Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2013/2122(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0311/2013

Textos presentados :

A7-0311/2013

Debates :

Votaciones :

PV 22/10/2013 - 8.9
CRE 22/10/2013 - 8.9

Textos aprobados :

P7_TA(2013)0436

Textos aprobados
PDF 134kWORD 27k
Martes 22 de octubre de 2013 - Estrasburgo Edición definitiva
Prácticas publicitarias engañosas
P7_TA(2013)0436A7-0311/2013

Resolución del Parlamento Europeo, de 22 de octubre de 2013, sobre las prácticas publicitarias engañosas (2013/2122(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones titulada «Proteger a las empresas contra las prácticas comerciales engañosas y garantizar una aplicación efectiva» (COM(2012)0702),

–  Vista la Directiva 2006/114/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de diciembre de 2006, sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa (versión codificada)(1) ,

–  Vista la Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior («Directiva sobre las prácticas comerciales desleales»)(2) ,

–  Visto el Reglamento (CE) nº 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de octubre de 2004, sobre la cooperación entre las autoridades nacionales encargadas de la aplicación de la legislación de protección de los consumidores («Reglamento sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores»)(3) ,

–  Vista la Directiva 98/27/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 1998, relativa a las acciones de cesación en materia de protección de los intereses de los consumidores(4) ,

–  Vista su Resolución, de 9 de junio de 2011, sobre los directorios empresariales engañosos(5) ,

–  Vista su Resolución, de 13 de enero de 2009, sobre la transposición, aplicación y ejecución de la Directiva 2005/29/CE relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior y la Directiva 2006/114/CE sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa(6) ,

–  Vista su Resolución, de 16 de diciembre de 2008, sobre las prácticas engañosas de empresas dedicadas a la elaboración de directorios(7) ,

–  Visto el estudio sobre prácticas engañosas de las empresas dedicadas a la elaboración de directorios en el contexto de la legislación presente y futura sobre el mercado interior dirigida a la protección de los consumidores y de las PYME, encargado por la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor(8) ,

–  Visto el proyecto de dictamen del Comité Económico y Social, de 19 de abril de 2013, sobre la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones titulada «Proteger a las empresas contra las prácticas comerciales engañosas y garantizar una aplicación efectiva – Revisión de la Directiva 2006/114/CE sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa» (COM(2012)0702)(9) ,

–  Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor y la opinión de la Comisión de Asuntos Jurídicos (A7-0311/2013),

A.  Considerando que las prácticas comerciales engañosas pueden adoptar muchas formas, siendo las más prominentes los directorios profesionales, los formularios de pago, las estafas relacionadas con la protección de nombres de dominios de Internet y de marcas comerciales, y las tramas engañosas del tipo «oportunidad de negocio», «trabaje desde casa» y «cómo hacerse rico rápidamente»;

B.  Considerando que el ámbito de aplicación de la Directiva 2006/114/CE actualmente está relacionado con la publicidad engañosa y comparativa, así como la manera en que estas prácticas repercuten en la competencia leal del mercado interior;

C.  Considerando que las empresas, en particular las PYME y las microempresas, exigen con firmeza contar con mayor protección y medidas eficaces contra prácticas engañosas en un contexto interempresarial, factores que, sin embargo, no recaen en el ámbito de aplicación de la Directiva 2005/29/CE;

D.  Considerando que se desconoce el grado de las pérdidas financieras en la UE generado por las prácticas comerciales engañosas, pero que según ciertas estadísticas nacionales se podría estimar en miles de millones de euros cada año;

E.  Considerando que las prácticas comerciales engañosas generan deficiencias del mercado y distorsiones de la competencia, y menoscaban la capacidad de las empresas para realizar elecciones con conocimiento de causa y, por consiguiente, con eficacia;

F.  Considerando que las PYME y, en particular, las pequeñas empresas y las microempresas son las principales víctimas de las prácticas comerciales engañosas, si bien dichas empresas son un motor clave para el crecimiento de Europa; que escuelas, iglesias, hospitales, ONG y ayuntamientos y otras autoridades públicas también sufren estas prácticas;

G.  Considerando que el Parlamento ha expresado en reiteradas ocasiones su preocupación por el problema que plantean las prácticas comerciales engañosas, que suelen ser de carácter transfronterizo, y que ha pedido a la Comisión y a los Estados miembros que concentren sus esfuerzos en aumentar la sensibilización y reforzar la cooperación, el cumplimiento y la legislación;

H.  Considerando que las prácticas comerciales engañosas repercuten en los consumidores, que, por extensión, se ven obligados a pagar más por los productos y servicios;

I.  Considerando que estas prácticas no suelen denunciarse porque las víctimas de prácticas comerciales engañosas a menudo se avergüenzan y se abstienen de denunciar tales prácticas a las autoridades competentes o abonan los pagos solicitados; que, a la vista de esto, es muy importante que dichas autoridades faciliten las denuncias y den suficiente prioridad a tales casos;

J.  Considerando que los Estados miembros han incorporado en su legislación las Directivas 2005/29/CE y 2006/114/CE de distinta forma, por lo que han surgido diferencias importantes entre las disposiciones nacionales que regulan estos ámbitos; que tales diferencias contribuyen a la fragmentación del mercado y crean inseguridad en la aplicación legal que las empresas hacen de la legislación de la UE, en particular en un contexto transfronterizo;

K.  Considerando que los agentes fraudulentos explotan el nivel de protección muy desigual de las empresas entre los Estados miembros, entre los que solamente Austria y Bélgica han incluido en su legislación una prohibición específica de las tramas de directorios engañosos, mientras que los Países Bajos están preparando una ley similar;

L.  Considerando que es fundamental aplicar un enfoque coherente que logre un equilibro entre prevención y castigo; que, salvo que haya unas disposiciones legales claras que resuelvan el problema, las autoridades competentes seguirán dudando sobre si deben intervenir o no;

M.  Considerando que, en la actualidad, los agentes fraudulentos son difíciles de rastrear y encausar, dado que a menudo envían facturas de un país a otro mientras su cuenta bancaria está en un tercer país, lo cual dificulta el rastreo de las transferencias de dinero;

N.  Considerando que, debido a la pequeña escala y los recursos limitados de las PYME y, en particular las microempresas, a menudo les resulta imposible emprender individualmente acciones legales contra agentes fraudulentos establecidos en otro territorio;

1.  Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión, pero destaca la necesidad de un esfuerzo adicional, especialmente en lo que respecta a la aplicación;

2.  Expresa una profunda preocupación por el impacto negativo de las prácticas comerciales equívocas, engañosas y desleales sobre el crecimiento económico, especialmente para las PYME, y sobre la competencia leal dentro del mercado interior, en particular en los Estados miembros menos desarrollados y más afectados por la crisis financiera;

3.  Pide a la Comisión que aclare el ámbito de aplicación de la Directiva 2006/114/CE a fin de que las empresas puedan disfrutar de un nivel más alto de protección frente a prácticas comerciales engañosas;

Prevención e información

4.  Subraya que se precisa un mejor intercambio de información entre los Estados miembros; pide a los Estados miembros que creen o designen un centro nacional en el que las empresas y otras víctimas de prácticas engañosas puedan denunciarlas, y donde puedan obtener información sobre las vías de recurso judiciales y extrajudiciales, ayuda y asesoramiento sobre la prevención y lucha contra las diversas formas de fraude; considera que cada centro debería mantener una base de datos que recoja todos los tipos de prácticas comerciales engañosas y que incluya ejemplos de fácil comprensión; pide a la Comisión que coordine un intercambio fluido de información entre las bases de datos nacionales, entre otras formas, mediante la ayuda a la puesta en marcha de un sistema de alerta rápida que identifique nuevas prácticas, a la vez que se tienen en cuenta las limitaciones presupuestarias;

5.  Estima que los centros nacionales deberían desempeñar un papel activo en el intercambio de información entre las autoridades públicas, los ciudadanos y las empresas, y que deberían trabajar juntos para alertarse mutuamente de la aparición de nuevas prácticas engañosas y ayudar a las PYME en la resolución de litigios transfronterizos proporcionando a las empresas estafadas información sobre las vías de recurso judiciales y extrajudiciales adecuadas; considera que estos centros nacionales deberían ser responsables de comunicar regularmente las conclusiones generales a la población del Estado miembro de que se trate;

6.  Pide a las organizaciones empresariales nacionales e internacionales y, en especial, a las organizaciones de las PYME, que trabajen estrechamente con los centros nacionales; a este respecto, también da la bienvenida a la cooperación público-privada;

7.  Respalda la intención de la Comisión de investigar la posibilidad de introducir, sobre la base de criterios validados, una lista negra de prácticas comerciales engañosas y, de ser factible, de empresas que han sido condenadas en repetidas ocasiones por tales prácticas; recomienda que esta lista negra sea coherente con la de la Directiva sobre las prácticas comerciales desleales, además de ser exhaustiva e incluir definiciones claras de prácticas comerciales fraudulentas;

8.  Pide a Europol que desempeñe un papel más activo en la lucha contra estas formas de fraude recabando información sobre las modalidades transfronterizas de las prácticas comerciales engañosas, y analizando las estructuras tras las empresas que las perpetran, y que proporcione mecanismos para el rápido intercambio de información actualizada sobre estas prácticas y estructuras entre las autoridades nacionales competentes;

9.  Subraya la necesidad de que las autoridades nacionales competentes trabajen más estrechamente con los proveedores de los servicios que utilizan los autores de prácticas comerciales engañosas, tales como bancos, compañías telefónicas, servicios postales y agencias de cobro, en especial reforzando el intercambio de información, para ayudar a impedir la actividad de las empresas fraudulentas;

10.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a avanzar hacia actuaciones conjuntas de formación e información, así como de intercambio de mejores prácticas, para todas las empresas, con el fin de que conozcan los riesgos correspondientes;

Actuación judicial y policial

11.  Hace hincapié en el hecho de que los diferentes niveles de protección y mecanismos públicos de ejecución entre los Estados miembros son un obstáculo para la realización de campañas publicitarias a través de las fronteras nacionales y generan notables inseguridades jurídicas y operativas para las empresas;

12.  Observa con preocupación que las autoridades instructoras de muchos Estados miembros son muy reticentes a abrir casos de prácticas comerciales engañosas debido a la falta de claridad de las disposiciones en vigor, y a que no tienen suficiente confianza en que se pueda establecer la carga de la prueba de manera suficiente; subraya la necesidad de que los gobiernos sean dinámicos a la hora de luchar contra los delitos financieros y económicos;

13.  Subraya que la instrucción y las diligencias judiciales relativas a las prácticas comerciales engañosas deben mejorarse; pide a la Comisión, por tanto, que elabore directrices para los organismos nacionales competentes sobre las mejores prácticas de los organismos nacionales competentes en lo referente a las prioridades de la instrucción y de las actuaciones judiciales; pide a los Estados miembros que potencien la capacidad y los conocimientos de las autoridades instructoras y judiciales pertinentes;

14.  Subraya la necesidad de introducir multas efectivas, proporcionadas y disuasorias, a la vez que recuerda que las sanciones deben tener un efecto preventivo;

15.  Pide a la Comisión que establezca una red de cooperación mutua entre los organismos nacionales competentes para mejorar la aplicación de la Directiva en casos transfronterizos;

16.  Pide a la Comisión que evalúe la Recomendación del Parlamento de extender parcialmente el ámbito de la Directiva sobre las prácticas comerciales desleales para que el Anexo I (la lista negra) incluya los contratos entre empresas (B2B), a la vez que se contempla una posible revisión de la Directiva 2006/114/CE para evaluar si esta daría lugar a un enfoque más coherente, dado que ampliará el concepto de prácticas comerciales engañosas, junto con la lista negra, a las relaciones B2B;

17.  Acoge con satisfacción el propósito de la Comisión de introducir una definición más clara de las prácticas comerciales engañosas; a este respecto, pide a la Comisión que introduzca definiciones adicionales para las prácticas de reivindicaciones ecológicas;

18.  Pide a la Comisión que examine, como asunto prioritario, de qué manera pueden afectar las condenas por prácticas comerciales engañosas graves y recurrentes a la elegibilidad de las empresas afectadas para participar en los procedimientos de contratación pública de la UE o de recibir fondos de la UE;

19.  Pide a los Estados miembros que aseguren que las autoridades fiscales cooperan estrechamente con los centros nacionales mediante la inspección diligente de las empresas que hayan sido denunciadas por utilización de prácticas comerciales engañosas;

20.  Subraya la necesidad de que las organizaciones responsables del registro de sociedades, tales como las cámaras de comercio, desempeñen un papel más dinámico de cara a la detección de comportamientos sospechosos y la prevención de prácticas fraudulentas;

21.  Destaca, en especial, el papel desempeñado por las agencias de cobro de deudas fraudulentas, que no dudan en presionar a las empresas para que abonen facturas cuyo carácter fraudulento conocen o podrían haber conocido; pide a la Comisión y a los Estados miembros que propongan medios para un mejor control de dichas agencias, tanto antes como después de su creación formal, y que consideren la posibilidad de introducir un requisito obligatorio para que las agencias de cobro de deudas denuncien las prácticas engañosas;

22.  Observa con preocupación que los procesos de resolución de litigios han mostrado ser ineficaces, largos y costosos, y que no ofrecen garantías de una compensación adecuada y oportuna del daño infligido; subraya la necesidad de poner remedio a esta situación para que las víctimas puedan obtener una reparación justa; pide a los Estados miembros que adopten, cuando sea posible, disposiciones legislativas nacionales que permitan a las víctimas de prácticas comerciales engañosas actuar colectivamente en los casos contra una empresa fraudulenta, de conformidad con la Recomendación de la Comisión C(2013)3539 y la Comunicación de la Comisión COM(2013)0401 publicadas recientemente; destaca que, a efectos de evitar un ejercicio abusivo de los procedimientos, las víctimas deben estar representadas por una entidad cualificada, tal y como se establece en los documentos de la Comisión;

Cooperación internacional más allá de la UE

23.  Subraya que las prácticas comerciales engañosas constituyen un problema internacional que traspasa las fronteras de los Estados miembros y también las de la UE; pide a la Comisión y a los Estados miembros, por consiguiente, que prosigan la cooperación internacional en este asunto, tanto con países terceros como con las organizaciones internacionales competentes;

24.  Pide a la Comisión que refuerce su compromiso con International Mass Marketing Working Group (Grupo de trabajo internacional sobre comercialización masiva), formado por agencias policiales, reguladoras y de consumidores de los EE. UU., Australia, Bélgica, Canadá, Nigeria, Países Bajos y el Reino Unido, e incluye también a Europol;

o
o   o

25.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1) DO L 376 de 27.12.2006, p. 21.
(2) DO L 149 de 11.6.2005, p. 22.
(3) DO L 364 de 9.12.2004, p. 1.
(4) DO L 166 de 11.6.1998, p. 51.
(5) DO C 380 E de 11.12.2012, p. 128.
(6) DO C 46 E de 24.2.2010, p. 26..
(7) DO C 45 E de 23.2.2010, p. 17.
(8) IP/A/IMCO/ST/2008-06.
(9) INT/675 - CES1233-2013_00_00_TRA_PA.

Última actualización: 1 de abril de 2016Aviso jurídico