Procedimiento : 2010/2157(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0350/2011

Textos presentados :

A7-0350/2011

Debates :

PV 14/11/2011 - 22
CRE 14/11/2011 - 22

Votaciones :

PV 15/11/2011 - 7.9
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0485

INFORME     
PDF 265kWORD 153k
14 de octubre de 2011
PE 462.525v02-00 A7-0350/2011

sobre el cambio demográfico y sus consecuencias para la futura política de cohesión de la UE

2010/2157(INI)

Comisión de Desarrollo Regional

Ponente: Kerstin Westphal

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales
 OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre el cambio demográfico y sus consecuencias para la futura política de cohesión de la UE

2010/2157(INI)

El Parlamento Europeo,

–    Visto el Quinto informe sobre la cohesión económica, social y territorial de la DG de Política Regional, en particular sus páginas 230-234,

–    Vistos las conclusiones del V Informe sobre cohesión económica, social y territorial: el futuro de la política de cohesión (COM(2010)0642), y el documento que lo acompaña (SEC(2010)1348),

–    Visto el documento de trabajo de la DG de Política Regional sobre Regiones 2000 y la evaluación de los desafíos a lo que se enfrentarán las regiones de la UE, de noviembre de 2008 (documento de referencia para el documento de trabajo de los servicios de la Comisión (SEC(2008)0868),

–    Vista su Resolución, de 11 de noviembre de 2010, sobre los retos demográficos y la solidaridad entre las generaciones(1),

–    Vista su Resolución, de 21 de febrero de 2008, sobre el futuro demográfico de Europa(2),

–    Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 10 de mayo de 2007, titulada «Promover la solidaridad entre las generaciones» (COM(2007)0244),

–    Vista su Resolución, de 23 de marzo 2006, sobre los retos demográficos y la solidaridad entre las generaciones(3),

–    Vista la Comunicación de la Comisión, de 12 de octubre de 2006, titulada «El futuro demográfico de Europa: transformar un reto en una oportunidad (COM(2006)0571),

–    Visto el Libro Verde de 16 de marzo de 2005 titulado «Frente a los cambios demográficos, una nueva solidaridad entre generaciones» (COM(2005)94 final),

–    Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–    Vistos el informe de la Comisión de Desarrollo Regional y las opiniones de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A7-0350/2011),

A.  Considerando que el cambio demográfico en la UE y en el mundo es una realidad y abordarlo es una de las tareas fundamentales del futuro, y que la población de la UE es la más envejecida del mundo;

B.   Considerando que el cambio demográfico se caracteriza por el envejecimiento de la población y por los importantes flujos migratorios tanto desde terceros países hacia la UE como en el interior de la UE, y de este a oeste y de las zonas rurales a las zonas urbanas;

C.  Considerando que el cambio demográfico está generando nuevas tareas para algunas regiones en concreto, pero que debe verse no solamente como una amenaza, sino también como una oportunidad;

D.  Considerando que en el estudio «Regiones 2020» de la DG de Política Regional de la Comisión Europea se califica el cambio demográfico como un desafío crucial;

E.   Considerando que el cambio demográfico afecta por igual a las zonas rurales y a las urbanas, con diversas implicaciones, entre ellas para la oferta de infraestructuras y servicios de calidad,

F.   Considerando que, si bien abordar los múltiples desafíos demográficos es sobre todo una labor que han de realizar los Estados miembros, las regiones han de ser proactivas y, por tanto, necesitan apoyo a escala de la Unión Europea,

G.  Considerando que, en el marco de los programas operativos 2007-2013, los Estados miembros han previsto 30 000 millones de euros en concepto de recursos de los Fondos Estructurales para medidas vinculadas al cambio demográfico, y que las autoridades regionales y locales ocupan una posición central para hacer frente a este cambio, por lo que, de entre los instrumentos de la UE, la política regional será un instrumento decisivo en este ámbito;

Aspectos generales

1.   Cree que el aumento de la esperanza de vida en Europa es un hecho satisfactorio; opina que, con frecuencia, la opinión pública solamente es consciente de los peligros y no de las oportunidades inherentes al cambio demográfico;

2.   Considera que se deben estudiar detenidamente todas las oportunidades y aprovecharlas de una manera adecuada, inclusive con el apoyo de los instrumentos de la política de cohesión;

3.   Considera que el cambio demográfico se manifiesta de modo muy diverso en las distintas regiones, en función de si se produce con lentitud o celeridad y según se trate de una región de acogida de inmigración o de una región con población en declive, y que, por tanto, requiere estrategias de adaptación distintas y debe ser abordado de forma coordinada por todas las autoridades europeas, nacionales y regionales; señala que la calidad de vida se define de manera diferente en las regiones de población menguante, particularmente las regiones rurales, y en las regiones con población creciente, y considera, por consiguiente, que se precisan estrategias de apoyo diferenciadas; opina que la migración laboral acentúa los efectos del cambio demográfico y que el envejecimiento poblacional es solo un componente de la cuestión;

4.   Considera que el FEDER y el FSE pueden contribuir a hacer frente a los desafíos derivados del cambio demográfico en la UE, en concreto el aumento del número de personas de más edad y la disminución de la población joven; respalda la utilización de fondos del FEDER para apoyar la adaptación de las viviendas a las necesidades de las personas de edad avanzada, a fin de garantizar una calidad de vida elevada de una sociedad que envejece; pide a los Estados miembros y a las regiones que hagan uso de los fondos disponibles en el marco del FEDER y el FSE para apoyar a las familias jóvenes;

5.   Considera que un marco político favorable a la igualdad de género podría ayudarnos a abordar los desafíos demográficos; solicita, por consiguiente, que la cuestión relativa a la igualdad de género se tenga en cuenta en todos los debates sobre las cuestiones demográficas;

6.   Considera que el agravamiento actual de la situación demográfica en al menos algunos de los Estados miembros suscitará debates sobre la reforma de los sistemas de pensiones en un futuro cercano;

Las reformas de la política estructural

7.   Pide a los Estados miembros y a las regiones que tengan en cuenta los niveles divergentes de desarrollo de las regiones y también los indicadores demográficos, por ejemplo la tasa de dependencia, al asignar y distribuir los Fondos Estructurales de la UE y definir los indicadores de impacto; recuerda que la UE tiene la mayor proporción de población de edad avanzada de todo el mundo; considera que la Comisión debería también proponer modos de luchar contra el cambio demográfico a escala europea; considera que es esencial, tanto desde la perspectiva del acceso a las infraestructuras y los servicios como de la protección del medio ambiente, que se analice no solo la migración de mano de obra, sino también la necesidad de asegurar las condiciones necesarias para que los ciudadanos permanezcan en sus regiones, a fin de evitar que la población se concentre en determinadas zonas urbanas;

8.   Considera que mediante la puesta en práctica de las políticas de la UE es posible encontrar soluciones conjuntas y sinergias, también en el ámbito del cambio demográfico; insta a la Comisión a que integre el cambio demográfico como un objetivo horizontal en la futura política de cohesión; pide además a la Comisión que insista en que esta cuestión se tenga en cuenta al celebrar asociaciones de inversión con los Estados miembros;

9.   Anima a los Estados miembros y a las regiones a prestar más atención que en el pasado al cambio demográfico y sus repercusiones, con medidas que lo aborden como objetivo horizontal en la configuración de los programas marco estratégicos nacionales (o cualquier documento correspondiente) y en sus programas operativos; considera, a este respecto, que las medidas emblemáticas de la Estrategia Europa 2020, incluida la asociación europea para la innovación sobre un envejecimiento activo y saludable, podrían vincularse directamente a las preferencias de los socios en estos programas;

10. Pide medidas proactivas para prevenir las consecuencias negativas del cambio demográfico y una mayor asistencia técnica a las regiones que más sufren el éxodo y el envejecimiento de la población, con el fin de asegurar su capacidad de absorción y de beneficiarse de los Fondos Estructurales;

11. Considera que los agentes públicos y privados de Europa tienen la oportunidad de liderar la respuesta a los retos que conllevan el cambio demográfico y el envejecimiento, recurriendo entre otras cosas a medidas de innovación social; señala que, en el futuro, una proporción cada vez mayor de las inversiones tanto del sector privado como del público tendrá que dedicarse a los costes generados por el envejecimiento; observa que el sector tiene un potencial creciente para el mundo empresarial y la innovación;

12. Destaca que el cambio demográfico, en particular el envejecimiento de la población, incide claramente en las prestaciones de infraestructura social como los regímenes de pensiones y los cuidados de enfermería y asistencia sanitaria, pues las autoridades regionales deben satisfacer la creciente demanda de los diversos grupos de población;

13. Pide que las normas futuras del FSE sean más sencillas de gestionar y, por consiguiente, permitan a las organizaciones pequeñas aprovechar en mayor medida los fondos y desarrollar y administrar proyectos sociales innovadores; pide a la Comisión que aumente en el futuro FSE los fondos destinados a los proyectos piloto transnacionales a escala de la UE que abordan asuntos sociales y de empleo, para facilitar la cooperación innovadora regional, transfronteriza y macrorregional y hacer así frente a los desafíos comunes resultantes del cambio demográfico;

Desarrollo urbano e infraestructuras

14. Anima a las regiones a utilizar los Fondos Estructurales para contribuir a hacer frente a los desafíos demográficos y mejorar el acceso a los servicios sociales y administrativos, también en las ciudades y pueblos pequeños y remotos, promoviendo el potencial específico de cada una de las regiones y reforzando los factores que hacen que las personas quieran permanecer en ellas;

15. Pide a la Comisión que introduzca condiciones más flexibles para incentivar la financiación combinada por parte del FEDER y el FSE al concebir y aplicar planes o estrategias de desarrollo urbano integrado;

16. Considera que para evitar el éxodo de estas zonas es necesario desarrollar ciudades favorables a los menores y a las familias, y adaptadas a las necesidades de las personas con discapacidad y con movilidad reducida; estima que una de las características de esta concepción consiste en conseguir, en la medida de lo posible, que las distancias que haya que recorrer para ir al trabajo, al domicilio y a los centros de ocio no sean excesivas; insta a las regiones a que, en el contexto de la ordenación urbana, garanticen la alternancia y el desarrollo de manera equilibrada y armoniosa de las zonas residenciales, las de actividad comercial y las zonas verdes, y la mejora de las conexiones con las zonas suburbanas designadas como nuevas zonas residenciales; pide además que se sigan desarrollando las oportunidades de trabajo a domicilio;

17. Observa que las ciudades pequeñas en regiones de emigración tienen una función particularmente importante que desempeñar como centros de prestación de servicios; pide que esa función de estabilización se contemple en los futuros Fondos Estructurales, sobre todo mediante una mejor coordinación del FEADER con el FEDER y el FSE; señala que el éxodo rural repercute negativamente sobre las zonas urbanas, y que las zonas rurales dinámicas desde el punto de vista económico y social constituyen un bien público que debe reconocerse a través de un programa de desarrollo rural dotado de los recursos adecuados; pide a los Estados miembros, las regiones y los municipios que ofrezcan una amplia red operativa de servicios a los habitantes de todas las edades, para impedir el éxodo rural y la despoblación;

18. Señala que los fondos del FEDER también pueden utilizarse para impedir la exclusión social de las personas de edad avanzada, por ejemplo creando infraestructuras y servicios destinados a las mismas y garantizando la accesibilidad de todos;

19. Considera que en las regiones en las que se registra un descenso de la población deberían apoyarse financieramente las estrategias de adaptación; sostiene que la ordenación urbana y regional debe tener más en cuenta los usos cambiantes de las infraestructuras, inclusive mediante la revitalización y la reestructuración de los centros urbanos, siendo este un ámbito en el que la cooperación con el sector privado también es importante; señala que una de las prioridades de la política urbana debe ser el desarrollo de ciudades adecuadas para las personas de edad avanzada; pide que se reconozca y desarrolle el potencial turístico urbano y los objetivos relativos al patrimonio, dado que ofrecen oportunidades para atraer a nuevos residentes a zonas amenazadas por la despoblación;

20. Insta a las regiones a que adopten enfoques innovadores en el ámbito del transporte público local que respondan, entre otros, a los desafíos derivados de la reducción del número de pasajeros, en particular en las zonas rurales; pide a la Comisión que apoye financieramente este tipo de proyectos;

Personas de edad avanzada, menores y familias

21. Aboga por que se dé prioridad dentro del FEDER a la concesión de créditos con tipos de interés reducidos para poder apoyar la adaptación de las viviendas a las necesidades de las personas de edad avanzada; propone que se permita destinar recursos financieros, bajo determinadas condiciones, a viviendas con servicios de asistencia y a conjuntos residenciales para la convivencia intergeneracional, a fin de evitar el aislamiento de las personas de edad avanzada y aprovechar su potencial creativo, con objeto de garantizar una mejor calidad de vida a una sociedad que envejece;

22. Anima a los Estados miembros a ajustar las prestaciones sociales y sanitarias a las necesidades de todos, especialmente familias y niños, y a poner a disposición fondos para garantizar a las personas de edad avanzada una prestación de servicios de asistencia a domicilio y una asistencia médica completa, con independencia de sus ingresos, edad o posición social, para evitar la despoblación de las zonas rurales y regiones periféricas;

23. Considera que las inversiones públicas en los sistemas sanitario y asistencial son importantes para la cohesión social en Europa; insta a los Estados miembros a que garanticen una buena asistencia médica también en las zonas rurales, por ejemplo mediante servicios de salud y clínicas en línea regionales que permitan combatir la «desertización médica», y, en las regiones fronterizas, mediante una mayor cooperación transfronteriza entre clínicas y entre partes interesadas, así como estudiando la posibilidad de utilizar los Fondos Estructurales para promover medidas adicionales en el ámbito de la telemedicina y la asistencia, y apoyar el envejecimiento activo; solicita a la Comisión que determine modos innovadores para prestar ayuda financiera para este tipo de acciones;

24. Advierte del peligro de problemas regionales específicos en la prestación de servicios de interés general, sobre todo en lo que se refiere a la falta de personal cualificado en el sector de los cuidados sanitarios en ciertas regiones; considera que estas regiones deben desarrollar respuestas regionales específicas para las necesidades y las dificultades de la prestación de servicios y utilizar los fondos del FSE para la formación de personal cualificado en el sector de los cuidados sanitarios para garantizar un nivel elevado de calidad de los cuidados y la creación de nuevos empleos, también a través de programas de reconversión profesional de los desempleados; recalca que de este modo se contribuye directamente al objetivo de Europa 2020 de crear más puestos de trabajo;

25. Insiste en la importancia de crear condiciones que permitan a las personas equilibrar la vida profesional, familiar y personal y, por ejemplo y a ser posible, de velar por la existencia de una amplia red de centros de atención de menores de todas las edades durante toda la jornada, que sean fiables y de calidad, con medios y posibilidades de aprendizaje preescolar, para impedir la despoblación; reconoce al mismo tiempo la valiosa función que desempeñan las familias ampliadas en el cuidado de los niños;

26. Entiende que es importante contar con suficientes viviendas asequibles para las familias, de forma que se pueda mejorar la compatibilidad entre la familia y el trabajo, puesto que el apoyo a las familias jóvenes puede ayudar a aumentar la tasa de natalidad en los Estados miembros;

Migración e integración

27. Hace hincapié en que la migración podría causar algunos problemas de integración;

28. Señala que la migración de mano de obra cualificada de los nuevos Estados miembros a los antiguos Estados miembros es uno de los mayores problemas demográficos para los primeros y está repercutiendo negativamente en la estructura de edad de su población; subraya además que la migración también afecta al personal médico y, por lo tanto, pone en peligro la sostenibilidad del sistema sanitario en las regiones menos desarrolladas;

29. Reconoce, no obstante, que la migración ofrece también oportunidades, en particular a las regiones de emigración, de detener las repercusiones negativas del cambio demográfico, e insta, por tanto, a los Estados miembros a reconocer la integración de los migrantes como una medida política importante desde el punto de vista estratégico;

30. Insta a los Estados miembros a que acuerden una estrategia común en materia de migración legal, también porque Europa, especialmente en determinados sectores, depende de la migración de mano de obra cualificada (tanto entre los Estados miembros como de fuera de la UE, especialmente de los países limítrofes de la Unión), por razones de orden demográfico; considera que los Estados miembros deben esforzarse por conservar la mano de obra cualificada para contribuir al desarrollo equilibrado de las regiones y mitigar las consecuencias del cambio demográfico;

31. Propone que se concedan más fondos para la integración de los inmigrantes a fin de eliminar prejuicios, y que se promuevan los cursos de formación y los actos en comunidad para fomentar los intercambios;

Empleo

32. Pide a la Comisión que oriente el FSE de forma que se tengan en cuenta las diferentes fases de la vida de las personas, y que garantice una mayor utilización del potencial profesional y voluntario para asumir los desafíos derivados del cambio demográfico; señala que deberían aprovecharse la experiencia y los conocimientos de las personas de edad avanzada, por ejemplo para ayudar a preparar proyectos, con vistas a facilitar el relevo generacional, para lo que se necesitan soluciones adecuadas; considera que la comunicación intergeneracional ofrece una oportunidad que debería aprovecharse;

33. Considera que las regiones deberían utilizar de manera decidida los fondos del FSE para luchar contra el desempleo juvenil, con el fin de garantizar la integración social de los jóvenes y brindarles la posibilidad de ejercer una profesión adecuada; señala que esto puede lograrse, por ejemplo, apoyando las medidas de formación para los jóvenes y el espíritu empresarial entre los mismos;

34. Considera que se debe seguir apoyando el aumento de la tasa de empleo femenino; pide, por consiguiente, que se facilite a más mujeres el acceso a empleos cualificados y a los programas de formación a lo largo de toda la vida, siempre que la cualificación obtenida corresponda a las necesidades del mercado laboral; recomienda a los Estados miembros que desarrollen sistemas que incentiven la participación de los empleados en proyectos especiales que les ayuden a compaginar la vida laboral y la vida familiar;

35. Hace hincapié en que, en el caso de las regiones europeas que se enfrentan a retos demográficos, la creación del entorno adecuado para un sector privado competitivo e innovador es fundamental para generar nuevas oportunidades de empleo para todas las generaciones;

Análisis y mejores prácticas

36. Considera que la evolución de la estructura demográfica en las regiones debe medirse en términos estadísticos; pide a la Comisión que presente propuestas para se puedan comparar entre sí las bases de datos locales, regionales y nacionales sobre la evolución demográfica, de modo que los datos puedan evaluarse a escala de la UE y se puedan fomentar los intercambios de las mejores prácticas entre Estados, regiones y localidades;

37. Insta a la Comisión a que perfeccione el «Índice de Vulnerabilidad Demográfica» y a que cada cinco años señale cuáles son las regiones europeas que se encuentran más expuestas al cambio demográfico; pide a la Comisión que establezca prácticas piloto para describir las prácticas que se aplican en las regiones que afrontan mayores retos;

38. Insta a los Estados miembros y a las autoridades regionales y locales a que mejoren el grado de cooperación con los actores locales y regionales en las cuestiones relacionadas con el cambio demográfico; estima que en las regiones fronterizas esa cooperación tiene que responder a los deseos y al margen para iniciativas transfronterizas; sugiere el desarrollo de programas de formación en la materia para lograr un mejor conocimiento y concienciación sobre esta problemática; pide a las regiones que lleven a cabo un intercambio de buenas prácticas en relación con los retos vinculados al envejecimiento;

39. Propone a la Comisión que, en el marco de la cooperación territorial, promueva la creación de redes europeas en las que las autoridades locales y regionales y los agentes de la sociedad civil puedan aprender unas de otras para resolver los problemas derivados del cambio demográfico;

40. Solicita a la Comisión que estudie el modo de reformular adecuadamente la idea de un programa ERASMUS destinado a los cargos electos locales y regionales, y que presente con mayor detalle su idea relativa a una Universidad de verano o de invierno, lo que permitiría a representantes de las distintas regiones europeas intercambiar opiniones sobre experiencias positivas y posibles soluciones en cuestiones demográficas;

41. Pide a la Comisión que recopile las buenas prácticas, las analice y las comparta con los Estados miembros y sus regiones, a fin de que puedan servir de ejemplo a la hora de diseñar políticas para los restos demográficos;

42. Pide a los Estados miembros y a las regiones que intercambien experiencias, buenas prácticas y nuevos enfoques para prevenir las consecuencias negativas del cambio demográfico;

o

o o

43. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1)

Textos Aprobados, P7_TA(2010)0400.

(2)

DO C 146 E de 6.8.2009, p. 75.

(3)

DO C 292 E de 1.12.2006, p. 11.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

1. El cambio demográfico: una oportunidad, no una amenaza

El cambio demográfico es un hecho constatable en la UE y su gestión será una de nuestras tareas fundamentales de cara al futuro. La población europea continúa envejeciendo: contamos con la población de mayor edad y con el crecimiento de población más bajo del mundo. En la mayoría de los Estados miembros los índices de natalidad son inferiores al nivel de remplazo, que se sitúa en 2,1 hijos por mujeres (y en algunos casos continúan disminuyendo) mientras que la esperanza de vida aumenta. Una niña nacida en Alemania en el año 2010 tiene un 50 % de posibilidades de vivir 100 años. Por lo tanto, no hay ninguna duda de que el cambio demográfico representa la tendencia más importante del siglo XXI, ya que modificará de manera fundamental la situación política, social, económica europea.

Muchos consideran que el cambio demográfico representa un problema. En opinión de la ponente, esta actitud no es la adecuada y es favorable a tener en cuenta las ventajas que puede aportar esta situación para Europa. El problema no es el cambio demográfico en sí sino las reticencias con que lo abordan la política y la sociedad.

A juicio de la ponente, el cambio demográfico confrontará a muchas regiones de la UE con nuevos desafíos. Por consiguiente es importante que la evolución demográfica se analice también, y en particular, a nivel regional, donde se aprecian tendencias muy divergentes. Mientras que en muchas regiones rurales el cambio de la estructura demográfica se manifiesta debido al éxodo de población juvenil, las zonas urbanas más prósperas se benefician de la afluencia de migrantes. Aglomeraciones urbanas como Londres deben gestionar flujos de inmigración mientras que los habitantes de regiones como los nuevos Estados federados alemanes, la Polonia occidental o el norte de España abandonan estas regiones. En unas veinte regiones de Europa, la población descenderá en más del 10 %.

2. La evolución demográfica y la política regional de la UE

No todas las regiones se han dado aún cuenta de que el cambio demográfico conlleva no sólo riesgos sino también ventajas. Ante la diversidad de los desafíos, las regiones y los municipios deberán dotarse de sus propias estrategias. En principio, este ámbito atañe a la competencia de los Estados miembros; no obstante, la ponente considera que las regiones deben desarrollar una acción anticipadora, y que posiblemente necesitarán orientaciones y perspectivas.

En las conclusiones de su quinto informe de cohesión(1) , la Comisión subraya la importancia del cambio demográfico. Y en su Comunicación «Fomentar la solidaridad entre las regiones», la Comisión destaca la necesidad de garantizar los derechos de cada generación. Los niños y los jóvenes deben participar en la sociedad, y en ese contexto se incluye el apoyo a las familias, la creación y el mantenimiento de una oferta de alta calidad en cuanto a centros de acogida diurna, instituciones de enseñanza, formación profesional y adecuadas perspectivas profesionales. Las personas de mediana edad, por su parte, necesitan apoyo para el cuidado y educación de los hijos, e, igualmente, para atender y prestar ayuda a sus familiares de edad avanzada. Las personas de edad avanzada necesitan ayuda para participar de modo activo y con autonomía en la vida social.

Los Estados miembros y las regiones pueden hacer uso de los Fondos Estructurales para desarrollar estrategias adecuadas. En este contexto, la política estructural cofinancia proyectos que permiten organizar adecuadamente el cambio demográfico. Durante el periodo de programación 2007-2013, los Estados miembros tienen previsto destinar unos 30 000 millones de euros (el 8,5 % de los Fondos Estructurales) a medidas de esta índole en el marco de sus programas operativos. De esta forma, la política regional se convierte en un instrumento clave para abordar el cambio demográfico.

3. Exigencias y cuestiones recogidas en el presente informe

La ponente es consciente de que el cambio de la estructura demográfica es un tema que afecta a distintos sectores(2). No obstante, considera que es precisamente también la política estructural la que debe adoptar una posición con respecto a los enormes desafíos que presenta el cambio demográfico. En este contexto, la ponente define seis ámbitos destacados:

1. Los Fondos Estructurales deben adaptarse mejor a los desafíos que presenta el cambio demográfico. La Comisión debería considerar este cambio cono una prioridad fundamental para el desarrollo de Europa. Además, los Estados miembros y las regiones deberían prestar más atención al tema que en el pasado y reconocerlo en sus programas operativos como prioridad horizontal. Al repartir los Fondos Estructurales entre las regiones deberían tenerse en cuenta los indicadores demográficos.

2. En lo que a las infraestructuras se refiere, la ponente prevé grandes desafíos tanto para las zonas rurales como para las urbanas. Hay que evitar el éxodo de las personas de edad avanzada así como su exclusión social, y la ordenación urbana tienen que reestructurarse. Los Fondos Estructurales pueden servir de ayuda en este contexto. Las ciudades y municipios deben ser atractivos para sus habitantes, lo que incluye una infraestructura favorable a los menores y a las familias así como un servicio público de transporte municipal de calidad.

3. El cambio demográfico afecta a las personas de edad avanzada, a los menores y a las familias, en particular. La política regional puede hacer mucho por estos grupos como, por ejemplo, conceder créditos con unos tipos de interés reducidos mediante los fondos del FEDER, que las personas podrían utilizar para transformar sus viviendas teniendo en cuenta las necesidades de las personas de edad avanzada, o mediante el fomento de conjuntos residenciales para la convivencia intergeneracional. Una asistencia médica de carácter global, la existencia de personal suficiente especializado en la prestación de servicios sanitarios y la existencia de unas estructuras gratuitas de acogida de los menores son elementos fundamentales que podrían apoyarse mediante la política regional.

4. Por razones de orden demográfico, Europa seguirá dependiendo de la inmigración de mano de obra cualificada(3). La Tarjeta Azul no puede ser más que un primer paso de cara a una estrategia europea en materia de inmigración. Además, hay que reconocer que la integración de los inmigrantes se lleva a cabo con distintos grados de éxito. La política de cohesión puede servir de ayuda en este ámbito, por ejemplo mediante la organización de acciones de formación o de actos (como el centro económico germano-turco de Mannheim).

5. Para superar los desafíos demográficos es importante aumentar el porcentaje de mujeres activas. Además, hay que luchar contra el desempleo juvenil. En lo que a las personas de edad avanzada se refiere, es importante utilizar su saber y sus capacidades (por ejemplo en los proyectos de asistencia). En el mercado laboral no debe haber ningún tipo de discriminación por razón de edad. Para este tipo de medidas, los Estados miembros puede recurrir a los fondos del FSE.

6. Para responder a los desafíos del cambio demográfico la ponente considera importante contar con datos estadísticos que ilustren este cambio. En una segunda fase será oportuno mejorar la coordinación entre los servicios competentes en todos los niveles así como intercambiar ejemplos de mejores prácticas.

Si lo definimos y si podemos encontrar respuestas tanto a nivel europeo como a nivel nacional y regional, el cambio demográfico no es ninguna amenaza sino una oportunidad para Europa.

(1)

COM(2010)642, p. 230 y ss.

(2)

Véase el documento 2009/2027(INI) de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (EMPL).

(3)

Alemania, por ejemplo, necesitará en los próximos 15 años entre 30000 y 50000 trabajadores procedentes de terceros países cada año, véase el documento de la Bundesagentur für Arbeit (la agencia federal alemana para el empleo) titulado Perspektive 2025 - Fachkräfte für Deutschland, Núremberg 2011 (p. 31 y siguientes).


OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (19.4.2011)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre el cambio demográfico y sus consecuencias para la futura política de cohesión de la UE

(2010/2157(INI))

Ponente de opinión: Sari Essayah

SUGERENCIAS

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Señala que las proyecciones demográficas en cuanto a las tasas de dependencia por causa de vejez indican una polarización creciente entre las regiones, pues en 2020 habrá 40 regiones en las que dicha tasa será al menos un 25 % superior a la media de la UE, lo que generará serios desafíos no sólo para los regímenes de pensiones y seguridad social, sino también en lo que respecta a la atención a las personas de edad avanzada y la adecuación y la formación del personal, así como muchas otras cuestiones sociales;

2.  Indica que el envejecimiento de la sociedad europea oculta importantes desigualdades regionales; señala que, puesto que los datos nacionales sobre el cambio demográfico obedecen a realidades locales divergentes, en ocasiones resulta difícil identificar las necesidades en materia de infraestructura y transferencias financieras del Gobierno central; pide a la Comisión que ayude a mejorar la calidad y fiabilidad de los datos y estadísticas sobre las tendencias demográficas;

3.  Indica que la mayor esperanza de vida, los menores niveles de fertilidad y la migración han dado lugar a un cambio demográfico, con importantes variaciones en el conjunto del territorio europeo e importantes diferencias entre Estados miembros, regiones y ciudades y, en ocasiones, en el interior de las propias ciudades;

4.  Estima que la prolongación de la esperanza de vida es un dato positivo y que como tal se ha de considerar; pide, por consiguiente, a la UE que vele por que los Estados miembros garanticen que los pensionistas, especialmente los que están expuestos al riesgo de pobreza, no pueden permitirse un hogar o no están en condiciones de cuidar de sí mismos, no caigan en la indigencia;

5.  Considera que la reciente crisis económica y financiera ha empeorado la situación en cuanto a las tendencias demográficas en Europa, haciendo que resulte más difícil resolver el problema;

6.  Reconoce, no obstante, que la migración ofrece también oportunidades, en particular a las regiones de emigración, de detener las repercusiones negativas del cambio demográfico, e insta, por tanto, a los Estados miembros a reconocer la integración de los migrantes como una medida política importante desde el punto de vista estratégico;

7.  Toma nota de que será importante abordar el cambio demográfico si de desean alcanzar los objetivos de la Estrategia UE 2020 en materia de crecimiento inteligente, sostenible e integrador; considera, en este contexto, que el envejecimiento no debería verse como una desventaja sino como una oportunidad de ofrecer mediante fondos estructurales nuevas posibilidades a los Estados miembros, regiones y ciudades;

8.  Destaca que el cambio demográfico, en particular el envejecimiento de la población, incide claramente en las prestaciones de infraestructura social como los regímenes de pensiones y los cuidados de enfermería y asistencia sanitaria, pues las autoridades regionales deben satisfacer la creciente demanda de los diversos grupos de población;

9.  Considera que debe haber indicadores que complementen al PIB como criterios para la asignación de fondos en el marco de la futura política de cohesión de la UE, siendo el más importante, desde el punto de vista del cambio demográfico, la tasa de dependencia por causa de vejez; subraya también, sin embargo, la importancia de otros indicadores sociales al respecto, y señala que en la opinión de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales adjunta al Informe sobre «Más allá del PIB – evaluación del progreso en un mundo cambiante» (2010/2088(INI)) se enumeran muchos importantes indicadores como medio para responder de forma más eficaz a los desafíos de Europa;

10. Indica que el cambio demográfico incide gravemente en las diferentes regiones y requiere estrategias diferenciadas de ajuste, dependiendo de si la región afectada es una región receptora de migración o de población menguante; señala que la calidad de vida se define de manera diferente en las regiones de población menguante, que generalmente son regiones rurales, que en las regiones con población creciente, y considera, por consiguiente, que se precisan estrategias de apoyo diferenciadas;

11. Destaca que el Fondo Social Europeo (FSE) debería considerarse un recurso esencial de apoyo a las oportunidades de formación, el incremento del empleo, la mejora de la reorientación profesional y la inclusión social de las mujeres, los jóvenes y las personas mayores; pide que se aprovecha plenamente el potencial del FSE en este ámbito;

12. Constata que todas las regiones, incluidas las regiones que presentan una tasa neta de emigración, poseen diferentes potenciales específicos; pide a los Estados miembros que, en sus marcos políticos, concedan prioridad a las estrategias que permitan que esas regiones aprovechen plenamente su propio potencial de desarrollo, pues la experiencia muestra que así puede estimularse a los actores económicos y sociales a nivel regional y local, lo que hace que las regiones que presentan una tasa neta de emigración vuelvan a resultar atractivas e inviertan su tendencia migratoria; toma nota de la importancia del FSE en ese contexto y pide unos programas integrados a nivel regional para mejorar la cooperación entre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el FSE y también con la Política Agrícola Común y la política medioambiental, permitiendo con ello satisfacer efectivamente las necesidades de las zonas rurales, y considera que todas las medidas de política de cohesión deberían poseer un enfoque orientado hacia los resultados sobre el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza, la competitividad, el empleo y otros objetivos de la Estrategia UE 2020; pide que la política de cohesión esté supeditada a los resultados y fije objetivos medibles e indicadores de resultados que posibiliten una evaluación continua; reclama que se evalúen y examinen los resultados conseguidos mediante la atribución de fondos del FSE;

13. Insta a que en el marco del FSE se mejoren las condiciones de trabajo y las posibilidades de empleo de las personas mayores y se prevean incentivos para que prolonguen su vida laboral activa; pide que se ofrezca formación adicional a los trabajadores para dominar las cambiantes necesidades de la vida laboral y que se preste apoyo a los empresarios mayores;

14. Considera que la financiación del FSE debería destinarse al desarrollo de servicios asistenciales, incluido el cuidado a largo plazo de las personas mayores como nuevo sector dotado de un crecimiento potencial en el mercado de servicios y como oportunidad para alcanzar mayores índices de empleo, en particular entre las cuidadoras;

15. Propone aprovechar mejor las oportunidades que brinda el FSE de facilitar capital social local para los servicios locales de proximidad a fin de tener presentes las necesidades particulares de las personas mayores y permitirles llevar una vida independiente durante el mayor tiempo posible; indica asimismo que las regiones que presentan una tasa neta de emigración deben adoptar medidas para preservar en la medida de lo posible una estructura natural de población, en particular, velando por la oferta de centros de atención infantil, infraestructura atractiva de educación y acceso universal a otros servicios de interés general;

16. Reclama la creación de condiciones favorables a las empresas, en particular las PYME, mediante la introducción y adaptación de procesos y productos innovadores;

17. Considera que conviene promover vínculos interactivos entre las entidades de investigación y los representantes del mundo empresarial;

18. Expresa su parecer de que en Europa no debería haber regiones periféricas en materia social o económica y que convendría aplicar a tal efecto diferentes políticas y medidas como una política que anime a los jóvenes a permanecer en las regiones periféricas o asentarse en ellas y permita sobrevivir a sus habitantes; constata que, en particular en las regiones que presentan una tasa neta de emigración, las acciones innovadoras y descentralizadas de infraestructura sirven para mejorar la calidad de vida cuando van acompañadas de un gran compromiso ciudadano y que constituyen asimismo factores que refuerzan la estabilidad económica, también entre los jóvenes; considera que convendría renovar anticipadamente las economías y estructuras regionales con vistas a hacer frente al impacto futuro del envejecimiento de la población y que las regiones en las que el envejecimiento de la población será más rápido podrían utilizarse como base de pruebas para experimentar y financiar soluciones innovadoras a los problemas regionales causados por el rápido cambio demográfico, teniendo en cuenta que se precisan servicios sociales nuevos e innovadores en muchos ámbitos, por ejemplo, para:

     –   reconciliar la vida familiar y laboral, incluido un apoyo financiero y unas infraestructuras adecuadas, así como el reconocimiento de las tareas asistenciales,

     –   apoyar el empleo de las personas mayores mediante una mayor flexibilidad en las relaciones de empleo,

     –   detener la marginación de las regiones y las regiones en desarrollo menos avanzadas,

     –   garantizar una prestación universal de servicios de interés general de alta calidad, incluidos los servicios de atención a las personas de edad avanzada, pues el acceso universal a los servicios sociales es un derecho fundamental y conviene preservar asimismo el principio de solidaridad al abordar los desequilibrios demográficos,

     –   aumentar la productividad en la asistencia sanitaria y la atención a las personas de edad avanzada mediante el uso de las TIC,

     –   conservar a la población que va envejeciendo en estado saludable y activo y en condiciones de vivir en su casa y movilizar el potencial de trabajadores, empresarios y voluntarios mayores, promoviendo su empleabilidad, formación y educación; preservar la participación económica y el desarrollo de destrezas (por ejemplo mediante la formación) de una población que va envejeciendo mediante una reforma total de la gestión de las carreras profesionales de los trabajadores de nivel superior de 50 o más años de edad, pues actualmente con frecuencia son objeto de discriminación en los procedimientos de contratación, no tienen un acceso adecuado a la formación, incluidas las nuevas destrezas y tecnologías, y no ven reconocido el valor de la experiencia adquirida,

     –   velar por que los Estados miembros adopten medidas que aseguren un envejecimiento sano, garantizando el acceso equitativo de todos a la asistencia sanitaria básica y mejorando la calidad y la seguridad de los tratamientos médicos,

     –   responder a las fases de deterioro en el estado de las personas de edad avanzada y facilitar asimismo la educación, las destrezas y la formación pertinentes que aseguren que las personas mayores no sufran exclusión social y que los grupos vulnerables como los migrantes, las personas con discapacidad y las personas de edad avanzada puedan recibir cursos de formación para mejorar su acceso a las TIC,

     –   atraer migración con vistas a satisfacer las necesidades del mercado de trabajo regional, pues los migrantes muy cualificados podrían ser vitales para algunos sectores de la economía regional;

19. Se congratula, en este contexto, de la propuesta de la Comisión para una Asociación sobre un envejecimiento activo y saludable, pues podría proporcionar la coordinación necesaria para el desarrollo de las innovaciones citadas; pide que el presupuesto de cohesión se vuelva más flexible para que sea posible probar ideas y enfoques nuevos y estimular la asunción de riesgos y la experimentación;

20. Señala que durante el actual período de programación con la política estructural y regional se apoyan programas en el marco de los respectivos Fondos, y considera que en el próximo período de programación las medidas de los Fondos Estructurales deberían confluir en un documento operativo único al nivel regional adecuado;

21. Señala la necesidad de destinar financiación pública a los niños pequeños y las familias numerosas, en particular para la provisión de centros de atención infantil y la protección de las madres de familia monoparental y las familias monoparentales, que están particularmente expuestas al riesgo de exclusión social, aislamiento y pobreza; destaca que esos servicios son de interés general y contribuyen a la creación de puestos de trabajo y al desarrollo económico local y regional; pide a la Comisión que presente ejemplos de mejores prácticas en determinadas regiones de los Estados miembros;

22. Recomienda, por consiguiente, la realización de inversiones combinadas público-privadas en el sector de la atención infantil y el sistema de educación preescolar;

23. Subraya que el acceso a los servicios adecuados para el cuidado de los niños, los ancianos, las personas con discapacidad y otras personas dependientes es esencial a fin de permitir la participación plena y equitativa de hombres y mujeres en el mercado laboral; señala que lo anterior repercutirá en el nivel de cuidados informales disponibles;

24. Subraya la importancia de la intervención activa de las autoridades públicas, en particular mediante la prestación de servicios sociales de interés general (SSIG), para ayudar a las familias y los niños pequeños, así como la oferta de establecimientos de asistencia y cuidados para las personas mayores y todas las personas dependientes;

25. Destaca que en las regiones en declive el sector del voluntariado y las redes sociales contribuyen de manera importante a satisfacer las necesidades de la población local pero no pueden suplantar el cometido esencial desempeñado por las autoridades públicas en la prestación de servicios de interés general; considera que conviene otorgar reconocimiento a esa ciudadanía activa y prestar apoyo a los organismos implicados en calidad de socios políticos; subraya que así se pondrá en marcha un proceso de aprendizaje que permitirá a las regiones afrontar los desafíos del cambio demográfico;

26. Pide a los Estados miembros que reformen sus regímenes fiscales para velar por que las personas con trayectorias profesionales discontinuas como consecuencia de sus responsabilidades en materia de cuidado infantil o de personas mayores no se vean desfavorecidas en materia de pensión de jubilación y prestaciones de seguridad social;

27. Pide que las normas futuras del FSE sean más sencillas de gestionar y, por consiguiente, permitan a las organizaciones pequeñas aprovechar en mayor medida los fondos y desarrollar y administrar proyectos sociales innovadores; pide a la Comisión que aumente en el futuro FSE los fondos destinados a los proyectos piloto transnacionales a escala de la UE que abordan asuntos sociales y de empleo para facilitar la cooperación innovadora regional, transfronteriza y macrorregional y hacer así frente a los desafíos comunes resultantes del cambio demográfico;

28. Recomienda que los Estados miembros y la Comisión creen sitios web de fácil manejo para que todos puedan saber a qué se destinan realmente los fondos de cohesión de la UE y qué se consigue verdaderamente con ellos;

29. Reclama medidas para sensibilizar a la opinión pública sobre la contribución potencial de los grupos vulnerables de población a la pujanza de las regiones en cuanto fuente de cohesión social;

30. Reclama una mayor cooperación entre la Comisión y los institutos nacionales de estadística, que ofrecen información sobre diferentes cuestiones, incluida las cifras de población y migración, para hacer un seguimiento de los datos y analizar las tendencias demográficas, lo que contribuirá a una asignación más eficiente de los fondos en el conjunto de Europa, con arreglo a los valores y necesidades específicos.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

14.4.2011

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

41

2

3

Miembros presentes en la votación final

Regina Bastos, Edit Bauer, Heinz K. Becker, Mara Bizzotto, Philippe Boulland, Milan Cabrnoch, David Casa, Alejandro Cercas, Ole Christensen, Derek Roland Clark, Marije Cornelissen, Tadeusz Cymański, Frédéric Daerden, Karima Delli, Proinsias De Rossa, Frank Engel, Sari Essayah, Richard Falbr, Ilda Figueiredo, Thomas Händel, Marian Harkin, Roger Helmer, Nadja Hirsch, Liisa Jaakonsaari, Ádám Kósa, Patrick Le Hyaric, Veronica Lope Fontagné, Olle Ludvigsson, Thomas Mann, Elisabeth Morin-Chartier, Csaba Őry, Siiri Oviir, Rovana Plumb, Konstantinos Poupakis, Sylvana Rapti, Licia Ronzulli, Elisabeth Schroedter, Jutta Steinruck, Traian Ungureanu

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Tunne Kelam, Gesine Meissner, Ria Oomen-Ruijten, Csaba Sógor, Emilie Turunen, Cecilia Wikström

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Edit Herczog


OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (26.4.2011)

para la Comisión de Desarrollo Regional

sobre el cambio demográfico y sus consecuencias para la futura política de cohesión de la Unión Europea

(2010/2157(INI))

Ponente de opinión: Anna Záborská

SUGERENCIAS

La Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género pide a la Comisión de Desarrollo Regional, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

A.  Considerando que las políticas en materia de igualdad de género pueden contribuir significativamente a hacer frente a los retos demográficos, concretamente estimulando la integración de las mujeres en el mercado laboral y reduciendo el riesgo de pobreza de mujeres y niños,

B.   Considerando que las mujeres viven más tiempo que los hombres y que la diferencia cada vez mayor entre la esperanza de vida de los hombres y la de las mujeres puede agravar aún más el riesgo de aislamiento, dependencia y pobreza de las mujeres de edad avanzada,

C.  Considerando que el envejecimiento de la población europea constituye uno de los principales retos futuros de la sanidad pública para la Unión Europea, dado el aumento de la carga que suponen determinadas enfermedades crónicas, algunas de las cuales afectan especialmente a las mujeres, y que las autoridades nacionales, regionales y locales han de desempeñar un papel esencial a la hora de garantizar la continuidad, la seguridad y la calidad de la asistencia sanitaria y los servicios de salud pública,

1.   Pide a las autoridades competentes de la UE y a las autoridades nacionales, regionales y locales competentes, dentro del marco de la política de cohesión y a la luz de la Estrategia Europa 2020, que se esfuercen en mayor medida por analizar la eficacia de la aplicación de las medidas de integración de la dimensión de género y de igualdad de género en la política de cohesión, y de las medidas de lucha contra la discriminación, en particular a la vista del nuevo contexto del cambio demográfico, caracterizado por el envejecimiento de la población y por los importantes flujos migratorios, tanto los procedentes de terceros países en dirección de la UE, como los que se producen dentro de la UE de este a oeste y de las zonas rurales a las zonas urbanas, prestando atención a las mujeres víctimas de la exclusión social;

2.   Pide a la Comisión y a los Estados miembros que velen por que todas las autoridades regionales y locales de la UE incluyan medidas de integración de la dimensión de género en sus propuestas de financiación durante el próximo periodo de programación de la política de cohesión, junto con el objetivo de mitigar las repercusiones negativas del cambio demográfico;

3.   Señala que las políticas en materia de asistencia y la prestación de servicios de asistencia están intrínsecamente relacionadas con el logro de la igualdad entre mujeres y hombres, y destaca la inexistencia de servicios de asistencia asequibles, accesibles y de calidad en la mayor parte de los Estados miembros de la UE, así como el hecho de que la labor de asistencia no es compartida equitativamente entre mujeres y hombres, lo cual repercute directa y negativamente en la capacidad de las mujeres para participar en todos los aspectos de la vida social, económica, cultural y política;

4.   Pide a la Comisión que, en el próximo ciclo de la política de cohesión, incorpore programas y proyectos específicos en cooperación con las autoridades regionales destinados a desarrollar y reforzar la participación activa de las mujeres en las PYME, lo que podría mejorar directamente el empleo femenino e impedir la «fuga de cerebros» de las generaciones jóvenes de las zonas rurales a las zonas urbanas o a otros países, con vistas a contrarrestar el declive demográfico;

5.   Pide a las autoridades competentes de la UE y a las autoridades nacionales, regionales y locales competentes que, dentro de sus ámbitos de competencia respectivos y como parte de la política de cohesión para el próximo periodo, prevean iniciativas de apoyo económico a la maternidad y al cuidado de los niños mediante la emisión de vales, bonos y cheques, que promuevan la oferta de servicios y prestaciones para el cuidado de niños y la familia, y que adopten medidas efectivas que permitan a la población compaginar la vida laboral y la familiar, previendo unos horarios laborales flexibles para los padres (resultado de una libre elección) y la prestación en grado suficiente de servicios de calidad y a precios asequibles para el cuidado de los menores, los ancianos y otras personas dependientes, que permitan a los padres, en especial a las madres, combinar la vida laboral y la familiar; destaca que algunos países han puesto en marcha políticas adecuadas de conciliación de la vida laboral y la familiar, ofreciendo a los interesados la oportunidad de elegir libremente entre alternativas realmente equivalentes, con el fin de elevar tanto los porcentajes de participación de hombres y mujeres en el mercado laboral como las tasas de natalidad;

6.   Considera, a tal fin, que, siempre que sea posible, se debe desarrollar el teletrabajo sobre la base de una legislación ambiciosa que concilie los intereses de los trabajadores y los de las empresas;

7.   Considera que, ante los cambios demográficos que se están produciendo en Europa, y con objeto de fomentar un mejor equilibrio entre la vida laboral y la familiar, en la nueva estrategia para la política de cohesión posterior a 2013 se debe prever una mayor dotación financiera para las instalaciones de cuidado de niños en edad preescolar;

8.   Subraya la importancia creciente y crucial de los entes locales y regionales en Europa en la promoción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres para hacer frente al reto demográfico, y les insta a que, en sus proyectos de cooperación descentralizada, integren las políticas pertinentes para permitir a las mujeres ―especialmente las más vulnerables, incluidas las mujeres inmigrantes, pertenecientes a minorías, discapacitadas, que han sido víctimas de la violencia de género y desempleadas de más de 45 años―, acceder a las nuevas tecnologías de la información y a la microfinanciación de actividades empresariales;

9.   Pide a Eurostat que incluya, en el índice de desarrollo humano regional, factores relativos al trabajo no declarado y no remunerado desglosándolo por género y teniendo en cuenta el triple papel que desempeñan con frecuencia las mujeres como madres, hijas y abuelas, como elemento complementario de las infraestructuras sociales regionales establecidas, si bien todavía inadecuadas, a raíz del reciente estudio de la OCDE titulado «Cooking, Caring and Volunteering: Unpaid Work Around the World»(1);

10. Señala el enorme desequilibrio en el reparto de las responsabilidades domésticas y familiares entre los hombres y las mujeres, que lleva a que sean principalmente las mujeres las que opten por modalidades de trabajo flexibles o incluso abandonen su empleo, lo que influye en la carrera profesional de las mujeres, la persistencia de la diferencia de salario entre hombres y mujeres y la acumulación de los derechos a pensión;

11. Pide a Eurostat que estudie y desarrolle indicadores que permitan medir y valorizar la participación de mujeres y hombres en actividades voluntarias para así mostrar la contribución de unas y otros a la cohesión social según las regiones, así como a la mejora de la calidad de vida, especialmente de las personas que viven en la pobreza;

12. Considera que el trabajo voluntario realizado por las mujeres debe poder contar como experiencia profesional acreditada, ser debidamente reconocido y no conllevar una penalización de las mujeres en lo que respecta a sus derechos al seguro de enfermedad y a la pensión de jubilación;

13. Pide a la Comisión que, en el marco del Año Europeo 2012 de la prolongación de la vida activa y de la solidaridad entre generaciones, proponga iniciativas concretas centradas en las actividades de las mujeres en la tercera edad y de valorización de su contribución a la cohesión social y territorial; subraya que el principio de solidaridad entre generaciones es una de las claves estructurales del modelo social europeo y, por consiguiente, de la cohesión económica, social y territorial; pide asimismo que se emprendan acciones para promover soluciones flexibles en materia de jubilación y combinar las pensiones con el trabajo a tiempo parcial, con objeto de alentar a las mujeres a permanecer más tiempo en el mercado laboral; solicita firmemente que, para preservar este principio, las autoridades públicas, en los distintos niveles, deben adoptar un enfoque activo y contribuir a garantizar servicios sociales de interés general de alta calidad;

14. Pide a los Estados miembros que mejoren la adecuación de los sistemas de pensiones luchando contra la discriminación de género en el mercado laboral y, especialmente, reduciendo las diferencias de género en lo tocante a la carrera profesional y a la remuneración y garantizando que los regímenes de pensiones compensan el tiempo dedicado al cuidado de la familia;

15. Pide a los Estados miembros y a las autoridades regionales que incentiven modalidades de apoyo a las familias que se hacen cargo de las personas de edad avanzada dependientes;

16. Pide a la Comisión Europea y a los Estados miembros que promuevan modalidades de formación y educación intergeneracionales, involucrando, por ejemplo, a jóvenes, centros escolares y asociaciones en proyectos de formación en TIC para las personas de edad avanzada, o valorizando las competencias de las personas de edad avanzada en proyectos extracurriculares;

17. Pide a los Estados miembros y a las autoridades regionales que desarrollen y apoyen diferentes modalidades de participación de las personas de edad avanzada en actividades de formación formales e informales y de trabajo voluntario, así como su contribución activa a la vida de la comunidad;

18. Pide a la Comisión que preste especial atención a las repercusiones que el reto demográfico tiene en la salud pública y que ataje, mediante medidas adecuadas, la carga cada vez mayor que suponen las enfermedades que afectan a mujeres y hombres, especialmente haciendo posible la financiación, en el marco de los diferentes instrumentos de la política de cohesión, de la detección del cáncer en las mujeres y los hombres, prestando especial atención a las regiones inadecuadamente atendidas por los servicios de salud pública.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

20.4.2011

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

24

0

5

Miembros presentes en la votación final

Regina Bastos, Edit Bauer, Emine Bozkurt, Andrea Češková, Marije Cornelissen, Silvia Costa, Edite Estrela, Ilda Figueiredo, Zita Gurmai, Mary Honeyball, Rodi Kratsa-Tsagaropoulou, Constance Le Grip, Barbara Matera, Elisabeth Morin-Chartier, Angelika Niebler, Siiri Oviir, Antonyia Parvanova, Raül Romeva i Rueda, Nicole Sinclaire, Joanna Katarzyna Skrzydlewska, Eva-Britt Svensson, Marc Tarabella, Marina Yannakoudakis, Anna Záborská

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Izaskun Bilbao Barandica, Anne Delvaux, Christa Klaß, Katarína Neveďalová, Rovana Plumb

(1)

Miranda, V., Cooking, Caring and Volunteeering: Unpaid Work Around the World, Documentos de trabajo de la OCDE sobre asuntos sociales, empleo y migraciones, nº 116, Editorial de la OCDE, 2011.


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

6.10.2011

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

36

2

6

Miembros presentes en la votación final

François Alfonsi, Luís Paulo Alves, Charalampos Angourakis, Catherine Bearder, Jean-Paul Besset, Victor Boştinaru, Philip Bradbourn, Zuzana Brzobohatá, John Bufton, Alain Cadec, Salvatore Caronna, Tamás Deutsch, Rosa Estaràs Ferragut, Brice Hortefeux, Danuta Maria Hübner, Filiz Hakaeva Hyusmenova, Juozas Imbrasas, María Irigoyen Pérez, Seán Kelly, Mojca Kleva, Ramona Nicole Mănescu, Riikka Manner, Iosif Matula, Erminia Mazzoni, Jan Olbrycht, Markus Pieper, Monika Smolková, Georgios Stavrakakis, Nuno Teixeira, Michail Tremopoulos, Viktor Uspaskich, Lambert van Nistelrooij, Oldřich Vlasák, Kerstin Westphal, Joachim Zeller, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Jens Geier, Lena Kolarska-Bobińska, Maurice Ponga, Elisabeth Schroedter, Patrice Tirolien, Giommaria Uggias, Derek Vaughan, Sabine Verheyen

Última actualización: 18 de octubre de 2011Aviso jurídico