Procedimiento : 2009/2619(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0066/2010

Textos presentados :

B7-0066/2010

Debates :

Votaciones :

PV 10/02/2010 - 9.9
CRE 10/02/2010 - 9.9

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0019

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 116kDOC 66k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0064/2010
2.2.2010
PE432.916v01-00
 
B7-0066/2010

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre los resultados de la Cumbre de Copenhague sobre el cambio climático


Corinne Lepage, Jens Rohde, Lena Ek, Chris Davies, Fiona Hall y Gerben‑Jan Gerbrandy en nombre del Grupo ALDE

sobre los resultados de la Cumbre de Copenhague sobre el cambio climático  
B7‑0066/2010

El Parlamento Europeo,

–   Vistos la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y su Protocolo de Kyoto,

–   Visto el Plan de Acción de Bali (Decisión 1/COP 13),

–   Vista la reciente CP 15 celebrada en Copenhague,

–   Vista su Resolución, de 25 de noviembre de 2009, sobre la estrategia de la UE para la Conferencia sobre el Cambio Climático de Copenhague(1),

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que, pese a la presencia de más de 100 Jefes de Estado en Copenhague, no pudo lograrse ningún acuerdo,

B.  Considerando que un creciente número de estudios científicos indica que el cambio climático está teniendo lugar a mayor velocidad de la que se pensaba, y que los datos recientes han incitado a más de 100 Estados a exigir que nuestro objetivo sea el de limitar el calentamiento global a menos de 1,5° C por encima de las temperaturas anteriores a la revolución industrial, en lugar del nivel de 2° C generalmente aceptado hasta hace poco,

C. Considerando que los procedimientos de las Naciones Unidas, en este ámbito tan técnico y políticamente sensible, han demostrado hasta el momento ser incapaces de gestionar un problema global como el cambio climático, dado que la necesidad de actuar mediante consenso hace imposible conciliar las exigencias de las naciones en desarrollo con la voluntad de las naciones desarrolladas,

D. Considerando que la UE debe mantener su propio compromiso con las medidas relativas al cambio climático, incluso si algunos de nuestros principales socios en las negociaciones al respecto parecen no poder o querer limitar sus emisiones,

E.  Considerando que, aunque no pueden dejarse de lado los procedimientos de las Naciones Unidas, la UE debe, por un lado, ajustar su punto de vista negociador en vista de la situación actual y, por otro, redefinir sus objetivos para la próxima reunión de la CMNUCC en México,

1.  Indica que el acuerdo divulgado al final de la Cumbre de Copenhague carece de carácter jurídico, dado que no fue aprobado, ni contiene ningún compromiso vinculante a favor de la reducción de emisiones o de unos procedimientos adecuados relativos a la verificación, control y obligaciones de notificación;

2.  Reitera nuestro compromiso de reducir nuestras emisiones en un 20 % antes de 2020, objetivo que ya es jurídicamente vinculante, y nuestro deseo de llegar a una reducción del 30 %, incluso en ausencia de un acuerdo internacional vinculante; señala también que las iniciativas emprendidas en la UE para promover y alentar la «economía verde» facilitarán cada vez más el compromiso de alcanzar una reducción del 30 %;

3.  Opina que sólo se logrará un acuerdo internacional vinculante cuando la Unión Europea, los Estados Unidos y China se pongan de acuerdo en unos objetivos aceptables para la reducción de las emisiones, acompañados de procedimientos relativos a la verificación, control y notificación de todas las emisiones; considera que la prioridad inmediata de la UE debe consistir en esforzarse por alcanzar dicho acuerdo durante los próximos meses;

4.  Se muestra convencido de que, puesto que las Naciones Unidas todavía no han ofrecido una solución viable a la amenaza mundial que plantea el cambio climático, la UE tiene que ampliar las negociaciones con un proceso paralelo que implique a los principales emisores a fin de complementar el proceso de las Naciones Unidas, y garantizar un acuerdo significativo antes de la reunión de la CP 16 en México;

5.  Considera que la UE debería entablar negociaciones con los Estados Unidos para asegurar que el emergente mercado de carbono en los Estados Unidos sea compatible con el nuestro, creando así un mercado transatlántico de carbono como precursor de uno mundial; piensa, además, que debemos reforzar nuestro propio mercado de carbono mediante, por ejemplo, la promoción de inversiones en tecnologías de bajo nivel de carbono, la restricción de los límites máximos y la imposición de un precio mínimo de carbono;

6.  Considera que la reunión de México sólo tendrá éxito si se alcanza previamente un amplio acuerdo entre la UE, los Estados Unidos y China; por consiguiente, opina que unas negociaciones bilaterales o trilaterales con China sólo deben comenzar cuando se haya alcanzado un acuerdo global con los Estados Unidos sobre la reducción de las emisiones de carbono;

7.  Considera asimismo que sólo será posible ponerse de acuerdo en México en caso de que los principales emisores alcancen un acuerdo previo antes de noviembre; opina que el Foro de las Grandes Economías sería un escenario ideal para esas negociaciones, ya que representa a los productores de carbono más importantes;

8.  Lamenta que China se niegue a aceptar el establecimiento de unos objetivos a largo plazo en materia de reducción de emisiones, incluso para los países desarrollados; pide especialmente a China que tenga en cuenta sus responsabilidades respecto a los países en desarrollo, ya que son éstos los que previsiblemente sufrirán de modo más grave las consecuencias del cambio climático;

9.  Subraya que la UE debe actuar como un bloque unido en todas las próximas reuniones de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (como hacemos en la Organización Mundial del Comercio), en lugar de permitir que se expongan diferentes posiciones nacionales durante las negociaciones;

10. Señala la importancia de invertir en nuevas «tecnologías verdes», sobre todo en estos tiempos de recesión; opina asimismo que la eficiencia energética, las energías renovables y la captura y almacenamiento de carbono pueden desempeñar un papel muy importante en la reducción de las emisiones de carbono;

11. Pide a la Comisión que se asegure que nuestras contribuciones al recién creado Fondo de Copenhague contra el Cambio Climático son adicionales a la ayuda al desarrollo existente, y que presente propuestas relativas a las fuentes de nuestras contribuciones y a los criterios aplicables a los proyectos que soliciten financiación de dicho fondo;

12. Indica que la opinión pública es cada vez más consciente de las repercusiones del cambio climático para los países en desarrollo, así como para las economías con un rápido crecimiento como la china; pide un diálogo más profundo, en particular con los países menos desarrollados, los pequeños Estados insulares en desarrollo y África, con miras a alcanzar un acuerdo internacional vinculante sobre el cambio climático a fin de reducir el impacto y las consecuencias previsibles del cambio climático sobre la demografía, la salud pública, la migración y la economía de esas regiones;

13. Pide al Presidente de la Comisión que, puesto que se trata de un ámbito político clave para la nueva Comisión, garantice que la nueva Comisaria para la Acción por el Clima disponga de todos los recursos necesarios, especialmente de personal y presupuesto, para poder impulsar la acción contra el cambio climático a nivel mundial;

14. Encarga a su Presidente que transmita la presente resolución al Consejo, la Comisión, los Gobiernos de los Estados Unidos, China, Japón, la India, Brasil, México y Sudáfrica, así como a las Naciones Unidas.

(1)

Textos Aprobados de esa fecha, P7_TA(2009)0089.

Última actualización: 13 de mayo de 2010Aviso jurídico