Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2005/0037A(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A6-0147/2007

Debates :

PV 21/05/2007 - 19
CRE 21/05/2007 - 19

Votaciones :

PV 22/05/2007 - 9.3
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


Debates
Martes 22 de mayo de 2007 - Estrasburgo Edición DO

10. Explicaciones de voto
PV
MPphoto
 
 

  El Presidente. – Se procede ahora a las explicaciones de voto.

 
  
  

- Informe Isler Béguin (A6-0180/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hemos votado a favor de este acuerdo final, ya que el Parlamento ha logrado garantizar un aumento de 40 millones de euros por encima de la cantidad prevista en la Posición Común del Consejo. El presupuesto para LIFE+ ha quedado fijado ahora en 1 894 millones de euros.

Parte del presupuesto de LIFE+ está dedicado a proyectos en materia de «naturaleza y biodiversidad». El Parlamento ha garantizado que al menos el 50 % de los recursos presupuestarios de LIFE+ se dediquen a subvenciones destinadas a proyectos de apoyo a la conservación de la naturaleza y la biodiversidad. En su Posición Común, el Consejo había propuesto dedicar el 40 % del presupuesto total a estos proyectos.

Por último, tal como se menciona en el informe final, durante la reunión del Comité de Conciliación, el señor Dimas leyó una declaración en la que se indicaba que, antes de la revisión del marco financiero, la Comisión emprenderá una revisión del gasto comprometido y previsto, tanto a escala nacional como de la UE, en relación con la gestión de las redes Natura 2000. Esta descripción general se utilizará con vistas a adaptar los instrumentos comunitarios, en particular LIFE+, y a garantizar un alto nivel de cofinanciación.

Para finalizar, el resultado es mucho más satisfactorio que cualquier otro acuerdo que pudiera haberse concluido en una fase más temprana del procedimiento legislativo.

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. (PT) Acojo con gran satisfacción el resultado de este procedimiento de conciliación, que pone el énfasis en un enfoque centralizado en el que la Comisión continúa gestionando el programa, garantizando así el valor añadido para Europa en su conjunto, unos criterios idénticos y la excelencia, y reduciendo gastos extraordinarios en la creación de entidades de gestión a nivel nacional.

Quiero resaltar otros elementos positivos, como el aumento de 40 millones de euros en el presupuesto general y la asignación del 15 % a subvenciones para proyectos transnacionales.

Por tanto, voy a votar a favor del proyecto conjunto aprobado por el Comité de Conciliación sobre LIFE+.

 
  
  

- Informe Gröner (A6-0147/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, contamos con un nuevo instrumento, apropiado para combatir el tráfico de seres humanos y su explotación sexual, en la forma del programa Daphne III, pero la realidad del tema es que, dado que más de 100 000 mujeres en la Unión Europea son víctimas del tráfico de personas y de la violencia, este tipo de programa tiene que estar dotado convenientemente.

Me complace sobremanera ver que el presupuesto ha sido incrementado en 50 millones, elevándolo hasta 114 millones de euros, lo que nos permitirá organizar campañas de información en los países de origen de esas mujeres y niños que son atraídos hacia la Unión Europea, para convertirse allí en víctimas de violencia sexual.

Dichas campañas de información nos permiten evitar este problema al informar a las mujeres y ofrecerles protección contra la explotación. Si esto se combina con la ayuda facilitada a través de los programas para la mejora de la situación de las mujeres en peligro, eso significa que, con Daphne III, estamos dando un vital paso adelante en la lucha contra la violencia, el tráfico de personas y la explotación sexual.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (ITS).(DE) Señor Presidente, he votado a favor del informe Gröner debido a que ciertamente ha logrado avances en la lucha contra la violencia que sufren las mujeres, y no existe duda alguna acerca del papel que ha desempeñado en ello el programa Daphne.

Sin embargo, es obligado decir que la violencia contra las mujeres se encuentra más extendida en aquellas culturas en las que el poder patriarcal está más arraigado y en las que casi nadie la considera un problema. Las violaciones de los derechos humanos de las mujeres, como la mutilación genital y los matrimonios forzados también se producen en nuestro entorno, a consecuencia de las oleadas de inmigración durante los últimos años, y creo que para abordar esta situación hemos de hacer algo más que elevar la conciencia acerca del problema o convertir en punibles los matrimonios forzados en la UE. No puede existir permisividad ninguna de sentencias jurídicas excepcionales, justificadas mediante la referencia a consideraciones culturales; a la hora de castigar a los delincuentes, ya pertenezcan a la comunidad de acogida o a entornos culturales occidentales, hay que aplicar una misma ley a los inmigrantes musulmanes. Ahí es donde la Justicia no puede ser ni ciega ni sorda.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogusław Liberadzki (PSE), por escrito. (PL) Voy a votar a favor de la aprobación del informe de la señora Gröner respecto de la Posición Común del Consejo con vistas a la adopción de la Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se establece, para el periodo 2007-2013, un programa específico para prevenir y combatir la violencia ejercida sobre los niños, los jóvenes y las mujeres y proteger a las víctimas y grupos de riesgo (programa Daphne III) como parte del Programa general «Derechos fundamentales y justicia».

El programa Daphne fue creado en 1997 y ha servido para financiar más de 350 proyectos que proporcionan apoyo a organizaciones no gubernamentales e instituciones y asociaciones dedicadas a la protección de niños, jóvenes y mujeres contra la violencia. Brindo mi apoyo decidido a la tercera etapa de este proyecto, al que se refiere el informe de la señora Gröner.

Los principales objetivos de Daphne III son apoyar el desarrollo de la política comunitaria relativa a la protección de la salud pública, la igualdad de género, combatir la violencia doméstica, proteger los derechos de los niños, combatir la violencia de género en situaciones de conflicto y luchar contra el tráfico de seres humanos y la explotación sexual.

Estos ambiciosos objetivos para 2007-2013 estarán respaldados por un presupuesto de 116 850 000 de euros. La comparación con el presupuesto de Daphne I, 20 000 000 de euros, y con el de Daphne II, 50 000 000 de euros, testimonia el reconocimiento a la importancia y los logros del programa.

El informe subraya acertadamente la necesidad de abrir el programa a la cooperación con organizaciones no gubernamentales garantizando una mayor transparencia, reduciendo la burocracia y proporcionando asistencia a los candidatos que soliciten financiación.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) He votado a favor de estas enmiendas al programa Daphne III, que es el programa específico de la UE para prevenir y combatir la violencia contra los niños, los jóvenes y las mujeres. Me complace comprobar que el presupuesto para la tercera fase del programa Daphne (2007-2013) ha aumentado hasta alcanzar 116,85 millones de euros. Además, me alegro de que se hayan reducido los trámites burocráticos a fin de que las ONG puedan acceder con más facilidad al programa.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. (EN) Apoyo plenamente la labor que desarrolla la ponente para combatir la violencia contra las mujeres. El programa DAPHNE ayuda a abordar este problema en toda la UE y habría que condenar a todos aquellos que no voten hoy a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Margie Sudre (PPE-DE), por escrito. – (FR) La prolongación del Programa Daphne para 2007-2013 demuestra la voluntad del Parlamento Europeo de que este plan, establecido en 2000, continúe.

La violencia contra los niños, los adolescentes y las mujeres constituye un fenómeno social dramático. Hay que proteger mejor a algunos grupos especialmente vulnerables a la violencia, sin olvidar la violencia doméstica o las mutilaciones genitales femeninas. En Reunión, por ejemplo, los delitos contra las mujeres se han duplicado en 20 años, y más de una mujer de cada cinco ha sufrido al menos una forma de violencia en un espacio público en los últimos 12 meses. Por ello, deseo que la Comisión Europea consagre un año europeo a este tipo de violencia.

Acojo con agrado el compromiso contraído por la Comisión, que ha aumentado el presupuesto a casi 117 millones de euros, aunque este importe sea inferior al solicitado por el Parlamento Europeo. La duplicación de los recursos acredita, al menos, una ambición real en los objetivos.

Este esfuerzo debe ir acompañado también de transparencia en el programa y permitir un acceso más fácil a la sociedad civil, que carece de asistencia técnica para la elaboración de propuestas de proyecto, en particular en las regiones ultraperiféricas. Espero que, en el futuro, un consejo de expertos realice evaluaciones.

 
  
  

- Informe Corbett (A6-0139/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Corbett (PSE), por escrito. (EN) En lugar de las propuestas de largo alcance que se nos han presentado, la Comisión de Asuntos Constitucionales ha propuesto una modesta revisión del artículo 47 (que recibiría el título de «Procedimiento con comisiones asociadas»). Este modesto cambio obligaría a los presidentes y ponentes de las comisiones interesadas a reunirse para definir conjuntamente los pasajes del texto que forman parte de sus competencias ejecutivas o conjuntas. La presidencia de la comisión competente debería tener en cuenta dicho acuerdo al determinar a qué comisión corresponde la responsabilidad final de las distintas partes del texto. El artículo permitiría asimismo que las partes acuerden, si así lo desean, modalidades más precisas para su cooperación, lo que abre la posibilidad a la creación de grupos de trabajo conjuntos. La modificación de este artículo garantizaría igualmente que las comisiones asociadas estuvieran representadas en cualquier delegación del Parlamento en un procedimiento de conciliación.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (ITS), por escrito. – (FR) Nos hemos abstenido sobre los informes de los señores Corbett y Leinen relativos a la cooperación reforzada entre comisiones y a las modalidades prácticas de la codecisión.

Sin duda, desde el punto de vista práctico, esos informes tienen por objeto facilitar el trabajo del Parlamento en su marco institucional y jurídico. Pero son sintomáticos de una práctica parlamentaria en la que, al final, todo queda prácticamente decidido por adelantado, en pequeñas camarillas, mediante el compromiso interinstitucional o entre Grupos, en nombre de la eficacia y de la racionalidad. Son sintomáticos también de una Asamblea en la que los «grandes» Grupos, al menos los reconocidos como tales, llevan la voz cantante y los derechos individuales de los diputados quedan reducidos a su mínima expresión o son incluso inexistentes cuando se trata de legislar.

Al poner orden en sus procedimientos, este Parlamento, que adolece ya de una falta de representatividad nacional y política y de una falta de proximidad a los europeos, va a perder definitivamente una característica que debería definirlo: la de una Asamblea elegida por los ciudadanos, para los ciudadanos.

 
  
  

- Informe Laperrouze (A6-0125/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (ITS).(DE) Señor Presidente, yo también he votado a favor del informe Laperrouze debido a que, desde luego, es mejor, por lo que respecta al agua, dejar las cosas claras por adelantado que tener que gastar después una gran cantidad de dinero en reparaciones. Como austriaco, y por tanto ciudadano de un país con reservas de agua muy notables, creo que una política de aguas sostenible y con conciencia ambiental significa que no debemos seguir dando ayuda financiera a la agricultura intensiva, que acarrea problemas como el exceso de fertilización. Por el contrario, el apoyo debería dedicarse a aquellos agricultores que utilizan métodos tradicionales de cultivo. En la repoblación forestal también podemos intervenir a la hora de decidir qué y cuántas sustancias contaminantes llegan hasta las aguas subterráneas y con qué velocidad, contribuyendo así a la protección contra las inundaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (PSE), por escrito. (PT) He votado a favor del informe Laperrouze (A6-0125/2007) sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a las normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas y por la que se modifica la Directiva 2000/60/CE. Pienso que la UE debería seguir desempeñando un papel fundamental en la protección del medio ambiente. Además, el objetivo de esta propuesta es proteger y aumentar la calidad ambiental de conformidad con el principio de desarrollo sostenible.

Son medidas muy necesarias que complementan la propuesta contenida en la Directiva marco del agua y contribuirán a terminar con la contaminación química de las aguas, que deteriora los ecosistemas acuáticos, provoca la desaparición de la biodiversidad y expone cada vez en mayor grado a los seres humanos a las sustancias contaminantes.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Esta nueva propuesta de Directiva sobre normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas es una consecuencia de la Directiva marco del agua, aprobada en 2000. La propuesta establece unos objetivos de calidad ambiental para las aguas superficiales a alcanzar para 2015, aunque sin una evaluación formal de las distintas legislaciones existentes ni un enfoque integrado respecto de la política de aguas.

Se trata, por tanto, de un conjunto de medidas aisladas con algunos aspectos positivos. Me complace, por ejemplo, la referencia a la necesidad de tener en cuenta los datos científicos y técnicos disponibles, las diferentes condiciones ambientales en las distintas regiones, un desarrollo económico y social equilibrado y el principio de quien contamina paga. Sin embargo, todo ello se presenta dentro de un contexto de fomento del neoliberalismo, donde las medidas propuestas desempeñan un papel secundario respecto del «mantenimiento de condiciones de competencia uniformes en el mercado interior».

Introduce asimismo conceptos vagos como las «mejores técnicas disponibles», que pueden utilizarse para hacer obligatorio el uso de tecnología y equipamiento patentados. Eso va a generar dependencia y puede privar a los trabajadores de recursos de producción, dado el precio del equipamiento de alta tecnología.

Aunque el Parlamento ha introducido algunas mejoras en el texto de la Comisión, ha rechazado la mayoría de las propuestas presentadas por nuestro Grupo, razón por la que me he abstenido en la votación final.

 
  
MPphoto
 
 

  Diamanto Manolakou (GUE/NGL), por escrito. (EL) El título de normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas no corresponde realmente a su contenido, por cuanto se centra en las sustancias peligrosas en aguas superficiales y en los sedimentos que proceden únicamente de los plaguicidas.

Otros contaminantes, como las aguas residuales industriales, las aguas del alcantarillado urbano, el lixiviado de los vertederos, la contaminación térmica de las respectivas fuentes, la contaminación de los lagos debida a contaminantes aéreos procedentes de las plantas de incineración, que son depositados por los agentes meteorológicos, etc., no se tienen en consideración. Sin embargo, la contaminación química de las aguas de superficie puede perturbar los ecosistemas acuáticos, destruyendo la biodiversidad, y los agentes contaminantes pueden acumularse en la cadena alimentaria procedentes de peces envenenados. Además, está claro que el objetivo de la Comisión consiste en identificar y culpar a la agricultura como el único factor responsable de la contaminación química de las aguas de superficie. Por otra parte, el principio de «quien contamina paga» no frena la contaminación, sino que legaliza las actuaciones desconsideradas de la industria y otros monopolios.

No se propone ninguna medida específica para el control de las fuentes de vertido de «sustancias prioritarias», tanto peligrosas como inocuas, cuyos límites de concentración están recogidos en la propuesta de Directiva.

No obstante, el informe amplía el limitado contenido de la Directiva con el fin de lograr una protección más eficaz de las aguas. En última instancia, sin embargo, tanto el contenido como la orientación se hallan muy lejos de las necesidades contemporáneas en cuanto a la protección del derecho social a un agua de alta calidad, que debe ser completo y no parcial o fragmentado.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. (EN) La calidad del agua es indispensable para nuestro medio ambiente y me satisface comprobar que gracias a la adopción de medidas a escala europea se han producido mejoras . Me parece que la propuesta de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria de examinar la eficacia de todos los actos legislativos comunitarios que influyan directa o indirectamente en la calidad del agua representa un paso en la dirección correcta.

 
  
  

- Informe Aubert (A6-0061/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Agnes Schierhuber (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, aunque la ponente, señora Marie-Hélène Aubert, ha trabajado duramente para conseguir un buen informe, la delegación del Partido Popular de Austria en el Parlamento Europeo ha votado hoy en contra del mismo, debido a que todavía detectamos muchas cosas en él que consideramos sumamente problemáticas. Seguimos pensando que el valor límite para los OGM en la agricultura orgánica tiene que ser 0,0 % y que las importaciones de terceros países tienen que cumplir los mismos criterios que los productos procedentes de los Estados miembros de la UE y que, por tanto, deben estar sometidos a controles.

Análogamente, las etiquetas que tenemos en la UE no deben utilizarse para productos de otras procedencias, de forma que no se induzca a error a los consumidores y quede garantizada su trazabilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Castex (PSE), por escrito. – (FR) He votado a favor de la propuesta de que el informe Aubert relativo a la producción y el etiquetado de productos ecológicos sea devuelto a la Comisión de Agricultura y Desarrollo rural.

En mi opinión, es necesario que el umbral de contaminación accidental por OGM no sea idéntico al de la agricultura convencional, es decir, del orden del 0,9 %, ya que, en tal caso, se admitiría de hecho que ya no podemos impedir las contaminaciones ni garantizar que un producto está exento de OGM aunque lleve el certificado de producción ecológica.

A este respecto, he apoyado la propuesta del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo que postulaba que la presencia de OGM en los productos ecológicos debía limitarse exclusivamente a las cantidades imprevisibles y técnicamente inevitables hasta un valor máximo del 0,1 % y que el término «ecológico» no debía utilizarse para designar productos cuya contaminación accidental por OGM fuera superior al umbral de detección del 0,1 %.

Por último, apoyo la petición de un cambio de fundamento jurídico para el tema de la agricultura ecológica. El Parlamento Europeo, que hasta ahora ha sido un consultor, pretende convertirse en codecisor en relación con problemas como este, y ello supondría un avance.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Nos hemos abstenido en la votación final a la vista de lo sucedido a lo largo del proceso. Por una parte, nos oponemos a la posición de la Comisión. Ha propuesto un Reglamento que autoriza la presencia de hasta el 0,9 % de OGM en productos orgánicos, uno de entre otros aspectos con los que estamos en desacuerdo. Seguimos pensando que es algo inaceptable, sobre todo por lo que respecta a la agricultura orgánica. Permitir el 0,9 % de contaminación por OGM, propuesto por el informe, supondría aceptar la contaminación por OGM de los productos orgánicos. Eso tiene, innegablemente, un impacto sobre los consumidores y constituye una amenaza grave e inaceptable para la supervivencia del sector de la alimentación orgánica.

Los consumidores deciden comprar productos orgánicos porque están obtenidos de una manera más sostenible y sin plaguicidas y porque se hallan totalmente limpios de OGM. Aceptar la introducción de los OGM, incluso en cantidades muy pequeñas, equivaldría a engañar a los consumidores y tendría graves consecuencias para el medio ambiente y para la salud de la gente, en general.

Por otra parte, dado que ha sido posible mejorar la propuesta de la Comisión en el Pleno –aunque el Consejo todavía no ha dado una respuesta positiva y no ha aceptado la enmienda al fundamento jurídico–, nos hemos abstenido en la votación final con la esperanza de que resulte factible hacer nuevas concesiones sobre las propuestas que mejoran la posición inicial.

 
  
MPphoto
 
 

  Glyn Ford (PSE), por escrito. (EN) Votaré a favor del informe de la señora Aubert sobre la propuesta de Reglamento del Consejo relativo a la producción y etiquetado de productos ecológicos. Creo que los consumidores tienen derecho a que los productos que pretenden comprar estén claramente identificados. Sin embargo, la normativa en materia de etiquetado tiene que reflejar la realidad cotidiana. No podemos imponer obligaciones que vayan más allá de la capacidad de operar de forma razonable, reflejando los mejores medios prácticos disponibles en cada momento. De lo contrario limitaríamos la disponibilidad de algunos productos que los consumidores pueden desear adquirir.

 
  
MPphoto
 
 

  Ambroise Guellec (PPE-DE), por escrito. – (FR) La producción ecológica representa hoy el 1,4 % del número de explotaciones agrícolas de los 25 Estados miembros y el 3,6 % de la superficie agrícola utilizada (el 1,8 % de las tierras agrícolas en Bretaña). La demanda de los consumidores va en aumento y la llegada al mercado de productos con distintas etiquetas, incluso de productos fabricados fuera de la UE, plantea nuevos problemas en materia de control, certificación y etiquetado. Además, las subvenciones o normas en este ámbito son muy dispares de un país a otro, lo que genera distorsiones de la competencia perjudiciales para los productores ecológicos, que son los que reciben menos ayudas.

Celebro, pues, la aprobación por el Pleno del dictamen del Parlamento Europeo dirigido al Consejo para que adopte rápidamente el Reglamento sobre la agricultura ecológica. Este nuevo Reglamento debe aclarar el marco comunitario de la producción de alimentos ecológicos, que data de 1991. El Parlamento pide que se refuercen los sistemas nacionales de inspección a fin de hacer posible la trazabilidad de los productos en todas las fases de la producción. Si la utilización del logotipo europeo (para los alimentos que contienen un 95 % de ingredientes de producción ecológica) y la indicación «UE-ecológica» son obligatorias, debe seguir siendo posible añadir otros logotipos privados. Por último, debe prohibirse el uso de OGM en la producción ecológica.

 
  
MPphoto
 
 

  Diamanto Manolakou (GUE/NGL), por escrito. (EL) El tan cacareado perfeccionamiento de la producción agrícola y las mejoras de los productos agrícolas a través de los cultivos orgánicos corren el riesgo de convertirse en una estafa colosal a costa de los productores y los consumidores.

El puñado de multinacionales que intentan controlar la cadena alimentaria global por medio de los organismos modificados en aras de sus beneficios ha acabado por imponerse, algo de lo que cabe culpar a todos los Grupos políticos de la UE, incluidos PASOK y Nueva Democracia.

La presencia tolerada de los OGM y la adición de complementos (vitaminas, etc.) procedentes de OGM a los alimentos orgánicos constituyen la puerta falsa para el uso de organismos modificados en países y zonas que se resisten a hacerlo, considerándolos como peligrosos.

La fijación de un límite para los niveles admisibles de organismos modificados en productos orgánicos, por pequeño que pueda ser hoy, significa que puede ser incrementado sin control alguno, dado que al Parlamento Europeo ni siquiera se le ha concedido el derecho de codecisión. Este límite será fijado ahora por las multinacionales de acuerdo con la contaminación natural que causará la coexistencia tolerada de cosechas convencionales, modificadas genéticamente y orgánicas, por muchas medidas de protección que se adopten.

De esa manera, los agricultores orgánicos verán degradados sus productos, mientras que los consumidores que adquieran productos «orgánicos» con OGM estarán siendo engañados.

Por desgracia, nuestras propuestas para prohibir los organismos modificados en los alimentos orgánicos no han sido aceptadas; pero la lucha continúa con los trabajadores en favor de unas cosechas sanas y unos alimentos saludables.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) He votado a favor de la resolución sobre los alimentos ecológicos que se basa en el informe presentado en marzo para introducir normas más estrictas para los alimentos ecológicos. Creo que con ello se protegerá mejor a los consumidores.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Schlyter (Verts/ALE), por escrito. (SV) Voy a votar a favor del informe porque, a diferencia de la propuesta de la Comisión, preserva la opción del etiquetado nacional. Sin embargo, lamento que, a pesar de todo, recomiende que el etiquetado de la UE sea la forma predominante de etiquetado.

 
  
MPphoto
 
 

  Kathy Sinnott (IND/DEM), por escrito. (EN) He votado a favor del informe sobre el etiquetado de los productos ecológicos porque sigue permitiendo el etiquetado nacional. Esto significa que aunque la etiqueta de la UE propuesta reconoce una versión diluida de los alimentos ecológicos, en particular por lo que se refiere a su contenido de OGM, el etiquetado nacional puede seguir indicando que los productos ecológicos están libres de OGM en el mercado del Estado miembro en cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Alyn Smith (Verts/ALE), por escrito. (EN) Señor Presidente, es para mi un honor apoyar a mi compañera de Grupo por afirmar en su informe que la producción y el etiquetado ecológicos constituyen un ámbito crucial de la producción de la UE que precisa protección. A medida que crece el mercado de los alimentos ecológicos, es sumamente importante que los consumidores se sientan seguros con la definición de lo que es ecológico y lo que no lo es. En Escocia contamos con un pujante sector ecológico que me gustaría que prosperara. Un marco estable de etiquetado y definición será de gran ayuda.

 
  
  

- Informe Post (A6-0161/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. (PT) La Comunidad Europea y Groenlandia han tenido relaciones de pesca desde hace mucho tiempo, pero el acuerdo marco de 1985 expiró el 31 de diciembre de 2006.

El nuevo protocolo vigente desde el 1 de enero de 2007 para un periodo de seis años fija las posibilidades de pesca para los barcos comunitarios, la contribución financiera, las categorías de barcos comunitarios que pueden faenar en la zona económica exclusiva de Groenlandia y las condiciones en que pueden operar allí.

El objetivo principal del nuevo acuerdo es preservar y fortalecer los vínculos pesqueros entre la Comunidad y el Gobierno Autónomo de Groenlandia tras el establecimiento de un marco para la asociación y el diálogo, destinado a la mejora de una política de pesca sostenible, así como la explotación sensata de los recursos pesqueros en los caladeros de Groenlandia para beneficio de ambas partes.

Portugal tiene un interés especial por el sector pesquero y, por tanto, está a favor de la firma de este nuevo acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) A pesar de nuestro voto a favor del informe que tenemos delante –que aprueba la propuesta de un Reglamento en cuestión– nos preocupa el artículo 3, apartado 2 del Reglamento, que autoriza a la Comisión a estudiar las solicitudes de licencia de cualquier Estado miembro cuando los Estados miembros cubiertos por este acuerdo no hayan agotado las posibilidades de pesca a que tienen derecho.

Pensamos que, en el caso de una infrautilización de las oportunidades de pesca concedidas a un Estado miembro como parte de las cuotas y las licencias, la Comisión debería consultar a los Estados miembros en cuestión con vistas a garantizar el aprovechamiento óptimo de las oportunidades de pesca, incluida la posibilidad de transferir las no utilizadas a otros Estados miembros.

No obstante, creemos que esta posibilidad no debería socavar el principio de estabilidad relativa; en otras palabras, no debería tener influencia alguna sobre la asignación futura de las oportunidades de pesca a los Estados miembros dentro del contexto de estas asociaciones.

En este sentido, apoyamos la enmienda que clarifica este punto.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. (EN) En vista de que la enmienda 7 no ha sido aprobada, el Partido Laborista en el Parlamento Europeo no tenía otra opción que votar en contra del informe. Este informe podría poner en peligro los derechos históricos de pesca de la flota escocesa y establece un peligroso precedente para futuros acuerdos pesqueros.

 
  
  

- Informe Leinen (A6-0142/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Jan Szejna (PSE), por escrito. (PL) Voy a votar a favor de la aprobación del informe sobre las modalidades prácticas del procedimiento de codecisión. Quiero comenzar dando las gracias al señor Leinen, el ponente, por un informe muy bien elaborado.

Hay que hacer todos los esfuerzos para garantizar que la Unión Europea funcione tan eficientemente como sea posible y para simplificar el sistema de cooperación interinstitucional. Nuestro objetivo tiene que ser convertir la toma de decisiones y el desarrollo de la legislación europea por parte de las tres instituciones de la Unión, esto es, la Comisión Europea, el Consejo y el Parlamento Europeo, en lo más transparente posible para los ciudadanos de Europa.

El procedimiento de codecisión es un elemento importante del sistema legislativo de la Unión Europea. Garantiza que la nueva legislación de la UE sea aprobada de una forma más democrática. Las propuestas para la mejora de este procedimiento contenidas en el informe son válidas y deberían contribuir a simplificar el funcionamiento de este sistema de toma de decisiones.

 
  
  

- Informe Adamou (A6-0089/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) La detención de la pérdida de biodiversidad para 2010 es algo que debe apoyarse por una cuestión de principios. Por tanto, se necesitan medidas adecuadas. Las especies y los ecosistemas precisan espacio para desarrollarse y recuperarse. Consecuentemente, el mantenimiento de los ecosistemas debe convertirse en un objetivo fundamental de todas las políticas horizontales y sectoriales de la UE. Los ecosistemas saludables juegan un papel vital para la prosperidad y el bienestar en la UE y en todo el mundo. Si el desarrollo urbano y rural continúa ignorando a la naturaleza, nuestro paisaje acabará dominado por el cemento y la contaminación.

Dado que la biodiversidad es una piedra angular del desarrollo sostenible, deben integrarse en todos los ámbitos de la formulación de políticas las preocupaciones por la diversidad biológica.

Aunque existen contradicciones en la política comunitaria, los Estados miembros deben aprovechar las oportunidades que ofrecen la PAC, la PPC, los Fondos Estructurales y de Cohesión, el programa LIFE+ y el Séptimo Programa Marco para prestar apoyo a los objetivos en materia de biodiversidad. Además, resulta indispensable prestar más atención a las necesidades financieras cuando se examine el presupuesto 2008-09, momento en el que debería hacerse una evaluación de la suficiencia (o la falta de ella) y disponibilidad de la financiación comunitaria para la diversidad biológica, especialmente en relación con la red Natura 2000

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. (PT) He votado a favor del informe Adamou porque creo que la pérdida de biodiversidad puede tener un impacto grave sobre el futuro de la UE. Además, el Plan de Acción que tenemos delante constituirá una herramienta vital para poner en práctica las medidas necesarias para detener el problema para 2010, aunque creo que este plazo va a resultar ciertamente difícil de cumplir.

Coincido en que las consecuencias del cambio climático van a ser tales que habrá que tener en cuenta los servicios de los ecosistemas y los papeles específicos desempeñados por la PAC y la PPC, dada su importancia para la consecución de los objetivos y para garantizar la existencia duradera de la biodiversidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Diamanto Manolakou (GUE/NGL), por escrito. (EL) El interés de la UE por detener la pérdida de biodiversidad es superficial e hipócrita, ya que no adopta medidas de peso ni facilita la financiación necesaria.

Al mismo tiempo que parece luchar a favor de la biodiversidad, su prioridad básica consiste en fomentar los OGM. El informe menciona acertadamente los peligros de los peces genéticamente modificados. No hace mención de la enorme amenaza de las plantas resistentes, genéticamente modificadas que reducen la biodiversidad de las plantas y entrañan problemas para la salud pública.

Existen ya abundantes datos acerca de la desaparición de especies; las tasas de pérdida son 100-1 000 veces más altas que los niveles naturales, con consecuencias trágicas para el flujo genético entre poblaciones de flora y fauna.

Las principales causas de la mencionada pérdida de biodiversidad son el cambio climático, la contaminación ambiental, los métodos de cultivo intensivo y la gestión inadecuada de los recursos forestales y acuáticos. No obstante, son el resultado del saqueo de la naturaleza por los monopolios en aras de sus beneficios. Incluso el principio de «quien contamina paga» exonera al contaminador, legalizando la degradación del medio ambiente y convirtiéndola en objeto de regateo, para bien de los beneficios del capital.

Básicamente, la responsabilidad de los Gobiernos y de la UE se traslada a los ciudadanos, reforzando la educación e incrementando la sensibilización. La gente tiene que saber que la culpa la tiene la política hostil al medio ambiente de la UE y de los Gobiernos de los Estados miembros y tiene que condenarla y derrocarla.

 
  
MPphoto
 
 

  Alyn Smith (Verts/ALE), por escrito. (EN) Señor Presidente, me complace que este importante informe haya obtenido el apoyo de la mayoría porque la progresiva pérdida de biodiversidad debe preocuparnos a todos. En particular, deberíamos tener muy en cuenta las consecuencias de la transición al uso de biocarburantes. Aunque nadie puede negar que debemos abandonar los combustibles fósiles, los devastadores efectos del monocultivo de biocarburantes (a menudo genéticamente modificados) podría tener efectos a largo plazo aún más perjudiciales, y este informe hace bien en recordárnoslo.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. (EN) El hecho de que un 52 % de la especies de peces de agua dulce estén amenazadas de extinción, al tiempo que el bacalao y otras poblaciones de peces se encuentran en niveles muy bajos debería ser un toque de atención para actuar. Coincido con la ponente en que la pérdida de biodiversidad es tan importante como el cambio climático y que los Estados miembros deben mostrar una mayor voluntad política para evitar dicha pérdida. También me complace que haya sido aprobada la enmienda que condena la pesca de arrastre de fondo y otras prácticas pesqueras insostenibles.

 
  
  

- Informe Caspary (A6-0149/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE). – (PL) Señor Presidente, la creación de un mercado único dentro de nuestra comunidad, un mercado muy amplio y que ha ido expandiéndose gradualmente, ha reportado beneficios a todos sus participantes. La susodicha ampliación ha estado precedida por la creación de un mercado único, la implantación de nueva legislación y por todo un proceso de ajustes. Resumiendo, se han aproximado las condiciones, garantizando con ello una auténtica competencia.

La apertura del mercado es una condición de globalización. Sin embargo, con objeto de que esto sea ventajoso para todo el mundo, la apertura tiene que estar precedida por un proceso que incluya no solo la negociación, sino también el ajuste, incluidas las actividades educativas e informativas para los grupos sociales interesados. La creación de un mercado global tiene que estar cimentada en principios similares a los que adoptamos a la hora de crear el mercado europeo. La experiencia ha sido buena. La fijación de unas normas y condiciones que deberán cumplir las partes interesadas es especialmente importante. Incluyen normas ambientales, condiciones relativas a la retribución laboral y los principios de la innovación. Habría que confeccionar lo que se denomina una hoja de ruta para este proceso, fijando las distintas etapas y previendo el desarrollo. También habría que instaurar el control total por las partes interesadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Castex (PSE), por escrito. – (FR) Este informe compromete a la Unión Europea y sus socios comerciales en la vía del liberalismo triunfante, liberalismo que es contrario a los principios de la política comercial europea.

Lamento que los diputados al Parlamento Europeo renuncien a lo que han defendido hasta ahora: una política comercial que consistía en supeditar los acuerdos comerciales a exigencias sociales y ambientales, respetando la soberanía de los países en desarrollo en la gestión de cierto número de sectores vitales para su desarrollo (servicios públicos, inversiones, contratos públicos y normas de competencia). Este voto ha sustituido esa política por una estrategia de amplia liberalización de los servicios y las inversiones en los países en desarrollo, que responderá a las expectativas de los fabricantes europeos en detrimento de las necesidades económicas del desarrollo. El principio de libre comercio debe ser una herramienta al servicio del desarrollo y no un objetivo en sí mismo.

Deploro que los temas de Singapur, que habían sido excluidos de las negociaciones multilaterales de Doha, hayan sido reintroducidos por los diputados al Parlamento Europeo en este informe con carácter de prioridades de cara a futuras negociaciones bilaterales.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (PSE), por escrito. (PT) He votado a favor del informe Caspary porque, si bien no es perfecto, pienso que se han alcanzado la mayoría de los objetivos socialistas, que eran los siguientes: preferencia por el multilateralismo y la conclusión de la Ronda de Doha, trato especial para países con problemas de desarrollo, reconocimiento mutuo de normas, cumplimiento de las normas mínimas sociales y ambientales, lucha contra el dumping actual, protección de la propiedad intelectual, aprobación de códigos de conducta y buenas prácticas por las empresas europeas y una mayor implicación del Parlamento.

Acojo con agrado un papel activo y constructivo para el Grupo Socialista en el Parlamento Europeo en las negociaciones bilaterales con las economías emergentes como Corea, India, China y Rusia, en las que se requiere una reciprocidad de gran alcance y bien equilibrada. Al mismo tiempo, hay que incrementar con carácter urgente el apoyo a los países menos desarrollados, creando las condiciones que les permitan desempeñar una función activa en el comercio mundial.

El texto final, a mi juicio, aborda adecuadamente estos asuntos y ofrece una oposición muy necesaria a la revisión unilateral de los instrumentos de defensa comercial.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisa Ferreira (PSE), por escrito. (PT) He votado a favor del informe Caspary porque, si bien no es perfecto, pienso que se han alcanzado la mayoría de los objetivos socialistas, que eran los siguientes: preferencia por el multilateralismo y la conclusión de la Ronda de Doha, trato especial para países con problemas de desarrollo, reconocimiento mutuo de normas, cumplimiento de las normas mínimas sociales y ambientales, lucha contra el dumping actual, protección de la propiedad intelectual, aprobación de códigos de conducta y buenas prácticas por las empresas europeas y una mayor implicación del Parlamento.

En calidad de ponente alternativa por el Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, considero fundamental el papel activo y constructivo de nuestro Grupo en las negociaciones bilaterales con las economías emergentes como Corea, India, China y Rusia, en las que se requiere una reciprocidad amplia y bien equilibrada. Al mismo tiempo, hay que incrementar con carácter urgente el apoyo a los países menos desarrollados, creando las condiciones que les permitan desempeñar un papel activo en el comercio mundial.

El texto final, a mi juicio, ha abordado adecuadamente estos asuntos y ha planteado su oposición imprescindible a la revisión unilateral de los instrumentos de defensa comercial. También quiero resaltar el hecho de que el ponente y los ponentes alternativos hayan demostrado su predisposición para establecer compromisos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (ITS), por escrito. – (FR) Al leer el nuevo informe de esta Cámara sobre los beneficios de la globalización, a pesar de la multiplicación de las prácticas desleales que perjudican a las empresas europeas, las deslocalizaciones o el desempleo, he pensado en el nuevo Presidente de la República Francesa.

En sus discursos electorales sobre Europa, hablaba de la necesaria «protección». ¡Se atrevió incluso a pronunciar el término de «preferencia comunitaria»!

No sé qué ha hecho el señor Sarkozy en los últimos cinco años, pero sin duda no ha leído los informes de este Parlamento, ni las actas del Consejo, ni los discursos del señor Mandelson y su predecesor. En ellos no se habla nunca de «preferencia», salvo a favor de una apertura aún mayor de nuestros mercados. No se habla nunca de protección, aun cuando los instrumentos de defensa comercial de la UE son notoriamente insuficientes y se utilizan de forma aleatoria. Solo se habla de perseguir la globalización y de gestión de riesgos. Pero la Unión Europea no gestiona absolutamente nada, y sobre todo no los millones de desempleados, los sectores industriales devastados y el sector agrícola a punto de serlo también. A su entender, estas pérdidas se cuentan entre los riesgos aceptables.

Pregunto: ¿engaña el señor Sarkozy a su público en estos temas o es él el engañado?

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) El libre comercio y la liberalización global quedan descritos aquí como auténticas panaceas, junto con los dogmas de la estabilidad de los precios, una mayor competencia y los recortes de los impuestos que facilitan la explotación de los trabajadores.

También quiero resaltar el hecho de que el informe declara que los «acuerdos de libre comercio bilaterales y regionales» no son «la mejor de las soluciones» y como tales solo deben plantearse cuando sean necesarios «para mejorar la posición competitiva de los exportadores de la UE en mercados extranjeros clave». Dichos acuerdos «deberían ser compatibles con la OMC, globales, ambiciosos, dirigidos a lograr un auténtico acceso recíproco a los mercados y, además, asegurar una amplia liberalización de los servicios y de las inversiones, superando tanto los compromisos multilaterales existentes como los esperados de una conclusión satisfactoria de la Agenda de Desarrollo de Doha». En otras palabras, encontrándose las negociaciones de la OMC en un punto muerto, se ha dado la orden de promover cuando y dondequiera que sea posible con la liberalización del comercio, para regocijo y beneficio de los grandes grupos económicos y financieros en la UE.

Lo que el informe omite mencionar son las desastrosas consecuencias derivadas de la liberalización capitalista –con sus «reformas estructurales», el final de las tarifas aduaneras y la imposición de los denominados «derechos de propiedad intelectual»–, como el flagrante incremento de las desigualdades en todo el mundo, el aumento del paro, la inestabilidad laboral, la pobreza y el tremendo impacto sobre el medio ambiente y la biodiversidad.

Por lo tanto, hemos votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Aunque este informe presenta algunos elementos positivos, como la propuesta de retrasar la Revisión de los Instrumentos de Defensa del Comercio y la falta de precisión en los textos sobre liberalización (lo que ha abierto la posibilidad de que puedan negociarse algunos aspectos de la liberalización que resultaron controvertidos en la OMC), me ha parecido que, en su conjunto, el informe merece ser aprobado.

La introducción en la fase de comisión parlamentaria de algunos apartados sobre la necesidad de integrar las principales normas laborales y ambientales en los acuerdos comerciales de la UE y las referencias complementarias a aspectos de desarrollo hacen que el informe resulte más completo. Aunque podría haber ido más allá en sus consideraciones acerca del desarrollo, considero que los países destinatarios (Corea del Sur, la India y los países de la ASEAN, ya que estos últimos recibirán un trato especial y diferenciado para tener en cuenta a los países en desarrollo) estarán en buenas condiciones para defender sus intereses en las negociaciones en el marco de la generación actual de acuerdos comerciales bilaterales.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) En un mundo globalizado, los motivos de preocupación planteados en este informe son enormemente importantes. Aunque no estoy de acuerdo con algunos de los puntos mencionados, puedo entrever en esta lista de problemas y posibles soluciones un planteamiento que, en esencia, es realista. A mi juicio, este es uno de los aspectos más importantes.

El debate sobre la competitividad externa de la UE, o sobre la UE y la economía global, tiene que tener una base realista. Constituye un error extremadamente peligroso albergar la ilusión de que es posible sellar las fronteras, imponer reglas idénticas a las nuestras en todo el mundo e ignorar el impacto social de la competencia.

Por consiguiente, pienso que la estrategia correcta consiste en sacar el máximo beneficio de esta nueva realidad, al tiempo que se mantienen reducidos al mínimo sus efectos perjudiciales. Eso significa apostar por los aspectos de vanguardia y los tradicionales, así como en los que son específicos e intransferibles, en contraposición a lo que está sometido a la atracción de los niveles de vida en la zona europea. La idea en boga de que el mundo eurocéntrico (o más sencillamente, un mundo en el que Europa es importante tanto en el plano económico como en el estratégico) murió con la llegada de la economía global no es una verdad inamovible, es una opinión que puede quedar rebatida por los hechos; y los hechos están modelados por la voluntad política.

 
  
MPphoto
 
 

  José Albino Silva Peneda (PPE-DE), por escrito. (PT) Apoyo este informe y la idea de adaptar la política comercial de la UE a los retos futuros.

La posición preeminente de Europa en el mercado mundial nos permite prepararnos para el cambio de manera que podamos responder a la globalización sin abandonar nuestros intereses o el modelo social.

La mayor liberalización del comercio tiene que ir acompañada por un mejor uso de los instrumentos de defensa para combatir las prácticas comerciales desleales.

Sin querer hacer un llamamiento a favor del proteccionismo, que no reduciría los efectos de la globalización, resulta vital para Europa adoptar una postura firme acerca del cumplimiento escrupuloso de sus acuerdos comerciales internacionales.

No podemos permitir que nuestros competidores utilicen políticas de ayuda estatal para las exportaciones, apliquen devaluaciones artificiales de su moneda y transgredan las normas ambientales básicas. Resulta asimismo inaceptable que esos países hagan uso del trabajo infantil y la mano de obra forzosa y que no respeten los derechos de los trabajadores.

La apertura del comercio internacional y el acceso al mercado tienen que ser globales y recíprocos. Además, debe estar garantizada la inclusión de unas normas sociales y ambientales mínimas en nuestros acuerdos comerciales.

El proyecto europeo tiene que fundamentarse siempre en la solidaridad, el respeto por los derechos humanos y el desarrollo sostenible.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Wise (IND/DEM), por escrito. (EN) Apoyo la petición de rechazar esta propuesta, lo que haría innecesaria su revisión.

 
Última actualización: 1 de agosto de 2007Aviso jurídico