Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2010/2004(BUD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A7-0033/2010

Debates :

PV 24/03/2010 - 16
CRE 24/03/2010 - 16

Votaciones :

PV 25/03/2010 - 6.19
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0086

Debates
Miércoles 24 de marzo de 2010 - Bruselas Edición DO

16. Prioridades para el presupuesto 2011 – Sección III – Comisión – Orientaciones presupuestarios: 2011 – otras secciones (debates)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidenta. – El próximo punto es el debate conjunto sobre:

– el informe (A7-0033/2010) elaborado por la señora Jędrzejewska, en nombre de la Comisión de Presupuestos, relativo a las prioridades para el presupuesto 2011 – Sección III – Comisión [2010/2004(BUD)] y

– el informe (A7-0036/2010) elaborado por la señora Trüpel, en nombre de la Comisión de Presupuestos, relativo a las orientaciones presupuestarias para el procedimiento presupuestario, Sección I – Parlamento Europeo, Sección II – Consejo, Sección IV – Tribunal de Justicia, Sección V – Tribunal de Cuentas, Sección VI – Comité Económico y Social Europeo, Sección VII – Comité de las Regiones, Sección VIII – Defensor del Pueblo Europeo, Sección IX – Supervisor Europeo de Protección de Datos [2010/2003(BUD]

 
  
MPphoto
 

  Sidonia Elżbieta Jędrzejewska, ponente. (PL) Señora Presidenta, el procedimiento presupuestario para 2011 es sumamente específico y excepcional porque tiene que ver con el primer ejercicio presupuestario que comenzará y será aprobado con arreglo a las disposiciones del Tratado de Lisboa. Podría decirse que somos pioneros en este ejercicio, razón por la que, obviamente, recae sobre nosotros una responsabilidad especial. El Tratado de Lisboa concede al Parlamento competencias adicionales sobre la manera en que hacemos uso de esas competencias, y contamos con que se entable un diálogo constructivo con la Comisión Europea y con el Consejo, a fin de utilizar las nuevas posibilidades que brinda el Tratado de Lisboa de la manera más adecuada y eficaz.

Un nuevo aspecto muy importante que introduce el Tratado de Lisboa es que a partir de ahora no tendremos dos lecturas del presupuesto. Esto se traduce en que ahora tanto el Parlamento como el Consejo sólo tendrán lecturas únicas. Esto, lógicamente, plantea un reto especial —el de la disciplina. Nosotros, como Parlamento, debemos ser disciplinados, porque sólo vamos a tener— por decirlo de manera simplificada —una oportunidad. No se podrá repetir— no habrá una segunda oportunidad. Tenemos que dejar claros muchos aspectos en la reunión de concertación. Para que el nuevo procedimiento presupuestario proceda de manera eficaz en otoño, debemos trabajar codo con codo y con disciplina.

Este año también es excepcional, porque en vista de las elecciones tardías de la Comisión Europea, ésta todavía no ha tenido oportunidad de presentar su estrategia política anual. Por lo tanto, resulta excepcional e interesante que sea el Parlamento Europeo el primero en expresar su opinión, y que las primeras opiniones sobre el presupuesto para 2011 provengan del Parlamento Europeo en forma de este informe, y no de la Comisión Europea, como ocurría en todos los años «ordinarios».

¿Por qué otra razón es tan especial el 2011? El presupuesto para 2011 es el quinto presupuesto del Marco Financiero Plurianual. Como ya saben, el Marco Financiero Plurianual abarca el periodo 2007-2013. Ya hemos extraído muchas lecciones durante los cuatro procedimientos presupuestarios anteriores. En polaco, decimos que hemos tocado pared. En inglés, se dice que se ha tocado techo. Independientemente de cómo se exprese, estamos en una situación en la que se está agotando el Marco Financiero Plurianual. De hecho, estamos tocando techo, hemos llegado a una situación en la que los márgenes son muy estrechos y el margen de maniobra del Parlamento, sea cual sea su naturaleza, se reduce radicalmente. Los márgenes son muy estrechos. La rúbrica 1b —cerca de 1 millón de euros— y la rúbrica 3b —cerca de 9 millones de euros— son motivo de especial preocupación. Esta es la razón por la que, obviamente, nuestras opciones son limitadas y, por ello, el informe de la Comisión de Presupuestos que he redactado exige, espera y solicita enérgicamente que se realicen un examen y una revisión exhaustivos del Marco Financiero Plurianual, no sólo porque esos márgenes están llegando a su fin, sino también porque cuando se lleve a cabo el examen, será necesario tener en cuenta las consecuencias presupuestarias del Tratado de Lisboa.

El Tratado de Lisboa otorga nuevas competencias a la Unión Europea en esferas como la política espacial. Lo que resulta significativo es que también establece el Servicio Europeo de Acción Exterior. También es necesario reflexionar sobre el presupuesto, y sobre cómo vamos a llevar a cabo la Estrategia Europea 2020. El Marco Financiero Plurianual no contiene disposiciones sobre ninguna de estas tareas. Ahora, debemos iniciar un debate sobre cómo se financiarán estos nuevos planes y ambiciones.

Me complacería —y el informe de la Comisión de Presupuestos envía este mensaje —que el principio rector del presupuesto para 2011 fuera la juventud. Los jóvenes son ya la fuerza motora y el futuro de Europa. Educar e invertir en la juventud es también invertir en el presente y el futuro de Europa, la sociedad y la economía. Me gustaría destacar la importancia que tiene en la vida de todas las personas el momento de transición del entorno de la escuela, el aprendizaje académico y la educación al del mercado de trabajo. Ese es un momento muy difícil, en particular durante una crisis. Me gustaría ilustrarles con algunas estadísticas: el 21 % de las personas con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años están desempleadas. La Unión Europea también debe tener en cuenta este aspecto y debemos trabajar juntos para facilitar el difícil momento de transición al mercado laborar de los jóvenes.

Me gustaría destacar que en una era de cambios tecnológicos que avanzan tan rápidamente, y también de cambio demográfico, debemos crear una sociedad basada en el conocimiento, con ciudadanos capaces de modificar sus aptitudes durante el transcurso de su vida y su carrera profesional, a los que se ofrezcan oportunidades para llevar a cabo ese cambio y se les brinde el apoyo de la Unión Europea en este proceso. El apoyo de la Unión Europea debería incluir programas de intercambio internacional a nivel académico, así como experiencia práctica y formación, y también a nivel profesional. Esto aumentará, al mismo tiempo, el nivel de integración social y el flujo de conocimientos, y facilitará una verdadera movilidad para los ciudadanos de la Unión Europea. La movilidad, como ya saben, es, con razón, una libertad fundamental garantizada por los tratados y constituye la base de un mercado interno eficiente.

Ahora hablaré en inglés porque voy a sustituir a la señora Trüpel. Por lo tanto, el papel que ahora desempeño es distinto, no sólo en lo referente al presupuesto de la Comisión Europea, sino también ahora en lo relativo al presupuesto del resto de instituciones y del Parlamento. Me he preparado para realizar mi intervención en inglés, de ahí el cambio de idioma.

En esta etapa del procedimiento, el propósito de la resolución es ofrecer una visión general —en particular en un contexto presupuestario— y elaborar algunas directrices para los presupuestos administrativos de diferentes instituciones, que incluyen al Parlamento Europeo pero no a la Comisión, sobre la que he hablado antes.

El contexto general es que las circunstancias en las que se aprobará el presupuesto para 2011 son muy difíciles porque el margen en la rúbrica 5 es muy limitado y porque la aplicación satisfactoria del Tratado de Lisboa es una cuestión prioritaria para todas las instituciones europeas. La entrada en vigor del Tratado de Lisboa modifica el procedimiento de aprobación del presupuesto y por lo tanto requiere una cooperación aún más estrecha y un diálogo reforzado entre las instituciones. La cooperación interinstitucional incluye varios aspectos —como la capacidad de traducción y la contratación— y podría lograrse un intercambio de mejores prácticas y un mejoramiento de la eficacia en esferas que no se han tenido en cuenta hasta ahora en este contexto, como los sistemas comunitarios de gestión y auditoría medioambientales (SGAM), las políticas sobre la no discriminacióny y el teletrabajo.

La elaboración de una estrategia de creación a mediano y largo plazo suscita preocupación a la Comisión de Presupuestos desde hace mucho tiempo, no sólo en relación con el Parlamento, sino también en lo relativo a otras instituciones. Incertidumbres como el tamaño y la forma del presupuesto para la decisión del Servicio Exterior y el Tribunal sobre la adaptación de salarios hacen la situación financiera de la rúbrica 5 aún más impredecible.

Volviendo de manera específica al presupuesto del Parlamento Europeo, el documento de directrices de la Mesa contenía los siguientes objetivos para el presupuesto del Parlamento: mejorar los conocimientos especializados de los diputados, en lo que respecta a la capacidad de investigación y a las reuniones informativas, y adaptar los aspectos institucionales derivados del Tratado de Lisboa. Por lo tanto, la comisión destaca la excelencia legislativa, que constituye una prioridad fundamental.

 
  
  

PRESIDE: Edward McMILLAN-SCOTT
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 

  Janusz Lewandowski, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, esta tarde me siento con predisposición a escuchar. Estoy escuchando las prioridades del Parlamento para 2011, tal y como escuché las directrices que el Consejo aceptó el 16 de marzo. Coincido con los principales puntos y puedo coincidir en que este no es el procedimiento anual habitual por dos razones mencionadas por la ponente del Parlamento.

La primera es que nos estamos adaptando al nuevo entorno que ha traído consigo el Tratado de Lisboa. Nos hemos adaptado parcialmente, pero aun hay trabajo por hacer. Ahora más que nunca es necesaria una buena cooperación entre las instituciones, debido a la lectura única del Parlamento.

Lo que sí se hizo fue acordar algunos arreglos para el periodo de transición en la reunión de concertación celebrada en noviembre. Desde 1975, se aplica un calendario pragmático que facilita la predictibilidad del presupuesto y también ha sido confirmado. Las modalidades de la Comisión de concertación siguen siendo las mismas. Esto resulta esencial ahora, dado que la lectura del presupuesto anual es única. Por lo tanto, mañana, en el curso de una conversación a tres bandas, la Comisión presentará las modalidades de debate y la manera de acordar los detalles técnicos sobre la concertación antes de comenzar el verdadero procedimiento para 2011.

La segunda razón por la que difiere este procedimiento anual es que nos encontramos en una Europa posterior a la crisis donde numerosos Estados miembros luchan contra los déficit presupuestarios y el endeudamiento, y muchos otros contra problemas aún más difíciles. Por lo tanto, ahora más que nunca, deberíamos otorgar importancia a la buena gestión financiera, la previsión precisa y la aplicación racional del presupuesto.

Las rúbricas presupuestarias que parecen carecer de financiación son fáciles de detectar. Con esto me estoy refiriendo a la rúbrica 1a y la rúbrica 4. Gracias a este espíritu de cooperación podemos modificar la perspectiva financiera cuatro veces en el curso de un procedimiento, es decir, cuatro procedimientos anuales.

Nuestras conclusiones deben presentarse en el marco de un informe sobre el funcionamiento del acuerdo interinstitucional que se publicará en la misma fecha que el proyecto de presupuesto, 27 de abril, y se enviará al Parlamento.

Nuestra ponente, no mi ponente en esta ocasión, sino la ponente parlamentaria, Sidonia Jędrzejewska, (mis servicios se están informando sobre cómo pronunciar el nombre de la ponente de forma correcta) sitúa con acierto a los jóvenes y a las oportunidades para los jóvenes en el centro de su informe. Dicho de otro modo, el informe relativo a las prioridades actualiza claramente la rúbrica 3. Esto afecta a la educación y al lugar que ocupa la juventud en el mercado de trabajo y está justificado en este sentido cuando vemos el número de desempleados.

Pero también es importante que realicemos promesas sobre un plan de recuperación. También eso es importante para los ciudadanos de Europa.

La aplicación es importante, y debe hacerse a velocidad de crucero para 2011. La eficiencia en la administración también reviste especial importancia y, a este respecto, debo destacar que la Comisión, a pesar del esfuerzo de adaptación al Tratado de Lisboa, no solicitará la creación de nuevos puestos este año.

El 27 de abril aprobaremos el proyecto de presupuesto y, como de costumbre, lo presentaremos inmediatamente ese mismo día a los miembros de la Comisión de Presupuestos en el Parlamento.

Por lo tanto, ahora espero con interés el comienzo del procedimiento para 2011. Desde aquí prometo mantener un espíritu de cooperación, que será verdaderamente necesario esta vez, habida cuenta de los procedimientos prototipo que se pondrán a prueba este año.

 
  
MPphoto
 

  Thijs Berman, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo Sostenible.(NL) Señor Presidente, señor Lewandowski, en la crisis económica, inevitablemente también el presupuesto de la UE se ve amenazado, esto es natural. También Bruselas debe vigilar cómo gasta cada euro público. No obstante —y hablo aquí en nombre de la Comisión de Desarrollo— la inversión en los países en desarrollo debe seguir siendo una prioridad. El crecimiento sostenible en los países pobres brindará a las personas oportunidades que no tienen actualmente. Y no sólo eso. Su desarrollo forma parte de la solución a nuestra crisis. Los países en desarrollo constituyen un mercado; un mercado de rápido crecimiento en ese sentido. Europa simplemente deberá gastar sus fondos con más astucia, por ejemplo, utilizando una combinación de subsidios y préstamos para el apoyo a la microfinanciación. Un acceso mejorado a los servicios financieros en los países pobres permitirá también a las personas que viven en ellos hacer realidad sus ambiciones. Debemos proteger a toda costa el presupuesto de cooperación para el desarrollo. El Comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, debe continuar responsabilizándose de su propio presupuesto, en lugar de hacerlo la Alta Representante Ashton, como parece ser la intención actualmente. Después de todo, las opciones relacionadas con la reducción de la pobreza nunca deben estar subordinadas a nuestros intereses diplomáticos.

 
  
MPphoto
 

  José Manuel Fernandes, en nombre del Grupo PPE.(PT) Acojo con beneplácito el hecho de que podamos considerar el presupuesto 2011 como el presupuesto de la «juventud». Como tal, contribuye a la aprobación de las propuestas que presentamos para ayudar a los jóvenes, por ejemplo, en el acceso al empleo, como también es el caso de la llamada iniciativa del primer empleo Erasmus. Otras propuestas que contribuirán al desarrollo económico sostenible de Europa, y que se traducirán en la creación de nuevos puestos de trabajo son la promoción del espíritu empresarial entre los jóvenes, el desarrollo de incentivos y el fortalecimiento de la innovación y la agenda digital.

En lo que respecta al presupuesto del Parlamento, cabe destacar que el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) respalda un presupuesto que sea a la vez riguroso y sostenible, en el que se justifiquen todas las partidas de gastos. Creemos y recomendamos que el Parlamento debería abandonar un modelo presupuestario puramente incremental. En lugar de ello, el Parlamento debería avanzar hacia una política presupuestaria de base cero, que haga posible la eficiencia y, por lo tanto, el ahorro. Debe establecerse una política de creación a largo plazo con carácter de urgencia a fin de hacer realidad este concepto de sostenibilidad, rigor y eficiencia.

Todavía debemos averiguar más concienzudamente nuestros gastos fijos. Esto debe ir seguido de un análisis de costos y beneficios de las distintas políticas aplicadas. Destacaremos una vez más que la excelencia legislativa debería ser la principal prioridad del Parlamento, y que nuestra institución debe tener a su disposición todos los recursos necesarios para lograr este objetivo. La entrada en vigor del Tratado de Lisboa, que exige una lectura única del presupuesto, exigirá una mayor cooperación y un diálogo reforzado. Por nuestra parte, este diálogo debe ser honesto. Haremos lo que esté en nuestra mano para que así sea.

 
  
MPphoto
 

  Francesca Balzani, en nombre del Grupo S&D.(IT) Señor Presidente, Señorías, las directrices presupuestarias para 2011 constituyen el primer paso hacia el próximo presupuesto europeo, un paso muy concreto.

En la Comisión de Presupuestos, hemos realizado grandes esfuerzos para establecer las principales prioridades identificables que subrayan la acción europea. La principal prioridad la constituyen los jóvenes, no sólo porque son el recurso en el que centrarse para innovar, investigar y desarrollar, sino también porque constituyen el punto de partida básico para las políticas sociales previstas a largo plazo.

No obstante, la Estrategia Europa 2020 es también una prioridad principal: abordar el desempleo, el cambio climático y, por encima de todo, la necesidad de aplicar esta estrategia en la práctica y verdaderamente, para el futuro, destinando recursos suficientes a la misma, sin compromisos y sin recortes.

Sin embargo, estas directrices también son un primer paso muy realista. El margen en la perspectiva financiera es mucho más estrecho y esto significa que los recursos para realizar la tarea más importante, llevar a cabo nuevas actuaciones, son insuficientes. Esto es especialmente delicado en lo que se refiere a la primera rúbrica, la rúbrica relativa a la competitividad, el crecimiento y el empleo.

Existe, no obstante, otra cuestión importante. Y es que el presupuesto también debe ser sumamente flexible y debe poder responder con celeridad a las necesidades de los ciudadanos, a las necesidades de las personas y a las necesidades cambiantes. Por lo tanto, hay prioridades, pero también hay condiciones esenciales que deben cumplirse para que el presupuesto sea un instrumento útil que ayude al crecimiento de Europa.

Estas condiciones incluyen recursos suficientes, la aplicación clara de estrategias futuras, sobre todo la Estrategia Europa 2020, y por último una solución definitiva para un instrumento flexible que —por sí solo— nos permita hacer frente a los retos del futuro.

 
  
MPphoto
 

  Ivars Godmanis, en nombre del Grupo ALDE. – Señor Presidente, me gustaría hacer hincapié en tres puntos.

En primer lugar, sobre los Fondos Estructurales —aproximadamente el 35 % del presupuesto. Sólo nos va la mitad de bien que en el periodo 2000-2006. La actual tasa de absorción de todos los fondos es del 14 %, frente al 25 % registrado en el periodo anterior. Por lo tanto, la cuestión es cómo tener en cuenta, cómo ejecutar, cómo cumplir esta parte del presupuesto. De lo contrario, tendremos una situación en la que no se haga uso del dinero. Por otra parte, ese dinero podría servir como reserva.

En segundo lugar, tenemos que reembolsar algunas reclamaciones del periodo anterior y la Comisión ha previsto destinar cinco mil millones a tal efecto. No obstante, en algunos países que no han reclamado un reembolso superior a seis meses, no creo que se solicite la cantidad total de dinero. También existe la pregunta sobre si se utilizará o no este dinero.

También debo decir algo sobre dos cuestiones muy serias relativas a los presupuestos de renovación, que van de año en año. En el presupuesto agrícola de 2009, los pagos destinados al desarrollo rural fueron de 2 000 millones de euros menos que en 2008. Ahora debe pagarse mucho más dinero pero la pregunta es si van a cumplirse los proyectos en 2010 o no.

Por último, el séptimo programa marco. Si nos fijamos en la rúbrica 1a relativa al séptimo programa de I+D, los pagos en 2009 fueron significativamente inferiores a los de 2008. Por lo tanto, la pregunta es si la ejecución será satisfactoria. Sólo entonces podemos planear el presupuesto según la situación. Tenemos muchas necesidades también en otras esferas. Por lo tanto, ¿son reservas o no lo son?

 
  
MPphoto
 

  Zbigniew Ziobro, en nombre del Grupo ECR. (PL) Señor Presidente, la moción para una resolución del Parlamento Europeo relativa a las prioridades para el presupuesto 2011 contiene un párrafo que nos recuerda que la financiación de prioridades no debe ir en detrimento de las esferas fundamentales de la política de la Unión Europea, como las políticas estructurales o de cohesión o la política agrícola común. Ese párrafo tiene la naturaleza de una estipulación que aparentemente resultaría necesaria en vista de las prioridades presupuestarias anteriormente definidas. De hecho, esas prioridades dejan mucho que desear.

En teoría, la panacea para la enfermedad de la crisis que está carcomiendo Europa es, ante todo, la innovación. No obstante, la moción pasa por alto el hecho de que las regiones más pobres de la Unión a menudo no tienen a su disposición las condiciones para el desarrollo de la innovación. Existen países donde los cimientos de una economía moderna son en realidad una fachada. Si Europa quiere ser un continente de igualdad de oportunidades, la respuesta a esta situación es, principalmente, la política de cohesión y la política estructural. Especialmente durante una crisis, debemos recordar este aspecto de la política de la UE, en particular el aspecto de la solidaridad, para no perpetuar la división del continente en partes pobres y ricas.

 
  
MPphoto
 

  Miguel Portas, en nombre del Grupo GUE/NGL.(PT) Hoy estamos iniciando el debate sobre las amplias directrices presupuestarias para 2011, y la prioridad propuesta es la juventud. Esta priorización reviste una especial importancia en el momento o durante el periodo de la vida que marca la transición entre el ámbito escolar y el mercado de trabajo. En sí misma, esta elección de prioridades es encomiable.

Una propuesta, por ejemplo, es la creación de un programa Erasmus de primer empleo. El problema es que en la política, la clave está en los detalles. ¿A qué nos referimos cuando hablamos sobre un «primer trabajo Erasmus»? ¿Cómo vamos a ejecutarlo? ¿Desviando los fondos Erasmus a los estudiantes, o creando un nuevo programa con dinero nuevo? Este no es un simple detalle, y tampoco lo es la cuestión de si el Erasmus tiene por objeto crear puestos de trabajo inseguros, o puestos de trabajo decentes que representarán un verdadero futuro para los jóvenes. ¿Se trata, en última instancia, de un programa que combatirá el desempleo, cómo pretende hacer? ¿O acabará siendo un programa que simplemente tenga por objeto tapar el desempleo? Creo que estas cuestiones se encuentran en el centro de este debate. La cuestión más importante en 2011 seguirá siendo el desempleo generalizado en la UE. Es nuestra responsabilidad hacer frente a este problema.

Esto debería suponer un reto para el presupuesto europeo, pero el presupuesto para 2011 está siendo tomado como rehén por un marco financiero que lleva siete años acordado, y que no ha sido alterado, a pesar de la crisis. Sin un examen exhaustivo y riguroso de este marco financiero, el presupuesto que vamos a aprobar a finales de año estará condenado al estancamiento y la mediocridad incluso si adoptamos las mejores prioridades del mundo. No irán más allá de las meras intenciones y sólo tendrán un impacto mínimo en la estructura del presupuesto.

 
  
MPphoto
 

  Marta Andreasen, en nombre del grupo EFD. – Señor Presidente, el aumento del 6,5 % propuesto en el presupuesto parlamentario para 2011 no es sino otra muestra de cuánto se ha alejado esta Cámara de la realidad y de los intereses de sus votantes.

¿Cómo podemos explicar a nuestros electores en tiempos normales, por no mencionar en tiempos de crisis, que el coste total que pagan por cada uno de nosotros supera los dos millones de libras esterlinas al año? ¿Cómo podemos decirles que si quieren un parlamento de alto nivel, de lo que algunos se enorgullecen, este es el precio que tienen que pagar? ¿Cómo explicamos a las personas que están perdiendo sus empleos que los Miembros del Parlamento necesitamos más personal para adaptarnos al Tratado de Lisboa? ¿O que los que ostentan un cargo en este Parlamento necesitan un aumento en sus dietas porque trabajan mucho más?

El 15 % de los jóvenes desempleados del Reino Unido, o peor aún, el 45 % de los jóvenes desempleados en España, no podrán entender de qué manera este aumento les va a ayudar a conseguir un empleo. Muchos de ellos tienen una formación bastante buena. Sólo necesitan una oportunidad laboral. Sinceramente, no sería capaz de responder si me formularan esta pregunta.

¿Puede alguien explicarle a mis votantes de qué manera les va a ayudar a pagar la hipoteca, a dar de comer a sus hijos y a educarles, el hecho de que este Parlamento tenga dos sedes, una en Bruselas y la otra en Estrasburgo? Porque en esto se invierte gran parte de los dos millones de libras que acabo de mencionar.

En lo que respecta a la Comisión, es muy bonito hablar de objetivos tan loables como la inversión en juventud y en educación, el fomento del estudio de idiomas y el apoyo a la innovación para el desarrollo económico y la creación de empleo, pero ni el informe de auditoría transmite tranquilidad sobre cómo se gastan los fondos de la Unión Europea, ni tampoco los compromisos pendientes demuestran que la UE sea muy buena en lo que respecta a la planificación.

No debería tolerarse ninguna propuesta para aumentar el presupuesto…

(El Presidente interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 

  Angelika Werthmann (NI).(DE) Señor Presidente, Señorías, las prioridades del presupuesto para 2011 de la Unión Europea giran en torno a la crisis económica y financiera. En relación a esto, se están realizando esfuerzos positivos conjuntos para aplicar una estrategia de salida que sea lo más amplia y socialmente justa posible.

Me gustaría centrarme en dos aspectos. En primer lugar, el interés por los jóvenes es un elemento central del presupuesto de 2011. Ellos tendrán un papel decisivo en la Europa del futuro. Invertir en la juventud es pensar hoy en la Europa de mañana.

En segundo lugar, la situación actual demuestra de manera clara la rapidez con la que el empleo puede desvanecerse, incluso en una zona económica fuerte. La Estrategia Europa 2020 también se centra en la innovación. Las esperanzas legítimamente depositadas en la misma crearán nuevos puestos de trabajo y aliviarán las dificultades sociales.

 
  
MPphoto
 

  László Surján (PPE). (HU) Estimados Miembros, todos sabemos que el presupuesto de la Unión Europea necesita reformas serias. Sin embargo, también sabemos que estas reformas no pueden presentarse en el marco de un presupuesto anual. ¿Qué problema tenemos? Nuestro problema es que tratamos con un presupuesto extremadamente inflexible. No podemos afrontar los retos diarios, ni siquiera los retos anuales si no es con gran dificultad. Y por supuesto, hay muy poco margen de maniobra y las opciones se reducen. La ponente ha elaborado una propuesta equilibrada. Ha tenido en cuenta la realidad de la situación y ha formulado objetivos claros. Espero que el Parlamento siga y respalde el informe y la propuesta que tenemos ante nosotros.

Es especialmente positivo que giremos nuestra atención hacia los jóvenes, porque si no los jóvenes nos darán la espalda, darán la espalda al concepto de Europa. Me gustaría hablar durante algunos minutos más sobre la política de cohesión. Esta política no es una forma de samaritanismo. Es cierto que existen desfases enormes entre las regiones desarrolladas y las menos desarrolladas. Pretendemos eliminar estas diferencias, o al menos reducirlas. Pero cuando fortalecemos una región aumenta la competitividad de toda Europa, y nos hacemos más fuertes y mejores frente a la competencia mundial, asumiendo, por supuesto, que los Estados Miembros se beneficien de las oportunidades creadas, el dinero se utilice, además, el dinero empleado arroje resultados. Por lo demás, no hay mayor derroche. El derroche es incluso mayor que el originado por la existencia de dos puestos, si los programas en marcha no producen los resultados esperados. Espero que se avance en este sentido. La Comisión de Presupuestos se complace en observar que hacemos buen uso de nuestro dinero. Gracias por su respetuosa atención.

 
  
MPphoto
 

  Derek Vaughan (S&D). – Señor Presidente, acojo con satisfacción este informe sobre las directrices presupuestarias del Parlamento, así como el debate para establecer nuestras prioridades y garantizar así que el Parlamento pueda hacer su trabajo.

El informe inicial quizá era comprensiblemente vago y general. Sin embargo, las enmiendas realizadas en la fase de estudio de comisión hicieron posible que ahora tengamos claro lo que es importante. La Comisión de Presupuestos pretende equilibrar la necesidad de asumir nuestras responsabilidades tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa con la necesidad de mantener el incremento del gasto lo más bajo posible y esto es especialmente importante teniendo en cuenta la estrechez de los márgenes y la financiación. Estoy seguro que todos los Miembros lo tienen en mente.

Por este motivo, el establecimiento de nuestras prioridades en estas directrices es crucial y, obviamente, no se trata sólo del gasto monetario, se trata también de buscar el ahorro y gastar el dinero de la mejor manera posible.

Por lo tanto, me complace que, por ejemplo, se acepte de manera generalizada la necesidad de un sistema de gestión del conocimiento integrado, que aúne todas las distintas fuentes de información para Miembros y ciudadanos.

También considero oportuno el análisis del canal Europarl TV, a fin de comprobar si es eficaz o no. Además, creo que es crucial una evaluación del subsidio de secretariado y el coste global de la contratación de personal adicional, incluido el alojamiento, como también lo es una estrategia de fomento a mediano y largo plazo para el Parlamento y otras instituciones con las que quizá deberíamos estrechar nuestra colaboración más de lo que lo hacemos actualmente.

Además, existe siempre el complicado asunto del umbral del 20 % acordado hace muchos años. La Comisión de Presupuestos y yo personalmente creemos que cualquier cambio realizado sobre este 20 % debería ser objeto de debate entre la Comisión de Presupuestos y la Mesa y finalmente entre las distintas instituciones. No debería ser una decisión unilateral.

El Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo ha presentado algunas enmiendas más para que se sometan a voto mañana y creemos que mejorarán aún más las directrices. Una de las enmiendas hace referencia a la dificultad de recoger todo el gasto administrativo bajo la rúbrica 5, otra de ellas solicita la pronta publicación de las directrices para garantizar que podamos tomar decisiones de la manera más apropiada y a tiempo. Espero que mañana, los compañeros apoyen estas y otras enmiendas que tienen por objeto mejorar las directrices.

Espero también que los compañeros reconozcan que, tras el acuerdo sobre estas directrices, tendremos que iniciar debates controvertidos sobre las estimaciones recientemente publicadas por el Secretario General. Sólo entonces empezaremos a hablar sobre nuestras prioridades y sólo entonces tendremos un debate apropiado para lograr el equilibrio entre funcionar como un Parlamento y mantener nuestro gasto lo más bajo posible.

 
  
MPphoto
 

  Carl Haglund (ALDE).(SV) Señor Presidente, en tiempos económicos duros como estos, los asuntos presupuestarios son difíciles y delicados. Las directrices para el presupuesto de 2011 también incluyen el propio presupuesto del Parlamento. El gasto en la rúbrica 5 se ha repartido de tal manera que el Parlamento ha recibido una fracción inferior al 20 %.

Como consecuencia del Tratado de Lisboa, ahora se insinúa que el Parlamento debería absorber una porción mayor de dinero. Es necesaria una evaluación del aumento en la necesidad de recursos que originarán las nuevas competencias del Parlamento, y ya recibimos más dinero en 2010 precisamente como resultado del Tratado de Lisboa.

Al mismo tiempo, el Parlamento no puede usar el Tratado de Lisboa como una especie de nueva máquina expendedora de dinero. Tenemos que ser capaces también de hacer que nuestra organización sea más eficaz y tratar de ahorrar en todo lo posible, y al hacerlo, ser también capaces de financiar cualquier necesidad adicional.

En estos momentos se está exigiendo un aumento en las aportaciones destinadas al personal que ayuda a los Miembros del Parlamento Europeo en nuestra labor. Seguro que hay una buena intención detrás de ello, pero llama la atención, por ejemplo, que los Miembros del Parlamento de mi grupo opinen de manera más o menos unánime que no hay una necesidad acuciante en este sentido y que no es imprescindible en estos tiempos de escasos recursos económicos.

Las directrices que aprobaremos hoy son positivas, y creo que tenemos que considerarlas como un reto para examinar nuestro propio gasto con una mirada crítica.

 
  
MPphoto
 

  Peter van Dalen (ECR).(NL) Señor Presidente, vivimos tiempos difíciles en términos financieros y económicos. En todos los sitios se aprietan el cinturón, y también las autoridades públicas se están viendo obligadas a controlar el gasto y economizar al máximo. Además, los ciudadanos no tienen mucha confianza en la política europea, y esto me preocupa enormemente. Por ello, me gustaría presentar dos propuestas en relación al control del próximo presupuesto. En primer lugar, todos los Miembros del Parlamento debemos responder de nuestra dieta para gastos generales de 4 200 euros al mes como respondemos de todas nuestras demás asignaciones. En estos momentos, que no podría calificar de transparentes, ese no está siendo el caso. Además, presentaré una enmienda en este sentido cuando debatamos el informe del señor Staes durante nuestro periodo parcial de sesiones en abril.

Señor Presidente, el segundo punto que quiero destacar está relacionado con los presupuestos de las Oficinas de Información del Parlamento Europeo. Considero que son especialmente generosas en número, y creo que deberían reducirse en un tercio en el periodo de tres años. Hago un llamamiento a los Miembros para que apoyen estas propuestas. Será una demostración de nuestro deseo de transparencia y nuestra intención de no concedernos a nosotros mismos un trato especial.

 
  
MPphoto
 

  Bastiaan Belder (EFD).(NL) Señor Presidente, el presupuesto de 2011 nos enfrenta cara a cara con las prioridades de la Unión Europea. En estos tiempos difíciles para la economía, la Unión debe darse cuenta ante todo de que sus fuentes de financiación provienen de los Estados miembros, que afrontan serios recortes. No sólo los Estados miembros deben hacer dichos recortes, la UE también debe recortar sus fondos públicos y emplearlos de una manera más focalizada.

Tengo una pregunta importante en relación con la prioridad que la ponente otorga a los jóvenes. Como norma, los asuntos en material social y de juventud pueden ser administrados muy bien por los Estados miembros. Sin embargo, me gustaría incidir en una cuestión en la que el apoyo de la UE es verdaderamente indispensable. El informe menciona la transición de los jóvenes del sistema educativo al mercado de trabajo. Me gustaría preguntarle a la ponente si también pretende concederle atención a las necesidades especiales de los jóvenes más vulnerables. Me refiero a los jóvenes que han crecido en casas de acogida y que carecen totalmente de orientación profesional. El mes pasado, en una visita a Bulgaria, pude ver un ejemplo realmente alentador de ello. Me complace enormemente el apoyo sin reservas de la UE a este tipo de iniciativas de los Estados miembros, por ejemplo, dentro del marco de los Fondos Estructurales. Cuento con ustedes.

 
  
MPphoto
 

  Nick Griffin (NI). – Señor Presidente, la prioridad más importante de cualquier presupuesto debe ser gastar únicamente el dinero propio. Gastar el dinero de los demás sin su permiso no es presupuestar, es robar.

A los contribuyentes británicos se les exprime aproximadamente 6 400 millones de libras esterlinas en pagos directos a la UE al año y todavía se nos deniega el referéndum. Coger ese dinero, sin un mandato democrático, no es un delito que no deje víctimas. Cincuenta mil pensionistas de nuestro país murieron de frío porque no podían permitirse calefacción en sus hogares. Nuestros soldados mueren a causa de las bombas de los Talibanes porque no podemos permitirnos vehículos blindados. Miles de víctimas del cáncer se ven privadas de fármacos caros que les pueden salvar la vida. Estos 6 400 millones de libras podrían arreglar los problemas mencionados y todavía sobraría dinero para construir ocho nuevos hospitales y 50 escuelas.

Sólo debería existir una prioridad presupuestaria —recortar el presupuesto de manera drástica y dejar de robar a Gran Bretaña. Nuestros pensionistas, soldados y víctimas del cáncer necesitan el dinero más que la UE. Para ustedes, es un presupuesto. Para ellos, un asunto de vida o muerte.

 
  
MPphoto
 

  Salvador Garriga Polledo (PPE).(ES) Señor Presidente, saludo al Comisario Lewandowski, viejo amigo de esta casa que ahora se sienta en unos escaños diferentes de los de sus compañeros.

Quiero también saludar la vuelta al sistema tradicional de las orientaciones presupuestarias. Creo que esto es bueno, porque así el Comisario puede escuchar las prioridades presupuestarias del Parlamento Europeo antes de que se proceda a la elaboración del proyecto de presupuesto.

Las cosas que está oyendo o que va a oír hoy el Comisario son muy diferentes de las que seguramente oye todos los días provinientes de las diferentes direcciones generales, que le presionan para tener más presupuesto.

De momento, nosotros en el Parlamento no le vamos a presionar. Como bien sabe, eso lo haremos a partir del mes de septiembre. Ahora, simplemente, lo que queremos es que el señor Lewandowski tenga muy claras cuáles son las prioridades presupuestarias de este Parlamento. Son nuestras sugerencias.

Cada día surgen nuevos retos para el presupuesto del año 2011. Ya tenemos tensiones nuevas en la categoría número 4, donde contamos con un margen muy estrecho que se va a agravar por la necesidad de incluir la Estrategia del mar Báltico.

Tendremos tensiones en la agricultura, no solamente porque estrenamos codecisión, sino, sobre todo, porque pretendemos hacer uso de ella desde este Parlamento y no aceptaremos nuevas salidas de presupuesto agrario para financiar otras líneas presupuestarias; y, por supuesto, tendremos que resolver el siempre difícil problema de la categoría 5 de los gastos administrativos y de la mayor transparencia.

Una última cosa: este Parlamento está muy dispuesto a ahorrar dinero, tanto del presupuesto comunitario como del presupuesto del Parlamento Europeo. A lo que no estamos dispuestos -creo- los grupos políticos es a aguantar la demagogia de determinadas personas que hacen de ella su manera de hacer política.

 
  
MPphoto
 

  Göran Färm (S&D).(SV) Señorías y, en particular, nuestro antiguo Miembro, Janusz Lewandowski, al que me gustaría darle la bienvenida de nuevo. Deseo comentar brevemente ambos informes

Antes de nada, me gustaría expresar mi agradecimiento a la señora Jędrzejewska que ha elaborado un informe extraordinario. No obstante, en el Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo hemos presentado enmiendas a un par de párrafos que consideramos importantes.

En primer lugar, necesitamos dejar claro que el cambio climático sigue siendo una prioridad fundamental. No podemos relajarnos en este asunto por el fracaso en Copenhague, sino que, por el contrario, tenemos que trabajar con rigor para llevar a cabo nuestra tarea, que es la de buscar soluciones al problema de la financiación.

En segundo lugar, con respecto a la Estrategia Europa 2020: nuestra estrategia exige que la Unión también invierta en la aplicación de la estrategia y la mejore. Tenemos que luchar de manera proactiva para desarrollar la economía y por una agenda en materia social ambiciosa, se trata de áreas políticas que simplemente necesitan más fondo.

Entre otras cosas, tenemos que enviar un mensaje claro a los Estados miembros y al Consejo de que será necesario revisar los límites presupuestarios para los próximos tres años, especialmente en la rúbrica 1 del presupuesto, relativa al crecimiento y el empleo.

Cuando se trata del presupuesto del Parlamento, incluso teniendo necesidades considerables, tenemos que hacernos cargo de la situación económica e imponernos mayores restricciones a nosotros mismos. Necesitamos reforzar el Parlamento y especialmente la capacidad de los grupos políticos para poder cumplir los requisitos del Tratado de Lisboa. En todos los demás aspectos, sin embargo, debemos buscar maneras de ahorrar e incrementar la eficacia. Esto es especialmente importante, ya que la rúbrica 5 del presupuesto para administración se ha reducido estirado gravemente. Hemos debatido recientemente sobre el Servicio de Acción Exterior, por ejemplo, que precisará con seguridad recursos extra.

Debemos centrarnos en la tarea esencial del Parlamento y aplicar un gran número de restricciones en los demás ámbitos.

 
  
MPphoto
 

  Geoffrey Van Orden (ECR). – Señor Presidente, en tiempos de rigurosidad económica, que se afrontan con recortes en el gasto público en todos los países europeos, todas las instituciones europeas debería estar estudiando cómo recortar gastos y despilfarros.

El Parlamento debería asumir un papel de liderazgo. En lugar de ello, continúa de manera autoindulgente, incrementando constantemente sus gastos y su número de empleados sin pensar en restricción alguna. En las demás organizaciones, se alcanzarán nuevas prioridades compensando las reducciones en otros ámbitos, pero no parece ser el caso de esta Cámara. Los Miembros del Parlamento aguantan el peso de la acusación pública, pero es en la burocracia inflada en exceso, los derroches innecesarios y los edificios redundantes en lo que se gasta el dinero.

¿Cómo pueden seguir justificando el presupuesto anual de autopromoción del Parlamento de 94 millones de libras esterlinas con ocho millones de ellas destinados al canal Europarl TV y este extraño plan para la Casa de la Historia Europea que cuesta dos millones de libras? Es ridículo que se mantengan las llamadas oficinas de información en cada Estado miembro, con un coste anual de 40 millones, cuando es precisamente tarea de los 736 Miembros del Parlamento responder a cualquier duda que puedan tener sus electores.

Es un escándalo continuo que este Parlamento no haya exigido a los gobiernos de los Estados Miembros que detengan el circo de Estrasburgo de una vez y por el bien de todos. Tenemos que enviar un mensaje claro a nuestros gobiernos sobre este asunto y ahorrar 200 millones al año.

 
  
MPphoto
 

  Ingeborg Gräßle (PPE). (DE) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, permítanme empezar hablando sobre el presupuesto de la Comisión. El Servicio Europeo de Acción Exterior es algo en lo que tengo especial interés. Sin embargo, no se encuentra todavía dentro del presupuesto que el señor Comisario va a presentar en breve. Aún así, la pregunta sobre cuánto nos costará es de vital importancia para nosotros. Estoy a favor de que incluyamos este servicio dentro de la Comisión, ya que es ahí a donde pertenece. Una cosa está clara: lo que pase en este servicio tendrá consecuencias relevantes para el presupuesto, incluido en relación con los programas plurianuales. No se pueden administrar programas plurianuales fuera de la Comisión. No podemos consentir bajo ninguna circunstancia.

La figura jurídica que elijamos para este servicio será muy importante, ya que las consecuencias presupuestarias dependerán directamente de ello. Por este motivo, lo más interesante del presupuesto es lo que no incluye. Esperamos con interés que el señor Comisario pueda proporcionar pronto cifras que muestren cuánto costará todo. En 2011 —hasta aquí está claro— las esferas en las que más gastaremos, incluyendo este servicio, especialmente en la línea administrativa, son las esferas en las que tenemos menos margen de maniobra. Todo está contabilizado, hasta el último céntimo Por ello, abogo por que echemos un vistazo inmediato a las regulaciones de personal para encontrar maneras de ahorrar. También tengo una propuesta relativa a los permisos especiales de oficiales y ayudantes que trabajan en los Estados miembros, que viajan a sus países durante estos permisos especiales en tren. Debe abandonarse este régimen de viaje en tren, y viajar en su lugar con billetes de avión.

Ahora volveré a la cuestión del presupuesto del Parlamento. Cualquiera que trabaje en este Parlamento —y esto lamentablemente no se puede decir de todos los Miembros— precisa personal. Por lo tanto, pido de manera concreta que nosotros mismos nos abastezcamos con los medios adecuados para trabajar. Sin embargo, no creo que establecer una relación con los edificios sea apropiado, porque tenemos también distritos electorales y puede poner fin a contratos de servicio. La Mesa debería tener la consideración de no molestar a los Miembros en relación a este asunto.

Tengo una última petición. El Presidente del Consejo Europeo no está incluido en el presupuesto todavía. Estaría bien si pudiésemos reflejar su existencia también en el presupuesto.

 
  
MPphoto
 

  Martin Ehrenhauser (NI).(DE) Señor Presidente, necesitamos una UE diferente, así como un presupuesto de la UE distinto. Creo que tenemos valor suficiente para tomar grandes decisiones. No debemos de ninguna manera empantanarnos en detalles técnicos sin importancia.

Me gustaría decir tres cosas sobre el presupuesto de la UE. En primer lugar, necesitamos transparencia en lo que respecta al presupuesto de la UE. ¿A cuánto asciende el gasto administrativo, por ejemplo? El actual presupuesto de la UE no proporciona ninguna información realista sobre ese aspecto.

Mi segundo comentario tiene que ver con el ahorro. Es muy fácil ahorrar miles de millones en el presupuesto sin reducir la calidad de los servicios que prestan las instituciones de la UE. Por ejemplo, podríamos cerrar un gran número de agencias de la UE. También está el asunto de la segunda sede en Estrasburgo. Deberíamos debatir quizás la utilidad de los organismos que no tienen un área de competencia, como es el caso del Comité de las Regiones, o el Comité Económico y Social.

Por último, ¿Cómo se emplea el dinero? El dinero debería darse, o devolverse a su lugar de origen, es decir, a los contribuyentes. Lógicamente, también deberíamos utilizarlo para apoyar proyectos consolidados, como por ejemplo, un auténtico programa Erasmus para becarios. Creo que necesitamos valor. Todos deberíamos tomar nota de esto.

 
  
MPphoto
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE).(PL) Tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el Parlamento Europeo ha asumido competencias adicionales significativas. Ha llegado la hora de tomar decisiones de manera conjunta sobre cómo gastar el dinero de las arcas de la UE. Sin embargo, este mecanismo también necesita tiempo para comenzar a funcionar. Es cierto que este año y los próximos años serán cruciales para el establecimiento del modelo final del nuevo procedimiento presupuestario. Sólo será posible desarrollar un procedimiento que cumpla en todos los sentidos las disposiciones del nuevo tratado si el Parlamento, el Consejo y la comisión trabajan codo con codo.

Me gustaría expresar mi apoyo a la propuesta de incrementar el presupuesto de la Comunidad en vista de las nuevas responsabilidades que afronta el Parlamento tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. No hay duda de que para que el Parlamento cumpla sus responsabilidades de manera eficaz, necesita los medios adecuados. La responsabilidad del Parlamento está creciendo, y por ello, como Miembros, necesitamos más consejos, más opiniones de expertos y más apoyo de parte de distintos profesionales, y alguien tiene que poner el dinero para ello.

Otra de las prioridades que se presentan en el informe, y que merece todo nuestro apoyo, es la necesidad de aumentar la inversión en materia de juventud, así como en educación, que es la base sobre la que se construye una sociedad moderna e innovadora. Europa todavía va por detrás de EE.UU., Japón y otras potencias mundiales emergentes en la carrera tecnológica. No obstante, esto puede cambiar, pero implica grandes desembolsos.

Como parte de la lucha contra la pobreza, debemos financiar programas como la distribución gratuita de comida entre los más desfavorecidos. Debemos desarrollar programas como aquellos que dispensan leche y fruta en las escuelas. No podemos tolerar la malnutrición entre los niños y los jóvenes, ya que hablamos tanto sobre educación sobre una economía basada en el conocimiento.

Actualmente se está trabajando en la estrategia para el crecimiento económico de la Unión de los próximos 10 años (Europa 2020). A este respecto, se deben tener en cuenta los gastos que la estrategia originará, y se tiene que hacer en este momento, ahora que estamos trabajando sobre el presupuesto. Para que la estrategia tenga éxito, se necesita un mayor desembolso en materia de cohesión a nivel regional y Europeo, de promoción de empleo y lucha contra los efectos de la crisis.

Por último, me gustaría expresar mi agradecimiento a nuestra compañera la señora Jędrzejewska, por la elaboración sólida y transformadora de las prioridades del presupuesto para 2012.

 
  
MPphoto
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE).(PT) Los jóvenes, la ciencia y la innovación constituyen el eje central de prioridades del próximo presupuesto de la Unión Europea. Invertir en los jóvenes es invertir en el futuro. La educación, la formación profesional y la transición del sistema educativo al mercado de trabajo son las preocupaciones centrales de este presupuesto.

Los jóvenes cualificados se ven cada vez más afectados por el desempleo. Por ello, considero que el primer programa Erasmus de movilidad laboral es un compromiso estratégico con el futuro, ya que establece un claro nexo entre el sistema educativo y el mercado de trabajo. La propuesta de creación del programa Erasmus para el primer empleo, que presenté junto con el señor Fernandes, se basa en los siguientes principios: en primer lugar, la financiación adicional de programas ya existentes en los ámbitos de la educación, la ciencia, la formación y la innovación; en segundo, cada caso tendrá un componente de formación y otro en el que el estudiante establecerá contacto con una empresa europea innovadora y disfrutará de la cofinanciación con presupuesto de la UE.

De entre las demás prioridades de este presupuesto, destacaría las áreas de investigación científica, innovación y la agenda digital. Este presupuesto también concentra sus esfuerzos en apoyar el desarrollo de tecnologías innovadoras y ecológicas, contribuyendo así de manera inestimable a la recuperación económica y alentando a las pequeñas y medianas empresas. El compromiso con los jóvenes, la innovación y la ciencia son la clave para que Europa recupere su papel de liderazgo mundial.

 
  
MPphoto
 

  Piotr Borys (PPE).(PL) Señor Presidente, señor Lewandowski, señora Jędrzejewska, en primer lugar, me gustaría felicitar a la ponente por su espléndido informe. Obviamente, la situación económica de Europa todavía no es satisfactoria, pero el informe nos indica, en gran medida, cómo crear un valor añadido europeo.

Creo que es una excelente idea prestar atención especial a las prioridades a mediano y largo plazo de los jóvenes para resolver nuestros problemas. Creo que mantener la tendencia en materia de innovación y el énfasis en la tecnología digital son buenos ejemplos del rápido desarrollo de la Unión Europea. También resulta interesante el apoyo a la pequeña y mediana empresa, especialmente en las regiones más débiles.

No obstante, también cabe destacar que surgirán muchas cuestiones sobre la movilidad, la política de inversión en la red transeuropea de transporte, y demás asuntos relacionados con el transporte. Creo que la inversión en los jóvenes es esencial, y por ello me gustaría expresar mi agradecimiento, y también el de la Comisión de Cultura y Educación, por todos los esfuerzos destinados a apoyar medidas relacionadas con la inversión en los jóvenes.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D).(RO) El presupuesto para 2011 debe tener en cuenta las nuevas competencias de la Unión Europea, así como las consecuencias de la crisis económica y financiera. Nuestra prioridad debe centrarse en la conservación del empleo existente y en la creación de nuevos puestos de trabajo.

Creo que la Unión Europea debe invertir en una política industrial inteligente y ambiciosa. Es inaceptable que en 2010, la industria sólo represente el 14 % del PIB de los Estados miembros más aventajados.

Por ello, el presupuesto de 2011 debe plantearse redefinir las prioridades presupuestarias, tarea que los Estados miembros sólo pueden realizar en 2010 durante la evaluación intermedia de la situación financiera 2007-2013.

Estas prioridades deben centrarse en la infraestructura para el transporte, la eficacia energética, la política y la investigación en industria, la agricultura, la educación y la salud. Deseamos que la Comisión presente este año una propuesta firme para establecer un fondo europeo especialmente diseñado para desarrollar la infraestructura para el transporte, y que la contribución de la UE a este fin se vea reflejada en el presupuesto de 2011.

 
  
MPphoto
 

  João Ferreira (GUE/NGL).(PT) La situación económica y social de la Unión Europea exige que en 2011 se efectúe un cambio sustancial en las prioridades que han guiado los presupuestos anteriores, incluido el presupuesto actual para 2010. El presupuesto tiene que estar al servicio de políticas distintas de las que llevaron a 23 millones de personas a perder sus trabajos y dejaron a 85 millones de personas en riesgo de pobreza.

Tienen que revisarse los objetivos del Marco Financiero Plurianual que redujo los fondos estructurales al 0,37 % del producto interior bruto de la UE, puesto que implican reducciones en los programas sociales y ambientales de los campos de la investigación, y la educación y la cultura.

Los futuros presupuestos tienen que ser instrumentos al servicio de la cohesión económica y social, en lugar de un mero relleno en los tratados. Deben estar al servicio del pleno empleo con derechos, la inversión en los servicios públicos, la protección del medioambiente, la cooperación y la paz. No deberían ser un instrumento al servicio de la comercialización de cada vez más aspectos de la vida social, las libertades, la falta de seguridad laboral, el desempleo estructural, el intervencionismo externo y la guerra. El quid de estas enmiendas que se han presentado para el informe consiste en mostrar que hay una alternativa que no sólo es posible, sino también necesaria.

 
  
MPphoto
 

  Franz Obermayr (NI).(DE) Señor Presidente, me gustaría hacer referencia a la rúbrica 5 y, en concreto, a la estrategia inmobiliaria. Es importante contar con una estrategia inmobiliaria próspera a medio y largo plazo. Tiene que ser ecológica, eficiente en materia de energía y, en particular, rentable. También tenemos que mantener un debate abierto acerca de la sensatez de disponer de tres lugares de trabajo para el Parlamento Europeo. El terrible gasto de los diferentes lugares a duras penas se puede justificar ante los ciudadanos y contribuyentes de la UE, en especial durante la crisis económica. Ya es hora de que llevemos a cabo un análisis de costes detallado y exhaustivo y de que este se ponga a disposición de todos los ciudadanos de la Unión Europea.

El Parlamento Europeo debería, por lo tanto, concentrarse en un solo lugar y personalmente preferiría Estrasburgo debido a su papel como puente histórico y sociocultural, así como al hecho de que Bruselas se esté sumiendo en la delincuencia, de que partes de la ciudad estén cayendo en la anarquía y de que la policía haya desistido. Incluso políticos municipales como el alcalde, Freddy Thielemans, lo reconocen.

 
  
MPphoto
 

  Elena Băsescu (PPE).(RO) Solicito encarecidamente que el presupuesto de la Unión Europea para 2011 ofrezca un mejor reflejo y apoyo de la política sobre la juventud. Los jóvenes deben recibir apoyo tanto de la UE como nacional.

En este sentido, uno de los proyectos de los que el Gobierno de Rumanía se está valiendo para respaldar a los jóvenes es la construcción en los próximos tres años de 100 000 viviendas para ellos.

Al mismo tiempo, acojo con agrado el objetivo de la Comisión Europea de conceder tres millones de becas Erasmus a estudiantes para 2012. No obstante, también resulta de una gran importancia aumentar la financiación de las becas Erasmus Mundus. Eso permitirá que aún más estudiantes e investigadores de terceros países —en este caso concreto estoy pensando también en la República de Moldova— estudien en la Unión Europea.

Como joven diputada al Parlamento, respaldo la iniciativa Erasmus, que es el primer ámbito de trabajo que ofrece a los jóvenes acceso al mercado laboral.

Por último, me gustaría agradecer a la Comisión Europea su presteza en la aprobación de la provisión de fondos para los cuatro proyectos energéticos que los que Rumanía está involucrada.

 
  
MPphoto
 

  Zigmantas Balčytis (S&D).(LT) Teniendo en cuenta la complicada situación económica de los Estados miembros, el presupuesto del año que viene debería planificarse a conciencia. La mayor atención debería centrarse en la creación y el mantenimiento de empleo. Sería de gran utilidad que se respaldasen y fomentasen las pequeñas y medianas empresas, puesto que dan empleo a una gran proporción de los ciudadanos europeos. Las medidas de apoyo financiero deben proporcionarse de una manera más flexible y deben ser más accesibles para que las empresas que se acaben establecer o aquellas que hayan sufrido dificultades económicas sobrevivan. Tampoco deberíamos olvidarnos de ámbitos que ofrecen valor añadido, no sólo a los Estados miembros por separado, sino la Comunidad. Entre estos ámbitos, cabe mencionar el transporte, cuya prioridad debería ser la creación del sistema de transporte sostenible y seguro y el desarrollo de redes transeuropeas. La financiación adecuada de proyectos de vinculación energética, que asegura la independencia energética, debería ser también una de las prioridades del presupuesto de 2011.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Lewandowski, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, me gustaría dar las gracias a los diputados por sus comentarios, que han reforzado y profundizado mi comprensión de las prioridades del Parlamento para 2011. Lo que me ha quedado claro al escucharles —y esta tarde vengo con ganas de escuchar— es que muchos oradores han destacado que estamos dando forma al presupuesto para 2011 en el entorno extraordinario de una Europa posterior a la crisis, en la que muchos países están pasando apuros por los desafíos fiscales. Eso está ejerciendo una auténtica presión sobre las cifras presupuestarias y también sobre la gestión sensata y la transparencia del presupuesto —esto queda claro por las intervenciones de los señores Van Orden, Berman, Fernandes y Haglund —; pero, si los recursos son escasos, lo que se necesita en realidad es definir bien las prioridades.

Mi impresión tras el debate es que la juventud —rúbrica 3b, actualizada por la ponente— cuenta con el apoyo de los diputados jóvenes y mayores de esta sala, de modo que esta prioridad para 2011 está bien colocada, de acuerdo con una mayoría en el Parlamento. Lo que también se precisa es calidad y una buena ejecución y nosotros —el señor Godmanis y el señor Surján, por ejemplo— pensamos de inmediato en la cohesión. Sí, esta estaba a un nivel bajo en 2009-2010 y debería ir a velocidad de crucero para 2011, al igual que la aplicación anticrisis. También hemos invertido poco en investigación y eso merece un reglamento financiero mucho más fácil de usar, que deberíamos dar a conocer a finales de mayo o en junio de este año.

Lo que también me ha quedado claro al escuchar su debate es que el Parlamento es consciente de que la capacidad de maniobra en el presupuesto es muy limitada. El señor Salvador Garriga Polledo, el señor Färm y otros han hecho hincapié en esta reducida capacidad de maniobra, pero la conclusión podría ser que necesitamos más flexibilidad para dar forma y ejecutar el presupuesto. Sólo puedo compartir esta conclusión.

Como de costumbre, Ingeborg Grässle tiene razón cuando dice que, de momento, no se ha incluido un presupuesto para el Servicio Europeo de Acción Exterior. Sin embargo, para preparar presupuestos se necesitan cifras. Hasta el momento no contamos con las cifras y sin ellas es muy difícil establecer el presupuesto; pero, por supuesto, esto debería llegar este año si el Servicio Europeo de Acción Exterior debe ponerse en funcionamiento.

Espero ansioso las discusiones que tendrán lugar mañana en el diálogo informal a tres bandas y el inicio después del auténtico debate. Esperemos conseguir una conciliación fructífera de las cifras de 2011.

 
  
  

PRESIDE: Isabelle DURANT
Vicepresidenta

 
  
MPphoto
 

  Sidonia Elżbieta Jędrzejewska, ponente. (PL) Señora Presidenta, señor Lewandowski, Señorías, he escuchado con gran interés sus discursos y me gustaría decir, ante todo, que estoy muy contenta de que la prioridad relacionada con el cambio principal del presupuesto para 2010, la prioridad relacionada con la juventud —que yo propuse y que la Comisión de Presupuestos aprobó—, también cuente con su respaldo y su interés. Me siento muy complacida y motivada.

Me gustaría, por supuesto, destacar una vez más lo que ya han advertido en el debate: tenemos poca capacidad de maniobra. Esto significa que, con más razón, la solicitud a la Comisión Europea debe mostrar ambición, imaginación y coraje para iniciar un análisis y una posible revisión del Marco Financiero Plurianual. Como saben, el año 2011 es el quinto año del Marco Financiero Plurianual. Sin duda, ya es hora de que hayamos aprendido algo de estos cuatro años. El quinto tiene que ser claramente mejor.

Por supuesto, resulta evidente que estamos combatiendo una crisis financiera y económica que, y esto es obvio, es diferente en los distintos países. Algunos países muestran signos de salir de la crisis, pero esto no cambia el hecho de que deberíamos ser ambiciosos, en especial porque, si consideramos el presupuesto de la Comunidad Europea, los fondos destinados a la innovación, la investigación, la juventud, la realización del mercado común y la realización de las libertades del mercado común constituyen, de hecho, una pequeña parte del presupuesto de la Comunidad Europea. Así que, en mi opinión, el ahorro no debería afectar a esta parte del presupuesto de la Unión Europea.

Muchos de ustedes han dicho algo con lo que estoy de acuerdo: los jóvenes son el futuro de la Unión Europea. Sin embargo, me gustaría añadir que no son sólo el futuro, ya que los jóvenes viven aquí, ahora, hoy. Se están educando hoy y están buscando trabajo hoy. Los jóvenes no son sólo nuestro futuro, son también nuestro presente. La inversión en la juventud no es únicamente una inversión en lo que pasará algún día, sino también en lo que está pasando aquí y ahora. Deberíamos seguir teniéndolo presente.

Me gustaría decir unas palabras sobre este modo de pensar extendido sobre el presupuesto de la Unión Europea. No sólo se trata de los jóvenes, sino también de un entendimiento más amplio que incluye también cuestiones relacionadas con los jóvenes, así como, en una perspectiva más amplia, cuestiones relacionadas con la educación y la formación. Creo que en este punto la dimensión europea, la dimensión europea del valor añadido, es muy clara. No obstante, no deberíamos olvidar que estamos en una Europa unida, en la que la movilidad del pensamiento y las personas es, con certeza, uno de nuestros valores más importantes, y deberíamos velar por el continuamente.

También me gustaría decir unas palabras para resumir el debate sobre el presupuesto del Parlamento Europeo. Es cierto que hoy estoy sustituyendo la ponente, pero me voy a permitir pronunciarme y poner de manifiesto algo que está incluido en el informe de la Comisión de Presupuestos. Se trata, por supuesto, de que es importante pensar siempre en el ahorro y también pensar si los gastos que sí tienen lugar están justificados y son los más adecuados. Este proceso de reflexión es continuo y debería incumbirnos a todos. Esta reflexión se verá desde luego en el informe del Parlamento Europeo.

Espero que este debate, que ha tenido lugar a última hora, no haya supuesto una pérdida tiempo para ninguno de nosotros. Espero que el señor Lewandowski haya escuchado todo lo que se ha dicho aquí y que no haya olvidado que no hace mucho él era un diputado de esta Cámara, y espero también que este debate se refleje en el proyecto de presupuesto que la Comisión Europea ha prometido presentar el 27 abril. Como es natural, lo repetiré todo con gusto de nuevo una y otra vez, desde la primavera hasta el otoño; pero, a pesar de todo, me alegrará que algunas de las propuestas que se han planteado aquí se incluyan en el proyecto de la Comisión Europea, de modo que, a fin de cuentas, sea necesario repetir menos. Una vez más, me gustaría agradecerles a todos su atención.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar mañana.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Edit Herczog (S&D), por escrito. – En primer lugar, me gustaría recordar que, aunque la UE pudo reaccionar de forma colectiva a la crisis económica y financiera adoptando un Plan Europeo de Recuperación Económica, la situación económica de conjunto de la UE aún no es satisfactoria. Es inevitable que haya que tener en cuenta las siguientes prioridades para las directrices del presupuesto de 2011: la ejecución del FP7, que habrá alcanzado su madurez en 2011, debería seguirse de cerca; debería desarrollarse la política espacial europea establecida recientemente y promoverse el avance científico y tecnológico, las tecnologías innovadoras de respaldo y el desarrollo sostenible; los desafíos relacionados con la energía sostenible y la lucha contra el cambio climático deben reflejarse en las prioridades del presupuesto de la Unión Europea (estas prioridades precisarán más recursos presupuestarios, en particular para financiar el ITER y el Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética y promover la eficiencia energética); debería destacarse la importancia del proyecto Galileo, del programa GMES y del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología; y la ejecución adecuada y la evaluación de proyectos piloto en curso y de acciones preparatorias deberían ser una prioridad.

Confío en que estas cuestiones esenciales se tendrán en cuenta de manera adecuada durante el próximo procedimiento presupuestario de 2011.

 
  
MPphoto
 
 

  Cătălin Sorin Ivan (S&D), por escrito.(RO) Este año, el procedimiento presupuestario se someterá a la mayor reforma desde la introducción de los marcos financieros plurianuales en 1988. Al mismo tiempo que se produce la reforma al procedimiento presupuestario, en sentido estricto, todo el marco presupuestario tendrá que adaptarse a las nuevas realidades institucionales introducidas por el Tratado de Lisboa, en especial al Servicio Europeo de Acción Exterior. No obstante, creo que el objetivo principal del futuro presupuesto será respaldar las políticas del nuevo programa Europa 2020. Este proyecto sólo tendrá posibilidad de éxito si proporcionamos la financiación necesaria para ello. De lo contrario, este programa terminará igual que el anterior, la Estrategia de Lisboa, no muy acertado en cuanto al logro de cualquiera de los objetivos marcados. En este sentido, me gustaría decir que comparto los sentimientos de la ponente y destacar la importancia de las políticas sobre juventud, educación, investigación e innovación. Desde mi punto de vista, son las piedras angulares sobre las que tenemos que construir tanto el presupuesto para 2011 como nuestra visión de futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito. (PL) El presupuesto de la Unión Europea para 2011 debería ofrecer un respaldo claro a las principales tendencias de la estrategia de la Comunidad para la próxima década. Esto incluye la innovación tecnológica, el desarrollo sostenible, la lucha contra el cambio climático y el cuidado de la biodiversidad.

El apoyo al desarrollo de los sistemas educativos, con la asistencia de la inversión interdisciplinaria, también está muy justificado. El dinero debe invertirse en empresas que garanticen que los titulados encontrarán empleo. Si no apoyamos a los jóvenes hoy nos enfrentaremos a la sombría perspectiva de una desaceleración del crecimiento económico y tal vez incluso de otra crisis

No hace falta que se nos recuerde la necesidad del desarrollo intensivo del sector de la tecnología de la información y ni que tenemos que asegurarnos de que los ciudadanos tengan acceso a la tecnología digital. Eso facilitará la educación en el área de la tecnología de la información, así como la obtención de información, en especial para las personas que viven en las zonas rurales.

 
  
MPphoto
 
 

  Petru Constantin Luhan (PPE), por escrito.(RO) Me gustaría sumar mis comentarios a los que la ponente y mis colegas han realizado durante los debates sobre las prioridades del presupuesto para 2011. Como también anunció la Comisión Europea en enero, se están preparando ambiciosos planes para el proyecto Galileo. Los primeros servicios ofrecidos por este sistema se lanzarán a principios de 2014: el servicio abierto, el servicio público regulado y los servicios de búsqueda y almacenamiento. La fase de pruebas comenzará también en 2014 en el servicio de seguridad de la vida humana y el servicio comercial. Permítanme que les recuerde que Galileo es crucial para el futuro del sector de la alta tecnología en Europa. Creará nuevos mercados y permitirá a Europa convertirse en un competidor mundial en el campo de la tecnología. La política RTE-Transporte ha respaldado la preparación de este significativo proyecto europeo hasta ahora y, una vez que se ponga en funcionamiento, será posible usar la estructura de transporte de una forma mucho más eficaz. En conclusión, creo que Galileo debe recibir fondos suficientes del presupuesto de la Unión Europea en el futuro a fin de que este ambicioso proyecto pueda convertirse en una realidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Marian-Jean Marinescu (PPE), por escrito.(RO) Las circunstancias en las que se aprobarán los presupuestos de 2010 y 2011 son excepcionales y suponen un desafío particular. Por estas razones, debe encontrarse la solución idónea para ejecutar con éxito el Tratado de Lisboa, que es en sí mismo un notable desafío financiero. También es preciso encontrar soluciones dirigidas a mitigar los efectos de la crisis financiera, que aún se sienten en muchos Estados miembros. El Parlamento debe mantener un debate abierto acerca del límite máximo de gastos de la rúbrica 5 para 2011. Tenemos que encontrar un equilibrio entre la provisión de fondos para todos los requisitos y el mantenimiento de una disciplina presupuestaria, incluso si eso significa restringir el gasto, a fin de acatar el Marco Financiero Plurianual. En primer lugar, tenemos que normalizar el gasto administrativo incluyéndolo por completo en esta rúbrica y llevar a cabo un examen adecuado y realista del límite máximo de gastos. Ante todo, es esencial que se establezca la cooperación interinstitucional para promover el intercambio de buenas prácticas y estudiar las oportunidades de hacerlas más eficaces. Además, se debe conceder una especial importancia a la supervisión y el análisis de los conjuntos de ámbitos con implicaciones presupuestarias directas y deben identificarse todos los medios de distribuir y ahorrar recursos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogusław Sonik (PPE), por escrito. (PL) El trabajo en el presupuesto para 2011 está en curso. Un tema de debate es que el Parlamento podría realizar enmiendas de la perspectiva financiera 2007-2013 en ámbitos como «la competitividad y la cohesión para el crecimiento y el empleo». Además, estamos trabajando en la Estrategia Europa 2020, que debería concentrarse en fomentar la innovación, apoyar a las empresas e investigar en ciencia, nuevas tecnologías y desarrollo regional. Me gustaría llamar la atención en especial sobre la cuestión de la cohesión económica, social y territorial, que es la clave para asegurar el crecimiento económico duradero de la UE y la plena integración de los Estados miembros. El Artículo 174 del Tratado de Lisboa menciona la política en relación con las regiones montañosas como un tipo de política regional concreta, junto con las islas y las regiones transfronterizas. A fin de promover su desarrollo equilibrado, la UE deberá tomar medidas destinadas a reforzar su cohesión económica, social y territorial. En particular, se debe hacer hincapié en la reducción de las desigualdades en los niveles de desarrollo de las regiones que se caracterizan por unas condiciones naturales y geográficas específicas. Las regiones montañosas y submontañosas componen casi el 40 % del territorio de la UE y en ellas viven alrededor del 20 % de los ciudadanos de la UE. Los problemas económicos y espaciales propios de las regiones montañosas requieren la implantación de reglamentos jurídicos supranacionales que regulen los objetivos y principios dirigidos a lograr una política específica sobre regiones montañosas en los Estados miembros y, lo que es más importante, requieren que se asegure un nivel adecuado de financiación para proyectos y programas para esas regiones concretas. Creo que la ayuda financiera a las regiones montañosas debería incluirse en la nueva perspectiva financiera y en la Estrategia Europa 2020.

 
  
MPphoto
 
 

  Iuliu Winkler (PPE) , por escrito. (HU) El año que viene será el primer año de la ejecución de la Estrategia Europa 2020, lo que puede representar una nueva fase en el desarrollo de la Unión Europea. Como resultado, el ejercicio presupuestario 2011 será sumamente importante desde la perspectiva de la planificación financiera para los años posteriores. Las prioridades presupuestarias deben contener la respuesta de la Unión Europea a los desafíos de la crisis mundial. La Estrategia Europa 2020 es, desde este punto de vista, un factor muy relevante. Sin embargo, las prioridades incluidas en el presupuesto sugerido para 2011 no pueden llevar a la modificación de las políticas básicas de la Unión Europea. En el futuro, se debe prestar mayor atención a las políticas estructurales y de cohesión, así como a la política agrícola, y también a la ayuda que se concede a las pymes, puesto que la capacidad de Europa de convertirse en una economía sostenible competitiva depende de estas últimas. No debemos perder de vista ni por un momento el hecho de que las políticas mencionadas son la expresión de la solidaridad, que constituye el valor fundamental de la integración europea.

 
Última actualización: 8 de junio de 2010Aviso jurídico