Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0027/2015

Textos presentados :

B8-0027/2015

Debates :

Votaciones :

PV 15/01/2015 - 11.6

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 135kWORD 63k
12.1.2015
PE547.450v01-00
 
B8-0027/2015

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Ucrania (2014/2965(RSP))


Helmut Scholz, Miloslav Ransdorf, Barbara Spinelli, Kateřina Konečná, Patrick Le Hyaric, Kostas Chrysogonos, Georgios Katrougkalos en nombre del Grupo GUE/NGL

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Ucrania (2014/2965(RSP))  
B8‑0027/2015

El Parlamento Europeo,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que las elecciones legislativas anticipadas se celebraron en un entorno político y de seguridad difícil; que los electores de algunas partes de Ucrania no pudieron participar en los comicios; que el informe de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) menciona la existencia de pruebas de «casos de intimidación y obstrucción que ejercieron influencia sobre sus estrategias de campaña. En los diez últimos días de campaña, los observadores notaron un acusado incremento de la violencia contra los participantes en las elecciones, intimidación y amenazas hacia los candidatos y quienes trabajaban en la campaña, así como casos de destrucción selectiva de materiales y oficinas de campaña. Asimismo, hubo varias acusaciones verosímiles de compra de votos…»; considerando que se conocía la existencia de graves tensiones en algunas comisiones electorales de los distritos, en las que se constató la presencia, tanto en el interior como en sus inmediaciones, de miembros armados de un batallón voluntario; considerando que las organizaciones ucranianas «Red Civil OPORA» y «Comité de los Votantes de Ucrania» han venido informando con frecuencia de vulneraciones en colegios electorales, como «intentos de distribuir papeletas sin verificación de pasaporte, la presencia de personas no autorizadas en colegios electorales, intentos de votar de forma ilegítima, intentos de llevarse una papeleta de un colegio electoral, vulneración del secreto de votación, la toma de fotografías de una papeleta, así como intentos de relleno de urnas»; considerando que, no obstante, la OSCE ha concluido que «las elecciones legislativas anticipadas del 26 de octubre supusieron un paso importante en las aspiraciones de Ucrania en pro de la consolidación de elecciones democráticas en consonancia con sus compromisos internacionales».

B.     Considerando que el proceso político en Ucrania está dominado por la guerra civil que se libra actualmente en las regiones de Donetsk y Luhansk; que los temas de la unidad nacional, la integridad territorial y la defensa siguen dominando la agenda política; que, por otro lado, siguen sin resolverse los problemas que condujeron en 2012 a los desórdenes acontecidos en Ucrania, como la corrupción, la crisis económica y social, la desconfianza en la política y el desencanto con el sistema político del país debido a la influencia política continuada de las estructuras oligárquicas; considerando que no hay avances en la ejecución del programa de reformas; que el hecho de que el nuevo Gobierno y el Parlamento no pusieran en marcha la lucha contra la corrupción minó la confianza del pueblo de Ucrania y de la comunidad internacional en el proceso político de aquel país;

C.     Considerando que Ucrania está al borde del colapso económico y social; que su PIB se redujo en un 7,5 % de enero a noviembre de 2014 y la inflación subió hasta el 21 % en noviembre; que crece el riesgo de impago y el país necesita 15 000 millones de dólares más de lo que se ha previsto en los programas de ayuda internacional actuales;

D.     Considerando las exigencias socioeconómicas del movimiento Maidán han quedado en gran parte sustituidas por el programa neoliberal y nacionalista del nuevo gobierno; que el presupuesto de 2015 prevé recortes profundos del gasto social al tiempo que se incrementa el gasto en defensa hasta el 5,2 % del PIB; que dichos recortes se han decidido en una situación económica y social extremadamente difícil; que, durante los nueve primeros meses de 2014, los precios se han incrementado un 16,2 %, mientras que las tarifas de los servicios públicos han aumentado un 24,3 % de media; considerando que 1,7 millones de personas están desempleadas (el 8,4 % de la población económicamente activa) y que muchas de las que trabajan no reciben remuneración alguna; que la situación de los aproximadamente 5,2 millones de personas que viven en las zonas de conflicto y posconflicto reviste una especial dificultad debido a la considerable destrucción y perturbación de las infraestructuras económicas y los servicios sociales; que la disponibilidad de la atención sanitaria en dichas zonas es cada vez más limitada;

E.     Considerando que no se han disuelto las unidades paramilitares de los oligarcas y de la extrema derecha y que prosiguen sus violentas actividades en el país; que el ministro ucraniano del Interior, Arsen Avakov, ha ofrecido nuevas armas pesadas a dichas unidades paramilitares, como tanques y vehículos blindados de transporte de tropas, y les ha otorgado la categoría superior de brigada; considerando que el ministro del Interior ha nombrado a Vadim Troyan, vicecomandante del Regimiento Azov, de ideología derechista, y miembro activo de la organización paramilitar Patriota de Ucrania, jefe de la policía de Kiev. que Yuriy Mykhalchyshyn, que ha exaltado públicamente la ideología de Joseph Goebbels, será el responsable de propaganda y análisis del Servicio de Seguridad de Ucrania;

F.     Considerando que la paz y la estabilidad en Europa y en el mundo corren peligro por las crecientes tensiones entre la UE, Ucrania, y los Estados Unidos y otros países occidentales, por un lado, y la Federación de Rusia, por el otro; que estamos asistiendo a una escalada política y militar extremadamente peligrosa entre Occidente y Rusia; que el año pasado ocurrieron decenas de incursiones militares delicadas entre Rusia y los Estados miembros de la OTAN, y que algunas estuvieron cerca de desencadenar hostilidades;

G.     Considerando que la imposibilidad de encontrar una solución negociada a la crisis ucraniana que fuese aceptable para ambas partes ha tenido consecuencias graves para la economía rusa; que las sanciones que los Estados Unidos y la UE han impuesto a Rusia están agravando los problemas financieros y económicos de este país derivados de la caída de los precios del petróleo y de otros problemas de la economía rusa;

H.     Considerando que, pese a que la comunidad internacional se ha esforzado por que las partes en el conflicto se sentasen a la mesa de negociación, continúa la guerra en el Este de Ucrania; que las partes en conflicto están mostrando falta de voluntad política para buscar un compromiso y aplicar los acuerdos alcanzados;

I.      Considerando que el Parlamento ucraniano respaldó la propuesta del presidente Poroshenko de anular la condición de país no alineado apenas horas después del anuncio de nuevas negociaciones sobre la resolución del conflicto militar en el Este de Ucrania; que el anuncio de un referéndum sobre la adhesión de Ucrania a la OTAN ha agravado aún más las tensiones políticas en las relaciones de este país con Rusia, que percibe esta posible adhesión como una amenaza directa a su seguridad y al equilibrio militar estratégico entre Rusia y la OTAN;

1.      Hace un llamamiento urgente al diálogo y a la negociación para poner fin a la guerra en Ucrania y buscar soluciones políticas a los problemas que han conducido a la crisis en este país; reitera su llamamiento en pro del mantenimiento de la unidad del pueblo ucraniano y de la integridad territorial de Ucrania; apoya con firmeza el proceso de Minsk e insta a los partidos a adherirse a los acuerdos ya alcanzados y a desarrollarlos en nuevas negociaciones sobre una hoja de ruta más clara y transparente que contenga resultados concretos que todas las partes en la negociación deben alcanzar; apoya el refuerzo del papel de la OSCE en la resolución de la crisis ucraniana;

2.      Pide urgentemente a todas las partes en el conflicto presentes en el Este de Ucrania que pongan fin a la violencia; pide a los Estados Unidos, Canadá, los Estados miembros y Rusia que impongan y apliquen estrictamente un embargo de armas contra todas las partes en el conflicto, y hace un llamamiento a favor de que se retiren de Ucrania todo el personal militar y paramilitar y los consejeros militares extranjeros; hace un llamamiento a la Federación de Rusia y a Ucrania para que ejerzan un control efectivo de su frontera en aras de lograr una resolución pacífica del conflicto y poner fin a la incursión de personal armado y equipamiento militar de cualquier país en Ucrania;

3.      Denuncia la ampliación de la OTAN a las fronteras de la Federación de Rusia; rechaza con firmeza los planes del nuevo Gobierno ucraniano de solicitar su entrada en la OTAN como elemento adicional de una política de enfrentamiento con la Federación de Rusia que desestabilizaría aún más la región y el sistema internacional de seguridad en su conjunto;

4.      Hace un llamamiento urgente a Rusia, a los Estados Unidos y a la OTAN para que pongan fin a la política de presiones militares y pide el cese inmediato de la espiral de escalada militar, el fin de las provocaciones y las maniobras militares y la reducción de la presencia militar en las regiones en conflicto; rechaza con firmeza el despliegue de activos y unidades militares adicionales de la OTAN en Europa Oriental; advierte de que no restablecer un diálogo con Rusia orientado hacia la consecución de resultados podría tener consecuencias peligrosas para la paz y la seguridad en Europa y en el mundo;

5.      Pide a la UE que retome un diálogo político con Rusia orientado a objetivos a fin de revalidar la confianza y buscar soluciones a todos los asuntos pendientes y las cuestiones controvertidas; pide que se restablezcan los formatos de diálogo entre la UE y Rusia que existían antes de que comenzase la crisis ucraniana a todos los niveles de las instituciones de la UE; insta a la UE a que detenga las políticas de sanciones contra Rusia que han dado pie a una guerra comercial entre los dos socios estratégicos con repercusiones negativas, en particular, en las pymes, el sector agrícola y ganadero y los consumidores de Rusia, la UE y los países de la UE integrados en la política de vecindad oriental y, sobre todo, que han demostrado ser políticamente ineficaces y contraproductivas;

6.      Insta a que se utilice el cuadragésimo aniversario del Acta de Helsinki, que se cumple en 2015, para confirmar y aplicar plenamente sus normas y principios, para restablecer la confianza y para entablar negociaciones sobre un sistema de seguridad cooperativa eficaz en Europa que se base en la Carta de las Naciones Unidas y las normas de la OSCE y que tenga en cuenta los intereses de todos los países de Europa; subraya la urgencia de reanudar y llevar adelante el control de armas convencionales y de mejorar la eficacia de las medidas vigentes en materia de confianza y restablecimiento de la seguridad, con el refuerzo de los mecanismos de transparencia, su modernización y la ampliación de su ámbito de aplicación; pide la elaboración de nuevas medidas de restablecimiento de la confianza y de transparencia, con el objetivo de evitar que en el futuro estallen conflictos similares;

7.      Toma nota de los resultados de las elecciones legislativas en Ucrania; reafirma su condena del juicio contra el Partido Comunista iniciado durante la campaña electoral; invita al Parlamento recién elegido y a las autoridades competentes a que solucionen las deficiencias constatadas, p. ej., investigando eficazmente las irregularidades detectadas durante las elecciones por los observadores nacionales e internacionales, adoptando las medidas legales oportunas contra los responsables de la comisión de irregularidades durante las elecciones, reformando el sistema electoral con la mejora de la representación regional y el refuerzo de la influencia de los votantes en sus representantes parlamentarios mediante la adopción de un sistema de representación proporcional multicircunscripcional, a que apliquen plenamente las recomendaciones de la OSCE y de la Comisión de Venecia a fin de reforzar la transparencia de la financiación de los partidos políticos y las campañas electorales y de garantizar que la legislación electoral se ajuste a las normas internacionales;

8.      Pide al Gobierno de Ucrania que revise su política de austeridad con el objetivo de satisfacer las necesidades sociales urgentes de la población, en particular, la calefacción, el suministro energético y la atención sanitaria;

9.      Pide al Gobierno y a la Rada Suprema de Ucrania que cumplan las expectativas que la población del país tiene en relación con el emprendimiento de reformas reales y profundas con vistas a poner fin a la crisis actual y a conducir al país a la estabilidad política, económica y social mediante, entre otras, las siguientes medidas:

•  la erradicación sistemática de la corrupción;

•  el establecimiento del Estado de Derecho;

•  la descentralización y la concesión de garantías profundas de participación democrática de los habitantes de las regiones en todos los procesos importantes de toma de decisiones, en particular, en el ámbito del desarrollo social y económico;

•  la desvinculación definitiva de la política por parte de los oligarcas, bajo control democrático;

•  el respeto de los derechos humanos y democráticos, incluidos los derechos lingüísticos;

•  la disolución de las unidades paramilitares y la reinstauración de un control estatal estricto de la policía y el ejército;

•  el control parlamentario transparente, democrático y legal inmediato de todas las fuerzas de seguridad del país y el desarme de todas las denominadas «fuerzas de seguridad» paramilitares y privadas;

10.    Hace un llamamiento urgente a la UE para que vincule ulteriores ayudas económicas y financieras a Ucrania a la aplicación de dicho programa de reformas;

11.    Manifiesta su preocupación por que los políticos y las autoridades de Ucrania sigan mostrando una indiferencia inaceptable ante el peligro que representa la extrema derecha e incluso fuerzas abiertamente neonazis, cooperen con ellas en las elecciones y les permitan asumir cargos dentro de las fuerzas del orden; resalta el hecho de que el permitir a personas con ideas de extrema derecha el control de puestos con considerables recursos policiales constituye un peligro evidente para la democracia; hace un llamamiento urgente al Gobierno y a las fuerzas políticas democráticas de Ucrania para que se desvinculen completamente de los grupos o milicias de extrema derecha,

12.    Reitera que una política de vecindad oriental que no tiene en cuenta los intereses de todos los actores involucrados, incluida Rusia, ha fracasado; subraya la necesidad de rediseñar la política de vecindad oriental con miras a desarrollar una cooperación regional que no excluya a ningún país; pide a Rusia que participe activamente en ese proceso y que muestre su disposición a participar en las políticas de buena vecindad;

13.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Parlamentos y los Gobiernos de los Estados miembros, Ucrania y Rusia y a las Asambleas Parlamentarias de la OSCE y del Consejo de Europa.

Última actualización: 14 de enero de 2015Aviso jurídico