Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2007/2608(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

B6-0514/2007

Debates :

PV 10/12/2007 - 13

Votaciones :

PV 12/12/2007 - 3.13
CRE 12/12/2007 - 3.13
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2007)0612

Debates
Miércoles 12 de diciembre de 2007 - Estrasburgo Edición DO

7. Explicaciones de voto
PV
  

Explicaciones orales de voto

 
  
  

- Informe: Adriana Poli Bortone (A6-0464/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Renate Sommer (PPE-DE). - (DE) Señora Presidenta, hoy hemos asistido por fin a la adopción de un período de transición respecto a las reclamaciones nutricionales y de salud existentes en cuanto a las etiquetas de alimentos dirigidos a los niños. La Comisión lo había olvidado y trató de dejar al Parlamento cargando con el muerto. Hemos evitado que eso suceda. Hemos obligado a la Comisión a elaborar una declaración en la que reconoce la necesidad de introducir períodos de transición respecto a las reclamaciones relativas a la salud de los niños, y también a su desarrollo. En cualquier caso, el único problema es que la negativa permanente de la Comisión a presentar una propuesta a este efecto ha distorsionado la competencia. Ya se han retirado productos del mercado porque el Reglamento ha entrado en vigor entretanto. Ha sido una grave chapuza por parte de la Comisión.

Además, presenté una propuesta en nombre de mi grupo para la supresión del artículo 4. Fue una demostración política. Mantenemos nuestra opinión de que este Reglamento carece de sentido. No es posible producir perfiles de nutrientes para todos los alimentos. Casi la mitad de los diputados de esta Cámara comparten ese punto de vista. La EFSA, Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, ha declarado ya que no se ve capaz de proporcionar perfiles de nutrientes para todos los productos. Burocracia sin sentido; un instrumento legislativo superfluo.

 
  
MPphoto
 
 

  Hannu Takkula (ALDE). - (FI) Señora Presidenta, considero muy importante que admitamos y comprobemos las indicaciones sobre aspectos sanitarios respecto a determinados productos, pero es lógico que debamos garantizar que son ciertas y que se basan en el conocimiento. No es apropiado que una empresa produzca el estudio y los «argumentos comerciales» por sí misma, como si eso fuera suficiente para que se consideren válidos los argumentos respecto a la salud. En otras palabras, debe establecerse que la investigación y los conocimientos son apropiados y correctos y, por tanto, fiables.

Es muy importante que se garantice que las indicaciones sobre aspectos sanitarios y nutrición son correctas, y que éstas también posibilitarán que ciertas personas pasen a adoptar una dieta más saludable. Esto reviste especial importancia en el caso de los niños y los jóvenes, porque sabemos de los graves problemas que existen actualmente en Europa con la obesidad, la diabetes de tipo II y otros trastornos afines. Hemos de asegurarnos de que el valor nutricional es adecuado, y de que las indicaciones sobre aspectos sanitarios son ciertas.

 
  
  

- Informe: Klaus-Heiner Lehne (A6-0453/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE). - (CS) Señora Presidenta, he votado en contra del informe sobre la liberalización del mercado secundario de repuestos. Lo considero una estrategia incoherente.

Por una parte, insistimos en que la industria desarrolla automóviles cada vez más seguros, y combatimos la piratería industrial. Sin embargo, en contradicción con esta afirmación, este Parlamento ha legalizado hoy la producción de copias de repuestos, lo que supuestamente los hace más baratos. No obstante, a los consumidores no se les garantiza un estándar de seguridad exento de riesgo en el vehículo reparado. Los defensores de la liberalización, sobre todo del Reino Unido, afirman que las PYME se beneficiarán de esta política. Sin embargo, la mayoría de las copias baratas de repuestos sujetos a patente se producen actualmente en Asia, no en Europa. A pesar de ello, en los 10 Estados miembros en los que el diseño no se protege hasta la fecha, el coste de los repuestos es un 7 % superior que en los 17 restantes. Éstos siguen protegiendo el diseño, como Japón y otros grandes líderes de la industria automovilística. Me gustaría llamar la atención respecto al hecho de que, en el caso de accidente, tanto los usuarios de automóviles, como los peatones, correrán un mayor riesgo a causa del empleo de piezas de repuesto no originales de calidad inferior. Esta directiva constituye, por desgracia, un ejemplo de estrategia incoherente de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Březina (PPE-DE). - (CS) Señora Presidenta, a mí también me gustaría expresar mi desacuerdo con la limitación de la protección jurídica del diseño industrial de las piezas de repuesto. Somos testigos de un nivel de injerencia sin precedentes en el ámbito de los derechos industriales. Si existen abusos de monopolios por parte de propietarios de derechos industriales, pueden aplicarse instrumentos jurídicos ordinarios como los requisitos de licencia. La creación de un diseño industrial genera costes significativos, razón por la que la protección jurídica es pertinente, también, desde un punto de vista económico. Su supresión no dará lugar a la liberalización del mercado de repuestos como prevé la Comisión, sino, con toda probabilidad, a un incremento del precio del producto final. La reacción previsible de los productores ante la presencia de productores independientes en el mercado de repuestos consistirá en compensar sus pérdidas mediante la elevación de los precios. También resulta preocupante que el coste inferior de los repuestos de los productores independientes dé lugar a niveles menores de seguridad y de calidad. Lo que me preocupa es que, en el análisis final, será el cliente el que será colocado en una situación de riesgo.

 
  
  

- Informe: Giuseppe Castiglione (A6-0477/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Michl Ebner (PPE-DE). - (DE) Señora Presidenta, quiero decir que he votado a favor del informe Castiglione, y que creo que se trata de un documento muy equilibrado, sobre todo si consideramos la manera en que comenzó, con 800 enmiendas presentadas en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural. Indudablemente, los esfuerzos tanto del ponente, como de otros muchos diputados, han rendido su fruto en un sector plagado de graves dificultades; resulta absolutamente esencial que brindemos a los viticultores la perspectiva de una mejor época futura.

Creo que este informe sienta las bases para el progreso, y confío en que la Comisión Europea, actuando en el espíritu de los nuevos Tratados, tome debida cuenta (en su totalidad, si es posible) de las decisiones del Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Anja Weisgerber (PPE-DE). - (EN) Señora Presidenta, la votación de hoy sobre la reforma del mercado del vino constituye un resonante éxito para el Parlamento Europeo, así como para los diversas regiones vitícolas y los productores de vino. Por ejemplo, pudimos garantizar que seguirá siendo lícito enriquecer los vinos con sucrosa. El Parlamento rechazó asimismo los planes de la Comisión de promulgar disposiciones en esta etapa en las que se prescribe el levantamiento de la prohibición a nuevas plantaciones en 2014. En este caso, propusimos una solución viable con arreglo a la cuál, la decisión sobre la liberalización no se adoptaría hasta que se presentara un estudio al respecto en 2012. En lo que respecta al etiquetado de los vinos individuales, también alcanzamos un acuerdo en el que se tiene debida cuenta de los distintos sistemas de denominación utilizados en Europa. Por otra parte, tuvimos éxito en la incorporación de una salvaguarda en la regulación del mercado del vino que protege las Bocksbeutel, las botellas de forma especial utilizadas en mi región de origen de Franconia.

Señorías, hemos presentado hoy un marco muy equilibrado que constituirá una buena base para las próximas negociaciones en el Consejo. La pelota se encuentra ahora en el tejado del Consejo; nosotros, en el Parlamento, ya hemos completado nuestra labor, y lo hemos hecho muy bien.

 
  
MPphoto
 
 

  Ryszard Czarnecki (UEN). - (PL) Señora Presidenta, me complace que el Parlamento Europeo haya apoyado la propuesta de la Comisión de Agricultura, y en especial, la enmienda de los diputados polacos por la que se autoriza el uso de denominaciones de venta como «vino de frutas», «vino de manzana», o «vino de grosella». Estos vinos se llevan produciendo en mi país desde el siglo XIII (casi 800 años), y me satisface que el Parlamento Europeo haya reconocido la realidad y el hecho.

En conclusión, felicito a la Presidenta por su excelente conducción de las deliberaciones, sobre todo en el ambiente cargado (y en ocasiones, sobrecargado) de hoy. Señora Presidenta, le rindo homenaje como genuina representante de la escuela británica de conducta parlamentaria.

 
  
MPphoto
 
 

  Armando Veneto (PPE-DE). - (IT) Señora Presidenta, señorías, respecto a la votación sobre la organización común del mercado del vino, me gustaría destacar que voté a favor de la enmienda 294, presentada por el señor Lavarra, del PSE, y de la cuál soy cofirmante, porque considero que los consumidores tienen derecho a saber si se ha añadido sacarosa al vino que van a beber, y porque la trazabilidad del producto constituye actualmente un principio general por el que aboga la Unión, y no veo por qué no debería aplicarse en el sector vitícola.

Por el mismo motivo, voté a favor de la enmienda 310, presentada por el Grupo UEN; ninguna de ellas tiene repercusión en el compromiso para cuya consecución ha trabajo tan arduamente el señor Castiglione. Por último, en lo que atañe a la postura diferenciada que he adoptado en lo que se refiere a estas cuestiones respecto al Grupo al que pertenezco, la defensa de los intereses de los ciudadanos conlleva que la única postura política que creo que debo adoptar es la de aceptar toda propuesta que proteja tales intereses, con independencia del Grupo del que proceda.

 
  
MPphoto
 
 

  Danutė Budreikaitė (ALDE).(LT) La postura de la Comisión respecto al reglamento del Consejo sobre la organización común del mercado del vino discrimina a ciertos países, y en especial, a los nuevos Estados miembros.

Con el proyecto de promover los vinos de la UE en terceros países se pretende impulsar el comercio, pero, por alguna razón, resulta estar vinculado a las áreas de viñedos previamente explotados y a los datos sobre producción vitícola media en los tres últimos años. La Comisión pretende apoyar las exportaciones de vino y ciertas marcas. Los productores y exportadores en los países receptores de las ayudas se beneficiarían de la ventaja competitiva. El hecho de que los productores de vino en Lituania y otros países sin viñedos no reciben ninguna ayuda es inaceptable.

He votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE). - (CS) Apoyé la reforma del mercado del vino, que propiciará la mejora de la calidad y la competitividad de los vinos europeos. Esto atañe fundamentalmente a Italia, donde las vides ilegales deberán ser arrancadas y las subvenciones por sobreproducción de vinos de escasa calidad se interrumpirán. No obstante, la reforma no debe favorecer a los productores del sur respecto a los del norte. Estoy absolutamente en contra de que se arranquen vides en Moravia, donde todo lo que se produce se utiliza, y la producción vitícola tradicional reviste gran importancia, tanto desde el punto de vista cultural, como para el turismo en la zona. Me opongo a una prohibición del azucarado en Europa oriental, incluida Moravia, si no se prohíbe igualmente la acidificación del vino, practicada en los países meridionales. No comprendo por qué los viticultores moravios deben adquirir un mosto caro a los países del sur, únicamente para sustituir una tradición de azucarado de 200 años de antigüedad, modificando de ese modo el bouquet y el sabor tradicionales de sus vinos de calidad. Esto es contrario a los principios de la competencia en el mercado interior, y no puedo sino manifestar mi desacuerdo con tal medida. Agradezco a los colegas que, en la votación, nos respaldaron y, con ello, hicieron prevalecer el sentido común. La Comisión tendrá que atenerse ahora a lo decidido.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Březina (PPE-DE). - (CS) Hemos visto que los Estados del sur de Europa que disponen de un fuerte sector vitícola defienden a brazo partido sus excedentes de vino. Entretanto, debido a unas subvenciones excesivas, los bajos precios del vino excedentario están expulsando del mercado a los vinos de calidad de otros Estados miembros. Me opongo al hecho de que, mientras que la Comisión trata a los líderes del sector vitícola europeo con guante de seda, países como la República Checa son tratados de un modo estricto, e incluso severo. ¿De qué otro modo podemos interpretar la propuesta de mantener el uso frecuente de mosto en las regiones meridionales de la UE, mientras se prohíbe la adición de sucrosa? Por tanto, me complace enormemente que el Parlamento aborde la reforma de manera responsable, e incorpore a la misma un elemento de tratamiento equitativo y justo. Mediante el apoyo a la adición de sucrosa, el Parlamento benefició a la República Checa, entre otros países, demostrando su imparcialidad y resistencia a las influencias basadas en los intereses nacionales en conflicto. Entiendo que una reforma del mercado del vino es necesaria. No pongo en duda los objetivos fundamentales, sino la manera en que se consiguen. Incido en la importancia de mantener el principio de igualdad de tratamiento y no discriminación.

 
  
MPphoto
 
 

  Hynek Fajmon (PPE-DE). - (CS) Señora Presidenta, señorías, he votado en contra del informe del señor Castiglione, al igual que los demás diputados de la República Checa que pertenecen al Partido Democrático Cívico (ODS) checo. Una reforma planteada de este modo no beneficiará en modo alguno a la vinicultura checa, ni a la moravia ni, en realidad, a la europea. En lugar de procurar la liberalización y una reducción de la regulación y la carga administrativa, lo que constituiría una ayuda real para el sector del vino, existe una tendencia al incremento de la reglamentación, las restricciones y las órdenes. La planificación central nunca ha demostrado que genere resultados positivos; ni lo hará en el sector vinícola. Tal es el motivo por el que no he apoyado este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Daniel Hannan (PPE-DE). - Señora Presidenta, mi circunscripción del sudeste de Inglaterra es la región productora de vino de mayor crecimiento de Europa. La consecuencia del cambio climático es que ahora se está dedicando a la viticultura una parte del suelo inglés mayor que en cualquier otra época desde el reinado de Enrique II, durante el último período de calentamiento en Europa.

Los viticultores de los Home Counties (condados de los alrededores de Londres) nunca han recurrido a los subsidios de la UE. En Kent y Surrey, en Sussex y Hampshire, en Oxfordshire, Buckinghamshire y Berkshire, se han plantado viñedos comercialmente viables que se mantienen o sucumben en función de la calidad de lo que producen. Pero su propio éxito amenaza ahora con volverse contra ellos a medida que se aproximan al límite del cultivo comercial permitido.

Tras haber permanecido fuera del régimen regulador europeo y haber rechazado las ayudas, ahora se encuentran con que de todos modos van a ser regulados.

Del mismo modo que no pedimos dinero a Bruselas, no queremos que Bruselas nos imponga restricciones. Lo único que piden los productores de vino ingleses es que se les deje libertad para competir.

 
  
MPphoto
 
 

  Adriana Poli Bortone (UEN). - (IT) Señora Presidenta, señorías, he rechazado de plano un documento empeorado adicionalmente por la adopción de varias enmiendas, y en particular, debido a la introducción del azucarado, que habíamos conseguido evitar durante años, adoptando la perspectiva de que esta práctica no es más que una manera de compensar la naturaleza.

La mayoría de esta Cámara rechazó las ayudas al mosto, lo que, aunque se trata únicamente de una medida financiera, habría atenuado en cualquier caso los daños generados al permitir el azucarado. Se trata de una victoria para los países del norte, y de una derrota para los de la región mediterránea, que no han podido defender la naturaleza altamente profesional de sus territorios. Esta OCM es perjudicial para la calidad y la naturaleza típica y genuina de los productos, así como para los vinicultores, los productores, y los consumidores.

 
  
  

- Propuesta de resolución: La lucha contra el terrorismo (B6-0514/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Antonio Masip Hidalgo (PSE). - Señora Presidenta, creo que hoy ha sido muy positivo el que hayamos dado carta de naturaleza a la alianza de civilizaciones que en su día defendió el Presidente Zapatero y el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan. Creo que ésta es la base.

Además, con la Carta de los Derechos Fundamentales que hemos firmado, yo creo que también ahí tenemos la naturaleza de nuestra civilización y no el integrismo de los que han venido hoy a combatirla, integrismo que es violento y lamentable. También lo es cuando los islamistas adoptan ese mismo integrismo. Esos dos integrismos, de un lado y de otro, son los que tenemos que erradicar también en favor de que haya paz y no terrorismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Mario Borghezio (UEN). - (IT) Señora Presidenta, señorías, me gustaría señalar que voté en contra, aunque por error voté a favor (he notificado oficialmente esta circunstancia), del informe sobre terrorismo.

Un informe hipócrita, un informe que pone de relieve la actitud cobarde de la Europa de las instituciones respecto al terrorismo. Ni siquiera tiene el valor de llamarlo por su nombre: terrorismo islámico. Después, esta Cámara votó en contra de una enmienda presentada por un servidor y otros diputados del UEN en la que llamábamos la atención de Europa respecto a la infiltración de Al-Qaeda en el Magreb. Obviamente, la presentamos hace unos días y, por desgracia, los acontecimientos de ayer demuestran que llevábamos razón, más allá de nuestras previsiones más pesimistas. La carnicería islámica perpetrada por Al-Qaeda ha golpeado a la población pobre de Argel, que probablemente sean también islámicos.

Es vergonzoso que esto suceda a las puertas de Europa, y que esta Cámara rechace una enmienda en la que se realiza un llamamiento a favor de una acción de represalia, porque Europa no puede cerrar sus ojos a la amenaza que aguarda en su umbral.

 
  
MPphoto
 
 

  Dimitar Stoyanov (NI). - (BG) Me abstuve en la votación sobre la resolución en contra del terrorismo porque, lógicamente, no apoyo el desarrollo del terrorismo, pero no puedo respaldar tampoco un documento que, a mi parecer, se limita a propagar el pánico entre los ciudadanos europeos, y contribuye además a la consecución del objetivo último del terrorismo: el propio terror. Sin embargo, me complacieron las enmiendas propuestas por el Grupo Unión por la Europa de las Naciones, que fueron aprobadas, y en las que se señalaba que todo ha de tratarse a partir de la causa, como se refiere en el antiguo proverbio, que reza que toda enfermedad ha de tratarse a partir de la causa. Por tanto, si, por ejemplo, dejamos de ejercer presión sobre Israel para que suspenda su política segregacionista y la construcción del muro de separación de los árabes, que les privará de los derechos humanos básicos que les asisten, contribuiremos mucho más a la lucha contra el terrorismo que lo que podríamos mediante el pinchazo de teléfonos y la organización de la vigilancia de sitios web. En cualquier caso, las enmiendas propuestas en contra por el Grupo Unión por la Europa de las Naciones no deberían haber sido rechazadas, ya que en ellas se solicitaba atención respecto al desarrollo del terrorismo dentro de Europa, como en mi país, donde organizaciones terroristas prohibidas se desarrollan bajo la égida del partido MRF en el poder.

 
  
MPphoto
 
 

  Hannu Takkula (ALDE). - (FI) Señora Presidenta, creo que esta resolución es adecuada, pero ligeramente incoherente, ya que se obtiene la impresión en algunos pasajes de que, en cierta forma, se claudica ante el terrorismo. En otras palabras, no parece aceptar la idea de que el terrorismo deba eliminarse por completo, de que deba erradicarse; y la señora Muscardini del Grupo UEN planteó este asunto en su enmienda oral. Para mí, es una de las cuestiones que, quizá, deberían haberse examinado con mayor detenimiento cuando se debatió dicho informe.

Creo que la postura de la Unión Europea debe ser absolutamente clara en lo que atañe al terrorismo. Promovemos la democracia, los derechos humanos y la libertad de expresión, y no podemos aprobar el terrorismo bajo ninguna circunstancia. Me habría gustado ver asimismo que se otorgaba un mayor peso a la importancia de la educación al abordar las causas del fenómeno. Por ejemplo, la lucha contra el terrorismo en los Territorios Palestinos Autónomos debe basarse fundamentalmente en la educación, de manera que las generaciones futuras puedan formarse y crecer libres de odio y, por tanto, aprendan a vivir en una coexistencia pacífica con sus vecinos.

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE). - (DE) Señora Presidenta, en la lucha contra el terrorismo, debemos desplegar todos los medios efectivos, disponibles y compatibles con el Estado de Derecho. Si la Unión pretende ganar esa batalla, debe cooperar con sus socios.

Voté en contra de la resolución por su tono antiamericano. En lugar de tomar postura frente el terrorismo, el autor y muchos otros se posicionan contra la alianza con los Estados Unidos en la lucha contra este fenómeno. Otra razón por la que he votado en contra de la propuesta de resolución es que en ella se apela a la Comisión y al Consejo para que trasladen a detenidos de Guantánamo a Europa. Eso equivaldría a la importación de terrorismo a Europa. Sería una acción desacertada.

La tercera razón por la que voté en contra de la resolución consiste en que rechaza medidas que son manifiestamente utilizables en la lucha contra el terrorismo, a saber, la extensión de los registros de nombres de pasajeros a Europa, y un refuerzo de Europol.

 
  
  

Explicaciones escritas de voto

 
  
  

- Informe: Johannes Blokland (A6-0416/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) El Acuerdo de Aviación con Marruecos es el segundo relativo al denominado «espacio aéreo europeo común», y el primero celebrado, en este contexto, con un país no perteneciente al continente europeo.

Desde una perspectiva política de mayor relevancia, lamentamos el hecho de que en este acuerdo (como también sucedió inaceptablemente en el caso de la pesca) no se aclare de manera explícita que «por territorio bajo la jurisdicción del Reino de Marruecos se entiende el sometido a la soberanía marroquí de conformidad con el Derecho internacional», garantizando así el respeto del Derecho internacional y los derechos legítimos e inalienables del pueblo saharaui.

La soberanía marroquí sobre el territorio del Sáhara Occidental no se encuentra legalmente reconocida en el Derecho internacional, como subrayó el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya en su dictamen emitido en octubre de 1975. En consecuencia, Marruecos, que ocupa el territorio del Sáhara Occidental ilegalmente, carece de soberanía y jurisdicción sobre dicho territorio.

Por otra parte, este acuerdo se basa casi exclusivamente en el apoyo a dos objetivo a los que nos oponemos: la apertura de mercados y la armonización de los reglamentos para promover la competencia en el transporte aéreo.

 
  
  

- Informe: Reimer Böge (A6-0485/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) En junio y julio del presente año, la Comisión recibió la tercera y la cuarta solicitudes de movilización de este Fondo. Las solicitudes se referían a dos empresas alemanas y una finlandesa, todas ellas activas en el sector de las telecomunicaciones; en concreto, en la fabricación de teléfonos móviles.

Ambas solicitudes están relacionadas con la reubicación de la producción en países terceros, dando lugar al despido de 4 211 trabajadores.

Hasta la fecha, además de estas dos solicitudes y las dos peticiones francesas que han sido aprobadas ya, la Comisión ha recibido otras solicitudes de Italia, Malta, España y Portugal. Tales solicitudes tendrán que aprobarse a comienzos del próximo ejercicio.

Como hemos mencionado, la existencia de este fondo no puede servir para «amortiguar» los inaceptables costes sociales y económicos de la reubicación de empresas y los despidos derivados de tales operaciones.

Por tanto, insistimos en que debe establecerse un marco reglamentario para prevenir y sancionar las reubicaciones de empresas. Consideramos que toda concesión de ayuda pública a empresas debe condicionarse a la adopción de compromisos a largo plazo por parte de las mismas en lo que atañe al desarrollo regional y el empleo, y no deberá otorgarse ninguna ayuda que pueda utilizarse para promover reubicaciones. Igualmente, es esencial reforzar el papel de los representantes de los trabajadores en los consejos de administración de las empresas, así como en los ámbitos de toma de decisiones de gestión de naturaleza estructural.

 
  
MPphoto
 
 

  Nina Škottová (PPE-DE), por escrito. − (CS) Los fondos totales detraídos del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización representan en torno al 3,6 % y atañen únicamente a tres países. Sin embargo, la globalización afecta a todas las actividades humanas, en mayor o menor medida. El bajo nivel de uso de estos fondos suscita, al menos, dos preguntas: en primer lugar, ¿son los efectos de la globalización tan limitados?, y, en segundo lugar, ¿sabemos cómo obtener los recursos del Fondo? En otras palabras, en primer lugar, podemos preguntarnos si necesitamos este Fondo. Si creemos que sí, entonces, en segundo lugar, hemos de establecer una mejor definición de los efectos potenciales de la globalización, y revisar las normas para la obtención de fondos, de manera que el Fondo devenga accesible e inteligible para otros países y sus regiones más problemáticas. La indicación de elementos económicos, sociales y de otra índole también resultaría de ayuda en este sentido. Justificaciones como la que alude a la «imprevisibilidad» por parte de la Comisión resultan difíciles de aceptar. A causa de las dudas referidas, voté en contra de la propuesta.

 
  
  

- Informe: Reimer Böge (A6-0499/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) La movilización del instrumento de flexibilidad, junto con la enmienda del Acuerdo interinstitucional, son parte integral del proyecto de presupuesto comunitario para 2008.

Así, además de la corrección de 1 600 millones en el marco financiero plurianual, con la movilización del instrumento de flexibilidad se propone asimismo complementar la financiación de los programas del sistema europeo global de satélites de navegación (EGNOS-GALILEO) en unos 200 millones de euros. Por otra parte, mediante la movilización del instrumento de flexibilidad, la Política exterior y de seguridad común (PESC) de la UE debe recibir asimismo otros 70 millones de euros de financiación.

Cabe señalar que el ponente subraya que «las acciones exteriores en general, y la PESC en particular, no se encuentran suficientemente dotadas a largo plazo en comparación con las demandas identificadas actualmente». Explica que las «demandas identificadas» incluyen el refuerzo de las misiones de la UE en Kosovo y Afganistán. De este modo, se otorga un nuevo impulso a la injerencia y la intervención militar crecientes de la UE en apoyo de las operaciones de la OTAN, tanto en los Balcanes (de los que son ejemplo los preparativos para apoyar la «declaración unilateral de independencia de Kosovo», contraviniendo el Derecho internacional), y en Asia central, sobre todo mediante la financiación de estas «misiones» al margen del presupuesto comunitario. Se trata de objetivos políticos y militares con los que discrepamos abiertamente.

 
  
MPphoto
 
 

  Janusz Lewandowski (PPE-DE), por escrito. (PL) Señora Presidenta, la movilización del instrumento de flexibilidad, al igual que la revisión de la perspectiva financiera, constituyen el resultado natural del acuerdo de conciliación del 23 de noviembre respecto al presupuesto de 2008. Con dicho instrumento se pretende, en principio, salvaguardar el plan presupuestario en circunstancias excepcionales que resultan difíciles de prever. No obstante, con arreglo a mi modesta experiencia, el uso de este instrumento excepcional rara vez satisface los criterios establecidos en el acuerdo interinstitucional.

Tal es el caso con el proyecto de presupuesto de 2008. Tanto los 200 millones de euros para financiar el programa Galileo en 2008, como la suma de 70 millones de euros contemplados en la rúbrica IV para cubrir las necesidades crecientes en el área de la PESC, constituyen soluciones a problemas que eran previsibles. A pesar de las reservas de la delegación del Parlamento Europeo, que señaló una falta de financiación adecuada para la navegación por satélite, y una dotación de fondos insuficiente en relación con las ambiciones internacionales de la Unión Europea, dicha delegación no consiguió convencer al Consejo de la necesidad de elevar las asignaciones presupuestarias pertinentes.

En su forma definitiva, la perspectiva financiera presagiaba dificultades, que se manifestaron en la preparación del presupuesto para 2008. La verdad es que, en el curso del procedimiento de conciliación, el Parlamento resolvió los problemas creados por el Consejo. Dada la tergiversación de esta situación en los medios de comunicación, deberíamos extraer las conclusiones adecuadas para el futuro.

 
  
  

- Informe: Bogdan Golik (A6-0461/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Göran Färm, Anna Hedh e Inger Segelström (PSE), por escrito. (SV) No podemos respaldar un sistema en el que el dinero de los contribuyentes se utiliza para comercializar productos agrarios europeos en terceros países. Creemos que deben restringirse tales actividades, sobre todo en los países en desarrollo, puesto que corremos el riesgo de perjudicar a las empresas nacionales. Pensamos que la UE ha de promover la agricultura local en dichos países, sin minar la actividad de sus agricultores. Una producción local próspera puede significar una oportunidad para que estos países se desarrollen económicamente, así como una vía de avance en el terreno del desarrollo democrático.

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. (PT) La simplificación de la legislación europea en materia de acciones de información y promoción de productos agrícolas en el mercado interior y en terceros países es sumamente importante para el desarrollo de una PAC más sencilla y fácil de gestionar.

Apruebo la propuesta de la Comisión para mejorar el sistema, en particular, en lo que atañe a la consolidación reglamentaria que supone la fusión de los dos reglamentos relativos al mercado interior y los terceros países.

Voto a favor del informe Golik, y haría hincapié en la referencia que realiza a la necesidad de prestar más atención a las cuestiones de la información y la promoción en las negociaciones de la OMC.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogusław Liberadzki (PSE), por escrito. − (PL) Señora Presidenta, voy a votar a favor de la aprobación del informe del señor Golik sobre la propuesta de reglamento del Consejo sobre acciones de información y de promoción de los productos agrícolas en el mercado interior y en terceros países.

El ponente señala acertadamente que, para avanzar en la formulación de una política agraria sencilla y eficaz para Europa, el sistema comunitario de acciones de información y promoción de productos agrícolas en el mercado interior y en terceros países ha de simplificarse.

Convengo en que las campañas de información deben servir para que los consumidores tomen plena conciencia de la producción de la PAC sostenible, la elevada calidad de los productos agrarios de la UE, la agricultura biológica y los aspectos relacionados con la salud.

 
  
MPphoto
 
 

  Diamanto Manolakou (GUE/NGL), por escrito.(EL) En vista del hecho de que los debates en la OMC y los compromisos asumidos darán lugar a la abolición de las restituciones a la exportación, a recortes en las ayudas comunitarias por un importe de 20 100 millones de euros, y a reducciones de precios del 48 al 73 % en la mayoría de productos agrarios de la UE, habrá graves repercusiones en la renta agraria.

Con la propuesta de reglamento, la Comisión se propone contrarrestar las consecuencias negativas derivadas en el pasado del GATT y de las anteriores reformas de la PAC, que se intensificarán en un mayor grado con las reformas previstas de la PAC y la OMC. Las consecuencias se sentirán fundamentalmente en la distribución de productos agrarios, tanto a terceros países, como a Estados de la UE, puesto que los derechos de importación y las ayudas internas a la agricultura comunitaria se reducirán drásticamente al mismo tiempo.

Por tanto, se proponen programas de promoción e información. No obstante, los fondos asignados a tales programas no pueden hacer nada para contrarrestar las consecuencias. El resultado será un agravamiento de los problemas de la distribución de los productos agrarios comunitarios a terceros países, y también en la UE, una reducción de los precios abonados al productor, y una catástrofe absoluta para las pequeñas y medianas explotaciones agrarias, que ya percibían únicamente una renta agraria marginal. Por otra parte, los programas beneficiarán, fundamentalmente, a las grandes empresas agrarias con costes de producción competitivos.

 
  
  

- Informe: Pedro Guerreiro (A6-0467/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. (PT) La organización común del mercado (OCM) de la pesca y los productos de la acuicultura, uno de los cuatro pilares de la política pesquera común, debe someterse a una exhaustiva reestructuración.

Las prioridades consisten en la revisión de los aspectos relativos a la información del consumidor sobre los productos pesqueros, y a una distribución más equitativa del valor añadido a los productos a lo largo del proceso de comercialización en su conjunto (haciendo especial hincapié en el punto inicial de venta).

La UE debe encontrar asimismo soluciones para contrarrestar el «dumping social» que es actualmente práctica común en algunos terceros países, y que reduce la capacidad de nuestros productos pesqueros para competir.

Los intereses nacionales se protegen en este informe y, por tanto, merece mi voto.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Celebramos la aprobación del informe sobre la OCM de productos pesqueros, con el que se transmite una clara señal a la Comisión Europea de que se requiere urgentemente una ambiciosa revisión de esta OCM, con el fin de reforzar su contribución a la garantía de las rentas en el sector, la mejora de la comercialización de los productos pesqueros y el incremento del valor añadido de los mismos, sobre todo mediante un aumento sustancial de la financiación.

Dado que la OCM debe proporcionar una respuesta eficaz a los objetivos para los que se estableció, y que la inseguridad de los ingresos en el sector pesquero es atribuible en gran medida a la forma de comercialización en el mismo, la formación de precios en el punto inicial de venta, y la naturaleza irregular de la actividad pesquera, lamentamos que la Comisión de Pesca rechazara nuestras propuestas que van verdaderamente al meollo del asunto, y que incluyen, entre otras:

- la introducción de tasas de beneficio máximas;

- la necesidad de ayudas públicas y el establecimiento de mecanismos eficaces de intervención en el mercado;

- la consideración de los costes de producción en la definición de precios de orientación;

- la introducción de compensaciones financieras a cambio de reducciones temporales voluntarias de las capturas o del esfuerzo pesquero.

En cualquier caso, seguiremos defendiendo la pertinencia de estas medidas razonables.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − La organización común del mercado de productos de la pesca tiene por objeto garantizar la estabilidad del mercado y la seguridad de los ingresos para quienes trabajan en el sector. Estos objetivos y, desde luego, los objetivos recogidos en el Tratado CE son loables y deberían haber generado prosperidad en las comunidades pesqueras de Europa.

Lamentablemente, los últimos dos decenios y medio de control centralizado por parte de Bruselas, bajo la forma de la PPC, han sido desastrosos para esas comunidades. En el contexto de la PPC es imposible conseguir un mercado próspero con seguridad laboral, y el control de la administración de la pesca debe devolverse a los países que dependen de ésta.

 
  
  

- Informe: Jörg Leichtfried (A6-0482/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Como hemos señalado, las autoridades nacionales han cumplido durante mucho tiempo, y han hecho cumplir, los requisitos en vigor conforme a los acuerdos internacionales en el ámbito de la aviación civil. La cooperación entre los Estados miembros de la UE y entre éstos y otros países constituye ya una realidad, que puede promoverse y desarrollarse adicionalmente, pero que garantiza ya el respeto por la soberanía de cada país, por los trabajadores y sus derechos (garantizando la armonización social, en particular, mediante la aplicación de las condiciones más favorables), y por los derechos de los usuarios.

Con todo, las competencias de cada Estado miembro en el área de la aviación civil se transfieren gradualmente a la UE, un proceso que resulta especialmente negativo cuando se produce en un área en la que no existen límites claramente definidos.

En esencia, el establecimiento de la Agencia Europea de Seguridad Aérea constituye otro «paso» adelante en esa dirección. Debe subrayarse que esta agencia será responsable de ejercer competencias que, actualmente, son ejercidas por cada una de las autoridades nacionales. Básicamente, se trata de una medida diseñada para dar lugar a lo que se ha denominado el «cielo único europeo», así como la liberalización del transporte y la navegación aéreos a escala de la UE. Esta liberalización en nombre de la rentabilidad financiera pone en entredicho los derechos de los trabajadores, la calidad de los servicios y los niveles de seguridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − El informe Leichtfried señala la culminación de complejas negociaciones en las que participan el Parlamento, el Consejo y la Comisión. La ampliación de las competencias de la EASA es un avance importante para la seguridad aérea en Europa, y mi grupo ha podido apoyar el compromiso definitivo.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. (IT) Señora Presidenta, señorías, confirmo mi voto previo a favor del informe Leichtfried. Las negociaciones entre el Parlamento y el Consejo, con la ayuda de la Comisión, han dado lugar a este texto que, aunque no satisface por completo algunas de las demandas que he respaldado, constituye una buena solución de compromiso. Me gustaría subrayar el importante papel que desempeñará la Agencia Europea de Seguridad Aérea en lo que se refiere al seguimiento, no sólo de la aviación, sino también de las prácticas de las compañías. La Agencia será responsable de la renovación y la expedición de certificados y licencias, así como del seguimiento de la aplicación de normas de seguridad uniformes.

Asimismo, podrá imponer multas si no se ejecutan debidamente las medidas de seguridad pertinentes. Por tanto, me complace el compromiso alcanzado con la enmienda 15, que convierte a la Agencia en una entidad plenamente independiente e imparcial, también en los asuntos relacionados con la revocación de licencias y la imposición de multas. Deseo subrayar además que el personal desempeñará un importante papel en el desarrollo y el funcionamiento de este órgano. Como consecuencia, comparto plenamente la inquietud del ponente respecto a la mejora de la condición de esta tarea, posiblemente aprovechando el potencial que brinda el Estatuto de los funcionarios de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Brian Simpson (PSE), por escrito. − Votaré a favor de este informe y debo felicitar al ponente por lo que constituye una cuestión técnica de gran importancia. Quisiera, no obstante, hacer hincapié en algunos aspectos.

En lo que respecta a las licencias del personal de cabina, está claro que esta cuestión provoca cierta inquietud en determinados Estados miembros y ha dado lugar a un esfuerzo decidido de presión por parte de los sindicatos del personal de cabina. Creo que el ponente ha hallado un compromiso que despeja los miedos de algunos Estados miembros, si bien reconoce la importancia del papel que desempeña el personal de cabina. Algunas compañías aéreas abusan francamente del personal de cabina, no sólo al tratarlos como meros «camareros del cielo» sino también al emplearlos con contratos que pagan salarios mínimos por el máximo de horas, después de que hayan tenido que pagar su propia formación.

En segundo lugar, es importante reconocer que EU-OPS, tal como se ha aprobado en este Parlamento, pasa ahora a depender de la EASA. Pero me gustaría aprovechar la oportunidad para recordar a la Comisión y a EASA que las horas de vuelo y de servicio contenidas en la subparte Q del Reglamento EU-OPS no se pueden cambiar en tanto no se haya encargado un estudio de fatiga y se haya consultado al sector en sentido amplio.

Por último, espero que ahora se puedan introducir en toda la UE otros aspectos de la seguridad aérea, incluida la vigilancia de la puerta de la cabina y de la bodega de equipajes.

 
  
  

- Informe: Adriane Poli Bortone (A6-0464/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Como ocurre en general con la normativa en este ámbito, los objetivos específicos del informe se basan en la armonización de la legislación, las normativas y las disposiciones administrativas de los Estados miembros, con el fin de promover el desarrollo del mercado interior europeo, en este caso, con respecto a la nutrición y a las indicaciones sobre aspectos sanitarios realizadas respecto a alimentos.

La propuesta consta de dos enmiendas al Reglamento (CE) nº 1924/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos, y su objeto es disponer un período transitorio adecuado respecto a las declaraciones de propiedades saludables referentes al desarrollo y la salud de los niños.

Las declaraciones nutricionales utilizadas en un Estado miembro antes del 1 de enero de 2006 de conformidad con las disposiciones nacionales aplicables, que no estén incluidas en el Anexo al Reglamento (CE) nº 1924/2006 podrán seguir siendo utilizadas durante los tres años posteriores a la entrada en vigor del Reglamento. Las declaraciones de propiedades saludables distintas a las que se refieren al desarrollo y la salud de los niños también se benefician de las medidas transitorias que se detallan en el artículo 28, apartados (5) y (6) del Reglamento. Se han dispuesto ya medidas transitorias similares para las declaraciones relativas al desarrollo y la salud de los niños.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Skinner (PSE), por escrito. − He votado a favor de la aprobación de este informe debido a los controles que hay que realizar para garantizar la validez de las declaraciones de propiedades nutricionales y saludables que se han hecho. Mientras que para muchos es esencial una alimentación saludable a fin de lograr una vida prolongada y activa, también es esencial proporcionar a los consumidores una información adecuada. Durante demasiado tiempo, las declaraciones hechas por algunos fabricantes de productos de consumo populares han provocado la confusión de los consumidores en cuanto a las propiedades nutricionales y saludables de dichos productos. Pido a la Comisión que dedique tanto tiempo como sea necesario a garantizar la claridad suficiente a los ciudadanos europeos.

 
  
  

- Informe: Klaus-Heiner Lehne (A6-0453/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Bert Doorn (PPE-DE), por escrito. − (NL) La liberalización del mercado de repuestos de automóviles ha sido objeto de un encendido debate desde 1993. Creo que la supresión de los derechos sobre los diseños respecto a las partes visibles del vehículo hace tiempo que debía haberse efectuado. Por tanto, apoyo incondicionalmente la propuesta de la Comisión, puesto que, actualmente, no existe un mercado único de estas piezas que funcione de manera apropiada.

Cuando artículos funcionales como los espejos laterales y los faros tengan que sustituirse, los repuestos necesarios para restaurar el coche a su condición anterior deberán encontrarse fácilmente disponibles. Estoy a favor de una liberalización tan rápida como sea posible, y por tanto, de un período transitorio tan breve como resulte viable: cinco años. Lógicamente, votaré en contra de las enmiendas que hagan posible que los Estados miembros den largas a la liberalización durante el período transitorio.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Este informe contiene algunas enmiendas a la propuesta de una directiva concebida para liberalizar el mercado secundario de repuestos, aplicable al sector de los vehículos de motor, la industria de la maquinaria y los sectores de los bienes de equipo y de consumo.

En la propuesta de la Comisión se aboga por los mercados desprotegidos, mientras que, en este informe, se propugna un período transitorio de cinco años para los países en los que existe protección del mercado, como en el caso de Portugal.

Sabemos que, por un lado, los mercados protegidos dan lugar a que las grandes empresas dispongan de un monopolio del comercio de repuestos, dado que, en tales mercados, el consumidor ha de adquirir el recambio de una pieza defectuosa o dañada del productor original. El argumento utilizado es que el diseño del producto no debe alterarse, siendo el ejemplo más conocido el de la industria de la automoción, aunque esta propuesta de directiva se aplica asimismo a otros sectores. De todos modos, existen casos prácticos en los que la sustitución de una sola pieza requiere toda una combinación de repuestos, con los costes asociados para el consumidor.

Entretanto, por otro lado, hay fábricas en Portugal vinculadas al sector de la automoción en particular, que siguen operando gracias a su producción de repuestos para marcas bien conocidas, y para las que la «liberalización» del mercado podría causar problemas graves.

 
  
MPphoto
 
 

  Janelly Fourtou (ALDE), por escrito. – En el informe Lehne sobre la protección jurídica de los dibujos y modelos, he decidido apoyar y confirmar una enmienda que propone un período de 8 años de transición antes de la liberalización global de los derechos de propiedad intelectual sobre las piezas de recambio destinadas a restituir la apariencia de productos complejos, como los vehículos automóviles. Por el momento, los estudios de impacto no han demostrado que se produjera ningún descenso de precios significativo de esas piezas para los consumidores en los Estados miembros en que se ha llevado a cabo la liberalización.

Además, me parece que la Unión Europea va en contra de sus intereses en la materia. En otras partes del mundo se está protegiendo a la industria con derechos de propiedad industrial, y la Unión Europea, que por otra parte declara su voluntad de proteger a los consumidores y luchar contra la falsificación, no toma aquí la elección correcta.

En ello va el equilibrio económico del sector del automóvil y la seguridad de los ciudadanos europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. – La Directiva que se nos presenta sobre la protección jurídica de los dibujos y modelos propone la plena liberalización del mercado de las piezas de recambio, en especial en el sector del automóvil.

El texto del ponente matiza ampliamente esta propuesta introduciendo, en particular, la posibilidad de que los Estados miembros mantengan su legislación de protección estricta de los dibujos y modelos durante cinco años. Lo que se pretende, con la preservación del el monopolio de los constructores sobre la fabricación de las piezas de recambio, es en especial evitar la deslocalización de puestos de trabajo comunitarios a países como Turquía, Brasil o Corea, en los que la producción se realiza a menor coste y con menor calidad.

Una liberalización demasiado rápida de este sector podría entrañar además grandes riesgos, en especial para la seguridad de las personas. En efecto, si las piezas de recambio se fabrican sin ninguna responsabilidad de los constructores de automóviles, nada garantiza a priori su conformidad ni su calidad. Antes de cualquier consideración económica y política, tengamos presente el objetivo principal de la protección y la seguridad de los usuarios.

Así, después de Correos, el ferrocarril, la energía y la electricidad, Bruselas ataca ahora el sector de la construcción de automóviles. La lógica ultra globalizadora y de liberalización forzosa por razones ideológicas no tiene límites.

(Explicación de voto acortada en aplicación del apartado 1 del artículo 163 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Małgorzata Handzlik (PPE-DE), por escrito. − (PL) Señora Presidenta, el mercado interior es una estructura altamente compleja que ha equilibrado los intereses de los diversos grupos que dependen del mismo durante muchos años consecutivos.

El fin de esta directiva es lograr la liberalización completa del mercado secundario de repuestos. Por tanto, por un lado, tenemos grupos amplios de fabricantes de repuestos que exigen que sus derechos en cuanto a la libre competencia y la prohibición de un monopolio de mercado se tengan en cuenta; y por el otro, tenemos a los fabricantes de automóviles (y aquí nos centramos obviamente en la industria de la automoción) que basan la defensa de su producción de repuestos en la protección jurídica de lo diseños.

En esta situación, que a primera vista parece irresoluble, apoyo el planteamiento del ponente, que propone un sistema con arreglo al cuál, los diseños quedarían protegidos durante un período limitado. En la práctica, el plazo de protección se basaría en gran medida en el ciclo vital del producto complejo.

Convengo asimismo con el ponente en que, tras la adopción de un nuevo diseño protegido, la protección de los repuestos incluidos en el antiguo diseño debe vencer. También debería darse tal vencimiento cuando un diseño que no tenga sustituto deje de fabricarse. Tal propuesta me parece la más adecuada y la que protege mejor los intereses de los grupos afectados.

Apoyo asimismo la propuesta de acuerdo transitorio con arreglo al cuál los Estados miembros cuya legislación contemple la protección de los diseños de componentes podrán mantener tal protección durante cinco años transcurridos desde la entrada en vigor de la directiva.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − He apoyado el paquete de compromiso y he rechazado las enmiendas que pretenden ampliar el período transitorio de la «cláusula de reparación».

 
  
MPphoto
 
 

  Gary Titley (PSE), por escrito. − Apoyo un mercado europeo de repuestos competitivo. Ayudará a bajar los costes para los consumidores y a impulsar el negocio de las pequeñas y medianas empresas. En consecuencia, apoyo la propuesta de la Comisión, que abriría los mercados de repuestos a la competencia.

Así pues, no puedo apoyar las enmiendas que prolongan el plazo permitido para la liberalización del mercado hasta 8 años. Esto retrasaría el avance de conseguir nuestro objetivo de un mercado de repuestos competitivo.

 
  
  

- Informe: Giuseppe Castiglione (A6-0477/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Göran Färm, Anna Hedh e Inger Segelström (PSE), por escrito. (SV) Votamos en contra del informe y la propuesta de la Comisión por las razones que siguen:

- habíamos confiado en que la reforma significaría un ahorro para los contribuyentes de la Unión, y que el sector vitícola sería excluido de la financiación a través de la política agraria común. A largo plazo, creemos que las subvenciones comunitarias para la producción de vino en Europa financiada con cargo a impuestos deben cesar.

- Creemos que es censurable utilizar el dinero de los contribuyentes en la comercialización de vinos europeos. Entra en conflicto con la estrategia del Parlamento en materia de alcohol, con la que se promueve una visión restrictiva de la comercialización de bebidas alcohólicas. En ese contexto, elevar el gasto en acciones de comercialización constituye un reflejo desafortunado de la aplicación de un doble rasero.

- Nos oponemos asimismo a las propuestas en las que se aboga por el uso de los fondos de los contribuyentes europeos para comercializar vinos en terceros países. Creemos que debe actuarse con prudencia en la comercialización de los vinos europeos, sobre todo en los países en desarrollo, puesto que plantea el riesgo de ejercer una excesiva presión sobre las empresas nacionales. La Unión no debe socavar la actividad de los productores locales en los países en desarrollo, sino, por el contrario, prestarle su apoyo.

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. (IT) Señora Presidenta, voto en contra de este informe, no por el planteamiento general del señor Castiglione, que tiene algunos puntos positivos, como la imposición de límites cuantitativos y la compatibilidad medioambiental del arranque, la prohibición del uso de mostos procedentes de fuera de la UE y la ampliación de las medidas que los Estados miembros pueden gestionar de manera autónoma. Pero en mi opinión, el apoyo a la práctica de la incorporación de azúcar y la disposición que permitiría no reflejar esta práctica en la etiqueta destinada al consumidor son aspectos críticos. El apartado dedicado a los llamados vinos de frutas es también cuestionable en su totalidad, al igual que el enfoque general del informe en relación con el mosto. Como italiano espero que el Ministro De Castro y sus colegas sean capaces de negociar un marco jurídico de referencia que sea más respetuoso con la calidad y con los derechos de los consumidores.

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Bielan (UEN), por escrito. − (PL) Señora Presidenta, apoyo en su totalidad el informe del señor Castiglione sobre la propuesta de un reglamento del Consejo en materia de organización común del mercado del vino.

La creación de un mercado del vino regido por reglas sencillas y efectivas sobre la producción y los principios de la competencia leal en el mercado comunitario no hará sino mejorar la calidad de los productos europeos, y también elevar el nivel de vida de los productores de fruta.

También es importante que los consumidores conozcan el ciclo de producción de un producto determinado y su origen exacto.

Además, estas disposiciones serán decididamente beneficiosas para la producción de vinos de frutas en mi propio país, que es la principal razón por la que apoyo el informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Votamos en contra de este informe porque no modifica sustancialmente los aspectos más importantes de la mala propuesta de la Comisión Europea para el sector de viñedo y el vino.

Como siempre hemos dicho, disentimos de esta posición liberal, que avanza hacia el desmantelamiento de la organización común del mercado en el sector vitivinícola. El propio Parlamento Europeo ha llegado al extremo de permitir la adición de azúcar para aumentar la graduación con respecto a los valores actualmente en vigor.

Pero uno de los aspectos más graves es que deja abierta la cuestión de la liberación de los derechos de plantación a partir de 2013, pese a que el ponente reconoce que esto sólo servirá para concentrar la producción en manos de los mayores productores vinícolas, que ya disfrutan de los beneficios de ayudas públicas considerables y otros privilegios.

Asimismo, lamentamos que las propuestas que hemos hecho en el sentido de mantener los derechos de plantación y apoyar la reestructuración de las zonas vinícolas, especialmente las explotaciones familiares, las empresas vitivinícolas pequeñas y medianas y las cooperativas vinícolas, no se hayan adoptado, aunque observamos con satisfacción que sí se han aprobado algunas propuestas, en particular la que defiende la destilación de alcohol para beber.

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. (PT) Aunque coincido con la necesidad de reformar la OCM en el sector del vino y, en términos generales, apoyo la propuesta de la Comisión Europea, considero que el informe Castiglione ha hecho una importante contribución al proponer varias enmiendas que mejoran sustancialmente el documento de la Comisión.

Quiero señalar, entre otros aspectos positivos, la introducción de la posibilidad de mantener las ayudas a la destilación de alcohol de beber.

He votado a favor de las enmiendas 33 y 223 porque considero que la liberación del sector no debe ser brusca, y he rechazado las 314, 347, 293 y 217 porque no estoy de acuerdo con la introducción de la posibilidad de mantener el procedimiento de enriquecimiento con azúcar, una práctica que podría provocar desequilibrios entre productores; por tanto, en este punto, apoyo el texto original de la Comisión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Grossetête (PPE-DE), por escrito. – Celebro la orientación general del informe, pues revisa en profundidad la propuesta de la Comisión Europea que proponía, en particular, el arranque masivo de 400 000 hectáreas de vides. Esta posición no tenía en cuenta la realidad social de la profesión y habría provocado el aumento de los eriales y el deterioro de los paisajes. El informe considera el arranque una medida potencialmente interesante y se propondrá sobre una base voluntaria.

Otra propuesta positiva es la posibilidad de aplicar medidas de reestructuración del sector. El sector vitícola europeo debe disponer de operadores fuertes y con capacidad de conquista para afrontar la competencia internacional.

En cambio, la parte consagrada a la prevención de las crisis es necesaria, pero no suficiente. Habida cuenta de la variabilidad de la producción, las operaciones propuestas sólo permitirán atenuar las fluctuaciones. Falta un verdadero dispositivo de gestión de las crisis, renovado con respecto a las medidas actuales.

Por último, lamento que no se indique en la etiqueta el recurso al enriquecimiento mediante adición de sacarosa, lo que habría permitido una información clara y transparente para el consumidor.

 
  
MPphoto
 
 

  Christa Klaß (PPE-DE), por escrito. (DE) En la organización común del mercado del vino, la Comisión trata de tener en cuenta las características especiales de las regiones productoras de vino delegando más responsabilidades y ampliando el espacio abierto a la iniciativa.

Hoy, el Parlamento Europeo ha plasmado estos objetivos en un papel. Tenemos una confianza absoluta en nuestras propuestas, adoptadas por todos los diputados al Parlamento de todos los Estados miembros. En Europa, la vinicultura es parte de nuestro patrimonio. La cuna de la producción mundial de vino está aquí, en Europa. La vinicultura representa negocios, ingresos y empleos. No es labor de la Comisión buscar el equilibrio del mercado limitando nuestra producción o cambiando las reglas para hacer imposible la producción. Pero sí es tarea suya salvaguardar la cuota que detentamos en los mercados mundiales y garantizar que nuestros productos gocen del prestigio internacional que merecen. El objetivo no debe ser restringir el mercado, sino abrir mercados nuevos. ¿Por qué hemos de modificar los métodos de vinificación de vinos que se están vendiendo bien? Nuestros métodos de vinificación están arraigados en culturas y tradiciones antiguas.

Hoy, el Parlamento Europeo ha confirmado claramente su apoyo a favor de más medidas de mercado, de presupuestos nacionales y espacio para la iniciativa regional, a favor de la derogación sensible a la realidad social de las medidas intervencionistas y de la conservación de las prácticas enológicas vigentes; en otras palabras, de la adición de sacarosa y de mosto concentrado rectificado (MCR), aditivos que deben colocarse en pie de igualdad por medio de más subvenciones para el MCR.

Espero que nuestras propuestas se incorporen a la nueva organización común del mercado del vino.

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE), por escrito. (DE) En los años en que las condiciones son desfavorables para el cultivo de la vid y en que la insolación es insuficiente, el contenido de fructosa de la uva no basta para producir el volumen de alcohol necesario para la fermentación. Por eso añadimos azúcar, que no altera el sabor del vino. Lo esencial es añadir el azúcar antes de la fermentación, no después, pues su función no es actuar como edulcorante del vino; además, la adición de azúcar sólo es admisible para vinos de mesa y vins de pays.

Esta situación debería mantenerse así en el futuro. Los planes de la Comisión para sustituir el azúcar de remolacha, que hasta ahora era el aditivo habitual, por mosto de uva procedente de las regiones meridionales con excedentes de producción no es aceptable. Además del apasionado debate de los expertos en lo relativo a las alteraciones del sabor, hay un argumento ambiental. A mi juicio, no tiene sentido transportar mosto de uva a través de toda Europa hasta zonas que ya disponen de azúcar de remolacha.

 
  
MPphoto
 
 

  Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) Las enmiendas al informe que hemos de examinar en la votación de hoy son bastante ridículas. Por ejemplo: la cantidad de azúcar que deben contener los distintos tipos de vino es asunto del consumidor que compra los productos y que, por tanto, decide. No debe determinarse en las instituciones de la UE mediante procesos de decisión.

En otras partes del mundo, los productores han sabido elaborar vinos que satisfacen el gusto de los consumidores europeos y que, al mismo tiempo, son más baratos que los vinos de Europa. En opinión mayoritaria del Parlamento Europeo hay que luchar contra esto inyectando más dinero en la política agrícola y lanzando diversas campañas.

Es indudable que en Europa se producen vinos excelentes. La cuestión de principio es si hay derecho a perjudicar a los países más pobres con el fin de favorecer la producción vinícola europea.

Cuando se habla de la producción de vino es importante adoptar una perspectiva que tenga en cuenta todos los factores, incluido el interés de la salud pública. El informe carece de esta visión.

Por ello he votado en el sentido de rechazar la propuesta de la Comisión y el informe del Parlamento Europeo sobre este particular. Los productores vinícolas deberían operar en un mercado libre y no recibir enormes subvenciones de la UE, como ocurre ahora.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Claude Martinez (NI), por escrito. – La Comisión quiere acabar con la población de viticultores de Languedoc-Roussillon, la tierra de la cruz occitana sobre fondo rojo, símbolo de un siglo de revueltas de 1907 a 1976, de Marcelin Albert a André Castéra, y que va del Ródano al Garona. Quiere acabar con ella para instalar en esas tierras a jubilados de la Europa anglosajona, a bebedores de té que pasarán a ocupar el lugar de la gente de la vendimia y del vino de Minervois, Corbières, Costières o las viñas de Picpoul.

¡Es un delito de civilización! Y todo esto ocultándose tras la mentira de una supuesta sobreproducción, porque hay que decir toda la verdad.

Hay 150 000 hectáreas de vides ilegales en España e Italia. Hay que arrancarlas;

la sobreproducción es de hecho una sobreimportación de 12 millones de hectolitros al año;

el Pacífico planta las vides que nosotros arrancamos.

Y, cuando China beba... al mundo le faltará vino.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Con su propuesta de reforma de la producción vinícola, la Comisión parece habernos preparado otro plato fuerte. Por una parte, trata de secar las fuentes de vino de Europa remunerando la reducción de la superficie total de viñedo al tiempo que, por otra, pretende permitir la plantación de viñas en cualquier parte a partir de 2013. Si se levantan las restricciones impuestas a la plantación, los viñedos de montaña, que exigen una mano de obra muy nutrida, serán inviables.

Como si no fuese suficiente para hacer que estos productores vinícolas teman por su supervivencia, la prohibición planificada del enriquecimiento con azúcar dejará a todo el norte de Europa sin cosecha de uva los años de poca insolación, al tiempo que la abolición de las ayudas para el mosto de uva concentrado imposibilitará también la producción de vino en la Europa meridional. Añádase la discutida prohibición a la denominación «vino de mesa», que inevitablemente desembocará en la superproducción de vinos varietales de categoría mínima, y será imposible no pensar que los planificadores de esta reforma carecen sencillamente de los conocimientos prácticos y de la sensibilidad necesarios. El informe Castiglione mejora estas propuestas, y por eso he votado a su favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Pierre Pribetich (PSE), por escrito. – Mis compañeros y yo aprobamos por una gran mayoría el informe de Giuseppe Castiglione sobre la OCM del vino.

He apoyado en particular cuatro enmiendas que considero fundamentales para preservar el sector vitivinícola europeo, y especialmente el de Borgoña y el Franco Condado, pero también para mejorar su competitividad.

He votado a favor de la enmienda 271, que se opone al proyecto de la Comisión Europea de poner fin a la chaptalización. En efecto, es primordial mantener las tradiciones vitícolas de chaptalización vigentes en muchas regiones de Europa, entre ellas Borgoña y el Franco Condado, de donde soy elegido.

He apoyado asimismo las enmiendas 33 y 223, que se oponen a la liberalización total de los derechos de plantación el 1 de enero de 2014: el interés de los viticultores exige que se espere a que finalice el régimen de arranque para ver su eficacia antes de prever una liberalización.

Por último, he votado a favor de la enmienda 107, que tiene por objeto mantener las prestaciones vínicas.

Por estar globalmente conforme con las enmiendas votadas por el Parlamento, he apoyado este informe y espero que pueda influir favorablemente en el Consejo de Agricultura de los días 17 a 19 de diciembre. En ello va el interés de nuestras regiones.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. (IT) Señora Presidenta, señorías, voto a favor del informe de nuestro estimado colega el señor Castiglione. Hace mucho tiempo que se deja sentir la necesidad de una reforma del sector del vino que restaure el perfil y la competitividad de los vinos comunitarios y que permita a los productores europeos recuperar antiguos mercados y abrir otros nuevos. Los productores europeos, y en especial los italianos, están sufriendo la competencia despiadada de nuevos productores.

La causa no está en la disminución del consumo interior, sino en los exagerados costes de producción, en unos reglamentos excesivamente rígidos y complicados que a menudo limitan la posibilidad de ajustar la producción a las variaciones de la demanda, y en unas políticas de promoción y marketing demasiado tímidas. Necesitamos sacar el máximo partido a la calidad de los vinos europeos e italianos. Para que la Unión Europea consolide su posición de liderazgo en el sector vinícola, la reforma de la OCM del vino debe centrarse en mejorar la calidad, y esto significa fomentar, salvaguardar y reforzar los vinos regionales, con denominación de origen y con indicación geográfica, que representan los productos europeos de calidad en el mercado mundial.

 
  
MPphoto
 
 

  Karin Scheele (PSE), por escrito. (DE) En los años en que las condiciones son desfavorables para el cultivo de la vid y en que la insolación es insuficiente, el contenido de fructosa de la uva no basta para producir el volumen de alcohol necesario para la fermentación. Por eso añadimos azúcar, que no altera el sabor del vino. Lo esencial es añadir el azúcar antes de la fermentación, no después, pues no su función no es actuar como edulcorante del vino; además, la adición de azúcar sólo es admisible para vinos de mesa y vins de pays. Esta situación debería mantenerse así en el futuro. Los planes de la Comisión para sustituir el azúcar de remolacha, que hasta ahora era el aditivo habitual, por mosto de uva procedente de las regiones meridionales con excedentes de producción no es aceptable.

 
  
MPphoto
 
 

  Brian Simpson (PSE), por escrito. − He votado a favor de este informe, pero sigue habiendo muchos aspectos preocupantes que el Parlamento ha decidido no abordar, en especial el de hacer el sector más competitivo frente a las importaciones de terceros países, y el de mejorar la calidad del vino producido en el ámbito de la UE. Lamentablemente, las prioridades nacionales y regionales han obstaculizado un programa de reformas duraderas.

En Europa debemos proteger nuestro vino de calidad, y también debemos abordar la cuestión de producir vino de calidad a un precio asequible. No cabe duda de que las propuestas de la Comisión se han atenuado. Pero, afortunadamente, mi enmienda para suprimir los criterios de minimis y las enmiendas para permitir la chaptalización han sido aceptadas por el Parlamento. Estas enmiendas son cruciales para los países septentrionales y para mis propios productores de vino en el Reino Unido.

El sector europeo del vino todavía se enfrenta a muchas amenazas, y en la UE estamos viendo cómo nuestra propia cuota de mercado desaparece en favor de los países del Nuevo Mundo.

Pero, ¿por qué? Porque son capaces de producir vino de excelente calidad a un precio asequible y con una estrategia de marketing basada en lo que el consumidor quiere en el siglo XXI; no en lo que plantaron los romanos en el siglo III. Necesitamos calidad, no cantidad, y necesitamos producir un vino que ofrezca una buena relación calidad-precio.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Skinner (PSE), por escrito. − El mercado del vino en la UE depende de la existencia de la mayor variedad posible de elección y de una producción local sostenible. Para muchos, la del vino es una cuestión cultural, tanto como pueda serlo el propio idioma. De ahí que mi voto de hoy haya sido tan argumentativo.

Las consecuencias del etiquetado del azúcar o de denegar a las bodegas el uso de azúcar añadido habrían sido prohibitivas para la producción de vino en la Europa septentrional. Actualmente, muchos vinos excelentes tienen su origen en el Reino Unido y especialmente en el sudeste de Inglaterra. Así ha sido desde que los romanos llevaron el vino por primera vez al Reino Unido.

He votado a favor de mantener esta tradición y a favor de un mercado abierto.

 
  
  

- Propuesta de resolución: La lucha contra el terrorismo (B6-0514/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Bradbourn (PPE-DE), por escrito. Los conservadores hemos votado en contra de esta resolución porque, en primer lugar, la propuesta requiere una mayor implicación de la UE a través del Tratado de Reforma propuesto y, por tanto, ampliaría las competencias de la UE en el ámbito altamente sensible de la seguridad nacional. Los conservadores creemos en una asociación sólida a escala mundial con todos esos países que luchan contra el terrorismo y, especialmente, con nuestros aliados estadounidenses. Esta propuesta no reconoce la necesidad de cooperar, más que armonizar, en esta cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Michael Cashman (PSE), por escrito. − La delegación socialista británica (EPLP) ha acogido con satisfacción la resolución sobre terrorismo y ha votado a favor de la misma. Si bien la versión final de la resolución adoptada por el Parlamento europeo no es perfecta, reconocemos la importancia de enviar un mensaje claro e inequívoco a quienes amenazan nuestro estilo de vida, en el sentido de que no cederemos.

El EPLP está convencido de que la UE hará todo lo que pueda para vencer al terrorismo y de que, con la colaboración de los Estados miembros vecinos y de los aliados internacionales, tenemos más probabilidades de alcanzar este objetivo esencial que mediante políticas aislacionistas.

Asumimos la plena responsabilidad de nuestro papel de diputados y examinaremos de manera exhaustiva las propuestas de la Comisión en este ámbito, con el fin de asegurarnos de que cualquier legislación que se adopte es apropiada, proporcionada y respetuosa con los derechos fundamentales de nuestros ciudadanos. Seguiremos siendo críticos con la política de los aliados cuando existan diferencias de política, pero reconocemos y acogemos con satisfacción la cooperación actual entre la UE y los estados democráticos, especialmente la importante relación existente entre la UE y los Estados Unidos, en el ámbito de la Justicia y Asuntos de Interior. Seguimos convencidos de que es la cooperación con nuestros aliados, y no al antagonismo o las represalias, lo que derrotará a quienes buscan destruir nuestros valores y principios con la violencia y el odio.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylwester Chruszcz (NI), por escrito. (PL) Señora Presidenta, los Estados miembros de la UE están obligados a combatir el terrorismo en todas sus formas, siempre dentro de los límites de la ley y del respeto de los derechos humanos y civiles y de las libertades. La lucha contra el terrorismo sobrepasa las fronteras nacionales, y la necesidad de cooperación internacional es obvia.

Es absolutamente necesario que todas las instituciones y autoridades con competencias especiales en la lucha contra el terrorismo estén sujetas a un control democrático completo ejercido por un poder judicial independiente.

La lucha contra el terrorismo no debe servir —como pretende la resolución adoptada hoy— para aumentar los poderes policiales y jurídicos de Bruselas a expensas de los estados nacionales. Por eso no apoyo la resolución de hoy sobre el terrorismo en la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Patrick Gaubert (PPE-DE), por escrito. – El terrorismo constituye más que nunca una amenaza común para la seguridad de todos los ciudadanos de la UE. Por ello, el Grupo del PPE-DE ha hecho de la lucha contra el terrorismo una de sus prioridades de acción y ha pedido que se adopte una resolución en este sentido.

La resolución propuesta resalta el difícil pero necesario equilibrio entre seguridad y respeto de las libertades individuales. En efecto, en las democracias europeas, hay que velar por que los instrumentos creados en el marco de la lucha contra el terrorismo sean proporcionados, de forma que no se pongan en peligro las libertades individuales de cada ciudadano.

No obstante, no hay que perder de vista que la Unión Europea tiene por objetivo, en primer lugar, defender el derecho de cada ciudadano europeo a la vida y a la seguridad, previniendo y combatiendo el terrorismo.

Es lamentable que muchas disposiciones, especialmente desproporcionadas y a veces injustificadas, hayan roto el equilibrio de este texto. A pesar de las enmiendas introducidas por nuestro Grupo, el texto finalmente adoptado por el Pleno no es conforme ni al espíritu ni a la línea que defendemos en este ámbito; por esa razón, he votado en contra de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Aunque contiene aspectos que critican, si bien con tibieza, las violaciones de los derechos humanos cometidas en nombre de la llamada «lucha contra el terrorismo», violaciones que condenamos clara y firmemente desde el principio, esta resolución no se desmarca de tales actuaciones ni critica el incumplimiento del derecho internacional y el terrorismo de estado cuando se practican en nombre de esa lucha.

Es cierto que critica el incumplimiento del derecho a un juicio justo y a la protección de datos, la falta de transparencia y de control democrático y la negativa del Consejo a responder a las «a las acusaciones de abuso de poder con el pretexto de la lucha antiterrorista, en particular en el caso de las entregas extraordinarias y cárceles clandestinas de la CIA».

Sin embargo, no podemos aceptar que, con el disfraz de la llamada «lucha contra el terrorismo», el Parlamento «acoge con satisfacción el nuevo Tratado de Reforma» y pida a «los Estados miembros que lo ratifiquen»; que sea necesario subrayar una vez más que «Estados Unidos son un socio esencial en este ámbito» adoptando la política exterior estadounidense en su totalidad; o que haya que solicitar «reforzar de la función operativa de Europol» y concederle con este fin «capacidad para llevar a cabo investigaciones independientes».

 
  
MPphoto
 
 

  Mary Lou McDonald (GUE/NGL), por escrito. − No puedo apoyar la propuesta de resolución de hoy sobre la lucha contra el terrorismo por varias razones.

En primer lugar, su acogida entusiasta del Tratado de Reforma (Tratado de Lisboa) no es algo que yo pueda compartir. Creo que el Tratado de Reforma no hará de Europa un lugar más seguro para los ciudadanos de los Estados miembros.

También me preocupan, en esta propuesta de resolución, los aspectos relativos a las libertades civiles. Esta propuesta de resolución, a pesar de contener algunos puntos excelentes, está desequilibrada, con un énfasis excesivo en la legislación y en la cooperación en materia de seguridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Europa se ha convertido en un blanco más apreciado por los terroristas porque se ha dejado reducir al papel de comparsa en el incumplimiento de la legislación internacional y de los derechos humanos cometidos en nombre de la política exterior de Estados Unidos y también porque no ha sabido actuar como intermediario honrado en el conflicto Palestino. Ya es hora de que la UE reconozca que la inmigración masiva desde el mundo islámico es un riesgo potencial para la seguridad, en particular desde que emigrar a Europa se ha convertido en un medio de adquirir el estatuto de mártir y desde que la infiltración en el occidente cristiano por parte de los inmigrantes musulmanes se ha declarado objetivo religioso.

En lugar de actuar en consecuencia y presionar a favor de la interrupción inmediata de la inmigración desde países islámicos y de actuar con firmeza en la repatriación de inmigrantes ilegales, la UE está adoptando un actitud cautelosa para no irritar a los musulmanes que ya viven aquí. Hoy he votado en contra sobre todo porque este informe parece ver en el Tratado de Reforma, con su menosprecio por la democracia, el remedio del terrorismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Cristiana Muscardini (UEN), por escrito. (IT) Hemos pedido al Parlamento Europeo que aborde seriamente el problema del terrorismo en el periodo parcial de sesiones de julio. Pero alguna persona inteligente decidió debatir esta cuestión en septiembre y votar en diciembre. Otros cinco meses desperdiciados y todavía más palabras dirigidas más a defender el derecho a la libertad de expresión de los terroristas que aprovechan cada vez más las redes de información, que a proteger la seguridad de los ciudadanos europeos y de otros países atacados por el terrorismo.

Concedemos el premio Sajárov al señor Osman y dejamos que vaya solo a luchar para defender las vidas de millones de personas en Darfur, seguimos apartando la vista ante la violencia de los fundamentalistas islámicos en Somalia y vertemos lágrimas de cocodrilo por las 50 víctimas de Argelia.

¡Qué vergüenza!

Por eso no puedo apoyar su resolución y por eso votaré en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Athanasios Pafilis (GUE/NGL), por escrito.(EL) La resolución del Parlamento Europeo iguala y en muchos aspectos sobrepasa la política reaccionaria y las medidas antidemocráticas de la UE, que, con el pretexto de combatir el terrorismo, restringe los derechos personales fundamentales y las libertades democráticas de los trabajadores. Solicita estrechar aún más la cooperación policial y judicial entre los mecanismos de aplicación de la ley y los servicios de seguridad secretos de los Estados miembros, Europol y Eurojust, y mejorar la eficacia de las bases de datos SIS II y VIS para ampliar y aumentar la eficacia de la vigilancia y la recogida de información sobre trabajadores en toda la UE. Esta resolución no sólo se alinea plenamente con la nueva dimensión que la UE está dando a su «estrategia de lucha contra el terrorismo», es decir, la persecución y prevención de la denominada «radicalización violenta», sino que además solicita que la estrategia se defienda y se dirija, entre otras cosas, contra la «incitación a la violencia». Esta estrategia contra la «radicalización» revela el objetivo real de esta denominada política de «lucha contra el terrorismo» de la UE y sus mecanismos de aplicación: todos los que se oponen a su política reaccionaria y la combaten. Pero por muchas resoluciones que aprueben los voceros políticos de los monopolios, no detendrán los movimientos de oposición y la corriente de opinión cada vez más caudalosa que se opone a la propia UE considerada como unión interestatal imperialista del capital europeo.

 
  
  

- Propuesta de resolución: programa legislativo y de trabajo de la Comisión para 2008 (B6-0500/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Colm Burke, Avril Doyle, Jim Higgins, Mairead McGuinness y Gay Mitchell (PPE-DE), por escrito. − La delegación del Fine Gael en el Parlamento Europeo ha votado en contra del apartado 16 de la resolución sobre el Programa Legislativo y de Trabajo de la Comisión para 2008, ya que nos oponemos rotundamente a cualquier iniciativa de la UE para establecer una Base Imponible Consolidada Común del Impuesto sobre Sociedades (BICCIS). Celebramos que la Comisión no tenga intención de proponer una legislación sobre esta cuestión en su programa para el año próximo.

La competencia fiscal es vital para fomentar el crecimiento, atraer la inversión y capacitar a los Estados miembros, especialmente los de la zona euro, para que gestionen su economía. El BCE establece los tipos de interés y el Pacto de Estabilidad y Crecimiento establece los requisitos de préstamos e inflación para la zona euro; por tanto, la política fiscal es uno de los instrumentos más importantes que les quedan a los Estados miembros de la zona euro según el Tratado, y se debe proteger.

Los diputados del Fine Gael creen que una BICCIS de la UE terminaría desembocando en el establecimiento de un tipo impositivo único en Europa y están decididamente en contra de ello.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Votamos contra esta resolución porque no se han aceptado las propuestas que expresan nuestra grave inquietud por la aceleración del proceso de liberalización y desregulación que está ocurriendo en muchos sectores y que supone una amenaza para el empleo, la calidad de los servicios prestados y el futuro de los servicios públicos en la UE. Lo que queda está sesgado por una postura contraria al Estado como proveedor de servicios de interés general, y se hace hincapié sólo en la liberalización.

La política monetaria y fiscal de la UE también ha sido restrictiva, centrada en el objetivo primordial de estabilizar los precios y consolidar el presupuesto en conformidad con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, aunque sepamos que el proceso de convergencia nominal tiene un efecto adverso sobre el crecimiento económico y el empleo, la cohesión económica y social, la convergencia real entre los Estados miembros de la UE y la inversión pública.

También hace hincapié en la neoliberal Estrategia de Lisboa, que ha sido el principal instrumento usado en la UE para promover la liberalización y privatización de los servicios y las instalaciones públicas, la flexibilidad y adaptabilidad de los mercados laborales, las reducciones salariales y la apertura a los intereses privados de la mayoría de las prestaciones de la seguridad social, incluidas las pensiones y la salud.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (PSE), por escrito. − (PL) Señora Presidenta, el programa de trabajo para 2008 adopta un enfoque complejo orientado hacia la implantación de una visión de Europa que satisfaga las expectativas futuras de sus ciudadanos. Las prioridades principales de la Comisión Europea para el próximo año son actividades de fomento del crecimiento económico y el empleo, el desarrollo sostenible y la gestión de los flujos migratorios. También se interesan por el cambio climático, la energía, la ampliación futura de la UE y la acción en el ámbito internacional.

Debe recalcarse que el plan de trabajo se ha elaborado a la luz de conversaciones detalladas celebradas con otras instituciones, incluidos los asuntos tratados recientemente en el debate sobre la globalización en la reunión informal del Consejo en Lisboa. El programa también incluye prioridades en el campo de las comunicaciones que representan un paso más por parte de la Comisión en su esfuerzo por mejorar la difusión de la información sobre la UE entre los ciudadanos de Europa.

Me ha complacido ver el anuncio de un nuevo método de aplicación del principio de subsidiariedad y la evaluación independiente de las consecuencias de la legislación propuesta para evitar errores en el futuro. Son también bienvenidas las propuestas de nueva legislación para mejorar la situación de las mujeres, especialmente mediante la conciliación de las necesidades de la vida familiar y laboral, un paso importante para combatir la disminución de la tasa de crecimiento natural de Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Entre los muchos aspectos criticables de este asunto, quisiera centrarme en una de las prioridades para el 2008, descrita por el Presidente de la Comisión como una de las más importantes: la ratificación de la propuesta de un Tratado de la Unión Europea.

La mayoría del PE «Celebra el compromiso contraído por la Comisión de apoyar la ratificación del Tratado de Reforma», «insta a la Comisión … a intensificar su esfuerzo para desarrollar una política de comunicación más eficaz para lograr que los ciudadanos conozcan mejor la actividad de la UE … con vistas a preparar el camino a la ratificación del Tratado de Reforma y las elecciones europeas en 2009» y «pide a la Comisión que exponga claramente cómo piensa poner en práctica el contenido de sus prioridades … en particular en lo relativo al Tratado de Reforma».

En vista de la función inadmisible desempeñada por la Comisión durante los referendos de la denominada «Constitución Europea» celebrados en 2005, tales intenciones, por mucho tiempo proclamadas y ahora reafirmadas, supondrán, si se llevan a cabo, una verdadera interferencia en el proceso de ratificación, que es asunto de cada uno de los Estados miembros.

¡Qué contradicción por parte del Presidente de la Comisión que, cuándo se le preguntó por el proceso de ratificación, respondió que la decisión era competencia de cada uno de los Estados miembros, pero que una de sus prioridades era inmiscuirse en esa decisión!

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Ya que ha sido imposible lograr los fondos privados inicialmente previstos para complementar la financiación del proyecto Galileo, la Unión Europea «decidió» que debería financiarse íntegramente con capital público, en particular del presupuesto de la Comunidad.

Esto es la razón de la enmienda al Acuerdo Interinstitucional (AII) —que define el marco financiero para 2007-2013— para aumentar el tope para las autorizaciones concedidas en virtud del subapartado 1a (competitividad para el crecimiento) durante los años 2008 al 2013 hasta un total de 1 600 millones de euros a precios actuales a cambio de reducir el presupuesto y la aplicación de los capítulos recogidos bajo el punto número 2 («conservación y gestión de los recursos naturales», es decir, agricultura, pesca y medio ambiente) en 2007.

Con esta revisión del AII y la movilización del instrumento de flexibilidad, la UE está asegurando el futuro de su gran prioridad garantizando su financiación. Está por ver si, una vez completado el proyecto Galileo —completado, no se olvide, con financiación pública— no se «ofrece» al capital privado, por ejemplo, mediante una sociedad mixta de capital público y privado en la que la parte pública sufrague los costes y el capital privado realice los beneficios.

 
  
MPphoto
 
 

  Marian Harkin (ALDE), por escrito. No apoyo la creación de una Base Imponible Consolidada Común del Impuesto sobre Sociedades.

 
  
MPphoto
 
 

  Monica Maria Iacob-Ridzi (PPE-DE), por escrito. − (RO) Estoy a favor de adoptar el programa legislativo de la Comisión Europea para el próximo año y creo que refleja muy bien las prioridades políticas de la Unión Europea. No obstante, las propuestas legislativas que la Comisión está preparando en relación con las empresas privadas y las pequeñas y medianas empresas no deberían afectar a las políticas de los Estados miembros que han contribuido sustancialmente al crecimiento económico durante los últimos años, como el tipo fiscal único.

Además, la comunicación reciente de la Comisión Europea con respecto al «chequeo médico» de la política agrícola común es una buena base para la negociación interinstitucional. Con este fin, la Comisión Europea debe suspender las propuestas legislativas que fundamentalmente enmiendan disposiciones de la política agrícola común hasta la conclusión de los debates celebrados entre las instituciones europeas y los Estados miembros.

En último término, pero no por ello menos importante, lamento la ausencia de iniciativas legislativas en el ámbito de la política común de visados en lo relativo a la reciprocidad de la libre circulación de personas entre la Unión Europea y terceros países. Recuerdo a la Comisión Europea que 12 Estados miembros que representan a más de 100 millones de ciudadanos de la Unión Europea están todavía excluidos del programa de exención de visados para los Estados Unidos de América.

 
  
  

- Propuesta de resolución: acuerdos de asociación económica (B6-0497/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Genowefa Grabowska (PSE), por escrito. − (PL) Como miembro de la Asamblea Parlamentaria ACP-UE, deseo apoyar los resultados de la reunión de la cumbre de UE-África celebrada en Lisboa la semana pasada. En la última sesión de la Asamblea Parlamentaria en Kigali pedimos prudencia y la renuncia a una nueva regulación apresurada de las relaciones entre la UE y África. Claramente, la estrategia conjunta UE-África debe tener en cuenta los intereses de ambas partes, y la cooperación no debe tener lugar a expensas de ninguna de ellas.

Que la Unión Europea sea el socio económico más serio de los países africanos y que la mayor parte de la ayuda a África proceda de Europa son hechos que también obligan a la Unión a una responsabilidad especial. Eso se puso de manifiesto en la declaración conjunta de los parlamentos europeo y panafricano, que solicitaron acertadamente la mayor participación de ambos organismos en la configuración de las relaciones futuras entre los dos continentes. El Parlamento Europeo ha manifestado con claridad su apoyo a la declaración de Kigali de 22 de noviembre de 2007 en la que se pide la prolongación de la fecha límite para concluir las negociaciones sobre un nuevo acuerdo comercial UE-ACP con el fin de que éste sea prudente y en la que sugiere que las rigurosas exigencias de la OMC deben relajarse. Es bueno que las prioridades fijadas hasta la próxima cumbre de 2009 se refieran no sólo a la paz, la seguridad, los derechos humanos, la energía, el cambio climático y la migración, sino también a la lucha contra la pobreza mediante el empleo, la inversión en atención sanitaria y la educación.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Si había alguna duda acerca de las intenciones reales de la UE con respecto a los acuerdos de libre comercio que propone establecer con el grupo de estados ACP (África, Caribe y Pacífico), acuerdos que se describen como «acuerdos de asociación económica» (AAE) y que tan presentes estuvieron en la reciente cumbre UE-África porque algunos países africanos se negaron a firmarlos, una lectura de la resolución que ahora se ha aprobado bastaría para explicarlas. Sin embargo, João Cravinho, Secretario de Estado de Portugal para asuntos exteriores y cooperación, en su calidad de Presidente del Consejo, había dejado las cosas muy claras en la Asamblea Parlamentaria Conjunta ACP-UE celebrada en Kigali el 21 de noviembre.

Aunque se ha visto obligaba a renunciar (por el momento), la UE quería contrarrestar la resistencia con una «propuesta para negociar» los AAE «en dos fases, empezando con el comercio de mercancías» para más tarde «incluir otras áreas, como servicios e inversión», prometiendo al mismo tiempo millones y millones de euros a cambio comprometer la soberanía y la independencia de los países ACP (económica y, con el tiempo, política). Eso es el objeto de la decisión del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores de 17 de noviembre de 2007.

La mayoría del PE aprueba y apoya la decisión. En cuanto a nosotros, denunciamos y nos oponemos a tales intenciones y políticas, por medio de las cuales la UE pretende una nueva colonización económica de los países ACP.

 
  
MPphoto
 
 

  Karin Scheele (PSE), por escrito. (DE) Me congratulo de que un amplio porcentaje del Parlamento Europeo apoye lo esencial de la declaración de Kigali sobre los acuerdos de asociación económica (AAE) formulada conjuntamente en Ruanda por diputados de los parlamentos de países de Europa, África, el Caribe y el Pacífico. Pero lamento que un texto negociado conjuntamente y aprobado por diputados al Parlamento Europeo y a los parlamentos de los países ACP en la reunión ACP-UE de Kigali haya sido súbitamente rechazado por los grupos EPP-ED y Liberales en Estrasburgo. Estoy firmemente convencida de que esto envía una señal equivocada en el contexto de las negociaciones sobre una cuestión de importancia de vital para los países ACP.

 
  
MPphoto
 
 

  Margie Sudre (PPE-DE), por escrito. – Los AAE no pueden limitarse a ser meros acuerdos de libre cambio tal como se entienden en la OMC y, sobre todo, no deben crear dificultades a las economías, ya frágiles, de las entidades de ultramar.

Dichos acuerdos deben establecer una auténtica asociación que permita crear un nuevo marco económico y comercial, favorable al desarrollo de todos los territorios afectados.

Agradezco a los diputados al Parlamento Europeo que hayan adoptado mi enmienda destinada a recordar que las entidades de ultramar ocupan un lugar central en esos acuerdos preferenciales y recíprocos con los países ACP. En el marco de su negociación, es absolutamente necesario tener en cuenta de un modo más coherente la situación especial de las RUP, con arreglo al apartado 2 del artículo 299 del Tratado. También los países de ultramar vecinos de los países ACP deben ser objeto de una atención especial, dentro del respeto de los acuerdos de asociación que ya los vinculan a la Unión, con arreglo al apartado 3 del artículo 299 del Tratado.

Aunque los debates actuales son complicados, en especial por lo que se refiere a la protección de los mercados locales y la lista de productos sensibles, pido a la Comisión que busque compromisos respetuosos de los intereses específicos de las RUP y los PTUM afectados.

 
  
  

(Se suspende la reunión a las 13.50 horas y se reanuda a las 15.00 horas.)

 
Última actualización: 20 de octubre de 2008Aviso jurídico