Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 2 de mayo de 2018 - Bruselas Edición revisada

25. Delitos de acoso y protección de las víctimas en la Unión (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Juan Fernando López Aguilar (S&D ). – Señora presidenta, comisaria Jourová, siete Estados miembros de la Unión Europea aún no han tipificado como delito el acoso, tal y como ordena el artículo 34 del Convenio de Estambul contra la violencia sobre la mujer.

Y eso tiene consecuencias prácticas muy relevantes en un contexto de deterioro del reconocimiento mutuo y de la confianza mutua en el espacio de libertad, justicia y seguridad, porque, cuando no existe una tipificación adecuada, se puede dar el problema de doble incriminación que impida el cumplimiento y la ejecución de una orden europea de protección de víctimas transfronteriza, que es exactamente lo que hemos aprobado en esta Cámara.

Además, hay diecisiete Estados miembros que aún no han ratificado el propio Convenio de Estambul, y es urgente que lo hagan. Notoriamente Bulgaria y la República Checa, que ya han anunciado que ni siquiera lo van a ratificar, lo que es muy doloroso en el caso de Bulgaria, cuya Presidencia se encuentra en estos momentos empañada por un acto de connotaciones bochornosamente sexistas en la Presidencia búlgara que tuvo lugar con motivo de un acto juvenil hace escasos días.

Resulta, por tanto, intolerable que esta falta de compromiso con el cumplimiento del Convenio de Estambul en la protección de víctimas de acoso pueda dar lugar a situaciones de desprotección contrarias a la orden europea de protección de víctimas. Pero, además de normas penales, hace falta sobre todo un sistema judicial que proteja y que incorpore, no solamente en la formación de los jueces sino en las sentencias, la variable de género, que afirme un compromiso inequívoco y rotundo de toda la Unión Europea contra toda forma de violencia sobre la libertad y la indemnidad sexual de las mujeres.

 
Última actualización: 29 de junio de 2018Aviso jurídico