Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2017/2897(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

B8-0576/2017

Debates :

PV 25/10/2017 - 4
CRE 25/10/2017 - 4

Votaciones :

PV 26/10/2017 - 9.6

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0417

Debates
Miércoles 25 de octubre de 2017 - Estrasburgo Edición provisional

4. Lucha contra el acoso y el abuso sexuales en la Unión (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 
 

  Sergio Gutiérrez Prieto (S&D ), por escrito . – En pleno siglo XXI en una sociedad tan avanzada como la europea, nos encontramos con que el acoso sexual es una práctica común y generalizada que sufren muchas mujeres, la mayoría en silencio porque sienten vergüenza, tienen miedo y no se atreven a denunciar los incidentes, ni siquiera a hablar con sus personas más allegadas. Basta ya de silencios cómplices y de dudas irrazonables, no hay excusa que valga, los acosadores deben ser castigados. El acoso tiene su origen en una sociedad desigual, donde una parte establece relaciones de poder sobre otra. Necesitamos una estrategia europea para combatir todas las formas de violencia contra las mujeres, incluidos el acoso y abuso sexual. Por desgracia, esta realidad no se escapa de ningún lugar ni espacio, ni siquiera de las instituciones públicas como este Parlamento, que aunque tiene instrumentos para responder a este tipo de situaciones, es evidente que no están funcionando. Por eso necesitamos asesoramiento externo, para evaluar de qué manera se pueden mejorar esos instrumentos para que sean realmente útiles a las víctimas. Ni un ataque más a la dignidad de las mujeres. Ni un silencio cómplice. Ni un mirar hacia otro lado. No estáis solas: «Yo también», «Me too».

 
Última actualización: 10 de noviembre de 2017Aviso jurídico