Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 8 de junio de 2016 - Estrasburgo Edición revisada

13.18. Alteradores endocrinos: estado de la cuestión tras la sentencia del Tribunal de Justicia de 16 de diciembre de 2015 (RC-B8-0733/2016 , B8-0733/2016 , B8-0734/2016 , B8-0735/2016 , B8-0736/2016 , B8-0737/2016 , B8-0738/2016 )
MPphoto
 
 

  Estefanía Torres Martínez (GUE/NGL ), por escrito. ‒ He votado a favor de esta Resolución, dado que el Reglamento (UE) n.º 528/2012, no aprueba las sustancias activas que, sobre la base de criterios que se han de establecer o criterios provisionales, tengan propiedades de alteración endocrina que puedan causar efectos adversos en las personas.

Se dispone también que la Comisión debía adoptar, a más tardar el 13 de diciembre de 2013, actos delegados que especificaran criterios científicos para determinar la existencia de propiedades de alteración endocrina en sustancias activas y biocidas. La Comisión aún no ha adoptado dichos actos delegados.

El informe de la OMS calificó a los alteradores endocrinos de amenaza mundial, refiriéndose, entre otros aspectos, a la elevada incidencia y a la tendencia al alza de muchos trastornos del sistema endocrino en los humanos y señalando que también se han observado efectos en la función endocrina en poblaciones de animales salvajes; que han aparecido indicios de efectos reproductivos adversos —infertilidad, cánceres, malformaciones— de la exposición a alteradores endocrinos, y también existen cada vez más pruebas de los efectos de esas sustancias químicas en la función tiroidea y cerebral, en la obesidad y el metabolismo, y en la homeostasis de la insulina y la glucosa.

 
Última actualización: 7 de noviembre de 2017Aviso jurídico