Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0161/2009

Textos presentados :

B7-0161/2009

Debates :

PV 25/11/2009 - 14
CRE 25/11/2009 - 14

Votaciones :

PV 26/11/2009 - 8.2

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 116kWORD 66k
23.11.2009
PE428.780v01-00
 
B7-0161/2009

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre una solución política para la piratería en las costas de Somalia


Reinhard Bütikofer, Franziska Katharina Brantner, Raül Romeva i Rueda en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre una solución política para la piratería en las costas de Somalia  
B7‑0161/2009

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus anteriores resoluciones sobre Somalia y la EU-NAVFOR,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando el aumento de la inestabilidad en Somalia, que durante casi veinte años ha sido un Estado desestructurado, lo que crea una profunda crisis humanitaria y de seguridad,

B.  Considerando que Somalia no ha tenido un Gobierno operativo desde el derrocamiento del régimen de Siad Barre en 1991 y que, desde entonces, el país ha sido inestable y ha estado marcado por la anarquía, las luchas tribales, el extremismo islámico, la delincuencia organizada y el bandidaje,

C. Considerando que la guerra civil ha provocado la muerte de numerosos civiles y que la seguridad de la población es objeto de seria preocupación,

D. Considerando que siguen produciéndose en Somalia abusos generalizados de los derechos humanos y violaciones del Derecho internacional humanitario por todas las partes implicadas en el conflicto de ese país, en particular la tortura y otros malos tratos, la violación, las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias y los ataques a civiles, periodistas y defensores de los derechos humanos, así como a las infraestructuras civiles,

E.  Considerando que la situación en Somalia se complica aún más debido a los actos de piratería y de robo a mano armada que se cometen contra buques, incluidos los que transportan ayuda humanitaria,

F.  Considerando que los buques de pesca de muchos países se han aprovechado del caos en Somalia para faenar, desde 1990, en las 200 millas náuticas que constituyen la zona somalí, lo que ha socavado los medios de subsistencia de los pescadores somalíes,

G. Considerando que la piratería en alta mar representa una amenaza creciente para la vida y la seguridad de las personas, así como para el suministro de ayuda humanitaria, en particular en las aguas costeras de Somalia y del resto de los países del Cuerno de África,

H. Considerando que el 8 de diciembre de 2008 la UE lanzó su operación marítima EU-NAVFOR Somalia (Operación Atalanta), con el fin de proteger los convoyes marítimos del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y a otros buques mercantes que navegan en las aguas de la costa somalí,

I.   Considerando que, según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se ha depositado a lo largo de la costa somalí un gran número de transportes ilegales de residuos tóxicos, cuyos contenedores registran pérdidas, con total desprecio de la salud de la población local y de la conservación del medio ambiente,

J.   Considerando que, según el mismo informe, parte de los residuos arrojados al mar tienen su origen en la Unión Europea, y que esos residuos producen daños irreversibles en la salud humana y el medio ambiente de la región, lo que constituye una violación flagrante de los derechos humanos,

1.  Pide a todas las facciones somalíes que pongan fin a la violencia, respeten plenamente los derechos humanos y las libertades fundamentales, y se comprometan firmemente en favor de la paz y de un genuino proceso de reconciliación nacional mediante el inicio de un diálogo político constructivo entre ellas;

2.  Condena firmemente todo acto de piratería o robo a mano armada;

3.  Considera que los secuestros realizados en el mar durante los últimos años dependen de sofisticadas organizaciones internacionales; rechaza los esfuerzos para hacer recaer la culpa en los pescadores somalíes, que son a su vez víctimas de la falta de gobernanza y de gestión de la pesca en Somalia durante casi veinte años;

4.  Observa con inquietud que los buques de pesca de la UE transportan ahora soldados o fuerzas de seguridad privadas, y advierte contra una posible escalada del conflicto;

5.  Recomienda encarecidamente a la UE que apoye al nuevo Gobierno Federal de Transición de Somalia (GFT) y a las autoridades locales pertinentes a la hora de mejorar las infraestructuras básicas y reanudar las actividades económicas, en particular, las actividades pesqueras, la conservación de los recursos marinos y la gestión de residuos, con el fin de crear empleo sobre todo para los jóvenes;

6.  Opina que la participación de las organizaciones de mujeres somalíes y de la sociedad civil podría desempeñar una función positiva en el proceso de reconciliación nacional;

7.  Hace hincapié en que la comunidad internacional y todas las partes en el actual conflicto tienen la responsabilidad de proteger a la población civil;

8.  Pide a la Unión Africana y la Unión Europea que examinen las formas y los medios de ayudar a los somalíes a lograr la paz y la reconciliación nacional y poner fin a una situación que da origen a un alto grado de tensión y sufrimiento en la población civil;

9.  Pide a los Estados de abanderamiento de la UE, a la Comisión y a las organizaciones regionales de gestión de la pesca pertinentes que impidan el desplazamiento de buques pesqueros desde el océano Índico a otros océanos, de lo que podría derivarse una capacidad de pesca excesiva y la sobreexplotación de los recursos pesqueros;

10. Pide al Parlamento Federal de Transición y al nuevo GFT que, en colaboración con las Naciones Unidas y la Unión Africana, consideren como actos delictivos la piratería y el robo a mano armada que se ejercen, a partir de la costa somalí, contra buques que transportan ayuda humanitaria y cuyos autores deben ser llevados ante la justicia en virtud del Derecho internacional vigente;

11. Toma nota, a este respecto, de los acuerdos firmados con Kenia y la República de Seychelles sobre las condiciones y disposiciones que rigen el traslado por parte de la EU-NAVFOR de personas sospechosas de actos de piratería o robo a mano armada, y el trato que se les dispensa una vez trasladadas; pide al Consejo que vele por el pleno respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho;

12. Pone en duda que el GFT tenga suficiente legitimidad para que se le conceda el apoyo de una misión de instrucción de la UE destinada a incrementar la capacidad militar del mismo; duda además de la capacidad de unos cuantos miles de soldados adicionales a la hora de influir de forma significativa en una construcción sostenible del Estado; manifiesta su inquietud ante la posibilidad de que fuerzas de seguridad somalíes instruidas y equipadas de forma profesional pueden cambiar de bando y unirse a las milicias de los señores de la guerra;

13. Manifiesta sus reservas respecto del concepto de gestión de crisis adoptado por los Ministros de Defensa de la UE el 17 de noviembre de 2009, que incluye una posible misión de instrucción de la PESD en Uganda para 2 000 miembros de las fuerzas de seguridad somalíes, e insta al Consejo a que presente una estrategia política con credibilidad para Somalia que refleje de forma realista las perspectivas de consolidación del Estado para este país y esboce la contribución de la UE, que podría aportar un valor añadido real a la actual Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) y a los esfuerzos de otros participantes;

14. Pide a la comunidad internacional, y a la UE en particular, que incrementen la prestación de ayuda humanitaria a las personas internamente desplazadas y a la población necesitada;

15. Pide a las Naciones Unidas y a la Comisión que investiguen a fondo el vertido de residuos tóxicos y la pesca ilegal a lo largo de la costa somalí, a fin de establecer responsabilidades a todos los niveles, que apoyen los esfuerzos para llevar ante la justicia a los responsables de estos delitos y que garanticen que se aborda la contaminación ambiental de forma exhaustiva;

16. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como al Gobierno Federal de Transición de Somalia y a la Unión Africana.

Última actualización: 18 de mayo de 2010Aviso jurídico