Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2010/2954(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B7-0675/2010

Debates :

PV 24/11/2010 - 16
CRE 24/11/2010 - 16

Votaciones :

PV 25/11/2010 - 8.11
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0443

Debates
Miércoles 24 de noviembre de 2010 - Estrasburgo Edición DO

16. Situación en el Sáhara Occidental (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidenta. – El próximo punto es el debate sobre la situación en Sáhara Occidental.

Declaraciones del Consejo y la Comisión.

 
  
MPphoto
 

  Andris Piebalgs, Miembro de la Comisión, en nombre de la Vicepresidenta de la Comisión y Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. – Señora Presidenta, le doy las gracias a esta Cámara por un debate tan oportuno sobre el Sáhara Occidental. Respondo en nombre de Catherine Ashton, partiendo de las preguntas orales que han formulado los diputados al Parlamento.

La UE se preocupa por los eventos que tuvieron lugar en El Aaiún a principios de noviembre y lamenta las muertes. Ahora la calma ha vuelto a El Aaiún, aunque las tensiones subyacentes perduran. La UE teme que el estallido de violencia presenciado en El Aaiún pueda obstaculizar los intentos del Secretario General de las Naciones Unidas de encontrar una solución que sea aceptable para todos en el conflicto del Sáhara Occidental.

Con respecto a las preocupaciones de las que hablamos hoy, tendremos que asegurarnos de que llegan a las autoridades marroquíes a través de los canales adecuados. La cuestión del Sáhara Occidental está en la agenda de la próxima reunión en diciembre del Consejo de Asociación. También podría plantearse en la Comisión Parlamentaria Mixta entre el Parlamento Europeo y Marruecos.

La UE sigue comprometida con Marruecos en reformas de áreas como la buena gobernanza, el Estado de Derecho, y el respeto por los derechos humanos. La UE mantiene un diálogo político bueno y sincero con Marruecos dentro de los organismos responsables del seguimiento de nuestro Acuerdo de asociación. Dentro de este marco, la UE ha recordado a nuestro socio la importancia de cumplir con los compromisos internacionales que ha contraído con respecto al respeto por los derechos humanos. En cuanto a la utilización de los recursos naturales del Sáhara Occidental, es Marruecos el responsable de cumplir con sus obligaciones de conformidad con el Derecho internacional incluidas las relacionadas con la utilización de los recursos naturales del Sáhara Occidental.

La UE apoya los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas con vistas a lograr una solución política justa, duradera, y aceptable para todos que prevea la autodeterminación de la población del Sáhara Occidental de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad.

 
  
MPphoto
 

  Bernd Posselt (PPE).(DE) Señora Presidenta, he estado esperando 70 minutos a que empezara el Turno de preguntas y quisiera preguntar cuándo se va a celebrar. Normalmente se interrumpe el debate para proceder con el Turno de preguntas y se continúa después.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – No habrá turno de preguntas porque los presidentes de los grupos decidieron en la Conferencia de Presidentes que no se celebraría. Por tanto creo que no tiene sentido que espere más tiempo.

 
  
MPphoto
 

  José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, en nombre del Grupo PPE.(ES) Señora Presidenta, cuentan que el filósofo Aristóteles se paseaba en su célebre escuela peripatética con sus alumnos cuando uno de ellos formuló una observación que disgustó al maestro y, para excusarse, le dijo: «no es mía esta observación, es de su maestro Platón». Entonces Aristóteles se paró y pronunció una frase que suena y resuena en la escena europea desde el siglo IV antes de Cristo hasta nuestros días. Dijo: «soy amigo de Platón, pero soy más amigo de la verdad».

Marruecos, señora Presidenta, es un socio positivo y activo de la Unión Europea, y es también un aliado estratégico fundamental en la contención del fundamentalismo islámico radical, pero este Parlamento —lo dijo el Presidente Sarkozy en su comparecencia— es la institución donde late el pulso democrático de la Unión Europea y tiene un compromiso indeclinable e irrenunciable con la causa de los derechos humanos. Por eso, si esos derechos son desconocidos, no puede ponerse de perfil, no puede mirar para otro lado, tiene que alzar su voz y decir, firme y claro, cuáles son los principios que nos animan.

La Unión Europea, señora Presidenta, ha sido, es y será un socio leal de Marruecos, pero esta asociación está basada en principios y valores; y esos principios y valores los tenemos que proclamar.

Termino ya, señora Presidenta, diciendo que, realmente, la moderación en el carácter o en el temperamento es siempre una virtud, pero la moderación, señora Presidenta, en la defensa de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, muy particularmente en la libertad de expresión, es siempre un vicio, es siempre una debilidad y es siempre una cobardía que, como representantes de los ciudadanos de la Unión Europea, no nos podemos permitir.

 
  
MPphoto
 

  Véronique De Keyser, en nombre del Grupo S&D.(FR) Señora Presidenta, esta resolución fue difícil de negociar pero al fin terminó con algo que creo que ha conseguido satisfacer a todos los grupos. Quisiera dar las gracias a mis compañeros diputados por sus esfuerzos porque no nos atrevimos a hablar más del Sáhara sabiendo que es un tema delicado. Por tanto no habrá una postura política sobre el conflicto entre Marruecos y el Sáhara.

Por otro lado, el primer punto condena la violencia que se desató durante el desmantelamiento del campo cerca de El Aaiún; y esta condenación de la violencia es clara aunque no conozcamos actualmente todos los hechos para decir quién hizo qué.

Con respecto al segundo punto, lamento —por no decir algo peor— el hecho de que no haya libertad de prensa y de que las organizaciones humanitarias y los parlamentarios no hayan podido ir a la zona. Creemos que es inaceptable.

El tercer punto está estrechamente relacionado. Tomamos nota de que Marruecos va a iniciar una investigación, pero creemos firmemente y pedimos que haya una investigación internacional en vista los eventos acontecidos.

Dejando esto de lado, en cuanto al conflicto político, dejaremos esto a las Naciones Unidas e instamos a ambas partes a que reanuden las negociaciones.

 
  
MPphoto
 

  Ivo Vajgl, en nombre del Grupo ALDE.(SL) Señora Presidenta, señor Comisario, este debate y la resolución que votaremos mañana provocaron dos incidentes: la muerte de un joven de catorce años por una bala de un policía marroquí y, pocos días después, el violento desmantelamiento del campo de protesta que albergaba a más de diez mil nativos del Sáhara Occidental que pacíficamente han intentado que el mundo prestase atención, y nosotros también, a su intolerable situación social, política y económica.

El incidente se ha cobrado nuevos heridos y lo lamentamos. Han pagado el mayor precio posible por este problema actual que a todos nos es familiar. El Sáhara Occidental es el último ejemplo en el mundo de un proceso de descolonización que sigue incompleto, en el que el país vecino goza de la ocupación ilegal de un territorio extranjero, rechazando las resoluciones del Consejo de Seguridad, ignorando en repetidas ocasiones las demandas de las Naciones Unidas para que se celebre un referendo y el derecho a la autodeterminación de la población del Sáhara Occidental y violando los derechos humanos y normas del Derecho internacional.

El Sáhara Occidental, un país de arena y piedra, atravesado por el muro de la vergüenza que mide más de mil kilómetros, es lo suficientemente rico para despertar los apetitos y expectativas de Marruecos y de los países que de forma activa o pasiva apoyan esta postura implacable. Sabemos quiénes son. El problema del Sáhara Occidental es un problema político, un problema de descolonización; sólo se puede solucionar de la misma forma en la que se solucionaron problemas similares en otros sitios: basándose en el Derecho internacional, la autodeterminación de las naciones y los acuerdos. Tenemos que fortalecer el papel de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental; el mandato de MINURSO es demasiado limitado con una misión que simplemente mantiene el status quo, y que ha demostrado no tener poder y ser una mera formalidad.

Comisario, muchas gracias por la claridad de sus palabras. A pesar de los diferentes intereses de algunos Estados miembros influyentes o precisamente debido a ellos, la UE debería desempeñar un papel más activo y utilizar todos los medios a su disposición. Asimismo, Marruecos, que goza del apoyo y comprensión de muchos ámbitos, debería hacer un esfuerzo para resolver esta situación de forma constructiva.

 
  
MPphoto
 

  Raül Romeva i Rueda, en nombre del Grupo Verts/ALE.(ES) Señora Presidenta, quisiera, en primer lugar, congratularme por el hecho de que finalmente tengamos ocasión de hablar sobre el Sáhara Occidental y de votar una resolución. Por una vez la presión de Marruecos no ha triunfado como en otras ocasiones. Y yo creo que eso es bueno para la credibilidad del Parlamento, pero también para la transparencia de lo que está ocurriendo en el Sáhara Occidental.

En segundo lugar, quiero condenar de forma alta, clara y firme la irresponsable y provocadora manera como se desmanteló el Campo de Gdeim Izi. Es verdad que la violencia vino de muchos lados, pero poner al mismo nivel a quienes se defienden de una agresión con quienes les reprimen, persiguen y torturan me parece del todo injustificable.

Por eso, exigimos una investigación independiente bajo la égida de las Naciones Unidas. No estamos ante un conflicto entre iguales, no todos tienen la misma responsabilidad y no todos en este conflicto actúan con las mismas estrategias ni con las mismas armas.

Debemos pedir calma a todas las partes, sí, pero, sobre todo, debemos exigir al Reino de Marruecos que cese en su actitud hostil hacia el pueblo saharaui, que dejen de hostigar a parlamentarios, a medios de comunicación o a defensores de los derechos humanos.

Y la Unión Europea no puede seguir con esta ceguera cómplice, como si no pasara nada. Como Unión Europea tenemos una gran responsabilidad histórica, y especialmente algunos países como España y Francia.

Actuemos con sensatez, sí, como nos pedía la ministra Trinidad Jiménez, pero es que lo sensato, hoy, es decir «basta» al régimen de Marruecos. Está muy bien querer tener buenas relaciones comerciales con Marruecos. Es necesario y es positivo. Pero no a costa de los derechos humanos ni de vulnerar la legislación internacional.

Una solución justa, sostenible y mutuamente aceptable, señora Jiménez, señora Ashton, pasa porque se pueda celebrar el referéndum de autodeterminación. ¡Hagámoslo posible!

 
  
MPphoto
 

  Charles Tannock, en nombre del Grupo ECR. – Señora Presidenta, este conflicto desde hace tantos años en el Sáhara Occidental no hace más que desestabilizar la región. La intransigencia de Marruecos sigue negándole justicia a la población Sáhara Occidental que llevan esperando un referendo sobre la independencia 20 años.

Aunque reconozco que Marruecos es un importante aliado de Occidente en la lucha contra el terrorismo es profundamente lamentable que no cumpla sus compromisos de conformidad con el plan de las Naciones Unidas. Ahora deberíamos, en vista del informe sobre la violencia contra la población saharaui, dar a la misión de las Naciones Unidas allí un mandato para controlar los derechos humanos de los saharauis. Sin embargo, los esfuerzos para desarrollar esta capacidad se han visto lamentable y constantemente bloqueados por Francia. Esto es casi único entre las misiones de las Naciones Unidas: es la única sin un mandato de derechos humanos. Marruecos y el Frente Polisario tienen que entender lo que se espera de ellos con respecto a las normas de la comunidad internacional. La UE sí tiene influencia en Marruecos, en concreto con respecto a los derechos de pesca y la ayuda.

Esperemos que el inminente referendo que se celebrará en el sur de Sudán y creará un nuevo estado soberano en el Sur, proporcione una nueva motivación para todas las partes implicadas para buscar una solución final a esta eterna disputa en el Sáhara Occidental: un territorio y una población que, en mi opinión, se merecen un futuro pacífico y próspero.

 
  
MPphoto
 

  Willy Meyer, en nombre del Grupo GUE/NGL.(ES) Señora Presidenta, querría comenzar con una obviedad: habría que decir al Reino de Marruecos que éste no es su parlamento. Este Parlamento tiene una soberanía que se basa en la ciudadanía europea y, por lo tanto, fija su orden del día, fija sus temas, fija sus resoluciones y es inaceptable la intromisión permanente de la administración del Reino de Marruecos ante esta Institución; es inaceptable.

En segundo lugar, señorías, la cuestión de fondo es que estamos ante una ocupación militar, policial y de colonos marroquíes; una ocupación ilegal sobre un «territorio no autónomo», como lo define el Derecho internacional. Marruecos no tiene soberanía sobre el Sáhara Occidental, no la tiene. No puede aplicar sus leyes, no puede aplicar su soberanía y, por lo tanto, este Parlamento tiene que lanzar un mensaje muy claro a la comunidad internacional y a los saharauis, que son los que tienen que decidir su futuro mediante un referéndum de autodeterminación, que es lo que ha acordado el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Y todos los atropellos, toda la represión que se está produciendo en el Sáhara Occidental por parte de la administración marroquí solamente tiene un objetivo: que no puedan ejercer su derecho a la autodeterminación. Por lo tanto, este Parlamento Europeo tiene que tener una mayor firmeza para defender ese derecho, para estar con los saharauis, para denunciar los atropellos. Nunca se debió haber permitido la disolución del Campamento Dignidad.

Yo fui unas horas antes, soy un cargo electo y a mí se me impidió bajar de un avión español para poder presenciar lo que lamentablemente horas después iba a suceder, porque no quieren testigos. Tienen mucho que ocultar y este Parlamento no puede ser cómplice con la ocultación sistemática de todo lo que significa esta represión y el acuerdo de asociación, señorías, señora Asthon —ausente lamentablemente—, ¿cuándo se va a congelar?, ¿cuándo se va a advertir que es inadmisible este camino?. Yo creo que este Parlamento tiene que hablar alto y claro, señorías.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Leszek Wałęsa (PPE).(PL) Señora Presidenta, hoy en día el Sáhara Occidental está en una encrucijada. No podemos ignorar las acciones del Gobierno de Marruecos. Existen informes encontrados con respecto a lo que verdaderamente ocurrió en el campo a las afueras de la ciudad de El Aaiún. Sin embargo, no podemos tratar a la ligera el hecho de que 15 000 personas hayan perdido su hogar y se hayan sido obligadas a abandonar las ciudades en las que vivían y esto es, de hecho, sólo un ejemplo de violaciones de los derechos humanos que se remontan a 1975. Nosotros, diputados al Parlamento Europeo, tenemos que analizar la historia de esta región de cerca y la crueldad que han sufrido los saharauis y tenemos que fortalecer la política destinada a resolver el conflicto y este problema.

Algunos Estados miembros han intentado resolver estos problemas trabajando con las Naciones Unidas, pero estos esfuerzos no han funcionado. No ha sido posible llegar a un acuerdo en las recomendaciones necesarias para sancionar a Marruecos. Se ha restringido la actividad de las fuerzas de seguridad de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental cuando tendrían que poder ejercer un control completo y supervisar la ayuda humanitaria. Además, Marruecos sigue bloqueando el acceso a la región a los periodistas y observadores internacionales.

Un observador de las Naciones Unidas manifestó con toda razón que la atención centrada en esta zona de África podría salvar vidas y proteger a los saharauis de la política de exterminación marroquí. Amnistía Internacional pide que se realice una investigación independiente sobre la violencia. Es una buena idea y debería hacerse. Hoy en día no sabemos cuántas personas han muerto, han sido gravemente heridas o simplemente han desaparecido como resultado de las acciones de Marruecos.

Por último, quisiera pedir a esta Cámara una reacción definitiva que ponga fin a la lenta diplomacia internacional actual y que elabore una solución que proteja a los saharauis de más crueldad.

 
  
MPphoto
 

  María Muñiz De Urquiza (S&D).(ES) Señora Presidenta, la violencia que ha sacudido el Sáhara Occidental y que condenamos con toda contundencia, igual que lamentamos la pérdida de vidas humanas y que exigimos respeto a los derechos humanos, no debe volver a desatarse.

Es necesaria una solución definitiva, justa y mutuamente aceptable, en el marco de las Naciones Unidas, para un conflicto que dura ya más de 30 años y que está condenando a la desesperanza a miles de refugiados saharauis y a la inestabilidad a una zona vecina de importancia fundamental para la Unión Europea.

Por eso, llamamos a Marruecos, que es socio avanzado y fiable de la Unión Europea, con quien compartimos enormes intereses y proyectos, a que redoble los esfuerzos de diálogo para dar un fin negociado al conflicto. Hacemos un llamamiento a la calma también al pueblo saharaui y a sus representantes, con cuyas circunstancias nos solidarizamos, y a que mantengan ese diálogo con espíritu abierto y constructivo.

Pedimos a la Unión Europea que se sume a los esfuerzos del grupo de países amigos del Sáhara, entre los que se encuentra el mío, España, en la facilitación de tal diálogo como interlocutor válido en la región. La apertura de una investigación parlamentaria marroquí sobre los sucesos del Sáhara y la disponibilidad de las autoridades marroquíes para informar a este Parlamento sobre lo ocurrido son señales importantes que valoramos, pero no remplazan una política de transparencia informativa que asegure la presencia de todos los medios en la zona.

La resolución que aprobemos mañana es fruto de una concertación compleja y prueba la preocupación de este Parlamento por la estabilidad en el Magreb y por los derechos humanos, y prueba también la apuesta por el fin negociado del conflicto, sin precondiciones, pero sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que consagran el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE).(ES) Señora Presidenta, las autoridades marroquíes merecen nuestra condena por el ataque contra el campamento de Agdeim Izik, tras el cual se han producido los graves incidentes de El Aaiún. Se han vulnerado los derechos individuales de la ciudadanía saharaui, que pedía pacíficamente mejoras sociales. Se ha limitado, además, la libertad de prensa e información, y se ha impedido acceder a la zona a decenas de parlamentarios de esta y otras Cámaras y también del parlamento de mi país, del Parlamento Vasco.

No hay información fiable, por lo que pedimos a las Naciones Unidas que investiguen oficialmente lo sucedido. Aún así sabemos que ha habido muertos, heridos y centenares de detenidos. Lamentamos todas las muertes ocurridas en este episodio porque todas –sean de policías marroquíes o de activistas saharauis– son irreparables. Mi solidaridad con las familias de todos ellos.

El campamento fue atacado el día en que comenzaba la tercera ronda de reuniones informales sobre el estatus del Sáhara Occidental en Nueva York. Esta agresión ni predispone al diálogo, ni a los acuerdos, ni a la paz; por el contrario, entorpece una salida pacífica y justa a la ocupación del Sáhara Occidental.

Quiero pedir calma a las partes. Resolver este problema requiere un diálogo permanente entre Marruecos y el pueblo saharaui, basado en el respeto mutuo y con el objetivo de cumplir las resoluciones de las Naciones Unidas que incluyen el ejercicio del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

Y acabo con una autocrítica: hay que criticar siempre las vulneraciones de los derechos humanos. No importa quiénes, ni dónde, ni cómo, ni por qué las protagonicen, porque los principios y valores democráticos siempre deben estar por encima de los intereses. Por eso, pido un mayor compromiso a la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  João Ferreira (GUE/NGL).(PT) Señora Presidenta, los sucesos acontecidos en las últimas semanas en el Sáhara Occidental no fueron un incidente aislado. Son parte de una larga historio de tres décadas y media de represión, violencia y opresión de la población. La historia del Sáhara Occidental es un intento constante de los marroquíes de bloquear las negociaciones sobre la implantación de un derecho inalienable de autodeterminación de los saharauis.

Por tanto, este es el momento, una vez más, de condenar la brutal represión de las autoridades marroquíes de todas las personas que se resisten a la colonización en los territorios ocupados y luchan por el derecho legítimo de su población a la autodeterminación. Es también hora de que expongamos la verdadera tragedia humana que sufren los saharauis que se ven obligados a vivir lejos de su patria en campos de refugiados y de pedir que se refuerce con urgencia de la ayuda humanitaria internacional. Se debería pedir también el fortalecimiento del Derecho internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas y la convocación de un referendo.

La UE y los Estados miembros tienen una gran responsabilidad al respecto que no pueden ignorar no sea que quieran convertirse en cómplices, siendo Marruecos un país que se beneficia de un estatus especial debido a varios acuerdos que mantiene con la UE.

 
  
MPphoto
 

  Santiago Fisas Ayxela (PPE).(ES) Señora Presidenta, miles de saharauis dejaron sus ciudades y de forma pacífica levantaron el campamento de Agdeim Izik para reclamar mejores condiciones de vida. Las fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron el campamento de forma violenta y, como consecuencia de ello, estallaron graves disturbios en El Aaiún. Las fuerzas armadas marroquíes mataron a un joven saharaui y un ciudadano español murió en circunstancias no aclaradas.

Por el momento, no existen cifras fiables sobre el número de muertos, heridos, desaparecidos o detenidos en estos disturbios. Además, se ha prohibido la entrada en el Sáhara a diversos diputados de Europa y a periodistas que, aún hoy, tienen serias dificultades para realizar su labor.

Marruecos es un país amigo, un aliado estratégico de Europa, y entre amigos no es bueno que haya dudas o malentendidos. Si Marruecos no tiene nada que ocultar, debe permitir que se aclare lo sucedido. Por eso –si bien es cierto que el Parlamento de Marruecos ha constituido una comisión de investigación–, considero imprescindible la creación de una comisión internacional, que los políticos y periodistas europeos tengan libre acceso al territorio y que la Minurso amplíe su mandato a la protección de los derechos humanos, tanto en el territorio controlado por Marruecos como en el controlado por el Polisario.

Ante esta situación, la Comisión y los Gobiernos europeos no pueden mirar para otro lado y el primero de todos: el Gobierno de España. La Realpolitik no debe ser una excusa para cerrar los ojos; deben solicitar que se aclaren estos graves acontecimientos y pedir a Marruecos y al Polisario que reanuden cuanto antes las conversaciones para llegar a un acuerdo pacífico sobre la base de las Resoluciones de las Naciones Unidas.

 
  
MPphoto
 

  Pier Antonio Panzeri (S&D).(IT) Señora Presidenta, Señorías, quisiera, en primer lugar, decirle al señor Salafranca Sánchez-Neyra que, a la espera de resolver el conflicto entre Platón y la verdad, quizás tengamos un poco más de tiempo antes de llegar a esta resolución al menos por dos motivos.

Primero, podríamos haber recopilado toda la información para poder garantizar que el Parlamento adoptaba una postura más sólida y, en segundo lugar, se hubieran celebrado una serie de reuniones y audiencias en las comisiones pertinentes. El Parlamento tomó la decisión legítima de avanzar de inmediato. En cualquier caso, esto no mina la necesidad de que se celebren estas audiencias ni de que las negociaciones con Marruecos deban mantenerse abiertas.

Por tanto, creo que, tras la votación, sería una buena idea que centrásemos nuestros esfuerzos en estas tres direcciones concretas: establecer un nuevo liderazgo para Europa, con su diplomacia y políticas de vecindad; contribuir a que las negociaciones abiertas por las Naciones Unidas tengan un resultado positivo y, por último, usar todos los instrumentos financieros —empezando por la Comisión de Asuntos Exteriores y la comisión mixta— para garantizar que la reunión sigue adelante y ayuda a encontrar soluciones. Creo que sería útil trabajar con determinación para lograr estos objetivos en concreto.

 
  
MPphoto
 

  Frédérique Ries (ALDE).(FR) Señora Presidenta, quisiera dar las gracias al señor Comisario que esta tarde ha demostrado estar claramente del lado del apaciguamiento. Sí, teníamos que condenar la violencia de ambos lados; sí, teníamos que pedir una solución duradera a este conflicto, que se ha prolongado ya más de 30 años y sí, obviamente teníamos que ocuparnos de la importancia de que hubiese libertad de prensa, piedra angular de cualquier país democrático.

Habiendo dicho esto, sigo lamentando la falta de equilibrio en determinados temas de este texto. Por ejemplo, me hubiese gustado que se hubiese hecho referencia al destino de Mustapha Salma, el disidente del Frente Polisario secuestrado por haberse atrevido a pedir el diálogo. Por supuesto que se mencionan los derechos humanos pero no para todo el mundo y esto es lamentable. Este conflicto no es una cuestión de inocentes por un lado y culpables por el otro. Hay responsabilidades, si bien desiguales, por ambas partes de este conflicto que ha durado más de 30 años.

Sobre todo —y esto es esencial— todas las partes son ahora responsables de encontrar una solución justa, realista y sostenible y cuando digo todas las partes me refiero a Marruecos, al Frente Polisario y también a Algeria, un actor simbólico clave que sólo se menciona al final de nuestra resolución.

Para finalizar, quisiera simplemente decir, Señora Presidenta, que apoyo plenamente las propuestas para continuar con este diálogo constructivo tal y como plantea el señor Panzeri.

 
  
MPphoto
 

  Marco Scurria (PPE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, entre amigos uno puede hablar con sinceridad y decir las cosas como son. De ahí que le estemos diciendo a Marruecos que tiene que hacer mucho más para resolver la situación del Sáhara Occidental.

La UE no puede y no podría seguir fingiendo que no ha pasado nada porque nos arriesgamos a cometer un grave error. Nos arriesgamos a decir a los que han elegido la paz, como los saharauis hicieron a través del Frente Polisario, que han elegido mal.

Los que no envían camicaces, los que no llevan a cabo atentados y los que confían en los organismos internacionales no son los que protagonizan las noticias. Para estas personas las potencias del mundo no están unidas. Señora Presidenta, esto no está bien porque los saharauis son valientes pero moderados, viven su relación de forma correcta y sus mujeres tienen papeles importantes en la sociedad. Los saharauis luchan por su tierra, por la que tienen un amor tan infinito como el desierto y luchan por su identidad y no está bien que se les deje solos.

La votación que hemos luchado por que se celebre mañana en este periodo parcial de sesiones es una señal importante de que la UE está trabajando para tomar un papel decisivo en el destino de esta tierra.

 
  
MPphoto
 

  Norbert Neuser (S&D).(DE) Señora Presidenta, señor Comisario, celebro la claridad de las palabras del señor Piebalgs. Es importante que el Parlamento Europeo muestre claramente de qué lado está y también que condene la brutalidad que ha tenido lugar allí. Nos ha llevado mucho tiempo celebrar el debate sobre el Sáhara Occidental en el Parlamento Europeo y creo que hemos dudado demasiado con respecto a nuestras acciones y sólo actuamos cuando suceden tragedias allí.

Me complace que podamos aprobar una resolución mañana con todas las partes que quizás no vaya tan lejos como uno o algunos de los grupos quisieran pero representa un amplio consenso y es un claro mensaje para Marruecos y para la población del Sáhara Occidental que el Parlamento Europeo siga fiel a sus valores fundamentales.

Como presidente del Intergrupo quisiera dar mi sincero agradecimiento a todos sus miembros, que se han asegurado de que el Sáhara Occidental permaneciese y siga permaneciendo en el orden del día. Estoy seguro de que con el señor Piebalgs y la baronesa Ashton, tenemos que seguir comprometidos con el Sáhara Occidental.

 
  
MPphoto
 

  Ana Gomes (S&D).(PT) Señora Presidenta, el brutal atentado contra la protesta pacífica del campo saharaui ha asestado un serio golpe a las negociaciones auspiciadas por las Naciones Unidas. Me recordó a los peores tiempos en Timor Oriental: celebrando reuniones en las Naciones Unidas mientras se atentaba contra la población para frustrarles. España podría abogar por la antigua colonia que abandonó igual que Portugal hizo por la autodeterminación de Timor Oriental, pero no lo hace y no quiere comprometer sus intereses comerciales entre otros en Marruecos.

Se sabe que se avisó a Madrid y a las Naciones Unidas del ataque. De la negligencia a la complicidad hay un pequeño paso. Francia es especialmente responsable de alentar a Marruecos a que continuase con la ocupación. En cuanto a la UE, la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad sólo habló del ataque semanas después de que ocurriera y lo hizo con una declaración extremadamente breve e irrelevante. En esta resolución el Parlamento está haciendo un llamamiento a la UE, pidiendo una investigación internacional independiente de los sucesos y la identificación de los muertos, desaparecidos y prisioneros, pidiendo el acceso sin restricciones de la prensa internacional organizaciones humanitarias y observadores, pidiendo que las Naciones Unidas controle el respeto de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y pidiendo la liberación inmediata de los saharauis detenidos en Marruecos o en el territorio ocupado del Sáhara Occidental.

 
  
MPphoto
 

  Guido Milana (S&D).(IT) Señora Presidenta, Señorías, sólo lamento una cosa esta tarde en esta Cámara y es que estamos debatiendo sobre los saharauis sólo porque los marroquíes han invadido el campo a las afueras de El Aaiún, y esto es una vergüenza para la democracia en este Parlamento.

El Parlamento debió haber iniciado este debate por iniciativa propia ya que lleva rotando por las mesas de negociación internacional durante 30 años. Este es el hecho político más importante. Nos vimos obligados a ello por los actos violentos no porque decidiésemos garantizar de forma autónoma los derechos humanos. ¿Por qué se debe convocar un referendo para la autodeterminación allí, si no por el respeto de los derechos humanos?

Precisamente porque Marruecos es nuestro amigo, porque Marruecos es la parte fuerte de la relación tenemos que decir enérgicamente que ya no se puede posponer este deseo y acarrear con todas las consecuencias. Tenemos que intentar crear las condiciones para que el objetivo de la misión de las Naciones Unidas para un Referendo en el Sáhara Occidental (MINURSO) no sea sólo darse cuenta de las condiciones de un referendo que se pospone constantemente. Tenemos que intentar utilizar todos los medios a la disposición de la UE para que esto suceda y garantizar que el referendo hace justicia al sufrimiento de la población que ha durado 30 años.

 
  
MPphoto
 

  Gilles Pargneaux (S&D).(FR) Señora Presidenta, señor Comisario, dejando a un lado el debate de esta tarde y la resolución que votaremos mañana, volvamos al tema central del que no he escuchado referencia alguna en el debate que acabamos de tener.

Para Marruecos es una verdadera cuestión nacional, no olvidemos que este importante tema político es un reto diplomático para las relaciones de Marruecos con los países de África y el Magreb, principalmente Algeria.

En segundo lugar, es un reto económico porque este tema obstaculiza la formación de un Magreb próspero y estable. También es un reto para la seguridad debido al activismo de la organización terrorista Al-Qaida en el Magreb islámico, es un reto humanitario para los saharauis afectados en especial para los de los campos de Tinduf que no pueden salir.

Tenemos que volver a lo que importa y lo que importa es la Resolución 1920, aprobada de forma unánime por las Naciones Unidas, que pide ser capaz de poner sobre la mesa el tema de la autonomía propuesto por Marruecos y también las visitas familiares entre el Sáhara Occidental y los campos de Tinduf.

Estos son, en esencia, los retos que consideramos importantes. Tal y como sugirió nuestro colega el señor Panzeri, tenemos que reanudar el diálogo con todas las partes, en especial con las autoridades marroquíes en las próximas semanas, y lo haremos porque el 1 de diciembre tendremos ante nosotros planes para el ministro de asuntos exteriores.

 
  
MPphoto
 

  Antonio Masip Hidalgo (S&D).(ES) Señora Presidenta, el 18 de noviembre, en el Parlamento español, la ministra Jiménez insistió en el dictamen de La Haya por el que aún no se ha practicado la descolonización y no cabe asimilación identitaria a Marruecos. Han pasado 35 años, sufrimientos y ocupación sin título legal. El campamento es paradigma de la distancia entre Marruecos y el pueblo saharaui, por muchos colonos y soldados que hayan introducido en el territorio del que expulsaron a miles de sus habitantes genuinos.

Marruecos reprime con odio a quienes sabe pueblo distinto. Luego seguirán juicios coloniales como el del 5 de noviembre en Casablanca, donde golpearon a los observadores extranjeros y europeos. ¡Evitemos la liquidación de un pueblo digno, heroico, amigo de Europa!

 
  
MPphoto
 

  Salvatore Iacolino (PPE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, un suceso tan grave como el que ha tenido lugar las últimas semanas contra la población saharaui no puede quedar exento de castigo y, por tanto, el Parlamento Europeo debe y tiene que intervenir.

Por otro lado, no hay duda, —como bien ha dicho el señor Salafranca Sanchéz-Neyra— de que con el tiempo la población de Marruecos ha hecho una serie de contribuciones importantes a África y por ello les podemos considerar no solo amigos sino también especialmente cercanos a las posturas de la UE.

Sin perjuicio de la sanción que debemos aplicar y es absolutamente esencial, debe haber un nuevo camino para las negociaciones al respecto, como el que ya se ha iniciado en la comisión mixta, que realmente permita proteger los derechos fundamentales porque no se pueden seguir violando de esta manera, a la espera de que las Naciones Unidas aclare totalmente el tema del que hablamos hoy puesto que es una violación de derechos fundamentales que tiene que ser sancionada.

 
  
MPphoto
 

  Metin Kazak (ALDE).(BG) Señora Presidenta, también quisiera dar felicitar al Comisario Piebalgs por su presentación, excepcionalmente equilibrada, de la actitud de la Comisión Europea con respecto a lo ocurrido en el Sáhara Occidental. Creo que corremos el riesgo de hacer más mal que bien con esta resolución porque no se presta atención a los esfuerzos que hace Marruecos para llegar a una solución duradera y justa en el conflicto del Sáhara Occidental.

Quisiera decir que muchos organismos internacionales siguen allí, dirigiendo sus investigaciones sobre lo ocurrido. Creo que el mejor foro de diálogo con Marruecos es la comisión parlamentaria mixta UE-Marruecos. Creo que hay que apoyar los esfuerzos por encontrar una solución aceptable para todos auspiciada por las Naciones Unidas en lugar de hacer declaraciones partidistas.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Władysław Zemke (S&D).(PL) Señora Presidenta, no puedo hacer demasiado énfasis en que la situación del Sáhara Occidental es ciertamente, el motivo de nuestra preocupación. Nosotros, en esta Cámara, sabemos muy bien que el conflicto, que se ha prologado muchos años, puede afectar a territorios que están mucho más lejos. Hay personas sin esperanza, a las que se reprime y humilla. En una situación así, las personas humilladas a menudo pueden ser una base natural para la actividad terrorista; pueden ser receptivas al adoctrinamiento terrorista y el Sáhara Occidental puede llegar a ser un lugar desde el que se exporte terrorismo. Por tanto, la UE debería condenar todos los casos de violación de la ley pero creo que habría que destinar más esfuerzos a ayudar a las fuerzas de las Naciones Unidas para que puedan ser aún más efectivas a la hora de garantizar la seguridad en la zona.

 
  
MPphoto
 

  Nicole Kiil-Nielsen (Verts/ALE).(FR) Señora Presidenta, el 8 de noviembre, las autoridades marroquíes utilizaron la violencia para desmantelar el campo creado cerca de El Aaiún, en el Sáhara Occidental, ocasionando muertos y numerosos heridos.

Me escandaliza totalmente que un Estado miembro, en este caso Francia, se oponga a la petición de una misión de investigación de las Naciones Unidas para analizar estos sucesos. La propuesta de Uganda en la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 16 de noviembre fue, sin embargo, legítima y conveniente. Para Francia está muy bien escudarse en la indecisión del Consejo de Seguridad cuando ha abusado de su poder de veto para evitar que se arrojara luz a estos incidentes, ¿tan difícil sería enfrentarse a la verdad?

Europa, que presume de ser ejemplar en la protección de los derechos humanos, tiene que pedir una misión de investigación independiente y transparente bajo la égida de las Naciones Unidas y la ampliación del mandato para la Misión de las Naciones Unidas para un Referendo en el Sáhara Occidental (MINURSO). En términos más generales contamos con la baronesa Ashton para que se encuentre una solución justa y duradera a la inaceptable situación de los saharauis.

 
  
MPphoto
 

  Dominique Vlasto (PPE).(FR) Señora Presidenta, igual que mis compañeros diputados lamento las muertes ocasionadas por este conflicto. Sin embargo, quisiera decir que el texto propuesto es tendencioso y lamento que se haya precipitado la votación de esta resolución. Hubiera sido mejor esperar por los resultados de las investigaciones, tener un debate sobre los fundamentos sólidos y permitir que lo diputados tuviesen así una verdadera idea de lo que está ocurriendo en realidad. De hecho se podría ver como una forma de influenciar las negociaciones de las Naciones Unidas sobre el futuro del Sáhara Occidental. He de decir que esto me preocupa en un momento en el que se está volviendo a iniciar la política Euromediterránea. Llevará tiempo establecer los hechos y saber quién es responsable de qué. Por lo que a mí respecta esto es esencial para la estabilidad de una región tan delicada como esta y para el bienestar de su población.

 
  
MPphoto
 

  John Bufton (EFD). – Señora Presidenta, también hablaré hoy de los terribles acontecimientos en el Sáhara Occidental.

Como hemos podido leer en nuestros periódicos se han producido enfrentamientos violentos en los campos de refugiados donde la gran cantidad de población del Sáhara Occidental lleva confinada desde la invasión marroquí en los setenta. Invadir su país es una cosa pero confinar a un gran porcentaje de población en campos de refugiados es otra.

El exilio del Sáhara Occidental ha conseguido la atención de todo el mundo. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha analizado el último episodio violento pero se quedó corto a la hora de pedir una investigación independiente.

Está claro que las autoridades marroquíes no serán imparciales si se deja la investigación a su cargo. Las autoridades marroquíes no pueden ni siquiera decidir cuántas personas fueron asesinadas en la redada del campo en El Aaiún. Debido a la proximidad del Sáhara Occidental a Europa, y su potencial para desestabilizar la delicada zona del norte de África, esto podría empeorar si no se hace algo pronto.

Creo firmemente que debería haber una investigación independiente y pido al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que la inicie.

 
  
MPphoto
 

  Bernadette Vergnaud (S&D).(FR) Señora Presidenta, señor Comisario, Señorías, quisiera empezar señalando que no creo que dar nuestra opinión tan pronto con una votación sobre los sucesos que ocurrieron en El Aaiún el 8 de noviembre sea lo correcto cuando no disponemos de todos los hechos para tener el conocimiento y objetividad necesarios.

No obstante, en estas condiciones, me alivia ver que hemos llegado a una resolución común equilibrada y moderada que tiene en cuenta el concepto de derechos humanos y que no condena excesivamente a ninguna parte aunque hay algunos puntos cuestionables. En cualquier caso, lo más importante creo que no seguir exacerbando la situación para que se puedan dirigir las investigaciones y negociaciones en una atmósfera de tranquilidad y por eso creo que es sensato que no pongamos en duda el estatus privilegiado de un país vecino basándonos en informes parciales y a menudo contradictorios.

 
  
MPphoto
 

  Andreas Mölzer (NI).(DE) Señora Presidenta, el deseo de Marruecos de ocultar los informes de los incidentes en el Sáhara Occidental no es muy positivo por su parte. Cuando se atacó a la flota de ayuda para Gaza hubo una protesta internacional inmediata. Sin embargo, cuando se disolvió un campo de protesta en el Sáhara Occidental ocupado, dejando personas asesinadas y se declaró a la propia ciudad como zona prohibida incluso para los periodistas no hubo una acción dinámica combinada de parte de la comunidad internacional.

Por supuesto que sólo podíamos esperar eso en vista de la inextricable situación, el movimiento de liberación dejaría de sentirse obligado por el alto el fuego en algún momento. Esto estaba también ligado a un referendo en el Sáhara Occidental, un referendo para el que nunca se acordó quiénes serían los participantes. Mientras tanto se asentaron allí cada vez más marroquíes. En mi opinión, hay que investigar en profundidad estos incidentes. La UE debería actuar como mediador neutral e intentar que ambas partes participen en el debate que hay sobre la mesa una vez más.

 
  
MPphoto
 

  Ulrike Rodust (S&D).(DE) Señora Presidenta, Señorías, apoyo el compromiso alcanzado para la resolución. Como coordinador del Grupo S&D del Parlamento Europeo en la Comisión de Pesca, me interesa también el acuerdo de pesca con Marruecos. Es bueno que pidamos que se respete la resolución del Derecho internacional en relación con la explotación de los recursos en el Sáhara Occidental. Desafortunadamente la mayoría de los diputados de esta Cámara no saben que el servicio jurídico del Parlamento emitió una opinión que manifiesta que el actual acuerdo de pesca con Marruecos contraviene el Derecho internacional si no se demuestra que la población del Sáhara Occidental se beneficia del acuerdo. Actualmente no existe tal demostración y la Comisión Europea ha paralizado, por tanto, las negociaciones con respecto a la renovación del acuerdo. De verdad espero que se encuentre una solución diplomática a este problema. Sin embargo, tenemos que tener claro que no podemos ignorar el Derecho internacional debido a intereses económicos.

 
  
MPphoto
 

  Ulrike Lunacek (Verts/ALE).(DE) Señora Presidenta, también me complace que por fin tengamos una resolución sobre el conflicto en el Sáhara Occidental en esta Cámara. Creo que debería haber pasado mucho antes por otros motivos no solo tras los atroces incidentes ocurridos en el campo Gdaim Izyk.

Realmente no entiendo por qué Marruecos no está dispuesto a permitir una investigación independiente. Si no tiene nada que ocultar, se debería realizar la investigación así que, ¿por qué no se hace? De verdad espero que se apruebe esta resolución mañana en el Parlamento —por supuesto que esto no significa que no vaya a haber un diálogo con Marruecos—. La próxima semana, los ministros de exterior de Marruecos y Algeria así como el Frente Polisario, están invitados a asistir a una reunión de la Comisión de Asuntos Exteriores. Espero que vengan y participen con nosotros en el debate.

No obstante, no creo que sea una sugerencia sensata posponer la resolución porque, como Parlamento Europeo, es importante que respetemos y apoyemos el principio de cumplir con los derechos humanos así como el derecho a la autodeterminación de los pueblos, en este caso de los saharauis. Hace 23 años visité los campos cerca de Tinduf por primera vez. Desde entonces, esta población ha estado luchando para por fin poder cumplir su propia ley y celebrar un referendo que sea justo. Por tanto, me complace que esta resolución esté ahora sobre la mesa y espero que se apruebe también mañana.

 
  
MPphoto
 

  Cristian Dan Preda (PPE).(FR) Señora Presidenta, en primer lugar, quisiera decir que es cierto que podríamos haber debatido más y llegado a un texto diferente, pero, al mismo tiempo se dio más o menos el mismo tiempo que se dedica normalmente a las resoluciones urgentes. Habría que decir por tanto a nuestros socios marroquíes que esta resolución es, de hecho, el consenso al que han llegado los diferentes grupos políticos.

Creo que es una fase de este diálogo. Probablemente sea la primera vez que apoyo la propuesta hecha por el señor Panzeri de que haya un diálogo continuado dentro de la comisión parlamentaria sobre determinados asuntos que nos vinculan a nuestros colegas marroquíes. Es una comisión que se ha creado recientemente que puede tener, ¿por qué no? el apoyo de un grupo de amigos de Marruecos porque hay muchos de ellos aquí. Asimismo estoy deseando que llegue el diálogo con el Ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos que ha anunciado que se dirigirá a la Comisión de Asuntos Exteriores la semana que viene, que será otra oportunidad para continuar con este diálogo.

 
  
MPphoto
 

  Andris Piebalgs, Miembro de la Comisión. – Señora Presidenta, después de haber seguido con suma atención el debate quisiera ceñirme a mi declaración inicial: creo que es un texto muy equilibrado y muy correcto.

Simplemente repetirá la última frase: La UE apoya los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas con vistas a lograr una solución política justa, duradera, y aceptable para todos que prevea la autodeterminación de la población del Sáhara Occidental de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad. En definitiva, alentaré a las dos partes para que apoyen los esfuerzos de las Naciones Unidas.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – Se presentan siete propuestas de resolución común(1) para cerrar el debate. Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar mañana a las 12.00 horas.

(La sesión, suspendida a las 20.00 horas, se reanuda a las 21.00 horas)

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Dominique Baudis (PPE), por escrito. (FR) Mirando detenidamente las imágenes disponibles en Internet, uno puede medir el nivel de violencia empleado contra los cuerpos de seguridad marroquíes. Las escenas presenciadas tanto en el campo de Gdaim Izyk como en el camino hacia El Aaiún son pruebas de los tremendos actos violentos contra los cuerpos de seguridad marroquíes. No se libraron ni los vehículos de emergencia. La realidad dista mucho de lo que la propaganda nos ha hecho creer. Nuestro Parlamento necesita, por tanto, mostrarse comedido y ser discreto en lugar de culpar excesivamente a las autoridades marroquíes y hacerlas plenamente responsables de esta situación.

 
  
MPphoto
 
 

  Debora Serracchiani (S&D), por escrito. (IT) Los últimos sucesos violentos relacionados con la disputa entre Marruecos y el Frente Polisario por el Sáhara Occidental requieren mayor atención debido a los efectos negativos que podrían tener sobre la estabilidad de la región. El desalojo del campo en el Aaiún parece haber tenido como resultado docenas de muertos, más de 700 heridos, 150 desaparecidos y 160 detenidos por parte de las autoridades marroquíes y se cree que ha conducido al asesinato de un ciudadano español de origen saharaui: Baby Hamday Buyema. No podemos dejar solos a los saharauis pero tenemos que terminar las negociaciones auspiciadas por las Naciones Unidas de acuerdo con los principios de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en concreto, el artículo 2. La UE tiene que intervenir e insto al Gobierno marroquí a que evite más derramamiento de sangre y libere a los saharauis que hayan sido detenidos de forma ilegal. La reanudación de los diálogos informales entre las partes, que tuvo lugar el 7 y 8 de noviembre de 2010, debe ser la primera señal de que se puede llegar a una solución justa que ambas partes acepten de forma pacífica.

 
  
  

PRESIDE: Rainer WIELAND
Vicepresidente

 
  

(1) Véase el Acta.

Última actualización: 12 de abril de 2011Aviso jurídico