Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2010/2040(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0266/2010

Textos presentados :

A7-0266/2010

Debates :

PV 21/10/2010 - 5
CRE 21/10/2010 - 5

Votaciones :

PV 21/10/2010 - 7.10
CRE 21/10/2010 - 7.10
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0386

Debates
Jueves 21 de octubre de 2010 - Estrasburgo Edición DO

5. Política Marítima Integrada (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidente. − De conformidad con el orden del día, se procede al debate del informe (A7-0266/2010) de la señora Meissner, en nombre de la Comisión de Transporte y Turismo, sobre la Política Marítima Integrada – Evaluación de los progresos realizados y nuevos desafíos [COM(2009)0540 - 2010/2020(INI)].

 
  
MPphoto
 

  Gesine Meissner, ponente.(DE) Señor Presidente, señora Geoghegan-Quinn, Señorías, deseaba que la Cámara estuviera llena hasta los topes, no por mí ni porque este sea mi primer informe, sino por el tema en cuestión, que es desconocido para muchas personas, aunque sumamente importante.

Casi nadie se ha enterado de la Política Marítima Integrada, pero es un tema decisivo para todos nosotros, porque realmente es cierto que nuestro futuro reside en el mar. Un total del 70 % de la superficie terrestre se compone de agua. Los niveles de población están aumentando, no en Europa, sino en el resto del mundo y para 2050 habrán alcanzado 9 000 millones. La Tierra se está quedando pequeña y muchos expertos ya han descubierto el importante potencial de los océanos. Nuestro objetivo ahora debe ser conservar los recursos de los mares para futuras generaciones mediante la Política Marítima Integrada.

Hasta ahora solo se ha explorado el 10 % de los océanos y sus recursos, pero ya tenemos 50 000 productos que proceden del mar. Ahora se está trabajando para producir energía a partir del mar y extraer materias primas para medicinas, cosméticos e industria. Aunque estamos desarrollando nuestra política marítima general, es importante garantizar que el mar no contraataque, como lo hacía en una novela sensacional del autor de best sellers Frank Schätzing. Tenemos la oportunidad de convertir la economía marítima en la mayor superficie de crecimiento de nuestra economía en su conjunto. Por esta razón, hoy no solo se habla de empleos verdes, sino también de empleos azules y crecimiento azul. El litoral de la UE tiene 23 000 kilómetros de longitud y una tercera parte de la población vive junto al mar. La navegación ecológica y la energía de alta mar son ámbitos en los que Europa posee amplios conocimientos que se pueden seguir desarrollando. Por eso, necesitamos un planteamiento integrado para poder lograr todos estos objetivos con mucho cuidado.

¿Qué esferas concretas abarca la Política Marítima Integrada? La primera de estas esferas es el transporte. La navegación puede describirse como la central eléctrica del transporte europeo, porque el 95 % del comercio mundial y el 40 % del comercio europeo viajan por mar, a través de puertos con logística y conexiones con las zonas del interior. Se prevé mayor crecimiento y, por tanto, debemos asegurar en particular que podemos reducir las emisiones desarrollando buques más ecológicos. La siguiente esfera es la construcción naval. Contamos con muchos conocimientos especializados en este campo, como ya he dicho. Debemos asegurarnos de que empleamos estos conocimientos de forma productiva para afianzar los puestos de trabajo actuales y crear otros nuevos.

Por supuesto, la Política Marítima también incluye la pesca y la acuicultura. El pescado no es solo una fuente de alimento. Además, la acuicultura es el ámbito de la agricultura y la pesca que está demostrando los niveles más elevados de crecimiento. Es importante que seamos conscientes de ello.

En el ámbito de la energía se está avanzando mucho con relación al mar. Tenemos oleoductos y gaseoductos, plataformas petrolíferas y parques eólicos marinos y ya existen planes para equipar buques petroleros con velas para que puedan reducir su consumo energético en un 20 % utilizando energía eólica. La energía de las olas es un campo con gran potencial y las microalgas, que pueden usarse como biomasa, representan una fuente de energía ilimitada.

En el campo de la investigación se presta especial atención al uso de la biotecnología marina para desarrollar medicinas. Ya tenemos analgésicos y medicinas contra la malaria y actualmente se está trabajando en medicinas para el cáncer.

La protección de nuestras costas es una cuestión importante que también se incluye en la Política Marítima Integrada. Nuestras costas se encuentran amenazadas por marejadas y es necesario que las protejamos, no solo de las mareas, sino también del petróleo, la piratería y el contrabando. Asimismo, debemos abordar el problema de las personas solicitantes de asilo en Italia.

Por último, nuestras costas también son, desde luego, destinos turísticos muy populares y estamos trabajando en el desarrollo de un concepto de turismo sostenible para el litoral.

Ustedes pueden ver que existen muchas esferas implicadas en esto, todas ellas relacionadas con el agua. El objetivo de la Política Marítima Integrada es desarrollar estas esferas con cuidado y en armonía trabajando juntos. Muchas personas no son conscientes de esto, pero es de suma importancia.

La Unión Europea ya ha logrado mucho en este sentido, pero es necesario trabajar aún más. Por eso, me he centrado en este informe no tanto en las esferas individuales, sino principalmente en lo que ha sucedido durante los últimos años desde que se publicó el Libro Azul de 2007, lo que todavía es necesario desarrollar y lo que se debe continuar. Estas son las esferas que mencionaré de nuevo brevemente en mi conclusión.

 
  
MPphoto
 

  Máire Geoghegan-Quinn, Miembro de la Comisión.(GA) Señor Presidente, Señorías, me gustaría decir en primer lugar que mi colega la Comisaria Damanaki hoy se encuentra en Portugal en representación del Presidente Barroso en una conferencia importante sobre asuntos marinos y política marina y lamenta no poder estar hoy entre nosotros.

Permítanme decir, ante todo, que este debate demuestra lo mucho que importa la política marítima. Quisiera felicitar a la ponente, la señora Meissner, por este informe tan acertado.

La Comisión acoge con gran satisfacción este informe excelente y su opinión favorable sobre nuestra Política Marítima Integrada. Este informe es más que un mero ejercicio de inventario. También establece una visión ambiciosa, inclusiva y detallada del futuro de la política marítima. No es la primera vez que el Parlamento da ejemplo en la discusión de políticas marítimas integradas. El informe es producto de una admirable cooperación entre comisiones que añade legitimidad democrática a nuestra política. Es más, abre nuevos horizontes, empezando por la participación de parlamentos y autoridades nacionales y regionales, para ayudar a dar forma a nuestra Política Marítima Integrada con el fin de que llegue a ser una política operativa de relevancia que cree más y mejores puestos de trabajo.

La Comisión confía en que las exigencias políticas de este informe repercutan positivamente en la futura política marítima por tres razones importantes.

En primer lugar, por adoptar un enfoque innovador de la dimensión marítima de la Estrategia Europa 2020 y asegurar un crecimiento sostenible en los sectores marítimos y las regiones costeras.

En segundo lugar, dichas exigencias indicarán el camino hacia objetivos políticos emergentes en los que la Comisión y el Parlamento deberían trabajar conjuntamente. Entre ellos, figuran el planteamiento de Europa de la mitigación del cambio climático en las regiones costeras y el turismo costero sostenible, el apoyo a una navegación más ecológica, más segura y más competitiva mediante el espacio marítimo común sin fronteras y más medidas sobre seguridad marítima y prevención de accidentes.

En tercer lugar, este informe ofrece un conjunto de propuestas constructivas y coherentes para futuras medidas.

Estoy deseando escuchar sus opiniones durante este debate.

 
  
MPphoto
 

  Werner Kuhn, ponente de opinión de la Comisión de Pesca. – (DE) Señor Presidente, señora Geoghegan-Quinn, ante todo me gustaría agradecer a la señora Meissner lo que es, en el sentido más estricto de la palabra, un trabajo integrado, no solo porque se ocupa de la Política Marítima Integrada, sino también porque incluye todos los ámbitos especializados. En lo que se refiere a la pesca, me gustaría decir de nuevo que la pesca y la acuicultura, sin duda, representan una parte importante de la Política Marítima Integrada. También considero importante mencionar una vez más que en la Unión Europea producimos alrededor de 2 millones de toneladas de productos de pesca, pescado y acuicultura, pero consumimos 8 millones de toneladas.

Somos una de las mayores regiones exportadoras de productos pesqueros del mundo. Por lo tanto, nos enfrentamos a retos especiales cuando se trata de proteger nuestros recursos. Un punto decisivo en este sentido que ya se ha mencionado es la ordenación del espacio marítimo. Es importante que identifiquemos cuáles son las prioridades. Las pesquerías y las zonas protegidas sin duda son una gran prioridad, junto con las rutas de navegación y, por supuesto, en este contexto, la seguridad marítima. Se debe tener especial cuidado en las rutas de navegación con mucho tráfico.

Hemos hablado mucho de energía renovable. Los parques eólicos marinos que se están construyendo en grandes cantidades para generar energía también deben estar incluidos, desde la perspectiva de la pesca y de la seguridad marítima. Esto representa un reto importante. Hay otro tema que quisiera mencionar en este contexto. Debemos promover la investigación y el desarrollo en relación con los métodos de pesca. Los 50 millones de euros asignados por la Comisión no serán suficientes. Me gustaría pedirle que se lleve de vuelta este mensaje, señora Geoghegan-Quinn.

La Política Marítima Integrada, por supuesto, no se acaba en las fronteras de Europa. Debemos trabajar conjuntamente con nuestros vecinos. No tenemos más que pensar en Islandia, las Islas Feroe y lo que ha pasado allí en los últimos años, la región del Mediterráneo, Libia y Egipto que representan un reto importante.

 
  
MPphoto
 

  Georgios Stavrakakis, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo Regional. (EL) Señor Presidente, señora Comisaria, el uso sostenible del entorno marítimo es vital para la sostenibilidad y el crecimiento de toda Europa, en especial de los países cuyas economías están directamente relacionadas con el mar.

El crecimiento equilibrado en sectores fundamentales, como por ejemplo, la pesca y la acuicultura, la energía, el transporte y el turismo, puede garantizar a los ciudadanos un futuro profesional e ingresos. Desde el punto de vista del desarrollo regional, hacer uso de la cohesión territorial como nueva base para más integración del mercado interior es de vital importancia. Para el sector marítimo, esto significa promocionar más el transporte marítimo de corta distancia y asegurar mejores vínculos entre las islas y regiones marítimas periféricas y entre ellas y el continente y los centros económicos. Esto es fundamental para lograr cohesión social, económica y territorial.

El enfoque innovador adoptado en el marco de la Política Marítima Integrada también es importante y ha reemplazado el enfoque fragmentado de las políticas marítimas. Aprovechar las sinergias tiene una ventaja doble para los ciudadanos de la Unión Europea: mejora los resultados obtenidos y ahorra dinero.

 
  
MPphoto
 

  Georgios Koumoutsakos, en nombre del Grupo PPE.(EL) Señor Presidente, la Política Marítima Integrada es fundamental para la Unión Europea. La necesitamos para explotar completamente una de las ventajas básicas de Europa: su fuerte tradición marítima. El objetivo estratégico de una Política Marítima Integrada consiste en fortalecer la posición destacada de Europa en la investigación marítima y el desarrollo tecnológico, en sectores como la construcción naval, la explotación de los recursos marítimos y el desarrollo de fuentes de energía en alta mar, a través de una mejor coordinación de políticas relativas al mar.

La Política Marítima Integrada debe respaldar la navegación europea, que es inigualable en el mundo, para que pueda desempeñar un papel destacado a nivel internacional. Por eso debemos salvaguardar la competitividad de nuestra navegación como un activo valioso, ya que es muy importante para Europa. Por eso mismo es necesario que las soluciones internacionales adoptadas por la Organización Marítima Internacional, que deben tener un papel soberano, se apliquen a escala global.

El informe de la señora Meissner subraya y analiza con bastante acierto la importancia de la gobernanza marítima, de la vigilancia marítima y de la ordenación del espacio marítimo. Sin embargo, existe una condición sine qua non para todo esto: el cumplimiento de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Así pues, el apartado 25 del informe es sumamente importante, ya que en él el Parlamento Europeo pide a los Estados costeros de todas las cuencas marítimas, en especial del Mediterráneo, que resuelvan las cuestiones de delimitación basándose en la Convención sobre el Derecho del Mar. El informe pone de relieve la enorme importancia de las zonas económicas exclusivas para Europa. Deseo felicitar a la señora Meissner por su excelente labor y por la cooperación entre nosotros y agradecer su esfuerzo a todos los ponentes alternativos. No obstante, al mismo tiempo, como apasionado defensor de la competitividad de la navegación europea, personalmente tengo serias dudas y graves preocupaciones respecto a la enmienda que la señora Meissner presentó hace unos días.

 
  
MPphoto
 

  Knut Fleckenstein, en nombre del Grupo S&D.(DE) Señor Presidente, Señorías, en primer lugar quisiera felicitar a la señora Meissner por su informe y agradecerle lo mucho que ha trabajado. Compartimos el enfoque adoptado por este informe que se centra no en la estructura sectorial de la política marítima en cada uno de los Estados miembros, sino que más bien destaca la importancia de coordinar la política marítima dentro de los Estados miembros y entre ellos.

Si miramos al futuro, veremos el espacio disponible de nuestros mares y océanos cada vez más restringido. Los océanos son rutas de transporte, fuentes de materias primas y energía, proveedores de alimentos y reservas de agua. La explotación económica de los océanos está aumentando y esto conlleva un incremento de las consecuencias medioambientales en ellos. Surgirán conflictos de interés y tendremos que resolverlos mediante una coordinación eficaz dentro de los países y entre ellos.

No es posible comentar todas las cuestiones, pero me gustaría mencionar brevemente las zonas de control de emisión de azufre. Yo no pretendía que los límites fueran menos estrictos. Cuando la Comisión presente su estudio, podremos decir hasta qué punto los límites darán lugar a un cambio del transporte por mar al transporte por carretera, en particular en el Mar del Norte y el Báltico. Después podremos discutir este asunto más a fondo. De cualquier modo, las condiciones básicas para la competencia dentro de la Unión Europea entre el Norte y el Sur deben permanecer al mismo nivel. Este también debe ser uno de los objetivos de la Comisión.

Hay un punto con el que no estamos del todo satisfechos. Durante mucho tiempo, hemos estado hablando sobre la importancia estratégica del sector de la construcción naval en Europa. También hemos dicho que la innovación es muy importante en este sector, porque esta es la única forma en que puede sobrevivir. Necesitamos una estrategia coordinada para nuestra política sobre el sector de la construcción naval. Creo que la petición de los Estados miembros de asignar fondos a la construcción naval también ha sido muy importante, pero no ha recibido apoyo por parte de los liberales y los conservadores. Señorías, ¿cómo proponen ustedes que deberíamos apoyar el sector de la construcción naval en Europa? Expresar tópicos y buenos deseos para los trabajadores de los astilleros europeos, que están preocupados por sus puestos de trabajo, simplemente no basta. Los socialdemócratas esperamos mejores medidas y mejores propuestas en este ámbito.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica, en nombre del Grupo ALDE. – (ES) Señor Presidente, una tercera parte de nuestros ciudadanos viven en la costa. La Unión Europea es la primera potencia marítima mundial. Una política integrada relacionada con los objetivos de la Estrategia Europa 2020 nos va a permitir reforzar nuestro liderazgo.

Pero es necesaria una política global e intersectorial que tenga en cuenta a todos los agentes de la sociedad civil y las estrategias y competencias de las autoridades locales y regionales de las zonas costeras. Tenemos que seguir mirando a las costas y a la mar como oportunidad.

Y, por ello, tenemos que reforzar la política pesquera sostenible e integrar las dificultades de las personas que viven de la mar —un sector, por cierto, muy responsable—. Debemos reforzar la política de seguridad para que los buques pesqueros que trabajan con convenios europeos puedan estar protegidos, luchando para ello contra la piratería y, reforzando, por tanto, la operación Atalanta.

Debemos hacer una apuesta clara por un sector estratégico como es el de la construcción naval, que está pasando por malos momentos por la competencia del Sudeste Asiático y que espera un apoyo europeo firme que están echando de menos.

Hay que desarrollar las autopistas del mar para la reducción del CO2 y conseguir un mayor desarrollo de las energías renovables.

Aplicando a todos estos sectores la innovación, la coordinación interinstitucional, los instrumentos financieros adecuados y una clara definición de la apuesta que Europa quiere hacer, conseguiremos un desarrollo económico, técnico y sostenible, y un nivel de investigación que nos permitirá la creación de empleos de alto nivel y la protección de algo a lo que queremos. Porque queremos seguir viviendo con ella, la mar.

 
  
MPphoto
 

  Keith Taylor, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (EN) Señor Presidente, en nombre del Grupo Verts/ALE, me gustaría dar las gracias a la ponente, la señora Meissner, por elaborar este informe y desarrollarlo junto a los demás grupos políticos.

Puesto que el 71 % de la superficie de la Tierra está cubierto de agua, realmente parece lógico intentar y desarrollar una Política Marítima Integrada. Europa cuenta con 305 000 kilómetros de costa.

Esa era la intención de la Comisión allá en 2009 cuando anunció un enfoque de política más horizontal en esferas como, por ejemplo, el transporte marítimo, el entorno marino y las políticas regionales y de pesca.

Hoy vemos la respuesta de la Comisión de Transporte y Turismo a esta nueva dirección, a través del informe de la señora Meissner. Nosotros apoyaremos este informe, pues representa un avance importante en la dirección correcta hacia el cuidado y el uso sostenible de nuestros recursos marítimos.

No obstante, creemos que todavía queda mucho trabajo por hacer. Acogemos con agrado las sugerencias del informe acerca de la gobernanza marítima, las iniciativas y estrategias de las cuencas marinas, la vigilancia y la ordenación del espacio marítimo, un marco de investigación marítima y una red de observación e información, y un fondo para infraestructura marítima.

Me complace especialmente que el informe ahora incluya la integración de objetivos en materia de reducción de emisiones de carbono y el apoyo a las energías solar y eólica renovables a bordo de los buques.

En cuanto a las votaciones que se celebrarán más tarde en el día de hoy, me gustaría pedir a los diputados que den su apoyo a la enmienda de la ponente, destinada a introducir la opción de incluir los regímenes de comercio de derechos de emisión en las normas de la UE y la OMI.

Esta era una cuestión sobre la cual la Comisión de Transporte estaba dividida a partes iguales, con 20 votos por cada lado, así que es absolutamente correcto que la señora Meissner la haya expuesto aquí hoy para que el Pleno vote sobre ello.

Quisiera pedir a Sus Señorías que demuestren cierta «visión de 20-20» y voten a favor de la enmienda de la ponente, que reconoce que estas medidas se sitúan exactamente junto a nuestros amplios objetivos estratégicos en torno a la reducción de CO2 y el proyecto de Europa 2020.

 
  
MPphoto
 

  Struan Stevenson, en nombre del Grupo ECR. (EN) Señor Presidente, saludo el desarrollo de una Política Marítima Integrada que ratifica y mejora los principios de subsidiariedad, competitividad y el uso sostenible de los recursos marinos. Sin embargo, no apoyo la resurrección del concepto de una guardia costera europea. Esto ya se rechazó una vez y no creo que sea necesario. Opino que es demasiado caro en un momento de austeridad económica.

También creo que una directiva sobre la ordenación del espacio marítimo sería un lujo innecesario que, en mi opinión, no añadiría valor al proceso actual de cooperación entre los Estados miembros.

¿Puedo también mencionar en este contexto la repercusión de los proyectos de energía eólica, del oleaje y de las mareas en alta mar, además de la designación de zonas marinas protegidas para la pesca costera y artesanal? Simplemente no podemos trazar líneas en los mapas que designen zonas enormes de aguas costeras como zonas marinas protegidas o para la energía renovable. No se puede desplazar arbitrariamente a los pequeños pescadores sin realizar una consulta exhaustiva. La designación de este tipo de zonas debe ser un proceso de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo, y debe implicar la consulta con las partes interesadas.

 
  
MPphoto
 

  Jaromír Kohlíček, en nombre del Grupo GUE/NGL. (CS) La Política Marítima Integrada no se está discutiendo en el contexto de la Unión Europea por primera vez, sino que todavía es muy difícil conciliar la protección del medio ambiente, la pesca, el transporte, la energía, la industria, la ciencia y la investigación e integrar los diversos aspectos del desarrollo en un solo plan. El informe de la Comisión responde a la pregunta de cómo se va a aplicar el plan de acción incluido en el Libro Azul de 2007. Se desprende del informe que se han iniciado o completado 56 de las 65 medidas propuestas y, por lo general, como actos jurídicos por la Comisión o el Consejo.

Sin embargo, en el caso de las regiones del interior, la prioridad es conectar la política marítima con una política de un mejor uso racional de las principales vías navegables europeas; véase el apartado 40 del informe. En este sentido, la atención tradicionalmente se centra en el Rin, el Mosa y el sistema asociado de vías navegables en Francia, Bélgica, los Países Bajos y Alemania, incluido el canal Rin-Meno-Danubio. Lamentablemente, la sección central del Danubio en Viena y los afluentes del Elba en Magdeburgo han quedado a la sombra de estas iniciativas. El uso de estas vías navegables para el tráfico se discute con mucha menos frecuencia y la inversión para mejorar la navegabilidad es de interés secundario para la Comisión Europea y el Consejo. Esto es sin duda una vergüenza, porque el gran potencial energético de estas vías navegables sigue sin usarse, mientras que se ejerce presión innecesaria en la ampliación de terminales en ciudades portuarias, que transfieren cargamento del transporte marítimo al ferroviario o de carretera mientras que los puertos fluviales tienen una capacidad desaprovechada.

Desde luego, además de conectar el tráfico marítimo, ferroviario y de carretera, es necesario fundamentalmente abordar cuestiones de conservación de la naturaleza y uso de la energía en regiones costeras. A este respecto cabe añadir algunas preguntas a las que formula la señora Meissner en su informe, sobre otros dos asuntos: la relación del transporte marítimo y fluvial y la conexión entre ambos.

Saludo las numerosas medidas que se incluyen en el informe. Quisiera destacar la necesidad de una aplicación coherente del tercer paquete marítimo. En el apartado 21, considero el trabajo sobre soluciones ecológicas para la limpieza de buques petroleros y la disposición de buques antiguos una iniciativa clave para prevenir la contaminación. La situación actual de este asunto es patética. Estoy de acuerdo con el informe del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica.

 
  
MPphoto
 

  Anna Rosbach, en nombre del Grupo EFD.(DA) Señor Presidente, me gustaría dar las gracias a la señora Meissner por un informe exhaustivo y bien estructurado, al que apenas hay nada que añadir. Al igual que la señora Meissner, apoyo firmemente la coherencia entre los ámbitos políticos, los programas de investigación interdisciplinar y los nuevos retos, pero lo que más me preocupa de todo son los problemas relacionados con la contaminación de nuestros mares.

Aprobamos tantos informes en esta Cámara que, por desgracia, caen en el olvido poco después de haber sido aprobados. Por lo tanto, me gustaría recordarle a la Comisión un protocolo adicional que el Parlamento aprobó el 26 de enero de este año, es decir, hace casi nueve meses. Tenía que ver con el establecimiento de la cooperación entre los Estados miembros de la UE para luchar contra desastres en el Atlántico Nororiental. Este es un tema que la señora Meissner también menciona en el apartado 4 de su informe. Hasta hoy, no he recibido ninguna observación por parte de la Comisión sobre este tema, ya sea con respecto a si se ha tomado alguna medida para el establecimiento de dicha cooperación o preparación entre los Estados miembros, o si la propia Comisión quizás pretende establecer un estado de preparación para la UE. Todo esto a pesar de la catástrofe petrolera sucedida en el Golfo de México a la que acabamos de hacer frente y la amenaza que representan los pozos de petróleo demasiado antiguos y oxidados en el Mar del Norte. Así que, de nuevo, me gustaría preguntar lo siguiente a la Comisión: ¿Qué ha sucedido con la preparación contra desastres para nuestros mares? ¿Tendremos que esperar a que pase algo grave antes de que Europa despierte?

 
  
MPphoto
 

  Franz Obermayr (NI).(DE) Señor Presidente, en lo que concierne a nuestros océanos, se nos acaba el tiempo. Si seguimos destruyéndolos al ritmo actual, finalmente nos destruiremos a nosotros mismos, porque la flora marina produce el 70 % del oxígeno del mundo. No basta con promover la protección del medio ambiente en la UE, como siempre estamos dispuestos a hacer, porque todos sabemos que el viento y las olas no entienden de fronteras.

Por lo tanto, realmente no entiendo por qué no aplicamos reglamentos claros, cuando los países industrializados ricos pueden trasladar sus problemas ambientales a los países en desarrollo. Creo que necesitamos reglamentos específicos para el desguace de buques. Los buques compuestos de toneladas de residuos contaminados con amianto se envían de Europa a la India, Bangladesh y Pakistán para su desguace, donde contaminan zonas enteras de costa. No obstante, todo esto vuelve a nosotros en forma de pescado contaminado, el cual acaba en nuestros platos a través de la cadena alimenticia. Ni siquiera hemos mencionado a los trabajadores de estos países, que arriesgan sus vidas a consecuencia de inadecuadas precauciones de seguridad. Un día, un buque, una muerte. Así es cómo describen su peligroso trabajo quienes se encargan del desguace de buques en la localidad india de Alang.

Tampoco tenemos reglamentos claros para la perforación en alta mar. En este contexto, quisiera poner de relieve el avance tan positivo que ha realizado el señor Öttinger, que está intentando que se instauren reglamentos para controlar la seguridad de las plataformas de perforación.

No existen reglamentos para las rutas de navegación más transitadas, como la del Bósforo, donde todavía no se ha introducido el practicaje obligatorio. Grandes buques petroleros pasan por estos estrechos todos los días.

Otra característica positiva que me gustaría mencionar es el hecho de que las compañías navieras desempeñen un papel activo en la protección del medio ambiente y los animales marinos. Por ejemplo, una compañía naviera italiana ha instalado un sistema que evita que sus buques choquen con ballenas. Sería muy buena idea que la UE apoyara las medidas positivas de este tipo que adoptan empresas privadas.

 
  
MPphoto
 

  Ville Itälä (PPE). - (FI) Señor Presidente, deseo dar las gracias a la ponente por su excelente labor y en especial por la forma adecuada en que observa la decisión de la Organización Marítima Internacional relativa a las emisiones de azufre. Espero que la Comisión realmente tenga en cuenta esta decisión, una decisión que hoy es muy probable que el Parlamento apruebe por unanimidad.

La decisión de la OMI se tomó de forma precipitada, sin evaluar las consecuencias ambientales y sin calcular los costes. La UE no debería repetir el error de la OMI. Si se establecen distintos límites de emisiones para el Norte en comparación con el Sur, se distorsionará la competencia, al igual que las normas dentro de la UE. Los límites de emisiones deben ser los mismos. Estoy totalmente seguro de que, si esto sigue adelante, contravendrá el Derecho de la competencia de la Unión Europea.

¿Qué significará esto para mi país, por ejemplo? Significará que la industria tendrá que afrontar una factura adicional de aproximadamente 1 000 millones de euros al año. Los empleos finlandeses están en peligro, aun cuando aquí estamos haciendo cuanto podemos por aumentar el número de empleos en la UE. Hablamos de la Estrategia Europa 2020, pero tomamos decisiones de otros tipos que se llevan estos empleos.

El cargamento para Finlandia se transfiere a buques rusos, que a continuación llevan las mercancías a Finlandia en camiones, porque Rusia no va a ratificar esta decisión de la OMI. Esto difícilmente puede ser lo que quiere la UE. Suecia ha dicho que empezará a transportar en camión lo que ahora va en buques. Así que estaremos tomando una decisión equivocada para el medio ambiente y una decisión equivocada para los futuros empleos europeos. Espero que la Comisión en realidad comprenda esta decisión, que hoy se toma en el Parlamento por unanimidad.

 
  
MPphoto
 

  Guido Milana (S&D).(IT) Señor Presidente, Señorías, me gustaría dar las gracias a la ponente. Cuando se trata de la Política Marítima Integrada, debemos ir más allá de la fase de buenas intenciones y dar un nuevo impulso a una estrategia que representará una ruta para el crecimiento y el desarrollo en la Unión Europea, compensando la gran cantidad de tiempo perdido en la prevención de catástrofes medioambientales y en la lucha contra el cambio climático y la contaminación.

Esta misma mañana el señor Pirillo recordaba al Parlamento otro suceso catastrófico que ocurrió el otro día en la localidad de Paola, en Calabria. La Comisión debe demostrar que de verdad se está esforzando, que no solo está usando sus instrumentos de gobernanza sino que en realidad está aplicando medidas legislativas específicas y aprendiendo debidamente de la experiencia de errores pasados ocasionados por un enfoque que a menudo resultaba de naturaleza demasiado sectorial.

Somos plenamente conscientes de que este es un proceso muy complejo, pero nos encontramos en una situación difícil y exigente en la que no puede tolerarse ningún lapsus de atención y en la que se necesitan mecanismos de gobernanza común e inversión adecuada tanto a nivel interinstitucional como en la cooperación internacional para las cuencas regionales, entre las cuales destaca el Mediterráneo debido a la complejidad de su jurisdicción.

Por eso será crucial considerar la gestión de la cuenca mediterránea como un activo común de todos los Estados costeros, partiendo del principio de res communis omnium o de patrimonio común. De lo contrario, la práctica cada vez más extendida de declarar zonas económicas exclusivas o cosas por el estilo en el mar Mediterráneo, además de ir en contra de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, socavaría la idea de gobernanza común y eficaz.

Quisiera señalar a este respecto que, hace tan solo un mes, esta interpretación por parte de Libia resultó en un ataque armado a un buque pesquero europeo y sería erróneo argumentar que este es solo un asunto entre Italia y Libia.

 
  
MPphoto
 

  Corinne Lepage (ALDE).(FR) Señor Presidente, quisiera empezar agradeciendo enormemente a la señora Meissner, nuestra ponente, su excelente informe y sobre todo su excelente cooperación con el Intergrupo sobre Mares y Zonas Costeras, que yo presido y que, mediante los buenos oficios de la señora Meissner, pudo asegurar que se aprobaran enmiendas sobre cuestiones de gran importancia para sus miembros. Este informe nos da la oportunidad de proyectarnos en el futuro y dada la situación en que nos encontramos hoy, esto es muy importante.

Estamos totalmente decididos a ver dos cosas en la Política Marítima Integrada (PMI). En primer lugar, que se dé prioridad a la conservación del entorno marino y costero. Ya existe una directiva marco, pero es necesario mejorar otros instrumentos, en especial respecto a la gestión urbanística de las zonas costeras integrada y la ordenación del espacio marítimo.

Debemos aprovechar los próximos tres años para establecer una verdadera política comunitaria en este ámbito que nos permita reducir esta división artificial entre instrumentos para la tierra e instrumentos para el mar o si no nuestros conciudadanos no lo comprenderán. Por consiguiente, esperamos mucho de la señora Damanaki en este asunto.

La segunda puntualización es el crecimiento azul. Todos nosotros estamos muy comprometidos con él y esperamos que el estudio iniciado por la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca aclare las fuentes de actividad y empleo que cabe esperar.

Deseo señalar a su atención el proyecto, bautizado como «Vasco de Gama», que han iniciado las regiones marítimas y agradezco a la señora Meissner que lo haya tenido en cuenta.

 
  
MPphoto
 

  Isabella Lövin (Verts/ALE).(SV) La Política Marítima Integrada es una estrategia muy bien acogida, porque nuestros mares están interconectados y todos los sectores que explotan los mares repercuten conjuntamente en el entorno marino. Esto significa que sería devastador e irresponsable seguir tomando decisiones relativas al entorno marino sin tener en cuenta el efecto acumulativo que provocan en el medio marino la pesca, el dragado, la navegación, la energía eólica y del oleaje, el turismo y otras actividades.

La Directiva marco sobre la estrategia marina representa el pilar medioambiental de la Política Marítima Integrada y establece que todos los Estados miembros habrán alcanzado un buen estado ecológico de nuestros mares antes de 2020. Para que esto sea posible, los Estados miembros deben aplicar, cuanto antes, una forma de gobernanza marítima que esté integrada en la práctica, con un solo centro para la toma de decisiones.

Les pondré un ejemplo de lo mal que pueden ir las cosas cuando los diversos usuarios del mar se rigen por distintas autoridades y distintas leyes. En el sur de Kattegat en Suecia, Suecia y Dinamarca han acordado proteger las zonas de reproducción del bacalao en un intento desesperado por proteger las últimas reservas de bacalao que quedan. Recientemente, otra autoridad de Suecia ha decidido que al municipio de Falkenberg se le debería permitir tirar al mar enormes cantidades de residuos de dragado procedentes de puertos, precisamente en las zonas de reproducción del bacalao.

Los Estados miembros ahora tienen el deber de lograr un buen estado ecológico de los mares antes de 2020. Esto solo será posible cotejando las decisiones que afectan a los mares y llevando a cabo una ordenación del espacio marino.

Dicha ordenación también nos permitirá ver con mayor claridad quién tiene interés en los mares, quién desea explotar los mares y tener claro que se deben aplicar las mismas normas para todos. Las operaciones de pesca también realizan evaluaciones de las consecuencias para el medio ambiente y deben obedecer el principio de buenas prácticas. Asimismo, deben cumplir con el principio de precaución, al igual que lo hacen los gaseoductos del fondo del mar o los parques eólicos.

Esto sería un gran avance en la dirección correcta.

 
  
MPphoto
 

  Marek Józef Gróbarczyk (ECR).(PL) El Informe sobre la Política Marítima Integrada nos hace pensar más detenidamente y exige que le prestemos mayor atención a este tema. La breve presentación del informe de conformidad con el artículo 48 del Reglamento, la reducida posibilidad de presentar enmiendas, lo cual va contra las normas, y el rechazo de la mayoría de las enmiendas presentadas por la Comisión Europea no nos llenan de optimismo ni esperamos que la Comisión de Transporte y Turismo se plantee el tema de la Política Marítima Integrada con total responsabilidad.

Recordemos que la industria marítima de la Unión Europea se encuentra en una crisis enorme. La industria está quedando destrozada a consecuencia del dumping, la competencia del Extremo Oriente y la compra de compañías navieras por operadores baratos. Esto está sucediendo por la ausencia de una Política Marítima Integrada europea. Afrontamos una crisis en la industria de la construcción naval. Deseo añadir que en mi país los dos astilleros más grandes han cerrado recientemente y que esto ha sucedido bajo la influencia de la presión de la Comisión Europea y debido a la actuación ineficaz del Gobierno polaco. Esto ha causado una inmensa migración económica y ha aumentado el desempleo. Por lo tanto, pido que se le preste la atención que corresponde a la Política Marítima Integrada y un planteamiento totalmente responsable de este asunto.

 
  
MPphoto
 

  João Ferreira (GUE/NGL).(PT) El gran número de actividades y políticas sectoriales sobre el entorno marino —desde la pesca hasta el transporte marítimo, pasando por el turismo, la energía, la ciencia y la tecnología, entre otros— requiere una política integrada que promueva una interrelación beneficiosa de todas estas esferas en un marco de sostenibilidad del entorno marino y de la conservación de los respectivos ecosistemas. Esto se debe a que en esta interrelación tienen un peso determinante las características locales y regionales específicas y los efectos de esta política integrada se notarán también a este nivel. Más allá de que simplemente se aplique, también debe definirse a este nivel, con la participación de las comunidades que trabajan con el entorno marino, que le dan vida y que dependen de él. Tampoco debemos olvidar la visión conjunta que se necesita ni la colaboración y cooperación que son cruciales en vista de que los océanos y mares están interrelacionados y son interdependientes.

Toda iniciativa comunitaria en este ámbito deberá salvaguardar la soberanía y las competencias de cada Estado miembro con respecto a la gestión de sus aguas territoriales y zonas económicas exclusivas y, al mismo tiempo, contribuir a la promoción de los recursos que están presentes allí como parte de su potencial endógeno y sus ventajas comparativas.

Entre otras cosas, como la promoción de la investigación marina y el desarrollo de los diversos aspectos de tecnología e ingeniería marítima, por ejemplo la construcción naval, una amplia visión de una Política Marítima Integrada debe abarcar lo siguiente: la promoción de un transporte marítimo que sea más sostenible desde el punto de vista medioambiental y de la infraestructura portuaria en el marco de su gestión pública; una promoción de la pesca que asegure la modernización del sector y su sostenibilidad ambiental y viabilidad socioeconómica; una financiación adecuada e independiente que no retire recursos del Fondo Europeo de la Pesca; y por último, el papel y las características especiales de las regiones ultraperiféricas.

 
  
MPphoto
 

  Nick Griffin (NI). - (EN) Señor Presidente, antes de seguir el consejo de expertos es sensato examinar su historial para comprobar que son competentes. El informe de la Política Marítima Integrada es en parte el trabajo de la Comisión de Pesca, así que antes de apoyar sus grandiosos proyectos merece la pena analizar con sentido crítico el historial de la Unión Europea en la gestión de los mares. Inevitablemente, esto implica evaluar la situación en las anteriores aguas territoriales del Reino Unido, entregadas en secreto al control burocrático europeo en 1973, puesto que casi el 70 % de los llamados «recursos pesqueros comunitarios» en realidad son recursos pesqueros británicos.

¿Cómo les ha ido a nuestro pescado y pescadores en el marco de la política pesquera común? Las cifras nos cuentan más que todas las palabras bonitas de este informe. El 88 % de los recursos pesqueros comunitarios está explotado en exceso, frente a una media global de alrededor del 27 %. El 30 % de nuestras especies de pescado ahora se encuentran oficialmente fuera de los límites biológicos de seguridad, porque queda poco pescado adulto para la reproducción normal. En el marco del obsceno sistema de cuotas de la política pesquera común, cada año se desecha casi un millón de toneladas de pescado muerto tan solo en el Mar del Norte. Mientras tanto, el saqueo industrial de especies como las anguilas ha llevado a la brusca reducción de poblaciones de especies de aves como los frailecillos.

En el sur de Europa, la situación es igual de negativa. Los pescadores del África occidental, cuyo estilo de vida se ha mantenido durante generaciones, se ven obligados a dedicarse a la trata de personas porque las embarcaciones bajo pabellón de la UE han contribuido a pescar sus aguas hasta la extinción.

Es hora de que la UE reconozca que su historial de gestión marítima es el peor de todo el mundo, un ejemplo típico de lo que se conoce como la tragedia de los comunes, el fenómeno por el cual los recursos comunes siempre se explotan sin piedad, porque cualquiera que se modere quedará en desventaja frente a quienes no tengan escrúpulos.

Ya es hora de devolver el control de los mares y las pesquerías a las naciones soberanas, cuya trayectoria ha demostrado que pueden asumir esa responsabilidad. En el caso de las dos terceras partes de las aguas comunitarias que la UE ha pescado hasta la extinción, eso significa la nación británica y los pescadores británicos.

 
  
MPphoto
 

  Luis de Grandes Pascual (PPE).(ES) Señor Presidente, señora Comisaria, Señorías, creo que hay felicitar a la ponente, señora Meissner. Había posiciones distintas, encontradas, y ella ha obtenido soluciones de compromiso que nos permiten estar hoy todos juntos en un asunto importante.

Señorías, la Comisión de Transportes ha decidido que todos los mares estén protegidos de una manera similar. Y para ello invoca que, de no ser así, se produciría una situación de competencia desleal.

Aceptamos la posición de la mayoría en favor de una situación jurídica con reglas uniformes para toda la Unión, pero no ahorraré a sus Señorías el señalar claramente que también supone una cierta falta de equidad.

Es evidente que el mar Báltico, el mar del Norte y el Canal de la Mancha son espacios más contaminados. Y que, a mi juicio, los controles de los valores de los límites de azufre deberán ser más rigurosos en su caso.

Hay que valorar de forma positiva las medidas relativas a los puertos por lo que afecta a las soluciones de reducción de los tiempos de transporte y los costes de manipulación. En cualquier caso, no me cansaré de reiterar que, en este punto, tenemos una asignatura pendiente. De no acometer una decidida liberalización de los puertos, estos no podrán ampliar el papel central que han de tener en el contexto de la comodalidad.

Bienvenido sea, también, Señorías, el impulso de una estrategia de reducción del CO2 orientada a modificar las repercusiones específicas del cambio climático.

Creo que este es un informe positivo que hay que aprobar. Pero no podemos olvidar que se produce en el contexto de un siniestro grave, como es el del Golfo de México.

Y, en ese aspecto, se insta a la Comisión a que valore si, en el marco de la revisión del Reglamento de la Agencia Europea de Seguridad Marítima, se refuerza el papel que debe desempeñar la Agencia en las inspecciones de prevención y tareas posteriores de limpieza de derrame de hidrocarburos. Mi juicio personal, señora Comisaria, es que sí, y que deben reforzarse esas tareas por el mandato que se precise a tales efectos.

 
  
MPphoto
 

  Saïd El Khadraoui (S&D).(NL) Señor Presidente, señora Comisaria, Señorías, me gustaría comenzar agradeciendo a la señora Meissner su excelente labor y la forma en la que ha logrado que se produzca un amplio consenso con su informe. Como coordinador de mi grupo, también me gustaría aprovechar esta oportunidad para rendir homenaje a nuestro antiguo colega, el señor Piecyk, que lamentablemente falleció hace dos años y cuyo trabajo por desarrollar una política marítima integrada europea fue pionero en este Parlamento, algo con lo que podemos continuar ahora.

Evidentemente, este es un sector complejo con numerosos aspectos y, por lo tanto, tendremos que trabajar mucho para lograr nuestro objetivo. Para empezar, debemos conseguir un nuevo dinamismo en el sector aplicando estructuras eficaces y medidas adecuadas; después de todo, este sector proporciona gran cantidad de empleos en toda Europa tanto directa como indirectamente y, en particular, es fundamental para el desarrollo de nuestras zonas costeras y portuarias.

Ya se ha mencionado la estructura y eso también incluye las estructuras europeas. La Agencia Europea de Seguridad Marítima (AESM) realmente debe fortalecerse, tener un papel más importante y recibir las competencias y recursos pertinentes. También se ha planteado la cuestión de los desastres y perforaciones petroleras. En lo que respecta a ese asunto, creo que debería estar claro que cualquier enmienda posterior de las competencias debería fortalecer la posición de la AESM. Esta Agencia también debería desempeñar un papel importante a la hora de promover la cooperación entre los servicios de inspección nacionales, los servicios de vigilancia costera, etc. en los Estados miembros.

Además, de hecho existen algunos retos medioambientales importantes. La navegación genera más contaminación de lo necesario. Por lo tanto, todavía hay muchas posibilidades de mejora. Estamos hablando de las normas relativas a la emisión de azufre, que deberían ser las mismas en todas partes, y de un sistema de comercio de los derechos de emisión y pido a la Comisión que siga presionando en el seno de la Organización Marítima Internacional (OMI) en este sentido. Además, necesitamos disponer de una ordenación del espacio eficaz, por supuesto.

Mi última observación: creo que también es importante tomar medidas en el plano social para mejorar la imagen de la profesión entre los jóvenes.

 
  
MPphoto
 

  Britta Reimers (ALDE).(DE) Señor Presidente, Señorías, la Política Marítima Integrada es un ámbito con miras al futuro. Los océanos cada vez se usan más intensivamente para el transporte, las actividades económicas marítimas, la energía en alta mar y la pesca, así que se debe coordinar el desarrollo de estas esferas. El espacio disponible es limitado y, por lo tanto, los diversos sectores marítimos deben adoptar un enfoque responsable y considerado para trabajar juntos. El uso y la protección de los mares no deben entrar en conflicto. Estos dos ámbitos son interdependientes, porque los océanos solo pueden resistir nuestra explotación si están sanos. Me gustaría destacar la cooperación positiva entre los países que limitan con el Báltico que están trabajando juntos para promover el desarrollo dinámico de la pesca, el medio ambiente, la infraestructura y el turismo en las regiones costeras. Debemos seguir centrándonos en la industria pesquera, que se encuentra en una posición de debilidad y a menudo se le considera secundaria, pero que, puesto que nos proporciona alimentos, representa un vínculo vital en la economía costera.

Quisiera felicitar a la señora Meissner por este informe positivo.

 
  
MPphoto
 

  Elie Hoarau (GUE/NGL).(FR) Señor Presidente, creo que el informe demuestra claramente los retos que plantea el entorno marino en cuanto a pesca, acuicultura, transporte, turismo, recursos energéticos, mineros y biológicos e investigación del cambio climático. Existe un potencial considerable de desarrollo y este se debería salvaguardar, proteger y aumentar de forma permanente, porque el futuro de la raza humana depende de él. El informe también señala correctamente que la Unión Europea es la principal potencia marítima del mundo y que, gracias a sus regiones ultraperiféricas, cuenta con la mayor zona económica exclusiva del mundo.

Por consiguiente, debido a este hecho, la Unión Europea tiene la responsabilidad de aplicar una política ambiciosa, una política marítima importante. Si la principal potencia marítima del mundo no lo hace así, ¿quién lo hará? No obstante, cabe decir que la resolución no llega muy lejos en esta dirección. No se puede decir que somos los principales responsables de la formulación de políticas del mundo con solo 50 millones de euros.

Por último, aunque las regiones ultraperiféricas cuentan con una posición estratégica reconocida debido a su presencia en todos los océanos, habría sido sensato hacer que desempeñen un papel destacado en una estrategia importante para los océanos. Por desgracia, la ponente no retomó esta idea y lo lamento.

 
  
MPphoto
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE).(PT) Señor Presidente, señora Comisaria, los océanos y mares representan el 70 % de la superficie del planeta, fueron el lugar donde se originó la vida y a lo largo de la historia de la humanidad han sido una fuente de alimento mediante la pesca, además de un medio de comunicación entre pueblos y culturas a través del comercio marítimo. Ahí es donde encontramos el origen del concepto de actividades marítimas tradicionales: la pesca y el transporte.

En la actualidad el mar está consiguiendo un nuevo papel en el contexto del mundo globalizado, un escenario geoestratégico y geopolítico que otorga a Europa una función primordial. Asimismo, actualmente estamos viviendo en el llamado periodo de nuevos usos de los océanos, como por ejemplo, la explotación de sus recursos energéticos, minerales y genéticos, que, junto a la pesca y el transporte marítimo, requieren una perspectiva holística y medidas concertadas; de hecho, la señora Meissner ha intentado darnos una idea de todo esto, por lo cual le felicito sinceramente.

Es fundamental que la Unión Europea planifique el espacio marítimo europeo y sus usos, en especial para las regiones costeras y aún más para las regiones ultraperiféricas. Para que la Política Marítima Integrada sea mayor que la suma de sus partes —y se centre la pesca— es vital que esta actividad esté representada en las agrupaciones de actividades marítimas, de tal manera puedan incorporarse peticiones mediante la colaboración y puedan superarse las dificultades que resulten del solapamiento de intereses en el uso del espacio marítimo.

En este ámbito, con el fin de cumplir con las decisiones alcanzadas en la Cumbre de Johannesburgo de 2002, resulta imperativo proteger las regiones biogeográficas marinas que son más vulnerables desde un punto de vista biológico y promover la pesca sostenible empleando métodos cada vez más selectivos. Por lo tanto, es importante garantizar la creación de instrumentos intersectoriales que agrupen a los distintos sectores de las diversas actividades marítimas, defendiendo sus respectivas necesidades y rasgos específicos en cuanto a la utilización de la esfera marítima.

Proteger los océanos es una obligación moral que tenemos con nosotros mismos y con las generaciones futuras.

 
  
MPphoto
 

  Spyros Danellis (S&D) . – (EL) Señora Comisaria, casi todas las civilizaciones de la historia de Europa se han basado en el mar. Hoy en día, el Tratado de Lisboa impone nuevas políticas e instrumentos para minimizar conflictos, promover sinergias dinámicas y eliminar la competencia desleal, con el fin de proteger el medio ambiente y crear empleo. Esta Política Marítima Integrada requiere una estrategia global e intersectorial para el desarrollo sostenible de las áreas costeras e insulares y los mares.

Un instrumento básico para la delimitación racional de los usos del mar es la ordenación del espacio marítimo. Debemos fomentar la adopción de estructuras de gobernanza marítima integrada a nivel regional y el desarrollo de estrategias para las macrorregiones marítimas de la Unión. Debemos estudiar la posibilidad de crear una guardia costera europea para que haya una vigilancia marítima integrada que sea eficaz.

Por último, nadie puede estar en desacuerdo con que es necesario que la industria naval contribuya a reducir las emisiones de dióxido de carbono. Necesitamos ejercer presión coordinada para que se adopten reglamentos globales de la OMI, dado que si Europa decidiera unilateralmente crear un régimen de comercio de derechos de emisión para la navegación, en mi opinión, las consecuencias serían desastrosas para la navegación europea al posponer una solución apropiada, es decir, reglamentos internacionales, sin olvidar que la navegación es una actividad internacional por excelencia.

 
  
MPphoto
 

  Debora Serracchiani (S&D).(IT) Señor Presidente, Señorías, agradezco a la señora Meissner su informe sobre una política marítima integrada y estoy de acuerdo con ella en la necesidad de fortalecer el transporte marítimo y el sector de la construcción naval, salvaguardar las regiones costeras y promover las actividades de innovación e investigación.

Hoy en día, el transporte marítimo representa un papel fundamental en el comercio. En consecuencia, debemos promover la cooperación entre los puertos pequeños y grandes que se sitúan frente a frente en la misma cuenca marina y que pueden facilitar un comercio más fluido. Además, con objeto de asegurar la intermodalidad, debemos invertir en la infraestructura de puertos y puertos secos, especialmente en puertos que puedan conectarse a través de corredores europeos.

Por último, creo que es importante no pasar por alto otra cuestión, a saber, la seguridad portuaria. Se deben armonizar todas las medidas relativas a la seguridad dentro de todos los puertos europeos a fin de proteger mejor el transporte marítimo y evitar que la competencia desleal perjudique a aquellos puertos que en realidad tienen que incurrir en mayores gastos para garantizar un nivel más alto de seguridad.

 
  
MPphoto
 

  Marian-Jean Marinescu (PPE).(RO) El desarrollo de una Política Marítima Integrada es totalmente imprescindible, dado el enfoque fragmentado que se adoptó en el pasado y que ha provocado ineficacia y conflictos en este ámbito. El informe de la señora Meissner reitera la opinión del Parlamento Europeo sobre crear un proceso decisorio integrado, coherente y común con respecto a los océanos, mares, zonas costeras y sectores marítimos. La Política Marítima Integrada facilita un enfoque intersectorial de la gobernanza marítima, ayudando a identificar y utilizar las esferas de sinergia entre las políticas de la Unión Europea que corresponden a este ámbito.

La propuesta de un reglamento prevé un programa que ofrezca un marco estable para mantener la asistencia concedida a las iniciativas en este ámbito y resulte en un uso más coherente de los fondos para el desarrollo de los mares y las zonas costeras. Lamentablemente, la única solución de financiación posible y viable en el actual clima económico era la modesta contribución financiera de la UE. No obstante, espero que este método de financiación permita que se alcancen los objetivos de la Política Marítima Integrada a corto y medio plazo.

 
  
MPphoto
 

  Luís Paulo Alves (S&D).(PT) Señor Presidente, el crecimiento inteligente defendido en la Estrategia Europa 2020 solo se puede lograr si movilizamos de forma sensata los distintos tipos de posibilidades inherentes a la diversidad europea.

La Unión Europea tiene la mayor zona económica exclusiva del mundo, que abarca 25 millones de kilómetros cuadrados. Tenemos 32 000 kilómetros de costa, en los cuales reside una tercera parte de nuestra población; la costa genera el 40 % de nuestro producto interior bruto y el 95 % de nuestro comercio exterior. Estas cifras deberían alertar a la Comisión y el Consejo de que deben actuar, en el sentido de que no pueden prescindir de una Política Marítima Integrada europea en el logro del crecimiento inteligente que es fundamental para el éxito de la Estrategia Europa 2020.

Me gustaría llamar su atención sobre la posible riqueza biogenética y mineral que nuestras aguas profundas y nuestro lecho marino contienen, de la cual sabemos poco actualmente; también quisiera destacar la necesidad de aumentar nuestras iniciativas de investigación y desarrollo en estos ámbitos.

 
  
MPphoto
 

  Michael Theurer (ALDE).(DE) Señor Presidente, señora Geoghegan-Quinn, Señorías, debemos preservar los océanos del mundo como ecosistema. Sin embargo, los océanos y el concepto de globalización no son mutuamente excluyentes. Las rutas de navegación son esenciales para nuestra prosperidad, ya que representan las arterias del comercio mundial. En este contexto queda mucho por hacer para garantizar que protegemos el medio ambiente y que nuestras rutas de transporte son seguras.

En el futuro, también tendremos que conseguir nuestra provisión de materias primas. Los científicos predicen que pueden hallarse valiosas materias primas en el lecho marino y en el mar. La cuestión importante es extraerlos de una forma que no perjudique al medio ambiente.

El tercer aspecto que me gustaría considerar es la relación entre los océanos y las vías navegables interiores. Creo que es importante establecer una conexión con el transporte por estas vías fluviales. El desarrollo del Danubio representa un papel importante en este sentido. Puesto que es el río con mayor longitud de la UE, junto al canal Rin-Meno-Danubio, puede unir el Mar Muerto con el Mar del Norte. Deberíamos crear una conexión entre la Política Marítima Integrada y las vías navegables interiores.

 
  
MPphoto
 

  Gerard Batten (EFD). - (EN) Señor Presidente, nadie debería sorprenderse de que la UE desee integrar la política marítima, al igual que pretende integrar todo lo demás en Europa en todos los aspectos de la vida y el orden público.

En 2007 pedí información a la Agencia de Asuntos Marítimos y Pesca del Reino Unido sobre cuánto pescado se había capturado en aguas británicas. Me dijeron «no podemos identificar las aguas británicas. Ahora forman parte de las aguas de la CE». Así que el Reino Unido ya no tiene sus propias aguas territoriales.

Quizás convendría discutir esto hoy porque, como estoy seguro que todos ustedes sabrán, es el 205º aniversario de la Batalla de Trafalgar cuando, el 21 de octubre de 1805, el Almirante Lord Nelson y muchos otros valientes dieron su vida para que Gran Bretaña pudiera seguir siendo un país libre e independiente. Sus últimas palabras fueron «Gracias a Dios, he cumplido con mi deber». Esta tarde los diputados al Parlamento Europeo del Partido por la Independencia del Reino Unido cumplirán con su deber y votarán en contra.

 
  
MPphoto
 

  Andreas Mölzer (NI).(DE) Señor Presidente, todavía sabemos muy poco sobre ecosistemas marinos y muchos aspectos de las profundidades del mar en particular son huecos en blanco en nuestros mapas. No obstante, los mares y océanos representan uno de los retos más importantes de este siglo y no solo porque nos ofrezcan alimentos y proteínas. No se debería subestimar su función en nuestro sistema climático y, por lo tanto, su contribución al bienestar de la humanidad.

El ejemplo de la Gran Barrera de Coral demuestra que los ecosistemas marinos pueden regenerarse si se aplican las medidas de protección ambiental necesarias. En las zonas protegidas del arrecife, la población de peces ha aumentado entre el 30 % y el 75 % en tan solo 2 años. Dado que más del 40 % de la población mundial vive a menos de 100 kilómetros del mar y, por lo tanto, podría resultar afectada por un maremoto, acojo con gran satisfacción el plan de que se aplique una estrategia europea conjunta para la prevención de desastres en nuestras zonas costeras. Sin embargo, el establecimiento de distintos límites de emisiones en las aguas comunitarias entra en conflicto con la Política Marítima Integrada, que pretende tener en cuenta todos los factores. Es necesario que seamos coherentes en este ámbito.

 
  
MPphoto
 

  Petru Constantin Luhan (PPE).(RO) La importancia de la Política Marítima Integrada es irrefutable en circunstancias en las que la Unión Europea es la principal potencia marítima mundial y el 40 % del PIB de la UE se produce en torno a las zonas marinas y costeras. Al aplicar los objetivos de estas políticas, debe prestarse especial consideración a las características regionales específicas de los mares que rodean a Europa. Cada zona marítima es única y necesita una atención específica para lograr un equilibrio sostenible con sus usuarios.

Al mismo tiempo, debemos asegurarnos de que esta política disponga de la financiación adecuada con vistas al próximo periodo de programación, creando así un nuevo planteamiento con objeto de fomentar el desarrollo óptimo de todas las actividades marítimas de una forma sostenible y que abarque todas las cuencas marinas. Esto nos permitirá disfrutar de mayores beneficios, al tiempo que atenuará las consecuencias para el medio ambiente.

 
  
MPphoto
 

  Kriton Arsenis (S&D).(EL) Señor Presidente señora Comisaria, los ponentes y diputados han hablado en profundidad de los contenidos de la Política Marítima Integrada. Me gustaría centrarme en la cuestión de las emisiones que provoca la navegación. De hecho, no será una tarea fácil, pero debemos incluir las emisiones de la navegación en los planes para reducir las emisiones en general. Para ser eficaces, esto es algo que es necesario hacer con carácter prioritario en el marco de un acuerdo internacional de la OMI. Si no se puede alcanzar ningún acuerdo de este tipo, entonces, obviamente, consideraremos en serio la adopción de medidas regionales a escala comunitaria. Como ha dicho el señor Danellis, esta no será una tarea sencilla; para tener alguna posibilidad de éxito, debemos seguir el ejemplo del sector de la aviación.

Es necesario que se apliquen estas medidas basándose en el puerto de escala de los buques mercantes y debemos decidir cómo gravar con impuestos las emisiones. El régimen de comercio de derechos de emisión ha demostrado ser muy complejo e ineficaz; necesitamos encontrar una solución simple pero eficaz; quizás una tasa del carbono u otros métodos híbridos que sean simples y eficaces.

 
  
MPphoto
 

  Werner Kuhn (PPE).(DE) Señor Presidente, me gustaría destacar de nuevo la estrategia de transporte de la Unión Europea. Nuestro objetivo es trasladar mercancías desde las carreteras hasta el mar y ofrecer medios de transporte eficaces y respetuosos con el medio ambiente. Sin embargo, en ciertas zonas de navegación no debemos fijar nuestros objetivos medioambientales a la altura de las zonas de control de emisión de azufre del Báltico y el Mar del Norte, de lo contrario el coste del transporte aumentará de forma espectacular. El señor Itälä y el señor Fleckenstein ya se han referido a esto. Quisiera instar a la señora Geoghegan-Quinn que evalúe muy detenidamente el estudio que se está elaborando. No deseamos llevar de vuelta el transporte del mar a las carreteras y queremos competencia leal en el norte de Europa, en la Unión Europea y en la zona del Mediterráneo. Ese es uno de los requisitos fundamentales.

En cuanto al tema de la seguridad marítima, también me gustaría decir que debería desempeñar un papel más importante en la Política Marítima Integrada con respecto a los estrechos y rutas de navegación más transitadas. Por ejemplo, en el canalizo de Kadet y en el Bósforo, como ha mencionado uno de mis colegas diputados, en el futuro debería haber practicaje obligatorio. Por donde pasan grandes cargueros y se transportan cargamentos muy complejos, el practicaje obligatorio aumentaría los niveles de seguridad marítima.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D).(RO) La navegación y la industria de la construcción naval contribuyen considerablemente a la prosperidad económica de los países de la UE y proporcionan servicios valiosos a la industria europea y mundial, así como a los consumidores.

Felicito a la señora Meissner por su informe. Deseo destacar la importancia de un espacio marítimo sin fronteras. Al mismo tiempo, instamos a la Comisión y los Estados miembros a que evalúen y conserven los pequeños puertos marítimos; amplíen la red de transporte marítimo de corta distancia a fin de reducir al mínimo las distancias del transporte por tierra; apoyen la innovación y la investigación sobre modos de carga, manejo de carga y soluciones logísticas con objeto de hallar soluciones que reduzcan el tiempo de transporte y los costes de gestión; y apoyen el desarrollo de la infraestructura portuaria y aseguren la intermodalidad.

Haciendo hincapié en la importancia geoestratégica del Mar Negro, el Consejo Europeo debería pedir a la Comisión Europea que elaborara una estrategia comunitaria relativa al Mar Negro. Lamentablemente, hasta ahora se ha dedicado muy poca atención al Mar Negro, que es de importancia geoestratégica para la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE). - (EN) Señor Presidente, el desarrollo de una Política Marítima Integrada es de vital importancia para la economía irlandesa, europea y mundial. Como economía insular, el transporte marítimo es la base de la industria irlandesa.

Más del 99 %, insisto del 99 %, en términos de volumen de todo el comercio irlandés se transporta por mar. Se calcula que la base de la industria marina irlandesa es responsable del empleo de unas 8 000 personas que generan anualmente más de 1 500 millones de euros en la economía.

Este sector conecta la economía irlandesa con el resto de Europa y el resto del mundo. Asimismo, desde el punto de vista estratégico, es vital para mi país y para la recuperación de la economía irlandesa. La rápida evolución del sector marítimo requiere un enfoque unificado a nivel europeo y el crecimiento de las actividades marítimas, como por ejemplo, el transporte marítimo, el desarrollo, la acuicultura y el turismo —junto a los nuevos usos del mar, como las tecnologías submarinas, la energía renovable en alta mar y la biotecnología marina— está aumentando la presión sobre un espacio marítimo ya limitado.

 
  
MPphoto
 

  Josefa Andrés Barea (S&D).(ES) Señor Presidente, la Política Marítima Integrada es una política transversal, regional y sectorial, y lo que hay que incluir es la política pesquera y la acuicultura, y esta no hay que subordinarla a otras políticas. Todos debemos dar respuesta a los problemas medioambientales y económicos, tanto para la sociedad en general como para el sector pesquero: nuevas tecnologías, artes de pesca, desarrollo de especies, un plan de economía marítima para hallar más y mejor empleo, suministros de calidad, relaciones internacionales que eviten la piratería y fomentar la gobernanza de nuestros mares, que no tienen barreras, y no tener problemas de sostenibilidad como en el caso de Islandia.

Esto sería trabajar por una política marítima integrada, esto sería trabajar por el medio ambiente y la sostenibilidad.

 
  
MPphoto
 

  Mario Pirillo (S&D).(IT) Señor Presidente, señora Comisaria, Señorías, la Política Marítima Integrada tiene una función horizontal: incorpora diversos aspectos, desde el medio ambiente hasta la investigación marina y marítima.

La Política Marítima Integrada no contempla la vigilancia de las fronteras de aguas territoriales internacionales en los casos de pesca ilegal o el cruce de esas fronteras. Espero que se considere seriamente este aspecto en el contexto de los fondos asignados a la aplicación de esta política y que esos fondos ayuden a reforzar los controles gracias a sistemas modernos de vigilancia, como por ejemplo, los servicios para la Vigilancia Mundial del Medio Ambiente y la Seguridad (GMES).

El aspecto horizontal que caracteriza el transporte marítimo integrado estará garantizado —espero que con el próximo paquete de financiación— por el presupuesto de la UE y no por los recursos pesqueros, que se utilizan para medidas específicas. Estoy muy agradecido con la ponente por este texto importante y espero que la Comisión y el Consejo accedan a todas nuestras peticiones.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Muchas gracias, señor Pirillo. No he incluido sus puntualizaciones iniciales en su tiempo de uso de la palabra, porque lo que usted ha dicho es importante. Sin embargo, puedo asegurarle que todos los Vicepresidentes nos esforzamos mucho en este sentido. Me gustaría invitarle a participar en una competición conmigo. Sacaremos de un sombrero los nombres de los diputados de esta Cámara y veremos quién los pronuncia mejor. No obstante, los errores a veces ocurren en un momento de enojo y quisiera pedirle que se modere.

 
  
MPphoto
 

  Inés Ayala Sender (S&D).(ES) Señor Presidente, gracias por su generosidad. Querría felicitar efusivamente a la señora Meissner por el estupendo trabajo que ha hecho y la capacidad, además, de integrar las peticiones y enmiendas de los colegas.

Yo le agradezco especialmente dos enmiendas: aquella en la que consta la instancia a la Comisión a mejorar las condiciones de trabajo de la gente del mar, y a la transposición, por fin, al Derecho comunitario, del Convenio sobre el trabajo marítimo de la OIT, así como la propuesta de un programa de cualificación y formación para marinos en el que se prevea, especialmente, la contratación de jóvenes y la inclusión de los terceros países.

Y, también, aquella en la que instamos a la Comisión a ayudar a los Estados miembros a poner en macha un plan de localización y cartografiado de pecios y restos arqueológicos sumergidos, ya que forman parte del patrimonio histórico y cultural de Europa —yo vengo de España, en cuyas costas hay gran cantidad de restos—, para facilitar la comprensión y el estudio de los mismos y contribuir a impedir el pillaje al que están expuestos, permitiendo así su correcta conservación.

Creo que estos dos aspectos, añadidos a todas las estupendas propuestas de la señora Meissner, contribuirán a la generación de esa nueva conciencia marina que Europa necesita.

 
  
MPphoto
 

  Máire Geoghegan-Quinn, Miembro de la Comisión. − (EN) Señor Presidente, sé que al comienzo de este debate la señora Meissner expresó su decepción ante los pocos diputados presentes en la Cámara. Creo que ella debería estar agradecida de que 37 oradores hayan contribuido al debate.

De hecho, hemos tenido un debate muy participativo que ha puesto de relieve ideas nuevas para animarnos a apuntar más alto en cuanto a las políticas marítimas que perseguimos. Debemos gestionar las finanzas de la UE relativas a cuestiones marítimas en el contexto de la propuesta de la Comisión Europea de un reglamento para financiar la Política Marítima Integrada en 2011, 2012 y 2013. El propósito de la financiación propuesta, a saber, de 50 millones de euros, es continuar el trabajo realizado desde 2007 a fin de eliminar obstáculos normativos y generar sinergias combinando todas las políticas que afectan al mar, como el transporte, la pesca, las aduanas y la protección del entorno marino.

La Comisión espera colaborar con el Parlamento en la oportuna entrada en vigor de este reglamento para que podamos aplicar nuestras futuras medidas de la Política Marítima Integrada. Además, la vigilancia marítima es una nueva iniciativa importante, que se establece para diseñar un cambio enorme en todas las medidas futuras que adopten las autoridades marítimas en el mar y pretende instalar un entorno común de intercambio de información para el ámbito marítimo comunitario.

La comunicación de la Comisión sobre esta iniciativa se publicó ayer. Es la culminación de un trabajo intensivo que ha producido un plan de trabajo de seis etapas para lograr a corto plazo la integración en la vigilancia marítima, lo cual parecía sumamente difícil de alcanzar hace tan solo unos meses.

Ahora deseo pasar a algunas preguntas concretas que se han planteado. En cuanto a las emisiones de azufre, la Comisión es totalmente consciente de las inquietudes expresadas por grupos de la industria acerca de las consecuencias que pueden provocar las nuevas normas de calidad del combustible de uso marítimo adoptadas por la OMI en 2008. Por eso, la Comisión ha solicitado —y posteriormente ha aplaudido— el acuerdo de la OMI que ahora se calcula que reducirá las emisiones de dióxido de azufre hasta un 90 % y, lo que es más importante, las emisiones de partículas secundarias hasta un 80 %.

La Comisión presentará una propuesta para adaptar la legislación de la UE a la decisión de la OMI en los próximos meses. La propuesta irá acompañada de un informe detallado que también incluirá el resultado de nuestra evaluación posterior de sus repercusiones relativa a la decisión de la OMI, así como posibles medidas que la Comisión pueda adoptar para mitigar efectos no deseados en el sector.

El señor de Grandes Pascual ha planteado la cuestión de las cuencas marinas. La UE es consciente de las distintas situaciones de las cuencas marinas y está desarrollando estrategias apropiadas para cada cuenca marina, adaptadas a necesidades concretas.

Por último, la señora Rosbach y otros diputados han planteado la cuestión de un plan de prevención de desastres. La Agencia Europea de Seguridad Marítima se encarga de supervisar la seguridad de la navegación. Por ahora no tiene competencia jurídica para regular en el ámbito de los desastres medioambientales, pero se está discutiendo —en el contexto de que la Comisión amplíe y renueve el mandato de la Agencia Europea de Seguridad Marítima en la actualidad— si se debería conceder más competencias a la Agencia en los próximos años. Desde luego, el Parlamento tendrá un papel importante en este asunto.

Por último, como Comisaria europea con la responsabilidad de investigación, innovación y ciencia, me ha alegrado escuchar cómo varios diputados de esta Cámara han planteado la cuestión de la relación entre la política marítima en general y, concretamente, la investigación sobre la política marina y marítima. La semana pasada, la Presidencia belga organizó una conferencia muy importante en Ostende que trataba específicamente este asunto y reunió a científicos relacionados con este campo. Este es un pilar muy importante de nuestras políticas marítimas integradas.

Me gustaría agradecer de nuevo a la señora Meissner su informe exhaustivo y de gran alcance. Creo que podemos llevar a cabo la aplicación de todas las futuras iniciativas marítimas con energía y confianza renovadas.

Gracias y mis disculpas a los intérpretes si he hablado demasiado rápido.

 
  
MPphoto
 

  Gesine Meissner, ponente.(DE) Señor Presidente, creo que es positivo que usted haya estado contando, señora Geoghegan-Quinn. No sabía cuántas intervenciones se habían hecho, pero 37 de verdad son muchas. Me gustaría dar las gracias a todas las personas que han participado en el debate de hoy. Al principio también olvidé dar las gracias a los ponentes alternativos por su trabajo. Realmente hemos trabajado juntos de una forma muy constructiva y me encantó que así fuera. He incluido muchos temas en el informe, porque considero muy importante tener una mayoría convincente en esta esfera crucial.

Muchas de las intervenciones sobre distintos temas han puesto de relieve el hecho de que necesitamos medidas conjuntas en los ámbitos de investigación, ordenación, aplicación y control de actividades marítimas por medio de un planteamiento conjunto de la gobernanza, la ordenación del espacio y la vigilancia. De esto es de lo que trata el informe. No obstante, es un tema muy variado.

Ahora me gustaría comentar algunas de las intervenciones. El señor Fleckenstein ha planteado el problema de las emisiones de azufre. Lo hemos incluido en el informe porque era importante para nosotros que no existiera ninguna distorsión de la competencia, pero también debemos asegurarnos de que la navegación respete más el medio ambiente. Sin embargo, lo que usted ha dicho sobre la construcción naval, señor Fleckenstein, no es totalmente cierto. No puede decirse que los liberales y los conservadores no quisieran incluir esto. Simplemente fue una cuestión de cómo deberíamos implementarlo, o si deberíamos crear un nuevo fondo a nivel europeo para remodelar buques antiguos o si deberíamos poner en funcionamiento una estrategia. Esta es la redacción actual.

También se ha planteado el tema de mi enmienda, la cual introduje para incluir el comercio de derechos de emisión en el informe. En la comisión se rechazó por un margen muy reducido, pero en mi opinión todos estamos convencidos de que debemos seguir avanzando por esta vía. Por eso, espero contar con apoyo en estas esferas.

Señor Kohlíček, usted ha dicho que es difícil conectar todas las esferas, pero sé que esto es posible. Un grupo de partes interesadas y empresarios de todos los distintos sectores marítimos se reúne dos veces al año para intercambiar ideas. Estos son protagonistas a nivel europeo y todos ellos valoran mucho la oportunidad de reunirse.

Mi última puntualización se refiere a la mención de que existen muchas regiones distintas. He incluido la posición de las islas en el informe y no es cierto que esto se haya omitido. La única zona que no se incluye en las estrategias es el Mar del Norte. Vivo cerca del Mar del Norte y, por tanto, quería mencionar que cuando hablamos del Mar Negro, el Mediterráneo y el Danubio, no deberíamos olvidarnos del Mar del Norte.

Por último, quisiera expresar mi agradecimiento, en particular por la observación de que deberíamos asumir la responsabilidad moral por el mar y por las generaciones venideras. Por esta razón elegí como título «Necesitamos una nueva “conciencia marina”». Si seguimos trabajando en esto, podremos lograr mucho.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE).(DE) Señor Presidente, me gustaría formular una petición de observancia del Reglamento. Quisiera dar las gracias al Presidente por poner fin al debate de hoy un cuarto de hora antes de la votación, porque esta es una forma digna de acabar el debate, que nos permite acabar de hablar con calma y nos da tiempo a los diputados para que entremos. Ayer las cosas no fueron nada bien y la planificación no fue como nos hubiera gustado. Hoy todo es como debería ser y espero que el Presidente tenga esto en cuenta en el futuro y programe suficiente tiempo libre entre el final del debate y el comienzo de la votación.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – El debate queda cerrado.

La votación tendrá lugar hoy a las 12.00 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. – (PT) Es importante que la UE asegure que sus costas están protegidas. También es necesario que la legislación en vigor haga que la prospección y extracción de petróleo sean más seguras.

La Agencia Europea de Seguridad Marítima (AESM), con sede en Lisboa, ofrece apoyo y asistencia técnica para elaborar y aplicar la legislación comunitaria sobre seguridad y protección marítima y sobre la contaminación provocada por los buques.

En junio de este año, presenté una sugerencia por escrito a los Comisarios Oettinger, Kallas y Georgieva para que se amplíe el mandato de la AESM con el fin de crear mecanismos para la supervisión de la seguridad en las plataformas petrolíferas europeas situadas en el Mar del Norte, el Mar Negro y el Mediterráneo y para que esta agencia se encargue de la prevención de desastres medioambientales relacionados con la prospección de petróleo. Esta sugerencia permite una economía de escala en cuanto a recursos financieros, humanos y técnicos.

Acojo con satisfacción la respuesta de los Comisarios, que demuestra su disposición a examinar los reglamentos de la AESM y ampliar su mandato con respecto a la intervención en incidentes de contaminación marítima. Pido de nuevo a la Comisión Europea que amplíe el mandato de la AESM, para asegurar que nuestras costas se encuentran protegidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilja Savisaar-Toomast (ALDE), por escrito. – (ET) Señor Presidente, Señorías, como es bien sabido, la Organización Marítima Internacional ha impuesto, de acuerdo con el anexo VI de MARPOL, varios requisitos sobre la cantidad de azufre en distintas regiones. El mar Báltico, el Mar del Norte y el Canal de la Mancha han sido declarados zonas de control de emisiones de azufre y se han establecido requisitos más estrictos para estas regiones con el fin de reducir la contaminación de manera significativa. En estas regiones, a partir de 2015, los combustibles marinos podrán usarse si su contenido de azufre no excede el 0,1 %, mientras que en el caso de otras regiones se exige que el contenido de azufre no supere el 0,5 % a partir de 2020. Esta cuestión también se trató en la Conferencia Marítima Internacional, que tuvo lugar el 24 de septiembre en Tallin en mi país. Creo que esto no será una solución si la Unión Europea establece sus propios requisitos, pero estos no se aplican a terceros países; es decir, nos someteremos a nosotros mismos a una competencia desleal en el sector marítimo. La situación debe resolverse de forma internacional, de tal manera que los requisitos impuestos sean reales y se apliquen a todos los buques que naveguen por el mar Báltico, no solo a las embarcaciones de los Estados miembros de la UE. Además, la imposición de normas irracionales implica que el transporte de mercancías regrese del mar a las carreteras, lo cual es mucho más peligroso y perjudicial para el medio ambiente. Así que, en este asunto, apoyo los puntos de vista de los Gobiernos estonio y finlandés, así como la Asociación de Armadores de la Comunidad Europea (ECSA): se debería examinar la decisión de la Organización Marítima Internacional y se deberían imponer las mismas normas para todas las regiones de la UE y buques que operen allí.

 
  
MPphoto
 
 

  Traian Ungureanu (PPE), por escrito. (EN) En calidad de ponente sobre la estrategia de la UE para el Mar Negro, lamento que en la Política Marítima Integrada de la Unión (PMI) casi se ignoren los temas relativos al Mar Negro. Aunque el Mar Negro se incluyó en el concepto de la PMI en 2007, la actuación concreta de la UE parece ir con retraso. Insto firmemente a la Comisión Europea a que redoble sus esfuerzos por desarrollar la estrategia del Mar Negro de esta política. La PMI es un instrumento importante para afrontar oportunidades y retos en las cuencas marinas de la UE de una forma coherente que va dirigida al desarrollo general de las zonas costeras. Estoy plenamente convencido de que el Mar Negro, como mar parcialmente dentro de la UE, y sus Estados litorales necesitan notablemente que se aplique de forma adecuada este instrumento. La dimensión internacional de la Política Marítima Integrada es un aspecto crucial de la aplicación satisfactoria en la región del Mar Negro, que también incluye a siete países que no pertenecen a la UE. Actualmente, el Parlamento Europeo está preparando un informe sobre la creación de una estrategia de la UE para el Mar Negro. Espero que la Comisión siga esta iniciativa y considere la futura estrategia como base importante para reforzar la aplicación de la Política Marítima Integrada en la región del Mar Negro.

 
  
 

(La sesión, suspendida a las 11.40 horas, se reanuda a las 12.05 horas)

 
  
  

PRESIDE: Jerzy BUZEK
Presidente

 
Última actualización: 4 de febrero de 2011Aviso jurídico