Procedimiento : 2015/2220(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0051/2016

Textos presentados :

A8-0051/2016

Debates :

PV 12/04/2016 - 18
CRE 12/04/2016 - 18

Votaciones :

PV 13/04/2016 - 11.11

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0121

INFORME     
PDF 590kWORD 219k
8 de marzo de 2016
PE 567.841v02-00 A8-0051/2016

sobre la aplicación y revisión de la Estrategia de la UE para Asia Central

(2015/2220(INI))

Comisión de Asuntos Exteriores

Ponente: Tamás Meszerics

ENMIENDAS
PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la aplicación y revisión de la Estrategia de la UE para Asia Central

(2015/2220(INI))

–  Visto el cuarto informe de evolución, de 13 de enero de 2015, sobre la aplicación de la Estrategia de la UE para Asia Central adoptada en 2007,

  Vistas las conclusiones del Consejo sobre la Estrategia de la UE para Asia Central adoptadas por el Consejo de Asuntos Exteriores el 22 de junio de 2015,

–  Vistos los compromisos anunciados en la reunión ministerial de la UE y Asia Central celebrada el 20 de noviembre de 2013 en Bruselas,

–   Visto el comunicado conjunto de la quinta Conferencia de alto nivel UE-Asia Central sobre cooperación en materia de agua y energía, celebrada en Milán los días 12 y 13 de octubre de 2015,

–  Vistos los resultados de la Reunión de Aplicación sobre Cuestiones de la Dimensión Humana de la OSCE, celebrada en Varsovia del 21 de septiembre al 2 de octubre de 2015,

–   Vistos el proceso de Estambul sobre Cooperación y Seguridad Regionales para un Afganistán seguro y estable, iniciado en Turquía en 2011, así como la conferencia ministerial «Corazón de Asia» celebrada en Kabul el 14 de junio de 2012, que tiene por objeto su ejecución,

–   Vistos el apoyo de la Comisión de Asuntos Exteriores y la evaluación favorable respecto del recientemente nombrado representante especial de la UE para Asia Central, Peter Burian, en la audiencia celebrada el 1 de junio de 2015,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre la región y, en particular, las de 20 de febrero de 2008, sobre una Estrategia de la UE para Asia Central(1), y de 15 de diciembre de 2011, sobre los progresos alcanzados en la aplicación de la Estrategia de la UE para Asia Central(2),

–  Vista su Resolución, de 29 de abril de 2015, sobre los informes especiales del Tribunal de Cuentas en el contexto de la aprobación de la gestión de la Comisión en la ejecución del presupuesto para el ejercicio 2013 y, en particular, su parte II sobre el Informe Especial n.º 13/2013 del Tribunal de Cuentas titulado «Ayuda de la UE al desarrollo de Asia Central»(3),

–  Vistos su Decisión, de 29 de abril de 2015, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2013, Sección III – Comisión y agencias ejecutivas, y en particular el apartado 240 de dicha Decisión(4),

–  Vista su Resolución, de 12 de junio de 2012, sobre «Cooperar en materia de política energética con socios más allá de nuestras fronteras: una estrategia para un suministro energético seguro, sostenible y competitivo»(5),

–  Vista su Resolución, de 22 de noviembre de 2012, sobre la función de la Política Común de Seguridad y Defensa en caso de crisis provocadas por el clima y de catástrofes naturales(6),

–  Vista su Resolución, de 13 de marzo de 2014, sobre las prioridades de la UE para el 25º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas(7),

–  Vista su Resolución, de 13 de diciembre de 2012, sobre la revisión de la estrategia de la UE en materia de derechos humanos(8),

–  Vista su Resolución, de 13 de diciembre de 2012, sobre el Informe anual sobre los derechos humanos y la democracia en el mundo (2011) y la política de la Unión Europea al respecto(9),

–   Vista su Resolución, de 17 de junio de 2010, sobre las políticas de la UE en favor de los defensores de los derechos humanos(10),

–   Vista su Resolución, de 8 de septiembre de 2015, sobre «Derechos humanos y tecnología: el impacto de los sistemas de intrusión y vigilancia en los derechos humanos en terceros países»(11),

–   Vista su Resolución, de 11 de diciembre de 2012, sobre una Estrategia de libertad digital en la política exterior de la UE(12),

–  Vista su Resolución, de 11 de noviembre de 2010, sobre la consolidación de la OSCE – Un papel para la UE(13),

–  Vista su Resolución, de 22 de noviembre de 2012, que contiene las recomendaciones del Parlamento Europeo al Consejo, a la Comisión y al Servicio Europeo de Acción Exterior sobre las negociaciones sobre un Acuerdo de colaboración y cooperación reforzada UE-Kazajistán(14),

–  Vista su Resolución, de 15 de marzo de 2012, sobre Kazajistán(15),

–  Vista su Resolución, de 18 de abril de 2013, sobre la situación de los derechos humanos en Kazajistán(16),

–  Vista su Resolución, de 15 de enero de 2015, sobre la ley contra la propaganda homosexual en Kirguistán(17),

–  Vista su Resolución legislativa, de 22 de octubre de 2013, respecto de la Posición del Consejo en primera lectura con vistas a la adopción de la Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se concede una ayuda macrofinanciera a la República Kirguisa(18),

–  Vista su Resolución, de 8 de julio de 2010, sobre la situación en Kirguistán(19),

–  Vista su Resolución, de 6 de mayo de 2010, sobre la situación en Kirguistán(20),

–  Vista su Resolución, de 17 de septiembre de 2009, relativa a la celebración del Acuerdo de colaboración y cooperación entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros, por una parte, y la República de Tayikistán, por otra(21),

–  Vista su Resolución, de 23 de octubre de 2014, sobre los derechos humanos en Uzbekistán(22),

–  Vista su Resolución, de 15 de diciembre de 2011, sobre el proyecto de Decisión del Consejo relativa a la celebración de un Protocolo del Acuerdo de colaboración y cooperación por el que se establece una colaboración entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros, por una parte, y la República de Uzbekistán, por otra, por el que se modifica el Acuerdo para ampliar las disposiciones del Acuerdo al comercio bilateral de productos textiles, a la vista de la expiración del acuerdo bilateral sobre textiles(23),

–  Vista su Resolución, de 14 de marzo de 2013, sobre las relaciones UE-China(24),

–   Visto el Plan de Acción sobre Derechos Humanos y Democracia, aprobado por el Consejo el 20 de julio de 2015,

–   Vistas las orientaciones en materia de derechos humanos de la UE sobre la libertad de expresión en línea o no, aprobadas por el Consejo de Asuntos Exteriores el 12 de mayo de 2014,

–   Vista la Resolución A/RES/53/144 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulada «Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos», más conocida como «Declaración sobre los defensores de los derechos humanos»,

–   Vistas las revisiones en curso de la estrategia global de la UE para la política exterior y de seguridad y de la política europea de vecindad,

–   Visto el artículo 21 del TUE,

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Asuntos Exteriores y las opiniones de la Comisión de Desarrollo, de la Comisión de Comercio Internacional y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A8-0051/2016),

A.   Considerando que la Estrategia de la UE para Asia Central se adoptó en el contexto de la importancia cada vez mayor que estaba cobrando la región y de una mayor participación de la UE en el vecino Afganistán, así como de la ampliación de la política europea de vecindad a la región del mar Caspio, la continuación del apoyo de la UE a las reformas y la modernización de las sociedades de la antigua Unión Soviética, y los intereses de la UE en materia de seguridad energética; que en la Estrategia también se reconocían las amenazas y los retos en materia de seguridad que requieren una cooperación cada vez mayor entre Asia Central, la UE y sus Estados miembros; que la Estrategia se ha aplicado durante casi ocho años;

B.   Considerando que, a pesar de su pasado común, Asia Central es una región heterogénea con un carácter multiétnico y multiconfesional; que la falta de confianza mutua y la persistencia de tensiones en la utilización y puesta en común de los recursos naturales han lastrado hasta ahora el desarrollo de una auténtica cooperación regional;

C.   Considerando que el respeto de la democracia, del Estado de Derecho y de los derechos humanos es una condición básica para una cooperación más estrecha entre la UE y los cinco países de Asia Central en ámbitos de interés común, de conformidad con el propio significado del término «colaboración» en los acuerdos de colaboración y cooperación; que la situación global de la democracia y los derechos humanos en la región sigue siendo deficiente en diversos grados y preocupante;

D.   Considerando que deficiencias significativas en el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales frenan las oportunidades de un desarrollo sostenible así como de la buena gobernanza en los países de Asia Central en detrimento de sus sociedades;

E.   Considerando que el comercio y las conexiones energéticas mejoran las relaciones UE-Asia Central y promueven valores comunes como el Estado de Derecho, la buena gobernanza y el respeto de los derechos humanos; que el sistema de preferencias generalizadas (SPG) tiene por objeto la diversificación de las economías de Asia Central;

F.   Considerando que algunos Estados miembros han desarrollado y reforzado las relaciones bilaterales con algunos de los países de Asia Central; que la UE necesita un enfoque coherente y consecuente con respecto a la región, a fin de evitar duplicaciones o el envío de mensajes contradictorios y confusos;

G.   Considerando que la ayuda al desarrollo de la UE a Asia Central, principalmente a través del Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD), ha sido elevada hasta los 1 000 millones de euros en el período 2014-2020, es decir, en un 56 % respecto al período de programación 2007-2013;

H.   Considerando que el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH) constituye una importante herramienta de financiación en apoyo de las organizaciones de la sociedad civil y la democratización;

I.  Considerando que la región se ve cada vez más afectada por el fanatismo religioso, lo que se refleja en el apoyo al EI/Dáesh y Al-Qaeda en Afganistán y Hizb-ut-Tahrir y en que un gran número de personas hayan abandonado la región para unirse al EI/Dáesh en Siria e Irak;

J.   Considerando que la región constituye una importante ruta de tránsito de drogas entre Afganistán y Rusia y que determinados clanes locales están involucrados en este tráfico lucrativo, que les permite ejercer una influencia política significativa a través de la corrupción y la confusión de intereses;

K.   Considerando que la educación ha de desempeñar un papel crucial en el fomento del desarrollo estable, seguro y sostenible de la región;

L.  Considerando que en junio de 2015 el Consejo de Asuntos Exteriores reiteró su compromiso de promover los derechos de la mujer y concluyó que la capacitación de las mujeres en la región es un elemento esencial de la estabilidad a largo plazo y de la buena gobernanza;

M.   Considerando que los países de Asia Central deben mejorar las disposiciones jurídicas y administrativas de su política de asilo y que los procesos consultivos regionales, como el Proceso de Almaty coordinado por el ACNUR y la OIM, pueden contribuir en este sentido;

N.   Considerando que los efectos del calentamiento global en Asia Central aún se desconocen en gran medida, pero que ya está claro que los problemas de abastecimiento de agua en los países de baja altitud se agravarán aún más;

O.   Considerando que Rusia y China tienen fuertes lazos e influencia en la región, pero que la UE aún dispone de un amplio margen para reforzar su acción y cooperación con los países de Asia Central;

P.  Recordando que los distintos marcos de asociación, como la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) y la Unión Económica Euroasiática (UEE), incluyen también entre sus miembros a varios países de Asia Central y se ven dominados por Rusia o China;

Q.   Considerando que la región se ha integrado en la iniciativa «Un cinturón, una ruta», especialmente el nuevo «Cinturón económico de la ruta de la seda», aumentando su importancia estratégica;

R.   Considerando que la región de Asia Central, si bien consta de las repúblicas de Asia Central de la antigua Unión Soviética, acusa al mismo tiempo una influencia significativa por parte de Rusia, China, Mongolia, Irán y Afganistán;

Disposiciones generales sobre los compromisos de la UE

1.   Destaca el gran interés estratégico, político y económico de la UE por fortalecer sus relaciones bilaterales y multilaterales con todos los países de Asia Central sobre la base de valores comunes compartidos, como se establece en los acuerdos de colaboración y cooperación existentes entre la UE y Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán y en el acuerdo que, sin embargo, aún no ha entrado en vigor con Turkmenistán;

2.   Reitera que la UE tiene un gran interés en una Asia Central próspera, pacífica, democrática, estable e integradora, que opere como una región sostenible desde el punto de vista económico y ambiental, como se afirma en la estrategia de 2007;

3.   Señala que el enfoque estratégico adoptado hasta la fecha para configurar las relaciones con los países de Asia Central ha demostrado tener únicamente una viabilidad y un éxito limitados; reconoce que las relaciones económicas entre la UE y los países a los que va dirigida la Estrategia para Asia Central no han experimentado una expansión importante, que el objetivo de promover la cooperación y la integración regionales entre los países de Asia Central mediante el intercambio de experiencias y la transferencia de normas por parte de la UE está estancado, y que la Unión no ha sido capaz hasta la fecha de aportar ninguna contribución relevante basada en sus propios modelos y conceptos de valores y sociales en favor de la resolución de las graves cuestiones socioeconómicas y ambientales a las que se enfrentan las sociedades de Asia Central, o de su modernización;

4.   Opina que todavía deben realizarse progresos considerables en los ámbitos mencionados en el presente informe, si bien manifiesta su esperanza de que las partes interesadas, es decir, la Unión y sus Estados miembros y los cinco países de Asia Central, realicen esfuerzos serios a fin de alcanzar los objetivos y las metas establecidos en los documentos oficiales y los tratados que constituyen la base jurídica de las relaciones bilaterales y multilaterales de la Unión con, respectivamente, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán;

5.   Acoge favorablemente la revisión de la Estrategia de la UE para Asia Central llevada a cabo por el SEAE, la Comisión y el Consejo en 2015; considera, no obstante, que las prioridades, los objetivos y las metas deben adaptarse más específicamente a los intereses, los requisitos y las condiciones marco de los Estados socios de Asia Central teniendo en cuenta las diferencias entre los países de la región y la singularidad de cada uno de ellos y, por lo tanto, definirse con más precisión mediante planes de acción individuales adaptados a cada país, e ir acompañados de criterios de referencia e indicadores con un plazo de ejecución razonable, con el fin de adoptar esos planes de acción de forma más flexible a las condiciones marco de la región a la mayor brevedad;

6.   Conviene en que la Estrategia adoptada en 2007 y los ámbitos prioritarios a largo plazo definidos en ella (el respeto de los derechos humanos y del Estado de Derecho, la buena gobernanza y la democratización; la juventud y la educación; el desarrollo económico, el comercio y la inversión; la energía y el transporte; la sostenibilidad ambiental y el agua; las amenazas y los retos comunes en materia de seguridad; y el diálogo intercultural) sigan siendo pertinentes y necesarios para un compromiso europeo concreto en la región, en consonancia con los objetivos establecidos en la Estrategia de la UE; acoge con satisfacción, no obstante, el planteamiento más focalizado de la revisión de la Estrategia;

7.   Acoge favorablemente la considerablemente ambiciosa revisión de la Estrategia y señala que está de acuerdo con la designación de la región por el Consejo como importante desde el punto de vista estratégico y, en consecuencia, con el fortalecimiento de una cooperación eficaz en materia de relaciones políticas, diplomáticas y comerciales y el apoyo a una auténtica transición democrática; celebra, en este contexto, que en el período 2014-2020 la ayuda al desarrollo de la UE a la región haya aumentado un 56 % en comparación con el período anterior y que sus objetivos sean más específicos;

8.   Se felicita por que la revisión se examinara en la reunión ministerial UE-Asia Central celebrada el 21 de diciembre de 2015 en Astana; apoya la celebración de una Cumbre UE-Asia Central para promover los objetivos de la UE en la región y abordar la cooperación y las cuestiones que son motivo de preocupación;

9.   Comparte la opinión de que debe aplicarse un enfoque diferenciado, condicional y basado en incentivos, con el fin de lograr mejores resultados a nivel tanto bilateral como regional; considera que los programas regionales, como los relativos a la gestión de las fronteras, la lucha contra las drogas y su tráfico, y el transporte y la energía, deben ajustarse de manera que se dirijan realmente a las partes interesadas, incluidos los países de una región más amplia, como Afganistán, Irán, Mongolia o Azerbaiyán;

10.   Pide a la UE que coopere de manera más intensiva sobre una base ad hoc con aquellos países de Asia Central que deseen ir más allá de la Estrategia de la UE para Asia Central;

11.   Subraya que el refuerzo de la cooperación mejoraría la situación económica y la de la seguridad de la región; pide al SEAE y a la Comisión que, dado que Asia Central tiene escasos vínculos interregionales, desarrolle proyectos que promuevan dicha cooperación con los países interesados en intensificar esos vínculos;

12.   Subraya que el desembolso de los fondos de la UE debe basarse claramente en incentivos y en resultados, teniendo en cuenta los logros respecto a una serie de indicadores que han de establecerse para cada país, y en función de avances mensurables, en particular en los ámbitos de la democratización, la prevención y la lucha contra la corrupción, unas elecciones libres y justas, los derechos humanos, el fin del narcotráfico, el respeto de las normas laborales, la buena gobernanza, el Estado de Derecho, el desarrollo, la seguridad de las personas, y las buenas relaciones de vecindad;

13.   Está de acuerdo en que un compromiso concreto y constructivo y la adopción de reformas democráticas y programas gubernamentales pueden considerarse como indicadores de los logros alcanzados en muchos ámbitos; insta, no obstante, a la Comisión y al SEAE a basar sus apreciaciones en hechos establecidos sobre el terreno;

14.   Reitera la necesidad de una mayor visibilidad política de la UE en la región de Asia Central; insta a la UE y a sus Estados miembros a que hablen con una sola voz, sin negociaciones bilaterales que a menudo menoscaban los requisitos en materia de derechos humanos, y promoviendo la coherencia y la coordinación de la política exterior en esta región, y a que introduzcan todos juntos la programación conjunta de la ayuda y los proyectos con los Estados miembros a fin de maximizar el impacto y las sinergias; insta al Consejo/SEAE/la Comisión a adoptar un plan de acción concreto con indicadores mensurables que permitan realizar una evaluación adecuada de los avances que se realicen en el futuro; acoge favorablemente la mayor implicación y apropiación por parte de los Estados miembros en lo que se refiere a la aplicación de la Estrategia;

15.   Celebra el restablecimiento del cargo de representante especial de la Unión Europea (REUE) para Asia Central tras un año de interrupción, y espera que el REUE recién nombrado realice una contribución importante a la aplicación de la Estrategia para los países de Asia Central y configure las relaciones con dichos países, garantizando la coherencia de las acciones externas de la Unión en la región y comunicando las posiciones de la UE a los líderes políticos y las sociedades de Asia Central;

16.   Pide al REUE que se centre en reforzar la democracia, el Estado de Derecho, la buena gobernanza y el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, en promover la cooperación regional y facilitar el diálogo y la resolución pacífica de los conflictos pendientes, en desarrollar los contactos no solo con los gobiernos y los parlamentos, sino también con la sociedad civil y los medios de comunicación, en contribuir a la prevención de conflictos y promover la seguridad regional, así como la buena gestión del medio ambiente y del cambio climático, en particular de los recursos hídricos y de hidrocarburos; pide al REUE que informe oralmente y por escrito al Parlamento de los principales desafíos, tal como establecen el artículo 36 del Tratado de la Unión Europea y su mandato;

17.   Pide al SEAE, a la Comisión y al REUE que refuercen la presencia de la UE en Asia Central, asegurando una mayor visibilidad de la UE entre la población, la sociedad civil, los medios locales, las empresas y las comunidades universitarias; insta al SEAE a que compense la diplomacia discreta con una mayor diplomacia pública;

18.   Pide al SEAE que presente análisis periódicos sobre Asia Central, teniendo en cuenta la variada vecindad de la región, incluidas las cuestiones relativas a la integración de Afganistán e Irán y brindando un enfoque global en relación con el mar Caspio;

19.   Pide a la Comisión que garantice la creación de sinergias, así como la coherencia y la homogeneidad entre las medidas adoptadas por organizaciones internacionales como la OSCE, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), así como entre los distintos instrumentos financieros externos de la UE utilizados en la región, como el ICD, el Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz, el IEDDH, y el Instrumento de Asociación (IA), y que refuerce la coordinación con el BERD y el BEI;

20.  Pide a la UE que coopere con los proyectos estadounidenses de ayuda y desarrollo en los ámbitos medioambiental, educativo y climático, a fin de mejorar su eficacia y alcanzar juntos a un público más amplio;

21.   Pide una cooperación más estrecha entre la UE y la OSCE con respecto a Asia Central, en especial en los ámbitos de los derechos humanos, la democratización y la seguridad, con el objetivo de unir y complementar, si procede, sus esfuerzos en la región;

22.   Anima a las delegaciones de la UE en Asia Central a que utilicen al máximo su potencial por lo que se refiere a su contribución a la aplicación de la Estrategia de la UE, especialmente con respecto al apoyo a la sociedad civil y su relación con la misma;

23.   Apoya una cooperación interparlamentaria continua y destaca el papel de su delegación permanente para las relaciones en la región por lo que respecta al control de la aplicación de los acuerdos de colaboración y cooperación con los países de la región;

Democratización, derechos humanos y Estado de Derecho

24.   Insta al Consejo, al SEAE y a la Comisión a que den una gran importancia y se dediquen proactivamente a la promoción y el fortalecimiento de la democracia, la aplicación de los derechos humanos civiles y políticos, incluidos los derechos sociales codificados en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, el establecimiento del Estado de Derecho y la buena gobernanza y la acción administrativa en los países de Asia Central, sentado las bases de la seguridad y la estabilidad, a fin de crear sociedades abiertas en los países en cuestión y, por consiguiente, facilitar las mejores prácticas para abordar los retos y las presiones en materia de política interior y exterior, seguridad y economía;

25.   Destaca que el respeto de los derechos humanos y de la democracia debe ocupar un lugar central en la estrategia de la UE en el marco de la cooperación prevista en los acuerdos de colaboración y cooperación, incluida la aplicación de la cláusula de derechos humanos y democracia; lamenta que las obligaciones jurídicas en materia de defensa de la democracia y del Estado de Derecho incluidas en los acuerdos de colaboración y cooperación no se hayan cumplido adecuadamente, con excepción de algunos avances realizados en Kirguistán;

26.   Deplora que, en general, el respeto de las normas democráticas, los derechos humanos y las libertades fundamentales aún no sea suficiente; lamenta que, por lo general, la situación de los derechos humanos siga siendo preocupante, pero destaca, no obstante, una cierta evolución positiva en algunos países de la región, que incluye reformas legislativas, esfuerzos renovados para prevenir la tortura, y medidas destinadas a erradicar el trabajo infantil y el trabajo forzoso;

27.   Destaca el valor añadido y el potencial de la Plataforma del Estado de Derecho, coordinada por Alemania y Francia con el respaldo activo de Finlandia y Letonia, a la hora de organizar diversos eventos relacionados con el Derecho constitucional y administrativo y la formación de jueces; anima a otros Estados miembros a asumir un papel más proactivo a este respecto; insiste, no obstante, en que se refuerce esta Plataforma de modo que también se debatan cuestiones reales relativas a la democratización y a los derechos humanos; pide la plena participación de la sociedad civil y una cooperación más estrecha con la misma en relación con esta Plataforma; pide a la UE y a las embajadas de los Estados miembros que apoyen a los socios no gubernamentales realmente independientes;

28.   Llama la atención sobre las discrepancias existentes entre la aprobación de leyes y su aplicación en la práctica, que dan lugar a una evaluación errónea de los progresos; insta al SEAE y a la Comisión a que evalúen los progresos en virtud de los resultados prácticos reales, y no de evaluaciones basadas en la legislación o en declaraciones;

29.   Recomienda que la UE adapte su política en materia de derechos humanos y sus instrumentos financieros externos, de modo que la reforma democrática coherente a largo plazo sirva como hilo conductor;

30.   Condena firmemente la continua persecución de los defensores de los derechos humanos, políticos de la oposición y periodistas en Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán, Kazajistán y Kirguistán, y pide al SEAE que use todos los medios que tiene a su disposición para intervenir rápidamente en su defensa;

31.   Condena los ataques a representantes de la oposición en el exilio por parte de algunos regímenes de Asia Central, incluidos los asesinatos y el abuso de procedimientos de extradición a través de Interpol; insta a los Estados miembros a que les den una mejor protección y eviten su deportación de conformidad con el principio de no devolución, que prohíbe que una víctima real de persecución sea devuelta a su perseguidor;

32.   Insta al SEAE, en este sentido, a hacer francas declaraciones condenando las medidas represivas adoptadas por los regímenes de Asia Central con el pretexto de mantener la seguridad pública, reconociendo al mismo tiempo las legítimas inquietudes por la seguridad;

33.   Pide al Consejo, al SEAE y a la Comisión a que, durante la posterior evolución de las relaciones, insten a los socios de Asia Central, a que ratifiquen lo antes posible el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, así como a que aprueben e implementen las normas fundamentales esenciales y otras normativas de la OIT aún pendientes;

34.   Comprende la amenaza que representa para la seguridad el retorno de los combatientes extranjeros que han luchado en las filas del Dáesh, pero expresa su profunda preocupación por la creciente tendencia a la represión de la sociedad civil y los partidos de la oposición con el pretexto de la seguridad y la estabilidad que, en su opinión, no es en ningún caso una respuesta adecuada a esta amenaza, y que se ejerce también a través de dudosas denuncias por actividad terrorista o de vagas acusaciones de incitación al odio, la adopción de las denominadas leyes sobre los agentes extranjeros, que estigmatizan y limitan las actividades de las ONG legítimas que reciben financiación extranjera, y el uso cada vez más extendido de tecnologías de control, vigilancia, censura y de filtrado; recuerda a los países socios que una democracia en funcionamiento debe respetar la libertad de expresión y la pluralidad de los medios; subraya, en este contexto, que la supresión de la libre expresión no contribuye en modo alguno a la estabilidad interior duradera; destaca que los instrumentos pertinentes de la UE, como la organización de seminarios regulares con el público y un mayor intercambio de puntos de vista, deberían contribuir al refuerzo de la posición pública, y que muchas de las comunidades afectadas son más proclives a confiar en sus relaciones entre grupos y clanes o redes controladas por la élite gobernante;

35.  Pide a los países de la región que, en lugar de considerar la presencia de ONG internacionales como una amenaza, las vean como un enriquecimiento de la sociedad y les concedan el pleno acceso a los centros penitenciarios a fin de mejorar la transparencia en la aplicación de las penas, en particular en relación con la cooperación con todos los órganos de las Naciones Unidas y la Cruz Roja Internacional;

36.   Manifiesta su preocupación por el creciente número de disposiciones legislativas adoptadas en los países de la región para restringir la libertad de los medios de comunicación y la libertad de expresión, reunión y asociación, dirigidas contra la financiación de la sociedad civil («leyes sobre los agentes extranjeros») y la comunidad LGBTI («leyes contra la propaganda LGBTI»); considera, en esta línea, que la UE deberá incluir entre sus prioridades la promoción, además de las libertades mencionadas, de la libertad de religión y creencias y de los derechos de las mujeres, los menores y las minorías;

37.   Pide a las autoridades que hagan esfuerzos adicionales para proteger a las minorías étnicas y religiosas y al colectivo LGBTI en las sociedades de Asia Central y para poner fin a la discriminación contra ellos y hacer valer los derechos de las personas vulnerables, en particular de las personas con discapacidad;

38.   Recuerda que la protección y el fomento de los derechos de los menores es uno de los principales objetivos de la UE y pide a las autoridades que apoyen su aplicación de acuerdo con la legislación y la normativa internacionales, en particular con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño;

39.   Acoge con satisfacción el establecimiento de diálogos sobre derechos humanos con los cinco países de Asia Central; señala, no obstante, la falta de transparencia del proceso, y pide a la VP/AR que revise el papel, el mandato, los objetivos y el seguimiento de los diálogos sobre derechos humanos con los países de la región y, en particular, que involucre a todas las partes interesadas, especialmente a las fuerzas políticas del reformismo islámico que se opongan al extremismo, e introduzca mecanismos sistemáticos de supervisión de los derechos humanos, así como planes de contingencia para mejorar su eficiencia caso de que estos mecanismos saquen a la luz graves deficiencias; señala que los diálogos sobre derechos humanos constituyen una importante herramienta en las relaciones con los países de Asia Central que permite aplicar estrategias inteligentes, por lo que debería hacerse un uso adecuado de los mismos; pide que esos diálogos formen parte de un compromiso global en materia de derechos humanos en la región; pide, a este respecto, que se planteen y se comuniquen las inquietudes en materia de derechos humanos a todos los niveles, incluso a nivel de los Jefes de Estado y de Gobierno; insta a la UE a que plantee casos individuales concretos de forma coherente y pública;

40.  Destaca la importancia del mecanismo de examen periódico universal del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas a la hora de aplicar eficazmente la protección de los derechos humanos, el proceso de democratización y el Estado de Derecho en Turkmenistán, Uzbekistán, Tayikistán, Kazajistán y Kirguistán;

41.   Recuerda a los Gobiernos de Asia Central sus compromisos relativos a la dimensión humana de la OSCE;

42.   Celebra las declaraciones formuladas por el Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon durante su visita a la región en junio de 2015, en las que advierte del peligro que supone la limitación del espacio democrático;

43.   Toma nota de que prácticamente no existe ninguna coordinación entre las acciones de la UE y los Estados Unidos en Asia Central; anima a establecer lazos de cooperación más prácticos; considera que una acción conjunta puede resultar beneficiosa, en particular en ámbitos como la seguridad de las personas y la promoción de los derechos humanos;

Derechos de la mujer e igualdad de género

44.  Reconoce que, si bien Uzbekistán, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán se enfrentan a retos individuales para fomentar los derechos humanos, observa que la región se enfrenta a retos comunes a la hora de abordar y promover los derechos de la mujer y la igualdad de género;

45.  Toma nota de que, a pesar de que los cinco países de Asia Central han ratificado la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, sus culturas siguen siendo patriarcales y siguen dominadas por los hombres; que siguen existiendo desigualdades considerables entre hombres y mujeres en muchos ámbitos, incluido el acceso a la educación superior, a determinados sectores del mercado laboral y a la protección jurídica y los derechos; y que la violencia contra la mujer sigue siendo un fenómeno generalizado en muchas regiones de Asia Central y que adopta numerosas formas, como la violencia doméstica, el rapto de novias, la trata de seres humanos, los matrimonios precoces y los abusos físicos; pide a estos cinco países que apliquen plenamente la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer; reitera que la ayuda aportada por la Unión Europea debe incluir medidas específicas destinadas a erradicar la discriminación de la mujer;

46.  Observa que las mujeres desempeñan un papel pleno y fundamental en la producción agrícola y la ganadería en todos los países de Asia Central, situándose en el 58 % el porcentaje medio de mujeres empleadas en el sector agrícola(25); pide a los países de Asia Central que promuevan el empleo y el emprendimiento de las mujeres, especialmente en las zonas rurales; pide que se promuevan y supervisen los derechos económicos y sociales, así como la emancipación de las niñas y las mujeres, como objetivo clave de las relaciones de la UE con esta región;

47.  Reconoce las medidas adoptadas por países distintos de Asia Central para mejorar la igualdad de género, como la modificación de los artículos 154 y 155 del Código Penal de Kirguistán, que entró en vigor en febrero de 2014 y endureció las sanciones penales correspondientes al rapto de novias, muy extendido en el país; observa, no obstante, que la protección de los derechos de la mujer y la promoción de la igualdad de género en toda la región sigue constituyendo un reto; solicita a la Comisión que siga apoyando a los países de Asia Central en el desarrollo de sus agendas en materia de derechos de la mujer con el fin de desarrollar y lograr la igualdad de género y de garantizar a todos, incluidos los miembros más vulnerables de la sociedad, que puedan disfrutar plenamente de los derechos humanos;

48.  Acoge con satisfacción la estrategia de Kazajistán para la igualdad de género y sus 45 medidas políticas, sociales y económicas; pide a la Comisión que siga apoyando a los países de Asia Central en el desarrollo de sus agendas en materia de derechos de la mujer y solicita una aplicación más eficaz de esta estrategia; lamenta la inexistente representación femenina en los órganos públicos decisorios kazajos, a pesar de que la ley impone una cuota del 30 % a las instituciones políticas;

49.  Pide al SEAE que, en el marco de la revisión de su Estrategia para Asia Central, y en consonancia con sus prioridades para el período 2016-2020 y los avances ya realizados por los países de Asia Central, elabore un plan de acción exhaustivo en materia de igualdad de género que contenga medidas concretas para mejorar los derechos de la mujer y las condiciones de vida de las mujeres; considera que debería alentarse a todos los países de Asia Central a promulgar medidas legislativas que prohíban explícitamente cualquier forma de violencia y discriminación contra la mujer, incluidos los abusos sexuales, físicos, fisiológicos y económicos, que les impiden trabajar y tener acceso a una cuenta bancaria, a las tarjetas de crédito o a los medios de transporte, entre otras tácticas de aislamiento; señala que la seguridad financiera es el factor principal que determina si una víctima de violencia doméstica podrá lograr liberarse y evitar más abusos en el futuro; pide a los países de Asia Central que consideren la violencia contra la mujer como delito penal, que investiguen debidamente todos los casos notificados, y que apliquen medidas para asegurar la protección, la asistencia y el acceso a la justicia por parte de las víctimas, junto con mecanismos que garanticen el cumplimiento de la ley; constata que el sector de las agencias matrimoniales es relativamente importante en Asia Central y pide a los países de la región que examinen la conveniencia de regular esas agencias de modo que se proteja de la mejor manera posible a las mujeres vulnerables del riesgo de explotación; pide a los países de Asia Central que organicen campañas educativas sobre el derecho a vivir sin violencia, así como iniciativas de sensibilización de la sociedad en su conjunto y, en particular, de las autoridades religiosas, sobre el requisito imprescindible de contar con el consentimiento de ambos contrayentes durante la ceremonia del matrimonio;

50.  Observa la brecha existente entre la ley y la realidad y que, pese a que el ordenamiento jurídico de algunos países garantiza la igualdad de derechos en lo tocante al reparto de la propiedad, sigue habiendo una discriminación a favor de los herederos de sexo masculino; manifiesta su preocupación por la inexistencia de un registro legal de los matrimonios en Tayikistán, que pone a las mujeres en una situación especialmente vulnerable tras un divorcio, dado que un estudio de la OSCE revela que en el 80 % de los casos de divorcio se deniega a las mujeres sus derechos a la propiedad y las pensiones de manutención de sus hijos por este motivo;

51.  Insta a la UE a que apoye a las organizaciones de la sociedad civil que se dedican a la defensa de los derechos humanos y a la promoción de la igualdad de género en los países de Asia Central y a que coopere activamente con las organizaciones internacionales involucradas en el ámbito de la igualdad de género, como la OIT, la OCDE y las Naciones Unidas, con objeto de crear sinergias que permitan la capacitación de las mujeres;

52.  Constata la escasa representación de las mujeres en los puestos ministeriales, que en 2015 ascendió al 15 % y al 5,7 %, respectivamente, en Kirguistán y Turkmenistán(26); alienta a los países de Asia Central y a la Comisión a que también presten atención a la participación de las mujeres en la toma de decisiones, en particular en el ámbito político, y recomienda que se establezca un sistema de cuotas para promover la participación de las mujeres, principalmente como candidatas;

53.  Pide a los países de Asia Central que promuevan el acceso igualitario a las tecnologías de la información y la comunicación, a fin de garantizar el potencial de las mujeres para estimular el crecimiento de la economía local y mundial;

54.  Recomienda que se sensibilice y forme a las personas que trabajan en el sector judicial en lo relativo a las cuestiones de género y señala la necesidad de castigar a los autores de delitos de violencia de género;

55.  Destaca la necesidad de organizar programas de formación sobre la violencia contra la mujer y la trata de seres humanos dirigidos a los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad, los fiscales y el personal judicial, así como de crear centros y casas de acogida accesibles en los que se ofrezca asistencia psicológica y jurídica a las víctimas;

56.  Destaca la importancia de financiar adecuadamente las instituciones y los órganos encargados de aplicar las políticas de igualdad de género, así como de garantizar la autonomía y la financiación de las organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos de la mujer;

Educación y juventud – intercambios interpersonales

57.   Subraya que la educación constituye uno de los ámbitos clave en los que la UE puede desarrollar su acción a largo plazo en Asia Central; considera que la educación es un pilar fundamental de integración y un instrumento de desarrollo democrático, económico y social para todos los países de Asia Central; apoya el trabajo llevado a cabo por la Plataforma de Educación de Asia Central a través de programas institucionales y educativos, con apoyo técnico y diálogo en seminarios (como el de Bishkek, en 2014); acoge con satisfacción la iniciativa de Letonia de organizar la primera reunión ministerial UE-Asia Central sobre educación y el compromiso de Letonia y Polonia de dirigir el programa regional en el ámbito de la educación, después de haber demostrado algunos Estados miembros durante largo tiempo una decepcionante falta de voluntad al respecto; pide a la Unión y a sus Estados miembros que contribuyan activamente a la aplicación de los respectivos objetivos presentados durante la Presidencia letona en el primer trimestre de 2015; considera que la inversión en educación integradora y de calidad constituye la forma más eficaz de mejorar progresivamente la situación socioeconómica de la región;

58.   Alienta a la Comisión a que aborde las deficiencias identificadas de la Plataforma de Educación UE-Asia Central, por ejemplo en lo que respecta a un acceso equitativo a la educación, los problemas relacionados con la fuga de cerebros y la formación para los grupos desfavorecidos y vulnerables, como las niñas, los menores con discapacidad y los pertenecientes a minorías;

59.   Insta a la UE a que dedique más atención a la promoción de una educación de calidad entre los jóvenes en los países de Asia Central, dados sus efectos positivos en términos de inclusión, cohesión social y estabilidad, y de construcción de sociedades democráticas sostenibles, y como el mejor modo de prevenir el extremismo violento y la radicalización entre los jóvenes de la región; considera prioritario este asunto debido al reto demográfico que supone que los jóvenes de edad igual o inferior a los 14 años constituyan un 25-30 % de la población; pide que se preste más atención a proyectos transfronterizos de reconciliación y desarrollo intercultural en el Valle de Ferganá;

60.   Celebra el aumento del número de inscripciones en educación primaria y secundaria, así como la importancia de seguir en esa senda; se congratula de que prácticamente se haya logrado la paridad entre el número de mujeres y de hombres que terminan sus estudios de primaria y secundaria; subraya la importancia de que las mujeres tengan acceso a la formación profesional y universitaria, particularmente en Uzbekistán y Tayikistán, donde sigue dándose una brecha significativa entre el número de mujeres y de hombres que cursan estudios superiores;

61.  Subraya la importancia que reviste el acceso de las mujeres a la formación profesional y a la educación universitaria, incluida una mayor tasa de acceso en los ámbitos de la ciencia y la tecnología e insta al REUE a que impulse los incentivos en este campo; considera que la UE debe reforzar sus intervenciones en este ámbito, por ejemplo mediante la organización de cursos de formación destinados a los profesores y el suministro de material educativo; pide que se adopten medidas para modernizar el sector de la educación pública, promover los intercambios académicos y permitir la participación de las mujeres en igualdad de condiciones; es de la opinión de que deben organizarse cursos de formación en materia de igualdad de género dirigidos a los profesionales de la educación;

62.   Estima que el papel positivo que desempeña la UE en la región debería reforzarse a través de la educación y de los contactos interpersonales; recuerda la importancia que revisten los programas de intercambio internacional de la UE, como Erasmus+, Erasmus Mundus y Erasmus Tempus, a la hora de promover la movilidad positiva y el diálogo intercultural entre la UE y Asia Central y de ofrecer oportunidades de capacitación para que los estudiantes puedan beneficiarse de los programas, de modo que se aproximen ambas culturas; se congratula de que la UE haya consignado en el presupuesto 115 millones de euros para el programa de cooperación educativa Erasmus+ en la región; pide a las partes interesadas pertinentes a escala de la UE así como de los Estados miembros que evalúen y sigan desarrollando los mecanismos existentes de los programas de estudio/becas y los intercambios de jóvenes profesionales entre la UE y la región de Asia Central, en particular en los ámbitos de la tecnología y las ciencias aplicadas;

63.   Celebra que los cinco países de Asia Central hayan respetado minuciosamente el proceso de Bolonia llevando a cabo numerosas reformas a escala nacional en los últimos años;

64.   Pide a la Comisión que promueva la participación de científicos, institutos y empresas de Asia Central en proyectos de investigación colaborativa y de innovación en el marco del programa Horizonte 2020;

Integración económica, comercio y desarrollo sostenible

65.  Observa las características comunes derivadas de la historia antigua, incluida la Ruta de la Seda, la colonización por tribus túrquicas y la llegada del Islam; señala asimismo que los cinco países de la región se encuentran en distintas fases de desarrollo: Kazajistán está emergiendo como un actor clave en la región con el que las relaciones de la UE progresan constantemente; a pesar de ser mucho más pobres, Kirguistán y Tayikistán son países relativamente abiertos, con cierta participación de la sociedad civil; las relaciones entre la UE y Uzbekistán también están avanzando; mientras que el país más cerrado de la región sigue siendo Turkmenistán, que carece de una sociedad civil independiente y efectiva;

66.  Señala que también existe una gran diversidad en la región, en particular en lo que se refiere a los recursos naturales disponibles, como combustibles fósiles y tierras cultivables, así como —en parte como consecuencia de lo anterior— a los niveles actuales de desarrollo humano y económico de los países; subraya la importancia de que se tengan en cuenta, por una parte, las diferencias culturales dentro de la región y, por otra, la interdependencia entre los países;

67.   Reconoce las posibles repercusiones positivas de un nuevo impulso en la cooperación económica entre la UE y Asia Central en relación con la modernización y la democratización en la región;

68.  Considera que la diversificación económica de la región ofrece un valor añadido en términos de desarrollo regional, estabilidad y seguridad, teniendo en cuenta el equilibrio social, económico y medioambiental; estima esencial modernizar y desarrollar el transporte interior sostenible y las infraestructuras energéticas, en particular en las zonas rurales, mejorar el acceso a internet de alta velocidad y facilitar el desarrollo de la conectividad interregional; opina que la recuperación ecológica y el desarrollo sostenible son elementos igualmente prioritarios para el desarrollo de la región, y destaca la importancia del comercio en la promoción de ambos; apoya un aumento de la contribución de la UE a la gestión de los recursos en los países de Asia Central, así como el fomento de la cooperación transfronteriza entre ellos;

69.   Expresa su preocupación por el insuficiente desarrollo socioeconómico, estancado y desigual, la falta de transparencia y la corrupción consiguiente, la mala gobernanza, la debilidad del marco institucional, la inobservancia del Estado de Derecho y la baja participación de la sociedad civil, lo que alienta prácticas clientelares y agrava los problemas de corrupción y la baja eficacia del Estado;

70.   Subraya la creciente importancia de las relaciones comerciales entre la UE y Asia Central, ahora que la UE es el primer socio comercial en la región; hace hincapié en la necesidad de que la UE siga reforzando las relaciones comerciales y las inversiones en los países de Asia Central; destaca, en este sentido, la exigencia de que dichos países intensifiquen sus esfuerzos para hacer frente a la corrupción y promover un entorno estable que atraiga las inversiones extranjeras;

71.   Opina que las relaciones económicas y comerciales con los países de Asia Central deben desarrollarse a la par que el Estado de Derecho, la democracia, los derechos humanos y las libertades fundamentales, y nunca en su detrimento; recuerda, en este sentido, la importancia de activar las disposiciones establecidas en las cláusulas pertinentes de los acuerdos comerciales firmados por la UE cuando la otra parte del acuerdo viole los derechos humanos;

72.   Señala que el desarrollo económico inclusivo y sostenible es una de las prioridades de la Estrategia; destaca la necesidad de que los países de Asia Central promuevan políticas activas dirigidas a la reducción de la pobreza y la lucha contra la exclusión social; observa el considerable impacto negativo en la región de la desaceleración económica en Rusia y China, las tensiones geopolíticas actuales y el conflicto en Ucrania; resalta, en este sentido, que el deterioro de los indicadores económicos derivados del descenso de los precios de las materias primas, la devaluación del rublo y la caída de las remesas de los emigrantes en Rusia, muchos de los cuales ahora vuelven desempleados a sus países de origen, plantean graves problemas socioeconómicos a la región; observa que, en este contexto, se espera que el índice de crecimiento de la región a partir de 2014 sea aproximadamente la mitad de la media del índice de crecimiento de la década precedente;

73.   Insta a la Comisión a que desarrolle programas que faciliten la reintegración social y el empleo de los retornados, así como un diálogo más sólido sobre migración y movilidad;

74.  Subraya que se necesita una estrategia de la UE para Asia Central que no se base en intereses geoestratégicos sino que esté diseñada para desarrollar una sociedad participativa y democrática caracterizada por la libertad de asociación de los sindicatos y por una sociedad civil dinámica, así como para impulsar la igualdad de género y la emancipación de la mujer, especialmente en las zonas rurales;

75.  Destaca que, a pesar del rápido crecimiento económico de los últimos años, la región se enfrenta a índices de pobreza elevados, grandes desigualdades de ingresos y una esperanza de vida decreciente, especialmente en las zonas rurales, donde vive entre el 80 % y el 90 % de la población; subraya que el proceso de privatización durante la transición económica ha olvidado, en gran medida, a las regiones montañosas; resalta que las mujeres de estas zonas se ven especialmente afectadas, dado que muchos hombres emigran a las ciudades para buscar empleo y dejan a las mujeres con toda la carga de trabajo de la explotación agrícola y las responsabilidades familiares;

76.   Destaca la importancia de que la Estrategia sea coherente con los compromisos globales, en particular con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada el 25 de septiembre de 2015 en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible;

77.   Promueve la incorporación de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) a la agenda de desarrollo de la UE para la región; reitera que la inclusión de estos objetivos resultará en un desarrollo sostenible de carácter más amplio en la región de Asia Central;

78.  Destaca la importancia de que la UE aproveche la oportunidad que ofrece la cooperación al desarrollo para fomentar el respeto de los derechos humanos y el logro de los ODS con el fin de incrementar el nivel de intercambios e inversiones en todos los países de la región y de potenciar el papel y las actividades de los interlocutores sociales como protagonistas de la sociedad civil;

79.   Opina que solo se debe conceder ayuda al desarrollo a los países realmente comprometidos con la reducción de la pobreza, el desarrollo socioeconómico equitativo y sostenible y el respeto de los derechos humanos, y que dichos países deben demostrar la existencia de políticas eficientes de lucha contra la corrupción y permitir a la UE supervisar la ejecución de los esfuerzos pertinentes; cuestiona, a este respecto, la lógica y la rentabilidad de la ayuda a Turkmenistán y Uzbekistán; pide que se revise la política en caso de que se constaten mejoras; alienta a la VP/AR a que contribuya a fomentar el progreso en este ámbito; lamenta que, debido a los elevados niveles de corrupción y a una burocracia ineficaz, la capacidad de absorción de la ayuda sea muy escasa y sus efectos positivos muy limitados;

80.   Toma nota de que la revisión que se está realizando en la actualidad se desligó voluntariamente del Instrumento de Cooperación al Desarrollo para Asia Central adoptado en 2014 con el fin de evitar cualquier tipo de confusión o duplicación, al mismo tiempo que se mantiene la coherencia de la acción de la UE en la región;

81.   Insta a que la ayuda al desarrollo se centre en el desarrollo rural y la agricultura sostenible, en particular para desacoplarla de los monocultivos, como en el caso del algodón;

82.   Pide a la UE que controle la eficacia de su ayuda técnica y financiera en favor de la reforma del sector público en los países de Asia Central;

83.  Pide que se coordinen las políticas de la UE para el desarrollo con las actividades de los Estados miembros en la región; solicita una estrecha cooperación con los Estados Unidos en lo tocante a la política para el desarrollo en el marco de nuestra asociación para el desarrollo sostenible; defiende asimismo la cooperación con China y Rusia en el desarrollo de la región de Asia Central;

84.  Tiene en cuenta la asertividad de China en la región y la evolución de su papel, que ha pasado de ser socio comercial externo a mediador en materia de gobernanza económica regional incluido el suministro regional de bienes colectivos;

85.   Considera que las sinergias entre el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y la iniciativa de China «Un cinturón, una ruta» constituirán una herramienta importante para conseguir el desarrollo económico y social de la región;

86.   Toma nota, asimismo, de que estos dos países, es decir, Kazajistán y Kirguistán, se han adherido a la nueva Unión Económica Euroasiática, impulsada por Rusia;

87.  Solicita una estrecha cooperación de la UE con los fondos y los organismos de las Naciones Unidas, así como con el Banco Mundial;

88.   Toma nota del apoyo presupuestario sectorial continuado concedido a Kirguistán y Tayikistán y pide a la Comisión y al SEAE que definan e impongan condiciones sólidas y verificables desde un punto de vista objetivo especialmente en relación con todo programa de apoyo presupuestario continuo; subraya, no obstante, de que esto debe ir acompañado por criterios más estrictos, incluido un programa firme de reformas y medidas eficaces de lucha contra la corrupción; señala que el apoyo presupuestario por parte de la UE no debe utilizarse para la financiación directa de servicios públicos básicos (como la educación primaria y secundaria, la asistencia sanitaria básica o infraestructuras básicas), que son una responsabilidad primordial de las autoridades; opina que la ayuda de la UE debería vincularse, por el contrario, a los resultados de las autoridades en este sentido, así como que el apoyo presupuestario de la UE debería fomentar el desarrollo de servicios públicos avanzados, tales como la investigación, innovación, la educación universitaria, las infraestructuras innovadoras etc.;

89.  Acoge con satisfacción el incremento de la ayuda macrofinanciera y pide que este instrumento se utilice con arreglo a rigurosos criterios de coste-beneficio y evaluaciones de impacto precisas que se centren en los efectos indirectos; subraya, teniendo en cuenta las cuestiones principales de los informes de evolución de la estrategia, la importancia del compromiso de los Estados miembros en la prestación de la asistencia de la UE para obtener un mayor impacto y mejorar los resultados;

90.  Acoge con satisfacción la solicitud por parte de Kirguistán de que se aplique el SPG+ y expresa el deseo de que también Tayikistán y Uzbekistán sigan su ejemplo;

91.   Considera importante que todos los Estados de Asia Central respeten las normas de la Organización Mundial del Comercio y se adhieran a ella;

92.  Reconoce, en la línea de las conclusiones de la OCDE, la especial importancia de los programas de vinculación empresarial entre inversión extranjera directa y pymes como herramienta para diversificar y maximizar los efectos indirectos de las inversiones, lo que permitirá a los países de Asia Central vincular más estrechamente la inversión extranjera directa a sus economías nacionales y mejorar su competitividad, permitiéndoles al mismo tiempo obtener acceso a los mercados internacionales, las finanzas, la tecnología y las competencias de gestión; pide en este sentido a los Gobiernos de los Estados de Asia Central que pongan en marcha estos programas e incrementen la participación de las partes interesadas en los programas de vinculación empresarial ya existentes; señala que, para garantizar que la producción local cumpla las normas de calidad internacionales, deben tomarse medidas complementarias, como la oferta de programas de formación que ayuden a las pymes a mejorar las competencias de su personal o la ayuda a las pymes para que asuman las normas de calidad reconocidas a escala internacional;

93.  Insiste en que para el desarrollo económico sostenible de la región resulta fundamental profundizar la integración regional y aumentar el comercio intrarregional, centrarse en las redes de transporte y los servicios logísticos, y mejorar el entorno empresarial y el marco legislativo y normativo, en particular para las pymes;

94.  Recuerda los numerosos casos de tuberculosis infecciosa en la región de Asia Central; destaca la importancia que reviste la continuidad de la distribución del tratamiento contra la tuberculosis en los países emergentes que han dejado de recibir ayuda bilateral de la UE, habida cuenta del desarrollo de resistencia a los medicamentos para determinadas cepas de la tuberculosis;

Energía, medio ambiente, agua y transporte

95.   Subraya la necesidad de un diálogo más intenso en materia de desarrollo de las infraestructuras, incluidas las redes de energía y de transporte así como las conexiones de internet de alta capacidad;

96.   Reconoce que la cooperación energética es un ámbito prioritario en las relaciones entre la UE y Asia Central; considera la región como una fuente potencial adicional de seguridad energética para la UE, en particular el potencial de una cooperación reforzada con Kazajistán y Turkmenistán; recuerda la importancia que reviste para la UE un suministro de energía seguro, estable y a un precio asequible, de conformidad con su Unión de la Energía y, además, a la luz de la importancia que tiene para la seguridad general de la Unión; pone de relieve, en consecuencia, la necesidad de que la diversificación y el suministro energéticos sean un elemento clave de la estrategia de la UE para Asia Central y pide a la UE que intensifique sus esfuerzos en pos de la integración del mercado energético, beneficiosa para todas las partes ya que contribuirá a la diversificación energética; pide, a tal efecto, que se multipliquen los esfuerzos encaminados al logro del objetivo de ampliación del Corredor Meridional hacia Asia Central y el gasoducto transcaspiano; subraya, no obstante, que los acuerdos y diálogos en materia de energía deben estar ligados a importantes elementos relacionados con los derechos humanos;

97.   Toma nota del apoyo que brinda la UE a proyectos energéticos que podrían reforzar el corredor meridional de gas incluso a través del Caspio y, posiblemente, mediante rutas a través de Irán; pide, no obstante, a la UE que lleve a cabo estudios completos de viabilidad de dichos proyectos, sin olvidar las evaluaciones de impacto ambiental y social;

98.   Apoya la promoción por parte de la UE de las energías renovables, el rendimiento energético y la integración de los mercados energéticos en Asia Central y con los países vecinos, así como con la Unión Europea;

99.   Reitera su opinión de que la reinversión de los ingresos procedentes de los recursos naturales es crucial para el desarrollo socioeconómico sostenible;

100.  Aboga por una mejor coordinación y por esfuerzos renovados en el marco de la plataforma regional esencial del agua y del medio ambiente, liderada por Italia y Rumanía;

101.   Defiende que la UE adopte un papel más proactivo en términos de desarrollo medioambiental sostenible; destaca, en este contexto, la importancia de los principios de sostenibilidad ambiental en relación con la extracción y el procesamiento de los recursos naturales en la región promovidos por la Iniciativa para la transparencia de las industrias extractivas (ITIE); toma nota de que Kazajistán y Kirguistán son los únicos países de la región que cumplen la ITIE mientras que el status de candidato de Tayikistán fue suspendido con carácter temporal en 2015;

102.   Constata con preocupación que, además del agravamiento del impacto del cambio climático, persisten numerosos e inquietantes retos ambientales heredados de la época soviética, tales como los relativos a una contaminación nuclear en las últimas décadas incontrolada y continua, y la urgente necesidad de actuar en relación con la limpieza de los centros de pruebas nucleares, a las actividades industriales y de extracción, a la explotación insostenible de los recursos naturales, a la degradación de la tierra y los ecosistemas, a la contaminación atmosférica, a la desertificación, y, sobre todo, a la continuación de una pésima gestión de los recursos hídricos; insta a la Comisión, a este respecto, a que intensifique la asistencia técnica, proporcione apoyo mediante la movilización de recursos y aporte los conocimientos especializados y las mejores prácticas a escala europea sobre la manera de encarar estos problemas;

103.   Insta a la UE a que continúe facilitando asistencia financiera y técnica que aborde las cuestiones en los ámbitos de la salud, humanitario, medioambiental y económico, así como las cuestiones de sensibilización relacionadas con las consecuencias de las pruebas nucleares realizadas en el pasado por la URSS en el emplazamiento de ensayos nucleares de Semipalatinsk, situado en el noreste de Kazajistán, cerca de la ciudad de Semey, anteriormente denominada Semipalatinsk;

104.   Acoge con satisfacción y alienta mayores esfuerzos en términos de adaptación y resistencia al cambio climático e insta a los países de Asia Central a que contribuyan de manera constructiva al éxito de la Conferencia de París 2015 sobre el clima;

105.   Pide a la UE que intensifique aún más sus programas de refuerzo de la resiliencia y reducción del riesgo de catástrofes en Asia Central, región especialmente propensa a las catástrofes naturales y bajo graves amenazas relacionadas con las catástrofes medioambientales y el cambio climático;

106.   Expresa su profunda preocupación por la mortandad masiva de manadas de antílopes saigas en Kazajistán en mayo de 2015; insta a la UE a que contribuya con la adopción de medidas en los ámbitos de la investigación y el medio ambiente para prevenir posibles casos en el futuro;

107.   Pide a la UE que intensifique sus esfuerzos en relación con el fomento de la cooperación entre los países del Asia Central en materia de gestión del agua;

108.   Anima a la UE a que despliegue en mayor medida y dé prioridad a su «diplomacia del agua» con objeto de contribuir a la mejora de la gestión transfronteriza de los recursos hídricos y a que medie en la solución de diferencias, también con la promoción de un marco abierto y eficaz, especialmente en el caso de la presa de Rogun; insta a la UE, en este contexto, a que promueva una mayor adhesión a los convenios internacionales y a los principios jurídicos relativos a los recursos hídricos comunes, y a que la acelere;

109.  Pide a los países de la región que, caso de que aún no lo hayan hecho, firmen y ratifiquen los Convenios de Espoo y de Aarhus de las Naciones Unidas, y que asocien a la sociedad civil a la aplicación de dichos convenios;

110.   Pide que se redoblen los esfuerzos para abordar y hacer frente a las dramáticas consecuencias de las catástrofes medioambientales derivadas del secado del mar de Aral; insta a la Comisión a incrementar su apoyo al Fondo Internacional para el mar de Aral y pide al SEAE que incluya esta cuestión como una prioridad en sus relaciones periódicas con Uzbekistán;

111.  Recuerda que la construcción de un sistema de infraestructuras viarias y ferroviarias estratégicas, modernas e interoperables a lo largo de la Ruta de la Seda reviste especial interés tanto para China como para la UE y Rusia; señala que el éxito de la integración de esta región a través de unas infraestructuras modernas y fiables brindaría una gran oportunidad no solo para intensificar la integración económica regional, sino también para promover la movilidad de las personas y los intercambios multiculturales, lo que, a su vez, crearía un mejor entorno para fomentar el Estado de Derecho y la democracia;

112.   Reitera que la UE está dispuesta a ofrecer su experiencia y conocimientos técnicos para promover la adopción y la aplicación de normas en materia de protección, seguridad y medioambiente en todos los modos de transporte y a facilitar las conexiones a lo largo del corredor de transporte Europa-Cáucaso-Asia Central; apoya, en particular, los continuos esfuerzos de la UE en relación con el desarrollo de un transporte marítimo y aéreo seguro en Asia Central;

113.   Alienta a una mayor coordinación por parte de la UE con la política de transporte de China en la región;

Cooperación regional, retos en materia de seguridad y gestión de las fronteras

114.   Anima a la UE a incrementar su diálogo sobre Asia Central con las organizaciones regionales e internacionales pertinentes, así como con los países vecinos de los países de Asia central y otros Estados activos en la región;

115.   Alienta a la UE a mejorar la conectividad mediante la identificación, junto con los países de Asia Central, de ámbitos de cooperación reforzada, en particular en lo que se refiere al transporte y la energía; destaca que debe concederse la prioridad a la integración de los países de Asia Central entre sí, así como en lo que respecta a los mercados y corredores internacionales;

116.  Considera que la UE, en colaboración con los Estados miembros, debe seguir promoviendo políticas específicas de integración regional y de generación de confianza, recompensando al mismo tiempo los avances positivos realizados por Estados concretos o grupos de países de Asia Central a través de una mayor cooperación; opina que las medidas de la UE deben orientarse a las necesidades y especificidades de cada país; insiste en la necesidad de profundizar en el diálogo político y promover medidas de generación de confianza entre los países de la región;

117.   Considera que la profundización de la integración económica regional es un elemento importante para la estabilidad y la consolidación de la paz en la región;

118.   Subraya la importancia de la cooperación con la OSCE y las Naciones Unidas en todos los ámbitos políticos;

119.  Pide que la UE asocie también a Mongolia sobre una base ad hoc a determinados aspectos de la Estrategia de la UE para Asia Central;

120.   Reconoce que los principales retos y amenazas que se determinaron en la Estrategia para Asia Central siguen siendo pertinentes;

121.   Considera que la UE debe fomentar la cooperación regional, en particular con respecto a problemas y retos comunes, y que el interés común debe prevalecer sobre la heterogeneidad de los países en cuestión;

122.   Observa que los problemas étnicos no resueltos, la falta de perspectivas respecto de una transferencia de poderes ordenada y la gobernanza no inclusiva en los países de Asia Central son fuentes de potencial inestabilidad y extremismo y que, por lo tanto, la eficaz aplicación de los intereses fundamentales de la UE derivados de la Estrategia para Asia Central están siendo seriamente puestos en duda;

123.   Apoya el objetivo de la UE a largo plazo de transformar el incipiente diálogo de alto nivel sobre seguridad entre la UE y Asia Central en un auténtico foro de cooperación en la lucha frente a los retos comunes en materia de seguridad en la región y más allá de sus fronteras, como los efectos colaterales de la guerra de Afganistán, incluida la amenaza del Estado Islámico, el tráfico de estupefacientes, la trata de seres humanos, el extremismo violento, el terrorismo y los riesgos químico, biológico, radiológico y nuclear; destaca la importancia y el impacto positivo de los programas de cooperación regional, incluidos los de fortalecimiento de la cooperación transfronteriza y la seguridad de las fronteras, como el Programa de gestión de fronteras en Asia Central (BOMCA) y el Programa de lucha contra las drogas en Asia Central (CADAP); considera que en el diálogo debe integrarse la noción de que la atención debe centrarse en la seguridad de las personas y no únicamente en la de los Estados; reitera la determinación de la UE por seguir desarrollando los diálogos de seguridad tanto regionales como bilaterales con los países de Asia Central, asegurando la mayor participación de Afganistán, en colaboración con los socios regionales implicados, en particular el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Diplomacia Preventiva en Asia Central;

124.  Toma nota de la adopción del CADAP para el período 2014-2020; expresa, no obstante, su inquietud por los niveles sin precedentes alcanzados en el cultivo de opio y por el tráfico correspondiente que se extiende desde Afganistán a través de Asia Central; pide al SEAE y a la Comisión que aborden la cuestión de la participación de la delincuencia organizada y las élites en dicho tráfico, así como las nefastas consecuencias para la salud pública en la región;

125.  Recomienda una vez más que el BOMCA y el CADAP estén bajo los auspicios del Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz en lugar del ICD;

126.   Insta a la UE a continuar con los programas regionales de apoyo destinados a la prevención de conflictos y la consolidación de la paz, incluida la promoción de la cooperación intermunicipal y la reconciliación interétnica, así como a la demarcación de fronteras en Asia Central, financiados con cargo al Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz;

127.   Acoge con satisfacción el proyecto de «Cooperación transfronteriza por la paz y el desarrollo sostenibles», patrocinado por Suiza y el PNUD, destinado a crear un entorno más propicio a la paz y el desarrollo sostenibles en las zonas transfronterizas entre Kirguistán y Tayikistán;

128.   Destaca el papel desempeñado por el Centro Regional de las Naciones Unidas para la Diplomacia Preventiva en Asia Central —basado en Ashgabat desde 2007— y por la OSCE en la prevención de conflictos en la región;

129.  Pide a la UE que preste su apoyo a las iniciativas del Centro Regional de las Naciones Unidas para la Diplomacia Preventiva en Asia Central, y que, bajo la supervisión del Centro, se focalice en la cuestión del agua e inicie un diálogo entre los cinco países a fin de abordar el problema de la contaminación transfronteriza;

130.  Pide a la Comisión que considere las repercusiones desfavorables que podría tener el problema del acceso a los recursos hídricos sobre la estabilidad y seguridad en Asia Central y que siga atentamente la evolución de la situación;

131.  Observa con preocupación que el Informe anual de 2015 de los Estados Unidos sobre la trata de seres humanos(27) ha situado a Turkmenistán y Uzbekistán en la «lista de observación», lo que significa que el número de víctimas de la trata de seres humanos está en aumento; pide al coordinador de la UE para la lucha contra la trata de seres humanos que apoye a Turkmenistán y Uzbekistán en la lucha contra la trata de seres humanos, que constituye una afrenta a la dignidad humana y va acompañada con frecuencia de terror psicológico y violencia física, por lo que debe ser erradicada; pide a los Estados miembros que destaquen esta importante cuestión en sus contactos con esos países;

132.   Hace hincapié en la importancia de la cooperación entre la UE y los países de Asia Central para prevenir y combatir el terrorismo; expresa su profunda preocupación por las actividades de la organización extremista Estado Islámico (EI) relacionadas con el reclutamiento de un creciente número de ciudadanos de Asia Central, incitados en parte por la marginalización política y las perspectivas económicas sombrías, que se desplaza a Oriente Próximo para luchar o apoyar al EI, Al-Nusra y a otras organizaciones terroristas y extremistas; reconoce que, en caso de que un porcentaje importante de ciudadanos radicalizados de Asia Central volviese a sus países de origen, podrían poner en peligro la seguridad y la estabilidad en el conjunto de Asia Central, Afganistán, Irán, Rusia, China e India;

133.   Alienta a la UE a abordar junto con los Gobiernos de Asia Central los retos mutuos que plantea el reclutamiento por parte del EI de combatientes y partidarios de sus ideas, y a centrarse para ello en las lagunas políticas y administrativas, y así, por ejemplo, fomentar la libertad religiosa y salvaguardar al mismo tiempo las constituciones laicas, revisar las leyes y políticas discriminatorias, aplicar programas de sensibilización tanto para hombres como para mujeres, centrarse en el empleo para los jóvenes desfavorecidos, dar prioridad a la reforma policial y garantizar una mejor coordinación de los servicios de seguridad, además de aprender de las experiencias europeas y asiáticas en lo relativo a la rehabilitación y reintegración de islamistas radicales;

134.   Considera que la cooperación internacional, también con Rusia y China, es esencial para hacer frente a la creciente amenaza de la radicalización islamista en Asia Central; pide a todos los agentes internacionales con influencia en la región que animen a los Estados de Asia Central a hacer un esfuerzo concertado para coordinar mejor la cooperación entre sus servicios de seguridad, incluso en lo que se refiere a la puesta en común de la información de los servicios de inteligencia; pone de relieve que este tipo de información debe respetar sus compromisos internacionales en relación con los derechos humanos;

135.   Expresa su profunda preocupación ante el deterioro de la situación de seguridad al norte de Afganistán así como ante el peligro de que esto repercuta sobre la estabilidad militar y política de la región; acoge con satisfacción las mejoras en lo relativo a la coherencia entre las estrategias de la UE para Afganistán y Asia Central; pone de relieve, sin embargo, la necesidad de ligar más estrechamente el enfoque de la UE con respecto a Asia Central en relación con Afganistán y de adaptar las políticas existentes a la estrategia posterior a 2014 en dicho país; anima a que Afganistán participe en los programas destinados a garantizar la estabilidad y la seguridad en la región; insta a los Gobiernos de los Estados de Asia Central a que desempeñen un papel más activo y participen en una cooperación más amplia en favor de la estabilidad en Afganistán; subraya la necesidad de coordinar a escala regional las estrategias en materia de seguridad de las personas, lucha contra el terrorismo, inmigración y lucha contra el narcotráfico;

136.   Pide al Consejo, a la Comisión y al SEAE que, en el marco de sus relaciones con los Estados de Asia Central, concedan prioridad a la reforma del sector de la seguridad, incluida su mejor financiación y una formación más adecuada, la promoción de la libertad religiosa en el marco de las constituciones seculares, los aspectos preventivos de la lucha contra el terrorismo y los esfuerzos por rehabilitar a los antiguos yihadistas como elementos de una estrategia global para abordar el desafío del islamismo radical; lamenta que, a pesar de la urgente necesidad de emprender una reforma del sector de la seguridad (RSS) en los países de Asia Central, la UE no haya sido capaz de integrar este aspecto en su estrategia; celebra, en este sentido, los avances que se han producido en Kazajistán como punto de partida para una reforma a nivel regional; pide a la UE que desarrolle programas específicos de reforma del sector de la seguridad para Kirguistán y, en su caso, Tayikistán, centrándose en el Estado de Derecho, las normas sobre derechos humanos en el marco de la justicia penal y la policía civil;

137.  Reconoce que en los cinco países de Asia Central prosigue la implementación de una Zona Libre de Armas Nucleares en Asia Central;

138.   Pide a los Estados miembros una interpretación y una ejecución más uniforme y un respeto escrupuloso de los ocho criterios establecidos en la Posición Común de la UE de 2008 sobre el control de la exportación de armas; manifiesta su preocupación, a este respecto, por la elusión de esta Posición Común por parte de algunas empresas europeas a raíz de acuerdos bilaterales celebrados por algunos Estados miembros;

139.   Pide a los Estados miembros que pongan fin a la exportación a los países de la región de sistemas de vigilancia invasiva listos para su uso cuando haya suficientes razones para creer que estos sistemas podrían ser utilizados contra periodistas, líderes políticos y defensores de los derechos humanos; pide a la Comisión que revise el sistema europeo de control de las exportaciones con el fin de evitar que estos sistemas invasivos acaben en las manos equivocadas;

Cuestiones nacionales específicas

140.  Hace hincapié en que los siguientes apartados relativos a cada país solo abordan cuestiones prioritarias y no son, por lo tanto, exhaustivos;

Kazajistán

141.   Destaca que unas relaciones políticas y económicas más profundas deberían basarse en unos valores comunes; observa que Kazajistán es el primer socio de Asia Central con el que la UE ha negociado y firmado un Acuerdo de colaboración y cooperación reforzada; espera, con la finalización de dicho Acuerdo, un compromiso activo y concreto por parte de Kazajistán de cara a la realización de reformas políticas y democráticas, derivado de sus obligaciones y compromisos internacionales; reconoce el «programa de los 100 pasos» como un intento de abordar reformas urgentes en el país;

142.   Hace hincapié, a este respecto, en las recomendaciones del Parlamento sobre las negociaciones sobre un Acuerdo de colaboración y cooperación reforzada UE-Kazajistán, de 22 de noviembre de 2012(28), que resultan fundamentales para que el Parlamento dé su aprobación a la celebración del nuevo Acuerdo y a la futura cooperación entre la UE y Kazajistán;

143.   Expresa su profunda preocupación por el progresivo deterioro en los ámbitos de la libertad de los medios de comunicación, la libertad de expresión, y la libertad de asociación y de reunión; reitera y subraya que los progresos concretos y tangibles de las reformas políticas se han vinculado a los progresos realizados en las negociaciones del nuevo Acuerdo de colaboración y cooperación reforzada; pide a Kazajistán que haga todo lo posible por asegurar que su legislación sea conforme a las normas del Consejo de Europa y garantice la plena aplicación de las libertades fundamentales sin restricciones autoimpuestas; pide a las autoridades kazajas que adopten medidas concretas y eficaces para aplicar las recomendaciones hechas por el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación en su informe sobre los resultados de la misión que realizó a Kazajistán en enero de 2015; a este respecto, alienta a Kazajistán a revisar y modificar sus nuevos códigos penales en lo relativo a la tipificación de la difamación, ya que socavan las libertades fundamentales; expresa su profunda preocupación por la Ley sobre organizaciones sin ánimo de lucro, ya que menoscaba la independencia, e incluso cuestiona la propia existencia, de las ONG en Kazajistán, y pide que se proceda a su revisión;

144.   Recuerda a Kazajistán los compromisos de reforma democrática que asumió ante la OSCE y le insta a que sus ambiciones en materia de política exterior —como miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para 2013-2015, anfitrión de la Exposición Internacional de 2017 y candidato a obtener un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en 2017-2018— vayan acompañadas de reformas políticas nacionales significativas;

145.   Insta a la plena aplicación de todas las recomendaciones de la OSCE/OIDDH antes de las próximas elecciones parlamentarias, previstas para finales de 2016 o enero de 2017;

146.   Hace un llamamiento en favor de la liberación de todos los presos políticos, incluida la de Vladimir Kozlov, líder del partido de la oposición «Alga!»;

147.   Reconoce el papel positivo desempeñado por Kazajistán al haber acogido y facilitado las negociaciones de 2013 del E3+3 con Irán, que versaban sobre el programa nuclear de este país, así como su contribución a las iniciativas de seguridad nuclear mundial, en particular por el hecho de haber acogido en su territorio el nuevo banco internacional de combustible nuclear, gestionado por el OIEA y que empezará a funcionar en 2017, su intento por desempeñar un papel de mediador en la crisis entre Rusia y Ucrania, y los buenos oficios demostrados en las consultas efectuadas entre la oposición siria;

148.  Se congratula de que Kazajistán alcanzara la fase final de su proceso de adhesión a la OMC en 2015;

Kirguistán

149.   Lamenta el retroceso de Kirguistán, el país de toda la región en el que la UE había depositado sus mayores expectativas para que alcanzase sus aspiraciones democráticas;

150.   Elogia a Kirguistán por los progresos realizados que se pusieron de manifiesto en las elecciones parlamentarias celebradas recientemente; reconoce que se celebraron pacíficamente y con una mayor transparencia; acoge con satisfacción las conclusiones de la misión de observación electoral de la OSCE sobre las elecciones parlamentarias celebradas en Kirguistán el 4 de octubre de 2015, que destacaban la amplia gama de opciones para los votantes y una campaña electoral competitiva; expresa su preocupación, no obstante, por el registro obligatorio de datos biométricos como requisito previo para ejercer el voto, lo que ha generado considerables problemas por lo que se refiere al carácter incluyente de las listas de electores; señala que, pese a los primeros signos alentadores de Kirguistán en lo relativo a la introducción de reformas democráticas y a la evolución hacia un auténtico sistema pluripartidista, como uno de los países piloto para el apoyo a la democracia de la UE, es necesario redoblar los esfuerzos para desarrollar una democracia parlamentaria plenamente efectiva;

151.   Se felicita por que Kirguistán haya rechazado los proyectos de actos legislativos restrictivos en materia de «agentes extranjeros» y personas LGBTI, y le pide que derogue toda legislación que discrimine a las personas LGBTI y vaya dirigida a la sociedad civil;

152.   Acoge con satisfacción la votación a favor de la integración de Kirguistán en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas durante el período 2016-2018 y pide a dicho país que aproveche de manera constructiva su futura condición de miembro para abordar cuestiones relativas a los derechos humanos;

153.   Insta a la Comisión/SEAE a que ayuden a Kirguistán a hacer justicia a las víctimas de los conflictos étnicos de 2010;

Tayikistán

154.  Insta a Tayikistán a cumplir los compromisos internacionales en materia de derechos humanos y a proteger la libertad de reunión y de independencia de la profesión jurídica; llama la atención sobre la situación problemática de los medios de comunicación tras la firma por el presidente tayiko de una nueva norma según la cual toda la información sobre actos oficiales se canalizará a través del organismo de información del Estado, restringiendo así el acceso a otros medios de comunicación; pide a Tayikistán que se abstenga de interferir indebidamente en el trabajo de las ONG y que no aplique la legislación recientemente aprobada sobre la financiación de las ONG;

155.   Expresa su preocupación por la decisión de prohibir el Partido del Renacimiento Islámico de Tayikistán, que encaja en la preocupante tendencia a suprimir las fuerzas políticas legítimas y a silenciar las voces críticas por motivos de seguridad; pide a las autoridades de Tayikistán que actúen conforme a los compromisos asumidos en el Acuerdo de paz de 1997 y que adopten las medidas necesarias para garantizar la libertad de expresión, el pluralismo y un entorno político libre y abierto;

156.   Toma nota de las conclusiones de la misión de observación electoral de la OSCE/OIDDH sobre las elecciones parlamentarias celebradas el 1 de marzo de 2015 en Tayikistán, según las cuales las elecciones se desarrollaron en un espacio político limitado y no lograron establecer una igualdad de condiciones para los candidatos;

157.  Reitera su inquietud por la ineficacia de la ayuda al desarrollo facilitada por la UE en el país; insta al SEAE y a la Comisión a que den prioridad a los programas destinados a la prevención de la tortura en los centros de detención y a la libertad de los medios de comunicación en Tayikistán;

158.   Acoge con satisfacción la adhesión de Tayikistán a la OMC en marzo de 2013;

Turkmenistán

159.   Destaca que Turkmenistán es parte signataria de la mayoría de acuerdos internacionales importantes, por lo que tiene la obligación de respetar y proteger los derechos humanos en toda circunstancia; expresa su disposición a incrementar la ayuda de la UE en el ámbito de los principios democráticos y derechos humanos, en particular aprovechando plenamente las posibilidades que ofrece el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos y otros recursos de ayuda al proceso de reformas en el país;

160.   Lamenta que, en el período abarcado por el informe, la situación en lo tocante al Estado de Derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales no haya sufrido prácticamente cambio alguno, a pesar de los esfuerzos legislativos desplegados en los ámbitos político, judicial, económico, social y educativo; considera que la nueva legislación debe estar sujeta a revisión por parte de expertos internacionales en vista de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos;

161.   Insta a la VP/AR y a la Comisión a que contacten con las autoridades de Turkmenistán para requerir medidas concretas destinadas a mejorar la situación de los derechos humanos y el Estado de Derecho, de conformidad con el artículo 21 del TUE; pide asimismo que se sigan suscitando las cuestiones relativas a los derechos humanos a todos los niveles, además del diálogo sobre derechos humanos en curso; reitera su llamamiento al SEAE para transformar lo antes posible la oficina de enlace de Asjabad en una delegación de la UE en Turkmenistán de pleno derecho, con el objetivo, entre otros, de interactuar con la sociedad civil y supervisar la situación de los derechos humanos;

162.   Subraya la importancia de un diálogo permanente en materia de derechos humanos, en particular por lo que se refiere a la presión constante en pro de la liberación de las personas detenidas por motivos políticos, y a la información acerca del paradero de los desaparecidos en prisión;

163.   Reconoce que la entrada en vigor del ACC con Turkmenistán contribuirá a desarrollar todo el potencial de la relación establecida con ese país;

164.   Pide a la VP/AR que cumpla el acuerdo alcanzado con su predecesor en lo relativo a un mecanismo de seguimiento, permitiendo así que el Parlamento esté debidamente informado por el SEAE acerca de la aplicación del ACC, una vez haya entrado en vigor;

165.   Acoge con satisfacción que Turkmenistán haya reforzado recientemente su compromiso con la UE en ámbitos de interés común; toma nota de la presencia del país en la Reunión de Aplicación sobre Cuestiones de la Dimensión Humana celebrada por la OSCE en 2015, y de la presencia de alto nivel de la parte turkmena en la 15ª reunión anual de la comisión mixta celebrada en el marco del Acuerdo comercial provisional en octubre de 2015;

166.   Pide a Turkmenistán que paralice la actual campaña dirigida a retirar las antenas parabólicas y bloquear el acceso a algunos sitios web, y que ponga fin a la intimidación y el acoso de periodistas independientes y activistas de la sociedad civil;

Uzbekistán

167.   Lamenta la ineficacia de los esfuerzos de la UE en favor de la democratización en Uzbekistán, y reitera su esperanza de que la VP/AR elabore una política de compromiso constructiva, condicional y coherente de la Unión con respecto a dicho país; toma nota de la negativa del Gobierno uzbeko a llevar a cabo reformas significativas; exhorta a la VP/AR a que elabore una política de compromiso europeo crítico, constructivo, condicional y coherente con Uzbekistán;

168.   Lamenta la violación sistemática y rutinaria de los derechos y las libertades fundamentales, a pesar de haberse adoptado una mejor legislación al respecto y ratificado los instrumentos internacionales de derechos humanos; insta a las autoridades uzbekas a tomar medidas significativas para abordar las preocupaciones planteadas en su integridad y aplicar eficazmente todas las recomendaciones del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura, del Comité contra la Tortura y del Comité de Derechos Humanos;

169.   Insiste en que las autoridades de Uzbekistán liberen a todos quienes hayan sido encarcelados en represalia por su ejercicio pacífico de la libertad de expresión, de asociación y de reunión, y pone de relieve la necesidad de prevenir e investigar los casos de tortura en las cárceles; expresa su preocupación por la extensión arbitraria de las penas de prisión; pide a las autoridades uzbekas que dejen que las ONG independientes de defensa de los derechos humanos trabajen con total libertad;

170.   Acoge con satisfacción los progresos realizados por el país para acabar con el trabajo infantil y, en particular, la prohibición gubernamental en este sentido; recuerda la importancia del seguimiento independiente y objetivo de la aplicación de dicha prohibición; reitera la necesidad de la necesidad de acabar con el trabajo forzoso en la cosecha de anual del algodón y alienta, al mismo tiempo, al Gobierno a que se comprometa en mayor medida a seguir esforzándose en la práctica —mediante, por ejemplo, un plan de acción— por erradicar el trabajo forzoso, en consonancia con las recomendaciones de la OIT y el Banco Mundial;

171.  Recuerda que el Parlamento ha decidido no tramitar su aprobación al Protocolo del Acuerdo de Colaboración y Cooperación entre la UE y Uzbekistán por el que se amplían las disposiciones del Acuerdo al comercio bilateral de productos textiles hasta que se confirme que se han llevado a cabo reformas concretas y se han obtenido resultados sustanciales que garanticen que también la práctica del trabajo forzoso, además del trabajo infantil, esté efectivamente en vías de ser erradicada en Uzbekistán;

172.   Opina, a este respecto, que una parte de la ayuda al desarrollo facilitada en el pasado por la UE a Uzbekistán, incluido el desarrollo de la capacidad de su Parlamento, no se canalizó correctamente y debe reorientarse hacia ámbitos de mayor calado, como el desarrollo rural y la gestión del agua y del medio ambiente;

173.   Expresa su profunda preocupación por las actividades del Movimiento Islámico de Uzbekistán, que juró fidelidad al Estado Islámico en agosto de 2015 y ha reclutado a miles de yihadistas en Asia Central;

174.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al SEAE, al Representante Especial de la UE para Asia Central, y a los Gobiernos y Parlamentos de Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

3.12.2015

OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo

para la Comisión de Asuntos Exteriores

sobre la aplicación y revisión de la Estrategia de la UE para Asia Central

(2015/2220(INI))

Ponente de opinión: György Schöpflin

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo pide a la Comisión de Asuntos Exteriores, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Destaca que es necesario revisar la Estrategia para Asia Central de 2007 a fin de tener en cuenta nuevas realidades y los compromisos de la UE con los valores fundamentales; recuerda la importancia que reviste el principio de la coherencia de las políticas en favor del desarrollo; pide a la UE y a sus Estados miembros que garanticen que ninguna de las políticas de la UE, en particular las políticas en materia de comercio e inversión, socave los derechos humanos de los habitantes de Asia Central ni la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); recuerda que la región de Asia Central viene definida por el clima, la geografía, la aridez de las tierras y la falta de litoral, además de por la dominación soviética y sus antiguas estructuras administrativas transformadas en burocracias oligárquicas, vinculadas con clanes y familias; señala que la UE desempeña un papel relativamente discreto en la región de Asia Central y que, a pesar de los bajos niveles de intercambio, es un importante socio comercial de cada uno de los países de la zona;

2.  Hace hincapié en la importancia que reviste la región de Asia Central para la UE por su potencial económico, la diversificación energética e intereses geoestratégicos y de seguridad;

3.  Observa las características comunes derivadas de la historia más antigua, incluida la de la Ruta de la Seda, la colonización por tribus túrquicas y la llegada del Islam; señala asimismo que los cinco países de la región se encuentran en distintas fases de desarrollo: Kazajistán está emergiendo como un actor clave en la región con el que las relaciones de la UE progresan constantemente; a pesar de ser mucho más pobres, Kirguistán y Tayikistán son países relativamente abiertos, con cierta participación de la sociedad civil; y las relaciones entre la UE y Uzbekistán también están avanzando, mientras que el país más cerrado de la región sigue siendo Turkmenistán, que carece de una verdadera sociedad civil independiente;

4.  Señala que también existe una gran diversidad en la región, en particular en lo que se refiere a los recursos naturales disponibles, como combustibles fósiles y tierras cultivables, así como —en parte como consecuencia de lo anterior— a los niveles actuales de desarrollo humano y económico de los países; subraya la importancia de que se tengan en cuenta, por una parte, las diferencias culturales dentro de la región y, por otra, la interdependencia entre los países;

5.  Señala la existencia de lazos tradicionales de cooperación entre los Estados de Asia Central y pide que se refuercen estas redes de cooperación regional;

6.  Pide que se coordinen las políticas de la UE para el desarrollo con las actividades de los Estados miembros en la región; solicita una estrecha cooperación con los Estados Unidos en lo tocante a la política para el desarrollo en el marco de nuestra asociación para el desarrollo sostenible; defiende asimismo la cooperación con China y Rusia en el desarrollo de la región de Asia Central;

7.  Solicita una estrecha cooperación de la UE con los fondos y los organismos de las Naciones Unidas, así como con el Banco Mundial;

8.  Constata las debilidades de los sistemas políticos de los países de Asia Central y la falta de participación de la población en la política; señala a la atención las crecientes desigualdades entre las poblaciones de estos países a pesar de las enormes reservas de recursos naturales existentes; observa que la guerra civil de Tayikistán en la década de los 90, el compromiso insuficiente con el desarrollo humano y la escasa disposición a participar en la cooperación regional han ralentizado, y en algunos casos incluso invertido, la transformación económica y social; señala la problemática dependencia de Tayikistán, Kirguistán y, en menor medida, Uzbekistán de las remesas de los trabajadores migrantes de Rusia, Kazajistán y Europa; señala asimismo la creciente dependencia económica con respecto a China y otras economías emergentes;

9.  Hace hincapié en que los países de Asia Central se enfrentan a factores negativos externos, como la desaceleración económica de Rusia y China, las tensiones geopolíticas actuales y el conflicto en Ucrania; destaca además que la caída de los precios de las materias primas está afectando a los países exportadores de petróleo de la región; observa que, en este contexto, se espera que el índice de crecimiento de la región a partir de 2014 sea aproximadamente la mitad de la media del índice de crecimiento de la década precedente;

10.  Destaca que, a pesar del rápido crecimiento económico de los últimos años, la región se enfrenta a índices de pobreza elevados, grandes desigualdades de ingresos y una esperanza de vida decreciente, especialmente en las zonas rurales, donde vive entre el 80 % y el 90 % de la población; subraya que el proceso de privatización durante la transición económica ha dejado atrás, en gran medida, las regiones montañosas; resalta que las mujeres de estas zonas se ven especialmente afectadas, dado que muchos hombres emigran a las ciudades para buscar empleo y dejan a las mujeres con toda la carga de trabajo de la explotación agrícola y la familia;

11.  Insiste en que para el desarrollo económico sostenible de la región resulta fundamental profundizar la integración regional y aumentar el comercio intrarregional, centrarse en las redes de transporte y los servicios logísticos, y mejorar el entorno empresarial y el marco legislativo y normativo, en particular para las pequeñas y medianas empresas;

12.  Destaca la importancia de que la UE aproveche la oportunidad que ofrece la cooperación al desarrollo para fomentar el respeto de los derechos humanos y el logro de los ODS con el fin de incrementar el nivel de intercambios e inversiones en todos los países de la región y de potenciar el papel y las actividades de los interlocutores sociales como protagonistas de la sociedad civil;

13.  Subraya que Asia Central es una región expuesta a varios riesgos naturales y que los terremotos siguen siendo la amenaza predominante, puesto que se trata de una de las zonas del mundo con mayor actividad sísmica, mientras que el cambio climático supone un desafío ecológico para la región; destaca que es necesario formar y preparar a los habitantes de la región para la gestión de emergencias relacionadas con las catástrofes provocadas por el cambio climático, que está generando graves amenazas, y que, por otra parte, en el sureste de Asia Central podrían producirse importantes seísmos; subraya que el cambio climático está generando graves amenazas que pueden incrementar las desigualdades y obligar a la población a emigrar;

14.  Reconoce las numerosas dificultades que atraviesa la región, en particular debido al vínculo generalizado entre el mundo empresarial y la política, la corrupción, la determinación de los Gobiernos uzbeko y turcomano de controlar estrechamente las actividades políticas, la insuficiente redistribución de la riqueza y de los recursos, el deficiente cumplimiento de la normativa laboral, y las malas relaciones entre algunos países, lo que está dificultando los avances en la cooperación regional, y expresa su deseo de que se establezcan mecanismos locales de resolución de conflictos, en particular para garantizar el acceso de la población a los recursos hídricos de la región y un acceso universal y gratuito para todos; opina que, en sus programas de desarrollo, la UE también debe fomentar la instauración de la economía circular, la agricultura sostenible y la gestión pública del agua; pide que la labor de asistencia y la asignación de fondos de la UE se adapten mejor a estas circunstancias;

15.  Recuerda los numerosos casos de tuberculosis infecciosa en la región de Asia Central; destaca la importancia que reviste la continuidad de la distribución del tratamiento contra la tuberculosis en los países emergentes que han dejado de recibir ayuda bilateral de la UE, habida cuenta del desarrollo de resistencia a los medicamentos para determinadas cepas de la tuberculosis;

16.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que emprendan la lucha contra el tráfico de estupefacientes, compartida y coordinada con China, Rusia y la India, con el fin de determinar las causas subyacentes y las medidas adecuadas para combatirlo;

17.  Observa que existe un importante potencial para mejorar la eficiencia energética y desarrollar fuentes de energía renovables; señala que existen motivos de peso para intensificar la cooperación en estos ámbitos, dado que la UE ha adquirido una considerable competencia política y ha desarrollado un poderoso sector de la energía sostenible, así como para ampliar la cooperación en la región con el fin de garantizar una mayor transparencia de los ingresos públicos procedentes de las fuentes energéticas y reforzar el papel de la sociedad civil;

18.  Recuerda que la construcción de infraestructuras viarias y ferroviarias estratégicas, modernas e interoperables a lo largo de la Ruta de la Seda reviste especial interés tanto para China como para la UE y Rusia; señala que el éxito de la integración de esta región a través de unas infraestructuras modernas y fiables brindaría una gran oportunidad no solo para intensificar la integración económica regional, sino también para promover la movilidad de las personas y los intercambios multiculturales, lo que, a su vez, crearía un mejor entorno para fomentar el Estado de Derecho y la democracia;

19.  Resalta la importancia de que el enfoque de la UE hacia la región sea coherente y consecuente a fin de evitar duplicaciones o el envío de mensajes confusos y de distinto signo; solicita, en un contexto de autoritarismo generalizado, un incremento de los contactos de la UE con las organizaciones de la sociedad civil, y de su apoyo a las mismas, a fin de fomentar la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho como base para el desarrollo;

20.  Destaca la importancia que reviste la educación de calidad como medio fundamental para construir sociedades democráticas sostenibles y para prevenir el extremismo violento; insta a la UE a que lo considere una prioridad, vista la fuerte presencia de jóvenes en Asia Central;

21.  Estima muy problemática la alta presencia de monocultivos, como el algodón, e insta a la UE a que en sus programas para el desarrollo dé prioridad al desarrollo rural y la agricultura sostenible;

22.  Considera que el apoyo presupuestario sectorial continuado en Kirguistán y Tayikistán debe ir acompañado de criterios más estrictos, incluidos un programa firme de reformas y fuertes medidas contra la corrupción;

23.  Destaca el potencial que presenta una mayor cooperación con Kazajistán y Turkmenistán en lo relativo a la seguridad energética de la UE; subraya, no obstante, que los acuerdos y diálogos en materia de energía deben incluir importantes elementos relacionados con los derechos humanos; pide a la UE que lleve a cabo estudios completos de viabilidad de los proyectos energéticos destinados a ampliar el Corredor Meridional de Gas, sin olvidar las evaluaciones de impacto ambiental y social;

24.  Pide a la UE que amplíe sus programas de reducción del riesgo de catástrofes en Asia Central, una región afectada periódicamente por catástrofes naturales;

25.  Pide a la UE que, en sus programas de desarrollo para la región, insista en el desarrollo sostenible desde un punto de vista ambiental; destaca el importante papel que puede desempeñar en la región la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (ITIE) a la hora de fomentar una extracción y una transformación de los recursos naturales respetuosas con el medio ambiente, y pide a la UE que fomente su cumplimiento en la región; destaca asimismo los desafíos que plantea la gestión sostenible del agua, que pueden agravarse con el cambio climático;

26.  Recomienda una vez más la integración del programa de gestión de fronteras en Asia central y del programa de lucha contra las drogas en Asia Central en el Instrumento en pro de la Estabilidad y la Paz, y no en el Instrumento de Cooperación al Desarrollo;

27.  Manifiesta su preocupación por los casos recurrentes de trabajo infantil forzado en la región; insta a la UE a que fomente el cumplimiento por parte de todos los países de Asia Central de los compromisos internacionales, y en particular de los asumidos en virtud del Convenio de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, el Convenio de la OIT sobre la Edad Mínima y el Convenio de la OIT sobre la Prohibición de las Peores Formas de Trabajo Infantil;

28.  Aboga por la puesta en marcha de una iniciativa de la UE que respalde la consecución de los ODS y garantice realmente el respeto de los derechos humanos, las normas sociales y medioambientales acordadas a escala internacional y la dignidad de las personas en la región;

29.  Subraya que se necesita una Estrategia de la UE para Asia Central que no se base en intereses geoestratégicos sino que esté diseñada para desarrollar una sociedad participativa y democrática caracterizada por la libertad de asociación de los sindicatos y por una sociedad civil dinámica, así como para impulsar la igualdad de género y la emancipación de la mujer, especialmente en las zonas rurales; pide asimismo que la Estrategia de la UE para Asia Central se aplique y sea objeto de seguimiento en consonancia con los ODS y con la voluntad de las poblaciones de estos países.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

1.12.2015

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

19

0

2

Miembros presentes en la votación final

Beatriz Becerra Basterrechea, Doru-Claudian Frunzulică, Heidi Hautala, Maria Heubuch, Teresa Jiménez-Becerril Barrio, Stelios Kouloglou, Arne Lietz, Linda McAvan, Norbert Neuser, Maurice Ponga, Cristian Dan Preda, Lola Sánchez Caldentey, Elly Schlein, György Schöpflin, Pedro Silva Pereira, Davor Ivo Stier, Bogdan Brunon Wenta, Rainer Wieland

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Pál Csáky, José Inácio Faria, Inmaculada Rodríguez-Piñero Fernández

10.12.2015

OPINIÓN de la Comisión de Comercio Internacional

para la Comisión de Asuntos Exteriores

sobre la aplicación y revisión de la estrategia de la UE para Asia Central

(2015/2220(INI))

Ponente de opinión: David Borrelli

SUGERENCIAS

La Comisión de Comercio Internacional pide a la Comisión de Asuntos Exteriores, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Reconoce la importancia de unas relaciones estratégicas más estrechas entre la región de Asia Central y la UE e insiste en el fortalecimiento de los lazos comerciales e intercambios entre las dos regiones sobre la base de valores comunes consagrados en los acuerdos de colaboración y cooperación (ACC); señala que la UE es el segundo mayor socio comercial de los países de Asía Central; pide a la UE que adopte en la región un papel de promoción del comercio libre y justo, de unas economías sociales de mercado abiertas y diversificadas, de las normas de la OMC y de los principios del comercio internacional; pide que la UE sea más proactiva en respuesta a la creciente influencia regional de Rusia y China;

2.  Señala la importancia de la conclusión del Acuerdo de Colaboración y Cooperación Reforzadas con Kazajistán y pide a la Comisión que intensifique las relaciones bilaterales con otros países de la región; insiste en la importancia de una estrategia global con un intenso diálogo político y sobre derechos humanos, además del refuerzo de las relaciones comerciales y económicas; reitera su posición en el sentido de que el avance en las negociaciones depende de los progresos realizados en la reforma política y el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho; cree que la adhesión a la OMC también contribuye de manera importante a este respecto, así como la adhesión a la OIT y a otras agencias de las Naciones Unidas, y pide a Uzbekistán y Turkmenistán que sigan el ejemplo de los demás Estados de Asia Central;

3.  Exhorta a la Comisión Europea a intensificar las relaciones políticas y diplomáticas con Turkmenistán, y hace votos por una rápida celebración del ACC, así como por el establecimiento de una delegación de la UE en Asjabad;

4.  Subraya el papel de socio estratégico de la región de Asia Central para la UE en sus esfuerzos por diversificar sus fuentes de abastecimiento energético y garantizar la seguridad energética; considera que la futura estrategia de la UE para Asia Central debe tener una visión más amplia que vaya más allá del ámbito de la energía, que también puede extenderse a países como Azerbaiyán, Irán e incluso Mongolia, de conformidad con los compromisos de la UE en materia de desarrollo sostenible y descarbonización y para reducir la dependencia con respecto a las exportaciones de combustibles fósiles y de otros recursos naturales y para aumentar la diversificación de la economía; destaca que la UE debe contribuir a resolver los litigios sobre el mar Caspio para explotar su potencial energético y facilitar la construcción de nuevas infraestructuras energéticas que conecten Asia Central con otras regiones;

5.  Considera que la diversificación económica de la región ofrece un valor añadido en términos de desarrollo regional, estabilidad y seguridad, teniendo en cuenta el equilibrio social, económico y medioambiental; considera esencial modernizar y desarrollar el transporte interior sostenible y las infraestructuras energéticas, en particular en las zonas rurales, mejorar el acceso a internet de alta velocidad y facilitar el desarrollo de la conectividad interregional; considera que la recuperación ecológica y el desarrollo sostenible son elementos igualmente prioritarios para el desarrollo de la región, y destaca la importancia del comercio en la promoción de ambos; apoya un aumento de la contribución de la UE al desarrollo de energías renovables, la eficiencia energética y la gestión de los recursos en los países de Asia Central, así como el fomento de la cooperación transfronteriza entre ellos;

6.  Señala que la región no cuenta con una mano de obra de una cualificación suficientemente alta, lo que afecta a su competitividad y desarrollo económico y limita las posibilidades de inversión extranjera; pide por tanto a la Comisión y a los Estados miembros que hagan más hincapié en el apoyo a las reformas de la educación superior, en la adecuación de la educación al mercado de trabajo, en la formación profesional, los intercambios de estudiantes, las becas, la formación y el intercambio de conocimientos técnicos, centrándose en la generación más joven; subraya que la educación y la formación profesional, al igual que las inversiones y el desarrollo económico, son fundamentales para el progreso social y democrático de los países de Asia Central y sus ciudadanos; considera que la cooperación con Europa en este ámbito debe basarse en un instrumento específico y de probado éxito, como Erasmus+;

7.  Acoge con satisfacción la solicitud por parte de Kirguistán de que se aplique el SPG+ y expresa el deseo de que también Tayikistán y Uzbekistán sigan su ejemplo;

8.  Pide que se sigan realizando esfuerzos en apoyo de la modernización y la diversificación de la economía de estos países, así como que se les ayude a crear un entorno favorable a la inversión extranjera mediante el fortalecimiento del Estado de Derecho, el respeto de los derechos humanos, los derechos fundamentales y los derechos de las minorías, el uso efectivo de la cláusula de no ejecución, la reducción de las cargas burocráticas y de las interferencias administrativas en las empresas, la mejora del clima empresarial, la eliminación de las barreras al comercio transfronterizo y la reforma del sistema judicial; insiste en la necesidad de garantizar la amplia protección de los derechos de propiedad y de la inversión extranjera, al tiempo que se lucha contra la corrupción y se ofrece formación; señala que la corrupción sigue siendo uno de los mayores obstáculos a las inversión extranjera en la región;

9.  Acoge con satisfacción el incremento de la ayuda macrofinanciera y pide que este instrumento se utilice con arreglo a rigurosos criterios de coste-beneficio y evaluaciones de impacto precisas que se centren en los efectos indirectos; subraya, teniendo en cuenta las cuestiones principales de los informes de evolución de la estrategia, la importancia del compromiso de los Estados miembros en la prestación de la asistencia de la UE para obtener un mayor impacto y mejorar los resultados;

10.  Reconoce, en la línea de las conclusiones de la OCDE, la especial importancia de los programas de vinculación empresarial entre inversión extranjera directa y pymes como herramienta para diversificar y maximizar los efectos indirectos de las inversiones, lo que permitirá a los países de Asia Central vincular más estrechamente la inversión extranjera directa a sus economías nacionales y mejorar su competitividad, permitiéndoles al mismo tiempo obtener acceso a los mercados internacionales, las finanzas, la tecnología y las competencias de gestión; pide en este sentido a los Gobiernos de los Estados de Asia Central que pongan en marcha estos programas e incrementen la participación de las partes interesadas en los programas de vinculación empresarial ya existentes; señala que, para garantizar que la producción local cumpla las normas de calidad internacionales, deben tomarse medidas complementarias, como la oferta de programas de formación que ayuden a las pymes a mejorar las competencias de su personal o la ayuda a las pymes para que asuman las normas de calidad reconocidas a escala internacional;

11.  Considera que la UE, en colaboración con los Estados miembros, debe seguir promoviendo políticas específicas de integración regional y de generación de confianza, recompensando al mismo tiempo los avances positivos realizados por Estados concretos o grupos de países de Asia Central a través de una mayor cooperación; considera que las medidas de la UE deben orientarse a las necesidades y especificidades de cada país; insiste en la necesidad de profundizar en el diálogo político y promover medidas de generación de confianza entre los países de la región;

12.  Reconoce que la cooperación de Uzbekistán con la OIT en materia de cosecha del algodón sigue por un camino alentador y que se están realizando progresos sobre la cuestión del trabajo infantil sistemático; señala, no obstante, que hay margen de mejora, como ha quedado de manifiesto en la situación del trabajo forzoso y de la intimidación y coerción a que se han visto sometidos grupos no gubernamentales de derechos humanos y laborales durante el seguimiento de la cosecha del algodón de 2015;

13.  Recuerda que el Parlamento ha decidido no tramitar su aprobación al Protocolo del Acuerdo de Colaboración y Cooperación por el que se amplían las disposiciones del Acuerdo al comercio bilateral de productos textiles hasta que se confirme que se han llevado a cabo reformas concretas y se han obtenido resultados sustanciales que garanticen que también la práctica del trabajo forzoso, además del trabajo infantil, esté efectivamente en vías de ser erradicada en Uzbekistán.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

10.12.2015

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

34

0

2

Miembros presentes en la votación final

Maria Arena, David Borrelli, David Campbell Bannerman, Daniel Caspary, Santiago Fisas Ayxelà, Karoline Graswander-Hainz, Ska Keller, Jude Kirton-Darling, Gabrielius Landsbergis, Bernd Lange, Emmanuel Maurel, Emma McClarkin, Artis Pabriks, Godelieve Quisthoudt-Rowohl, Viviane Reding, Inmaculada Rodríguez-Piñero Fernández, Marietje Schaake, Helmut Scholz, Adam Szejnfeld, Hannu Takkula, Iuliu Winkler

Suplentes presentes en la votación final

Klaus Buchner, Dita Charanzová, Nicola Danti, Sander Loones, Lola Sánchez Caldentey, Ramon Tremosa i Balcells, Marita Ulvskog, Wim van de Camp, Jarosław Wałęsa

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Edward Czesak, Eleonora Evi, Maurice Ponga, Dario Tamburrano, Derek Vaughan, Flavio Zanonato

3.12.2015

OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género

para la Comisión de Asuntos Exteriores

sobre la aplicación y revisión de la Estrategia de la UE para Asia Central

(2015/2220(INI))

Ponente: Julie Girling

SUGERENCIAS

La Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género pide a la Comisión de Asuntos Exteriores, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

–  Visto el documento de trabajo conjunto de los servicios de la Comisión titulado «Igualdad de género y empoderamiento de la mujer: Transformar la vida de mujeres y niñas a través de las relaciones exteriores de la UE (2016-2020)»,

A.  Considerando que en junio de 2015 el Consejo de Asuntos Exteriores reiteró su compromiso de promover los derechos de la mujer y concluyó que la capacitación de las mujeres en la región es un componente esencial de la estabilidad a largo plazo y de la buena gobernanza;

B.  Considerando que el logro de una visión común de la democracia, el Estado de Derecho y los derechos de la mujer es un requisito previo esencial para establecer una cooperación más estrecha entre la UE y los cinco países de Asia Central, y que entre las prioridades de la UE figuran el respeto de la libertad de asociación, de expresión y de culto, así como el fomento de los derechos de la mujer, los niños y de las personas pertenecientes a minorías; que en los países de Asia Central siguen existiendo deficiencias en lo tocante a los derechos humanos, la democracia y las libertades fundamentales, y que la existencia de discriminación en el acceso a la educación, la asistencia médica y las oportunidades económicas y culturales supone que la situación general de las mujeres en la región sigue siendo preocupante; y que una cooperación más estrecha con la UE permitirá lograr mejoras en esos ámbitos;

C.  Considerando que el representante especial de la UE para Asia Central, Peter Burian, tiene la responsabilidad de promover los derechos de la mujer y la igualdad de género;

D.  Considerando que la situación de las mujeres en Asia Central está mejorando de modo progresivo en lo que se refiere a las tasas de mortalidad materna, los índices de embarazo de las adolescentes con edades comprendidas entre los 15 y los 19 años de edad, el número de niñas con respecto al de niños que completan la enseñanza primaria y secundaria, que es prácticamente paritario, así como las tasas de empleo de las mujeres y los hombres(29); que sigue existiendo una gran diferencia entre el número de mujeres y hombres matriculados en la enseñanza superior en Uzbekistán y Tayikistán, lo que contrasta con la situación en Kazajistán, donde el número de mujeres matriculadas es superior al de hombres matriculados(30);

E.  Considerando que la mejora del nivel general de educación contribuirá a luchar contra el radicalismo potencial de los jóvenes y a reducir la violencia de género;

F.  Considerando que las vivencias de las mujeres que residen en las zonas rurales difieren considerablemente de las de las mujeres que viven en las ciudades, y que es difícil generalizar al respecto, ya que las mujeres de las zonas rurales tropiezan con más dificultades para ejercer los derechos que les corresponden en virtud de la legislación nacional;

G.  Considerando que la UE debe adoptar con carácter urgente una política exterior basada en el género con el fin de promover en todo el mundo la agenda de igualdad de género después de 2015;

H.  Considerando que, según las instituciones de las Naciones Unidas, la situación de las mujeres en Kazajistán apenas ha cambiado pese a la introducción de la estrategia para la igualdad de género 2006-2016; que las mujeres se ven confrontadas con dificultades económicas específicas y con la discriminación en el mercado laboral, así como que siguen siendo vulnerables a la trata de seres humanos, especialmente con fines de explotación sexual;

I.  Considerando que las distintas formas de violencia contra la mujer siguen siendo un problema generalizado en Uzbekistán, que no tiene leyes que prohíban la violencia doméstica; en Tayikistán, donde la trata de seres humanos, también con fines de explotación sexual y laboral, constituye un problema especialmente preocupante; y en Kirguistán, donde se siguen dando casos de rapto de novias, violación conyugal y violencia doméstica;

J.  Considerando que en Turkmenistán se han recopilado muy pocos datos sobre los derechos de la mujer y que cuestiones como los matrimonios forzados, la discriminación de las mujeres separadas y divorciadas, la violencia doméstica y la trata de mujeres y niñas siguen siendo teniendo carácter generalizado;

1.  Reconoce que, si bien Uzbekistán, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán se enfrentan a retos individuales para fomentar los derechos humanos, observa que la región se enfrenta a retos comunes a la hora de abordar y promover los derechos de la mujer y la igualdad de género;

2.  Toma nota de que, a pesar de que los cinco países de Asia Central han ratificado la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, sus culturas siguen siendo patriarcales y siguen dominadas por los hombres; que siguen existiendo desigualdades considerables entre hombres y mujeres en muchos ámbitos, incluido el acceso a la educación superior, a determinados sectores del mercado laboral y a la protección jurídica y los derechos; y que la violencia contra la mujer sigue siendo un fenómeno generalizado en muchas regiones de Asia Central y que adopta numerosas formas, como la violencia doméstica, el rapto de novias, la trata de seres humanos, los matrimonios precoces y los abusos físicos; pide a estos cinco países que apliquen plenamente la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDCM); reitera que la ayuda aportada por la Unión Europea debe incluir medidas específicas destinadas a erradicar la discriminación de la mujer;

3.  Recomienda que se sensibilice y forme a las personas que trabajan en el sector judicial en lo relativo a las cuestiones de género y señala la necesidad de castigar a los autores de delitos de violencia de género;

4.  Observa que las mujeres desempeñan un papel pleno y fundamental en la producción agrícola y la ganadería en todos los países de Asia Central y que el porcentaje medio de mujeres empleadas en el sector agrícola se sitúa en el 58 %(31), pero lamenta que se siga recurriendo a los trabajos forzosos en la agricultura, en particular en el sector del algodón de Uzbekistán; pide a los países de Asia Central que promuevan el empleo y el emprendimiento de las mujeres, especialmente en las zonas rurales; pide que se promuevan y supervisen los derechos económicos y sociales, así como la emancipación de las niñas y las mujeres como objetivo clave de las relaciones exteriores de la UE con esta región;

5.  Insiste en que debe concederse la prioridad a los programas de inversión que pudieran tener un mayor impacto en el desarrollo de la región, en particular en los ámbitos de la educación, la juventud y la igualdad de género;

6.  Subraya la importancia que reviste el acceso de las mujeres a la formación profesional y a la educación universitaria, incluida una mayor tasa de acceso en los ámbitos de la ciencia y la tecnología e insta al representante especial de la UE a que aliente a los países de Asia Central a prever incentivos en este ámbito; considera que la UE debe reforzar sus intervenciones en este ámbito, por ejemplo mediante la organización de cursos de formación destinados a los profesores y el suministro de material educativo; pide que se adopten medidas para modernizar el sector de la educación pública, promover los intercambios académicos y permitir la participación de las mujeres en igualdad de condiciones; es de la opinión de que deben organizarse cursos de formación en materia de igualdad de género dirigidos a los profesionales de la educación;

7.  Reconoce las medidas adoptadas por países distintos de Asia Central para mejorar la igualdad de género, como la modificación de los artículos 154 y 155 del Código Penal de Kirguistán, que entró en vigor en febrero de 2014 y endureció las sanciones penales correspondientes al rapto de novias, muy extendido en el país; observa, no obstante, que la protección de los derechos de la mujer y la promoción de la igualdad de género en toda la región sigue constituyendo un reto; solicita a la Comisión que siga apoyando a los países de Asia Central en el desarrollo de sus agendas en materia de derechos de la mujer con el fin de desarrollar y lograr la igualdad de género y de garantizar a todos, incluidos los miembros más vulnerables de la sociedad, que pueden disfrutar plenamente de los derechos humanos;

8.  Acoge con satisfacción la estrategia de Kazajistán para la igualdad de género y sus 45 medidas políticas, sociales y económicas; pide a la Comisión que siga apoyando a los países de Asia Central en el desarrollo de sus agendas en materia de derechos de la mujer y solicita una aplicación más eficaz de esta estrategia; lamenta la inexistente representación femenina en los órganos públicos decisorios kazajos, a pesar de que la ley impone una cuota del 30 % a las instituciones políticas;

9.  Pide al Servicio Europeo de Acción Exterior que, en el marco de la revisión de su Estrategia para Asia Central, y en consonancia con sus prioridades para el periodo 2016-2020 y los avances ya realizados por los países de Asia Central, elabore un plan de acción exhaustivo en materia de igualdad de género que contenga medidas concretas para mejorar los derechos de la mujer y las condiciones de vida de las mujeres; considera que debería alentarse a todos los países de Asia Central a promulgar medidas legislativas que prohíban explícitamente cualquier forma de violencia y discriminación contra la mujer, incluidos los abusos sexuales, físicos, fisiológicos y económicos que impiden a las víctimas trabajar y tener acceso a una cuenta bancaria, a las tarjetas de crédito o a los medios de transporte, entre otras tácticas de aislamiento; señala que la seguridad financiera es el factor principal que determina si una víctima de violencia doméstica podrá lograr liberarse y evitar los abusos en el futuro; pide a los países de Asia Central que consideren la violencia contra la mujer como delito penal; que investiguen debidamente todos los casos notificados; y que apliquen medidas para garantizar la protección, la asistencia y el acceso a la justicia por parte de las víctimas, junto con mecanismos que garanticen el cumplimiento de la ley; constata que el sector de las agencias matrimoniales es relativamente importante en Asia Central y pide a los países de la región que examinen la conveniencia de regular esas agencias con el fin de proteger en la mejor manera posible a las mujeres vulnerables del riesgo de explotación; pide a los países de Asia Central que organicen campañas educativas sobre el derecho a vivir sin violencia, así como iniciativas de sensibilización de la sociedad en su conjunto y, en particular, de las autoridades religiosas, sobre el requisito imprescindible de contar con el consentimiento de ambos contrayentes durante la ceremonia del matrimonio;

10.  Observa la brecha existente entre la ley y la realidad y que, pese a que el ordenamiento jurídico de algunos países garantiza la igualdad de derechos en lo tocante al reparto de la propiedad, sigue habiendo una discriminación a favor de los herederos de sexo masculino; manifiesta su preocupación por la inexistencia de un registro legal de los matrimonios en Tayikistán, que pone a las mujeres en una situación especialmente vulnerable tras un divorcio, dado que un estudio de la OSCE revela que en el 80 % de los casos de divorcio se deniega a las mujeres sus derechos a la propiedad y las pensiones de manutención de sus hijos por este motivo;

11.  Insta a la UE a que apoye a las organizaciones de la sociedad civil que se dedican a la defensa de los derechos humanos y a la promoción de la igualdad de género en los países de Asia Central y a que coopere activamente con las organizaciones internacionales involucradas en el ámbito de la igualdad de género, como la OIT, la OCDE y las Naciones Unidas, con objeto de crear sinergias que permitan emancipar a las mujeres;

12.  Constata la escasa representación de las mujeres en los puestos ministeriales, que en 2015 ascendió al 15 % y al 5,7 %, respectivamente, en Kirguistán y Turkmenistán(32); alienta a los países de Asia Central y a la Comisión a que también presten atención a la participación de las mujeres en la toma de decisiones, en particular las decisiones de carácter político, y recomienda que se establezca un sistema de cuotas para promover la participación de las mujeres, principalmente como candidatas;

13.  Se opone a cualquier legislación, reglamentación o presión gubernamental que restrinja indebidamente la libertad de expresión, en particular la de las mujeres y otras categorías de género;

14.  Hace hincapié en que el compromiso de la UE y el apoyo presupuestario deben supeditarse a los progresos mensurables que se realicen en los países de Asia Central en los ámbitos de los derechos humanos, la democracia y las libertades fundamentales;

15.  Observa con preocupación que el Informe anual de 2015 sobre la trata de seres humanos(33) ha situado a Turkmenistán y Uzbekistán en la «lista de observación», lo que significa que el número de víctimas de la trata de seres humanos está en aumento; pide al coordinador de la UE para la lucha contra la trata de seres humanos que apoye a Turkmenistán y Uzbekistán en la lucha contra la trata de seres humanos, que constituye una afrenta a la dignidad humana y va acompañada con frecuencia de terror psicológico y violencia física, por lo que debe ser erradicada; y pide a los Estados miembros que destaquen esta importante cuestión en sus contactos con esos países;

16.  Pide a los países de Asia Central que promuevan el acceso igualitario a las tecnologías de la información y la comunicación, a fin de garantizar el potencial de crecimiento de las mujeres en la economía local y mundial;

17.  Destaca la necesidad de organizar programas de formación sobre la violencia contra la mujer y la trata de seres humanos dirigidos a los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad, los fiscales y el personal judicial, así como de crear centros y casas de acogida accesibles en los que se ofrezca asistencia psicológica y jurídica a las víctimas;

18.  Destaca la importancia de financiar adecuadamente las instituciones y los órganos encargados de aplicar las políticas de igualdad de género, así como de otorgar independencia y fondos a las organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos de la mujer.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

3.12.2015

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

25

0

1

Miembros presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Maria Arena, Catherine Bearder, Malin Björk, Anna Maria Corazza Bildt, Iratxe García Pérez, Anna Hedh, Mary Honeyball, Elisabeth Köstinger, Angelika Mlinar, Maria Noichl, Terry Reintke, Jordi Sebastià, Beatrix von Storch, Jadwiga Wiśniewska, Anna Záborská, Inês Cristina Zuber

Suplentes presentes en la votación final

Izaskun Bilbao Barandica, Eleonora Forenza, Mariya Gabriel, Julie Girling, Kostadinka Kuneva, Constance Le Grip, Dubravka Šuica, Julie Ward

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Claudiu Ciprian Tănăsescu, Kristina Winberg

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

23.2.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

48

4

4

Miembros presentes en la votación final

Michèle Alliot-Marie, Nikos Androulakis, Francisco Assis, Petras Auštrevičius, Goffredo Maria Bettini, Klaus Buchner, Fabio Massimo Castaldo, Javier Couso Permuy, Mark Demesmaeker, Georgios Epitideios, Knut Fleckenstein, Eugen Freund, Michael Gahler, Iveta Grigule, Sandra Kalniete, Manolis Kefalogiannis, Tunne Kelam, Janusz Korwin-Mikke, Andrey Kovatchev, Ilhan Kyuchyuk, Arne Lietz, Barbara Lochbihler, Sabine Lösing, Ulrike Lunacek, Andrejs Mamikins, Ramona Nicole Mănescu, David McAllister, Tamás Meszerics, Javier Nart, Pier Antonio Panzeri, Demetris Papadakis, Ioan Mircea Paşcu, Vincent Peillon, Tonino Picula, Andrej Plenković, Cristian Dan Preda, Jozo Radoš, Sofia Sakorafa, Alyn Smith, Jaromír Štětina, Charles Tannock, László Tőkés

Suplentes presentes en la votación final

Luis de Grandes Pascual, Neena Gill, Ana Gomes, Andrzej Grzyb, Takis Hadjigeorgiou, Mike Hookem, Juan Fernando López Aguilar, Norica Nicolai, Marietje Schaake, Jean-Luc Schaffhauser, Dubravka Šuica, Janusz Zemke

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Werner Kuhn, Jeroen Lenaers

(1)

DO C 184 E de 4.8.2009, p. 49.

(2)

Textos Aprobados, P7_TA(2011)0588.

(3)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0119.

(4)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0118.

(5)

DO C 332 E de 15.11.2013, p. 28.

(6)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0458.

(7)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0252.

(8)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0504.

(9)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0503.

(10)

DO C 236 E de 12.8.2011, p. 69.

(11)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0288.

(12)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0470.

(13)

DO C 74 E de 13.3.2012, p. 12.

(14)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0459.

(15)

DO C 251 E de 31.8.2013, p. 93.

(16)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0190.

(17)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0008.

(18)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0426.

(19)

DO C 351 E de 2.12.2011, p. 92.

(20)

DO C 81 E de 15.3.2011, p. 80.

(21)

DO C 224 E de 19.8.2010, p. 12.

(22)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0040.

(23)

DO C 168 E de 14.6.2013, p. 195.

(24)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0097.

(25)

Estadísticas del Banco Mundial de 2012.

(26)

Estadísticas del Banco Mundial para el quinquenio 2011-2015.

(27)

Elaborado por el Departamento de Estado de los EE.UU.

(28)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0459.

(29)

Datos y estadísticas de 2015 sobre igualdad de género del Banco Mundial.

(30)

Instituto de Estadística de la UNESCO.

(31)

Estadísticas del Banco Mundial de 2012.

(32)

Estadísticas del Banco Mundial para el quinquenio 2011-2015.

(33)

Elaborado por el Departamento de Estado de los EE.UU.

Última actualización: 28 de marzo de 2018Aviso jurídico