Procedimiento : 2014/2149(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0207/2015

Textos presentados :

A8-0207/2015

Debates :

PV 07/09/2015 - 29
CRE 07/09/2015 - 29

Votaciones :

PV 08/09/2015 - 5.13

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0293

INFORME     
PDF 315kWORD 164k
24 de junio de 2015
PE 546.783v02-00 A8-0207/2015

Hacia un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo

(2014/2149(INI))

Comisión de Cultura y Educación

Ponente: Mircea Diaconu

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN DE LA COMISIÓN DE TRANSPORTES Y TURISMO
 OPINIÓN DE LA COMISIÓN DE DESARROLLO REGIONAL
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

Hacia un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo

(2014/2149(INI))

El Parlamento Europeo,

      Vistos el Preámbulo del Tratado de la Unión Europea, que afirma que los firmantes se inspiran «en la herencia cultural, religiosa y humanista de Europa» y, en particular, el artículo 3, apartado 3, de dicho Tratado,

      Visto el artículo 167 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

      Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y, en particular, su artículo 22,

      Vista la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales aprobada por la Unesco el 20 de octubre de 2005,

      Visto el Reglamento (UE) nº 1295/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2013, por el que se establece el Programa Europa Creativa (2014 a 2020) y se derogan las Decisiones nº 1718/2006/CE, nº 1855/2006/CE y nº 1041/2009/CE(1),

      Visto el Reglamento (UE) nº 1303/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se establecen disposiciones comunes relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo, al Fondo de Cohesión, al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, y por el que se establecen disposiciones generales relativas al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, al Fondo Social Europeo, al Fondo de Cohesión y al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca, y se deroga el Reglamento (CE) nº 1083/2006 del Consejo(2),

      Visto el Reglamento (UE) nº 1301/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, sobre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y sobre disposiciones específicas relativas al objetivo de inversión en crecimiento y empleo y por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1080/2006(3),

      Visto el Reglamento (UE) nº 1291/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2013, por el que se establece Horizonte 2020 – Programa Marco de Investigación e Innovación (2014-2020) y por el que se deroga la Decisión nº 1982/2006/CE(4),

      Vista la Directiva 2014/60/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de mayo de 2014, relativa a la restitución de bienes culturales que hayan salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro, y por la que se modifica el Reglamento (UE) n° 1024/2012 (refundición)(5),

      Vista la Directiva 2013/37/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, por la que se modifica la Directiva 2003/98/CE relativa a la reutilización de la información del sector público,(6)

–       Vista la Convención sobre el Valor Cultural del Patrimonio para la Sociedad (Convención de Faro) de 13 de octubre de 2005(7),

–       Vistas las conclusiones del Consejo, de 21 de mayo de 2014, sobre el patrimonio cultural como recurso estratégico para una Europa sostenible(8),

–       Vistas las conclusiones del Consejo, de 25 de noviembre de 2014, sobre la gobernanza participativa del patrimonio cultural y el Plan de trabajo en materia de cultura para el periodo 2015-2018, así como sobre el Año Europeo del Patrimonio Cultural(9),

–       Vista la Recomendación 2011/711/CE de la Comisión, de 27 de octubre de 2011, sobre la digitalización y accesibilidad en línea del material cultural y la conservación digital(10),

–       Vista la Comunicación de la Comisión, de 26 de noviembre de 2014, titulada «Un Plan de Inversiones para Europa» (COM(2014)0903),

–       Vista la Comunicación de la Comisión, de 22 de julio de 2014, titulada «Hacia un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo» (COM(2014)0477),

–       Visto el Dictamen del Comité de las Regiones, de noviembre de 2014, sobre la Comunicación de la Comisión titulada «Hacia un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo»,

–       Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–       Vistos el informe de la Comisión de Cultura y Educación y las opiniones de la Comisión de Transportes y Turismo y de la Comisión de Desarrollo Regional (A8-0207/2015),

A.     Considerando que la cultura y el patrimonio cultural son recursos compartidos y bienes y valores comunes que no pueden ser objeto de un uso exclusivo, y que aún se debe reconocer en su totalidad y aprovechar adecuadamente su pleno potencial para un desarrollo económico, social y humano sostenible tanto a escala de las estrategias de la UE como de los objetivos de desarrollo de las Naciones Unidas para después de 2015;

B.     Considerando que en el proceso de toma de decisiones es preciso tener en cuenta los múltiples impactos de la cultura en las sociedades;

C.     Considerando que el patrimonio cultural tiene un carácter naturalmente heterogéneo, refleja la diversidad y el pluralismo cultural y lingüístico y afecta al desarrollo regional, la cohesión social, la agricultura, los asuntos marítimos, el medio ambiente, el turismo, la educación, la agenda digital, las relaciones exteriores, la cooperación aduanera y la investigación y la innovación;

D.     Considerando que la promoción de la cultura, la diversidad cultural y el diálogo intercultural actúa como catalizador para la cooperación entre los Estados miembros;

E.     Considerando que el incremento de la diversidad cultural y lingüística europea, la promoción del patrimonio cultural de Europa y el refuerzo de la competitividad de los sectores culturales y creativos europeos tienen como objetivo la promoción de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador;

F.     Considerando que los recursos del patrimonio cultural son activos a largo plazo que tienen la función de crear valor y contribuyen al desarrollo de cualificaciones y el crecimiento económico, mediante la promoción del turismo, así como a la creación de empleo;

G.     Considerando que los proyectos relativos al patrimonio cultural suelen constituir ejemplos de actividades económicas innovadoras y sostenibles, que desarrollan las capacidades empresariales y de investigación de las pymes;

H.     Considerando que el patrimonio cultural, material e inmaterial, desempeña una función significativa en la creación, preservación y promoción de la cultura y los valores europeos y de la identidad nacional, regional local y personal, así como de la identidad actual de los pueblos de Europa;

I.      Considerando que las políticas relativas al mantenimiento, la restauración y la conservación, la accesibilidad y la explotación del patrimonio cultural son, ante todo, responsabilidad nacional, regional o local, pero que diversas políticas de la UE, incluidas las referentes a la agricultura, el medio ambiente y la investigación y la innovación, abordan directamente la cuestión del patrimonio cultural, que tiene también una clara dimensión europea;

J.      Considerando que el artículo 167 del TFUE dispone que «la Unión contribuirá al florecimiento de las culturas de los Estados miembros, dentro del respeto de su diversidad nacional y regional, poniendo de relieve al mismo tiempo el patrimonio cultural común»;

K.     Considerando que el artículo 167 del TFUE afirma que «la acción de la Unión favorecerá la cooperación entre Estados miembros y, si fuere necesario, apoyará y completará la acción de éstos en» el ámbito de «la mejora del conocimiento y la difusión de la cultura y la historia de los pueblos europeos» y «la conservación y protección del patrimonio cultural de importancia europea»;

L.     Considerando que el Plan de trabajo en materia de cultura aprobado por el Consejo el 25 de noviembre de 2014 incluye el patrimonio cultural como una de las cuatro prioridades del trabajo de la UE en el ámbito de la cultura para el periodo 2015-2018;

M.    Considerando que la falta de datos culturales desglosados por sexo, también en el ámbito del patrimonio cultural, es un factor que impide a los responsables de las políticas y de la toma de decisiones conocer la brecha y los desafíos existentes en materia de género;

N.     Considerando que, si bien se dispone de información sobre las posibilidades de financiación, mediante programas de la UE, en ámbitos relacionados con el patrimonio cultural —como el desarrollo local y regional, la cooperación cultural, la investigación, la educación, el apoyo a las pymes y a la sociedad civil y el turismo —, esta información está fragmentada;

O.     Considerando que ha de reforzarse el valor cultural y turístico de los Itinerarios Culturales del Consejo de Europa para la promoción de un patrimonio cultural europeo común y el desarrollo de un turismo cultural sostenible;

P.     Considerando que los Premios Unión Europea de Patrimonio Cultural/Premios Europa Nostra promueven la excelencia, inspiran a través del «poder del ejemplo» y estimulan el intercambio de buenas prácticas en el ámbito del patrimonio en toda Europa;

Q.     Considerando que la Carta de Venecia sobre la conservación y la restauración de monumentos y sitios, el Convenio de Granada para la protección del patrimonio arquitectónico de Europa y el Convenio Europeo para la protección del patrimonio arqueológico (Convenio de La Valeta) establecen claramente normas reconocidas a escala internacional relativas a la restauración del patrimonio cultural y el trabajo arqueológico;(11)

Planteamiento integrado

1.      Considera de suma importancia utilizar los recursos disponibles para apoyar, mejorar y promover el patrimonio cultural con arreglo a un planteamiento integrado, al tiempo que se tienen en cuenta los componentes culturales, económicos, sociales, históricos, educativos, medioambientales y científicos;

2.      Cree que, en lo relativo al patrimonio cultural, es necesario aplicar un planteamiento integrado si lo que se desea es lograr un diálogo cultural y una comprensión mutua; expresa su convencimiento de que este planteamiento puede redundar en una mayor cohesión social, económica y territorial, a la vez que contribuye a la consecución de los objetivos establecidos en la Estrategia Europa 2020;

3.      Dirige a la Comisión, en el contexto del desarrollo de un nuevo planteamiento integrado con respecto al patrimonio cultural, las siguientes recomendaciones específicas:

         a) establecer, de conformidad con los actuales métodos de trabajo de la Comisión relativos a un trabajo transectorial y flexible, un planeamiento común en esta institución, mediante una mayor cooperación entre los diferentes ámbitos políticos que conciernen al patrimonio cultural, e informar al Parlamento sobre los resultados de esta muy estrecha cooperación;

         b) comunicar a los posibles beneficiarios, de forma clara y accesible, por ejemplo mediante una plataforma única de información e intercambio de buenas prácticas en la UE, la existencia de líneas de financiación europeas para el patrimonio cultural;

         c) designar, preferiblemente para 2018, un año europeo del patrimonio cultural, dotándolo de un presupuesto adecuado, con el objetivo, entre otros, de difundir y acrecentar la conciencia y la educación entre las futuras generaciones sobre los valores del patrimonio cultural europeo y su protección, y remitir al Parlamento el proyecto de programa para el año europeo a más tardar en 2016;

         d) reconocer, en su enfoque político y transversal, el patrimonio cultural como patrimonio móvil e inmóvil, material e inmaterial, y como un recurso no renovable cuya autenticidad debe ser preservada;

4.      Pide que se establezca un marco político para el entorno histórico —conocido como patrimonio inmóvil— en un futuro próximo, que contenga un marco reglamentario para los monumentos, la arqueología y los paisajes históricos, de conformidad con el artículo 4 del TFUE;

5.      Promueve la innovación creativa contemporánea en arquitectura y diseño sobre la base del respeto del pasado y del presente, garantizando al mismo tiempo una gran calidad y coherencia;

Financiación europea del patrimonio cultural

6.      Constata el compromiso de la Unión con la preservación y la mejora del patrimonio cultural europeo mediante diversos programas (Creative Europe, Horizon 2020, Erasmus+, Europe for Citizens), financiación (los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos) y acciones como la Capital Europea de la Cultura, las Jornadas Europeas del Patrimonio y el Sello de Patrimonio Europeo; recomienda a la UE y a los Estados miembros que intensifiquen aún más su promoción de la investigación;

7.      Pide a la Comisión que:

         a) cree un portal de la UE único dedicado al patrimonio cultural material e inmaterial que reúna información de todos los programas de la UE que financian este patrimonio y que esté estructurado en torno a tres aspectos principales: una base de datos de los objetos culturales materiales e inmateriales, incluidos ejemplos de buenas prácticas en la preservación y promoción, con todas las referencias pertinentes, posibilidades de financiación del patrimonio cultural así como datos relativos al estado del patrimonio cultural europeo y datos relevantes para la conservación, tales como datos climáticos e información detallada sobre proyectos de restauración ya realizados, y noticias y enlaces relativos a la evolución, actuaciones y actos en este ámbito;

         b) apoye con fondos, estudios, investigación y medidas piloto especializados y específicamente elaborados para analizar el impacto de los procesos de promoción del patrimonio cultural, elaborar indicadores de referencia específicos relativos a la contribución, directa e indirecta, del patrimonio cultural a los procesos de desarrollo económico y social y apoyar de forma directa la innovación cultural y social integrada en los contextos territoriales en los que el patrimonio cultural puede promover el desarrollo y contribuir a mejorar la calidad de vida de la población;

c) refuerce el principio de financiación múltiple recientemente establecido, que permite el uso complementario de diferentes fondos europeos en el marco de un mismo proyecto de gran envergadura;

         d) impulse las asociaciones público-privadas;

         e) adapte los requisitos en materia de plazos de la gestión de los proyectos a los Fondos Estructurales con objeto de incluir más adecuadamente los requisitos específicos referentes a los proyectos de conservación, restauración y preservación;

         f) revise la referencia de 5 millones EUR en relación con los proyectos en materia de patrimonio cultural presentados en el marco de la acción relativa a proyectos de pequeña envergadura(12), incrementándola al menos hasta el mismo nivel que los proyectos de la Unesco, esto es, 10 millones EUR;

8.      Destaca que el espíritu de la reforma del Reglamento del FEDER y, en particular, el principio de financiación integrada también pueden, en casos específicos, llevarse a la práctica apoyando proyectos de gran envergadura; reconoce, no obstante, la necesidad de promover y apoyar iniciativas culturales a pequeña escala, que revisten especial importancia para el desarrollo endógeno y pueden contribuir a la conservación del patrimonio cultural y la promoción del desarrollo local y regional, así como al crecimiento socioeconómico en general;

9.      Insta a la Comisión a que, en las orientaciones que regirán la próxima generación de Fondos Estructurales destinados al patrimonio cultural, incluya un sistema obligatorio de control de calidad que habrá de aplicarse a lo largo de todo el ciclo de vida del proyecto;

10.    Hace hincapié en la función de los Estados miembros de asegurar tanto un alto nivel de capacidad y conocimiento profesional de los operadores como una estructura empresarial capaz de garantizar buenas prácticas en la salvaguardia del patrimonio cultural, también mediante sistemas adecuados de control de la calidad, como requieren las cartas internacionales;

11.    Pide a la Comisión que en los actos delegados, convocatorias de manifestaciones de interés e iniciativas para el desarrollo de los Reglamentos relativos a la política de cohesión en el curso del periodo 2014-2020 se consideren las medidas en materia de innovación en la conservación del patrimonio así como las soluciones de bajo impacto por lo que respecta a la eficiencia energética en los edificios históricos como cuestiones elegibles;

12.    Pide a los Estados miembros que examinen posibles incentivos fiscales en relación con la labor de restauración, preservación y conservación, como la reducción del IVA u otros impuestos, dado que el patrimonio cultural europeo también es gestionado por organismos privados;

13.    Exhorta a la Comisión a aprovechar las buenas prácticas en materia de política fiscal en Europa y a recomendar las que sean adecuadas a los Estados miembros; exhorta a los Estados miembros a seguir dichas recomendaciones e intercambiar buenas prácticas entre ellas con objeto de asegurar la máxima promoción del apoyo privado a proyectos relativos al patrimonio cultural material e inmaterial y maximizar el impacto del desarrollo económico y la cohesión social en el entorno local pertinente;

Nuevos modelos de gobernanza

14.    Acoge con satisfacción la iniciativa del Consejo de elaborar orientaciones relativas a nuevos modelos de gobernanza participativa para el ámbito del patrimonio cultural, valorizando su dimensión de recurso compartido y reforzando los vínculos entre los planos local, regional, nacional y europeo;

15.    Pide a los Estados miembros que velen por la elaboración de instrumentos jurídicos que permitan modelos de financiación y administración alternativos, como la participación de las comunidades, la sociedad civil y las asociaciones público-privadas, con vistas a implementar acciones relativas al patrimonio cultural (conservación, restauración, preservación y promoción);

16.    Pide a la Comisión y a los Estados miembros que pongan en marcha un diálogo a escala europea entre los responsables de las políticas en todos los niveles de gobernanza, junto con las industrias culturales y creativas, las redes de agentes turísticos, las asociaciones entre agentes públicos y privados y las organizaciones no gubernamentales;

17.    Anima a todas las partes interesadas que participan en la gobernanza del patrimonio cultural a buscar el equilibrio entre conservación sostenible y desarrollo del potencial económico y social del patrimonio cultural;

18.    Subraya que los proyectos del FEDER relacionados con el patrimonio cultural son un ejemplo tangible de gobernanza a múltiples niveles, así como de aplicación satisfactoria del principio de subsidiariedad, y representan una parte importante del gasto del FEDER; destaca la importancia de los proyectos culturales transfronterizos que contribuyen a aumentar la cohesión económica y social y favorecen la inclusión; pide, en este contexto, que se adopten medidas para reforzar y ampliar el apoyo a la financiación mediante acuerdos de asociación público-privada;

19.    Destaca la necesidad de que los nuevos modelos de gobernanza incluyan un sistema de control de calidad en todas las formas alternativas de financiación y administración del patrimonio cultural;

20.    Insta a los Estados miembros a aumentar los controles del gasto de los componentes relacionados con el patrimonio cultural y a fomentar la cooperación en la lucha contra el fraude, la corrupción y cualquier otra actividad irregular que se ejerza en este ámbito;

21.    Propone que las propuestas legislativas europeas sean complementadas por una evaluación de impacto relativa al patrimonio cultural, y que cuando esta evaluación resulte negativa, el patrimonio cultural deba ser excluido del ámbito de aplicación de la propuesta legislativa como una excepción;

El potencial económico y estratégico del patrimonio cultural

22.    Observa que el patrimonio cultural contribuye a empleos, productos, servicios y procesos innovadores y que puede ser una fuente de ideas creativas, nutriendo la nueva economía —mediante una gestión adecuada— y teniendo un impacto relativamente bajo en el medio ambiente;

23.    Reconoce que el patrimonio cultural desempeña una función vital en diversas iniciativas emblemáticas de Europa 2020, como la Agenda Digital, la Unión de la Innovación, la Agenda de nuevas cualificaciones y empleos y una política industrial para la era de la globalización; pide, por tanto, un mayor reconocimiento para el papel del patrimonio cultural europeo como recurso estratégico para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador en la revisión intermedia de la Estrategia Europa 2020;

24.    Observa que el ámbito del patrimonio cultural puede crear puestos de trabajo altamente cualificados; insta a los Estados miembros a establecer iniciativas sobre el desarrollo de formación en gestión y conservación para trabajadores e investigadores en el ámbito del patrimonio cultural; acoge favorablemente, en particular, perspectivas de financiación a largo plazo para las redes de investigadores, como las becas Marie Sklodowska Curie;

25.    Destaca la importancia para el turismo europeo del patrimonio cultural, material o inmaterial, y natural designado por la UNESCO;

26.    Insiste en la posibilidad de prestar más atención al turismo cultural en el marco del desarrollo de estrategias macrorregionales diseñadas para integrarlo más en el marco estratégico para la cooperación europea;

27.    Insta a las instituciones europeas y a los Estados miembros a que promuevan y apoyen iniciativas de turismo sostenible (circuitos pedestres, ecuestres y ciclistas), abriendo así nuevas oportunidades para un turismo cultural y natural;

28.    Insta a los Estados miembros a que trabajen junto con las autoridades regionales y locales con objeto de maximizar el valor del patrimonio cultural en nuestras sociedades y su contribución al crecimiento y el empleo en la UE;

29.    Recuerda que el turismo cultural, que constituye el 40 % del turismo europeo, es un sector económico clave en cuanto a posibilidades de crecimiento y empleo, cuyo desarrollo debe promoverse aún más mediante el uso de las nuevas tecnologías; destaca, no obstante, la importancia de preservar el patrimonio cultural y natural mediante la creación de formas de turismo sostenibles, menos invasivas y de más valor añadido, en las que el sector turístico esté integrado en las estrategias de desarrollo local;

30.    Expresa su preocupación por el estado de las políticas de conservación, restauración, preservación y promoción del patrimonio cultural, que reviste la máxima importancia para la identidad europea; hace hincapié en que la financiación destinada a la salvaguarda del patrimonio cultural se ha reducido drásticamente en algunos Estados miembros como consecuencia de la crisis económica y financiera; pide, en este sentido, a la Comisión y a los Estados miembros que velen por que se destinen fondos e iniciativas adecuados a la valorización del patrimonio cultural europeo;

31.    Invita a la Comisión a promover la excelencia, la innovación y la competitividad en los sectores culturales y creativos mediante el apoyo al trabajo de artistas, creadores y profesionales de la cultura;

32.    Afirma que es urgentemente necesario situar claramente al patrimonio cultural en el lugar que le corresponde en el Plan de Inversiones para Europa de la Comisión;

33.    Atrae la atención sobre la necesidad de mejorar el marco metodológico con objeto de contar con mejores estadísticas relacionadas con el ámbito del patrimonio cultural; insta a la Comisión a que proponga un conjunto de indicadores uniformes para todos los Estados miembros que puedan utilizarse para controlar y evaluar la situación del patrimonio cultural; subraya la necesidad de obtener más resultados de investigaciones en todos los aspectos del patrimonio cultural y de asociarlos entre sí a fin de contrarrestar la fragmentación en este ámbito; señala a este respecto el potencial de los datos masivos o «big data» para extraer más conocimiento de los proyectos de investigación; hace hincapié en que la recogida más sistemática de estadísticas es esencial para evaluar el valor económico real y potencial del patrimonio cultural;

34.    Considera que la Comisión debe clasificar a las empresas y entidades dedicadas a la conservación del patrimonio en sus diversas vertientes como un sector específico, que utiliza métodos tradicionales con valor añadido y posibilita una conservación ecológica y sostenible;

35.    Reconoce la urgente necesidad de afrontar el problema del desempleo juvenil, y destaca que en el ámbito del patrimonio cultural se pueden crear más y mejores puestos de trabajo y reforzar la conexión entre educación y vida laboral, por ejemplo mediante una formación de aprendices de calidad, periodos de prácticas y empresas de nueva creación en el ámbito de las pymes así como el desarrollo de la economía social; anima a este respecto a los Estados miembros a desarrollar nuevas e innovadoras posibilidades de financiación para apoyar la formación y educación en materia de gestión y conservación, así como la movilidad de los trabajadores e investigadores en este sector;

36.    Exhorta a la Comisión Europea a que promueva programas conjuntos en materia de patrimonio cultural y turismo sobre una base integrada y científica que sirvan de referencia y ejemplo de buenas prácticas;

37.    Pide a los Estados miembros que planifiquen estratégicamente proyectos relacionados con el patrimonio cultural que puedan dar lugar a un desarrollo regional y local general, a programas de cooperación internacional e interregional, a la creación de nuevos puestos de trabajo, una regeneración rural y urbana sostenible y la preservación y promoción de cualificaciones tradicionales relacionadas con la restauración del patrimonio cultural;

38.    Propone a la Comisión y a los Estados miembros la elaboración de un estudio económico y estadístico sobre las empresas, las entidades de gestión y distintas especialidades profesionales del sector dedicado a la conservación y promoción del patrimonio cultural y su contribución específica por lo que respecta a la producción y la creación de empleo;

39.    Atrae la atención sobre la necesidad de crear, desarrollar y fomentar la movilidad y el intercambio de experiencias para las personas que trabajan en el sector del patrimonio cultural garantizando una auténtica reciprocidad profesional, conforme a la Directiva 2005/36/CE relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales, mediante la identificación y la puesta en común entre los Estados miembros de unos niveles mínimos de competencias (capacidades y conocimientos), en especial para la figura del restaurador-conservador; insta, en este contexto, a la Comisión a que presente una propuesta para ampliar los programas pertinentes a fin de incluir la movilidad de los gestores y empleados del sector del patrimonio cultural (por ejemplo, gestores de castillos) con vistas a intercambiar experiencias y buenas prácticas;

40.    Exhorta a los Estados miembros a que hagan hincapié en el valor de sus «activos» patrimoniales promoviendo estudios para determinar el valor cultural y económico de su patrimonio cultural, a fin de transformar el «coste» de su conservación en una «inversión» en su valor;

41.    Pide a la Comisión que considere la posibilidad de que el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) establezca en el marco de su próxima Agenda de Innovación Estratégica, una comunidad de conocimiento e innovación (CCI) en el ámbito del patrimonio cultural y de las empresas creativas, apoyando de este modo directamente una visión integral de la investigación y la innovación;

42.    Reitera la importancia de promover en los planes de estudios la inserción de la educación artística, musical, teatral y cinematográfica, como componente esencial para desarrollar el conocimiento del patrimonio cultural, la práctica y la expresión artísticas así como las habilidades orientadas a la creatividad y la innovación;

43.    Anima a los Estados miembros a introducir en los distintos niveles educativos temas interdisciplinares relacionados con el patrimonio cultural;

44.    Insiste en las enormes posibilidades existentes de desarrollo de la actividad empresarial y de un planeamiento participativo en el sector turístico, en particular para las pequeñas y medianas empresas del sector turístico, pero también para las empresas de nueva creación, el sector sin ánimo de lucro y otras organizaciones que contribuyen a la preservación, la protección y la promoción del patrimonio cultural de Europa; hace hincapié en que, además de los activos culturales, la calidad del servicio, una alta cualificación profesional y la existencia de unos especialistas bien formados en el ámbito en línea son factores clave para el éxito y la competitividad del sector turístico europeo; subraya que la investigación, la innovación y las nuevas tecnologías, especialmente en el ámbito de las telecomunicaciones, son esenciales para acercar el patrimonio cultural a las personas; considera asimismo que se deben suprimir las cargas innecesarias que pesan sobre las pymes, en aras de su competitividad, y que se debería revisar la legislación que afecte negativamente a las pymes del sector turístico;

Oportunidades y retos

45.    Destaca el potencial de la digitalización del patrimonio cultural, como instrumento de preservación del pasado y como fuente de educación, oportunidades de investigación, creación de empleo de calidad, mejor inclusión social, mayor acceso para las personas con discapacidad o las personas que viven en zonas remotas, y desarrollo económico sostenible; destaca que la digitalización del patrimonio exige el consiguiente esfuerzo financiero para las instituciones culturales de pequeño y mediano tamaño o aisladas, y que una financiación adecuada es clave para garantizar un público más amplio y una mayor difusión de dicho patrimonio; hace hincapié en que las oportunidades que ofrecen la digitalización y las nuevas tecnologías, que nunca sustituirán el acceso al patrimonio original o los beneficios sociales asociados de formas tradicionales de participación en la cultura, no deben desembocar en la negligencia de la conservación de los originales o el menosprecio de las formas tradicionales de promoción de la cultura, durante o después de la digitalización;

46.    Apoya la innovación digital en el sector de las artes y el patrimonio, y observa que el uso de infraestructuras electrónicas puede atraer nuevas audiencias y asegurar un mejor acceso al patrimonio cultural digital y su explotación; destaca la relevancia de los instrumentos existentes, como el sitio web Europeana, e insta a mejorar sus criterios de búsqueda con objeto de incrementar su facilidad de uso;

47.    Subraya la necesidad de mejorar el nivel de digitalización, preservación y disponibilidad en línea del patrimonio cultural, en particular del patrimonio filmográfico europeo;

48.    Hace hincapié en la importancia de desarrollar un discurso auténticamente democrático y participativo en cuanto al patrimonio europeo, incluido el de las minorías religiosas y étnicas; atrae la atención sobre la presencia de bienes del patrimonio que plasman pasados diferentes o polémicos, y destaca que los procesos de reconciliación no deberían conllevar la supresión de la conciencia histórica de las comunidades; pide a los Estados miembros que reflexionen sobre la ética y los métodos de presentación del patrimonio cultural y que tengan en cuenta la diversidad de interpretaciones;

49.    Afirma que el patrimonio religioso constituye una parte inmaterial del patrimonio cultural europeo; destaca la importancia de que los lugares, prácticas y bienes vinculados a prácticas religiosas no se menosprecien en el discurso del patrimonio cultural europeo ni sean objeto de forma alguna de trato discriminatorio;

50.    Considera que el patrimonio religioso histórico, incluidas la arquitectura y la música, ha de ser conservado por su valor cultural, con independencia de sus orígenes religiosos;

51.    Hace hincapié en la importancia del diálogo intercultural, dentro y fuera de Europa, y considera que la Unión debería promover dicho diálogo como un instrumento adecuado contra el radicalismo de cualquier origen;

52.    Atrae la atención sobre las características específicas de las minorías nacionales de los Estados miembros en lo que respecta al patrimonio cultural; pide, en consecuencia, la preservación de su patrimonio cultural y el fomento y la protección de la diversidad cultural;

53.    Hace hincapié en que debe evitarse la discriminación cultural de las minorías religiosas y étnicas;

54.    Resalta la importancia de apoyar las actividades culturales de las comunidades migrantes;

55.    Reafirma la importante contribución del patrimonio cultural a las industrias culturales y creativas así como a la inclusión social a través de la cultura;

56.    Hace hincapié en la importancia de mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad a los bienes del patrimonio cultural;

57.    Señala la importancia de la preservación de los paisajes culturales y, en particular, del patrimonio cultural inmaterial, que representa una cultura viva y alimenta la artesanía tradicional, y pide a la Comisión que lo incluya, en una mayor medida, en los correspondientes programas;

58.    Subraya la importancia del patrimonio gastronómico, que debe protegerse y apoyarse; considera que la interacción con otras políticas de la UE, como la política agrícola común y la política en materia de protección del consumidor, permitiría optimizar los recursos asignados a este ámbito;

59.    Señala que entre el patrimonio cultural y el turismo existe una relación de beneficio mutuo, ya que, por una parte, el patrimonio cultural genera unas ganancias sustanciosas para la industria turística y, por otra, el turismo es positivo para la cultura, al fomentar la exhibición y la preservación de los bienes culturales y crear los ingresos necesarios para su conservación;

60.    Destaca que el turismo cultural debe desempeñar un papel fundamental en la conservación y realización del valor de nuestro patrimonio cultural, que no solo incluye el patrimonio físico y el paisaje, sino también el patrimonio inmaterial, como las lenguas y las tradiciones religiosas y culinarias;

61.    Pide a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros que sigan cooperando a fin de aplicar, a todos los niveles pertinentes, las medidas destinadas a la promoción del patrimonio cultural y el turismo cultural que figuran en la Comunicación de la Comisión, de 30 de junio de 2010, titulada «Europa, primer destino turístico del mundo: un nuevo marco político para el turismo europeo» (COM(2010)0352

62.    Hace hincapié, dados los profundos cambios demográficos y sociales, en la importancia de nuestro patrimonio cultural europeo, así como del año europeo previsto, para la identificación de los ciudadanos con la Unión Europea y el refuerzo del sentido de comunidad dentro de la Unión;

63.    Opina que, en particular para las próximas generaciones, apreciar el patrimonio cultural común europeo ofrece orientación y margen para la creación de una identidad europea y valores como una convivencia respetuosa más allá de las fronteras del Estado miembro propio; recomienda, por este motivo, que se tenga especialmente en cuenta a la generación joven, en particular, a la hora de organizar el Año Europeo del Patrimonio Cultural;

64.    Celebra el gran éxito registrado por las Capitales Europeas de la Cultura; pide que esas ciudades se unan como parte de una red, a fin de ampliar la atención sobre dichos territorios, hacer posible el intercambio de experiencias y buenas prácticas, en especial para ayudar a futuras candidatas, y facilitar la organización de actos y circuitos específicos;

65.    Insta a que el patrimonio cultural se utilice como herramienta educativa para abordar los problemas de la sociedad y acercar más a las personas que viven en Europa;

66.    Atrae la atención sobre las amenazas medioambientales que afectan a un importante número de bienes del patrimonio en la UE, e insta a que, en sus estrategias de financiación a largo plazo para la preservación del patrimonio y los métodos de restauración, los Estados miembros tengan en cuenta las consecuencias que tienen el cambio climático y la presión humana; recomienda, además, que los Estados miembros y la UE promuevan en mayor medida la investigación en este ámbito, entre otras cosas a fin de investigar más detalladamente los múltiples efectos del cambio climático en el patrimonio cultural y elaborar medidas para contrarrestarlo;

67.    Insta a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros a que potencien la iniciativa «Endangered Places», desarrollada por Europa Nostra en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones, mediante la identificación de otros ejemplos del patrimonio europeo que corran peligro, la elaboración de planes de acción y la búsqueda de posibles fuentes de financiación; subraya que el desarrollo de esta iniciativa es una forma de atraer inversiones privadas para la rehabilitación del patrimonio;

68.    Insta a la Comisión a que coordine y apoye más adecuadamente los esfuerzos de los Estados miembros en la lucha contra el robo, el contrabando y el tráfico ilegal de bienes del patrimonio cultural, dentro y fuera de la UE; pide la restitución de bienes culturales que hayan salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro;

69.    Recuerda la importancia de que se conserve y proteja el patrimonio cultural, no solo de los estragos causados del tiempo, sino también del vandalismo y el expolio; señala que numerosos sitios arqueológicos siguen corriendo el riesgo de ser expoliados por cazatesoros organizados, en particular en sitios subacuáticos de difícil acceso y control por las autoridades; aboga en este sentido por una cooperación más efectiva entre los Estados miembros en la identificación y recuperación de bienes culturales y la prevención del tráfico ilegal de dichos bienes;

70.    Hace hincapié en la función que desempeña el patrimonio cultural en las relaciones exteriores de la Unión a través del diálogo político y la cooperación con terceros países, y pide a los Estados miembros, a la Comisión y al Consejo que reactiven la diplomacia cultural; señala, además, el potencial de los proyectos de investigación interdisciplinarios para la conservación del patrimonio cultural entre los Estados miembros y terceros países;

71.    Pide a los Estados miembros, a la UE y a la comunidad internacional que contraigan un fuerte compromiso con la prevención, la protección, la documentación y la restauración del patrimonio cultural de la UE o de terceros países en los casos en que sea objeto de amenazas y daños intencionados como acto de guerra y de violación de la identidad cultural y religiosa, también mediante la cooperación con organismos internacionales como ICCROM, ICBS (International Committee of the Blue Schield), las autoridades civiles y militares, las instituciones culturales y las asociaciones profesionales;

72.    Anima a adoptar acuerdos internacionales para evitar el tráfico ilícito de patrimonio cultural; destaca la necesidad de que la UE, junto con las Naciones Unidas y la Unesco, defienda el patrimonio cultural que se encuentre en peligro y combatan el pillaje y la destrucción de objetos culturales en zonas en conflicto;

73.    Subraya el potencial del know-how existente en la UE en la conservación de los bienes culturales dañados o destruidos como consecuencia del terrorismo y la guerra;

74.    Apoya la creación de productos derivados del turismo cultural transnacional que reflejen un patrimonio y unos valores europeos comunes; insta a la Comisión a que intensifique la colaboración con los Estados miembros y otras organizaciones que elaboran políticas en materia de cultura y turismo, como la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Unesco, y que siga cofinanciando y promoviendo redes, proyectos regionales transfronterizos y —en estrecha colaboración con el Consejo de Europa— las rutas culturales europeas, que ofrecen el mejor ejemplo de proyectos paneuropeos transnacionales de turismo temático;

75.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 221.

(2)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 320.

(3)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 289.

(4)

DO L 347 de 20.12.2013, p. 104.

(5)

DO L 159 de 28.5.2014, p. 1.

(6)

DO L 175 de 27.6.2013, p. 1.

(7)

Aprobada por el Comité de Ministros del Consejo de Europa el 13 de octubre de 2005; abierta a la firma por los Estados miembros en Faro (Portugal) el 27 de octubre del mismo año; entró en vigor el 1 de junio de 2011.

(8)

DO C 183 de 14.6.2014, p. 36.

(9)

No publicada aún en el Diario Oficial.

(10)

DO L 283 de 29.10.2011, p. 39.

(11)

Carta de Venecia aprobada por ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) en 1965; Convenio de Granada aprobado por el Consejo de Europa en 1985; Convenio de La Valletta aprobado por el Consejo de Europa en 1992.

(12)

Véase el artículo 3, apartado 1, letra e), del Reglamento (UE) nº 1301/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, sobre el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y sobre disposiciones específicas relativas al objetivo de inversión en crecimiento y empleo y por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1080/2006.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

No existe una única definición del término «patrimonio cultural», sino una variedad de definiciones formales que deben entenderse en el contexto en el que fueron elaboradas. A los efectos del presente informe, el término «patrimonio cultural» se refiere al patrimonio cultural material (móvil, inmóvil y sumergido), al patrimonio cultural inmaterial (tradiciones orales, artes del espectáculo, rituales) y al patrimonio cultural digital.

Por una parte, este informe se basa en los últimos documentos políticos elaborados en el sector del patrimonio cultural(1) y reanuda los puntos más destacados del debate público sobre este tema. Por otra, el informe ha tomado en consideración las conclusiones de la audiencia pública sobre «Un enfoque integrado sobre el patrimonio cultural en Europa: situación actual y perspectivas», organizada por la Comisión CULT el 2 de diciembre de 2014. También recoge las aportaciones del sector y de las partes interesadas con el fin de definir los principales desafíos en este ámbito y formular propuestas concretas para resolverlos.

A. El enfoque integrado del patrimonio cultural europeo en términos prácticos

Tanto la Comunicación de la Comisión Europea como las conclusiones de las dos últimas presidencias del Consejo destacan la necesidad de adoptar un enfoque integrado en el sector del patrimonio cultural. Sin embargo, es necesario emprender todavía algunas iniciativas concretas para que esta recomendación política pueda hacerse realidad en la práctica.

En el plano institucional europeo, debe tenerse en cuenta que las cuestiones relacionadas con el patrimonio cultural inciden en el ámbito competencial de varias direcciones generales de la Comisión Europea. Sus actividades son, por tanto, complementarias. En consecuencia, es imperativo que procedan a mejorar la cooperación mutua en este ámbito y que coordinen aquellas actividades que involucren o afecten al patrimonio cultural.

Por otra parte, la financiación europea destinada al patrimonio cultural tiene su origen en varios programas de la UE. Cabe mencionar, entre otros, los siguientes: Europa Creativa, Horizonte 2020, Fondo Europeo de Desarrollo Regional y Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural. Toda la información relativa a las oportunidades de financiación que ofrecen dichos fondos es de dominio público, pero se encuentra dispersa en numerosas páginas web, se presenta de forma muy tecnocrática y se encuentra traducida únicamente a algunas lenguas oficiales de la UE. Es evidente la necesidad de comunicar mejor toda esa información a los beneficiarios potenciales. Por consiguiente, el presente informe reclama la creación de un portal único de la UE dedicado específicamente al patrimonio cultural, a partir de la información recogida de todos los programas de la Unión que financian dicho patrimonio. Se propone que la información se estructure en tres secciones principales: las oportunidades de financiación del patrimonio cultural, una base de datos con ejemplos de las mejores prácticas y la excelencia en el sector del patrimonio cultural, con referencias relevantes, noticias y enlaces relativos a la evolución, las actuaciones y los eventos en este ámbito.

La proclamación de un año europeo dedicado al patrimonio cultural podría encarnar a la perfección el compromiso renovado de la Unión con respecto a dicho patrimonio. Si se planificara correctamente, una iniciativa de este tipo podría impulsar las actividades relativas al patrimonio cultural y mostrar su enorme potencial. Para que una iniciativa como la que se propone pudiera tener un verdadero impacto, el Año Europeo del Patrimonio Cultural debería contar con un presupuesto adecuado y las actividades organizadas en el marco del mismo deberían multiplicarse en los Estados miembros.

B. La transformación de los desafíos que afronta el sector en nuevas oportunidades

Durante la fase de consultas para la elaboración de este informe, las partes interesadas, los profesionales del patrimonio cultural y otros expertos del sector plantearon una serie de problemas concretos. Por consiguiente, el informe se propone sugerir una serie de posibles soluciones a los principales obstáculos que impiden hoy que el sector del patrimonio cultural pueda desarrollar todo su potencial.

Como es habitual, muchos problemas están relacionados con la financiación y, más concretamente, con los Fondos Estructurales asignados a proyectos de desarrollo regional, que incluyen los bienes del patrimonio cultural. En algunos de estos casos, no se ha prestado una atención suficiente a la calidad de las obras de restauración, lo que ha conllevado una pérdida del valor cultural de dichos bienes. Por tanto, debe hacerse mucho mayor hincapié en la calidad de los proyectos de restauración y en la necesidad de contar con mano de obra cualificada para llevar a cabo este tipo de proyectos, así como con un mecanismo global de control de calidad que impida las pérdidas irremediables. Estos procedimientos deben ajustarse a las normas internacionalmente reconocidas para las obras de restauración que establecen la Carta de Venecia y el Convenio de Granada para la protección del patrimonio arquitectónico de Europa. El informe también insta a la Comisión a que reconsidere el límite máximo de cinco millones de euros para proyectos de infraestructuras culturales de pequeña envergadura, sobre la base de las solicitudes recibidas de los Estados miembros y teniendo en cuenta los costes previstos para llevar a cabo correctamente los proyectos de restauración.

Otra reclamación esencial del presente informe es el desarrollo de instrumentos jurídicos para establecer modelos de gobernanza alternativos. Actualmente se reconoce que es necesario mejorar la participación de las comunidades locales, la sociedad civil y el sector privado en lo que se refiere a las actividades tanto de mantenimiento como de promoción relacionadas con el patrimonio cultural. Existen ya en toda la UE numerosos ejemplos de iniciativas altamente eficaces de participación de la comunidad o de empresas de colaboración público-privada, pero no todos los Estados miembros cuentan con normativas adecuadas para respaldar esos modelos alternativos. Por ello, el informe apoya la idea de profundizar en el estudio de la gobernanza participativa, siempre y cuando se aplique un mecanismo de control de calidad a todos los niveles y a condición de que los Estados miembros garanticen los correspondientes dispositivos jurídicos.

También debería prestarse una atención especial a la cuestión de la digitalización del patrimonio cultural. Si bien la digitalización no es más que un mero instrumento, es evidente que contribuye a preservar nuestro pasado y ofrece muchas oportunidades a la investigación, a la creación de empleo y al desarrollo económico.

El informe también presenta recomendaciones concretas por lo que se refiere a la formación, a la capacitación y a la movilidad de los profesionales especializados en el patrimonio cultural, así como al acceso al mercado de trabajo cultural para los jóvenes profesionales del sector.

C. El potencial económico del patrimonio cultural

Aparentemente, los términos «cultura» y «economía» podrían asignarse a dos mentalidades completamente distintas. No obstante, en la práctica, el sector del patrimonio cultural esconde un enorme potencial económico.

Sin embargo, parece que no es esa una prioridad de la política pública europea, habida cuenta de que ni la Estrategia Europa 2020 ni el reciente Plan de Inversiones para Europa del presidente Juncker mencionan claramente la cultura, y mucho menos el patrimonio cultural. Ha llegado la hora de situar finalmente la cultura en una posición más destacada en la agenda política y de apreciar su verdadero valor en términos de crecimiento económico y de generación de empleo. Es un imperativo político elaborar estadísticas que permitan evaluar correctamente el amplio abanico de competencias y empleos relacionados con la cultura en general y con el patrimonio cultural en particular. Este no es el caso actualmente, ya que los sistemas de recogida de datos tradicionales solo tienen en cuenta una parte de las cualificaciones y los empleos afines. Por este motivo, el informe reclama que se elabore un marco más amplio para las estadísticas relativas a la cultura.

D. El patrimonio cultural en otros ámbitos políticos

Varios ámbitos políticos incorporan aspectos relacionados con el patrimonio cultural y es necesario tener en cuenta esa realidad para desarrollar un enfoque verdaderamente integrado.

El patrimonio cultural ofrece, por ejemplo, un entorno muy propicio para el desarrollo de la investigación científica en el campo de la restauración y la conservación y, potencialmente, podría actuar como «incubadora de la innovación», aprovechando las oportunidades de financiación existentes en este ámbito.

Los bienes del patrimonio cultural podrían funcionar también como motores del desarrollo regional y del sector turístico. Los ejemplos son numerosos en toda Europa, y el ponente alienta a los Estados miembros que no «explotan» todo el potencial inherente a su patrimonio cultural a que lo hagan de forma responsable con miras a fomentar la economía local y a reforzar el atractivo general de la región.

Por otra parte, la cultura está llamada a desempeñar un papel más destacado en las relaciones exteriores de la UE. La cultura es uno de los activos más importantes de que dispone Europa, y todavía queda margen para introducir mejoras en las políticas y los programas actualmente en vigor.

Conclusión

El patrimonio cultural es un testigo silencioso de nuestra historia, de la creatividad y de las tensiones a lo largo de los siglos. Es uno de los pilares de la cultura europea y nuestro legado común para las futuras generaciones. Por tanto, toda política pública en el sector del patrimonio cultural debería tener en cuenta esas dos perspectivas: que el patrimonio cultural puede ser una fuente importante de empleo y de ingresos —dos aspectos cruciales en el actual contexto económico— y que el principal valor de este patrimonio sigue siendo precisamente su valor cultural. Una estrategia integrada ideal en el sector del patrimonio cultural debería tener en cuenta ambas caras de esta misma moneda y combinar la necesidad inmediata de impulsar el crecimiento y fomentar el empleo, sin olvidar que el patrimonio cultural es un recurso a largo plazo que requiere un plan de desarrollo sostenible.

(1)

Comunicación de la Comisión, de 22 de julio de 2014, titulada «Hacia un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo» COM(2014)0477 final; Conclusiones del Consejo, de 21 de mayo de 2014, sobre el patrimonio cultural como recurso estratégico para una Europa sostenible; Conclusiones del Consejo, de 12 de noviembre de 2014, sobre la gobernanza participativa del patrimonio cultural; Dictamen del Comité de las Regiones, de noviembre de 2014, sobre la Comunicación titulada «Hacia un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo».


OPINIÓN DE LA COMISIÓN DE TRANSPORTES Y TURISMO (7.5.2015)

para la Comisión de Cultura y Educación

sobre la Comunicación «Hacia un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo»

(2014/2149(INI))

Ponente de opinión: Miltiadis Kyrkos

SUGERENCIAS

La Comisión de Transportes y Turismo pide a la Comisión de Cultura y Educación, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Recuerda que Europa es el principal destino turístico del mundo gracias a su rico patrimonio cultural, artístico, religioso e histórico, sus recursos naturales, su posición geográfica, la variedad de sus paisajes y el atractivo de su estilo de vida, y que el turismo cultural representa aproximadamente el 40 % del turismo europeo;

2.  Destaca que el turismo cultural debe desempeñar un papel fundamental en la conservación y realización del valor de nuestro patrimonio cultural, que no solo incluye el patrimonio físico y el paisaje, sino también el patrimonio inmaterial, como las lenguas y las tradiciones religiosas y culinarias;

3.  Señala que entre el patrimonio cultural y el turismo existe una relación de beneficio mutuo, ya que, por una parte, el patrimonio cultural genera unas ganancias sustanciosas para la industria del turismo y, por otra, el turismo es positivo para la cultura, al fomentar la exhibición y la preservación de los bienes culturales y crear ingresos necesarios para su conservación;

4.  Lanza una señal política inequívoca de que la diversidad y el multiculturalismo de Europa ofrecen un gran potencial para el desarrollo de cualquier forma de turismo temático y la promoción coordinada de un turismo diversificado y el intercambio cultural; subraya que todo programa de turismo cultural debe basarse en la diversidad europea, la autenticidad, la sostenibilidad, la plena accesibilidad y una elevada calidad;

5.  Toma nota del decimotercer Foro Europeo del Turismo celebrado en Nápoles los días 30 y 31 de octubre de 2014, que puso de relieve la importancia de las sinergias entre el turismo y la cultura y su contribución al crecimiento económico y el empleo;

6.  Hace hincapié en que un enfoque integrado orientado hacia la conservación, la promoción y la valorización del patrimonio natural y cultural material e inmaterial constituye una potente fuerza motora para la innovación social y un desarrollo local, regional, urbano y rural integrador, y contribuye a fomentar el turismo cultural sostenible, al tiempo que reduce los efectos de la estacionalidad. En particular:

a)  pone de manifiesto la necesidad de una activa participación de las comunidades locales y las partes interesadas del sector privado;

b)  destaca la importancia de que, en el contexto de la clasificación europea de capacidades, competencias, cualificaciones y ocupaciones (ESCO), se adecuen las nuevas competencias y perfiles profesionales en el ámbito cultural;

c)  apoya la digitalización y el acceso en línea a los contenidos culturales, a fin de llegar a un público más amplio e implicar más plenamente a los jóvenes;

d)  alienta a que se adopte un enfoque estratégico para con la investigación e innovación, la puesta en común de conocimientos y la especialización inteligente;

7.  Hace hincapié en la importancia capital de la cultura y el patrimonio cultural a escala local, nacional y europea a la hora de fomentar la innovación empresarial y el desarrollo de actividades económicas ligadas con el turismo, principalmente la prestación de instalaciones para los visitantes en los centros de interés turístico, así como una amplia gama de servicios que abarcan la totalidad del sector; señala que la conservación, el desarrollo y la promoción del patrimonio cultural son fundamentales para una serie de sectores empresariales, especialmente el turismo;

8.  Subraya que el turismo cultural puede potenciar las economías locales al fomentar la producción local, alentar la creación de empresas y aumentar la demanda de los consumidores en el sector turístico, así como al maximizar el valor añadido nacional;

9.  Subraya el potencial para impulsar el turismo cultural en las regiones rurales, insulares, costeras y montañosas, que ofrecen naturaleza y paisajes vírgenes, lenguas y dialectos regionales o minoritarios, cultura tradicional (folclore tradicional, trajes, artesanado, fiestas locales, cultura de la movilidad, tradiciones gastronómicas), productos y servicios locales artesanales, autenticidad, patrimonio industrial y agrícola y el patrimonio cultural de las minorías étnicas; destaca que el turismo cultural en dichas regiones ayuda a diversificar las actividades económicas tradicionales y alienta a la población local a quedarse, evitando de ese modo la despoblación, el abandono y el deterioro de muchos sitios culturales de valor, así como la desaparición de tradiciones y costumbres; invita a los Estados miembros a desarrollar una infraestructura intermodal sostenible y a mejorar la conectividad transfronteriza —incluido el desarrollo de nuevas tecnologías de la información y la comunicación, como los servicios integrados de programación de viajes y emisión de billetes— como forma de potenciar el atractivo y la accesibilidad por aire, mar, carretera y ferrocarril de los destinos turísticos en general, y de los destinos turísticos más pequeños y remotos en particular;

10. Señala que el desarrollo de nuevas vías de navegación interior y de conexiones multimodales puede contribuir de manera decisiva al crecimiento sostenible del turismo cultural;

11. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que tomen medidas concertadas con miras a establecer políticas de atracción del turismo rural, teniendo en cuenta que es un motor de desarrollo en las regiones interiores y rurales; insta a las instituciones europeas a que establezcan lazos entre el patrimonio y las comunidades locales, con vistas a valorizar la participación de los agentes locales de las zonas rurales y alejadas; defiende una apuesta fuerte por la formación de recursos humanos y el apoyo financiero a la conservación del patrimonio, ya que, al potenciar el turismo cultural en el espacio rural, también se potencia el alejamiento del turismo de masas;

12. Subraya que el desarrollo regional del turismo cultural en los Estados miembros requiere el lanzamiento de programas de inversión en infraestructuras para la prestación de los servicios básicos esenciales;

13. Manifiesta su preocupación por la insuficiencia de los recursos reglamentarios y presupuestarios de la Unión consagrados a este sector; destaca que, en el marco de la política regional, la modificación de los programas operativos ha reducido aún más el apoyo a las políticas dedicadas al patrimonio cultural;

14. Recuerda que muchas estructuras culturales no se inscriben en la economía de mercado, sino que funcionan sobre una base asociativa o voluntaria, y que debido a la crisis han visto muy reducida la ayuda pública que reciben; pide a la Comisión que presente propuestas para favorecer la aportación de capital privado a proyectos relacionados con el patrimonio cultural, ya sea en forma de mecenazgo o de cualquier otro modo;

15. Señala que se debe adoptar un enfoque integrado y coordinado a todos los niveles —internacional, nacional, regional y local—, con la participación de todas las partes interesadas y la comunidad local, y alienta, a este respecto, el desarrollo de asociaciones público-privadas para desarrollar el potencial económico de los recursos culturales;

16. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que pongan en marcha un diálogo a escala europea entre los responsables de las políticas en todos los niveles de gobernanza, junto con las industrias culturales y creativas, las redes de agentes del turismo, las asociaciones entre agentes públicos y privados y las organizaciones no gubernamentales;

17. Pide a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros que sigan cooperando a fin de aplicar, a todos los niveles pertinentes, las medidas destinadas a la promoción del patrimonio cultural y el turismo cultural que figuran en la comunicación de la Comisión, de 30 de junio de 2010, titulada «Europa, primer destino turístico del mundo: un nuevo marco político para el turismo europeo» (COM(2010)0352

18. Invita a la Comisión a revisar su comunicación antes citada de 30 de junio de 2010;

19. Está convencido de que la creación y promoción de una «marca Europa» proporcionará un elevado valor añadido para el éxito de Europa en cuanto primer destino turístico del mundo y para la promoción del patrimonio cultural europeo en particular; pide, por tanto, a las autoridades de todos los Estados miembros que cooperen con la Comisión y que complementen dicha marca con sus propios esfuerzos a escala nacional y regional, así como que promuevan conjuntamente Europa en cuanto colección de destinos turísticos de alta calidad en los principales eventos internacionales y grandes ferias de turismo;

20. Apoya la creación de productos derivados del turismo cultural transnacional que reflejen un patrimonio y unos valores europeos comunes; pide a la Comisión que intensifique la colaboración con los Estados miembros y otras organizaciones que elaboran políticas en materia de cultura y turismo, como la Organización Mundial del Turismo (OMT) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y que siga cofinanciando y promoviendo redes, proyectos regionales transfronterizos y —en estrecha colaboración con el Consejo de Europa— las rutas culturales europeas, que ofrecen los mejores ejemplos de proyectos paneuropeos transnacionales de turismo temático;

21. Insiste, además, en la importancia de desarrollar los productos y servicios culturales y turísticos interregionales y transfronterizos, que se basan en la acción coordinada, aprovechan las sinergias, economizan recursos y consolidan la identidad cultural común y la competitividad de toda la región; pide a los Estados miembros y a la Comisión que faciliten este proceso;

22. Subraya la importancia del patrimonio gastronómico, que debe protegerse y apoyarse; considera que la interacción con otras políticas de la UE, como la política agrícola común y la política en materia de protección del consumidor, permitiría optimizar los recursos asignados a este asunto;

23. Invita a la Comisión y a los Estados miembros a desarrollar iniciativas de valorización del patrimonio cultural subacuático europeo y, en particular, a crear una ruta europea del patrimonio cultural subacuático que permita la exhibición en museos o la musealización de pecios y ciudades sumergidas;

24. Apoya la creación de iniciativas que valoricen el patrimonio común de Europa, incrementen la visibilidad de los sitios culturales y tengan un impacto sostenible particular a nivel local y regional, como, por ejemplo, las rutas ciclistas o de peregrinaje europeas, los trenes panorámicos, los ferrocarriles turísticos europeos —mediante la rehabilitación de líneas y estaciones en desuso—, las Capitales Europeas de la Cultura, las Capitales Europeas del Deporte, la Red Europa Nostra, la Red Natura 2000, el Sello de Patrimonio Europeo, las Jornadas Europeas del Patrimonio y el Premio de la Unión Europea al Patrimonio Cultural; pide que se promueva y se facilite el turismo cultural juvenil; piensa asimismo apoyar iniciativas en las que participen activamente los jóvenes, como las capitales europeas de la juventud;

25. Celebra el gran éxito registrado por las Capitales Europeas de la Cultura; pide que se cree una red entre esas ciudades, a fin de ampliar la atención sobre dichos territorios, hacer posible el intercambio de experiencias y buenas prácticas, en especial para ayudar a futuras candidatas, y facilitar la organización de eventos y circuitos específicos;

26. Acoge con beneplácito nuevas iniciativas como el Año Europeo del Patrimonio Cultural, que aumentan la sensibilización acerca de la necesidad de proteger el patrimonio material e inmaterial de Europa; pide a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros que se esfuercen más por promover el patrimonio industrial de Europa como parte de su interés cultural compartido, cuyo potencial aún no ha sido suficientemente reconocido;

27. Pide a la Comisión que sensibilice a los Estados miembros y a los principales operadores del sector sobre la necesidad de lograr que los sitios del patrimonio cultural europeo sean accesibles y asequibles para todos, prestando especial atención a las personas con discapacidad o movilidad reducida, los jóvenes, las personas mayores y las familias con bajos ingresos;

28. Reitera el importante principio del turismo ecológica y económicamente sostenible y responsable, y expresa su convicción de que las medidas de la UE deben, ante todo, fomentar la prosperidad del turismo en Europa, pero también responder a las preocupaciones relacionadas con los posibles efectos negativos que conllevan los cambios estructurales causados por el turismo y con los riesgos que entraña el turismo de masas para el patrimonio cultural; mantiene que la UE debe colaborar con los Estados miembros y las partes interesadas locales a fin de elaborar directrices encaminadas a reducir los efectos nocivos del turismo de masas en las regiones remotas, incluidas las regiones ultraperiféricas e insulares de la UE, especialmente durante la temporada alta;

29. Recuerda la importancia de que se conserve y proteja el patrimonio cultural, no solo de los estragos causados por el paso del tiempo, sino también del vandalismo y el expolio; señala que numerosos sitios arqueológicos siguen arriesgándose a ser expoliados por cazatesoros organizados, en particular cuando se trata de sitios subacuáticos de difícil acceso y control por las autoridades; aboga en este sentido por una cooperación más efectiva entre los Estados miembros en la identificación y recuperación de bienes culturales y la prevención del tráfico ilegal de dichos bienes;

30. Pide a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros que potencien la iniciativa «Endangered Places», desarrollada por Europa Nostra en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones, mediante la identificación de otros ejemplos del patrimonio europeo que corran peligro, la elaboración de planes de acción y la búsqueda de posibles fuentes de financiación; subraya que el desarrollo de esta iniciativa es una forma de atraer inversiones privadas para la rehabilitación del patrimonio;

31. Insiste en las enormes posibilidades de desarrollo de la actividad empresarial y de un enfoque participativo en el sector turístico, en particular para las pymes del sector turístico, así como las empresas emergentes, el sector sin ánimo de lucro y otras organizaciones que contribuyen a la preservación, la protección y la promoción del patrimonio cultural de Europa; hace hincapié en que, además de los activos culturales, la calidad de los servicios, una alta cualificación profesional, unos especialistas bien formados en la materia y una presencia en línea constituyen factores clave para el éxito y la competitividad del sector turístico europeo; subraya que la investigación, la innovación y las nuevas tecnologías, especialmente en el ámbito de las telecomunicaciones, son esenciales para acercar el patrimonio cultural a las personas; considera asimismo que se deben suprimir las cargas innecesarias que pesan sobre las pymes, en pro de su competitividad, y que se debería revisar la legislación que afecte negativamente a las pymes del sector turístico;

32. Considera que la crisis económica ha privado de fondos a uno de los sectores que ha sufrido con más virulencia los recortes, lo que ha desembocado en el abandono y el descuido de muchos sitios de gran valor cultural que han caído en el olvido, en detrimento de la sociedad y del sector turístico; pide a la Comisión que vele por que la información sobre los fondos de la UE para la conservación y promoción del turismo cultural se ponga a disposición de todas las partes interesadas pertinentes, como las pymes y las organizaciones de la sociedad civil a escala local, regional y nacional, y por que dicha información esté disponible en las lenguas oficiales de la UE, así como que garantice que se sigan facilitando los procedimientos administrativos para el acceso directo a dichos fondos, en particular para las pymes, que representan una gran parte del sector turístico; pide a la Comisión que garantice una mayor transparencia en el uso de los fondos; pide un enfoque más abierto por parte de la Comisión por lo que se refiere a la aprobación de los programas de financiación integrados operativos para promover el patrimonio cultural; pide a la Comisión que tome medidas para reducir la carga administrativa por medio de un entorno reglamentario adecuado, con el fin de impulsar el número de empresas —especialmente pymes y empresas emergentes— en el sector turístico;

33. Insiste en la posibilidad de prestar más atención al turismo cultural en el marco del desarrollo de estrategias macrorregionales diseñadas para integrarlo más en el marco estratégico para la cooperación europea;

34. Apoya a la Comisión en sus iniciativas encaminadas a la digitalización del rico patrimonio cultural de Europa, que contribuye de manera importante a la promoción de su extraordinaria riqueza cultural en todo el mundo, y considera que es importante que ello también se aplique a escala local en beneficio de las pequeñas empresas; subraya el importante papel de los recursos de las bibliotecas y los archivos para la protección, la promoción y la concesión del acceso al patrimonio cultural físico y digital en Europa; pide a la Comisión que trabaje conjuntamente con los Estados miembros para identificar y digitalizar el Patrimonio Mundial de la UNESCO en Europa, tanto material como inmaterial, a fin de que pueda estar disponible en la página web visiteurope.com;

35. Recuerda que la valorización del patrimonio pasa también por dar respuestas a los nuevos modos de vida de nuestros conciudadanos y, en este sentido, pide a la Comisión que estudie una estrategia de comunicación digital global, destinada a poner de relieve las iniciativas que ha lanzado, así como un apoyo a los proyectos culturales que aúnen patrimonio y modernidad (por ejemplo, mediante la utilización de nuevas tecnologías en los espacios museísticos);

36. Hace hincapié en la importancia y en el carácter específico del turismo cultural como parte inherente de la educación y de los programas de formación continua de la UE, tales como Erasmus+; señala que el público objetivo del turismo cultural es muy amplio y que, por este motivo, debe adaptarse a las necesidades e intereses educativos y culturales de los distintos grupos de edad, que van desde los niños hasta las personas de mayor edad;

37. Recomienda que la Comisión establezca un portal único de la UE dedicado al patrimonio cultural, que reúna información sobre todos los programas de la UE que financian el patrimonio cultural; considera que el lanzamiento del portal debería ir seguido de una campaña de promoción en todos los Estados miembros, de modo que los potenciales beneficiarios conozcan su existencia;

38. Recomienda una estrategia de comunicación uniforme y simplificada para identificar a Europa como destino único y, por tanto, celebra la iniciativa «Destino Europa 2020» para la creación de un portal europeo que introduzca los sitios web nacionales de los Estados miembros; recomienda asimismo la creación de portales multilingües para destinos locales alejados de las grandes ciudades, que aporten visibilidad a productos que incluyan el patrimonio cultural e industrial;

39. Sugiere a la Comisión que promueva igualmente el programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores como un mecanismo de financiación para el patrimonio cultural.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

5.5.2015

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

40

3

0

Miembros presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Lucy Anderson, Georges Bach, Izaskun Bilbao Barandica, Deirdre Clune, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Andor Deli, Karima Delli, Isabella De Monte, Ismail Ertug, Jacqueline Foster, Dieter-Lebrecht Koch, Merja Kyllönen, Miltiadis Kyrkos, Bogusław Liberadzki, Peter Lundgren, Cláudia Monteiro de Aguiar, Renaud Muselier, Jens Nilsson, Markus Pieper, Salvatore Domenico Pogliese, Tomasz Piotr Poręba, Gabriele Preuß, Christine Revault D’Allonnes Bonnefoy, Dominique Riquet, Massimiliano Salini, David-Maria Sassoli, Claudia Schmidt, Claudia Tapardel, Keith Taylor, Pavel Telička, István Ujhelyi, Peter van Dalen, Wim van de Camp, Janusz Zemke, Roberts Zīle, Kosma Złotowski, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska

Suplentes presentes en la votación final

Rosa D’Amato, Martina Dlabajová, Maria Grapini, Henna Virkkunen


OPINIÓN DE LA COMISIÓN DE DESARROLLO REGIONAL (8.5.2015)

para la Comisión de Cultura y Educación

sobre un enfoque integrado del patrimonio cultural europeo

(2014/2149(INI))

Ponente de opinión: Andrea Cozzolino

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo Regional pide a la Comisión de Cultura y Educación, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Cree que, en lo relativo al patrimonio cultural, es necesario aplicar un enfoque integrado si lo que se desea es lograr un diálogo cultural y una comprensión mutua; expresa su convencimiento de que este enfoque puede redundar en una mayor cohesión económica, social y territorial, a la vez que contribuye a la consecución de los objetivos establecidos en la Estrategia Europa 2020;

2.  Observa que los proyectos relacionados con el patrimonio cultural suelen constituir ejemplos de actividades económicas innovadoras y sostenibles, que crean puestos de trabajo y desarrollan las capacidades empresariales y de investigación de las pequeñas y medianas empresas (pymes), un importante motor de la economía de la UE; toma nota de que el patrimonio cultural es un bien público y común que tiene efectos positivos en la innovación social, el crecimiento inteligente, sostenible e integrador, la competitividad y la creación de empleo; pide a la Comisión, por consiguiente, que anime a los Estados miembros a que inviertan en el patrimonio cultural y contribuyan a proteger y conservar la identidad cultural regional, nacional y europea;

3.  Destaca que el fomento de la conservación de los bienes del patrimonio cultural y su inclusión en productos de turismo sostenible atraerán a visitantes y contribuirán a reforzar la economía local y regional; pide a la Comisión que, en vista de la importancia económica del patrimonio cultural y de los vínculos entre el patrimonio cultural y el turismo sostenible, aplique un enfoque global —también a la luz de la reciente iniciativa sobre el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas— a la financiación del patrimonio cultural, por ejemplo, el desarrollo de infraestructura urbana, la estandarización y homogeneización necesarias para la construcción —o reconstrucción— y la conservación de monumentos, teniendo en cuenta que la diversidad y las características especiales del patrimonio histórico requieren soluciones y métodos específicos;

4.  Pide a la Comisión que, en el marco del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y de la revisión de la Estrategia Europa 2020, respalde los proyectos relacionados con el patrimonio cultural europeo, incluidos aquellos de gran magnitud, por su capacidad de crear puestos de trabajo en todas las regiones, en particular para los jóvenes, y de contribuir a la cohesión social; toma nota de los beneficios múltiples que ofrecen las inversiones en el patrimonio cultural —que aumentan el valor intrínseco del patrimonio cultural europeo— e insiste en la necesidad de consolidar las asociaciones público-privadas a efectos de la financiación;

5.  Pide a la Comisión que estudie la posibilidad de promover, en el marco del FEIE, una plataforma de inversión temática que atraiga recursos públicos y privados a los sectores de la investigación aplicada a la preservación y valorización del patrimonio cultural; observa, asimismo, que todavía debe mejorarse el enfoque integrado del patrimonio cultural en los Fondos EIE; subraya, por consiguiente, lo importante que resulta desarrollar sinergias entre los Fondos Estructurales, los programas marco y otros recursos disponibles para el sector cultural en la UE; pide a la Comisión que supervise y oriente a los Estados miembros respecto de la integración del patrimonio cultural en el desarrollo económico local y regional, a fin de alcanzar la máxima eficacia y eficiencia, y que informe al Parlamento sobre las inversiones en el patrimonio cultural y los resultados obtenidos;

6.  Destaca que el espíritu de la reforma del Reglamento del FEDER y, en particular, el principio de financiación integrada también pueden, en casos específicos, llevarse a la práctica apoyando proyectos de gran envergadura; reconoce, no obstante, la necesidad de promover y apoyar iniciativas culturales a pequeña escala, que revisten especial importancia para el desarrollo endógeno y pueden contribuir a la conservación del patrimonio cultural y la promoción del desarrollo local y regional, así como al crecimiento socioeconómico en general;

7.  Considera que los proyectos de gran envergadura son un ejemplo de dicha financiación integrada y de los beneficios de salvaguardar el patrimonio cultural único de Europa, como se refleja en la participación directa y constante de la Comisión en los proyectos y en la supervisión de su ejecución; destaca la necesidad de reconocer su importancia como un primer paso hacia la creación de vínculos interculturales y la unificación entre las regiones de Europa;

8.  Observa que el artículo 3, apartado 1, letra e), del Reglamento (UE) nº 1301/2013 hace referencia a la inversión en «pequeñas infraestructuras culturales»; valora positivamente las oportunidades de financiación para servicios culturales previstas en el artículo 5, punto 9, letra a), del mismo Reglamento;

9.  Toma nota de que, durante las negociaciones sobre los programas operativos regionales, la Comisión estableció un límite máximo de cinco millones de euros para el coste total de este tipo de proyectos de inversión en infraestructura (10 millones para los lugares considerados patrimonio de la humanidad por la Unesco);

10. Observa que, especialmente porque afecta al coste total, este límite máximo puede limitar en gran medida la capacidad de los Estados miembros para financiar dichos proyectos de carácter integrado que contribuyen a la preservación y la mejora del patrimonio cultural; apunta, no obstante, que los proyectos de infraestructuras en el ámbito cultural pueden combinarse con proyectos educativos en ese mismo ámbito (aprovechando plenamente las posibilidades de digitalización) y con proyectos para pymes, etc., de manera que el importe total invertido podría ser muy superior a cinco millones de euros;

11. Pide a la Comisión que, previa consulta a los Estados miembros y a las regiones, reconsidere al alza esta estimación de cinco millones de euros teniendo en cuenta que podría dificultar la capacidad de los Estados miembros para emplear eficazmente los fondos del FEDER; pide a la Comisión, asimismo, que aliente la combinación efectiva de distintos fondos para financiar proyectos culturales y que aplique un planteamiento flexible en el caso de proyectos específicos en los que la inversión en infraestructura supere el límite de cinco millones de euros;

12. Subraya que los proyectos del FEDER relacionados con el patrimonio cultural son un ejemplo tangible de gobernanza multinivel y de aplicación satisfactoria del principio de subsidiariedad, y representan una parte importante del gasto del FEDER; destaca la importancia de los proyectos culturales transfronterizos que contribuyen a aumentar la cohesión económica y social y favorecen la inclusión; pide, en este contexto, que se adopten medidas para reforzar y ampliar el apoyo a la financiación mediante acuerdos de asociación público-privada;

13. Observa que dichos proyectos suelen ofrecer ejemplos de buenas prácticas en la aplicación de proyectos integrados en las zonas urbanas y, por tanto, contribuyen también al desarrollo de la agenda urbana; destaca la dimensión urbana de las iniciativas sobre la capital cultural europea, que contribuyen al desarrollo de redes culturales en las ciudades y promueven iniciativas creativas a largo plazo, como la protección de la identidad de las diversas tradiciones culturales locales y regionales; alienta, por tanto, la creación de productos turísticos integrales basados en un plan o estrategia de desarrollo integrado, así como en el uso de herramientas TIC, instrumentos de comercialización y otras técnicas innovadoras, con el fin de aumentar la visibilidad del patrimonio cultural;

14. Considera que la Dirección General de Educación y Cultura debe establecer una comunidad de conocimiento e innovación (CCI) en el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), destinada específicamente a la conservación del patrimonio cultural, y que esta CCI debe apoyar directamente una visión integral de la investigación y la innovación;

15. Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de utilizar la plataforma VALOR para divulgar los resultados de los proyectos, pero pide a la Comisión que también incluya en esta plataforma ejemplos de buenas prácticas extraídos de los proyectos relacionados con el patrimonio cultural realizados con arreglo al FEDER durante los periodos de programación 2000-2006 y 2007-2013; recomienda que se lleve a cabo un análisis técnico de los métodos específicos de carga de datos en el portal; llama la atención sobre la necesidad de crear una base de datos o portal de la UE unificado, que contenga información sobre proyectos relacionados con el patrimonio cultural financiados con todos los programas e iniciativas de la UE, y pide a la Comisión que introduzca una base de datos o portal de la UE unificado para informar a los posibles beneficiarios sobre las líneas de financiación europeas existentes;

16. Considera que, en la ejecución de las estrategias urbanas integradas y sostenibles (artículo 7 del Reglamento (UE) nº 1301/2013 —Reglamento del FEDER—) y las estrategias de desarrollo local a cargo de comunidades locales (artículo 32 del Reglamento (UE) nº 1303/2013 por el que se establecen disposiciones comunes relativas al FEDER), es preciso reforzar las políticas de conservación del patrimonio (en particular la política sobre centros históricos), aplicar una especialización inteligente, adaptar las viviendas a las exigencias del cambio climático, intensificar el uso de herramientas TIC y emplear instrumentos de comercialización y otras técnicas innovadoras para aumentar la visibilidad del patrimonio cultural;

17. Pide a la Comisión que establezca un año europeo del patrimonio cultural.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

5.5.2015

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

37

1

0

Miembros presentes en la votación final

Pascal Arimont, José Blanco López, Franc Bogovič, Victor Boștinaru, Mercedes Bresso, Andrea Cozzolino, Rosa D’Amato, Tamás Deutsch, Anna Hedh, Krzysztof Hetman, Ivan Jakovčić, Marc Joulaud, Constanze Krehl, Martina Michels, Iskra Mihaylova, Andrey Novakov, Mirosław Piotrowski, Stanislav Polčák, Terry Reintke, Liliana Rodrigues, Fernando Ruas, Monika Smolková, Maria Spyraki, Olaf Stuger, Ruža Tomašić, Ramón Luis Valcárcel Siso, Ángela Vallina, Matthijs van Miltenburg, Lambert van Nistelrooij, Derek Vaughan, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Isabella Adinolfi, Enrique Calvet Chambon, Josu Juaristi Abaunz, Ivana Maletić, Bronis Ropė, Marco Zullo

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Ulrike Trebesius


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

16.6.2015

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

22

0

2

Miembros presentes en la votación final

Dominique Bilde, Andrea Bocskor, Silvia Costa, Mircea Diaconu, Damian Drăghici, Jill Evans, Petra Kammerevert, Rikke Karlsson, Andrew Lewer, Svetoslav Hristov Malinov, Curzio Maltese, Fernando Maura Barandiarán, Luigi Morgano, Momchil Nekov, Michaela Šojdrová, Yana Toom, Helga Trüpel, Sabine Verheyen, Julie Ward, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Milan Zver, Krystyna Łybacka

Suplentes presentes en la votación final

Norbert Erdős, Mary Honeyball, Marc Joulaud, Ernest Maragall

Última actualización: 11 de agosto de 2015Aviso jurídico