Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/2813(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

B7-0021/2010

Debates :

Votaciones :

PV 10/02/2010 - 9.7
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0017

Debates
Miércoles 19 de enero de 2011 - Estrasburgo Edición DO

7. Explicaciones de voto
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidenta. – A continuación pasamos a las explicaciones de voto.

 
  
  

Explicaciones orales de voto

 
  
  

Recomendación para la segunda lectura: Françoise Grossetête (A7-0307/2010)

 
  
MPphoto
 

  Jens Rohde (ALDE).(DA) Señora Presidenta, hoy hemos alcanzado un compromiso histórico con esta Directiva relativa a la aplicación de los derechos de los pacientes. Creo que se trata del acuerdo más importante que hemos logrado desde que soy miembro del Parlamento. Un compromiso histórico cimentado entre dos partes que llevan alejadas demasiado tiempo, a saber, el Parlamento, por un lado, y el Consejo, por otro. Gracias a un intenso trabajo hemos logrado garantizar un compromiso que beneficiará a los pacientes, que estarán protegidos frente a unos tiempos de espera poco razonables y, al mismo tiempo, hemos encontrado un equilibrio que asegurará que los Estados miembros sean capaces de controlar lo que sucede tanto desde el punto de vista médico como financiero.

El resultado que hemos conseguido hoy es extremadamente positivo y beneficiará a los pacientes y a los Estados miembros. En mi opinión tenemos motivos para, en primer lugar, felicitar a los negociadores y, en segundo lugar y más importante, por supuesto, para dar la enhorabuena a los ciudadanos europeos por el resultado alcanzado a través de la votación celebrada hoy.

 
  
MPphoto
 

  Clemente Mastella (PPE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, hasta la fecha existían abundantes dudas y una importante incertidumbre sobre el acceso al tratamiento y al reembolso de la asistencia médica transfronteriza. La Directiva que hemos aprobado hoy permite finalmente que todos los pacientes disfruten de una serie de derechos y de servicios de atención sanitaria en toda Europa.

El objetivo no es, en absoluto, fomentar la asistencia médica transfronteriza en sí misma, sino garantizar su disponibilidad, su calidad y su seguridad cuando sea necesaria o útil. Necesitamos una mayor información y una mayor claridad con respecto a las normas jurídicas aplicables a la asistencia sanitaria prestada en un Estado miembro diferente del de afiliación.

La situación actual dista de ser satisfactoria. La Directiva ofrece a los pacientes una importante posibilidad de elegir en función de sus necesidades, no de sus recursos, así como de tomar una decisión informada y no bajo coacción.

 
  
MPphoto
 

  Andrés Perello Rodríguez (S&D).(ES) Señora Presidenta, la delegación española socialista ha votado a favor, como el resto de nuestro Grupo, pero no me iría tranquilo de aquí sin dejar patente mi preocupación por que se incluya en esta Directiva la cuestión de los transplantes de órganos, en contra del criterio que tenía la Comisión de Medio Ambiente y como resultado de un permanente empecinamiento del Consejo por incluir los transplantes en esta Directiva.

Espero que esta inclusión no le merme efectividad a la buena legislación que aprobamos en este mismo Pleno, tanto con la Directiva sobre transplantes como con el plan de acción hace muy poco tiempo, y con una práctica totalidad de apoyos. Y advierto que estaremos vigilantes para que no se merme, con esta inclusión, el buen trabajo que hacen organizaciones tan exitosas como la Organización Nacional de Transplantes de España y, desde luego, la pretensión de salvar veinte mil vidas que teníamos tanto en la Directiva sobre transplantes como en el plan de acción que, repito, aprobamos aquí.

Por tanto, lo dejo manifiesto y digo que seguiremos atentos al cumplimiento de esta Directiva en ese aspecto.

 
  
MPphoto
 

  Morten Messerschmidt (EFD).(DA) Señora Presidenta, hoy estamos aquí por algo que ha sido aprobado por personas que no desempeñan cargos electos, a saber, el Tribunal de Justicia, que, por medio de una serie de reglas, presiona a las instituciones genuinamente elegidas para detener la promulgación de la Directiva que hoy hemos sometido a votación.

Quisiera manifestar que hay algo claramente atractivo en mejorar las oportunidades para que los europeos puedan recibir una atención sanitaria adecuada. Sin embargo, es evidente que los problemas que generará esta Directiva eclipsarán los beneficios que aporta. ¿Qué haremos, por ejemplo, si el sistema sanitario de un país se ve sometido a una presión tal que sus listas de espera se vuelven incontrolables? ¿Qué haremos si los médicos comienzan a enviar masivamente a la gente a un cierto país, aunque sea con autorización previa? Podría tratarse de Dinamarca, país del que procedo, o de Alemania, los Países Bajos o cualquier otro país de la UE donde la atención médica goce de prestigio por su elevada calidad. Eso significaría que los ciudadanos del país en cuestión pasarían al final de la lista de espera y, en cualquier caso, que no deben encontrarse en desventaja pese al hecho de que son ellos quienes, a través de sus impuestos, han pagado para disponer de un sistema sanitario adecuado.

Por consiguiente, me gustaría dejar claro que los inconvenientes y los desastres potenciales que esta Directiva puede causar sobre los sistemas sanitarios nacionales eclipsan claramente las ventajas que Sus Señorías han mencionado.

 
  
MPphoto
 

  Jim Higgins (PPE). – Señora Presidenta, el señor Messerschmidt tiene razón. Es el Tribunal de Justicia el que nos ha echado este asunto encima, pero lo acojo con agrado y quiero felicitar a la señora Grossetête por el excelente informe que ha elaborado, porque con esta Directiva los pacientes contarán con información completa y transparente cuando viajen al extranjero en busca de asistencia médica. Las bondades de ello son evidentes.

Los pacientes con enfermedades raras podrán beneficiarse de los conocimientos especializados y el diagnóstico de los expertos transfronterizos mientras el tratamiento no esté disponible en sus Estados miembros. La Directiva pretende ofrecer a los pacientes la posibilidad de elegir en función de sus necesidades, no de sus recursos, y de tomar decisiones informadas y no bajo coacción, por lo que la considero muy positiva. Por último, permite la cooperación entre Estados miembros.

Me complace el hecho de que la Directiva declara ilegal algo que podría ser susceptible de generar abusos; me refiero a toda la esfera del turismo médico. Para mí se trata de otro paso en la dirección correcta; un paso más hacia el fortalecimiento de la cooperación entre los Estados miembros y el logro de una mayor cohesión en el seno de la Unión. Creo que hoy es buen día para los pacientes de Europa.

 
  
MPphoto
 

  Constance Le Grip (PPE).(FR) Señora Presidenta, yo también he votado a favor del informe elaborado por mi colega, la señora Grossetête, sobre la Directiva relativa al acceso a la atención sanitaria transfronteriza.

Asimismo, acojo con satisfacción el avance que representa este texto para la movilidad de los pacientes en toda Europa. Tras muchos años de incertidumbre, sobre todo desde el punto de vista jurídico, y un trabajo considerable por parte del Parlamento Europeo, este texto ofrece una simplificación, una aclaración y una codificación de las condiciones bajo las que los ciudadanos europeos pueden disfrutar de asistencia médica en un Estado europeo distinto del de residencia, en términos tanto de acceso a dicha atención como al reembolso de los cuidados recibidos. Estoy pensando de forma especial en todos aquellos pacientes que sufren enfermedades raras, que al fin podrán tener acceso a tratamientos específicos adecuados que respondan a sus necesidades.

Quisiera hacer hincapié en que esta Directiva es una medida europea concreta dirigida hacia la Europa del pueblo y que otorga nuevos derechos a los ciudadanos europeos. Por consiguiente es absolutamente crucial para la movilidad de los ciudadanos en el seno de la Unión.

 
  
MPphoto
 

  Adam Bielan (ECR).(PL) Señora Presidenta, he votado a favor de la Directiva presentad por la señora Grossetête, con objeto de que, tras muchos años de negociaciones, al fin sea posible poner en práctica el principio del tratamiento transfronterizo en la Unión Europea. Considero que la Directiva representa en su forma actual un compromiso adecuado, basado esencialmente en los derechos de los pacientes pero que también protege los intereses de los fondos nacionales de salud de los Estados miembros.

Para los ciudadanos de países como Polonia, la oportunidad de recibir tratamiento en el extranjero implica disfrutar de igualdad de oportunidades en lo referente a beneficiarse de una atención médica moderna. A menudo los pacientes se ven privados del acceso a una atención sanitaria rápida y adecuada como resultado del colapso de los hospitales, las largas colas y las listas de espera para poder acceder a ciertos procedimientos fundamentales. En algunos casos el tiempo es un factor crucial. La Directiva posibilitará que los ciudadanos decidan por sí mismos si desean esperar muchos meses para someterse a un procedimiento en su país o si, por el contrario, prefieren elegir otro lugar para recibir ese tratamiento. De ese modo será más fácil para ellos decidir cómo quieren ser tratados si son conscientes del hecho de que también se les reembolsarán los costes del procedimiento —al menos una parte importante de dichos costes, o incluso la totalidad— si éste se lleva a cabo en otro Estado miembro de la Unión Europea.

Por supuesto, la simplificación de las reglas que rigen el tratamiento en el extranjero también puede considerarse una iniciativa que moviliza las fuerzas del mercado, en términos del acceso general a los servicios médicos. En mi opinión, por tanto, esas soluciones contribuirán a mejorar la competitividad de los servicios de salud y, como consecuencia de ello, también tendrán un impacto significativo en la aceleración de las mejoras en dichos servicios.

 
  
MPphoto
 

  Mairead McGuinness (PPE). – Señora Presidenta, acojo con agrado esta Directiva concerniente a la esfera de la salud, pero desconfío de la letra pequeña.

Es muy importante que nuestros ciudadanos se den cuenta de que esta Directiva no entrará en vigor antes de 30 meses. Pero, mientras tanto, pueden cruzar las fronteras para recibir atención médica en otro Estado miembro y se les reembolsará la atención que reciban. Por tanto, no tengamos ninguna duda de que, incluso a partir de hoy, habrá ciudadanos que viajen a otros países para recibir atención. Eso es muy importante.

Para quienes deseen conocer los detalles de esta compleja Directiva, he dedicado un tiempo a preparar una página de preguntas y respuestas que pueden consultar en mi sitio web. Exhorto a aquellos ciudadanos que puedan estar siguiendo la sesión por Internet o por otros medios a que consulten la página y, en caso de no haber respondido a las preguntas adecuadas, me lo comuniquen, puesto que debemos divulgar este avance tan positivo hacia la atención sanitaria transfronteriza para todos.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) Señora Presidenta, la sociedad europea demuestra una movilidad cada vez mayor. Estudiamos, trabajamos, nos divertimos y viajamos más allá de las fronteras de nuestro país. Los ciudadanos que viven en la Unión Europea deberían tener derecho a beneficiarse de una atención médica de emergencia gratuita en cualquier lugar de Europa en el que se encuentren. Huelga decir que deberíamos poner en marcha instrumentos que eviten lo que se conoce como turismo de salud y, al mismo tiempo, facilitar que los pacientes que más lo necesitan puedan beneficiarse de nuevas oportunidades. Estoy pensando sobre todo en el tratamiento de enfermedades raras y poco usuales que se lleva a cabo en centros especializados, a menudo fuera del país de residencia del paciente. Sin embargo, no podemos permitir que surjan interferencias en las políticas que aplican los Estados miembros en materia de salud. Se trata de una competencia nacional, y los Estados miembros son libres de adoptar sus propias decisiones al respecto. Esta Directiva da algunos pasos en esa dirección. Como es natural, he votado a favor.

 
  
MPphoto
 

  Anneli Jäätteenmäki (ALDE).(FI) Señora Presidenta, ya era hora de que estableciésemos unas normas europeas comunes para proteger a nuestros ciudadanos y a nuestros pacientes. También es una magnífica noticia que se haya elaborado una Directiva independiente sobre esta cuestión y que no se haya incorporado en la Directiva de servicios, puesto que mientras esta Directiva se encontraba en preparación se detectaron muchas cosas que todavía eran completamente ignoradas o sobre las que no se había adoptado aún ninguna decisión en el momento en que se adoptó la Directiva de servicios.

El derecho de los pacientes a recibir asistencia médica transfronteriza obligará a los Estados miembros de la UE a garantizar la desaparición de las listas de espera en sus propios países.

Es necesaria la autorización previa puesto que, sin ella, muchos Estados miembros podrían tener dificultades para controlar los costes de sus respectivos sistemas sanitarios y para planificar y evaluar el futuro. También podría llevar a una situación en la que la riqueza, y no la necesidad, fuese el factor decisivo.

No obstante, en realidad esta Directiva no afectará a muchos europeos. La mayor parte de la gente quiere que recibir atención médica cerca de su casa y en su propio idioma. Pese a todo, se necesita un sistema, y si hay listas de espera, será posible recibir atención en otro país.

 
  
MPphoto
 

  Marian Harkin (ALDE). – Señora Presidenta, a mí también me complace el acuerdo que se ha alcanzado hoy, que creo que garantizará a los pacientes el acceso a la atención sanitaria transfronteriza de forma proporcionada y equitativa.

Como ya han manifestado varios oradores, la propuesta actual ha llegado a nosotros porque, por supuesto, una ciudadana de su país, concretamente del sur de Inglaterra, denunció el sistema y porque el Tribunal de Justicia confirmó los derechos de esa ciudadana.

Creo que lo que hoy estamos intentando hacer y lo que hemos hecho conjuntamente con el Consejo es garantizar el respeto de los derechos de los ciudadanos; asimismo, estamos vinculando las necesidades y los derechos de los ciudadanos con la legislación, lo que a ciencia cierta es la labor propia del Parlamento.

Todavía quedan algunos asuntos por resolver. Creo que el reconocimiento mutuo de las prescripciones médicas entre los Estados miembros es muy importante, puesto que no se trata solo de prestar una atención sanitaria adecuada sino también de asegurar unos buenos servicios de cuidado posteriores, pero disponemos todavía de algún tiempo para resolver ese detalle.

Supongo que mi comentario final coincide con el que muchos ciudadanos están haciendo ante la actual crisis financiera: ¿está funcionando Europa? ¿Está dando respuesta a sus ciudadanos? Se trata de una pregunta abierta, pero creo que hoy podemos decir con cierta seguridad que Europa funciona.

 
  
MPphoto
 

  Gerard Batten (EFD). – Señora Presidenta, he votado en contra de esta medida sobre los derechos de los pacientes a una atención médica transfronteriza porque solo significará otra carga masiva para los contribuyentes británicos y para el Servicio Nacional de Salud.

Dicho servicio ya está siendo utilizado como servicio de salud internacional y es objeto de un amplio abuso por parte de los ciudadanos extranjeros, con un coste que asciende a muchos millones, o quizá incluso miles de millones de libras cada año. Esta carga recae principalmente en los ciudadanos de mi circunscripción electoral, en Londres. Esta Directiva obligará al Sistema Nacional de Salud a asumir un compromiso aún mayor de proporcionar tratamiento a ciudadanos de la UE que jamás han aportado un penique a los impuestos del Reino Unido. El supuesto mecanismo de reembolso retroactivo del Estado miembro del paciente demostrará ser imposible de aplicar.

Es correcto que un ciudadano extranjero reciba tratamiento de emergencia en caso de necesitarlo, pero no se debería admitir a ciudadanos extranjeros en el Reino Unido a menos que hayan suscrito previamente un seguro sanitario y de viaje adecuado. Tal política es justa y equitativa y, por supuesto, es imposible de aplicar mientras el Reino Unido siga perteneciendo a la Unión Europea. He aquí una razón más, si es que hacía falta, por la que deberíamos abandonar la Unión.

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señora Presidenta, creo que el hecho de haber alcanzado al fin este compromiso histórico entre el Parlamento y el Consejo es excelente. Quiero manifestar que esta normativa sobre la atención sanitaria transfronteriza podría provocar la desaparición de las listas de espera surgidas en numerosos Estados miembros. También podría ofrecer una oportunidad para intercambiar las mejores prácticas. En ese sentido es importante garantizar la definición de los derechos o de los intereses de los pacientes. Además, es igualmente importante recordar que, cuando nos embarcamos en una cooperación de carácter transfronterizo, la seguridad de los pacientes es esencial, como lo es garantizar al mismo tiempo la existencia de normas adecuadas de tratamiento y atención médica en todos los países.

Por tanto, he acogido con entusiasmo este informe de la señora Grossetête, que espero sirva para promover la salud pública en Europa y que, gracias a ello, podamos salvar a muchísimas personas y acelerar su recuperación.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE).(DE) Señora Presidenta, creo que es importante que no utilicemos los sistemas tributarios nacionales para actuar en contra del mercado interior. Esto es especialmente crucial en el caso de los servicios transfronterizos, que es donde es necesaria la igualdad de tratamiento. Hungría ofrece actualmente un ejemplo negativo de ello; en ese país se están aplicando límites a los precios con efecto retroactivo como medida tributaria anticrisis. Se trata de una iniciativa inaceptable que tendrá consecuencias graves sobre los sectores financiero, empresarial y asegurador, así como en el de la energía. Espero que no suceda lo mismo en el futuro en el ámbito de los servicios de atención médica.

Quisiera pedir al señor Orbán que reconsidere esas normas, puesto que son totalmente contrarias al concepto de mercado interior.

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall (ECR). – Señora Presidenta, le deseo un feliz Año Nuevo. Es maravilloso verle a usted en la Presidencia.

Una de las cosas en las que, por lo general, estamos de acuerdo en este Parlamento —aunque soy consciente de que existen notables excepciones— es que creemos en el funcionamiento del mercado interior.

Cuando los electores de mi circunscripción me escriben y me dicen «mire, en mi circunscripción no recibo un servicio adecuado y me gustaría viajar al extranjero, a otro Estado miembro de la UE para recibir un servicio médico de mayor calidad», muestran inseguridad sobre si situación jurídica al respecto. Por este motivo somos muchos los que nos felicitamos por la votación de hoy sobre los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza. Confío en que en las jurisdicciones en las que los pacientes reciben un servicio deficiente, estos voten guiándose por sus pies, por los derechos que otorga esta Directiva, y que se desplazarán a otros Estados miembros presionando así a los sistemas de salud para que mejoren el servicio que prestan y garantizar una respuesta adecuada a las necesidades de sus pacientes.

No obstante, debemos asegurarnos de facilitar el procedimiento en virtud del cual los Estados miembros pueden reclamar el gasto en que hayan incurrido los ciudadanos que hayan viajado al extranjero o a los que se hayan prestado servicios en otros países. Una vez hayamos resuelto esos problemas, creo que habremos elaborado una Directiva de la que todos podremos estar orgullosos.

 
  
  

Recomendación: Yannick Jadot (A7-0371/2010), (A7-0370/2010)

 
  
MPphoto
 

  Joe Higgins (GUE/NGL).(GA) Señora Presidenta, he votado a favor de la resolución relativa a los acuerdos entre la Unión Europea y Camerún y entre la Unión Europea y la República del Congo sobre las leyes forestales y el comercio de madera procedente de esos países. Es fundamental proteger los bosques tropicales para mantener el equilibrio de nuestros ecosistemas. También es vital proteger a los pueblos indígenas de la selva, que sufren una enorme presión derivada de la explotación del medio ambiente por parte de las grandes multinacionales así como de la tala de los bosques de los que depende su subsistencia para beneficio de esas empresas.

Por ese motivo he presentado una enmienda que dice que los bosques y las industrias de la silvicultura deberían ser de titularidad pública y someterse a la dirección democrática de los trabajadores de esos sectores, así como de los pueblos indígenas que habitan los bosques.

 
  
  

Recomendación: David Martin (A7-0365/2010)

 
  
MPphoto
 

  Morten Messerschmidt (EFD).(DA) Señora Presidenta, el libre comercio es, en realidad, la única forma de lograr la prosperidad. Lo hemos visto en el mercado interior entre los Estados miembros de la UE, y no hay duda de que así será también en el caso de los países en desarrollo. Se trata de la única iniciativa en materia de desarrollo que podemos y debemos ofrecer al mundo.

Si analizamos cómo funciona el resto de las grandes regiones del planeta, celebramos acuerdos y consideramos a sus socios desde un punto de vista estratégico, nos daremos cuenta de que cada vez actúan más y más rápido. Observaremos la existencia de una amplia área comercial entre América del Norte y del Sur, en los países de la ASEAN, Asia y Mercosur, etc. La única región que va a la zaga en ese sentido, y que casi se encuentra paralizada por los retos de la globalización, es la UE.

Aunque respaldo el informe que hemos votado hoy, quisiera decir que una iniciativa de libre comercio con Fiyi y Papúa Nueva Guinea es lo mínimo que cabría esperar después de tantos años de negociaciones. ¿Qué pasa con China? ¿Qué hay de los Estados Unidos? ¿Y de la India? ¿Qué ocurre con todos los países que se están quedando con nuestros puestos de trabajo? ¿Está fallando la UE a los trabajadores europeos también en esto?

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall (ECR). – Decir que las sociedades más prósperas son las más libres y que las más libres son las más prósperas es una obviedad, y debemos reconocer el papel que el libre comercio desempeña en ello. Por desgracia, en lo que respecta a los debates internacionales multilaterales sobre libre comercio, la Ronda de Doha de la OMC está estancada y, por ese motivo, la UE sigue actualmente el ejemplo de los Estados Unidos y de otros países, firmando cada vez más acuerdos bilaterales.

Podemos hacer llegar los beneficios del libre comercio a muchos de los ciudadanos de los países más pobres, reconociendo al mismo tiempo algunos de los problemas transitorios a los que deberán enfrentarse mientras se adaptan al aumento de la competencia. Sin embargo, al final, deberemos cambiar de enfoque, pasando de los intereses de los productores a los de los consumidores. Muchos consumidores en numerosos países en desarrollo diferentes me preguntan por qué no disfrutan de las mismas posibilidades de acceso a los bienes y servicios de los que disponemos en Occidente. Una de las formas en que podemos ayudarles es a través del fomento del libre comercio, dotando así a nuestros consumidores de una mayor capacidad de elección. Esperemos que continúe así.

 
  
MPphoto
 

  Nirj Deva (ECR). – Señora Presidenta, el Pacífico ha sido durante largo tiempo la Cenicienta de las iniciativas de desarrollo de la Unión Europea en ultramar. Me complace profundamente observar que las iniciativas emprendidas por Fiyi y Papúa Nueva Guinea sobre la creación de un acuerdo de asociación económica no solo nos ayudarán a desarrollar una actividad comercial más fluida con esos países, sino que también harán posible que comercien entre sí dentro de su región.

Uno de los aspectos más importantes que se han conseguido con este acuerdo hasta el momento es el hecho de que por fin las reglas de origen sobre la pesca permitirán a la población de la región del Pacífico añadir valor real a su actividad pesquera. ¡Algunos de esos países importan pescado, cuando sus mares están repletos de peces! Lo que hemos logrado es que puedan procesar el pescado que capturan, añadirle valor y exportar ese pescado a la UE. Ese es el camino correcto hacia el desarrollo y hacia la reducción de la pobreza.

 
  
  

Propuesta de resolución: (B7-0029/2011)

 
  
MPphoto
 

  Barbara Matera (PPE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, hoy he votado a favor de la pregunta oral sobre la adopción internacional en la Unión Europea.

La adopción internacional ha demostrado ser el procedimiento más adecuado para ofrecer la oportunidad de tener una familia permanente para aquellos niños que no la encuentran en su país de origen. La cooperación entre las autoridades de los Estados miembros con responsabilidad en el campo de las adopciones internacionales es importante para garantizar que la adopción se lleve a cabo teniendo en cuenta el interés del niño o la niña y respetando sus derechos fundamentales, así como evitando la venta y la trata de niños.

También es necesario simplificar el procedimiento de adopción internacional, porque con demasiada frecuencia las familias se enfrentan a una burocracia excesiva que las disuade de intentar adoptar. Finalmente, Rumanía es motivo de preocupación, puesto que es el único país de la Unión Europea que cuenta con una ley que prohíbe las adopciones internacionales. En la actualidad hay cerca de 70 000 huérfanos en aquel país, de los que 40 000 se encuentran en orfanatos y 30 000 en centros de acogida.

La Comisión debería arrojar alguna luz sobre el caso de Rumanía, de forma que los niños abandonados puedan ser acogidos en familias mediante la adopción internacional.

 
  
MPphoto
 

  Andrea Češková (ECR). (CS) Señora Presidenta, dado que debido a las responsabilidades derivadas del cuidado de los hijos no pude participar en el interesantísimo debate que tuvo lugar el lunes, quisiera al menos expresar ahora mi pleno apoyo a esta asamblea, apoyo que también expresé con mi voto. Confío en que las medidas que se adoptarán a partir de esta resolución llevarán, por un lado, a una reducción de los procedimientos burocráticos para la adopción internacional y, por otro, permitirán controlar mejor lo que les sucede a esos niños y contribuirán a luchar contra la trata infantil.

 
  
MPphoto
 

  Mairead McGuinness (PPE). – Señora Presidenta, es posible que muchos diputados este Parlamento no sean conscientes de la sucia guerra de palabras que tiene lugar en este asunto de la adopción, una guerra inútil e inoportuna. Si realmente queremos poner los derechos del niño en el centro de este debate, que es lo que hicimos en esta Cámara y lo que también pretende esta resolución, entonces estaremos haciendo lo correcto para todos los niños, con independencia del Estado en el que hayan nacido.

Es importante no citar a ningún Estado miembro en concreto, sino reconocer que todos los países tienen niños abandonados o que no reciben el cuidado de una familia nuclear en el sentido habitual del término y que necesitan otras formas de atención. Cierto, existen muchas familias que desean ofrecer su hogar a esos niños. Si bien puede ser cierto que sea necesario analizar la burocracia, no cometamos el error de reducir el control.

Quisiera decir finalmente que, en cierta medida, las personas que adoptan con éxito se ven sometidas a un rigor muy superior que las que simplemente dan a luz.

 
  
MPphoto
 

  Licia Ronzulli (PPE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, en este momento mi pensamiento está con los miles de parejas de todo el mundo que cada día se enfrentan a las dificultades asociadas a la adopción de un niño.

La adopción es un valor, una muestra genuina de amor que abre la puerta a una nueva familia para un niño que, por desgracia, ya no puede disfrutar del afecto de sus seres queridos. Las personas que llevan en su interior el dolor que causa el hecho de haber sido abandonado tienen derecho a crecer en un entorno feliz junto a otras personas que les puedan ofrecer una nueva vida.

Por tanto, nuestra obligación es ayudar a los huérfanos de manera que un futuro brillante deje de ser un sueño inalcanzable para ellos. La adopción de esta resolución conjunta debería enviar un mensaje contundente y urgente. Debemos promover políticas comunitarias diseñadas para superar las situaciones difíciles que viven las familias. El letargo burocrático y los retrasos legislativos no pueden y no deben truncar los sueños y las esperanzas de un niño de poder tener una familia y un futuro feliz.

 
  
MPphoto
 

  Diane Dodds (NI). – Acojo con agrado la propuesta de resolución sometida hoy a votación sobre la adopción internacional. Conozco varias personas en mi propia circunscripción electoral que se han embarcado en este proceso o lo están haciendo en este momento, y ver al final la alegría reflejada en las caras de padres e hijos es todo un deleite. Sin embargo, para llegar a ese punto, con demasiada frecuencia deben recorrer un largo camino, que en muchas ocasiones dura varios años. Como afirma la propuesta, puede ser un proceso excesivamente burocrático y nuestra labor como Parlamento debe ser la de buscar formas de reducir esa burocracia y tratar de racionalizar el proceso.

En todo este asunto, no obstante, lo primordial son las necesidades y la seguridad de los niños, muchos de los cuales sufren graves carencias. Debemos establecer todas las salvaguardas posibles para proteger a los niños frente a cualquier situación de vulnerabilidad. Sin embargo, parece que a menudo los padres potenciales, deseosos de cuidar y amar a esos niños, se ven sometidos a tanta presión que finalmente abandonan el proceso. En ese caso, tanto los padres como los niños salen perdiendo.

 
  
MPphoto
 

  Cristiana Muscardini (PPE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, llevamos muchos años enfrentándonos al problema de la adopción internacional en Europa, y por fin la resolución de hoy trata de arrojar un rayo de esperanza a una situación que cada vez se está volviendo más compleja y más difícil.

En lugar de estimular la adopción internacional, la incorporación de nuevos países ha complicado aún más a muchas familias la posibilidad de ofrecer un nuevo hogar y una nueva familia a unos niños que han experimentado un sufrimiento y una privación enormes en sus propios países.

Mientras por un lado la creciente burocracia impide la adopción infantil, por otro lado aumentan el tráfico de órganos y la prostitución infantil. Por este motivo estamos a favor de esta propuesta de resolución. Creemos que es preciso racionalizar los procedimientos de adopción internacional y debemos garantizar el establecimiento de un programa de adopciones a escala comunitaria para ofrecer un futuro a todos los niños necesitados.

 
  
MPphoto
 

  Julie Girling (ECR). – Señora Presidenta, en nombre de su club de fans de esta esquina, quiero agradecerle la eficiencia con la que desempeña su función.

Nos encontramos ante un grave problema. La adopción internacional, por supuesto, reviste una importancia crucial. Es importante que hagamos las cosas bien. Acojo con gran agrado esta resolución, que incluye, al igual que muchas de las resoluciones que aprobamos en esta Cámara, gran cantidad de palabras sensibles, inteligentes y bien organizadas. Pero lo que realmente quiero decir —y he aprendido mucho ayudando a un elector, y en estos momentos estoy ayudando a otro— es que no basta con reflejar todo este asunto en una resolución.

Al Parlamento Europeo no se le da precisamente bien simplificar asuntos y asegurarse de que todos los ciudadanos consigan que las organizaciones trabajen para ellos. Quisiera pedir que todas las buenas palabras que contiene esta resolución se traduzcan en acciones; que realmente simplifiquemos los asuntos; que nos liberemos de la burocracia y que introduzcamos mejoras reales. De lo contrario, estaremos simplemente volviendo a inventar la rueda para Europa, y terminaremos por complicar aún más el proceso.

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señora Presidenta, yo también quiero manifestar mi alegría por esta resolución sobre la adopción internacional. He tenido la oportunidad de conocer de cerca algunos casos y sé que actualmente la adopción conlleva mucha burocracia, que es positivo que se simplifique del modo propuesto. Como resultado de ello, los procesos podrán acelerarse y serán más transparentes.

A todos nos interesa que la adopción evite cualquier cuestión contraria a la ética o vinculada a la trata de personas o infantil. Es muy importante garantizar que un niño no sea un medio para lograr un fin, sino que, a través de la adopción, encuentre un hogar que le quiera y en el que sea tratado como una persona única y preciosa. Es importante que el niño tenga la oportunidad de tener un padre y una madre, que tenga ese derecho, y por ese motivo, cuando se adopten las decisiones relativas a la adopción, es importante tener en cuenta la situación general de la familia.

Hay algunas cuestiones muy delicadas. Sabemos que algunos estudios han demostrado que nuestro ADN contiene nuestro genotipo cultural, pero debemos asegurarnos de que el niño podrá beneficiarse de un hogar adecuado que le profese cariño, así como de un entorno cultural en el que pueda crecer y convertirse en una persona y en un ciudadano equilibrado.

 
  
  

Propuesta de resolución: (B7-0021/2011)

 
  
MPphoto
 

  Morten Messerschmidt (EFD).(DA) Señora Presidenta, Serbia es probablemente el país europeo que, a lo largo de los últimos miles de años de historia, ha sido invadido más veces, primero por los turcos, después por los alemanes y posteriormente por los rusos. En la actualidad tenemos la suerte de convertir lo que desde el punto de vista tanto de la historia antigua como reciente han sido malos tiempos en un brillante futuro.

No hay duda de que, desde el punto de vista de Belgrado, tanto la OTAN, con la masacre que cometió en nuestra capital, como la UE, con su apoyo bárbaro a que se arrancase una parte fundamental de Serbia —Kosovo— no resultan unos aliados particularmente atractivos. Sin embargo, son aliados de todos modos. Son amigos y todo el mundo es consciente de ello. Por consiguiente, es importante establecer una relación racional que nos permita dejar atrás el pasado y mirar hacia el futuro. Por este motivo mi partido apoya la continuación de ese diálogo.

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). (SK) Señora Presidenta, el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre las Comunidades Europeas y Serbia establece las bases para una relación estrecha y duradera, basada en la reciprocidad y en los intereses comunes, y contribuye a la estabilización política, económica e institucional tanto en Serbia como en el conjunto de los Balcanes.

Asimismo, representa para Serbia una nueva oportunidad de transformarse y prosperar mediante una reestructuración y modernización general de su economía. Sin embargo, estoy firmemente convencido de que Serbia debe continuar fortaleciendo la democracia y el Estado de Derecho, redoblar sus esfuerzos de reforma del poder judicial y la administración pública, aplicar los principios de la justicia y reforzar las estructuras administrativas y judiciales en su conjunto.

De cara a la integración de Serbia en la Unión, considero fundamental la resolución de los graves casos de violaciones de los derechos humanos y la cuestión conexa de la estrecha cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señora Presidenta, muchas gracias a su personal y a todos los intérpretes por su paciencia en esta sesión inusualmente larga.

Enfrentada a una elección entre democracia y supranacionalismo, la Unión Europea opta casi siempre por este último; esto queda especialmente patente en la política que desarrolla la UE en los Balcanes Occidentales. Nos estamos ocupando de todos los intentos de establecer zonas protegidas en Bosnia, en Kosovo y podríamos decir incluso que en Macedonia, con el único propósito de impedir la creación de fronteras etnográficas a lo largo de las líneas que elegiría la población local que allí reside.

Es muy difícil que una democracia funcione correctamente a menos que las personas sientan que tiene suficientes cosas en común con las otras como para dejar el Gobierno en sus manos. Si se quiere un Gobierno por y para el pueblo, es necesario tener un pueblo con el que todo el mundo se identifique de algún modo y al que guarde lealtad.

En otras palabras, la democracia necesita un «demos», una unidad con la que nos identificamos cuando utilizamos la palabra «nosotros». No estoy diciendo que sea fácil. La gente puede mantener múltiples lealtades, las poblaciones pueden estar entremezcladas, pero nuestro prejuicio, permaneciendo igual el resto de las cosas, debería inclinarse hacia la autodeterminación nacional. Si se elimina el «demos» de la democracia, lo único que queda es el «kratos», el poder de un sistema que debe obligar por ley aquello que no se atreve a pedir en nombre del patriotismo cívico.

 
  
MPphoto
 

  Nirj Deva (ECR). – Señora Presidenta, estamos ante una magnífica noticia. Cuando recordamos el largo camino que recorrido Serbia en términos de Estado de Derecho y de derecho internacional, y si tenemos en cuenta dónde se encontraba Serbia hace unos 20 años en comparación con su situación actual, creo que debemos elogiar al Gobierno serbio por las medidas que ha adoptado para convertir a Serbia en un país sujeto al Estado de Derecho. Incluso en lo referente a su relación con Kosovo, el Estado de Derecho en estos momentos es aparentemente fundamental, al igual que en su relación con la Corte Penal Internacional.

Las reformas de la judicatura se basan en precedentes internacionales y en las mejores prácticas a escala internacional. Incluso están creando una administración pública independiente de alta calidad y esperan de ella un elevado desempeño. Se están cumpliendo los criterios de Copenhague. Por tanto, en todos estos temas, un país que se embarcó en una guerra muy complicada ha emergido como país que se presenta como un socio atractivo para el resto de Estados miembros de la Unión Europea. Les felicito por ello.

 
  
  

Recomendación: Jelko Kacin (A7-0362/2010)

 
  
MPphoto
 

  Adam Bielan (ECR).(PL) Señora Presidenta, quisiera añadir una cosa más en lo referente a Serbia. El acuerdo que hemos votado hoy entre la Unión Europea y Serbia representa un hito en el camino hacia la asociación de ese país con las estructuras comunitarias. Ya son doce los Estados miembros que han ratificado el tratado, cuyo objetivo es abrir la puerta a la incorporación de Serbia a la Unión Europea. El acuerdo cuenta con mi plena aprobación, y quisiera exhortar al resto de los Estados miembros a ratificarlo lo antes posible. Es evidente que la integración de Serbia en las estructuras europeas exige una cooperación total con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia en lo tocante a la responsabilidad de los crímenes de guerra, así como la continuación del diálogo sobre Kosovo y la adopción de todas las medidas necesarias para evitar la discriminación de los romaníes. No obstante, todas las medidas encaminadas a ampliar la democracia y a fortalecer la protección de los derechos humanos en Serbia o, dicho de otro modo, aquellas que se traduzcan en una estabilización política, económica y social del país me causan gran satisfacción y, por tanto, tienen mi apoyo.

 
  
  

Informe: Marisa Matias (A7-0366/2010)

 
  
MPphoto
 

  Clemente Mastella (PPE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, he votado a favor de este informe porque creo que la Comunicación de la Comisión relativa a una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias representa un avance fundamental hacia el establecimiento de un vínculo entre las diversas políticas existentes en Europa en materia de salud para dar respuesta a este tipo de enfermedades. Les hablo desde la experiencia, puesto que mi padre sufrió la enfermedad de Alzheimer, al igual que mi abuela, y confío en poner fin a la línea genética.

Por tanto, queremos renovar nuestro compromiso de luchar contra una actuación fragmentada, contra las respuestas desiguales que existen en Europa y contra las condiciones diferentes en cuanto al acceso y al tratamiento de la enfermedad. Pretendemos fomentar el diagnóstico precoz y la calidad de vida, mejorar el conocimiento epidemiológico de la enfermedad y coordinar la investigación existente, promoviendo al mismo tiempo la solidaridad entre los Estados miembros a través del intercambio de las mejores prácticas.

En este informe instamos a mejorar la coordinación entre los Estados miembros y a dar una respuesta más eficaz y solidaria dirigida a la prevención y al tratamiento de las personas que viven con demencias, en especial con la enfermedad de Alzheimer, así como a las personas que les rodean, sean profesionales sanitarios, proveedores de servicios o familiares.

En cualquier estrategia comunitaria que afecte a esta área de trabajo es crucial —y con esto concluyo mi intervención— que los diversos países den prioridad a la elaboración de planes de acción nacionales.

 
  
MPphoto
 

  Seán Kelly (PPE).(GA) Señora Presidenta, he votado a favor de este informe y me complace que haya sido aprobado casi por unanimidad. Debo decir que he asistido a todo el debate del Parlamento, pero no he tenido la oportunidad de hablar. Por consiguiente, voy a utilizar este minuto para plantear algunas cuestiones.

El aspecto más importante es la urgente necesidad de descubrir la causa de esta enfermedad a través de la investigación. ¿Qué parte de responsabilidad tiene en la enfermedad la comida que ingerimos? ¿En qué medida influye el estrés? ¿Hasta qué punto estamos condicionados por nuestros genes? ¿Por qué razón el número de mujeres afectadas por la enfermedad duplica al de hombres?

Estas preguntas son muy importantes. No es posible encontrar una respuesta a ellas sin recurrir a la investigación, por lo que insto a la Comisión a seleccionar un centro médico de prestigio para llevar a cabo esa investigación y responda a esas preguntas.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) Señora Presidenta, la enfermedad de Alzheimer es una dolencia para la que la humanidad no ha encontrado todavía un remedio. Los datos de los servicios médicos muestran un alarmante incremento del número de casos diagnosticados, y la tendencia de la población europea al envejecimiento tendrá consecuencias drásticas en un futuro próximo. El problema de los efectos de la demencia no solo afecta a quienes sufren la enfermedad, sino también a sus familiares directos y a sus amigos, que a menudo se ven obligados a dedicar sus vidas a cuidar de sus seres queridos. Necesitamos urgentemente disponer de informes de este tipo que pongan de relieve el problema y formulen propuestas de iniciativas encaminadas a mejorar nuestra calidad de vida y de salud. No es necesario decir que la unión de los esfuerzos de los Estados miembros de la UE, la creación de programas preventivos y la provisión de ayudas sociales a las familias constituyen proyectos que merecen nuestro apoyo en todos los sentidos. Debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para ayudar a las personas que sufren y reducir al mínimo el número de afectados por la enfermedad en el futuro.

 
  
MPphoto
 

  Jim Higgins (PPE). – Señora Presidenta, lo que me gusta de este informe es que aborda desde múltiples facetas un desafío alarmante y abarca todo lo referente al Alzheimer. Se habla de prevención, diagnóstico, tratamiento y cura. La realidad es que, cuando se habla de enfermedades, las más temidas con el cáncer y el Alzheimer. Ha sido preciso un trabajo ingente para llegar, en primer lugar, a diagnosticar las causas del cáncer; en segundo lugar, a prevenirlo, y en tercer lugar, a tratar de curarlo. Hemos recorrido un largo camino.

A pesar de que la enfermedad de Alzheimer se descubrió en 1906, se ha producido un fenómeno particular en toda el área de la demencia: todavía no conocemos su causa ni tenemos una cura para ella. Pese a todo, este informe es muy bienvenido. Al mismo tiempo, existen importantes retos: ¿qué vamos a hacer para diagnosticar las causas de la enfermedad, de modo que podamos saber cómo prevenirla y, en segundo lugar, conseguir algún tipo de cura definitiva?

 
  
  

Propuesta de resolución: (B7-0023/2011)

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall (ECR). – Señora Presidenta, aquellos de nosotros que hemos visitado Haití o que hemos visto la terrible destrucción que asoló el país hace algún tiempo y lo que ocurrió estaremos de acuerdo en que fue totalmente correcto que las ONG y la comunidad asistencial unieran sus fuerzas y dieran respuesta al problema sobre el terreno en términos de refugio, alimentos, mantas y todo ese tipo de cuestiones.

Pero ahora, analicemos la situación un año después. La resolución pone de relieve algunos problemas, como el hecho de que los haitianos solo tienen palas, picos y carretillas para limpiar, en lugar del equipo pesado que realmente necesitan. La resolución lamenta asimismo la grave crisis en materia de vivienda en Haití y habla de la necesidad de elaborar un registro de titularidad de las tierras, pero también insta a la Comisión, desde un espíritu de consenso, a garantizar un esfuerzo significativo junto al Gobierno para solucionar el problema.

El único tema que parece no estar recogido en la resolución es el papel del sector privado. Si a largo plazo vamos a abordar algunos de los problemas a los que nos enfrentamos, en el corto plazo lo correcto es que trabajemos con las ONG y las organizaciones de ayuda; a largo plazo el sector privado debe desempeñar alguna función.

 
  
MPphoto
 

  Nirj Deva (ECR). – Señora Presidenta, un año después del terremoto que azotó Haití, se ha retirado el 5 % de los escombros, un millón de personas no tienen casa, 230 000 han muerto, 300 000 están heridas y se ha llevado a cabo un 15 % de los reasentamientos posibles en zonas habitables.

¿Por qué? ¿Por qué se ha retirado solo el 5 % de los escombros? Cuando se produce un terremoto, caen pedazos enormes de mampostería. ¿Quién puede retirarlos? ¿Las ONG utilizando palas? ¿Los comisarios europeos con cubos? ¡No! La única forma de retirarlos es utilizando equipo pesado y el único colectivo que dispone del equipo necesario es el ejército: las fuerzas aéreas, la marina y los ejércitos de tierra. Ahora bien, ¿qué ocurrió? Cuando las fuerzas aéreas, la marina y los ejércitos de tierra acudieron a ayudar, el ala izquierda de este Parlamento y del mundo entero les gritó que se marchasen de Haití. ¡Eso hicieron! Y ahora, todo el país sigue como estaba hace ya un año.

Desde el punto de vista político resulta increíble que no se haya aceptado la responsabilidad de esta situación, pero quiero que esa responsabilidad recaiga sin dudarlo sobre las espaldas del ala izquierda de este Parlamento y de la comunidad internacional.

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señora Presidenta, quisiera decir unas palabras acerca de la situación de Haití. Es muy importante que nos demos cuenta —en estos momentos se está llevando a cabo una actualización de dicha situación— de que el nivel de coordinación ha distado mucho de ser satisfactorio. Es preciso mejorar la coordinación, como demuestra el hecho de que las cosas han avanzado con gran lentitud.

Como ha señalado anteriormente el señor Deva, es cierto que en parte también se ha politizado la situación. Haití necesita ayuda y productos de primera necesidad con mucha más urgencia que hace un año. La ayuda debe llegar al destino correcto.

Si analizamos el trabajo realizado sobre el terreno, las diversas organizaciones de ayuda han hecho una buena labor. Cuando examinamos la contribución de Europa en Haití, numerosas organizaciones cristianas de ayuda han realizado un trabajo excelente sobre el terreno; es decir, han ayudado a la gente a sobrevivir. En consecuencia, debemos reconocer esos esfuerzos y apoyarles por lo que son, pero, en la crisis de Haití, se necesita también una actuación mejor coordinada y a mayor escala por parte de Europa y, por supuesto, de las Naciones Unidas.

 
  
  

Propuesta de resolución: (B7-0031/2011)

 
  
MPphoto
 

  Peter van Dalen (ECR).(NL) Señora Presidenta, Lituania es un Estado miembro soberano. El Parlamento del país ha debatido nuevas propuestas relativas a las manifestaciones de la sexualidad en los medios de comunicación y en público. La democracia lituana está trabajando duro. El presidente del país ya ha bloqueado en dos ocasiones propuestas similares. Se ha iniciado el debate político sobre las nuevas propuestas y, por el momento, es imposible predecir cuál será el resultado final.

Sin embargo, la mayoría del Parlamento se ha aprovechado de este asunto. Es más, parece que los principios morales de la mayoría de esta Cámara dotan a Sus Señorías de un conocimiento superior de lo que es o no moralmente admisible. Incluso antes de que esté claro si un nuevo instrumento legislativo se va a aprobar o no y qué forma adoptará, el ojo que todo lo ve de los sumos sacerdotes de nuestro Parlamento ya lo sabe todo sobre Lituania. No puedo soportar semejante arrogancia.

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). (SK) Señora Presidenta, el derecho a aprobar leyes nacionales pertenece al órgano legislativo del país en cuestión. Nadie puede interferir desde el exterior en este derecho de un Estado soberano. Lituania también tiene este derecho soberano.

En el contexto de la Unión Europea también es necesario afirmar que la definición de matrimonio y familia corresponde al derecho de familia de cada Estado miembro, y la UE no debería interferir en ello. La protección de la familia, la institución que educa a los hijos y los prepara para la vida, no puede por tanto ser vista desde una óptica negativa ni como una forma de discriminación.

Con respecto a la protección de los menores de los efectos nocivos de la información pública, el Parlamento Europeo también decidió recientemente que los diversos tipos de anuncios que se han venido difundiendo a lo largo de los últimos años a través de los nuevos medios de comunicación se han convertido en un fenómeno social. Este fenómeno trae consigo información deliberadamente confusa y engañosa, y el riesgo de cometer abuso de confianza, y el Estado debe encontrar una respuesta adecuada ante ese problema.

La investigación muestra que los menores merecen una protección especial frente a ciertos tipos de información que pueden tener consecuencias profundas para el desarrollo saludable de la persona. Se lo digo como médico.

 
  
MPphoto
 

  Vytautas Landsbergis (PPE). – Señora Presidenta, deseo hablar sobre la resolución de condena a Lituana, puesto que nada ha ocurrido. El texto aprobado no recoge el punto de vista más importante. Lo que quería proponer, sin éxito, como enmienda oral a los considerandos, era: «si bien la intervención del Parlamento Europeo en los actos de los parlamentos nacionales en la fase inicial de trabajo de cualquier propuesta legislativa es contraria al principio fundamental de soberanía y subsidiariedad de los Estados miembros y, por tanto, sitúa la actuación del Parlamento Europeo más cerca que nunca de las antiguas prácticas soviéticas», etc., según el texto aprobado.

El pretexto para elaborar tal resolución era únicamente un proyecto de enmienda introducido por un miembro del parlamento nacional. Quiero hacer hincapié en que se trataba de solamente una enmienda. Sin embargo, en el texto que acaba de aprobar el Parlamento, este hecho se ha presentado obstinadamente y sin motivo en plural, e incluso se menciona seis veces que supuestamente habría numerosas enmiendas deficientes.

El propio título de la resolución incluye una ridiculez. Dice «sobre la violación». No se ha producido violación alguna, solamente una propuesta de un diputado; tampoco puede acusarse al parlamento de haber adoptado una decisión que pudiera ser considerada una violación. Declaraciones como esas reflejan un trabajo de redacción de calidad paupérrima, por no decir una falta de responsabilidad por parte de quienes redactaron y han presentado a votación el texto, que requería mayores dosis de inteligencia en su elaboración, si es que no debiera tirarse directamente a la basura. Por todas estas razones he votado en contra.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señora Presidenta, los Estados miembros de la Unión Europea llevan décadas avanzando hacia los principios de la igualdad de trato ante la ley, la privacidad y la libertad personal, de modo que espero que ninguno de los Estados miembros dé un paso atrás en materia de igualdad basándose en la orientación sexual. No creo que vayan a hacerlo. En este debate se ha pasado por alto un punto, como acaba de recordarnos el señor Landsbergis y como nos ha recordado antes el señor van Dalen, y es que se trata de una propuesta, no de una resolución legislativa.

Como recordarán, en Gran Bretaña ya mantuvimos nuestros propios debates sobre este tema. Presentamos nuestros propios argumentos sobre la sección 28. En aquel momento era una de las pocas personas de mi partido que estaba en contra de esto. Lo estaba incluso en los primeros tiempos, cuando todavía se llamaba sección 27. Me parecía totalmente injusto utilizar la ley como mecanismo de aprobación o rechazo. Cuando lo hicimos, pusimos un arma increíblemente poderosa en manos del Estado, que posteriormente se utilizó para prohibir las pistolas, la caza, etc.

Pero la cuestión es que yo no soy un legislador lituano. En esta Cámara podemos tener opiniones muy firmes en relación con la ley del aborto en Polonia o con la de la eutanasia en los Países Bajos. Estas son, para nuestros electores, cuestiones delicadas sobre las que deberían adoptarse decisiones adecuadas a través de los mecanismos nacionales de cada Estado miembro. Deberíamos ser lo suficientemente humildes para reconocer el derecho de la democracia y la supremacía parlamentaria de los 27 Estados miembros.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

Recomendación para la segunda lectura: Françoise Grossetête (A7-0307/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de este documento, que persigue fortalecer los derechos de los pacientes en la atención médica transfronteriza. Es preciso poner de manifiesto que, en lo tocante a la atención médica transfronteriza, existe actualmente demasiada incertidumbre en torno a las cuestiones del acceso a los cuidados, el reembolso de estos y la responsabilidad del seguimiento clínico. Esta Directiva pretende posibilitar que todos los pacientes —y no solo los más ricos o los mejor informados— disfruten de una serie de derechos en materia de atención de la salud que ya han sido reconocidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Es preciso hacer hincapié en que el objetivo de este documento no es en absoluto fomentar la atención sanitaria transfronteriza en sí, sino garantizar su disponibilidad, la calidad y la seguridad cuando sea útil o necesaria. Los ciudadanos de la Unión Europea deben recibir mayor información y explicaciones más claras en lo referente a las normas jurídicas aplicables al desplazamiento a un Estado miembro distinto del de afiliación con el fin de recibir atención médica. Estoy de acuerdo en que debemos combatir el «turismo médico», pero para proteger los derechos de los pacientes debemos introducir un sistema previo y simplificado de autorización para los pacientes que, no obstante, garantice que se avise a los gestores de la atención sanitaria de cualquier gasto excepcional derivado del desplazamiento a los centros médicos de otros Estados miembros de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Antonello Antinoro (PPE), por escrito. (IT) Esta recomendación al Consejo era fundamental para ofrecer a los pacientes la mayor seguridad jurídica posible de modo que puedan ejercitar sus derechos en la práctica, tal como ha señalado el Tribunal de Justicia.

Sin embargo, este enfoque no interfiere con las competencias exclusivas de los Estados miembros sobre la gestión de sus sistemas sanitarios nacionales o de sus decisiones políticas en materia de salud, tal como está recogido en el Tratado. Los principales puntos abordados son: enfermedades raras; normas de calidad y seguridad; procedimientos de reembolso y de autorización previa, pagos por adelantado; la función de los puntos de contacto como «ventanillas únicas»; la competencia exclusiva de los Estados miembros con respecto a las «cestas de la compra de servicios de salud» y las decisiones éticas en el campo de la salud; y la salud electrónica y la cooperación entre los Estados miembros.

La recomendación aclara asimismo los derechos de los pacientes tal como ha especificado el Tribunal de Justicia y la mejora de la seguridad jurídica general en relación con la atención sanitaria transfronteriza. El objetivo es facilitar el acceso a una atención médica transfronteriza segura y de alta calidad con derecho a reembolso, y fomentar la cooperación entre los Estados miembros en materia de atención de la salud.

 
  
MPphoto
 
 

  Liam Aylward (ALDE), por escrito. (GA) He votado a favor de este informe porque es cierto que actualmente existe una importante incertidumbre en lo referente a las cuestiones relacionadas con el acceso a la atención sanitaria, los medicamentos y el reembolso en la esfera de la atención médica transfronteriza.

Pese a que es fundamental no aumentar la presión a la que se ven sometidos los sistemas sanitarios nacionales ni introducir desigualdades en dichos sistemas, los pacientes deben tener el derecho y la libertad de buscar atención médica transfronteriza, y deben ser informados acerca de esos derechos. Debe eliminarse la inseguridad jurídica que existe en relación con el derecho a recibir este tipo de atención y al reembolso de los gastos, y debe ponerse a disposición de los pacientes información precisa y clara sobre cuándo y cómo el tratamiento médico está cubierto en otros Estados miembros.

Acojo con beneplácito el contenido del informe en lo referente a la provisión de puntos de contacto en todos los Estados miembros para informar a los pacientes sobre los tratamientos médicos disponibles, cómo solicitar asistencia médica transfronteriza y cómo presentar una queja o una reclamación.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de este importante documento. Los ciudadanos de la Unión Europea esperan que sus Estados miembros les proporcionen unos servicios sanitarios seguros, eficientes y de alta calidad. Los propios Estados miembros tienen competencias sobre sus sistemas de salud, por lo que la accesibilidad y la calidad varían de unos a otros. Los pacientes no siempre son capaces de obtener un tratamiento adecuado en sus propios países, y esto contradice de un modo esencial las libertades consagradas en el Tratado de la UE. También está pendiente de resolverse la cuestión del reconocimiento de las prescripciones en la Unión, que causa graves problemas a las personas que viajan. No creo que la libertad de circulación de los pacientes y el derecho a elegir recibir tratamiento en otro Estado miembro vaya a fomentar el turismo médico. Pienso que sería positivo que los Estados miembros introdujesen reformas adecuadas en el área de los servicios de atención de la salud y garantizasen la provisión de unos servicios de salud diversos y de la máxima calidad posible, a fin de que los pacientes puedan recibir tratamiento en otro Estado miembro en caso de necesitarlo.

 
  
MPphoto
 
 

  Regina Bastos (PPE), por escrito. (PT) La Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza representa un avance crucial hacia la movilidad de los pacientes en la Unión Europea. Su objetivo es aclarar y mejorar el acceso a una atención médica transfronteriza de buena calidad, junto con el derecho de los pacientes al reembolso por parte del Estado miembro de afiliación, fomentando al mismo tiempo la cooperación entre los Estados miembros. Además, las ventajas para los pacientes también son evidentes, en especial para aquellos que sufren enfermedades raras y complejas, puesto que será posible diagnosticar y tratar a esas personas en los Estados miembros mejor preparados para ello. Dicha movilidad permitirá también a los pacientes evitar legítimamente las listas de espera nacionales y aprovechar los servicios médicos que se ofrecen en otros países de la UE. Esta Directiva posibilitará que todos los pacientes se beneficien de una serie de derechos que ya han sido reconocidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Se trata indudablemente de un paso adelante en el proceso de integración europea, en el fortalecimiento de la solidaridad y hacia una Europa que pone el acento en sus ciudadanos. Por estos motivos he votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  George Becali (NI), por escrito. (RO) He votado a favor de este informe y quisiera agradecer a la ponente por su trabajo y por las sugerencias que ha realizado. Respaldo la idea de que los pacientes deberían poder tomar decisiones basándose en sus necesidades y no en sus recursos económicos, de forma plenamente informada y no bajo coacción. La sustitución de las listas de espera nacionales por la movilidad de los pacientes es un asunto urgente para los ciudadanos europeos, pero sobre todo para los que residen en los Estados miembros de nueva incorporación, incluido Rumanía. También he votado a favor de la idea de establecer un sistema simplificado de autorización previa para los pacientes.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Bennahmias (ALDE), por escrito.(FR) Cada vez son más los ciudadanos europeos que buscan atención médica en un Estado miembro diferente del suyo propio, pero a menudo lo hacen sin tener ni idea de qué derechos les asisten en esa área. Los pacientes deben pasar un calvario para conseguir que se les reembolse el tratamiento recibido en el extranjero, y les resulta muy complicado encontrar la información que necesitan.

Durante esta primera parte del período de sesiones de 2011 hemos adoptado una Directiva que aclara los derechos de los pacientes europeos que decidan someterse a un tratamiento en el extranjero. El texto, que ha sido adoptado por amplia mayoría, prevé el reembolso del tratamiento recibido por los pacientes en otro Estado miembro. Es una buena noticia para todos aquellos pacientes que se enfrentan a largas listas de espera y luchan por recibir tratamiento en sus propios países.

Fomentar la movilidad como forma de mejorar el tratamiento que reciben los pacientes europeos: ¡Ese es nuestro objetivo! También se estrechará la colaboración en el ámbito de las enfermedades raras con el fin de mejorar el tratamiento de aquellos pacientes que requieren cuidados altamente especializados.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de este informe porque esta propuesta de Directiva pretende dar a todos los pacientes el derecho y la oportunidad de disfrutar de servicios médicos esenciales en otros Estados miembros lo antes posible. Además, define claramente los casos en los que se pueden utilizar esos servicios, ya que en la actualidad las reglas referentes al reembolso de esos servicios no siempre son claras ni comprensibles. Quisiera destacar que esta Directiva debe ir dirigida a todos los pacientes —y no solo a los más ricos o mejor informados— y garantizar la seguridad de todos ellos. El Parlamento ya se pronunció a favor de esta Directiva en primera lectura, pero por desgracia el Consejo no ha tenido en cuenta todas las enmiendas presentadas por el Parlamento. El Consejo ha ignorado por ejemplo la cuestión del tratamiento de las enfermedades raras, que reviste gran importancia. En torno a 25 millones de europeos sufren enfermedades raras, por lo que deberían tener la oportunidad de recibir atención médica en otros Estados miembros. Asimismo, estoy de acuerdo con la posición del Parlamento de que, en orden a evitar la discriminación de las personas con ingresos más bajos, el Estado miembro de origen debe hacerse cargo de la hospitalización en el Estado miembro que proporciona el tratamiento sin requerir a los ciudadanos que paguen la factura por adelantado, o al menos cualquier gasto en que incurran esos pacientes debería serles reembolsado de inmediato. También es muy importante que cada Estado miembro mantenga puntos de contacto nacionales que proporcionen a los pacientes toda la información necesaria sobre la disponibilidad de servicios médicos, los procedimientos y la documentación requerida.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Březina (PPE), por escrito. (CS) He votado a favor del informe elaborado por la señora Grossetête porque elimina la incertidumbre que persistía hace muchos años en relación con el pago de los gastos y la cuestión conexa del acceso a la atención sanitaria transfronteriza. Mientras que hasta el momento eran los pacientes mejor informados o más motivados quienes aprovechaban las ventajas de la atención médica transfronteriza, ahora esta posibilidad queda abierta para toda la población. Estoy de acuerdo con el pago condicional de los gastos sobre la base de la autorización previa en casos justificados y definidos de forma precisa, cuando la atención sanitaria transfronteriza incluye una estancia de al menos una noche de hospital por parte del paciente y requiere el uso de equipos médicos costosos y altamente especializados, o cuando existe un riesgo específico para el paciente o para el conjunto de la población. Considero que en esos casos la autorización previa representa un instrumento que evitará un turismo médico excesivo.

El aumento del turismo médico no queda adecuadamente reflejado en muchos sistemas de salud europeos. Si un paciente se enfrenta a una lista de espera injustificadamente larga en su país, no obstante, no debería sorprendernos que quiera viajar a un lugar en el que recibirá una atención más rápida y quizás de mejor calidad. En los países que reciben un mayor volumen de ciudadanos extranjeros en busca de tratamiento médico e intervenciones quirúrgicas, sin embargo, existe el riesgo de que los pacientes nacionales solo reciban tratamiento una vez satisfecha la demanda de los extranjeros.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Esta Directiva establece una serie de normas dirigidas a facilitar el acceso a una atención médica transfronteriza segura y de alta calidad, así como a promover la cooperación entre los Estados miembros en materia de atención de la salud desde el pleno respeto de las competencias nacionales. Incluye los valores comunes fundamentales de la universalidad, el acceso a una atención médica de calidad, la equidad y la solidaridad. Las ventajas para los pacientes son claras, sobre todo para aquellos que sufren enfermedades raras y crónicas, puesto que podrán beneficiarse y acceder a centros especializados en el área de la enfermedad que les afecta. Esta Directiva constituye otro ejemplo de Europa al servicio de los europeos, al permitir que los ciudadanos elijan el centro en el que desean ser atendidos con independencia del país europeo en el que se encuentre.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Los Estados miembros son responsables de proporcionar una atención médica segura, eficaz y de alta calidad a los ciudadanos que la necesiten. Por consiguiente, esta Directiva no debe poner en peligro la libertad del Estado miembro de decidir el modelo de atención sanitaria más adecuado. Vivimos en una zona caracterizada por la libertad, la seguridad y la justicia, en la que los ciudadanos europeos disfrutan de libertad de circulación. Esto significa que la elaboración de normas claras sobre la provisión de servicios médicos transfronterizos es fundamental, especialmente en lo referente a la cuestión de los costes de la atención sanitaria prestada en otro Estado miembro. De acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, esta Directiva ofrece a la población europea una mayor seguridad al permitirles beneficiarse de la atención médica que necesitan en un Estado miembro y a recibir el reembolso del coste de dicha atención de su sistema nacional. Es importante crear un sistema de autorización previa para los cuidados hospitalarios, que debe ser sencillo y no actuar como un obstáculo para que los pacientes reciban una atención médica segura y de calidad. Esta Directiva representa un avance crucial hacia la movilidad de los pacientes en la UE, puesto que la existencia de unas reglas mínimas estandarizadas es preferible al recurso a sentencias judiciales caso por caso.

 
  
MPphoto
 
 

  Lara Comi (PPE), por escrito.(IT) Acojo con agrado la adopción de la Directiva que pretende introducir nuevas normas para regular la atención sanitaria transfronteriza. La Unión Europea ha dado un importante paso adelante con esta nueva legislación, que no solo facilitará la provisión de cuidados médicos, sobre todo en las regiones fronterizas, y ampliará las oportunidades de tratamiento para los ciudadanos europeos; también promoverá la introducción de avances generales en la atención sanitaria gracias al desarrollo de iniciativas de investigación derivadas a la colaboración entre los Estados miembros. Aplaudo de forma especial la introducción de una legislación dirigida a fortalecer la cooperación en el caso de las enfermedades raras, que permitirá que las personas afectadas por estas enfermedades se beneficien de las ventajas de una colaboración más estrecha entre los Estados miembros en esta materia. Además, la condicionalidad de los requisitos de reembolso y de la cobertura de los gastos por parte del sistema sanitario del país del paciente, así como la autorización previa necesaria para los tratamientos que requieran hospitalización, constituyen salvaguardas que contribuirán a garantizar la estabilidad de los servicios de salud nacionales. Por consiguiente, la Directiva permitirá mejorar considerablemente los servicios de salud, al encontrar el equilibrio adecuado entre las necesidades de los Estados miembros, que son los responsables de la provisión de servicios sanitarios, y las de los ciudadanos, que son los principales beneficiarios de dichos servicios.

 
  
MPphoto
 
 

  Corina Creţu (S&D), por escrito. (RO) El proyecto de resolución legislativa sobre la posición del Consejo en primera lectura con miras a la adopción de una Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención médica transfronteriza constituye un documento muy importante, y la adopción de la citada resolución representaría un considerable avance desde el punto de vista social. La posibilidad de que los ciudadanos europeos reciban tratamiento en otros países de la UE obligará a los Estados cuyos sistemas sanitarios presenten deficiencias a modificar sus prioridades y a dedicar la atención necesaria a esta área.

De igual modo, esta oportunidad situará a los diferentes sistemas en competencia directa, obligándolos a evolucionar y a prestar la debida atención a las expectativas y las necesidades de los pacientes.

Al mismo tiempo, fomentará la aparición de centros de excelencia médica transfronterizos, que también actuarán a modo de nodos centrales para la provisión de instrucciones y de formación especializada a estudiantes y doctores.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasilica Viorica Dăncilă (S&D), por escrito. (RO) Considero muy útil la introducción, en la Directiva relativa al pago de los servicios sanitarios recibidos en el extranjero, del requisito de elaborar una lista de criterios y condiciones específicos para que una autoridad nacional justifique su negativa a que un paciente reciba tratamiento en el extranjero. Tales condiciones deben tener en cuenta el riesgo potencial para el paciente o para el público en general en una situación en la que se hayan presentado varias solicitudes de ese tipo. Confío en que la Directiva obtenga también la aprobación del Consejo de forma que pueda entrar en vigor lo antes posible en beneficio de los pacientes.

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias De Rossa (S&D), por escrito. – Apoyo esta propuesta relativa a la atención médica transfronteriza. La atención sanitaria nunca debería considerarse como un servicio comercial de mercado. Esta iniciativa pretende garantizar la eliminación de los obstáculos innecesarios para que aquellos pacientes que deseen recibir atención médica en un Estado miembro diferente de su país de residencia. Su objetivo es poner en práctica lo que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya ha reconocido en numerosas sentencias. Además, introduce una mayor claridad en lo que respecta al derecho de un paciente a obtener de su país el reembolso de los gastos derivados de los cuidados médicos. Al garantizar una atención sanitaria transfronteriza segura, eficiente y de alta calidad es importante lograr un equilibrio adecuado entre el derecho de los pacientes de la UE a someterse a tratamiento en el extranjero, la capacidad de los sistemas de salud nacionales y las prioridades nacionales en materia de salud. Esta Directiva aclarará las condiciones aplicables al reembolso de los tratamientos que hayan recibido los pacientes en otro Estado miembro y garantizará el buen funcionamiento y el equilibrio financiero de los sistemas sanitarios nacionales. Es importante que los Estados miembros puedan decidir el establecimiento de un sistema adecuado de autorización previa para el reembolso de los costes de la hospitalización o de los cuidados especializados.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito.(FR) Al proponer un sistema en el que se dará prioridad a las necesidades de los pacientes, estamos enviando una poderosa señal a nuestros conciudadanos. El Parlamento Europeo ha mantenido una posición firme con respecto al reconocimiento genuino de las necesidades de los pacientes en Europa hacia el fortalecimiento de su derecho de acceso a una atención médica segura y de alta calidad en Europa. Con las nuevas reglas, se reembolsarán a los ciudadanos europeos los tratamientos que reciban en otro Estado miembro, en la medida en que su propio país cubra el tipo y el coste de dicho tratamiento. Las autoridades tendrán la capacidad de exigir que los pacientes soliciten autorización previa para aquellos tratamientos que requieran el ingreso de al menos una noche de hospital o atención médica especializada, y toda denegación deberá justificarse debidamente. La posibilidad de someterse a tratamiento en el extranjero puede beneficiar en particular a aquellos pacientes que se enfrenten a largas listas de espera o a aquellos que no encuentren la atención especializada que necesitan. Ahora debemos asegurarnos de que la aplicación de esta Directiva sea objeto de una supervisión adecuada y de que produzca resultados tangibles para los pacientes de Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Delvaux (PPE), por escrito.(FR) La cuestión de la atención sanitaria transfronteriza ha sido objeto de negociaciones durante largo tiempo, y provocó una protesta cuando, en un proyecto anterior, surgió el riesgo de crear una atención médica de dos velocidades que fomentase el turismo médico para los pacientes con mejor situación económica y perjudicase a aquellos Estados miembros que no hubieran planificado su provisión de servicios médicos con base en una demanda que dependiera de la calidad ofrecida... El texto que aprobamos el miércoles ha logrado un consenso mayor. Permite a los pacientes europeos beneficiarse de tratamientos que no están disponibles en sus propios países o para los que deben enfrentarse a listas de espera muy largas. El coste de los tratamientos recibidos en otro Estado miembro es reembolsado en el país en el que está registrado el paciente, pero se limita al importe que se habría pagado por tratamientos similares... Los pacientes deberán solicitar una autorización previa para poder someterse a ciertos tratamientos especializados o para los que requieran una estancia hospitalaria de al menos una noche. No obstante, cualquier denegación de dicha autorización deberá estar convenientemente justificada. Se trata de un paso más hacia una mayor concreción de la Europa de la salud. Solo podemos felicitarnos por ello.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Dušek (S&D), por escrito.(CS) En lo tocante a la atención médica transfronteriza, existe un desconocimiento generalizado y un prejuicio que lleva al rechazo. En el marco de las libertades de la UE, todo ciudadano debería poder utilizar por principio los servicios sanitarios en otro Estado miembro si la terapia o el tratamiento de aquel país es más rápido o de mejor calidad, y si paga el tratamiento o la terapia con sus propios recursos. En consecuencia, posibilitar que la gente pueda acceder a estos servicios en otro Estado miembro es una cuestión prioritaria. Este debate dura ya muchos años sin que se haya avanzado de manera significativa. Uno puede recibir tratamiento en otro Estado miembro solo en caso de emergencia. Por tanto, no es posible someterse de forma planificada a un tratamiento médico o sanitario en otro país.

Siempre hay alguna exigencia para poder disponer del seguro social en el Estado en cuestión, exigencia que, por supuesto, solo pueden cumplir los ciudadanos comunitarios que residen de forma permanente en ese país. Esto es sencillamente absurdo, porque ningún ciudadano puede suscribir seguros sociales en dos o más países de la UE, ya que solo puede tener una residencia permanente, que será la del país en el que resida permanentemente. Por consiguiente, estamos evitando por ley que los ciudadanos de la UE realicen una mayor inversión en salud y en tratamiento si lo intentan. La recomendación representa al menos un pequeño paso en la dirección correcta, por lo que votaré a favor de su adopción.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Esta propuesta aclara y facilita el acceso a la atención sanitaria transfronteriza y el ejercicio del derecho al reembolso por parte del Estado miembro de afiliación, permitiendo que todos los pacientes de la UE puedan recibir atención médica en otros Estados miembros. Esos derechos ya han sido reconocidos de hecho por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Se trata de un avance en el proceso de integración europea y en el fortalecimiento de la solidaridad, puesto que gracias a ello se reducirán las listas de espera, mejorará la atención sanitaria y se incentivará la investigación científica. Las enfermedades raras constituyen una prioridad, cuyo diagnóstico y tratamiento podrá efectuarse a partir de ahora en el Estado miembro mejor preparado para ello. Esta Directiva va dirigida a todos los europeos que necesiten cuidados médicos. Así, el Ministro de Sanidad portugués está muy equivocado cuando dice que esta opción solo beneficiará a las personas con mayor educación y mayores recursos económicos: eso es precisamente lo que sucede ahora, sin la Directiva. Portugal cuenta con un sistema sanitario excelente y no puede quedarse al margen de este importante proyecto: el país debe aprovechar esta Directiva para continuar modernizándose y debe competir por la provisión de servicios en esa área a todos los europeos que los necesiten.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlo Fidanza (PPE), por escrito.(IT) Acojo con agrado la nueva legislación que regula los derechos de los pacientes a recibir tratamiento médico en otro Estado miembro. El papel del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos), en estrecha colaboración con otros grupos políticos, ha vuelto a ser esencial. La aprobación del informe de nuestra colega francesa, la señora Grossetête, llega después de largas negociaciones con el Consejo y permitirá avanzar de forma considerable en una esfera en la que la legislación actual era insuficiente. La nueva legislación, que solo afecta a quienes opten por someterse a tratamiento en el extranjero, establece que los ciudadanos de la UE recibirán el reembolso del tratamiento médico que reciban en otro Estado miembro y dispone que el sistema de salud de su país de afiliación cubrirá el tratamiento y los gastos asociados a él. Todo ello reviste una importancia especial si se tiene en cuenta que la provisión de tratamiento en un país extranjero beneficiará particularmente a los pacientes incluidos en largas listas de espera o que no puedan encontrar los cuidados especializados que necesitan.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hemos votado en contra de la Directiva relativa a la aplicación de los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza, a pesar de que se han introducido algunas enmiendas en el texto inicial. El texto definitivo es el resultado de un acuerdo con la mayoría del Consejo, en virtud del cual se permite un plazo de 30 meses para su transposición por parte de los Estados miembros.

Nuestro voto en contra se debe a la aplicación del principio de libre circulación en el campo de los servicios sanitarios, sin tener en cuenta sus especificidades, incluida la necesidad de que cada país cuente con un servicio de salud público cuya finalidad es dar respuesta a las necesidades de sus ciudadanos.

Debemos tener presente que esta propuesta de la Comisión llega tras la negativa del Parlamento en 2007 a permitir la inclusión de los servicios de salud en la Directiva de servicios en el mercado interior, debido a la lucha fundamental que emprendieron los trabajadores y el público con la que lograron rechazar aquella parte del infame proyecto de Directiva Bolkestein.

No obstante, la decisión final del Parlamento, contra la que siempre hemos luchado, incluye una serie de concesiones que permiten a todos los Estados miembros que lo deseen utilizar ciertos mecanismos para proteger sus servicios públicos.

En consecuencia, aunque puede dificultar el acceso a los servicios públicos, sobre todo para aquellas personas que no pueden recurrir a la asistencia médica privada o que no pueden permitirse viajar al extranjero, las consecuencias prácticas de su aplicación dependerán de la decisión del Parlamento y el Gobierno de Portugal.

 
  
MPphoto
 
 

  Lorenzo Fontana (EFD), por escrito.(IT) Es de vital importancia mejorar la situación actual en lo referente al derecho de los ciudadanos a recibir atención médica cuando se encuentran en otro Estado miembro. Espero que no se confirmen los temores que apuntan a una interferencia excesiva de la legislación comunitaria en la de los Estados miembros. Sin embargo, creo que es positivo que los pacientes disfruten del derecho a recibir tratamiento médico en otro Estado miembro y a que se les reembolse el coste de dicho tratamiento hasta la cuantía máxima permitida por el sistema de salud de su país. Por tanto, he decidido apoyar la recomendación de la señora Grossetête.

 
  
MPphoto
 
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. (GA) Apoyo el derecho de los pacientes a buscar el tratamiento médico que necesitan en un país europeo distinto de aquel en el que residan. Todo ciudadano irlandés o europeo tiene derecho a viajar a otro país de la Unión Europea para recibir tratamiento médico. Estoy en contra del «turismo médico», pero respaldo un sistema que ayude a las personas jubiladas que residan en el extranjero y a las personas que sufren enfermedades raras o inusuales.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabetta Gardini (PPE), por escrito. (IT) Durante los debates previos en comisión parlamentaria se ha repetido con frecuencia que esta Directiva no pretende fomentar el «turismo médico», sino establecer reglas claras en lo referente a la atención médica transfronteriza.

Es importante que el tratamiento médico recibido por un paciente en un Estado miembro distinto del de afiliación esté basado en una necesidad probada y objetiva, con el fin de evitar que los sistemas nacionales de salud se enfrenten a una carga que suponga un coste excesivo que ponga en peligro su eficiencia de forma inevitable. Se ha dado un paso adelante con respecto a las enfermedades raras: los pacientes podrán acceder con más facilidad a tratamientos altamente especializados y tendrán la opción de pedir consulta con especialistas de otros Estados miembros.

Creo, por tanto, que el establecimiento de puntos de contacto nacionales que garanticen una información completa a los pacientes en relación con los tratamientos disponibles en otros países y cómo acceder al tratamiento transfronterizo y recibir el reembolso de los gastos correspondientes es muy importante. Por último, quisiera hacer hincapié en que en ningún caso debería cuestionarse la competencia exclusiva de los Estados miembros sobre los tratamientos disponibles y las decisiones éticas en materia de salud.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (S&D), por escrito.(PL) La Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención médica transfronteriza representa un nuevo instrumento jurídico absolutamente fundamental que introducirá mejoras significativas en la situación de los pacientes en la Unión Europea. En estos momentos, los pacientes que desean recurrir a los servicios médicos de un país diferente del suyo propio se encuentran con numerosos obstáculos administrativos y financieros. Como resultado de ello, solo los más ricos pueden permitirse el lujo de someterse a tratamiento en el extranjero. En respuesta a estos problemas, la propuesta de Directiva establece que los procedimientos administrativos deben simplificarse al máximo, por ejemplo limitando la exigencia de obtener la autorización previa del organismo nacional de salud, y garantizando un mejor intercambio de información sobre los servicios médicos disponibles en otros países mediante la creación de puntos de contacto nacionales. Esto no implica favorecer el «turismo médico», como algunos dicen, sino garantizar el derecho a recibir cuidados fiables y de alta calidad cuando se necesiten. También creo que, en el largo plazo, la directiva puede contribuir a la convergencia del nivel de los servicios médicos en cada Estado miembro.

Al examinar la propuesta de directiva, nuestra máxima prioridad debe ser el bien del paciente. La función del legislador es adoptar una ley que reduzca al mínimo los trámites asociados al acceso a los servicios médicos y posibilitar que los ciudadanos aquejados de enfermedades dispongan de amplias posibilidades de elección para recibir atención médica. Por consiguiente, apoyo sin reservas la propuesta de Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza y confío en que a través de las negociaciones, que se han prolongado siete años, se llegue a un acuerdo con el Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Goebbels (S&D), por escrito.(FR) Finalmente he votado a favor de la Directiva relativa a la atención médica transfronteriza. El compromiso entre el Parlamento y el Consejo es aceptable, de manera especial porque reconoce el derecho de los Estados a adoptar medidas para proteger el equilibrio financiero de sus sistemas de seguridad social, en particular mediante la introducción de un sistema de autorización previa para obtener el reembolso de los gastos del tratamiento hospitalario recibido en otro Estado miembro. De esa forma se evitará cualquier tipo de turismo médico.

La Comisión anterior estaba equivocada al pensar que la atención sanitaria no es más que otro tipo de servicio comercial. Algunos diputados al Parlamento Europeo también lo están, cuando proclaman que «la Europa de la salud ya es una realidad». Los mejores tratamientos nunca estarán a disposición del ciudadano ordinario, sino que dependerán más bien de las relaciones y, sobre todo, del contenido de la billetera. Por desgracia, esa es la realidad que la Directiva no conseguirá disimular.

 
  
MPphoto
 
 

  Louis Grech (S&D), por escrito. – Acojo con satisfacción el informe Grossetête sobre la adopción de una Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza. La votación de hoy nos ha acercado un poco más a la tipificación de los derechos de los pacientes en el derecho comunitario. Es fundamental que, una vez que esta Directiva entre en vigor, no se permita que los pacientes carguen con el coste de la atención médica transfronteriza y que el reembolso se efectúe de manera rápida y ágil. En el ámbito de la atención médica, la calidad, la equidad, la solidaridad y la universalidad deben ser los principios rectores durante las fases de transposición y aplicación en los diversos Estados miembros. Además, los gobiernos deberán establecer públicamente calendarios y planes de actuación referentes a la supervisión y a la garantía de este tipo de aplicación.

Por último, para que esta Directiva sea realmente eficaz, la Comisión debe supervisar y controlar la coordinación entre el Estado miembro de afiliación y el de tratamiento, con objeto de cerciorarse de que no se produzcan desigualdades o disparidades en el acceso a la atención y el tratamiento transfronterizos.

 
  
MPphoto
 
 

  Nathalie Griesbeck (ALDE), por escrito. (FR) Dada mi condición de persona procedente de la única región de Francia que comparte frontera con otros tres Estados miembros de la UE y que representa a una circunscripción particularmente afectada por cuestiones de carácter transfronterizo, soy muy sensible a estos problemas. Además, las fronteras continúan representando con demasiada frecuencia obstáculos que dificultan las actividades transfronterizas cotidianas. Europa se fundamenta en el principio de la libre circulación de las personas; esta libertad, esta movilidad de los ciudadanos debe aplicarse también a los pacientes. Por lo tanto, resulta evidente que la cuestión de la atención médica transfronteriza reviste una importancia crucial. Por ese motivo he votado decididamente a favor de este informe sobre los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza. Este texto permitirá a los pacientes buscar tratamiento con más facilidad en otro Estado miembro y, sobre todo, aclara las reglas que se aplicarán; los pacientes tendrán acceso a más información sobre sus derechos o sobre el reembolso de los gastos (sobre todo a través de los puntos de contacto). Estamos, por consiguiente, ante un paso decisivo y concreto que aportará valor añadido a la construcción de la Europa social y de una auténtica Europa de la salud.

 
  
MPphoto
 
 

  Mathieu Grosch (PPE), por escrito. (DE) Acojo con agrado la Directiva sobre los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza. La provisión de servicios de salud en el plazo más breve posible y un enfoque claramente centrado en el paciente, que también pueden adoptar otros Estados miembros, constituyen requisitos esenciales para la consolidación de Europa. La atención médica transfronteriza es una realidad cotidiana en las zonas fronterizas, como aquella de la que procedo. En este contexto me complace comprobar que se va a facilitar el acceso a unos cuidados médicos transfronterizos fiables y de alta calidad, y que se va a garantizar el reembolso de los gastos asociados a dichos cuidados. Estoy particularmente a favor de ofrecer valor añadido a los pacientes que se enfrentan a listas de espera. La nueva normativa les permitirá recibir tratamiento con mayor rapidez en otro Estado miembro, en lugar de tener que esperar largo tiempo a recibirlo en su propio país. Es cierto que el establecimiento de las normas que regularán la denegación de la autorización previa es una cuestión delicada y contribuye a aclarar la situación. No obstante, algunos problemas relacionados con la atención médica transfronteriza están pendientes de resolver, especialmente en el caso de trabajadores transfronterizos de larga duración, quienes, cuando se jubilen, no tendrán acceso o solamente un acceso limitado a los servicios que necesiten en el país en el que trabajaron.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) He votado a favor de este texto, que finalmente evita convertir la atención médica en un bien de consumo más. Asimismo, quisiera agradecer a la Presidencia española por ello y por haber apoyado el restablecimiento del sistema de autorización previa para la atención transfronteriza y especializada.

Sí, la Unión Europea fomenta la movilidad de sus ciudadanos y tiene el deber de legislar en materia de servicios sanitarios. Sin embargo, debemos garantizar que la salud continúe siendo un bien público accesible para todos y en las mejores condiciones posibles, y no una fuente de crecimiento que enfrente a los sistemas nacionales de salud y seguridad social.

 
  
MPphoto
 
 

  Małgorzata Handzlik (PPE), por escrito.(PL) La Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención médica transfronteriza representa un paso clave hacia la supresión de las barreras que los pacientes se han venido encontrando hasta el momento en los Estados miembros. Su principal objetivo es facilitar que los ciudadanos puedan acceder a la asistencia sanitaria en otros Estados miembros y, en particular, acceder a servicios a los que no pueden acceder de forma inmediata en sus propios países. Se trata de una noticia especialmente positiva para quienes residen en zonas fronterizas y, sobre todo, para las personas que sufren enfermedades raras y necesitan un tratamiento especializado que no está disponible en su país. Me complace asimismo ver que se ha incluido una serie de disposiciones que garantizan ciertos beneficios para los pacientes, como el reconocimiento mutuo de las prescripciones, la eliminación de la necesidad de contratar un seguro adicional en el extranjero y el acceso al historial médico. La idea de crear puntos de contacto nacionales encargados de informar a los pacientes de sus derechos también es crucial.

Los pacientes deben recibir información completa acerca de los procedimientos que han de seguir para acceder al tratamiento médico en otros países. También deberían ser informados sobre los procedimientos necesarios para obtener el reembolso de los gastos derivados de dicho tratamiento, reembolso que se efectuará de acuerdo con los gastos actuales en el país en el que el paciente esté asegurado. Creo que las soluciones que se han encontrado facilitarán a los pacientes el acceso a una atención médica segura y de alta calidad en toda la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. – Hace años voté a favor de la retirada de la atención médica del ámbito de aplicación de la Directiva de Servicios, y voté en contra de la Directiva relativa a la atención sanitaria transfronteriza en primera lectura. En aquel momento parecía que la Comisión tenía tendencia a tratar la atención sanitaria como un bien de mercado. No es así como yo la veo: los pacientes no deberían ser tratados como simples clientes que pagan por ese servicio. Sin embargo, el Consejo ha mejorado ampliamente el proyecto de normativa y ha modificado sus fundamentos de derecho para evitar que se considere una cuestión puramente de mercado interior. En consecuencia he votado a favor del informe y confío en que mejorará los derechos de los pacientes en toda Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor de este documento porque su objetivo es fortalecer los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza. Es lamentable que hoy en día exista tanta incertidumbre en torno al acceso a los servicios médicos, el reembolso de los gastos y la responsabilidad del seguimiento clínico en esta área. Esta Directiva busca posibilitar que todos los pacientes —y no solo a los más ricos o mejor informados— disfruten de una serie de derechos en materia de atención médica que ya han sido reconocidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La finalidad de este documento no es en absoluto fomentar la asistencia sanitaria transfronteriza como tal, sino garantizar su disponibilidad, su seguridad y su calidad cuando sea útil o necesaria. La Directiva pretende ofrecer a los pacientes una capacidad de elección basada en sus necesidades, no en sus recursos, y la posibilidad de tomar una decisión bien informada y no bajo coacción. Además, comparto la posición del Parlamento en el sentido de que, para evitar la discriminación de las personas con ingresos más bajos, el Estado miembro de origen debe pagar directamente los gastos de hospitalización del Estado miembro que presta el tratamiento, sin exigir a los ciudadanos ningún pago por anticipado, o al menos los gastos en los que incurran se les deberían reembolsar de inmediato. También es muy importante que todos los Estados miembros establezcan centros nacionales de contacto que proporcionen a los pacientes toda la información necesaria sobre la disponibilidad de servicios médicos, los procedimientos y la documentación requerida.

 
  
MPphoto
 
 

  Filip Kaczmarek (PPE), por escrito.(PL) He votado a favor de la adopción del informe Grossetête por varios motivos fundamentales. La Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza presenta numerosos rasgos positivos. Elimina las barreras para acceder al tratamiento, garantiza la igualdad de acceso a cualquier servicio médico de la UE, pone fin a la discriminación que sufren los pacientes, introduce el reconocimiento mutuo de las prescripciones, reduce los tiempos de espera para el nombramiento de los médicos y suprime la necesidad de suscribir un seguro adicional en el extranjero. El hecho de que la Directiva mejore el acceso a la atención médica por parte de las personas que sufren enfermedades raras, y los mayores porcentajes de reembolso para las personas con discapacidad son otros aspectos a favor de la Directiva.

La Directiva trabaja para impedir el turismo médico, al establecer que los costes del tratamiento se reembolsarán hasta el límite garantizado por el país en el que esté asegurado el paciente, y si el coste real es inferior a aquel, los pacientes recibirán el reembolso íntegro de los gastos.

La cuestión de la autorización ha generado un intenso debate. La autorización previa del fondo nacional de salud solo será obligatoria en el caso de recibir tratamiento hospitalario o de que sea necesario someter al paciente a procedimientos médicos especialmente onerosos, y no se requerirá para cualquier otro tipo de tratamiento siempre que esté incluido en lo que se conoce como cartera de servicios garantizados. Si un Estado miembro no ha autorizado a los pacientes a recibir tratamiento especializado a escala nacional, la Directiva no crea un nuevo derecho para que esos pacientes reciban dicho tratamiento en el extranjero ni a recibir el reembolso de los gastos en los que incurran. Una excepción clave a esta norma es el caso de los individuos que sufren enfermedades raras.

 
  
MPphoto
 
 

  Sandra Kalniete (PPE) , por escrito. (LV) La Directiva sobre el derecho de los ciudadanos de la Unión Europa a recibir tratamiento médico en cualquiera de los 27 Estados miembros representa un importante avance hacia la mejora de la atención sanitaria en la Unión. Llega en un momento particularmente oportuno dada la elevada movilidad del trabajo en la UE. Cuando la Directiva entre en vigor, los pacientes dispondrán de amplia información sobre las nuevas normas, de modo que los ciudadanos podrán conocer las oportunidades que se les ofrecen y aprovecharlas. Los ciudadanos podrán recibir tratamiento inicial en cualquier Estado miembro, y los médicos no podrán denegar el tratamiento. La Directiva establece que, en el futuro, los ciudadanos tendrán la posibilidad de elegir el Estado miembro en el que deseen recibir servicios médicos planificados.

No obstante, deberán obtener una autorización previa de su Estado de origen, puesto que el pago del tratamiento se efectuará a los precios vigentes en el país de residencia del paciente. Pese a todo, esta iniciativa constituye un paso en la dirección correcta, que impulsará la disponibilidad de servicios médicos. Debemos recordar que los ciudadanos tienen derecho a recibir atención médica en un Estado miembro si el servicio que precisa no está disponible para ellos en el país en el que viven. Esto es particularmente importante en el caso de los problemas de salud raros o complicados. Por este motivo mi Grupo y yo respaldamos esta Directiva, que representa un paso muy importante por parte del Parlamento; un avance que tendrá un efecto beneficioso para la población europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He apoyado la recomendación de la señora Grossetête porque esta propuesta de Directiva beneficiará a los ciudadanos europeos. La nueva normativa referente al tratamiento médico estipula, de hecho, que se reembolsará a los ciudadanos europeos el gasto en que incurran por someterse a tratamiento médico en otro Estado miembro, siempre que el tratamiento y su coste estén normalmente cubiertos en su país de residencia. Este resultado beneficiará a los pacientes y reducirá significativamente las listas de espera, que en ocasiones son excesivamente largas. Vivimos en una sociedad cada vez más móvil, y creo que ahora es más importante que nunca facilitar la movilidad entre los ciudadanos de la Unión Europea, también en un terreno tan importante como la atención de la salud. También creo que es importante llamar la atención sobre la nueva legislación relativa a la lucha contra las enfermedades raras, que aspira a fortalecer la cooperación entre los Estados miembros para asegurar que los pacientes europeos puedan ejercer plenamente su derecho a recibir tratamiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Elżbieta Katarzyna Łukacijewska (PPE), por escrito.(PL) Considero que la Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la asistencia médica transfronteriza es un éxito, y por ello he votado a favor de su adopción. La salud es el activo más valioso que poseemos. Quisiera que los europeos tuvieran acceso a unos servicios médicos de la mayor calidad posible. La Directiva es una fuente de oportunidades y de esperanza para los pacientes, y obligará a los sistemas sanitarios a introducir reformas. Supone la apertura de los hospitales y clínicas europeos, entre otros, a los pacientes polacos. Representa la confirmación de que Europa continúa su proceso de construcción y de que nuestra prioridad es mejorar y promover la cooperación entre los Estados miembros de la UE en la esfera de la protección de la salud.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor de este informe porque ha quedado claro que los pacientes británicos podrán recibir en el extranjero únicamente la asistencia médica financiada por el Estado a la que tendrían derecho en el marco del Sistema Nacional de Salud. Aplaudo el hecho de que se hayan rechazado las enmiendas que pretendían ampliar los derechos dando acceso a «todos los métodos de tratamiento que hayan sido suficientemente verificados por la ciencia médica internacional» o «a una atención médica igualmente eficaz». La carga que supondría el recurso incontrolado a la atención sanitaria transfronteriza para el Sistema Nacional de Salud sería enorme.

 
  
MPphoto
 
 

  Jiří Maštálka (GUE/NGL), por escrito. (CS) El documento presentado nos transporta a un debate que tuvo lugar en el Parlamento Europeo durante la legislatura anterior. La propuesta actual de la Comisión presentaba algunas carencias y riesgos que podrían tener efectos negativos para la atención de los consumidores, y por tanto para la ciudadanía. Acojo con agrado el compromiso reflejado en la enmienda 107, sobre todo porque mejora la garantía para los pacientes en la provisión de servicios médicos transfronterizos y hace hincapié en la tendencia positiva hacia una mayor orientación al cliente. Por último, pero no por ello menos importante, considero positivo que la enmienda destaque la responsabilidad de los Estados miembros de proporcionar una atención médica segura, eficaz y de alta calidad en sus respectivos territorios. También considero que es importante definir las condiciones bajo las que un Estado miembro podrá denegar la autorización previa. La enmienda incluye asimismo algunos pasos positivos en términos de interoperabilidad y apoya la cooperación en las áreas de la prevención y el diagnóstico.

 
  
MPphoto
 
 

  Véronique Mathieu (PPE), por escrito.(FR) ¿Cómo podemos garantizar el derecho fundamental que tiene todo ciudadano europeo a desplazarse libremente en nuestro espacio común sin ofrecerle la oportunidad de recibir fácilmente tratamiento en un Estado miembro diferente de aquel en el que resida? La adopción de este proyecto de directiva permitirá al fin incorporar en un texto de naturaleza jurídica la movilidad de los pacientes, un elemento intrínseco a la movilidad de los ciudadanos. Me gustaría felicitar a nuestra ponente por el acuerdo alcanzado con el Consejo en torno a este importante texto, cuya adopción se ha demorado ya demasiado tiempo. Espero que la transposición de esta norma por parte de nuestros Estados miembros permita que los ciudadanos europeos puedan acceder en el futuro a una atención médica transfronteriza de calidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) En la actualidad, la gran mayoría de los europeos tiene importantes dudas con respecto a las cuestiones relacionadas con el acceso a la atención sanitaria, el reembolso de los gastos y la responsabilidad del seguimiento clínico en el ámbito de los servicios médicos transfronterizos. El objetivo de esta Directiva es que todos los pacientes —no solo los mejor informados— se beneficien de una serie de derechos sanitarios que ya han sido reconocidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Sin embargo, la Directiva no elimina la responsabilidad de los Estados miembros en lo tocante a la atención sanitaria de sus ciudadanos. Solo afecta a los pacientes y a su movilidad en el seno de la UE, no a la libre circulación de los proveedores de servicios.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Si las listas de espera para someterse a una operación quirúrgica en el país del paciente están llenas, la garantía de que la compañía de seguro de salud se hará cargo del coste del tratamiento en el extranjero supondrá un inmenso alivio. Esta normativa permitirá la movilidad de los enfermos crónicos dentro de la Unión Europea. Sin embargo, la nueva norma solo resultará útil si es capaz de evitar el turismo por razones de salud, que sometería a unas compañías de seguro de salud ya colapsadas a una presión aún mayor. Aparte del hecho de que determinadas especialidades médicas de los países que cuentan con unos sistemas sanitarios de mayor calidad pronto se verían abrumadas, existe el riesgo de que se exija a los Estados miembros más pobres, que han invertido menos en sanidad, el pago de unos costes enormes. En este contexto, no debemos pasar por alto el hecho de que el sistema que debería posibilitar que los sistemas de seguridad social de los países de la UE se reembolsen entre sí los costes de la atención no funciona, y que a lo largo de los años se han generado deudas millonarias. Aunque en teoría los Estados miembros pueden excluir ciertos tipos de tratamiento si creen que el influjo de pacientes procedentes del extranjero puede poner en peligro sus sistemas sanitarios, en la práctica esto no será tan sencillo. Ni siquiera hemos sido capaces de resolver los problemas actuales relacionados con el reembolso, y es probable que las medidas adoptadas para evitar el turismo médico demuestren ser ineficaces. He votado en contra de esta propuesta de resolución con objeto de impedir que los costes de la seguridad social se disparen.

 
  
MPphoto
 
 

  Rareş-Lucian Niculescu (PPE), por escrito. (RO) He votado a favor del informe presentado por la señora Grossetête porque el hecho de proporcionar acceso a la atención sanitaria transfronteriza es un logro evidente y beneficioso para los ciudadanos europeos. Muchos de nuestros conciudadanos no tienen acceso a cuidados médicos en el Estado miembro en el que viven para las enfermedades que sufren. Por esta razón debemos darles la oportunidad de buscar esos cuidados en otros países de la Unión Europea, así como de recibir el reembolso de los gastos derivados de esos tratamientos.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. – (PL) El 19 de enero de 2011, el Parlamento Europeo ha adoptado una Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza, que aspira a simplificar las reglas que rigen el tratamiento médico en el extranjero. Me complace observar que el Parlamento Europeo, como colegislador, ha desempeñado un papel clave en la formulación de disposiciones claras que benefician a los pacientes con respecto, entre otros temas, al reembolso de los gastos de la atención médica en otros países. Las disposiciones relativas a los cuidados médicos transfronterizos revisten una importancia especial, dado que afectan a todos los ciudadanos de la Unión Europea. La nueva Directiva garantiza el reconocimiento mutuo de las prescripciones y facilita el acceso a la información referente a los tratamientos recibidos en el extranjero; asimismo, amplía el alcance del tratamiento para las personas que sufren enfermedades raras y brinda mayores oportunidades para que las personas con discapacidad obtengan unos porcentajes más elevados de reembolso de los gastos de la atención. El Parlamento Europeo también debe desempeñar una función clave en el establecimiento de puntos de contacto nacionales en todos los Estados miembros, que proporcionarán información sobre todos los aspectos relacionados con el tratamiento recibido en el extranjero. Dichos puntos de contacto cooperarán estrechamente entre sí. Finalmente, quisiera decir que la Directiva que hemos adoptado es urgente y muy necesaria, puesto que la legislación actualmente en vigor sobre el tratamiento recibido en el extranjero es confusa y excesivamente compleja; por el bien de todos los Estados miembros, es fundamental simplificar estos asuntos.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito.(IT) He votado a favor de la recomendación con vistas a la adopción de una Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza porque creo que es fundamental garantizar una atención médica adecuada que satisfaga las normas de calidad y seguridad de los pacientes en toda la Unión Europea. Una vez se haya aprobado la Directiva, los pacientes deberán solicitar la autorización previa para buscar atención médica en otro Estado miembro. Esto garantizará la calidad y la seguridad del tratamiento y de los servicios sanitarios. Posteriormente los pacientes podrán solicitar el reembolso de los gastos derivados de su tratamiento, que estará basado en el nivel de gasto que habrían asumido por el mismo tratamiento en el Estado miembro en el que estén afiliados. La Directiva prevé también la protección, el tratamiento y el reembolso en todos los casos de enfermedades raras, cuyo tratamiento se beneficiará de la cooperación de los Estados miembros en materia de investigación.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Cada Estado miembro es responsable de la provisión de servicios médicos a sus ciudadanos. Esta Directiva establece reglas dirigidas a facilitar el acceso a una atención sanitaria transfronteriza segura y de alta calidad, y fomenta la cooperación entre los Estados miembros al tiempo que respeta plenamente sus competencias nacionales.

La asistencia médica altamente especializada ha evolucionado de manera asimétrica debido al desarrollo en ciertos países de centros de excelencia sobre enfermedades raras o crónicas que no son frecuentes en esos lugares concretos pero que requieren especialización. Esta es, sin duda, una de las premisas necesarias para fomentar la libre circulación en este ámbito.

Esta Directiva constituye un nuevo ejemplo de Europa al servicio de los europeos al tiempo que promueve la solidaridad entre sus pueblos y crea ventajas para los pacientes, especialmente para los que sufren enfermedades raras o crónicas y que pueden beneficiarse del hecho de poder acceder a centros de excelencia en el área de la enfermedad que sufren.

Por todas las razones expuestas he votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) La Directiva permitirá que todos los pacientes disfruten de los derechos que ya les ha reconocido el Tribunal de Justicia de la Unión Europea; al mismo tiempo, mantiene las plenas competencias de los Estados miembros sobre sus sistemas de seguridad social, puesto que concierne a los pacientes y a su movilidad en el seno de la Unión Europea y no a la libre circulación de proveedores de servicios.

Estoy a favor de revisar la deficiente situación actual en materia de atención de la salud, marcada por la división entre la doctrina legal y los sistemas nacionales. Quisiera destacar que esta Cámara adoptó esa misma posición en primera y segunda lectura, al tipificar la jurisprudencia del Tribunal sobre el tratamiento transfronterizo (los ciudadanos europeos tienen derecho a recibir tratamiento en otro país como si fuera el suyo propio) y compartir el deseo del Consejo de luchar contra el turismo médico.

La propuesta incluye una cláusula específica de salvaguarda y un sistema de autorización previa que es flexible para los pacientes y, al mismo tiempo, permite llamar la atención sobre cualquier posible gasto excepcional. Su objetivo, por tanto, es reforzar los derechos de los pacientes garantizando la provisión de información y la cooperación entre los Estados miembros.

El Estado miembro de afiliación debe asegurarse de que sus ciudadanos tienen acceso a la información. La recomendación para la segunda lectura va más allá, pues presta la debida atención al potencial de la salud electrónica.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor de este informe en apoyo de los ciudadanos europeos, puesto que establecen reglas más claras en lo referente a los derechos de los pacientes a buscar tratamiento médico en el extranjero y a la oportunidad de tomar decisiones adecuadamente informadas (y no bajo coacción) y basadas en sus necesidades, no en sus recursos. La Directiva está basada en los principios siguientes: los pacientes podrán recibir en otro país la asistencia sanitaria extrahospitalaria a la que tengan derecho en su propio Estado miembro sin necesidad de autorización previa, y recibirán el reembolso de los costes derivados de dicha asistencia con los límites establecidos por su propio sistema de salud. La información también es una cuestión fundamental. En consecuencia, todos los Estados miembros estarán obligados a crear puntos de contacto nacionales que se encargarán de informar a los pacientes sobre la disponibilidad de servicios médicos, así como sobre los procedimientos administrativos, de reclamación, etc.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) Tras los casos instruidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, esta Directiva pretende aclarar y fortalecer el derecho de los usuarios a acceder a una atención sanitaria transfronteriza segura y de alta calidad, promoviendo la movilidad de los pacientes en el seno de la UE y reforzando la cooperación y la solidaridad de los Estados miembros en esta área. Representa, por tanto, un avance significativo en pos de la integración europea, y por ese motivo he votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – La legislación que hemos aprobado hoy representa un importante paso adelante para los derechos de los pacientes en la UE. Los Verdes creemos que el compromiso final adoptado en este día ha logrado el equilibrio necesario entre la garantía de los derechos de los pacientes a recibir asistencia sanitaria transfronteriza y la protección de la calidad de los servicios de salud a escala nacional. Los pacientes tendrán derecho a recibir tratamiento hospitalario en otros Estados miembros y recibir el reembolso de los gastos derivados de ello de igual modo que si el tratamiento se les hubiera proporcionado en su país. No obstante, este derecho no debería poner en peligro la viabilidad de los sistemas de salud nacionales. Los Verdes creemos que el compromiso final permite a los Estados miembros establecer un sistema razonable de autorización previa para el reembolso de los costes de tratamiento, y Sus Señorías han logrado limitar la lista de motivos por los que un paciente puede ver denegada su solicitud de tratamiento transfronterizo. El hecho de que los Estados miembros ya no podrán denegar el reembolso una vez concedida la autorización previa es muy importante, ya que esta cuestión era motivo de graves preocupaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie-Thérèse Sanchez-Schmid (PPE), por escrito.(FR) La Directiva sobre la atención sanitaria transfronteriza que se someterá hoy a votación representa una revolución, y la acojo con agrado. Las competencias de la Unión Europea en materia de salud constituyen un asunto muy delicado, y lo correcto es que cada Estado miembro establezca su propio sistema de protección social y seguro de salud de conformidad con su cultura específica. Sin embargo, ¿qué sentido tiene construir Europa y garantizar la libertad de circulación si todo ello no va acompañado de la oportunidad de acceder a los servicios médicos en toda la Unión Europea? Hace ya tres años que el Parlamento lucha por mejorar la seguridad jurídica en el ámbito de la atención sanitaria transfronteriza y aclarar las condiciones del reembolso. Estamos a punto de lograr un importante avance, y quiero agradecer a mi colega, la señora Grossetête, el trabajo que ha realizado. Este es un momento histórico: se está construyendo la Europa de la salud, y la atención médica transfronteriza dejará de ser un riesgo para convertirse en una oportunidad. Asegurémonos de ponerla en práctica de forma que todos los ciudadanos europeos puedan beneficiarse de una asistencia sanitaria de alta calidad. Ese es el precio que hemos de pagar por la salud.

 
  
MPphoto
 
 

  Daciana Octavia Sârbu (S&D), por escrito. – Hoy he votado a favor de mejorar la claridad jurídica y la movilidad de los pacientes en los casos en los que necesiten viajar al extranjero para recibir atención sanitaria. Lo ideal sería que ningún paciente tuviera que abandonar su país de origen para someterse a un tratamiento médico, pero en aquellos casos en los que sea necesario, deberían poder hacerlo sabiendo que tienen derecho tanto a dicho tratamiento como al reembolso del gasto que suponga. También es importante que los servicios de salud de los Estados miembros conozcan sus obligaciones y que conserven el derecho a elegir, administrar y prestar los servicios de salud que consideren oportunos.

El informe aborda ambas cuestiones, así como otra serie de temas importantes, inclusive el tratamiento de enfermedades raras y las Redes Europeas de Referencia para promover el intercambio de mejores prácticas. La asistencia sanitaria transfronteriza no siempre ha sido un tema sencillo, y quiero hacer extensivo mi agradecimiento a la ponente y a los ponentes alternativos por el intenso trabajo que han llevado a cabo en esta materia.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Skinner (S&D), por escrito. – Apoyo este informe porque da respuesta a algunos de los problemas actuales que hasta el momento estaban pendientes de resolución por parte de los gobiernos. No es esta una Directiva que pretenda decir a los Estados miembros cómo deben gestionar sus sistemas sanitarios, como algunos sugieren. Es un informe que el Reino Unido puede respaldar ampliamente, puesto que elimina muchas de las carencias de los informes anteriores. La consecuencia de la Directiva sobre los derechos de los pacientes es el fomento de unos derechos que ya han sido reconocidos; en particular, aquellos pacientes que no puedan recibir un tratamiento adecuado en el Reino Unido podrán viajar a otros países de la UE en virtud de unas disposiciones que ya existen. Es probable que esta medida afecte a un reducido número de personas, lo que se debe a la naturaleza del apoyo familiar que reciben los enfermos; en este caso la proximidad desempeña un papel clave.

El Reino Unido debería asumir los costes del tratamiento cuando existan motivos razonables para que este tenga lugar en otro país. Esto no representa un cheque en blanco para el turismo médico, sino el establecimiento de los derechos de los que ya disfrutan los ciudadanos del Reino Unido.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) La Directiva relativa a la asistencia sanitaria transfronteriza —que cuenta con mi apoyo— confiere a los pacientes derechos inequívocos para buscar tratamiento médico en el extranjero y recibir el reembolso de los gastos derivados de dicho tratamiento de acuerdo con los porcentajes aplicables en sus propios países. Esta iniciativa proporciona una mayor seguridad jurídica a los pacientes en las zonas fronterizas, a las personas que se encuentren de viaje en otro país, a los pacientes con enfermedades raras y a aquellos que se enfrentan a largas listas de espera. No obstante, en aras de la protección de la calidad de la atención y de la equidad en el acceso a la atención, los Estados miembros podrán exigir que los pacientes obtengan una autorización previa para poder someterse a dicho tratamiento. Esto será obligatorio en el caso de hospitalización o de tratamientos que supongan un elevado coste o un alto riesgo.

El reembolso también podrá denegarse en determinadas circunstancias muy limitadas (por ejemplo, si el paciente también tiene a su disposición un tratamiento equivalente en su propio país) y los Estados miembros tendrán derecho a intervenir si existen pruebas de abuso. La Directiva, por tanto, logra un equilibrio entre el derecho de los pacientes a recibir una asistencia sanitaria de calidad y el derecho de los Estados miembros a financiar sus sistemas de seguridad social y a organizar su atención sanitaria. Asimismo, espero que el deseo de los pacientes de someterse a tratamiento en otros países no genere una presión innecesaria sobre los servicios de alta calidad que constituyan la opción preferida de la inmensa mayoría de los pacientes en el país en que se ofrezcan.

 
  
MPphoto
 
 

  Michèle Striffler (PPE), por escrito.(FR) Las pacientes también tienen derecho a la libre circulación. Por ese motivo he votado a favor del informe sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza. En Alsacia, al igual que en todas las regiones fronterizas, la asistencia médica transfronteriza representa una cuestión crucial cuando, por ejemplo, aquella que se presta en el extranjero queda más cerca del domicilio del paciente que la que proporciona su Estado miembro de residencia.

Este informe permitirá a todos los ciudadanos europeos obtener información sobre la asistencia médica transfronteriza y conocer sus derechos en esta área a través de los nuevos puntos de contacto que se crearán en todos los Estados miembros. La adopción de este texto representa el punto de partida de una verdadera Europa de la salud, de la que se beneficiarán 500 millones de ciudadanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) Hay determinadas medidas que son necesarias para lograr el objetivo de crear un mercado interior basado en la libre circulación entre los Estados miembros. La libre circulación de personas y servicios llama la atención de forma especial sobre la atención sanitaria que los ciudadanos de un Estado miembro pueden recibir en otro Estado miembro. El Tribunal de Justicia ha reconocido los derechos de los pacientes, especialmente en términos de acceso a la atención médica, garantizando que dicha atención sea segura y de alta calidad, así como el reembolso de los gastos en los que incurran los pacientes por la asistencia recibida. La demanda de contar con una mayor seguridad jurídica conlleva el compromiso de los Estados miembros de cooperar entre sí, sobre todo en la esfera del reconocimiento de las prescripciones médicas expedidas en otros Estados miembros y de la garantía de un servicio de calidad en su propio territorio. Quisiera hacer hincapié en el hecho de que la Comisión está obligada a adoptar medidas para facilitar la comprensión de la información relativa a las prescripciones y a las instrucciones sobre el uso de los medicamentos, indicando el principio activo y la dosis, lo que claramente beneficiará a los pacientes. Dada la naturaleza específica de este asunto, es necesario elaborar una directiva independiente de la de servicios. He votado a favor del informe elaborado por mi colega del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos), la señora Grossetête, pues creo que es muy importante afirmar el derecho de los pacientes a la atención sanitaria transfronteriza.

 
  
MPphoto
 
 

  Róża Gräfin von Thun und Hohenstein (PPE), por escrito.(PL) La Directiva sobre la aplicación de los derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza constituye un documento extremadamente importante para los ciudadanos de la UE, por lo que he seguido con suma atención el trabajo realizado en esta materia. Me complace señalar que la Directiva confiere a los pacientes el derecho de elegir el lugar en el que desean recibir asistencia médica, lo que redundará en beneficio del mercado común, que constituye el tema principal de mi trabajo en el Parlamento Europeo. Lo anterior también significa que la Directiva introduce mecanismos de adaptación que tienen en cuenta la libertad de los ciudadanos a la hora de viajar y trabajar en cualquier Estado miembro de la UE. Esta Directiva, que podría considerarse un Schengen de la salud, abarca cuestiones como el reconocimiento mutuo de las prescripciones, la eliminación de la discriminación de los pacientes por razones ligadas al país de procedencia y la supresión de la necesidad de suscribir un seguro adicional en el extranjero.

El tema de la falsificación de medicamentos y productos medicinales también reviste gran importancia desde el punto de vista del mercado común. La Directiva hace hincapié en que dicho fenómeno constituye un grave problema, especialmente en el contexto de la asistencia sanitaria transfronteriza, y lo anterior también vale en el caso del turismo médico. La Directiva trata de dar respuesta a este problema garantizando el reembolso de los gastos hasta el límite establecido en el país de origen, o, si el coste del tratamiento o procedimiento es inferior a dicho límite, se reembolsará el coste real. Las soluciones introducidas contribuirán a mejorar la situación de los pacientes en la Unión Europea y fortalecerán el mercado común; por todo lo expuesto he votado a favor de la adopción de la Directiva.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Ulmer (PPE), por escrito. (DE) Me complace manifestar que he votado a favor del informe, que, tras el acuerdo alcanzado con el Consejo durante la segunda lectura, conllevará importantes mejoras con respecto a la libre circulación de los pacientes en el seno de la Unión Europea. A partir de ahora la asistencia ambulatoria ya no presentará ningún problema para los ciudadanos de la UE, y el tratamiento hospitalario se ha simplificado de forma considerable. En áreas como estas Europa puede aportar un valor añadido muy elevado. El resultado de ello es una transformación progresiva del sector de la atención sanitaria, que pasará de ser un mosaico de servicios individuales a constituir una entidad única.

 
  
MPphoto
 
 

  Viktor Uspaskich (ALDE), por escrito. (LT) Es muy importante que nuestros ciudadanos tengan la oportunidad de recibir unos servicios médicos de alta calidad cuando los necesiten, ya se encuentren en su país de origen o en otro Estado miembro. Me complace que este informe también contemple la movilidad de los pacientes en la UE. Los ciudadanos lituanos que viven y trabajan en el extranjero deben tener la oportunidad de obtener tratamiento si lo necesitan, sin pagar sumas absurdas o esperar varios meses sin saber qué ocurrirá. La información es esencial. Respaldo la propuesta de la ponente de que todos los Estados miembros deben crear puntos de contacto nacionales que informen a los pacientes sobre la disponibilidad de asistencia médica y los procedimientos administrativos exigidos. En ocasiones, sin embargo, los ciudadanos no tienen a su disposición tratamientos para todas las enfermedades en sus propios países; en tales casos, el tratamiento debería suministrarse en otro país. Debemos esforzarnos por asegurar que los servicios médicos transfronterizos o el denominado «turismo médico» (como señala la ponente en este caso) no debiliten nuestros sistemas de salud nacionales. El equilibrio debe ser perfecto. Debido a sus reducidos precios y a lo sencillo que resulta viajar al país, Lituania resulta particularmente atractiva para los ciudadanos de otros Estados de la UE que puedan estar buscando en el extranjero oportunidades para someterse a unos tratamientos o a unas operaciones más baratos. A menos que se establezcan controles rigurosos, el «turismo médico» podría provocar la aparición de un excedente de servicios o de costes logísticos innecesarios, sobre todo para los nuevos Estados miembros de la UE, como Lituania.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Vaughan (S&D), por escrito. – Las estructuras encargadas de la prestación de servicios sanitarios presentan importantes diferencias en el conjunto de la UE, y apoyo esta Directiva que adopta un enfoque coherente en lo tocante a la financiación de la asistencia sanitaria transfronteriza.

Pese a que esta cuestión afecta únicamente a un reducido porcentaje de ciudadanos de la UE, el hecho de aclarar los derechos que asisten a esos pacientes en este texto legislativo garantizará que los ciudadanos que deseen viajar a otro Estado miembro para someterse a un tratamiento médico cuenten con una adecuada protección financiera. Es importante que los pacientes que viven cerca de sus fronteras nacionales, así como los residentes en los Estados miembros más pequeños y sufren enfermedades raras, dispongan del apoyo económico necesario cuando estén buscando cuidados médicos en otros países de la Unión.

El acuerdo permitirá que los pacientes reciban el reembolso de los gastos derivados del tratamiento recibido, hasta el límite previsto en sus respectivos sistemas de salud para un tratamiento similar. La Directiva relativa a la atención sanitaria transfronteriza garantizará asimismo que los Estados miembros creen puntos de contacto que proporcionarán la información necesaria a los ciudadanos que deseen viajar al extranjero en busca de tratamiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie-Christine Vergiat (GUE/NGL), por escrito.(FR) El 19 de enero, el Parlamento Europeo adoptó la legislación europea sobre los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza.

Únicamente puedo apoyar el acceso a la atención sanitaria de todos los ciudadanos comunitarios, independientemente del Estado en el que residan. Sin embargo, ese no es el objetivo principal de este texto, que ante todo pretende reforzar el mercado interior en lugar de fomentar el acceso universal a la asistencia sanitaria.

El texto establece que viajar al extranjero para recibir tratamiento puede beneficiar en particular a los pacientes que se encuentran en listas de espera prolongadas o a los que son incapaces de encontrar una asistencia sanitaria especializada.

El primer derecho de los pacientes es ser tratados de manera rápida y adecuada, sin obstáculos, en el lugar donde residen. Resulta obsceno presentar como un derecho la obligación de que una persona enferma deba trasladarse y costearse un viaje al extranjero con el fin de recibir un tratamiento apropiado.

En lugar de apoyar los sistemas públicos de asistencia sanitaria para garantizar un acceso equitativo a una asistencia sanitaria de calidad, se invita a los pacientes a elegir su tratamiento en Europa como si se tratase de un artículo puesto en libre circulación por la Unión Europea.

No puedo apoyar tal concepto de asistencia sanitaria.

 
  
  

Propuesta de resolución: (B7-0028/2011)

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) Estoy de acuerdo con esta resolución sobre los Acuerdos de Asociación Voluntaria FLEGT con la República de Congo. Es preciso destacar que estos acuerdos voluntarios sobre comercio de madera no pueden socavar el objetivo global de la UE de luchar contra el cambio climático, y que deben garantizar el uso sostenible de los bosques. Espero que estos acuerdos voluntarios faciliten, en lugar de obstaculizar, la idea de detener juntos el comercio de madera procedente de la tala ilegal y de contribuir a las iniciativas para detener globalmente la deforestación y la degradación forestal, las emisiones de carbono asociadas y la pérdida de biodiversidad.

Por tanto, apoyo las peticiones a la Comisión para que garantice que la política comunitaria es coherente y para que preste la máxima atención a garantizar que los Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV) no fomentan la expansión de las actividades de talado industrial en paisajes forestales intactos, así como para que trabaje con todos los gobiernos firmantes de los AAV en el futuro para controlar y actuar para eliminar los efectos negativos, tanto directos como indirectos, de la tala comercial sobre la fauna y la flora.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Aplaudo los Acuerdos de Asociación Voluntaria por lo que representan en términos de lucha contra el comercio de madera talada de manera ilegal en la UE. Quiero destacar su importancia a la hora de luchar contra la deforestación y la degradación de los bosques, así como contra las emisiones de carbono relacionadas y la pérdida de biodiversidad a escala global. Los mencionados acuerdos fomentan simultáneamente el crecimiento económico, el desarrollo humano y las fuentes alimentarias sostenibles. Pido a la Comisión que garantice que la UE desarrolla una política coherente, con el objeto de realizar una contribución efectiva a los compromisos internacionales de todas las partes implicadas en los AAV.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito.(FR) Según las Naciones Unidas, entre un 20 % y un 40 % de la producción maderera mundial es resultado de la tala ilegal. Más aún, cada año la deforestación se incrementa en trece millones de hectáreas y se estima que genera un 20 % de emisiones globales de CO2. Los Acuerdos Voluntarios de Asociación que el Parlamento acaba de adoptar servirán para luchar contra la tala ilegal de madera mejorando la trazabilidad de la madera talada en la República del Congo y en Camerún, gracias a unos procedimientos de auditoría independientes y a unas buenas políticas de gobernanza forestal. De manera más general, estos acuerdos recuerdan las responsabilidades que incumben a la Unión Europea cuando negocia acuerdos comerciales. La Comisión Europea debe desarrollar una política comercial coherente y debe asegurarse de que los acuerdos de comercio no conducen a una deforestación a gran escala para satisfacer las demandas de libre comercio en la producción de madera o de biocombustibles. Por eso, el Parlamento insiste en que la Comisión Europea presente un informe periódico sobre la aplicación de estos acuerdos.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución sobre los Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV) para la aplicación de la legislación, la gobernanza y el comercio en el sector comercial, ya que negociar estos AAV nos permitirá definir las buenas prácticas para las negociaciones futuras con países abastecedores de madera, con el objeto de erradicar la tala ilegal, y para la conservación y el uso sostenible de los recursos forestales a escala global.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La tala ilegal es ni más ni menos un pillaje de recursos naturales en los países que suministran madera, habitualmente países en desarrollo, y constituye un ataque claro a la biodiversidad y la calidad de vida de los habitantes de esos países, así como a sus perspectivas de futuro. Si acuerdos como el alcanzado con la República del Congo y con la República de Camerún resultan ser eficaces para luchar contra esta lacra, pueden llegar a ser una base útil para los acuerdos futuros de la misma clase. Aplaudo el interés de Europa por la protección de los recursos naturales de otros países, pero he de destacar que a pesar del marco regulatorio en virtud de estos acuerdos, cualquier victoria e la lucha contra el comercio de madera procedente de la tala ilegal depende en gran medida de los gobiernos y las instituciones de los países productores de madera. Sin su implicación y su compromiso efectivos, los instrumentos sobre los que llegamos a acuerdos serán inútiles. Por tanto, este modelo también supone un llamamiento a la responsabilidad de los países contrapartes de la UE para que comprendan la necesidad de proteger los intereses de sus generaciones futuras y para que puedan resistir la tentación del lucro inmediato en beneficio de todos.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La Unión Europea ha luchado contra la tala ilegal, procurando conservar los recursos forestales y promover su uso sostenible a escala global.

Por tanto, aplaudo la firma de los Acuerdos de Asociación Voluntaria con Camerún y con la República del Congo, con el fin de mejorar la gobernanza forestal y de reformar la legislación existente cuando resulte necesario para garantizar que las actividades en el sector forestal son transparentes, que respetan los derechos de los autóctonos y que no contribuyen a un impacto ambiental adverso.

Estos acuerdos resultan cruciales para la erradicación de la tala ilegal, poniendo fin así a la deforestación y a la degradación de los bosques, así como a las emisiones de carbono asociadas y a la pérdida de biodiversidad a escala global. Con este fin, quiero destacar la importancia de pedir a la Comisión que elabore y presente de manera periódica un informe de situación sobre la aplicación de las distintas disposiciones de todos los acuerdos presentes y futuros.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Esta resolución declara acertadamente que la explotación industrial a gran escala de los bosques tropicales no es sostenible, ya que conduce a la degradación y a la destrucción de ecosistemas muy importantes tanto desde un punto de vista funcional como en términos de los activos naturales que albergan. También creemos que es acertado y oportuno que la resolución indique las limitaciones y las contradicciones de los Acuerdos de Asociación Voluntaria para la aplicación de la legislación, la gobernanza y el comercio en el sector forestal. Sin embargo, aún no se alcanza lo necesario para atajar las causas el problema de la tala ilegal o no sostenible. En especial, es importante mencionar que este problema no puede ser separado de la enorme debilidad de las economías de esos países y del significativo índice de pobreza de sus poblaciones; y que, en ocasiones, esta actividad es la única fuente de ingresos para muchas familias. Esto conduce inevitablemente a la conclusión, incluida en la modificación que proponemos y que por desgracia fue rechazada, de que únicamente será posible poner fin a la tala ilegal o no sostenible si se aborda la terrible situación social y económica de esos países, cambiando un modelo económico basado en una fuerte dependencia de la explotación y la exportación de una gama selecta de materias primas a los países industrializados, lo que fomenta unas relaciones neocoloniales de dependencia y que promueve el saqueo de recursos en los países en desarrollo y su sometimiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito.(PL) Una vez más, deseo utilizar el foro del Parlamento Europeo para recordarles a todos la importancia que tienen los bosques para el clima, la gestión del agua y la cultura del país o región en cuestión, especialmente en las áreas rurales. El valor de mercado de los artículos elaborados con madera también es considerable. Por tanto, debemos estar absolutamente seguros de que la madera procedente de Camerún, de la República del Congo y de cualquier otro tercer país ha sido obtenida, transportada y comercializada de manera lega, respetando las necesidades de las comunidades locales y las leyes de gestión forestal. La firma de un acuerdo con esos países dará como resultado una gestión forestal mejorada y una mayor credibilidad y competitividad para los países exportadores en la escena internacional.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – aplaudo esta resolución que acompaña los procedimientos de autorización para los Acuerdos de Asociación Voluntaria sobre legislación forestal y comercio de madera con Camerún y el Congo. La resolución hace hincapié acertadamente en que si los AAV aspiran a lograr estos objetivos será vital contar con una financiación adecuada, con una supervisión y con la implicación de las ONG y de la sociedad civil.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) En la lucha contra el saqueo de la biodiversidad, la cuestión de la destrucción forestal resulta absolutamente crucial. Básicamente es el resultado de los fundamentos orientados a la producción de la globalización de nuestros días, y por tanto es perfectamente legal. La implementación de los Acuerdos de Asociación Voluntaria bilaterales para luchar contra la explotación ilegal de los bosques es una iniciativa que nos acerca parcialmente a la creación necesaria de un mecanismo para castigar los delitos ecológicos. Estos acuerdos, aún incompletos, merecen no obstante ser fomentados y, muy especialmente, ser mejorados.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) En los países africanos la tala a menudo se produce de manera ilegal, lo que tiene un impacto muy intenso en la protección de los recursos naturales de país productor, ya que supone un ataque a la biodiversidad, y en la calidad de vida de los ciudadanos y en sus perspectivas de futuro.

La firma de este tipo de acuerdos con la República del Congo y con Camerún puede servir para dar la vuelta a esta tendencia, si resultan eficaces y si tienen éxito en lo tocante a poner fin a la tala ilegal en esos países africanos. El uso que la UE hace de este tipo de acuerdos para defender los recursos ajenos es digno de mención. Sin embargo, para que estas iniciativas tengan éxito es muy importa que los gobiernos y las instituciones de los Estados productores colaboren a su vez.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) No podemos esperar que los acuerdos de asociación sobre el uso sostenible global de los recursos forestales obren milagros. Tan solo será posible luchar eficazmente contra la tala ilegal de madera si los sistemas locales pueden ser más resistentes a la corrupción, si podemos cerrar las puertas traseras utilizadas actualmente para evitar las regulaciones y, finalmente, si resulta posible imponer unas multas y sanciones significativas para castigar el incumplimiento de las normas. Con respecto al daño ambiental causado por las actividades en el sector forestal, es importante no olvidar el daño producido por el transporte. Aunque no podemos esperar milagros del acuerdo, es un paso en la dirección correcta, por lo que he votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución sobre los Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV) sobre aplicación de la legislación forestal, gobernanza y comercio de madera y de productos derivados a la Unión europea. He votado a favor porque creo que la negociación de estos AAV nos permite obtener unas pautas sobre mejores prácticas que pueden servirnos como precedentes para las negociaciones en curso de otros AAV con países productores de madera.

En este contexto, aplaudo la aceptación por parte de la UE de su parte de responsabilidad en la erradicación de la tala ilegal, así como del subsiguiente comercio, y en las iniciativas de fortalecimiento relacionadas con la conservación y el uso sostenible de los recursos forestales a escala global. Aplaudo el hecho de que los compromisos de las partes implicadas para mejorar la gobernanza forestal sean transparentes y respetuosos con los derechos de las poblaciones indígenas, y que garanticen la protección de la biodiversidad forestal, del clima y del desarrollo humano sostenible.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de esta propuesta de resolución sobre los Acuerdos de Asociación Voluntaria con Camerún y la República del Congo. Quiero destacar la necesidad, cuando negociemos futuros acuerdos de este tipo, de introducir medidas que garanticen los objetivos de la erradicación de la tala ilegal, la conservación y el uso sostenible de los recursos forestales, y el respeto por los derechos de las poblaciones locales.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Tras un estudio minucioso junto a varias ONG, hemos decidido apoyar la firma de los dos AAV. Las recomendaciones de los Verdes han sido adoptadas unánimemente en el comité. Sin embargo, en nuestra declaración explicativa pedimos que la Comisión aclare ciertos detalles con más precisión. Así, para generar un interés adicional, se ha presentado una pregunta oral con debate, con el apoyo de todos los grupos políticos, que subraya la necesidad de que la Comisión se asegure de que algunos criterios están garantizados, no solamente durante la fase de firma, sino también durante la de aplicación de los acuerdos. Por ejemplo, pedimos a la Comisión que presente, en un plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor de un AAV, un informe sobre las medidas adoptadas para garantizar que continúa el diálogo entre los interesados y la sociedad civil, incluida la población local e indígena, y que se mantiene durante la fase de implementación. Subrayado en el texto está el riesgo de una explotación a gran escala de los bosques, y el impacto tanto directo como indirecto de la tala comercial sobre la fauna y la flora, la biodiversidad, la deforestación, la degradación de los bosques y las poblaciones locales e indígenas. Asimismo, hemos intentado plantear la importante necesidad de garantizar la libertad de expresión y el respeto por los derechos humanos, de manera que sea posible escuchar cualquier queja expresada en los países afectados por los AAV.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) Los acuerdos voluntarios de asociación sobre aplicación de legislación forestal, gobernanza y comercio de madera y de productos derivados a la Unión Europea (iniciativa FLEGT) representan el modelo europeo, actualmente en fase de proyecto, para luchar contra el tráfico internacional ilegal de madera.

Las asociaciones aprobadas con la República de Camerún y la República del congo incluyen unas pautas de buenas prácticas, que pueden llegar a ser un precedente importante para otras negociaciones en curso con países productores de madera. La idea central del texto aprobado es detener de manera conjunta el comercio de madera procedente de la tala ilegal y de los productos elaborados con dicha madera, y contribuir a las iniciativas puestas en marcha para detener la deforestación y la degradación forestal, las emisiones de carbono relacionadas y la pérdida de biodiversidad a escala global. Al mismo tiempo, eso fomentaría un crecimiento económico sostenible, un desarrollo humano sostenible y un respeto por las poblaciones indígenas y locales.

Aunque los bosques son posesiones soberanas de los Estados donde están ubicados, el entorno forestal es patrimonio común de la humanidad y como tal debe ser protegido, preservado y, cuando sea posible, restaurado con el objetivo último de mantener la biodiversidad global y el funcionamiento de los ecosistemas, y de proteger el clima mundial de los cambios que se producen.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) En el marco de la iniciativa FLEGT, los países exportadores de maderas tropicales han comenzado a elaborar Acuerdos de Asociación Voluntaria (AAV) con la UE, con el fin de garantizar la trazabilidad y la legalidad de la madera. Estos acuerdos también introducen unos procedimientos de verificación independientes. Esto les permite establecer las normas para la gestión y la explotación de los bosques. No puedo sino aplaudir el hecho de que la Comisión haya firmado acuerdos con Camerún y con la República del Congo. Esos acuerdos constituyen una buena base para los AAV futuros; por ejemplo, con ciertos países asiáticos y con la República Democrática del Congo.

Otra consideración importante para el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea es el hecho de que la Comisión se ha comprometido a informar, en un plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor del acuerdo voluntario de asociación, sobre las medidas adoptadas para posibilitar y mantener un diálogo continuo entre los actores interesados y las comunidades civiles, lo que incluye a las poblaciones locales e indígenas. La sobreexplotación de los bosques no solo amenaza a la población local, sino también a la fauna y la flora y a la biodiversidad. Gracias a estos acuerdos reduciremos la clase de deforestación masiva que conduce a un incremento del calentamiento global.

 
  
  

Recomendación: Yannick Jadot (A7-0371/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito.(PT) Estoy de acuerdo con el objetivo de crear un marco legislativo para identificar y garantizar la trazabilidad de los productos de madera, estableciendo unos procedimientos de verificación gubernamentales e independientes que certifiquen que todos los productos de madera exportados por parte de la República de Camerún a los mercados europeos han sido obtenidos, talados, transportados y exportados de manera legal, con el objeto de establecer los fundamentos de una gestión y un uso legales en el sector maderero de Camerún, y de reforzar el cumplimiento de la regulación y la gobernanza forestales. Asimismo, considero que este acuerdo tiene una importancia máxima, ya que este país es el principal exportador africano de madera a Europa, y debido a que existen graves problemas en distintos aspectos de la gobernanza, como la degradación ambiental y la corrupción. También es necesario garantizar que los compromisos internacionales asumidos por la UE y por Camerún se cumplen en términos ambientales, de la adopción de un control por parte de la sociedad civil, y de una mayor implicación de las comunidades locales e indígenas, lo que garantizaría que pueden disfrutar de sus derechos fundamentales.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de esta recomendación. Camerún, cuyo territorio está cubierto de bosques en un 40 %, es el mayor exportador africano de maderas nobles a Europa. Vende a Europa el 80 % de su madera aserrada. Sin embargo, este sector se encuentra acuciado por graves problemas de gobernanza, lo que conduce a una degradación ambiental, a desigualdades, al empobrecimiento y a la corrupción. Hasta la fecha, los estudios realizados por ONG muestran que el 20 % de la madera congolesa importada al mercado europeo tiene un origen ilegal, sea en su producción, venta, procesado o exportación. Este Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y Camerún es un buen ejemplo de cómo, mediante unas compras responsables, podemos ejercer una influencia positiva en la calidad del medio ambiente en países terceros en general, reducir la contaminación y luchar contra el cambio climático, la pobreza y la corrupción. Considero que el principio de compra responsable puede contribuir significativamente a la reducción del volumen de comercio injusto e ilegal, y contribuir a la protección de los bosques y de la biodiversidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Apoyo los acuerdos establecidos entre la UE y la República de Camerún con el fin de mejorar la gobernanza forestal y de reformar la legislación existente cuando sea posible, para así garantizar que las actividades del sector forestal son transparentes y respetuosas con los derechos de las poblaciones indígenas, y que no generan un impacto ambiental adverso.

El entorno forestal es un bien compartido del patrimonio mundial y como tal debe ser protegido, preservado y, si es posible, restaurado, con el fin último de mantener la biodiversidad global y el funcionamiento de los ecosistemas, así como de proteger el clima. Para alcanzar esos objetivos, resulta esencial que los gobiernos asociados de África y de terceros países elaboren planes de gestión de recursos y de uso de sus tierras. Al mismo tiempo, deben determinar qué ayuda será necesaria por parte de sus socios extranjeros y de las organizaciones internacionales para poder avanzar hacia esos objetivos.

 
  
MPphoto
 
 

  George Sabin Cutaş (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor de la firma de un Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y la República de Camerún acerca de la aplicación de la legislación forestal, ya que introducirá un marco legal para la gestión lícita de la explotación de madera en Camerún y de su exportación a la UE. El objetivo de este acuerdo es eliminar la corrupción que genera el comercio ilegal de madera y desarrollar un conjunto de prácticas de buen gobierno en este ámbito.

La implicación de los miembros de la sociedad civil en la firma de este acuerdo es un paso positivo y debe tener continuidad para garantizar el control externo del avance del proceso para eliminar el fraude y desarrollar el comercio sostenible.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la recomendación sobre el Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la UE y la República de Camerún, ya que introduce unas reformas políticas y legislativas que permitirán al sector maderero de Camerún fomentar el buen gobierno y la transparencia, con el objeto de luchar contra el fraude y el comercio de madera ilegal.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La firma de un Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y la República de Camerún sobre la implementación de legislación, la gobernanza y el comercio en el sector forestal con respecto a los productos de madera importados por la iniciativa FLEGT (Aplicación de la Ley, Gobernanza y Comercio en el Sector Forestal) de la UE, resulta de la máxima importancia dado el impacto negativo que implica necesariamente el comercio de madera obtenida de manera ilegal. Este acuerdo debe posibilitar que se identifique el origen de la madera y estimular la implementación de procedimientos de verificación independientes que puedan demostrarlo. Espero que vincular a Camerún a la iniciativa FLEGT sirva para reducir efectivamente los recursos disponibles para los traficantes, y que de ese modo se establezca un sistema eficaz y transparente para comprobar si una madera es legal.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La Unión Europea se ha esforzado por luchar contra la tala ilegal, procurando conservar los recursos forestales y fomentar su uso sostenible a escala global.

Por tanto, aplaudo la firma de los Acuerdos de Asociación Voluntaria con Camerún con el objetivo de mejorar la gobernanza forestal y de reformar la legislación existente en caso necesario, de manera que se garantice la transparencia de las actividades del sector forestal y el respeto por los derechos de la población indígena, y que no se contribuya a un impacto ambiental adverso.

Estos acuerdos son cruciales para erradicar la tala ilegal, poniendo fin así a la deforestación y a la degradación de los bosques, y a las emisiones de carbono relacionadas y a la pérdida de biodiversidad a escala global. Con este fin, quiero destacar la importancia de pedir a la Comisión que elabore y presente periódicamente al Parlamento un informe de situación sobre la implementación de las diversas disposiciones de todos los acuerdos presentes y futuros.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Pese a que los objetivos establecidos en este acuerdo, dirigido a lograr la trazabilidad y la certificación de los productos elaborados con madera y originados en la República de Camerún aparentemente son dignos de elogio, no responden con la amplitud que consideramos necesaria al problema de la destrucción forestal, y con ello a la amenaza para la integridad de los recursos de inmenso valor desde un punto de vista ecológico y conservacionista, que son vitales para la existencia y el modo de vida de las comunidades locales y los habitantes indígenas. El propio ponente advierte la debilidad del acuerdo e incluye una larga lista de inquietudes que no aborda de manera explícita. En especial, el acuerdo no descarta la posibilidad de que la tala industrial a gran escala pueda incrementar la degradación forestal y la deforestación, también la de la selva virgen con un elevado índice de biodiversidad. El ponente admite que el acuerdo facilitará la importación de madera desde Camerún a la UE y que esto puede generar conflictos con el objetivo comunitario de luchar contra el cambio climático. Se reconoce que las comunidades locales y la población indígena no han sido implicadas directamente en el debate del acuerdo. También se reconoce la ausencia de una financiación específica, al igual que la falta de un apoyo técnico y de los recursos humanos necesarios para implementar el acuerdo. Entre otras, estas son algunas de las razones que han motivado nuestra abstención.

 
  
MPphoto
 
 

  Lorenzo Fontana (EFD), por escrito.(IT) El hecho de que Camerún sea el principal exportador de maderas nobles de África a Europa hace necesario regular el flujo de bienes por medio del acuerdo de asociación que estamos votando hoy. La corrupción y la ilegalidad que aquejan al comercio en Camerún deben ser atajadas por medio del desarrollo de un sistema para verificar la legalidad y de unas auditorías independientes del conjunto del sistema. Aunque persisten las dudas sobre la efectividad real de este acuerdo, considero que es correcto apoyar la recomendación del señor Jadot.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) Estoy de acuerdo con este documento porque el objetivo del Acuerdo de Asociación Voluntaria entre Camerún y la Unión Europea es establecer un marco legislativo en el que detectar y garantizar la trazabilidad de la madera, introducir unos procedimientos gubernamentales e independientes de verificación para certificar que todas las exportaciones de madera desde Camerún a los mercados europeos han sido adquiridas, taladas, transportadas y exportadas de manera legal, con el fin de proporcionar una base para la gestión legal y la explotación de los bosques cameruneses, así como para reforzar la aplicación de la regulación y el buen gobierno en materia forestal. En mi opinión, debemos poner fin a la tala ilegal de madera y a la corrupción, y establecer un sistema eficaz y transparenta para supervisar la legalidad de la madera y de sus productos derivados. El Acuerdo de Asociación Voluntaria entre Camerún y UE, que fue firmado de conformidad con las normas de la OMC, introduce una serie de reformas políticas y reglamentarias que permitirán al sector maderero camerunés establecer un buen gobierno y una mayor transparencia. El AAV establece un procedimiento innovador para combatir el fraude y las prácticas ilegales en el comercio de madera, e incluye una definición de comercio legal de este producto, un sistema para verificar la legalidad y unas auditorías independientes del conjunto del sistema diseñadas para lograr un comercio de madera más sostenible. Es preciso destacar que estos acuerdos voluntarios de asociación sobre comercio de madera no deben ser contrarios al objetivo global de la UE en términos de la lucha contra el cambio climático, y que deben garantizar un uso sostenible de los bosques, y que se pone fin a la deforestación, la degradación, las emisiones de carbono relacionadas y la pérdida de biodiversidad a escala global.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) El proyecto de resolución en cuestión concierne al importante Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y la República de Camerún. El principal objetivo de dicha asociación es proporcionar un marco legislativo con el fin de garantizar la rastreabilidad de la madera, establecer procedimientos de verificación administrativa todas las exportaciones de madera de Camerún a los países europeos y comprobar que el comercio cumple con los requisitos jurídicos y, sobre todo, ambientales. Camerún es el mayor exportador africano de madera dura con destino a Europa, que compra el 80 % de su producción. A la luz de este hecho, debemos considerar la necesidad de adoptar sistemas y procedimientos de control en este sector del mercado con el fin de impedir que se lleven a cabo actividades comerciales utilizando procedimientos ilegales. He decidido apoyar esta recomendación porque estoy convencido de la necesidad de desarrollar acuerdos con países que se encuentran fuera de Europa. Sin embargo, enfatizaría que dichas asociaciones deben cumplir con las normas establecidas para proteger el medio ambiente y deben someterse a controles estrictos, con el fin de garantizar que estas actividades representan oportunidades reales para el desarrollo y el crecimiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) En la lucha contra el saqueo de la biodiversidad, la destrucción forestal representa una cuestión absolutamente crucial. Es sobre todo el resultado del fundamento productivista de la globalización actual y, por tanto, todavía es perfectamente legal. La implementación del Acuerdo bilateral de asociación voluntario entre la Unión Europea y la República de Camerún para luchar contra la explotación ilegal de los bosques constituye un paso parcial hacia el establecimiento necesario de un mecanismo para penalizar todos los delitos ecológicos.

Se debe garantizar la independencia de los servicios públicos en las decisiones relativas a la concesión y verificación de certificados de exportación, así como la promoción del comercio de la madera, del mismo modo se debe limitar el desarrollo de las industrias forestales a aquellas que sean ecológicamente sostenibles. Es especialmente lamentable que no existan medidas de este tipo. Por otra parte, se debería expresar serias reservas respecto a la confiabilidad del sistema de control, dada la negligencia en el cumplimiento del deber de las autoridades de Camerún.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) En los países africanos normalmente la explotación forestal se lleva a cabo de forma ilegal, algo que tiene un fuerte impacto en los recursos naturales de los países productores, aparte de suponer un ataque a la biodiversidad, a la calidad de vida de las poblaciones y a sus perspectivas de futuro.

Espero que el acuerdo negociado con Camerún luche efectivamente contra la explotación forestal ilegal en dicho país, contribuyendo así a mejorar las condiciones de las poblaciones que viven de los ingresos derivados de este sector económico, y que también ayude a mejorar la biodiversidad y a proteger los recursos naturales de Camerún.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Si bien el Acuerdo de asociación con Camerún en el sector forestal es loable y, tal y como se ha presentado durante el Año Internacional de los Bosques, representa una forma muy conveniente para mejorar la imagen de la UE, no está claro que el acuerdo merezca siquiera el papel en que está escrito. La corrupción es la realidad en Camerún. En la clasificación mundial de 2010 preparada por la organización Transparency International, Camerún estaba en el puesto número 146. Las organizaciones medioambientales afirman que el Gobierno de Camerún es consciente de los delitos ambientales que la industria forestal comente, pero que la corrupción impide que las empresas sean controladas y perseguidas. Se dice que las empresas extranjeras controlan más del 60 % de la saca y la transformación de la madera, y tres cuartas partes de las exportaciones de madera. Aunque no podemos esperar milagros del presente Acuerdo, representa un paso en la dirección correcta, por eso he votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito.(DE) El 40 % de la superficie de Camerún está cubierta de bosques —por el momento— ya que Camerún es el mayor exportador de madera tropical en África y en ningún otro país los bosques están siendo despoblados tan extensamente. Los expertos estiman que entre 10 y 15 años las especies forestales más importantes ecológicamente en la Cuenca del Congo habrán desaparecido si continúa a este ritmo la explotación que se ha llevado a cabo hasta la fecha —destinada a obtener el máximo rendimiento—. En última instancia, esto supone una amenaza para los pulmones verdes de África, que revisten una importancia vital para el clima global, y pone en peligro la flora y la fauna exclusivas de Camerún. Para proteger los bosques tropicales de Camerún, es fundamental luchar contra la corrupción y el cohecho (en lo que respecta a los funcionarios y también de la población local arrendataria de los bosques que son propiedad del Estado), que existan procedimientos penales eficaces, recursos forestales sostenibles, donde la cantidad talada es equivalente a la que volverá a crecer, una mejor formación para los explotadores con el objeto de impedir daños al territorio durante la explotación. Sobre todo, las empresas europeas deben asumir parte de la responsabilidad, porque aproximadamente el 80 % de los beneficios va a Europa. La UE debe actuar en este sentido adoptando medidas directas y decisivas. Por eso he votado a favor de este informe, ya que se mueve en la dirección correcta.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Yo votaré a favor de la firma de un Acuerdo de Asociación Voluntaria (AAV) entre la Unión Europea y la República de Camerún, que tiene por objeto fortalecer la gobernanza en el ámbito forestal, apoyar los productos de la madera cameruneses y mejorar la competitividad de dicho país en el mercado internacional.

Estos propósitos deben respetar los objetivos y los compromisos del Acuerdo sobre la aplicación de las leyes forestales, la gobernanza y el comercio, a saber, el refuerzo de los derechos de propiedad y acceso a la tierra de la población local, la garantía de la participación efectiva de la sociedad civil —especialmente las poblaciones autóctonas— en la elaboración de políticas sobre cuestiones relacionadas con la gobernanza en el ámbito forestal, en el incremento de la transparencia y la reducción de la corrupción. No se obtendrá ningún resultado de los objetivos anteriormente mencionados sin la participación efectiva y real de las autoridades de la República de Camerún.

Estoy de acuerdo con el ponente cuando destaca la necesidad, dadas las nuevas competencias que confiere el Tratado de Lisboa, de que el Parlamento Europeo controle las diversas fases de la negociación y la implementación del AAV, y cuando pide a la Comisión a que facilite al Parlamento estudios sobre el impacto ambiental, económico y social del Acuerdo, entre otros documentos para evaluar la puesta en marcha del mismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) Los objetivos del Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y la República de Camerún (el AAV Camerún-UE, suscrito el 6 de mayo de 2010) consisten en proporcionar un marco legislativo con el fin de localizar y garantizar la rastreabilidad de la madera, establecer procedimientos de verificación administrativa e independiente que certifiquen que todas las exportaciones de madera de Camerún a los mercados europeos han seguido los canales legales y reforzar la aplicación de las normativas forestales y la gobernanza.

Se han cumplido la mayoría de los criterios derivados de las definiciones del AAV. El 40 % del territorio de Camerún está cubierto de bosques; Camerún es el mayor exportador africano de madera dura a Europa y vende el 80 % de la madera aserrada a la UE. Sin embargo, existen problemas serios de gobernanza (corrupción), que desembocan en el deterioro del medio ambiente.

Por tanto, hay una necesidad urgente de establecer métodos para combatir el comercio fraudulento de la madera con el fin de mejorar el análisis y la supervisión de los flujos comerciales. El AAV Camerún-UE proporciona una serie de reformas políticas y reglamentarias, y será efectivo en cuanto se apliquen las modificaciones legislativas prometidas y se implante el sistema de comprobación de la legalidad.

Por todas estas razones, votaré a favor de la propuesta de permitir al Parlamento seguir la posición del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) El Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y Camerún proporciona una serie de reformas políticas y reglamentarias que permitirán al sector forestal de Camerún establecer una buena gobernanza y una mayor transparencia. Reviste gran importancia garantizar que toda la madera y productos derivados exportados desde Camerún hacia los mercados europeos sean legales, que las reformas implementadas garanticen el respeto de los derechos de las comunidades locales y autóctonas y que tengan un impacto real en la lucha contra la corrupción y en el refuerzo del papel de la sociedad civil local. En consecuencia, he votado a favor de la firma de este Acuerdo y espero que los compromisos suscitados y los objetivos de la aplicación de las leyes forestales, la gobernanza y el comercio se cumplan íntegramente cuando se esté implementando el Acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Csanád Szegedi (NI), por escrito. (HU) He considerado que el informe, que está en consonancia con la conclusión del Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y Camerún, merece nuestro apoyo en la votación. Creo que es muy importante para que Camerún, el mayor exportador de madera dura de África a Europa, aplique reglamentos rigurosos durante las actividades propias de esta área. No debemos permitir que continúen los abusos y la destrucción del medio ambiente. Es necesario establecer un sistema de control eficaz y transparente. Estoy convencido de que los políticos europeos deben prestar especial atención a la protección del medio ambiente y deben apoyar todos los esfuerzos destinados a la protección del bienestar del medio ambiente, no solo en Europa, sino también a escala global.

 
  
  

Recomendación: Yannick Jadot (A7-0370/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) Estoy de acuerdo con el objetivo de proporcionar un marco legislativo para identificar y garantizar la rastreabilidad de los productos de madera, establecer procedimientos de verificación administrativa e independiente que certifiquen que todas las exportaciones de madera de la República del Congo a los mercados europeos se hayan adquirido, cortado, transportado y exportado de forma legal, para asentar una gestión y una explotación legal de los bosques congoleños, y reforzar la aplicación de las normativas forestales y de la gobernanza. Este acuerdo es crucial, ya que este país exporta madera y productos derivados por un valor superior a 250 millones de euros cada año, más de la mitad de ellos con destino a la UE. También estoy de acuerdo en la necesidad de garantizar que se cumplan los compromisos internacionales que la República del Congo ha suscrito en materia de derechos humanos y medioambientales.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Acojo con beneplácito los compromisos suscitados en el Acuerdo de Asociación Voluntaria (AAV) entre la Unión Europea y la República del Congo con el fin de mejorar la gobernanza de los bosques y reformar la legislación vigente en este sector. Es necesario garantizar que las actividades del sector forestal son transparentes, respetan los derechos de los pueblos y no contribuyen a provocar repercusiones negativas en el medio ambiente. Destacaría el papel de las organizaciones independientes nacionales de la sociedad civil y de los observadores externos que controlan la correcta aplicación del AAV por todas las partes interesadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la recomendación sobre el Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la UE y la República del Congo ya que establece reformas políticas y legislativas que proporcionarán al sector de la madera congoleña una buena gobernanza y mayor transparencia con vistas a luchar contra el fraude y la ilegalidad en el comercio de la madera.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) El comercio ilegal de madera es un problema que afecta gravemente a los países productores, uno de ellos es la República del Congo, y pone en peligro los ecosistemas, las formas de vida, e incluso las economías de los países en desarrollo. Lamentablemente, la Unión Europea continúa aceptando madera ilegal, de modo que las medidas destinadas a impedir su entrada en la Unión Europea son bienvenidas. En ese sentido, un acuerdo de asociación destinado a identificar el origen y la legalidad de la madera que llega a la UE representa claramente una medida positiva. Al igual que con otras mercancías de consumo, el consumidor debe poder rastrear la madera hasta sus orígenes y garantizar que cumple con los requisitos legales que se le aplican.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La Unión Europea sigue luchando contra la explotación ilegal, procurando al mismo tiempo conservar los recursos forestales y promover un aprovechamiento sostenible de estos a escala global.

Por tanto, acojo con agrado la firma del Acuerdo de Asociación Voluntaria con la República del Congo cuyo objetivo esmejorar la gobernanza en materia forestal y reformar la legislación vigente, cuando sea necesario, de manera que garantice que las actividades del sector forestal son transparentes, respetan los derechos de las poblaciones autóctonas y no contribuyen a la degradación del medio ambiente.

Estos acuerdos son fundamentales para erradicar la explotación forestal ilegal, poniendo fin así a la deforestación y al deterioro de los bosques, reduciendo, asimismo, las emisiones de carbono resultantes y la pérdida de biodiversidad a escala mundial. A esos efectos, destacaría la importancia de pedir a la Comisión que elabore y presente periódicamente al Parlamento un informe de evaluación sobre la implementación de las diversas disposiciones de todos los acuerdos presentes y futuros.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) El presente Acuerdo está destinado a garantizar la rastreabilidad y la certificación de los productos de madera de la República del Congo. Estos objetivos son aparentemente loables, pero no responden en la medida en que creemos que es necesario para solucionar el problema de la destrucción forestal y la amenaza a la integridad de los recursos de valor incalculable desde una perspectiva ecológica y conservadora, y que son vitales para la existencia y el modo de vida de las comunidades locales y las poblaciones autóctonas. Las preocupaciones expresadas por el ponente son suficientes para probar la debilidad del acuerdo, justificando así nuestra abstención. Concretamente, el acuerdo, por sí mismo, no garantiza que se luche contra la deforestación y la degradación a gran escala de los bosques intactos, es posible incluso que las promueva, ya que carece de medidas complementarias o adicionales, y está destinado a fomentar la importación de productos de madera de la República del Congo. Esto puede propiciar conflictos obvios con los objetivos declarados de la UE en materia de lucha contra el cambio climático y la protección de la biodiversidad. También merece la pena destacar, tal y como hace el ponente, la falta de financiación específica o apoyo técnico y los recursos humanos necesarios para poner en marcha el acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Lorenzo Fontana (EFD), por escrito.(IT) Del mismo modo que con las disposiciones sobre Camerún, y si bien lamento que el Tratado de Lisboa no otorgue al Parlamento Europeo la facultad de modificación, sino que solo exige su consentimiento, he decidido apoyar la recomendación del señor Jadot. El Congo exporta más de 250 millones de euros al año en madera y productos derivados de la madera, la mitad de ellos con destino a la Unión Europea. A pesar de que, como en el caso de Camerún, todavía existen dudas respecto a la efectividad real del acuerdo que estamos votando, he decidido apoyarlo, ya que representa un primer paso hacia la lucha contra el fraude y la ilegalidad en el comercio de la madera.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) Estoy de acuerdo con este documento, porque el objetivo del Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y la República del Congo consiste en proporcionar un marco legislativo con el fin de localizar y garantizar la rastreabilidad de la madera, así como establecer procedimientos de verificación administrativa e independiente que certifique que toda la madera del Congo exportada a los mercados europeos se haya adquirido, cortado, transportado y exportado de forma legal. En mi opinión, debemos poner fin al comercio ilegal de madera y a la corrupción, y establecer un sistema eficaz y transparente de control de la legalidad de la madera y los productos derivados de la madera. El Congo exporta más de 250 millones de euros al año en madera y productos derivados de la madera, la mitad de ellos con destino a la Unión Europea. Hasta ahora, el 20 % de la madera congoleña importada en el mercado europeo es de origen ilegal, tanto en lo que se refiere a la producción, la venta y la transformación como a la exportación. Las guerras que se han sucedido entre 1993 y 1999 no han contribuido a arreglar la situación, sino más bien a extender la plaga de la corrupción. Era pues urgente establecer métodos para combatir el comercio fraudulento de la madera con el fin de mejorar los análisis y la supervisión de los flujos comerciales, que resultan a menudo complejos. Se ha de hacer hincapié en que estos acuerdos voluntarios sobre el comercio de la madera no deben ser contradictorios a los objetivos en términos de lucha contra el cambio climático y deben garantizar un uso sostenible de los bosques, poner fin a la deforestación y la degradación de los bosques, así como reducir las emisiones de carbono y la pérdida de biodiversidad globalmente.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito.(IT) Como todos sabemos muy bien, gran parte de la madera que se utiliza en la Unión Europea procede de la República del Congo. Las investigaciones de las ONG han puesto de manifiesto que un 20 % de la madera congoleña es de origen ilegal. El objetivo de la presente recomendación sobre el proyecto de decisión relativo a la aplicación de las leyes forestales consiste en garantizar que en el Congo, también, la Unión Europea pueda hacer lo que se ha pedido para Camerún, es decir, adoptar medidas para garantizar que el mercado de la madera no sufre interferencias ilegales y, por tanto, inaceptables. Esto se puede lograr, tal y como la recomendación propone, mediante la aprobación de medidas que permitirán a la UE garantizar que las reformas políticas y reglamentarias iniciadas con los acuerdos de asociación contribuyen realmente a una economía que es limpia, tanto legal como medioambientalmente, con el fin de proteger el país de actividades delictivas y del uso indebido de sus recursos.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor de este informe. El Congo exporta más de 250 millones de euros al año en madera y productos derivados de la madera, la mitad de ellos con destino a la Unión Europea. Hasta ahora, las investigaciones de las ONG han puesto de manifiesto que un 20 % de la madera congoleña importada en el mercado europeo es de origen ilegal, tanto en lo que se refiere a la producción, la venta y la transformación como a la exportación. Las guerras que se han sucedido entre 1993 y 1999 no han contribuido a arreglar la situación, sino más bien a extender la plaga de la corrupción. Era pues urgente establecer métodos para combatir el comercio fraudulento de la madera con el fin de mejorar los análisis y la supervisión de los flujos comerciales, que resultan a menudo complejos. El Acuerdo de Asociación Voluntaria vigente debería ayudar a combatir la corrupción y a reducir de forma significativa el comercio ilegal de madera.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) En la lucha contra el saqueo de la biodiversidad, la destrucción forestal representa una cuestión absolutamente crucial. Es sobre todo el resultado del fundamento productivista de la globalización actual y, por tanto, todavía es perfectamente legal. La implementación del Acuerdo bilateral de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y la República del Congo para luchar contra la explotación ilegal de los bosques constituye un paso parcial hacia el establecimiento necesario de un mecanismo para perseguir todos los delitos ecológicos. Se debe garantizar la independencia de los servicios públicos en las decisiones relativas a la concesión y la verificación de certificados de exportación, asimismo, se ha de proporcionar ayuda para combatir la explotación legal indebida de los bosques. Es especialmente lamentable que no existan medidas de este tipo.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Normalmente la explotación forestal en los países africanos se lleva a cabo de forma ilegal, algo que tiene un fuerte impacto en los recursos naturales de los países productores, aparte de suponer un ataque a la biodiversidad, la calidad de vida de las poblaciones y a sus perspectivas de futuro. Espero que el acuerdo negociado con la República del Congo luche efectivamente contra la explotación forestal ilegal en dicho país, contribuyendo así a mejorar las condiciones de las poblaciones que viven de los ingresos derivados de este sector económico, y que también ayude a mejorar la biodiversidad y a proteger los recursos naturales de la República del Congo.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Este tipo de acuerdo solo tendrá algún significado cuando podamos estar seguros de que las empresas extranjeras no explotan a las empresas locales, que no tienen ninguna experiencia forestal ni medioambiental, y cuando la República del Congo ejerza su autoridad contra la corrupción. El objetivo debe ser establecer un sector en materia forestal que actúe de forma responsable y que planifique para generaciones futuras. Mientras que la población local siga sin estar al tanto de estas cuestiones, toda esta cuestión seguirá siendo una farsa.

Hasta que el incumplimiento de las regulaciones sobre la tala no incurra en penas y sanciones significativas, el acuerdo de la UE seguirá siendo absolutamente ineficaz. Aun cuando se lleve a cabo una «tala selectiva», es importante recordar cuántos árboles serán destruidos durante el proceso de transporte, por ejemplo, para construir carreteras para salir de los bosques. Aunque no se pueden esperar milagros del presente Acuerdo, representa un paso en la dirección correcta, y por eso he votado a favor del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Yo también he votado a favor del Acuerdo de Asociación Voluntaria (AAV) entre la Unión Europea y la República del Congo relativo a la aplicación de las leyes, la gobernanza y el comercio de la madera y los productos derivados importados en la Unión Europea. Acojo con beneplácito el objetivo de crear un marco legislativo que posibilite, entre otras cosas, identificar los productos de la madera, así como garantizar la rastreabilidad de la misma; establecer procedimientos de verificación administrativa e independiente que certifique que toda la madera del Congo exportada a los mercados europeos se haya adquirido, cortado, transportado y exportado de forma legal, para asentar una gestión y una explotación legal de los bosques congoleños; y reforzar la aplicación de normativas forestales y la gobernanza.

Del AAV Congo-UE que se concluyó el 9 de mayo de 2009, destacaría el cumplimiento de los criterios relativos a las definiciones de los AAV, incluidas las que se aplican al proceso de negociación, con lo que parece haberse conseguido un acuerdo innovador, con el objetivo de luchar eficazmente contra las prácticas de mala gobernanza en que se basa el comercio ilegal de madera y la corrupción, y de establecer un sistema eficaz y transparente de control de la legalidad de la madera y los productos derivados de la madera.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) Los objetivos del Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y el Congo (AAV Congo-UE) consisten en proporcionar un marco legislativo con el fin de garantizar la rastreabilidad de la madera, establecer procedimientos de verificación administrativa e independiente que certifique que toda la madera del Congo exportada a los mercados europeos ha seguido los canales legales y para reforzar la aplicación de normativas forestales y de la gobernanza...

Las investigaciones de las ONG han puesto de manifiesto que un 20 % de la madera congoleña importada en el mercado europeo es de origen ilegal, en cualquiera de las fases del proceso. Por esa razón, señorías, es urgente establecer métodos para combatir el comercio fraudulento de la madera.

El AAV Congo-UE prevé una serie de reformas políticas y reglamentarias que permitirán al sector forestal del Congo establecer prácticas de buena gobernanza y una mayor transparencia. Es importante asegurarse de que todas las reformas políticas y reglamentarias iniciadas contribuyan a la reducción de la pobreza y a la mejora tangible de las condiciones de vida de las poblaciones.

El Acuerdo será efectivo en cuanto se apliquen las modificaciones legislativas prometidas y se establezca el sistema de verificación de la legalidad. Por todas las razones mencionadas anteriormente, apoyo la propuesta del ponente de seguir la posición del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) El Acuerdo de Asociación Voluntaria Congo-UE prevé una serie de reformas políticas y reglamentarias que permitirán al sector forestal de la República del Congo establecer prácticas de buena gobernanza y una mayor transparencia. Es importante asegurarse de que todas las maderas y todos los productos derivados exportados desde el Congo hacia los mercados europeos sean completamente legales, y que las reformas iniciadas garanticen el respeto de los derechos de las comunidades locales y autóctonas, contribuyan a la mejora tangible de las condiciones de vida de las poblaciones, así como a la conservación del medio ambiente, tengan un impacto real en la lucha contra la corrupción y refuercen las capacidades de la sociedad civil local.

Por tanto, he votado a favor de la firma del presente Acuerdo y espero que los compromisos suscitados y los objetivos relativos a la aplicación de las leyes, la gobernanza y el comercio de la madera se cumplan íntegramente cuando se aplique el Acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) Estoy a favor de la presente resolución porque creo que es necesario tratar de resolver el grave problema de la deforestación y la degradación. Mantener la integridad de los bosques sigue siendo una prioridad.

La Comisión y el Consejo deben intensificar sus esfuerzos para garantizar el respeto de los derechos humanos en la República del Congo. Otro problema que requiere la adopción de medidas preventivas es la corrupción, que se debe reducir sustancialmente. Con el fin de garantizar la reducción de la corrupción, reviste gran importancia apoyar las medidas diseñadas para garantizar la independencia del sistema judicial local y la creación de procedimientos judiciales nuevos.

También es vital actualizar los textos legislativos diseñados para mejorar la justicia social y el respeto de los derechos de las comunidades locales y autóctonas. Me gustaría acabar subrayando la necesidad de contar con recursos financieros y técnicos adicionales para apoyar el establecimiento de un sistema de verificación de la legalidad de la madera.

 
  
  

Recomendaciones: Yannick Jadot (A7-0371/2010) y (A7-0370/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Köstinger (PPE), por escrito.(DE) El consentimiento del Parlamento Europeo respecto al Acuerdo de Asociación Voluntaria entre la Unión Europea y la República de Camerún y la República del Congo ha resultado en la adopción de un paso importante en la lucha contra la explotación ilegal y el comercio fraudulento de la madera. Un sistema de certificación, que garantiza la rastreabilidad, no solo beneficiará a la economía europea y al sector de la madera europeo en concreto, sino también a la economía y los sectores de la madera de Camerún y el Congo. Estoy completamente a favor de estos dos acuerdos.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Como parte del FLEGT (la aplicación de las leyes, la gobernanza y el comercio de la madera), los países exportadores de madera dura tropical han empezado a firmar Acuerdos de Asociación Voluntarios (AAV) con la UE para garantizar la rastreabilidad y la legalidad de la madera, así como procedimientos de verificación. El objetivo de los dos AAV relativos a FLEGT con la República del Congo y Camerún consiste en proporcionar un marco legislativo para i) localizar y garantizar la rastreabilidad de la madera, ii) establecer procedimientos de verificación independiente que certifiquen toda la madera del país socio exportada a los mercados europeos para asentar una gestión y una explotación legal de los bosques congoleños y cameruneses, y iii) reforzar la aplicación de normativas forestales y de la gobernanza. Ya se firmó un AAV entre la UE y Ghana en 2009. Con el Tratado de Lisboa, el Parlamento Europeo tiene poder de codecisión y debe dar su acuerdo formal a los dos AAV en relación con Camerún y la República del Congo. Se suscitarán más AAV en un futuro cercano, especialmente con algunos países asiáticos y también con la República Democrática del Congo.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de estas resoluciones porque creo que es importante conservar los bosques naturales, cuya explotación puede desembocar en la degradación y la deforestación de los bosques, así como en la destrucción del medio ambiente global.

La reforma del marco jurídico del sector forestal es, por tanto, necesaria para tener un Acuerdo de Asociación Voluntaria que esté en consonancia con los objetivos del plan de acción relativo a la aplicación de las leyes, la gobernanza y el comercio (FLEGT) y para garantizar que se cumplen los criterios sociales y medioambientales. Se han de actualizar los textos jurídicos diseñados para mejorar la justicia social de manera que respeten los derechos de las comunidades locales y autóctonas, garantizando así a estos grupos los principios de participación directa en la redacción de los nuevos textos reglamentarios y en la fase de aplicación del acuerdo de transparencia.

La Comisión de asegurarse de que se respetan los derechos de las comunidades locales, que a menudo son las primeras víctimas de la degradación medioambiental y climática.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie-Christine Vergiat (GUE/NGL), por escrito.(FR) El Parlamento Europeo ha votado a favor de varios acuerdos para combatir el comercio ilegal de madera entre la Unión Europea y el Congo y la Unión Europea y Camerún.

Dichos acuerdos internacionales están diseñados para garantizar la rastreabilidad de la madera exportada a la UE, para luchar contra la deforestación y preservar la biodiversidad, además de proteger los derechos de las poblaciones autóctonas.

El ponente, el señor Jadot, del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europa, ha incluido varias enmiendas presentadas por el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica.

Estos informes todavía deben implementarse, y debemos asegurarnos de que la Comisión tiene en cuenta de verdad las opiniones del Parlamento Europeo.

Con todo, estos informes pueden ser una fuente de apoyo para aquellos que luchan por conseguir otro tipo de relaciones con los países del Sur y, en concreto, con los países del África subsahariana.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) He votado a favor de la firma de la UE de un Acuerdo de Asociación Voluntaria con la República de Camerún y con la República del Congo. Este año, 2011, es el Año Internacional de los Bosques. Es fundamental que existan bosques sanos para mantener la biodiversidad local, asimismo, estos constituyen una importante contribución en la consecución de los objetivos climáticos que nos hemos fijado, ya que actúan como sumideros naturales de CO2. En todo el mundo se está destruyendo la vegetación y los bosques, incluidos los del África central. Las imágenes de satélite muestran que han desaparecido alrededor de 25 000 km² de bosques africanos y otra vegetación en los últimos 30 años. Los nuevos acuerdos de asociación promoverán la gestión responsable del sector forestal en estos dos países, respecto a los cuales la UE tiene una responsabilidad indirecta, a resultas de sus importaciones de madera. La UE ahora está aceptando esa responsabilidad. La introducción de sistemas de verificación de la legalidad y de rastreabilidad para los productos de la madera también garantizará la transparencia necesaria.

 
  
  

Propuesta de resolución: (B7-0022/2011)

 
  
MPphoto
 
 

  John Attard-Montalto (S&D), por escrito. – Si bien esta resolución hace referencia a los permisos de trabajo, es muy poco probable que los ciudadanos de los Estados del Pacífico elijan Malta, en oposición al resto de la UE, como un lugar para buscar empleo. Por eso, he votado a favor del texto original propuesto.

 
  
MPphoto
 
 

  Alain Cadec (PPE), por escrito.(FR) La resolución explica las dudas del Parlamento acerca del Acuerdo de Asociación Económica Interino. Destaca los objetivos del Acuerdo (desarrollo, refuerzo de los vínculos comerciales entre la UE y el Pacífico) y subraya los problemas planteados por la excepción de las normas de origen para los productos de la pesca transformados. Sin embargo, de acuerdo con mi negativa a aceptar el Acuerdo, he votado en contra de la resolución, que, en mi opinión, no parece destacar suficientemente los problemas planteados por la excepción de las normas de origen para los productos de la pesca transformados, especialmente del atún.

Espero que la Comisión Europea nos proporcione la evaluación del impacto prevista en el Acuerdo. En esta se analizan las consecuencias del presente Acuerdo para el empleo en la UE y también en el Pacífico, así como para el sector de la pesca y la industria transformadora de la UE. Es imposible verificar el origen del atún transformado que entra en el mercado europeo. Seguiré las negociaciones sobre el acuerdo de asociación final entre la Unión Europea y los Estados del Pacífico y me aseguraré de que el acuerdo no contiene excepción alguna de las normas de origen para los productos de la pesca transformados que proceden de Papúa Nueva Guinea.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Celebro los esfuerzos realizados hacia la profundización de las relaciones comerciales entre el Pacífico y la UE, con el objeto de apoyar la integración regional y promover la integración gradual de las economías de los Estados de África, del Caribe y del Pacífico (ACP) en la economía mundial.

La UE desempeña un papel importante respaldando el desarrollo social y económico sostenible de dichos países y contribuyendo en los esfuerzos mundiales en favor de la erradicación de la pobreza en esos países. Las relaciones comerciales entre esta región y la UE deberían promover e incrementar el comercio, el desarrollo sostenible y la integración regional, fomentando al mismo tiempo la diversificación económica y la reducción de la pobreza.

La política comercial es más importante que nunca para el mundo en desarrollo debido a la crisis económica y financiera actual, y hago un llamamiento para que se celebren, lo más rápidamente posible, negociaciones con los 14 Estados ACP del Pacífico respecto a un Acuerdo de Asociación Económica exhaustivo.

 
  
MPphoto
 
 

  Ole Christensen, Dan Jørgensen, Christel Schaldemose y Britta Thomsen (S&D), por escrito. (DA) Respecto a la enmienda 6, párrafo 23, apartado 3, creemos que siempre ha de corresponder al Estado miembro en cuestión decidir si concede o no un visado a un ciudadano de un país tercero. Si se trata de un permiso de trabajo, el trabajo siempre deberá darse en las mismas condiciones que para un ciudadano de la UE en el Estado miembro en cuestión. También nos gustaría que se diera una definición más concreta de la frase «“cuidadores” o en profesiones similares».

 
  
MPphoto
 
 

  Corina Creţu (S&D), por escrito. (RO) La crisis económica y financiera actual pone de relieve que la política comercial es más importante que nunca para los países en desarrollo. El carácter específico de la región, cierto por la pesca y las actividades e industrias relacionadas con la pesca, presenta un gran potencial para el aumento de exportaciones en el futuro, siempre que las actividades de pesca se realicen de manera sostenible ecológicamente.

En lo que respecta a la ayuda al comercio, su objetivo consiste en reforzar las capacidades de los países en desarrollo para aprovechar las nuevas oportunidades comerciales.

 
  
MPphoto
 
 

  George Sabin Cutaş (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor de la resolución sobre el Acuerdo de Asociación Interino entre la CE y los Estados del Pacífico en vista del hecho de que es solo un paso hacia la negociación de un nuevo y más amplio Acuerdo de Asociación.

Al mismo tiempo, la Comisión Europea ha de tener en mente que el futuro acuerdo tendrá que ser negociado con un mayor número de estados de la región, para evitar así que se convierta en una fuente de división dentro de la región. Además, el presente Acuerdo no debería permitir que las empresas de países terceros disfruten de los beneficios de una exención de los derechos de aduana de la UE en detrimento de las industrias, los trabajadores y los ingresos locales.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución porque creo que el Acuerdo de Asociación apoyará la integración regional y favorecerá la integración gradual de las economías de los Estados de África, del Caribe y del Pacífico en la economía mundial, respaldando así el desarrollo social y económico sostenible de dichos países y contribuyendo a la erradicación de la pobreza.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Aunque solo Papúa Nueva Guinea y la República de las Islas Fiyi han firmado el Acuerdo de Asociación Económica Interino con la UE, creo que merece nuestro apoyo ya que permite, por un lado, que los mercados europeos estén abiertos a productos locales y, por otro, una apertura gradual de los mercados de dichos países a los productos europeos. Espero que las relaciones comerciales entre los Estados del Pacífico y la UE crezcan y sean cada vez más fuertes, respetando al mismo tiempo las características específicas de las distintas regiones y teniendo en cuenta las necesidades particulares de aquellos que tienen menos. Por tanto, este mecanismo comercial debería utilizarse, considerando al mismo tiempo las necesidades de desarrollo de los países que han firmado el Acuerdo, como un instrumento para promover dichas necesidades. El Acuerdo global que se pueda suscitar no debe pasar por alto las cuestiones clave enumeradas en la resolución: 1) negociaciones sobre los derechos de propiedad intelectual; 2) la transparencia de los contratos públicos; y 3) la concesión de permisos de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Mi resolución, que va acompañada de la concesión de autorización respecto al Acuerdo de Asociación Interino entre la UE y los Estados del Pacífico, deja claro que el Parlamento, si bien agradece este AAE Interino que cubre solo a Fiyi y a Papúa Nueva Guinea, cree que la transición a un AAE pleno debe cubrir los a 14 Estados insulares del Pacífico. Esto reviste gran importancia para la solidaridad, la cohesión y la integración regional.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) El objetivo de los Acuerdos de Asociación Económica entre la UE y los Estados del Pacífico deben estar orientados a incrementar el comercio, el desarrollo sostenible y la integración regional, promoviendo al mismo tiempo la diversificación económica y la reducción de la pobreza. Aunque solo Papúa Nueva Guinea y la República de las Islas de Fiyi han firmando el acuerdo, esto representa un paso importante hacia el futuro desarrollo económico de esta región, que está compuesta por 14 Estados y es crucial para el desarrollo del comercio internacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) El concepto generalizado de que la promoción de las relaciones comerciales entre esta región y la UE debería fomentar e incrementar el comercio, el desarrollo sostenible y la integración regional, promoviendo al mismo tiempo la diversificación económica y la reducción de la pobreza, es una característica especialmente importante de esta resolución del Parlamento Europeo sobre el Acuerdo de Asociación Interino entre la CE y los Estados del Pacífico. Este Acuerdo Interino contribuirá al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Este punto, junto con la creación de un verdadero mercado regional, es la base fundamental para aplicar con éxito un Acuerdo de Asociación Económica Interino (AAE); análogamente esto también es cierto para todo futuro AAE pleno. La integración regional y la cooperación son esenciales para el desarrollo económico y social de los Estados del Pacífico.

Mi voto positivo se debe a que estoy convencida de que este AAE puede contribuir al desarrollo económico de estas regiones y comparto las preocupaciones formuladas en la resolución en el sentido de que dicho desarrollo debe ir acompañado de políticas sobre sostenibilidad medioambiental e inclusión. Corresponde al Parlamento supervisar la implementación de este Acuerdo, como parte de las competencias que confiere el Tratado de Lisboa.

 
  
MPphoto
 
 

  Maurice Ponga (PPE), por escrito.(FR) Acojo con agrado la decisión del Parlamento Europeo de aprobar el Acuerdo Interino entre la Unión Europea y los Estados del Pacífico. El presente Acuerdo refleja el compromiso de la Unión Europea para con esta región del mundo y envía una clara señal política a los Estados de esta región. Estoy muy complacido por ello. La resolución política que acompaña esta decisión de aprobar el Acuerdo representa una oportunidad para expresar nuestras demandas. Queremos establecer una relación justa y equilibrada con los Estados del Pacífico, de manera que permita el desarrollo de estos Estados insulares protegiendo al mismo tiempo los intereses de nuestros ciudadanos. Aunque el Acuerdo Interino incluye disposiciones específicas sobre las normas de origen para los productos de la pesca, revestía gran importancia gestionar esta excepción. De hecho, para garantizar que dicha excepción, que debería permitir la creación de empleos y riqueza, beneficia realmente a las poblaciones locales y no perjudica a la industria transformadora y conservera de pescado de la UE, era vital proporcionar una evaluación del impacto lo antes posible y permitir la suspensión de la misma, de ser necesario. Existen garantías que aseguran que el Acuerdo es justo y se adoptarán medidas, si fuera necesario, para proteger nuestros intereses.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) Yo voté a favor de esta resolución relativa al Acuerdo de Asociación Interino entre la CE y los Estados del Pacífico con la esperanza de que dicho Acuerdo —que actualmente se limita a dos países, Papúa Nueva Guinea y la República de las Isla Fiyi— podría preparar el terreno para un acuerdo más amplio. Dicho acuerdo constituiría un instrumento para promover el desarrollo económico y social sostenible de la región del Pacífico, reducir la pobreza y reforzar la integración y la cooperación regionales, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) El Acuerdo de Asociación Interino entre Papúa Nueva Guinea, la República de las Islas Fiyi y la Comunidad Europea se firmó el 14 de diciembre de 2007.

Fueron los únicos países de la región del Pacífico que aceptaron el Acuerdo ya que eran los más activos en las relaciones comerciales con la Unión Europea, y sobre todo porque estaban interesados en proteger los sectores del azúcar y el atún. El Acuerdo también debería garantizar que estos países obtienen más beneficios, gracias a una nueva regulación sobre un acceso al mercado europeo libre de cuotas y derechos de aduana.

Al tener un mejor acceso al mercado europeo, estos países se beneficiarán asimismo de nuevas oportunidades de inversión, que a su vez tendrán un impacto positivo en el empleo. El Acuerdo de Asociación Económica prevé que se establezca posteriormente un comité ad hoc para supervisar la implementación y controlar los efectos que tiene sobre la sociedad y la economía local en intervalos regulares.

 
  
MPphoto
 
 

  Tokia Saïfi (PPE), por escrito.(FR) La resolución explica las dudas del Parlamento respecto al Acuerdo de Asociación Económica Interino. Destaca los objetivos del Acuerdo (desarrollo, refuerzo de los vínculos comerciales entre la UE y el Pacífico) y subraya los problemas planteados por la excepción de las normas de origen para los productos de la pesca transformados. Por esa razón, he votado a favor de esta resolución y he apoyado las enmiendas presentadas por los Verdes, que están en plena consonancia con nuestras preocupaciones. Espero que la Comisión Europea nos presente la evaluación del impacto prevista en el Acuerdo, y estaré atenta a las negociaciones sobre el acuerdo de asociación final.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Vaughan (S&D), por escrito. – He apoyado el Acuerdo de Asociación Económica Interino con Papúa Nueva Guinea y Fiyi porque es importante desarrollar vínculos sólidos con los países exportadores de la región del Pacífico. A pesar de las preocupaciones de algunos diputados, creo que debemos apoyar una cooperación más estrecha con estos países ya que esto permite que la UE supervise las capturas de atún y de otros peces que son enlatados en Papúa Nueva Guinea. Este sector también ha creado miles de empleos para la población local en este país empobrecido.

 
  
  

Recomendación: David Martin (A7-0365/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución porque creo que contribuye a establecer nuevos regímenes comerciales que son compatibles con las normas de la Organización Mundial del Comercio, con la República de las Islas Fiyi y Papúa Nueva Guinea. Los Acuerdos de Asociación Económica Interinos (AAE) son acuerdos relativos al comercio de mercancías cuyo objetivo es evitar una interrupción del comercio entre los Estados de África, del Caribe y del Pacífico, y Europa. Si bien los Acuerdos Interinos pueden ser considerados como un primer paso en el proceso, en términos jurídicos, son acuerdos internacionales totalmente independientes que no desembocan necesariamente en un EEA pleno. Agradezco las recomendaciones relacionadas con la firma de acuerdos definitivos, el origen de los fondos de la UE para financiar dichos acuerdos, que no deben proceder del Fondo Europeo de Desarrollo, la necesidad de un comité parlamentario que supervise la implementación del acuerdo, así como una cláusula de revisión que incluya una evaluación del impacto global entre tres y cinco años.

 
  
MPphoto
 
 

  Bastiaan Belder (EFD), por escrito. (NL) Los Acuerdos de Asociación Económica deben promover el comercio entre la UE y Papúa Nueva Guinea y Fiyi, y contribuir al comercio, el desarrollo, el crecimiento sostenible y la reducción de la pobreza. La integración regional es crucial en el desarrollo de estos países. Por tanto, la Comisión debe explicar cómo contribuirán dichos Acuerdos Interinos a tal fin. Es importante que firmemos un acuerdo final con los países de esta región. La atenuación de las normas de origen ofrece grandes oportunidades para que Papúa Nueva Guinea facilite el desarrollo de la economía local.

Sin embargo, es importante garantizar que no se utilicen los países más pobres simplemente como países de tránsito para productos de otros países que no cumplen los requisitos para este régimen de acceso especial. Los intereses de la economía local son primordiales aquí. La Comisión debe supervisar la implementación del acuerdo y adoptar las medidas adecuadas siempre que los estudios del impacto encuentren distorsiones graves en el mercado.

 
  
MPphoto
 
 

  Alain Cadec (PPE), por escrito.(FR) El presente Acuerdo ofrece a las mercancías de la región del Pacífico una condiciones preferenciales de acceso al mercado europeo. Estoy a favor del desarrollo de esta región pero considero inaceptable la excepción de las normas de origen para los productos de la pesca transformados. De hecho, dicha excepción da pie a una situación de competición desleal para la industria conservera de europea y no beneficia realmente a las poblaciones locales.

Además, las importaciones de atún de Papúa Nueva Guinea se han duplicado durante los últimos dos años, y tenemos motivos para temer que esta tendencia se intensifique en el futuro. Como vicepresidente de la Comisión de Pesca, he decidido votar en contra de este acuerdo porque ignora el dictamen adoptado por esta Comisión, que propuso abolir la excepción de las normas de origen para los productos de la pesca transformados al final de las negociaciones sobre el Acuerdo de Asociación Interino.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) A pesar del escaso número de países que han aceptado el Acuerdo de Asociación Económica Interino (AAE), esto demuestra el compromiso de Europa de apoyar el desarrollo de los países del Pacífico utilizando un mecanismo que va más allá de los procedimientos de ayuda y procura movilizar las economías locales, con la esperanza de que repercuta en la creación de empresas y empleos, promoviendo un mayor movimiento de personas y mercancías. Si bien estoy de acuerdo en principio con dicho instrumento, no puedo ignorar mis dudas acerca del impacto que el AAE puede tener en el sector de la pesca. De ahí, me gustaría que la Comisión analizara esta cuestión con detenimiento y creo que está justificado que la Comisión presente un informe al Parlamento sobre la pesca en el Pacífico y sobre la gestión de los recursos pesqueros de la región, tal y como ha solicitado el ponente.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Estoy de acuerdo con el proyecto de decisión del Consejo relativo a la celebración del Acuerdo de Asociación Económica Interino entre la Comunidad Europea y los dos Estados del Pacífico —Papúa Nueva Guinea y la República de las Islas Fiyi— por las siguientes razones: 1) estos países tienen las economías más grandes de la región y han firmado los Acuerdos de Asociación Económica con la UE en el pasado; 2) a pesar del beneficio en potencia de ampliar esta asociación a otros países de la región, no ha sido posible hacerlo; 3) se trata de un acuerdo Interino que esta Cámara deberá volver a evaluar si queremos que se convierta en un acuerdo pleno; 4) la República de las Islas de Fiyi ha adquirido compromisos con la UE en materia de derechos humanos, principios democráticos y Estado de Derecho; 5) a pesar de las críticas formuladas por miembros de la sociedad civil y políticos de la región, esta asociación podría contribuir al desarrollo estratégico de estos países.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hemos estado criticando la firma de estos Acuerdos de Asociación Económica con los Estados de África, del Caribe y del Pacífico (ACP). Independientemente del objetivo y de la retórica con la que se presentan, estos acuerdos están destinados básicamente al libre comercio, con todas las consecuencias sumamente negativas que se derivan de los mismos. Recientemente, en la última Asamblea Parlamentaria Paritaria ACP-UE, que tuvo lugar en diciembre de 2010, el Consejo de los países ACP expresó su preocupación respecto al hecho de que la Comisión Europea no está respetando sus objeciones sobre cuestiones relacionadas con la protección de sus economías. También hay una contradicción entre la flexibilidad tan cacareada de la Comisión y la posición inflexible que ha adoptado en las negociaciones técnicas. En este Acuerdo de Asociación Económica Interino con la República de las Islas Fiyi y Papúa Nueva Guinea, la UE también ha sido objeto de duras críticas por parte de organizaciones políticas y sociales de la región del Pacífico debido a la presión a la que ha sometido a estos dos países para que firmen el Acuerdo, bajo la amenaza de perder su acceso preferencial a los mercados europeos. Los críticos también han dicho que ha habido un descenso significativo en la solidaridad entre los Estados del Pacífico desde la firma de este Acuerdo, creando sentimientos de división, que han dado lugar a la ruptura de ciertos grupos regionales debido a las presiones a las que se sentían sometidos para firmar los Acuerdos Interinos.

 
  
MPphoto
 
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. (GA) No hay nada más importante que la salud de los niños y proteger los derechos y el bienestar de los niños. Los niños también deben tener derecho a una vida en familia, y debe garantizarse que estos no pasan largos períodos de tiempo en orfanatos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) El Acuerdo entre la UE y los Estados del Pacífico concede a Papúa Nueva Guinea una excepción general de las normas de origen para los productos de la pesca, especialmente el atún. Esta cláusula implica que las mercancías de dicho país pueden ser consideradas de Papúa Nueva Guinea y en consecuencia estar exentas de los derechos de aduana y las cuotas, aun cuando los pescadores, las zonas de pesca y las fábricas que producen el pescado enlatado no sean de Papúa Nueva Guinea.

Ahora, los que se benefician de esto son los chinos, australianos, tailandeses y otras embarcaciones de pesca que descargan sus capturas en los puertos de Papúa Nueva Guinea. Son las fábricas de conservas que pertenecen a estos países, que se han establecido en Papúa Nueva Guinea pero que emplean a extranjeros en condiciones dudosas. Es claramente el sector europeo, y especialmente el francés, de la industria el que sentirá toda la fuerza de esta competencia desleal e ilícita.

En la Unión Europea, las importaciones de atún de Papúa Nueva Guinea incrementaron un 76 % entre 2008 y 2009; solo en Francia, durante el mismo período incrementaron un 1 500 %. Los efectos sociales y económicos nocivos de esta excepción son muy conocidos y están justificados los temores sobre los recursos pesqueros de la región. Por eso he votado en contra de este Acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito.(PL) Los Estados del Pacífico constituyen una zona única, compuesta principalmente de estados insulares que tienen, en gran medida, una diversidad étnica y una cultura muy diferente a la de Europa. Esto exige prioridades económicas y políticas diferentes. Al suscribir un acuerdo con estos países, deseamos facilitar la libre circulación de mercancías y servicios, que debería aportar ventajas comerciales a ambas partes. Sin embargo, también debemos garantizar que, al intentar alcanzar la liberalización del mercado, no se nos percibe como intrusos que simplemente desean asegurarse el acceso a los recursos y debilitar la solidaridad regional en el proceso, tal y como los críticos pretenden hacernos creer. Celebremos los acuerdos, abramos los mercados y promovamos la competitividad, pero que nuestras acciones estén guiadas por el sentido común y el beneficio mutuo en todos los casos, especialmente al ayudar a las regiones como la de los Estados del Pacífico, que a menudo se ven afectadas por catástrofes naturales.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Köstinger (PPE), por escrito.(DE) El Acuerdo de Asociación Interino entre la Comunidad Europea, por una parte, y los dos países ACP, Papúa Nueva Guinea y Fiyi, por otra, debe considerarse como un paso hacia un acuerdo general. El Acuerdo de Asociación Interino cubre todas las áreas importantes de un acuerdo comercial, pero podría también cubrir, posteriormente, los derechos de propiedad intelectual y nuevos aspectos de la política de contratación pública. Apoyo el acuerdo pero, al mismo tiempo, soy muy consciente del posible impacto que podría tener en el sector europeo de la pesca y, en ese sentido, espero que la Comisión lleve a cabo una investigación sobre este impacto, tal y como se ha solicitado en el párrafo 15 de la resolución aprobada por el Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito.(IT) La iniciativa que ha sido aprobada hoy por el Parlamento ha creado un acuerdo que sin duda reforzará el comercio entre la Unión Europea y algunos Estados del Pacífico. En particular, el Acuerdo de Asociación Interino se ha celebrado con Papúa Nueva Guinea y la República de las Islas Fiyi, que esperan lograr el objetivo de proteger los sectores del azúcar y el atún. En mi opinión, este es un paso adelante para el desarrollo y la prosperidad. Gracias también a las normas de origen, proporcionará un valor añadido real al sector de la pesca y las exportaciones de estas regiones. También he de hacer hincapié en que el Acuerdo podría tener implicaciones importantes en las relaciones con otros Estados del Pacífico, incluyendo a Australia y Nueva Zelanda.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Estoy encantado de que el Parlamento diera su apoyo a mi recomendación de aceptar el AAE Interino UE-Pacífico. El Acuerdo Interino entre Papúa Nueva Guinea, Fiyi y la Comunidad Europea fue rubricado el 14 de diciembre de 2007. Estos dos países fueron los únicos de la región del Pacífico que aceptaron el Acuerdo, ya que los otros miembros del grupo regional del Pacífico —debido a los bajos niveles de comercio de mercancías con la UE— decidieron no firmarlo. Fiyi y Papúa Nueva Guinea aceptaron principalmente el Acuerdo con la esperanza de proteger los sectores del azúcar y el atún, que habrían sufrido en gran medida en virtud del Sistema de Preferencias Generalizadas. El Acuerdo Interino abarca las normas de origen y las cuestiones de acceso al mercado. En relación con las normas de origen, el Acuerdo abarca la pesca, los productos textiles y la agricultura, que den lugar a inversiones y oportunidades de empleo. En cuanto al acceso al mercado, se concederá el acceso a los mercados libre de derechos de aduana y de cuotas, facilitando oportunidades de empleo e inversión. Las cuestiones relativas al desarrollo y al comercio se abordarán en el marco regional más amplio.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) El Acuerdo de Asociación Interino firmado entre la UE y Papúa Nueva Guinea y las Islas Fiyi es el resultado de presiones vergonzosas. Este acuerdo prevé la supresión gradual de los derechos de aduana sobre una escala que es insostenible para esos Estados, la prohibición de restricciones cuantitativas sobre las exportaciones y las importaciones y la supresión de todas las subvenciones para la exportación de productos agrícolas a los Estados del Pacífico para Papúa Nueva Guinea y las Islas Fiyi. Incluye una cláusula de reencuentro para «concluir con éxito las negociaciones actualmente en curso relativas a un Acuerdo de Asociación Económica (AAE)». Estos acuerdos son otra prueba del neocolonialismo de la Unión Europea. He votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) El objetivo de los Acuerdos de Asociación Económica entre la UE y los Estados del Pacífico debe consistir en incrementar el comercio, el desarrollo sostenible y la integración regional, promoviendo al mismo tiempo la diversificación económica y la reducción de la pobreza. Aunque solo Papúa Nueva Guinea y la República de las Islas de Fiyi han firmando el Acuerdo, esto representa un paso importante hacia el futuro desarrollo económico de esta región, que está compuesta por 14 Estados y es crucial para el desarrollo del comercio internacional. Este el primer paso hacia la ampliación del presente Acuerdo a otros países de la región y para dar un impulso significativo a sus economías y al bienestar de sus poblaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito.(IT) He votado a favor de este Acuerdo de Asociación Interino entre la Comunidad Europea y los Estados del Pacífico, porque creo que es importante para Europa tener acuerdos de asociación comercial con terceros países que puedan exportar productos a los que los países europeos tienen difícil acceso. El desarrollo del comercio internacional va acompañado lógicamente de acuerdos que facilitan el comercio y que hacen que las redes comerciales sean cada vez más accesibles. Las negociaciones sobre los nuevos Acuerdos de Asociación Económica (AAE) empezaron en 2002 con miras a construir y reforzar los procesos de integración regional en los países ACP. El acuerdo en cuestión concierne a las normas de origen en relación con la pesca, los productos textiles y la agricultura, induciendo oportunidades de empleo e inversión, y el acceso al mercado libre de derechos de aduana y de cuotas que proporcionará oportunidades de empleo e inversión. El Acuerdo Interino también ha logrado una reducción del espacio político de los gobiernos en forma de poder reglamentario.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Yo he votado a favor de la recomendación relativa a la celebración del Acuerdo de Asociación Interino entre la UE y los Estados del Pacífico por las siguientes razones. Las Islas Fiyi y Papúa Nueva Guinea han optado por aceptar el Acuerdo principalmente con la esperanza de proteger las industrias del azúcar y el atún. El Acuerdo Interino cubre las normas de origen en relación con la pesca, los productos textiles y la agricultura estableciendo, no obstante, al mismo tiempo excepciones que podrían amenazar la competitividad de algunas industrias de la UE. En cuanto a la industria conservera del atún, la excepción concedida permite que países como Papúa Nueva Guinea operen como verdaderos concentradores para la transformación de grandes cantidades de atún procedentes de diversas fuentes: Filipinas, Tailandia, China, Estados Unidos, Australia, etc. Este atún llega a los puertos de Papúa Nueva Guinea y es transformado en las fábricas que los operadores de los países en cuestión han construido precipitadamente con el único fin de beneficiarse de la excepción total de derechos de aduana concedida por la UE en virtud del presente Acuerdo Interino. Esto ha estado perjudicando a la industria conservera europea, que se ha quejado por la competición desleal.

Por consiguiente, comparto la posición de ponente de exigir la presentación de un informe al Parlamento sobre los aspectos específicos del sector de la pesca en los Estados del Pacífico que evalúe el impacto real que estas medidas podrían tener en el mercado de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) Las negociaciones sobre los nuevos Acuerdos de Asociación Económica (AAE) se iniciaron en 2002 entre los Estados de África, del Caribe y del Pacífico (ACP) y la Unión Europea para reemplazar el anterior sistema de preferencias comerciales a favor de los países ACP.

Puesto que distintas cuestiones de interés fueron el objeto de las negociaciones individuales a escala nacional, y dado que no era probable que se concluyeran directamente los acuerdos de asociación, se decidió que se suscribieran AAE Interinos centrándose en el comercio de mercancías, para finales de 2007. El objetivo de estos acuerdos era evitar una interrupción del comercio y es posible que no desemboquen necesariamente en AAE generales.

En la región del Pacífico, solo Fiyi y Papúa Nueva Guinea suscitaron dicho Acuerdo. El Acuerdo cubre las normas de origen en relación con la pesca, los productos textiles y la agricultura, induciendo oportunidades de empleo e inversión. La Comisión Europea espera concluir un Acuerdo de Asociación Económica general con el grupo regional del Pacífico, donde las conversaciones siguen en marcha.

Considero apropiado apoyar la posición del Consejo a favor del Acuerdo de Asociación Interino, porque creo que es una prioridad garantizar el aprovisionamiento de recursos, teniendo en cuenta especialmente la escasez y la degradación medioambiental. También es fundamental que mantengamos activos los acuerdos de hace una década con los países ACP, incluso de forma diferente.

 
  
MPphoto
 
 

  Maurice Ponga (PPE), por escrito.(FR) Acojo con beneplácito la decisión del Parlamento Europeo de aprobar el Acuerdo Interino entre la Comunidad Europea y los Estados del Pacífico. Este Acuerdo refleja el compromiso de la Unión Europea con esta región del mundo y envía una clara señal política a los Estados de la región. Estoy complacido por ello. La resolución política que acompaña esta decisión de aprobar el Acuerdo representa una oportunidad para indicar nuestras demandas. Queremos establecer una relación justa y equilibrada con los Estados del Pacífico, de manera que permita el desarrollo de estos Estados insulares protegiendo al mismo tiempo los intereses de nuestros ciudadanos. Aunque el Acuerdo Interino incluye disposiciones específicas sobre las normas de origen para los productos de la pesca, era muy importante gestionar esta excepción.

De hecho, para garantizar que dicha excepción, que debería permitir la creación de empleos y riqueza, beneficia realmente a las poblaciones locales y no perjudica a la industria transformadora y conservera de pescado de la UE, era vital proporcionar una evaluación del impacto lo antes posible y permitir la suspensión de la misma, de ser necesario. Existen garantías que aseguran que el Acuerdo es justo y se adoptarán medidas, si fuera necesario, para proteger nuestros intereses.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe porque creo que la promoción de las relaciones comerciales entre los Estados del Pacífico y la UE podría contribuir a fomentar el desarrollo económico y social sostenible de la región, reducir la pobreza y reforzar la integración y la cooperación regionales, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Sin embargo, comparto las preocupaciones expresadas por el ponente acerca de la excepción de las normas de origen y el impacto negativo sobre la industria transformadora y conservera de pescado de la UE, que la Comisión ha de evaluar adecuadamente.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Los Verdes mantienen su tradicional oposición a los AAE con cualquiera de las regiones ACP y, por consiguiente, no ven el valor añadido de los AAE Interinos con los dos Estados del Pacífico.

En este caso concreto, los Verdes temen una desintegración más amplia de esta región en el Océano Pacífico, como consecuencia de las disposiciones comerciales preferenciales del AAE Interino con la UE. Además, un aumento previsible y sin restricción de las exportaciones tradicionales, concentradas en materias primas como el cobre, el azúcar, la copra, el pescado y el aceite de palma (¡los biocombustibles!), se aleja completamente de las necesidades de desarrollo sostenible. Por eso, los Verdes apoyaron la petición (sin éxito) de los ministros de comercio del Pacífico de revisar los elementos críticos del AAE Interino, a saber, la definición de «lo esencial de los intercambios comerciales», la prohibición de la aplicación de impuestos a la exportación y las escasas garantías de la industria en materia infantil, y la cláusula de la nación más favorecida.

En cuanto al aspecto del aprovisionamiento global, una solución alternativa habría sido limitar la provisión de capturas a la zona económica exclusiva (ZEE) de 200 millas, en lugar de ser en todas las aguas. Último en orden pero no en prioridad, Fiyi no tiene un régimen democrático. Nuestro ponente alternativo, el señor José Bové, presentó 11 enmiendas en ese sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Tokia Saïfi (PPE), por escrito.(FR) El Acuerdo de Asociación Económica Interino UE-Pacífico concede a las mercancías procedentes de la región del Pacífico condiciones preferenciales de acceso al mercado europeo. Estoy a favor del desarrollo de esta región, pero creo que la excepción de las normas de origen para los productos de la pesca transformados es inaceptable, ya que permite que productos manufacturados en un país a partir de materias primas que no proceden de ese país estén exentos de pagar los derechos de aduana. Esta excepción está demostrando ser un incentivo para la pesca en la zona tropical sin tener en cuenta la gestión de los recursos pesqueros. En la medida en que las preferencias comerciales no afectan solo a las zonas de pesca de Papúa Nueva Guinea, es difícil controlar el origen de las capturas, y esto va en contra de los compromisos concretados por la Unión Europea para poner fin a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. También me preocupa la rastreabilidad de los productos que se van a importar a Europa de esta zona. Con mi voto negativo, quería mostrar mi desacuerdo con dicha cláusula, que, en mi opinión, no debería seguir apareciendo en ningún acuerdo comercial en el futuro.

 
  
  

Propuestas de resolución: (RC-B7-0029/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución sobre la adopción internacional en la Unión Europea, que lucha por el bienestar de todos los niños y reconoce el derecho de los niños huérfanos o abandonados a tener una familia y a recibir protección. Estoy de acuerdo con las peticiones para explorar la posibilidad de coordinar una estrategia con medidas relacionadas con la adopción internacional, de acuerdo con los convenios internacionales, aunque cabe destacar que, teniendo en mente los intereses de los niños, si se dan las oportunidades, se debería dar preferencia a la adopción en el país de origen del menor.

Reviste gran importancia desarrollar un marco para poder garantizar la transparencia y coordinar las acciones de manera que se impida la trata de niños para fines de adopción ilegal. Al mismo tiempo, debemos mejorar, modernizar y facilitar la adopción internacional, y eliminar la burocracia innecesaria, salvaguardando asimismo la protección de los derechos de los niños de países terceros.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) La protección de los derechos de los niños, consagrada en el Tratado de Lisboa, es uno de los objetivos de la Unión Europea al que se deberá prestar mayor atención tras la entrada en vigor de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Por tanto, la política de la Unión Europa debe garantizar e implementar el derecho de los niños a la protección y a los cuidados necesarios para su bienestar. Yo he votado a favor de esta resolución, porque creo que es necesario mejorar la política en materia de protección de los derechos de los niños. El número de niños abandonados e institucionalizados, que es muy elevado en algunos Estados miembros, es motivo de preocupación. Por otra parte, las violaciones de los derechos de los niños, la violencia contra ellos, la trata de niños, la incitación a la prostitución, los trabajos ilegales y otras actividades ilícitas, siguen siendo un problema grave en la Unión Europea. Estoy de acuerdo en que es necesario evaluar el funcionamiento de los sistemas nacionales a escala europea, de modo que sea posible clarificar cuestiones en lo que respecta a la protección de los derechos de los niños y tomar medidas, si fuera necesario, que garanticen una protección más eficaz de los niños sin hogar y ofrecerles oportunidades para que tengan una familia y reciban protección.

 
  
MPphoto
 
 

  George Becali (NI), por escrito. (RO) He votado a favor de esta resolución ya que la gravedad del problema de los niños abandonados ha ido creciendo de forma constante en la Unión Europea. Es importante proteger el derecho a llevar a cabo adopciones internacionales para impedir que estos niños sean obligados a vivir en orfanatos. La Comisión debe informarnos respecto a las medidas que se han aprobado o que se aprobarán a nivel de la UE para proteger a los menores que van a ser adoptado por ciudadanos europeos. Creo que la adopción debe organizarse con arreglo a la legislación nacional y a los convenios internacionales. La Comisión debe explicarnos cómo estos procedimientos van a garantizar que siempre se protege el interés superior de los niños.

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito.(IT) He votado a favor de la resolución común sobre la adopción internacional, porque creo firmemente que la coordinación europea de las estrategias y los instrumentos de adopción no solo logrará una mejora del procedimiento en sí, sino que también garantizará una mayor protección de los niños huérfanos o abandonados y de su derecho a tener una familia. La sinergia entre las organizaciones internacionales, las instituciones de la UE y los Estados miembros conducirá a un círculo virtuoso en el cual el núcleo de las necesidades de los niños estará flanqueado por la garantía de servicios de información, preparación y apoyo para las familias adoptivas. Por último, creo que la mejora de la coordinación puede garantizar una mayor certidumbre para los adoptados en cuanto a los procedimientos de adopción correctos y el reconocimiento mutuo de documentos, impidiendo así la trata de niños.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de la resolución sobre la adopción internacional en la Unión Europea. La protección de los derechos de los niños es uno de los objetivos más importantes de la Unión Europea. Debemos proteger el bienestar de todos los niños y defender sus intereses. En la actualidad, existen numerosos convenios en vigor sobre la protección del niño y las responsabilidades parentales. El Convenio Europeo de 1967 relativo a la adopción de menores tiene como objetivo coordinar la legislación de los Estados miembros de materia de adopción. Todos los Estados miembros son signatarios de la Convención de 1993 sobre la Protección de menores y la cooperación en materia de adopción internacional (Convención de La Haya). Si bien la adopción queda comprendida en la competencia de los Estados miembros, considero que existe una necesidad de explorar la posibilidad de coordinar a nivel europeo una estrategia con medidas relacionadas con la adopción internacional. Es crucial garantizar que se tienen en cuenta los convenios internacionales a la hora de elaborar dicha estrategia. Nuestro objetivo debe ser la mejora de los servicios de información, la preparación para la adopción internacional, la tramitación de los expedientes de solicitud de adopción internacional y los servicios post-adopción, teniendo en cuenta que todos los convenios internacionales relativos a la protección de los derechos del niño reconocen a los niños abandonados o huérfanos el derecho a tener una familia y a recibir protección. Por ejemplo, las instituciones de la UE y los Estados miembros deben luchar activamente contra la trata de niños con fines de adopción ilegal.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) Rumanía es el Estado europeo que probablemente permitió que se cometieran los peores abusos en materia de adopción internacional durante la década de 1990, justo después de la caída del comunismo. De hecho, esto se debió, por una parte, a la falta de experiencia en un Estado que vivió un período de oscuridad durante casi medio siglo, y por otra parte, de igual manera, a aquellos que estaban totalmente dispuestos a explotar esas debilidades. Esto resultó en una falta de seguimiento de la evolución de miles de niños involucrados en adopciones internacionales. Con el apoyo de la Unión Europea, cuya adhesión estábamos preparando, Rumanía llevó a cabo cambios profundos en la legislación relativa a la adopción, a pesar de la gran presión internacional para no recurrir a una medida drástica como abandonar las adopciones internacionales. En estas circunstancias, y a juzgar por la triste experiencia de Rumanía en las adopciones internacionales, es comprensible la reticencia a aceptar a un organismo como la Agencia Europea de Adopción, que conducirá a la creación de un mercado europeo de adopción real.

Toda resolución sobre adopciones internacionales solo puede tener como objetivo la seguridad de los menores, independientemente de los intereses de los Estados o los adoptantes. Además, al margen de toda resolución o decisión, en mi perspectiva personal, las adopciones nacionales deben tener prioridad en todo sistema jurídico, presente o futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Corina Creţu (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor de la resolución del Parlamento Europeo sobre la adopción internacional en la Unión Europea, en base a la experiencia de Rumanía en este ámbito. Es necesario llevar a cabo un análisis de todos los sistemas nacionales de adopción para ver cuáles son las fortalezas y las debilidades y para recomendar las mejores prácticas para la adopción de los Estados miembros. Se harían progresos adecuados si se llegara a una situación para coordinar a nivel de la UE las políticas y las estrategias respecto al instrumento internacional de adopción, con el fin de mejorar la asistencia facilitada en áreas tales como los servicios de información, la preparación para la adopción internacional, la tramitación de los expedientes de solicitud de adopción internacional y los servicios posteriores a la adopción, porque el derecho de los niños huérfanos y abandonados a tener una familiar y a recibir protección debe convertirse en una realidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la resolución sobre la adopción internacional en la Unión Europea. Aunque esta cuestión corresponde a los Estados miembros, creo que proteger los derechos del niño debería ser uno de los objetivos de la UE. En este contexto, defiendo la necesidad de considerar la posibilidad de coordinar estrategias con vistas a crear un instrumento para la adopción internacional y los servicios post-adopción a nivel europeo, teniendo en cuenta que todos los convenios internacionales sobre la protección de los derechos del niño reconocen el derecho de los menores huérfanos o abandonado a tener una familia y a recibir protección.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La adopción de niños es un tema especialmente delicado. La dignidad humana y, en este caso, la atención especial que requiere defender el interés superior de un menor, el respeto y el cumplimiento de los convenios internacionales sobre la cuestión recomendada, junto con un estudio de las mejores prácticas y el intercambio de experiencias entre los Estados miembros. La Unión Europea podrá supervisar estos esfuerzos y ayudar a abordar el flagelo de la trata de niños, que afecta de forma predominante a los países más pobres y a las personas que son más pobres.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La Unión Europea siempre ha luchado por proteger los derechos de los niños y por defender su interés superior. La intención de esta resolución es que se estudie la posibilidad de coordinar a nivel europeo las estrategias relacionadas con el instrumento de adopción internacional, de acuerdo con los convenios internacionales, con el fin de mejorar la asistencia en los servicios de información, la preparación para la adopción internacional, la tramitación de los expedientes de solicitud de adopción internacional y los servicios post-adopción, teniendo en cuenta que todos los convenios internacionales relativos a la protección de los derechos del niño reconocen a los niños huérfanos o abandonados el derecho a tener una familia y a recibir protección. He votado a favor porque creo que, si bien la cuestión de la adopción están comprendida en la jurisdicción de los Estados miembros, existe una necesidad de un nivel mínimo de convergencia europea, a condición de que se respete siempre el interés superior del niño.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Todos estamos de acuerdo en la defensa del bienestar de los niños y el respeto de sus derechos, como se observa en la presente resolución parlamentaria. Sin embargo, no basta con hacer declaraciones generales, también es necesario reconocer las causas que propician una situación en que los niños son explotados bajo el pretexto de la adopción internacional.

Las causas principales que provocan el abandono de niños son la pobreza, los sistemas sociales de bienestar inadecuados, la falta de una red de infraestructuras sociales suficientes o servicios públicos adecuados, así los como conflictos y las intervenciones militares.

 
  
MPphoto
 
 

  Louis Grech (S&D), por escrito. – Para determinar el creciente problema de los niños abandonados, las instituciones europeas y los Estados miembros deben desempeñar un papel más activo en la mejora de los instrumentos de adopción internacional facilitando y coordinando los procedimientos de adopción internacional a nivel europeo, sin poner en peligro de ninguna manera la seguridad de los derechos de los niños y respetando todos los convenios internacionales que protegen los derechos del niño. La Unión y los Estados miembros tienen que garantizar un escrutinio más estricto en los casos de adopción internacional, con el fin de impedir la explotación, los malos tratos, el secuestro y la trata infantil. Los Estados miembros deben encontrar un equilibrio entre las mayores garantías internacionales y las normativas con el fin de proteger los derechos del niño, así como reducir la burocracia y facilitar los procedimientos de adopción internacional. Además, los Estados miembros deben tener normas más transparentes en lo que respecta a los procedimientos de adopción internacional y, mantener, asimismo, un intercambio constante de información sobre las condiciones y las circunstancias del niño adoptado en el nuevo entorno. En conclusión, las principales preocupaciones respecto a los procedimientos de adopción internacional deben centrarse siempre en el interés superior del niño, prestando especial atención a los niños con necesidades especiales, con el fin de garantizar los derechos del niño y de las familias.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) He votado a favor de la resolución común, que nos permite, al mismo tiempo, defender el derecho de los padres a adoptar un niño de otro Estado miembro y garantizar la protección de los menores cuando son adoptados y después de haber sido adoptados. De hecho, la adopción internacional debería contar con un marco de normas específicas con el fin de evitar abusos, como la trata de niños, por ejemplo.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. – Todos nuestros sistemas jurídicos nacionales tienen sus propios métodos para tramitar las adopciones y otras cuestiones relacionadas con la atención infantil. Sin embargo, dado que los problemas como la trata de personas y la explotación sexual de niños tienen una dimensión internacional, quizás sea apropiado adoptar medidas a escala de la UE. No debemos jamás perder de vista el hecho del interés superior del niño es primordial y, en consecuencia, he votado a favor de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor de esta importante resolución sobre la adopción internacional en la Unión Europea, porque la protección de los derechos del niño es uno de los objetivos clave de la Unión Europea. En la actualidad, existen numerosos convenios en vigor relativos a la protección infantil y las responsabilidades parentales. Creo que es necesario explorar la posibilidad de coordinar a nivel europeo cuestiones relacionadas con la adopción internacional, con el fin de mejorar la asistencia en los servicios de información, la preparación para la adopción internacional, la tramitación de los expedientes de solicitud de adopción internacional y los servicios post-adopción. Reviste gran importancia establecer un sistema que garantice la transparencia y que ponga fin a la trata de niños para fines de adopción. También me gustaría hacer hincapié en que ante todo ha de alentarse la adopción, siempre que sea posible, y en el interés superior del menor, en el país de origen del niño.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Agradezco esta resolución que pide que se estudie la posibilidad de coordinar a nivel europeo las estrategias relacionadas con el instrumento de adopción internacional, de conformidad con los convenios internacionales, con el fin de mejorar la asistencia en los servicios de información, la preparación para la adopción internacional, la tramitación de los expedientes de solicitud de adopción internacional y los servicios post-adopción, teniendo en cuenta que todos los convenios internacionales relativos a la protección de los derechos del niño reconocen a los niños huérfanos o abandonados el derecho a tener una familia y a recibir protección.

 
  
MPphoto
 
 

  Véronique Mathieu (PPE), por escrito.(FR) El número de niños abandonados ha incrementado de forma constante durante los últimos años, y este fenómeno se puede observar en todos los Estados miembros. Estos niños —que son víctimas de conflictos y de la exclusión social y que son explotados por redes delictivas y utilizados en todos los tipos de trata— son víctimas de un mecanismo de adopción internacional fallido. Además, cabe observar que la mayoría de estos menores son niñas, presas fáciles para las redes de prostitución y otras formas de esclavitud moderna. Una de las respuestas posibles ante esta triste situación sería facilitar los procedimientos de adopción internacional. Deberíamos dedicar una ley para la adopción internacional. Se debería garantizar el derecho de todos los menores a ser adoptados.

Si bien la responsabilidad respecto a esta cuestión todavía corresponde a los Estados miembros, no obstante deberíamos señalar que la protección del interés superior del menor es un principio fundamental de la Unión Europea y está consagrado en la Carta de los Derechos Fundamentales. En ausencia de una legislación europea en este ámbito, la Unión Europea debería hacer todo lo posible para facilitar estas adopciones, en concreto, permitiendo en los próximos meses el reconocimiento mutuo de los documentos sobre el estado civil y las decisiones de adopción.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La adopción de menores es una cuestión que siempre ha sido un motivo de preocupación para la UE y debe ser tramitada con suma cautela. Los niños son el futuro de toda sociedad y, por tanto, deben ser tratados con la mayor dignidad. Se ha de tener en cuenta el interés superior de estos, lo que implica que es necesario y recomendable el cumplimiento de los convenios internacionales pertinentes. La UE está obligada, por tanto, a realizar todos los esfuerzos posibles para combatir el flagelo de la trata de menores, que afecta principalmente a los niños de los países más pobres y aquellos que son más pobres.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Los niños son el eslabón más vulnerable en nuestra sociedad. Proteger sus derechos y garantizar posteriormente que esos derechos sean respetados debe ser una de las prioridades más importantes en toda la UE. Sin embargo, los niños que todavía siguen estando expuestos a la trata de personas y la explotación en la Unión Europea, normalmente como resultado de adopciones no reglamentadas. Aun cuando la adopción es una forma eficaz de garantizar que los niños no pasan sus vidas en orfanatos, es fundamental que se lleven a cabo inspecciones rigurosas de organizaciones internacionales concretamente con el fin de impedir los abusos. Yo me abstengo, porque la resolución no incluye medidas suficientes para garantizar que los niños pueden estar protegidos contra la explotación a consecuencia de la adopción.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito.(IT) La adopción es siempre un tema muy delicado y merece especial atención, ya que en esta se decide el futuro de los niños. La adopción es normalmente un método eficaz de garantizar que los niños huérfanos y abandonados no pasan una infancia infeliz en orfanatos, sin amor y atención, algo que todos los niños deberían poder disfrutar. Negar a niños inocentes la oportunidad de ser amados y guiados a lo largo de su vida por unos padres que los quieren y que están ahí para cuidarlos sería cruel e injusto. Por eso, he votado a favor de la resolución, porque creo firmemente en el poder de la adopción como una forma de ofrecer una mejor vida a niños que serán el futuro del mundo. A escala europea, necesitamos crear una estructura coordinada que esté fundamentada en procedimientos eficaces y transparentes, un sistema de apoyo post-adopción y un mecanismo de control para supervisar las actividades de todos los Estados miembros. Adoptar un niño supone garantizar que tenga un futuro mejor, que será protegido y estará lleno de esperanza. Por eso, creo que es fundamental implementar una legislación específica sobre la materia con el fin de solucionar las diferencias internacionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papanikolaou (PPE), por escrito. (EL) He votado a favor de la resolución común sobre la adopción internacional en la UE, cuyo objetivo es mejorar el sistema de adopción entre los Estados miembros y establecer garantías para garantizar que la adopción se lleva a cabo en el interés del menor, con el pleno respecto de sus derechos fundamentales. Enfatizamos la necesidad de que conste lo siguiente en la resolución: crear una estrategia europea de adopción que prevea normas de adopción para los más pobres a los países más desarrollados y que permita hacer un seguimiento del desarrollo de los niños que han sido objeto de una adopción internacional mediante informes periódicos de las autoridades nacionales competentes con el Estado de origen; mejorar los procedimientos de adopción y eliminar la burocracia; reducir el tiempo en que los niños permanecen en instituciones y orfanatos; priorizar las adopciones nacionales; poner fin a acciones irresponsables de bandas criminales que explotan y comercian con niños para fines de adopción.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de la resolución del Parlamento sobre la adopción internacional en la UE. Esta iniciativa cumple con el objetivo de la Unión establecido en el artículo 3 del Tratado de Lisboa referente a la «protección de los derechos del niño».

El desarrollo económico de los países de la UE no impide que todavía se sigan cometiendo graves violaciones respecto a los derechos del niño: concretamente, el problema de la infancia precaria y, en particular, el de los niños abandonados o institucionalizados, así como la violencia que sufren. Otro de los puntos débiles está relacionado con la trata de niños para fines de adopción, prostitución, trabajos ilegales, matrimonios forzados y la mendicidad en las calles o cualquier otro fin ilegal, todo ello sigue representado un grave problema en la UE.

Este contexto es el que define la importancia de esta iniciativa, que pide que la Comisión examine la posibilidad de coordinar a nivel europeo las estrategias relacionadas con el instrumento de adopción internacional. Se necesita una estrategia que respete los convenios internacionales con el fin de mejorar la asistencia en los servicios de información, la preparación y la tramitación de los expedientes de solicitud de adopción internacional, y los servicios post-adopción. Se ha de considerar la protección de los derechos del niño y reconocer el derecho de los niños huérfanos o abandonados a tener una familia y a recibir protección.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) Detener las adopciones internacionales fue una de las condiciones para que Rumanía se adhiriera a la Unión Europea. Rumanía decidió en 2001 imponer una moratoria a las adopciones internacionales después de la ponente del Parlamento Europeo para Rumanía, la Baronesa Emma Nicholson, condenara las actividades de trata de niños y criticara al Estado de Rumanía por abandonar a sus menores. Creo que se debe priorizar, en todo lo posible y en el interés del menor, la adopción en el país de origen del menor, con soluciones alternativas posibles, incluyendo una familia de acogida, atención personal o en instituciones, o encontrar una familia mediante el procedimiento de adopción internacional, en consonancia con los convenios internacionales y la legislación nacional vigente. De hecho, colocar a un niño en una institución debería utilizarse solo como una solución temporal. Al mismo tiempo, es importante que se diseñe un marco metodológico a escala de la UE para llevar a cabo la evaluación del desarrollo de los niños adoptados en sus nuevas familias, utilizando informes periódicos post-adopción compilados por los servicios sociales en el país donde el niño adoptado se encuentre y presentados a las autoridades competentes en el país donde el niño fue adoptado. El mecanismo debería implementarse mediante acciones coordinadas entre los Estados miembros y la Comisión Europea, con la colaboración de la Conferencia de La Haya, el Consejo de Europa y las organizaciones de protección del menor que luchar contra la trata infantil para fines de adopción.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) La adopción es un tema especialmente delicado que debería merecer toda la atención de los Estados miembros de la UE. Si bien se han realizado progresos notables con la Convención de La Haya sobre la Protección de menores y la cooperación en materia de adopción internacional, sigue siendo un problema en la UE la infancia en condiciones precarias, las violaciones de los derechos del niño, la violencia contra los niños y la trata infantil para fines de adopción, la prostitución, los trabajos ilegales, los matrimonios forzados y la mendicidad en las calles o cualquier otro fin ilegal.

Por lo tanto, se debe hacer todo lo posible para proteger el derecho de los niños a tener una vida en familia. Para lograrlo, es importante considerar la posibilidad de coordinar las estrategias a nivel europeo relacionadas con el instrumento de adopción internacional, de conformidad con los convenios internacionales, con el fin de mejorar la asistencia en los servicios de información, la preparación y la tramitación de los expedientes de solicitud y los servicios post-adopción.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Nosotros, los Verts/ALE, nos hemos abstenido. En la propuesta de resolución común, después de las negociaciones entre los grupos políticos, se sustituyeron los puntos negativos de la resolución del PPE. Sin embargo, los italianos rubricaron la resolución en respuesta a una necesidad nacional específica y en relación con una cuestión que no entra dentro del ámbito de la competencia de Europa. Hemos logrado elaborar la resolución simplemente para «una petición para examinar la posibilidad de coordinar las estrategias a nivel europeo relacionadas con el instrumento de adopción internacional», sin ninguna referencia a los problemas específicos nacionales. Puesto que ya estamos trabajando sobre esta cuestión en las Comisiones LIBE y JURI no era necesaria una resolución de este tipo.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) El derecho de un niño a crecer en un ambiente familiar sano que sea beneficioso para su desarrollo armónico es el concepto clave de esta resolución. El número creciente de niños que viven en orfanatos y las violaciones de sus derechos —concretamente la trata de personas, la adopción y los trabajos ilegales, y la prostitución— que continúan teniendo lugar en la Unión Europea, han dado pie a esta posición, en el sentido de intentar invertir esta situación. Al mismo tiempo, merece la pena tomar nota del número creciente de adopciones internacionales ilegales que implican a países terceros que no cumplen con las condiciones establecidas por la Convención de La Haya. La institucionalización de los derechos de los niños en la UE, en el artículo 3 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, como uno de los objetivos de la UE, y el artículo 24 de la Carta de los Derechos Fundamentales, prepara el terreno para coordinar políticas y estrategias entre los Estados miembros, de acuerdo con los instrumentos internacionales que ya están en vigor. Creo que es necesario crear urgentemente un mecanismo a nivel europeo que muestre el funcionamiento de los distintos sistemas nacionales sobre esta cuestión. Un mecanismo transparente y eficaz de supervisión de la adopción de niños tanto antes como después de la adopción, así como la participación de las organizaciones internacionales no solo fomenta los derechos de los niños sino que también permite que tengan una educación armoniosa.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) Con los nuevos flujos de inmigración, el problema de los niños abandonados, que se resolvió gradualmente, vuelve a ser cada vez más un problema grave y considerable.

Es crucial encontrar un marco jurídico que cubra la protección del menor y la responsabilidad parental, que elimine la burocracia innecesaria de los procedimientos prácticos y que armonice las legislaciones de los Estados miembros en consonancia con la Convención de La Haya de 1993 relativa a la Protección del Niño y la Cooperación en materia de Adopción Internacional y el Tratado de Lisboa.

Me gustaría mencionar que no se debería utilizar como ejemplo la tramitación de las adopciones en Alemania, especialmente en lo que respecta a la colocación de los niños en parejas donde un miembro es alemán y el otro es de otro país de la UE. El objetivo final del legislador debe ser, por supuesto, garantizar a los niños el derecho a recibir la protección y la atención que necesitan para su bienestar, tratando al mismo tiempo de evitar que tengan que vivir en orfanatos.

 
  
MPphoto
 
 

  Artur Zasada (PPE), por escrito.(PL) Se debería permitir la adopción internacional por el bien del niño, pero solo cuando se han agotado las oportunidades de adopción en el Estado miembro en cuestión. Como norma, el menor debe crecer en el país en el que es ciudadano.

Las adopciones internacionales también tienen lugar en mi país, Polonia. Normalmente afectan a niños que tienen muy pocas opciones de ser adoptados en Polonia debido a diversas enfermedades. En 2006, por ejemplo, 202 familias extranjeras decidieron cuidar de 311 ciudadanos —214 niños polacos fueron adoptados por padres italianos, 25 por padres franceses, 22 por padres norteamericanos, 20 por padres holandeses, 15 por padres suecos, siete por padres alemanes, seis por padres suizos, uno por padres belgas y otro por padres canadienses—. El problema de los niños huérfanos es prácticamente inexistente en la Europa Occidental, de ahí el alto grado de interés en la posibilidad de adoptar niños de países de la Europa Central y Oriental.

Creo que la Comisión Europea debe ante todo: 1) informar al Parlamento sobre qué medidas se han tomado o que se tomarán a nivel europeo con el fin de impedir que la adopción internacional se convierta en un frente para la trata de niños; 2) ofrecer una respuesta a la pregunta de cómo tiene previsto la Comisión impedir que se adopten niños para estar a la última en moda. Los europeos cada vez más están dispuestos a adoptar niños de África porque esto se ha convertido en una práctica popular entre las estrellas de cine. Sin embargo, esto no es ni adecuado ni serio para la paternidad adoptiva.

 
  
  

Propuesta de resolución: (B7-0021/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) Estoy de acuerdo en que esta resolución sobre el proceso de integración europea de Serbia, que reitera que el futuro de Serbia pasa por la UE e insta al país a seguir trabajando en pos de este objetivo. Serbia ha realizado progresos en la implementación de reformas, pero se requieren más avances para que el país cumpla con los criterios de Copenhague. La cuestión de Kosovo es muy importante. Por lo tanto, apoyo la petición que consta en la resolución de que el Gobierno serbio desmantele las estructuras paralelas serbias en Kosovo, que minan el proceso de descentralización e impiden la plena integración de la comunidad serbia en las instituciones kosovares.

La UE debe enviar una señal clara al Gobierno serbio en el sentido de que espera que Serbia adopte una actitud constructiva de cara a las próximas elecciones generales en Kosovo. Estoy de acuerdo con la opinión presentada en la resolución de que la participación de los serbios de Kosovo en el proceso electoral resulta indispensable para evitar la marginación de la comunidad serbia de Kosovo.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. – (LT) He votado a favor de esta resolución. El proceso de ampliación de la Unión Europea se basa en el cumplimiento técnico, jurídico y político de normas y reglamentos estrictos de la UE. Ya en 2003, se ofreció a los países de los Balcanes Occidentales la posibilidad de adherirse a la Unión Europea una vez que cumplieran los criterios fijados. El objetivo de la Unión Europea era garantizar la estabilidad a largo plazo y el desarrollo sostenible de los Balcanes Occidentales. Como el ritmo de integración de los países de los países de esta región es diferente para cada uno de ellos, los países deben hacer todo lo posible, poner en marcha las reformas y adoptar las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la estabilidad de todos los países, así como de la región en su conjunto. Serbia está haciendo progresos notables en numerosas áreas y ha habido una cooperación constructiva y satisfactoria con la Unión Europea. La abolición de los visados de la UE desde 2009 demuestra a los ciudadanos serbios que la UE tiene una opinión favorable respecto a las reformas que se han llevado a cabo en el país. Estoy de acuerdo con las observaciones que se han expresado en la resolución en el sentido de que deben continuar las reformas relativas a la protección de los derechos de las minorías y de los ciudadanos, el pluralismo en los medios de comunicación, la independencia del poder judicial, las prisiones, así como en muchas otras áreas. Los esfuerzos para mantener el Estado de Derecho, que garantizan el funcionamiento democrático de las instituciones gubernamentales y la protección eficaz de los derechos humanos y libertades, deben seguir siendo una de las prioridades clave de las autoridades serbias.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) Serbia ha recibido un estímulo con la votación sobre el Acuerdo de Estabilización y Asociación. Espero que se acelere el proceso de ratificación con el voto de aprobación de hoy en el Parlamento Europeo. Quisiera comentar que una cuestión destacada en el informe sobre el Acuerdo de Estabilización y Asociación está vinculada con el hecho de que Serbia no reconozca las autoridades de Kosovo y mantenga estructuras paralelas. Rumanía, por su parte, no ha reconocido la independencia de Kosovo, que fue declarada unilateralmente, en incumplimiento del Derecho internacional. Serbia es un vecino excelente de Rumanía, con siglos de historia que nos vinculan. De hecho, Rumanía entiende y apoya a sus amigos. El futuro de Serbia obviamente pasa por Europa y su cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia debería demostrar el compromiso de Belgrado con los valores europeos, la democracia y los derechos humanos.

Serbia tendrá que seguir claramente el mismo progreso para unirse a la UE que han seguido todos los Estados miembros. Sin embargo, debe recibir un trato equitativo en lo que respecta a este progreso. Los desarrollos recientes han puesto de manifiesto que Serbia ha entendido las expectativas de la Comunidad Europea. Se han realizado progresos, pero la UE debe proceder con discreción ante ciertos aspectos de la historia reciente de Belgrado, que pesan enormemente en el pueblo serbio.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasilica Viorica Dăncilă (S&D), por escrito. (RO) La Unión Europea se basa en principios como la reconciliación y la convivencia pacífica, teniendo estos mismos objetivos para mejorar las relaciones entre los pueblos de la región. En este contexto, creo que el futuro de Serbia está al lado de los países de la UE y que este país debe redoblar sus esfuerzos para lograrlo.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución ya que reconozco que Serbia están en una posición para llegar a ser un agente importante a la hora de garantizar la seguridad y la estabilidad en los Balcanes. El futuro de Serbia está inevitablemente en la UE. Por lo tanto, creo que este país debe continuar hacia el logro de dicho objetivo. Los progresos realizados en el proceso de reforma son loables.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Cualquier persona que mire el mapa de la Unión Europea se dará cuenta rápidamente de que los Balcanes Occidentales están destinados a formar parte de esta. Creo que la adhesión de dichos países se logrará eventualmente. El progreso de Serbia de cara a este fin ha sido especialmente difícil debido a la desintegración de la antigua Yugoslavia tras el colapso del poder soviético. Su participación como agresor en las guerras fratricidas y el impacto brutal que han tenido en los países vecinos y en la comunidad internacional en su conjunto ha tenido graves consecuencias para el país y su pueblo. La secesión de Kosovo, que sigue siendo un asunto bastante polémico, ha aumentado las tensiones en la región y continúa teniendo un potencial inmenso para crear inestabilidad. Espero que Serbia siga optando por la UE y he de felicitar a su pueblo y sus líderes por los progresos que han realizado en ese sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El futuro de Serbia pasa por la UE. Acojo con satisfacción la solicitud de adhesión a la Unión Europea de Serbia, presentada el 22 de diciembre de 2009, y la decisión tomada por el Consejo de Ministros el 25 de octubre de 2010 de pedir a la Comisión que examine la solicitud de Serbia.

Me gustaría felicitar a Serbia por los progresos logrados en el proceso de reforma. Destacaría que el desarrollo de la cooperación regional sigue siendo una prioridad clave para la UE y se presenta como un catalizador para la reconciliación, una buena vecindad y una mejora de los contactos personales en los Balcanes Occidentales. Por tanto, insto a Serbia a que adopte un enfoque constructivo de cara a una cooperación regional más inclusiva.

Señalaría que la plena cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia es una condición fundamental para que Serbia progrese en la vía hacia la adhesión a la UE. Cabe observar que Serbia continúa respondiendo adecuadamente al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia a las solicitudes de asistencia del Tribunal. Insto al Gobierno serbio a que continúe trabajando estrechamente con el Tribunal, también mediante la rápida transmisión de todos los documentos solicitados y el tratamiento puntual de los casos remitidos por el Tribunal.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hemos votado en contra de esta resolución, principalmente por las exigencias para con Serbia y la posición de la UE respecto a Kosovo es inaceptable. Por ejemplo, el Parlamento pide al Gobierno serbio que desmantele las estructuras paralelas serbias en Kosovo, que afirma que «minan el proceso de descentralización e impiden la plena integración de la comunidad serbia en las instituciones kosovares», así como las peticiones de que continúe cooperando con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. La presión sobre Serbia es inaceptable y es aún más complicada teniendo en cuenta que no se han adoptado medidas equivalentes en relación con Kosovo, a pesar de las denuncias públicas sobre el tráfico de órganos humanos por parte de los líderes actuales de Kosovo.

También es inaceptable que el Parlamento presione a Serbia para que «dialogue con Kosovo sin volver a hacer alusión a nuevas negociaciones sobre su estatus o sobre la separación».

El «proceso de integración europea de Serbia» destaca algo que hemos señalado durante mucho tiempo. Hoy queda claro que la guerra perpetrada por la OTAN y las principales potencias de la UE, con Alemania a la cabeza, tenía como objetivo desmantelar Yugoslavia y dividir su territorio en países que pudieran proteger los intereses económicos de las grandes empresas de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) No he votado a favor de esta resolución sobre el proceso de integración europea de Serbia. No por el proceso en sí, sino por la ambigüedad del texto respecto a la cuestión de Kosovo.

Se menciona la resolución común entre la Unión Europea y Serbia, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, pero en ningún momento se explica que esta no puede ser considerada como un reconocimiento oficial de la independencia de Kosovo por parte de Serbia, o de los Estados miembros de la Unión que no la han reconocido.

Tampoco hay mención alguna al informe altamente preocupante del Consejo de Europa sobre el tráfico órganos extirpados a prisioneros serbios por parte del Ejército de Liberación de Kosovo, algo que pone en tela de juicio al actual Primer Ministro de Kosovo, mientras que la rendición de los dos fugitivos serbios más recientes ante el Tribunal Penal Internacional es una condición esencial para la adhesión de Serbia a Europa.

Como fue el caso durante las diferentes guerras que marcaron la ruptura de la antigua Yugoslavia, el mal se atribuye solo a una parte y se exige el arrepentimiento a un solo bando. A la larga, esto resultará más difícil, aun cuando el Gobierno serbio, cegado por el encanto de la Unión Europea, parezca estar aceptándolo con la esperanza de lograr la adhesión.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. – Los progresos de Serbia de cara a la adhesión a la UE se agradecen y esperamos que refuercen la paz y la prosperidad de esa zona. La resolución del Parlamento insta al respeto absoluto de la lengua y la cultura de las minorías —cuestiones que son la esencia misma del Grupo de la Alianza Libre Europa—.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito.(IT) El Acuerdo de Estabilización y Asociación entre las Comunidades Europeas y la República de Serbia entró en vigor el 1 de febrero de 2010. A pesar de que han pasado 11 meses, no todos los Estados miembros de la UE han ratificado el Acuerdo. Con esta propuesta de resolución, el Parlamento Europeo quería, en primer lugar, destacar la importancia del papel de Serbia en la Unión Europea y, en segundo lugar, aprobar las mejoras políticas y sociales que el Gobierno serbio ha introducido durante los últimos años. También deseaba señalar las medidas que el país debe adoptar con el fin de cumplir los requisitos de la Unión Europea en cuanto a la democratización, la libertad y la adopción de políticas sostenibles y equitativas. Si bien creo que la adhesión de Serbia a la UE representa un paso adelante considerable tanto para la UE como para la República de Serbia, he votado a favor de la propuesta de resolución porque creo que el país logrará superar en breve todas las limitaciones que han creado un gran abismo entre los dos durante mucho tiempo.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor de esta resolución que toma nota del progreso de reforma de Serbia y de la reciente petición del Consejo para que la Comisión presente el dictamen sobre la solicitud de adhesión de Serbia a la UE. Sin embargo, la resolución señala acertadamente que «la plena cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia», incluida la detención y la extradición a La Haya de los dos fugitivos restantes, «es una condición fundamental para el progreso de Serbia en la vía hacia la adhesión a la UE».

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) Yo voy a votar en contra de este texto por razones de solidaridad con el pueblo serbio. Añadir la obligación de cumplir con los criterios económicos de Copenhague a los recortes sociales salvajes a resultadas de los programas de austeridad impuestos por el Fondo Monetario Internacional (FMI) desde enero de 2009 es un crimen social que me niego a aprobar. Eso sin mencionar las múltiples violaciones del derecho soberano del Estado de Serbia a negarse a tratar con los representantes de la provincia separatista de Kosovo que aparecen en este texto.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Todos estamos de acuerdo en que la región de los Balcanes Occidentales está destinada a formar parte de la UE; algo que se hará realidad en un futuro cercano.

Serbia es parte de ese grupo y es un país que ha seguido una trayectoria difícil desde la desintegración de la antigua Yugoslavia después del colapso del imperio soviético. Además, las guerras fratricidas en las que se ha visto involucrada y el impacto brutal en los países vecinos y en toda la comunidad internacional tuvieron consecuencias lamentables para el país y para su pueblo. La llamada «guerra» en Kosovo, que sigue siendo una cuestión inconclusa y muy polémica en toda la comunidad internacional, también ha contribuido al hecho de que no todavía se haya logrado la paz en la región.

Por consiguiente, sería deseable que Serbia continuara los progresos en la vía hacia la adhesión a la UE. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para felicitar a los líderes y al pueblo de Serbia por sus esfuerzos y los progresos que han realizado.

 
  
MPphoto
 
 

  Rolandas Paksas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor de esta propuesta de resolución sobre el proceso de integración europea de Serbia, porque el desarrollo de la cooperación regional sigue siendo una prioridad clave para la UE y se presenta como un catalizador para la aplicación de políticas de reconciliación y buena vecindad en los Balcanes Occidentales. También apunta a convertirse en un importante agente a la hora de garantizar la seguridad y la estabilidad de la región, el futuro de Serbia está estrechamente vinculado a la Unión Europea y, por tanto, debe hacer todos los esfuerzos posibles para garantizar que llega a ser miembro de pleno derecho de la UE. Con el fin de lograr la condición de país candidato a la UE y entablar las negociaciones con esta, Serbia debe iniciar un diálogo con Kosovo, adoptar una actitud constructiva de cara a las próximas elecciones generales en Kosovo y hacer todos los esfuerzos para evitar la marginación de la comunidad serbia en Kosovo. Estoy de acuerdo con la propuesta de que la condición de candidato solo debería concederse a Serbia una vez que haya empezado a colaborar plenamente con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

Asimismo, Serbia debe continuar con las reformas en marcha y llevar a cabo nuevas. Las autoridades serbias deben esforzarse al máximo para garantizar que los principio del Estado de Derecho y la democracia sean implementados adecuadamente en el país y mantenerse alerta en cuanto al descenso continuado del nivel de corrupción en Serbia y que los funcionarios que abusan de su posición sean objeto de sanciones severas.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Esta propuesta de resolución sobre el proceso de integración de Serbia a la UE merece mi apoyo por las siguientes razones.

En junio de 2003, en el Consejo Europeo de Salónica se suscitó un compromiso de que todos los Estados de los Balcanes Occidentales se adherirían a la Unión Europea una vez que cumplieran los criterios de entrada. El ritmo de integración de los países de los Balcanes Occidentales es diferente para cada uno de ellos y depende de los méritos de cada país en relación, especialmente, con su determinación a la hora de satisfacer todas las condiciones, cumplir todas las obligaciones, llevar a cabo las reformas necesarias y adoptar las medidas necesarias que implica la adhesión a la UE.

El papel de Serbia como garante de la seguridad y la estabilidad de la región es crucial. Por esa razón, esta resolución reafirma que el futuro de Serbia pasa por la UE y alienta al país a continuar sus esfuerzos para lograr dicho objetivo. Elogia a Serbia por los progresos alcanzados en el proceso de reforma y acoge favorablemente la decisión de iniciar el procedimiento de ratificación del Acuerdo de Estabilización y Asociación con Serbia tomada por el Consejo el 14 de junio de 2010, así como el hecho de que ya haya diez Estados miembros que lo han ratificado.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución, que reafirma que el futuro de Serbia pasa por la UE, si bien elogia a Serbia por los progresos alcanzados en el proceso de reforma e insta al país a continuar realizando esfuerzos para cumplir con los requisitos y los criterios que implica la adhesión a la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Nuestro Grupo ha votado a favor, dado que 16 de las 17 enmiendas presentadas fueron aprobadas o incluidas en las enmiendas de compromiso redactadas por el ponente, incluyendo la que exige que la candidatura esté vinculada a la plena cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. El resto de enmiendas abordan la cuestión de Kosovo, la igualdad entre géneros, los derechos de las minorías, la sociedad civil, el transporte público, el miedo ambiente y las relaciones con Bosnia.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) Este informe suaviza los obstáculos para el comercio entre la Unión Europea y Serbia y es un paso hacia la futura adhesión de este país de los Balcanes.

El Acuerdo de Estabilización y Asociación se firmó en 2008, pero desde entonces solo 12 Estados miembros lo han ratificado, incluida Italia. El objetivo importante que se ha logrado hoy debe ser, en todo caso, un punto de partida para Serbia, que presentó su solicitud en diciembre de 2009. De hecho, debe continuar cooperando plenamente con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, que siempre ha sido una condición esencial para la adhesión.

 
  
MPphoto
 
 

  Csanád Szegedi (NI), por escrito. (HU) Serbia está mostrando fallos graves en el respeto de derechos humanos. Los residentes de nacionalidad húngara son considerados como ciudadanos de segunda clase y los casos de brutalidad de la policía son frecuentes. El caso de los niños de Temerin todavía no ha sido investigado. Mientras que no haya un progreso tangible en los ámbitos mencionados anteriormente, no puedo apoyar el proceso de integración europea de Serbia. Además, creo que es crucial que se garantice la autonomía territorial íntegramente a la población autóctona húngara de Vojvodina.

 
  
  

Recomendación: Jelko Kacin (A7-0362/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) Teniendo en cuenta la decisión provisional del Consejo y de la Comisión (15191/2007) y el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre Unión Europea y Serbia, estoy de acuerdo con la conclusión del acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  George Becali (NI), por escrito. (RO) He votado a favor de este acuerdo, y no es la primera vez que se mencionan en esta Cámara las razones para hacerlo, así que incluiré mis razones personales. Los Balcanes Occidentales y Serbia son algo más que una región de interés estratégico para la Unión Europea y no solo los ciudadanos de esta región nos necesitan, sino que todos los necesitamos. La UE es el principal socio comercial de Serbia, que esto ya es significativo de por sí. Serbia se encuentra en una posición única en Europa ya que es el país con el mayor número de refugiados y personas desplazadas. Creo firmemente que acelerar el proceso de integración de Serbia beneficia a toda la región de los Balcanes Occidentales.

 
  
MPphoto
 
 

  Corina Creţu (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor de la resolución sobre la integración de Serbia. Una razón significativa para ello es que Serbia puede llegar a ser un agente importante a la hora de garantizar la seguridad y la estabilidad de la región. Al mismo tiempo, las estrategias constructivas sobre cooperación regional y buenas relaciones de vecindad son elementos clave del proceso de estabilización y asociación. Todos estos aspectos representan un factor clave en el proceso de convertir los Balcanes Occidentales en una región de estabilidad y desarrollo sostenible a largo plazo.

El proceso de integración de Serbia en la UE también se beneficia de los progresos logrados en el proceso de reforma. Son loables los esfuerzos alcanzados por Serbia para proteger las minorías, aunque todavía debe mejorarse el acceso a la información y la educación en los idiomas de las minorías, especialmente para la minoría rumana que sufrió una grave discriminación durante todo el siglo pasado.

También se han logrado progresos notables en lo que respecta a la promoción de la igualdad de género, concretamente la aprobación de la ley sobre igualdad de género y el plan de acción nacional para mejorar la posición de la mujer y fomentar la igualdad de género.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Está claro el papel esencial de Serbia en los Balcanes Occidentales, será difícil que la región logre la estabilidad a menos que Serbia sea estable. Las reformas que este país ha promulgado son dignas de alabanza, ya que estaban destinadas a reforzar la democracia, la transparencia y los mecanismos del Estado de Derecho. Además de esto, también se han hecho esfuerzos para restablecer las relaciones y las asociaciones con los países vecinos, antiguos enemigos, un paso que acojo con agrado ya que está presionando en términos humanos. Los acuerdos que Serbia ha estado estableciendo con la UE y la reciente apertura común de las fronteras indican que no se ha abandonado la política gradual para crear solidaridad de hecho. Espero que la UE considere con el debido rigor la solicitud de adhesión de Serbia, pero también espero que lo haga teniendo en mente al mismo tiempo el importante mensaje que esta adhesión, junto con la de Croacia, que se encuentra en una fase más avanzada, representará para el pueblo serbio, para todo la región y para la propia UE.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El futuro de Serbia pasa por la UE. Por tanto, acojo con satisfacción la solicitud de adhesión a la Unión Europea de Serbia, presentada el 22 de diciembre de 2009, y la decisión tomada por el Consejo de Ministros el 25 de octubre de 2010 de pedir a la Comisión que examine la solicitud de Serbia.

Quisiera felicitar a Serbia por los progresos logrados en el proceso de reforma. Subrayaría que el desarrollo de la cooperación regional sigue siendo una de las principales prioridades para la UE y está destinado a convertirse en un catalizador de la reconciliación, la buena vecindad y el refuerzo de los contactos personales en los Balcanes Occidentales.

Por ello, insto a Serbia que adopte una actitud constructiva de cara al incremento de la cooperación regional inclusiva. Estoy de acuerdo con el proyecto de decisión del Consejo y la Comisión sobre la celebración del Acuerdo de Estabilización y Asociación entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros, por una parte, y la República de Serbia, por otra.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlo Fidanza (PPE), por escrito.(IT) Acojo con beneplácito el Acuerdo de Estabilización entre la UE y Serbia. El Acuerdo de Asociación y Estabilización suaviza los obstáculos para el comercio entre la Unión Europea y Serbia, y es un paso hacia la posible adhesión de este país de los Balcanes a la UE. El acuerdo se firmó en 2008, pero desde entonces solo 12 Estados miembros lo han ratificado, incluida Italia. La votación de hoy muestra la aprobación del Acuerdo por parte del Parlamento y envía una señal a los 15 Estados miembros restantes de que ellos también deberían ratificarlo. A pesar del hecho de que Serbia ha sido sometida a duras pruebas por los acontecimientos que han sucedido para marcar su historia, poco a poco ha empezado a recuperarse y a consolidar su estructura democrática. La ubicación geográfica y el papel estratégico de Serbia la sitúan indudablemente en el corazón del proceso de integración europea de los países de los Balcanes. Serbia también es un socio comercial importante, desempeña un papel crucial en las industrias del hierro y el acero, entre otras. La votación de hoy es la continuación de otra medida que se adoptó en diciembre de 2009, cuando se abolieron los visados en todo el espacio Schengen, permitiendo a los ciudadanos serbios sentirse más europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hoy se ha aprobado un nuevo Acuerdo de Asociación y Estabilización entre la UE y Serbia que supone el establecimiento de una zona de libre comercio y ofrece la posibilidad de adhesión de Serbia a la UE. Dadas nuestras opiniones respecto a la ampliación, nos hemos abstenido en la votación de este informe.

Sin embargo, estábamos en desacuerdo con algunos aspectos, concretamente, las condiciones impuestas por la UE y, en particular, con la petición de que coopere plenamente con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, que continúa siendo un requisito previo para la futura adhesión de Serbia a la UE. Estas cuestiones no se han impuesto a otros países en situaciones similares. Deberíamos recordar, asimismo, que para que el acuerdo entre en vigor, debe ser ratificado por los 27 Estados miembros.

El Acuerdo de Asociación y Estabilización, firmado en 2008, prevé el establecimiento de una zona de libre comercio entre la UE y Serbia y ofrece la posibilidad de adhesión de este país a la UE. Serbia presentó su solicitud de adhesión a la UE en diciembre de 2009. En octubre del año pasado, el Consejo pidió a la Comisión que presentara un dictamen sobre la solicitud de adhesión de este país, que será presentado este otoño.

 
  
MPphoto
 
 

  Lorenzo Fontana (EFD), por escrito.(IT) En cuanto al proceso de ampliación, la situación en los Balcanes Occidentales merece especial atención. Un país como Serbia presenta sin lugar a dudas problemas, pero la situación en Belgrado parece estar mucho mejor que la de otros países de la zona. Por eso, si bien espero que haya una aceleración en el proceso de cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, apoyo el texto y espero que sea interpretado como un incentivo para el pueblo serbio y sus autoridades.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado para dar mi aprobación al Acuerdo de Asociación y Estabilización con Serbia pero observo que hasta la fecha solo 11 Estados miembros han ratificado el Acuerdo. Insto a los 16 Estados restantes a que lo hagan lo antes posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) El Acuerdo de Asociación y Estabilización UE-Serbia, como todos los acuerdos de este tipo, condena a la población a la extrema pobreza por el bien de una transición rápida hacia una economía de mercado y el establecimiento de una zona de libre comercio durante los próximos cinco años. La Unión Europea no es digna de sus ciudadanos ni de los ciudadanos que desean adherirse a esta. Votaré en contra del informe por razones de solidaridad con el pueblo de la República de Serbia.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Todos estamos de acuerdo en que los países de la región de los Balcanes Occidentales están destinados a formar parte de la UE, eso se materializará en un futuro cercano.

Serbia es parte de dicho grupo y es un país que ha seguido una trayectoria difícil desde que se desintegró la antigua Yugoslavia después del colapso del imperio soviético. Además, las guerras fratricidas en las que se ha visto implicada y su impacto brutal en los países vecinos y en la comunidad internacional tuvieron consecuencias muy negativas para el país y su pueblo. La llamada «guerra» en Kosovo, que sigue sin resolver y siendo muy polémica en toda la comunidad internacional, también ha contribuido al hecho de que la paz todavía no sea una realidad en la región.

Por tanto, sería deseable que Serbia continuara avanzando en la vía hacia la adhesión a la UE. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para felicitar a los líderes de Serbia y su pueblo por los esfuerzos y los progresos que han estado haciendo. Quisiera destacar el papel que Serbia ha estado desempeñando en cuanto a la estabilización de la región de los Balcanes Occidentales en su conjunto y, en particular, en la estabilidad y la cohesión de Bosnia y Herzegovina.

 
  
MPphoto
 
 

  Justas Vincas Paleckis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución porque considero favorable el progreso alcanzado por Serbia en la implementación de reformas en los ámbitos de la administración pública, el marco jurídico y la lucha contra la corrupción y el crimen organizado. Estoy de acuerdo con la petición del ponente de que todos los Estados miembros comiencen el proceso de ratificación del Acuerdo de Asociación y Estabilización con Serbia. La condición fundamental para el progreso de Serbia en la vía hacia la adhesión a la UE en la que se basa este informe es la plena cooperación con el tribunal de La Haya. También quisiera instar a Serbia a comprometerse firmemente en lo que respecta a las políticas de empleo y cohesión social.

Me gustaría, además, pedir al país que continúe creando un entorno propicio para el desarrollo de la democracia, el Estado de Derecho, la economía de libre mercado y el respeto de los derechos humanos. Serbia ha alcanzado progresos en materia de medio ambiente. Sin embargo, el país debe redoblar los esfuerzos en el ámbito de las energías renovables y la eficiencia energética. Aún deben incorporarse los principales elementos del acervo sobre las energías renovables y todavía debe adoptarse un marco legislativo en materia de eficiencia energética.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito.(IT) He votado a favor de la resolución sobre el proceso de integración europea de Serbia y sobre el Acuerdo de Asociación y Estabilización con la Unión Europea porque creo que tener enfoques constructivos en materia de cooperación regional y buenas relaciones con los países vecinos son elementos fundamentales del proceso de asociación y estabilización, y desempeñarán un papel decisivo en el proceso de transformación de los Balcanes Occidentales en un área de estabilidad a largo plazo y desarrollo sostenible. Serbia también desempeña un papel importante en cuanto a la seguridad, la estabilidad y la reconciliación de los pueblos de la región. La Unión Europea condena todos los crímenes de guerra que destruyeron la antigua Yugoslavia y apoya la labor del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. También hace hincapié en que el futuro de Serbia pasa por su adhesión a la Unión Europea y anima al país a continuar sus esfuerzos para lograr dicho objetivo.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) No existen obstáculos para que el Parlamento Europeo dé su aprobación al proyecto de decisión del Consejo y la Comisión relativo a la celebración del Acuerdo de Asociación y Estabilización entre las Comunidades Europeas y los Estados miembros, por una parte, y la República de Serbia, por otra.

En el contexto de las actuales competencias del Parlamento Europeo respecto a acuerdos internacionales, el Consejo ha presentado una petición para que se apruebe el Acuerdo, asimismo, la Comisión de Asuntos Exteriores ha presentado su dictamen recomendando la celebración del Acuerdo.

He votado a favor ya que creo que este Acuerdo contribuye de forma sustancial a una política de vecindad eficaz y sólida, en la que Serbia desempeña un papel en lo que respecta al equilibrio geopolítico de los Balcanes.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) Visto el proyecto de decisión del Consejo y la Comisión sobre el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre las Comunidades Europeas y la República de Serbia, la solicitud de aprobación presentada por el Consejo de conformidad con los artículos 217 y 218 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, los artículos 81 y 90 del Reglamento del Parlamento, y la recomendación de la Comisión de Asuntos Exteriores, considero altamente razonable y necesaria la aprobación de la posición del Parlamento.

Por consiguiente, apruebo la decisión en cuestión del Consejo y la Comisión con el fin de favorecer, en primer lugar, una cooperación más estrecha con Serbia y, de forma más general, las medidas de cooperación y estabilización en la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) La reformas realizadas por Serbia permitirán al país lograr progresos considerables en la vía hacia la futura adhesión a la UE. Por ello, creo que debería apoyarse la celebración del presente Acuerdo de Asociación y Estabilización entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros, por una parte, y la República de Serbia, por otra.

 
  
MPphoto
 
 

  Teresa Riera Madurell (S&D), por escrito. (ES) El consentimiento del Parlamento Europeo para el Acuerdo de Estabilización y Asociación CE-Serbia, después de que el Consejo decidiera iniciar su proceso de ratificación, supone un importante paso en el camino de la integración de los Balcanes Occidentales en la UE. Mi voto positivo se fundamenta en mi visión de la UE como actor protagonista que tiene la obligación de apoyar la plena estabilización de los Balcanes Occidentales. La credibilidad internacional de la UE está fuertemente ligada a su capacidad de actuar en su vecindad. Y en el caso de los Balcanes Occidentales, incluyendo a Serbia, parece que el único camino posible es la adhesión a la UE. Sin embargo, dicha adhesión va ligada a una serie de condiciones. Es destacable la predisposición que está mostrando Serbia para avanzar hacia su integración en la UE.

No obstante, a pesar del consentimiento ofrecido hoy por el Parlamento, también se ha aprobado una Resolución que, a pesar de ser la más positiva aprobada por nuestra Cámara en relación a Serbia, recuerda que la cooperación de Belgrado con el Tribunal Penal Internacional, así como el pleno compromiso con la democracia y el Estado de Derecho, sigue siendo un imperativo en su camino hacia la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Hemos brindado nuestro apoyo a este texto porque la mayoría de enmiendas que presentamos fueron adoptadas. Dichas enmiendas abordaban las cuestiones relativas a Kosovo, la igualdad de género, los derechos de las minorías, la sociedad civil, el transporte público, el medio ambiente y las relaciones con Bosnia. La única enmienda que fue rechazada se volverá a presentar ya que se perdió en un empate (27 contra 27). Es muy importante ya que pide a Serbia que inicie un diálogo con Kosovo sin hacer referencia a nuevas negociaciones sobre su estatus o la separación.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) He votado a favor de la celebración del Acuerdo de Asociación y Estabilización entre la Unión Europea y la República de Serbia. Serbia es importante para la estabilidad de toda la región de los Balcanes y, por tanto, es importante que tengamos a escala institucional un diálogo continuado con el país. En los últimos años, Serbia ha alcanzado progresos considerables en la vía hacia Europa. Tras la sentencia del Tribunal Penal Internacional de que la declaración unilateral de independencia de Kosovo no violaba el Derecho internacional, Europa debe desempeñar un papel activo en la consolidación de la paz. También necesitamos apoyar a Serbia, por todas las vías posibles, en sus esfuerzos para que coopere con el Tribunal Penal Internacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Artur Zasada (PPE), por escrito.(PL) Me he alegrado con los resultados de la votación de hoy respecto al proyecto de decisión del Consejo y la Comisión sobre la celebración del Acuerdo de Asociación y Estabilización entre las Comunidades Europeas y sus Estados miembros y la República de Serbia. Desde 2007, Serbia ha logrado progresos visibles en materia de cooperación con la Unión Europea, lo que ha posibilitado la reanudación de las negociaciones con la UE. Estas se completaron el 10 de septiembre de 2007 y, después de las consultas con los Estados miembros de la UE, se rubricó el Acuerdo de Asociación y Estabilización el 7 de noviembre de 2007 en Bruselas. Sin embargo, debemos recordar que una condición previa para la plena cooperación es que Serbia cumpla con la condición política fijada por el Consejo al aprobar las directivas de negociación, a saber, la plena cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

 
  
  

Informe: Marisa Matias (A7-0366/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe por propia iniciativa, que apunta a un mayor desarrollo de una variedad de medidas, especialmente en lo que respecta a la promoción de un diagnóstico precoz y de la calidad de vida, mejorar el conocimiento epidemiológico de la enfermedad y la coordinación de la investigación y el intercambio de buenas prácticas en lo que respecta a su investigación entre los Estados miembros y el respeto de los derechos de las personas que viven con enfermedades de demencia. En la actualidad, cada año alrededor de 14 millones de europeos desarrollan algún tipo de demencia, y la enfermedad de Alzheimer es la responsable de más de la mitad de estos casos.

Es necesario poner en común las distintas políticas que existen actualmente de manera que se pueda abordar esta situación de manera coordinada, objetiva y con más eficacia, apoyando a los cuidadores y las familias en áreas tales como el refuerzo de los diferentes sistemas de atención, formación y servicios de apoyo. Creo que es importante que la estrategia europea sobre la demencia haga más hincapié en los aspectos sociales de las personas que viven con enfermedades de demencia, centrándose particularmente en la investigación y la prevención, junto con el diagnóstico precoz.

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, donde la orientación de este informe se basa en una mejor coordinación entre los Estados miembros y en una respuesta más eficaz y solidaria con miras a la prevención y al tratamiento de las personas que viven con enfermedades de demencia especialmente la enfermedad de Alzheimer, y las personas de su entorno, tanto profesionales de la salud como proveedores de servicios o familiares. La comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y el Consejo sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias es un paso clave para avanzar con propuestas concretas de vertebración de las políticas existentes y de las formas de hacer frente a este tipo de enfermedades. La fragmentación de la intervención, la desigualdad de las respuestas existentes en Europa y el predominio de condiciones desiguales de acceso y tratamiento de la enfermedad son razones más que suficientes para justificar esta iniciativa.

Por tanto, es vital centrarse en el diagnóstico precoz y la prevención, así como adoptar medidas para lograr una mayor concienciación acerca de la condición de vivir con demencia. Una estrategia europea no puede dejar de intentar asegurar la existencia de servicios que garanticen la máxima cobertura posible, así como garantizar la igualdad de acceso y de trato de los pacientes independientemente de su edad, sexo, recursos económicos o lugar de residencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. – (LT) He votado a favor de este importante documento. Cada 24 horas se diagnostica un nuevo caso de enfermedades neurodegenerativas (trastornos del sistema nervioso). En la actualidad, esta enfermedad representa una de las principales causas de discapacidad entre las personas mayores, y la enfermedad de Alzheimer es la responsable de más de la mitad de los casos. Se espera que aumente significativamente el número de personas con estas enfermedades. Esto es preocupante si se tiene en cuenta tanto el aumento de la esperanza de vida como la reducción de la proporción entre el número de trabajadores y el número de personas jubiladas. Apoyo la propuesta de la Comisión Europea de establecer una estrategia europea, basada en la solidaridad con miras a la prevención y al tratamiento de las personas que viven en situaciones de enfermedad de demencia (deterioro gradual de las capacidades mentales) y las personas de su entorno. Una estrategia europea no puede dejar de intentar asegurar la existencia de servicios que garanticen la máxima cobertura posible, así como garantizar la igualdad de acceso y de trato de los pacientes independientemente de su edad, sexo, recursos económicos o lugar de residencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Regina Bastos (PPE), por escrito. (PT) La demencia es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida lenta y gradual de memoria, la concentración y la capacidad de aprender, normalmente en personas mayores de 65 años. La demencia representa un grupo de enfermedades neurodegenerativas que no debería ser considerada como una parte normal del proceso de envejecimiento. Se estima que más de 8 millones de europeos de entre 30 y 99 años padecen enfermedades neurodegenerativas, lo que equivale a 12,5 casos por cada 1 000 personas, que afectan con mayor incidencia a las mujeres que a los hombres. Los científicos admiten que esta cifra podría duplicarse durante los próximos 20 años. La forma más común de demencia en Europa es la enfermedad de Alzheimer, que representa entre el 50 % y el 70 % de los casos. He votado a favor de este informe, que tiene como objetivo una mejora de la calidad de vida y el bienestar de los pacientes, alentando la investigación y la prevención, así como una mejora de la comunicación entre los Estados miembros de manera que respondan de una forma más eficaz e inclusiva, con miras a la prevención y al tratamiento de las personas que viven en situaciones de enfermedad de demencia, especialmente la enfermedad de Alzheimer, y las personas de su entorno. También es importante la propuesta para proclamar un Año Europeo de la Salud Mental.

 
  
MPphoto
 
 

  George Becali (NI), por escrito. (RO) Apoyo a la ponente y he votado a favor de su propuesta. La enfermedad de Alzheimer está cada vez más extendida y afecta a un número creciente de personas, especialmente a medida que sigue disminuyendo la proporción entre el número de trabajadores y el número de personas jubiladas. Los trastornos de comportamiento y de personalidad hacen que los pacientes sean cada vez más dependientes de terceras personas. La propuesta que la ponente nos presenta consiste en una mejora de la coordinación entre los Estados miembros, la solidaridad y el apoyo no solo de las personas que sufren la enfermedad, sino también de aquellos que de alguna manera también se ven afectados.

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito.(IT) Un número creciente de personas en Europa y el resto del mundo sufren la enfermedad de Alzheimer, y durante las últimas décadas, la edad media de los pacientes ha descendido. Si bien, en el pasado, la enfermedad ya era un problema social y de asistencia sanitaria, ahora se ha convertido en una prioridad urgente en el programa de las políticas nacionales de asistencia sanitaria. Por ello, es positivo el compromiso de la Unión Europea para reformar en los próximos años las políticas de coordinación a nivel europeo. Esto implicará la investigación y el intercambio de buenas prácticas en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, el diagnóstico precoz y el apoyo de las familias de los pacientes, ya que en muchos Estados miembros, las familias hoy día se encuentran bajo una gran presión financiera y psicológica a resultas de cuidar a personas que necesitan atención y tratamiento constantes. Voy a votar a favor del informe de la señora Matias con la esperanza de que se hagan muchas cosas —más de lo que se ha hecho hasta ahora— respecto a una enfermedad que cada vez es más común, pero cuyas implicaciones sociales significativas no son tan ampliamente conocidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) Estoy de acuerdo con la iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, porque cada año, un número cada vez mayor de personas desarrolla algún tipo de demencia. Puesto que la población de Europa está envejeciendo, y las consecuencias sociales y económicas también afectan en gran medida a los sistemas sanitarios de los Estados miembros, es necesario adoptar medidas e iniciativas específicas con carácter de urgencia para luchar contra esta grave enfermedad. Las últimas conclusiones de Alzheimer Europa muestran que la enfermedad de Alzheimer continúa estando infradiagnosticada en la UE y todavía existen muchas desigualdades entre los Estados miembros en materia de prevención, acceso a tratamientos y prestación de servicios adecuados. Convendría centrar la atención en el diagnóstico precoz y la prevención de la enfermedad de Alzheimer. La dieta es un factor causal significativo en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, por lo que la prevención de la demencia mediante intervenciones modificables debe ser una prioridad y debe prestarse especial atención a los factores preventivos, como una dieta sana, el fomento de la actividad física y cognitiva, y el control de los factores de riesgo cardiovascular, como la diabetes, el colesterol alto, la hipertensión y el consumo de tabaco. Además, es esencial potenciar la dignidad de todos los pacientes durante todo el proceso de su enfermedad y la reducción de las desigualdades existentes, en otras palabras, proteger la existencia de servicios que garanticen la cobertura así como la igualdad de acceso y de trato de los pacientes independientemente de su edad, sexo, recursos económicos o lugar de residencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) La enfermedad de Alzheimer afecta de forma equitativa en todo el mundo. El hecho de que el progreso científico no la haya diagnosticado antes de su comienzo o que haya encontrado un tratamiento hace que nos incumba a todos encontrar soluciones para mejorar la vida de aquellos que sufren la enfermedad. Más de ocho millones se enfrentan a enfermedades neurodegenerativas y las predicciones no son prometedoras en absoluto —el número de pacientes se duplicará en 30 años—. Por esa razón es necesario mejorar la coordinación entre los Estados miembros, junto con la adopción de una respuesta más eficaz y solidaria con miras a la prevención y al tratamiento de las personas que viven en situaciones de enfermedad de demencia, especialmente la enfermedad de Alzheimer, y las personas de su entorno. Para que funcione una estrategia europea en este ámbito es esencial que los distintos países asuman como prioridad la definición de planes nacionales de acción. También es esencial centrar la atención en el diagnóstico precoz y en la prevención, así como en la recogida y el tratamiento de los datos epidemiológicos sobre la enfermedad.

Una vez reunidas estas condiciones, es necesaria una intervención integrada entre los diferentes países, desde la investigación a la prestación de atención sanitaria. Deben colmarse, entre otras, las lagunas que aún existen en los ámbitos de la formación de profesionales o del apoyo a las familias, así como adoptar medidas para que haya una mayor concienciación acerca de la condición de vivir con demencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Nikolaos Chountis (GUE/NGL), por escrito. (EL) He votado a favor del informe sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer, porque la Comisión Europea y los gobiernos de los Estados miembros se comprometen a: poner en marcha planes de acción nacionales y europeos para promover la investigación a escala europea sobre las causas, la prevención y el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer; a incrementar la financiación para este fin; mejorar la prevención y el diagnóstico precoz; organizar el lanzamiento de campañas de información pública con el fin de mejorar la capacidad de reconocer los síntomas de la enfermedad; reconocer la pesada carga para los cuidadores de pacientes con demencia; y proporcionar apoyo psicológico para los pacientes y sus familiares. Sin embargo, lo más importante es proteger y fomentar un enfoque público respecto a la enfermedad en general. La investigación, la prevención, el tratamiento y el apoyo a los pacientes y sus familiares financiados públicamente no son solo importantes en principio.

Este enfoque público es necesario para evitar la especulación de empresas farmacéuticas y otros intereses privados. Los Estados miembros deben proporcionar los servicios y las infraestructuras necesarios financiados por los gobiernos, de manera que la salud y las consecuencias sociales sobre los pacientes y su entorno puedan ser abordadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Se estima que 7,3 millones de europeos padecen diferentes tipos de demencia, siendo la enfermedad de Alzheimer responsable de la mayoría de los casos. Se trata de un problema de salud a gran escala, ya que deberíamos tener en cuenta que los tipos de demencia afectan no solo a aquellos que padecen la enfermedad, sino también a los que cuidan de ellos. Si existiera una estrategia europea en este ámbito, permitiría tener un enfoque integrado y una respuesta más eficaz con miras al tratamiento y la sensibilización de las enfermedades mentales, logrando que el público europeo estuviera más concienciado respecto a las patologías mentales asociadas al envejecimiento.

En primer lugar, creo que es importante mejorar la coordinación entre los Estados miembros mediante el desarrollo de planes y estrategias nacionales específicas para la enfermedad de Alzheimer. En segundo lugar, creo que es importante garantizar un mayor apoyo y la prestación de servicios a los pacientes y sus familias. Por último, creo que es importante impulsar la investigación, el tratamiento y la prevención de este tipo de enfermedades. Me gustaría felicitar a la señora Matias por el informe que ha presentado y apoyo las recomendaciones para la Comisión y el Consejo, así como para los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Mário David (PPE), por escrito. (PT) Se estima que 9,9 millones de personas en Europa padecen demencia; la gran mayoría —más de 7 millones— ha sido diagnosticados de Alzheimer. Los estudios científicos sugieren que esta cifra podría duplicarse cada 20 años. La situación requiere un nuevo planteamiento de la Unión Europea y los Estados miembros sobre la prevención y el tratamiento de la enfermedad.

El informe que hemos votado hoy, cuyo contenido apoyo, propone una mejora de la coordinación entre los servicios sociales y médicos de los Estados miembros y las personas del entorno de aquellos que padecen Alzheimer, tales como los profesionales de la salud, los familiares o las organizaciones de beneficencia privadas. Destacaría, asimismo, la importancia que el informe otorga al diagnóstico precoz, la existencia de centros de referencia interconectados, un enfoque multidisciplinario de la enfermedad, la importancia de la formación de profesionales especializados en este tipo de enfermedades y a la red de apoyo para los familiares. También es importante el apoyo propuesto para las campañas de información sobre enfermedades degenerativas destinadas al público general. Estoy de acuerdo, además, con la idea expresada en el informe de que una estrategia europea sobre este tipo de enfermedades debe proteger los servicios que permiten el acceso universal y geográficamente generalizado al sistema.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito.(FR) Casi diez millones de europeos padecen trastornos mentales, en concreto, la enfermedad de Alzheimer. La respuesta europea sigue siendo escasa y la situación de los pacientes, sus familias y los cuidadores está muy desequilibrada en toda Europa, actualmente, solo siete Estados miembros tienen estrategias nacionales en marcha. Por esa razón, el Parlamento Europeo insta a los Estados miembros a elaborar programas y estrategias específicos a escala nacional para luchar contra esta enfermedad y sus efectos. Dichas estrategias deben abordar las consecuencias sanitarias y sociales de la enfermedad, así como los servicios y el apoyo necesarios para los pacientes y sus familias. También se han de priorizar, desde el punto de vista de la salud, los esfuerzos destinados a promover un diagnóstico precoz y los servicios sanitarios que se centran en la prevención y la investigación a escala de la Unión Europea. Por tanto, se debe alentar el establecimiento de un programa público-privado de investigación, desarrollo e inversión a escala europea. La velocidad con la que frenamos la progresión de la enfermedad de Alzheimer, tal vez incluso hasta erradicarla, dará lugar a un cambio significativo en el número de personas dependientes y ayudará a las personas mayores a disfrutar de sus vidas el mayor tiempo posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del informe sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, porque presenta medidas para garantizar la dignidad de las personas que padecen demencia, reduce las desigualdades e impide la exclusión social, asimismo, promueve el diagnóstico precoz y la investigación sobre la prevención de estas enfermedades.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) En Europa, unas 9,9 millones de personas sufren algún tipo de demencia, lo que significa que Europa ocupa el segundo lugar en lo que respecta a la frecuencia de este tipo de enfermedad. Solo en Portugal, se estima que el número de pacientes con demencia es de 153 000, más de 90 000 de los cuales padece la enfermedad de Alzheimer, y se prevé que estas cifras se dupliquen de aquí a 2020. Con el envejecimiento de la población, la respuesta de las sociedades y los gobiernos ante este tipo de enfermedad, que está muy asociada a la edad, representa un desafío significativo al comienzo de este milenio. Por esta razón, solo puedo brindar mi más firme apoyo a esta iniciativa que propone que se declare la demencia como prioridad de la UE en materia de salud e insta a los Estados miembros a que elaboren planes y estrategias nacionales específicos para abordar la enfermedad de Alzheimer. El Centro Democrático Social ha defendido este enfoque en Portugal, ya que está a la vanguardia y en total consonancia con las políticas y las prioridades sanitarias de la UE, exigiendo al Gobierno un plan nacional sobre la demencia que garantice apoyo y atención dignos, humanizados y cualificados a las personas que sufren de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Cada año, 1,4 millones de ciudadanos que viven en Europa desarrollan algún tipo de demencia, lo que significa que cada 24 segundos se diagnostica un caso nuevo. En Portugal, se estima que hay 153 000 personas que padecen demencia, 90 000 de ellas sufren la enfermedad de Alzheimer. Dado que el envejecimiento de la población de la UE, los especialistas prevén que estas cifras se dupliquen de aquí a 2040.

Dado el envejecimiento de la población y que la proporción de población activa disminuye con respecto a la población jubilada, se espera que la demencia sea uno de los principales retos para la sostenibilidad de los sistemas sociales y de atención sanitaria nacionales. Por lo tanto, es crucial que los gobiernos desarrollen estrategias y planes nacionales específicos para la enfermedad de Alzheimer con el fin de abordar las consecuencias sociales y sanitarias de la demencia, no solo garantizando la prestación de servicios, sino también apoyando a las personas con demencia y a sus familias.

Acojo con satisfacción la propuesta de lanzar el Año Europeo de la Salud Mental, para difundir entre el público el conocimiento de las enfermedades cerebrales asociadas al envejecimiento y de las medidas de detección e identificación de los primeros síntomas de estas enfermedades, junto con el lanzamiento de campañas de información pública sobre la prevención y el tratamiento.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) La enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia son enfermedades que han suscitado preocupación y atención justificadas. Según el informe de 2010 sobre la situación internacional en lo relativo a la enfermedad de Alzheimer, aproximadamente 9,9 millones de personas en Europa padecen la enfermedad y se prevé que este número aumente considerablemente de aquí a 2020. La falta de cuidadores profesionales para personas con la enfermedad de Alzheimer tiene que ser un motivo de preocupación considerable, ya que esta situación tenderá a empeorar en el futuro si no se adoptan medidas. Dichas medidas deben incluir la formación de un número suficiente de profesionales de la salud y los servicios sociales, así como la garantía de prestar una atención adecuada por medio de los servicios públicos, respetando el deseo de los pacientes a permanecer en su entorno siempre que sea posible y promover los principios fundamentales de dignidad e inclusión social, así como la independencia y la libre determinación de los pacientes. Puesto que los medicamentos para el tratamiento de esta enfermedad son muy caros y la mayoría de los pacientes no se los pueden permitir, es deseable obtener financiación para estos medicamentos. Es absolutamente esencial alentar y desarrollar la investigación en este ámbito, especialmente en lo que respecta a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento, donde el principio fundamental es que el sector público asuma estas responsabilidades sin restricciones de beneficios o acceso para todos los pacientes.

 
  
MPphoto
 
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. (GA) Yo apoyo plenamente este proyecto sobre la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. La enfermedad de Alzheimer es la principal causa de demencia y es responsable de más de 44 000 pacientes en Irlanda y casi 10 millones en toda Europa.

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad progresiva, lo que significa que a medida que pasa el tiempo ocurren más y más daños en el cerebro. Al mismo, los síntomas de la enfermedad son cada vez más agudos. Por desgracia, puesto que la población europea está envejeciendo, es muy probable que el número de pacientes aumente. Debe haber una mejora en la coordinación entre los Estados miembros en lo que concierne a la investigación de las causas de las demencias y las mejores prácticas en cuidados.

Con frecuencia, la carga de los cuidados recae en los miembros de la familia. En Irlanda hay 50 000 personas cuidando de pacientes con demencia. Me gustaría rendir especial homenaje a los cuidadores y a la Sociedad de Alzheimer de Irlanda, que prestan una asistencia excelente a las personas que sufren esta enfermedad.

 
  
MPphoto
 
 

  Nathalie Griesbeck (ALDE), por escrito.(FR) Se estima que casi diez millones de personas en Europa sufren demencia y la mayoría de ellas la enfermedad de Alzheimer. Es probable que esta cifra se duplique prácticamente cada 20 años. Una de cada cuatro personas mayor de 65 años podría verse afectada en 2020. En Francia, hay 160 000 nuevos pacientes cada año. Podemos decir, por tanto, que todos los europeos, en un momento u otro, se enfrentarán directa o indirectamente a problemas relacionados con la enfermedad de Alzheimer u otras demencias. Por eso, doy mi pleno apoyo a este informe a iniciativa propia, que pide que la Comisión Europea declare la lucha contra la enfermedad de Alzheimer una de las prioridades de acción de Europa en el ámbito de la salud. Es crucial garantizar que los pacientes de Alzheimer tienen acceso a una atención sanitaria adecuada y, sobre todo, necesitamos estrechar la cooperación europea en materia de investigación (en el contexto del próximo programa marco de investigación), prevención, diagnóstico (con criterios comunes, protocolos comunes, etc.) y tratamiento. También pedimos el lanzamiento del Año Europeo de la Salud Mental, complementario del Día Mundial del Alzheimer que espero que ofrezca una oportunidad para difundir entre el público el conocimiento sobre esta cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Grossetête (PPE), por escrito.(FR) Como Presidenta de la Alianza Europea contra la Enfermedad de Alzheimer, solo puedo acoger con satisfacción las medidas recomendadas por esta iniciativa europea, que procura mejorar el conocimiento epidemiológico de la enfermedad y coordinar la investigación actual. Los programas de investigación común se han establecido gracias al apoyo europeo, y espero que rindan frutos. Por el momento, es esencial colocar la prevención en el núcleo de toda estrategia y dirigir nuestros esfuerzos hacia la obtención un diagnóstico lo más precoz posible, como se destaca en el informe. Los Estados miembros deben adoptar inmediatamente todas las acciones, incluidas las campañas de prevención basadas en un plan europeo ambicioso para luchar contra la enfermedad. Los trastornos de la conducta y la personalidad provocados por esta enfermedad implican que los pacientes sean gradualmente más dependientes de otras personas. Los pacientes son los únicos que sufren esta enfermedad, sus familias y cuidadores también se ven afectados. Además, quisiera rendir homenaje a la Asociación Europea de Alzheimer que, junto a las asociaciones nacionales contra esta enfermedad, desempeña un papel crucial ayudando a los pacientes y a sus familias.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) He brindado mi pleno apoyo a este informe a iniciativa propia, que procura alentar a la Comisión Europea para que la enfermedad de Alzheimer sea una de sus principales prioridades en lo que respecta a las acciones en materia de salud. No solo debemos promover los métodos de diagnóstico precoz, desarrollar los medios para detectar lo antes posible los síntomas de esta enfermedad y concentrar las actividades de investigación en las enfermedades neurodegenerativas, sino que también debemos, sobre todo, procurar mejorar las vidas cotidianas de los pacientes y sus familias, ya que este aspecto queda relegado con demasiada frecuencia en las políticas públicas. Por último, se debería prestar especial atención a las mujeres, que se ven afectadas por esta difícil enfermedad el doble que los hombres.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. – El informe de la señora Matias aborda una cuestión cada vez más importante en nuestra sociedad en proceso de envejecimiento. En mi país, el Gobierno escocés ha declarado la demencia como una prioridad nacional, y se está utilizando la experiencia escocesa en la investigación de relevancia internacional. Esta iniciativa europea ha de ser acogida con beneplácito como un medio para coordinar mejor los trabajos de la UE contra la demencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, porque el enfoque básico consiste en una mejor coordinación entre los Estados miembros y en una respuesta más eficaz y solidaria con miras a la prevención y al tratamiento de las personas que viven en situaciones de enfermedad de demencia, especialmente la enfermedad de Alzheimer, y las personas de su entorno, tanto profesionales de la salud como proveedores de servicios o familiares. Es importante y esencial promover el diagnóstico precoz y una buena calidad de vida, apoyar la cooperación entre los Estados miembros por medio del intercambio de las mejores prácticas y los estudios clínicos en este ámbito, así como respetar los derechos y las expectativas de las personas que viven con esta difícil enfermedad. Es un paso clave para avanzar con propuestas concretas de vertebración de las políticas existentes y de las formas de hacer frente a este tipo de enfermedades, así como para garantizar la mayor cobertura posible y condiciones equitativas en materia de acceso y de trato de los pacientes, independientemente de los recursos financieros.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito.(IT) Con la votación de hoy del informe de la señora Matias, el Parlamento Europeo ha procurado hacer hincapié en que la lucha contra la enfermedad de Alzheimer es una prioridad de la UE en el ámbito de la salud. Según el Informe sobre la situación internacional en lo relativo a la enfermedad de Alzheimer en 2009, cerca del 28 % de los ciudadanos europeos padecen este tipo de demencia, y es probable que este porcentaje aumente dado el envejecimiento de la población europea. Por consiguiente, creo que las instituciones tienen una responsabilidad de no subestimar esta enfermedad y de adoptar medidas concretas para apoyar a los pacientes y sus familias. En ese sentido, el papel del Parlamento Europeo debe consistir en promover una política de sensibilización pública sobre la cuestión e instar al Consejo y la Comisión a que tomen debidamente en cuenta el concepto de demencia al preparar medidas futuras en el ámbito de la prevención de la salud. De las medidas sugeridas en el informe, me gustaría destacar la elaboración de directrices para el desarrollo y la puesta en práctica de un método común de diagnóstico precoz, así como la identificación de instrumentos que faciliten el acceso a la financiación.

 
  
MPphoto
 
 

  Petru Constantin Luhan (PPE), por escrito. (RO) Aprobar este informe sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer supone un paso importante en la lucha contra esta enfermedad en un momento en que el número de personas en Europa que padece demencia es de 9,9 millones y que la enfermedad de Alzheimer es la responsable de la gran mayoría de los casos. Aprobar este informe permitirá a los Estados miembros adoptar medidas coordinadas para luchar contra esta enfermedad en la Unión Europea. Creo que una solución posible es movilizar los recursos de la iniciativa emblemática de la Estrategia Europa 2020 «Unión por la innovación» y del piloto «Asociación Europea para la Innovación en el campo del Envejecimiento Activo y Saludable», cuyo lanzamiento está previsto para la primavera.

Dado el aumento drástico anticipado en el número de pacientes de Alzheimer de aquí a 2020, en el futuro será necesario desarrollar asociaciones entre instituciones públicas, y entre las instituciones públicas y privadas en conexión con la aplicación de proyectos de investigación, aprovechando así las instalaciones, los recursos y la experiencia de los sectores público y privado para luchar contra las repercusiones de la enfermedad de Alzheimer y de otros tipos de demencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Elżbieta Katarzyna Łukacijewska (PPE), por escrito.(PL) Una de las formas más eficaces de aumentar la conciencia social sobre la incidencia de la demencia en personas de edad avanzada es destacar el problema y lanzar una campaña de información activa. Deberíamos prestar especial atención a la enfermedad de Alzheimer, ya que se está convirtiendo en un problema cada vez más grave, no solo en la UE, sino también a escala global, y, según los especialistas, el número de pacientes aumenta constantemente. Nuestra sociedad está envejeciendo y debemos hablar abiertamente sobre este problema y buscar soluciones. Sobre todo, debemos subrayar la importancia de la prevención de esta enfermedad. Por tanto, he votado a favor del informe de la señora Matias sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor de este informe a iniciativa propia que representa la respuesta del Parlamento a la Comunicación de la Comisión sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Los objetivos clave son: la promoción del diagnóstico precoz y la calidad de vida; la mejora del conocimiento epidemiológico de la enfermedad y la coordinación de la investigación; el apoyo a la solidaridad entre los Estados miembros mediante el intercambio de mejores prácticas; y, por último, el respeto de los derechos de las personas que viven con enfermedades de demencia.

Son propuestas dignas de beneplácito, ya que creo que una estrategia europea sobre la demencia debería hacer más hincapié en la dimensión social de las personas que viven con enfermedades de demencia y sus cuidadores, apoyando al mismo tiempo la investigación sobre la prevención y el diagnóstico precoz.

 
  
MPphoto
 
 

  Barbara Matera (PPE), por escrito. (IT) Del informe de 2009 sobre la enfermedad de Alzheimer se desprende una estadística alarmante, a saber, se estima que 35,6 millones de personas en todo el mundo padecen demencia en cualquiera de sus manifestaciones. Esta estimación se revisa constantemente al alza en Europa, donde la edad media de la población está aumentando con rapidez.

De ahí la importancia de establecer una red de intercambio de datos estadísticos entre todos los Estados miembros y una plataforma para la coordinación de la investigación de las causas, la prevención y el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer. Considerando que el diagnóstico precoz podría ayudar a controlar los costes sanitarios en toda Europa, también es fundamental distribuir el nivel de inversión financiera y elaborar políticas a escala europea con miras a alentar la prevención específica.

También he de enfatizar la importancia de tener en cuenta las necesidades específicas de las mujeres, cuyo porcentaje del total de personas afectadas por la enfermedad dobla al de los hombres y que representan, asimismo, un porcentaje desproporcionado del total de los cuidadores, en los ámbitos de la investigación médica y social, y la política sanitaria y social. La enfermedad de Alzheimer representa un desafío considerable para la sociedad europea. Solo haciendo un esfuerzo conjunto podremos hacer frente a las consecuencias sociales y sanitarias de la demencia, y ofrecer servicios y apoyo a las personas que padecen enfermedades degenerativas, así como a sus familias.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Mi partido en Portugal, el Centro Democrático Social – Partido Popular, siempre ha defendido con firmeza un plan nacional sobre la demencia, de manera que las personas que padecen este tipo de enfermedad puedan ser supervisadas por personas cualificadas y con dignidad y humanidad. Por tanto, no puedo sino apoyar esta iniciativa de la UE, que apunta a declarar la lucha contra la demencia como una de las prioridades de la UE. El número de europeos afectados por la enfermedad de Alzheimer y otro tipo de demencias es tan elevado que hace que esta priorización sea imprescindible. Reviste gran importancia adoptar acciones en las fases iniciales para tratar satisfactoriamente este tipo de enfermedad y ofrecer a los pacientes la mejor calidad de vida posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad insidiosa para la que no existen medicamentos eficaces, a pesar de la exhaustiva investigación actual. Es muy poco probable que en un futuro cercano encontremos un remedio para esta enfermedad y sus consecuencias, tales como la pérdida gradual de memoria y de otras funciones cerebrales importantes, que causa un estado de total dependencia de otras personas. Esto hace que sea incluso más importante empezar el tratamiento en una fase temprana de la enfermedad. Otra medida importante implica la educación del público acerca de la prevención, pero también sobre el reconocimiento precoz y el retraso de la aparición de la enfermedad. Muchos médicos generalistas están empezando, según parece, demasiado tarde el tratamiento con medicamentos para la demencia, con el fin de no exceder sus presupuestos; esto es contraproducente. De acuerdo con los médicos expertos, el tratamiento con los medicamentos adecuados puede retrasar hasta un año la necesidad de que la persona que sufre de la enfermedad tenga que mudarse a una casa hogar de alto coste.

En este contexto, es importante no olvidar el estrés físico y mental que sufren los familiares que cuidan de estos pacientes. Este estrés da lugar a depresión, desgaste y trastornos similares entre aproximadamente un tercio de los cuidadores. Intentamos aliviar el sufrimiento de personas que padecen la enfermedad de Alzheimer a escala de la UE. Por eso, he votado a favor del informe de la señora Matias.

 
  
MPphoto
 
 

  Cristiana Muscardini (PPE), por escrito. (IT) Estoy de acuerdo con el informe de la señora Matias en que existe una necesidad en Europa de garantizar una estrecha cooperación y coordinación entre los Estados miembros que permita ofrecer una respuesta eficaz en materia de prevención y tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, que hoy día afecta a 6 millones de europeos.

Sin el apoyo europeo a los esfuerzos nacionales, no solo en materia de prevención y tratamiento, sino también en la coordinación de la financiación de la investigación, la difusión de las mejores prácticas y la financiación adecuada para la industria farmacéutica que trabaja para descubrir medicamentos eficaces, no podremos fomentar la autonomía de las personas que padecen enfermedades que causan discapacidad grave, incluido todo lo relacionado con las relaciones sociales y afectivas.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito.(IT) Mi decisión de votar a favor del informe sobre la enfermedad de Alzheimer se deriva de un deseo de mejorar la estrategia europea actual para luchar contra esta enfermedad. El envejecimiento gradual de la población europea viene acompañado de un aumento sustancial en el número de personas que padecen enfermedades neurodegenerativas, de las cuales la enfermedad de Alzheimer es responsable del 50 %. Por tanto, este informe es un paso adelante en la lucha contra esta grave enfermedad. Creo que en esta cuestión es vital centrar la atención en la prevención, tanto en un diagnóstico precoz como en la recogida de los datos epidemiológicos sobre la enfermedad. También deben colmarse las lagunas que aún existen en los ámbitos de la formación de profesionales, del apoyo a las familias y del compromiso por una mayor concienciación acerca de la condición de vivir con demencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papanikolaou (PPE), por escrito. (EL) He votado a favor del informe sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer, porque ayudará a mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familiares, así como a reducir las desigualdades entre los Estados miembros en cuanto a prevención, acceso al tratamiento y prestación de servicios adecuados para pacientes que sufren demencia. Hay 1,4 millones de ciudadanos europeos que padecen algún tipo de demencia y más de 8 millones de europeos de entre 30 y 99 años padecen enfermedades neurodegenerativas; la mitad de los cuales padecen Alzheimer y se espera que este número se duplique cada 20 años. El objetivo de este informe es mejorar la situación actual; los objetivos básicos por él fijados son promover un diagnóstico precoz y la prevención, así como mejorar la calidad de vida de los pacientes, una respuesta solidaria y uniforme entre los distintos Estados, desde la investigación hasta el tratamiento médico, y mejorar la dignidad de los pacientes durante todo el tratamiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) He dado mi voto positivo a la propuesta de resolución del Parlamento Europeo sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Comparto algunas preocupaciones que se analizan en el informe de la señora Matias y apoyo la petición al Consejo para que declare la demencia como prioridad de la UE en materia de salud.

Es importante actuar de manera global. De hecho, el nivel de coordinación transnacional es relativamente bajo en la UE, lo que da lugar a la fragmentación y un intercambio limitado de conocimiento y mejores prácticas entre los Estados miembros; la investigación sobre la enfermedad de Alzheimer está sufriendo un retraso respecto a otras enfermedades graves en Europa.

A la luz de estos hechos, que están bien informados en este documento, es necesario desarrollar no solo planes y estrategias nacionales específicos para la enfermedad de Alzheimer, que son fundamentales, sino también un instrumento a escala europea que promueva la coordinación eficaz de la investigación europea en este ámbito. Creo que esta es la manera de garantizar la prestación de atención sanitaria de acuerdo con las mejores prácticas en todos los países europeos al mismo tiempo. De este modo, podremos evitar la desigualdad de las respuestas existentes en Europa y el predominio de condiciones desiguales en materia de acceso y tratamiento de la enfermedad.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) Las estadísticas sobre la enfermedad de Alzheimer y otro tipo de demencias son sumamente preocupantes, como el hecho de que cada año 1,4 millones de ciudadanos que viven en la Unión Europea desarrollan algún tipo de demencia y que cada 24 segundos se diagnostica un nuevo caso.

Padecen demencia aproximadamente una de cada 20 personas mayores de 65 años, aunque se estima que más de ocho millones de europeos padecen enfermedades de este tipo. En vista de ello, es necesario coordinar las distintas políticas nacionales en Europa. La fragmentación de la intervención, la desigualdad de las respuestas existentes en Europa y el predominio de condiciones desiguales de acceso y tratamiento de la enfermedad son razones más que suficientes para justificar esta iniciativa que se basa en cuatro objetivos fundamentales: la promoción de un diagnóstico precoz, la mejora del conocimiento epidemiológico de la enfermedad, el apoyo a la solidaridad entre los Estados miembros y el respeto de los derechos de las personas que viven con enfermedades de demencia.

Hasta ahora no se ha encontrado curación a la enfermedad de Alzheimer. Por tanto, es fundamental fortalecer la intervención no farmacológica, potenciando las intervenciones que mejoren el bienestar de los afectados. A la luz de todo lo anterior, estoy totalmente a favor de una mejor coordinación entre los Estados miembros y de una respuesta más eficaz con vistas a prevenir la demencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) Este informe representa un paso fundamental hacia la creación de una estrategia europea en este ámbito a partir de cuatro objetivos clave: la promoción de un diagnóstico precoz y de la calidad de vida, la mejora del conocimiento epidemiológico de la enfermedad y la coordinación de la investigación, el apoyo a la solidaridad entre los Estados miembros mediante el intercambio de mejores prácticas y el respeto de los derechos de las personas que viven con enfermedades de demencia, así como de aquellos que los cuidan. Cada año 1,4 millones de ciudadanos que viven en Europa desarrollan algún tipo de demencia. Cada 24 segundos se diagnostica un nuevo caso. Padecen demencia aproximadamente una de cada 20 personas mayores de 65 años y una de cada 5 personas de más de 80 años. Se estima que más de ocho millones de europeos de entre 30 y 99 años padecen enfermedades neurodegenerativas (la enfermedad de Alzheimer es la responsable de más de la mitad de estos casos.), una cifra que los científicos anticipan que se duplicará cada 20 años. Ya que persisten las desigualdades en el acceso al diagnóstico y al tratamiento, no solo entre unos países y otros, sino también dentro de ellos, los planes de acción nacionales deben ser preparados de manera que ofrezcan una respuesta solidaria con miras a la prevención y al tratamiento de las personas que viven en situaciones de enfermedad de demencia, especialmente la enfermedad de Alzheimer y las personas de su entorno (profesionales de la salud, proveedores de servicios o familiares).

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) El número de personas que padecen demencia en Europa se estima en 9,9 millones, siendo la enfermedad de Alzheimer responsable de la gran mayoría de los casos. Las enfermedades neurodegenerativas constituyen una de las principales causas de discapacidad y dependencia en las personas mayores, y que se prevé que el número de personas que padecen estas enfermedades podría duplicarse de forma espectacular de aquí a 2020.

En este contexto, se ha destacar la importancia de este informe: señala a la atención la necesidad de que los Estados miembros y la UE refuercen de manera significativa la cooperación y la coordinación de los esfuerzos de investigación clínica innovadora y multidisciplinar sobre las causas, la prevención y el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, el intercambio de información y el nivel de inversión financiera en este ámbito. También destacaría la importancia dada al diagnóstico precoz, la formación de profesionales, el apoyo a las familias y las campañas de información para el público, todo ello con el fin de garantizar a los pacientes la prestación de atención sanitaria de acuerdo con las mejores prácticas.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Rochefort (ALDE), por escrito.(FR) Cada 24 segundos se diagnostica un nuevo paciente con enfermedad neurodegenerativa en la UE. Padecen demencia aproximadamente una de cada 20 personas mayores de 65 años y una de cada 5 personas de más de 80 años. La enfermedad de Alzheimer es la responsable de más de la mitad de los casos. En total, más de 8 millones de europeos de entre 30 y 99 años están afectados, una cifra que los medios científicos admiten que puede duplicarse cada 20 años. La Unión Europea tiene que tomar la iniciativa de manera que el aumento del número de personas afectadas por estas enfermedades pueda ser abordado en las próximas décadas. He apoyado la resolución del Parlamento Europeo que pide en particular a los Estados miembros adoptar medidas para ayudar a frenar el avance de la enfermedad en pacientes —fomentando estilos de vida saludables y garantizado que la disponibilidad de medicamentos para todos los pacientes— establecer centros especializados y facilitar equipos médicos satisfactorios en todo el país y a elaborar planes de acción estratégicos para la investigación en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – He apoyado esta propuesta porque, entre otras cosas, pide al Consejo que declare la demencia como prioridad de la UE en materia de salud e insta firmemente a los Estados miembros a que elaboren planes y estrategias nacionales específicos para la enfermedad de Alzheimer con el fin de abordar las consecuencias sociales y sanitarias de la demencia y prestar servicios y apoyo a las personas con demencia y a sus familias, como ya ocurre en varios Estados miembros, donde el plan «Alzheimer y enfermedades afines» iniciado en 2008 ha permitido coordinar la atención médico-social y la investigación clínica y básica sobre estas enfermedades a escala nacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) La edad media de la población europea aumenta constantemente y eso hace que los problemas relacionados con la edad, especialmente las demencias, sean cada vez más importantes.

Se estima en 35 millones el número de personas en todo el mundo que padecen demencia y se espera que esta cifra podría duplicarse cada 20 años. El número de personas que padecen demencia en Europa se estima en 9,9 millones y que la enfermedad de Alzheimer es la responsable de la gran mayoría de los casos.

Un estudio de la Asociación Internacional de la Enfermedad de Alzheimer muestra que cada paciente de Alzheimer cuesta a los países de la UE 24 000 euros al año, ascendiendo a un total aproximado de 161 000 millones de euros. En las próximas décadas, es posible que la demencia sea uno de los principales desafíos para la sostenibilidad de los sistemas sanitarios nacionales.

Dadas las estadísticas sobre el número de personas afectadas, es necesario proporcionar servicios y apoyo a las personas con demencia y especialmente a sus familias, que son la principal fuente de apoyo para sus cuidados. Esto se ha hecho en varios Estados miembros que han implementado el plan sobre el Alzheimer y enfermedades similares. El objetivo común debe ser promover una mayor concienciación acerca de las enfermedades asociadas al envejecimiento y complementar el Día Mundial del Alzhéimer, que se celebra el 21 de septiembre, con campañas de información sobre la prevención de dichas enfermedades y el tratamiento de los accidentes vasculares cerebrales.

 
  
MPphoto
 
 

  Joanna Senyszyn (S&D), por escrito.(PL) He votado a favor del informe sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Recientemente el Parlamento celebró un debate sobre cuestiones relacionadas con las personas mayores en el contexto de la crisis económica, las demandas del mercado de trabajo y el aumento de los niveles de empleo. Las estadísticas sobre el número de personas diagnosticadas con demencia muestran la gravedad del problema. Cada año 1,4 millones de europeos desarrollan algún tipo de demencia, y el número de personas que padecen Alzheimer se estima en 10 millones. En Polonia, más de 200 000 personas padecen la enfermedad de Alzheimer. Las enfermedades neurodegenerativas representan una de las principales causas de discapacidad entre las personas mayores y el problema empeora cada vez más a resultas del aumento de la esperanza media de vida.

La enfermedad de Alzheimer representa un desafío económico importante para todas las sociedades. El Informe Mundial sobre el Alzheimer publicado en 2010 indica que el coste anual a escala global de la enfermedad de Alzheimer y otro tipo de demencias asciende a 600 000 millones de dólares estadounidenses. Necesitamos una estrategia europea conjunta en la lucha contra la demencia. Debemos desarrollar y promover medidas preventivas contra la enfermedad de Alzheimer o, dicho de otra manera, promover estilos de vida saludables, lo que implica mantenerse activo física y mentalmente, implicándose en la comunidad y tener una dieta saludable. Se ha de garantizar el apoyo psicológico y financiero para aquellas personas que cuidan de los pacientes. Una estrategia europea para la lucha contra la enfermedad de Alzheimer debe prestar especial atención a las necesidades de las mujeres, cuyo porcentaje del total de personas afectadas por la enfermedad dobla al de los hombres y que representan la gran mayoría de cuidadores de las personas que sufren esta enfermedad.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) He votado rotundamente a favor de este informe a iniciativa propia sobre la enfermedad de Alzheimer. Contiene una visión general muy buena de las medidas que se deben adoptar en este ámbito. No se ha presentado ninguna enmienda al texto aprobado por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, lo que indica que estas recomendaciones gozan de un apoyo amplio. Además, también pediría que prestáramos atención al número creciente de comunidades de afectados por la demencia que se establecen en países como Alemania, Bélgica y Escocia. También debemos considerar el impacto de las expectativas sobre la evolución de esta enfermedad. Las expectativas excesivamente negativas a menudo pueden tener un efecto negativo sobre la enfermedad, como fue, de hecho, la celebración de una conferencia organizada por la Presidencia belga a finales del año pasado. Estos comentarios también deberían incluirse en la política.

 
  
MPphoto
 
 

  Csanád Szegedi (NI), por escrito. (HU) Estoy de acuerdo con el informe en que es importante vertebrar las políticas existentes y las formas de hacer frente a la enfermedades. Cada año 1,4 millones de personas en Europa se ven afectadas por algún tipo de demencia y, por tanto, reviste especial importancia el diagnóstico precoz y la prevención. También es esencial una mejor coordinación entre los Estados miembros. Asimismo, apoyo el hecho de que debemos esforzarnos para conseguir la máxima cobertura posible en materia de tratamiento y unas condiciones equitativas para los pacientes independientemente de la edad, el sexo, los recursos económicos o el lugar de residencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Ulmer (PPE), por escrito. (DE) He votado a favor del informe que incluye una descripción detallada e impresionante de los problemas, los deseos y las preocupaciones de los pacientes de Alzheimer y las personas que los cuidan, asimismo, pide que adoptemos una acción conjunta. Por el momento, padecen demencia solo uno de cada 15 europeos mayores de 65 años, pero esta cifra incrementará significativamente durante las próximas décadas. En consecuencia, nos enfrentaremos a un desafío importante.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Vaughan (S&D), por escrito. – Apoyo plenamente esta nueva iniciativa sobre la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Se espera que la demencia sea uno de los principales desafíos para la atención sanitaria en los próximos años, por eso es vital la cooperación entre los países para mejorar la prevención, el diagnóstico y la atención sanitaria. Los informes instan a difundir una mayor concienciación sobre esta cuestión y la necesidad del reconocimiento de los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Esto favorecerá un diagnóstico precoz de los casos y ayudará a mejorar el acceso al tratamiento. Además de la protección del bienestar de aquellas personas que padecen demencia, es importante aumentar la sensibilización sobre los cuidadores, que con frecuencia tienen que hacer frente a dificultades financieras y emocionales; desarrollar planes de acción para mejorar la situación que viven los cuidadores representa otro paso adelante hacia la mejora de las vidas de las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer y la demencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Leszek Wałęsa (PPE), por escrito.(PL) Durante esta sesión plenaria, hemos votado sobre la resolución del Parlamento Europeo sobre una iniciativa europea acerca de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. He votado a favor de esta resolución, puesto que es un paso muy importante en la vía hacia propuestas detalladas para fusionar estrategias políticas existentes y la manera de gestionar enfermedades de este tipo. Las enfermedades neurodegenerativas son actualmente una de las causas principales de discapacidad entre las personas mayores, y es muy probable que el número de personas afectadas por estas enfermedades aumente significativamente. Este dato es particularmente significativo si se tiene en cuenta tanto el aumento de la esperanza de vida como la reducción de la proporción entre el número de trabajadores y el número de personas jubiladas. En vista de lo anterior, es fundamental centrar las estrategias en la prevención y orientar los esfuerzos para lograr diagnósticos tan precoces como sea posible. Como representante del pueblo, me siento conjuntamente responsable de garantizar que la UE despliega todas sus facultades para abordar el dicho problema.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) A consecuencia del rápido aumento en el número de personas que padecen la enfermedad de Alzheimer y otro tipo de demencias, es necesario que la UE actúe con rapidez, lo que implica garantizar una mayor atención al diagnóstico precoz y la prevención. Esto supone, por ejemplo, que las personas con riesgo de padecer la enfermedad deben someterse a pruebas en una fase precoz y deberían utilizarse las campañas específicas de educación pública para ayudar a los familiares de las personas mayores a distinguir entre los signos habituales de envejecimiento y los primeros síntomas de la demencia. Los Estados miembros deben compartir sus conocimientos especializados e involucrar a científicos y profesionales de la atención sanitaria en el proceso. El número alarmante de personas que padecen esta enfermedad y los costes resultantes para los distintos Estados miembros hacen que la prevención adquiera carácter de urgencia. Esta debe basarse en una dieta sana y en la adopción de medidas para retrasar la aparición de la enfermedad. El informe también hace referencia a la prestación de apoyo práctico y psicológico para los familiares. Se ha demostrado que un paciente que recibe atención en casa necesita tres cuidadores, que se ven obligados a menudo a dejar su trabajo para atenderlos. Por último, el informe menciona la importancia de mantener la dignidad de las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer. Esto se puede lograr mediante un programa de educación, que debe empezar en las escuelas.

 
  
  

Propuesta de resolución: (B7-0026/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de la propuesta de resolución sobre la petición acerca de la no intervención de la Comisión Europea en relación con un caso que atañe a la competencia y su impacto negativo sobre la empresa afectada. Quisiera señalar a la atención el hecho de que en la respuesta de la Comisión a la Comisión de Peticiones no se responde adecuadamente a las cuestiones planteadas por el peticionario y los miembros de la comisión, ni a las inquietudes planteadas en la opinión de la Comisión de Asuntos Jurídicos. Por tanto, es necesario que la Comisión adopte inmediatamente las medidas necesarias para la conclusión del procedimiento, aún pendiente, iniciado en 1997 en virtud de la cláusula de salvaguardia del artículo 8 de la Directiva 93/42/CEE. Además, la Comisión debe responder urgentemente a las preocupaciones legítimas del peticionario —que ha venido sufriendo esta intolerable situación durante trece años con la consiguiente pérdida considerable de ingresos— y que tome las medidas necesarias para permitir al peticionario hacer valer sus derechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Este caso, que lleva pendiente más de diez años, ha causado pérdidas financieras considerables a la empresa, porque todavía no ha obtenido una respuesta final de la Comisión en lo que respecta a su malentendido con las autoridades alemanas. Es esencial que todos los productos sanitarios vendidos en la UE cumplan con la legislación europea, para defender y proteger a los consumidores y que cumplan las normas de seguridad. Sin embargo, corresponde a la Comisión adoptar las medidas necesarias para concluir este caso, ya que es necesario resolver las disputas a su debido tiempo.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La cuestión que se está debatiendo corresponde a un inhalador para el asma que ha estado en el mercado desde 1996. Las autoridades alemanas llevaban expresando sus preocupaciones sobre la seguridad del producto y habían informado a la Comisión sobre el asunto para lograr la aplicación de un procedimiento de salvaguardia. Sin embargo, la Comisión no consultó al fabricante ni emitió jamás un dictamen; que el resultado es una situación en la que la decisión sobre este asunto aún está pendiente y que se ha dejado al peticionario sin recursos legales que le pudieran amparar. El fabricante comercializó el producto con un nuevo nombre en 2003 y que, en 2005, el Gobierno de Alta Baviera ordenó retirar el producto del mercado con arreglo a lo dispuesto en la Ley alemana sobre productos sanitarios, sin informar de ello a la Comisión. El fabricante informó a la Comisión de la segunda prohibición de comercialización, con objeto de que se incoara un procedimiento de infracción contra Alemania, pero la Comisión sostiene que no había pruebas suficientes de que el inhalador cumpliera los requisitos esenciales dispuestos en la Directiva y concluyó que un nuevo examen sobre la seguridad del producto no era necesario.

He votado a favor de esta resolución porque creo que es imperativo que la Comisión responda con carácter de urgencia a las preocupaciones legítimas del particular perjudicado y le permita hacer valer sus derechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Jahr (PPE), por escrito. (DE) Me complace que hoy el Parlamento haya aprobado una resolución respecto a la petición del señor Klein. La Comisión de Peticiones ha estado trabajando en este caso durante un período de tiempo considerable. En la década de 1990, el señor Klein inventó un inhalador para los enfermos de asma y en dos ocasiones se le impuso una prohibición de comercialización del producto. Sin entrar en detalles, estoy convencido de que la prohibición inicial del inhalador en 1996 no era del todo conforme al Derecho. Al menos, se han de revisar críticamente las circunstancias que dieron lugar a la prohibición. Se pidió a la Comisión que concluyera el procedimiento de la cláusula de salvaguardia, con el fin de que la parte en cuestión pudiera presentar una apelación. El proceso todavía no se ha completado. El fundamento jurídico y la legitimidad de la segunda prohibición son los temas objeto de la polémica. Sin embargo, también parece que ha habido una violación del Derecho comunitario. En consecuencia, el señor Klein ha sido víctima de una denegación de justicia flagrante y es necesario rectificar esta situación. Asimismo, es importante que la Comisión encuentre rápidamente una solución que resuelva este problema de una vez por todas.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito.(IT) Mi voto positivo a la propuesta de resolución se basa en la necesidad de manifestar que Europa, y concretamente el Parlamento Europeo como organismo elegido democráticamente, siempre ha estado del lado de los ciudadanos. La resolución aprobada hoy se basa en la petición 0473/2008 presentado por el señor Christoph Klein, de nacionalidad alemana, sobre la no intervención de la Comisión en relación con un caso que atañe a la competencia relativo a la retirada de la venta de un producto para el asma. En casos similares, es necesario que garanticemos, en primer lugar, nuestra calidad de ciudadanos europeos, y en segundo lugar, en nuestra calidad de diputados del Parlamento Europeo, que existe la posibilidad real de poder implementar garantías en caso de que una de las instituciones europeas no cumpla con las disposiciones de los Tratados. En resumen, esa es la razón de mi voto. A esto añadiría la esperanza de que la Comisión rectifique su comportamiento y, al menos, proporcione algunas respuestas concretas respecto a la cuestión de la retirada del mercado del producto para el asma, con el fin de clarificar qué ocurrió.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Este informe demuestra el valor del trabajo de la Comisión de Peticiones del Parlamento. Aquí estamos respondiendo a una petición legítima de un ciudadano de nacionalidad alemana en relación con los inhaladores para el asma. La resolución pide a la Comisión responder urgentemente a las preocupaciones legítimas del peticionario— que ha venido sufriendo esta intolerable situación durante trece años con la consiguiente pérdida considerable de ingresos— y que tome las medidas necesarias para permitir al peticionario hacer valer sus derechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Este tipo de conflicto perjudica cada vez más a todos los implicados: a la empresa en cuestión debido a los costes financieros resultantes y a las instituciones europeas debido la imagen sumamente negativa que proyectan a consecuencia del retraso en la conclusión de estos procedimientos. Me parece que 10 años para resolver un conflicto es demasiado tiempo y corresponde a la Comisión encontrar con rapidez una solución, por el bien de todos los implicados. No obstante, he de subrayar la importancia de que todos los productos médicos que salen al mercado de la UE deben cumplir con todas las normas de seguridad de la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) La Directiva 93/42/CEE del Consejo relativa a los productos sanitarios explica claramente qué requisitos han de cumplir los productos, primero, para ser autorizados y, segundo, para permanecer en el mercado. Si un producto tiene la marca CE, entonces cumple con esos requisitos. Corresponde a los Estados miembros establecer controles para impedir el uso no autorizado de la marca CE y, si fuera necesario, retirar los productos del mercado. La autoridad competente debe informar inmediatamente a la Comisión respecto de toda medida de este tipo que haya adoptado. Me he abstenido en la votación porque, en mi opinión, no es necesario que la Comisión actúe en este caso.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución que, tras la petición presentada por un ciudadano de nacionalidad alemana, sobre la comercialización de inhaladores para el asma, pide a la Comisión adoptar las medidas necesarias para concluir un procedimiento que, por desgracia, se ha prolongado durante trece años, con las consiguientes pérdidas financieras para la empresa en cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Con la aprobación de esta resolución, el Parlamento Europeo:

1. Considera que en la respuesta de la Comisión a la Comisión de Peticiones no se responde adecuadamente a las cuestiones planteadas por el peticionario y los miembros de la Comisión de Peticiones, ni a las inquietudes planteadas en opinión de la Comisión de Asuntos Jurídicos;

2. Pide a la Comisión que adopte inmediatamente las medidas necesarias para la conclusión del procedimiento, aún pendiente, iniciado en 1997 en virtud de la cláusula de salvaguardia del artículo 8 de la Directiva 93/42/CEE; y

3. Pide a la Comisión que responda urgentemente a las preocupaciones legítimas del peticionario —que ha venido sufriendo esta intolerable situación durante trece años con la consiguiente pérdida considerable de ingresos— y que tome las medidas necesarias para permitir al peticionario hacer valer sus derechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) Los ataques de asma provocan dificultades respiratorias repentinas y pueden durar horas.

Alemania introdujo una prohibición en la venta de ciertos inhaladores para el asma, por primera vez en 1997 y de nuevo en 2005. Se pidió a la Comisión que respondiera respecto a la legitimidad de las prohibiciones pero nunca se ha pronunciado, incumpliendo así la cláusula de salvaguardia establecida en la Directiva 93/42/CEE, que debería haber obligado a la Comisión a hacerlo.

La seriedad de esta omisión se agrava más aún por el hecho de que, de acuerdo con estimaciones confiables, los inhaladores retirados del mercado podrían haber mejorado la calidad de vida de unos 30 millones de personas que padecen asma.

La cuestión presentada por la señora Mazzoni pide a la Comisión que responda ante el incumplimiento de la cláusula de salvaguardia prevista en el artículo 8 de la Directiva 93/42/CEE. De acuerdo con dicho artículo, cuando se pide a la Comisión que emita un dictamen sobre una medida legislativa nacional en el ámbito sanitario, debe consultar a las partes afectadas lo antes posible e informarlas respecto a la legalidad u otras medidas nacionales. En este momento del procedimiento, como el Tribunal de Justicia también ha dictaminado, es necesario establecer una comisión de investigación con el fin de determinar la responsabilidad real de la Comisión.

 
  
  

Propuestas de resolución: RC (B7-0023/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución sobre la situación en Haití un año después del terremoto en la que el Parlamento Europeo reitera su solidaridad con el pueblo de Haití que sufre a consecuencia del terremoto y la epidemia de cólera. Estoy de acuerdo con la importante petición para un compromiso firme y a largo plazo de la comunidad internacional, incluida la UE, para cumplir todas las promesas formuladas en la Conferencia internacional de donantes en Nueva York. Es importante que adoptemos medidas de inmediato y coordinemos la provisión de ayuda humanitaria al pueblo de Haití, más de un millón de personas siguen estando instaladas en campamentos improvisados que debían ser temporales. Las asociaciones de derechos humanos siguen lamentando las terribles condiciones de vida en estos campamentos, en concreto, las «violaciones y la violencia sexual» a las que son sometidas las mujeres.

Sin embargo, a largo plazo, está claro que los organismos de asistencia humanitaria no pueden y no deben continuar compensando las debilidades del Estado haitiano ni ocupar su lugar, y se han de adoptar finalmente medidas que garanticen el desarrollo a largo plazo, en particular, en lo que respecta al acceso a la atención sanitaria, el abastecimiento de agua potable y la renovación urbana. A nivel político, hay una necesidad de acción inmediata para construir las capacidades del Estado haitiano en cuanto a democracia y buena gobernanza, que son fundamentales para la reconstrucción nacional y para garantizar que la sociedad civil y el pueblo haitianos participan en el proceso.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. – (LT) He apoyado esta resolución que evalúa la situación de Haití, un año después del terremoto. La situación del país sigue siendo muy compleja y caótica, los esfuerzos de reconstrucción comienzan difícilmente, millones de personas mueren de hambre y el terremoto ha tenido un impacto enorme en más de 800 000 niños, que están expuestos a la violencia, los abusos sexuales, la trata y la explotación. La situación del país empeora cada vez más con la crisis política tras los resultados de las elecciones presidenciales y legislativas. Si bien la comunidad internacional reaccionó eficazmente ante la tragedia en Haití, asignando ayuda financiera y humanitaria, hasta ahora solo se ha pagado una pequeña proporción de los 10 000 millones de dólares estadounidenses prometidos. La epidemia de cólera, que ha azotado el país, ha puesto de manifiesto la incapacidad del Estado haitiano para reaccionar adecuadamente frente a la situación, así como las limitaciones del sistema de la ayuda internacional. El continuo malestar político está dificultando los esfuerzos para empezar los trabajos de reconstrucción y de ayuda a las víctimas, y está empeorando la situación. La Unión Europea, en cuanto principal donante, debe asumir un papel de liderazgo político en la coordinación de los esfuerzos de reconstrucción en Haití y garantizar que la ayuda llega a los que más la necesitan.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) La situación de Haití se ha vuelto extremadamente grave en un momento en que todos los esfuerzos de la comunidad internacional no han ayudado a mejorar la situación en este Estado, devastado por la guerra civil y los desastres naturales, y ahora azotado por una epidemia de cólera. El terremoto devastador del año pasado señaló Haití a la atención del público mundial. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos conjuntos realizados después del apogeo de emociones intensas, la situación no ha ido a mejor. Por eso, el aspecto más importante de la resolución aprobada por el Parlamento Europeo quizás sea la petición a las Naciones Unidas para que reflexione sobre el mandato de la Minustah en Haití a consecuencia de la epidemia y las tensiones causadas por las recientes elecciones nacionales, que fueron duramente disputadas, y cuya integridad está siendo seriamente cuestionada por la comunidad internacional. La población pobre de este pequeño Estado es en realidad la gran perdedora en lo que se refiere a estos problemas.

Reviste importancia vital que las Naciones Unidas sigan estando al cargo de la coordinación de todas las operaciones civiles y militares con el fin de restaurar la seguridad y proporcionar ayuda humanitaria, así como, poner en marcha la reconstrucción y el desarrollo. Toda la comunidad internacional y la Unión Europea, en particular, deben priorizar, en la mayor medida posible, en sus programas la reconstrucción de Haití antes de que sea demasiado tarde para la población.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Acojo con agrado la respuesta masiva de la comunidad internacional ante el terremoto devastador en Haití, así como la auténtica voluntad política de apoyar la reconstrucción del país. Me complace especialmente el compromiso colectivo realizado por la Comisión y los Estados miembros de donar un total de 1 200 millones de euros, incluyendo 460 millones de euros en ayuda no humanitaria de la Comisión.

Sin embargo, la magnitud del desastre en Haití es lamentable y sus efectos son todavía muy visibles un año después del terremoto. La seguridad, la salud, la atención sanitaria pública y las condiciones de vivienda también son lamentables, es vital reconstruir la capacidad del Estado haitiano en cuanto a democracia y buena gobernanza, que son esenciales para la reconstrucción nacional, así como garantizar que la sociedad civil y el pueblo haitianos participan en el proceso. Sigue siendo crucial contribuir a que este país se recupere del terremoto, pero también es importante que la comunidad internacional aproveche esta oportunidad para ayudar a resolver las desigualdades económicas, sociales y políticas de Haití.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Después de un año, los efectos de la catástrofe en Haití son acuciantes y la situación desde el punto de vista social, económico y humano es caótica. Lamento tener que decir que la reconstrucción es prácticamente inexistente, la cantidad de escombros retirada insignificante, los niveles de pobreza extrema y la violencia devastadora, al tiempo que el brote de cólera se está extendiendo y las mujeres de los campamentos de refugiados están siendo violadas.

Este status quo tiene que cambiar. La comunidad internacional, con la cooperación del Gobierno haitiano, debe contraer un compromiso firme y a largo plazo, cumplir las promesas formuladas y hacer todo lo posible para proteger al pueblo haitiano. Insto a la Comisión Europea a desplegar esfuerzos de inmediato para proteger a más de 800 000 niños expuestos a situaciones de violencia, abusos sexuales, trabajo infantil y trata.

Por otra parte, considero esencial integrar la producción local de alimentos y la seguridad alimentaria en los esfuerzos de reconstrucción en Haití a través del desarrollo de las infraestructuras rurales y el apoyo a los pequeños agricultores. Acojo con satisfacción los esfuerzos y los trabajos realizados en el terreno por las organizaciones humanitarias, pero he de condenar la incapacidad de la Comisión interina para la reconstrucción de Haití para coordinar los miles de agentes humanitarios y los donantes de fondos destinados a los trabajos de reconstrucción.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasilica Viorica Dăncilă (S&D), por escrito. (RO) Para los habitantes de Haití es importante que la Unión Europea muestre su solidaridad con ellos después de la catástrofe que les ha azotado, que ocasionó pérdidas humanas y materiales. Por tanto, acojo con agrado la decisión de Europa de comprometerse a ofrecer asistencia financiera para el proceso de reconstrucción del país, por el valor de casi 1 200 millones de euros, así como la propuesta de la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, la señora Catherine Ashton, de adoptar un plan económico para los próximos 10 años, centrando la atención tanto en el desarrollo y el crecimiento de la región, como en la reconstrucción del país. Se trata de una decisión importante, especialmente porque la UE es la mayor donante a este país de la región del Caribe. Sin embargo, creo que los fondos de la UE deben distribuirse de acuerdo con criterios similares a los que se aplican a los Estados miembros o según los programas específicos, no solo para la reconstrucción de las casas, los colegios, las carreteras y otras infraestructuras, sino también para conceder microcréditos que impulsarán el desarrollo y el lanzamiento de microproyectos para la recuperación económica, en base al modelo actual que se utiliza en la UE para las microempresas. Después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos de América aplicaron el Plan Marshall, que supuso una contribución clave para la reconstrucción de la Europa Occidental. Europa, a su vez, puede lanzar un programa similar para Haití.

 
  
MPphoto
 
 

  Mário David (PPE), por escrito. (PT) El desastre terrible que azotó Haití hace un año nos estremeció y generó una corriente mundial de buena voluntad, poniendo a disposición recursos humanitarios, financieros, humanos y logísticos de forma inmediata y a gran escala.

Después de un año, era conveniente volver a evaluar la situación en el terreno, sobre todo porque Haití ya no domina los titulares de los medios de difusión. La resolución presentada hace esta evaluación y señala soluciones para los problemas graves a los que se enfrenta la población en su vida cotidiana. Por lo que a mí respecta, lo hace bien: solo falta una tendencia mayor enfocada a la participación de las comunidades y asociaciones locales en la distribución y en la búsqueda de soluciones para el futuro.

A pesar de todo, quisiera destacar el énfasis en el «compromiso a largo plazo» y en la búsqueda de soluciones para «abordar de una vez por todas las causas profundas de la pobreza en Haití», así como la petición a la UE/Estados miembros para que integren «la producción local de alimentos y la seguridad alimentaria en los esfuerzos de reconstrucción en Haití a través del desarrollo de las infraestructuras rurales y el apoyo a los pequeños agricultores».

También espero que se encuentre rápidamente una solución definitiva a los campamentos de refugiados improvisados, en los que se encuentran casi un millón de personas viviendo en condiciones prácticamente infrahumanas.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Hace casi más de un año, el mundo se quedó petrificado con las consecuencias del terremoto que devastó Haití, matando a más de 200 000 personas, dejando tras de sí una estela de destrucción totalmente horrible. En ese momento, la comunidad internacional se movilizó para socorrer a las víctimas, al tiempo que las instituciones internacionales, la opinión pública mundial y los medios de comunicación se hacían eco de este compromiso. Lamentablemente, el centro de la atención internacional parece que se ha ido a otra parte, así que es el deber del Parlamento Europeo recordar lo que pasó e informar sobre la situación actual. Después de un año, hay que aceptar que nada ha cambiado significativamente y que el país, que ya se enfrentaba a serias dificultades y que se ha colapsado tras un acto de la naturaleza, todavía no ha conseguido recuperarse. Una vez cotejados los datos disponibles, todos los indicadores apuntan a que: nada parece haber progresado con rapidez, con la eficiencia necesaria o la competencia adecuada. Más de un millón de personas todavía no tienen casa. La comunidad internacional no puede abandonar este país y permitir que se convierta en un estado fallido.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Un año después del terremoto, la situación en Haití sigue siendo caótica, el país se encuentra todavía en estado de emergencia y los trabajos de reconstrucción apenas han empezado. Saludo el trabajo de las organizaciones humanitarias en el terreno proporcionando atención a los heridos, el abastecimiento de agua potable y la distribución de alimentos. Sin embargo, quisiera destacar que corresponde al Gobierno haitiano el papel de reconstrucción ya que, especialmente, la estabilidad política contribuirá a la reconstrucción del país. Por tanto, sostengo que el Gobierno haitiano debería estar preparado e implementar los compromisos formulados en el plan de reconstrucción nacional, así como reforzar la autoridad del Estado, de manera que el gobierno local sea más eficaz, fortaleciendo al mismo tiempo la capacidad de las instituciones nacionales y locales.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) La realidad sobre el terreno pone de manifiesto lo que la resolución parece querer esconder, que es que la principal preocupación de los Estados Unidos, compartida por la UE, era asegurar y perpetuar su interferencia política con el fin de garantizar el dominio económico y geoestratégico de Haití, ignorando el drama humano que los haitianos han estado sufriendo durante décadas. Después de imponer políticas de ajuste estructural en el país, a través del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que destruyó su economía y creó una situación social catastrófica, los Estados Unidos respondieron ante el terremoto del año pasado con una invasión militar. Todo esto se ha visto exacerbado por la epidemia de cólera, que ahora sabemos que fueron los soldados de la misión de las Naciones Unidas en el país los que la trajeron, la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) (aunque esta niega toda responsabilidad). La mayoría en el Parlamento no ha dicho nada respecto a estos hechos. Ni tampoco se ha dicho nada sobre aquellos que han mostrado una verdadera actitud de solidaridad: Cuba y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Cuba ha enviado médicos y personal especializado que, hasta ahora, han tratado a más de 50 000 personas contra el cólera, con la ayuda de las autoridades haitianas, recientemente ha sido posible llegar a las comunidades más aisladas, garantizando así que ningún ciudadano de este país es abandonado sin ayuda frente al cólera, permitiendo al mismo tiempo salvar la vida de miles de personas.

 
  
MPphoto
 
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. (GA) El terremoto y la epidemia de cólera que le siguió fueron una catástrofe absoluta para el pueblo de Haití. Insto a la comunidad internacional, incluida la Unión Europea, a cumplir todos los compromisos formulados el año pasado en la Conferencia internacional de donantes en Nueva York y que se facilite el dinero, sin retraso, al pueblo haitiano y a las ONG involucradas.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) La situación de Haití sigue siendo un motivo de preocupación grave. Los esfuerzos desplegados por numerosos trabajadores de asistencia humanitaria, cuyo valiente compromiso debe ser aplaudido, chocan con la incapacidad del régimen en el poder para reducir el riesgo de guerra civil que amenaza la isla. Debemos exigir la plena aplicación del Consenso Europeo en materia de ayuda humanitaria firmado (para que la acción concertada y coordinada mejore la respuesta colectiva ante las crisis humanitarias) y enfatizar el hecho de que los compromisos formulados durante la Conferencia internacional de donantes del 31 de marzo, en particular, para la reconstrucción de Haití, deberían materializarse y no quedarse solo en palabras.

 
  
MPphoto
 
 

  Elie Hoarau (GUE/NGL), por escrito.(FR) Me he abstenido en la votación sobre la resolución de compromiso entre los grupos políticos del Parlamento Europeo sobre la situación de Haití. Lo he hecho porque esta resolución (aunque está bien fundamentada) no ofrece solución duradera alguna para garantizar que Haití supere realmente la crisis, ni tampoco plantea preguntas suficientes respecto al pago real de la ayuda prometida por la Unión Europea.

El pueblo de Haití necesita ayuda al desarrollo real y debería ser garantizada con carácter prioritario mediante el despliegue internacional de equipos de construcción y obras públicas, así como el material necesario, de manera que puedan participar activamente en la reconstrucción urgente de los edificios públicos y privados del país, empezando por los barrios, pueblos y aldeas más pobres. El pueblo de Haití también necesita apoyo médico real, primero para contener la epidemia de cólera lo antes posible, y segundo para erradicarla. Se han de desplegar urgentemente y en gran número médicos, medicamentos y servicios de apoyo médico.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución sobre la situación de Haití, ya que el Parlamento Europeo reitera su solidaridad con el pueblo haitiano que sufre a consecuencia del terremoto y la epidemia de cólera. Estoy de acuerdo con la petición importante a la comunidad internacional, así como a la UE, de contraer un compromiso firme y a largo plazo para cumplir todas sus promesas, porque más de un millón de personas siguen viviendo en lo que se suponía que eran campamentos temporales improvisados y las organizaciones de derechos humanos informan de que las condiciones de vida en estos campamentos sin instalaciones son terribles y las mujeres «corren el riesgo de sufrir violaciones y violencia sexual». Actualmente, no hay suficiente comida y el 80 % de la población vive en la pobreza extrema. Es esencial proporcionar a este pueblo acceso a la atención sanitaria, el agua y el saneamiento. Se han de adoptar medidas para garantizar el desarrollo a largo plazo en Haití. Por tanto, estoy de acuerdo en que la UE y los Estados miembros deberían incluir la recuperación y reconstrucción de Haití entre las prioridades más importantes y que ha llegado el momento de ayudar a Haití para que pueda ser un país económica y políticamente fuerte e independiente. La comunidad internacional debe aprovechar esta oportunidad para eliminar de una vez por todas las causas profundas de la pobreza en Haití.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito.(IT) El terremoto que devastó Haití el 12 de enero de 2010 causó aproximadamente 222 750 muertos, y dejó a casi 2 millones de personas sin hogar. Diez meses después de la tragedia, se desató en la isla la epidemia de cólera, que ha causado hasta el momento 3 333 muertos. Tal y como muestran estas cifras trágicas, la situación no es sencilla. Aparte de todo esto, a pesar del hecho de que las elecciones se celebraron en noviembre, y bajo graves sospechas de fraude en las votaciones, el país sigue sin gobierno. En la votación de hoy, hemos pedido a la Unión Europea que coopere con las instituciones haitianas con el fin de desarrollar normas y regulaciones que ayuden al país a hacer un mejor uso de toda la ayuda financiera que ha recibido durante el último año y, sobre todo, a hacerlo según los principios de democracia y legitimidad. Subrayando la importancia de la relación entre la ayuda de emergencia, la reconstrucción y el desarrollo, así como la promoción de una política de estrecha cooperación con el gobierno local es, en resumen, el resultado que esperamos lograr con la aprobación de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. –He votado a favor de esta resolución que reconoce los esfuerzos desplegados y el trabajo realizado por las organizaciones humanitarias (Cruz Roja, las ONG y las Naciones Unidas) y los Estados miembros, e insiste en la necesidad de comunicar los efectos no visibles de las intervenciones humanitarias y el hecho de que la situación se ha podido mantener bajo control gracias, entre otras cosas, a la atención a los heridos, el abastecimiento de agua potable y alimentos, y los alojamientos provisionales.

Sin embargo, la resolución también toma nota de que la epidemia de cólera ha puesto de manifiesto la incapacidad casi total del Estado haitiano frente a una enfermedad fácil de prevenir y de curar, así como las limitaciones del sistema de ayuda internacional en un país que se beneficia de un despliegue humanitario masivo (12 000 ONG); subraya que los actores humanitarios no pueden continuar compensando las debilidades del Estado haitiano o sustituyendo al mismo y que es urgente actuar por fin en materia de desarrollo a largo plazo, en particular en lo que respecta al acceso a la atención sanitaria, el abastecimiento de agua y la renovación urbana.

Asimismo, acojo con satisfacción el compromiso colectivo de la Comisión y los Estados miembros por un importe de 1 200 millones de euros, incluidos 460 millones de ayuda no humanitaria de la Comisión, contraído en la Conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Haití.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Hace ya casi un año desde la tragedia de Haití, en la que murieron más de 200 000 personas y más de 3 millones de haitianos se vieron afectados. Incluso ahora, las asociaciones de derechos humanos dicen que todavía hay un millón de personas desplazadas viviendo en condiciones infrahumanas en campamentos de refugiados improvisados. Hace un año, la comunidad internacional, incluida la UE, hicieron un esfuerzo enorme para ayudar a Haití e impedir que la catástrofe natural tuviera los efectos que ahora se observan. Por consiguiente, ha llegado el momento de recordar de nuevo a este pueblo: están sufriendo enormemente, especialmente los más vulnerables, como las mujeres y los niños. Es el momento de unir fuerzas para que este país vuelva a la normalidad, que ha sido azotado por fenómenos naturales.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Un año después del terremoto devastador en Haití, la situación del país no ha mejorado en absoluto. De hecho, el brote de cólera ha empeorado significativamente las cosas, a pesar de toda la ayuda económica y humanitaria que se ha desplegado en el país. La capital, Puerto Príncipe, todavía está sepultada por toneladas de escombros y la población local solo tiene picos y carretillas para retirarlos. Mientras miles de personas todavía no tienen alojamiento y el comercio de niños está floreciendo, el país, que está gobernado por un dictador, sigue sumido en un estado de caos político después de las elecciones. He votado a favor de la propuesta de resolución, ya que el pueblo de Haití necesita nuestra ayuda y el mundo occidental debe asumir sus responsabilidades.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito.(PL) El 12 de enero celebramos el primer aniversario del terremoto en Haití que tuvo consecuencias trágicas. Se llevó la vida de 222 750 personas y forzó a aproximadamente 1,7 millones a abandonar sus hogares. En conexión con estos acontecimientos trágicos, el 19 de enero, el Parlamento Europeo adoptó una resolución que describía la situación de la isla un año después del desastre. A pesar de los esfuerzos desplegados por numerosas organizaciones internacionales y la ayuda internacional destinada a reconstruir el país, la situación de Haití sigue siendo turbulenta y el país sigue inmerso en una crisis. La isla luchó contra una epidemia de cólera diez meses después del terremoto, asimismo observadores internacionales han puesto en tela de juicio la validez de las elecciones presidenciales y legislativas. En vista de la situación actual del país, el Parlamento Europeo insta a la Unión Europea y la comunidad internacional en su conjunto que muestren solidaridad con la isla y cooperen más estrechamente con las autoridades haitianas, y que estipulen que toda medida destinada a reconstruir el país solo puede adoptarse después de haber consultado a los que viven allí. También es importante el hecho de que el Parlamento señale a la atención la manera en que debería proporcionarse la ayuda a Haití; debería ser una donación, no un préstamo que endeudará al país. Por último, me gustaría expresar mi solidaridad con Haití y espero que los trabajos de reconstrucción del país sean racionalizados.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito.(IT) Un año después del terrible terremoto en Haití, uno de los desastres naturales más devastadores en la historia de la humanidad, todavía siguen grabadas profundamente las huellas de la catástrofe. Increíblemente, meses después del terrible terremoto, la llegada de un huracán trajo un epidemia de cólera, que hizo que la ya complicada situación política empeorara. Mi decisión de dar mi voto a favor de la resolución se basa, ante todo, en la necesidad de poner en marcha medidas e intervenciones que garanticen que el país recibe toda la ayuda que necesita para restaurar unas condiciones de vida tolerables, como mínimo. Las tensiones políticas y civiles actuales solo sirven para aumentar la preocupación, ya que afectan a la entrega de ayuda humanitaria de la UE, ralentizando así el ritmo de reconstrucción. Por tanto, creo que es esencial y el deber de las instituciones europeas proporcionar tanta ayuda como sea posible, para garantizar al menos que las personas que lo han perdido todo tienen una vivienda, asistencia médica, alimentos y servicios sociales básicos. Solo gracias a nuestra ayuda el pueblo de Haití poco a poco podrá volver a tener una vida normal.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papanikolaou (PPE), por escrito. (EL) He votado a favor de la resolución común sobre la situación de Haití un año después del terremoto: ayuda humanitaria y reconstrucción. La resolución destaca cuestiones como la protección de los derechos humanos y la dignidad. Nos recuerda que, hoy día en Haití, a parte de las condiciones de pobreza y el sentimiento de inseguridad que prevalece entre los ciudadanos (el 60 % de la población vive a la intemperie y el 80 % vive en condiciones de absoluta pobreza), existe una preocupación grave sobre la situación de las personas más vulnerables, que se enfrentan a la violencia, los abusos sexuales, la trata de personas, la explotación y el abandono. En esta resolución, el Parlamento Europeo pide a la Comisión que vaya un paso más allá del simple establecimiento de estos casos y haga una contribución práctica al proceso de creación de un sistema de protección social en Haití.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) Un año después del terremoto, la situación en Haití sigue siendo caótica, el país todavía se encuentra en estado de emergencia y la mayoría de la población vive en condiciones extremadamente precarias. Por eso, la comunidad internacional, incluida la UE, debe contraer un compromiso a largo plazo para cumplir todas las promesas formuladas respecto a la ayuda en la reconstrucción de Haití y mejorar las condiciones de vida del pueblo haitiano.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Haití representa de nuevo una cuestión de urgencia. Con esta resolución reiteramos nuestra solidaridad con el pueblo de Haití que sufre a consecuencia del terremoto y de la epidemia de cólera, y destacamos que los esfuerzos de reconstrucción deben implicar la consulta y la participación de la población y la sociedad civil haitianas. También instamos a que la comunidad internacional, incluida la UE, contraigan un compromiso firme y a largo plazo para cumplir todas las promesas formuladas en la Conferencia internacional de donantes en Nueva York y para entregar, además, los fondos sin demora. Insistimos en que toda la ayuda humanitaria y de reconstrucción de la UE debe facilitarse en forma de donación en lugar de préstamos que luego tendrán que ser devueltos.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) De todos los desastres que afectaron a nuestro planeta en 2010, el terremoto de Haití ha dejado la herida más difícil de curar.

A día de hoy, un año después del segundo temblor más devastador en la historia de la humanidad, las huellas del desastre todavía son dolorosamente evidentes. Más de un millón de personas, la mitad son niños, todavía viven en campamentos improvisados y una epidemia de cólera ha causado la muerte de más de 4 000 personas el pasado mes de octubre. Todavía no hay alimentos suficientes, ni acceso a agua potable, saneamiento ni escuelas. De los 500 000 millones de dólares estadounidenses prometidos por los gobiernos y las organizaciones privadas, muy poco —solo 6 000 millones de dólares estadounidenses— ha llegado, mientras que el resto no se ha materializado jamás.

La aprobación de esta resolución conjunta representa un paso importante para erigir un frente unido para abordar los futuros desafíos. Si la naturaleza destruye, el pueblo reconstruye. Estas palabras deben inspirarnos y lograr un mayor compromiso si cabe.

 
  
  

Propuestas de resolución: RC (B7-0031/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución del Parlamento Europeo ya que espero que el Parlamento de la República de Lituania tenga la voluntad política de rechazar la ley propuesta, que violaría los derechos humanos y las libertades. Espero que se ponga fin a la discriminación, incluida la discriminación por razón de orientación sexual. Todavía no se ha aprobado este proyecto de ley en el Parlamento de la República de Lituania, así que con esta resolución, el Parlamento Europeo quiere advertir que la Unión Europea se preocupa por este tipo de propuestas legislativas que violan los derechos humanos y discriminan a los ciudadanos. Además, el proyecto de enmiendas al Código de Infracciones Administrativas es contrario al artículo 25 de la Constitución de Lituania, en el que se señala «que no se debe impedir que las personas busquen, encuentran y divulguen informaciones o ideas», y al artículo 20, en el que se señala que «todas las personas son iguales ante la Ley, la Justicia, y las demás instituciones del Estado y autoridades públicas». El Gobierno de Lituania emitió un dictamen negativo de la propuesta que se está debatiendo en el Parlamento lituano, porque es contraria a la legislación nacional, comunitaria e internacional. Asimismo, la Comisión sobre Derechos Humanos del Parlamento lituano todavía tiene que presentar sus conclusiones sobre las enmiendas propuestas. Por tanto, espero que el Parlamento lituano tenga en cuenta las críticas internacionales y de la Unión Europea, esta resolución del Parlamento Europeo y la conclusión negativa del Gobierno lituano.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Teniendo en cuenta las obligaciones en materia de derechos humanos europeos e internacionales a las que se somete la UE, en concreto, en lo que respecta a los derechos de todas las minorías y la lucha contra cualquier forma de discriminación, no es aceptable que uno de sus Estados miembros promulgue leyes que cuestionan claramente los valores y los principios en los que se basa la Unión. Respeto el derecho que todo Estado tiene a debatir, enmendar y aprobar leyes nacionales sin ningún tipo de interferencia externa, siempre y cuando lo haga respetando íntegramente los derechos humanos y sin violar los principios fundamentales, en este caso, el principio de no discriminación, tanto si esos principios se han establecido en los Tratados o en la Carta de los Derechos Fundamentales. Espero que Lituania, o cualquier otro Estado miembro que esté en la misma situación, se abstenga de aprobar o proceda a revisar y alterar la legislación nacional que está en conflicto con toda norma, principio o valor establecido en la legislación europea con la mayor diligencia y velocidad posibles.

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias De Rossa (S&D), por escrito. – Apoyo la presente resolución, que pide que el Parlamento lituano rechace el proyecto de ley para penalizar «la promoción pública de las relaciones homosexuales» con una multa. La presente resolución del Parlamento Europeo se basa en una serie de hechos preocupantes, como la aprobación de la Ley sobre la protección de los menores contra los efectos perjudiciales de la información pública, el intento de prohibición por parte de las autoridades locales de la celebración de marchas a favor de la igualdad y el orgullo gay, así como el uso por parte de políticos y parlamentarios de primer orden de un lenguaje agresivo o amenazante y de un discurso de incitación al odio. El último informe de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE concluye que «las modificaciones podrían tipificar como delito cualquier expresión pública, representación o información sobre la homosexualidad». El proyecto de enmiendas parecería ciertamente contrario a las obligaciones de Lituania en virtud de su Constitución, de la Carta Europea de los Derechos Fundamentales, del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Tomo nota de la postura decidida adoptada en varias ocasiones por la Presidenta de la República de Lituania, Dalia Grybauskaitė, quien ha denunciado el proyecto de ley homófoba como perjudicial para los ciudadanos de Lituania y para la imagen de Lituania, y pide a la Presidenta que vete las enmiendas al Código de Infracciones Administrativas en caso de que se aprueben.

 
  
MPphoto
 
 

  Harlem Désir (S&D), por escrito.(FR) Durante los últimos meses, el Parlamento lituano ha aprobado una serie de leyes que prohíben y sancionan toda referencia a la homosexualidad o bisexualidad en público. El proyecto de ley que se está debatiendo en el Parlamento tiene como objeto modificar el Código de Infracciones Administrativas para penalizar «la promoción pública de las relaciones homosexuales» con una multa de hasta 2 900 euros.

Esta ley es totalmente contraria a la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y a los Tratados de la Unión Europea que obligan a la UE y sus Estados miembros a defender la libertad de expresión y las libertades fundamentales, y a proporcionar instrumentos europeos para luchar contra la discriminación y las violaciones de los derechos humanos.

Al aprobar esta resolución, pedimos que se retire este proyecto de ley para que se incluya el respeto de la orientación sexual en la lista de motivos protegidos en la Ley de Educación que permita a los menores acceder libremente a la información en materia de orientación sexual, y que clarifique el significado de la prohibición estipulado en la Ley de Publicidad.

No es la primera vez que un Estado miembro ha impedido los derechos y libertades de los ciudadanos europeos respecto a su orientación sexual bajo el pretexto de la no interferencia, alentando así la discriminación. Hay que poner fin a esta histeria homofóbica.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución, puesto que defiende el hecho de que las instituciones de la UE y los Estados miembros tienen el deber de garantizar el respeto, la protección y la promoción de los derechos humanos, tal y como se establece en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos, en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y en el artículo 6 del Tratado de la Unión Europea, sin distinción por razones de orientación sexual.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) El 12 de noviembre de 2010, el Parlamento lituano decidió iniciar el proceso de valoración de la modificación al Código de Infracciones Administrativas lituano, según el cual la promoción pública de las relaciones homosexuales debe ser sancionada con una multa. Las autoridades lituanas están examinando dicha modificación. Este hecho es relevante para nuestros debates en la medida en que todavía no se ha aprobado ninguna ley que infrinja el Derecho de la UE. Por tanto, me abstendré de valorar actos jurisdiccionales, legislativos y políticos que quedan estrictamente comprendidos dentro del ámbito de las autoridades judiciales, legislativas y ejecutivas de Lituania. No obstante, insto a las autoridades lituanas a respetar la libertad y el principio de igualdad y no discriminación por razón de orientación sexual.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La Unión Europea y sus instituciones tienen el deber y la responsabilidad de defender el respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de todas las minorías. Por tanto, debo rechazar y luchar contra cualquier forma de discriminación, especialmente la relacionada con la orientación sexual.

En este contexto, apoyo la resolución del Parlamento como una iniciativa que reafirma los valores y los principios en los que se basa la identidad de la Unión Europea, sin poner en peligro el principio fundamental de subsidiaridad. Insisto en el reconocimiento y el respeto del derecho de un Estado miembro, como Lituania, a debatir y comparar libremente conceptos e ideas diferentes durante el proceso de modificación y aprobación de una ley nacional. También destacaría la reafirmación de las autoridades lituanas en su determinación de respetar el marco jurídico europeo y no ir contra el mismo, y de promover, asimismo, el respeto de los derechos humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) Lituania intenta controlar la defensa de determinadas orientaciones sexuales minoritarias, no cabe duda que desea, y con mucha razón, promover en su lugar la familia, formada por un padre, una madre y los niños, que forma la unidad fundamental de toda sociedad. Algunas personas ven esto como un ataque inaceptable a los derechos humanos y como una discriminación manifiesta. Sin embargo, como la resolución presentada por el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos) señala con acierto, el proceso legislativo en marcha en Lituania todavía está muy lejos de completarse y actualmente los órganos de supervisión competentes están examinándola a la luz de las obligaciones internacionales y constitucionales del país.

La resolución también enfatiza «el derecho de toda democracia [...] a modificar y aprobar leyes y disposiciones nacionales, sin interferir en los debates de los parlamentos nacionales». Sin embargo, el mismo hecho de que estemos debatiendo la cuestión aquí y la presentación de textos constituye una interferencia y es una violación de los derechos de Lituania y de sus ciudadanos. Esto es inaceptable. Puesto que los temas están conectados, también quisiera aprovechar la oportunidad como ciudadano francés para expresar mis graves preocupaciones sobre el caso llevado ante el Tribunal Constitucional de Francia en nombre de la no discriminación, recusando los artículos del Código Civil que consagran con bastante naturalidad el principio del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) Acojo con beneplácito el hecho de que el Parlamento Europeo ha tomado posición al pedir a Lituania que rechace un proyecto de ley que introduce sanciones por «promover públicamente las relaciones homosexuales». Recordemos que no hay lugar para la homofobia en Europa y que el artículo 21 de la Carta de Derechos Fundamentales prohíbe explícitamente toda discriminación por distintas razones, incluida la orientación sexual. El Consejo sigue bloqueando la introducción de una directiva transversal sobre la lucha contra la discriminación con miras a garantizar igual protección contra cualquier forma de discriminación. Sin embargo, es hora de que actuemos para impedir que leyes como esta, que están muy lejos de los valores que defendemos aquí, afloren en toda Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. – Una de las primeras tareas del restablecido Parlamento escocés era eliminar el libro de estatutos que prohibía la «promoción» de la homosexualidad en las escuelas de Escocia. La ley había sido promulgada por el gobierno unionista de derechas de Margaret Thatcher —un gobierno que no tenía legitimidad alguna entre la población de Escocia—. El Parlamento escocés vio las cosas desde otro ángulo y reformó la ley para que estuviera acorde con el siglo XXI. Es de esperar que la población de Lituania decida ser considerada de forma similar.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito.(IT) La divisa del Parlamento Europeo «Unida en la diversidad» es el principio que debe guiar toda nuestra labor dentro y fuera de la Unión Europea. De acuerdo con este principio he votado a favor de esta resolución, porque creo que, si bien el Parlamento Europeo quizás no desee interferir en los asuntos internos de un país, debería poder expresar su opinión y actuar como transmisor con el fin de hacer conocer las necesidades del público europeo en su conjunto. La resolución aprobada hoy sirve para destacar la posición común del Parlamento en lo que respecta a la Seimas lituana. Consta de una petición para modificar un proyecto de ley que modificaría el Código de Infracciones Administrativas para penalizar la «promoción pública de las relaciones homosexuales», que, como destaca claramente el texto, podrían tipificar como delito cualquier expresión pública, representación o información sobre la homosexualidad. Por tanto, creo que es nuestro deber hoy como diputados, pero como ciudadanos ante todo, pedir al Parlamento lituano que rechace la nueva legislación en nombre del principio básico de proteger los derechos humanos fundamentales.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Tiene que haber tolerancia cero en cuestiones de discriminación basada en la orientación sexual (o por cualquier otra razón) en la Unión Europea. Por ello, acojo con satisfacción esta resolución, que adopta una actitud firme contra los signos de intolerancia en Lituania y deja claro que las instituciones de la UE no se quedarán de brazos cruzados ni permitirán que Lituania apruebe leyes que discriminan a un sector de la sociedad.

 
  
MPphoto
 
 

  Véronique Mathieu (PPE), por escrito.(FR) Quiero insistir en primer término que la lucha contra cualquier forma de discriminación, en concreto, la basada en la orientación sexual, es uno de los principios fundamentales de la Unión Europea. Ahora tenemos un considerable acervo legislativo europeo sobre esta cuestión, lo que significa que este principio se puede poner en práctica plenamente en todos los Estados miembros. Debemos combatir la homofobia aquí en esta Cámara y en los parlamentos nacionales. También es importante señalar que el texto que estamos debatiendo hoy es por ahora solo un proyecto de ley, presentado por varios diputados del Parlamento lituano.

Además, la enmienda propuesta para que la promoción pública de las relaciones homosexuales sea un delito ha sido criticada abiertamente por la Presidenta y el Gobierno de Lituania. Por tanto, no nos precipitemos censurando un país o un gobierno. En su lugar, pediría a los diputados lituanos que garanticen que acatan estrictamente la legislación comunitaria, en concreto, el artículo 21 de la Carta de los Derechos Fundamentales, que prohíbe cualquier forma de discriminación.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) Europa se compromete con la igualdad entre los ciudadanos con mucha frecuencia. Sin embargo, nos gustaría escuchar una respuesta por parte de Europa cada vez que se incumple este principio de igualdad. Esta resolución rechaza la institucionalización de una ley que infringiría el principio de igualdad entre los ciudadanos de Lituania por razones de orientación sexual y que incluso penalizaría a los ciudadanos por dichas razones. Celebro esta resolución que cuenta, sin lugar a duda, con mi voto a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Garantizar el respeto, la protección y la promoción de los derechos humanos en la Unión Europea es una de las funciones de las instituciones y de los Estados miembros de la UE, tal y como se establece en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos, en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y en el artículo 6 del Tratado de la Unión Europea, sin distinción por razones de orientación sexual. Esta propuesta de resolución sigue este principio: advierte que el Estado de Lituania está poniendo en peligro el principio de igualdad y no discriminación por razones de orientación sexual.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) El Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales (CEDH) garantiza que las personas con orientaciones sexuales diferentes no serán objeto de discriminación. Cuando Lituania firmó el Tratado de Lisboa, se convirtió en signatario del CEDH. El Parlamento Europeo considera que la aprobación de la Ley sobre la protección de los menores contra los efectos perjudiciales de la información pública por el Parlamento de Lituania representa una clara violación del Tratado. También insta al Gobierno de Lituania a abstenerse de aprobar más enmiendas sobre esta cuestión y a que incluya la orientación sexual en la lista de motivos protegidos. Me he abstenido en la votación porque, en mi opinión, no está claro hasta qué punto la UE está interfiriendo en cuestiones de ámbito nacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) Las instituciones de la UE y los Estados miembros tienen el deber de garantizar el respeto, la protección y la promoción de los derechos humanos en la Unión Europea, tal y como se establece en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos, en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y en el artículo 6 del Tratado de la Unión Europea, sin distinción por razones de orientación sexual. Es importante, por lo tanto, pedir a las autoridades nacionales de Lituania que no aprueben ningún tipo de legislación que entre en conflicto con el principio de igualdad y no discriminación por razones de orientación sexual.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Una vez más, hemos tenido que pedir al Parlamento de Lituania que rechace el proyecto de enmiendas al Código de Infracciones Administrativas, que incluya la orientación sexual en la lista de motivos protegidos en la Ley de Educación, que permita a los menores acceder libremente a la información en materia de orientación sexual, y que clarifique el significado de la prohibición en la Ley de Publicidad, aunque al mismo tiempo reconocemos la postura decidida adoptada en varias ocasiones por la Presidenta de la República de Lituania, Dalia Grybauskaite, quien ha denunciado el proyecto de ley homófoba como perjudicial para los ciudadanos de Lituania y para la imagen de Lituania El Parlamento pide a la Presidenta que vete las enmiendas al Código de Infracciones Administrativas en caso de que se aprueben.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) En el año 2010 el Parlamento de Lituania aprobó una enmienda al Código de Infracciones Administrativas aplicando la Ley sobre la protección de los menores contra los efectos perjudiciales de la información pública, aprobada en 2009.

Esta enmienda impediría a los medios de comunicación fomentar las relaciones sexuales u otro tipo de comportamiento homosexual que no esté recogido en la Constitución o en el Código Civil, sobre todo en vista de la influencia que los medios de comunicación tienen sobre el desarrollo emocional y mental de los niños.

El artículo 10 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales sostiene que todas las personas tienen derecho a la libertad de expresión. Sin embargo, el ejercicio de estas libertades conlleva obligaciones y responsabilidades y puede estar sujeto a las penas prescritas por la ley y que son necesarias para la protección de la moral pública.

Frecuentemente los medios de comunicación, al responder a la dinámica del mercado, parecen no tener en cuenta a los niños como individuos fácilmente influenciables emocionalmente. El objetivo común debería ser el prestar una mayor atención a los asuntos relacionados con los niños y con los adolescentes, lo que implica trabajar con todo tipo de profesionales de los medios de comunicación para desarrollar un firme sentido de responsabilidad colectiva.

 
  
MPphoto
 
 

  Michèle Striffler (PPE), por escrito.(FR) He votado a favor de la resolución sobre sobre la violación de la libertad de expresión y la discriminación por razón de orientación sexual en Lituania El diálogo interparlamentario (entre el Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales) se ha convertido en una característica fundamental de la Unión Europea desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. Además, la Unión Europea está basada en valores incuestionables, entre los que se incluye la lucha contra todo tipo de discriminación y yo trabajaré hasta el final de mi mandato para defender este valor.

 
Última actualización: 24 de mayo de 2011Aviso jurídico