Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/2120(DEC)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A7-0083/2010

Debates :

PV 21/04/2010 - 3
CRE 21/04/2010 - 3

Votaciones :

PV 05/05/2010 - 13.22
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0112

Debates
Miércoles 21 de abril de 2010 - Estrasburgo Edición DO

3. Aprobación de la gestión 2008 (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidente. - El siguiente punto es el debate conjunto del:

- informe (A7-0099/2010) del señor Liberadzki, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección III – Comisión y agencias ejecutivas [SEC(2009)1089 – C7-0172/2009 – 2009/2068(DEC)],

- informe (A7-0063/2010) de la señora Ayala Sender, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de los séptimo, octavo, noveno y décimo Fondos Europeos de Desarrollo para el ejercicio 2008 [COM(2009)0397 – C7-0171/2009 – 2009/2077(DEC)],

- informe (A7-0095/2010) del señor Staes, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección I – Parlamento Europeo [C7-0173/2009 – 2009/2069(DEC)],

- informe (A7-0096/2010) del señor Czarnecki, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección II – Consejo [C7-0174/2009 – 2009/2070(DEC)],

- informe (A7-0079/2010) del señor Czarnecki, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección IV – Tribunal de Justicia [C7-0175/2009 – 2009/2071(DEC)],

- informe (A7-0097/2010) del señor Czarnecki, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección V – Tribunal de Cuentas [C7-0175/2009 – 2009/2072(DEC)],

- informe (A7-0080/2010) del señor Czarnecki, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección VI – Comité Económico y Social Europeo [(SEC(2009)1089 – C7-0177/2009 – 2009/2073(DEC)],

- informe (A7-0082/2010) del señor Czarnecki, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección VII – Comité de las Regiones [C7-0178/2009 – 2009/2074(DEC)],

- informe (A7-0070/2010) del señor Czarnecki, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección VIII – Defensor del Pueblo Europeo [C7-0179/2009 – 2009/2075(DEC)],

- informe (A7-0098/2010) del señor Czarnecki, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008, Sección IX – Supervisor Europeo de Protección de Datos [C7-0180/2009 – 2009/2076(DEC)],

- informe de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión 2008: rendimiento, gestión financiera y control de las agencias (2010/2007(INI)) (A7-0074/2010),

- informe (A7-0071/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto del Centro de Traducción de los Órganos de la Unión Europea para el ejercicio 2008 [C7-0188/2009 – 2009/2117(DEC)],

- informe (A7-0091/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto del Centro europeo para el desarrollo de la formación profesional para el ejercicio 2008 [C7-0181/2009 – 2009/2110(DEC)],

- informe (A7-0075/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Escuela Europea de Policía (CEPOL) para el ejercicio 2008 [C7-0198/2009 – 2009/2127(DEC)],

- informe (A7-0105/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Comunitaria de Control de la Pesca para el ejercicio 2008 [C7-0201/2009 – 2009/2130(DEC)],

- informe de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea de Reconstrucción para el ejercicio 2008 [C7-0183/2009 – 2009/2112(DEC)] (A7-0072/2010),

- informe (A7-0068/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea de Seguridad Aérea para el ejercicio 2008 [C7-0193/2009 – 2009/2122(DEC)],

- informe (A7-0104/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades para el ejercicio 2008 [C7-0195/2009 – 2009/2124(DEC)],

- informe (A7-0089/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos para el ejercicio 2008 [C7-0202/2009 – 2009/2131(DEC)],

- informe (A7-0092/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea de Medio Ambiente para el ejercicio 2008 [C7-0186/2009 – 2009/2115(DEC)],

- informe (A7-0086/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria para el ejercicio 2008 [C7-0194/2009 – 2009/2123(DEC)],

- informe (A7-0067/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías para el ejercicio 2008 [C7-0185/2009 – 2009/2114(DEC)],

- informe (A7-0078/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea de Medicamentos para el ejercicio 2008 [C7-0189/2009 – 2009/2118(DEC)],

- informe (A7-0081/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea de Seguridad Marítima para el ejercicio 2008 [C7-0192/2009 – 2009/2121(DEC)],

- informe (A7-0087/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información para el ejercicio 2008 [C7-0196/2009 – 2009/2125(DEC)],

- informe (A7-0084/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Ferroviaria Europea para el ejercicio 2008 [C7-0197/2009 – 2009/2126(DEC)],

- informe (A7-0083/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Fundación Europea de Formación para el ejercicio 2008 [C7-0191/2009 – 2009/2120(DEC)],

- informe (A7-0069/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia europea para la seguridad y la salud en el trabajo para el ejercicio 2008 [C7-0187/2009 – 2009/2116(DEC)],

- informe (A7-0076/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia de Abastecimiento de Euratom para el ejercicio 2008 [C7-0203/2009 – 2009/2132(DEC)],

- informe (A7-0088/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Fundación Europea para la mejora de las condiciones de vida y de trabajo para el ejercicio 2008 [C7-0182/2009 – 2009/2111(DEC)],

- informe (A7-0093/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de Eurojust para el ejercicio 2008 [C7-0190/2009 – 2009/2119(DEC)],

- informe (A7-0090/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea para el ejercicio 2008 [C7-0184/2009 – 2009/2113(DEC)],

- informe (A7-0095/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión Europea (Frontex) para el ejercicio 2008 [C7-0199/2009 – 2009/2128(DEC)],

- informe (A7-0073/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Autoridad de Supervisión del GNSS Europeo para el ejercicio 2008 [C7-0200/2009 – 2009/2129(DEC)],

- informe (A7-0094/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la Empresa Común Europea para el ITER y el desarrollo de la energía de fusión para el ejercicio 2008 [C7-0261/2009 – 2009/2187(DEC)],

- informe (A7-0077/2010) de la señora Mathieu, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la empresa común SESAR para el ejercicio 2008 [C7-0262/2009 – 2009/2188(DEC)],

 
  
MPphoto
 

  Jean-Pierre Audy (PPE).(FR) Señor Presidente, observo que el Tribunal de Cuentas no está presente en el hemiciclo. Necesitamos conocer la posición del Tribunal de Cuentas para tener las cosas más claras. ¿Se ha presentado una explicación de esta ausencia? Observo igualmente que los asientos del Consejo están vacíos, a pesar de que examinaremos la aprobación de la gestión de su presupuesto, sobre la cual abrigamos muchas preocupaciones. ¿Se ha presentado una explicación de la ausencia del Consejo?

 
  
 

(La sesión, suspendida a las 9.10 horas, se reanuda a las 9.20 horas)

 
  
MPphoto
 

  Presidente. –Señorías, no es necesario que el Consejo esté presente. No tiene la obligación de estar aquí, pero si esperábamos contar con la presencia de los más altos representantes del Tribunal de Cuentas. No se han presentado, lo que nos sorprende mucho, ya que no se trata de un problema de desplazamiento. No estamos tan lejos de Luxemburgo y podrían trasladarse en automóvil sin problema alguno. Sin embargo, tendremos que comenzar nuestro debate sin saber por qué no han llegado.

Iniciaremos el debate sin ellos. Sabemos que las votaciones se han aplazado y se celebrarán en Bruselas dentro de dos semanas. Ya lo hemos decidido. Así que no nos queda más que una posibilidad: iniciar el debate sin saber si podrán asistir a él en media hora o una hora.

 
  
MPphoto
 

  Jean-Pierre Audy (PPE).(FR) Señor Presidente, me gustaría decirle que, sin conocer el motivo, comprendemos que el Tribunal de Cuentas esté ausente y que desarrolla una magnífica labor de control de las cuentas de las instituciones europeas. Sin embargo, no me parece correcto que el Consejo no esté presente porque tenemos que debatir con él, en particular sobre la aprobación de la gestión de sus actividades. Por consiguiente, quiero manifestar mi objeción a que el Consejo no esté presente.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Señorías, en todo caso podemos comenzar el debate. Lo importante es que podamos iniciar nuestros trabajos.

 
  
MPphoto
 

  Edit Herczog (S&D). – Señor Presidente, quisiera mencionar que no sólo debemos culpar al Consejo. También el Secretario General del Parlamento está ausente. La aprobación de la gestión dice algo importante al Secretario General acerca del Parlamento, por lo que nos gustaría mucho que estuviera con nosotros en esta ocasión.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Estoy seguro de que el Secretario General llegará, no tengo duda de ello.

 
  
MPphoto
 

  Jens Geier, en representación del ponente.(DE) Buenos días, señor Presidente, Señorías. Quisiera repetir que, en mi opinión, resulta bastante difícil celebrar un debate en ausencia de aquellas instituciones cuya gestión debemos aprobar, con las que deseamos debatir los motivos por los que aprobamos su gestión o la aplazamos o cualquier otra cosa que queramos hablar con ellas.

Conozco a muchas de Sus Señorías por la comisión parlamentaria. Y también conocemos nuestras respectivas posiciones. No pasaría nada si volviéramos a expresarlas una vez más esta mañana, pero realmente resultaría inútil. Me gustaría proponer en este contexto que en la comisión parlamentaria deliberemos formalmente sobre la posibilidad de invitar al próximo debate sobre la aprobación de la gestión a las instituciones interesadas y de aplazar nuestras deliberaciones en caso de que no asistan a él.

La aprobación de la gestión de las instituciones europeas llega en un momento difícil, pero importante. Una de las consecuencias de la crisis financiera es que todos los gobiernos tienen que revisar sus presupuestos y cumplir sus obligaciones. Estamos en el primer año de una nueva legislatura del Parlamento Europeo y ante una Comisión recién formada. Sin embargo, por lo que respecta a la aprobación de la gestión, actualmente examinamos el presupuesto de 2008, que era responsabilidad de la Comisión anterior, lo que abre un gran número de nuevas perspectivas.

Entre estas cabe esperar una nueva forma de pensar y un nuevo planteamiento por parte de los Estados miembros ya que, por vez primera, el Tratado de Lisboa los hace corresponsables de la ejecución del presupuesto de la UE.

En lo referente al examen del presupuesto de 2008, la intención del ponente es que la Comisión se concentre plenamente en las posibilidades de mejorar el control presupuestario y que los Estados miembros colaboren en ello. El objetivo del Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en la Comisión de Control Presupuestario es que, en un futuro, todos los informes sobre la aprobación de la gestión sean mejores que los precedentes, sobre la base de la evaluación del Tribunal de Cuentas Europeo. Todo depende de que el Consejo asuma su nuevo papel en vista de la importancia de los Estados miembros.

Asimismo, sería conveniente que el Tribunal de Cuentas Europeo buscará la forma de corregir este desequilibrio que es resultado de que los informes sean anuales y de que la duración de muchos de los programas de la UE sea plurianual, así como de la lógica de su ejecución por parte de la Comisión y los Estados miembros.

En su calidad de autoridad presupuestaria, el Parlamento sigue abrigando grandes inquietudes sobre ciertos ámbitos de competencia y, en particular, aquellos en que la UE tiene la intención de aplicar sus prioridades políticas. Por ejemplo, la cohesión en la Unión Europea es fundamental y, por consiguiente, los fondos destinados a la política estructural revisten una especial importancia. En este ámbito tenemos que seguir luchando con determinación contra las fuentes de error a través de la simplificación de las normas y la recuperación de los fondos que se han desembolsado incorrectamente. Necesitamos instrumentos más precisos para medir los resultados y pedimos al Tribunal de Cuentas que los desarrolle para poder identificar con exactitud las fuentes de error.

Sabemos que el plan de acción para los Fondos Estructurales que contempla dicha recuperación finalmente está siendo aplicado y ahora tenemos que esperar a que surta efecto. Las ayudas para la adhesión tienen la finalidad de permitir que se produzcan procesos fundamentales de cambio en los países candidatos, por lo que es necesario remediar problemas a la hora de establecer objetivos y en el proceso de ejecución. Sin embargo, lo que no es de recibo es que el objetivo del proceso de adhesión sea golpeado por la puerta trasera.

Por ello pido a esta Cámara que rechace el intento del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) de utilizar las enmiendas para invertir la posición del Parlamento europeo sobre el proceso de adhesión de Turquía, como se observa en la resolución sobre el informe intermedio. Esperamos que se designe un nuevo Director General de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) para poner fin al debate en curso, y que la Comisión presente propuestas sobre la reforma de la OLAF, a fin de mejorar la labor tan importante de esta Oficina.

Abordaré, por último, las acciones de política exterior. Necesitamos demostrar la determinación de la UE de contribuir a solucionar los problemas del mundo. Estas acciones deben ser sumamente eficaces, incluso en circunstancias muy difíciles. En los próximos meses debatiremos con la Comisión la actual gestión de los fondos de la UE en este ámbito y la forma en que el Servicio Europeo de Acción Exterior gestionará dichos fondos en el futuro.

No obstante, hemos hecho algunos avances. Nuestro Grupo se siente especialmente satisfecho, por ejemplo, de las medidas que ha adoptado la Comisión respecto a los informes anuales de gestión de los Estados miembros, ya que de este modo nos aproximamos a hacer realidad una vieja exigencia del Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas. Otro tanto sucede con las correcciones y recuperaciones de fondos, ya que éstas también brindan la oportunidad de reducir una tasa de errores inaceptablemente elevada.

Estas cuestiones, entre otras, nos brindan la oportunidad de pedir que se apruebe la gestión del presupuesto de la Comisión, a pesar de algunas otras consideraciones. Gracias, Sus Señorías, y quedo a la espera de sus comentarios.

 
  
MPphoto
 

  Inés Ayala Sender, ponente. (ES) Señor Presidente, estamos aquí hoy ante un ejercicio importante para la liquidación de los 7º, 8º y 9º Fondos Europeos de Desarrollo y la parte correspondiente a 2008 del 10º Fondo Europeo de Desarrollo, en un momento, además, crítico, en el que se están produciendo cambios importantes a nivel institucional y también en el que distintas catástrofes globales han puesto de manifiesto la importancia creciente de la ayuda europea y la necesidad de coordinarla, de que sea eficaz y, sobre todo, también, de que sea transparente para que todos los ciudadanos sigan manteniendo su apoyo y su visión positiva de esta ayuda.

Estamos además, también, en un momento institucional en el que, con la aplicación del Tratado de Lisboa y la creación del cargo de Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y de Política de Seguridad y del Servicio Europeo de Acción Exterior, se plantea una doble oportunidad: por un lado, la posibilidad de mejorar sustancialmente la aplicación y eficacia de nuestra ayuda exterior pero, por otro lado, también, unos grandes interrogantes, porque nos preocupa el alto riesgo de que la eficacia creciente y difícil que vamos consiguiendo conjuntamente con el Tribunal de Cuentas y con la Comisión para la ayuda europea al desarrollo pueda verse socavada por una nueva reorganización, la ambigüedad de la toma de decisiones y la cadena de responsabilidades y, especialmente, por una gestión fragmentada. Necesitamos, pues, mayor seguridad por parte de la Comisión para evitar esos derrapes y, por lo tanto, necesitamos cuanto antes claridad y concreción sobre cómo será el nuevo sistema y cómo afectará a la ayuda al desarrollo.

En primer lugar, en relación con el ejercicio en el que estamos, deseo manifestar la necesidad de incorporar plenamente —y esa es la demanda, reitero una vez más— el Fondo Europeo de Desarrollo en el presupuesto para reforzar su coherencia, la transparencia, la eficacia y el dispositivo de control. Es necesario, por lo tanto —insistimos—, que la Comisión, junto con el Parlamento, mantenga firmemente esa demanda para las próximas perspectivas financieras.

Por otro lado, también es importante reforzar la programación conjunta para lograr mayor concentración, coordinación y visión en el trabajo. Y necesitamos, por lo tanto, concentrar el 10º Fondo Europeo de Desarrollo en un número limitado de sectores.

Pero, evitar, por una parte, los efectos perversos de la proliferación —pero, ojo, atención, sin menoscabar la capacidad y eficacia de las organizaciones no gubernamentales sobre el terreno, que son eficaces— es importante, es un ejercicio complejo de cuadratura del círculo, pero esperamos que, junto con la Comisión, podamos llevarlo adelante.

Manifestamos también en este ejercicio nuestra satisfacción porque la declaración de fiabilidad ha sido positiva, salvo para los cálculos de provisión correspondientes de gastos de la Comisión. Ahí no hay errores significativos en las operaciones subyacentes, aunque seguimos planteando y viendo y, por lo tanto, necesitando mejorar alguna importante ratio de errores no cuantificables, tanto en los compromisos relativos al apoyo presupuestario como en los pagos.

También nos preocupa enormemente que, una vez más, el Tribunal de Cuentas no ha podido acceder a documentación importante sobre pagos que suponen el 6,7 % de los gastos anuales relativos a la cooperación con organizaciones internacionales. Necesitamos un método definitivo y un calendario ad hoc para garantizar que la información y documentación de esta financiación conjunta no se vea socavada por esta falta de transparencia.

También consideramos que la ejecución financiera ha sido satisfactoria, puesto que se ha cerrado el 7º Fondo Europeo de Desarrollo y su saldo se ha transferido al 9º; nos congratulamos también de la rápida aplicación del 10º Fondo Europeo de Desarrollo a partir del 1 de julio de 2008; y esperamos que los esfuerzos de la Comisión culminen en la liquidación del resto de pagos antiguos y latentes.

Los recursos son otro de los puntos importantes. Nos preocupa también, aunque ha habido cierta discusión, que los recursos del 9º y 10º Fondo Europeo de Desarrollo, que gestiona el BEI, no estén cubiertos por la declaración de fiabilidad y, por lo tanto, deberían ser objeto de un informe periódico del BEI.

 
  
MPphoto
 

  Bart Staes, ponente.(NL) Señor Presidente, Sus Señorías, me he estado preguntado lo que realmente es la aprobación de la gestión. Se trata de un procedimiento parlamentario, de un procedimiento público, de un control crítico realizado en público, de la gestión financiera. Fui responsable de este ejercicio en relación con el presupuesto del Parlamento Europeo para el ejercicio 2008. Este control permite que las diputadas y diputados, pero también los ciudadanos, comprendan la organización particular, la estructura de gobernanza y los métodos de trabajo del Parlamento. Después de todo, Sus Señorías, los ciudadanos tienen derecho a saber lo que sucede con sus impuestos. Se trata de grandes cantidades de dinero. Estamos hablando de un presupuesto parlamentario de 1 400 millones de euros para 2008, y el presupuesto para 2011 probablemente será de 1 700 millones. Así pues, se trata de una cantidad de dinero sumamente grande.

El procedimiento es importante, al igual que la labor de la Comisión de Control Presupuestario. Después de todo, si dicha comisión adopta un planteamiento crítico es posible hacer avances, como ya se demostrado en ocasiones anteriores. Por ejemplo, la posición crítica de la Comisión de Control Presupuestario permitió la introducción del Estatuto de los diputados del Parlamento Europeo y del Estatuto de los asistentes, logró que lleváramos a cabo un examen crítico de la adquisición de edificios aquí en Estrasburgo, así como la introducción del EMAS, que ha reducido el impacto medioambiental de nuestros trabajos.

Todo ello es una buena noticia, Sus Señorías. Gracias a nuestra posición crítica hemos logrado reducir el consumo de electricidad en un 25 % en tres años. Hemos logrado utilizar un 100 % de electricidad de fuentes renovables. Hemos logrado reducir nuestras emisiones de CO2 en un 17 %. Hemos logrado reducir, compostar o reciclar un 50 % de nuestros desechos.

Mi informe introduce igualmente un nuevo concepto en el Parlamento: el de «daños en la reputación», que implica que incluso el más mínimo impacto sobre los recursos financieros puede provocar daños enormes en la reputación de esta Cámara. Debemos mostrarnos atentos a este aspecto. Habría que acoger con gran beneplácito el nombramiento, que tuvo lugar el 24 de febrero, de un gestor de riesgos dentro de la administración. Quisiera invitar a esa persona a que acuda a las comisiones competentes y se una a nosotros para deliberar sobre la manera de reducir los riesgos de malversación de fondos en esta Cámara. Como ya he dicho, es indispensable adoptar un planteamiento crítico. Por ello pido transparencia y apertura, la creación de un sistema de controles y equilibrio, así como responsabilidad y rendición de cuentas.

Señor Presidente, propongo que se apruebe la gestión, ya que no he descubierto ningún caso grave de fraude o malversación de fondos, ni escándalos importantes, debemos dejarlo claro. No obstante, mi informe es crítico. Quería mostrar que podemos hacerlo todavía mejor. Mi informe pretende que, a medida que nos aproximemos a las elecciones de 2014, nos veamos libres de escándalos, grandes o pequeños, y que no nos veamos afectados por informaciones desagradables aparecidas en la prensa.

En mi informe me he esforzado por ofrecer al Secretario General y a la administración de alto nivel del Parlamento una serie de medios de protección contra ciertas críticas. Expongo una serie de problemas. Uno de ellos es que el Secretario General elabora su informe anual sobre la base de las declaraciones de los Directores Generales, y me gustaría mucho que hubiese una segunda opinión. Propongo que examinemos con mucho más detenimiento todo el difícil sistema de contratación pública, pues constituye un importante factor de riesgo. Propongo que no se utilicen impuestos del erario público para el fondo voluntario de pensiones, cuyo déficit actuarial es de 121 millones de euros.

Me gustaría finalizar, Sus Señorías, con unas cuantas palabras acerca de la redacción de mi informe. He intentado establecer una cooperación positiva con los ponentes alternativos, y se han presentado algunas enmiendas sumamente constructivas. Sin embargo, lamento que, en un momento dado, el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) haya presentado más de 50 enmiendas que pretenden suprimir partes importantes de mi informe. Sólo puedo pensar que se ha producido alguna interferencia entre algunas estructuras del Parlamento y las diputadas y diputados que deseaban dicha interferencia. Me parece lamentable porque ante todo he intentado que este informe reflejara un planteamiento muy constructivo y positivo sobre la aprobación de la gestión, en mi calidad de diputado proeuropeo, aunque crítico.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki, ponente. (PL) Señor Presidente, señor Šemeta, tengo que decir que en todas las instituciones sobre las que he trabajado —el Tribunal de Justicia, el Tribunal de Cuentas, que no está presente, el Comité Económico y Social Europeo, el Comité de las Regiones, el Defensor del Pueblo Europeo y el Supervisor Europeo de Protección de Datos—se observa en general una importante mejora, pero ello no significa que todo sea ideal.

Debemos decir con franqueza que la situación es menos transparente en el caso de las finanzas del Consejo. Además, la cooperación con el Consejo en materia de aprobación de la gestión deja mucho que desear. El Comité de Control Presupuestario ha aprobado mi propuesta de aplazar la decisión de conceder la aprobación de la gestión del Secretario General del Consejo en lo que se refiere a la ejecución de su presupuesto para el ejercicio 2008. La situación es parecida a la del año pasado. Los coordinadores de la Comisión de Control Presupuestario se reunieron con los representantes de la Presidencia Española del Consejo con una actitud positiva respecto a los avances de la cooperación registrados el año pasado resultantes del prolongado procedimiento de aprobación. Desgraciadamente, las respuestas dadas este año a las preguntas que formulamos tanto yo como los coordinadores fueron totalmente insatisfactorias y dieron lugar a un gran número de dudas. Por este motivo y con el apoyo de los coordinadores de todos los grupos políticos decidí posponer la decisión sobre la aprobación de la gestión. Siguen sin aclararse algunas cuestiones relacionadas con la financiación de diversos aspectos de la política exterior y de seguridad común, los informes financieros anuales y el cierre de las cuentas extrapresupuestarias. Es necesario hacer una mejora firme en lo que se refiere a la verificación de facturas y la publicación de las decisiones administrativas utilizadas como base legal para las partidas presupuestarias. Asimismo resulta paradójico que gran parte de los datos presentados por el Consejo se refieran al período presupuestario anterior.

En cuanto al Tribunal de Justicia, podemos discernir algunas deficiencias en los procedimientos internos de licitación, como lo hace el Tribunal de Cuentas. En relación con este aspecto, apoyamos la propuesta del Tribunal de Cuentas relativa a la necesidad de mejorar los procedimientos de licitación de esta institución. Nos complace la reducción de la duración del procedimiento, pero por otra parte hemos observado un pertinaz retraso de casos. Observamos con satisfacción la creación de la Unidad de Auditoría Interna. Acogemos con satisfacción la práctica de incluir en el informe de actividades información sobre los avances logrados en el procedimiento de aprobación de la gestión del presupuesto anterior. Quiero recalcar con toda firmeza que lamentamos la permanente renuncia del Tribunal Europeo de Justicia a publicar las declaraciones de intereses financieros de sus miembros.

En el caso del Tribunal de Cuentas, la auditoría externa no dio motivos para señalar que los recursos financieros asignados al Tribunal fueran utilizados de forma irregular. Reitero mi propuesta de considerar la posibilidad de racionalizar la estructura del Tribunal, por ejemplo, limitando el número de sus miembros y no tratándolo como un tipo concreto de grupo político.

En el caso del Comité Económico y Social Europeo, la auditoría realizada por el Tribunal de Cuentas no puso de manifiesto irregularidades graves. Habría que recomendar que todas las instituciones de la UE aplique e interpreten las disposiciones relativas a los aspectos financieros del personal de la misma forma, a fin de evitar que el personal de alguna de las instituciones sea tratado de forma privilegiada. La adopción del Acuerdo de cooperación administrativa entre el Comité Económico y Social Europeo y el Comité de las Regiones resulta muy positiva. Recomendamos a ambas instituciones que comuniquen los avances logrados en la armonización de sus normas de control interno.

No formulamos reservas graves en relación con el Comité de las Regiones o el Defensor del Pueblo Europeo. Observamos que el Defensor del Pueblo Europeo ha aumentado considerablemente el número de plazas de su personal. Lo que cabe preguntarse es si debería aumentar el número de plazas a este ritmo, aunque si bien es cierto ha aumentado su carga de trabajo.

En resumen, sólo existe un problema con el Consejo, pues no los hay con las otras seis instituciones.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Debemos atenernos al tiempo asignado.

Tengo que dar una información. Nos hemos puesto en contacto con el jefe de gabinete del Presidente del Tribunal de Cuentas y también hemos verificado nuestros últimos debates en el Parlamento Europeo celebrados en 2008 y 2009, y hemos observado que el Tribunal de Cuentas no estuvo presente durante nuestras deliberaciones, ni tampoco el Consejo. El Tribunal de Cuentas y el Consejo no estuvieron presentes durante nuestros debates.

El señor Caldeira, Presidente del Tribunal de Cuentas, observó igualmente que la posición del Tribunal en sus funciones técnicas es asistir a la reunión de la Comisión de Control Presupuestario, pero mantenerse en un segundo plano en los debates políticos en el pleno. El Presidente Caldeira se pondrá en contacto conmigo durante el día de hoy para explicar la posición del Tribunal de Cuentas sobre nuestras deliberaciones.

Hemos verificado lo sucedido en los dos últimos años y hemos visto que el Tribunal de Cuentas no estuvo presente. Si deseamos organizarlo para la próxima vez, quizá pueda estar presente el año próximo. Desde luego se le ha informado acerca de nuestra reunión, pero no ha estado presente en los dos últimos años. Sin duda hará acto de presencia en octubre y noviembre cuando presente su informe.

 
  
MPphoto
 

  Gerben-Jan Gerbrandy (ALDE).(NL) Señor Presidente, puedo aceptar sin reparos que el Tribunal de Cuentas Europeo no esté presente en este debate, pero lo que acaba de decir sobre la ausencia del Consejo, incluso en los últimos años, tan solo demuestra que éste es un problema estructural y no ocasional. Éste es el comportamiento típico del Consejo cuando se trata del uso responsable de los fondos europeos, de hecho, su mensaje únicamente sirve para dejar peor parado al Consejo. Por esta razón y para enviar un mensaje sumamente claro del Parlamento al Consejo, deseo proponer que aplacemos el debate de hoy sobre la aprobación de la ejecución del presupuesto del Consejo y nos abstengamos de deliberar sobre este tema en la sesión de hoy.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki, ponente. (PL) Señor Presidente, muchas gracias por su precisa presentación de los hechos ocurridos en años anteriores. No obstante, me gustaría subrayar con toda firmeza que el Tratado de Lisboa ya ha entrado en vigor, lo que incrementa el papel del Parlamento Europeo. A este respecto tenemos derecho a esperar, por razones que son más prácticas y políticas que formales, que los representantes del Consejo estén presentes, como ha dicho el orador precedente, en este debate de suma importancia, un debate que quizá sea el más importante desde la perspectiva de los contribuyentes y electores europeos. La ausencia del Consejo es un todo un malentendido y me muestro favorable a la propuesta del orador anterior de que, en tal situación, deberíamos posponer la parte del debate relativa al Consejo y esperar hasta que lleguen sus representantes. Vuelvo a subrayar lo que he dicho antes, que el Consejo no ha mostrado la voluntad de colaborar con nosotros de forma constructivo, ya sea con los representantes de la Comisión de Control Presupuestario ni con los coordinadores de dicha comisión, y su ausencia el día de hoy parece ser otro elemento de esa falta de cooperación.

 
  
MPphoto
 

  Edit Herczog (S&D). – Señor Presidente, cuando llevemos a cabo el procedimiento de aprobación de la gestión y la votación, el Parlamento Europeo asumirá plena responsabilidad por el ejercicio 2008. En este momento asumimos la responsabilidad de la Comisión, del Consejo y de las demás instituciones. No se trata solamente de una formalidad, sino de un momento muy importante.

Sin embargo, creo que hemos acordad que continuaremos el debate y así lo haremos. No olvidemos que tenemos un motivo objetivo, a saber, que no es tan fácil llegar aquí desde España. Lo sé porque acabo de llegar de Azerbaiyán por Baku y Madrid, y luego por carretera. Soy perfectamente consciente de que hoy no es el día adecuado para continuar con este examen. Creo que es suficiente con que pidamos a esas instituciones y a todos los que participan en la aprobación de la gestión que muestren interés y estén presentes en la votación que tendrá lugar en mayo. Eso es lo que yo propondría.

 
  
MPphoto
 

  Jean-Pierre Audy (PPE).(FR) Señor Presidente, estamos acostumbrados a que los asientos del Consejo estén vacíos. Así pues, no es la primera vez que sucede y no seamos hipócritas. Una vez más lo encuentro lamentable. En cuanto al debate, estoy a favor de que siga adelante.

Además, a reserva de la evaluación de su administración, no creo que estemos facultados a modificar el orden del día, ya que se fijó con su autorización cuando se reanudó el pleno. Por consiguiente estoy a favor de que el debate siga adelante, aunque quiero manifestar una vez mi pesar por la ausencia del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. – Señorías, hoy mismo me pondré en contacto con el Tribunal de Cuentas y el Consejo. Les presentaré con toda firmeza nuestras expectativas para el futuro en relación con el Consejo y el Tribunal de Cuentas, y les diré que deberían asistir a estas reuniones. También hablaré personalmente con el señor Zapatero al respecto, porque ocupa la Presidencia de turno. Hoy mismo encontraré una solución a esta cuestión para el futuro.

 
  
 

¡Es un milagro! Sus Señorías hablaban de las grandes competencias del Parlamento tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. Se trata de un poder fantástico, pues el Consejo se presentará en unos cuantos minutos. Muchas gracias por asistir a este debate, señor Presidente en funciones. Me pondré en contacto con el Presidente del Tribunal de Cuentas. Es necesario que asista a nuestro debate, al igual que las demás instituciones. Me pondré en contacto con todas ellas hoy.

Ahora continuaremos y pido a Sus Señorías que se atengan al tiempo asignado.

 
  
MPphoto
 

  Véronique Mathieu, ponente.(FR) Señor Presidente, señor Šemeta, señor López Garrido, es para mí un gran placer verles y darles la bienvenida. En el período 2000-2010 se ha producido un aumento del 610 % en las contribuciones de la UE a las agencias descentralizadas. Estas contribuciones han pasado de 95 a 579 millones de euros, a pesar de que el personal de dichas agencias aumento en torno al 271 %.

En 2000, en las agencias trabajaban 1 219 personas, mientras que actualmente son 4 794. Estas cifras no tienen en cuenta la Agencia Europea de Reconstrucción, que fue clausurada en 2008, y cuya última aprobación de la gestión votaremos hoy, o más bien, en una fecha posterior en Bruselas.

Este aumento general resulta sin duda impresionante. Sin embargo, la Unión Europea ha tenido que hacer frente a muchos problemas en el período 2000-2010. En primer lugar, dos ampliaciones, en 2004 y 2007, con doce nuevos Estados miembros, y otros retos, como el empleo y la formación, la inmigración, el medio ambiente, la seguridad aérea y otros muchos más.

En este contexto, las agencias descentralizadas que fueron creadas para satisfacer necesidades concretas hacen una aportación directa a través de las capacidades que desarrollan al avance de la Unión Europea frente a estos enormes retos. De modo similar, los Estados miembros deben cooperar estrechamente en estos temas, y las agencias son un vehículo muy eficaz para estos intercambios. Por último, el establecimiento de las agencias en todo el territorio de la UE hace que Europa se acerque a sus ciudadanos y permite un cierto grado de descentralización de las actividades de la UE.

El ámbito de las tareas confiadas a las agencias y el aumento de su número, tamaño y presupuesto exige, no obstante, que las instituciones cumplan sus propias responsabilidades presupuestarias. Asimismo es necesario reforzar el mandato de control presupuestario del Parlamento, al igual que el del Servicio de Auditoría Interna de la Comisión y del Tribunal de Cuentas, para que estas agencias sean objeto de un seguimiento adecuado. No obstante, ello no las exime de cumplir las normas vigentes.

En relación con la aprobación de la gestión del presupuesto de 2008, quisiera señalar algunos problemas recurrentes a los que, desgraciadamente, se enfrentan muchas agencias: las deficiencias de los procedimientos de compra, una planificación de la contratación de personal poco realista y la falta de transparencia en los procedimientos para seleccionar su personal; el gran volumen de importes prorrogados y cancelaciones de créditos operativos, y las deficiencias en la programación de actividades por falta de objetivos concretos.

Observamos que, a pesar de los esfuerzos consentidos por las agencias, algunas de ellas siguen teniendo problemas para aplicar la normativa financiera y presupuestaria de la UE, en parte debido a su tamaño. Las agencias de menor tamaño tienen más dificultades para ajustarse a los costosos procedimientos que impone la legislación de la UE. A este respecto espero que el Grupo de trabajo interinstitucional adopte rápidamente conclusiones a fin de que no se repitan los mismos errores año tras año. No obstante, estas dificultades no impiden que se les conceda la aprobación de la gestión para el ejercicio 2008.

La situación es distinta en el caso de la Escuela Europea de Policía (CEPOL). Aunque se observan algunas mejoras en la gestión de la CEPOL respecto a la situación existente en 2007, las auditorías realizadas ponen de manifiesto algunas irregularidades flagrantes a la hora de aplicar las normas administrativas y financieras. Es por ello que proponemos que se aplace la aprobación de la gestión.

Para finalizar me gustaría destacar los esfuerzos realizados por algunas agencias para mejorar su gestión. Algunas de ellas han ido más lejos e introducido normas dignas de elogio, por lo que mencionaré tan sólo algunas de ellas. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, sobre la que añadiría que ha realizado una tarea muy eficaz en su función de coordinación de agencias, ha introducido un proceso de evaluación de riesgos. La Agencia Europea del Medio Ambiente ha implantado un sistema de control de la gestión para hacer un seguimiento de la marcha de sus proyectos y el uso de sus recursos en tiempo real. Por último, la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo ha creado un sistema para el seguimiento de la información que facilita. Para concluir quiero alentar a las agencias a seguir este ejemplo.

 
  
MPphoto
 

  Algirdas Šemeta, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, permítame dar las gracias a la Comisión de Control Presupuestario y, en particular, al ponente, señor Liberadzki y a los demás ponentes por los informes que han elaborado y la recomendación de aprobar la gestión del presupuesto de la Comisión para el ejercicio 2008. También quisiera dar las gracias a la señora Ayala Sender por su informe sobre la ejecución del Fondo Europeo de Desarrollo, y a la señora Mathieu por su exhaustivo análisis de los problemas a los que se enfrentan actualmente las agencias.

El procedimiento de aprobación de la gestión del presupuesto de 2008 llega ahora a su fin. Ha sido un período intenso, pero ante todo ha sido el inicio de un nuevo diálogo constructivo entre nuestras instituciones. El objetivo colectivo de la Comisión sigue siendo obtener una declaración de fiabilidad sin reservas del Tribunal de Cuentas. Creo que así lo han demostrado claramente nuestros recientes esfuerzos.

Los avances están en curso y se han introducido simplificaciones y mejores sistemas de gestión y control de acuerdo con el período de programación 2007- 2013, y los distintos planes de acción muestran gradualmente sus efectos positivos sobre las tasas de error. Se podrá hacer un cambio sustancial con una nueva generación de programas para el siguiente período financiero, actualmente en preparación, que deberían tener por objetivo un mayor equilibrio de los criterios de elegibilidad, el control de costes y la calidad del gasto.

Sin embargo, coincido con los demás Comisarios con el deseo expresado en su resolución de aprobación de la gestión, pues deseamos que pronto se produzca una aceleración de los avances logrados en los últimos años en la mejora de la gestión financiera del presupuesto de la UE, incluido el refuerzo de la responsabilidad y rendición de cuentas de las principales partes interesadas. Una cooperación estrecha e intensa entre la Comisión y el Parlamento Europeo desempeña un papel determinante en este aspecto. No obstante, todos sabemos que no bastará con acelerar los avances concretos y sostenibles sobre el terreno. Para tener éxito necesitamos una nueva asociación con todas las partes interesadas, en particular la participación activa de los Estados miembros y del Tribunal de Cuentas Europeo.

La Comisión no esperará a que entren en vigor las modificaciones al Reglamento financiero para invitar a las autoridades de los Estados miembros a que asuman plenamente sus competencias, reforzadas por el Tratado de Lisboa, y prevean medidas que son indispensables para mejorar la gestión financiera.

Estimo igualmente que el Tribunal de Cuentas debe desempeñar un papel crucial a través de su declaración de fiabilidad independiente sobre la gestión financiera de la Comisión. Cualquier cambio en el desglose de la declaración de fiabilidad por ámbito conllevaría un cambio de la parte del presupuesto asociada a los ámbitos de distinto color.

La Comisión acogería con gran satisfacción que, en un futuro próximo, el Tribunal de Cuentas hiciera una distinción entre los ámbitos que presentan diferentes riesgos de error y nos informara sobre el verdadero valor añadido de los sistemas de gestión y control introducidos mediante la legislación adoptada en el período 2007- 2013. Espero asimismo que, cuando el colegislador haya acordado un riesgo de error tolerable, el Tribunal de Cuentas examine este nuevo concepto de la manera que le parezca adecuada.

Como se le ha pedido, la Comisión elaborará y enviará al Parlamento un nuevo programa de trabajo para 2010 y años posteriores. La Comisión hará todo lo posible, junto con los demás actores interesados, para acelerar la reducción de las tasas de error a fin de que el Tribunal de Cuentas Europeo pueda conceder una clasificación ecológica a otro 20 % del presupuesto en 2014.

La participación de todas las partes interesadas en el objetivo común de mejorar la gestión financiera y proteger los intereses financieros de la Unión ocupará un lugar destacado en este nuevo programa de trabajo, que comunicaré a Sus Señorías el mes próximo. Las consideraciones de Sus Señorías expresadas en la resolución de aprobación de la gestión del presupuesto de 2008 serán tenidas debidamente en cuenta. Espero que nuestras deliberaciones sean constructivas.

 
  
MPphoto
 

  Michael Gahler, ponente de opinión de la Comisión de Asuntos Exteriores.(DE) Señor Presidente, en el ejercicio 2008 se realizaron pagos por un importe aproximado de 5 000 millones de euros en ámbitos políticos de los que es responsable la Comisión de Asuntos Exteriores. En retrospectiva podemos ver que la categoría IV sigue sin recibir fondos suficientes. El Tribunal de Cuentas observó algunas imprecisiones y considera que el sistema de supervisión y control de la Comisión para las ayudas exteriores, la ayuda al desarrollo y las ayudas preadhesión sólo resulta parcialmente eficaz. La Comisión hacer referencia al planteamiento concreto y exclusivamente anual del Tribunal de Cuentas que sólo puede evaluar una parte de los trabajos de la Comisión y afirma que el motivo de ello reside en el carácter plurianual de la mayoría de los programas y sus sistemas de control. Lo importante en mi opinión es que el Tribunal de Cuentas no habla de fraude ni malversación de fondos.

Se trata más bien de dar a la ayuda externa de la UE el tratamiento más minucioso, oportuno y eficaz que sea posible, así como de una documentación detallada y de la rendición de cuentas, pues resulta irritante que los proyectos no se completen en el tiempo previsto o no exista claridad acerca de sus resultados. Todo ello pone en peligro la eficacia de nuestra política exterior. Por ello, el hecho de que el Tribunal de Cuentas haya observado una disminución de las tasas de error constituye un elogio de la labor realizada por la Comisión precedente en el ámbito de la ayuda exterior, la cooperación al desarrollo y la política de ampliación.

Obviamente, también las modificaciones al marco legal también comienzan a surtir efecto. El informe especial sobre la ayuda para la adhesión concedida a Turquía ofrece las primeras referencias de la mejora del control en el uso de los fondos que ha sido posible gracias al nuevo Instrumento de Preadhesión adoptado en 2007. Los futuros informes y exámenes de cuentas deben indicar si los beneficiarios de las ayudas de la UE la gestionan de forma responsable y eficaz. Tenemos que poder adaptar nuestra política exterior de modo flexible, de modo que podamos defender los intereses de dicha política con eficacia.

Por ello pedimos a la Comisión que continúe con la mejora del Reglamento financiero, el nuevo marco financiero, la reforma presupuestaria y, ante todo, el desarrollo del Servicio Europeo de Acción Exterior. No obstante, puedo recomendar en general que se apruebe la gestión del presupuesto del ejercicio 2008 en el ámbito que corresponde a la Comisión de Asuntos Exteriores.

 
  
  

PRESIDE: Rainer WIELAND
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 

  Ingeborg Gräßle, ponente de opinión de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales.(DE) Señor Presidente, señor Presidente en funciones del Consejo, señor Comisario, Señorías, hasta ahora el debate de esta mañana ha sido interesante. En realidad quería hacer una intervención totalmente diferente. Y no lo haré porque creo que no podemos simplemente ignorar lo que ha ocurrido hoy.

Nos encontramos ante el hecho de que ni esta Cámara ni las demás instituciones se toman en serio el procedimiento de aprobación de la gestión. La única institución que debe tomárselo en serio es la Comisión. Y es con la única que hablamos y la única cuya aprobación de la gestión está contemplada en el Tratado. En el caso de las demás, es decir, las demás instituciones, la cuestión de la aprobación de la gestión no está regulada en el Tratado, lo que representa un problema para nosotros. Ahora debemos imaginarnos lo que pasaría si, dentro de dos años, el Servicio Europeo de Acción exterior no asistiera a este debate si se convierte en una institución. Entonces tendríamos la misma situación que ahora, es decir, que todas las demás instituciones ni siquiera consideran necesario presentarse en esta Cámara para escuchar lo que el Parlamento, en su calidad de legislador presupuestario, tiene que decirles. Este año, el Consejo ha hecho una encomiable excepción, al igual que hizo la Presidencia sueca el año pasado.

Si consideramos que lo que sucede aquí es un derecho fundamental del Parlamento que sirve de base para la aprobación de la gestión, sólo puedo pedir a Sus Señorías que no aprueben la propuesta presentada, a saber, la de transformar el Servicio Europeo de Acción Exterior en otra institución, pues presagiaría el final de nuestra influencia, ya que resulta tan fácil eludirla. La única otra institución representada es el Parlamento. Y quisiera expresar mi especial gratitud al Presidente del Parlamento por defender esta mañana nuestros derechos e indicar que se pondrá en contracto con las demás instituciones.

¿De qué sirve que tengamos el derecho de aprobar la gestión si no nos lo tomamos en serio y no obligamos a las demás instituciones a tomárselo en serio? Por ello debemos examinar con gran detenimiento el procedimiento de aprobación de la gestión. No podemos seguir como hasta ahora.

Quisiera aprovechar esta oportunidad y dirigirme una vez más al Consejo. Tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, ahora el Consejo es una institución y el Presidente del Consejo otra. Esperamos que este estado de cosas se refleje de inmediato en la legislación presupuestaria. Sus Señorías deben velar por que la responsabilidad del Parlamento quede firmemente establecida en el derecho presupuestario, y éste se aplica incluso al Presidente del Consejo. Debemos legalizar nuestras responsabilidades y pido a Sus Señorías que lo hagan con carácter urgente.

 
  
MPphoto
 

  Jutta Haug, ponente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria.(DE) Señor Presidente, Señorías, tan solo quiero abordar un punto, un punto que es un auténtico escándalo. Me refiero al Centro Europeo de Prevención y Control de las Enfermedades, el ECDC con sede en Estocolmo. Desde mayo de 2005, un personal altamente cualificado tiene que trabajar en un entorno absolutamente hostil. Hasta ahora, el Gobierno sueco no ha sido capaz de celebrar un accord de siege con el ECDC, a pesar de que deseaban desesperadamente estas agencias, como todos los Estados miembros siempre desean una agencia.

Hasta esta fecha, ninguno de los empleados tiene un número de identidad de personal, el denominado número Folkbokföring. Sin embargo, las administraciones e instituciones públicas y las empresas privadas utilizan este número para identificar a sus clientes. Por consiguiente, los niños nacidos en Suecia no pueden ser registrados, por ejemplo, los proveedores de electricidad, gas, telecomunicaciones y televisión se niegan a prestar sus servicios, los propietarios no conceden contratos de arrendamiento a largo plazo y existen problemas para acceder a los médicos y hospitales. Esto significa que los cónyuges no pueden trabajar por cuenta propia en Suecia. Asimismo tienen enormes dificultades para obtener un empleo. Y la lista continúa. Una cosa es segura: simplemente se están denegando derechos fundamentales consagrados en el derecho europeo al personal del ECDC en Suecia. Y el resultado es que todo ello ha venido a parar a nuestra Comisión de Peticiones. En cualquier caso, la situación es insostenible...

(El Presidente interrumpe a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  Wim van de Camp, ponente de opinión de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor. – (NL) Señor Presidente, no queda mucho que decir sobre la opinión de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor sobre el presupuesto de 2008, pues el debate en la comisión y los informes dejan muy claras estas cuestiones. Hemos observado que una parte considerable de los fondos de Solvit no fueron ejecutados en 2008, pero esta situación se corregirá por sí misma en 2009 y 2010. No obstante, quisiera invitar a la Comisión a que simplemente vele por que el presupuesto para Solvit se utilice de modo sensato. Entiendo que los presupuestos deben gastarse de forma responsable, pero ahora observo que la información facilitada en este ámbito sigue siendo insuficiente.

Tras de ello me gustaría hace una observación sobre la Directiva sobre servicios adoptada en diciembre de 2009, Existe una gran necesidad de información sobre esta Directiva en la Unión Europea.

Señor Presidente, otro punto se refiere a los controles aduaneros que realizan los Estados miembros. No se trata de un tema que deba debatirse en esta ocasión, pero hemos observado que los Estados miembros no efectúan controles suficientes de las mercancías importadas, y me gustaría volver a pedir a la Comisión que se reúna con los Estados miembros para examinar esta cuestión a fin de velar por que las importaciones sean controladas correctamente sin excepción.

Por último, como ya han señalado algunas de Sus Señorías y el señor Comisario, las normas presupuestarias siguen siendo muy complejas en varios aspectos, lo que implica que los mecanismos de control correspondientes también sean muy complejos. Por ello quiero unir mi voz a la de todos los que piden su simplificación y, en todo caso, su mejora.

 
  
MPphoto
 

  Inés Ayala Sender, ponente de opinión de la Comisión de Transportes y Turismo. (ES) Señor Presidente, le ruego que la primera parte lo trate como cuestión de orden solamente, porque desearía poder saber, antes del final de este debate, si el Parlamento ha invitado tanto al Tribunal de Cuentas como al Consejo a este debate, y me gustaría conocer o tener la documentación. Y también si el año pasado –aunque la señora Gräßle ha dicho que la Presidencia sueca estuvo aquí presente– si el Consejo estuvo en el debate sobre la aprobación de la gestión.

Y ahora querría que sí que pusiera en marcha el contador para mi intervención sobre la aprobación de la gestión en el tema del transporte.

Querríamos en primer lugar destacar la satisfacción por los elevados índices de utilización que ha registrado la comisión en relación con los créditos de compromiso y de pago destinados a las redes transeuropeas, que casi han alcanzado el 100 % en ambos ámbitos.

Necesitamos, desde luego, que los Estados miembros garanticen una financiación adecuada por su parte de los presupuestos nacionales y, aun así, deseo recordar una vez más que en este Parlamento hemos respaldado siempre un nivel de financiación mayor para las redes y que confiamos en que la oportunidad de la revisión de las redes en este año 2010 será una ocasión para evaluar si estos gastos han sido suficientes y eficaces. En todo caso, su control sí que lo ha sido.

También expresamos nuestra satisfacción por la regularidad y legalidad de las cuentas anuales de la Agencia Ejecutiva de la Red Transeuropea de Transporte, aunque nos preocupan los retrasos en la contratación de personal, pero la Dirección General de Movilidad y Transportes de la Comisión nos ha informado de que se van a poner al día.

Nos inquieta, en cambio, el bajo índice de utilización de los créditos de pago destinados a la seguridad del transporte, todavía más bajo en el programa Marco Polo, que cuenta con el apoyo del Parlamento, y también una utilización excepcionalmente baja de los créditos para los derechos de los pasajeros.

También nos preocupa, debido a la envergadura del proyecto, la insuficiente utilización de créditos de pago en Galileo y lamentamos la ausencia total de falta de datos sobre turismo. Esperamos que en el nuevo marco institucional se solventará esta ausencia.

 
  
MPphoto
 

  Jean-Pierre Audy (PPE).(FR) Señor Presidente, no estoy seguro de mi intervención. Siento haber planteado estas cuestiones sobre la observancia del reglamento. En primer lugar, quisiera dar la bienvenida al Consejo y dar las gracias al Ministro por estar con nosotros. Creo, señor Presidente, que es habitual dar la palabra al Consejo una vez que ha intervenido la Comisión. Sin embargo, el Consejo no tomó la palabra antes del debate político, si bien lo hizo al final de éste. Tal vez sea una buena idea ofrecerle la palabra en particular para que pueda responder a la posición de nuestro ponente, que propone que se aplace la aprobación de la gestión del Consejo.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Llegaremos a un acuerdo con el Consejo sobre si considera que debe intervenir.

 
  
MPphoto
 

  László Surján, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo Regional.(HU) La aprobación de la gestión es un acto legal, y creo que la Comisión de Desarrollo Regional no tiene motivo alguno para denegarla. Al mismo tiempo, la aprobación de la gestión también es una evaluación política que deja en claro si hemos alcanzado los objetivos que nos establecimos en 2008 y si se ha aprovechado suficientemente el gasto.

Circula un buen número de conceptos erróneos en lo que se refiere al proceso de evaluación de la política de cohesión, incluso en esta Cámara. Quisiera destacar enfáticamente ante Sus Señorías que no todos los errores constituyen un fraude. A menudo exageramos las críticas —por lo demás totalmente acertadas— que hace el Tribunal de Cuentas o cualquier otra auditoría. Me gustaría señalar que no tenemos parámetros transparentes. Necesitamos una metodología uniforme para medir la eficiencia, la eficacia e incluso la capacidad de absorción, que desempeña un papel clave a la hora de determinar la forma en que debemos proceder con la política de cohesión.

En 2008, tan solo un 32 % del gasto procedía de este ciclo de planificación, mientras que el resto correspondía al ciclo anterior a 2006. Por ello resulta difícil juzgar el éxito que tuvimos en 2008 a la hora de alcanzar los objetivos del nuevo ciclo. Algunos Estados miembros ni siquiera alcanzaron el 32 %. Todos tienen una parte de la responsabilidad de estos retrasos en el uso de los fondos. Todas las recomendaciones de la Comisión y el Parlamento en interés de la simplificación, realizadas desde 2008 en respuesta a la crisis, han servido para hacer mejoras de nuestra parte. Ahora toca a los Estados miembros mover ficha, y son ellos los que tienen que hacer avances importantes.

 
  
MPphoto
 

  Edit Bauer, ponente de opinión de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Oportunidades.(HU) Me gustaría recordar que, con arreglo al artículo 8 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres es uno de los valores fundamentales de la Unión, que deben respetar todas las acciones de la UE y que, por consiguiente, puede tenerse en cuenta en el procedimiento de aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de la UE. Para ello es indispensable que los datos estadísticos sobre el uso del presupuesto se presenten desglosados convenientemente.

Lamentamos que, a pesar de todos nuestros esfuerzos, siguen sin facilitarse los datos que nos permitirían hacer un seguimiento del gasto presupuestario por género, en particular en todos los ámbitos que revisten especial relevancia para poner fin a la discriminación, por ejemplo, a través del Fondo Social Europeo.

Me gustaría mencionar en particular un tema, a saber, el retraso en la creación del Instituto Europeo de la Igualdad de Género. Se suponía que este Instituto debería comenzar a funcionar en 2008, pero de hecho su inauguración oficial solamente tendrá lugar este mes de junio. Evidentemente, este hecho plantea igualmente diversos problemas para el proceso presupuestario. En vista de que la revisión a medio período de diversos programas plurianuales debe realizarse en 2010, quisiera volver a pedir a la Comisión que elabore un sistema de seguimiento y evaluación que permita aplicar el principio de igualdad en las distintas partidas presupuestarias y hacer un seguimiento de los efectos que tiene el uso de las distintas partidas presupuestarias sobre la evolución de las diferencias injustificadas.

 
  
MPphoto
 

  Gay Mitchell, ponente de opinión del Comité de Desarrollo. – Señor Presidente, desde la perspectiva del desarrollo, la importancia de la aprobación de la gestión del presupuesto consiste en asegurar a los contribuyentes de toda Europa que su dinero se gasta de forma eficiente y eficaz en el mundo en desarrollo en lo que se refiere a la eficacia de la ayuda y a la consecución de nuestro objetivo de dedicar un 0,7 % de nuestro PIB a la AOD. Tenemos que utilizar nuestro actual presupuesto de ayuda de forma eficaz, para que no sólo aumenten las ayudas, sino para que mejoren éstas.

Tenemos que utilizar el dinero de la UE como una semilla de la que broten soluciones locales. Tenemos que buscar oportunidades para que los habitantes del mundo en desarrollo asuman la responsabilidad de su desarrollo, por ejemplo, concretamente mediante la promoción de la propiedad de la tierra para las personas, las familias y las comunidades.

Cada año mueren incontables mujeres al dar a luz. El SIDA, la malaria y la tuberculosis siguen cobrándose cuatro millones de vidas cada año. En el mundo en desarrollo viven casi mil millones de analfabetos. Es por ello que el Parlamento, la Comisión y el Consejo se han fijado el objetivo de dedicar un 20 % del gasto básico a la educación y la salud. Me interesaría saber si hemos alcanzado esos objetivos.

Cada vez que visito un país en desarrollo me sorprende la inteligencia y voluntad de los jóvenes que encuentro. Estos jóvenes son tan capaces como los jóvenes de cualquier otra parte. Necesitan una oportunidad e incentivos para emprender cosas. La inversión en la educación es la clave para ello. Es por ello que el Parlamento, la Comisión y el Consejo acordaron esos objetivos. Ahora tenemos que asegurarnos, por medio del sistema de auditoría, de que estamos alcanzándolos.

Quiero decir a esta Cámara en los segundos que me quedan que, en mi opinión, una de las maneras para liberar a la gente de la terrible pobreza que sufren es invirtiendo en la promoción de la propiedad de la tierra en el mundo en desarrollo. Puedo citar un ejemplo de un país en el que he trabajado. Se trata de mi propio país en los siglos XVIII y XIX. Si queremos saber por qué Irlanda está dividida, es porque las personas trabajadoras recibieron pequeñas parcelas.

Ha llegado el momento de dejar de pensar en las personas únicamente en términos de ayuda, y de comenzar a pensar que estas personas tienen la capacidad de emprender cosas por sí mismas si les brindamos ayuda.

 
  
MPphoto
 

  Ville Itälä, en nombre del Grupo PPE.(FI) Señor Presidente, para empezar quisiera dar las gracias al Consejo, pues aprecio el hecho de que esté presente, porque la pregunta es si el Consejo realmente desea asumir la responsabilidad de gastar el dinero de los contribuyentes y si desea mostrar algo más de respeto por el Parlamento y la cooperación. Por ello es importante que el Consejo esté presente.

En mi intervención me concentraré en la aprobación de la gestión del Parlamento, y quiero dar las gracias al señor Staes por su gran cooperación. Coincido con él en la idea fundamental de que el Parlamento sólo puede funcionar bien si el proceso decisorio es suficientemente abierto y transparente. De este modo podemos asegurarnos de que no se produzcan escándalos. Sabemos que, por reducidas sean las cantidades de dinero de las que hablamos, si comienzan a aparecer irregularidades, nuestra reputación quedará dañada por mucho tiempo. Es de suma importancia evitar que ello suceda. No estamos hablando del dinero del Parlamento, sino del dinero de los contribuyentes. Por ello, el sistema debe ser hermético, de modo que, al final, podamos asumir la responsabilidad.

En el informe del señor Staes aparecen muchos principios positivos, pero mi Grupo consideró que el informe debería ser más breve y conciso, y por ello suprimimos una parte de él. Asimismo consideramos que en el informe deberían figurar elementos concretos sobre las actividades de las diputadas y diputados europeos y del Parlamento en su conjunto en la labor legislativa real.

Por ejemplo, hemos añadido algunos pasajes acerca de la política de inmuebles, en la que aún queda mucho margen de mejora. Tenemos que recibir una explicación precisa y clara de los problemas que existen en este ámbito. Es por ello que el debate fue largo. Queremos saber por qué el centro de visitantes lleva varios años de retraso respecto al calendario inicial. ¿Cuál podría ser el problema al respecto? Queremos respuestas a estas preguntas.

Deberíamos felicitarnos debido a que finalmente el Parlamento ha adoptado nuevas normativas para las diputadas y diputados, así como para sus asistentes. Es cierto que se trata de una gran mejora, pero todavía queda mucho que cambiar en este aspecto.

Permítanme citar un ejemplo. Según la nueva normativa, primero tengo que volar de Estrasburgo a Finlandia para volar después a Bruselas. Incluso si tuviera que recibir a un grupo de visitantes en Bruselas o que elaborar mañana un informe, no habría diferencia. No puedo viajar directamente de aquí a Bruselas. Si lo hiciera, no se me reembolsarían los gastos de viaje ni recibiría ninguna otra compensación.

No comprendo por qué nuestras vidas deben presentar tantos inconvenientes, cuando sabemos que el viaje de aquí a Turku, mi ciudad de residencia, en Finlandia toma un día y necesito otro para regresar a Bruselas si tengo algo que hacer ahí. Cuando pregunté cuál era el motivo, la administración me respondió que podía volar a Finlandia con escala en Roma o Atenas. No tengo un despacho en Roma o Atenas, ni nada que hacer en esas ciudades, pues mi trabajo está en Bruselas.

Si tenemos dos lugares de trabajo resulta razonable que podamos trabajar en ambos. Aún quedan aspectos en los que debemos regresar al camino correcto. Volveremos a hablar de ellos en el informe del año próximo.

 
  
MPphoto
 

  Edit Herczog, en nombre del Grupo del S&D.(HU) Señor Presidente, Señorías, me gustaría empezar mi intervención con un agradecimiento. La excelente y exhaustiva labor del señor Staes y del Tribunal de Cuentas Europeo han hecho posible que elaboremos una contabilidad minuciosa para el uso de del presupuesto del Parlamento en 2008. También debo dar las gracias a las diputadas y diputados que propusieron enmiendas que contribuyeron a mejorar el informe.

Entre nosotros hubo un consenso general acerca de la evaluación de los hechos, pues las diferencias aparecidas se refieren sobre todo a la forma en que podrían corregirse los errores detectados. Ahora, cuando votemos la aprobación de la gestión, las diputadas y diputados asumiremos la plena responsabilidad del presupuesto de 2008. Certificaremos ante los ciudadanos de Europa que el Parlamento utilizó el dinero gastado a los fines para los cuales fueron designados y de forma regular. En estos días en que la crisis impone grandes cargas a todos los ciudadanos, debemos mostrarnos especialmente atentos a la hora de gastar el dinero de los contribuyentes. Las normas que nos imponemos a nosotros mismos deben ser más estrictas que las que imponemos a los demás, ya que ésta es la clave de nuestra credibilidad e integridad. Al mismo tiempo, debemos dejar claro que la supervisión que ejercemos no es suficiente por sí sola para garantizar que los fondos han sido gastados de modo inteligente y de conformidad con las normativas. Y eso es sólo posible si establecemos un sistema de control interno fiable y sólido. Los socialistas consideramos que éste es el aspecto más importante. Por ello me concentraré en él.

Tenemos que hacer gran hincapié en el buen funcionamiento del sistema de control interno de las instituciones objeto de supervisión, porque estamos convencidos de que es mejor prevenir los problemas que tener que encontrar soluciones más tarde. La independencia institucional es una importante garantía para el buen funcionamiento del sistema de control interno. Es una garantía de objetividad y la forma de garantizar el cumplimiento de las normas internacionales y mejores prácticas contables. Sin embargo, las normas en sí mismas no garantizan la eficacia de un sistema de control interno. En 2009 se realizaron mejoras a este respecto. No existe un sistema de control interno —por complejo que sea— que esté libre de errores, pues se trata de la obra de seres humanos, y es por ello que cada año llevamos a cabo el procedimiento de aprobación de la gestión.

Es importante recalcar, en mi opinión, que hemos apoyado todas las enmiendas propuestas concretas, alcanzables y realistas, pero rechazamos cualquier generalización que no mejore, sino que oscurezca nuestra posición. Rechazamos todas las propuestas que reducían la independencia de los grupos políticos. Estamos convencidos de que la independencia de los grupos del Parlamento Europeo es inseparable de su responsabilidad financiera. El Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas es plenamente consciente en su labor de esta responsabilidad. Si los demás grupos políticos desean mejorar sus propias actividades, que lo hagan. Tras exponer estas ideas me gustaría que Sus Señorías aprobaran este informe y la gestión en la ejecución del presupuesto del Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 

  Gerben-Jan Gerbrandy, en nombre del Grupo ALDE.(NL) Señor Presidente, soy un gran admirador de la banda de rock británica Génesis. Tienen una pieza fantástica llamada Dance on a Volcano (Bailar sobre un volcán), que recordé la semana pasada, que estuvo dominada en gran parte por las cenizas volcánicas. La canción no hizo que tuviera ganas de ir a bailar a Islandia, sino que la recordé en relación con el debate de esta mañana sobre la justificación del gasto de 2008, un ejercicio más al que el Tribunal de Cuentas Europeo no pudo dar su aprobación. Es en ese aspecto que veo un paralelismo con bailar sobre un volcán, un volcán que no está lleno de lava o cenizas, sino de desconfianza. Europa es objeto de intensas presiones de todo tipo, como las presiones sobre el euro y las presiones que provoca el conflicto entre la UE y las perspectivas nacionales. Estas presiones ya son suficientes para que entre en erupción este volcán metafórico, de modo que no necesitamos una contabilidad financiera deficiente y la desconfianza del público para que lo haga.

¿Cómo podemos evitarlo? En mi opinión sólo existe una manera, a saber, mediante transparencia, una transparencia óptima en todas las instituciones. Transparencia al interior del Consejo —y, por ende, los Estados miembros— precisamente porque es la principal fuente de las irregularidades que se detectan cada año. Por ciento, me causa satisfacción que el Consejo siga aquí. Me gustaría igualmente pedir a los Estados miembros que realicen finalmente con transparencia su gasto de los fondos europeos mediante la rendición pública de cuentas de dicho gasto cada año. No puedo comprender por qué siguen oponiéndose a ello. Estoy convencido de que, si los Estados miembros manejaran sus propios fondos de esta manera, sus ciudadanos lo considerarían inaceptable.

Sin embargo, para ser justo tengo que decir que también se requiere mayor transparencia en nuestro propio Parlamento. El señor Staes ha elaborado con toda razón un informe sumamente crítico y, tras las numerosas mejoras introducidas en los últimos años, ha llegado el momento de abrir las ventanas de una vez por todas para mostrar al público europeo, por medio de esta transparencia, que somos capaces de gestionar su dinero con responsabilidad, y es de eso de lo que se trata.

Mi último comentario se refiere a las relaciones entre el Consejo y el Parlamento. Hace cuarenta años se consideró necesario celebrar un acuerdo entre caballeros para que ambas partes pudieran trabajar en relativa paz y tranquilidad, en lugar de dedicarse a bajas luchas. Este acuerdo resultó ser sumamente útil en aquel entonces, pero habría que decir que ya no funciona, pues hemos vuelta a esas luchas. Sin embargo, un aspecto aún más importante, en mi opinión, es que el Consejo y el Parlamento ahora son instituciones fuertes y maduras y, en tanto que tales, deberían poder controlarse mutuamente de una forma más madura, incluso sin un acuerdo entre caballeros. Me gustaría pedir al Consejo, ahora que está presente, si puede dar una respuesta a esta propuesta, y si está de acuerdo en que es posible que ambas instituciones se controlen mutuamente de forma eficaz sin un acuerdo entre caballeros.

El Consejo y el Parlamento pueden bailar armoniosamente con una apertura mutua, en lugar de un acuerdo entre caballeros, sin temor a que el suelo se hunda bajo sus pies o que un aumento de la desconfianza del público provoque una erupción.

 
  
MPphoto
 

  Bart Staes, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (NL) Señor Presidente, señor Comisario, señor López Garrido, Señorías, en estos momentos hablo en nombre de mi Grupo y no en mi calidad de ponente para la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento. Más tarde tendré la oportunidad de hacerlo.

Quisiera abordar unas cuantas cuestiones. La primera se refiere a la aprobación de la gestión del presupuesto de la Comisión. Esta cuestión va dirigida tanto al Comisario como al Consejo, y se refiere a que el 80 % de nuestros fondos se gastan en los Estados miembros, y a que el Parlamento viene pidiendo desde hace muchos años declaraciones sobre la gestión nacional. El ponente Liberadzki establece con gran claridad las nuevas opciones una serie de apartados. Tenemos un nuevo Tratado, y el nuevo texto del artículo 317, apartado 2 de dicho Tratado permite a la Comisión presentar propuestas para introducir declaraciones obligatorias sobre la gestión nacional lo antes posible. Me gustaría que abordara esta cuestión en su respuesta, señor Comisario Šemeta. ¿Está usted dispuesto a aceptar esta opción? Cuatro Estados miembros ya lo hacen, algo de lo que cabe felicitarse, pero lo hacen cada uno a su manera, de modo que habría que introducir una cierta coordinación en estos esfuerzos.

El Consejo dirá que no tiene inconveniente, pero que existen objeciones de carácter práctico. Algunos Estados miembros tienen una organización con entidades federales, como Bélgica con Valonia, Bruselas y Flandes, así pues ¿cómo debería presentar el Ministro Federal belga esta declaración sobre la gestión nacional? Sin embargo, éste no es el problema, Sus Señorías. Este ministro nacional tan solo tiene que llegar a un acuerdo con sus ministros regionales, esperar las declaraciones sobre las políticas y la gestión regionales y luego presentar todas ellas ante esta Cámara y el público. En tal caso podrá decir, por ejemplo, que Valonia y Bruselas lo han hecho correctamente y Flandes no, o viceversa, y así sucesivamente.

El segundo aspecto se refiere a la resolución del señor Liberadzki, en la que se expone el informe especial del Tribunal de Cuentas sobre la gestión de las ayudas preadhesión para Turquía por parte de la Comisión Europea. En mi opinión, el lenguaje utilizado no es muy acertado, pues algunos aspectos y algunos apartados han sido mal utilizados para interferir en las negociaciones de adhesión. He presentado, junto con el señor Geier, una serie de enmiendas para suprimir algunos pasajes. Asimismo he presentado una propuesta para mejorar el texto y pido a Sus Señorías que las examinen.

Por último, en relación con el Consejo, me gustaría decir que espero que preste atención, señor Presidente en funciones. ¿Está usted dispuesto a decir en la respuesta que dará en unos momentos si aceptará o no la petición formulada por el ponente, la Comisión de Control Presupuestario y esta Cámara para que responda antes del 1 de junio de 2010 y presente los documentos que se solicitan en los apartados 25 y 26 de la resolución? ¿Está dispuesto a darnos una respuesta a si aceptará o no esta petición? Esta respuesta es de suma importancia para que podamos determinar si las relaciones ente el Consejo y el Parlamento son o no como deberían ser.

 
  
MPphoto
 

  Richard Ashworth, en nombre del Grupo ECR. – Señor Presidente, hablo en nombre del Partido Conservador Británico, que una vez más votará en contra de la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto. Ésta es una posición que hemos adoptado constantemente y lo seguiremos haciendo hasta que veamos que se obtenga con gran urgencia una declaración de fiabilidad positiva del Tribunal de Cuentas.

Sin embargo, quiero reconocer públicamente que la Comisión llevó a cabo avances en la mejora de las normas de gestión financiera. En particular, el Tribunal de Cuentas observa avances en los ámbitos de la agricultura, la investigación, la energía, el transporte y la educación. Felicito a la Comisión por las mejoras logradas, que resultan sumamente alentadoras.

Sin embargo, es necesario hacer mucho más. El Tribunal de Cuentas ha vuelto a presentar comentarios negativos sobre las deficiencias de los controles, sobre numerosas irregularidades y la lentitud en la recuperación del dinero que se debe a la Unión Europea.

Asimismo resulta evidente que, si bien la responsabilidad corresponde en última instancia a la Comisión Europea, son los Estados miembros y el Consejo —en especial el Consejo— los que deben mostrarse mucho más conscientes en su uso de los fondos europeos y los que deben demostrar una urgencia mucho mayor en sus esfuerzos para lograr una declaración de fiabilidad positiva.

Funcionamos con arreglo al Tratado de Lisboa y, en nuestra calidad de diputadas y diputados al Parlamento Europeo, tenemos el compromiso con los contribuyentes europeos de garantizar al público que se obtienen buenos resultados con el dinero del presupuesto, así como garantizar que existe integridad en los procedimientos contables de la Unión Europeo. Hasta que el Tribunal de Cuentas considere que puede otorgar una declaración de fiabilidad positiva, mi partido y yo seguiremos votando en contra de la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto.

 
  
MPphoto
 

  Søren Bo Søndergaard, en nombre del Grupo GUE/NGL.(DA) Señor Presidente, este debate trata de nosotros, de que los parlamentarios de la UE asumamos la responsabilidad no sólo colectiva, sino también individual, de la forma en que los fondos de la UE se utilizaron en 2008. Cuando concluya el debate y se haya votado en el mes de años, seremos nosotros los que tendremos que responder ante nuestros ciudadanos.

Permítanme decir algo sin ambages: nuestro Grupo critica la forma en que la UE administró el dinero de nuestros contribuyentes en 2008. Por supuesto, muchas cosas positivas no necesitan comentario alguno. En algunos ámbitos se han registrado algunos avances respecto a 2007. Sin embargo, quedan todavía muchos ámbitos en que debemos decir que la situación es inadmisible. Un ejemplo de ello son las cuentas de la Comisión. En lo que se refiere a los Fondos Estructurales, el Tribunal de Cuentas concluye que al menos —y repito, al menos— un 11 % de los desembolsos de los fondos contravinieron las normas. Parte de ello se debe a errores y omisiones y parte a fraudes y malversación de fondos. Ello no modifica el hecho de que miles de millones de euros no deberían haberse desembolsado tan solo en este ámbito.

¿Es esto aceptable? Conocemos todas las excusas. La Comisión dice que es culpa de los Estados miembros, pues son ellos los responsables del control. Los Estados miembros afirman que la culpa es de la Comisión, ya que las normas son excesivamente complejas. Y de este modo se echan la culpa mutuamente.

La pregunta que debemos hacernos es la siguiente: ¿aprobaríamos las cuentas de un club deportivo, un sindicato o un partido político, en las que un 11 % del gasto de un sector destacado se ha pagado en contravención de las normas? Estoy de acuerdo con aquellos que afirman que se requieren cambios estructurales fundamentales para modificar esta situación. Por ello debemos utilizar la aprobación de la gestión para imponer dichos cambios. Y debemos ejercer esta presión también sobre el Consejo.

En abril del año pasado, el Parlamento se negó por una amplia mayoría a aprobar las cuentas del Consejo correspondientes a 2007. En esa ocasión dijimos que no podíamos aceptar la responsabilidad de dichas cuentas ante el electorado hasta que el Consejo aceptara celebrar reuniones formales con las comisiones parlamentarias competentes y a responder a nuestras preguntas en público. No obstante, para demostrar nuestra buena voluntad, en noviembre aprobamos las cuentas del Consejo, con la clara condición de que éste año se introdujeran cambios.

Hoy tenemos que reconocer que estos cambios no se han producido. Permítanme darles un ejemplo concreto. Año tras año, el Consejo transfiere millones de euros de la cuenta de traducción a la cuenta de viajes. Es decir, además de los fondos de que ya dispone la cuenta de viajes. Por ello tenemos que formular al Consejo las preguntas que se imponen. ¿Por qué hacen estas transferencias? ¿En qué se gastan todos estos fondos para viajes? ¿Qué países se benefician de ellos? El Consejo se conforma con responder de modo informal, sin que coste en acta. Sin embargo, hasta ahora —aunque esto puede cambiar -, el Consejo se ha negado a responder con franqueza y ante el público. Pero simplemente no es suficiente. Por ello consideramos que todas las aprobaciones de la gestión deben esperar a que se celebre un acuerdo interinstitucional en el que se establezcan claramente las obligaciones del Consejo en materia de transparencia y cooperación con el Parlamento.

Nuestras críticas al Consejo y a la Comisión son claras. Son compartidas por muchas otras diputadas y diputados de otros grupos políticos. No obstante, debido a que nuestras críticas son tan claras, también tenemos la obligación de criticarnos a nosotros mismos en lo relativo a la administración financiera de nuestro propio Parlamento. Por ese motivo me parece lamentable que la versión final del informe de la Comisión de Control Presupuestario sea menos crítica que la versión original de su presidente. Así pues apoyaremos la reintroducción de los pasajes críticos. Espero que en la votación del mes de mayo se produzca un amplio apoyo que indique que nuestra voluntad de adoptar una posición crítica respecto a nosotros mismos es precisamente lo que concede a nuestras críticas y exigencias al Consejo y la Comisión una mayor fuerza y autoridad.

Por último, simplemente quisiera dar las gracias a los miembros de la Comisión de Control Presupuestario, que este año trabajaron una vez más a favor de una mayor transparencia y responsabilidad en la manera en que la UE vela por el dinero de los ciudadanos.

 
  
MPphoto
 

  Marta Andreasen, en nombre del Grupo EFD. – Señor Presidente, la aprobación de la gestión es uno de los actos de mayor importancia de los que somos responsables. En efecto, se nos pide que aprobemos la manera en que se gasta el dinero de los contribuyentes europeos, y tenemos que basar nuestra decisión en el informe del Tribunal de Cuentas Europeo.

El informe de los auditores sobre el ejercicio 2008 tan solo aprueba un 10 % del presupuesto. El resto está afectado por diferentes niveles de errores. ¿Aprobaría una junta directiva la gestión de una empresa que se encontrara en tal situación? Por supuesto que no.

La situación no ha cambiado en los últimos 15 años, y este Parlamento siempre ha concedido la aprobación sobre la base de la mejora en el uso de los fondos de la Unión Europea. Lamento tener decir que lo que quieren saber los contribuyentes es si su dinero ha ido a parar a la persona adecuada para el fin correcto y en la debida cantidad. Deberíamos tomar nuestra decisión acerca de la aprobación de la gestión sobre esta base.

El único avance alcanzado a lo largo de los años por la Comisión, el Parlamento y el Consejo ha consistido en trasladar la responsabilidad a los Estados miembros. Si bien es cierto que los programas se ejecutan en los Estados miembros, la institución a la que los contribuyentes europeos confían su dinero es la Comisión Europea. Es ella la que desembolsa el dinero y, por consiguiente, debería llevar a cabo los controles necesarios antes de hacerlo.

Para colmo de males, la Comisión y el Parlamento ahora hablan de un riesgo de error tolerable. ¿Por qué tolerar errores —que es el nuevo nombre de las irregularidades— cuando la complejidad financiera de la Unión Europea corresponde a la de un banco de tamaño medio? El año pasado, la aprobación de la gestión del presupuesto del Consejo se aplazó de abril a noviembre porque este Parlamento no estaba satisfecho con su gestión financiera, a pesar de que los auditores no criticaron dicha gestión. Al ver que la situación no había cambiado en noviembre, este Parlamento tomó la decisión de aprobar la gestión del presupuesto del Consejo. Y ahora, una vez más, todos los cañones están dirigidos hacia el Consejo y se propone un aplazamiento.

¿Realmente nos tomamos en serio nuestra responsabilidad o simplemente estamos jugando a la política? ¿Acaso es la aprobación de la gestión un juego interinstitucional, como ya se ha dicho antes? ¿Pueden los contribuyentes que continúe este juego? Se trata de su dinero.

Sus Señorías, pido a todos ustedes que ejerzan su responsabilidad con la diligencia debida y que denieguen la aprobación de las cuentas de la Comisión, del Parlamento, del Consejo, del Fondo Europeo de Desarrollo y del Tribunal de Cuentas, que no ha publicado la declaración de intereses financieros, hasta que todas estas instituciones hayan demostrado una buena gestión financiera.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki, ponente. (PL) Señor Presidente, tenemos un problema, porque en el tablero de anuncios veo el nombre del señor López Garrido, que va a intervenir en nombre del Consejo, pero va a responder a lo que he dicho acerca del presupuesto del Consejo y la falta de ejecución del presupuesto y otros documentos, palabras que no pudo escuchar por haber llegado con mucho retraso.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Señor Czarnecki, le pido que tome la palabra en relación con la observancia del Reglamento.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki, ponente. (PL) Quería decir, muy brevemente, que me gustaría dar al Ministro la oportunidad de responder a mis críticas, y quisiera tener un minuto para repetirlas.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Tenía razón cuando dijo que el señor López Garrido figura en la lista de oradores. Ya veremos. El señor López garrido tiene la misma libertad de palabra que Su Señoría.

 
  
MPphoto
 

  Martin Ehrenhauser (NI).(DE) Señor Presidente, creo que todos los miembros de la Comisión de Control Presupuestario están de acuerdo en un punto, a saber, que el sistema de agencias de la UE necesita soluciones. Por esa razón me gustaría proponer una solución basada en once postulados, que nos permitirían ahorrarnos 500 millones de euros al año sin poner en entredicho la calidad de la función administrativa.

Los once postulados de mi solución son los siguientes: 1) Es necesaria una base legislativa primaria suficiente. El Tratado de Lisboa tampoco ha creado esta base. 2) Es imperativa una congelación inmediata de los fondos, hasta que un análisis independiente demuestre finalmente el valor añadido de esta descentralización. 3) El cierre de siete agencias y la fusión de las tareas administrativas de las distintas agencias. 4) En el futuro, cada agencia deberá responder directamente a un único Comisario y, sobre todo, el Comisario de relaciones interinstitucionales y administración debería ser responsable de las cuestiones horizontales. 5) Una reducción del número de miembros de los consejos de administración. El número de miembros titulares no debería ser superior al 10 % de puestos y en todo caso a 20. 6) Debe adoptarse un catálogo de criterios de ubicación que deberán tomarse en cuenta al determinar la ubicación de las agencias, algo que resulta urgente, como ya ha mencionado la señora Haug en su intervención. 7) Las agencias de la UE deberían quedar liberadas de aplicar el Estatuto de los funcionarios y agentes de la UE. 8) Todos los directores de las agencias deberían ser elegidos para un período determinado a propuesta de la Comisión y únicamente tras consultar al Parlamento Europeo y recibir su aprobación. 9) Un acuerdo claro de rendimiento entre la Comisión y las agencias con criterios cuantitativos claramente definidos que el Tribunal de Cuentas Europeo pueda resumir en una clasificación anual de rendimiento. 10) Todas las agencias deberían transferir sus datos financieros a una base de datos. De este modo, los ponentes para el presupuesto podríamos hacer fácilmente un análisis estadístico. Algo que hasta ahora ha resultado imposible, ya que los datos se presentan en papel. 11) El principio de subsidiariedad. La Comisión deberá tener en cuenta la obligación de presentar una justificación.

Así pues, las soluciones están sobre la mesa. Ya es hora, señor Geier, señora Gräßle, que permitan aplicar esta solución también en esta Cámara.

 
  
MPphoto
 

  Diego López Garrido, Presidente en ejercicio del Consejo. (ES) Señor Presidente, estoy encantado de estar aquí, en este debate, aunque no estaba formalmente invitado. No he sido formalmente invitado por el Parlamento Europeo para asistir a este debate, a pesar de lo cual, cuando he sabido que el Parlamento Europeo y algunas de sus Señorías requerían mi presencia aquí, inmediatamente he venido, con mucho gusto, a asistir a este debate.

Yo creo que la ejecución del presupuesto del Consejo correspondiente al ejercicio 2008 ha sido correcta y así se deduce del Informe anual del Tribunal de Cuentas. Ha habido alguna intervención —por ejemplo, del señor Søndergaard— en la que se ha hablado de transparencia, de ausencia de transparencia o de insuficiente nivel de transparencia. Yo quiero ser muy claro a este respecto: el Consejo considera que es absolutamente transparente en la forma en la que ejecuta su presupuesto y, por tanto, que aplica correctamente los requerimientos realizados, las exigencias del Reglamento financiero.

Además de eso, como ustedes saben, el Consejo publica en su página web un informe sobre la gestión financiera del año anterior. Quisiera llamar su atención sobre el hecho de que, hoy, el Consejo es la única institución que ha publicado un informe preliminar sobre las cuentas de 2009 para conocimiento público.

Asimismo, hace unos días, exactamente el 15 de marzo, el Presidente del Coreper y el Secretario General del Consejo estuvieron con una delegación de la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo. Durante esa reunión se dio toda la información requerida en función de los asuntos, de las cuestiones planteadas por la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento, en relación con la ejecución del presupuesto del Consejo de 2008.

El señor Gerbrandy preguntaba sobre la necesidad de evolucionar en cuanto al control mutuo de ambas instituciones, relativo a los temas presupuestarios, sin «acuerdo de caballeros». Eso era lo que decía el señor Gerbrandy. Si el Parlamento Europeo quiere revisar ese acuerdo, el Consejo estaría dispuesto a considerarlo, a discutir sobre un nuevo acuerdo, basado en la reciprocidad entre las dos instituciones. Por tanto, no hay ningún problema en discutir sobre esa situación y, en su caso, llegar a un nuevo acuerdo que mejore, si es posible, el que hay hasta este momento.

Esto es lo que al Consejo le gustaría señalar en relación con el debate que se ha celebrado esta mañana. Les agradezco mucho la invitación oral para que esté aquí, pero, repito, yo no estaba formalmente invitado a esta sesión.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Gracias, señor Ministro. Gracias por aceptar amablemente nuestra petición. Lo que me lleva a decir que la Comisión tampoco recibe una invitación formal para asistir a esta sesión. He sido diputado de esta Cámara durante bastante tiempo y he observado que, en casos como el suyo, cuando el Consejo está representado en el hemiciclo —aunque no sea realmente necesario— este hecho contribuye en gran medida al éxito de una Presidencia. Quisiera volver a darle las gracias a este respecto.

 
  
MPphoto
 

  Jean-Pierre Audy (PPE).(FR) Señor Presidente, señor Šemeta, señor López Garrido, quiero darle las gracias una vez más por estar entre nosotros. Quiero dedicar mis primeras palabras para agradecer al señor Liberadzki, puesto que hablo en nombre del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) sobre la aprobación de la gestión del presupuesto de la Comisión Europea.

También me gustaría dar las gracias a los ponentes de los demás grupos políticos, así como al Tribunal de Cuentas y, en particular, a su Presidente, señor Caldeira, que realiza una excelente labor para aclararnos estos procedimientos extremadamente complicados.

Nuestro Grupo votará a favor de la aprobación de la gestión del presupuesto de la Comisión Europea, señor Šemeta, y quisiera mencionar el papel que desempeñó su predecesor, el señor Kallas —que hizo una gran parte del trabajo con nosotros, en particular con arreglo al mandato anterior— para lograr estos avances tan positivos.

En primer lugar, en relación con las cuentas anuales, el Tribunal de Cuentas ha emitido una declaración d fiabilidad positiva. Por consiguiente, señor Ashworth, quizás los Conservadores votarán al menos a favor de las cuentas anuales. Quisiera aprovechar esta oportunidad para dar las gracias al señor Taverne y a su predecesor, el señor Gray.

En cuanto al tema de las cuentas, no puedo dejar de volver a expresar mi inquietud ante el déficit de 50 000 millones de euros de recursos propios, y sigo sin entender por qué no introducimos en la cuentas el dinero que nos deben los Estados miembros, que se elevan a aproximadamente 40 000 millones de euros y representan las pensiones que deben pagarse al personal.

Algunas personas dicen que la declaración del Tribunal de Cuentas es negativa en lo que se refiere a la legalidad y regularidad de las transacciones subyacentes. Lo cierto es que no tenemos ni idea. He leído y vuelta a leer esa declaración. No sabemos si se trata o no de una opinión positiva sobre las transacciones subyacentes con arreglo al artículo 287 del Tratado. El Tribunal nos ha transmitido algunas opiniones - cinco apartados—, pero no lo sabemos. Además, la resolución propone que el Tribunal cumpla la tarea que le asigna el Tratado. Es en este contexto que debemos revisar el coste del control de todos estos procedimientos de aprobación de la gestión.

En cuanto a los métodos, hemos pedido a nuestros gobiernos que emitan declaraciones de fiabilidad que nunca recibiremos. Propongo que los órganos nacionales de auditoría participen en la cadena de control a fin de que puedan emitir certificados para sus gobiernos y que se incluirían en el procedimiento de aprobación de la gestión.

Propongo igualmente reducir los plazos. ¿Es posible que estemos en abril de 2010 y estemos hablando de las cuentas de 2008? Es necesario reducir los plazos. Propongo un estudio sobre las cuentas consolidadas. No estoy de acuerdo en posponer la aprobación de la gestión del presupuesto del Consejo porque el Tribunal de Cuentas no ha hecho comentario alguno sobre éstas.

Y quisiera concluir, señor Presidente, proponiendo una conferencia interinstitucional en la que participen la Comisión, el Consejo, todos los parlamentos nacionales que controlan al poder ejecutivo, y los órganos nacionales de auditoría para desarrollar nuestro procedimiento de aprobación de la gestión en las áreas de carácter muy técnico y para que las cosas queden mucho más claras que actualmente.

 
  
MPphoto
 

  Barbara Weiler (S&D).(DE) Señor Presidente, señores representantes de la Comisión y, ante todo, del Consejo, Sus Señorías, en el debate sobre las mejoras de la ejecución de la distribución de los fondos europeos cada año oímos lo mismo: un control más preciso y eficiente de los gastos de todos los órganos e instituciones, más transparencia para el Parlamento y también para los ciudadanos. La presencia del Consejo constituye el primer indicio de que algo está cambiando, incluso en el Consejo. Resulta maravilloso, estamos complacidos —como ya hemos escuchado—, pero sin duda no es suficiente para nosotros. Es precisamente la diferencia que usted ha mencionado —usted cree haber logrado la transparencia total, mientras que nosotros creemos que no ha respondido todavía a las preguntas que planteamos en el debate celebrado a finales de noviembre— lo que demuestra que nuestras instituciones no cooperan tan bien como debieran. Usted ha hablado del acuerdo de 1970, que desea modificar y desarrollar. Y no tenemos nada en contra de ello, pero esta expectativa del Parlamento no es nueva en absoluto. La hemos mencionado unas cuantas veces y ahora usted actúa como si estuviera ante algo totalmente nuevo.

El Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas votará a favor del informe del señor Czarnecki. Compartimos sus críticas y las de los demás grupos. No aprobaremos la gestión del presupuesto del Consejo ni ahora ni el mes próximo. Por ello me sorprende lo que pide la señora Andreasen, ya que, como es obvio, creo que los Estados miembros son responsables del 80 % de los fondos. Pero ello no exime al Consejo de sus responsabilidades, ya que el Consejo no es una cuarta o quinta institución de la UE, sino que trabaja conjuntamente con los Estados miembros.

Sin embargo, coincido que nuestras críticas carecen de consecuencias reales. Como ha señalado el señor Audy, tenemos que desarrollar nuestros instrumentos. Cada año mostramos al Consejo la tarjeta amarilla y le denegamos la aprobación de la gestión, y no sucede nada. Por ello debemos desarrollar nuestros instrumentos, de modo que no sólo hagamos críticas tangibles, sino que el hecho de que el Consejo se niegue a colaborar con nosotros tenga consecuencias, lo que posiblemente también conllevaría un cambio constitucional.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Muchas gracias, señora Weiler. Sus Señorías he vuelto a consultar el Reglamento, y según parece no estamos autorizados a cantar en el pleno sin pedir permiso primero a la Conferencia de Presidentes. Sin embargo, estamos autorizados a felicitar a uno de nosotros. El señor Chatzimarkakis, que cumple años hoy, tiene la palabra por dos minutos y medio. ¡Muchas felicidades!

 
  
MPphoto
 

  Jorgo Chatzimarkakis (ALDE).(DE) Muchas gracias por su amabilidad, señor Presidente. Comisario Šemeta, la adopción de los informes sobre la gestión presupuestaria de los órganos e instituciones europeas es una de nuestras obligaciones más importantes en tanto que representantes de los pueblos europeos, es nuestro deber soberano. La pregunta acerca de lo que Europa ha hecho con el dinero que tanto cuesta ganar a los contribuyentes es crucial para la aceptación del proyecto de integración europea.

En primer lugar, quisiera dar las gracias a todos los ponentes por su esfuerzo. Sin embargo, observo luces y sombras en los informes. Veo luz en la gestión presupuestaria en general. Ahora bien, cuando la UE controla y gestiona fondos por sí misma, lo hace de acuerdo con las normas. Que lo haga de forma eficiente o no es una cuestión totalmente distinta. Nosotros, el Parlamento Europeo, debemos prestar más atención a la eficiencia de las políticas, las cuestiones políticas y la aplicación, en particular en relación con la Estrategia Europa 2020.

Veo sombras en el ámbito de la política de cohesión. Un 11 % de los casos no cumplen con las normas y este porcentaje es demasiado alto. Por ello es de suma importancia que la UE intente con más ahínco recuperar los fondos desembolsados incorrectamente. Por ese motivo, la Comisión de Control Presupuestario ha aprobado una enmienda presentada por el Grupo de la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa. Queremos que se devuelva la totalidad de ese dinero.

Tengo el honor de ser el ponente para la aprobación de la gestión del presupuesto de la Comisión para 2010. Debido al retraso de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, no será una tarea sencilla. Debemos verificar muy detenidamente si las nuevas responsabilidades de cada uno de los Comisarios no generan aún menos transparencia y más ocultación de responsabilidades. Tenemos que examinar muy minuciosamente este aspecto y lo haremos.

Permítanme destacar dos ámbitos: en primer lugar, las denominadas organizaciones no gubernamentales, y en segundo lugar, el acuerdo entre caballeros. Entre 2008 y 2009, la Unión Europea pago a las ONG más de 300 millones de euros. Entre ellas se encuentran organizaciones honorables, como Deutsche Welthungerhilfe. Sin embargo, algunas otras desean destruir la reputación de la Unión Europea, como por ejemplo, Counter Balance, que ha criticado al Banco Europeo de Inversiones, algo que resulta inadmisible y debemos solucionar. Necesitamos un registro y una definición de estas organizaciones no gubernamentales, ya que reciben grandes cantidades de dinero público.

En relación con el acuerdo entre caballeros, me gustaría dar las gracias al señor López Garrido. Quiero darle las gracias por estar entre nosotros. Asimismo quisiera señalar un elemento histórico, pues cuestionar y revisar el acuerdo entre caballeros tras 40 años constituye un paso enorme. Y en vista de la importancia del Parlamento como consecuencia del nuevo Tratado de Lisboa, también es un paso necesario. Tenemos que garantizar la transparencia, en el Parlamento y en el Consejo.

 
  
MPphoto
 

  Ashley Fox (ECR). – Señor Presidente, una vez más el Parlamento ha recibido unas cuentas que no cumplen las normas y se le pide que las apruebe. Se trata de las cuentas a las que el Tribunal de Cuentas se ha negado a otorgar una declaración de fiabilidad positiva, es decir, cuentas que no cumplen los requisitos de legalidad y regularidad. Los auditores han señalado —una vez más— que estas cuentas están pagadas de irregularidades y, sin embargo, de nosotros se espera que les demos el visto bueno.

Me complace que la señora Mathieu haya recomendado un aplazamiento de la aprobación de las cuentas de la Escuela Europea de Policía. Nosotros apoyaremos esa recomendación, pues la OLAF necesita más tiempo para concluir su investigación. Se han formulado acusaciones de actividades fraudulentas en esa Escuela, como el uso de dinero de los contribuyentes por parte del personal para comprar mobiliario para uso personal.

Puedo anunciar a este Parlamento que los Conservadores británicos no aceptarán estas irregularidades. Nos negaremos a conceder la aprobación hasta que el Tribunal de Cuentas emita una declaración de fiabilidad positiva.

La confianza en las políticas se encuentra en mínimos históricos y reduciremos aún más nuestra reputación si el público considera que condonamos este despilfarro. Cada vez que aprobamos cuentas que no se ajustan a norma, incentivamos más despilfarro y más fraude. Cada vez que votamos a favor de la aprobación enviamos un mensaje al Consejo, a la Comisión y a nuestros electores, diciéndoles que no nos tomamos esta cuestión en serio.

Mi partido tendrá muy en cuenta la forma en que las diputadas y diputados laboristas y liberal demócratas votan en esta cuestión. No pueden decir en casa que desean introducir cambios en la política —limpiar y reformar la política— y, sin embargo, votar año tras año a favor de aceptar cuentas que no se ajustan a norma. Todos los que desean seriamente reformar este sistema y proteger a los contribuyentes deberían votar en contra de conceder la aprobación.

 
  
MPphoto
 

  Bastiaan Belder (EFD).(NL) Señor Presidente, en vista de las elevadas tasas de error no estoy de acuerdo con conceder la aprobación de la gestión del presupuesto de la Comisión Europea. Aún no hemos hecho lo suficiente para simplificar la normativa, en particular la aplicable a los Fondos Estructurales. Cuatro comités consultivos independientes han presentado una propuesta a la que la Comisión no ha dado todavía una respuesta satisfactoria. Es indispensable una verificación externa independiente dentro del Comité de Evaluación del Impacto de la Comisión. Si el Grupo de Alto Nivel del Dr. Stoiber apoya esta recomendación, dicho grupo debería contar con recursos suficientes para las labores de secretaría necesarias. Asimismo requiere un mandato más amplio. Tenemos que reducir no sólo las cargas administrativos, sino el coste del cumplimiento de la reglamentación, por lo que el mandato no debería limitarse a la legislación vigente, sino que la nueva legislación también tiene que ser objeto de un análisis crítico. Ésta sería, señor Presidente, una contribución a una reducción estructural de la carga que supone la normativa, la cual obstaculiza el funcionamiento de autoridades y empresas.

 
  
MPphoto
 

  Monika Hohlmeier (PPE).(DE) Señor Presidente, Señorías, en primer lugar me gustaría abordar los problemas que presenta la ayuda al desarrollo que casi siempre destaca el Tribunal de Cuentas y dar las gracias a la señora Ayala Sender por su cooperación, que resultó sumamente agradable.

En primer lugar, a menudo se presenta el problema de las ayudas presupuestarias. Esto significa que incluso se sospecha que en los países en que intentamos ayudar un poco a la población, una parte de la ayuda presupuestaria es utilizada por regímenes corruptos y totalitarios para eliminar grupos de población indeseables o incluso a quienes los critican. Soy sumamente crítico con esta ayuda presupuestaria, la cual debería reducirse o interrumpirse para aquellos países que presentan problemas evidentes con su uso.

En segundo lugar, seguimos teniendo el problema de que los pagos a menudo contienen errores, que no existe una coordinación y selección de los proyectos de ayuda al desarrollo entre las distintas instituciones y niveles en un país ni un establecimiento de prioridades reconocible. Es necesario que estas deficiencias se resuelvan con carácter prioritario, de modo que podamos mejorar la sostenibilidad y eficacia de los proyectos en aquellos países en que la población tiene una necesidad extrema.

Asimismo, ahora como antes considero que es esencial que la ayuda al desarrollo y el Fondo Europeo de Desarrollo en general se integren en el presupuesto general.

En cuanto a las ayudas preadhesión para Turquía quisiera decir que me sorprende que una crítica totalmente normal que en otros países habría provocado desde hace mucho el bloqueo y la suspensión de la financiación, haya causado tan rápidamente un problema en la cooperación entre la Turquía y la Comisión. Considero perfectamente normal que primero establezcamos la estrategias y las metas, luego los calendarios, la orientación de los proyectos, los valores de referencia para la medición y luego el método para el seguimiento de los resultados.

Sin embargo, si no existe nada de esto y se ejecutan proyectos que luego se declaran eficaces, no puedo entender de qué forma se aplica el programa. Por este motivo considero personalmente que es necesario que se retenga al menos una parte de los fondos hasta que recibamos garantías adecuadas de que se gastarán de la forma prevista. Ahora hemos llegado a una fórmula transaccional, pero me parece necesario hacer un seguimiento del problema, ya que otros Estados miembros, como Bulgaria, Rumanía y Grecia, se verán afectados. Creo que es necesario que todos sean tratados de la misma manera y sin diferencias.

Pido que en el ámbito de la política de inmuebles se adopte una estrategia a medio plazo por medio de una planificación clara financiera y de construcción. Los grandes proyectos deberían contar con sus propias líneas presupuestarias y un sistema de informes relacionado con la marcha de las obras de construcción, y deberíamos dejar de pagar intereses por créditos puente. Puesto que somos instituciones muy grandes, necesitamos edificios que deben planificarse de forma minuciosa y transparente.

Mi último comentario se refiere a la necesidad de simplificar los programas con carácter urgente, ya que es así que surgen los problemas en los distintos países, y ésta no debe ser simplemente una exigencia retórica, sino que debe satisfacerse de una vez por todas.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Jens Geier (S&D).(DE) Señor Presidente, señor Comisario, señor López Garrido, me complace que se encuentre entre nosotros y demuestre que el Consejo reconoce la importancia de este debate. Sus Señorías, todos conocemos este truco: si quieres avergonzar a alguien, basta con preguntarle una pregunta como: ¿sigues pegando a tus hijos? Incluso si el interrogado dice que no, admite implícitamente que antes les pegaba.

El informe del señor Staes sobre la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento, a quién quiero agradecer su labor, es un informe crítico y, en mi opinión, ha seguido esta lógica, al menos en algunos ámbitos. La autocrítica es positiva, pero debe ser precisa. Mi Grupo ha celebrado numerosos debates sobre la manera en que podríamos rechazar este o aquel pasaje del informe sobre la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento. Algunos de nosotros hemos sufrido algunas presiones en nuestros países a este respecto.

Sin embargo, no quiero transmitir a Sus Señorías mis respuestas a la pregunta de por qué hemos rechazado algunos pasajes en el informe sobre la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento. Algunas propuestas ya son una realidad. ¿Podríamos volver a presentarlos, pero para qué? Alguna propuestas no resultan útiles, como la idea de hacer de la Comisión de Control Presupuestario una especie de autoridad de auditoría interna alternativa o un intermediario entre la Mesa y el pleno. El informe contiene muchas propuestas positivas, todas las cuales fueron aprobadas.

Luego tenemos en este informe propuestas que representan solamente una realidad parcial, como por ejemplo, la que recoge la enmienda 26. En esta enmienda se pide la creación de un sistema de control interno en los grupos de esta Cámara. Nada debería ser más obvio. Sin embargo, este sistema ya es una realidad desde hace largo tiempo en el Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas, precisamente por esa razón. Si mi Grupo aceptara este sistema, actuaríamos como si tuviéramos que ponernos al día. Por ello, sólo podemos aceptarlo, en este ejemplo, si dicha realidad se ilustra igualmente en el informe. Por ello propongo que se añada la siguiente frase en este párrafo: como ya sucede en el Grupo de la Alianza de los Progresista y Demócratas en el Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 

  Olle Schmidt (ALDE).(SV) Señor Presidente, aunque persisten muchos problemas, el control y auditoría de los fondos de la UE han mejorado y cada vez son más exhaustivos. Observamos los resultados de esta mejora, que resultan alentadores, pero se puede hacer más. Nuestra consigna debería ser: no despilfarrar ni un céntimo. La UE es el mayor donante de ayuda al desarrollo. Es positivo que marquemos la diferencia en el mundo y demostremos nuestra solidaridad con los más pobres del planeta. Creo que los ciudadanos de la UE están satisfechos con ello, pero su dinero debe utilizarse de la mejor manera posible. No debe ir a parar a manos de dirigentes corruptos que se forran sus propios bolsillos, ni debemos despilfarrar recursos en proyectos e iniciativas sin futuro ni la calidad necesaria.

El Parlamento tiene una responsabilidad especial en este aspecto. He presentado una serie de enmiendas a la comisión parlamentaria, que fueron tratadas de forma favorable por el ponente. Lo cierto es que la UE debe actuar con mayor claridad y exigir a aquellos países que reciben ayuda de la UE que respeten los derechos humanos más fundamentales, como la libertad de expresión y la libertad de prensa. Desgraciadamente, en la actualidad no es así.

Permítanme presentar un ejemplo muy claro: la ayuda de la UE a Eritrea. En este país, los críticos del régimen son encarcelados sin juicio y sin que siquiera se les informe de que son acusados. Estas personas han permanecido durante años en prisión en condiciones espantosas. ¿Qué delito han cometido? Han criticado a los dirigentes y al presidente del país.

Debemos aclarar este asunto. La UE tiene que poder condicionar su ayuda a que los países beneficiarios respeten los derechos humanos más fundamentales, y creo que el informe debería haber sido más firme y claro a este respecto. Me parece que eso es lo que esperan los contribuyentes europeos de nosotros.

 
  
MPphoto
 

  Peter van Dalen (ECR).(NL) Señor Presidente, el informe Staes recoge un apartado muy importante que lleva por título «La condición de personas públicas de los diputados». Se trata de un título muy acertado. Todas las diputadas y diputados de este Parlamento son personas públicas, y deben poder responder ante el público en todo momento sobre la manera en que trabajan y, en particular, deben poder justificar la forma en que han gastado los presupuestos sufragados por los contribuyentes. De hecho, todos nosotros manejamos el dinero de los contribuyentes, por lo que los ciudadanos tienen derecho a saber la forma en que gastamos ese dinero.

La rendición de cuentas en el Parlamento ha mejorado mucho en los últimos años, pero las diputadas y diputados todavía no tienen que rendir cuentas de todos sus fondos. Me refiero en particular al importe máximo de 4 200 euros mensuales de que dispone cada diputada y diputado para gastos generales. Actualmente tengo que pagar una cantidad considerable cada año para contratar a un contable externo para rendir esas cuentas. Todo ello resulta extraño, pues simplemente deberíamos rendir cuentas ante los servicios del Parlamento, al igual que hacemos con nuestros gastos de viaje y viáticos. Por ello insto a Sus Señorías a que aprueben la enmienda 33 al apartado 65 que trata sobre este tema.

 
  
MPphoto
 

  Sidonia Elżbieta Jędrzejewska (PPE).(PL) La Oficina Europea de Selección de Personal (EPSO) es una unidad interinstitucional que se encarga de la selección del personal para las instituciones de la Unión Europea. Me siento muy satisfecho de que los informes sobre la aprobación de la gestión hayan abordado este tema. Es necesario hacer esfuerzos para investigar y eliminar las desproporciones geográficas entre los candidatos y entre los candidatos seleccionados para puestos en la función pública de las instituciones de la Unión Europea. Resulta inadmisible que los ciudadanos de los nuevos Estados miembros, entre ellos Polonia, sigan sin tener la representación que les corresponde, y no sólo en la función pública de la Unión Europea. Este fenómeno resulta especialmente flagrante, en mi opinión, entre el personal de dirección de medio y alto nivel. El prolongado proceso de contratación y la gestión de la listas de candidatos seleccionados también despiertan dudas. A menudo, los candidatos seleccionados en los concursos —que han ganado un concurso— aceptan un empleo fuera de las instituciones de la Unión Europea simplemente porque no pueden esperar tanto tiempo, de modo que todo el proceso de selección resulta inútil.

Acojo con beneplácito que la EPSO haya establecido un programa correctivo y aceptado los comentarios del Tribunal de Cuentas, y que también haya aceptado algunos de los comentarios del Parlamento Europeo. Seguiré detenidamente los efectos de este programa correctivo, teniendo en cuenta siempre que el objetivo de la EPSO debería ser, antes que nada, llegar a los mejores candidatos posibles con las ofertas de las instituciones de la UE, seleccionar a los mejores candidatos posibles y crear la mejor lista posible de candidatos seleccionados, con una representación proporcional de todos los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 

  Ivailo Kalfin (S&D).(BG) Señor Comisario, señor López Garrido, Señorías, me gustaría expresar mi opinión sobre la aprobación de la gestión del presupuesto de las agencias europeas. Permítanme, antes que nada, transmitir las disculpas de Georgios Stavrakakis, que no ha podido asistir a este debate, a pesar de haber trabajado en el informe durante los últimos meses en calidad de ponente alternativo del Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo. No ha podido asistir por los ya conocidos problemas de transporte.

En opinión del Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, los problemas relacionados con el uso transparente y legal del presupuesto de la Unión Europea son prioritarios, y la gestión de las finanzas públicas en general depende, en gran parte, de que se resuelvan dichos problemas. Por este motivo me gustaría dar las gracias a la ponente, la señora Mathieu, así como a los miembros del Tribunal de Cuentas Europeo y a los directores de las agencias con los que hemos tenido una amplia colaboración. Quisiera señalar que la auditoría del presupuesto de las agencias es un procedimiento sumamente complejo y arduo, pues existen diferencias importantes en sus prácticas y competencias.

Permítanme comenzar diciendo que, en general, el ejercicio 2008 demuestra que las agencias siguen mejorando en la ejecución de sus presupuestos de un año al siguiente. Me gustaría disentir y decir a Sus Señorías que esperan que el Tribunal de Cuentas no haga comentarios favorables a la ejecución de presupuesto, que si llega el momento en que dicho Tribunal deje de hacer comentarios disminuirá la confianza en él. Lo cierto es que el número de errores va en descenso y que el nivel de transparencia y disciplina en la ejecución de los presupuestos ha aumentado. El Tribunal de Cuentas Europeos tiene en cuenta estos avances, ya que los directores de las agencias hacen cada vez mayores esfuerzos para mejorar sus sistemas contables y de control.

Obviamente aún persisten deficiencias, que mencionan el Parlamento y el Tribunal de Cuentas. Sus causas son tanto objetivas como subjetivas. Lo positivo es que todas ellas pueden remediarse y se han adoptado medidas para ello.

El principal problema surgió en la Escuela Europea de Policía (CEPOL). Los problemas en esta organización existen desde hace varios años y se deben a diversos motivos: el cambio del sistema contable, las cuestiones no aclaradas relacionadas con el Estado de la sede, las omisiones en la notificación de contratos y el uso de fondos públicos para fines distintos de los previstos. Aunque se han hecho concesiones durante algunos años que han producido un resultado más lento que el esperado, este año apoyo el aplazamiento de la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto de 2008 de esta agencia hasta que se efectúe una nueva auditoría y la nueva dirección de la Escuela se comprometa claramente a eliminar las irregularidades e incongruencias ilegales en el menor tiempo posible.

El segundo problema está relacionado con Frontex, en particular con la capacidad de esta agencia para usar los recursos que se le asignan. El director de la agencia presentó respuestas satisfactorias a esta cuestión durante las audiencias de la comisión parlamentaria.

Tendremos que adoptar una serie de medidas en el futuro en el ámbito del control presupuestario al interior de las agencias. Las reducirá a tres medidas. En primer lugar, los directores de las agencias deben continuar con sus esfuerzos para observar una disciplina presupuestaria más estricta. En segundo lugar deberán tomarse medidas para simplificar las normas contables, en particular en el caso de las agencias cofinanciadas y autofinanciadas. Por último, debemos examinar una propuesta presentada por el Tribunal de Cuentas para la introducción de criterios que indiquen el grado de eficacia con la que estas agencias realizan sus tareas.

 
  
MPphoto
 

  Markus Pieper (PPE).(DE) Señor Presidente, Sus Señorías, quisiera hacer unos cuantos comentarios sobre el uso de los fondos europeos en el proceso de ampliación. A este respecto hemos tenido que evaluar un informe especial del Tribunal de Cuentas sobre las ayudas preadhesión para Turquía. Los miembros de la Comisión de Control Presupuestarios nos sentimos muy decepcionados por los conclusiones del informe del Tribunal de Cuentas. En el período precedente, la Comisión gastó fondos sin estrategia alguna ni auditoría eficaz y, sobre todo, los proyectos no estaban relacionados concretamente con la adhesión. Incluso con el nuevo Instrumento de preadhesión (IPA), que entró en vigor en 2007, el Tribunal no está en condiciones de evaluar la eficacia con la que se gastaron los fondos. No obstante, estamos hablando 4,8 millones de euros hasta 2013.

En un principio, en la comisión predominó una sensación de impotencia. ¿Cuándo podremos ejercer alguna influencia política sobre el uso de las ayudas preadhesión si la próxima evaluación del Tribunal sólo tendrá lugar después de 2012? Por ello, la Comisión de Control Presupuestario pide a la Comisión que revise el IPA con carácter urgente. Hasta que se observen avances también podemos pedir que se congelen los fondos al nivel anual de 2006. Aquí reside el principio de una forma transaccional.

Asimismo proponemos que, en general —en general y sin referencia explícita a Turquía—, el IPA se aplique de forma flexible, en particular para las formas especiales de adhesión, cooperación, vecindad u opciones similares. Concentrarse exclusivamente en la adhesión a la UE en el proceso de negociación puede resultar una muy mala inversión.

Ahora, los Verdes y la izquierda critican que, con estas exigencias, interferimos en la política exterior, y que Turquía recibiría, de este modo, un tratamiento especial. No es así, si no respondemos a las evidentes deficiencias en este ámbito, garantizaremos un trato especial. Si hacemos excepciones con Turquía, también podemos dejar de ejercer el control presupuestario en los casos de Croacia, Rumanía, Bulgaria o Grecia. Después de todo se trata del mismo tema.

Pido a la Comisión que no cierre los ojos tan solo porque se trata de Turquía, sino que apoye la adhesión de este país de conformidad con los criterios que la propia Comunidad ha establecido.

 
  
MPphoto
 

  Christel Schaldemose (S&D).(DA) Señor Presidente, hoy quisiera hablar acerca del informe sobre la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento. Ante nosotros tenemos lo que considero el informe más completo, crítico y progresista sobre la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento Europeo. Lo que es un indicio positivo. Por ello quiero dar las gracias al señor Staes por haber realizado una labor tan constructiva.

Es poco habitual que una institución apruebe la gestión de su propio presupuesto y, de hecho, ello exige un alto grado de responsabilidad, transparencia y control. Sin embargo, este informe contribuye a que el Parlamento asuma esta responsabilidad y demuestre transparencia y un mejor control. Algo que, desde luego, es bueno.

Ahora bien, aún queda margen para mejorar. Tan solo mencionaré aquí algunos de los ámbitos a los que se refieren algunas de las enmiendas. Me parece que debemos redoblar nuestros esfuerzos para que nuestros ciudadanos puedan seguir nuestra labor. Para ello podríamos permitir que nuestros ciudadanos accedan con más facilidad a nuestros informes en el sitio web, incluyendo aquellos informes de importancia crucial. También creo que es importante que examinemos el funcionamiento de los procedimientos de contratación de nuestro Parlamento. Éste es un ámbito de alto riesgo y se han propuesto enmiendas eficaces a este respecto. Creo asimismo que tenemos que debemos examinar si es posible mejorar la estructura de dirección y hacerla todavía, tanto para nosotros parlamentarios como para que nuestros ciudadanos puedan controlar al Parlamento. Además, aunque ya se ha dicho a menudo en otras ocasiones, no creo que debamos gastar dinero en la renovación de nuestras oficinas aquí en Estrasburgo. En lugar de ello deberíamos velar por tener una única sede.

Vengo de Dinamarca, un país con una larga tradición de transparencia, apertura y control, en particular en lo relativo al uso del dinero de los contribuyentes. Estos son los valores que aprecio, y me parece que deberían estar más extendidos en toda la UE. Creo que el informe sobre la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento Europeo demuestra que tenemos en cuenta estos valores y vamos en la dirección correcta. Y también nos sitúa en una mejor posición para criticar a las demás instituciones.

 
  
MPphoto
 

  Esther de Lange (PPE).(NL) Señor Presidente, en este debate se ha hablado sobre muchas cosas y creo que debería limitarme a dos puntos. El primero es la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento; después de todo, si deseamos supervisar a los demás, debemos adoptar un planteamiento especialmente crítico para nuestro propio presupuesto. El señor Staes ha presentado un informe sobre esta cuestión que habría apoyado sin reservas hace seis o siete años, pero en estos seis o siete años muchas cosas han cambiado y mejorado. Un ejemplo de ello es que ahora sólo se reembolsan los gastos de viaje incurridos realmente, así como el Estatuto de los asistentes. Lo gracioso es que el señor Staes ha mencionado estas mejoras en su intervención de hace unos momentos, pero es una lástima que estos logros no aparezcan aún en el informe. Espero que esta ausencia pueda rectificarse en la votación que tendrá lugar dentro de dos semanas de modo que el informe quede equilibrado en última instancia. Confío plenamente en que así será.

El segundo es un punto de carácter general, señor Presidente, pues creo que deberíamos prever que el debate presupuestario será difícil en los próximos años. A pesar de las tareas adicionales que se nos han asignado desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, no se prevé que nuestro presupuesto aumente en el nuevo periodo, lo que significa que, en el contexto del gasto europeo, cada vez será más necesario alcanzar varios objetivos políticos al mismo tiempo con el mismo gasto. Para ello es necesario que el Tribunal de Cuentas pueda hacer una auditoría eficaz de las múltiples acciones del gasto, en lugar de examinar si se han cumplido las normas. Nuestro Tribunal de Cuentas no es capaz de hacerlo en estos momentos. Así pues, si deseamos elaborar un presupuesto eficiente que pueda ser objeto de una auditoría para el nuevo período presupuestario, será necesario introducir cambios en el Tribunal de Cuentas. Por ello propongo que, en el futuro, el Tribunal de Cuentas asista a los debates sobre los presupuestos y el control presupuestario, y me gustaría que la Comisión Europea me dijera como piensa enfocar esta cuestión.

 
  
MPphoto
 

  Derek Vaughan (S&D). – Señor Presidente, quisiera hablar sobre la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento Europeo y, antes que nada, dar las gracias al ponente por la excelente labor que ha realizado y los arduos trabajos que ha llevado a cabo junto con otros muchos.

Creo que huelga decir que todos los presentes en esta Cámara deseamos mejorar la apertura y la transparencia, así como la relación de calidad/precio para los contribuyentes, pero tenemos que asegurarnos de que los cambios introducidos en nuestros procesos representen una mejora. No estoy seguro de que algunas de las recomendaciones que figuran en el informe actual son una mejora. Por ejemplo, la recomendación de eliminar los aseos en este edificio resultaría muy costosa, al igual que la propuesta de remplazar todo el parque móvil del Parlamento Europeo.

Asimismo, algunas de las recomendaciones que recoge el informe ya se incluyen en las propuestas para el presupuesto de 2011. Algunos ejemplos son la revisión de Europarl TV para asegurarse de su eficacia y de que cumple su cometido, así como la propuesta de adoptar una estrategia a largo plazo para los inmuebles, que ya ha sido adoptada o al menos está prevista para el futuro. Otras recomendaciones del informe se refieren a mejoras que ya se han hecho o están en proceso.

Sin embargo, el informe contiene algunos aspectos positivos que deberían ser aprobados, por ejemplo, la reducción del papel que se desperdicia en la impresión. Todos hemos vista que cada día se imprimen montones de papel y sin duda debe haber margen para reducir esta cantidad.

Me felicito igualmente de la propuesta para racionalizar los estudios externos, y la cooperación con otras instituciones respecto a dichos estudios, a fin de evitar duplicaciones y lograr un aumento de la eficiencia. Según entiendo, algunas enmiendas volverán a presentarse para el presupuesto del Parlamento Europeo para 2011.

El informe pide igualmente un informe anual del gestor de riesgos, lo que me parece también algo positivo. Todo ello viene a demostrar que nuestros debates sobre la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento Europeo deben ser más equilibrados. No tengo duda de que la Comisión de Control Presupuestario ejercerá sus responsabilidades en el futuro y nos informará sobre la forma en que se aplican y tratan las recomendaciones que aparecen en este informe.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE).(DE) Señor Presidente, Señorías, en primer lugar me gustaría decir que esta semana sólo he tenido que viajar a Estrasburgo y no a Bruselas, ya que Estrasburgo me queda mucho más cerca, por lo que fue una gran ventaja poder viajar sin obstáculos a pesar de la interrupción de los enlaces aéreos.

Mi segundo comentario se refiere al control presupuestario. Seguimos teniendo el mismo montón de papeles que indican lo que sucederá en el pleno esta semana. Me gustaría que nos dieran un ordenador para nuestro lugar de trabajo, en particular porque así podríamos ver todo de modo electrónico, de modo que en las votaciones tengamos las enmiendas en nuestra propia lengua ante nosotros y la votación pueda realizarse correctamente. Celebramos cientos de votaciones, siempre a mediodía, y sería conveniente que no tuviéramos montones de papeles a nuestro alrededor, sino que los textos se enviaran en formato electrónico. Después de todo, el Parlamento Europeo debería utilizar tecnologías de punta.

En tercer lugar, cuando viajamos a algún lugar, tenemos que hacer muchas cuentas, lo que desde hace algún tiempo se ha convertido en una gran carga. Es una gran carga adicional para nosotros los diputados europeos, pero también para la administración del Parlamento. La auditoría complementaria impone condiciones adicionales. Deberíamos crear un grupo de trabajo que vuelva a lo esencial —una contabilidad correcta y precisa— a fin de reducir la carga administrativa en un 25 % y no aumentarla en un 50 % como ha ocurrido en los últimos meses.

En cuanto a las estructuras, quisiera pedir a la Comisión que examine si no deberíamos concentrarnos más en las inversiones del Fondo de Cohesión y del Fondo de Desarrollo Regional, y no tanto en el gasto de los fondos europeos, en vista que muchos países atraviesan por una crisis financiera. Incluso un aumento de los fondos del 1,27 % del Producto Nacional Bruto (PNB) resultaría conveniente para lograr un incremento de las actividades de inversión.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D).(RO) Quisiera comenzar mi intervención hablando de la ejecución de la Sección III – Comisión y agencias ejecutivas del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2008. Nos felicitamos de las iniciativas voluntarias que han puesto en marcha Dinamarca, los Países Bajos, Suecia y el Reino Unido para elaborar declaraciones sobre la gestión nacional.

Creemos firmemente que se lograrán avances cuando se reciban las declaraciones sobre la gestión nacional de todos los fondos de la Unión Europea que se gestionan de forma conjunta. Instamos a la Comisión a este respecto a que elabore recomendaciones para la elaboración de estas declaraciones de gestión.

En relación con el programa marco de investigación, nos preocupa que el programa actual no satisfaga las necesidades de un entorno de investigación moderno. Consideramos que es necesario modernizar y simplificar aún más el futuro programa marco.

Me gustaría mencionar asimismo la ejecución del presupuesto de la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información para el ejercicio 2008. En las cuentas de esta agencia se indica que se registraron ingresos acumulados por devengo de intereses por una cantidad superior a 143 000 euros durante el ejercicio 2008, lo que pone de manifiesto que esta agencia cuenta con una alta liquidez durante largos períodos. A este respecto instamos a la Comisión a que examine no sólo la posibilidad de ejecutar plenamente la gestión de caja sobre la base de las necesidades, sino también, en particular la prórroga del mandato de la ENISA más allá de 2012, así como la ampliación de sus competencias.

 
  
MPphoto
 

  Richard Seeber (PPE).(DE) Señor Presidente, si deseamos que los ciudadanos acepten a la Unión Europea, es crucial que éstos sepan lo que se hace con el dinero que pagan en impuestos. Por consiguiente, la exigencia de mayor transparencia formulada por la señora Schaldemose resulta totalmente justificada, y creo que de ello depende el éxito o el fracaso del proyecto europeo.

Sin embargo, no se trata solamente de transparencia, sino también de legibilidad. Nos pagan, por decirlo así, para que nos ocupemos de estas cuestiones a tiempo completo. Creo que cuando los ciudadanos se topan con documentos de este tipo, deberían poder hacer algo concreto con su lectura. Así pues, debemos pedir a la Comisión que trabaje en la legibilidad de sus documentos, en particular la de aquellos relacionados con el marco presupuestario. De este modo, los ciudadanos sabrían con rapidez que tan grande o pequeño es el presupuesto de la UE y cuánto se pide de la UE.

El hecho de que los Estados miembros esperen que la UE haga algo, pero no estén dispuestos a proveer fondos, constituye un problema político que todos tenemos, y éste es un ámbito que la Comisión debería abordar en los próximos años.

 
  
MPphoto
 

  Franz Obermayr (NI).(DE) Señor Presidente, quisiera decir unas cuantas palabras sobre el crucial debate acerca del Instrumento de preadhesión para Turquía. Este Instrumento ha aumentado constantemente desde 2002, a pesar de que Turquía da más pasos atrás que hacia adelante. El último informe especial del Tribunal de Cuentas pone de manifiesto importantes problemas. Los fondos no se gastan de forma eficaz ni se evalúan de manera suficiente.

Por ello pido a la Comisión que explique a los ciudadanos de la UE, antes de la aprobación de la gestión de su presupuesto, lo que ha sucedido exactamente con los 800 millones de euros anuales que recibe Turquía.

Paso ahora a las distintas agencias en general. El crecimiento incontrolado, la creación, reestablecimiento y expansión de las agencias de la UE, que casi se han triplicado desde 2000, contradicen claramente la reducción de la burocracia que exige la Estrategia de Lisboa, incluyendo a la nueva Oficina Europea de Apoyo al Asilo.

Aunque hablamos sobre el ejercicio 2008, me gustaría hablar brevemente sobre el Observatorio Europeo de la Droga y las Toxicomanías. Realmente me gustaría saber si esta agencia estaba dormida cuando, a principios de año, la República Checa legalizó las drogas duras, y ahora, gracias a la apertura de fronteras, tenemos un fabuloso turismo de la droga. De este modo, nos mostramos muy duros con los fumadores, pero estamos dormidos en lo que respecta a las drogas duras.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Caspary (PPE).(DE) Señor Presidente, Señorías, yo también quisiera abordar el tema de las ayudas preadhesión. El Tribunal de Cuentas señala claramente en su informe que no está en condiciones de comprobar si los fondos de los programas vigentes se han utilizado correctamente. Así pues, la Comisión Europea ha creado programas que no podemos controlar y cuya eficacia no podemos verificar.

En su opinión, la Comisión de Control Presupuestario emitió una posición clara, y ahora se producen increíbles presiones por parte de los partidarios de la adhesión de Turquía. La pregunta en relación con la aprobación de la gestión no es si Turquía se adherirá o no a la UE. No se trata de si deseamos complacer o no a los representantes de otros países amigos, sino que se trata de que comprobemos si los programas son realmente eficaces, si el dinero llega a aquellos a los que estaba destinado y no se pierde en otras partes. Se trata asimismo de que gestionemos correctamente el dinero de los contribuyentes europeos. Por ello estaría muy agradecido si la mayoría de esta Cámara tomara la decisión correcta cuando finalmente llegue la votación.

 
  
MPphoto
 

  Andrew Henry William Brons (NI). – Señor Presidente, represento a un partido que se opone al proyecto de la UE en su conjunto y a la pertenencia de nuestro país a la UE. Este hecho podría hacer que la gente sospechara que nos opondríamos a la aprobación de cuentas independientemente de cuáles sean las evidencias. Yo rechazo esa sospecha.

Si bien nuestra posición habitual consiste en oponernos a la aprobación de cualquier gasto futuro, yo había esperado que apoyaríamos la aprobación de cuentas de gastos pasados si así lo justificaban las evidencias, a pesar de que no estamos de acuerdo con los fines de dicho gasto. Sin embargo, nos opondremos a la aprobación de las cuentas en su conjunto por la gran cantidad de irregularidades.

No confundimos la evaluación de la regularidad o la irregularidad del gasto con la aprobación o desaprobación de su finalidad. Espero que todos los demás adopten la misma actitud, independientemente de que aprueben o no los fines del gasto.

 
  
MPphoto
 

  Christa Klaß (PPE).(DE) Señor Presidente, Señorías, estamos deliberando sobre la aprobación de la gestión del presupuesto de 2008, pero dicha aprobación siempre nos brinda la oportunidad de mirar hacia el futuro, y me parece que en este contexto en particular debemos concentrarnos en las numerosas agencias que hemos creado. No cabe duda de que debemos facilitar recursos financieros a estas agencias, pero también debemos velar por que puedan realizar la labor que se les ha encomendado.

Me refiero a la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA), que es responsable de la industria química y que debe asumir tareas adicionales en el próximo período a fin de ocuparse de los biocidas. Debemos velar porque se realice una labor eficiente encaminada hacia el futuro y que se corresponda asimismo con nuestras políticas, por lo que pido que todos velemos por que estas agencias puedan trabajar correcta y eficientemente para nosotros también en el futuro.

 
  
MPphoto
 

  Algirdas Šemeta, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, quisiera subrayar una vez más el compromiso que ha asumido la Comisión para continuar los avances que hemos logrado en los últimos años a fin de seguir mejorando la calidad del gasto. Lógicamente examinaré detenidamente las decisiones relativas a la aprobación de la gestión que el Parlamento Europeo aprobará dentro de dos semanas, y la Comisión llevará a cabo un seguimiento adecuado de éstas.

Quiero igualmente dar las gracias a Sus Señorías por el excelente debate que se ha celebrado hoy. Creo que se han expresado muchas buenas ideas en él, y me gustaría examinar algunas de ellas.

En primer lugar, en relación con las declaraciones sobre la gestión nacional, que abordó Bart Staes y otras diputadas y diputados, sólo quisiera recordar que hemos enviado, junto con el Comisario Lewandowski, una carta a la Comisión de Control Presupuestaria en la que anunciamos que haremos una propuesta sobre dichas declaraciones durante la próxima revisión del Reglamento financiero. Me parece que con ello se podrá mejorar significativamente la situación de la gestión de los Fondos Estructurales, junto con las propuestas relativas a la simplificación y a la introducción del concepto de riesgo de error tolerable. Al señor Søndergaard parece preocuparle mucho esta cuestión.

La señora Herczog mencionó el papel de las auditorías y controles internos. Coincido plenamente con ella en este aspecto y tan sólo me gustaría decir que la semana próxima debatiremos la estrategia de auditoría para el período 2010- 2012 y prestaremos mucha más atención a la mejora de los sistemas de control interno de la Comisión.

También coincido con lo expuesto por el señor Audy y otras diputadas y diputados acerca del procedimiento de aprobación de la gestión. Creo que debemos iniciar un debate sobre la forma de mejorar este procedimiento a fin de lograr que la mayoría de sus resultados se apliquen lo antes posible. Estamos en 2010 y estamos hablando sobre la aprobación de la gestión del presupuesto de 2008, ya que no fue posible aplicar nada durante 2009. Me parece necesario un debate exhaustivo en el que participen las partes interesadas y el Tribunal de Cuentas. Coincido plenamente con sus puntos de vista y los de otros oradores que hablaron sobre este tema.

Creo igualmente que es muy importante abordar el tema de la eficiencia en el gasto de los fondos de la UE. En nuestra estrategia general de auditoría prestamos una gran atención a la mejora de la auditoría de la eficiencia en el gasto de la UE. Creo que esta estrategia dará resultados en el futuro.

En cuanto a Turquía, la Comisión seguirá las recomendaciones para mejorar los objetivos y registrar los avances. En todos los ámbitos de gasto tenemos que mejorar la calidad del gasto, desde el establecimiento de objetivos hasta la evaluación de impacto.

Los resultados logrados hasta ahora demuestran que la Unión Europea continúa con sus esfuerzos para mejorar la manera en que se gasta el dinero de los contribuyentes y se ofrece valor añadido a nuestros ciudadanos. Estos avances son también el resultado de la acción del Parlamento en su calidad de autoridad encargada de la aprobación de la gestión, siempre atento a la manera en que se utiliza el presupuesto de la UE, crítico cuando ésta no es satisfactoria, pero que también nos brinda su apoyo cuando se hacen avances. Éste es un mensaje importante que debemos transmitir a los ciudadanos de la Unión.

Por consiguiente, permítanme finalizar expresando un agradecimiento muy especial al Parlamento Europeo por su apoyo a los esfuerzos consentidos por la Comisión para mejorar la gestión financiera del presupuesto de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Jens Geier, en representación del ponente.(DE) Señor Presidente, para que el acta sea correcta debo decir que represento al ponente Bogusław Liberadzki, que al igual que muchos otros miembros de esta Cámara ha sido víctima de los problemas de transporte que se han producido esta semana. Lo hago con gran satisfacción y me gustaría aprovechar esta oportunidad para pasar revista a algunas de las observaciones hechas durante el debate.

Para comenzar, Comisario Šemeta, usted ha destacado, a mi gran satisfacción, que la Comisión adoptará medidas para seguir reforzando la rendición de cuentas de los principales actores que gestionan los fondos de la UE. Todos sabemos lo que eso significa. De hecho, todos sabemos que significa que debemos recordar su responsabilidad a los Estados miembros de la Unión Europea que gestionan una gran parte de los fondos para que lo hagan de acuerdo con las mejores prácticas, porque también sabemos que la mayoría de los errores que se cometen al utilizar los fondos europeos los hacen los Estados miembros a este nivel.

Es por ello que no resulta convincente escuchar a algunos diputados del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos y del Grupo Europa de la Libertad y de la Democracia, todos los cuales han asumido otros compromisos, incluido el señor Czarnecki, criticar fuertemente a la Comisión en este debate y pedir que se deniegue la aprobación de la gestión del presupuesto de la Comisión. Yo habría esperado que Sus Señorías apoyaran la propuesta a favor de las declaraciones sobre la gestión nacional en esta Cámara y también en los Estados miembros, porque es en esa gestión que se cometen los errores y no existe una cooperación suficiente. También resulta poco convincente que los diputados del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos digan que todo lo que sucede en este ámbito no se ajusta a las normas, cuando saben muy bien que la responsabilidad reside en una parte totalmente distinta.

Quisiera mencionar una vez más las ayudas preadhesión, porque me parece que es necesario corregir algunas cosas a ese respecto. Quiero recordar a Sus Señorías que la Comisión de Control Presupuestario aprobó el informe del ponente por una pequeña mayoría. También quiero recordar que durante la elaboración del informe, el representante del Tribunal de Cuentas Europeo intentó recordar al ponente que su informe debía tratar sobre los hechos considerados dignos de crítica en el comportamiento de la Comisión, y no sobre el comportamiento de Turquía. Los miembros del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) introdujeron en el informe sobre la aprobación de la gestión del presupuesto de la Comisión una serie de enmiendas que intentamos eliminar de inmediato, porque no hacían tanto referencia a la utilización del dinero de los contribuyentes como al rumbo que llevan las negociaciones de adhesión con Turquía, y por creer que ése no era el camino a seguir.

 
  
MPphoto
 

  Inés Ayala Sender, ponente. (ES) Señor Presidente, en esta conclusión deseo agradecer al Comisario Šemeta y a los servicios de la Comisión responsables de la ayuda al desarrollo y de ayuda humanitaria su diligente y efectiva cooperación en este ejercicio.

También quiero expresar mi reconocimiento, en justicia, a la Presidencia española por los esfuerzos que está realizando en este ejercicio de aprobación de la gestión, en especial la oferta de abrir el debate para renovar el acuerdo interinstitucional con el Consejo, puesto que el actual ya lleva tiempo siendo claramente obsoleto. Pero también deseo manifestar mi rechazo por la improvisación del procedimiento de la Cámara que, evidentemente, no había pensado en invitar formalmente ni al Tribunal de Cuentas, ni al Consejo, hasta hoy, a las nueve de la mañana.

Criticar la ausencia de quien no nos hemos molestado ni siquiera en invitar me parece que linda el ridículo y la mala fe. Creo que, si queremos hacernos respetar y estar a la altura de nuestras nuevas responsabilidades, nuestros procedimientos interinstitucionales deben ser más rigurosos y serios y menos oportunistas.

Para concluir el debate sobre la aprobación de la gestión de los Fondos Europeos de Desarrollo sólo deseo agradecer la excelente cooperación con mis colegas, en especial la señora Hohlmeier, y mostrar mi satisfacción por las mejoras importantes logradas en la aplicación eficaz y transparente de la ayuda europea al desarrollo.

De las muchas acciones positivas que transcienden del trabajo de la Unión Europea, los ciudadanos distinguen con una alta apreciación positiva la ayuda europea al desarrollo e incluso demandan una mayor visibilidad y extensión, pero también se preocupan si no queda claro por qué ayudamos a determinados gobiernos mediante el apoyo presupuestario, si no se explican o garantizan suficientemente las razones y el control estricto en caso de que varíen las circunstancias por golpes de Estado, escándalos de corrupción, violaciones de los derechos humanos o retrocesos en el camino hacia la democracia o hacia la igualdad de género.

Los avances significativos que hemos visto y que hemos constatado justifican que aprobemos la gestión de los 7º, 8º, 9º y 10º Fondos Europeos de Desarrollo, pero tendremos que seguir mejorando. Este Parlamento Europeo estará vigilante, sobre todo, para que el nuevo sistema interinstitucional tras Lisboa y el marco del Servicio Exterior no pongan en riesgo las mejoras logradas, para que los ciudadanos sigan sintiéndose orgullosos de la ayuda europea al desarrollo.

 
  
MPphoto
 

  Bart Staes, ponente.(NL) Señor Presidente, Señorías, quisiera dar las gracias a todas las diputadas y diputados que se han referido a mi informe en este debate, en particular al señor Itälä, al señor Gerbrandy, a la señora Herczog, al señor Geier, al señor van Dalen, a la señora Schaldemose, a la señora de Lange y al señor Vaughan. Creo que ya está dicho todo, aunque debo manifestar mi sorpresa acerca de la elaboración de este informe. Ésta es la tercera vez que he sido ponente para la aprobación de la gestión del presupuesto del Parlamento Europeo, y siento que se ha producido un cambio de percepciones.

La primera y segunda vez resultó relativamente fácil presentar críticas en esta Cámara. La tercera vez ha sido más difícil. Resulta evidente que, súbitamente, esta Cámara se ha hecho más susceptible y, posiblemente, carezca de autocrítica. En la prensa algunos me acusan, mientras que algunas diputadas y diputados me dicen que están de acuerdo conmigo, pero que el informe da alas a los euroescépticos. No estoy de acuerdo: soy un diputado proeuropeo y a la vez crítico, y si encuentro cosas que en mi opinión podrían mejorarse o cambiarse, o cosas, como el fondo voluntario de pensiones, que han sido objeto de irregularidades en el pasado, mi deber es decirlo. Las diputadas y diputados proeuropeos debemos poner de relieve estas cosas, pues sólo así cortaremos las alas de los euroescépticos, que viven de medias verdades —que en ocasiones son mentiras consumadas— de este tipo. Nos corresponde a nosotros decir las cosas como son, y siempre lo haré, y nunca pasaré por alto los abusos. Esta es mi posición fundamental.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki, ponente. (PL) Señor Presidente, quisiera dar las gracias al señor Geier, que se ha dado cuenta de que en ocasiones digo lo que pienso. Debo decir que voy a aprender mucho del representante del Consejo —un Ministro español que siempre desaparece cuando sabe que se va a criticar al Consejo. No estaba presente al principio durante mi intervención y tampoco lo está ahora, cuando vuelvo a intervenir.

No es una casualidad que, de las siete instituciones que he tenido la ocasión de evaluar, seis se encuentren más o menos en orden y una sea la causa de continuos problemas. Quiero recordar a todos los presentes que el año pasado sucedió lo mismo, y el Consejo sólo obtuvo la aprobación de la gestión de su presupuesto en noviembre. Creo que esta aprobación se concederá antes este año, pero no quisiera que se repitiera una situación en la que recibamos un documento, no del ejercicio de 2008, sino de 2007. Esto viene a demostrar que existe un caos en la Secretaría General del Consejo o bien que ésta trata al Parlamento como un escolar poco inteligente. Una situación en la que todas las instituciones europeas son iguales, pero en la que el Consejo piensa que es más igual que las demás, como en Rebelión en la granja de George Orwell, es una situación sumamente alarmante.

Sin embargo creo —seamos justos— que lo que ha dicho el representante del Consejo representa una propuesta muy importante. Me refiero al abandono, como yo lo entiendo, del famoso acuerdo entre caballeros de 1970, y al reconocimiento de que el Parlamento debe ser tratado con más seriedad que el Parlamento de hace 40 años, que aún era designado por los parlamentos nacionales y no era elegido por sufragio universal. El abandono del acuerdo entre caballeros es una medida muy positiva, que agradezco al Consejo. Me parece que propuse una enmienda oral en este sentido en la votación del mes de mayo.

 
  
MPphoto
 

  Véronique Mathieu, ponente.(FR) Señor Presidente, en primer lugar quiero dar las gracias a los ponentes alternativos que cooperaron conmigo con una gran eficacia para elaborar este informe, y en segundo lugar, a todos los miembros de la secretaría de la comisión parlamentaria, ya que ésta fue una tarea muy exigente.

También quiero dar las gracias a todas las diputadas y diputados que han intervenido en los debates y asegurarles que comparto plenamente sus preocupaciones. Sus intervenciones ponen de manifiesto que desean una mayor transparencia y seguimiento de los fondos de la UE, algo que resulta totalmente comprensible.

En mi conclusión quisiera señalar que estas agencias tienen un papel que desempeñar —algo que debe señalarse, pues es muy importante— y que para llevar a cabo este importante papel político tienen un programa de trabajo. Este programa de trabajo debe coincidir con el de la Unión Europea y —así lo espero— ser objeto de un seguimiento por parte de nuestras tres instituciones.

De hecho, aunque algunas agencias cooperan de forma natural y espontánea con estas instituciones, otras se muestras menos receptivas y, en esos casos, los textos de nuestras instituciones no tienen carácter vinculante. Tenemos que pensar muy seriamente en ello, señor Presidente.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Quiero agregar brevemente que los servicios me acaban de informar que han pasado revista rápidamente a las actas de los últimos años y durante la última legislatura, el Consejo adoptó una posición y estuvo presente en el debate en una ocasión y únicamente en segunda lectura, porque la aprobación de la gestión había sido inicialmente pospuesta en 2009 y el Consejo sólo estuvo presente en la segunda ronda. Así pues, la idea de que vamos hacia una mejora parece no estar equivocada.

Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar en el período parcial de sesiones del mes de mayo.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Ivo Belet (PPE), por escrito. – (NL) Señor Presidente, Señorías, esta Cámara debe ser un modelo de transparencia financiera y control presupuestario interno. No podemos ser demasiado exigentes con nosotros mismos en este aspecto. En un Parlamento tan amplio, con tantos escaños y un personal tan numeroso, las cosas no pueden funcionar perfectamente todo el tiempo. Donde quiera que trabajen personas, habrá errores. Incluso los controles internos más estrictos no pueden evitarlo. No obstante, también tenemos que reconocer que se han hecho grandes esfuerzos en los últimos años para corregir las cosas.

Me gustaría dar dos ejemplos. En primer lugar, el nuevo Estatuto de los asistentes que fue aprobado finalmente tras años de deliberaciones. Los abusos que existían ahora han sido virtualmente eliminados. El segundo ejemplo es el reembolso de gastos. También en este ámbito Se han adoptado medidas y se han introducido normas claras y precisas. ¿Se han resuelto con ello todos los problemas? Por supuesto que no. Cabe felicitarse de que los controles internos se hayan hecho aún más estrictos, pero dar la impresión de que se están encubriendo cosas me parece inadmisible, pues no es verdad. Quisiera finalizar diciendo en relación con los futuros aumentos del presupuesto que debemos tener el valor de explicar al público que el Tratado de Lisboa implica una gran cantidad de trabajo adicional, lo que sin duda justifica un incremento del presupuesto para comunicaciones y contacto con los visitantes.

 
  
MPphoto
 
 

  Indrek Tarand (Verts/ALE), por escrito. – En general, acogemos con satisfacción el estado actual de cosas que guarda el presupuesto de la Unión Europea. Sin embargo, todavía queda margen para hacer mejoras. Mejoras significativas, diría yo. Ceterum censeo, Francia ha decido vender un buque de guerra de la clase Mistral a Rusia y creemos sinceramente que lamentará esa acción.

 
  
  

(La sesión, suspendida a las 12.00 horas, se reanuda a las 15.00 horas)

 
  
  

PRESIDE: Gianni PITTELLA
Vicepresidente

 
Última actualización: 22 de julio de 2010Aviso jurídico