Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0690/2010

Textos presentados :

B7-0690/2010

Debates :

Votaciones :

PV 15/12/2010 - 9.6
CRE 15/12/2010 - 9.6

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 171kDOC 91k
8.12.2010
PE450.518v01-00
 
B7-0690/2010

tras una declaración de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre el Programa de Trabajo de la Comisión para 2011


Daniel Cohn-Bendit en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre el Programa de Trabajo de la Comisión para 2011  
B7‑0690/2010

El Parlamento Europeo,

–   Visto el Programa de Trabajo de la Comisión para 2011 (COM(2010)0623), aprobado el 27 de octubre de 2010 y presentado por el Presidente de la Comisión Europea al Parlamento durante el período parcial de sesiones de noviembre II,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

–   Vista la Estrategia UE-2020,

–   Vista su Resolución sobre la Estrategia UE-2020,

–   Visto el nuevo Acuerdo marco entre el Parlamento Europeo y la Comisión, aprobado el 20 de octubre de 2010,

–   Visto el artículo 110, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que la actual crisis económica, social y medioambiental exige más que nunca un firme liderazgo europeo y una cooperación reforzada a nivel de la UE,

B.  Considerando que una salida sostenible a la actual crisis no puede pasar por el recurso a las políticas que la provocaron, y que sería oportuno reorientar nuestro modelo hacia un concepto político más amplio, haciendo de las personas y de la protección del medio ambiente el eje de la formulación de políticas y procurando crear bienestar y las mejores oportunidades para todos,

C. Considerando que la actuación de la Comisión Europea se ha de valorar frente a los retos de superar esta triple crisis, así como de definir la función de la UE a escala mundial mediante actos políticos en los ámbitos de los derechos humanos, el desarrollo, la política comercial y exterior, de convertir a la Unión Europea en un espacio más democrático que sea accesible para sus ciudadanos y salvaguarde sus derechos civiles, y de garantizar la transparencia y el control democrático, todo lo cual requiere desarrollar nuevas ideas y actuar con firmeza,

D. Considerando que la actual situación de estancamiento en la negociación del presupuesto constituye una señal funesta para las futuras iniciativas de la Comisión, lo cual pone de relieve la necesidad de un mayor liderazgo de la misma,

E.  Considerando que el funcionamiento de la Unión Económica y Monetaria ha sido sometido a fuertes tensiones debido a la incapacidad anterior de cumplir con las normas de base y al hecho de que los procedimientos de vigilancia y coordinación existentes no han sido lo suficientemente exhaustivos,

F.  Considerando que la crisis ha puesto de relieve la necesidad de unas reformas firmes, exhaustivas y de largo alcance en el ámbito de la regulación y supervisión financieras con el fin de aumentar la vigilancia y la transparencia, limitar la exposición al riesgo, evitar las burbujas financieras, racionalizar los recursos en la economía real y promover unos servicios financieros responsables y sostenibles,

Desarrollo sostenible y mejora del empleo

1.  Acoge con satisfacción la introducción de un «semestre Europeo» como instrumento de coordinación para ayudar a prevenir nuevas crisis, pero pide a la Comisión que asegure la participación seria y eficiente del Parlamento Europeo en el proceso;

2.  Considera que la crisis económica mundial ha plantado cara a los actuales mecanismos de vigilancia y coordinación de la política económica de la UE y puesto de manifiesto algunos de sus puntos débiles;

3.  Opina que la convulsión financiera en la zona del euro no se puede resolver a largo plazo simplemente añadiendo más deuda a unas economías altamente endeudadas en combinación con planes acelerados de consolidación fiscal; considera que en el actual contexto internacional y europeo existe el riesgo de una espiral deflacionista en relación con la deuda; está convencido de que una solución a largo plazo requiere abordar el problema de la insolvencia subyacente y la deuda insostenible; se muestra sumamente preocupado por el impacto social de las medidas agresivas de consolidación en toda la UE y, en particular, en los Estados miembros más vulnerables de la zona del euro;

4.  Acoge favorablemente el paquete de propuestas sobre la gobernanza económica como punto de partida para las negociaciones entre los colegisladores de la UE; opina que, aparte de la necesidad de reforzar el enfoque en la sostenibilidad fiscal y en un cumplimiento más estricto, es fundamental ampliar el alcance de la coordinación en materia de política económica a fin de tomar debidamente en cuenta la evolución macroeconómica más amplia, como los desequilibrios en la balanza por cuenta corriente y la acumulación de la deuda privada; considera, en esta perspectiva, que es necesario hacer frente tanto a los déficits como a los excedentes excesivos;

5.  Considera que un marco más fuerte de la UE para la gobernanza económica requiere un mecanismo permanente de resolución de la crisis de deuda soberana de la UE que englobe normas para el reparto de la carga, incluidas cláusulas de demanda colectiva, la participación de los acreedores y accionistas en el coste de resolución, los eurobonos para la emisión de deuda soberana como medio para reducir los diferenciales y aumentar la liquidez, un planteamiento coordinado de reequilibrio macroeconómico, así como la mejora de las sinergias entre el presupuesto de la UE y los presupuestos de los Estados miembros como complemento contracíclico para una consolidación fiscal sostenible;

6.  Se congratula por la iniciativa legislativa prevista para la gestión y la resolución de crisis bancarias, e insta a la Comisión a que presente propuestas específicas en relación con unas normas exhaustivas de reparto previo de la carga con objeto de garantizar la participación de los obligacionistas y los acreedores en el coste de cualquier resolución;

7.  Toma nota de las propuestas legislativas previstas por lo que respecta a la revisión de la Directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros y de la Directiva sobre abuso del mercado; considera que tales propuestas deben esforzarse por lograr una mejora de la transparencia de los mercados y una reducción drástica de la cuota de mercado de las operaciones de los mercados paralelos no regulados, así como por abordar adecuadamente la cuestión de la especulación con productos básicos;

8.  Toma nota de la revisión prevista de las directivas sobre requisitos de capital; pide a la Comisión que garantice que la cuestión de la consolidación completa de las entidades fuera de balance se aborde correctamente; opina que debe abordarse la cuestión de las entidades financieras que son «demasiado grandes para quebrar», lo que significa, por tanto, que los requisitos en materia de capital y liquidez y los mecanismos anticíclicos deberían ser proporcionales a la dimensión, el nivel de riesgo y el modelo de negocio de una entidad financiera; considera que cualquier período de transición o cualquier decisión de protección de derechos adquiridos concedida al sector bancario para aplicar las nuevas normas deben supeditarse a la condición de que se apliquen restricciones al reparto de dividendos y primas y se establezcan objetivos ambiciosos de distribución del crédito a la economía real;

9.  Lamenta que el Programa de Trabajo de la Comisión para 2011 no prevea una propuesta para un impuesto sobre las transacciones financieras a escala de la UE; recuerda que el Parlamento Europeo, en la resolución de su Comisión Especial sobre la Crisis Financiera, Económica y Social, abogó por la introducción de un impuesto de ese tipo a nivel de la UE, a falta de un consenso internacional, ya que contribuiría tanto a estabilizar los mercados financieros como a generar importantes ingresos;

10. Lamenta que la Comisión no se comprometa a introducir cambios en la Directiva sobre imposición de los productos energéticos a fin de fijar una tarifa mínima para los impuestos sobre el CO2;

11. Subraya que el Plan Europeo de Eficacia Energética propuesto para 2020 debe establecer la vía justa para que la UE se convierta en una economía totalmente eficiente desde el punto de vista energético y basada en las energías renovables antes de 2050; en este contexto, pide que la hoja de ruta propuesta para 2050 establezca un marco ambicioso capaz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE al menos en un 90-95 % antes de 2050 y prevea los instrumentos y las inversiones necesarios en fuentes de energía renovables, redes y eficiencia energética;

12. Observa que en 2011 la mayoría de las iniciativas estratégicas en materia de energía son de carácter no legislativo, pero no obstante aplaude las propuestas legislativas en materia de eficiencia y ahorro energético, que deben desembocar en una reducción de nuestro consumo global de energía de al menos un 20 % en 2020; insta a la Comisión a adoptar dichos textos legislativos con la suficiente antelación antes del verano de 2011 con el fin de lograr las reducciones disponibles de costes para los consumidores, a reconocer que la eficiencia energética es la forma más económica de reducir la dependencia de las importaciones y a asegurar la competitividad de la UE;

13. Lamenta que el enorme potencial de ahorro derivado de la eficiencia energética en el actual sector de la construcción no haya sido explotado hasta la fecha, y pide que antes de junio de 2011 se ponga en marcha una iniciativa europea ambiciosa para la construcción como parte de las iniciativas estratégicas para apoyar y lograr un entorno construido en la UE de energía cero a más tardar en 2050;

14. Critica que el Reglamento relativo a la notificación de las transferencias intracomunitarias de productos nucleares no esté previsto en el programa de la Comisión para 2011, y recuerda que los problemas en materia de seguridad nuclear no se resolverán retrasando la aplicación de los reglamentos;

15. Toma nota de la ambición de la Comisión que la ha llevado a presentar una hoja de ruta para una Europa eficiente desde el punto de vista de los recursos y un Programa de trabajo de la energía para 2050; recuerda que tales programas de trabajo deben reflejar las opciones políticas determinadas por los imperativos del cambio climático, la competitividad y la economía sostenible;

16. Acoge con satisfacción la iniciativa legislativa para apoyar la implementación de redes inteligentes; opina que el aumento de la eficiencia energética y la adopción de fuentes de energía renovables exigen que la UE mejore su infraestructura de redes actual, e insta a la Comisión a adoptar esta legislación en 2011;

17. Lamenta que falten iniciativas en el ámbito de la legislación medioambiental por lo que se refiere, en particular, a la revisión de los límites nacionales de emisión y a la revisión de la Directiva Marco sobre el ruido, así como a las revisiones de la legislación en materia de responsabilidad ambiental, evaluación del impacto e inspecciones ambientales en respuesta a las deficiencias detectadas a raíz del vertido de petróleo del Horizon y de la catástrofe del lodo rojo en Hungría;

18. Se muestra muy decepcionado por los retrasos persistentes en la presentación del etiquetado sobre eficiencia energética de los automóviles, por lo que pide a la Comisión que encuentre con carácter de urgencia nuevas formas de abordar el impacto climático del transporte;

19. Recuerda que es necesario que se revise la Directiva sobre el desplazamiento de trabajadores a fin de garantizar que unas condiciones mínimas puedan ser aplicadas y controladas en toda la UE;

20. Reitera su compromiso a favor de un enfoque global con respecto a la Directiva sobre el tiempo de trabajo y la necesidad de garantizar que las normas relativas al tiempo de trabajo se apliquen a todos los trabajadores en toda Europa en igualdad de condiciones;

21. Lamenta la falta de medidas legislativas sobre los servicios sociales de interés general; subraya la importancia de los servicios sociales y la necesidad de respetar las distintas maneras en que se prestan, y reitera la necesidad de un marco jurídico más claro a este respecto;

22. Toma nota del compromiso de consolidar la gobernanza económica y la regulación financiera, pero recuerda que la crisis económica y financiera también ha dado lugar a una grave crisis social y a un elevado nivel de desempleo, por lo que pide a la Comisión que presente propuestas y actos legislativos concretos para hacer frente también a la vertiente social de la crisis;

23. Lamenta que el Año europeo de lucha contra la pobreza y la exclusión social aún no haya dado frutos en términos de lograr que la agenda de la Comisión Europea deje de concentrarse de manera desproporcionada en el crecimiento económico y se centre más bien en la inclusión social, el crecimiento integrador, la justicia social y unas condiciones de vida y de trabajo dignas;

24. Insta a la Comisión a proponer actos legislativos con miras a un sistema de reparación colectiva equilibrado; alienta asimismo a la Comisión a concentrarse en los aspectos del mercado único relacionados con la UE y a respetar el principio de subsidiariedad, especialmente en lo concerniente a las concesiones de servicios;

25. Se congratula por el hecho de que la Comisión tenga la intención de presentar una propuesta de Base Imponible Consolidada Común del Impuesto sobre Sociedades (BICCIS), y recuerda la necesidad de complementar la BICCIS con un tipo impositivo mínimo;

26. Lamenta que, a pesar de reconocer la necesidad urgente de que se aborde la recuperación económica en el contexto de la eficiencia de los recursos, en el programa de trabajo para 2011 se lanzan muy pocas iniciativas concretas en el marco de la «Unión por la innovación» y de la Política Industrial Integrada; con todo, acoge favorablemente la iniciativa relativa a las Cooperaciones de Innovación y subraya la necesidad de que se apoyen en unos objetivos ambiciosos en materia de energía y eficiencia de los recursos;

27. Acoge con satisfacción la ambición subyacente a la propuesta de una estrategia y un plan de acción hacia una economía sostenible de base ecológica; hace hincapié en que cualquier política en este ámbito debe tener como objetivo evitar la pérdida de biodiversidad, garantizar una gestión más sostenible de los materiales bióticos y proteger los servicios de los ecosistemas, incluida la producción de alimentos;

28. Pide que, en el nuevo marco financiero plurianual y en los programas de la UE en el ámbito de la investigación y la innovación, se dé prioridad a los programas destinados a lograr una mayor eficiencia energética y de los recursos; subraya la necesidad de facilitar el acceso de las empresas de menor tamaño y los institutos de investigación a dichos programas;

Libertad, Seguridad y Justicia

29. Exige que los Derechos Fundamentales desempeñen en el futuro un papel primordial y global, a pesar de estar a caballo entre las carteras de justicia y seguridad en la actual Comisión;

30. Lamenta el enfoque restringido de cara a los derechos de los ciudadanos de la UE en la larga lista de propuestas en el ámbito de la justicia, los derechos fundamentales y la ciudadanía; recuerda a este respecto que el ELSJ se extiende a todos quienes residen en territorio de la UE independientemente de su nacionalidad;

31. Acoge favorablemente la propuesta de un marco jurídico global para la protección de los datos personales, pero considera que es fundamental que dicho instrumento esté disponible antes de que se adopte cualquier legislación futura que pueda incidir en los datos personales de los ciudadanos; subraya que es necesario que dicho marco jurídico global esté disponible antes de que se aprueben el paquete «Fronteras Inteligentes» propuesto, el EUROSUR, el registro de nombres de los pasajeros y el Programa de Seguimiento de la Financiación del Terrorismo de la UE; se muestra preocupado por las consecuencias que la utilización de las modernas tecnologías en la gestión de las fronteras pueda tener para la protección de los datos personales de los solicitantes de asilo y los migrantes indocumentados en territorio de la UE; pone de relieve que tales derechos individuales se ven permanentemente amenazados por la aplicación de los acuerdos de readmisión de la UE y por la continua falta de evaluación de la aplicación por parte de la UE del principio de no devolución;

32. Considera excesivos los instrumentos propuestos en materia de control y vigilancia de las fronteras, teniendo en cuenta la revisión en curso del mandato de la actual Agencia Frontex para la gestión fronteriza, que tiene fines tanto técnicos como operativos con respecto al control de las fronteras;

33. Lamenta el carácter no legislativo de la propuesta de mecanismo de solidaridad interna de la UE por lo que se refiere al tratamiento de los solicitantes de asilo, que no prevé ningún futuro compromiso por parte de los Estados miembros; recuerda que el actual sistema de la UE a tenor de Dublín II limita el derecho de los refugiados a que su solicitud de asilo sea examinada en el país en el que opten por presentar una solicitud, sobre la base de unas mejores oportunidades de integración, la lengua, lazos familiares y/o la presencia de una comunidad;

34. Insiste en que cualquier revisión del proceso de inclusión y supresión de nombres en las listas de presuntos grupos o personas terroristas debe velar por la garantía de los derechos fundamentales y procesales;

35. Subraya que es urgente priorizar los instrumentos relacionados con la armonización del Derecho y los procedimientos penales;

36. Lamenta que no exista un instrumento específico que establezca una evaluación de impacto en los derechos fundamentales de toda legislación de la UE propuesta, en línea con el compromiso de la Comisión;

37. Deplora enérgicamente la falta de iniciativa de la Comisión a la hora de asegurar un trato equitativo y de luchar contra la discriminación, de conformidad con el artículo 21 de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE;

38. Lamenta profundamente la falta de iniciativas legislativas para imponer una estrategia europea en relación con la población romaní, y señala que la Comisión limita la estrategia a un marco no legislativo para las estrategias nacionales y, en este contexto, se abstiene de abordar la discriminación generalizada de dicha población;

39. Lamenta que, a pesar de anuncios prometedores, la igualdad de género no se tome debidamente en cuenta, e insta en este contexto a la Comisión a que revise la legislación vigente relativa a la aplicación del principio de igualdad de retribución para hombres y mujeres, como lo solicitó el Parlamento en su Resolución de 18 de noviembre de 2008; toma nota de la intención de la Comisión de consultar a los interlocutores sociales europeos sobre nuevas medidas legislativas para mejorar el equilibrio entre la vida profesional y la vida privada, e invita por tanto a la Comisión a lanzar una propuesta legislativa sobre el permiso de paternidad y el permiso filial;

Europa en el mundo

40. Lamenta que el Programa de Trabajo prevea simplemente la continuación de la actual política comercial de negociación de acuerdos de libre comercio con una serie de terceros países, procurando liberalizar las relaciones comerciales tanto como sea posible, al margen de cualquier política industrial coordinada de la UE;

41. Sigue sin estar convencido por el anuncio de un instrumento legislativo para forzar la apertura de los mercados de contratación pública en terceros países, especialmente las economías emergentes; considera que la adopción de medidas de represalia contra aquellos países que no hayan abierto a la UE su mercado de contratación pública constituye un mensaje político inadecuado en un momento de crisis económica mundial, salvo que forme parte de un marco más amplio de una política industrial coordinada de la UE y una revisión del paradigma del libre comercio;

42. Apoya los principios de inclusión, diferenciación y condicionalidad, que constituyen el fundamento de la política europea de vecindad; señala, no obstante, que todos ellos deben integrar dicha política con el mismo grado de importancia; lamenta, a este respecto, que la condicionalidad se vea cada vez más ensombrecida cuando se trata de los países de la PEV;

43. Considera que la ampliación es la principal prioridad de la acción exterior de la UE; se congratula, en este sentido, de los esfuerzos encaminados a la integración de los países de los Balcanes Occidentales en la UE, pero señala que para que la ampliación sea un éxito hay que redoblar los esfuerzos por lo que se refiere, en particular, a la consolidación de las instituciones democráticas, la protección de las minorías, el refuerzo de la cooperación regional, la resolución de las cuestiones bilaterales, el reconocimiento mutuo y las buenas relaciones de vecindad; pide, por consiguiente, a la Comisión que refuerce el Instrumento de Preadhesión a fin de facilitar la cooperación transfronteriza, incrementar los intercambios transfronterizos y mejorar los contactos entre los pueblos; pide a la Comisión que incluya rápidamente a Kosovo en el proceso de liberalización de visados, empezando por un diálogo sobre visados;

44. Lamenta que, a pesar de las promesas realizadas, no se lograran avances en cuanto al fin del aislamiento de la comunidad turco-chipriota; pide a la Comisión que redoble sus esfuerzos para que se adopte el Reglamento sobre comercio directo y se facilite el desarrollo económico de la parte septentrional de la isla con el fin de paliar la actual brecha económica y de preparar el camino para un acuerdo de paz exhaustivo y sostenible;

45. Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de tomar en consideración un impuesto sobre las actividades financieras para responder a los retos mundiales y europeos; considera que cualquier iniciativa en favor de las exacciones bancarias debe ser complementaria a la creación de un TLC, y no debe ser exclusiva; lamenta que la Comisión apoye la idea de un impuesto sobre las transacciones financieras únicamente a nivel mundial; opina que, como primer paso, debería introducirse a nivel de la UE un impuesto sobre las transacciones financieras cuyo producto debería asignarse a cumplir objetivos de desarrollo y de lucha contra el cambio climático;

46. Insta a la Comisión a perfilar su futura política comercial de forma que se garantice que es plenamente compatible y coherente con el objetivo primordial de paliación de la pobreza y con el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; en particular, invita a la Comisión a abstenerse de un planteamiento único de cara al comercio, así como a comprometerse con el principio de propiedad de las estrategias de desarrollo;

47. Insta a la Comisión a luchar por el desarrollo de un comercio justo con los países en desarrollo, a saber, mediante la incorporación activa de la responsabilidad social de las empresas en todas sus políticas y, en particular, a través de sus acuerdos comerciales, y mediante la determinación de unas obligaciones jurídicas claras para las empresas en materia de derechos humanos y de formas efectivas para pedirles cuentas en caso de incumplimiento;

48. Recuerda que los paraísos fiscales, la manipulación de los precios comerciales y la fuga ilegal de capitales representan un obstáculo enorme al desarrollo de los países pobres; lamenta que la Comisión no presente nuevas iniciativas para abordar convenientemente estas cuestiones; insta, en particular, a la Comisión a estudiar un conjunto más amplio de indicadores y métodos para luchar contra la manipulación de los precios comerciales, entre los que se encuentran los «métodos de beneficios comparables» de los Estados Unidos, y a introducir un mecanismo de sanciones tanto para las jurisdicciones no cooperativas, similar a la ley adoptada en los Estados Unidos destinada a poner fin a los abusos que realizan los paraísos fiscales, como para las instituciones financieras que operen con paraísos fiscales;

49. Invita a la Comisión a colaborar estrechamente y a todos los niveles con el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), así como a garantizar, junto con el SEAE y bajo la responsabilidad del Alto Representante/Vicepresidente de la Comisión, la compatibilidad y la coherencia de la acción exterior de la UE, incluso en lo que respecta a la dimensión exterior de las políticas interiores; considera que la compatibilidad y la coherencia en los ámbitos políticos requieren una planificación conjunta, por lo que anima a la Comisión y al SEAE a presentar en el futuro un programa de trabajo anual común, en el pleno respeto de sus respectivos ámbitos de responsabilidad y de los procedimientos de toma de decisiones, e invita a la Comisión y al SEAE a aprovechar al máximo las posibles sinergias entre sus respectivos servicios y a evitar duplicaciones;

50. Recuerda la importancia de una propuesta de la Comisión que aborde el vínculo entre el SEAE y las estructuras de protección civil y asistencia humanitaria de la Comisión; subraya a este respecto la importancia de que la Comisión se responsabilice de la planificación y aplicación de la respuesta a catástrofes, si bien desarrollando fuertes estructuras de coordinación con el SEAE, con el fin de garantizar la coherencia de la acción exterior de la UE;

51. Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de crear un Centro y una Capacidad Europea de Reacción Urgente como primer paso hacia una integración de las capacidades de los Estados miembros; se muestra convencido de que unos activos precomprometidos y una fuerte coordinación de la UE son esenciales para que la respuesta de la UE en caso de catástrofes sea más rápida, fiable y eficiente, mientras que una cierta especialización entre los Estados miembros, combinada con unidades europeas destinadas a colmar las lagunas existentes, mejoraría aún más el sistema europeo de respuesta a catástrofes; subraya sin embargo que, a fin de evitar el parasitismo, es esencial que la responsabilidad principal de la respuesta a catástrofes siga recayendo en los Estados miembros, ya que la coordinación y las capacidades de la UE no pueden suplir el acopio de estructuras y recursos adecuados a nivel nacional;

52. Recuerda la naturaleza principalmente civil de la respuesta a las catástrofes, que excluye el uso de unidades de combate, así como la necesidad de respetar el papel de coordinación general de las Naciones Unidas en la ayuda humanitaria;

Aplicación de las políticas de la UE

53. Subraya que el nuevo marco financiero plurianual, incluidas las propuestas sobre los distintos ámbitos políticos, tiene que cerciorarse de que las asignaciones presupuestarias reflejan las prioridades políticas de la UE con miras a una transformación en una economía sostenible, en particular en sus prioridades de investigación, que deben ir dirigidas hacia la eficiencia energética y las fuentes de energía renovables en lugar de inyectar dinero en los combustibles fósiles o en costosos caprichos como el ITER;

54. Está convencido de que la estructura del presupuesto de la UE y su manera de financiación son obsoletas y no sirven para responder adecuadamente a los grandes retos a los que se enfrenta la UE, como el cambio climático, ni para aplicar la estrategia para 2020 de la UE adoptada por todas las instituciones; destaca la necesidad largamente pospuesta de una reforma profunda de ambas vertientes, el gasto y los ingresos, del presupuesto de la UE a fin de dar una respuesta global a la actual crisis económica, social y medioambiental y de poner fin al debate de corto alcance de los «contribuyentes netos», que no reconoce los beneficios más amplios del gasto de la UE ni las políticas subyacentes;

55. Toma nota de la intención de la Comisión de presentar las propuestas legislativas para un nuevo marco financiero plurianual posterior a 2013 y una nueva decisión relativa a los recursos propios antes de junio de 2011, pero recuerda que el Parlamento Europeo creó la comisión temporal especial «SURE», con el cometido de hacer una aportación antes de que la Comisión adopte sus propuestas legislativas; recuerda que, a tenor de los artículos 312 y 311 del Tratado, el Parlamento Europeo debe dar su aprobación al marco financiero y ha de ser consultado sobre una nueva decisión relativa a los recursos propios, mientras que el artículo 312, apartado 5, y el artículo 324 del Tratado prevén un diálogo estructurado para promover la consulta y la reconciliación con el fin de facilitar la adopción y aplicación de las disposiciones presupuestarias de los Tratados; hace hincapié en que una participación temprana del Parlamento es también beneficiosa para el Consejo, ya que ayudaría a evitar un punto muerto posterior en lo concerniente a la toma de decisiones presupuestarias, por lo que insiste en la necesidad de que se disponga de los procedimientos y métodos de trabajo necesarios para asegurar la cooperación constructiva entre las instituciones, según lo previsto en los Tratados;

 

56. Subraya que el debate sobre la reforma de la vertiente de gastos e ingresos del presupuesto de la UE no se puede separar y pide un diálogo abierto y franco entre las instituciones tanto sobre el marco financiero posterior a 2013 como sobre la nueva decisión relativa a los recursos propios, sin tabúes y sin fijar de antemano las posiciones a lo largo del proceso conducente a la adopción de estos instrumentos;

57. Pide a la Comisión que haga de la aplicación del Derecho de la Unión una prioridad política real a fin de cumplir con su deber como «guardiana del Tratado»;

58. Subraya que las evaluaciones de impacto deberían tener igualmente en cuenta las dimensiones medioambiental, social y económica, y deberían llevarse a cabo para importantes propuestas legislativas;

59. Insta a la Comisión a aceptar que la viabilidad de su Programa de Trabajo para 2011 se ve no obstante condicionada por su propia capacidad para tomar la iniciativa y animar a los Estados miembros a adoptar una estrategia común ante las emergencias actuales.

Última actualización: 13 de diciembre de 2010Aviso jurídico