Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 7 de febrero de 2018 - Estrasburgo Edición revisada

13. Consecuencias del aumento de las desigualdades socioeconómicas para los ciudadanos europeos (debate de actualidad)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Javi López (S&D ). – Señora presidenta, de la gran recesión está emergiendo un nuevo consenso que nos dice que los actuales e insoportables niveles de desigualdad y las obscenas concentraciones de riqueza que van aparejadas no solo nos interpelan en términos éticos o sociales sino que hoy están socavando nuestras democracias, poniendo en riesgo el propio orden liberal internacional o la integración europea y dañando nuestras economías y nuestro potencial crecimiento económico.

¿Qué hacer frente a esta insoportable realidad? Actuar, primero, en el ámbito del mercado laboral: la precariedad, los bajos salarios, o la negociación colectiva, que está en la raíz de la desigualdad por ingresos. Actuar en nuestros estados del bienestar para poder actualizarlos y que desempeñen el papel de redistribución que siempre les había tocado desempeñar. Actuar para combatir la desigualdad de género, atacando especialmente la brecha salarial. Actuar para coordinar nuestras políticas de impuestos, impositivas, y dar margen de maniobra a los presupuestos de los Estados miembros. Actuar para regular y afrontar la digitalización, el comercio internacional o la globalización, que sabemos que generan beneficios pero que luego los reparten muy mal. Actuar para rehacer la solidaridad entre generaciones y responder así a la falta de oportunidades de los jóvenes, o a la peor cara de la pobreza: la pobreza infantil. Y actuar a todos los niveles. También a nivel europeo, como dijo un reciente informe del Parlamento Europeo aprobado este otoño.

Porque lo que había hecho único a este continente, a Europa, era su economía social de mercado, es decir, reconciliar progreso, democracia y crecimiento. Y el pilar europeo de derechos sociales es nuestra herramienta para dar cuerpo al alma de Europa.

 
Última actualización: 13 de abril de 2018Aviso jurídico