación profesional continua de los profesionales cualificados que tengan previsto trabajar en otro Estado miembro y eviten cualquier tipo de discriminación; pide a la Comisión y a los Estados miembros en particular que faciliten el acceso al desarrollo de capacidades para los ciudadanos vulnerables evaluando la necesidad de instaurar instrumentos específicos, como centros de información de la Unión locales, e introduzcan indicadores específicos en el marco de las competencias clave, con el fin de tener en cuenta las necesidades de los grupos desfavorecidos;

3.  Recuerda que, para promover el crecimiento sostenible, la cohesión social, la creación de empleo, la innovación y el emprendimiento, en particular en el caso de las pymes y los oficios artesanales, es fundamental solucionar la escasez de capacidades y los desfases que existen en el mercado de trabajo y fomentar oportunidades de movilidad social, especialmente en materia de formación tanto profesional como de aprendices; anima a los Estados miembros, por consiguiente, a que fomenten el aprendizaje profesional de acuerdo con las necesidades económicas;

4.  Recuerda la importancia de conceder mayor prioridad a los programas de enseñanza, aprendizaje, educación y formación profesionales (EFP), y de implicar a los emprendedores, en particular las pymes, al diseñar programas de formación; recuerda el Pacto Europeo para la Juventud, proyecto dirigido a impulsar la colaboración entre las empresas y el mundo educativo;

5.  Pide a la Comisión que analice los sistemas nacionales de cualificación y propone ajustarlos para que puedan responder a las necesidades cambiantes de las nuevas profesiones emergentes; destaca la necesidad de que los Estados miembros apoyen la docencia facilitando el acceso a la información sobre las tecnologías de vanguardia, y recuerda, al respecto, la plataforma eTwinning desarrollada por la Comisión;

6.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que exploren el modo de intercambiar buenas prácticas en el ámbito de la educación, incluso desarrollando plataformas sectoriales específicas;

7.  Pide a los Estados miembros que en sus programas educativos incluyan capacidades empresariales, gestión, finanzas y uso de tecnologías de comunicación, a fin de formar ciudadanos activos y comprometidos; destaca que el voluntariado, las prácticas profesionales y la formación son fundamentales para conformar nuevos sectores innovadores en unas economías cada vez más interconectadas y diversas desde el punto de vista cultural;

8.  Considera que, para obtener un resultado positivo en materia de capacidades profesionales, es de vital importancia la comunicación entre los interlocutores sociales y las autoridades públicas locales, regionales y nacionales, a fin de conseguir una mejor adecuación entre la oferta de empleo y la demanda de capacidades profesionales;

9.  Insta a la Comisión a que preste una ayuda y una financiación adecuadas para fomentar el emprendimiento y las iniciativas innovadoras dirigidas a garantizar una educación inclusiva para todos;

10.  Recuerda que Europa se sitúa a la vanguardia del conocimiento, la innovación y la competitividad y está entre los mejores del mundo por lo que respecta al equilibrio entre el empleo, la seguridad social y las empresas, pero reconoce que sigue existiendo un amplio margen de mejora; subraya que debe mejorarse el desarrollo de la ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas (ACTIM) y las capacidades CTIM en la enseñanza primaria y en etapas anteriores, cuando proceda;

11.  Pide a la Comisión que preste un apoyo significativo al desarrollo de las competencias digitales, la alfabetización funcional y la competencia global en todos los grupos de edad, a fin de aprovechar plenamente, por una parte, las oportunidades que ofrece el mercado único digital europeo, en particular en los ámbitos de la computación en la nube, las plataformas, los macrodatos y la economía colaborativa, con independencia de la categoría profesional, y, por otra, las oportunidades y los retos que surgen de la creciente automatización, como primer paso hacia una mejor adaptación de la escasez de la oferta a la demanda en el mercado laboral, así como para abordar el desempleo; anima al respecto a la Comisión a que aumente la financiación en el marco de los programas marco europeos y de los Fondos EIE, que fomentan sociedades europeas inclusivas, innovadoras y seguras para lograr que todos los ciudadanos, en particular quienes provienen de medios socioeconómicos precarios o viven en zonas apartadas, las personas con discapacidad, las personas mayores y los desempleados, participen plenamente en la sociedad y en el mercado de trabajo;

12.  Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de instar a los Estados miembros a que elaboren estrategias globales nacionales en materia de capacidades digitales, y pide a la Comisión que presente una metodología para el reconocimiento y la evaluación de las nuevas profesiones digitales y revise las modalidades de financiación adecuadas para el nuevo marco educativo para las capacidades digitales;

13.  Está de acuerdo con el plan de cooperación sectorial sobre capacidades facilitado por la Comisión en el marco del programa piloto para seis sectores y alienta a su continuación.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

11.5.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

4

3

Miembros presentes en la votación final

Dita Charanzová, Carlos Coelho, Anna Maria Corazza Bildt, Daniel Dalton, Nicola Danti, Dennis de Jong, Pascal Durand, Ildikó Gáll-Pelcz, Evelyne Gebhardt, Sergio Gutiérrez Prieto, Robert Jarosław Iwaszkiewicz, Antonio López-Istúriz White, Eva Maydell, Jiří Pospíšil, Virginie Rozière, Christel Schaldemose, Andreas Schwab, Olga Sehnalová, Jasenko Selimovic, Ivan Štefanec, Catherine Stihler, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Mylène Troszczynski, Anneleen Van Bossuyt, Marco Zullo

Suplentes presentes en la votación final

Lucy Anderson, Pascal Arimont, Birgit Collin-Langen, Edward Czesak, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Kaja Kallas, Arndt Kohn, Julia Reda, Adam Szejnfeld, Marc Tarabella, Ulrike Trebesius

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Anne-Marie Mineur

VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

30

+

ALDE

Dita Charanzová, Kaja Kallas, Jasenko Selimovic

ECR

Anneleen Van Bossuyt

EFDD

Marco Zullo

PPE

Pascal Arimont, Carlos Coelho, Birgit Collin-Langen, Anna Maria Corazza Bildt, Ildikó Gáll-Pelcz, Antonio López-Istúriz White, Eva Maydell, Jiří Pospíšil, Andreas Schwab, Adam Szejnfeld, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Ivan Štefanec

S&D

Lucy Anderson, Nicola Danti, Evelyne Gebhardt, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, Sergio Gutiérrez Prieto, Arndt Kohn, Virginie Rozière, Christel Schaldemose, Olga Sehnalová, Catherine Stihler, Marc Tarabella

VERTS/ALE

Pascal Durand, Julia Reda

4

-

ECR

Edward Czesak, Daniel Dalton, Ulrike Trebesius

ENF

Mylène Troszczynski

3

0

EFDD

Robert Jarosław Iwaszkiewicz

GUE

Anne-Marie Mineur, Dennis de Jong

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓN EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

21.6.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

59

4

11

Miembros presentes en la votación final

Guillaume Balas, Brando Benifei, Dominique Bilde, Mara Bizzotto, Vilija Blinkevičiūtė, Andrea Bocskor, Enrique Calvet Chambon, Nikolaos Chountis, Mircea Diaconu, Martina Dlabajová, Angel Dzhambazki, Jill Evans, Lampros Fountoulis, Elena Gentile, María Teresa Giménez Barbat, Marian Harkin, Czesław Hoc, Danuta Jazłowiecka, Agnes Jongerius, Petra Kammerevert, Rina Ronja Kari, Jan Keller, Ádám Kósa, Jean Lambert, Jérôme Lavrilleux, Jeroen Lenaers, Verónica Lope Fontagné, Javi López, Svetoslav Hristov Malinov, Curzio Maltese, Morten Messerschmidt, Luigi Morgano, Elisabeth Morin-Chartier, Momchil Nekov, João Pimenta Lopes, Georgi Pirinski, Marek Plura, John Procter, Terry Reintke, Sofia Ribeiro, Robert Rochefort, Anne Sander, Sven Schulze, Siôn Simon, Michaela Šojdrová, Romana Tomc, Yana Toom, Ulrike Trebesius, Helga Trüpel, Marita Ulvskog, Sabine Verheyen, Julie Ward, Renate Weber, Bogdan Brunon Wenta, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Jana Žitňanská, Milan Zver, Krystyna Łybacka

Suplentes presentes en la votación final

Georges Bach, Lynn Boylan, Rosa D’Amato, Sergio Gutiérrez Prieto, Dietmar Köster, Miapetra Kumpula-Natri, Paloma López Bermejo, António Marinho e Pinto, Alex Mayer, Tamás Meszerics, Algirdas Saudargas, Monika Smolková, Csaba Sógor, Claudiu Ciprian Tănăsescu

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Mark Demesmaeker, Ruža Tomašić


VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

59

+

ALDE

ECR

EFDD

NI

PPE

S&D

VERTS/ALE

Enrique Calvet Chambon(EMPL), Mircea Diaconu(CULT), Martina Dlabajová, María Teresa Giménez Barbat, Marian Harkin, António Marinho e Pinto, Robert Rochefort, Yana Toom, Renate Weber

Jana Žitňanská

Rosa D'Amato

Lampros Fountoulis

Georges Bach, Andrea Bocskor, Danuta Jazłowiecka, Ádám Kósa, Jérôme Lavrilleux, Jeroen Lenaers, Verónica Lope Fontagné, Svetoslav Hristov Malinov, Elisabeth Morin-Chartier, Marek Plura, Sofia Ribeiro, Anne Sander, Algirdas Saudargas, Sven Schulze, Csaba Sógor, Michaela Šojdrová, Romana Tomc, Sabine Verheyen, Bogdan Brunon Wenta, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Milan Zver

Guillaume Balas, Brando Benifei, Vilija Blinkevičiūtė, Elena Gentile, Sergio Gutiérrez Prieto, Agnes Jongerius, Petra Kammerevert, Jan Keller, Dietmar Köster, Miapetra Kumpula-Natri, Javi López, Krystyna Łybacka, Alex Mayer, Luigi Morgano, Momchil Nekov, Georgi Pirinski, Siôn Simon, Monika Smolková, Claudiu Ciprian Tănăsescu, Marita Ulvskog, Julie Ward

Jill Evans, Philippe Lamberts, Tamás Meszerics, Terry Reintke, Helga Trüpel

4

-

ENF

GUE/NGL

Mara Bizzotto

Nikolaos Chountis, Curzio Maltese, João Pimenta Lopes

11

0

ECR

ENF

GUE/NGL

Mark Demesmaeker, Angel Dzhambazki, Czesław Hoc, Morten Messerschmidt, John Procter, Ruža Tomašić, Ulrike Trebesius

Dominique Bilde

Lynn Boylan, Rina Ronja Kari, Paloma López Bermejo

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

Última actualización: 7 de septiembre de 2017Aviso jurídico