Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2007/2138(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A6-0042/2008

Debates :

PV 22/04/2008 - 17
CRE 22/04/2008 - 17

Votaciones :

PV 23/04/2008 - 4.8
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0171

Debates
Miércoles 23 de abril de 2008 - Estrasburgo Edición DO

6. Explicaciones de voto
PV
  

Explicaciones de voto orales

 
  
  

- Informe: Etelka Barsi-Pataky (A6-0144/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE). – (CS) Señor Presidente, permítame añadir algunas palabras a mi intervención de ayer durante el debate del inicio de uno de los proyectos conjuntos europeos más importante, el sistema de radionavegación por satélite Galileo. Aprecio enormemente el trabajo de los ponentes, que han logrado una solución de compromiso tanto en el Parlamento como con el Consejo y la Comisión, y gracias a los cuales podemos dar hoy por concluidos los interminables debates. Ahora debemos decidir dónde se establecerá la sede de la Autoridad de Supervisión de Galileo. Una vez más desearía subrayar que la República Checa está dispuesta a ofrecer su territorio y es un candidato ideal. Confío en que la promesa de situar nuevas instituciones de la Unión en los nuevos Estados miembros se haga, por fin, realidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Christopher Heaton-Harris (PPE-DE). – Señor Presidente, he votado en contra de este informe. Yo también escuche el mismo debate que la oradora anterior escuchó ayer y lo que oí no deja de horrorizarme: una extraña guerra de influencias por lograr la sede de una agencia que no necesita crearse. Inventamos un nuevo sistema de radionavegación por satélite porque la Unión Europea necesita adornarse con la joya de moda —el proyecto Galileo es una ruina para la Unión Europea—. Es caro, no es particularmente necesario, es anticompetitivo, teníamos ya un trato con los chinos, y ya existe un sistema ruso y un sistema GPS. Europa no necesita este sistema y, sin embargo, vamos a pagar por él.

Tal como vimos ayer en la votación de la aprobación de la gestión, no podremos controlar el modo en que se gasta el dinero en este sistema concreto y, por consiguiente, desperdiciaremos millones de euros y libras de los contribuyentes europeos. La idea de que nos hemos embarcado en este extraño sistema sólo para alimentar nuestra vanidad socava nuestra credibilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Syed Kamall (PPE-DE). – Señor Presidente, mientras escuchaba el debate ayer, pensaba en la canción Bohemian Rhapsody de Queen y en las inmortales palabras «Galileo, Galileo». Y pensé en la letra de esa canción. «¿Estoy despierto? ¿Es sólo mi imaginación? Atrapado en el vacío, Sin poder escapar de la realidad, Abre los ojos, Dirige la vista al cielo y mira». Vinieron los chinos. Miraron. Se marcharon y están creando su propio sistema. Los rusos también están modernizando del suyo, Glonas, y, para colmo, el GPS estadounidense, que utilizamos de forma gratuita, está siendo actualizado para ser aún más preciso y más fácil de usar.

No deberíamos desperdiciar el dinero que nuestros contribuyentes ganan con el sudor de su frente en un cuarto sistema de radionavegación por satélite que no ofrece ninguna ventaja con respecto a los demás. Y si puedo añadir una metáfora más, abatamos a tiros a ese elefante blanco del cielo. He votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Roger Helmer (NI). – Señor Presidente, yo también he votado en contra del informe Barsi-Pataky. Es un proyecto únicamente de vanidad política, un poco como el euro y, al igual que el euro, no tiene justificación económica ni técnica. Es innecesario, redundante y ya se ha quedado obsoleto.

Como mi colega acaba de señalar, el sector privado fue, vio y decidió que no quería formar parte de él, porque no tenía sentido. Los chinos vinieron, vieron, se quedaron con las mejores ideas y decidieron que lograrían mejores resultados abordando el proyecto por sí solos y, a la luz de las posibles aplicaciones militares de un sistema de posicionamiento global, el hecho de que los chinos se hayan marchado y emprendan el proyecto ellos solos debería darnos mucho que pensar y que temer.

No deberíamos desperdiciar más dinero de los contribuyentes en un gesto político sin sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Daniel Hannan (NI). – Señor Presidente, cuando se concibió el proyecto Galileo, el Presidente Chirac lo describió como necesario para luchar contra el imperialismo técnico de los Estados Unidos. Éste, en verdad, es el único argumento posible que lo justifica. No tengo intención de retomar los razonamientos que acabamos de escuchar de mis tres honorables amigos: no tiene sentido en términos económicos ni técnicos y ya utilizamos gratuitamente el GPS estadounidense.

La cuestión que realmente me gustaría suscitar —y aquí me dirijo a mis colegas integracionistas en esta Cámara, porque no creo que sólo los euroescépticos deban sentirse preocupados— es la siguiente: acuérdense de lo que pasó en el debate de ayer, cuando mi amigo el señor Heaton-Harris nos preguntó qué estábamos votando y nadie fue capaz de nombrar la agencia a la que habíamos apoyado con nuestro voto.

No se hacen ningún favor a sí mismos, ni siquiera como defensores del proyecto europeo, si aprueban la financiación de este tipo de proyectos con el dinero de los contribuyentes en virtud de una actitud del tipo «Europa a toda costa», sin pararse a reflexionar si el dinero se gasta de forma eficaz o si se desperdicia o se sustrae. Invitaría a sus Señorías a intentar ofrecer a los contribuyentes la rentabilidad que esperan por el dinero desembolsado.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Gracias. No hay más solicitudes de intervención o explicaciones de voto sobre este informe, y antes de pasar al siguiente me gustaría aprovechar esta oportunidad para despedir al señor Lombardo y desearle suerte en su nuevo puesto.

 
  
  

- Informe: Erik Meijer (A6-0059/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Árpád Duka-Zólyomi (PPE-DE). – (HU) Gracias, señor Presidente. He apoyado el informe sobre la Antigua República Yugoslava de Macedonia, ya que transmite un mensaje importante a la población macedonia. El país se ha desarrollado enormemente desde el informe de 2007. Los resultados económicos son positivos y también los logros en el ámbito legislativo. Se está desarrollando el necesario consenso en materia de política interna y las diferentes comunidades nacionales y étnicas son capaces de coexistir. Con la aprobación del Acuerdo Marco de Ohrid y el principio Badinter, las cuestiones políticas están imbuidas de un nuevo espíritu de apoyo a la representación proporcional y la preservación de la identidad de las minorías. El desarrollo económico y social de la Antigua República Yugoslava es complejo, y 2005 marcó su candidatura a la adhesión a la UE. El mensaje negativo recibido en la Cumbre de la OTAN en Bucarest, donde el comportamiento ilógico y puntilloso de Grecia desempeñó un papel importante, fue desafortunado. Estoy seguro de que, para la UE, el nombre del país no será un obstáculo para su adhesión, y me complace que el Parlamento haya sido capaz de alcanzar un acuerdo al respecto. Nuestra decisión transmitirá un mensaje positivo al país, ya que el rechazo de la OTAN y el retraso de la UE han desilusionado a su población. Ha llegado el momento de entablar unas negociaciones de adhesión reales y genuinas con el país. Gracias por su atención.

 
  
MPphoto
 
 

  Gyula Hegyi (PSE). – (HU) He votado a favor del informe sobre Macedonia con ciertas dudas. Ciertamente, hemos establecido un número cada vez mayor de requisitos para la adhesión de la Antigua República Yugoslava de Macedonia, pero ¿estamos haciendo realmente todo lo posible por favorecer los intereses de la integración euroatlántica? La evolución de Kosovo hacia la independencia y el veto a la adhesión de Macedonia a la OTAN pueden ocultar peligros insidiosos. La minoría separatista y la mayoría nacionalista podrían alterar fácilmente el frágil equilibrio que existe en Macedonia. La Unión Europea y los Estados Unidos a menudo interfieren en la política macedonia y a menudo pedimos a los líderes macedonios que apliquen unas medidas muy impopulares. Lo anterior implica una responsabilidad, y nosotros mismos debemos ser responsables de la estabilidad de este pequeño país y de su integración euroatlántica. Sería deseable que todos asumiéramos esta responsabilidad con seriedad.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernd Posselt (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, la votación de hoy constituye un gran avance para una adhesión temprana de Macedonia a la Unión Europea. Tal avance ha sido posible gracias a los esfuerzos realizados por el anterior Presidente Boris Trajkovski, un amigo personal y paneuropeo que planificó la vía seguida por Macedonia; pero también este avance constituye un éxito para el actual Gobierno macedonio y su Primer Ministro Gruevsky y su Ministro de Asuntos Exteriores Milososki, que han entablado lazos de amistad por toda Europa en beneficio de este país europeo, un país que aplica una política sobre minorías excelente, que está logrando un desarrollo muy positivo y al que deseamos ofrecer todo nuestro apoyo.

Permítanme transmitir un mensaje claro. Invito a mis colegas griegos a ceder sobre la cuestión del nombre. Esta Cámara ha dicho muy claramente hoy que rechaza cualquier bloqueo debido a la cuestión del nombre y que las cuestiones bilaterales no deberían ser un obstáculo para la adhesión. Éste es el mensaje que hemos transmitido con la votación por una gran mayoría de la Cámara hoy, que constituye un gran revés para los gobiernos que están intentando paralizar los progresos en relación con esta cuestión. Invito a todas las partes interesadas a abandonar este tipo de bloqueo en interés de Europa.

Macedonia es un país europeo, y esperamos que se pueda fijar una fecha antes de finales de este año para el inicio de las negociaciones de adhesión.

 
  
  

- Informe: Ana Maria Gomes (A6-0080/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE). – (CS) Señor Presidente, permítame responder al debate de ayer. La mayoría de nosotros advirtió que la avidez china por el petróleo africano, su comercio de armas por petróleo, agrava la corrupción y apoya a los regímenes dictatoriales, al tiempo que hace más acusada la pobreza. Además, miles de millones de productos chinos están inundando África y haciendo que los productos africanos dejen de ser en absoluto competitivos. Esta política no condicionada se está convirtiendo en un obstáculo cada vez mayor para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de erradicación del hambre y la pobreza en los países en desarrollo. Me sorprendió la declaración, en cierta medida emotiva, del Comisario Michel, que afirmó que si la Comisión hubiese tenido el poder político necesario se hubiese unido a China, así como su defensa del derecho de China a llevar a cabo su política extranjera no condicionada, a pesar del hecho de que China es miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y, como tal, debe asumir su responsabilidad a escala internacional, al igual que la Unión Europea. Deseo manifestar mi oposición a este tipo de sentimientos por parte de un miembro de la Comisión.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE). – (PL) Señor Presidente, el papel de China en el desarrollo económico mundial es especialmente importante. China también es un símbolo de éxito para los pueblos de África.

En el transcurso de los últimos 25 años China ha creado oportunidades para 400 millones de sus ciudadanos y los ha sacado de la pobreza extrema. Además, más de 200 millones de chinos se han unido a la clase media. Por consiguiente, China tiene una rica experiencia en materia de creación de desarrollo económico. Se espera que ello también tenga unas repercusiones positivas sobre los países africanos. Se estima que el comercio entre África y China aumentó de 4 millones de USD en 1995 a 55 millones de USD en 2006. África constituye una fuente importante de materias primas para China. La economía china requiere un suministro cada vez mayor de energía y materias primas. Así, China está haciendo todo lo posible para estar constantemente presente en África.

 
  
MPphoto
 
 

  Syed Kamall (PPE-DE). – Señor Presidente, tengo especial interés en este informe porque en mi vida profesional anterior como académico me ocupaba tanto de la inversión extranjera directa china, de entrada y salida, como de la inversión y el desarrollo en África.

A la luz del informe, bastante equilibrado, creo que la UE y los Estados miembros de la UE deberían acoger con satisfacción la inversión china en África, especialmente la inversión en infraestructuras, ya que este tipo de inversión permite a los empresarios locales y los ciudadanos crear riqueza para sí mismos y salir de la pobreza.

Al mismo tiempo, deberíamos ser conscientes de la avidez china por el consumo de recursos naturales —los recursos que África puede ofrecer—. Deberíamos intentar colaborar con China para abordar estas cuestiones, especialmente cuando nos relacionamos con gobiernos poco tratables.

Una de mis preocupaciones en relación con la política china reside en el hecho de que destruye los intentos de la UE, y los de otros donantes, de ofrecer condicionalidad o imponer la condicionalidad de la ayuda. Podemos sugerir todas las condiciones que queramos sobre la ayuda para garantizar una mejor gobernanza, pero los chinos destruyen nuestra labor.

En general es un informe equilibrado y he votado a favor.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

- Informe: Geringer de Oedenberg (A6-0089/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito.(FR) He votado a favor del informe de la señora Geringer de Oedenberg, que propone aprobar, en primera lectura del procedimiento de codecisión, la propuesta de versión codificada del Reglamento del Consejo sobre la aplicación del apartado 3 del artículo 81 del Tratado a determinadas categorías de acuerdos, decisiones y prácticas concertadas entre compañías de transporte marítimo de línea («consorcios»).

Como se refiere a un procedimiento de codificación, esta propuesta no es objeto de enmiendas «formales» por parte de la comisión parlamentaria, por lo que esta última no ha presentado ninguna. Sin embargo, aprovecho esta explicación de voto para manifestar mi sorpresa por el retraso con el que la Unión Europea codifica textos que se han modificado en diversas ocasiones y cuya lectura y aplicación se hace más compleja a medida que pasa el tiempo. El proceso de codificación se prevé en el acuerdo interinstitucional de 20 de diciembre de 1994, resultante de la voluntad política del Consejo Europeo de diciembre de 1992, que prevé un procedimiento acelerado con vistas a la adopción rápida de los actos codificados.

Apoyo firmemente la necesidad de codificar la reglamentación comunitaria. Ello resulta absolutamente necesario para la democracia, el Estado de derecho, la formación de los estudiantes, el adecuado cumplimiento de la legislación por parte de los ciudadanos y los profesionales del Derecho, etc.

 
  
  

- Informe: Arlene McCarthy (A6-0150/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito.(FR) Acojo con satisfacción la adopción de la posición común para resolver el inveterado problema de la mediación en asuntos civiles y comerciales, aunque esta Directiva se va a limitar a los asuntos transfronterizos, sobre la base de una interpretación restrictiva del artículo 65 del Tratado CE, pero con una definición más amplia de los litigios.

No obstante, lamento que la posición común no permita la puesta en práctica de la Directiva por medio de acuerdos voluntarios entre las partes, aunque ciertamente las normas de los Estados miembros en relación con los procedimientos judiciales no siempre pueden ser modificadas por acuerdos entre las partes. En general, debemos acoger con satisfacción esta posición común, que sigue siendo fiel al objetivo inicial dirigido a facilitar el acceso a los procedimientos de solución de controversias y favorecer la solución amistosa de los litigios fomentando el recurso a la mediación y garantizando una articulación satisfactoria entre la mediación y los procedimientos judiciales.

 
  
  

- Informe: Etelka Barsi-Pataky (A6-0144/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de la señora Barsi-Pataky, que propone aprobar, sin perjuicio de la presentación de posibles enmiendas, la propuesta modificada de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la continuidad de los programas europeos de radionavegación por satélite (EGNOS y Galileo).

En esta ocasión, felicito a Jacques Barrot, Vicepresidente de la Comisión y Comisario de Transportes, por su determinación, su lucidez y su capacidad de discernimiento y convicción política en relación con esa compleja cuestión. El sector público ha sacado al sector industrial de la parálisis en la que se encontraba en relación con la estrategia necesaria, especialmente en términos de riesgos financieros. Gracias a la determinación de todas las partes, especialmente el Parlamento Europeo, ha sido posible reunir el 100 % de la financiación pública, del orden de los 3 400 millones de euros. Así, los representantes de los ciudadanos han tenido el mérito de la solución de la crisis, con una puesta en servicio en 2014 y el despliegue de los satélites hasta 2013. Este proyecto muestra la necesidad de reflexionar rápidamente sobre los medios europeos que es necesario movilizar para financiar las inversiones públicas cuando falla el mercado privado.

 
  
MPphoto
 
 

  Charlotte Cederschiöld y Gunnar Hökmark (PPE-DE), por escrito. (SV) Hemos aceptado la propuesta negociada entre el Consejo y el Parlamento en relación con los sistemas de radionavegación por satélite EGNOS y Galileo en relación con las que el Parlamento, contrariamente a nuestra opinión, ya había tomado una decisión en materia presupuestaria. Deseamos subrayar el hecho de que éramos contrarios a la decisión de que el presupuesto de investigación se utilizase para estos proyectos. Además, hemos intentado pedir cuentas a la Comisión sobre el modo en que pretende articular la financiación comercial de los proyectos.

No obstante, acogemos con satisfacción el hecho de que la propuesta negociada permita al Parlamento Europeo evaluar los proyectos e influir sobre ellos.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE-DE), por escrito. − (PT) El Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) europeo, como primera infraestructura comunitaria y debido a su carácter tecnológico en relación con el espacio, sólo puede tener éxito a través de una voluntad común. El GNSS europeo se ha concebido para incluir dos programas: EGNOS y Galileo.

La importancia del GNSS se debe sobre todo al hecho de que garantiza un sistema alternativo y complementario a los sistemas estadounidense y ruso. Este objetivo supone la creación de un espacio estratégico, económico, industrial, de seguridad y con muchos otros intereses, que ningún Estado miembro puede lograr por sí solo.

Por ser el primer programa cuya financiación e infraestructuras son comunitarias, el Parlamento y el Consejo serán responsables conjuntamente de la reglamentación, la ejecución y el funcionamiento de los programas.

Por las razones expuestas y porque la materialización de este proyecto supondrá un hito estratégico histórico en relación con el progreso y la independencia tecnológica de la UE, el GNSS y el informe mencionado más arriba merecen todo mi apoyo como solución de futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) Galileo es un ejemplo de proyecto técnico a gran escala que ningún Estado miembro por sí solo puede llevar a término. Yo personalmente apoyaba que el proyecto estuviese financiado con cargo al presupuesto de la UE desde el principio. Desafortunadamente, se ha hecho evidente que la UE no ha sido capaz de gestionar este complejo proyecto de forma satisfactoria. La ponente se refiere a un «desacuerdo interno» para justificar el fracaso. Desde mi punto de vista es lamentable, y comprendo que el Consejo no haya podido aceptar el enorme aumento de financiación requerido al presupuesto. Le corresponde a la Comisión presentar una solución financiera para este importante proyecto más satisfactoria.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Acojo con satisfacción la perspectiva del inicio definitivo del proyecto Galileo. El informe de la señora Barsi-Pataky sobre la continuidad de los programas europeos de radionavegación por satélite marca un hito cuyos beneficios se dejarán sentir en ámbitos que irán desde la política espacial europea y la política de investigación e innovación hasta la política exterior y de seguridad común y la política europea de seguridad y defensa. He votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) El sistema GPS ya ofrece actualmente muchos de los servicios que ofrecería el programa europeo de radionavegación por satélite Galileo. No obstante, no deberíamos hacernos dependientes de un monopolio de radionavegación por satélite controlado por los Estados Unidos y creado por las fuerzas armadas estadounidenses. Incluso las rutas de los satélites GPS se han trazado para garantizar, sobre todo, que las zonas en las que los Estados Unidos llevan a cabo operaciones militares tienen una buena cobertura. Nuestro propio sistema nos permitirá definir el mejor conjunto de rutas de radionavegación para Europa.

A la luz de la importancia estratégica del proyecto, he votado a favor del informe, aunque la cuestión de la financiación aún no se ha resuelto completamente.

 
  
MPphoto
 
 

  Teresa Riera Madurell (PSE), por escrito. − Al ver interrumpida mi intervención por el presidente en una aplicación del tiempo de palabra mucho más estricta que a mis compañeros que me habían precedido, quiero completar mi posición. Ciertamente hoy debemos congratularnos por la determinación con la que las instituciones comunitarias han superado los altibajos del proyecto. Finalmente estamos en condiciones de empezar a planear con garantías la fase de despliegue de Galileo. Nos congratulamos también por los esfuerzos realizados para que la participación en el programa sea lo más amplia posible.

Dicho esto, quisiera destacar algo esencial: la naturaleza civil del proyecto, condición indispensable para asegurar la transparencia en las operaciones. La independencia del sistema europeo permitirá la certificación de los servicios ofrecidos a los usuarios y proporcionará garantías de su calidad. Condiciones necesarias para el desarrollo de nuevas aplicaciones comerciales que ofrecen una gran oportunidad a nuestras PYMES y que tienen un gran potencial medioambiental y social. La navegación para invidentes, la planificación de la ruta más accesible para personas impedidas, la asistencia a enfermos de Alzheimer o la rápida localización de personas en caso de emergencia, son ejemplos de aplicaciones destinadas a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

El Parlamento siempre ha dado pleno apoyo a Galileo asumiendo compromisos legislativos y presupuestarios y reconociendo claramente que Galileo es un proyecto estratégico.

 
  
MPphoto
 
 

  Lydia Schenardi (NI), por escrito. – (FR) Habrán debido transcurrir once años de penosas tergiversaciones y desacuerdos político-administrativos para encontrar una solución para la creación de un sistema europeo independiente de radionavegación por satélite. Se estima que el retraso debido al método elegido habrá durado 5 años —asociación público-privada, cooperación internacional fuera de la Unión Europea, participación necesaria de todos los Estados miembros, papel impuesto de la Comisión Europea, etc.—. Si todos estos principios y métodos se hubieran aplicado a aventuras tecnológicas e industriales como Airbus y Ariane, Europa no tendría probablemente hoy ni constructor aeronáutico ni lanzadera espacial propios.

Aunque el resultado final no es enteramente satisfactorio, se pueden extraer muchas lecciones de él. La puesta en marcha de grandes proyectos estratégicos en ámbitos nuevos, donde el sector privado no puede o no quiere arriesgarse, no puede materializarse si las autoridades públicas no son las responsables de la toma de decisiones y de la financiación en última instancia, ya que se trata de proyectos que nacen de una visión política y no de la pura lógica económica. En segundo lugar, en este tipo de proyectos, el paso obligatorio a través de las instituciones y los procedimientos comunitarios ha demostrado ser un freno y un factor negativo, que multiplica las barreras ideológicas, mientras que la cooperación intergubernamental se revela eficaz. Esperemos poder aprender de todas estas lecciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău (PSE), por escrito. − (RO) He votado a favor del informe sobre la propuesta modificada de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la continuidad de los programas europeos de radionavegación por satélite. El proyecto Galileo, parte integrante de este programa, tendrá múltiples aplicaciones y se utilizará para la gestión del tráfico, la logística en el ámbito de los transportes, la prevención y la respuesta a las catástrofes naturales y para la prestación de servicios comerciales y gubernamentales.

Desde el primer debate sobre el presupuesto comunitario para el ejercicio 2008, el Parlamento Europeo ha considerado este proyecto una prioridad y ha solicitado la asignación de los fondos necesarios y la revisión del Acuerdo Interinstitucional para hacerlo posible. El programa EGNOS comenzará a funcionar a partir de marzo de 2009 y a finales de 2013 el programa Galileo deberá también estar operativo.

Los recursos presupuestarios necesarios para la realización de los proyectos Galileo se estiman en 3 105 millones de euros para el periodo 2007-2013. El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea reconocen la importancia estratégica de este proyecto y apoyan su realización. Consiguientemente, la Comisión Europea deberá informar regularmente al Parlamento y el Consejo en relación con el estado de aplicación del proyecto.

Felicito a la ponente Barsi-Pataky por el modo en el que ha colaborado con los colegas de todos los grupos políticos en relación con este Reglamento.

 
  
  

- Informe: Martine Roure (A6-0148/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE-DE), por escrito. − (PT) La Directiva en cuestión tenía por objeto crear una situación uniforme para los nacionales de terceros países que residen legalmente en el territorio de la Unión, después de cinco años de residencia legal ininterrumpida en un Estado miembro.

Con la presente iniciativa se pretende extender el ámbito de aplicación de la Directiva a los beneficiarios de protección internacional para ofrecerles seguridad jurídica en términos de residencia y derechos análogos a los de los nacionales de la UE.

No obstante, sigue existiendo una laguna, ya que la Directiva no prevé el reconocimiento mutuo y la transferencia de responsabilidad internacional a otro Estado miembro, lo que termina por no permitirles gozar del derecho a la libertad de circulación y establecimiento en el territorio de la UE tras el reconocimiento de su estatuto. La evaluación de estas solicitudes de transferencia sigue, por tanto, rigiéndose por la Convención de Ginebra de 1951 y por el Acuerdo europeo sobre la transferencia de responsabilidad con respecto a los refugiados del Consejo de Europa.

Frente a esta situación, también es importante garantizar que el segundo Estado miembro en cuestión respete el principio de no devolución, de forma que la persona de que se trate no sea reenviada a un país en el que pueda encontrarse en peligro. Como mucho tal persona deberá ser devuelta al Estado miembro que originalmente le concedió la protección.

En lo que se refiere a los otros aspectos, considero que deberán cumplir los mismos requisitos y estar sujetos a las mismas exigencias establecidas en la Directiva.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) El informe de la señora Roure, como la Directiva que pretende modificar, es inaceptable. Permitir la concesión del estatuto de residente de larga duración, incluso temporal, a los beneficiarios de protección internacional, sin exigir ni condiciones ni recursos, ni integración mínima, aunque tal estatuto sólo pueda concederse después de cinco años de residencia, resulta completamente incoherente.

Además, las disposiciones propuestas equivalen a garantizar a tales personas que no serán expulsadas, ni siquiera hacia otro Estado miembro, a no ser que cometan un delito grave. Por consiguiente, será imposible denegar a tales personas el derecho a residir en el Estado miembro de su elección, independientemente de sus circunstancias y su actitud social. Esta prerrogativa primaría sobre el derecho de los Estados a decidir de forma soberana quién puede residir en su territorio, con qué estatuto y en qué condiciones compatibles con el orden y la seguridad públicos.

Por último, es bien conocido que la petición de protección internacional se utiliza para evitar los controles, de por sí poco estrictos, o las restricciones a una inmigración de hecho únicamente económica. Por otra parte, la protección subsidiaria, en estas condiciones, se prefiere a veces al estatuto de refugiado, porque es más breve y más flexible. El hecho de que sus beneficiarios puedan convertirse en residentes de larga duración constituirá un nuevo atractivo para la inmigración.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) El informe contiene muchas propuestas sobre la integración de personas a las que se ha conferido protección internacional. Habríamos apoyado tales propuestas si la votación se hubiese celebrado en el Parlamento sueco.

En este contexto, no obstante, las propuestas forman parte de la creación de un sistema común europeo de asilo. El informe en sí se dirige en una dirección generosa en relación con la política de asilo, al tiempo que forma parte de la construcción de una «fortaleza europea». La decisión de la UE de asumir la responsabilidad de interpretar a quién se concede protección y qué forma adoptará ésta socava la protección ofrecida por la Convención de Ginebra.

No vemos otra alternativa que no sea negar cualquier forma de política común sobre los refugiados a escala comunitaria, ya que de otro modo los Estados miembros perderían el control de la dirección que adopta la política. Las convenciones de las Naciones Unidas deben seguir siendo los instrumentos que garanticen los derechos de los solicitantes de asilo a escala internacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Jens Holm, Esko Seppänen, Søren Bo Søndergaard y Eva-Britt Svensson (GUE/NGL), por escrito. − Nos hemos abstenido de votar sobre el informe Roure, aunque fundamentalmente apoyamos la idea que sustenta el informe, a saber, garantizar que los refugiados y las personas que residen legalmente en un país sobre la base de una forma de protección temporal o subsidiaria gozan de los mismos derechos que los residentes de larga duración de tal país de conformidad con el ámbito de aplicación de la Directiva 2003/109/CE. No obstante, creemos que compete a los Estados miembros decidir por sí mismos sobre estas cuestiones, y no a la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Apoyo el informe de la señora Roure sobre la extensión del ámbito de aplicación de la Directiva 2003/109/CE a los beneficiarios de protección internacional. El informe trata de garantizar que los beneficiarios de protección internacional tengan los mismos derechos de los que gozan los ciudadanos de la UE, después de cinco años de residencia legal en el territorio comunitario. Considero que se trata de una modificación lógica de la anterior Directiva, por lo que he votado a favor del informe.

 
  
  

- Informe: Giusto Catania (A6-0073/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. (IT) Gracias a la estrategia en materia de lucha contra la droga 2005-2012, la Unión Europea ha sentado las bases para luchar contra un fenómeno preocupante, en crecimiento constante sobre todo entre los grupos más vulnerables como los jóvenes y las mujeres, como el de la difusión de las drogas en Europa.

Sin embargo, los objetivos declarados deben poder realizarse y, por este motivo, la UE necesita del compromiso de la sociedad civil, que desempeña un papel fundamental para impedir la difusión y el consumo de drogas.

La estabilidad psicológica, el seguimiento del paciente después de la terapia de desintoxicación, la creación de una alternativa de vida en términos sociales y de empleo, constituyen sólo algunas de las ventajas derivadas de la labor de los centros de desintoxicación, de los organismos sin ánimo de lucro y de las ONG que trabajan en el sector.

Por ello, coincido con el ponente y espero que, además de las ayudas financieras directas a los centros que se ocupan del problema, también se prevea una adecuada política fiscal para las organizaciones que desarrollan la denominada «ergoterapia», es decir, la rehabilitación a través del trabajo. Espero, concretamente, que los Estados miembros se comprometan a prever franquicias fiscales específicas y la eliminación de trámites burocráticos excesivos.

Debemos evitar el riesgo de que, por motivos de presupuestos nacionales o simplemente burocráticos, estos organismos se vean obligados a interrumpir una labor insustituible en términos de acompañamiento hacia la normalización de la vida del toxicómano.

 
  
MPphoto
 
 

  Slavi Binev (NI), por escrito. − (BG) He votado a favor del informe del señor Catania y me gustaría añadir que no existe una solución sencilla al problema de las drogas. El consumo y el tráfico de drogas destruyen a la sociedad debido a los delitos y la corrupción que los acompañan, y las enfermedades infecciosas relacionadas con las drogas (como el sida o la hepatitis) suponen una grave amenaza para la salud pública.

Éste es el motivo por el que considero que deberíamos esforzarnos por dar una respuesta efectiva que debería abarcar a las instituciones, la sociedad civil y los medios de comunicación e implicar la puesta en marcha de un programa completo que incluya iniciativas educativas, religiosas y deportivas para resolver este problema y construir una barrera que aparte a nuestros hijos del pecado. La promoción de los deportes y el estudio de la religión en los programas escolares y extraescolares pueden sensibilizar en gran medida a los niños del peligro mortal que entrañan las drogas. Si nos unimos a los esfuerzos realizados por las fuerzas de seguridad y la sociedad civil, especialmente en las comunidades locales, será posible lograr mejores resultados en relación con la aplicación y el desarrollo de la estrategia europea en materia de drogas.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) El ponente considera que la organización de las asociaciones de la sociedad civil a escala europea constituye claramente un valor añadido desde el punto de vista de las organizaciones nacionales, regionales y locales de la sociedad civil. En nuestra opinión lo anterior es completamente inaceptable, ya que la política en materia de drogas está directamente vinculada con la legislación penal y la actitud hacia los delitos y los castigos en los diferentes países. Por otra parte, la política en materia de drogas debería concebirse con arreglo a los aspectos culturales y sociales de cada país para poder ayudar de forma efectiva a las personas más necesitadas que necesitan del apoyo de la sociedad para volver a una vida normal.

Por todo ello, decidimos votar en contra del informe en su totalidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI), por escrito. – (FR) Si bien es cierto que en materia de lucha contra el consumo de drogas, la información, la prevención y la sensibilización resultan esenciales para prevenir los riesgos de la toxicomanía para la salud física y mental de los consumidores, desgraciadamente, no resultan suficientes.

Según el Observatorio Europeo de la Droga y las Toxicomanías, más de setenta millones de europeos han fumado cannabis alguna vez y el 60 % de las personas que frecuentan las discotecas en Francia, Italia y Gran Bretaña han probado la cocaína. Por tanto, es necesario concluir que las estrategias de información y comunicación europeas son absolutamente ineficaces, porque, desgraciadamente, la oferta y la demanda de droga están aumentando en todas partes en Francia y en Europa.

En materia de consumo y venta de drogas, no se pueden aceptar componendas. Sólo funciona la tolerancia cero.

El daño ocasionado a miles de víctimas por las políticas experimentales de liberalización de las drogas confirma lo evidente de tal afirmación.

 
  
MPphoto
 
 

  Roselyne Lefrançois (PSE), por escrito. – (FR) Como ponente alternativa socialista, he dedicado mucho tiempo y energías a esta cuestión para llegar a explicar, en relación con el contenido, la necesidad de reforzar el diálogo con la sociedad civil en el ámbito de la lucha contra la droga y, en relación con la forma, para proponer un texto legible y comprensible para todos.

Considero que los actores de la sociedad civil, gracias a su experiencia sobre el terreno y a sus capacidades de innovación, pueden aportar un verdadero valor añadido a las políticas nacionales y europeas, tanto en materia de prevención como de información, de salida de la dependencia y de reinserción social.

Es necesario emprender muchas actuaciones a diversos niveles: en el trabajo, en la escuela, en las calles y en los centros penitenciarios.

Por consiguiente, acojo con satisfacción la adopción de este informe que apoya la creación del Foro de la sociedad civil sobre las drogas y subraya la importancia de una cooperación reforzada entre la sociedad civil y el conjunto de las instituciones y órganos de la Unión.

La lucha contra la droga nos concierne a todos, y aquéllos que trabajan en la vanguardia de forma cotidiana para ayudar a los toxicómanos e impedir que más personas caigan en la dependencia deben ser interlocutores privilegiados.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − El consumo de drogas es un problema grave prominente en las sociedades de toda Europa, y Escocia no es una excepción. Las recomendaciones del señor Catania en relación con el papel de la sociedad civil en la política de lucha contra las drogas en la UE invitan de forma adecuada a adoptar un enfoque europeo más concertado en relación con esta cuestión que no conoce fronteras. La sociedad civil es un actor clave para abordar todos los aspectos de este problema y sus iniciativas deberían gozar del apoyo de la UE. Las recomendaciones del ponente deben recibir el respaldo necesario si queremos construir una política efectiva en materia de lucha contra el consumo de drogas en todos los frentes. He votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Podría cuestionarse la viabilidad el proyecto de convertir parte de los campos ilegales de adormidera existentes en cultivos destinados a la producción industrial de medicamentos, pero merece la pena intentarlo. Lo cierto es que la política estadounidense hacia Afganistán y la falta de medidas por parte de la UE ante el aumento de la producción de opiáceos han agravado el problema.

Una política de amplias miras en materia de drogas se debe basar en el desmantelamiento de las redes de tráfico de drogas, la deportación inmediata de los traficantes extranjeros y la adopción de acciones prioritarias específicas, junto con la prestación de mejores servicios de tratamiento a los consumidores de drogas. Cada vez se hace un llamamiento más visible a la legalización y la liberalización de las drogas, pero incluso en Suiza, donde se ha estado recetando heroína durante cerca de 15 años, se ha abandonado toda esperanza de que este tratamiento ayude a los toxicómanos a superar su adicción. El informe se inclina en gran medida hacia la liberalización, por lo que he votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Zdzisław Zbigniew Podkański (UEN), por escrito. (PL) Acojo con satisfacción el debate sobre las drogas. Estas sustancias constituyen un grave problema, pero los esfuerzos burocráticos realizados no han reducido las actividades de los traficantes que venden drogas en las escuelas, los centros de educación superior, las urbanizaciones y otros lugares públicos, y no es probable que logren poner freno a tales actividades en el futuro.

En 1998 una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas se fijó el objetivo de crear un mundo sin drogas al cabo de diez años. Los años siguientes fueron testigos de la publicación de muchas recomendaciones, reglamentos, decisiones, informes y un Libro Verde. Hoy hemos vuelto a votar otra propuesta de resolución. Haríamos bien en reflexionar sobre lo que se ha logrado con todo ello. Lamento tener que decir que nunca en la historia de la humanidad se han podido obtener drogas tan fácilmente como ahora. Sólo queda que sea posible comprarlas a través de Internet.

He votado a favor de la resolución porque apoyo cualquier medida para luchar contra las drogas. Sin embargo, me gustaría señalar que, hasta que no aislemos a los productores de los distribuidores e introduzcamos cambios radicales en los códigos penales para crear un instrumento lo suficientemente disuasorio para las personas que se ganan la vida con las drogas, este problema no empezará a remitir. Por el contrario, adquirirá mayores proporciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. − (IT) Creo que es necesario favorecer, no sólo a escala europea, sino también a escala nacional y local, un diálogo entre y con los diferentes actores de la sociedad civil para frenar el terrible peligro que representa la droga.

La sociedad civil se debe considerar un aliado clave de la Unión y los Estados miembros para lograr los objetivos fijados en la estrategia de la Unión Europea en materia de drogas.

Gracias a su experiencia en este ámbito, de hecho, las comunidades terapéuticas pueden apoyar las campañas de sensibilización ofreciendo una mayor y mejor información sobre los riesgos que se derivan del consumo de sustancias estupefacientes y sobre los posibles programas de prevención.

 
  
MPphoto
 
 

  Olle Schmidt (ALDE), por escrito. (SV) Nadie cuestiona la importancia de la enorme labor, que a menudo logra resultados positivos, desempeñada por las organizaciones civiles para ayudar a las personas dependientes de las drogas. Debemos reunir nuestras fuerzas del mejor modo posible en la batalla contra estas sustancias perjudiciales y adictivas. Por ello, me complace ver un informe que subraya las iniciativas emprendidas en Europa.

La razón por la que me he abstenido en la votación de hoy no guarda relación con el tema del informe. El motivo puede leerse en el epígrafe «Sociedad civil - la dimensión exterior». Hace algún tiempo, tomé una decisión que confieso me resultó muy difícil y voté a favor de un informe que apoyaba la transformación en Afganistán de los campos ilegales de adormidera en cultivos destinados a la producción industrial de analgésicos. Uno de los motivos que sustentaron mi decisión fue la aparición de informes sobre las consecuencias negativas de las fumigaciones aéreas de los cultivos y la situación desesperada del pueblo afgano. El informe promueve tanto la reconversión de los cultivos como la fumigación, una propuesta incoherente. El informe también pide el apoyo a las organizaciones que trabajan en Europa para producir sustancias derivadas de la hoja de coca, por ejemplo, para usos terapéuticos u otros usos «estrictamente legales». Estoy completamente en contra de ello. Sin embargo, como la intención principal del informe sigue siendo buena, al final he decidido abstenerme.

 
  
MPphoto
 
 

  Anna Záborská (PPE-DE), por escrito. − (SK) La propuesta de resolución sobre la donación y el transplante de órganos se inscribe en el marco de un debate entablado a escala mundial sobre la seguridad infantil. Para ayudar a proteger a los niños efectivamente, estoy trabajando en una campaña europea denominada «¿Sabes dónde está tu hijo?». El capítulo de esta resolución que trata del tráfico de órganos guarda una relación directa con lo anterior. El llamamiento efectuado a los Estados miembros y al Consejo a adoptar medidas efectivas para cortar los lazos entre la falta de órganos y el tráfico de órganos está, por consiguiente, más que justificado.

Para luchar contra el tráfico de órganos se debe adoptar una estrategia a largo plazo con vistas a eliminar las desigualdades sociales que sustentan este tipo de prácticas. Debemos combatir el tráfico de órganos y tejidos, que debería someterse a una prohibición universal, especialmente en relación con el transplante de órganos y tejidos de menores. A propósito de la ausencia de casos documentados mencionada, confieso que me ha decepcionado enormemente que Europol no haya efectuado una investigación sobre el tráfico y la venta de órganos.

Por el contrario, los informes del Consejo de Europa y la Organización Mundial de la Salud demuestran claramente que el tráfico de órganos también es un problema en los Estados miembros de la Unión. Pedimos a la Comisión Europea y a Europol que refuercen el control del tráfico de órganos y extraigan las necesarias conclusiones. Espero que Eslovaquia pueda hacer uso de su Presidencia de la UE para realizar algún progreso en esta importante cuestión.

 
  
  

- Informe: Reimer Böge (A6-0157/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito.(FR) He votado a favor de la propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica el Acuerdo Interinstitucional de 17 de mayo de 2006, sobre disciplina presupuestaria y buena gestión financiera, en relación con la adaptación del marco financiero plurianual sobre la base del informe del señor Böge.

La adaptación se había hecho inevitable, ya que, a consecuencia de los retrasos sufridos en la adopción de ciertos programas operativos de las Rúbricas 1b y 2, no pudo comprometerse en 2007 ni prorrogarse a 2008 la cantidad de 2 034 millones de euros a precios corrientes de la dotación asignada a los Fondos Estructurales, al Fondo de Cohesión, a desarrollo rural y al Fondo Europeo de Pesca. Por consiguiente, resulta conveniente que, de conformidad con el apartado 48 del Acuerdo Interinstitucional sobre disciplina presupuestaria y buena gestión financiera, se transfiera esta cantidad a años posteriores, añadiéndose a los límites máximos de gastos correspondientes de los créditos de compromiso.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău (PSE), por escrito. − (RO) He votado a favor del informe en relación con la adaptación del marco financiero plurianual presentado por el señor Böge. Las asignaciones no utilizadas en 2007 de los créditos de compromiso de los Fondos Estructurales, el Fondo de Cohesión, el Fondo de desarrollo rural y el Fondo Europeo de Pesca se deberían transferir a años posteriores. Así, se van a transferir 2 034 millones de euros, con arreglo al apartado 48 del Acuerdo Interinstitucional, para el periodo 2008-2013. La reprogramación incrementará principalmente los pagos previstos en 2008 (aproximadamente un 56 %), mientras que la incidencia en los ejercicios 2009-2013 solo tendrá carácter marginal.

Debemos analizar las causas que han desembocado en la falta de utilización de estas sumas. En primer lugar, se trata de 45 programas operativos remitidos con retraso a la Comisión Europea para su aprobación. El 72 % de las reprogramaciones necesarias se debe al retraso registrado en el caso de los programas de desarrollo rural. Algunos de éstos fueron remitidos a la Comisión en diciembre, lo que hizo imposible su adopción en 2007. Las limitaciones institucionales nacionales y la falta de experiencia previa en la programación son algunas de las causas de estos retrasos. La mayor parte de los 45 programas operativos que se enviaron con retraso procedían de los nuevos Estados miembros. Pido a la Comisión que apoye en mayor medida a tales Estados en relación con la asimilación de los nuevos procedimientos y la formación de personal asignado a la utilización de estos fondos.

 
  
  

- Informe: Marie-Arlette Carlotti (A6-0042/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito.(FR) He votado a favor del informe de iniciativa de la señora Carlotti sobre la aplicación de la programación del 10º Fondo Europeo de Desarrollo (FED) y, tal como indica el informe, lamento que este fondo no se haya integrado en el presupuesto comunitario, ya que ello habría permitido un control democrático.

Esperemos que el tema de la integración del FED en el presupuesto vuelva a surgir en el marco de la revisión intermedia de las perspectivas financieras en 2009. En relación con el FED y su papel en la erradicación de la pobreza y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), cabe destacar la urgencia de su programación y, por tanto, de la conclusión de los acuerdos políticos necesarios para su ejecución. También será necesario conceder prioridad al refuerzo de la atención sanitaria y la educación básica y, añadiría, la agricultura de subsistencia.

El estancamiento actual de la agenda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) hace que sea urgente que la Unión Europea ponga en práctica sus instrumentos de desarrollo para participar en esta ambiciosa, equitativa y loable voluntad de erradicar la pobreza en el mundo.

 
  
MPphoto
 
 

  Mikel Irujo Amezaga (Verts/ALE), por escrito. − He votado a favor del informe ya que me parece esencial recalcar la necesidad de los FED en los países ACP. Es imprescindible que declaraciones como la de París de 2005 se tomen en serio, y se revisen cada cierto tiempo, ya que entonces aparecerán las cifras netas de ayuda. Aunque lo cierto es que por culpa de una terrible falta de coordinación entre los Estados miembros, la ayuda oficial al desarrollo donada por éstos ha recaído, pasando de un 0,4 % del PIB en el 2006 a menos del 0,38 % el pasado año. Este ínfimo porcentaje supone en realidad la pérdida de 1 700 millones de euros. Pero lo peor de todo es que los países socios están en una constante situación de stop-and-go, sin poder hacer planes a largo alcance, pues no saben si tendrán la financiación suficiente para ello, aunque haya sido prometido por los Estados miembros. Lo más triste de todo esto es que exigimos que ellos cumplan con sus requisitos cuando nosotros nos olvidamos. Así no se puede hacer trabajo en conjunto.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Acojo con satisfacción el informe de la señora Carlotti sobre la aplicación de la programación del 10º Fondo Europeo de Desarrollo (FED). Para garantizar el logro de los objetivos del FED de la erradicación de la pobreza en los países y regiones socios y la prosecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, es necesario reforzar el control parlamentario de sus instrumentos de aplicación. También manifiesto mi conformidad con la idea de que la programación del Fondo debe prestar especial atención a los ámbitos relacionados con los ODM, como la salud, la educación, el respeto del medio ambiente y el fomento de la gobernanza. Las dificultades a las que se enfrenta actualmente el 10º FED en materia de ratificación deben abordarse para facilitar una rápida aplicación del Fondo. He votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Vincent Peillon (PSE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de la señora Carlotti sobre la aplicación de la programación del 10º Fondo Europeo de Desarrollo (FED).

El FED es el principal instrumento comunitario de la ayuda a la cooperación y el desarrollo destinada a los países ACP (África, Caribe y Pacífico). Este fondo pretende sobre todo el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, fijados en 2000 por las Naciones Unidas.

No obstante, el 10º FED (2008-2013) se encuentra actualmente paralizado. Como el Acuerdo de Cotonú revisado no ha sido ratificado por algunos países ACP, la dotación de 22,7 millones de euros, disponible desde el 1 de enero de 2008, aún no se ha utilizado.

El texto adoptado por el Parlamento invita urgentemente, por tanto, al desbloqueo de la situación y señala una serie de cuestiones: prioridad para la reducción de la pobreza (con especial hincapié sobre la salud y la educación), atención específica a la dimensión de género y una estrategia de desarrollo sostenible en los países en cuestión.

Por último, el Parlamento invita a la integración del FED en el presupuesto general de la Unión, con vistas a reforzar la coherencia de las políticas europeas y garantizar mejor el control democrático de su gestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. − (PT) La evaluación de la ejecución del presupuesto del 10º Fondo Europeo de Desarrollo no debe efectuarse en términos meramente contables. No es ésta la función de este Parlamento, como observa debidamente el informe en cuestión. En lugar de debatir acerca de la integración del FED en el presupuesto de la Comisión, o sobre las normas sobre el aprovechamiento del remanente de cada ejercicio, nos preocupa sobre todo la coherencia entre la utilización de estos recursos y los objetivos políticos de la Unión Europea en relación con los países ACP.

En este sentido, cabe destacar que la situación actual sobre el terreno es bastante diferente de la que existía cuando se crearon estos instrumentos y su marco. Además del factor China, que hay que tener en cuenta en muchos de estos países, es necesario considerar los efectos de los cambios en el mercado agrícola y alimentario, los cambios climáticos y el nuevo enfoque adoptado por los Estados Unidos con respecto a África. A la luz de todo ello, consideramos que el camino que hemos seguido hasta el momento no es ya el más adecuado y ésta, insisto, es nuestra principal preocupación.

 
  
MPphoto
 
 

  Olle Schmidt (ALDE), por escrito. (SV) La intervención de la UE, el principal donante de ayuda del mundo, en los países en desarrollo requiere que nuestros valores sean claros. Los derechos humanos deben constituir nuestra prioridad, no sólo en la teoría, sino también en la práctica. Por consiguiente, decir que la UE no debería utilizar el Fondo Europeo de Desarrollo para promover la democracia y los derechos humanos exigiendo el desarrollo de estos ámbitos se opone a nuestro deseo de lograr resultados reales. La ayuda resulta positiva únicamente si beneficia a los ciudadanos. Por consiguiente, como donantes, debemos establecer los criterios necesarios para promover el desarrollo de la democracia, los derechos humanos y el buen funcionamiento de la sociedad civil. La promoción del desarrollo a veces también requiere una ayuda directa a través de las operaciones de mantenimiento de la paz. La financiación de tales operaciones debería también incluirse en el Fondo Europeo de Inversiones, a la luz de su capacidad de reducir el sufrimiento humano y prevenir las catástrofes de forma práctica.

Naturalmente, nosotros los habitantes del mundo rico no deberíamos imponer un modo de vida concreto a otras personas. No obstante, debemos lograr que esas personas, que hoy no pueden elegir, sean capaces de hacerlo. Por consiguiente, me sentí decepcionado cuando un informe, en general positivo e importante, puso en tela de juicio un principio para mí fundamental, a saber, obrar para lograr algo a cambio en términos de libertades y derechos humanos y la posibilidad de que las operaciones de mantenimiento de la paz se financien con cargo al Fondo Europeo de Inversiones.

 
  
  

- Informe: Erik Meijer (A6-0059/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Beer (Verts/ALE), por escrito. − El Grupo de los Verdes no votará a favor del informe Meijer sobre Macedonia. Aunque el informe contiene muchas partes que indican claramente los progresos realizados por Macedonia, el modo en que, en el último momento, los políticos griegos han ejercido presión en contra del apartado sobre la cuestión del nombre resulta totalmente inaceptable. La expresión más notable de lo anterior fue el deseo de eliminar la referencia al acuerdo interino de 1995 en el que Grecia garantizaba que la cuestión del nombre no constituiría un obstáculo a la adhesión de Macedonia a las instituciones internacionales. Grecia no sólo nos hace dudar de su respeto del Derecho internacional, sino que interfiere en la soberanía de otro Estado de un modo sin precedentes. Este comportamiento de un Estado miembro de la UE resulta inaceptable.

 
  
MPphoto
 
 

  Jaromír Kohlíček (GUE/NGL), por escrito. − (CS) La Antigua República Yugoslava de Macedonia es uno de los pocos países en el mundo cuyo nombre no ha sido reconocido por todos los demás. Aunque esta república ha establecido diversas festividades étnicas y religiosas, también ha ratificado el anómalo Acuerdo bilateral sobre la inmunidad de los ciudadanos estadounidenses. Entre las medidas emprendidas con éxito figuran las adoptadas por el Gobierno contra la delincuencia organizada y la corrupción, a pesar de la impotencia de las fuerzas de ocupación en Kosovo en relación con la resolución de estos problemas. Considero comprensible que hasta la fecha no se haya alcanzado un consenso para ofrecer a los ciudadanos que viven en el extranjero la oportunidad de ejercer su derecho al voto. En el referéndum en Montenegro se discriminó a estos ciudadanos y en el caso de las elecciones en Macedonia la UE alberga ciertas dudas.

El apartado 31 acoge con satisfacción la operación policial para encontrar armas. Considero la información en la segunda parte de este apartado acerca de los malos tratos sufridos por los terroristas durante su detención una broma sin ninguna gracia. No tengo conocimiento de ningún caso en que los agentes de policía pidan educadamente a los terroristas que se entreguen. Aparte de la situación atípica relativa al nombre del país, el acuerdo con los Estados Unidos hace caso omiso de los acuerdos internacionales. Uno de los aspectos menos habituales de la cuestión macedonia reside en las controversias con sus vecinos. Según yo lo veo, debemos insistir en la resolución de tales controversias antes de que el país se incorpore a la UE. Como algunas de las enmiendas pueden cambiar el significado del informe, nuestro voto sobre el «producto» final dependerá de la aprobación o el rechazo de las enmiendas.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − El informe del señor Meijer sobre los progresos realizados por la Antigua República Yugoslava de Macedonia hacia la adhesión es un informe equilibrado sobre una cuestión controvertida. La Antigua República Yugoslava de Macedonia debe seguir con su programa de reformas para garantizar que las negociaciones de adhesión se entablan lo antes posible. Para mantener una posición negociadora sobre la cuestión del nombre, debemos evitar cualquier tentación de considerar el nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia como un obstáculo para su participación en las instituciones internacionales. Por consiguiente, acojo con satisfacción el informe y los esfuerzos del ponente para garantizar que la cuestión del nombre no se convierte en el tema predominante del documento.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Howitt (PSE), por escrito. − Los diputados al PE del partido laborista británico se complacen por haber votado a favor de esta resolución, que indica un esfuerzo auténtico por mantener los progresos realizados por la Antigua República Yugoslava de Macedonia hacia la adhesión a la UE y destaca una serie de iniciativas positivas para luchar contra la corrupción y proteger la libertad de los medios de comunicación, al tiempo que ejerce presión para que se emprendan las medidas necesarias para entablar las negociaciones de adhesión. Observamos que se han realizado progresos considerables y esperamos que se puedan entablar las negociaciones de adhesión lo antes posible con la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

En relación con la enmienda 13 acerca de las negociaciones sobre la cuestión del nombre, hemos votado en contra de esta enmienda. Aunque apoyamos plenamente todo el esfuerzo realizado para encontrar una solución a esta cuestión, no creemos que tal cuestión deba condicionar en ningún caso la adhesión del país a las organizaciones internacionales. Cada asunto debería decidirse únicamente en virtud de su contenido.

En segundo lugar, nos hemos abstenido de votar la enmienda 7 sobre la liberalización de los visados. Como el Reino Unido no forma parte del Acuerdo Schengen, en el que se enmarca esta cuestión, nuestro apoyo no resultaba pertinente.

 
  
MPphoto
 
 

  Dimitrios Papadimoulis (GUE/NGL), por escrito. – (EL) El éxito de hoy se debe a los esfuerzos coordinados y efectivos que hemos realizado muchos de los que componemos esta Cámara independientemente de nuestro signo político.

También hemos tenido éxito gracias al cambio efectuado al final del día en la posición oficial griega a favor de la búsqueda de una auténtica solución de compromiso por medio de un nombre compuesto aceptable para todos.

Debemos intentar en la mayor medida posible aprovechar los progresos realizados y llegar a una solución a través de un compromiso justo. Debemos lograr que sea así bajo los mismos auspicios de las Naciones Unidas antes de finales de 2008.

El mantenimiento de la paz y la estabilidad en la región redunda en el interés de Grecia y de la población en general, así que debemos evitar que se produzca otra parálisis que dure otros tantos años. La vida pública debe deshacerse del síndrome de Skopie.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Toussas (GUE/NGL), por escrito. – (EL) Los diputados al PE del Partido Comunista de Grecia (KKE) hemos votado en contra de este informe. Estamos en contra de una UE capitalista y belicista y, por tanto, en contra de cualquier ampliación de la UE. La raíz de los problemas de los Balcanes se encuentra en los sistemas imperialistas, las intervenciones de la UE, los EE.UU. y la OTAN y la modificación de las fronteras.

La adhesión de la Antigua República Yugoslava de Macedonia y otros países de los Balcanes a la UE y la OTAN implica a sus pueblos en los enfrentamientos imperialistas entre los EE.UU., la UE y Rusia por el control de los recursos energéticos y las rutas de transporte. Ello pone en grave peligro a los habitantes de toda la región.

Al Partido Comunista de Grecia no le interesa la cuestión del nombre. Apoya una solución recíprocamente aceptable en relación con el nombre, que representa una definición meramente geográfica alejada de cualquier nacionalismo que pretenda obtener la división y la esclavitud.

Aquéllos que han sentido la necesidad de disculparse ante los griegos debido a su cambio radical de última hora sobre el nombre del país y que pertenecen a la UE, Nueva Democracia, PASOK, la Coalición de la Izquierda y el Progreso (SYN) y la Coalición Popular Ortodoxa (LA.O.S), se frotan las manos con júbilo. Votaron a favor de la adopción de las supuestamente positivas enmiendas sobre el nombre en un intento por distraer la atención de la población de la cuestión principal, a saber, la intervención imperialista y los designios sobre los Balcanes. Este movimiento de distracción se ha concebido para ocultar su sometimiento al imperialismo y la designación de la UE, los EE.UU. y la OTAN como árbitros. Todo ello expone a nuestro país a una serie de amenazas y presiones concebidas para extorsionar dinero a cambio de la plena participación en los designios imperialistas, que se han hecho aún más sombríos desde la Cumbre de la OTAN celebrada en Bucarest.

 
  
  

- Informe: Ana Maria Gomes (A6-0080/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito.(FR) He votado a favor del excelente informe de propia iniciativa de la señora Gomes sobre la política de China y sus efectos en África. Aunque cabe felicitarse por el hecho de que China esté dispuesta a ofrecer una cooperación concreta y pragmática a algunos países africanos, existen numerosas cuestiones preocupantes, como la cooperación china con los regímenes represivos de África, el incumplimiento de las normas sociales y medioambientales, la entrega de armas a ciertos regímenes represivos y no democráticos, etc. Apoyo la propuesta de que la Unión Africana, China y la UE creen un foro permanente de consulta para impulsar la coherencia y una mayor eficiencia de las diferentes actividades en la cooperación al desarrollo y establezcan un marco global para proyectos operativos concretos sobre desafíos comunes como la adaptación al cambio climático, las energías renovables, la agricultura, el agua y la salud.

También apoyo la idea de que nuestro Parlamento Europeo entable un diálogo con la Asamblea Nacional Popular China, el Parlamento Panafricano y los Parlamentos nacionales africanos encaminado a fomentar el desarrollo sostenible y potenciar la capacidad de control del ejecutivo en aras de la paz y la democracia.

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Claeys (NI), por escrito. − (NL) El informe Gomes señala adecuadamente ciertas prácticas inaceptables que China aplica en África y a veces llega incluso al quid de la cuestión. El etnocidio en Tíbet es hoy el centro de la atención pública, pero la política que China aplica en África es igualmente indicativa de cómo actúa un régimen al que le importan muy poco los derechos humanos y otras reglas del juego.

Los chinos hacen negocios con cualquiera que satisfaga su sed de petróleo. Las empresas y los hombres de negocios chinos crean islas fuera del territorio chino protegidas por gobernantes corruptos, quienes a su vez reciben la protección del veto chino en el Consejo de Seguridad. Europa no se puede enfrentar a China y estamos siendo expulsados de África de forma lenta pero segura. Europa debe darse cuenta de que, a medida que los chinos ganan terreno en África, nuestro mensaje, constantemente repetido, de democracia, libertad y buen gobierno, sin olvidarnos de la sostenibilidad, se está convirtiendo en un mensaje sin sentido. Ha llegado el momento de adoptar una nueva estrategia.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (PSE), por escrito. − (PT) He votado a favor del informe de Ana Gomes sobre la política de China y sus efectos en África por considerar que, a la luz de la creciente presencia china en el continente africano, la Unión Europea debe intentar, mediante la adopción de una posición común de diálogo, estimular a China para que base su actuación política y económica en África en criterios que no impidan la promoción de la paz, la seguridad humana, el Estado de derecho y el desarrollo sostenible.

También comparto la invitación a la Unión Europea a perseverar en la promoción del respeto de los principios por los que se rige, independientemente del éxito de sus iniciativas de diálogo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jens Holm, Erik Meijer, Esko Seppänen, Søren Bo Søndergaard y Eva-Britt Svensson (GUE/NGL), por escrito. − El informe de Ana Maria Gomes aborda diferentes e importantes aspectos, sobre todo el hecho de que las iniciativas de la UE y de China deberían redundar en interés de los países y los pueblos africanos, y que los inversores externos que operan en África deberían respetar las normas sociales y medioambientales. Éste es el motivo por el que hemos decidido apoyar el informe. No obstante, no apoyamos la redacción del primer apartado, que destaca la importancia del Tratado de Lisboa en cuanto al fomento de la eficacia de la Unión y de la coherencia de las relaciones exteriores de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Astrid Lulling (PPE-DE), por escrito. – (FR) La Comisión de Desarrollo ha elaborado un informe muy equilibrado sobre la política de China y sus efectos en África.

He votado a favor del informe con gran satisfacción, pues tuve una experiencia muy desafortunada en la Asamblea Parlamentaria Paritaria ACP-UE. En mi informe sobre el impacto de la inversión extranjera directa propuse algunas consideraciones críticas sobre la inversión de China en África. Los delegados de los países ACP, con la connivencia de los socialistas, los comunistas y los verdes, lograron eliminarlas todas del informe.

¿Por qué no quisieron reconocer que la IED china se centra en las industrias extractivas y a menudo apoya orientaciones políticas de los gobiernos de los países ACP que no redundan en interés de la democracia, el Estado de derecho y la reducción de la pobreza en tales países?

¿Por qué eliminaron la afirmación de que la IED china se dirige a ciertas multinacionales que inundan los mercados africanos de artículos de mala calidad, especialmente los textiles?

Acojo con satisfacción la referencia en la exposición de motivos del informe al hecho de que la penetración de China en África está cosechando para sí los frutos de los recursos naturales africanos y socavando el desarrollo sostenible. También resulta preocupante el peligro de que China pueda exportar a África algunas de sus peores prácticas nacionales…

(Explicación de voto acortada de conformidad con el artículo 163 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Erika Mann (PSE), por escrito. (DE) Me gustaría aprovechar la oportunidad que me ofrece esta explicación de voto para manifestar mi más sincero agradecimiento a la ponente, Ana Maria Gomes. El informe que se vota es muy positivo. También quería expresar mi agradecimiento por la incorporación al informe de numerosos aspectos de la opinión de la Comisión de Comercio Internacional.

En mi opinión, es muy importante evaluar la política de China en África de forma equilibrada y sin una condena generalizada de sus intervenciones en ese continente. En su lugar, la propia participación de la UE se debería reforzar a través de la adopción de un enfoque orientado al lema «Más Europa en África». Lo anterior podría lograr una mayor visibilidad para Europa y una mayor presencia europea, lo que reforzaría el contacto entre la UE y África. Unos vínculos económicos más estrechos entre ambos continentes podrían resultar muy beneficiosos para ambas partes.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − El informe de Ana Gomes sobre la política de China y sus efectos en África subraya las iniciativas positivas de Pekín emprendidas en África, al tiempo que señala las mejoras que requiere la política china. Por una parte, la UE debe acoger con satisfacción el papel de China en relación con el desarrollo de África, pero, por otra, manifiesta su preocupación de que a través de su ayuda China esté exportando algunas de sus peores prácticas, como la corrupción y el incumplimiento de los derechos laborales o las normas medioambientales. En efecto, las iniciativas de China sobre estas cuestiones y su relación con regímenes represivos como el de Sudán y Zimbabue requieren un enfoque común de la UE. A la luz de lo anterior, he votado a favor de las recomendaciones del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Mary Lou McDonald (GUE/NGL), por escrito. − El informe de Ana Maria Gomes aborda muchos aspectos importantes. Sobre todo el hecho de que las iniciativas de la UE y de China deberían redundar en interés de los países y los pueblos africanos, y que los inversores externos que operan en África deberían respetar las normas sociales y medioambientales. Éste es el motivo por el que hemos decidido apoyar el informe.

No obstante, no apoyamos la redacción del primer apartado, que destaca la importancia del Tratado de Lisboa en cuanto al fomento de la eficacia de la Unión y de la coherencia de las relaciones exteriores de la UE.

En lo que respecta a cualquier reforma de la Política Agrícola Común, el Sinn Féin apoya una reforma real que permita la sostenibilidad de la agricultura y la vida rural en Irlanda, en Europa y en el mundo entero.

 
  
MPphoto
 
 

  Lydie Polfer (ALDE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe Gomes porque analiza de forma muy detallada las causas y las consecuencias de la dominación china en África, tanto en el plano económico como político.

El impresionante auge económico de China en los últimos veinte años ha suscitado una demanda cada vez mayor de petróleo y otras materias primas. China importa hoy el 30 % de su petróleo de África, y en 2010 tal importación alcanzará el 45 %.

China también invierte de forma masiva en infraestructuras en África.

Estas iniciativas se emprenden sin condiciones previas, ni en relación con los derechos humanos ni lo que se refiere a condiciones sociales o medioambientales.

Esta situación debe hacer reaccionar a Europa, que debe intentar definir una asociación estratégica tanto con África como con China para garantizar un desarrollo sostenible del continente africano.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. − (PT) El informe en cuestión define correctamente el estado actual de la política china en África y describe con detalle las inversiones, la financiación y las consecuencias políticas. Desafortunadamente, en la parte de las propuestas resulta poco realista, ya que sugiere en repetidas ocasiones que se inste a la UE a incentivar a China para que ésta adopte un enfoque adecuado en el ámbito de los derechos humanos, los derechos de los trabajadores y el respeto del medio ambiente, en definitiva, para que China haga en su política exterior lo que no hace en relación con su política interior. En el capítulo de lo que se debería hacer en relación con el (adecuado) retrato de la política china en África y sus consecuencias, falta en el informe un hilo conductor de lo que debería ser una estrategia propia de la UE, en asociación con países como la India, Brasil y (omisión inaceptable) los Estados Unidos.

La actual situación mundial está lejos de poder enmarcarse en los paradigmas que marcaron el pensamiento geoestratégico de los últimos decenios. La aparición de nuevas economías, con características muy diferentes entre sí, el aumento generalizado y globalizado del consumo, la competencia en relación con la adquisición de bienes esenciales y materias primas, la amenaza de disturbios sociales, el riesgo de la preferencia por regímenes políticos más fuertes, todas estas nuevas realidades exigen un análisis y, sobre todo, una propuesta más estratégica y con otra visión de futuro. Por eso me he abstenido en la votación de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. − (IT) El informe de Ana Maria Gomes sobre la «Política de China y sus consecuencias en África» subraya el papel de absoluto primer plano que Pekín desempeña ahora en el equilibrio diplomático, económico y político de África.

Considero indispensable que el comportamiento chino, que ha atraído a todas las miradas sobre un continente olvidado como era África, se contenga y se limite para no incurrir en una nueva forma potencial de colonialismo que ha marcado y escrito páginas vergonzosas de nuestra propia historia europea.

A tal efecto, espero que la UE defina una estrategia coherente para asegurar el respeto por parte de China de cuestiones como la gobernanza, la lucha contra la corrupción, la protección de los derechos humanos, laborales y medioambientales, de forma que se garantice la celebración de acuerdos claros y transparentes entre ambas partes.

 
  
MPphoto
 
 

  Olle Schmidt (ALDE), por escrito. (SV) África es un continente que necesita ayuda, unos vínculos comerciales más estrechos y una mayor participación en una globalización que está creando un mayor bienestar para todos. China se ha convertido rápidamente en un socio importante del continente africano, con un enorme apetito por sus materias primas, sobre todo el petróleo que diversos países africanos poseen. El hecho de que un número cada vez mayor de países se interesen por África acelera su desarrollo. Sin embargo, debemos decir que el enfoque nada crítico de China adoptado en aras de la obtención de tales materias primas, con una preocupación escasa o inexistente por la vulneración de los derechos humanos, la corrupción y los regímenes no democráticos, supone un problema para la UE, que ha insistido siempre en que el comercio y la ayuda deberían ir de la mano y cuyas demandas de un desarrollo democrático siempre han tomado en consideración el respeto de las libertades fundamentales y los derechos humanos. La clara invitación del Parlamento Europeo a China a tener en cuenta los derechos humanos y el desarrollo de los pueblos Africanos constituye una importante señal. El desarrollo es un concepto más amplio que engloba al progreso económico y, por consiguiente, apoyo completamente la idea de que los derechos humanos y la democracia deben ser aspectos importantes de las relaciones internacionales, incluidas las relaciones de China con África.

 
Última actualización: 21 de octubre de 2008Aviso jurídico