Procedimiento : 2010/2573(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0134/2010

Textos presentados :

B7-0134/2010

Debates :

Votaciones :

PV 10/03/2010 - 7.4

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0055

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 123kDOC 70k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B7-0134/2010
3.3.2010
PE432.993v01-00
 
B7-0134/2010

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre Belarús


Charles Tannock, Michał Tomasz Kamiński, Ryszard Antoni Legutko, Tomasz Piotr Poręba, Ryszard Czarnecki, Paweł Robert Kowal, Konrad Szymański, Adam Bielan, Marek Henryk Migalski, Mirosław Piotrowski en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre Belarús  
B7‑0134/2010

El Parlamento Europeo,

–    Vistas sus anteriores resoluciones sobre la situación en Belarús, en particular su Resolución de 2 de abril de 2009 sobre la evaluación bianual del diálogo UE-Belarús(1),

 

–    Vista la Comunicación de la Comisión, de 3 de diciembre de 2008, relativa a la Asociación Oriental (COM(2008)0823),

 

–    Vistas la declaración formulada por el Consejo Europeo celebrado los días 19 y 20 de marzo de 2009 sobre la Asociación Oriental y la declaración conjunta de la Cumbre sobre la Asociación Oriental celebrada en Praga el 7 de mayo de 2009,

 

–    Vista la declaración sobre la Asociación Oriental efectuada por el Consejo Europeo en su reunión de los días 10 y 11 de diciembre de 2009,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que se ha suspendido hasta octubre de 2010 la aplicación de medidas restrictivas a los desplazamientos impuestas a determinados funcionarios, con arreglo a los términos de la Posición Común 2006/314/PESC,

B.  Considerando que la Unión de los Polacos de Belarús (UPB), dirigida por Andzelika Borys, no cuenta con el reconocimiento oficial de las autoridades belarusas, que apoyan activamente a la organización rival del mismo nombre y dirigida por Stanisław Siemiaszko,

C.  Considerando que, el 8 de febrero de 2010, la policía de Belarús tomó por la fuerza la Casa Polaca en Ivyanets, gestionada por la UPB, y la entregó a la organización del Sr. Siemiaszko; que, el 10 de febrero de 2010, durante las protestas en defensa de la Casa Polaca en Ivyanets, unos cuarenta activistas pertenecientes a la UPB fueron detenidos y condenados a penas de prisión y multas,

D. Considerando que, el 17 de febrero de 2010, después de un proceso celebrado con graves incumplimientos de todas las garantías procesales, el Tribunal belaruso del distrito de Valozhyn respaldó la acción policial y confirmó la entrega de la Casa Polaca de Ivyanets a la organización dirigida por el Sr. Siemiaszko; considerando que muchos miembros de la UPB que intentaban llegar al tribunal fueron detenidos por el camino o se les negó la entrada en la sala durante la audiencia,

E.  Considerando que el Tribunal de Godno condenó a Polonica, empresa que organiza cursos de lengua polaca para más de 400 niños en Belarús, a pagar una multa de 25 000 dólares estadounidenses; que tal decisión, que en la práctica significará la liquidación de la empresa dirigida por Andzelika Borys, fue el resultado de un juicio irregular e injusto,

F.  Considerando que las acciones de las autoridades belarusas destinadas a cambiar a los dirigentes de la UPB y a confiscar sus propiedades contradicen la Declaración de la Cumbre sobre la Asociación Oriental —firmada por Belarús— que se celebró en Praga el 7 de mayo de 2009,

G.  Considerando que, a pesar de las solicitudes formuladas con urgencia por el Gobierno de Polonia, la Vicepresidenta de la Comisión y Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, no formuló una declaración hasta una semana después del incidente,

H. Considerando que, en Belarús, se calcula que la cifra de ciudadanos de origen polaco se eleva a 400 000 de una población total de 10 millones,

I.   Considerando que las autoridades de Belarús continúan reprimiendo a la oposición, disolviendo manifestaciones pacíficas y asaltando a los participantes en las protestas,

J.   Considerando que el Ministro de Asuntos Exteriores de Belarús, Syarhei Martynau, ha declarado que Belarús tiene una opinión favorable sobre la participación en la iniciativa de la Asociación Oriental, y ha añadido que Belarús tiene la intención de participar en esta iniciativa,

K.  Considerando que la delegación de Belarús en la Asamblea Parlamentaria de la Asociación Oriental consistirá en diez observadores pertenecientes a la oposición política y la sociedad civil,

L.  Considerando que la pertenencia del Parlamento de Belarús a Euronest ha quedado suspendida porque no cuenta con el reconocimiento del Parlamento Europeo, ni de la OSCE, ni el Consejo de Europa,

M. Considerando que, tan pronto como las elecciones al Parlamento de Belarús se celebren de forma libre, equitativa y democrática y el Parlamento Europeo reconozca su legitimidad, se invitará a los diputados del Parlamento belaruso a integrarse en la Asamblea Parlamentaria Euronest y a participar en sus actividades,

N.  Considerando que, el 1 de febrero de 2010, Alexander Lukashenko firmó un decreto por el que se imponía la censura de Internet mediante la creación de un «Centro de Análisis» que estaba autorizado para controlar la red y pedir a los proveedores de servicios el bloqueo del acceso, en un plazo de 24 horas, a cualquier página indicada por dicho centro, lo que sitúa a Belarús entre países como China, Corea del Norte e Irán,

O. Considerando que, tras dos años de emisión, TV Belsat es la principal fuente independiente de información para los belarusos y el único canal de televisión que emite un amplio abanico de programas en lengua belarusa y que atrae un número cada vez mayor de teleespectadores regulares en Belarús,

1.  Condena enérgicamente las acciones de las autoridades belarusas dirigidas contra miembros de la organización que representa a la minoría nacional polaca y reitera su llamamiento a Belarús para que respete los derechos humanos y los derechos de todos sus ciudadanos;

 

2.  Condena enérgicamente los juicios de motivación política y la aparente dependencia del poder judicial respecto del poder ejecutivo belaruso; pide, a este respecto, a los tribunales de apelación que anulen la decisión de entregar la Casa Polaca de Ivyanets a la organización del Sr. Siemiaszko y la multa de 25 000 dólares estadounidenses contra Polonica;

 

3.  Opina que el nivel de cooperación de la UE con las autoridades de Belarús debe depender directamente del nivel de respeto de los derechos humanos en ese país;

 

4.  Pide al Consejo que examine la conveniencia de reanudar la aplicación de las restricciones para los desplazamientos impuestas a determinados funcionarios del Gobierno de Belarús y de aplicar nuevas sanciones contra las autoridades belarusas que no afecten a la población en general;

 

5.  Manifiesta su inquietud por la falta de energía y el retraso en la declaración de la Vicepresidenta de la Comisión y Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad respecto de la represión contra la minoría polaca y pide a Catherine Ashton que refuerce su participación a la hora de seguir la evolución en Belarús;

 

6.  Condena firmemente la decisión de las autoridades belarusas de limitar el acceso a Internet;

 

7.  Reitera su llamamiento a las autoridades belarusas para que garanticen la libertad de los medios de comunicación, la libertad de asociación y reunión, la libertad religiosa para las confesiones distintas de la Iglesia Ortodoxa de Belarús, así como otros derechos y libertades de carácter político;

 

8.  Reitera su llamamiento al Consejo y a la Comisión para que concedan apoyo financiero al canal de televisión TV Belsat, y que inste al Gobierno belaruso a que registre oficialmente este canal en Belarús;

 

9.  Considera que la celebración de unas elecciones libres y justas constituye la piedra angular de la democracia y que, hasta que tales elecciones tengan lugar en Belarús, la Unión Europea no debe reconocer la legitimidad del Parlamento belaruso; reitera su llamamiento a las autoridades belarusas para que lleven a cabo una reforma profunda de la legislación electoral acorde con las recomendaciones de la OSCE/OIDDH, con el fin de garantizar la celebración en el futuro de elecciones libres, justas y transparentes; pide a la Vicepresidenta de la Comisión y Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad que no que no participe en ningún tipo de cooperación con diputados del Parlamento belaruso hasta que se celebre este tipo de elecciones y que refuerce sus relaciones con la oposición y la sociedad civil de Belarús;

10. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Parlamentos y a los Gobiernos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas, a las Asambleas Parlamentarias de la OSCE y del Consejo de Europa, a la Secretaría de la Comunidad de Estados Independientes y al Gobierno de Belarús.

(1)

Textos Aprobados P6_TA(2009)0212.

Última actualización: 12 de mayo de 2010Aviso jurídico