Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2008/2225(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0092/2009

Textos presentados :

A6-0092/2009

Debates :

PV 23/03/2009 - 25
CRE 23/03/2009 - 25

Votaciones :

PV 24/03/2009 - 4.17
CRE 24/03/2009 - 4.17
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2009)0162

Textos aprobados
PDF 109kWORD 55k
Martes 24 de marzo de 2009 - Estrasburgo Edición definitiva
Multilingüismo: una ventaja para Europa y un compromiso compartido
P6_TA(2009)0162A6-0092/2009

Resolución del Parlamento Europeo, de 24 de marzo de 2009, sobre el multilingüismo: una ventaja para Europa y un compromiso compartido (2008/2225(INI))

El Parlamento Europeo ,

–  Vistos los artículos 149 y 151 del Tratado CE,

–  Vistos los artículos 21 y 22 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–  Vista la Convención de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003,

–  Vistos la Comunicación de la Comisión, de 18 de septiembre de 2008, titulada "Multilingüismo: una ventaja para Europa y un compromiso compartido" (COM(2008)0566), y el documento de trabajo de los servicios de la Comisión que la acompaña (SEC(2008)2443, SEC(2008)2444 y SEC(2008)2445),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 13 de abril de 2007, titulada "Marco para la encuesta europea sobre los conocimientos lingüísticos" (COM(2007)0184),

–  Vistos el Documento de trabajo de la Comisión, de 15 de noviembre de 2007, titulado Informe sobre la aplicación del Plan de Acción "Promover el aprendizaje de idiomas y la diversidad lingüística" (COM(2007)0554), así como el documento de trabajo de los servicios de la Comisión que lo acompaña (SEC(2007)1222),

–  Vista su Resolución, de 10 de abril de 2008, sobre una Agenda Europea para la cultura en un Mundo en vías de Globalización(1) ,

–  Vista su Resolución, de 15 de noviembre de 2006, sobre una nueva estrategia marco para el multilingüismo(2) ,

–  Vista su Resolución, de 27 de abril de 2006, sobre fomento del multilingüismo y del aprendizaje de idiomas en la Unión Europea: indicador europeo de competencia lingüística(3) ,

–  Vista su Resolución, de 4 de septiembre de 2003, con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre las lenguas europeas regionales y menos difundidas ‐ las lenguas de las minorías en la Unión Europea en el contexto de la ampliación y la diversidad cultural(4) ,

–  Vista la Decisión nº 1934/2000/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de julio de 2000, por la que se establece el Año Europeo de las Lenguas 2001(5) ,

–  Vistas las conclusiones de la Presidencia del Consejo Europeo de Barcelona de los días 15 y 16 de marzo de 2002,

–  Vistas las conclusiones del Consejo de Educación, Juventud y Cultura, de los días 21 y 22 de mayo de 2008, en particular por lo que respecta al multilingüismo,

–  Vistas las Conclusiones, de 20 noviembre de 2008, del Consejo y de los Representantes de los Gobiernos de los Estados miembros, reunidos en el seno del Consejo, sobre la promoción de la diversidad cultural y del diálogo intercultural en las relaciones exteriores de la Unión y de sus Estados miembros(6) ,

–  Vistos el Dictamen del Comité de las Regiones sobre multilingüismo, de los días 18 y 19 de junio de 2008(7) , y el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 18 de septiembre de 2008, sobre multilingüismo,

–  Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Cultura y Educación y la opinión de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (A6-0092/2009),

A.  Considerando que la diversidad lingüística y cultural marca de forma significativa la vida cotidiana de los ciudadanos de la Unión Europea, debido al alcance de los medios de comunicación, a la creciente movilidad, a las migraciones y al avance de la globalización,

B.  Considerando que la adquisición de conocimientos lingüísticos diversos se considera de la máxima importancia para que todos los ciudadanos de la UE puedan disfrutar plenamente de las ventajas económicas, sociales y culturales que ofrece la libre circulación dentro de la Unión y las relaciones de ésta con terceros países,

C.  Considerando que el multilingüismo va cobrando importancia en el contexto de las relaciones entre Estados miembros, en el ámbito de la convivencia en nuestras sociedades multiculturales y en las políticas comunes de la Unión Europea,

D.  Considerando que es necesario validar la evaluación del multilingüismo sobre la base de instrumentos reconocidos, como el Marco común europeo de referencia para las lenguas y otros,

E.  Considerando que algunas lenguas europeas constituyen un puente fundamental en las relaciones con terceros países, y también entre pueblos y naciones de las más diversas regiones del mundo,

F.  Considerando que la diversidad lingüística es un derecho reconocido a los ciudadanos en los artículos 21 y 22 de la Carta de los Derechos Fundamentales, y que el multilingüismo también debería tener la finalidad de favorecer el respeto de la diversidad y la tolerancia, con el fin de evitar la aparición de posibles conflictos activos o pasivos entre las diferentes comunidades lingüísticas de los Estados miembros,

1.  Acoge con agrado la publicación de la Comunicación de la Comisión sobre el multilingüismo y la atención que le ha dedicado el Consejo;

2.  Reitera las posiciones que ha adoptado en el transcurso del tiempo sobre el multilingüismo y la diversidad cultural;

3.  Insiste en la necesidad de reconocer la igualdad entre las lenguas oficiales de la UE en todos los aspectos de la actividad pública;

4.  Considera que la diversidad lingüística de Europa constituye un activo cultural importante y que sería inapropiado que la Unión Europea se restringiera a una sola lengua principal;

5.  Considera fundamental el papel de las instituciones de la UE por lo que se refiere al respeto de este principio de igualdad lingüística, tanto en las relaciones entre Estados miembros y en las propias instituciones de la UE, como en las relaciones de los ciudadanos de la UE con las administraciones nacionales y las instituciones y los organismos comunitarios e internacionales;

6.  Recuerda que la importancia del multilingüismo no se agota en los aspectos económicos y sociales, sino que también deben tenerse en cuenta la creación y la transmisión en el ámbito cultural y científico, así como la importancia de la traducción, tanto literaria como técnica, en la vida de los ciudadanos y para el desarrollo a largo plazo de la UE; recuerda asimismo que es igualmente importante el papel que desempeñan las lenguas en la formación y la consolidación de la identidad;

7.  Subraya que el multilingüismo es una cuestión transversal que tiene un profundo impacto en las vidas de los ciudadanos europeos; pide, por tanto, a los Estados miembros que integren el multilingüismo en políticas distintas de la educación, como el aprendizaje permanente, la inclusión social, el empleo, los medios de comunicación y la investigación;

8.  Considera muy importante crear programas específicos de apoyo a la traducción y de redes de bases terminológicas multilingües;

9.  Recuerda que las tecnologías de la información y la comunicación han de utilizarse para fomentar el multilingüismo, por lo que destaca el papel y el uso de la norma internacional pertinente –ISO 10646, norma que permite la representación de los alfabetos de todas las lenguas– en los sistemas administrativos y los medios de comunicación europeos y de los Estados miembros;

10.  Propone que se establezca un día europeo del traductor y el intérprete o se tomen en consideración y se valoricen estas profesiones en el marco del Día Europeo de las Lenguas, que se celebra cada año el 26 de septiembre;

11.  Afirma que es esencial salvaguardar el multilingüismo en los países o regiones en que coexisten dos o más lenguas oficiales;

12.  Destaca la necesidad de que, en los Estados miembros con más de una lengua oficial, se garantice la plena inteligibilidad interlingüística, en especial respecto de las personas de edad avanzada y en los sectores de la justicia, la sanidad, la administración y el empleo;

13.  Anima a que los funcionarios que están en contacto con ciudadanos de otros Estados miembros en su trabajo aprendan una segunda lengua de la Unión Europea;

14.  Considera necesario y apropiado crear oportunidades para el aprendizaje de lenguas extranjeras en la edad adulta, a través de programas de formación profesional y continua, con vistas al desarrollo personal y profesional;

15.  Destaca la necesidad fundamental de que en las escuelas se preste una atención y un apoyo especiales a los alumnos que no pueden recibir educación en su lengua materna, y acoge muy favorablemente la propuesta de la Comisión de fomentar la "lengua materna más dos" en las escuelas;

16.  Lamenta que la Comisión no haya instituido hasta ahora un programa plurianual en el ámbito de la diversidad lingüística y el aprendizaje de lenguas o una agencia europea para la diversidad lingüística y el aprendizaje de lenguas, tal como se pedía en la resolución anteriormente mencionada adoptada por el Parlamento Europeo por amplia mayoría el 4 de septiembre de 2003;

17.  Resalta asimismo la importancia que reviste el dominio de las lenguas oficiales del país de acogida para la plena integración de los inmigrantes y sus familias, y subraya que los Gobiernos nacionales deben promover eficazmente cursos especiales de lenguas, particularmente para las mujeres y las personas de edad avanzada; pide a los Estados miembros que actúen de modo responsable con respecto a los inmigrantes, proporcionándoles los medios necesarios para aprender la lengua y la cultura del país de acogida, aunque permitiendo y fomentando que mantengan su propia lengua;

18.  Recuerda que, por estas razones, es esencial garantizar la calidad de la enseñanza en ese contexto, incluida la pertinente formación del profesorado;

19.  Considera que se debe revalorizar en grado suficiente el aprendizaje de idiomas en la educación preescolar, y sobre todo de la lengua nacional del país en el que los niños estén escolarizados;

20.  Considera que, en su propio interés, los niños deberían poder hablar la lengua del país en el que viven para garantizar que no sufran discriminación en el curso de su educación o formación subsiguientes, y que sean capaces de participar en todas las actividades en pie de igualdad;

21.  Sugiere a los Estados miembros que examinen la posibilidad de mantener intercambios de personal docente a distintos niveles educativos, con objeto de enseñar diferentes materias escolares en diferentes lenguas, y considera que esta posibilidad podría aprovecharse, en especial, en las regiones fronterizas para mejorar con ello la movilidad de los trabajadores y el conocimiento de las lenguas entre los ciudadanos;

22.  Considera indispensable promover la movilidad y los intercambios de estudiantes y profesores de idiomas; recuerda que el movimiento fluido de profesores de idiomas dentro de la Unión Europea contribuirá a garantizar un contacto efectivo del mayor número posible de ellos con el entorno nativo de las lenguas que enseñan;

23.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que favorezcan la movilidad laboral de los profesores y la cooperación entre centros escolares de distintos países con miras a la realización de proyectos pedagógicos innovadores desde el punto de vista tecnológico y cultural;

24.  Alienta y apoya la introducción de las lenguas maternas minoritarias, autóctonas y extranjeras con carácter no obligatorio en los programas escolares o en el marco de actividades extracurriculares abiertas a la comunidad;

25.  Pide al Consejo que elabore un informe anual de progresos sobre el multilingüismo en los sistemas educativos formales e informales, la formación profesional y la educación para adultos en los Estados miembros, prestando atención a la relación entre la prevalencia de las lenguas nacionales, regionales y minoritarias, por un lado, y la inmigración, por otro;

26.  Reitera su compromiso permanente de promover el aprendizaje de idiomas, el multilingüismo y la diversidad lingüística en la Unión Europea, incluidas las lenguas regionales y minoritarias, ya que son bienes culturales que se deben proteger y mantener; considera que el multilingüismo es fundamental para una comunicación efectiva y constituye un instrumento que facilita la comprensión entre las personas y, por ende, la aceptación de la diversidad y de las minorías;

27.  Recomienda que los planes de estudios académicos de los Estados miembros incluyan el estudio opcional de un tercer idioma extranjero, empezando a nivel de la escuela secundaria;

28.  Subraya la importancia de estudiar las lenguas de los países vecinos como manera de facilitar las comunicaciones y de aumentar la comprensión mutua en la Unión Europea, reforzándola al mismo tiempo;

29.  Recomienda que se preste apoyo al aprendizaje de las lenguas de los países y regiones vecinos, especialmente en las regiones fronterizas;

30.  Reitera la importancia de promover y apoyar el desarrollo de modelos y planteamientos pedagógicos innovadores para la enseñanza de lenguas con el fin de fomentar la adquisición de conocimientos lingüísticos así como la sensibilización y la motivación de los ciudadanos;

31.  Propone que en todos los niveles de la educación, e independientemente del entorno geográfico, haya profesores cualificados de lenguas extranjeras;

32.  Recomienda que se consulte a las federaciones y asociaciones europeas de profesores de lenguas vivas en relación con los programas y metodologías que deben aplicarse;

33.  Insiste en la necesidad de políticas de estímulo de la lectura y de difusión de la creación literaria para alcanzar esos objetivos;

34.  Acoge favorablemente la intención de la Comisión de lanzar campañas de información y sensibilización sobre las ventajas del aprendizaje de lenguas a través de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías; insta a la Comisión a que se base en las conclusiones de las consultas sobre el aprendizaje de lenguas por los niños migrantes y la enseñanza en el Estado miembro de acogida de la lengua y la cultura del país de origen;

35.  Recomienda y alienta el uso de las tecnologías de la información y la comunicación como herramienta indispensable para la enseñanza de idiomas;

36.  Reitera su prioridad política consistente en la adquisición de conocimientos lingüísticos aprendiendo otras lenguas de la UE, de las cuales una debe ser la lengua de un país vecino y otra una "lingua franca" internacional; opina que ello proporcionaría competencias y cualificaciones a los ciudadanos para participar en la sociedad democrática en términos de ciudadanía, empleabilidad y conocimiento activo de otras culturas;

37.  Sugiere que se garantice también un grado adecuado de multilingüismo en los medios de comunicación social y en los contenidos ofrecidos en internet, y más particularmente en la política lingüística de sitios y portales europeos relacionados con la Unión Europea, en los que debe respetarse plenamente el multilingüismo europeo, por lo menos en lo que respecta a las 23 lenguas oficiales de la Unión Europea;

38.  Observa que el uso de subtítulos en los programas de televisión facilitará el aprendizaje y la práctica de las lenguas de la UE y mejorará la comprensión del contexto cultural de las producciones audiovisuales;

39.  Insta a la UE a aprovechar los beneficios inherentes a las lenguas europeas en sus relaciones exteriores, y pide que se cuide ese valor añadido en el marco del diálogo cultural, económico y social con el resto del mundo, a fin de reforzar y valorizar la presencia de la UE en la escena internacional y de beneficiar a terceros países, en el espíritu de la política de desarrollo promovida por la UE;

40.  Propone al Consejo que organice, junto con la sociedad civil, una primera conferencia europea sobre la diversidad lingüística para examinar este tema en profundidad, y ello de acuerdo con la Recomendación del Grupo internacional de expertos en lenguas indígenas de las Naciones Unidas, adoptada en el Informe del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas en su séptima sesión de mayo de 2008 (Informe E/2008/43);

41.  Cree que, en el marco del aprendizaje permanente, se deberían proporcionar medios suficientes para ayudar a los ciudadanos de todas las categorías de edad a desarrollar y mejorar sus competencias lingüísticas, sobre una base permanente, permitiéndoles acceder a un aprendizaje de lenguas adecuado y a otras herramientas destinadas a facilitar la comunicación, incluyendo el aprendizaje precoz de lenguas, con el objetivo de mejorar su integración social, sus perspectivas laborales y su bienestar;

42.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que fomenten medidas que faciliten el aprendizaje de idiomas a personas en situación desfavorecida o que sean migrantes o pertenezcan a minorías nacionales, para que puedan aprender la(s) lengua(s) del país o de la región de acogida, con objeto de lograr la integración social y de luchar contra la exclusión social; observa la necesidad de que los inmigrantes utilicen su lengua materna para desarrollar su capacidad lingüística; pide por tanto a los Estados miembros que fomenten tanto la utilización de la lengua principal de cada persona como el aprendizaje de la(s) lengua(s) nacional(es);

43.  Aboga por un mayor apoyo a la proyección internacional de las lenguas europeas, ya que representan un valor añadido del proyecto europeo, pues son fundamentales para los lazos lingüísticos, históricos y culturales que existen entre la UE y terceros países, en consonancia con el espíritu de promoción de los valores democráticos en esos países;

44.  Considera que se debe prestar a las empresas europeas, y en particular a las PYME, un apoyo efectivo para la enseñaza y el uso de las lenguas, a fin de fomentar su acceso a los mercados mundiales y, en especial, a los mercados emergentes;

45.  45 Subraya el derecho de los consumidores a recibir información sobre los productos vendidos en el mercado de su lugar de residencia en la lengua o lenguas que son oficiales en dicho lugar;

46.  Hace especial hincapié en los peligros que puede acarrear la falta de comunicación entre personas de distintos orígenes culturales y la brecha social entre personas multilingües y monolingües; señala en particular que la carencia de competencias lingüísticas sigue siendo un importante obstáculo a la integración de los trabajadores extranjeros en el mercado social y laboral en numerosos Estados miembros; insta, por ello, a la Comisión y a los Estados miembros a que adopten medidas orientadas a reducir la brecha entre las personas multilingües, que tienen mejores oportunidades en la Unión Europea, y las personas monolingües, que quedan excluidas de muchas oportunidades;

47.  Considera que debe apoyarse el aprendizaje de las lenguas de terceros países, también en la UE;

48.  Pide que los indicadores de competencia lingüística abarquen, lo antes posible, todas las lenguas oficiales de la UE, sin perjuicio de que también se amplíen a otras lenguas habladas en la Unión Europea;

49.  Considera que la recogida de datos debe incluir pruebas sobre las cuatro competencias lingüísticas, a saber, comprensión de la lengua escrita, comprensión de la lengua oral, expresión escrita y expresión oral;

50.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que intensifiquen sus esfuerzos para mejorar la cooperación entre los Estados miembros a través del método abierto de coordinación, con el fin de facilitar el intercambio de experiencias y buenas prácticas en el ámbito del multilingüismo, teniendo en cuenta los efectos económicos positivos, por ejemplo en las empresas multilingües;

51.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1) Textos Aprobados, P6_TA(2008)0124.
(2) DO C 314 E de 21.12.2006, p. 207.
(3) DO C 296 E de 6.12.2006, p. 271.
(4) DO C 76 E de 25.3.2004, p. 374.
(5) DO L 232 de 14.9.2000, p. 1.
(6) DO C 320 de 16.12.2008, p. 10.
(7) DO C 257 de 9.10.2008, p. 30.

Última actualización: 2 de diciembre de 2009Aviso jurídico