Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2014/2229(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0193/2015

Textos presentados :

A8-0193/2015

Debates :

PV 08/07/2015 - 15
CRE 08/07/2015 - 15

Votaciones :

PV 09/07/2015 - 12.7

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0271

Debates
Miércoles 8 de julio de 2015 - Estrasburgo Edición revisada

15. Retos en materia de seguridad en Oriente Próximo y el norte de África y perspectivas de estabilidad política (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Javi López (S&D ). Señora Presidenta, en primer lugar, lo que quiero es agradecer al ponente, Vincent Peillon, su trabajo como ponente de un informe muy relevante para nosotros.

El resultado del informe es muy positivo porque mantiene un buen equilibrio entre lo que es general y lo que es específico, entre lo que es regional y lo que es nacional, frente a uno de los desafíos más importantes que tiene hoy Europa, que es hacer frente a las crisis que padecemos en Oriente Próximo: desde el EIIL hasta la crisis migratoria, pasando por el caos libio, cosas muy diferentes, interrelacionadas, que interpelan directamente a la Unión Europea.

El informe cubre todos los grandes desafíos que tiene Europa y es muy positivo que dé un enfoque multidimensional, que no solo hable de seguridad, que no se limite solo a eso, sino que también hable de cuestiones culturales, de diálogo intercultural, de pobreza y de desigualdad, algo que es obvio: muchas veces detrás de estos grandes problemas existe este tipo de soluciones, por lo que hay que ir más allá o intentar ir más allá de la superficie.

En cuanto a la crisis siria, en primer lugar, hace bien en apoyar las acciones tomadas por los Estados miembros en la coalición internacional, pero hay que ser muy consciente de que la acción militar no será suficiente, no es suficiente, para acabar con el EIIL. Por supuesto que no lo será. La Unión Europea ha asignado 400 millones de euros en ayuda humanitaria a Siria y a sus vecinos, algo que tampoco es suficiente. Hay que recordar que algunos países como Jordania o el Líbano siguen acogiendo a millones de refugiados, mientras nosotros somos incapaces, desgraciadamente, de acordar con los Estados un sistema de cuotas mínimamente solidario.

Sobre Egipto, el informe pide al Gobierno que respete los derechos humanos y las libertades políticas. Apreciamos los esfuerzos que está haciendo en la lucha contra el terrorismo el Gobierno egipcio, pero lo que no puede pasar, como está pasando, es que el Presidente Al Sisi se escude en la lucha contra el terrorismo para, sistemáticamente, violar los derechos humanos y, en algunos casos, cometer crímenes, encarcelando a manifestantes pacíficos o condenando a muerte a opositores políticos.

En cuanto a las negociaciones con Irán, sobre su programa nuclear, la Alta Representante, Federica Mogherini, necesita ahora más que nunca nuestro apoyo —ya sabemos que hoy no está aquí porque está trabajando en esta cuestión—, un apoyo cerrado, claro y rotundo del Parlamento Europeo, a fin de que lleguen a buen puerto las negociaciones para poner fin a al sistema de sanciones actual. Cabe recordar que este nuevo puente que abrimos reubica todas las relaciones geopolíticas que tiene Europa con Oriente Próximo y dentro del propio Oriente Próximo.

Quiero hablar, para ir acabando, sobre la situación del conflicto de Israel y Palestina. Sabemos que el statu quo es absolutamente insoportable, insostenible, que necesitamos reiniciar el proceso de paz, que la composición del actual Gobierno tampoco nos deja mucho espacio para el optimismo, y que la Unión Europea debería plantearse medidas adicionales. El sistema de etiquetaje de productos procedentes de asentamientos israelíes es un mínimo, como lo es también utilizar algunas de las herramientas que tenemos, como la Unión para el Mediterráneo, algo que debemos aprovechar y que está en una fantástica ciudad que se llama Barcelona.

(El orador acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de la «tarjeta azul» (artículo 162, apartado 8, del Reglamento))

 
Última actualización: 24 de septiembre de 2015Aviso jurídico