Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/2806(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

B7-0268/2009

Debates :

PV 17/12/2009 - 12.2
CRE 17/12/2009 - 12.2

Votaciones :

PV 17/12/2009 - 13.2

Textos aprobados :

P7_TA(2009)0120

Debates
Jueves 17 de diciembre de 2009 - Estrasburgo Edición DO

12.2. Azerbaiyán: libertad de expresión
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 
 

  Presidente. – El siguiente punto es el debate acerca de siete propuestas de resolución sobre la libertad de expresión en Azerbaiyán.

 
  
MPphoto
 

  Fiorello Provera, autor.(IT) Señor Presidente, Señorías, Europa se ha embarcado en un interesante proyecto de Asociación Oriental, que ha encontrado el apoyo y la estimulante colaboración por parte de seis países: Armenia, Belarús, Georgia, Moldavia, Ucrania y Azerbaiyán.

Esta operación está mejorando la relación entre la Unión Europea y estos países y puede llevar al desarrollo democrático y económico de la región, aunque sujeto a variaciones dependiendo de la historia de cada país. Dada esta inteligente política estratégica, bajo mi punto de vista, es inapropiado plantear este debate urgente sobre dos jóvenes bloggers sentenciados después de acontecimientos cuyos procedimientos están aún en curso mientras pasamos por alto otras situaciones que sí que son verdaderamente trágicas, como la reciente masacre de 57 personas que habían acudido a apoyar a un candidato en las elecciones presidenciales en Filipinas.

Todos los grupos parlamentarios, a excepción del nuestro, apoyan una propuesta de resolución sobre Azerbaiyán que es dura y desentona con las iniciativas de asociación que hemos tomado. Estoy convencido de que los duros puntos de vista recogidos en la resolución que hoy se somete a votación no sólo no llevarán a que el Gobierno de Azerbaiyán afiance relaciones con Europa, sino que también pueden tener un efecto contraproducente sobre el caso de esos dos jóvenes, dado que esta resolución podría poner en peligro la concesión de un indulto.

A este respecto, me gustaría recordarles la decisión, adoptada ayer en plenaria, en la que rechazábamos una resolución sobre el caso Aminatou Haidar para no comprometer las negociaciones diplomáticas en curso. Considero contradictorio que en la misma sesión sean sometidas a votación dos resoluciones, una sobre Belarús y otra sobre Azerbaiyán, ambas en un tono muy diferente, cuando esos dos países forman parte de la misma Asociación Oriental.

 
  
MPphoto
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg, autora. (PL) Cuando, el 11 de noviembre de este año, Europa celebraba el aniversario del fin de la Primera Guerra Mundial, en Azerbaiyán se dictaba una sentencia de varios años de cárcel contra varios periodistas que habían osado escribir sobre la desmesurada corrupción y el desempleo en el país. Los periodistas fueron acusados oficialmente de propagar el gamberrismo y el terrorismo.

En la lista redactada por Freedom House, Azerbaiyán ostenta la categoría de «no libre». Reporteros sin Fronteras afirma que Azerbaiyán está en el puesto 146, de un total de 175 países analizados, en lo que respecta a la libertad de expresión. También se desprenden signos preocupantes de los análisis efectuados por la Economist Intelligence Unit, que ha estudiado la cuestión de las libertades políticas en Azerbaiyán. En este contexto, el rechazo el año pasado por parte de las autoridades de Azerbaiyán a conceder licencias a medios extranjeros, como la BBC o Radio Free Europe, no debe coger de sorpresa a nadie.

Considero que ha llegado el momento de que la Unión Europea revise su enfoque hacia Azerbaiyán y, aprovechando la participación de Bakú en la Política Europea de Vecindad y Asociación, empiece a ejercer una mayor presión sobre las autoridades de allí. Además, quisiera sumar mi voz al llamamiento de mi grupo político a la liberación incondicional de los periodistas presos y a una adecuada revisión de las leyes de Azerbaiyán.

 
  
MPphoto
 

  Marietje Schaake, autora. – Señor Presidente, Azerbaiyán ha firmado una serie de tratados de asociación con la UE. Es parte activa de la política de vecindad así como de la Asociación Oriental. Esto no sólo se limita al comercio. Azerbaiyán se ha comprometido también a respetar la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho. Sin embargo, de hecho, se encuentran seriamente amenazados bajo el régimen actual.

Hoy destacamos el caso de Emin Milli y Adnan Hajizade, que representa un golpe a la libertad de los medios, la libertad de expresión y a la sociedad civil mucho más profundo y que va más allá que el caso de dos simples bloggers, como así se les ha llamado. De hecho usaban nuevos medios como Facebook y Twitter para su labor de organización juvenil, pero el hecho es que ni siquiera sabemos por qué se encuentran encarcelados, dado que las pruebas de la defensa no han sido admitidas en el juicio y este no cumple con los estándares internacionales y, de hecho, parece prefabricado.

Si no podemos confiar en que el gobierno de Azerbaiyán permanezca fiel a sus compromisos respecto a la democracia, los derechos humanos y el Estado de Derecho recogidos en los diversos acuerdos que ha firmado con la UE, entonces Europa no puede considerar a Azerbaiyán un socio creíble para nada; eso también vale para las relaciones comerciales.

Esta resolución exhorta al gobierno de Azerbaiyán a cumplir sus propias promesas y empezar a levantar su legitimidad en el seno de la comunidad internacional respetando a sus propios ciudadanos, garantizándoles los derechos democráticos y humanos y respetando el Estado de Derecho.

Ayer entregábamos en esta Cámara del pueblo europeo el Premio Sájarov y contemplamos un discurso verdaderamente impresionante del laureado, el señor Kovalev, que afirmó que el miedo sólo puede afrontarse con la libertad de pensamiento, y que la libertad de pensamiento sólo puede ser expresada cuando se garantiza efectivamente la libertad de expresión y cuando escuchamos a aquella gente que simplemente está defendiendo causas como la oposición a sus gobierno, lo cual, como europeos, debemos garantizar en la asociación con Azerbaiyán en todos los campos.

 
  
MPphoto
 

  Ulrike Lunacek, autora.(DE) Señor Presidente, la anterior oradora ya ha mencionado algunos detalles de esta resolución. La resolución fue propuesta entre otras cosas a causa de un incidente en julio de 2009 en el que dos jóvenes bloggers, Emin Milli y Adnan Hajizade, fueron atacados en un restaurante, acudieron a la policía para informar del hecho y fueron arrestados ellos mismos.

Fueron acusados y, de acuerdo a todos los observadores internacionales, incluida Amnistía Internacional, el proceso judicial estuvo lejos de ser limpio. Por ejemplo, no se presentó el vídeo que al parecer se grabó en el restaurante, que muestra claramente quién había sido atacado y que los atacantes no eran estos dos bloggers, sino otras personas.

Por lo tanto, queda claro que el juicio no cumple con los requisitos que debe reunir en un Estado de Derecho. Espero sinceramente que todas las pruebas sean presentadas cuando tenga lugar el segundo juicio.

Me congratula que hayamos conseguido introducir una resolución apoyada por casi todos los grupos. Lamento que el grupo del señor Provera no se una a nosotros y en vez de ello haga hincapié en que deberíamos esperar a que el caso se resolviera por sí solo y hacer uso de las vías diplomáticas.

Señor Provera, considero que es necesario que el Parlamento, que está asociado con el Parlamento de Azerbaiyán, lo exprese claramente. Los derechos humanos son una cuestión fundamental. La señora Schaake se refirió ayer al Premio Sájarov. Debemos manifestarnos en apoyo de la libertad del pensamiento en cualquier parte del mundo y asegurarnos de que se la proteja.

El Presidente Aliyev ha dicho a menudo lo importante que son los derechos de los periodistas y que el Estado debe defenderlos. Es nuestra tarea recordárselo a todo el mundo y espero fervientemente que, en el futuro, haya otra resolución sobre la asociación entre el Parlamento de Azerbaiyán y el Parlamento Europeo, ya que por desgracia no pudo ser hace dos semanas.

 
  
MPphoto
 

  Joe Higgins, autor. – Señor Presidente, celebro la atención prestada al aplastamiento terrible y sistemático de los derechos humanos en Azerbaiyán: ninguna libertad para los medios, docenas de periodistas encarcelados, algunos golpeados, incluso algunos asesinados en los últimos años. Pero debemos preguntarnos por qué el régimen del señor Aliyev está aplicando esta horrible represión. La razón, por supuesto, es tratar de encubrir la situación de enorme corrupción que existe en ese país. La elite dominante se ha enriquecido asombrosamente, especialmente a través de la industria del petróleo y del gas, mientras el 90 % de la población de Azerbaiyán vive en la pobreza extrema y no se ha beneficiado en nada de los recursos naturales de su país.

Los gobiernos occidentales y las empresas multinacionales muestran, como de costumbre, gran hipocresía en relación a esto. Tratan cotidianamente con el régimen para hacer negocios, y las empresas extraen sustanciosos beneficios de la explotación de los recursos naturales, legítima propiedad del pueblo de Azerbaiyán. Hay que preguntar a los gobiernos occidentales por qué no exigen que los yacimientos de petróleo sean utilizados para mejorar la vida de la gente en vez de para alimentar a este régimen

Los diputados del Parlamento Europeo, no sin razón, son duros en su condena del aplastamiento del derecho a disentir y a manifestarse con libertad en Azerbaiyán, y no puedo dejar pasar esta oportunidad sin condenar también la desafortunada represión de las protestas de los últimos días en Copenhague por parte de la policía danesa, que arrestó a más de 1 000 manifestantes totalmente pacíficos, les esposó y les dejo tumbados durante horas pasando frío.

Cuando protesté y exigí la liberación de algunos compañeros del CIT, la propia policía me dijo que se trataba de un arresto preventivo, de una detención preventiva. Lo que es válido para Azerbaiyán puede serlo también, con toda seguridad, para un Estado Miembro de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Antoni Legutko, autor. (PL) Señor Presidente, en Azerbaiyán dos personas han sido encarceladas y después se las ha condenado a penas severas por criticar ligera y delicadamente al gobierno. ¿Qué significa esto?

En primer lugar, que el país no cuenta con buenas instituciones legales, y no parece que tales instituciones vayan a aparecer. En segundo, que Azerbaiyán tiene un sistema autoritario que asume más y más áreas de la vida política. Toda concesión es castigada. ¿Qué podemos hacer en esta situación?

Ciertamente, debemos intervenir en casa caso concreto de violación de la justicia, como estamos haciendo con este debate. Dichas intervenciones a menudo han tenido bastante éxito. Es significativamente más difícil forzar un cambio institucional. Hasta la fecha, los esfuerzos de la UE en este campo han sido poco satisfactorios, en parte porque aún somos indulgentes hacia algunos tiranos y vociferantes en nuestras críticas hacia otros. Los representantes del Memorial lo mencionaron varias veces en esta Cámara.

También tenemos problemas en parte porque el proceso para salir de un autoritarismo es muy difícil, arduo y prolongado. Es una conclusión muy pesimista, pero termino con esta reflexión: a pesar de todo, no debemos cesar en nuestros esfuerzos y debemos ser constantes ejerciendo presión.

 
  
MPphoto
 

  Tunne Kelam, autor. – Señor Presidente, a comienzos de este año la Unión Europea hizo una declaración sobre la libertad y los medios en Azerbaiyán. Lamento el hecho de que, tras expresarse la preocupación sobre la libertad de prensa durante un encuentro regular con parlamentarios de Azerbaiyán, no haya habido respuesta. El Parlamento Europeo, por tanto, tiene que posicionarse. Esta va a ser, por cierto, la última resolución que adoptemos en 2009.

La principal preocupación del PPE, y me alegra que todas las tendencias compartan la misma preocupación, es el deterioro de la libertad de prensa en ese país. La extendida práctica del acoso, la persecución y la condena de periodistas de la oposición es alarmante. Llamamos a las autoridades de Azerbaiyán a poner en libertad sin más dilación a los periodistas encarcelados. Esto también incluye a los dos jóvenes bloggers.

El segundo problema es la reciente decisión por parte de las autoridades de Azerbaiyán de cancelar las licencias radiofónicas de FM de varias cadenas de radio internacionales, como Radio Free Europe, Voice of America, BBC World Service y otros, privando a los oyentes de este país de fuentes de información valiosas e independientes. En este punto llamo a sus Señorías a acordar una enmienda oral al apartado 7 de la resolución: es decir, no sólo lamentar la situación, sino también exhortar al gobierno de Azerbaiyán que cancele su decisión y renueve las licencias de FM a las cadenas de radio citadas.

La variedad, la libertad y la independencia de la información son claves para una sociedad civil robusta, como Sergei Kovalev nos dijo ayer en esta Cámara. Esto también es plenamente válido para las relaciones de la UE con Azerbaiyán.

 
  
MPphoto
 

  Laima Liucija Andrikienė, en nombre del Grupo PPE. – Señor Presidente, Azerbaiyán es un socio importante de la Unión Europea. Es sin ninguna duda un socio crucial en los esfuerzos para garantizar la seguridad energética europea.

Sin embargo, a pesar de lo importantes que son el petróleo y el gas, no lo son todo. Azerbaiyán se ha comprometido a trabajar por una sociedad democrática y plural, como se recoge en el Acuerdo de Colaboración y Cooperación y en la política de la Asociación Oriental, en las cuales Azerbaiyán tiene el propósito de participar plenamente. Debemos aplaudir los pasos dados por el presidente Aliyev en la dirección correcta, como por ejemplo la liberación de 119 presos, incluidos cinco periodistas, a finales de 2007.

Sin embargo, la situación de la libertad de prensa no hace más que empeorar. Tenemos numerosos casos que lo prueban, tales como la situación de los bloggers, las licencias de la BBC, Radio Free Europe, etc. No debemos tener miedo de recordar a Azerbaiyán que la gente debe tener derecho a expresarse libremente, incluso si tiene puntos de vista críticos sobre el gobierno. Este es el principio básico de una sociedad democrática, y un Azerbaiyán democrático debe tener un objetivo tan importante como…

(El Presidente corta al orador)

 
  
MPphoto
 

  Vilija Blinkevičiūtė, en nombre del Grupo S&D.(LT) La libertad de expresión es un derecho fundamental y una piedra angular de la democracia. Azerbaiyán ratificó la Convención Europea sobre los Derechos Humanos y se ha comprometido a respetar lo dispuesto en el artículo 10 de esta convención, relativo a la libertad de expresión y de información. Este artículo establece el derecho de todas las personas a expresar libremente su opinión, a recibir y compartir información, sin pedir permiso ni ser obstaculizado por parte de las instituciones gobernantes. Azerbaiyán también se ha comprometido, mediante su participación en la implementación de la política europea de vecindad y en la iniciativa de la Asociación Oriental, a no menospreciar los derechos humanos, a no vulnerar las libertades individuales y a salvaguardar los principios de la democracia en su país. Sin embargo, últimamente, los derechos a la libertad de expresión y a la libertad de asociación están cada vez más amenazados y las actividades de prensa más restringidas en Azerbaiyán. Hay una creciente violencia contra los periodistas y los activistas de la sociedad civil. Me gustaría alentar a Azerbaiyán a que tenga en cuenta las propuestas del Parlamento Europeo y animarla a mejorar el sistema de protección de los derechos humanos y a asegurar el respeto de las libertades de prensa.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki, en nombre del Grupo ECR. (PL) Señor Presidente, Azerbaiyán aparece una vez más en la agenda del Parlamento Europeo. Hablamos sobre Azerbaiyán en el último periodo parlamentario, en el que adoptamos tres resoluciones, incluida una sobre la libertad de prensa allá. También hablamos sobre el sur del Cáucaso, incluido, de nuevo, Azerbaiyán.

Estamos interesados por Azerbaiyán y tenemos una gran cantidad de buenos deseos para el país. Está tratando, paso a paso, de encontrar su camino y, de hecho, se está acercando cada vez más al mundo occidental y no al oriental. Debemos tenerlo en cuenta. Creo que debemos observar a Azerbaiyán, así como a sus autoridades, con bastante benevolencia. Sin embargo, esa benevolencia no debe llevarnos a callar ante las cosas que no nos gustan. Ciertamente, una situación en la que dos bloggers son encerrados porque dicen lo que piensan sobre las autoridades es algo que no debería darse.

Debemos apoyar las tendencias proeuropeas de las autoridades de Azerbaiyán, ya que cotidianamente tiene lugar un debate político acerca de la conveniencia de acercarse a la Unión Europea o a Rusia. Al hacerlo, debemos apoyar a todos aquellos que quieren acercarse al mundo occidental. Sin embargo, al apoyarles, debemos hablarles de los valores que sustentan dicho mundo, en ese sentido la libertad de prensa y la libertad de expresión son valores fundamentales, debemos dejarlo muy claro.

Azerbaiyán no está, claramente, en una situación fácil, porque Rusia está tratando de recomponer su zona de influencia política y económica, pero al ayudar a las autoridades de Azerbaiyán a moverse hacia la UE, debemos comentarles las deficiencias del país.

 
  
MPphoto
 

  Jaroslav Paška, en nombre del Grupo EFD.(SK) La libertad de expresión es un indicador muy importante de una sociedad democrática. Por ello es correcto que la UE observe muy atentamente cualquier acción dirigida a intimidar a quienes critican abiertamente los errores de los representantes del gobierno.

Desde este punto de vista, comprendo el despacho del Parlamento Europeo a la oficina de Azerbaiyán expresando la inquietud acerca del resultado de una investigación policial montada contra jóvenes que se refieren satíricamente a defectos evidentes de la vida política del país. Estoy de acuerdo en que no podemos obviar las señales claramente desfavorables que nos llegan desde Azerbaiyán y no ahorro las críticas al ambiente político de Azerbaiyán, pero también creo que no ha habido empatía, por parte del Parlamento Europeo, respecto a los recientes acontecimientos en Filipinas, donde han sido asesinados 57 presos políticos. En mi opinión, debemos preocuparnos de todos los asuntos que sacuden al mundo democrático.

 
  
MPphoto
 

  Bernd Posselt (PPE). (DE) Señor Presidente, tras las primeras elecciones europeas en 1979, tuve el honor de trabajar con Otto von Habsburg, que ahora se halla gravemente enfermo, en el establecimiento de la tradición del Parlamento Europeo respecto a los derechos humanos, situando los jueves por la tarde estos debates recurrentes y urgentes. Fui elegido para el Parlamento Europeo en 1994 y tuve el honor de trabajar con el señor Schulz y otras personas para desarrollar más esta tradición acerca de los derechos humanos, de la que nos hallamos orgullosos con toda la razón. Por este motivo, me estremecí cuando el señor Provera dijo, citando al señor Schulz, quien no lo merecía, que no debíamos asumir el caso, y prácticamente repitió las amenazas hechas por el régimen de Azerbaiyán a los activistas de derechos humanos en el país diciendo que deberían soportarlas.

Ya se ha mencionado hoy el premio a los derechos humanos. Recuerdo perfectamente que cuando expresamos nuestro apoyo a Andrei Sakharov, Vytautas Landsbergis y otros luchadores por los derechos civiles, la gente dijo en aquel momento: por favor no os metáis. Utilizaremos los canales diplomáticos y están haciendo ustedes más daño que beneficio. Hoy sabemos que para esta gente fue decisivo que el Parlamento se manifestara claramente a su favor. Por tanto, señor Schulz, Señorías, déjennos continuar nuestra tradición de independencia los jueves por la tarde. Quisiera pedirles a los presidentes de grupo que nos dieran alguna libertad para actuar.

Esto no tiene nada que ver con políticas de partido. Durante la última sesión, un diputado dijo que como íbamos a tener en breve reuniones con China, no podíamos hablar sobre China. Hoy fue una cuestión diferente, el Sahara Occidental. Quizás esto esté justificado en algunos casos individuales, pero estoy seriamente preocupado acerca de nuestra labor en el campo de los derechos humanos. Señorías, el caso de Azerbaiyán demuestra lo importante que es ser exigentes en este punto. El país fue un satélite soviético. Se establecieron monocultivos, se destruyó el país y fue sometido a un régimen brutal. Ahora está empezando a ser más democrático. Como miembro del Consejo de Europa, se ha comprometido con los derechos humanos y debemos ayudarlo a continuar por esa vía.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Cristian Dan Preda (PPE).(RO) También apoyo lo dicho previamente por el señor Posselt. Al mismo tiempo, pediría al gobierno de Azerbaiyán respeto para el derecho a la libertad de expresión de todos los ciudadanos y la retirada inmediata de los cargos contra dos jóvenes acusados mediante un montaje, como la señora Lunacek mencionó previamente. Creo que hay que llevar a cabo urgentemente esta acción, dado que la situación para la libertad de prensa en el país se ha deteriorado gravemente, como lo indican también los últimos informes del Consejo de Europa y de la OSCE.

También creo que el gobierno de Azerbaiyán debe actuar urgentemente porque debe respetar los compromisos derivados tanto de la Política Europea de Vecindad como de la Asociación Oriental.

Terminaré diciendo que también me estremeció la cadena de acontecimientos de hoy en lo relativo a la señora Haidar, más aún dado que el sufrimiento que está padeciendo podría evitarse mediante una cooperación adecuada entre las autoridades marroquíes y las españolas.

Creo que nuestra resolución no ocasionaría ningún daño, sino muchos beneficios.

 
  
MPphoto
 

  Tadeusz Zwiefka (PPE).(PL) Señor Presidente, me gustaría citar el artículo 47 de la Constitución de Azerbaiyán: «Todo el mundo puede disfrutar de la libertad de pensamiento y de expresión». Por desgracia, se trata sólo de palabras vacías, ya que no se respeta la constitución.

Durante cinco años he sido miembro de las Comisiones Parlamentarias de Cooperación UE - Sur del Cáucaso. Visité Azerbaiyán durante cada sesión parlamentaria conjunta. En uno de los documentos hay un punto sobre la violación de los principios de la libertad de expresión y sobre cómo los periodistas y los editores acababan en la cárcel, a menudo mediante montajes, y no se les daba ayuda médica si estaban enfermos. Tuvimos el caso de un periodista que murió porque no recibió asistencia médica.

Tuve la oportunidad de visitar cárceles de Azerbaiyán. Lo que se encuentra allí es muy diferente a lo que estamos acostumbrados en Europa. Por tanto es bueno que sigamos diciendo que en Azerbaiyán deben respetarse los principios recogidos en su constitución.

 
  
MPphoto
 

  Paweł Samecki, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, Azerbaiyán es importante para la Unión Europea como productor energético y país de paso y también como aporte a la estabilidad regional del sur del Cáucaso. Azerbaiyán es uno de los seis países socios en el marco de la Asociación Oriental y nosotros le damos una gran importancia al respeto de los valores comunes que apuntalan esta relación.

Ha estado en vigor, durante 10 años, un acuerdo de amistad y cooperación. Sin embargo, Azerbaiyán ha expresado su interés en estrechar sus relaciones con la Unión Europea cerrando un acuerdo que lo remplace.

A raíz de la decisión tomada en septiembre por los ministros de Asuntos Exteriores de la UE de empezar a preparar dichos acuerdos con los países del sur del Cáucaso, incluido Azerbaiyán, se está debatiendo actualmente sobre las directrices de la negociación.

En sintonía con la decisión del Consejo, el inicio de negociaciones para todos los países del sur del Cáucaso estará condicionado a su adecuado progreso en cumplir las condiciones políticas necesarias, es decir, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos, los principios de la economía de mercado, el desarrollo sostenible y la gobernabilidad.

Cada año realizamos una evaluación en profundidad y equilibrada de los progresos hechos por cada socio en la implementación de sus planes de acción en el marco de la Política Europea de Vecindad. Acabamos de empezar el trabajo de preparación para el informe de 2009.

No quiero adelantarles nuestro informe pero me gustaría hacer algunos apuntes, en particular respecto a la situación de las libertades fundamentales y los derechos humanos. En nuestro informe de 2008 constatábamos que «Azerbaiyán ha efectuado progresos en lo que respecta al desarrollo económico, pero continúa mostrando unos pobres registros en lo relativo al respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, de la democracia y del Estado de Derecho».

Desde entonces, por desgracia hemos asistido a algunos desarrollos negativos, como cambios en la constitución, la abolición de límites en el mandato del jefe de Estado y la detención y posterior condena de dos bloggers.

Los desarrollos negativos también incluyen la persecución de defensores de los derechos humanos, de activistas de la oposición y de periodistas, además de un mayor deterioro de la libertad de prensa.

La Unión Europea ha tratado estos temas a todos los niveles en sus diversos contactos con las autoridades y continuará haciéndolo. Al mismo tiempo, la Comisión está movilizando un amplio conjunto de herramientas para ayudar a Azerbaiyán a cumplir las condiciones para un nuevo acuerdo.

Estamos encuadrando la ayuda dentro del Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación. Aportamos apoyo específico en el marco del programa global de construcción institucional. Este contendrá importantes elementos relativos al Estado de Derecho y a la independencia de la judicatura.

Azerbaiyán se beneficiará también de la asistencia en el marco de la iniciativa europea para la democracia y los derechos humanos.

Por último, dentro del acuerdo de amistad y cooperación en vigor, estamos proponiendo constituir una subcomisión dedicada a la justicia, la libertad y la seguridad, así como a los derechos humanos y la democracia. Esto supondrá un importante foro adicional para comunicar nuestros mensajes.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar al final del debate.

 
Última actualización: 3 de mayo de 2010Aviso jurídico