Procedimiento : 2011/2510(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B7-0191/2011

Textos presentados :

B7-0191/2011

Debates :

Votaciones :

PV 10/03/2011 - 9.1
CRE 10/03/2011 - 9.1
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0094

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 149kDOC 79k
4.3.2011
PE459.734v01-00
 
B7-0191/2011

tras una declaración de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 2, del Reglamento


sobre la Ley de Medios de Comunicación húngara


Martin Schulz, Hannes Swoboda, Maria Badia i Cutchet, Claude Moraes, Juan Fernando López Aguilar, Csaba Sándor Tabajdi en nombre del Grupo S&D
Renate Weber, Sophia in ’t Veld, Sonia Alfano, Alexander Alvaro, Louis Michel, Cecilia Wikström, Jens Rohde, Norica Nicolai, Sarah Ludford, Marielle De Sarnez, Alexander Graf Lambsdorff, Ramon Tremosa i Balcells, Charles Goerens, Marietje Schaake, Frédérique Ries, Gianni Vattimo en nombre del Grupo ALDE
Daniel Cohn-Bendit, Rebecca Harms, Judith Sargentini, Helga Trüpel, Christian Engström, Hélène Flautre, Raül Romeva i Rueda, Eva Lichtenberger en nombre del Grupo Verts/ALE
Lothar Bisky, Rui Tavares, Alf Svensson, Patrick Le Hyaric, Willy Meyer, Jürgen Klute, Marie-Christine Vergiat, Cornelia Ernst en nombre del Grupo GUE/NGL

Resolución del Parlamento Europeo sobre la Ley de Medios de Comunicación húngara  
B7‑0191/2011

El Parlamento Europeo,

–   Vistos los artículos 2, 3, 6 y 7 del Tratado de la Unión Europea (TUE), los artículos 49, 56, 114, 167 y 258 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), el artículo 11 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y el artículo 10 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (CEDH), sobre el respeto, la promoción y la protección de los derechos fundamentales, en particular las libertades de expresión e información y el derecho a unos medios de comunicación plurales,

–   Vista la Directiva 2010/13/UE del Consejo, de 10 de marzo de 2010, sobre la coordinación de determinadas disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros relativas a la prestación de servicios de comunicación audiovisual (Directiva de servicios de comunicación audiovisual)(1),

–   Vistos la Carta Europea para la Libertad de Prensa, de 25 de mayo de 2009, el documento de trabajo de la Comisión sobre el pluralismo de los medios de comunicación en los Estados miembros de la UE (SEC(2007)0032), el enfoque de tres fases para el pluralismo de los medios de comunicación definido por la Comisión y el estudio independiente llevado a cabo por encargo de la Comisión y concluido en 2009,

–   Vistas sus Resoluciones de 22 de abril de 2004 sobre el peligro que corre en la UE, y particularmente en Italia, la libertad de expresión y de información(2), de 25 de septiembre de 2008 sobre la concentración y el pluralismo de los medios de comunicación en la Unión Europea(3), y de 7 de septiembre de 2010 sobre periodismo y nuevos medios de comunicación: creación de un ámbito público en Europa,

–   Vistas las declaraciones de la Comisión, las preguntas parlamentarias presentadas y los debates mantenidos en el Parlamento Europeo el 8 de octubre de 2009 sobre la libertad de información en Italia, así como el 8 de septiembre de 2010, y el debate mantenido en la reunión conjunta de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (Comisión LIBE) y de la Comisión de Cultura y Educación (Comisión CULT) el 17 de enero de 2011 sobre la Ley de Medios de Comunicación húngara,

   Vista la decisión de la Comisión LIBE de solicitar a la Agencia de los Derechos Fundamentales la presentación de un informe comparativo anual, que incluya indicadores, sobre la situación de la libertad de los medios de comunicación, el pluralismo y la gobernanza independiente en los Estados miembros de la Unión Europea,

–   Vista la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales, en particular el 5, apartado 2, y los artículos 7 y 11 de la misma,

–   Visto el apartado 2 del artículo 110 de su Reglamento,

A. Considerando que la Unión Europea se basa en los valores de la democracia y del Estado de Derecho consagrados en el artículo 2 del TUE y que, en consecuencia, garantiza y fomenta la libertad de expresión y de información, enunciada en el artículo 11 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y en el artículo 10 del CEDH, y que reconoce el valor jurídico de los derechos, las libertades y los principios establecidos por la Carta de los Derechos Fundamentales, lo cual también ha demostrado al adherirse al CEDH, según los cuales la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación son un requisito esencial, y que esos derechos comprenden la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar información sin controles, injerencias ni presiones de las autoridades públicas,

B.  Considerando que el pluralismo y la libertad de los medios de comunicación siguen preocupando seriamente en la UE y sus Estados miembros, especialmente en Italia, Bulgaria, Rumanía, la República Checa y Estonia, como ponen de manifiesto las recientes críticas a la Ley de Medios de Comunicación húngara y las reformas constitucionales promulgadas en Hungría entre junio y diciembre de 2010, críticas expresadas por organizaciones internacionales tales como la OSCE y el Consejo de Europa a través de su Comisario de Derechos Humanos, por un gran número de organizaciones nacionales e internacionales de periodistas y editores, por organizaciones no gubernamentales del ámbito de los derechos humanos y las libertades civiles, así como por determinados Estados miembros y por la Comisión Europea,

C. Considerando que la Comisión ha dado muestras de preocupación y ha pedido información al Gobierno húngaro en relación con la conformidad de la Ley de Medios de Comunicación húngara con la Directiva de servicios de comunicación audiovisual y el acervo comunitario en general, especialmente en relación a la obligación de ofrecer una información equilibrada aplicable a todos los proveedores de servicios de comunicación audiovisuales, y que también ha puesto en duda la conformidad de la ley con el principio de proporcionalidad y su respeto del derecho fundamental de la libertad de expresión e información consagrado en el artículo 11 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, del principio del país de origen y de los trámites del registro, y considerando que el Gobierno húngaro ha contestado ofreciendo información adicional e iniciando el proceso modificación de la ley para abordar los aspectos mencionados por la Comisión,

D. Considerando que la OSCE formuló serias reservas en relación con el ámbito de aplicación de las leyes húngaras (tanto material como territorial), con la libertad de expresión y la regulación de los contenidos, con el nombramiento de una y la misma persona como autoridad nacional de telecomunicaciones y medios de comunicación y con la conformidad con los principios por los que se rigen los servicios públicos de radiodifusión(4), señalando que la nueva legislación menoscababa el pluralismo de los medios de comunicación, anulaba la independencia política y financiera de los medios de comunicación públicos y establecía unos fundamentos nocivos para la libertad de los medios de comunicación a largo plazo y que, además, la Autoridad de los Medios de Comunicación y el Consejo de los Medios de Comunicación eran políticamente homogéneos(5) y ejercían un control político y gubernamental centralizado y extendido sobre todos los medios de comunicación; que entre otras cuestiones preocupantes también figuraban las penalizaciones desproporcionadas y extremas impuestas por razones indefinidas y discutibles, la falta de un procedimiento automático de suspensión de las penalizaciones en caso de recurso judicial contra una penalización impuesta por la Autoridad de los Medios de Comunicación, la violación del principio de confidencialidad de las fuentes periodísticas y la protección de los valores familiares,

E.  Compartiendo las graves reservas formuladas por la OSCE en relación con la composición homogénea desde el punto de vista político de la Autoridad de los Medios de Comunicación y el Consejo de los Medios de Comunicación, el calendario, el ejercicio de un control político y gubernamental centralizado y extendido sobre todos los medios de comunicación, el hecho de que los rasgos más problemáticos de la legislación contradicen los criterios internacionales y de la OSCE en materia de libertad de expresión, por ejemplo al eliminar la independencia política y financiera de los servicios de comunicación públicos, el ámbito de aplicación de la reglamentación (material y territorial), y la indefinición deliberada de términos clave, haciendo imposible que los periodistas puedan estar seguros de no transgredir la ley,

F.  Considerando que el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa ha pedido a las autoridades húngaras que, al revisar la Ley de Medios de Comunicación, tengan en cuenta las normas del Consejo de Europa en materia de libertad de expresión y de pluralismo de los medios de comunicación, las recomendaciones pertinentes del Comité de Ministros y de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y, en particular, las normas vinculantes establecidas en el CEDH y en la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos; considerando que mencionó la utilización de definiciones poco claras que se prestan a interpretaciones erróneas, el establecimiento de unos mecanismos reguladores políticamente desequilibrados, con competencias desproporcionadas y no sujetos a un control judicial pleno, las amenazas a la independencia de los servicios públicos de radiodifusión, y la erosión de la protección de las fuentes periodísticas; considerando que también subrayó la necesidad de que todas las partes interesadas, incluidos los partidos de la oposición y la sociedad civil, puedan participar de manera significativa en la revisión de esta legislación, que regula un aspecto tan fundamental para el funcionamiento de una sociedad democrática(6),

G. Considerando que, en una segunda opinión emitida el 25 de febrero de 2011, el Comisario de Derechos Humanos recomienda una «revisión a gran escala» del paquete legislativo húngaro sobre los medios de comunicación con el objetivo, entre otras cosas, de restablecer una legislación precisa, promoviendo unos medios de comunicación pluralistas e independientes y reforzando las garantías de que los mecanismos de control de los medios audiovisuales quedarán al margen de la influencia política(7); considerando que también declara que los medios de comunicación húngaros deber poder ejercer su función de guardianes en una sociedad democrática y pluralista y que, para ello, Hungría debe atenerse a los compromisos que ha asumido como Estado miembro del Consejo de Europa y beneficiarse lo más posible de la experiencia de dicha organización en el ámbito de la libertad de expresión y de la independencia y el pluralismo de los medios de comunicación,

H. Considerando que, por lo tanto, la Ley de Medios de Comunicación húngara debe quedar en suspenso con carácter urgente y revisarse sobre la base de las observaciones y propuestas de la Comisión, de la OSCE y del Consejo de Europa, a fin de asegurar su plena conformidad con el Derecho de la UE y con los valores y criterios europeos en materia de libertad, pluralismo y gobernanza independiente de los medios de comunicación,

I.   Considerando que, a pesar de que el Parlamento ha pedido en varias ocasiones una directiva sobre la libertad, el pluralismo y la gobernanza independiente de los medios de comunicación, la Comisión todavía no ha presentado ninguna propuesta al respecto, cuando ello es cada vez más necesario y urgente,

J.   Considerando que los criterios de Copenhague para la adhesión a la UE, establecidos en junio de 1993 en el Consejo Europeo de Copenhague, por lo que se refiere a las libertades de prensa y de expresión deben ser mantenidos por todos los Estados miembros de la UE y que su cumplimiento debe exigirse mediante la correspondiente legislación de la UE,

K. Considerando que, en los apartados 45 y 46 de su sentencia en los asuntos acumulados C-39/05 P y C-52/05 P, el Tribunal de Justicia ha afirmado que el acceso a la información permite a los ciudadanos participar más directamente en el proceso de decisión y garantiza que la administración goza de mayor legitimidad y es más eficaz y responsable ante los ciudadanos en un sistema democrático, además de ser «una condición del ejercicio efectivo de sus derechos democráticos»,

1.  Pide a las autoridades húngaras que restablezcan la gobernanza independiente de los medios de comunicación y pongan fin a la injerencia estatal en de la libertad de expresión y una cobertura equilibrada en los medios de comunicación, y opina que una sobrerregulación de los medios de comunicación resulta contraproducente y pone en peligro un pluralismo real en la esfera pública;

2.  Se felicita de la cooperación de la Comisión con las autoridades húngaras para armonizar la Ley de Medios de Comunicación húngara con la legislación y los Tratados de UE, así como del inicio del proceso de reforma a nivel nacional;

3.  Lamenta la decisión de la Comisión de limitarse a observar únicamente tres aspectos en relación con la transposición del acervo por Hungría, y que no haga referencia alguna al artículo 30 de la Directiva de servicios de comunicación audiovisual, con lo que la Comisión limita su propia competencia para vigilar si Hungría respeta la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea al aplicar el Derecho de la UE; insta a la Comisión a examinar si Hungría respeta el régimen de responsabilidades de la Directiva 2000/31/CE sobre comercio electrónico y cómo transpone la Decisión marco de la UE relativa a la lucha contra determinadas formas y manifestaciones de racismo y xenofobia mediante el Derecho penal (2008/913/JAI) y la Decisión marco relativa a la lucha contra el terrorismo (2008/919/JAI), que incluyen referencias a la libertad de expresión y a estratagemas empleadas para eludir las normas relativas a la libertad de los medios de comunicación;

4.  Pide a la Comisión que siga llevando a cabo un control y una evaluación atentos de la conformidad de la Ley de Medios de Comunicación húngara en su versión modificada con la legislación europea, en particular con la Carta de los Derechos Fundamentales;

5.  Pide a las autoridades húngaras que favorezcan la participación de todas las partes interesadas en la revisión de la Ley de Medios de Comunicación y de la Constitución, que es la base de una sociedad democrática fundamentada en el Estado de Derecho, con un sistema adecuado de frenos y contrapesos que salvaguarden los derechos fundamentales de las minorías frente al riesgo de la tiranía de la mayoría;

6.  Pide a la Comisión que actúe sobre la base del artículo 265 del TFUE, presentando antes de finales de año una iniciativa legislativa de conformidad con el artículo 225 del TFUE relativa a la libertad, el pluralismo y la gobernanza independiente de los medios de comunicación, para corregir las deficiencias del marco legislativo de la UE en materia de medios de comunicación, haciendo uso de sus competencias en los ámbitos del mercado interior, la política audiovisual, la política de competencia, las telecomunicaciones, las ayudas estatales, la obligación de servicio público y los derechos fundamentales de toda persona que resida en territorio de la UE, con miras a definir al menos unas condiciones esenciales mínimas que todos los Estados miembros deban respetar en las legislaciones nacionales a fin de asegurar, garantizar y promover la libertad de información, un adecuado nivel de pluralismo en los medios de comunicación y la gobernanza independiente de los mismos;

7.  Pide a las autoridades húngaras que revisen la Ley de Medios de Comunicación sobre la base de las observaciones y las propuestas del Parlamento Europeo, la Comisión, la OSCE y el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, las recomendaciones del Comité de Ministros y de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y que, en caso de que se constate que es incompatible con la letra y el espíritu de los Tratados o la legislación de la UE, la Carta de los Derechos Fundamentales o el CEDH, la deroguen y no apliquen la ley, o aquellos elementos de la misma juzgados incompatibles;

8.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al Consejo de Europa, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, a la Agencia de los Derechos Fundamentales, a la OSCE y al Consejo de Europa.

 

(1)

Analysis and assessment of a package of Hungarian legislation and draft legislation on media and telecommunications (Análisis y evaluación de un paquete de leyes y proyectos de ley húngaros sobre los medios de comunicación y las telecomunicaciones), elaborado por Karol Jakubowicz para la OSCE.

(2)

DO C 104 E de 30.4.2004, p. 1026.

(3)

Textos aprobados, P6_TA(2008)0459.

(4)

Analysis and assessment of a package of Hungarian legislation and draft legislation on media and telecommunications (Análisis y evaluación de un paquete de leyes y proyectos de ley húngaros sobre los medios de comunicación y las telecomunicaciones), elaborado por Karol Jakubowicz para la OSCE.

(5)

Carta de 14 de enero de 2010 del Representante de la OSCE para asuntos de libertad de los medios de comunicación al Presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior.

(6)

http://www.coe.int/t/commissioner/News/2011/110201Hungary_en.asp.

(7)

https://wcd.coe.int/wcd/ViewDoc.jsp?id=1751289.

Última actualización: 9 de marzo de 2011Aviso jurídico