Artículo
 

Las peticiones: el Parlamento Europeo a la escucha de los ciudadanos

Peticiones - 22-09-2008 - 16:41
Compartir
David Hammerstein explica su informe

"Las peticiones abren la puerta de la UE a miles de ciudadanos"

Cualquier ciudadano comunitario o residente en uno de los Estados miembros de la Unión Europea tiene derecho a presentar una petición ante el Parlamento Europeo. Muchos lo hacen: en 2007, la Eurocámara recibió 1.506 peticiones, una media de casi cuatro al día, sobre temas tan variados como el medio ambiente, los excesos urbanísticos, la salud o los derechos fundamentales. Los españoles fueron los que más peticiones presentaron, un total de 254.

El número de peticiones presentadas por los ciudadanos en 2007 superó en un cincuenta por ciento las recibidas el año anterior. Para el ponente del informe parlamentario sobre la actividad de la comisión encargada de las peticiones en la Eurocámara, el eurodiputado español de Los Verdes David Hammerstein, las peticiones "constituyen parte de la sustancia humana del Parlamento Europeo", ya que "dotan de rostro y alma al derecho comunitario". "Las peticiones abren la puerta de la Unión Europea a miles de ciudadanos, y acercan la Unión Europea a importantes problemas de carácter local", añade.

Las peticiones a vista de pájaro

  • Cualquier ciudadano de la UE o residente en un Estado miembro puede presentar una petición al PE sobre un asunto que pertenezca a alguno de los ámbitos de actividad comunitaria.
  • Las empresas, organizaciones o asociaciones con sede social en la Unión Europea también pueden ejercer este derecho de petición.
  • Una petición puede consistir en una queja o en una solicitud y puede estar relacionada con asuntos de interés público o privado.
  • También puede tratarse de un llamamiento al PE para que tome posición ante un asunto concreto. Estas peticiones dan al PE la oportunidad de llamar la atención sobre cualquier violación de los derechos de los ciudadanos europeos cometida por un Estado miembro, una autoridad local u otra institución.
Medio ambiente
 
De las 1.506 peticiones recibidas en 2007, un total de 254 fueron enviadas desde España, 212 desde Alemania, 143 desde Rumanía y 126 desde Italia. El medio ambiente se situó a la cabeza de los asuntos que movieron a los ciudadanos comunitarios a presentar una petición ante la Eurocámara el año pasado. Problemas relacionados con el agua, la contaminación, los residuos o el clima centraron 288 peticiones, de las que la mitad, 144, procedían de España.
 
Hammerstein considera que los españoles "tienen bastante fe en la política comunitaria", como demuestra el hecho de que "el setenta por ciento votó a favor del Tratado constitucional", aunque también apunta que "muchas de las peticiones españolas fueron consecuencia de los problemas medioambientales causados por el turismo de masas y el desarrollo urbano".
 
Aplicar la legislación
 
La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo insiste en la necesidad de garantizar la correcta aplicación de la legislación comunitaria, por lo que insiste en la importancia de "reducir los plazos" de gestión de las peticiones, que se han alargado como consecuencia del aumento de su número.
 
El informe sobre las deliberaciones de la comisión de Peticiones durante el año parlamentario 2007, debatido por el pleno del Parlamento Europeo este lunes, y que será sometido a votación el martes, recuerda que este órgano parlamentario "sobre todo trabaja con los ciudadanos europeos para encontrar soluciones a sus legítimas reclamaciones y para dar respuesta a sus preocupaciones".
 
Puede ampliar la información a través de los enlaces que aparecen a continuación:
 
Ref.: 20080922STO37686