Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2010/2201(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0062/2011

Textos presentados :

A7-0062/2011

Debates :

PV 05/04/2011 - 14
CRE 05/04/2011 - 14

Votaciones :

PV 06/04/2011 - 8.17
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0143

Textos aprobados
PDF 116kWORD 54k
Miércoles 6 de abril de 2011 - Estrasburgo Edición definitiva
Los partidos políticos a escala europea y las normas sobre su financiación
P7_TA(2011)0143A7-0062/2011

Resolución del Parlamento Europeo, de 6 de abril de 2011, sobre la aplicación del Reglamento (CE) n° 2004/2003 relativo al estatuto y la financiación de los partidos políticos a escala europea (2010/2201(INI))

El Parlamento Europeo ,

–  Vistos el artículo 10, apartado 4, del Tratado de la Unión Europea y el artículo 224 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Visto el artículo 12, apartado 2, de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

  Visto el Reglamento (CE) nº 2004/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003, relativo al estatuto y la financiación de los partidos políticos a escala europea (partidos políticos europeos y fundaciones políticas europeas afiliadas, tal como se define en el artículo 2, apartados 3 y 4), y las normas relativas a su financiación(1) (en lo sucesivo, «Reglamento de financiación»), y en particular su artículo 12,

–  Vista su Resolución, de 23 de marzo de 2006, sobre los partidos políticos europeos(2) ,

  Visto el informe del Secretario General a la Mesa, de 18 de octubre de 2010, sobre la financiación de los partidos políticos a escala europea, presentado de conformidad con el artículo 15 de la Decisión de la Mesa, de 29 de marzo de 2004(3) , por la que se establecen las modalidades de aplicación del Reglamento de financiación,

–  Vista la nota de la Mesa, de 10 de enero de 2011, como versión revisada de las Decisiones de la Mesa adoptadas el 13 de diciembre de 2010,

–  Vistos el artículo 210, apartado 6, y el artículo 48 de su Reglamento,

–  Visto el informe de la Comisión de Asuntos Constitucionales (A7-0062/2011),

A.  Considerando que el artículo 10, apartado 4, del Tratado de la Unión Europea establece que «los partidos políticos a escala europea contribuirán a formar la conciencia política europea y a expresar la voluntad de los ciudadanos de la Unión», mientras que el Parlamento y el Consejo, con arreglo al artículo 224 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, establecen mediante reglamentos el estatuto de los partidos políticos a escala europea y sus fundaciones políticas, en particular las normas relativas a su financiación,

B.  Considerando que la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea establece claramente que los partidos políticos a escala de la Unión contribuyen a expresar la voluntad política de los ciudadanos de la Unión,

C.  Considerando que la Unión Europea actuará sobre la base del principio de «democracia representativa» establecido en el artículo 10, apartado 1, del Tratado de la Unión Europea,

D.  Considerando que las fundaciones de partidos políticos europeos se definieron en los Tratados de Maastricht y Niza, que introducían la posibilidad de financiación y, con ello, les daba la posibilidad de disfrutar de autonomía operativa respecto a los grupos parlamentarios,

E.  Considerando que en 2007, a instancias del Parlamento(4) , la Comisión presentó una propuesta para introducir la financiación de las fundaciones políticas a escala europea (fundaciones políticas europeas), que se aprobó en diciembre de 2007, con miras a respaldar a los partidos políticos europeos en el debate sobre aspectos de la política pública y sobre la integración europea,

F.  Considerando que el Reglamento de modificación de 2007(5) tiene por objeto facilitar el proceso de integración de los partidos políticos europeos al permitir que los partidos políticos dentro de la Unión se estructuren y organicen de manera más eficaz,

G.  Considerando que el Reglamento de modificación de 2007 mejora considerablemente el papel de los partidos políticos europeos en las elecciones al Parlamento Europeo al permitir que, entre sus gastos, se incluya la financiación de campañas electorales; considerando, no obstante, que esta posibilidad queda limitada por la condición de que los créditos en cuestión no pueden utilizarse para la financiación directa o indirecta de partidos políticos o candidatos nacionales,

H.  Considerando que todos los partidos políticos europeos financiados han firmado un código de conducta, que la Mesa considera vinculante para todas las partes, que establece las normas que deben observarse durante las campañas electorales,

I.  Considerando que el refuerzo del papel de los partidos políticos europeos va necesariamente vinculado a su implicación en las elecciones al Parlamento Europeo,

J.  Considerando que el Reglamento de modificación de 2007 pide un mayor reconocimiento formal de los partidos políticos europeos,

K.  Considerando que el Reglamento de modificación de 2007 está orientado a la creación de partidos políticos con una organización completa y eficaz a escala nacional y europea a través de un proceso de institucionalización equilibrado,

L.  Considerando que el Reglamento de modificación de 2007 busca la convergencia organizativa de partidos políticos y sus fundaciones a escala europea, reconociendo al mismo tiempo las diferentes tareas efectuadas por los partidos políticos y las fundaciones políticas, respectivamente,

M.  Considerando que esta convergencia organizativa solo puede lograrse estableciendo un estatuto político, jurídico y fiscal común para los partidos políticos europeos, siempre que ello no implique también una normalización de la organización de los partidos políticos y sus fundaciones, ámbito en el cual los partidos políticos europeos y sus fundaciones tienen competencia exclusiva,

N.  Considerando que el requisito de adopción de un estatuto jurídico para los partidos políticos europeos y sus fundaciones políticas basado en el Derecho de la Unión Europea es un paso claro y significativo para la mejora de la democracia en la Unión,

O.  Considerando que la convergencia organizativa y funcional y la mejora del proceso de financiación sólo pueden conseguirse si se aprueba un estatuto europeo uniforme y común para todos los partidos políticos y sus fundaciones políticas basado en el Derecho de la Unión Europea,

P.  Considerando que el Reglamento relativo al estatuto y la financiación de los partidos políticos a escala europea no hace una distinción entre el reconocimiento y la financiación de los partidos políticos,

Q.  Considerando que en la nota de la Mesa de 10 de enero de 2011 se recomendó endurecer los criterios para la financiación de los partidos políticos europeos, y que ello equivale a una restricción de la competencia entre los partidos a escala europea, siempre y cuando los criterios para el reconocimiento jurídico y la financiación de los partidos políticos sean idénticos,

R.  Considerando que el Reglamento de modificación de 2007 ofrece un fundamento jurídico y financiero claro para establecer partidos políticos integrados a escala de la Unión Europea, con objeto de crear una conciencia europea y expresar efectivamente la voluntad de sus ciudadanos,

S.  Considerando que la financiación de los partidos políticos está sujeto a las disposiciones del Título VI «De las subvenciones», del Reglamento financiero(6) y de sus normas de aplicación(7) ,

T.  Considerando que la Mesa, en cuanto organismo responsable de la aplicación del Reglamento financiero en el Parlamento, decidió en 2006 una serie de mejoras importantes a las normas de aplicación, por ejemplo incrementar la opción de prefinanciación del 50 % al 80 %, a fin de simplificar el procedimiento y aumentar la solvencia de los beneficiarios, y flexibilizar las normas sobre transferencias entre capítulos del presupuesto de los beneficiarios a fin de permitirles ajustar sus presupuestos a circunstancias políticas cambiantes,

U.  Considerando que la experiencia con la financiación de partidos políticos europeos y sus fundaciones políticas europeas afiliadas ha demostrado que necesitan una mayor flexibilidad y condiciones comparables en lo que se refiere a la prórroga de fondos al ejercicio sucesivo y a la acumulación de reservas de recursos propios más allá del nivel mínimo obligatorio de los gastos que deben financiarse con cargo a los fondos propios,

V.  Considerando que los partidos políticos europeos gastan, de media, casi la mitad de su presupuesto en administración central (personal, alquileres, etc.) y una cuarta parte en reuniones de organismos del partido (formales o informales), mientras que el resto se gasta en campañas electorales y apoyo a organizaciones afiliadas,

W.  Considerando que las fundaciones políticas europeas presentan una estructura de gastos diferente ya que, de media, el 40 % de su presupuesto va destinado a la administración central y a reuniones, mientras que otro 40 % a servicios externos como estudios, investigaciones, publicaciones y seminarios,

X.  Considerando que la principal fuente de recursos propios de los partidos políticos europeos son las cuotas abonadas por los partidos afiliados, y que menos del 5 % de sus ingresos totales provienen de las suscripciones de afiliados individuales y de donaciones,

Y.  Considerando que la cuota de sus ingresos totales procedentes del presupuesto de la Unión es mayor en el caso de los partidos políticos europeos que en el de las fundaciones políticas europeas,

Z.  Considerando que las donaciones no representan aún una parte significativa de la financiación, ya que sólo tres partidos y dos fundaciones recibieron donaciones regularmente en 2009,

AA.  Considerando que existe un conflicto potencial entre, por una parte, el objetivo de facilitar y acelerar la financiación para hacerla más eficaz, y, por otra, el objetivo de minimizar el riesgo financiero para el presupuesto de la Unión,

AB.  Considerando que, durante el período de referencia del presente informe, 2008-2011, no ha sido necesario imponer sanciones a ningún partido o fundación financiado,

AC.  Considerando que las fundaciones y los partidos políticos europeos deben adquirir personalidad jurídica conforme al Derecho del Estado miembro donde tienen su sede para poder recibir financiación y que carecen de estatuto jurídico común,

AD.  Considerando que los subsidios para las fundaciones y los partidos políticos europeos constituyen «subvenciones» en el sentido del Título VI del Reglamento financiero y sus normas de aplicación, pero que su naturaleza específica impide compararlos con cualquier otra subvención concedida y administrada por la Comisión; considerando que esta situación se refleja en un número significativo de disposiciones del Reglamento financiero que establecen excepciones y que esta situación no es satisfactoria,

El nuevo entorno político

1.  Señala que los partidos políticos y las fundaciones políticas vinculadas a ellos son instrumentos esenciales de una democracia parlamentaria: piden cuentas a los diputados, ayudan a dar forma a la voluntad política de los ciudadanos, elaboran programas políticos, forman y seleccionan candidatos, mantienen un diálogo con los ciudadanos y les permiten expresar sus opiniones;

2.  Destaca que el Tratado de Lisboa establece este papel de los partidos políticos y de sus fundaciones con vistas a la creación de una «polis europea», un «espacio político» a escala de la UE y una «democracia europea», entre los cuales la Iniciativa Ciudadana Europea es un elemento constitutivo fundamental;

3.  Observa que los partidos políticos europeos, en su situación actual, no están en condiciones de desempeñar plenamente esta función porque sólo son organizaciones que agrupan a los partidos nacionales y no están directamente en contacto con el electorado de los Estados miembros;

4.  Acoge con satisfacción, no obstante, que los partidos políticos europeos y las fundaciones políticas se hayan convertido en actores indispensables de la vida política de la Unión Europea, en particular al dar forma y voz a las respectivas posiciones de las distintas «familias políticas»;

5.  Hace hincapié en la necesidad de que todos los partidos políticos europeos cumplan con los más altos estándares de democracia interna (en cuanto a la elección democrática de los órganos del partido y un proceso democrático de toma de decisiones, incluso para la selección de candidatos);

6.  Opina que, una vez cumplidos los requisitos para ser considerado partido político europeo, éste sólo podrá recibir financiación si está representado en el Parlamento Europeo por al menos uno de sus miembros;

7.  Señala que los partidos políticos tienen derechos, obligaciones y responsabilidades y que, por lo tanto, deberían seguir patrones organizativos convergentes; considera que esta convergencia organizativa sólo puede lograrse estableciendo un estatuto jurídico y fiscal común, basado en el Derecho comunitario, para los partidos políticos europeos y sus fundaciones políticas;

8.  Está convencido de que un verdadero estatuto jurídico para los partidos políticos europeos y una personalidad jurídica propia, basada directamente en el Derecho de la Unión Europea, permitirán a estos partidos y a sus fundaciones políticas actuar como representantes del interés público europeo;

9.  Opina que los partidos políticos europeos deberían interactuar y competir en los asuntos relacionados con los retos comunes europeos y con la Unión Europea y su desarrollo, en un planteamiento a tres niveles: regional, nacional y europeo; considera que resulta de vital importancia que los partidos políticos europeos sean eficaces y productivos tanto a escala de la UE como en los Estados miembros;

10.  Hace hincapié en los importantes desafíos en términos de capacidad de organización a los que deberán hacer frente los partidos políticos europeos a la luz de las reformas que se pueden hacer al sistema electoral europeo (creación de una circunscripción adicional, establecimiento de listas transnacionales);

11.  Observa que, en principio, esto está en consonancia con la idea de que los partidos políticos europeos participen en campañas de referendos, siempre que tales referendos estén directamente relacionados con cuestiones relativas a la Unión Europea;

12.  Decide, por tanto, pedir a la Comisión que proponga un proyecto de estatuto de los partidos políticos europeos, de conformidad con el artículo 225 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea;

13.  Señala que lo que se necesita a corto plazo es la mejora del entorno regulador de los partidos políticos europeos y las fundaciones, mediante la adopción, como primer paso, del estatuto jurídico europeo;

Propuestas adicionales de reforma

14.  Considera que los diputados a los parlamentos o asambleas regionales sólo han de tenerse en cuenta para recibir financiación si el parlamento o la asamblea en cuestión cuenta con competencias legislativas;

15.  Señala que la concesión de financiación y el cierre de las cuentas de los partidos políticos europeos y sus fundaciones son procedimientos burocráticos y engorrosos; considera que ello se debe, en gran medida, a que los pagos con cargo a la financiación se consideran «subvenciones» en el sentido del Reglamento financiero, que resulta adecuado para la financiación de proyectos o de asociaciones, pero no de partidos;

16.  Opina, por tanto, que la Comisión debería proponer la creación de un nuevo título en el Reglamento financiero dedicado específicamente a la financiación de las fundaciones y los partidos políticos europeos, y hecho a su medida; estima que el Reglamento sobre su financiación debería regirse por las disposiciones de este nuevo título siempre que se trate de ejecución financiera;

17.  Destaca que la autofinanciación de los partidos y las fundaciones es una señal de vitalidad; considera que debería estimularse aumentando el límite actual de 12 000 euros anuales en donaciones hasta 25 000 euros por año/donante, pero en combinación con el requisito de revelar la identidad del donante en el momento de recibir la donación de acuerdo con la legislación vigente y en aras de la transparencia;

18.  Considera que solicitar la presentación de «programas de trabajo anuales» como requisito previo para recibir financiación no es apropiado para los partidos políticos; señala, además, que dicho requisito no existe en ningún Estado miembro de la UE;

19.  Hace hincapié en que recibir la financiación en el momento oportuno es fundamental para que ésta cumpla su finalidad; pide, como excepción a las normas de desarrollo del Reglamento financiero, que el 100 % de la financiación esté disponible al principio del ejercicio en lugar del 80 %; considera que, a la vista de la experiencia positiva del pasado, el riesgo para el Parlamento es insignificante;

20.  Señala que el Reglamento financiero dispone que la subvención no podrá financiar «la totalidad de los gastos de funcionamiento del organismo perceptor»; observa que cumplir esta norma resulta especialmente difícil para las fundaciones y conduce a técnicas evasivas de contabilidad (por ejemplo, «aportaciones en especie»); destaca que casi ningún sistema de financiación de los Estados miembros obliga a una autofinanciación parcial, puesto que esto puede suponer una desventaja para los partidos más pequeños o recientemente creados;

21.  Señala que la parte de recursos independientes que los partidos políticos europeos deben demostrar podría reducirse al 10 % de su presupuesto total, con objeto de mejorar su desarrollo; considera al mismo tiempo que sus recursos propios en forma de recursos físicos no deberían superar el 7,5 % de su presupuesto total;

22.  Apunta que, en el caso de las fundaciones políticas europeas, la revisión del instrumento jurídico debería verse como una oportunidad para suprimir el requisito de demostrar que disponen de recursos propios;

23.  Señala que, en el contexto de esta revisión, debería eliminarse la restricción impuesta a las fundaciones políticas europeas que les exige utilizar sus fondos dentro de la Unión Europea, permitiendo así que las fundaciones puedan desempeñar un papel tanto dentro como fuera de la UE;

24.  Hace hincapié, no obstante, en que la relajación del régimen de financiación tendría que compensarse con la inclusión de sanciones en el Reglamento financiero allí donde faltan actualmente; estas sanciones podrían adoptar la forma de multas económicas en caso de infracción de las normas relativas, por ejemplo, a la transparencia de las donaciones; hace hincapié en la necesidad de establecer las mismas condiciones que rigen la constitución de reservas procedentes de recursos propios por encima del límite y las prórrogas de las financiaciones para los partidos políticos europeos y sus fundaciones políticas europeas afiliadas;

25.  Constata que, desde 2008, los partidos políticos europeos han sido autorizados a utilizar las cantidades recibidas como subvenciones para «la financiación de campañas realizadas ... en el contexto de las elecciones al Parlamento Europeo» (artículo 8, apartado 3, del Reglamento financiero); señala asimismo que está prohibido utilizar estos importes para financiar campañas de referendos; estima, no obstante, que para que los partidos políticos europeos puedan desempeñar una función política a escala de la UE deberían tener derecho a participar en tales campañas siempre que la cuestión del referendo tenga una relación directa con las que afectan a la Unión Europea;

26.  Insta a los partidos políticos europeos a que pongan en marcha un proceso de examen de las condiciones para la adhesión individual directa con dispositivos apropiados de participación directa o indirecta en las actividades internas y en los procesos de toma de decisión de los partidos;

o
o   o

27.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1) DO L 297, 15.11.2003, p. 1.
(2) DO C 292 E de 1.12.2006, p. 127.
(3) Modificado por las Decisiones de la Mesa, de 1 de febrero de 2006 y de 18 de febrero de 2008.
(4) Resolución, de 23 de marzo de 2006, sobre los partidos políticos europeos, apartado 14 (DO C 292E de 1.12.2006, p. 127).
(5) Reglamento (CE) n° 1524/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2007, DO L 343 de 27.12.2007, p. 5.
(6) Reglamento (CE, Euratom) nº 1605/2002 del Consejo, de 25 de junio de 2002 (DO L 248 de 16.9.2002, p. 1).
(7) Reglamento (CE, Euratom) nº 2342/2002 de la Comisión, de 23 de diciembre de 2002 (DO L 357 de 31.12.2002, p. 1).

Última actualización: 18 de septiembre de 2012Aviso jurídico