Procedimiento : 2016/2274(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0213/2017

Textos presentados :

A8-0213/2017

Debates :

PV 03/07/2017 - 19
CRE 03/07/2017 - 19

Votaciones :

PV 04/07/2017 - 6.4

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0278

INFORME     
PDF 428kWORD 82k
9 de junio de 2017
PE 595.559v02-00 A8-0213/2017

sobre normas europeas - aplicación del Reglamento (UE) n.º 1025/2012

(2016/2274(INI))

Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor

Ponente: Marlene Mizzi

Ponente de opinión (*):

Hans-Olaf Henkel, Comisión de Industria, Investigación y Energía

(*)  Procedimiento de comisiones asociadas – artículo 54 del Reglamento

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía
 OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo
 INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO
 VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre normas europeas - aplicación del Reglamento (UE) n.º 1025/2012

(2016/2274(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Reglamento (UE) n.º 1025/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, sobre la normalización europea, por el que se modifican las Directivas 89/686/CEE y 93/15/CEE del Consejo y las Directivas 94/9/CE, 94/25/CE, 95/16/CE, 97/23/CE, 98/34/CE, 2004/22/CE, 2007/23/CE, 2009/23/CE y 2009/105/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y por el que se deroga la Decisión 87/95/CEE del Consejo y la Decisión n.º 1673/2006/CE del Parlamento Europeo y del Consejo,

-  Vista la Directiva (UE) 2016/1148 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de julio de 2016, relativa a las medidas destinadas a garantizar un elevado nivel común de seguridad de las redes y sistemas de información en la Unión (Directiva SRI),

–  Visto el informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo, de 1 de junio de 2016, sobre la aplicación del Reglamento (UE) n.º 1025/2012 de 2013 a 2015 (COM(2016)0212),

–  Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión, de 1 de junio de 2016, titulado «Analysis of the implementation of the Regulation (EU) No 1025/2012 from 2013 to 2015 and factsheets» (Análisis de la aplicación del Reglamento (UE) n.º 1025/2012 de 2013 a 2015 y fichas informativas) (SWD (2016)0126),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 1 de junio de 2016, titulada «Normas europeas para el siglo XXI» (COM(2016)0358),

–  Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión, de 1 de junio de 2016, titulado «Tapping the potential of European service standards to help Europe’s consumers and businesses» (Aprovechar el potencial de las normas europeas de servicios para ayudar a los consumidores y las empresas de Europa) (SWD(2016)0186),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 1 de junio de 2016, titulada «Programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea para 2017» (COM(2016)0357),

–  Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión, de 1 de junio de 2016, sobre la aplicación de las acciones previstas para 2016 en el programa de trabajo de la Unión sobre normalización europea, incluidos los actos de ejecución y las misiones confiadas a las organizaciones europeas de normalización (SWD(2016)0185),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 19 de abril de 2016, titulada «Prioridades de normalización en el sector de las TIC para el mercado único digital» (COM(2016)0176),

–  Vista la iniciativa conjunta sobre normalización en el marco de la estrategia para el mercado único, mencionada en la Comunicación de la Comisión, de 28 de octubre de 2015, titulada «Mejorar el mercado único: más oportunidades para los ciudadanos y las empresas» (COM(2015)0550),

–  Vista su Resolución, de 21 de octubre de 2010, sobre el futuro de la normalización europea(1),

–  Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo titulado «Normas europeas para el siglo XXI»,

–  Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo titulado «Normalización europea 2016»,

-  Vista la Estrategia de software libre 2014-2017 de la Comisión Europea(2),

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor y las opiniones de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y de la Comisión de Transportes y Turismo (A8-0213/2017),

A.  Considerando que el sistema europeo de normalización es un elemento fundamental en la consecución del mercado único, que las medidas adoptadas por la Comisión para establecer una visión común para la normalización europea son fruto directo de las diez prioridades de la Comisión Juncker y considerando, en particular, las prioridades relacionadas con el mercado único digital conectado y la estrategia del mercado único;

B.  Considerando que un sistema europeo de normalización abierto, inclusivo y transparente, orientado principalmente al mercado y basado en la confianza y el adecuado cumplimiento de las obligaciones, desempeña un papel fundamental para responder positivamente a la necesidad creciente, en las políticas y la legislación europeas en materia industrial, económica, social y medioambiental, de normas que contribuyan a la seguridad del producto, la innovación, la interoperabilidad, la sostenibilidad y la accesibilidad para las personas con discapacidad, así como a la calidad de vida de los ciudadanos, los consumidores y los trabajadores;

C.  Considerando que la eficacia del sistema europeo de normalización debe basarse en una estrecha colaboración y cooperación entre la industria, los poderes públicos, los organismos de normalización y otras partes interesadas, como las organizaciones que figuran en el anexo III reconocidas en virtud del Reglamento (UE) n.º 1025/2012;

D.  Considerando que las normas europeas deben desarrollarse en un sistema abierto, inclusivo y transparente, sobre la base de un consenso entre todas las partes interesadas, con el fin de definir los requisitos estratégicos técnicos o cualitativos a los que los productos, los procesos de producción, los servicios o los métodos actuales o futuros puedan adaptarse;

E.  Considerando que la Comunicación de la Comisión sobre las prioridades de normalización en el sector de las TIC para el mercado único digital reconoce el valor de las normas abiertas, pero no aporta una definición de norma abierta; que las normas abiertas han demostrado ser importantes para la creación y el desarrollo de internet y de los servicios de internet, que a su vez han impulsado la innovación y perspectivas sociales y económicas;

F.  Considerando que el uso de soluciones de concesión de licencias de hardware y software libre debe y puede ayudar a las empresas y administraciones europeas a garantizar un mejor acceso a los bienes y servicios digitales;

G.  Considerando que un sistema europeo de normalización moderno y flexible constituye un componente útil de una política industrial europea ambiciosa y renovada, y contribuye al funcionamiento del mercado único; que las normas pueden mejorar la competitividad, el crecimiento, la competencia justa y la innovación globales de la Unión, y apoyar la calidad, el rendimiento de las empresas y, en particular, de las pymes, y la protección de los consumidores, los trabajadores y el medio ambiente;

H.  Considerando que en Europa coexisten dos sistemas diferentes de elaboración de normas, a saber, uno basado en el principio de delegación nacional, implantado por el Comité Europeo de Normalización (CEN) y el Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (Cenelec), y otro basado en la adhesión de pago de las partes interesadas, como el desarrollado por el Instituto Europeo de Normas de Telecomunicación (ETSI); que es necesario evaluar los sistemas de elaboración de las normas en relación con el Reglamento (UE) n.º 1025/2012 con vistas a determinar los retos y las buenas prácticas existentes;

I.  Considerando que el Reglamento (UE) n.º 1025/2012 ha aportado mejoras al proceso de normalización, integrando, por primera vez, a los interlocutores sociales y las pymes en la base jurídica del sistema europeo de normalización;

J.  Considerando que las normas en materia de TIC, que se desarrollan fundamentalmente a escala mundial, permiten crear soluciones interoperables para productos complementarios y para diferentes partes de un producto determinado, lo cual es especialmente importante para el desarrollo de la internet de los objetos; que la fragmentación de las normas y las soluciones propietarias o semicerradas obstaculizan el crecimiento y la asimilación de la internet de los objetos, y, por tanto, es necesario desarrollar un enfoque estratégico con respecto a la normalización en materia de TIC a fin de ofrecer una respuesta satisfactoria a las necesidades de la próxima década, permitiendo así que la Unión mantenga un lugar de vanguardia en el sistema mundial de normalización;

K.  Considerando que la publicación de documentos y datos forma parte de las responsabilidades gubernamentales y los objetivos de transparencia, incluidas la responsabilidad, la reproducibilidad, la sostenibilidad y la fiabilidad de la actividad gubernamental; que, cuando se publiquen documentos o datos, debe hacerse sobre la base de formatos abiertos y normalizados, para evitar situaciones de «bloqueo» en las que un producto de software o un vendedor ya no estén disponibles en el mercado, y de manera que entidades independientes puedan aplicar estos formatos en diversos modelos de negocio y de desarrollo, incluyendo el software libre, para garantizar así la continuidad de los procesos gubernamentales y administrativos;

L.  Considerando que el sector del transporte ha estado a la vanguardia del desarrollo y del despliegue de las normas necesarias para la creación del espacio único de transporte europeo;

Consideraciones generales

1.  Acoge con satisfacción el paquete general de la Comisión sobre normalización, que, junto con la Comunicación sobre las normas en materia de TIC y la iniciativa conjunta sobre normalización, tiene por objeto establecer una política europea de normalización coherente y sencilla con el fin de preservar sus numerosos elementos satisfactorios, mejorar sus deficiencias y conseguir el equilibrio adecuado entre las dimensiones europea, nacional e internacional; subraya que cualquier revisión futura del Sistema Europeo de Normalización (SEN) debe fundamentarse en los elementos positivos del sistema actual, que constituye una base sólida para la mejora, evitando cualquier cambio radical que pudiera socavar los valores fundamentales del sistema;

2.  Reconoce el carácter específico y la importancia de los SEN desde el punto de vista de las partes interesadas, incluyendo la industria, las pymes, los consumidores y los trabajadores, y pide a la Comisión que vele por que el sistema europeo siga existiendo y se mantengan los recursos suficientes para cumplir los objetivos del Reglamento (UE) n.º 1025/2012, contribuyendo así, entre otros aspectos, a la interoperabilidad, la seguridad jurídica y la aplicación de salvaguardas adecuadas, en beneficio de las empresas y los consumidores, así como de la libre circulación de las tecnologías de la información; pide a la Comisión que garantice un presupuesto sostenible para el SEN en la revisión del marco financiero plurianual;

3.  Acoge con satisfacción la Mesa redonda sobre la pertinencia de las normas para el mercado («SMARRT», por sus siglas en inglés) en virtud de la iniciativa conjunta en materia de normalización, que posibilita el diálogo entre la Comisión y la industria con total transparencia de cara a las partes interesadas en cuanto a los elementos de la agenda del Comité de Normas;

4.  Señala que las normas constituyen herramientas voluntarias orientadas al mercado que establecen requisitos técnicos y orientaciones, cuya utilización facilita la observancia de la legislación europea en los bienes y servicios, y respalda las políticas europeas cuando están desarrolladas de manera responsable, transparente e integradora; destaca, no obstante, que las normas no pueden considerarse como Derecho de la Unión, ya que la legislación y las políticas relativas al nivel de protección de los consumidores, la salud, la seguridad, el medio ambiente y los datos, así como el nivel de inclusión social, están determinadas por el legislador;

5.  Reconoce la importancia de los formatos abiertos y normalizados para las obligaciones de transparencia de los Gobiernos, la administración y las instituciones europeas; invita a los Estados miembros a intentar aplicar normas comunes en el ámbito de la administración digital, prestando especial atención a los órganos jurisdiccionales y las entidades locales; subraya que las normas abiertas son fundamentales para profundizar en el desarrollo de datos gubernamentales abiertos y políticas de ciudades inteligentes, por lo que los documentos y datos deben publicarse en formatos abiertos y normalizados que puedan aplicarse fácilmente, de modo que se facilite también la reutilización de los datos; destaca la función de la contratación pública y de las soluciones de normas abiertas para evitar la dependencia de un proveedor determinado;

6.  Está firmemente convencido de que, en particular en el sector del transporte, los datos de libre acceso siguen siendo un elemento esencial para aprovechar todos los beneficios del mercado único digital, como el fomento y el desarrollo del transporte multimodal; subraya, por consiguiente, que se requiere una mayor seguridad jurídica, principalmente en términos de propiedad y responsabilidad; pide, en consonancia, a la Comisión que publique, sin más demora, un plan de trabajo para el desarrollo de normas con vistas a la armonización de los datos sobre transporte e interfaces de programación financiados con fondos públicos, a fin de impulsar las innovaciones con un uso intensivo de datos y la prestación de nuevos servicios de transporte;

7.  Señala que el sistema actual de acreditación de las instituciones de realización de pruebas no siempre garantiza que los productos y servicios en el mercado que aplican voluntariamente las normas europeas cumplan dichas normas; lamenta que la iniciativa conjunta sobre normalización y el programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea no presten atención a la acreditación de las instituciones y las normas de realización de pruebas, e insta a la Comisión a que tenga en cuenta este aspecto cuando proponga nuevas iniciativas;

8.  Opina que las normas abiertas han de estar basadas en la apertura del proceso de normalización y el desarrollo y la disponibilidad de normas para su aplicación y uso, de conformidad con el Reglamento (UE) n.º 1025/2012 y los principios de la OMC; toma nota de la intención de la Comisión, expresada en la hoja de ruta relativa a las patentes esenciales sobre normas, de aclarar las cuestiones relacionadas con la concesión de licencias basada en los principios FRAND (licencias justas, razonables y no discriminatorias) y las patentes esenciales sobre normas; anima a la Comisión a que, junto con las organizaciones europeas de normalización y las comunidades de código abierto, estudie maneras adecuadas de colaborar;

9.  Recuerda que el sistema europeo de normalización debe contribuir a la innovación europea, reforzar la competitividad de la Unión, consolidar la posición europea en el comercio internacional y contribuir al bienestar de sus ciudadanos; considera importante, por tanto, que Europa mantenga su papel fundamental en el sistema internacional de normalización, y destaca la importancia de promover las normas europeas a escala mundial en el marco de las negociaciones de acuerdos comerciales con terceros países; subraya que el sistema europeo de normalización también puede beneficiarse de los acuerdos de asociación establecidos por las organizaciones europeas de normalización con organismos de normalización de terceros países, y observa que los artículos 13 y 14 del Reglamento (UE) n.º 1025/2012 ya prevé la participación de numerosas organizaciones de elaboración de normas para la contratación pública en el campo de las TIC; recomienda que las organizaciones europeas de normalización consideren la posibilidad de estrechar la cooperación con los organismos nacionales de normalización de terceros países, incluidos los organismos de normalización acompañantes, siempre que exista margen para una cooperación más estrecha; anima a la Comisión, a los Estados miembros y a las organizaciones europeas de normalización a que continúen trabajando en la creación de normas mundiales, al tiempo que prestan atención al contexto regional y a la importancia de las normas cuando participen en los trabajos de normalización;

10.  Recalca que la cooperación internacional en el campo de la normalización ayuda a asegurar la transparencia, la eficiencia y la coherencia, y crea un entorno propicio a la competencia en el sector industrial —buena muestra de ello es el Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación sobre Vehículos (WP.29) de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (CEPE), que fue creado para el sector de las TIC—;

11.  Destaca que las normas adoptadas por organizaciones internacionales se suelen desarrollar fuera del ámbito de aplicación del Reglamento (UE) n.º 1025/2012 y recomienda a las organizaciones europeas de normalización que las respalden únicamente después de un proceso de aprobación interno en el que participe una representación de las partes interesadas, como las organizaciones que figuran en el anexo III, en particular por lo que respecta a las normas armonizadas que apoyan la implementación de la legislación europea;

12.  Considera que las organizaciones europeas de normalización deberían, en toda circunstancia, desarrollar normas integradoras, sostenibles, seguras y de alta calidad, que garanticen un acceso y un trato equitativos a todas las partes interesadas, un impacto mínimo sobre el medio ambiente y una protección adecuada de los datos personales y de la intimidad;

13.  Considera que la implicación de la Comisión y los Estados miembros con la industria de la Unión resulta crucial para favorecer la adopción de normas mundiales con patente europea en la definición y el despliegue de las tecnologías 5G;

14.  Lamenta que las diferencias entre las normas nacionales, como las existentes en el sector del transporte de mercancías y la logística, sigan siendo un obstáculo para el mercado interior, y pide por ello a la Comisión y a las organizaciones europeas de normalización que elaboren normas apropiadas para armonizar, cuando se estime necesario, las condiciones a escala nacional, con el objetivo de eliminar cualquier posible barrera al mercado interior; resalta la necesidad de perseguir una armonización intermodal de las normas en ese ámbito;

15.  Señala, por otra parte, que la normalización puede, además de prevenir la fragmentación del mercado, contribuir significativamente a la reducción de la carga administrativa y de los costes del transporte para todas las empresas (p. ej., mediante la documentación electrónica) y particularmente para las pymes, y también puede facilitar la adecuada aplicación de la legislación de la Unión (p. ej., mediante los tacógrafos digitales o el telepeaje);

16.  Observa que el Reglamento (UE) n.º 1025/2012 ha mejorado el carácter inclusivo del SEN, permitiendo a las pymes, los consumidores, los trabajadores y las organizaciones de protección del medio ambiente participar activamente en el proceso de normalización, y anima a que se siga trabajando en esta dirección para que todas las partes estén adecuadamente representadas y puedan participar en el sistema de normalización y, por tanto, explotar plenamente las ventajas derivadas de la normalización; pide a la Comisión, a las organizaciones europeas de normalización y a los organismos nacionales de normalización que determinen cuáles son las mejores maneras de conseguir este objetivo y que aborden los retos que plantea una mayor participación, incluida la falta de sensibilización;

17.  Celebra la labor realizada por el ETSI para facilitar el acceso de las pymes europeas, y se congratula asimismo de su estrategia a largo plazo (2016-2021) en la que se aborda específicamente la colaboración intersectorial;

18.  Reconoce que se ha acelerado el proceso de elaboración de las normas y recuerda la importancia de encontrar el equilibrio adecuado entre la necesidad de garantizar una elaboración oportuna y la necesidad de normas de alta calidad;

19.  Considera que, junto con las buenas prácticas que ya se aplican en las comunidades de normalización, el aumento de la concienciación pública sobre las normas propuestas, la participación adecuada y temprana de todas las partes interesadas y la mejora de la calidad de las solicitudes de normalización podrían seguir aumentando la transparencia y la responsabilidad de los sistemas de normalización;

20.  Pide a la Comisión, asimismo, que preste especial atención a los esfuerzos de los países candidatos para armonizar sus normas con las europeas a fin de minimizar los obstáculos existentes, y les proporcione asistencia;

Normas sobre las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)

21.  Acoge con satisfacción la Comunicación sobre las prioridades de normalización en el sector de las TIC, que establece un planteamiento estratégico de normalización para estas tecnologías, pero pide a la Comisión que identifique claramente la relación entre la Comunicación y el plan progresivo de normalización de las TIC, el paquete «Normas para el siglo XXI» y el programa de trabajo anual;

22.  Señala que la convergencia reciente de las tecnologías y la digitalización de la sociedad, las empresas y los servicios públicos hacen más difusa la separación tradicional entre la normalización general y la normalización en materia de TIC; considera que la normalización en materia de TIC debería formar parte de una estrategia digital europea para crear economías de escala, generar ahorros presupuestarios y mejorar la competitividad y la innovación de las empresas europeas, así como para aumentar la interoperabilidad intersectorial y transfronteriza de bienes y servicios mediante la definición más veloz, de manera abierta y competitiva, de normas voluntarias que las pymes puedan aplicar con facilidad;

23.  Subraya la necesidad de que exista una mayor cooperación dentro de la comunidad de normalización de las TIC, en particular entre las organizaciones europeas de normalización, y pide a estas organizaciones que preparen un programa de trabajo anual conjunto que identifique las áreas transversales de interés común;

24.  Destaca que los procesos de normalización abiertos, voluntarios, incluyentes y tendentes al consenso han sido eficaces hasta el momento como motor de la innovación, la interconectividad y el despliegue de tecnologías, y recuerda que también es importante garantizar una inversión adecuada en las tecnologías punta, los conocimientos sobre las mismas y su desarrollo, así como para respaldar a las pymes;

25.  Insta a la Comisión a solicitar a las organizaciones europeas de normalización que contribuyan a la elaboración de unas normas interoperables de alta calidad y abiertas, a fin de atajar la fragmentación y fomentar su aceptación generalizada, y que reconozcan el ecosistema existente y los diversos modelos de negocio que respaldan el desarrollo de tecnologías digitales, ya que ello contribuirá a la sostenibilidad social, económica y medioambiental de las cadenas de valor de las TIC y confirmará su compromiso con el interés público de garantizar la privacidad y la protección de datos;

26.  Destaca la imperiosa necesidad de adaptar la política de normalización de las TIC a la evolución del mercado y de la política, puesto que así se podrán alcanzar importantes objetivos políticos europeos que exigen la interoperabilidad, como la accesibilidad, la seguridad, el comercio electrónico, la administración pública digital, los servicios sanitarios electrónicos y el transporte; recomienda que la Comisión y las organizaciones europeas de normalización otorguen prioridad a las normas en materia de 5G, computación en la nube, la internet de los objetos, datos y ciberseguridad, así como por lo que respecta a los dominios verticales, como la conducción conectada y automática y los sistemas de transportes inteligentes, las ciudades inteligentes, la energía inteligente, la fabricación avanzada y los entornos de vida inteligentes;

27.  Subraya la necesidad de crear un ecosistema de TIC abierto e interoperable, basado en las cinco normas prioritarias en este ámbito y que fomente la competencia en la creación de valor, que es fuente de innovación; considera que:

–  las normas en materia de 5G deberían dar lugar a un auténtico cambio generacional en términos de capacidad, fiabilidad y latencia, que permita a las tecnologías 5G asumir el incremento previsto del tráfico y los distintos requisitos de los servicios basados en esas tecnologías;

–  las normas en materia de ciberseguridad deberían permitir la «seguridad a través del diseño» y respetar el principio de «privacidad a través del diseño», favorecer la resistencia de las redes y la gestión de riesgos, y ser capaz de hacer frente al rápido incremento de las ciberamenazas que pueden afectar al desarrollo del conjunto de las TIC;

–  las normas en materia de computación en nube deberían converger para hacer posible la interoperabilidad en todas las vertientes de la nube y, por ende, la portabilidad;

–  las normas en materia de datos deberían apoyar los flujos de datos intersectoriales e interdisciplinarios, logrando así una mejor interoperabilidad de los datos y metadatos, incluida la semantificación, y contribuir al desarrollo de una arquitectura de referencia para los macrodatos;

–  las normas sobre la internet de las cosas deberían abordar la fragmentación actual sin obstaculizar la innovación en un sector que evoluciona a un ritmo vertiginoso;

28.  Reconoce que la eficacia de las redes de comunicación 5G depende fundamentalmente de la existencia de normas comunes para garantizar la interoperabilidad y la seguridad, pero recuerda que el desarrollo de una red de altísima capacidad es fundamental para lograr una red 5G fiable;

29.  Señala que, para que resulte un éxito, la economía de los datos ha de depender de un ecosistema de TIC más amplio, que incluya a expertos muy bien formados, así como a personas cualificadas, a fin de acabar con la división y la exclusión digitales;

30.  Anima a la Comisión a elaborar estadísticas para evaluar mejor la repercusión de la digitalización y las TIC en los transportes y el turismo;

31.  Es consciente de la cantidad creciente de plataformas, grupos, reuniones y canales relacionados con las normas en materia de TIC; pide a la Comisión que racionalice la cantidad de plataformas y mecanismos de coordinación dedicados a la normalización y que implique a las organizaciones de normalización en nuevas iniciativas a fin de evitar la duplicación de esfuerzos de las partes implicadas; destaca la necesidad de coordinar mejor las normas y las prioridades de normalización en el sector de las TIC entre las distintas organizaciones, e insta a la Comisión a informar inmediatamente a las partes interesadas sobre la fase alcanzada en el marco de las iniciativas en curso referentes a las normas en materia de TIC;

32.  Subraya que la digitalización avanza a un ritmo veloz y representa un importante catalizador económico; hace hincapié en la importancia de la digitalización efectiva de las industrias verticales con objeto de beneficiar a las pymes y, sobre todo, a los consumidores a escala europea, nacional, regional y local, así como en la necesidad de representar de manera apropiada sus inquietudes en el marco de la normalización internacional de las TIC;

33.  Apoya la intención de la Comisión de explorar iniciativas, como un sistema de certificación y etiquetado fiable de la internet de los objetos, que pueden ayudar a fomentar la confianza en los niveles de privacidad y en la seguridad de extremo a extremo de un dispositivo de la internet de los objetos, proporcionando calificaciones mensurables y comparables de los posibles riesgos asociados con el funcionamiento y la utilización de un dispositivo o servicio de la internet de los objetos; cree que estas iniciativas deben desarrollarse donde sea pertinente y en los casos en que los dispositivos de la internet de los objetos puedan repercutir en infraestructura importante, sobre la base de los requisitos señalados en la Directiva SRI, que debe servir como fundamento para la definición de los requisitos de seguridad; toma nota de que una etiqueta de este tipo ha de poder adaptarse a los futuros cambios tecnológicos, teniendo en cuenta las normas internacionales cuando proceda;

34.  Pide a la Comisión que tome la iniciativa a la hora de promover normas intersectoriales y multilingües y de apoyar servicios seguros, fiables y que respeten la privacidad;

35.  Apoya, a tal efecto, la definición de requisitos mínimos específicos y mensurables que tomen en consideración la sostenibilidad y la fiabilidad a largo plazo de dispositivos o servicios de la internet de los objetos, así como las normas de seguridad y sostenibilidad informática ajustadas a la industria; apunta que esa lista debería incluir, por ejemplo, el compromiso de poner a disposición actualizaciones durante un periodo de tiempo mínimo tras la compra, así como el compromiso de un fabricante o proveedor de que, durante un plazo de tiempo determinado, facilitará actualizaciones tras el descubrimiento y la notificación de una vulnerabilidad; insta a la Comisión a que, con este fin, evalúe la posibilidad de la autorregulación de la industria, teniendo en cuenta la velocidad con la que las normas y las tecnologías evolucionan en el sector de las TIC, y la diversidad de modelos de negocio y de desarrollo, incluido el software libre, las empresas emergentes y las pymes;

36.  Toma nota de las preocupaciones en relación con la ciberseguridad y las amenazas específicas del sector del transporte; insta a la Comisión a que, al adoptar sus recomendaciones sobre normas en materia de ciberseguridad previstas para finales de 2017, aborde esas características específicas como primer paso hacia una estrategia global sobre ciberseguridad en el sector del transporte;

37.  Toma nota de que la normalización de las TIC será beneficiosa para el desarrollo de los servicios relacionados con el transporte y el turismo y de soluciones de transporte multimodales; insta a la Comisión a que, junto con las organizaciones europeas de normalización, conceda más importancia a dicho desarrollo al aplicar su plan de acción prioritario para la normalización de las TIC, y en particular a que estudie el posible papel de la normalización para apoyar los cambios tecnológicos y los nuevos modelos de negocio emergentes en el sector del turismo; insta asimismo a la Comisión a que adopte rápidamente medidas para promover el desarrollo de servicios inteligentes e integrados expendedores de billetes e información y de nuevos conceptos de movilidad, como la movilidad como un servicio;

38.  Señala que, ante el aumento del uso de internet, la banca en línea, las redes sociales y las iniciativas sanitarias electrónicas, las personas cada vez tienen más preocupaciones de seguridad y privacidad, y que las normas en materia de TIC tienen que reflejar los principios de la protección de las personas con respecto al procesamiento de datos personales y a la libre circulación de dichos datos;

39.  Pide a la Comisión que incluya la integración digital de la fabricación como una prioridad de normalización en materia de TIC y anima a elaborar normas abiertas para el protocolo de comunicación y los formatos de datos para la integración digital de equipamiento de fabricación, a fin de garantizar la interoperabilidad completa entre máquinas y dispositivos;

40.  Reconoce ciertas inquietudes, en particular por lo que respecta a las TIC y las patentes esenciales sobre normas, y es consciente de que un política justa y razonable en materia de DPI fomentará la inversión y la innovación y facilitará la utilización del mercado único digital y de las nuevas tecnologías, en particular por lo que respecta al despliegue de las tecnologías 5G y de dispositivos de la internet de los objetos, ya que dependen en gran medida de la normalización; insiste en que es esencial mantener un marco de normalización equilibrado y prácticas de concesión de licencias eficientes para las patentes esenciales sobre normas, basadas en la metodología FRAND (prácticas equitativas, razonables y no discriminatorias), que aborden las preocupaciones legítimas de licenciantes y licenciatarios de patentes esenciales sobre normas, al mismo tiempo que garantizan que el proceso de normalización se lleve a cabo en igualdad de condiciones y que empresas de todos los tamaños puedan colaborar en beneficio mutuo; respalda los esfuerzos de la Comisión por garantizar la interoperabilidad entre los componentes digitales a través de distintos tipos de soluciones de concesión de licencias y modelos de negocio;

41.  Insta a la Comisión a clarificar sin demora los elementos básicos de una metodología de concesión de licencias justa, efectiva y vinculante, estructurada en torno a los principios FRAND, teniendo en cuenta los intereses tanto de los titulares de derechos como de los encargados de aplicar las normas, incluidas las patentes esenciales sobre normas, una retribución equitativa de la inversión y la amplia disponibilidad de tecnologías desarrolladas en el marco de un proceso de normalización abierto y sostenible; invita a la Comisión a tomar nota de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el asunto C-170/13 (Huawei/ZTE), que consigue un equilibrio entre los titulares de patentes esenciales sobre normas y los encargados de aplicar las normas, con el fin de controlar las infracciones de patentes y de garantizar un sistema eficaz de resolución de litigios; invita a la Comisión, asimismo, a mejorar la definición de la información sobre el ámbito de las patentes y a abordar las cuestiones relacionadas con los desequilibrios de información entre las pymes y las grandes empresas, aumentar la transparencia de las declaraciones de patentes esenciales sobre normas y mejorar la calidad de la información sobre la relación entre las patentes esenciales sobre normas y los productos; considera que toda compensación a los desarrolladores de patentes esenciales sobre normas debe basarse en condiciones equitativas, proporcionadas y no discriminatorias y en tasas de derechos transparentes, razonables, predecibles y sostenibles, salvo si los desarrolladores deciden ofrecer las normas sin compensación económica; reconoce, no obstante, que existen diversos modelos de negocio, como las licencias exentas de derechos y la implantación de software libre, y, en consecuencia, la legislación y el debate deben seguir reconociendo el uso de todos los modelos, teniendo en cuenta los derechos de todos los sectores del mercado y a los titulares de DPI;

42.  Señala la necesidad de un enfoque basado en pruebas para controlar y posteriormente desarrollar el marco de concesión de licencias a fin de garantizar un ecosistema dinámico que cree valor añadido y empleo;

43.  Pide a la Comisión que publique informes semestrales en los que se recojan casos reales de: a) uso sin licencia de patentes esenciales sobre normas (es decir, infracciones) con una duración igual o superior a dieciocho meses; y b) problemas de acceso a las normas debido al incumplimiento sistemático del compromiso FRAND;

44.  Pide a la Comisión que concluya el debate en torno a la «necesidad percibida» de una nube de ciencia y que actúe de inmediato, en estrecha colaboración con los Estados miembros, para establecer la nube de ciencia abierta europea, que debería integrar sin fisuras las redes, datos y sistemas informáticos de alto rendimiento y los servicios de infraestructura digital existentes en los ámbitos científicos, dentro de un marco de políticas y normas de TIC compartidas;

Normas europeas para el siglo XXI

45.  Acoge con satisfacción el paquete de normalización de la Comisión «Normas europeas para el siglo XXI» y considera que el sistema de normalización debería ser más transparente, abierto e inclusivo para poder integrar plenamente las preocupaciones de los ciudadanos, los consumidores y las pymes;

46.  Lamenta que no se le haya consultado antes de la adopción del paquete e insta a las instituciones europeas a ajustar las diferentes iniciativas en un programa de trabajo estratégico, único y holístico a fin de evitar la duplicación de acciones y políticas; subraya que la correspondiente comisión del Parlamento Europeo puede desempeñar un papel importante en el análisis público de las normas armonizadas ordenado por la Comisión;

47.  Pide una mayor consolidación, coherencia y mejora de la exactitud del programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea;

48.   Subraya que el próximo programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea debe abordar específicamente medidas para mejorar la coordinación entre el régimen de las normas en el ámbito de las TIC con las que no pertenecen a este ámbito, contribuir a la mejora de las normas de los diferentes organismos nacionales de normalización y fomentar la inclusión de las organizaciones europeas de normalización, prestando mayor atención a la función de las partes interesadas enumeradas en el artículo 5;

49.  Destaca la importancia del diálogo interinstitucional para la preparación del programa de trabajo anual de la Unión, y alienta los esfuerzos por incluir, antes de la adopción del programa de trabajo anual de la Unión, a todas las partes interesadas en un foro anual de normalización para abordar nuevos ámbitos, retos existentes y las mejoras necesarias del proceso de normalización;

50.  Anima a los Estados miembros a invertir en estrategias de normalización que también ayudarán y animarán al sector público, los organismos de normalización, los agentes sociales, las pymes y el ámbito académico a escala nacional a desarrollar y aplicar planes de acción de normalización individuales;

51.  Acoge con satisfacción la iniciativa conjunta sobre normalización, recomienda que también se invite al Parlamento a participar en dicha iniciativa y contribuir a ella, y subraya que las normas de las asociaciones público-privadas deben ser respetadas por todas las partes interesadas, incluidas las instituciones de la Unión; pide a la Comisión que lidere la aplicación de medidas fundamentales y recomendaciones en el marco de la iniciativa conjunta sobre normalización y que informe al Parlamento para finales de 2017 sobre el progreso alcanzado;

52.  Acoge con satisfacción el compromiso, asumido en el marco de la iniciativa conjunta sobre normalización, de realizar un estudio sobre las repercusiones económicas y sociales de las normas y su utilización, incluyendo información sobre políticas, riesgos y resultados, por lo que respecta a la calidad de vida y aspectos sociales y relacionados con los trabajadores; pide a la Comisión que base dicho estudio en datos cuantitativos y cualitativos, y que analice tanto los modelos empresariales del proceso de normalización como los diferentes modelos financieros —incluidas las oportunidades y los retos— para facilitar el acceso a las normas armonizadas;

53.  Subraya el cada vez mayor reconocimiento de la importante contribución de la normalización a la investigación y el desarrollo, y destaca que la normalización desempeña un papel crucial a la hora de salvar las distancias entre la investigación y el mercado, fomenta la divulgación y explotación de los resultados de la investigación, y sienta los cimientos para la futura innovación;

54.  Pide a la Comisión que adopte políticas que supriman las barreras excesivas en los sectores innovadores, con vistas a incentivar la inversión en I+D y en la normalización a escala de la Unión; señala que las industrias verticales deberían elaborar su propia hoja de ruta para la normalización sobre la base de procesos impulsados por la industria que, si se guían por la firme voluntad de lograr normas comunes, tendrán la capacidad de dar lugar a normas mundiales; considera que las entidades de normalización de la Unión deberían desempeñar un papel especial en este proceso;

55.  Insta a las partes de la iniciativa conjunta a velar por que la investigación y la innovación se ajusten mejor a las prioridades en materia de normalización;

56.  Considera que la apertura de conocimientos y licencias es el mejor instrumento para impulsar la innovación y el avance tecnológico; anima a los centros de investigación que reciben fondos de la Unión a utilizar patentes y licencias abiertas a fin de afianzar un papel más destacado en la normalización;

57.  Apoya las medidas destinadas a mejorar la sinergia entre la normalización y las comunidades de investigación y a impulsar las normas en las primeras etapas de los proyectos de investigación; anima a los organismos nacionales de normalización a fomentar la normalización entre los investigadores y la comunidad dedicada a la innovación, incluyendo las organizaciones gubernamentales y los organismos de financiación pertinentes, y recomienda que se elabore un capítulo específico sobre normalización en el marco de Horizonte 2020;

58.  Insta a la Comisión a que aliente a las organizaciones europeas de normalización a velar por que las normas en materia de servicios relevantes para el mercado reflejen la creciente terciarización de la economía, y que su desarrollo responda al objetivo de mejorar la seguridad y la calidad de los servicios y de dar prioridad a los ámbitos en los que los consumidores se encuentran más desfavorecidos, sin traspasar los requisitos normativos nacionales existentes, en particular las disposiciones relativas a la legislación laboral, los convenios colectivos y las negociaciones; reconoce, además, que las normas en el sector de los servicios responden con frecuencia a características nacionales, y que su desarrollo está relacionado con las necesidades del mercado, el interés de los consumidores y el interés público; destaca que el desarrollo de normas europeas en materia de servicios debe contribuir al funcionamiento del mercado interior de los servicios, al mismo tiempo que aumenta su transparencia, calidad y competitividad y se fomentan la competitividad, la innovación y la protección de los consumidores;

59.  Señala que el proceso de normalización europea ha de incluir normas que mejoren la accesibilidad sin obstáculos a los transportes y los servicios de transporte para las personas con discapacidades y las personas de edad avanzada;

60.  Opina que el mundo moderno, que evoluciona rápidamente y presenta una creciente complejidad técnica, conlleva el desarrollo de un creciente número de normas y plataformas para el tratamiento de especificaciones que no corresponden a los organismos de normalización reconocidos con arreglo al Reglamento (UE) n.º 1025/2012, y que ahora se exige más implicación de las pymes y las microempresas; subraya la importancia de apoyar medidas destinadas a mejorar el acceso de las pymes a medios de creación y utilización de normas;

61.  Subraya la importancia de interconectar las plataformas y las bases de datos a escala europea a fin de permitir una mayor interoperabilidad de las redes y los sistemas;

62.  Considera que la normalización de las TIC no solo implica establecer los requisitos de los productos, sino también desarrollar tecnologías innovadoras;

63.  Subraya que las normas uniformes (técnicas) contribuyen a reducir los costes de desarrollo, producción y certificación, y a evitar la duplicación de esfuerzos;

64.  Subraya que el envejecimiento demográfico de Europa requiere la incorporación sistemática de las necesidades de las personas mayores y de las personas con discapacidades, así como de otros miembros vulnerables de la sociedad, en la elaboración de normas, que constituyen una herramienta adecuada para ayudar a conseguir una sociedad activa y sana en Europa y a aumentar la accesibilidad de productos y servicios para las personas;

65.  Señala que la innovación en los sectores del transporte y del turismo brinda numerosas oportunidades e influye positivamente tanto en la sociedad como en las empresas de la Unión, especialmente las pymes y las empresas emergentes, e insiste en la necesidad de elaborar nuevas normas, si procede aplicando un enfoque interdisciplinar, y de promover la normalización con objeto de asegurar la correcta aplicación de las iniciativas de la Unión en el ámbito de la digitalización, como los sistemas de transporte inteligentes cooperativos (STIC) y el desarrollo de aplicaciones de transporte en el marco de los sistemas europeos de navegación por satélite (Galileo y EGNOS);

Organizaciones europeas de normalización

66.  Celebra el papel desempeñado por las organizaciones europeas de normalización, pero anima a presentar nuevas iniciativas para mejorar su apertura, accesibilidad y transparencia, y recomienda que su trabajo se guíe por intereses europeos;

67.  Reconoce que el principio de la delegación nacional es fundamental para el sistema europeo, pero advierte de que existen diferencias en términos de recursos, conocimientos técnicos y participación de las partes interesadas a escala nacional, y recomienda complementar el trabajo de las delegaciones nacionales;

68.  Reconoce la importancia de la elaboración puntual de normas, así como de que las referencias correspondientes se citen en el Diario Oficial de la Unión Europea (DO) en caso de normas armonizadas; es consciente de que en el DO se citan cada vez menos las referencias a las normas y pide a la Comisión que investigue y aborde los motivos de esta tendencia y elimine los obstáculos innecesarios; recomienda, en este contexto, una mayor participación de los expertos de la Comisión y de los «consultores del nuevo enfoque» en el proceso de normalización, y pide a la Comisión que, junto con las organizaciones europeas de normalización, desarrolle directrices para la normalización a fin de ayudar a los distintos departamentos de la Comisión, a las organizaciones europeas de normalización y a los «consultores del nuevo enfoque» a evaluar las normas de forma coherente;

69.  Reitera que un mecanismo de recurso transparente y accesible infunde confianza en las organizaciones europeas de normalización y en los procesos de fijación de las normas;

70.  Anima a utilizar las nuevas TIC para aumentar la accesibilidad y la transparencia de los procesos de normalización, como la herramienta de aprendizaje en línea de CEN-CENELEC para pymes; considera que el uso de herramientas digitales puede facilitar la participación de las partes interesadas en el desarrollo de normas y proporcionar información sobre las labores de normalización que van a realizarse, que se están realizando o que ya han finalizado;

Recomendaciones estratégicas

71.  Pide a la Comisión que refuerce las sinergias y la coordinación entre las instituciones europeas, las organizaciones europeas de normalización, los organismos nacionales de normalización y todas las organizaciones pertinentes de las partes interesadas a través del foro anual de normalización, reconociendo también al mismo tiempo el contexto internacional de las normas; reconoce que la gran mayoría de las normas se desarrollan de manera voluntaria en respuesta a necesidades del mercado y de los consumidores y respalda este hecho;

  Pide la aplicación rigurosa del Reglamento (UE) n.º 1025/2012 por lo que respecta al reconocimiento de las organizaciones del anexo III y la publicación de los informes previstos en el artículo 24 del Reglamento;

73.  Insta a la Comisión a armonizar completamente las condiciones de las organizaciones del anexo III y a garantizar la eliminación de los obstáculos de facto a su participación efectiva en la normalización;

  Recomienda la revisión, en el contexto de las organizaciones europeas de normalización, del estatuto, los derechos y las obligaciones de adhesión de las organizaciones del anexo III, como el derecho de recurso, los poderes consultivos, el derecho a emitir una opinión antes de la aprobación de la norma, y el acceso a comités técnicos y grupos de trabajo, a fin de valorar si cumplen los requisitos establecidos en el Reglamento (UE) n.º 1025/2012;

  Pide a las organizaciones europeas de normalización que velen por que el Acuerdo de Viena celebrado entre la ISO y el CEN y el Acuerdo de Fráncfort entre la IEC y el CENELEC no impidan ni pongan en peligro la participación en el proceso de normalización de las organizaciones del anexo III o de los organismos nacionales de normalización;

76.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que promuevan, faciliten financiación y aceleren la implantación de la infraestructura necesaria, por ejemplo mediante la modernización, la conversión y el reajuste, para la difusión de nuevas tecnologías apoyadas por normas europeas en el mercado (p. ej., infraestructuras para combustibles alternativos), dentro del respeto de los requisitos sobre seguridad, sanidad y medio ambiente; resalta que la infraestructura es una inversión a largo plazo y que, por tanto, su normalización debe garantizar la máxima interoperabilidad y permitir futuros desarrollos tecnológicos y su aplicación;

  Invita a la Comisión a que colabore con las organizaciones europeas de normalización y los organismos nacionales de normalización para promover puntos de contacto simplificados de acceso a las normas que puedan prestar asistencia y proporcionar información a los usuarios sobre las normas disponibles y sus características generales, que les puedan ayudar a encontrar las normas que mejor se adapten a sus necesidades y que les puedan ofrecer orientación sobre la aplicación de las mismas; recomienda, además, la organización de campañas informativas y educativas a escala nacional y de la Unión para fomentar el papel de las normas y anima a los Estados miembros a incluir cursos relevantes y profesionales de educación sobre normas en sus sistemas nacionales de educación;

78.  Pide a la Comisión que desarrolle actividades de observación tecnológica que permitan determinar futuros cambios en las TIC que puedan beneficiarse de la normalización, que facilite el flujo y la transparencia de la información necesaria para la penetración en el mercado y el funcionamiento de estas tecnologías, y que, en este contexto, fomente mecanismos de evaluación fácilmente accesibles y manejables a través de internet;

79.  Recomienda que los organismos nacionales de normalización examinen si es posible facilitar el acceso a normas en tal medida que el usuario de las normas pueda evaluar su pertinencia; recomienda encarecidamente que, al determinar nivel de las tasas relacionadas con las normas, los organismos nacionales de normalización y las organizaciones europeas de normalización tengan en cuenta las necesidades de las pymes y de las partes interesadas que no sean usuarios comerciales;

80.  Pide a la Comisión que prepare un registro europeo que recoja las normas europeas existentes en todos los idiomas oficiales de la Unión, que también incluiría información sobre las labores de normalización que están llevando a cabo las organizaciones europeas de normalización, los mandatos de normalización existentes, el progreso realizado y las decisiones que contengan objeciones formales;

  Pide a la Comisión que supervise la evolución internacional de la normalización de las TIC y, en caso necesario, que respalde la participación y la coordinación de las partes interesadas a escala europea en posiciones de liderazgo en las organizaciones de normalización adecuadas y en proyectos de normalización estratégicamente importantes, con el fin de promover el modelo normativo y los intereses europeos; alienta la utilización de la plataforma multilateral sobre normalización en materia de TIC para agrupar a las organizaciones europeas de normalización y los organismos internacionales de normalización en materia de TIC;

82.  Anima a la adopción por parte de la Unión del «Reference Architecture Model for Industry 4.0» (modelo de arquitectura de referencia para la industria 4.0) para la digitalización de la industria europea;

83.  Pide a los Estados miembros que utilicen las normas europeas en materia de TIC en los procedimientos de contratación pública, con el fin de mejorar la calidad de los servicios públicos y fomentar las tecnologías innovadoras; destaca, no obstante, que la utilización de normas no debe traducirse en barreras adicionales, en particular para las empresas pequeñas que pretendan participar en los procedimientos de contratación pública;

  Pide a las instituciones de la Unión, a los Gobiernos nacionales y a las organizaciones europeas de normalización que elaboren directrices de formación para los responsables políticos, con objeto de ayudarles a superar las incoherencias derivadas de la utilización de métodos de trabajo dispares en los diferentes servicios e instituciones, y que creen una cultura de normalización y faciliten una mejor comprensión de cómo funcionan los procesos de normalización y de cuándo pueden utilizarse;

  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1)

DO C 70 E de 8.3.2012, p. 56.

(2)

https://ec.europa.eu/info/european-commissions-open-source-strategy_en


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

1. Antecedentes

El 1 de junio de 2016, la Comisión Europea presentó un paquete de comunicaciones que resumen su visión de cómo debería evolucionar en los próximos años la normalización europea.

Dicho paquete consta de cuatro elementos: la Comunicación titulada «Normas europeas para el siglo XXI», la orientación específica sobre las normas en materia de servicios titulada «Tapping the potential of European service standards to help Europe’s consumers and businesses» (Aprovechar el potencial de las normas europeas de servicios para ayudar a los consumidores y las empresas de Europa), el documento de trabajo de los servicios de la Comisión sobre el informe en virtud del artículo 24 y la evaluación REFIT y el programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea para 2017.

El paquete incluye también una decisión de la Comisión que establece el marco de la iniciativa conjunta sobre normalización, una estrecha asociación entre las organizaciones públicas y privadas para abordar los actuales desafíos en el proceso de elaboración de normas y para promover un centro europeo de normalización en el que se elaboren las normas de forma oportuna, abierta, transparente e integradora.

La iniciativa conjunta sobre normalización se ve complementada por la Comunicación de la Comisión Europea titulada «Prioridades de normalización en el sector de las TIC para el mercado único digital», adoptada en abril de 2016. La Comunicación sobre las TIC propone medidas concretas para acelerar el proceso de normalización de estas centrándose en cinco ámbitos prioritarios: 5G, computación en nube, internet de los objetos, tecnologías de macrodatos y ciberseguridad.

El paquete general de la Comisión sobre normalización pretende, junto con la Comunicación sobre las normas en materia de TIC y la iniciativa conjunta, establecer un Sistema Europeo de Normalización (SEN) único y coherente que se adapte a la evolución de su entorno, además de dar respaldo a varias políticas y aportar beneficios y previsibilidad a los consumidores y a las empresas.

En la actualidad, la política europea de normalización se desarrolla a través de distintos instrumentos normativos, como el programa de trabajo anual de la Unión sobre normalización europea o el plan progresivo de normalización de las TIC y de diversas plataformas, como el Comité de Normalización o la Plataforma Europea Multilateral de Normalización de las TIC.

En su paquete de propuestas, la Comisión reconoce que es necesario armonizar estas iniciativas. A este respecto, la Comisión propone que la adopción del programa de trabajo anual de la Unión en julio de cada año vaya precedida, a partir de 2017, de un diálogo interinstitucional con la plena participación del Parlamento Europeo y otras instituciones de la Unión. Cada año, el diálogo interinstitucional se basará en un único informe de la Comisión sobre la aplicación de las citadas iniciativas.

El informe del Parlamento Europeo pretende contribuir a la idea de una política de normalización de la Unión única y coherente, con un lugar preponderante en la agenda política, y cuyas prioridades se debatan periódicamente con el Parlamento Europeo.

Los objetivos de la ponente consisten en contribuir al debate en curso y en fijar las prioridades del Parlamento Europeo en relación con el paquete de normalización, la iniciativa conjunta en materia de normalización de las TIC y la Comunicación sobre las TIC de la Comisión. Además, el informe contribuirá al primer diálogo interinstitucional previsto para la primavera de 2017 y al programa anual de trabajo para 2018, que será adoptado por la Comisión en julio de 2017.

II. Consideraciones generales de la ponente

El presente informe se basa en una serie de puntos importantes que la ponente considera esencial tener en cuenta al debatir el futuro del sistema europeo de normalización.

La ponente considera que las normas son una herramienta importante para el funcionamiento del mercado único, para potenciar la competitividad europea, el crecimiento y la innovación, para apoyar la calidad y el rendimiento, así como la protección de los consumidores, las empresas, los trabajadores y el medio ambiente y para desarrollar la interoperabilidad de las redes y sistemas.

Sin embargo, las nuevas tecnologías y la progresiva integración de soluciones digitales en las cadenas de valor industrial mundiales, así como la rápida evolución del contexto internacional, hacen que el entorno esté cambiando rápidamente y se necesite un nuevo impulso para responder eficazmente a las necesidades de la industria, los consumidores, los trabajadores y las organizaciones de protección del medio ambiente y otras partes interesadas.

La ponente acoge con satisfacción el paquete general de normalización de la Comisión, junto con la Comunicación sobre las normas de TIC y la iniciativa conjunta sobre normalización. Sin embargo, la ponente considera que deben resolverse una serie de obstáculos concretos, en particular en relación con la inclusividad, la apertura y la transparencia del sistema y la representación de las organizaciones de las partes interesadas que figuran en el anexo III.

La ponente considera que las mejores normas son aquellas que se han desarrollado con un amplio consenso de la industria, los poderes públicos, los consumidores, los trabajadores y los ciudadanos. Apoya, por tanto, el sistema europeo único, que tiene en cuenta no solo las aportaciones de la gran industria y los poderes públicos, sino también de las pymes, los consumidores y los ciudadanos.

La ponente considera que, para ser eficaz, un sistema europeo de normalización debe basarse en una estrecha colaboración y asociación entre la industria, los poderes públicos, los organismos de normalización y otras partes interesadas que colaboran dentro de un sistema basado en la inclusividad, la apertura, la transparencia y el consenso para definir los requisitos técnicos o de calidad de los productos y los procesos, servicios y métodos de producción actuales o futuros.

La ponente reconoce además que las normas constituyen un instrumento voluntario orientado al mercado que establecen requisitos y orientaciones técnicas que pueden contribuir a la aplicación de la legislación y las políticas europeas cuando se desarrollan de manera transparente e integradora, pero destaca que las decisiones políticas relativas al grado de protección de la salud, la seguridad y el medio ambiente son competencia del legislador.

Por último, el informe reconoce la importancia de que las normas europeas y el sistema europeo de normalización se promuevan a escala mundial y pide a la Comisión y a los Estados miembros que colaboren en esa dirección y presten mayor atención a la dimensión global y la importancia de las normas cuando participan en los trabajos de normalización.

III. Normas sobre las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)

El informe reconoce que tanto la interoperabilidad como la normalización desempeñan un papel fundamental en la transformación digital. La convergencia de tecnologías y la digitalización de la sociedad, las empresas y los servicios públicos difuminan la tradicional separación entre la normalización en general y la normalización de las TIC, pero la Comisión sigue proponiendo diferentes instrumentos para planificar la normalización de las TIC y las actividades de normalización general.

Por consiguiente, en el informe se pide a la Comisión que determine claramente el ajuste entre el plan progresivo y el plan de prioridades de normalización en el sector de las TIC, el paquete «Normas europeas para el siglo XXI» y el programa de trabajo anual, y presenta algunas sugerencias sobre cómo mejorar la internet de los objetos.

La ponente insiste en que Europa debe apoyar los procesos de normalización abiertos, que son motor de innovación, interconectividad y desarrollo de tecnologías basadas en unas condiciones de concesión de licencias equitativas, razonables y no discriminatorias («compromiso FRAND») para defender los intereses legítimos de los titulares de patentes esenciales y los licenciatarios potenciales y garantizar que la normalización se lleve a cabo en igualdad de condiciones y que empresas de todos los tamaños puedan colaborar en beneficio mutuo.

IV. Necesidad de un enfoque holístico para las normas europeas del siglo XXI

La ponente considera que el proceso de normalización no se limita a los aspectos económicos. Subraya asimismo que las partes interesadas implicadas en el desarrollo de normas deben adoptar un enfoque holístico y común, que integre plenamente los objetivos de las pymes, los ciudadanos y los consumidores —en particular por lo que se refiere a cuestiones económicas, sociales, sanitarias y medioambientales— en el proceso de normalización.

Por otra parte, la ponente lamenta que el Parlamento Europeo no fuera debidamente consultado antes de que la Comisión adoptara el paquete, e insta a la Comisión, junto con las demás instituciones europeas, las organizaciones europeas de normalización y otras partes interesadas pertinentes a agrupar las diferentes iniciativas en un único programa de trabajo estratégico global.

El informe también sugiere la necesidad de una mayor coherencia, refuerzo y mejora del programa de trabajo anual de la Unión, en particular armonizando las actividades de normalización de las TIC y las generales, y de crear un foro anual de normalización antes de la adopción del programa de trabajo anual de la Unión para conseguir una mayor participación de las distintas partes interesadas en el diálogo interinstitucional.

La ponente acoge con satisfacción la iniciativa conjunta sobre normalización y sugiere que el estudio sobre el impacto económico y social debe incluir también datos sobre el impacto del modelo empresarial del proceso de normalización, así como sobre los diferentes modelos financieros.

En su Comunicación sobre las normas relativas a los servicios, la Comisión promueve el desarrollo de unas normas en el sector de los servicios. La ponente apoya el planteamiento de la Comisión pero considera que habría que intentar comprender mejor las necesidades de las partes interesadas y dar prioridad a los ámbitos que más perjudican a los consumidores, sin rebasar los requisitos normativos nacionales existentes, en particular las disposiciones relativas a la legislación laboral, los convenios colectivos y las negociaciones colectivas.

La ponente hace hincapié también en la importancia de apoyar la participación de las pymes en el proceso de elaboración de las normas y en la utilización de las normas existentes.

V. Organizaciones europeas de normalización

La ponente también hace algunas sugerencias sobre cómo mejorar la accesibilidad y la transparencia de los procedimientos de normalización del CEN, el Cenelec y el ETSI y cómo reforzar el sistema garantizando que el desarrollo de las normas sigue siendo abierto, transparente y guiado por intereses europeos, facilitando la igualdad de acceso y teniendo en cuenta los intereses de todas las partes interesadas que desean influir en el proceso de normalización y participar en la elaboración de normas.

VI. Recomendaciones estratégicas

En el informe se ofrecen algunas recomendaciones estratégicas para que la Comisión Europea las tenga en cuenta en el diálogo interinstitucional y en el programa de trabajo anual para 2018.

La ponente sugiere que la Comisión debe reforzar las sinergias y la coordinación entre las organizaciones europeas de normalización y las organizaciones de partes interesadas y adoptar un plan de acción para la eliminación de los obstáculos que impiden de hecho la participación efectiva de las organizaciones que figuran en el anexo III. El informe sugiere estratégicamente otorgar a las organizaciones del anexo III el estatuto de miembro específico con derechos y obligaciones específicos y armonizar completamente las condiciones para dichas organizaciones a escala nacional y europea.

Para mejorar el acceso de las pymes al proceso de normalización, la ponente sugiere la creación de ventanillas únicas simplificadas para proporcionar asistencia e información a los usuarios de las normas.

Para mejorar el papel clave del SEN a nivel global, la ponente sugiere que la Comisión supervise la normalización internacional de las TIC y, si fuera necesario, financie la participación de expertos europeos a escala internacional para promover el modelo regulatorio europeo y los intereses europeos.

Por último, la ponente sugiere aumentar el conocimiento y la información sobre las normas mediante la formulación de unas directrices para la educación y la formación de los responsables políticos que expliquen cómo funciona la normalización y cuándo se puede utilizar.


OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (29.3.2017)

para la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor

sobre las normas europeas - aplicación del Reglamento (UE) n.º 1025/2012

(2016/2274(INI))

Ponente de opinión (*): Hans-Olaf Henkel

(*) Procedimiento de comisiones asociadas – artículo 54 del Reglamento

SUGERENCIAS

La Comisión de Industria, Investigación y Energía pide a la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Subraya que la normalización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) impulsada por la industria, de carácter voluntario y tendente al consenso, y basada en la apertura, la transparencia, la imparcialidad, la coherencia y la inclusión, debería ser fructífera y eficaz y redundar en beneficio de los consumidores, los trabajadores y la industria europeos;

2.  Destaca que las normas en el ámbito de las TIC son fundamentales para realizar plenamente el mercado único digital en la medida en que facilitan la transición hacia una economía de los datos digitalizada y apoyan la competitividad de la industria europea a escala mundial; subraya que la normalización de las TIC debe ser un componente esencial de la estrategia industrial europea, dado que la interoperabilidad permite economías de escala, abre la puerta a la innovación y respalda el acceso al mercado y la creación de empleo;

3.  Toma nota de la complejidad del contexto actual de digitalización a que se enfrentan todos los sectores, el ritmo cada vez más rápido del cambio tecnológico y la proliferación de foros de normalización, así como la necesidad de adaptar los procesos de normalización de la Unión a estas nuevas realidades;

4.  Reconoce la importancia estratégica de la normalización de las TIC y preconiza un diálogo continuo entre el Parlamento, la Comisión, el Consejo y las organizaciones europeas de normalización.

5.  Subraya la necesidad de que exista una mayor cooperación dentro de la comunidad de normalización de las TIC, en particular entre las organizaciones europeas de normalización, y pide a estas organizaciones que preparen un programa de trabajo anual conjunto que identifique las áreas transversales de interés común;

6.  Reconoce la importancia estratégica que reviste una presencia de la Unión coordinada y optimizada en los foros mundiales sobre TIC y en las organizaciones internacionales de normalización;

7.  Pide a la Comisión que racionalice el número de plataformas y de mecanismos de coordinación;

8.  Pide a la Comisión que promueva activamente las normas europeas en el plano internacional y que elabore una agenda en favor de una cooperación más estrecha basada en sectores específicos de interés común con los interlocutores internacionales;

9.  Pone de relieve el carácter mundial de las normas y especificaciones técnicas de las TIC, aboga por un compromiso constante de las organizaciones europeas de normalización para introducir normas mundiales en Europa y por una cooperación reforzada con los terceros países a través de un proceso transparente, inclusivo y orientado al consenso, y pide a la Comisión que identifique cuáles han resultado ser las mejores normas en materia de contratación pública, dentro del respeto de la legislación y las políticas de la Unión; pide a la Comisión que agilice el procedimiento de inclusión de las normas europeas en materia de TIC en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE);

10.  Subraya que los acuerdos comerciales justos celebrados entre la Unión y terceros países pueden contribuir a la elaboración de reglas internacionales comunes en el ámbito de la normalización;

11.  Destaca que la cooperación internacional en el campo de la normalización ayuda a asegurar la transparencia, la eficiencia y la coherencia, y crea un entorno propicio a la competencia en el sector industrial —buena muestra de ello es el Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación sobre Vehículos (WP.29) de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (CEPE), que fue creado para el sector de las TIC—;

12.  Considera que la implicación de la Comisión y los Estados miembros con la industria de la Unión resulta crucial para favorecer la adopción de normas mundiales con patente europea en la definición y el despliegue de las tecnologías 5G;

13.  Insta a la Comisión a que considere la convergencia con terceros países en materia de comunicaciones 5G, computación en nube, datos y ciberseguridad;

14.  Alienta a la Comisión y a las organizaciones europeas de normalización a que proporcionen asistencia técnica más allá de la Unión a fin de respaldar la internacionalización de las normas europeas, los diseños institucionales y los procesos de normalización;

15.  Pide a la Comisión que ponga en marcha la iniciativa conjunta sobre normalización tan pronto como sea posible, dado que así se contempla en la Estrategia para el Mercado Único;

16.  Subraya el cada vez mayor reconocimiento de la importante contribución de la normalización a la investigación y el desarrollo, y destaca que la normalización desempeña un papel crucial a la hora de salvar las distancias entre la investigación y el mercado, fomenta la divulgación y explotación de los resultados de la investigación, y sienta los cimientos para la futura innovación;

17.  Pide a la Comisión que adopte políticas que supriman las barreras excesivas en los sectores innovadores, con vistas a incentivar la inversión en I+D y en la normalización a escala de la Unión; señala que las industrias verticales deberían elaborar su propia hoja de ruta para la normalización sobre la base de procesos impulsados por la industria que, si se guían por la firme voluntad de lograr normas comunes, tendrán la capacidad de dar lugar a normas mundiales; considera que las entidades de normalización de la Unión deberían desempeñar un papel especial en este proceso;

18.  Insta a las partes de la iniciativa conjunta a velar por que la investigación y la innovación se ajusten mejor a las prioridades en materia de normalización;

19.  Pide al Comité Europeo de Normalización (CEN), al Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (Cenelec) y al Instituto Europeo de Normas de Telecomunicación (ETSI) que prosigan y promuevan la colaboración intersectorial y que garanticen unos procesos de normalización rápidos, ágiles, transparentes y accesibles, en particular para las normas en el ámbito de las TIC que afectan a industrias tradicionales, con la debida participación de todas las partes interesadas pertinentes, como las industrias manufactureras, las pymes, los interlocutores sociales y de la sociedad civil, y las autoridades públicas;

20.  Subraya que la digitalización avanza a un ritmo veloz y representa un importante catalizador económico; hace hincapié en la importancia de la digitalización efectiva de las industrias verticales con objeto de beneficiar a las pymes y, sobre todo, a los consumidores a escala europea, nacional, regional y local, así como en la necesidad de representar de manera apropiada sus inquietudes en el marco de la normalización internacional de las TIC;

21.  Toma nota de las barreras que siguen obstaculizando la participación de las pymes en la normalización y adopción de normas, incluida la falta de sensibilización al respecto; pide que se establezca un marco de normalización sencillo y accesible que apoye a todas las pymes en todas las organizaciones europeas de normalización;

22.  Celebra la labor del ETSI tendente a facilitar el acceso de las pymes europeas, y se congratula asimismo de su estrategia a largo plazo (2016-2021) en la que se aborda específicamente la colaboración intersectorial;

23.  Señala que la normalización en el ámbito de los bienes, los servicios y las TIC mejora el acceso al mercado, especialmente para las pymes;

24.  Destaca que la normalización de las TIC requiere una política equilibrada y eficaz en materia de derechos de propiedad intelectual, y subraya que el sistema de licencias FRAND (que aplica unas condiciones justas, razonables y no discriminatorias) contribuye a alcanzar un equilibrio importante entre innovadores y usuarios de la tecnología; acoge con satisfacción la reciente sentencia Huawei/ZTE del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que ha marcado un hito, y pide a la Comisión que garantice un sistema eficaz de resolución de litigios, que apoye la rentabilidad de las inversiones y que asegure un amplio acceso a la tecnología normalizada; subraya que existen inquietudes con respecto a que la falta de seguridad jurídica pueda minar la equidad del sistema; señala que las pymes se ven especialmente desfavorecidas en el proceso de obtención de licencias y sugiere que una mayor transparencia y orientación en lo referente a las condiciones de obtención de licencias traería consigo un mayor cumplimiento de las normas;

25.  Subraya que corresponde a las partes negociar un acuerdo de licencia FRAND sobre la cartera de patentes necesaria para aplicar una norma, y que un canon equitativo refleja el valor que la tecnología patentada aporta al producto;

26.  Pide a la Comisión que publique informes semestrales en los que se recojan casos reales de: a) uso sin licencia de patentes esenciales para una norma (es decir, infracciones) con una duración igual o superior a dieciocho meses; y b) problemas de acceso a las normas debido al incumplimiento sistemático del compromiso FRAND;

27.  Señala la necesidad de un enfoque basado en pruebas para controlar y posteriormente desarrollar el marco de concesión de licencias a fin de garantizar un ecosistema dinámico que cree valor añadido y empleo;

28.  Considera que la apertura de conocimientos y licencias es el mejor instrumento para impulsar la innovación y el avance tecnológico; anima a los centros de investigación que reciben fondos de la Unión a utilizar patentes y licencias abiertas a fin de tener un papel más relevante en la normalización;

29.  Reconoce los progresos realizados en la previsión de la normalización de las TIC; destaca que la adopción y publicación rápidas y a tiempo de las normas en el ámbito de las TIC es fundamental y pide a las partes interesadas que tomen todas las medidas necesarias para mejorar estos procesos y contar así con una mayor seguridad;

30.  Reitera que la Comisión tiene un papel crucial que desempeñar a la hora de determinar la prontitud con la que las normas estarán listas para el mercado, e insta a la Comisión a que, junto con las organizaciones europeas de normalización, acuerde un proceso claro para garantizar la publicación oportuna de las normas en el DOUE;

31.  Destaca que la elaboración de normas a tiempo resulta fundamental, incluida la citación de sus referencias en el DOUE en el caso de las normas armonizadas;

32.  Reconoce el éxito del nuevo enfoque y pide que se conserven sus principios;

33.  Celebra los cinco ámbitos prioritarios de las TIC identificados por la Comisión, a saber, las comunicaciones 5G, la computación en nube, la internet de las cosas, los datos y la ciberseguridad, que son todos ellos fundamentos tecnológicos esenciales en los que se basarán áreas igualmente importantes como la sanidad electrónica, el uso inteligente y eficiente de la energía, los sistemas de transporte inteligente, las ciudades inteligentes y la fabricación avanzada;

34.  Subraya la necesidad de crear un ecosistema de TIC abierto e interoperable, basado en las cinco normas prioritarias en este ámbito y que fomente la competencia en la creación de valor, que es fuente de innovación; considera que:

–  las normas en materia de 5G deberían dar lugar a un auténtico cambio generacional en términos de capacidad, fiabilidad y latencia, que permita hacer frente al incremento previsto del tráfico y a los distintos requisitos de los servicios basados en esa tecnología;

–  las normas en materia de ciberseguridad deberían permitir la «seguridad a través del diseño» y respetar el principio de «privacidad a través del diseño», favorecer la resistencia de las redes y la gestión de riesgos, y ser capaz de hacer frente a la rápida evolución de las ciberamenazas que pueden afectar al desarrollo del conjunto de las TIC;

–  las normas en materia de computación en nube deberían converger para hacer posible la interoperabilidad en todas las vertientes de la nube y, por ende, la portabilidad;

–  las normas en materia de datos deberían apoyar los flujos de datos intersectoriales e interdisciplinarios, logrando así una mejor interoperabilidad de los datos y metadatos, incluida la semantificación, y contribuir al desarrollo de una arquitectura de referencia para los macrodatos;

–  las normas sobre la internet de las cosas deberían abordar la fragmentación actual sin obstaculizar la innovación en un sector que evoluciona a un ritmo vertiginoso;

35.  Reconoce que la eficacia de las redes de comunicación 5G depende fundamentalmente de la existencia de normas comunes para garantizar la interoperabilidad y la seguridad, pero recuerda que el desarrollo de una red de altísima capacidad es fundamental para lograr una red 5G fiable;

36.  Señala que la economía de los datos depende de un ecosistema de TIC más amplio para tener éxito, que incluya a expertos muy bien formados, así como a personas cualificadas, a fin de acabar con la división y la exclusión digital;

37.  Encarece la adopción por parte de la Unión del «Reference Architecture Model for Industry 4.0» (modelo de arquitectura de referencia para la industria 4.0) para la digitalización de la industria europea;

38.  Subraya la importancia de interconectar las plataformas y las bases de datos a escala europea a fin de permitir una mayor interoperabilidad de las redes y los sistemas;

39.  Subraya que la interoperabilidad y el rendimiento de los equipos, las soluciones técnicas y los servicios son aspectos centrales de la normalización de las TIC;

40.  Considera que la normalización de las TIC no solo implica establecer los requisitos de los productos, sino también desarrollar tecnologías innovadoras;

41.  Pide a la Comisión que promueva normas europeas que respalden herramientas de código abierto capaces de garantizar un acceso equitativo a los activos generados a escala europea;

42.  Pide a la Comisión que tome la iniciativa a la hora de promover normas intersectoriales y multilingües y de apoyar servicios seguros, fiables y que respeten la privacidad;

43.  Subraya que las normas uniformes (técnicas) contribuyen a reducir los costes de desarrollo, producción y certificación, y a evitar la duplicación de esfuerzos;

44.  Pone de relieve que la normalización también implica el desarrollo de un proceso unitario que sea sostenible y transferible a todos los Estados miembros;

45.  Pide a la Comisión que, a través de un intercambio informal periódico, mantenga informado anualmente al Parlamento sobre los progresos en materia de normalización de las TIC y su contribución a la competitividad y al crecimiento de la Unión.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

22.3.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

61

0

0

Miembros presentes en la votación final

Nikolay Barekov, Bendt Bendtsen, Xabier Benito Ziluaga, José Blanco López, Cristian-Silviu Buşoi, Reinhard Bütikofer, Jerzy Buzek, Angelo Ciocca, Edward Czesak, Pilar del Castillo Vera, Fredrick Federley, Ashley Fox, Adam Gierek, András Gyürk, Rebecca Harms, Eva Kaili, Kaja Kallas, Krišjānis Kariņš, Seán Kelly, Peter Kouroumbashev, Zdzisław Krasnodębski, Miapetra Kumpula-Natri, Janusz Lewandowski, Paloma López Bermejo, Edouard Martin, Angelika Mlinar, Nadine Morano, Dan Nica, Angelika Niebler, Morten Helveg Petersen, Michel Reimon, Herbert Reul, Paul Rübig, Massimiliano Salini, Algirdas Saudargas, Neoklis Sylikiotis, Dario Tamburrano, Evžen Tošenovský, Claude Turmes, Vladimir Urutchev, Kathleen Van Brempt, Henna Virkkunen, Martina Werner, Lieve Wierinck, Anna Záborská, Flavio Zanonato, Carlos Zorrinho

Suplentes presentes en la votación final

Mario Borghezio, Soledad Cabezón Ruiz, Jens Geier, Françoise Grossetête, Benedek Jávor, Olle Ludvigsson, Sofia Sakorafa, Anne Sander, Maria Spyraki, Marco Zullo

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Isabella Adinolfi, Arndt Kohn, Maria Noichl, Pavel Poc

VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

61

+

ALDE

Fredrick Federley, Kaja Kallas, Angelika Mlinar, Morten Helveg Petersen, Lieve Wierinck

ECR

Nikolay Barekov, Edward Czesak, Ashley Fox, Zdzisław Krasnodębski, Evžen Tošenovský

EFDD

Isabella Adinolfi, Dario Tamburrano, Marco Zullo

ENF

Mario Borghezio, Angelo Ciocca

GUE

Xabier Benito Ziluaga, Paloma López Bermejo, Sofia Sakorafa, Neoklis Sylikiotis

PPE

Bendt Bendtsen, Jerzy Buzek, Cristian-Silviu Buşoi, Françoise Grossetête, András Gyürk, Krišjānis Kariņš, Seán Kelly, Janusz Lewandowski, Nadine Morano, Angelika Niebler, Herbert Reul, Paul Rübig, Massimiliano Salini, Anne Sander, Algirdas Saudargas, Maria Spyraki, Vladimir Urutchev, Henna Virkkunen, Anna Záborská, Pilar del Castillo Vera

S&D

José Blanco López, Soledad Cabezón Ruiz, Jens Geier, Adam Gierek, Eva Kaili, Arndt Kohn, Peter Kouroumbashev, Miapetra Kumpula-Natri, Olle Ludvigsson, Edouard Martin, Dan Nica, Maria Noichl, Pavel Poc, Kathleen Van Brempt, Martina Werner, Flavio Zanonato, Carlos Zorrinho

VERTS/ALE

Reinhard Bütikofer, Rebecca Harms, Benedek Jávor, Michel Reimon, Claude Turmes

0

-

 

 

0

0

 

 

Explicación de los signos utilizados

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo (11.4.2017)

para la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor

sobre normas europeas - aplicación del Reglamento (UE) n.º 1025/2012

(2016/2274(INI))

Ponente de opinión: Pavel Telička

SUGERENCIAS

La Comisión de Transportes y Turismo pide a la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que el sector del transporte ha estado a la vanguardia del desarrollo y del despliegue de las normas necesarias para la creación del espacio único de transporte europeo;

1.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión Europea titulada «Prioridades de normalización en el sector de las TIC para el mercado único digital»; considera que fomentar la normalización a escala de la Unión contribuirá a suprimir los obstáculos en el mercado interior, alcanzar los objetivos de las políticas de la Unión y afrontar los retos actuales en el sector del transporte y el del turismo, tales como:

a)  la consecución de los objetivos en materia de clima, medio ambiente y eficiencia energética mediante el desarrollo y el apoyo de soluciones de transporte y turismo sostenibles, como los automóviles eléctricos y los híbridos, los combustibles alternativos y los servicios puerta a puerta de la cadena intermodal, así como el apoyo de iniciativas como Clean Sky;

b)  la mejora de la seguridad incrementando el apoyo a la automatización y promoviendo la eficiencia de los sistemas de gestión del tráfico, a nivel tanto local como internacional, como el sistema europeo de gestión del tráfico ferroviario (ERTMS), los sistemas europeos de radionavegación por satélite (EGNOS y Galileo), los servicios de información fluvial (SIF), los sistemas de transporte inteligente (STI), el sistema de gestión e información del tráfico marítimo y la nueva generación de gestión del tránsito aéreo (SESAR);

c)  la creación de un espacio único europeo competitivo de transporte mediante la supresión de los obstáculos, la promoción de la integración de los sistemas en todos los modos de transporte a través del incremento de la interoperabilidad, la intermodalidad y la interconectividad, y la inclusión de las soluciones sobre transporte que están surgiendo en la economía colaborativa;

d)  el incremento del atractivo, la accesibilidad, la calidad y la variedad de los servicios de transporte y turismo para todos los pasajeros y consumidores, ofreciéndoles más información y más productos de uso sencillo y personalizados;

2.  Señala que la innovación en los sectores del transporte y del turismo brinda numerosas oportunidades e influye positivamente tanto en la sociedad como en las empresas de la Unión, especialmente las pymes y las empresas emergentes, e insiste en la necesidad de elaborar nuevas normas, si procede aplicando un enfoque interdisciplinar, y de promover la normalización con objeto de asegurar la correcta aplicación de las iniciativas de la Unión en el ámbito de la digitalización, como los sistemas de transporte inteligentes cooperativos (STIC) y el desarrollo de aplicaciones de transporte en el marco de los sistemas europeos de navegación por satélite (Galileo y EGNOS);

3.  Toma nota de que la normalización de las TIC será beneficiosa para el desarrollo de los servicios relacionados con el transporte y el turismo y de soluciones de transporte multimodales; insta a la Comisión a que, junto con las organizaciones europeas de normalización, conceda más importancia a dicho desarrollo al aplicar su plan de acción prioritario para la normalización de las TIC, y en particular a que estudie el posible papel de la normalización para apoyar los cambios tecnológicos y los nuevos modelos de negocio emergentes en el sector del turismo; insta asimismo a la Comisión a que adopte rápidamente medidas para promover el desarrollo de servicios inteligentes e integrados expendedores de billetes e información y nuevos conceptos de movilidad, como la movilidad como un servicio;

4.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que promuevan, faciliten financiación y aceleren la implantación de la infraestructura necesaria, por ejemplo mediante la modernización, la conversión y el reajuste, para la difusión de nuevas tecnologías apoyadas por normas europeas en el mercado (p. ej., infraestructuras para combustibles alternativos), dentro del respeto de los requisitos sobre seguridad, sanidad y medio ambiente; resalta que la infraestructura es una inversión a largo plazo y que, por tanto, su normalización debe garantizar la máxima interoperabilidad y permitir futuros desarrollos tecnológicos y su aplicación;

5.  Subraya que, habida cuenta del contexto de competencia mundial y de la naturaleza internacional del transporte, es indispensable elaborar normas internacionales para asegurar la interoperabilidad y ampliar las oportunidades de mercado para las industrias de la Unión; insta a la Comisión a que siga promoviendo activamente la elaboración de normas europeas en los foros internacionales;

6.  Lamenta que las diferencias entre las normas nacionales, como las existentes en el sector del transporte de mercancías y la logística, sigan siendo un obstáculo para el mercado interior, y pide por ello a la Comisión y a las organizaciones europeas de normalización que elaboren normas apropiadas para armonizar, cuando se estime necesario, las condiciones a escala nacional, con el objetivo de eliminar cualquier posible barrera al mercado interior; resalta la necesidad de perseguir una armonización intermodal de las normas en ese ámbito;

7.  Señala, por otra parte, que la normalización puede, además de prevenir la fragmentación del mercado, contribuir significativamente a la reducción de la carga administrativa y de los costes del transporte para todas las empresas (p. ej., documentación electrónica) y particularmente para las pymes, y también puede facilitar la adecuada aplicación de la legislación de la Unión (p. ej. tacógrafos digitales, telepeaje);

8.  Pide a la Comisión asimismo que preste especial atención a los esfuerzos de los países candidatos para armonizar sus normas con las europeas a fin de minimizar los obstáculos existentes, y les proporcione asistencia;

9.  Opina que unas «normas abiertas» en materia de TIC evitan el bloqueo de consumidores, reducen costes, fomentan la competencia y la innovación, y garantizan la interoperabilidad; resalta la importancia de que los procesos de normalización sean abiertos, transparentes e integradores; anima a la Comisión y a las organizaciones europeas de normalización a seguir promoviendo normas abiertas como pilar de la arquitectura del espacio único de transporte europeo, respetando plenamente las necesidades específicas del sector del transporte;

10.  Está firmemente convencido de que, en particular en el sector del transporte, los datos de libre acceso siguen siendo un elemento esencial para aprovechar todos los beneficios del mercado único digital, como el fomento y el desarrollo del transporte multimodal; subraya, por consiguiente, que se requiere una mayor seguridad jurídica, principalmente en términos de propiedad y responsabilidad; pide pues a la Comisión que publique, sin más demora, un plan de trabajo para el desarrollo de normas con vistas a la armonización de los datos sobre transporte e interfaces de programación financiados con fondos públicos, a fin de impulsar las innovaciones con un uso intensivo de datos y la prestación de nuevos servicios de transporte;

11.  Toma nota de las preocupaciones en relación con la ciberseguridad y las amenazas específicas del sector del transporte; insta a la Comisión a que, al adoptar sus recomendaciones sobre normas en materia de ciberseguridad previstas para finales de 2017, aborde esas características específicas como primer paso hacia una estrategia global sobre ciberseguridad en el sector del transporte;

12.  Anima a la Comisión a elaborar estadísticas para evaluar mejor la repercusión de la digitalización y las TIC en los transportes y el turismo;

13.  Señala que el proceso de normalización europea ha de incluir normas que mejoren la accesibilidad sin obstáculos a los transportes y los servicios de transporte para las personas con discapacidades y las personas de edad avanzada.

INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

11.4.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

43

2

0

Miembros presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Lucy Anderson, Inés Ayala Sender, Georges Bach, Izaskun Bilbao Barandica, Deirdre Clune, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Andor Deli, Isabella De Monte, Ismail Ertug, Jacqueline Foster, Dieter-Lebrecht Koch, Merja Kyllönen, Miltiadis Kyrkos, Bogusław Liberadzki, Peter Lundgren, Marian-Jean Marinescu, Cláudia Monteiro de Aguiar, Jens Nilsson, Markus Pieper, Salvatore Domenico Pogliese, Tomasz Piotr Poręba, Gabriele Preuß, Dominique Riquet, Massimiliano Salini, David-Maria Sassoli, Claudia Schmidt, Claudia Țapardel, Keith Taylor, Pavel Telička, István Ujhelyi, Peter van Dalen, Wim van de Camp, Elissavet Vozemberg-Vrionidi, Janusz Zemke, Roberts Zīle, Kosma Złotowski, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska

Suplentes presentes en la votación final

Jakop Dalunde, Maria Grapini, Matthijs van Miltenburg, Henna Virkkunen

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

John Stuart Agnew, Jiří Maštálka

VOTACIÓN FINAL NOMINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

43

+

ALDE

Izaskun Bilbao Barandica, Dominique Riquet, Pavel Telička, Matthijs van Miltenburg

ECR

Jacqueline Foster, Tomasz Piotr Poręba, Roberts Zīle, Kosma Złotowski, Peter van Dalen

EFDD

Daniela Aiuto

GUE/NGL

Merja Kyllönen, Jiří Maštálka

PPE

Georges Bach, Deirdre Clune, Andor Deli, Dieter-Lebrecht Koch, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska, Marian-Jean Marinescu, Cláudia Monteiro de Aguiar, Markus Pieper, Salvatore Domenico Pogliese, Massimiliano Salini, Claudia Schmidt, Henna Virkkunen, Elissavet Vozemberg-Vrionidi, Luis de Grandes Pascual, Wim van de Camp

S&D

Lucy Anderson, Inés Ayala Sender, Isabella De Monte, Ismail Ertug, Maria Grapini, Miltiadis Kyrkos, Bogusław Liberadzki, Jens Nilsson, Gabriele Preuß, David-Maria Sassoli, Claudia Țapardel, István Ujhelyi, Janusz Zemke

Verts/ALE

Michael Cramer, Jakop Dalunde, Keith Taylor

2

-

EFDD

Peter Lundgren, John Stuart Agnew

0

0

 

 

Explicación de los signos utilizados:

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones


INFORMACIÓN SOBRE LA APROBACIÓNEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

30.5.2017

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

34

0

2

Miembros presentes en la votación final

Dita Charanzová, Carlos Coelho, Anna Maria Corazza Bildt, Daniel Dalton, Nicola Danti, Dennis de Jong, Pascal Durand, Ildikó Gáll-Pelcz, Evelyne Gebhardt, Sergio Gutiérrez Prieto, Robert Jarosław Iwaszkiewicz, Liisa Jaakonsaari, Antonio López-Istúriz White, Eva Maydell, Marlene Mizzi, Christel Schaldemose, Andreas Schwab, Olga Sehnalová, Jasenko Selimovic, Igor Šoltes, Ivan Štefanec, Catherine Stihler, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Mylène Troszczynski, Mihai Ţurcanu, Anneleen Van Bossuyt, Marco Zullo

Suplentes presentes en la votación final

Biljana Borzan, Birgit Collin-Langen, Edward Czesak, Anna Hedh, Kaja Kallas, Franz Obermayr, Adam Szejnfeld, Marc Tarabella, Sabine Verheyen


VOTACIÓN FINAL NOMINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

34

+

ALDE

ECR

EFDD

GUE/NGL

PPE

S&D

Verts/ALE

 

Dita Charanzová, Kaja Kallas, Jasenko Selimovic

Edward Czesak, Daniel Dalton, Anneleen Van Bossuyt

Robert Jarosław Iwaszkiewicz, Marco Zullo

Dennis de Jong

Carlos Coelho, Birgit Collin-Langen, Anna Maria Corazza Bildt, Ildikó Gáll-Pelcz, Antonio López-Istúriz White, Eva Maydell, Andreas Schwab, Ivan Štefanec, Adam Szejnfeld, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Mihai Ţurcanu, Sabine Verheyen

Biljana Borzan, Nicola Danti, Evelyne Gebhardt, Sergio Gutiérrez Prieto, Anna Hedh, Liisa Jaakonsaari, Marlene Mizzi, Christel Schaldemose, Olga Sehnalová, Catherine Stihler, Marc Tarabella

Pascal Durand, Igor Šoltes

0

-

 

 

2

0

ENF

Franz Obermayr, Mylène Troszczynski

Explicación de los signos utilizados:

+  :  a favor

-  :  en contra

0  :  abstenciones

Última actualización: 22 de junio de 2017Aviso jurídico