Procedimiento : 2009/2777(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : RC-B7-0174/2009

Textos presentados :

RC-B7-0174/2009

Debates :

PV 26/11/2009 - 12.1
CRE 26/11/2009 - 12.1

Votaciones :

PV 26/11/2009 - 13.1
CRE 26/11/2009 - 13.1

Textos aprobados :

P7_TA(2009)0103

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN COMÚN
PDF 122kWORD 70k
25.11.2009
PE432.790v01-00}
PE432.791v01-00}
PE432.792v01-00} RC1
 
B7-0174/2009}
B7-0175/2009}
B7-0176/2009} RC1

presentada de conformidad con el artículo 122, apartado 5, del Reglamento

para sustituir a las propuestas de resolución presentadas por los siguientes grupos:

PPE (B7‑0174/2009)

ECR (B7‑0175/2009)

ALDE (B7‑0176/2009)


sobre Nicaragua


Carlos José Iturgaiz Angulo, Eija-Riitta Korhola, Bernd Posselt, Tunne Kelam, Mario Mauro, Cristian Dan Preda, Monica Luisa Macovei, Laima Liucija Andrikienė, Bogusław Sonik en nombre del Grupo PPE
Johannes Cornelis van Baalen, Renate Weber, Frédérique Ries en nombre del Grupo ALDE
Charles Tannock, Edvard Kožušník, Adam Bielan, Ryszard Czarnecki en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre Nicaragua  

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus resoluciones anteriores sobre Nicaragua, en particular la de 18 de diciembre de 2008, sobre los ataques contra los defensores de los derechos humanos, las libertades públicas y la democracia en Nicaragua,

–   Vistos el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación de 15 de diciembre de 2003, entre la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por una parte, y las Repúblicas de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, por otra, y el Acuerdo marco de cooperación entre la Comunidad Económica Europea y las Repúblicas de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá,

–   Vistas las directrices de la Unión Europea sobre los defensores de los derechos humanos,

–   Vistos los informes emitidos por el equipo de expertos de la UE en relación con el proceso y las elecciones municipales que tuvieron lugar el 9 de noviembre de 2008 en Nicaragua,

–   Vistas las declaraciones de la Comisaria Benita Ferrero-Waldner sobre los acontecimientos en Nicaragua tras las elecciones municipales y regionales del 9 de noviembre de 2008,

–   Vistas las negociaciones en curso para la firma de un Acuerdo de Asociación,

–   Visto el artículo 122, apartado 5, de su Reglamento,

A. Considerando que la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha expresado su preocupación por una serie de acciones y declaraciones del Gobierno de Nicaragua que están socavando la libertad de prensa en este país centroamericano,

B.  Considerando que en Nicaragua no es posible actualmente, de conformidad con la Constitución (cláusula de 1995), presentarse a un segundo mandato presidencial consecutivo, y considerando que el Presidente Ortega está tratando de eludir, de manera ilegal, esa disposición para poder presentar su candidatura a un segundo mandato en 2011,

C. Considerando que sólo el legislador está autorizado a pronunciarse sobre una reforma constitucional, y que el partido gubernamental actual no dispone de la mayoría necesaria de dos tercios,

D. Considerando que el 19 de octubre de 2009 el Tribunal Supremo de Justicia se reunió durante la noche, en ausencia de tres de los seis jueces que lo componen, que no habían sido invitados y que fueron sustituidos por tres magistrados sandinistas, y declaró por unanimidad que el artículo pertinente de la Constitución (artículo 147) no es aplicable,

E.  Considerando que todos los partidos políticos de la oposición representados en la Asamblea Nacional, así como numerosas asociaciones de la sociedad civil, juristas y organizaciones no gubernamentales han rechazado esta decisión judicial por ilegal, y han acordado trabajar juntos para garantizar la democracia y el Estado de Derecho en Nicaragua,

F.  Considerando que dicha decisión fue inmediatamente bienvenida y celebrada por los países miembros de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA),

G. Considerando que una delegación de la Internacional Liberal fue amenazada e insultada durante su visita a Nicaragua, y que su presidente, el diputado al Parlamento Europeo Johannes Cornelis van Baalen, fue incluso amenazado de expulsión por las autoridades sandinistas de Nicaragua y declarado persona non grata,

H. Considerando el deterioro de la democracia en Nicaragua tras la denuncia de fraude en las últimas elecciones locales, los ataques y actos de hostigamiento contra las organizaciones de defensa de los derechos humanos y sus miembros así como contra periodistas y representantes de medios de comunicación, por parte de personas, sectores políticos u organismos vinculados a las autoridades estatales,

I.   Considerando que el desarrollo y la consolidación de la democracia y el Estado de Derecho, al igual que el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales deben ser parte integrante de la política de la Unión Europea en materia de asuntos exteriores,

J.   Considerando que la Unión Europea y sus socios, al concluir con terceros países acuerdos que incluyen una cláusula relativa a los derechos humanos, asumen la responsabilidad de hacer que se respeten las normas internacionales en materia de derechos humanos, y que estas cláusulas son de carácter recíproco,

K. Considerando que la Unión Europea debe ejercer un mayor control sobre el uso de los fondos otorgados a Nicaragua para proyectos de desarrollo, a fin de asegurarse de que ningún importe de estos fondos va a parar a manos de sandinistas,

L.  Considerando que las Naciones Unidas, la Unión Europea, los Estados Unidos y diversas ONG de Nicaragua han expresado su preocupación por el nivel de transparencia de las recientes elecciones,

1.   Lamenta los numerosos ataques y actos de hostigamiento a que han estado sometidas las organizaciones de defensa de los derechos humanos, sus miembros y periodistas independientes, por parte de personas, sectores políticos y organismos vinculados al Estado;

 

2.   Condena los cambios constitucionales que suponen la violación del orden constitucional en Nicaragua como consecuencia de tácticas de dudosa legalidad en las que están implicados jueces sandinistas del Tribunal Supremo de Justicia,

 

3.   Insta al Presidente Ortega a respetar la Constitución de Nicaragua, que prohíbe dos mandatos consecutivos en el cargo y señala que sólo el poder legislativo está autorizado a pronunciarse sobre la reforma constitucional, lo que en ningún caso puede hacer un tribunal,

 

4.   Considera que la actitud del Presidente Ortega refleja su escasa comprensión y respeto de la democracia, el Estado de Derecho y el ejercicio de derechos fundamentales básicos como la libertad de expresión y de acción política,

 

5.   Apoya a todas aquellas personas de Nicaragua que están en contra de la violación del orden constitucional perpetrada por las autoridades sandinistas y exige que se restablezca sin demora este orden y se anulen las decisiones judiciales mencionadas;

 

6.   Condena y lamenta todas las amenazas, insultos e intimidaciones recibidas por los miembros de la delegación de la Internacional Liberal, encabezada por su presidente, el diputado al Parlamento Europeo Johannes Cornelis van Baalen, y manifiesta su solidaridad con sus miembros,

 

7.   Lamenta profundamente la forma en que se desarrollaron las elecciones locales del 9 de noviembre de 2008, con maniobras del Gobierno para descalificar a partidos políticos de la oposición, numerosas irregularidades en las votaciones, denuncias de fraude electoral y negativa a acreditar a los observadores electorales independientes, tanto extranjeros como locales; pide a la Comisión que envíe una Misión de Observación Electoral de la UE para supervisar las próximas elecciones presidenciales;

 

8.   Lamenta profundamente que la Organización de Estados Americanos, tan diligente en otros asuntos del continente, no haya considerado oportuno pronunciarse sobre tan flagrante violación del orden constitucional ocurrida en uno de sus países miembros;

 

9.   Pide que durante las negociaciones del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y los países centroamericanos se le recuerde a Nicaragua que debe respetar los principios del Estado de Derecho, la democracia y los derechos humanos, valores que la Unión Europea defiende y promueve;

 

10. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Secretario General de la Organización de Estados Americanos, a la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, al Parlamento Centroamericano, así como al Gobierno y al Parlamento de la República de Nicaragua y al Tribunal Supremo de Justicia de Nicaragua.

 

 

 

Última actualización: 20 de mayo de 2010Aviso jurídico