Procedimiento : 2008/2530(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B6-0283/2008

Textos presentados :

B6-0283/2008

Debates :

PV 04/06/2008 - 20
CRE 04/06/2008 - 20

Votaciones :

PV 05/06/2008 - 6.16
CRE 05/06/2008 - 6.16

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0256

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 106kDOC 50k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B6-0277/2008
28 de mayo de 2008
PE407.483v01-00
 
B6‑0293/2008
tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión
de conformidad con el apartado 2 del artículo 103 del Reglamento,
presentada por José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Stefano Zappalà, Jacek Saryusz Wolski, Karl von Wogau, Elmar Brok y Jonathan Evans
en nombre del Grupo del PPE-DE
sobre la Cumbre UE-Estados Unidos

Resolución del Parlamento Europeo sobre la Cumbre UE-Estados Unidos 
B6‑0293/2008

El Parlamento Europeo:

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre las relaciones transatlánticas, en particular sus dos Resoluciones de 1 junio de 2006 sobre la mejora de las relaciones entre la Unión Europea y los Estados Unidos en el marco de un Acuerdo de Asociación Transatlántica(1) y las relaciones económicas transatlánticas UE-Estados Unidos(2), así como su Resolución de 25 de abril de 2007(3),

–  Vistas las declaraciones de la UE y de los Estados Unidos de 26 de junio de 2004 y de 20 de junio de 2005 sobre la lucha contra el terrorismo y el refuerzo de la cooperación mutua con respecto a la no proliferación y la lucha contra el terrorismo,

–  Vistos los resultados de la Cumbre UE-EE.UU. celebrada el 30 de abril de 2007 en Washington D.C.,

–  Vista la declaración conjunta de octubre de 2007 del 63º encuentro del Diálogo Transatlántico de Legisladores,

–  Vistos los resultados de la reunión del Consejo del Atlántico Norte celebrado en Bucarest el 3 de abril de 2008,

–  Vista la próxima Cumbre UE-EE.UU., que se celebrará el 10 de junio de 2008 en Brdo, Eslovenia,

–  Visto el apartado 2 del artículo 103 de su Reglamento,

A.  Considerando que la asociación entre la Unión Europea y los Estados Unidos, basada en los valores compartidos de libertad, democracia, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, es la piedra angular de la seguridad y la estabilidad de la zona euroatlántica,

B.  Considerando necesario profundizar la libertad y la democracia en el mundo así como abordar los desafíos que plantean en relación con la seguridad internacional, la erradicación de la pobreza, la promoción del desarrollo, la necesidad de realizar esfuerzos en materia de desarme en el mundo, la protección de los derechos humanos, la lucha contra los riesgos para la salud a escala mundial, las cuestiones relacionadas con el medio ambiente, la seguridad energética, la lucha contra el terrorismo internacional y la delincuencia organizada y la no proliferación de armas de destrucción masiva,

C.  Considerando que redunda en interés de ambos socios afrontar al unísono las amenazas y desafíos comunes sobre la base de los tratados internacionales vigentes y del trabajo eficaz de las instituciones internacionales y, en particular, del sistema de las Naciones Unidas de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas,

D.  Considerando que, tal como pone de manifiesto la Estrategia Europea de Seguridad, la Asociación Trasatlántica y la OTAN son elementos muy importantes de la seguridad colectiva,

E.  Considerando que el mercado trasatlántico, que constituye la relación bilateral más importante del mundo en términos comerciales y de inversiones, facilita trabajo a 14 millones de personas en la UE y en los EE.UU., representa el 40 % de los intercambios comerciales a nivel mundial, y sigue siendo el motor de la economía mundial;

F.  Considerando que una relación económica transatlántica basada en la cooperación reviste interés mutuo tanto para la UE como para los Estados Unidos y que el refuerzo del mercado transatlántico exige un liderazgo político coherente; expresando su apoyo a las labores que está realizando en la actualidad el Consejo Económico Transatlántico y confiando en que se convierta en una de las piedras angulares de las relaciones entre la UE y los EE.UU,

1.  Insta a la UE y a los EE.UU. a que trabajen más estrechamente en relación con toda una amplia gama de desafíos políticos que preocupan a ambas partes, en particular en los Balcanes occidentales, Oriente Próximo, Irán, Afganistán, y África, y recomienda, asimismo, el fomento de una posición común en relación con las relaciones con otros actores geopolíticos de primera línea como China, la India, Japón, América Latina y Rusia;

2.  Insta a los socios a redoblar sus esfuerzos comunes para promover la paz, la prosperidad y el progreso en Oriente Próximo sobre la base de las sucesivas iniciativas adoptadas por el Cuarteto de conformidad con la Hoja de Ruta, garantizando en cada fase una presencia común, regular y decidida del Cuarteto y un diálogo de alto nivel; subraya la importancia de una posición común en relación con la Autoridad Palestina, insistiendo en los principios de la no violencia, el reconocimiento del Estado de Israel y la aceptación de los acuerdos y obligaciones previos, incluida la Hoja de Ruta; pide a Israel y a la Autoridad Palestina que se abstengan de emprender acciones unilaterales que podrían perjudicar el fin último consistente en el establecimiento de dos Estados democráticos, Israel y Palestina, que convivan uno junto a otro en paz y seguridad; insta a la Autoridad Palestina a que haga todo lo que esté en sus manos para evitar actos de terrorismo y a Israel a que ponga fin a la extensión de los asentamientos en territorio palestino; confía en que el nuevo representante del Cuarteto, el antiguo Primer Ministro Blair, junto a un refuerzo de los esfuerzos diplomáticos en el contexto de la próxima reunión internacional de noviembre, podrá cambiar verdaderamente la situación en el terreno;

3.  Acoge con satisfacción la estrecha cooperación entre la UE y los EE.UU. en lo que se refiere a la cuestión nuclear iraní, que condujo el 3 de marzo de 2008 a la aprobación de la Resolución 1803 por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, por la que se imponen nuevas sanciones a Irán; considera lamentable que Irán no haya cumplido hasta la fecha sus obligaciones internacionales en relación con la suspensión de todas las actividades relacionadas con el enriquecimiento y el reprocesamiento e insta a ambas partes a que continúen cooperando para encontrar una solución negociada a largo plazo en la materia; pide a los Estados Unidos que, tras su éxito diplomático en las negociaciones con Corea del Norte, participen directamente en las negociaciones con Irán junto con la UE, ya que los Estados Unidos están en situación de ofrecer garantías de seguridad adicionales en el marco de un sistema global de seguridad regional basado en el compromiso sólido de las dos partes;

4.  Pide que se adopte una acción concertada en relación con China, en particular en lo que se refiere a la urgente necesidad de encontrar vías para promover la democracia en ese país, diluir la tensión en las relaciones entre las dos orillas del Estrecho de Formosa, y facilitar el diálogo entre Pekín y el Dalai Lama con el fin de realizar avances concretos en relación con la cuestión del Tíbet;

5.  Hace hincapié en el compromiso común existente en la actualidad en relación con la seguridad y la estabilidad en la región de los Balcanes; acoge con satisfacción la intervención rápida, imparcial y eficaz de la KFOR durante los recientes brotes de violencia registrados en Kosovo, y hace hincapié en la necesidad de que la KFOR permanezca en Kosovo sobre la base de la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para velar por un entorno seguro y protegido que garantice la libre circulación de todas las personas y de todas las fuerzas internacionales presentes en Kosovo; subraya, en este contexto, que la UE está desempeñando un importante papel en Kosovo; acoge con satisfacción el lanzamiento de la Misión de la UE en apoyo del Estado de Derecho en Kosovo, e insiste en el despliegue de EULEX en la totalidad del territorio de Kosovo;

6.  Subraya que la seguridad euroatlántica y la seguridad internacional en un contexto más amplio está íntimamente ligada al futuro de Afganistán como Estado pacífico y democrático que respete los derechos humanos y que esté libre de la amenaza terrorista; acoge con satisfacción, en este contexto, el compromiso firme y a largo plazo de la OTAN con Afganistán, tal y como se recoge en la «Nueva visión estratégica» de la ISAF, así como la posición global de la comunidad internacional, que conjuga esfuerzos civiles y militares, incluida la misión policial de la UE, que forma parte del compromiso global de la UE con Afganistán y de un enfoque coordinado de la UE que incluye un asesoramiento político sólido a nivel local a cargo del Representante Especial de la UE y un esfuerzo en materia de reconstrucción gestionado, entre otros, por la Comisión; considera lamentable que un Estado miembro de la OTAN siga bloqueando la cooperación eficaz entre la UE y la OTAN en Afganistán denegando así, a la misión de la UE el apoyo vital de la OTAN en términos de información y de seguridad;

7.  Subraya la importancia de la OTAN, que sigue siendo el foro fundamental para las consultas en materia de seguridad entre Europa y los EE.UU., así como de la política exterior y de seguridad de la UE con vistas a reforzar nuestra capacidad para hacer frente a las amenazas existentes y emergentes a la seguridad del siglo XXI; acoge con satisfacción los comentarios formulados por el Presidente Bush de los EE.UU. en la Cumbre de Bucarest en los que subrayaba el hecho de que el establecimiento de una OTAN fuerte requiere, asimismo, una capacidad de defensa europea fuerte y en los que, en este contexto, animaba a sus socios europeos a aumentar sus gastos de defensa en apoyo de las operaciones de la OTAN y de la UE y para ser más fuertes y más eficaces en los casos en que los estadounidenses y los europeos realicen despliegues conjuntos; recomienda, a tal fin, el desarrollo de las relaciones existentes entre la OTAN y la UE en materia de seguridad, en el respecto del carácter autónomo de ambas organizaciones;

8.  Considera que la proliferación de misiles balísticos representa una amenaza cada vez mayor al territorio y a las naciones de la UE y que los sistemas de defensa antimisiles forman parte de una respuesta más amplia para hacer frente a esta amenaza; reconoce, en este contexto, la importante contribución a la protección de la UE contra los misiles balísticos de largo alcance que ofrecerá el despliegue previsto de sistemas de defensa antimisiles de los EE.UU. en suelo europeo; acoge favorablemente el respaldo a los planes estadounidenses que ofreció la OTAN en la Cumbre de Bucarest, así como la decisión de ampliar el sistema a otras zonas europeas que no entran actualmente en los planes de los EE.UU.; pide a la OTAN que, en estrecha colaboración con la UE, examine las vías para ligar las capacidades de los Estados Unidos a los esfuerzos que está realizando la OTAN en la actualidad en materia de defensa antimisiles como modo para garantizar que sean parte integrante de la arquitectura futura de la defensa antimisiles a nivel de la OTAN y de la UE; anima a la Federación de Rusia a que se aproveche de las propuestas de cooperación de los EE.UU. en materia de defensa antimisiles y pide a todas las partes que participan en el proyecto que examinen la posibilidad de establecer un vínculo, cuando la situación lo permita, entre los sistemas de defensa antimisiles de los EE.UU. de la OTAN y de Rusia;

9.  Considera que la lucha contra el terrorismo y la proliferación de las armas de destrucción masiva sigue siendo uno de los desafíos más importantes en materia de seguridad para ambas partes; se felicita, en consecuencia, por el compromiso suscrito por ambas partes en la búsqueda de una respuesta global efectiva a las amenazas fundamentales que representan para la paz y la seguridad internacionales la proliferación de armas de destrucción masiva y sus sistemas de distribución, al igual que la exportación irresponsable y la proliferación de armas convencionales, incluidas las armas ligeras y de pequeño calibre; en este contexto, hace hincapié en la necesidad de continuar las labores para reforzar el régimen de no proliferación y que se realicen esfuerzos para actuar decisivamente en pro de la universalización de los tratados y convenios en la materia, en particular la Convención de Ottawa sobre la prohibición de minas antipersonal, y de la adhesión al Código de Conducta de La Haya contra la proliferación de misiles balísticos, de la aplicación del Programa de acción de las Naciones Unidas sobre las armas ligeras y de pequeño calibre, y de la celebración de un tratado internacional jurídicamente vinculante sobre el comercio de armas;

10.  Subraya que, si procede, deberían intercambiarse datos de conformidad con el acuerdo vigente entre la UE y los EE.UU. sobre asistencia jurídica mutua y extradición y de conformidad con la legislación de la CE y de la UE en materia de protección de datos; considera que el uso conjunto de datos personales debe llevarse a cabo en un contexto jurídico adecuado que fije normas y condiciones claras, garantice una protección adecuada de la intimidad y de las libertades individuales de los ciudadanos y brinde mecanismos que permitan la obtención de compensaciones, siempre que resulte necesario;

11.  Insta a los Estados Unidos a que retiren inmediatamente el régimen de visados y a que traten en condiciones de igualdad y sobre una base de total reciprocidad a todos los ciudadanos de los Estados miembros de la UE; se felicita, en este mismo contexto, por el inicio de las conversaciones entre la UE y los EE.UU. sobre la nueva serie de peticiones de este país en el ámbito de la seguridad, con miras al establecimiento de un régimen exento de visados;

12.  Destaca su compromiso de seguir contribuyendo a la firmeza y la estabilidad de la Asociación Transatlántica mediante su participación en el Diálogo Transatlántico de Legisladores; continúa apoyando los esfuerzos destinados a establecer un sistema legislativo de alerta precoz entre el Parlamento Europeo y el Congreso de los EE.UU.;

13.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Parlamentos de los Estados miembros y al Presidente y al Congreso de los Estados Unidos de América.

(1) Textos Aprobados, P6_TA(2006)0238.
(2) Textos Aprobados, P6_TA(2006)0239.
(3) Textos Aprobados, P6_TA(2007)0155.

Última actualización: 30 de mayo de 2008Aviso jurídico