Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2008/0187(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0138/2009

Textos presentados :

A6-0138/2009

Debates :

PV 21/04/2009 - 18
CRE 21/04/2009 - 18

Votaciones :

PV 22/04/2009 - 6.33
CRE 22/04/2009 - 6.33
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


Debates
Martes 21 de abril de 2009 - Estrasburgo Edición DO

18. Itinerancia en las redes públicas de telefonía móvil (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 
 

  Presidenta . - De conformidad con el orden del día, se procede al debate del informe de Adina-Ioana Vălean, en nombre de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifican el Reglamento (CE) nº 717/2007, relativo a la itinerancia en las redes públicas de telefonía móvil en la Comunidad, y la Directiva 2002/21/CE relativa a un marco regulador común de las redes y los servicios de comunicaciones electrónicas (A6-0138/2009).

 
  
MPphoto
 

  Adina-Ioana Vălean, ponente.(RO) Señora Presidenta, Comisaria Reding, Señorías, es extraño que un liberal promueva la intervención en el mercado a través de la regulación de precios, incluso aunque solo suponga el establecimiento de un límite máximo. Sin embargo, en el caso de las tarifas de itinerancia de la telefonía móvil, esta acción es necesaria y solo se puede realizar de forma colectiva, a escala europea. Es necesaria porque unas tarifas excesivamente elevadas están creando obstáculos que impiden la libre circulación y comunicación entre los ciudadanos europeos. La eliminación de esos obstáculos es uno de los objetivos fundamentales de la Unión Europea y uno de mis objetivos personales como eurodiputada. Por ello, he asumido la responsabilidad de ser la ponente de este reglamento, así como del informe del Parlamento Europeo adoptado a principios de mes relativo a las barreras administrativas y legales establecidas por los Estados miembros que evitan la libre circulación de los ciudadanos europeos.

Este reglamento es necesario, por ejemplo, para los pequeños empresarios en viaje de negocios que necesitan hablar con sus colegas en casa para resolver un problema. Es importante para los periodistas que envían un reportaje por correo electrónico directamente desde el lugar donde se ha producido la noticia. También es importante para los jóvenes que envían mensajes de texto a sus novios y novias. Por último, es importante para los que trabajan en el extranjero y quieren oír la voz de sus hijos en el teléfono. Todos estos ciudadanos europeos han pagado y todavía pagan a menudo el triple o el cuádruple por usar un teléfono móvil, sencillamente porque se encuentran a un par de kilómetros de su país, incluso aunque estén dentro de las fronteras de la Comunidad.

Gracias a este reglamento, que adoptaremos mañana, se eliminarán los precios excesivos. Los límites máximos establecidos por el reglamento seguirán permitiendo que los operadores consigan considerables márgenes de beneficio y que compitan ofreciendo precios más bajos. Nos enfrentamos a un problema complejo relacionado con la fragmentación y el funcionamiento del mercado de la telefonía móvil en Europa.

Cuando los consumidores eligen un operador de telefonía móvil, se fijan ante todo en los costes nacionales o en el precio ofrecido por un nuevo teléfono, pero se preocupan menos por los costes de itinerancia. Cuando cruzan la frontera con otro Estado miembro de la UE están sujetos a esos cargos de itinerancia, incluso aunque solo reciban llamadas. La única opción para los consumidores es optar por no comunicarse a través del teléfono móvil. La competencia entre operadores no funciona desde esta perspectiva. El operador actual del país de origen debe pagar al operador de la red que se visita por la transmisión de la señal.

Algunos países, como los destinos turísticos, reciben un gran número de visitantes durante un breve período de tiempo, mientras que otros tienen a más ciudadanos viajando al extranjero. Esto supone que exista un desequilibrio entre la oferta y la demanda, razón por la que existen las elevadas tarifas brutas incluso entre operadores. Es más, en algunos países el coste de instalación y funcionamiento de redes de telefonía móvil es más elevado. Además, los operadores más pequeños o los nuevos operadores que se han incorporado al mercado han demostrado que con frecuencia están sujetos a precios discriminatorios con respecto a los grandes operadores paneuropeos. Al final, siempre es el consumidor el que paga.

El reglamento que adoptaremos mañana es una solución a corto plazo. No podemos regular los precios indefinidamente, ya que esto afecta a la innovación y puede incluso afectar a la competitividad. Por ello, el reglamento estipula que la Comisión Europea debe analizar diferentes medios para regular el mercado. Algunos de estos medios se sugieren incluso en el reglamento. En dos o tres años podremos debatir más opciones cuando tengamos más información disponible. Espero que entonces podamos poner en práctica un marco legislativo para tener unas tarifas de itinerancia competitivas a largo plazo.

Aparte de este aspecto, en mi opinión, el Parlamento ha mejorado el reglamento en muchos aspectos. Hemos reducido las tarifas máximas brutas de itinerancia para la transmisión de datos hasta los 50 céntimos por megabyte, con el objetivo de incentivar el uso de este servicio y la competencia justa en el sector. Hemos establecido directrices más transparentes con respecto a la notificación a los clientes del acceso móvil a Internet en itinerancia. También hemos establecido provisiones con el objetivo de limitar las facturas mensuales de la transmisión de datos en itinerancia a 50 euros, mucho más flexible para cualquiera que quiera usar este servicio. Los mensajes de texto cargados con una tarifa de itinerancia, que se envían una vez que el cliente accede a una red en el extranjero, también incluirán una referencia al número único de emergencias 112. Hemos reducido las tarifas máximas para las llamadas recibidas y hechas, manteniendo al mismo tiempo el margen de beneficio de los operadores. También hemos prohibido que los operadores sigan aplicando cargos a los clientes en el extranjero sencillamente porque alguien les haya dejado un mensaje en el buzón de voz.

Me gustaría concluir agradeciendo todos sus esfuerzos durante un período de tiempo tan corto a mis colegas diputados de otros grupos políticos, a la Comisaria Reding y a su personal, al embajador Reinišová y a los representantes de las presidencias checa y francesa, al Consejo y sin olvidar a nuestro propio personal del Parlamento Europeo, cuyo trabajo conjunto servirá para que millones de ciudadanos puedan disfrutar de unas tarifas aceptables de itinerancia este verano.

 
  
MPphoto
 

  Viviane Reding, miembro de la Comisión. - Señora Presidenta, no podría estar más de acuerdo con la ponente, a la que me gustaría felicitar por el rápido y eficiente trabajo realizado.

Nos enfrentamos a un obstáculo a la libre circulación porque, si se penaliza a los ciudadanos en sus teléfonos cuando cruzan una frontera, ese no es sinceramente el mercado interior por el que luchamos y que deseamos construir. Para otorgar esta libre circulación a nuestros ciudadanos debemos librarnos de esos obstáculos. Unos obstáculos que afectan a mucha gente. Hay aproximadamente 150 millones de ciudadanos en la Unión Europea que usan su teléfono móvil al menos una vez al año con itinerancia cuando están en el extranjero y que tienen que pagar esos precios. Son los estudiantes, los que viajan por negocios o de vacaciones, pero también los trabajadores transfronterizos, los periodistas y los hombres y mujeres de negocios que se ven limitados por unos costes muy elevados en la comunicación.

Por ello, le agradezco al Parlamento Europeo que haya respondido con tanta rapidez a la propuesta de la Comisión. Creo que hemos logrado poner en práctica una propuesta en un tiempo récord para la Unión Europea (solo siete meses entre la propuesta y la ejecución). Es la primera vez, y es la primera vez para defender los intereses de los consumidores europeos.

Sólo me gustaría decir unas palabras sobre lo que ha logrado este primer conjunto de medidas relativo a la itinerancia. Con respecto a la itinerancia de voz ha logrado una tarifa un 60 % inferior para el ciudadano y un 30 % más de tráfico para la industria. La industria también ha observado (y esto es interesante) un aumento estable en el grado de penetración de los teléfonos móviles utilizados por los ciudadanos. En la actualidad tenemos un grado medio de penetración en Europa del 119 %. Se trata de un récord mundial y, con el descenso en las tarifas de la itinerancia, permitirá disfrutar de libertad a aquellos ciudadanos que utilicen su teléfono móvil. También aporta dinero a la industria, porque su tráfico aumenta de forma continua. Al mismo tiempo, las tarifas nacionales se reducen. Desde que la Comisión de Barroso se hizo cargo, las tarifas domésticas para la comunicación a través del móvil han bajado aproximadamente un 35 %. Esa es una respuesta para todos aquellos que dicen que, si bajamos el precio de la itinerancia, subirán las tarifas nacionales. Este no es el caso. Las estadísticas muestran precisamente lo contrario.

Ahora damos un paso más: en primer lugar, por supuesto, en la itinerancia de voz. Creo que es muy bueno que sigamos reduciendo los límites para que la competencia de las ofertas puedan tener lugar por debajo de esos límites. Es muy importante que añadamos a esto la itinerancia de los SMS, porque cada año se envían en la Unión Europea 2 500 millones de mensajes de texto. El valor de los ingresos generados así para la industria es de aproximadamente 800 millones de euros. Pero, ¿quién envía los SMS? Sobre todo los jóvenes: el 77 % de los jóvenes menores de 24 años usan los mensajes de texto cuando están en el extranjero porque es más sencillo y más barato para ellos. Por tanto, se les castiga cuando tienen que pagar una tarifa extraordinariamente elevada con respecto al coste para el operador cuando lo usan en itinerancia. Bien: estamos reduciendo los precios para que los mensajes de texto se conviertan en algo normal tanto si uno está en casa como si está en un país vecino. Por tanto, los consumidores saldrán muy beneficiados. La reducción, que se votará mañana en el Parlamento, alcanza el 60 % en el caso de los mensajes de texto. Con respecto a la facturación por segundo de las llamadas en itinerancia: digamos sencillamente que no se puede hacer pagar a la gente por lo que no han usado, sino solo por lo que sí han utilizado. También vamos a reducir los gastos ocultos en un 24 %, para que solo paguen por lo que realmente consumen. Y en cuanto a los datos en itinerancia, creemos que este un tema que deberá abordarse en el futuro.

Sin embargo, aunque queremos que en el futuro se puedan descargar, desde donde uno se encuentre, una película, un artículo de periódico o una fotografía para enviársela a los amigos, hoy nos encontramos con unas facturas asombrosas. He recibido copias de facturas en las que la gente que ha estado en otro país durante tres o cuatro días ha tenido que pagar varios miles de euros sencillamente porque se han descargado su programa favorito o artículos de periódico, como suelen hacer normalmente. Esto ya no ocurrirá a partir de ahora, ya que en el nuevo reglamento habrá un dispositivo que ponga un tope y que, a partir del 1 de julio de 2010, vendrá por defecto para que se aplique automáticamente y proteja a nuestros consumidores.

Por tanto, es un gran día para Europa y un gran día para los consumidores europeos. Gracias al Parlamento por su rápida actuación. Creo que la gente comprenderá que este Parlamento trabaja para los ciudadanos.

 
  
  

PRESIDE: MAREK SIWIEC
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall, ponente de opinión de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor. - Señor Presidente, permítame empezar dando las gracias antes de nada a los ponentes alternativos de la Comisión de Mercado Interior de todos los grupos, a su personal y a los asesores. Creo que en la Comisión de Mercado Interior todos podemos estar orgullosos de haber alcanzado un consenso sobre la mayor transparencia y las formas de eliminar por fin el problema de las facturas exorbitantes. Dichas facturas no favorecían la reputación de los operadores de telefonía móvil, pero, lo que es más importante, no favorecían a los consumidores.

Sin embargo, cuando se trata de poner un tope a las tarifas, sigo teniendo mis dudas. Debemos preguntarnos qué consumidores se van a beneficiar de la economía soviética de límites de los precios. Puesto que, como mucho, el 35 % de los consumidores usan realmente la itinerancia y que la cifra de esos consumidores que la usan habitualmente es mucho menor y puesto que, como ha dicho la propia Comisaria, esta legislación beneficiará sobre todo a un pequeño grupo de consumidores privilegiados como los funcionarios de la Comisión, los eurodiputados, los miembros de los grupos de presión y los hombres y mujeres de negocios, esperemos que no le estemos robando a los pobres para pagar unas llamadas de teléfono más baratas de los ricos.

 
  
MPphoto
 

  Manolis Mavrommatis, ponente de opinión de la Comisión de Cultura y Educación. - (EL) Señor Presidente, Comisaria, Señorías, me gustaría empezar felicitando tanto a la ponente, la señora Vălean, como al ponente del primer reglamento sobre itinerancia, el señor Rübig, por la excelente cooperación que hemos tenido en la Comisión de Cultura y Educación, en la que actué como ponente de opinión, en un tema que naturalmente resulta interesante para 150 millones de consumidores y para la industria de las telecomunicaciones.

Tras la exitosa aplicación del primer reglamento hace dos años, se pidió al Parlamento Europeo que adoptase un reglamento revisado que abarcase las tarifas de los mensajes de texto y los datos.

Personalmente, me gustaría comentar los beneficios de este nuevo reglamento, especialmente para aquellas personas que viajan por negocios. Los profesionales de los medios de comunicación, por ejemplo, consideran muy importante el uso de la función de descarga de archivos en su teléfono móvil.

El reglamento revisado actuará como una válvula de seguridad contra los cargos excesivos y descontrolados impuestos hasta hoy por las compañías de telefonía móvil, como mencionó la Comisaria. Por ello, considero que un voto a favor del informe será una nueva victoria para el Parlamento en la lucha por proteger a los consumidores y un nuevo paso que infundirá nueva vida en el mercado interior.

Por último, con el consentimiento entre las instituciones, confío y espero que este reglamento entre en vigor este verano, para que los viajeros estén protegidos de los oscuros cargos y de las tarifas excesivas de las empresas de telefonía móvil.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig, en nombre del Grupo del PPE-DE.(DE) Gracias, señor Presidente. Me gustaría felicitar a la ponente, la señora Vălean, en concreto, pero también a la Comisaria Reding, que mostró un gran compromiso en las negociaciones del segundo reglamento relativo a la itinerancia. Creo que estas negociaciones y, por supuesto, también el objetivo de poner al mismo nivel las tarifas nacionales y las tarifas que pagamos en otros países europeos son un paso importante.

También es bueno que las autoridades nacionales de reglamentación sean ahora también responsables de la itinerancia y que, por tanto, tomen el control y se hagan cargo de la supervisión, lo que sencillamente nos aportará una mayor transparencia. La transparencia es vital en el funcionamiento de un mercado. Hasta ahora ha habido una falta de transparencia en varios terrenos, pero también ha habido un descarado abuso del mercado.

No es correcto que se pida hasta mil veces la cantidad habitual por la itinerancia de datos, como ocurre con frecuencia. La facturación por segundos de las llamadas entrantes aportará en el futuro un claro avance y supondrá unos costes menores para los ciudadanos europeos.

 
  
MPphoto
 

  David Hammerstein , en nombre del Grupo Verts/ALE. – (ES) Señor Presidente, cuando el mercado no funciona hay que intervenir. Hemos vuelto a romper un tabú: el mercado libre no es sagrado y, menos aún en tiempos de crisis, cuando el bolsillo del consumidor europeo sufre más que nunca.

Con este acuerdo destinado a establecer unos límites a los abusivos precios de las llamadas y de los SMS en «roaming», gana el consumidor, gana la comunicación entre los países europeos y gana la Europa útil y positiva.

La factura de teléfono de millones de europeos podría bajar o, al contrario, al costar solo 11 céntimos el SMS, uno podría estar tecleando todo el día y acabar gastando igual.

Especialmente positivas son las medidas de transferencia que consiguen unos cobros por segundo a partir de los treinta segundos. Los precios máximos para los SMS y para el envío de datos podían haber sido algo más bajos, pero, en aras de un acuerdo, hemos llegado a esta transacción.

Gracias Comisaria Reding, gracias señora Vălean, gracias a los ponentes de todos los grupos, porque hemos dado un ejemplo feliz de la acción de la Unión Europea durante estos tiempos de crisis.

 
  
MPphoto
 

  Presidente . – Podemos terminar con una nota positiva, lo que es importante, especialmente antes de las elecciones. Ahora llamo a la señora Ţicău para que hable siguiendo el procedimiento de mano alzada.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău (PSE).(RO) Señor Presidente, Comisaria, me gustaría felicitar a mis colegas diputados por el trabajo realizado y por el informe que han compilado. El Parlamento Europeo está trabajando sin duda en el interés de los ciudadanos de Europa. También recuerdo que durante el debate previo de hace dos años sobre la reducción de las tarifas de itinerancia móvil tuvimos una discusión de gran alcance. Me alegra que esta vez no tengamos opiniones diferentes. De hecho, todos hemos adoptado rápidamente esta reducción de tarifas. Me gustaría decir que siento que es muy importante seguir reduciendo los gastos del teléfono móvil y en cantidades aún mayores, tanto para las llamadas entrantes como salientes. Sin embargo, la reducción de los costes de los mensajes de texto es especialmente importante.

De hecho, no hacemos esto solo por la generación más joven, sino por cualquiera que viaje dentro de la Unión Europea. Esta medida es en realidad, por otro lado, una forma de protección de los consumidores, pero al mismo tiempo, es un buen ejemplo de cómo se puede regular el mercado en beneficio de los ciudadanos europeos.

 
  
MPphoto
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE).(PL) Señor Presidente, Comisaria, el teléfono móvil e Internet se han convertido en símbolos de movilidad e innovación. Por ello, los ciudadanos deberían tener un acceso amplio y sencillo a los servicios de telecomunicaciones. A pesar de las numerosas peticiones de la Comisaria, los precios de los servicios de SMS en itinerancia siguen siendo de media muy superiores y superan en gran medida a los precios domésticos de estos servicios. Debemos esforzarnos por cambiar esta situación. A este respecto, doy un gran valor al trabajo de la Comisión y de la Comisaria.

La situación con Internet es similar. ¿Por qué tiene que ser un lujo usar Internet desde un teléfono móvil? Todos estamos a favor de garantizar el mayor acceso posible a Internet. Un reducción en el precio de los servicios de datos en itinerancia desde luego ayudaría a este respecto. Es importante porque esta cuestión afecta en gran medida al grupo más joven de nuestra sociedad.

 
  
MPphoto
 

  Bogusław Liberadzki (PSE).(PL) Señor Presidente, Comisaria, me alegra ver la dirección en la que nos movemos. Me refiero a las radicales reducciones de tarifas en las llamadas de voz en itinerancia y al acceso a Internet. Este es el primer paso y creo que se darán otros. Estos son factores que podrían acelerar la realización de la Estrategia de Lisboa. Es importante para el proceso educativo y para la generación más joven. Es importante que los servicios de Internet sean accesibles para las personas que son relativamente pobres y que tienen bajos ingresos. Avanzamos en la dirección correcta. Estas noticias seguro que se reciben con alegría. Me gustaría dar las gracias a la Comisión.

 
  
MPphoto
 

  Alojz Peterle (PPE-DE).(SL) Me gustaría hacer llegar mis sinceras felicitaciones a la ponente y a la Comisaria. Comisaria, hace unos años le dije que no me gustaba que me penalizasen por hacer llamadas desde el extranjero. No esperaba ver tan pronto mejoras en mi situación como consumidor y a partir de esta directiva, en concreto.

Esta directiva demuestra que la Unión Europea puede utilizar sus políticas comunes para forjar una relación más estrecha con sus ciudadanos, beneficiándoles allí donde más lo notan... en sus bolsillos. Esta directiva significa más Europa, más competitividad y una economía única, y para mí es uno de los logros clave del actual mandato de la Comisión y del Parlamento. Lo único que deseo ahora es que actuemos con el mismo espíritu y prestemos la misma atención al consumidor en el próximo mandato. Mis felicitaciones de nuevo y muchas gracias.

 
  
MPphoto
 

  Viviane Reding, miembro de la Comisión. - Señor Presidente, me gustaría dar las gracias principalmente a los diputados, que han realizado un magnífico trabajo. En primer lugar, por supuesto, a la ponente, la señora Vălean, pero también a los ponentes de las demás comisiones, a los ponentes alternativos y a los portavoces de los grupos. Ellos han hecho posible, en solo siete meses, que una propuesta muy importante para la libre circulación de los ciudadanos y la reducción de los excesivos costes sea una realidad. Creo que este es un magnífico momento para el mercado interior. Es un gran momento que muestra a los ciudadanos que los eurodiputados los toman en serio.

Si me permite, me gustaría, sin embargo, decir —con el debido respeto al señor Kamall, por ejemplo— que cuando el mercado no funciona es el momento en que deben intervenir los líderes políticos. Me gustaría que alguien de esta Cámara me explicase cómo se puede decir que el mercado funciona cuando el coste para los operadores por transferir un mensaje de texto de un país a otro es inferior a 11 céntimos, mientras que de media el consumidor tiene que pagar más de 28 céntimos. En ese caso, algo no va bien.

Por tanto, si ahora fijamos un tope de 11 céntimos creo que hay un amplio margen de maniobra; hay un amplio margen para que se desarrolle la competencia. Como a la mayoría de ustedes en esta Cámara, me habría gustado que el mercado hubiese funcionado, para que no hubiésemos tenido que hacer esto. Bueno, esperemos que no tengamos que volver a hacerlo en el futuro y esperemos que tras esta decisión el mercado funcione realmente en los intereses de la industria, de los ciudadanos, de la libre circulación y del mercado interior, en el que cada ciudadano pueda viajar sin que se le penalice a través de una factura telefónica.

 
  
MPphoto
 

  Adina-Ioana Vălean, ponente.(RO) La reducción de los costes de la itinerancia es una necesidad absoluta. Todos estamos de acuerdo en que el mercado no funciona. La cuestión de cómo deberíamos regularlo es algo que todavía podemos discutir.

La propuesta de la Comisión de establecer unas tarifas máximas es la cuestión que discutimos hoy. ¿Es la mejor herramienta disponible? No lo sabemos, pero es la única opción de que disponemos en este momento. Espero que podamos encontrar métodos alternativos en el futuro.

Me gustaría decir una última palabra a la industria en su conjunto. No debemos permitir que se transmita la percepción de que el sector de la telefonía móvil explota a los consumidores despiadadamente. Este tipo de idea podría ser peligrosa porque esta es una industria exitosa, lo que se refleja en la creación de puestos de trabajo, en contribuciones importantes a los presupuestos y en innovación tecnológica. Por ello, creo que es importante que aquellos de nosotros que regulamos el mercado no nos sintamos totalmente satisfechos con el trabajo realizado y que aspiremos a lograr nuevas mejoras para lograr un impacto beneficioso a largo plazo.

Me gustaría dar las gracias a los que han participado en este informe y espero que debatamos este mismo tema en otra ocasión.

 
  
MPphoto
 

  Presidente . - Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el miércoles, 22 de abril de 2009.

 
Última actualización: 18 de agosto de 2009Aviso jurídico