Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2017/2256(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0160/2018

Textos presentados :

A8-0160/2018

Debates :

PV 29/05/2018 - 18
CRE 29/05/2018 - 18

Votaciones :

PV 30/05/2018 - 13.12

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0228

Debates
Martes 29 de mayo de 2018 - Estrasburgo Edición revisada

18. Informe anual sobre el funcionamiento del espacio Schengen (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Juan Fernando López Aguilar (S&D ). – Señor presidente, señor comisario Avramopoulos, es evidente en este debate como en tantos anteriores que si los antieuropeos y los eurófobos, que cada vez son más numerosos en esta Cámara, odian Schengen es exactamente porque Schengen es el activo más preciado de la ciudadanía europea, lo que los ciudadanos europeos más y mejor identifican con lo mejor de la historia de Europa como la hemos construido.

Exactamente por eso, cuando Schengen entra en crisis, como consecuencia de lo que se llamó la crisis migratoria, la presión sobre las fronteras exteriores, y se suspendió la efectividad de Schengen durante casi tres años, el Parlamento Europeo, a través de la Comisión de Libertades Civiles, hizo lo correcto constituyendo un grupo de trabajo, informando para evaluar cómo podemos ser más eficaces y garantes de la cooperación leal y de la solidaridad de la gestión de las fronteras exteriores, manteniendo al mismo tiempo la libre circulación de personas en la Unión.

Por eso apoyamos este informe. Por eso queremos, contra lo que opinan los eurófobos, que, cuanto antes, Schengen vuelva a la normalidad y se restablezca plenamente la circulación de personas en el interior de la Unión Europea.

Y la objeción que ponemos a este informe tiene que ver con el sesgo securitario que pretende imponer en Schengen un marchamo sobre controles biométricos e interoperabilidad, además de una política de retornos que nada tiene que ver con la libre de circulación entre fronteras.

(El orador acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de la «tarjeta azul» (artículo 162, apartado 8, del Reglamento interno)).

 
Última actualización: 22 de septiembre de 2018Aviso jurídico