Procedimiento : 2018/2553(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0090/2018

Textos presentados :

B8-0090/2018

Debates :

Votaciones :

PV 08/02/2018 - 12.12

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0042

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 263kWORD 53k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0085/2018
5.2.2018
PE614.399v01-00
 
B8-0090/2018

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre la situación del OOPS (2018/2553(RSP))


Tamás Meszerics, Margrete Auken, Molly Scott Cato, Florent Marcellesi, Pascal Durand, Bart Staes, Jill Evans, Judith Sargentini, Klaus Buchner, Eva Joly, Bodil Valero, Heidi Hautala, Jakop Dalunde, Jordi Solé, Keith Taylor, Josep-Maria Terricabras en nombre del Grupo Verts/ALE
Fabio Massimo Castaldo, Ignazio Corrao, Rosa D’Amato

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación del OOPS (2018/2553(RSP))  
B8‑0090/2018

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre el conflicto entre Israel y Palestina,

–  Vista la Declaración conjunta de la Unión Europea y el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) sobre la ayuda europea al OOPS (2017-2020), de 7 de junio de 2017,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo sobre el proceso de paz en Oriente Próximo, en particular las de 18 de enero de 2016 y 20 de junio de 2016,

–  Vistas las directrices de la UE sobre Derecho internacional humanitario,

–  Vistas las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el conflicto palestino-israelí, en particular la Resolución 2334, adoptada el 26 de diciembre de 2016,

–  Vistas las Resoluciones pertinentes de la Asamblea General de las Naciones Unidas,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que, desde 1950, el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) ha recibido un mandato para facilitar educación, atención sanitaria, ayuda y servicios sociales, infraestructura y mejoras en los campos, protección y microfinanciación y ayuda humanitaria a los refugiados palestinos, a raíz de su expulsión o su huida de sus hogares en la guerra de 1948 tras la creación del Estado de Israel;

B.  Considerando que, según estimaciones, existen 5,3 millones de refugiados palestinos bajo el mandato del OOPS, incluidos 1,5 millones que residen en campamentos del OOPS, repartidos entre Palestina, Líbano, Jordania y Siria;

C.  Considerando que el derecho de retorno de los refugiados palestinos se ha consagrado en varias resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU); que con arreglo al Derecho internacional humanitario, la responsabilidad primordial del bienestar de la población local corresponde a la potencia ocupante; que la cuestión de los refugiados palestinos ha sido una de las cuestiones más importantes y controvertidas de los sucesivos esfuerzos de paz y que sigue sin resolverse hasta la fecha;

D.  Considerando que el mandato del OOPS fue creado por una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas y ha sido renovado reiteradamente con el apoyo de una gran mayoría de Estados miembros de las Naciones Unidas, por última vez hasta el 30 de junio de 2020 con el voto favorable de 167 Estados;

E.  Considerando que, hasta que se alcance una solución justa de la cuestión de los refugiados palestinos, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha continuado insistiendo en la necesidad de que el OOPS continúe su trabajo y en el papel fundamental que este ha desempeñado al facilitar servicios esenciales a los refugiados palestinos;

F.  Considerando que un número cada vez mayor de refugiados palestinos depende de los servicios del OOPS debido a los conflictos en Oriente Próximo, incluida la guerra en Siria y sus consecuencias en Líbano y Jordania, la ocupación prolongada de Palestina y el bloqueo de diez años de la Franja de Gaza y los conflictos constates en ella, así como por el deterioro de las condiciones socioeconómicas y el crecimiento demográfico; que las operaciones del OOPS se enfrentan a obstáculos graves y de amplio alcance en Palestina, y especialmente en Gaza debido al bloqueo israelí de la zona; que las instalaciones del OOPS fueron bombardeadas en siete ocasiones durante el conflicto entre Israel y Gaza en 2014, con el resultado de la muerte de al menos 44 civiles, incluidos diez miembros del personal de las Naciones Unidas;

G.  Considerando que el OOPS se financia principalmente mediante contribuciones voluntarias; que Israel no contribuye a la financiación del OOPS; que el Gobierno de los Estados Unidos anunció el 16 de enero de 2018 la retirada de 65 millones USD de una contribución inicial prevista de 125 millones USD al presupuesto del programa del OOPS para 2018, precisando que cualquier futuro pago estaría supeditado a cambios importantes en la manera en que el OOPS opera; que, habida cuenta de que los Estados Unidos aportaron 364 millones USD al presupuesto del OOPS en 2017, esta súbita decisión del presidente Trump puede traducirse en un recorte de casi 300 millones USD;

H.  Considerando que la Unión y sus Estados miembros, tomados en su conjunto, son los principales donantes al OOPS, con una aportación de 441 millones EUR en 2017; que la Unión, sobre la base de sus declaraciones conjuntas plurianuales, ha venido prestando al OOPS un apoyo político y financiero previsible y fiable; que el Parlamento Europeo ha expresado siempre su apoyo a las contribuciones continuas y sustanciales de la Unión al OOPS;

I.  Considerando que el OOPS se ha enfrentado a carencias financieras estructurales importantes durante muchos años y se enfrentará a continuas dificultades en 2018, independientemente de la decisión del Gobierno de los Estados Unidos;

J.  Considerando que durante los últimos tiempos, el OOPS ha adoptado medidas internas para racionalizar su estructura de costes y reforzar los controles del gasto; que el secretario general de las Naciones Unidas hizo en su informe de 30 de marzo de 2017 una serie de recomendaciones destinadas a garantizar al OOPS una financiación adecuada, previsible y sostenible;

1.  Renueva su manifestación de profunda solidaridad con los millones de refugiados palestinos que han soportado, con inmensa dignidad y resiliencia y durante generaciones, un desplazamiento de duración indeterminada, dificultades extremas y una apatridia injusta y prolongada;

2.  Denuncia el fracaso colectivo de la comunidad internacional, especialmente de la Unión Europea, en garantizar una solución justa y duradera al conflicto entre Israel y Palestina; subraya que esto incluye una solución justa para la cuestión de los refugiados palestinos; recuerda a todas las partes, en este sentido, el carácter fundamental del derecho de retorno de los refugiados palestinos;

3.  Elogia el admirable trabajo del OOPS y de su personal, que proporcionan una ayuda vital, educación y protección a millones de refugiados palestinos en todo Oriente Próximo;

4.  Destaca la importancia de garantizar el funcionamiento sin trabas del OOPS y la prestación de sus servicios para el bienestar, la protección y el desarrollo humano de los refugiados palestinos, pero también para la estabilidad del conjunto de la región; pide a Israel, como potencia ocupante, que elimine las múltiples restricciones que impiden las operaciones diarias del OOPS en Cisjordania, incluida Jerusalén oriental, y en Gaza, y que respete la neutralidad de las instalaciones del OOPS, en consonancia con el Derecho humanitario internacional y el estatuto diplomático del OOPS, amparado por las Naciones Unidas;

5.  Critica duramente la reciente decisión del Gobierno de los Estados Unidos de reducir en más de la mitad su financiación prevista para el OOPS, lo que tendrá las más graves consecuencias para los refugiados palestinos, en particular los niños, que dependen del OOPS para su educación, el acceso al suministro de alimentos de emergencia y otras fuentes de ayuda vital; insta a las autoridades de los Estados Unidos a que reconsideren su decisión y a que reanuden su apoyo al OOPS;

6.  Rechaza la politización de la ayuda humanitaria y recuerda a todos los donantes, incluidos los Estados Unidos, que la ayuda humanitaria no puede utilizarse para obtener beneficios políticos en negociaciones internacionales;

7.  Pide al Gobierno israelí que contribuya al OOPS, teniendo también en cuenta su interés directo en evitar un abandono total de la satisfacción de las necesidades básicas de los refugiados palestinos;

8.  Lamenta que la contribuciones de los Estados árabes al presupuesto del programa del OOPS fueran inferiores al compromiso asumido por la Liga de los Estados Árabes de cubrir el 8 % de dicho presupuesto en 2017; pide a los Estados árabes, especialmente a los países del Golfo, que demuestren su compromiso permanente con los refugiados palestinos mediante una mayor contribución financiera;

9.  Destaca que la solución a la situación financiera del OOPS es una responsabilidad colectiva y ha supuesto un reto permanente que la reciente decisión del Gobierno de los Estados Unidos no ha hecho sino agravar; pide a la Unión, incluidos sus Estados miembros, que asuman el liderazgo en el ámbito internacional a fin de encontrar soluciones colectivas a la situación financiera del OOPS;

10.  Acoge con satisfacción la decisión adoptada por la Unión y varios Estados miembros de acelerar los pagos al OOPS con el fin de preservar la prestación de servicios esenciales en los primeros meses del año; insta a los demás a seguir su ejemplo a fin de evitar cualquier interrupción en la prestación de servicios y dar algo de margen al OOPS y a la comunidad internacional para estudiar soluciones a más largo plazo;

11.  Pide a la Unión y a sus Estados miembros, pero también a países no europeos, que movilicen fondos adicionales para el presupuesto del programa del OOPS en 2018, para ayudar al OOPS a hacer frente a sus necesidades financieras inmediatas a corto plazo, incluyendo, si fuera necesario, reservas para ayuda de emergencia;

12.  Manifiesta su indignación ante la obstrucción permanente e injustificada por parte de las autoridades israelíes a cualquier visita de organismos oficiales o de diputados del Parlamento Europeo a la Franja de Gaza; subraya que esta obstrucción impide que el Parlamento cumpla con su responsabilidad básica de supervisión de la acción de la Unión, especialmente en lo que atañe a la financiación del OOPS;

13.  Decide enviar una delegación ad hoc a Gaza/Palestina para evaluar la situación sobre el terreno, en particular los retos más difíciles a los que se enfrenta el OOPS en la prestación de servicios básicos a los refugiados palestinos; subraya la necesidad de que dicha delegación evalúe también la destrucción por parte de las autoridades israelíes de al menos 400 estructuras para palestinos en Cisjordania financiadas por la Unión, por valor de 1,5 millones EUR, incluida más recientemente una escuela para niños beduinos en Abu Nauar;

14.  Lamenta profundamente la muerte de treinta miembros del personal del OOPS y los ataques contra sus instalaciones desde 2012 en Siria y Gaza, que constituyen graves violaciones del Derecho humanitario internacional; pide que estos delitos sean efectivamente investigados y que sus responsables rindan cuentas;

15.  Destaca que el apoyo dado al OOPS y el trabajo que realiza no constituyen un sustituto de los esfuerzos políticos creíbles dirigidos a lograr una paz justa y duradera entre israelíes y palestinos en el marco de un acuerdo de paz negociado, incluida una solución justa y duradera para los refugiados palestinos;

16.  Pide a la Unión, por tanto, que cumpla sus responsabilidades a escala mundial mediante la adopción de una iniciativa de paz ambiciosa y global para la región; hace hincapié en que esta política renovada de la Unión debe centrarse en la preservación de la viabilidad a largo plazo de una solución de dos Estados;

17.  Recuerda, en este sentido, la necesidad de que las instituciones de la Unión y los Estados miembros hagan cumplir su requisito jurídicos de no reconocimiento y, en consonancia con la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, apliquen una política general y eficaz de la Unión de diferenciación entre Israel y sus asentamientos, basada en un respeto estricto del Derecho internacional y de los principios de la Unión;

18.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al representante especial de la Unión Europea para el proceso de paz en Oriente Próximo, a los Parlamentos y los Gobiernos de los Estados miembros, al secretario general de las Naciones Unidas y al Comisionado General del OOPS.

Última actualización: 7 de febrero de 2018Aviso jurídico