Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2008/2621(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

B6-0388/2008

Debates :

PV 03/09/2008 - 15
CRE 03/09/2008 - 15

Votaciones :

PV 04/09/2008 - 7.5
CRE 04/09/2008 - 7.5

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0406

Debates
Miércoles 3 de septiembre de 2008 - Bruselas Edición DO

15. Turno de preguntas (preguntas a la Comisión)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidente. − El siguiente punto es el turno de preguntas (B6-0457/2008).

Se han presentado a la Comisión las preguntas siguientes.

 
  
  

Primera parte

 
  
  

Pregunta nº 35 formulada por Stavros Arnaoutakis (H-0546/08)

Asunto: Crisis alimentarias en la UE y protección de los consumidores europeos

Tras las sucesivas crisis alimentarias en Europa, ¿ha logrado establecer la Comisión Europea medidas concretas para una protección eficaz de los consumidores?

 
  
MPphoto
 

  Androulla Vassiliou, Miembro de la Comisión. (EL) Señor Presidente, en primer lugar quiero dar las gracias al señor Arnaoutakis por su pregunta sobre el asunto siempre actual de la seguridad alimentaria.

La Comisión tiene muchas formas de garantizar que los consumidores y los ciudadanos europeos estén protegidos contra una posible crisis alimentaria. Primero, la Comisión garantiza que las autoridades competentes en los 27 Estados miembros estén informadas de forma puntual y simultánea mediante el Sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF).

Segundo, la Oficina Alimentaria y Veterinaria (OAV) de la Comisión realiza con carácter sistemático inspecciones en los Estados miembros y en terceros países.

Tercero, la Comisión examina minuciosamente toda la información recibida desde la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), los medios de comunicación internacionales y otras fuentes.

En caso necesario, y especialmente cuando el alimento o el pienso pueda amenazar seriamente la salud pública y dicho riesgo no pueda afrontarse con eficacia a escala de Estado miembro, la Comisión adopta las medidas necesarias a nivel de la UE.

Por ejemplo, en el caso del aceite de girasol ucraniano contaminado con aceite mineral, el RASFF recibió una notificación de las autoridades competentes francesas el 23 de abril de 2008, que fue recibida por todos los Estados miembros. La Comisión, a través del RASFF, notificó inmediatamente a los demás Estados miembros acerca de este incidente, y el 10 de junio de 2008 publicó la Decisión 2008/433/CE imponiendo condiciones especiales regulando la importación de aceite de girasol producido o enviado desde Ucrania debido a los riesgos de contaminación por cuenta del aceite mineral. Asimismo se iniciaron las investigaciones para localizar la fuente de contaminación.

Además, el sistema de trazabilidad previsto en el Reglamento (CE) nº 178/2002, más conocido como el Reglamento de legislación alimentaria general, permite realizar restricciones o retiradas puntuales y precisas de productos, proporcionar información adecuada a los consumidores y operadores de empresas alimentarias y evaluar los riesgos y evitar la interrupción innecesaria del comercio.

La Comisión también comprueba sistemáticamente la capacidad de los pertinentes organismos de inspección de los Estados miembros para garantizar el cumplimiento de la legislación alimentaria, tanto dentro como fuera de la UE.

En Malasia, por ejemplo, la Oficina Alimentaria y Veterinaria identificó problemas notables relacionados con el cumplimiento de los requisitos para la exportación de productos de la pesca. En la UE, la Comisión reaccionó de inmediato, prohibiendo la importación de pescado procedente de Malasia. Este es sólo uno de los muchos ejemplos de cómo consigue la Comisión proteger de manera eficaz al consumidor y prevenir una crisis alimentaria.

Así pues, la Comisión considera que su legislación existente proporciona los mecanismos necesarios para una gestión eficaz de las crisis alimentarias y una protección eficaz de los consumidores.

Sin embargo, al mismo tiempo estamos procurando garantizar una mejora constante de los canales de comunicación y cooperación con los Estados miembros para este fin. Por ejemplo, estamos creando nuevas directrices sobre el uso del RASFF, que la Comisión va a aprobar en breve.

 
  
MPphoto
 

  Stavros Arnaoutakis, autor. (EL) Gracias, señora Comisaria, por su informe. Permítame decir que lo que los consumidores europeos están sufriendo ahora es una pérdida de confianza. Su confianza se ha visto afectada.

Por consiguiente, tenemos que ver, desde la perspectiva de la Comisión, qué acciones es preciso emprender para informar a los consumidores. De hecho, es muy posible que usted esté haciendo todo cuanto ha dicho que haría y merece ser felicitada. Sin embargo, a Grecia, por ejemplo, ha llegado el aceite de girasol ucraniano, parte del cual fue consumido por la mitad de la población griega. ¿Cómo se puede proteger al consumidor y qué acciones tiene previsto emprender?

 
  
MPphoto
 

  Androulla Vassiliou, Miembro de la Comisión. (EL) Permítame señalar que la creciente agitación que está causando este asunto y las alertas facilitadas a través del RASFF demuestran que el sistema está funcionando realmente.

En el caso de Grecia y el aceite de girasol ucraniano, se publicó efectivamente una alerta general el 23 de abril de 2008 sobre la presencia en el mercado de la UE de este aceite de girasol contaminado. El 5 de mayo de 2008, cuando las autoridades suizas enviaron una alerta específica a nuestro centro aquí en el sentido de que este aceite de girasol se hallaba de camino hacia Grecia, Italia y Turquía, entre otros destinos, las autoridades griegas realizaron las investigaciones necesarias y comenzaron a proporcionarnos la información y a retirar los productos.

No obstante, quiero resaltar que no debemos confundir las medidas que la Comisión Europea está autorizada a adoptar, y que está adoptando, con las obligaciones de los Estados miembros, ya estos son asuntos internos.

Desde luego, usted me preguntará si se realiza alguna comprobación. Sí, se realizan. El servicio OAV, que efectúa visitas periódicas a distintos Estados miembros, comprueba que los departamento estén funcionando, identifica cualquier deficiencia y las comunica a los Estados miembros. Naturalmente, esto ocurre tanto en Grecia como en otros países.

 
  
MPphoto
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE). - Señora Comisaria, la UE ha realizado un magnífico trabajo en su sistema «del campo a la mesa» y los consumidores deben tener confianza en él pero, como aspecto secundario, ¿qué tal si se protege a los productores de la UE? No creo que apliquemos el mismo rigor a los productos alimentarios importados que a los internos. Por ejemplo, permitimos que se utilicen sustancias en el exterior que prohibimos dentro de la Unión Europea y con la nueva legislación sobre productos para la protección de las plantas vamos a hacerlo cada vez en mayor medida en la producción de cereales. ¿Puedo pedirle, señora Comisaria, que se ocupe de esa preocupación concreta, ya que podríamos estar consumiendo alimentos en Europa que realmente no será posible producir en la Unión Europea?

 
  
MPphoto
 

  Danutė Budreikaitė (ALDE).(LT) Quiero preguntarle: ¿qué es una crisis alimentaria? ¿Puede considerarse una crisis alimentaria la aparición de un producto alimentario peligroso en el mercado de la UE? En tal caso, podríamos hablar de una crisis en el ámbito de los juguetes, ya que sabemos que se venden juguetes que no cumplen los requisitos sobre seguridad, así como toda una serie de otros productos peligrosos. ¿Cómo podemos definir una crisis alimentaria? ¿Podría definirse como incrementar de forma incesante los precios alimentarios que afectan a todos los consumidores?

 
  
MPphoto
 

  Androulla Vassiliou, Miembro de la Comisión. − Permítame comenzar por la segunda pregunta y decir que no podemos calificar de crisis alimentaria el hecho de detectar un artículo defectuoso en el mercado. Podría convertirse en una crisis alimentaria si permitiéramos que dicho artículo circulara libremente dentro de la Unión Europea. Entonces tendríamos una crisis, ya que podríamos poner en peligro la salud de nuestros ciudadanos.

Pero con el sistema que tenemos en vigor y que aplicamos de manera muy cuidadosa y meticulosa, procuramos evitar dichas crisis. Hemos conseguido en numerosas ocasiones (también recientes) evitar crisis alimentarias.

Con respecto a los controles sobre productos y alimentos producidos fuera de la Unión Europea, debo decir que exigimos de nuestros socios comerciales que apliquen exactamente los mismos controles que nosotros aplicamos a los alimentos elaborados a nivel interno.

Esa es la razón por la que, por ejemplo, he mencionado Malasia, a donde enviamos a nuestra OAV y se detectó que el sistema realmente no estaba funcionando de forma correcta, prohibiéndose la importación de pescado procedente de Malasia. Otro tanto se hizo en el caso de la carne de vacuno procedente de Brasil y, en otras muchas ocasiones, de Bangladesh.

Así pues, exigimos de nuestros socios que, si desean exportar a la Unión Europea, se atengan a las normas sobre higiene que aplicamos dentro de la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 36 formulada por Bilyana Ilieva Raeva (H-0548/08)

Asunto: Seguridad vial

El número de muertos y heridos en accidentes de la carretera es una cuestión de gran importancia en términos humanitarios, sanitarios, ecológicos, financieros, sociales y demográficos. Además, los gastos causados por esta tragedia tienen múltiples implicaciones negativas para la calidad de vida, el desarrollo sostenible y el calentamiento global.

En este contexto, convendría desarrollar políticas encaminadas a estimular a los Estados miembros a mantener el número de víctimas de accidentes de transporte en niveles que no superen la media de la UE.

¿Cómo puede la Comisión iniciar medidas más decisivas, como legislación comunitaria, para ampliar las normas comunes existentes, en particular introduciendo un indicador común de la UE para un umbral de accidentes que los Estados miembros deban respetar estrictamente?

¿Qué perspectivas existen de que la Comisión estudie la posibilidad de desarrollar un enfoque uniforme para la vigilancia, el control y las sanciones aplicables sobre el territorio de la Unión Europea? ¿Podemos pensar que una futura política común en materia de seguridad vial de la Unión Europea conducirá también a una política común en materia de policía de tráfico, que contribuya a mejorar la calidad de la vigilancia y el control de la seguridad vial?

 
  
MPphoto
 

  Jacques Barrot, Vicepresidente de la Comisión. − (FR) Señor Presidente, puesto que el señor Tajani ha tenido que quedarse en una reunión del Consejo de Ministros, tengo el gusto de responder a la señora Raeva, en especial porque el tema a que hace referencia su pregunta es una cuestión con la que he tenido personalmente mucha relación y que me resulta muy querida.

En 2001, la Unión Europea se fijó el objetivo de reducir a la mitad el número de accidentes de carretera para 2010. Este objetivo fue aceptado por el Parlamento Europeo y por el Consejo. En 2003 se convirtió en el tema de un Programa de acción europeo de seguridad vial, que definía 60 medidas destinadas a animar a los usuarios de la carretera a comportarse con mayor sensatez, utilizando avances técnicos que hicieran más seguros los vehículos, mejorando las infraestructuras viales, haciendo más seguro el transporte comercial, mejorando el trato a las víctimas y desarrollando el análisis de los datos sobre accidentes. Para controlar las variaciones en la situación de la seguridad vial, la Comisión creó una serie de indicadores de funcionamiento: el número de víctimas por cada millón de habitantes; la tasa de utilización del cinturón de seguridad y del casco; el número y el porcentaje de personas bajo los efectos del alcohol implicadas en accidentes de carretera; el número y el porcentaje de personas que sobrepasaban el límite de velocidad.

En el ámbito de la legislación comunitaria, quiero mencionar la nueva Directiva sobre permiso de conducción, aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo el 20 de diciembre de 2006. Esta Directiva tiene como fin mejorar la seguridad vial de los jóvenes usuarios de la carretera y la libre circulación de ciudadanos dentro de la Unión Europea. También contamos con una Directiva sobre la seguridad de las infraestructuras viales, aprobada tras el acuerdo en primera lectura en junio de 2008. Además disponemos de la propuesta de Directiva sobre el control de infracciones de tráfico, presentada por la Comisión en 2008 y actualmente en negociación en el Parlamento Europeo y en el Consejo.

La Comisión está intentando además fomentar lo más posible entre los Estados miembros el intercambio de buenas prácticas referentes a la seguridad vial. Como parte de la convocatoria de propuestas, está participando en la financiación de campañas sobre seguridad vial y proyectos innovadores en este entorno, que incluye a varios Estados miembros.

Análogamente, la Comisión está proporcionando apoyo financiero al plan de investigación para proyectos destinados a mejorar el conocimiento en ámbitos específicos y a alumbrar propuestas legislativas futuras sobre bases científicas fiables. El proyecto DRUID (Conducción bajo los efectos de las drogas, el alcohol o medicamentos) es un ejemplo de ello, al tiempo que la lucha contra la conducción bajo los efectos de sustancias psicoactivas se está convirtiendo en una prioridad en los nuevos Estados miembros. Por último, señora Raeva, actualmente se encuentra en fase de preparación un nuevo programa de acción para el período 2010-2020. Este programa de acción será objeto de una consulta pública a principios de 2009 y luego pasará por el proceso de aprobación por la Comisión.

Esta es la información que el señor Tajani tenía previsto facilitar como respuesta a su pregunta.

 
  
MPphoto
 

  Bilyana Ilieva Raeva, autora. − (BG) Señor Comisario, me complace enormemente poder felicitarle por los esfuerzos que ha realizado hasta la fecha en su nuevo cargo de Comisario responsable del transporte en la Unión Europea, el realizado en los últimos años. Muchas gracias, además, por la exposición del resumen con respecto a la Política europea común de seguridad vial.

Es precisamente en este sentido en el que deseo preguntar: «Dada la existencia de los indicadores, dada la existencia real de una iniciativa muy seria por parte de la Comisión Europea con respecto a la seguridad vial en Europa, ¿cómo está previsto el control de la ejecución de estos indicadores y hasta qué punto está verdaderamente garantizado que nosotros, en Europa, experimentemos una reducción de casos mortales de al menos el 50 %?» Porque para un país como Bulgaria, este indicador es demasiado elevado. En Europa necesitamos decididamente sanciones en caso de infracción de estas exigencias.

 
  
MPphoto
 

  Jacques Barrot, Vicepresidente de la Comisión. – (FR) Señor Presidente, Señoría, la supervisión, los controles y las sanciones de las infracciones son evidentemente competencia de los Estados miembros.

No obstante, me gustaría recordarle que el 21 de octubre de 2003, la Comisión aprobó una recomendación sobre ejecución en el ámbito de la seguridad vial, que define buenas prácticas para controlar infracciones de tráfico, y quisiera mencionar en concreto que tenemos la posibilidad de evaluar a cada Estado miembro por medio de la Jornada europea de la seguridad vial. Esta evaluación pone de relieve la actuación de algunos Estados miembros y las carencias de otros. Creo que la Jornada europea de la seguridad vial constituye una forma excelente de arrojar realmente luz sobre la actuación de los diferentes Estados miembros.

Es verdad, y usted hace bien en señalarlo, que no hemos logrado los resultados que esperábamos alcanzar. Tenemos muchas dudas acerca del objetivo, que consistía en reducir a la mitad el número de víctimas para 2010. Es posible que en el próximo programa plurianual, que va a cubrir un período de 10 años, podamos incrementar aún más las restricciones a los Estados miembros.

Quiero aprovechar asimismo la oportunidad, señor Presidente, para recordarles la enorme importancia que estamos concediendo a la votación de la Directiva, que va a permitir sancionar las infracciones cometidas por conductores en un Estado miembro distinto del de origen. Actualmente, la impunidad de los conductores que no obedecen las normas cuando se encuentran en un Estado miembro distinto del de origen es demasiado grande, y pienso que esta será una forma válida de hacer que los ciudadanos europeos se comporten mejor en la carretera.

Gracias por plantear esta pregunta. Sé que mi sucesor, el señor Tajani, se siente asimismo muy comprometido con el asunto de la seguridad vial, y puedo decirles que todas sus sugerencias y actuaciones nos ayudarán a poner fin a esta terrible plaga.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. − La pregunta nº 37 decae al estar ausente su autor.

 
  
  

Segunda parte

 
  
  

Pregunta nº 38 formulada por Emmanouil Angelakas (H-0525/08)

Asunto: Información y educación de los jóvenes consumidores

Es sabido que una parte importante de las compras de bienes y servicios es adquirida por consumidores jóvenes y adolescentes. Los jóvenes consumidores son bombardeados con campañas publicitarias, muchas veces engañosas, que promocionan artículos escolares, juguetes, ropa, productos alimenticios, bebidas, material audiovisual, etc.

Al margen de la Agenda Europa (Europa Diary), que ya es operativa, ¿tiene intención la Comisión de realizar una campaña paneuropea de información y educación de los jóvenes en edad de ser consumidores sobre temas que les conciernen, y de qué manera y con qué medios piensa llevar a cabo semejante iniciativa? En lo que respecta concretamente al Cuadro de Indicadores de los Mercados de Consumo, ¿qué medios y metodología piensa utilizar la Comisión para elaborar los datos relativos a los jóvenes en edad de ser consumidores y cómo piensa hacer llegar a estos últimos la información pertinente?

 
  
MPphoto
 

  Meglena Kuneva, Miembro de la Comisión. − Señor Presidente, la Comisión acoge con satisfacción las preocupaciones expresadas por su Señoría y quiero llamar su atención sobre el hecho de que las leyes comunitarias existentes ya ofrecen una protección notable a los jóvenes. Por ejemplo, la Directiva sobre prácticas comerciales desleales tiene como finalidad proteger a los consumidores, incluidos los jóvenes, contra las prácticas que perjudican los intereses económicos, como la publicidad engañosa o las prácticas agresivas. Los consumidores vulnerables, entre otros los ciudadanos más jóvenes, son tenidos especialmente en cuenta a la hora de evaluar las prácticas comerciales desleales. La Directiva incluye asimismo una lista negra de prácticas comerciales que están prohibidas en cualquier circunstancia en toda la UE. Por ejemplo, la inclusión en un anuncio de una incitación directa a los niños a comprar productos está prohibida en toda la Unión Europea.

La Comisión va a lanzar una campaña de comunicación sobre web acerca de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales en septiembre de 2008. Se trata de una directiva realmente nueva y va dirigida también a los jóvenes. La campaña va a utilizar un sitio web dedicado, que incluye animaciones, ilustraciones y pasatiempos, a fin de explicar las reglas de las prácticas comerciales desleales de una manera más interesante e interactiva. Para atraer la atención de los consumidores se repartirán banners y anuncios ficticios por varios sitios web de consumidores clave. Habrá portales para categorías concretas de consumidores, como jóvenes, comunidades virtuales, sitios web musicales y blogs. La información se mantendrá en Internet durante un período de un mes y, aunque resulta difícil predecir durante cuánto tiempo van a estar alojados estos datos en los sitios web asociados, esperamos que la información esté disponible en la web durante al menos unos cuantos meses.

El sitio web dedicado a las prácticas comerciales desleales que se va a crear estará accesible para los consumidores durante un tiempo indeterminado. De momento, la Comisión no tiene intención de lanzar una campaña paneuropea especial para informar y educar a los jóvenes consumidores. No obstante, aparte de la Agenda Europa, también está desarrollando una herramienta de educación del consumidor, basada en la web y denominada Dolceta, que contiene un módulo de enseñanza destinado a los profesores de primaria y secundaria.

Por lo que respecta al Cuadro de indicadores de los mercados de consumo, en la fase actual nuestros datos no distinguen entre diferentes grupos de consumidores. El Cuadro de indicadores no puede abarcar en detalle todos los mercados o todos los distintos tipos de consumidores. No obstante, cuando dispongamos de datos específicos relativos a consumidores más jóvenes, por ejemplo estudiantes, como pueden ser los estudios del Eurobarómetro, publicaremos los datos para dicho grupo.

 
  
MPphoto
 

  Emmanouil Angelakas, autor. (EL) Señor Presidente, señora Comisaria, muchas gracias por su respuesta completa y detallada. Resulta muy edificante y gratificante que esta campaña se vaya a lanzar en línea ahora, durante este mes de septiembre.

Permítame plantear una pregunta complementaria: ¿está considerando la Comisión prohibir los anuncios de televisión dirigidos a los niños, tal como ha sucedido en algunos Estados miembros, donde los anuncios televisivos para niños están vetados hasta después de una cierta hora —las 22 o 23 horas, creo—, antes de la cual los niños ven la televisión?

 
  
MPphoto
 

  Meglena Kuneva, Miembro de la Comisión. − Esa información también es perfectamente conocida en mi DG, pero realmente cae más bien dentro del ámbito de competencia de mi compañera Comisaria, Viviane Reding, ya que también está relacionada con la libertad de información, que corresponde a grandes rasgos al entorno de actividades de su DG.

Lo que sí puedo decirle es que tenemos la Directiva «Televisión sin fronteras», que aborda tales asuntos, y contamos con nuestra lista negra en la Directiva de prácticas comerciales desleales. La razón por la que disponemos de una herramienta como la lista negra es que, si se plantea la necesidad y si disponemos de suficientes pruebas, podemos agregar una práctica a la lista negra tan pronto como estemos de acuerdo en que se trata de algo que necesitamos afrontar y prohibir en toda Europa. Desde luego, tal acción tiene que estar basada en pruebas fehacientes. Así que somos plenamente conscientes del problema.

No forma parte directa de las prácticas comerciales desleales, pero estamos dispuestos a estudiarla si existe una práctica que pudiéramos considerar merecedora de ser incluida en una lista negra o gris, y la Comisaria Reding está haciendo todo lo posible para tener la certeza de que la Directiva «Televisión sin fronteras» se ocupa de asuntos como estos.

 
  
MPphoto
 

  Danutė Budreikaitė (ALDE).(LT) El 55 % de los anuncios de alimentos en televisión comercializa productos alimenticios poco sanos. El 80 % de los niños pide a sus padres exactamente las mismas marcas de alimentos para el desayuno que han visto en los anuncios de televisión. Mi pregunta es la siguiente: ¿debe desviar la Unión Europeo su centro de atención de los anuncios que están contratados por los fabricantes? ¿Podríamos encontrar una forma de alentar a sus fabricantes para que produzcan, y posteriormente anuncien, productos alimenticios más sanos?

 
  
MPphoto
 

  Meglena Kuneva, Miembro de la Comisión. − Creo que es posible inducir a los productores a producir alimentos sanos por medio de las herramientas de mercado. Si existe demanda por parte del mercado, ellos responderán a ella. Podemos decir lo que los productores deben fabricar, pero esa no es exactamente la forma en que la Comisión debe resolver el problema. Lo que podemos intentar es hacer la información 100 % disponible de todas las maneras imaginables. La Comisión está trabajando con ahínco en este tema para conseguir disponer de información adecuada sobre productos relacionados con la alimentación.

Usted afirma que algunos de los anuncios son falsos o que exponen a los niños a un peligro. Si, por ejemplo, un producto proclama que puede curarla o que puede rejuvenecerla de golpe 10 años (lo cual ciertamente no es posible), entonces cae dentro de mi ámbito de competencia y podría ocuparme de él en virtud de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales. De lo contrario, cuando usted habla del aspecto salubre de los alimentos, me permito volver a recordarle que forma parte de los asuntos de la Comisaria Vassiliou. Está realizando un excelente trabajo para que el etiquetado de los alimentos se realice como es debido, permitiendo a los consumidores realizar sus propias elecciones. Eso es lo que pretendemos: tener consumidores bien informados y, a través de la campaña educativa en la que mi DG también participa intensamente, podemos mejorar la sensibilización del mercado.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 39 formulada por Marie Panayotopoulos-Cassiotou (H-0530/08)

Asunto: Protección de los consumidores y educación

Es sabido que las políticas en materia de educación son competencia de los Estados miembros. Sin embargo, los productos relacionados con la enseñanza, la formación y el aprendizaje permanente son objeto de comercio, además transfronterizo, por lo que ello afecta a los consumidores. Por esta razón, ¿puede indicar la Comisión cómo se configura la política europea sobre protección de los consumidores en relación con la calidad y los precios?

 
  
MPphoto
 

  Meglena Kuneva, Miembro de la Comisión. − La Comisión no tiene potestad para fijar precios o definir la calidad de los productos educativos. Por lo demás, la pregunta me parece realmente muy importante. Sin embargo, los consumidores están protegidos bajo las leyes de la UE contra las prácticas engañosas o agresivas a la hora de comprar productos educativos.

Conforme a la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, de la que acabo de hablar, los comerciantes no pueden inducir a error a los consumidores con información falsa o engañosa en lo referente, por ejemplo, a los beneficios de un producto, los resultados que cabe esperar de su uso o los resultados de pruebas o comprobaciones realizadas.

La Directiva incluye asimismo una lista negra de prácticas prohibidas en todas las circunstancias: afirmar que un producto ha sido aprobado o recomendado por un organismo público o privado (proclamar, por ejemplo, que un libro educativo ha sido aprobado por el Ministerio de Educación, cuando no es el caso) está prohibido totalmente en toda la UE.

Además, los comerciantes deben facilitar a los consumidores toda la información que necesiten para efectuar una selección informada. La Comisión ha recibido, por ejemplo, una reclamación relativa a cursos que se pueden adquirir en un sitio web de habla inglesa, que luego se suministraban en otro idioma. La omisión de la información al consumidor acerca del idioma utilizado para los cursos puede considerarse una práctica engañosa. Sin embargo, corresponde a las autoridades y a los tribunales nacionales encargados de ejecutar la Directiva sobre prácticas comerciales desleales determinar, en virtud de los principios de la libre circulación, recogidos en el Tratado de la CE, qué información es importante caso a caso, conforme a la legislación europea.

 
  
MPphoto
 

  Marie Panayotopoulos-Cassiotou, autora. (EL) Doy las gracias a la señora Comisaria por su respuesta. La distorsión del precio en relación con la calidad del producto constituye un motivo de preocupación para el consumidor. No estoy hablando de fijar el precio, sino de definir la relación entre el precio y el producto sobre la base de la competencia, así como del transporte de productos educativos de un Estado miembro a otro, y de la protección transfronteriza de los consumidores.

¿Tiene alguna información sobre la protección transfronteriza cuando los productos educativos se transfieren de un Estado miembro a otro?

 
  
MPphoto
 

  Meglena Kuneva, Miembro de la Comisión. − En lo referente a los problemas transfronterizos de los materiales educativos, tenemos Centros europeos de consumidores, cuya labor se basa en la regulación de la cooperación del consumidor y que constituyen embajadores válidos de los derechos de los consumidores en toda Europa.

En el caso de un conflicto transfronterizo entre un consumidor y el proveedor de un servicio, libro o material educativo, el consumidor puede dirigirse a un Centro de consumidores. Si el consumidor no puede resolver el asunto directamente, el Centro de consumidores en su país puede ayudarle a encontrar una solución satisfactoria en el país de origen de los servicios o el material educativo.

No llevo conmigo un registro completo de todas las experiencias y casos distintos en los diferentes Estados miembros, pero puede decirle que estos Centros europeos de consumidores se reúnen entre ellos varias veces al año. Se trata ya de una red muy elaborada y válida y la mayoría de los Centros se muestran muy activos y capaces de resolver las cuestiones planteadas por los consumidores.

Dado que la pregunta se refiere al sector educativo, se les podría solicitar información a los Centros sobre cómo han resuelto tales asuntos. No obstante, el principio básico es el mismo y esta reglamentación está funcionando realmente bien.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE-DE).(DE) Me gustaría saber cómo están realmente las cosas con respecto al aprendizaje en línea. En cuanto a las reclamaciones, ¿sería posible que la Comisión creara una página de inicio mostrando qué instituciones de las que ofrecen aprendizaje a distancia tienen problemas, a fin de que exista una mayor transparencia al respecto?

 
  
MPphoto
 

  Reinhard Rack (PPE-DE).(DE) Una y otra vez se nos presenta el problema de que muchas personas en Europa se preguntan: ¿dónde está el valor añadido europeo? Es cierto que la Unión Europea no es responsable de los asuntos educativos, pero somos responsables de los asuntos del aseguramiento de la calidad y la protección de los consumidores. En esto estamos todos de acuerdo. ¿No sería posible apelar de forma muy directa a las escuelas y, tal vez, incluso a los niveles inferiores de la educación, en calidad de receptores en el contexto de la actividad de información general de la Comisión? Mediante proyectos y concursos podemos demostrar cómo proporciona Europa valor añadido europeo en este ámbito. Tal vez podríamos —en conjunción con la pregunta anterior— llamar la atención de los más jóvenes sobre este asunto.

 
  
MPphoto
 

  Meglena Kuneva, Miembro de la Comisión. − Reconozco de forma abierta y sincera el valor de sus sugerencias y su información. Ampliando un poco más el alcance de mi respuesta, me gustaría decir que nos encontramos en la fase de conclusión del mercado interior, que realmente constituye uno de los cimientos de la Unión. No obstante, hasta ahora el mercado ha estado orientado en gran medida a las empresas y a conseguir las circunstancias adecuadas para ellas, y con razón. Sin embargo, ahora necesitamos completar el mercado interior mediante una segunda etapa en la que los consumidores se sientan en todas partes igualmente bien acogidos e igualmente bien protegidos. Esa es la política de consumidor para el siglo XXI.

Me alegra poder informarles de que en la Estrategia del consumidor 2007-2015, la educación destinada a la capacitación del consumidor constituye el pilar primero y sumamente básico de la estrategia del consumidor. De momento no puedo adelantarles nada más, pero disponemos de herramientas como la Agenda Europa, enfocada concretamente a los adolescentes, y contamos con Dolceta, que es un complemento para la educación de los profesores, pero dependemos en una medida muy notable de los esfuerzos de los Estados miembros.

Necesitamos enfocar esta política desde el punto de vista de la subsidiaridad. Hay países que están dispuestos a invertir más en educación del consumidor y a apoyar los esfuerzos globales de la Comisión. He escrito a todos los ministros pertinentes solicitándoles su apoyo, ya que nos encontramos en una etapa realmente crucial por lo que respecta a disponer de un mercado del consumidor con idéntico nivel de rendimiento en toda Europa.

En el futuro hablaremos más de cómo se sienten los consumidores en este mercado interior. Ese es un comentario muy básico. Otro es que necesitamos afrontar en mayor medida y con mayor amplitud las quejas de los consumidores. No disponemos de una base común en la Comisión Europea para las quejas de los consumidores. Al igual que ustedes, nosotros recibimos muchas reclamaciones, algunas de las cuales se remiten desde el Parlamento a la Comisión, procedentes de sus distritos electorales, pero lo que tenemos que desarrollar es la forma de resolver dichas reclamaciones. La Comisión no puede repetir el trabajo de un Defensor del Pueblo o de un Estado miembro, pero si existe un problema persistente en uno u otro ámbito de la política del consumidor, necesitamos resolverlo, incluso mediante la legislación.

Existen buenos ejemplos que muestran que las reclamaciones de los consumidores podrían realmente reorientar la tendencia general de la política del consumidor. Lo que estamos haciendo ahora es reunir ese tipo de información, utilizando el Cuadro de indicadores del mercado de los consumidores. La primera edición del Cuadro de indicadores del mercado de consumidores tuvo lugar a principios de este año. Tenemos un indicador especial: las reclamaciones de los consumidores. Comparamos los Estados miembros para ver cuántas reclamaciones están resolviendo y en qué tipo de entornos. Espero con impaciencia la información de los Estados miembros para la próxima edición del Cuadro de indicadores del mercado de consumidores a principios del año que viene. Así, paso a paso, estamos avanzando en dirección a un mercado interior para los ciudadanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 40 formulada por Giovanna Corda (H-0545/08)

Asunto: Quejas de los consumidores con respecto al comercio electrónico en línea

Los resultados de una encuesta reciente de los Centros europeos de consumidores (CEC) han puesto de manifiesto un número muy elevado de litigios en los que las víctimas son los consumidores que compran en línea (2 583 litigios y 8 834 reclamaciones en 2007).

¿No considera la Comisión que, frente al desarrollo exponencial del comercio electrónico, debería iniciar campañas de información con objeto de advertir a los consumidores de los riesgos relacionados con esa nueva forma de comercio y establecer procedimientos urgentes y eficaces para resolver dichos litigios transfronterizos, en particular en los casos más frecuentes de no entrega o de entrega de productos distintos?

 
  
MPphoto
 

  Meglena Kuneva, Miembro de la Comisión. − Aquí se trata de Internet, que es un asunto muy importante. Internet ofrece una oportunidad enorme a los consumidores. Les proporciona acceso a una información mejor y amplía las dimensiones del mercado en que operan, brindándoles acceso a un número mayor de proveedores y más opciones.

Ya hay 150 millones de ciudadanos de la UE —una tercera parte de nuestra población— comprando por Internet. Sin embargo, el rápido crecimiento del número de ciudadanos de la UE que compra en línea no va parejo con el crecimiento del número de quienes lo hacen al otro lado de las fronteras.

Esto demuestra que la Comisión hace bien afrontando el tema, que está ligado a la confianza de los consumidores mediante una batería de medidas en materia de información. Es preciso mencionar la guía del usuario digital en línea, que está elaborando la Comisión. Será publicada en línea a finales de 2008. Como seguimiento de la guía, cabría contemplar elaborar directrices sobre cómo poner en práctica la legislación sobre prácticas comerciales desleales con respecto a las prácticas comerciales desleales que se originan en línea.

Otra herramienta de la que ya hemos hablado es Dolceta, que está enfocada a la educación de los consumidores, por ejemplo, en ventas a distancia y compensación de consumidores. Es fundamental educar a los jóvenes consumidores, que son especialmente activos en línea. El Diario del consumidor, con una distribución récord de 2 800 000 copias (y esta información tal vez también resulte interesante para el señor Angelakas) en más de 18 000 escuelas este año, incluye información sobre el uso de Internet y compensación transfronteriza.

La Estrategia en materia de política de consumidor 2007-2013 prevé actuaciones relativas a la información del consumidor como parte de su prioridad, consumidores mejor informados y educados. Las principales herramientas que la Comisión Europea utiliza para informar a los ciudadanos y las partes interesadas sobre política del consumidor en este contexto son un sitio web, la revista Consumer Voice y las campañas de información. La publicación contiene el comercio electrónico como tema central de una campaña en varios Estados miembros nuevos.

Con respecto a la segunda pregunta, que se refiere a la ejecución y la compensación, la Comisión cree firmemente que, para conseguir que funcione el mercado interior, los consumidores europeos tienen que confiar en que pueden hacer valer sus derechos y obtener compensación en toda la Unión Europea. Las reclamaciones relacionadas con el comercio electrónico, incluidas las relativas a la no entrega de productos o la entrega de productos equivocados, pueden resolverse conforme al actual marco de compensación de la UE que ya hemos establecido para los consumidores europeos. Este marco incluye la ECG-net, las dos recomendaciones de la Comisión sobre resolución alternativa de litigios, la Directiva sobre mediación de recientemente aprobación y el Reglamento por el que se establece un procedimiento europeo de escasa cuantía.

La Comisión también se encuentra en proceso de analizar si es necesaria una iniciativa de la UE sobre compensación colectiva para los consumidores y, en tal caso, de qué tipo de iniciativa debería tratarse. Tengo el pleno convencimiento de que el resultado es un nuevo mercado.

 
  
MPphoto
 

  Giovanna Corda, autora. − (FR) Señor Presidente, señora Comisaria, ya ha respondido en parte la pregunta que iba a plantear acerca de los problemas sufridos durante el proceso de compra.

Los trámites son dilatados, complejos y costosos. El daño sufrido es especialmente notable por cuanto a menudo afecta a los más desfavorecidos entre nosotros.

Dado que existe un vacío legal, ¿piensa que los Centros europeos de consumidores tienen los medios para realizar estos trámites, tal vez de manera colectiva pero también individual, en lugar de los consumidores perjudicados?

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE-DE).(DE) Es cuestión simplemente de que nos ocupemos de las posibilidades futuras de publicar las reclamaciones de forma transparente. Si se repiten las operaciones transfronterizas, los tribunales y los servicios de acusación también tienen acceso. ¿Cree usted que es posible crear en este caso una base de datos?

 
  
MPphoto
 

  Justas Vincas Paleckis (PSE).(LT) Señora Comisaria, en su intervención usted se ha referido de forma muy convincente a la expansión del comercio electrónico y estoy seguro que esta expansión se está produciendo de manera mucho más rápida en los antiguos Estados de la UE. Quisiera preguntar qué se está haciendo para favorecer el comercio electrónico en los Estados miembros que se han adherido a la Unión Europea durante el siglo XXI, cómo se están protegiendo los derechos del consumidor y qué medidas se están elaborando para equilibrar esa situación. Una cosa más referente a los abusos: ¿son más frecuentes los abusos en los antiguos Estados miembros que en los nuevos?

 
  
MPphoto
 

  Meglena Kuneva, Miembro de la Comisión. − La sugerencia de que los Centros europeos de consumidores acudan a los tribunales en nombre de los consumidores europeos es una idea que vamos a debatir en nuestra comunicación sobre compensación colectiva antes de final de año. Hasta ahora, mi preocupación ha consistido en mantener la mente abierta y contar con una diversidad de opiniones antes de llegar a una propuesta final.

Necesitamos ver la foto completa y utilizar todos los instrumentos a nuestra disposición, incluida la Directiva relativa a las acciones de cesación, que es asimismo una de las herramientas que podemos utilizar con carácter transfronterizo en Europa.

Estoy totalmente de acuerdo con la base de datos, que apoyo decididamente. La necesitamos para elaborar políticas mejores y una legislación mejor.

Tengo el pleno convencimiento de que hemos de basarnos en las evidencias siempre que propongamos una legislación o realicemos nuestras acciones de ejecución conjuntas.

Voy a proseguir las acciones de ejecución en todos los 27 países al mismo tiempo, los denominados «barridos» en temas como los billetes de avión o los tonos de llamada. Los sitios web son generalmente muy buenos clientes en estos tipos de acciones de ejecución transfronteriza.

Cada país es diferente. Necesitamos tener una penetración de amplio espectro y hemos de contar con más de un determinado porcentaje de la población que utilice los tipos de herramientas que usan para practicar el comercio electrónico, que es normalmente Internet. Creo asimismo que podemos mejorar la penetración mediante la política de cohesión, la política regional y el Fondo de Cohesión. Los nuevos Estados miembros disponen de una oportunidad única para ponerse rápidamente a la altura y, en ocasiones, de evitar algunos de nuestros errores anteriores. Tienen que ir a grandes saltos.

Si se dispone de una legislación válida y centrada que esté totalmente armonizada en todos los Estados miembros, tendrá un impacto tremendo para aumentar tanto la confianza de los consumidores como el nivel de actividad de los consumidores en todos los Estados miembros. El comercio electrónico es una de las herramientas para conseguir una mejor oferta y disponer de una elección más amplia. No se trata solamente de una herramienta de mercado, sino también de una herramienta democrática muy importante.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 42 formulada por Colm Burke (H-0537/08)

Asunto: Cuadro de indicadores del mercado interior

La plena aplicación de la legislación del mercado interior beneficia a los consumidores y a la industria de la UE. El cuadro de indicadores del mercado interior representa una manera eficiente de presentar el comportamiento relativo de los Estados miembros a la hora de aplicar dicha legislación. Por lo tanto, ¿de qué manera propone la Comisión que se comuniquen los resultados del mencionado cuadro a los consumidores y a la industria?

 
  
MPphoto
 

  Charlie McCreevy, Miembro de la Comisión. − Señor Presidente, doy las gracias a su Señoría por sus positivos comentarios sobre el Cuadro de indicadores del mercado interior. Estoy de acuerdo en que el Cuadro de indicadores tiene que ser comunicado de forma universal. Todas las ediciones del Cuadro de indicadores están disponibles en el sitio web de Europa. Las versiones en papel han sido enviadas a las representaciones permanentes de los Estados miembros y a las oficinas de representación de la Comisión en las capitales de los 27 Estados miembros. Además se han remitido copias a otras instituciones de la UE, así como a las administraciones nacionales. Después de la publicación de cada Cuadro de indicadores se emite un comunicado de prensa en 21 idiomas y los resultados se comunican durante una conferencia de prensa para garantizar que resulten fácilmente accesibles para los medios de comunicación nacionales.

 
  
MPphoto
 

  Colm Burke, autor. − Muchas gracias, señor Comisario, por ocuparse de esta cuestión. Aplaudo el trabajo que se ha hecho en este ámbito, que está relacionado con todo el asunto de la percepción de la Unión Europea en los Estados miembros.

En Irlanda tuvimos un problema concreto durante el debate sobre el Tratado de Lisboa ya que, siempre que surge algo negativo, tendemos a echar la culpa a la Unión Europea. Permítame aportar un ejemplo típico de un entorno para el que no tenemos respuesta: el de un Estado miembro que no es capaz de actuar respecto a una Directiva de la Unión Europea. En Wicklow, en mi propio distrito de Cromane, hubo un caso hace unos ocho años en el que se habilitó una subvención, conforme a una Directiva, de Europa para el Gobierno irlandés, pero no se realizó ninguna acción, y como resultado de ello, 50 familias se ven incapaces ahora de desempeñar su tarea normal de recogida de mejillones. Los periódicos locales echaron la culpa a la Unión Europea. No tenemos compensación...

(El Presidente interrumpe al orador.)

 
  
MPphoto
 

  Charlie McCreevy, Miembro de la Comisión. − Disponemos de una serie de herramientas para la transposición tardía de las Directivas, de la que se ocupa ante todo el Cuadro de indicadores de la UE. Si el Estado miembro continúa retrasándose en la transposición, contamos entonces, desde luego, con la sanción final de elevar el caso a una instancia superior. Pero intentamos evitar todo eso haciendo lo siguiente: si un Estado miembro tiene problemas en la transposición de una Directiva, organizamos reuniones con él, mantenemos seminarios e intentamos abordar las cuestiones y los problemas específicos que pueda tener. Hacemos cuanto podemos para intentar que se lleve a cabo la transposición lo más rápido posible.

Estoy de acuerdo con el señor Burke cuando afirma que eso no sólo es cierto en Irlanda, sino también en otros países de la UE. Existe una notable tendencia por parte de todos los Gobiernos a apuntarse los éxitos de las cosas buenas que ocurren, aun cuando estén inspiradas desde Europa o por una idea procedente desde Europa. Estoy seguro de que todos los que hemos servido en el Parlamento o el Gobierno irlandés a menudo hemos cometido también ese pecado. Pero cuando se produce algo negativo que tiene algún tipo de tinte europeo, echamos por supuesto la culpa a Europa. Así que coincido con el señor Burke en que debería existir una mayor actitud positiva respecto a las cosas buenas que hacemos aquí en Europa.

Cuando un Estado miembro es incapaz de actuar en un ámbito concreto, emprendemos la acción oportuna, pero intentamos evitar estas cuestiones en lo posible alentando a los Estados miembros a poner sus asuntos en orden lo más rápido posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 43 formulada por Jim Higgins (H-0539/08)

Asunto: Sector bancario en las zonas fronterizas

¿Podría concretar la Comisión si prevé estudiar la cuestión de las comisiones por la utilización de los cajeros automáticos y de las tarjetas de débito y crédito en las zonas fronterizas, visto en especial que muchos bancos desarrollan sus actividades a ambos lados de la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda?

 
  
MPphoto
 

  Charlie McCreevy, Miembro de la Comisión. − Los usuarios de las tarjetas de débito y crédito en zonas fronterizas pueden enfrentarse a tres categorías de comisiones asociadas a los pagos con tarjeta. Son las siguientes: las comisiones habituales relativas al uso de tarjetas, con independencia de la ubicación geográfica o el Estado miembro; comisiones por el cambio de moneda si el pago se realiza entre Estados miembros que utilizan monedas distintas, por ejemplo, el euro y la libra esterlina, y tercero, comisiones en el punto de venta de una retirada de efectivo en un cajero automático.

Con respecto a la primera categoría, es decir, las comisiones normales para los usuarios de tarjetas, reguladas a escala europea en lo tocante al pago en euros: según el Reglamento (CE) nº 2560/2001 sobre los pagos transfronterizos en euros, cuando se realiza un pago de este tipo entre dos Estados miembros, las comisiones devengadas por tal pago deben ser las mismas que las comisiones por un pago equivalente en euros dentro del Estado miembro en el que se ha hecho uso de la tarjeta. Al mismo tiempo, los pagos con tarjeta vinculados a cuentas que no son en euros, por ejemplo, cuentas en libras esterlinas, no se rigen por este Reglamento.

Cuando se realiza un pago en euros entre un Estado miembro de la zona del euro, como Irlanda, y un Estado miembro que no pertenece a ella, como el Reino Unido, pueden aplicarse comisiones adicionales por el cambio de moneda derivado de los pagos con tarjeta. La Directiva sobre servicios de pago regula las condiciones en las que debe aplicarse la conversión de moneda. No obstante, todavía está pendiente de aplicación por los Estados miembros.

Por último, los pagos con tarjeta también pueden estar sujetos a un recargo en el punto de venta o a una tarifa adicional de retirada en cajeros automáticos de propiedad privada. El tema de la aplicación de un recargo o un descuento sobre un determinado instrumento de pago queda, según la legislación europea, a discreción del comerciante. Al mismo tiempo, nada impide a los Estados miembros prohibir o limitar tales suplementos. Es algo que está confirmado de manera explícita en la Directiva antes mencionada sobre servicios de pago en el mercado interior.

Por tanto, la Comisión no tiene ningún fundamento jurídico para intervenir en el asunto de las comisiones adicionales sobre servicios de pago transfronterizos en el Reino Unido e Irlanda. No obstante, la Comisión considera que la competencia a ambos lados de la frontera se encargará de mantener los costes a unos niveles razonables. En el caso de que los agentes del mercado redujeran o limitaran la competencia, las autoridades nacionales competentes harían bien en intervenir por el bien de los ciudadanos.

 
  
MPphoto
 

  Jim Higgins, autor. − El señor Comisario está, lo mismo que yo, perfectamente al tanto de la situación irlandesa, según la cual 18 000 trabajadores cruzan la frontera todos los días de una jurisdicción a otra y 5 200 estudiantes y 1 700 000 personas van de vacaciones o de compras a uno y otro lado de la frontera.

Sé que el señor Comisario ha manifestado que es competencia de los Gobiernos nacionales y que los bancos no están sujetos al Reglamento (CE) nº 2560/01, pero seguro que es posible introducir reglamentaciones que prohíban estos recargos. Un ejemplo muy bueno nos lo proporcionó su compañera, la Comisaria Vivien Reding, responsable de Información y Medios de Comunicación, al adoptar una postura muy firme frente a las empresas de telefonía móvil, y somos testigos del resultado que se tradujo en un beneficio para los consumidores. No parece adecuado permitir que esto siga ocurriendo, sobre todo cuando existen bancos corresponsales a ambos lados de la frontera.

 
  
MPphoto
 

  Charlie McCreevy, Miembro de la Comisión. − Coincido con el señor Higgins en que esta cuestión de las comisiones adicionales o complementarias sobre los servicios transfronterizos ha siso motivo de cierto enojo en algunos sectores.

Sin embargo, corresponde a las autoridades nacionales afrontar ese asunto porque —y es algo que ha quedado confirmado de manera explícita en la Directiva sobre servicios de pago recientemente aprobada— las autoridades nacionales, en el compromiso que logramos, quisieron reservarse ese tema para sí mismas. Así pues, las autoridades nacionales de los respectivos Estados miembros pueden abordar este asunto si lo desean, pero en esos precisos momentos no había una mayoría de Estados miembros a favor de una actuación a escala de la UE. Ahí quedó el asunto en ese momento concreto. Como todo en la vida política y económica, tal vez cambie en el futuro.

Así pues, en el preciso momento del debate acerca de la Directiva sobre servicios de pago, no existía una mayoría entre los Estados miembros favorable a emprender ninguna acción, pero quién sabe qué propuestas pueden presentarse en el futuro; tal vez surja una mayoría.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 44 formulada por Dimitrios Papadimoulis (H-0553/08)

Asunto: Venta de la OTE y omisión de oferta pública

El Parlamento griego aprobó mediante ley el acuerdo entre la OTE y Deutsche Telekom sin tener en cuenta las disposiciones relativas a la protección de los accionistas minoritarios de la Directiva 2004/25/CE(1). Para justificar esta omisión se invocó el artículo 8 apartado 7 de la Ley 3461/2006, que exime de la obligación de oferta pública a las empresas a las que se aplica un proceso de privatización.

Teniendo en cuenta que antes del acuerdo el Estado griego solo poseía el 28 % de la OTE, ¿considera la Comisión que la OTE era una empresa pública? ¿A partir de qué porcentaje de acciones en poder del Estado se considera que una empresa es estatal? ¿Se protegen los derechos de los accionistas minoritarios con la excepción legal mencionada? ¿Se respetan a nivel comunitario los principios de claridad y transparencia en las ofertas públicas de compra? ¿Tienen menos derechos en los Estados miembros los propietarios de acciones de empresas en las que también participa el Estado que los accionistas de empresas en las que el Estado no participa?

 
  
MPphoto
 

  Charlie McCreevy, Miembro de la Comisión. − En primer lugar quiero subrayar que la protección de los intereses de los accionistas minoritarios en empresas que cotizan en Bolsa constituye uno de los objetivos clave de las normas comunitarias sobre ofertas públicas de adquisición. En el caso de un cambio de control en una empresa que cotiza, debe ofrecer igual trato a todos los accionistas y los accionistas minoritarios deben estar protegidos. La Comisión respeta en enorme medida este principio fundamental.

Los accionistas minoritarios en empresas de titularidad pública que cotizan tienen los mismos derechos que los accionistas minoritarios en compañías de propiedad privada. Este principio implica normalmente que las personas que adquieren el control de una empresa que cotiza en Bolsa han de presentar una oferta obligatoria sobre el capital en manos de los accionistas minoritarios. Sin embargo, las normas comunitarias permiten a los Estados miembros prescindir de la regla de la oferta obligatoria a fin de tener en cuenta las circunstancias establecidas a nivel nacional.

Grecia ha hecho uso de esta medida. Su legislación nacional prevé que la norma sobre oferta obligatoria no se aplique en ciertas situaciones. Esto incluye, en concreto, el caso en que se encuentre en curso el proceso de privatización de una empresa. Esta exención es de carácter general pero, como de costumbre, el intríngulis está en los detalles.

La Comisión no pone en duda el hecho de que el operador nacional de telecomunicaciones griego, OTE, sobre el que está preguntando su Señoría, sea una empresa de propiedad estatal. Aunque el Estado sólo tenía el 28 % de la compañía, ésta estaba totalmente controlada por el Gobierno. La verdadera cuestión aquí es la siguiente: ¿cuánto tiempo puede durar un proceso de privatización? En el caso de OTE, los trámites de la privatización van para largo. De hecho, para muy largo. El proceso, que al parecer sigue en marcha, se inició hace 12 años. ¿Cuánto tiempo puede mantenerse una empresa al margen de la aplicación de la norma de oferta obligatoria de la Directiva sobre oferta pública de adquisición? El organismo de supervisión griego, la Comisión griega del mercado de capitales, ha decidido que OTE todavía se halla en proceso de privatización y que, en consecuencia, no resulta necesaria la oferta obligatoria.

En conclusión, cuando los Estados miembros inhiben la norma de oferta obligatoria, tienen que respetar de todas formas el principio general de protección de los accionistas minoritarios y garantizar que reciban un trato equivalente al de los accionistas mayoritarios. Todavía tengo que constatar cómo van a garantizar las autoridades griegas tal protección en el caso actual. Por tanto, he pedido a mis servicios que investiguen si se ha ofrecido tal protección y que examinen si han sido respetadas las normas de la Directiva sobre oferta de compra por parte de las autoridades griegas en el caso presente.

 
  
MPphoto
 

  Dimitrios Papadimoulis, autor. (EL) Señor Comisario, ése es precisamente el problema. No puedo entender a qué ha estado esperando todos estos meses. Las autoridades griegas están contraviniendo los artículos 3 y 5 de la Directiva 25/2004/CE; rechazan la igualdad de trato y la oferta pública en virtud de los irrisorios motivos de que una empresa, OTE (la Organización griega de telecomunicaciones), en la que el Estado posee una participación del 28 %, es una compañía de propiedad estatal.

¿Va a continuar la Comisión infringiendo la ley, contraviniendo la Directiva sobre igualdad de trato y protección de los pequeños accionistas? Puede ser, Comisario McCreevy, que no haya leído la Directiva 25/2004/CE, lo mismo que no había leído el Tratado de Lisboa.

 
  
MPphoto
 

  Charlie McCreevy, Miembro de la Comisión. − Como ya he indicado, estamos investigando la legislación griega y su compatibilidad con las reglas del mercado interior, en especial con relación a la libre circulación de capitales y de establecimiento y, si fuera necesario, el caso será elevado a una instancia superior.

En esta investigación existe una estrecha coordinación entre los distintos servicios de la Comisión a fin de garantizar que se disponga de un análisis exhaustivo de la situación. Puedo asegurarle a su Señoría que, una vez hayamos finalizado nuestra investigación, adoptaremos, en el momento preciso, la acción adecuada si —y sólo si— nuestra investigación demuestra que existe algo sobre lo que deban responder las autoridades griegas. Esa es la forma correcta y legal en que procedemos con cada Estado miembro, y ahora no se está haciendo de forma diferente, a la hora de tratar con las autoridades griegas.

Una vez que esté completa la investigación, tomaremos las decisiones apropiadas en ese momento y la proseguiremos si se demuestra que es necesario hacerlo en ese preciso momento.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 48 formulada por Georgios Papastamkos (H-0526/08)

Asunto: Sinergia del Mar Negro

Ha pasado un año desde la entrada en vigor de la Sinergia del Mar Negro. ¿Considera la Comisión que ello ha supuesto un acercamiento estratégico, amplio y sólido de la región? ¿Acaso el desarrollo de las interconexiones marítimas y de los transportes y redes de carretera, así como la cooperación en el sector de la energía y, paralelamente, el fomento del desarrollo sostenible constituyen, en este contexto, ejes prioritarios de las iniciativas de la Unión Europea? ¿De qué manera piensa aprovechar la Comisión la presencia de Estados miembros (Grecia, Bulgaria, Rumanía) en esta región?

 
  
MPphoto
 

  Benita Ferrero-Waldner, Miembro de la Comisión. − La Comisión ha aprobado un informe sobre el primer año de ejecución de la Sinergia del Mar Negro el 19 de junio de 2008. Dicho informe describe los logros en una amplia gama de sectores y formula propuestas para desarrollar la Sinergia en un proceso de cooperación regional. Este último incluye el establecimiento de objetivos conmensurables a largo plazo, así como la selección de países u organizaciones principales para coordinar las acciones a fin de alcanzar dichos objetivos, y la creación de asociaciones sectoriales para financiar conjuntamente los proyectos necesarios.

Como ya ha afirmado la Comisión, las políticas bilaterales aplicadas en la región —sobre todo las políticas de vecindad europeas— proporcionan el marco estratégico y la Estrategia del Mar Negro las complementa a nivel regional. La Política de Vecindad se desarrolla a nivel bilateral y éste es el primer complemento regional.

Los sectores mencionados en su pregunta ocupan lugares preferentes en la agenda de la Comisión. Se trata de propuesta para establecer asociaciones en el Mar Negro en varios campos, incluido el transporte y el medio ambiente, y los Estados miembros presentes en la región se muestran especialmente activos en la promoción de tales iniciativas.

La coordinación entre la Comisión y los tres Estados miembros se ha visto reforzada tanto para el desarrollo de la Sinergia como para el trabajo con la Organización de la Cooperación Económica del Mar Negro (BSEC).

La ulterior evolución de la Sinergia exige la implicación activa de un número creciente de Estados miembros y de socios del Mar Negro, y los Estados miembros del Mar Negro pueden desempeñar, y de hecho lo hacen, un papel crucial en esto.

 
  
MPphoto
 

  Georgios Papastamkos, autor. (EL) Gracias por su respuesta, señora Comisaria. La Sinergia del Mar Negro lleva efectivamente su impronta personal, pero usted también es consciente de que la Organización de la Cooperación Económica del Mar Negro (BSEC) es ahora una estructura institucional madura para la organización regional; su cooperación de hecho se está intensificando y ampliando. Eso ocurre sobre todo porque Europa y Asia se encuentran aquí y lo hacen a muchos niveles.

Me gustaría saber una cosa: Más allá de esta iniciativa de la Sinergia del Mar Negro, ¿tiene previsto la Comisión planificar la estructuración de relaciones interregionales entre la UE y los países del Mar Negro dentro de un marco institucional más rígido, de manera que se cree una forma de cooperación interregional garantizada de manera institucional?

 
  
MPphoto
 

  Benita Ferrero-Waldner, Miembro de la Comisión. − Respecto de la Sinergia del Mar Negro, la idea era contar con los socios orientales —todos nuestros socios orientales— más Turquía y Rusia y, puesto que ellos ya participaban en esta cooperación económica del Mar Negro, pensamos que ésta era la forma apropiada.

Pero usted también sabe que se nos ha pedido por el Consejo Europeo que tengamos asimismo una asociación oriental específica, y vamos a trabajar en ello; de hecho, mis servicios y yo vamos a proponer, a finales del otoño, algo más específico solamente con los socios orientales, sin Turquía ni Rusia. Pero quería decir de nuevo que estuve en Kiev el 13 y 14 de febrero, donde se celebró la primera reunión ministerial. Debe entender que se trataba del lanzamiento de la conferencia. Ciertamente, siempre lleva tiempo finalizar los proyectos y conseguir progresos reales.

Recordará cuánto tiempo hemos estado trabajando en el Proceso de Barcelona y sabe lo despacio que evolucionan las cosas, así que pienso que sigue habiendo margen para la cooperación en el Mar Negro, por una parte, aunque será menor en lo tocante a la asociación oriental.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 49 formulada por Robert Evans (H-0533/08)

Asunto: Misiones de observación de elecciones de la UE

La Comisión gasta considerables sumas de dinero en misiones de observación de elecciones en el mundo, desempeñando un papel muy valioso en algunos de los países más desafiantes.

¿Qué evaluación a largo plazo de estas misiones realiza la Comisión? ¿Cómo podemos ayudar más a que los países se enfrenten a las deficiencias observadas en una elección para contribuir a los preparativos de la siguiente?

 
  
MPphoto
 

  Benita Ferrero-Waldner, Miembro de la Comisión. − Estoy de acuerdo en que las misiones de observación de elecciones (MOE) en todas partes del mundo representan un dinero bien invertido. A lo largo de los últimos ocho años, los observadores de la UE han estado informando sobre elecciones cruciales, contribuyendo con ello a solventar los conflictos sobre los resultados electorales o poniendo de relieve ámbitos necesitados de una urgente reforma electoral y política. Como tal, se trata de logros que tienen un efecto a largo plazo.

La Unión Europea está siendo ahora generalmente percibida como uno de los observadores de elecciones internacionales con mayor credibilidad. Sé que el propio señor Evans acaba de volver hace muy poco de las elecciones de Sri Lanka. Pienso que tendrá también sus propias ideas acerca de lo que ha funcionado bien y, tal vez, sobre lo que queda por hacer en el futuro. Así pues, la Comisión va a seguir priorizando las MOE de la UE y el tiempo que yo esté aquí, intentaré hacerlo.

Dicho esto, sin embargo, las observaciones de elecciones no son, ni pueden ser, acciones planteadas de forma aislada. La observación electoral no constituye un objetivo en si mismo, sino que debe contribuir también a resolver deficiencias en el entramado electoral, así como a impulsar la reforma institucional y democrática a un plazo más largo.

Los informes de las MOE representan un punto de entrada clave para abordar las deficiencias en el marco electoral. Por definición, tienen un enfoque a largo plazo. Las recomendaciones de las MOE identifican habitualmente posibilidades de cambio electoral, por ejemplo en el marco regulador o en la gestión de las elecciones. Están cada vez más integradas dentro de una estrategia de apoyo electoral más amplia, incrementando con ello el impacto a largo plazo.

Con referencia a otras MOE recientes, puedo confirmar que, por ejemplo en Ruanda, Camboya y Yemen, hemos estado prestando apoyo a las respectivas comisiones electorales. Estos proyectos se han derivado directamente de anteriores MOE de la UE, que habían identificado una serie de deficiencias en el entramado electoral. Pero, dentro del mismo contexto, a lo largo de los últimos años, la Comisión también ha aumentado notablemente las contribuciones financieras para ayuda electoral, siguiendo así las recomendaciones de las MOE de la UE. Desde el año 2000 ascienden a 400 millones de euros, que es una cantidad bastante considerable.

Hay una cantidad notable de trabajo valioso referente a la preparación de la reforma electoral durante el seguimiento de una MOE de la UE realizado por las delegaciones de la Comisión Europea en el país y, desde luego, por los observadores jefes al volver al país para presentar el informe final.

Finalmente, puesto que la reforma electoral tiene a menudo un carácter muy político, no siempre se desarrolla con gran facilidad y exige diferentes actores y una implicación continua. Creo que, además del de observador jefe, el Parlamento puede desempeñar, y muy a menudo lo hace, un papel destacado afrontando la reforma electoral durante la etapa de seguimiento de la MOE.

Por tanto, me gustaría animar a las delegaciones normales del PE a un país que se impliquen también en mayor medida en el asunto, resolviendo entonces las deficiencias en el entramado electoral dentro de un contexto de cambio institucional y democrático más amplio. Este ha sido el contenido de un primer seminario entre la Comisión y el Parlamento y más adelante este año se va celebrar otro, creo que en diciembre, entre la Comisión y el Parlamento.

 
  
MPphoto
 

  Robert Evans, autor. Doy las gracias a la Comisaria y coincido con ella en que las misiones de observación electoral son una de las tareas más útiles que lleva a cabo la Unión Europea. Es un trabajo destacado en los países y, casi sin excepción, se trata de dinero bien gastado. Estoy muy orgulloso de haber participado en muchas misiones de observación electoral durante años, la más reciente de ellas en Pakistán. En aquel momento me encontraba en Sri Lanka en el marco de una visita de la delegación.

Pero quisiera quiero ir un poco más lejos con una cuestión, señora Comisaria: durante los cuatro o quizá cinco años que pasan entre una misión de observación electoral y la siguiente, ¿ofrece la Unión Europea ayuda específica y sugerencias para solucionar las posibles deficiencias o los aspectos que creemos que se deben mejorar y sobre los que podemos aportar ideas, apoyo y quizá financiación, para asegurarnos de que los países no repitan en las elecciones los errores cometidos en el pasado?

 
  
MPphoto
 

  Martin Callanan (PPE-DE) - Señor Presidente, coincido con el señor Evans en la importancia de las misiones de observación electoral. Para mí también fue un honor ser designado por el Comisario como observador jefe en las recientes elecciones de Camboya. Mi impresión fue —como en todas las misiones de observación electoral— que las misiones demostraron ser una ayuda muy útil para las autoridades camboyanas en el desarrollo de sus misiones electorales.

Quisiera pedir a la Comisaria que utilice los recursos de que dispone para llevar a cabo más misiones de este tipo en el futuro, si es posible, porque yo también creo que son una medida extremadamente valiosa y que despierta interés. Son altamente valoradas por los países en los que se desarrollan y también por los jefes de Estado de los países en los que se han desarrollado las distintas misiones.

 
  
MPphoto
 

  Benita Ferrero-Waldner, Miembro de la Comisión. En primer lugar, quisiera decir que las recomendaciones para el largo plazo y para las próximas elecciones son precisamente el área en la que deberíamos seguir trabajando de manera conjunta.

Esto se debe a que algunos países han adoptado dichas recomendaciones mientras que otros no lo han hecho, y a que las recomendaciones deberían tener más peso en nuestros informes sobre los países y en la evaluación realizada por las delegaciones y por las delegaciones del Parlamento Europeo.

En respuesta a la segunda pregunta, con un presupuesto mucho mayor iríamos a muchos más países, pero me veo obligada a hacer una selección. Intento que la selección sea acorde al presupuesto, que debe abarcar África, Asia, América Latina y, mientras estemos invitados, los países árabes y del Magreb, donde creo que deberíamos acudir más a menudo ya que, debido a nuestra —en principio— objetividad, contamos con mucho prestigio.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 50 de David Martin (H-0543/08)

Asunto: Retención por parte de Israel del dinero de los contribuyentes palestinos

¿Qué medidas ha tomado la Comisión para detener la retención por parte de Israel del dinero de los contribuyentes palestinos?

 
  
MPphoto
 

  Benita Ferrero-Waldner, Miembro de la Comisión. Creo que su Señoría se refiere al retraso de la transferencia mensual de los ingresos aduaneros que Israel recauda en nombre de la Autoridad Palestina. El último retraso data del mes de junio y se produjo casi inmediatamente después del envío de una carta por parte del Primer Ministro palestino Fayyad en la que se oponía a las conversaciones en curso relativas al desarrollo de las relaciones entre la Unión Europea e Israel.

En aquel momento, el retraso de la transferencia de los ingresos fiscales y aduaneros alcanzó niveles máximos, y yo misma formulé esta pregunta al Ministro de Asuntos Exteriores.

Pedí a Israel que realizase el pago debido a los palestinos y, finalmente, puedo y debo decir que la transferencia fue hecha una semana más tarde de lo habitual.

Desde entonces, no se ha informado a la Comisión de otros retrasos en la transferencia de fondos fiscales.

 
  
MPphoto
 

  David Martin, autor. Doy las gracias a la Comisaria por su respuesta y por haber tomado medidas reales, medidas que llegaron después de que yo formulase la pregunta. La Comisaria sabrá que pasa cierto tiempo entre la formulación de preguntas y la obtención de respuestas.

Pero yo quisiera incidir en el hecho de que este dinero es dinero palestino. No se trata, en ningún caso, de dinero israelí que pueda ser retenido. Retenerlo equivale a robarlo, si no el dinero, sí al menos los intereses. Esta acción se utiliza a menudo como chantaje a los palestinos, y espero que la Comisión continúe presionando a los israelíes para que transfieran ese dinero a los palestinos tan pronto como sea exigible, en lugar de utilizarlo como un instrumento político más.

 
  
MPphoto
 

  Reinhard Rack (PPE-DE).(DE) Es positivo que este problema se resolviera, según parece, de manera rápida y puntual. Sólo una pregunta: en aquel momento, en varias ocasiones tuvimos problemas con el uso del dinero por parte de la Autoridad Palestina de un modo probablemente diferente al pretendido por los donantes. ¿También se han solucionado esos problemas entre tanto?

 
  
MPphoto
 

  Benita Ferrero-Waldner, Miembro de la Comisión. En respuesta a la primera observación, efectivamente en los últimos años se han producido largos retrasos en relación con el dinero palestino —y estoy de acuerdo con usted en que es dinero palestino— pero yo, siempre que ha sido necesario —y me lo han pedido muy a menudo los propios palestinos—, he intentado intervenir personalmente para que el dinero fuera transferido. A veces pudo llevar mucho tiempo y hubo momentos en los que fue realmente difícil, pero siempre lo intenté. Estoy de acuerdo con usted en que esto también deberá hacerse en el futuro.

(DE) Señor Rack, puedo asegurarle rotundamente que el método por el que enviamos nuestro dinero a los palestinos —antes mediante el llamado TIM, Mecanismo Internacional Temporal, y ahora mediante el mecanismo financiero PEGASE— está diseñado para permitirnos un control total. Creo que ése era el fundamento.

A propósito, incluso los israelíes han utilizado esa cuenta única del tesoro para transferir dinero israelí. Con Salam Fayyad como Ministro de Finanzas y Primer Ministro tenemos a alguien que cuenta con la confianza de la comunidad internacional. No obstante, hemos llevado a cabo nuestras propias inspecciones y yo estoy poniendo en este asunto todo el interés que puedo. Mi delegación ha construido su propio sistema y su propio equipo para que no se produzcan irregularidades.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Las preguntas que, por falta de tiempo, no han recibido respuesta oral, la recibirán por escrito (Véase el Anexo).

 
  
  

(La sesión se suspendió a las 19.10 y se reanudó a las 21 horas)

 
  
  

PRESIDE: MARIO MAURO
Vicepresidente

 
  

(1)DO L 142, de 30.4.2004, p. 12.

Última actualización: 11 de diciembre de 2008Aviso jurídico