Go back to the Europarl portal

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (Selected)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Index 
 Full text 
Document stages in plenary
Document selected : O-000094/2017

Texts tabled :

O-000094/2017 (B8-0616/2017)

Debates :

PV 17/01/2018 - 21
CRE 17/01/2018 - 21

Votes :

Texts adopted :


Debates
Wednesday, 17 January 2018 - Strasbourg Revised edition

21. Fight against trafficking of women and girls for sexual and labour exploitation in the EU (debate)
Video of the speeches
PV
MPphoto
 

  Iratxe García Pérez, autora . – Señor presidente, en la Europa moderna del siglo XXI hay esclavas sexuales. En la desarrollada Europa del siglo XXI hay mujeres explotadas laboralmente. En la avanzada Europa del siglo XXI hay más de quinientas mil mujeres y niñas que anualmente atraviesan nuestras fronteras en manos de mafias y grupos organizados de delincuentes. Podríamos ponerles nombre y apellidos, rostros, a estas mujeres engañadas y obligadas a ejercer la prostitución.

Mujeres y niñas amenazadas con asesinar a sus familias contraen una deuda que deben pagar en los burdeles en los que trabajan. Trabajan en burdeles, crean una deuda, pagan el dinero a estas mafias. Dinero de los clientes que termina en los bolsillos de las mafias y de los delincuentes. Repito: dinero de los clientes que termina en los bolsillos de los delincuentes. Digo esto porque todavía hay quienes, de forma ingenua o intencionada, dicen que esto de la prostitución es un ejercicio de decidir libremente sobre lo que uno quiere hacer con su vida. Y creo que también sería el momento de que en Europa habláramos de la legislación. Porque sin clientes no habría delincuentes con los bolsillos llenos.

Y también hay que hablar de otra cuestión, y es la explotación laboral. El Grupo socialista estuvo en el mes de julio en la isla de Sicilia, en la zona de Ragusa, para visitar una zona donde en explotaciones agrícolas hay mujeres —mayoritariamente, en este caso, rumanas— que están siendo explotadas laboralmente, que trabajan de sol a sol por menos de tres euros diarios, si acaso los cobran.

Ambas situaciones, las mujeres explotadas sexualmente y las explotadas laboralmente, tienen un denominador común: mujeres vulnerables que sufren. Por eso, la Comisión Europea y los Estados miembros tienen que poner en marcha una estrategia contra el tráfico de mujeres y contra la trata de mujeres y de niñas. Porque hay que convertir las leyes en instrumentos y en recursos. Es nuestra responsabilidad. Es nuestra obligación. Por ello, no renunciamos a denunciar y a ser la voz de esas mujeres. No hay excusas para callar.

 
Last updated: 20 March 2018Legal notice