Procedimiento : 2012/2581(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : RC-B7-0178/2012

Textos presentados :

RC-B7-0178/2012

Debates :

OJ 14/03/2012 - 123

Votaciones :

PV 15/03/2012 - 11.6
CRE 15/03/2012 - 11.6
PV 29/03/2012 - 9.8
CRE 29/03/2012 - 9.8
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2012)0112

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN COMÚN
PDF 140kDOC 79k
14.3.2012
PE486.717v01-00}
PE486.718v01-00}
PE486.720v01-00}
PE486.721v01-00}
PE486.722v01-00} RC1
 
B7-0178/2012}
B7-0179/2012}
B7-0181/2012}
B7-0182/2012}
B7-0183/2012} RC1

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 4, del Reglamento

para sustituir a las propuestas de resolución presentadas por los siguientes grupos:

S&D (B7‑0178/2012)

ALDE (B7‑0179/2012)

PPE (B7‑0181/2012)

Verts/ALE (B7‑0182/2012)

ECR (B7‑0183/2012)


sobre la situación en Belarús (2012/2581(RSP)


José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Vytautas Landsbergis, Jacek Protasiewicz, Jacek Saryusz-Wolski, Peter Šťastný, Arnaud Danjean, Krzysztof Lisek, Ioannis Kasoulides, Cristian Dan Preda, Andrzej Grzyb, Tunne Kelam, Filip Kaczmarek, Lena Kolarska-Bobińska, Alojz Peterle, Ria Oomen-Ruijten en nombre del Grupo PPE
Véronique De Keyser, Libor Rouček, Justas Vincas Paleckis, Kristian Vigenin, Marek Siwiec en nombre del Grupo S&D
Kristiina Ojuland, Ivo Vajgl, Ivars Godmanis, Sonia Alfano, Gerben-Jan Gerbrandy, Marietje Schaake, Annemie Neyts-Uyttebroeck en nombre del Grupo ALDE
Werner Schulz en nombre del Grupo Verts/ALE
Charles Tannock, Marek Henryk Migalski, Paweł Robert Kowal, Ryszard Antoni Legutko, Tomasz Piotr Poręba, Ryszard Czarnecki, Michał Tomasz Kamiński en nombre del Grupo ECR
ENMIENDAS

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Belarús (2012/2581(RSP)  

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Belarús, en particular las de 14 de febrero de 2012(1), 15 de septiembre de 2011(2), 12 de mayo de 2011(3), 10 de marzo de 2011(4), 20 de enero de 2011(5), 10 de marzo de 2010(6) y 17 de diciembre de 2009(7),

–   Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo de los días 1 y 2 de marzo de 2012, en las que expresa su profunda preocupación por el deterioro de la situación en Belarús,

–   Vista la Decisión 2012/126/PESC del Consejo, de 28 de febrero de 2012, por la que se aplica la Decisión 2010/639/PESC relativa a la adopción de medidas restrictivas contra Belarús(8),

–   Vista la declaración de la Alta Representante, Catherine Ashton, de 28 de febrero de 2012, sobre su decisión y la del Gobierno polaco de retirar respectivamente al Jefe de la Delegación de la UE en Minsk y al embajador de Polonia en Belarús,

–   Vista la Decisión 2012/36/PESC del Consejo, de 23 de enero de 2012, por la que se modifica la Decisión 2010/639/PESC relativa a la adopción de medidas restrictivas contra Belarús,

–   Vista la Resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa 1857(2012), de 25 de enero de 2012, sobre la situación en Belarús, en la que se condena la continua persecución que sufren los miembros de la oposición, así como el acoso de que son objeto los activistas de la sociedad civil, los medios de comunicación independientes y los defensores de los derechos humanos en Belarús,

–   Vista la Resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas 17/24, de 17 de junio de 2011, sobre la situación de los derechos humanos en Belarús, en la que se condenan las violaciones de los derechos humanos antes, durante y después de las elecciones presidenciales en Belarús y en la que se pide al Gobierno belaruso que ponga fin a la «persecución» de los líderes de la oposición,

–   Vistas la Declaración adoptada con ocasión de la Cumbre de la Asociación Oriental celebrada en Praga del 7 al 9 de mayo de 2009 y la Declaración sobre la situación en Belarús adoptada con ocasión de la Cumbre de la Asociación Oriental celebrada en Varsovia el 30 de septiembre de 2011,

–   Vista la declaración conjunta formulada en Praga, el 5 de marzo de 2012, por los Ministros de Asuntos Exteriores del Grupo de Visegrado, de Estonia, de Letonia y de Lituania,

–   Vista la declaración adoptada en Minsk, el 2 de marzo de 2012, por la Plataforma Nacional de Belarús del Foro de la sociedad civil de la Asociación Oriental,

–   Vista la decisión adoptada en Berna en mayo de 2009 por el Congreso Anual de la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo (IIHF) de celebrar en 2014 en Belarús el Campeonato Mundial de la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo, a pesar de la persecución de los opositores políticos de Aliaksandr Lukashenka y de la violación generalizada de los derechos humanos en Belarús,

–   Visto el artículo 110, apartado 4, de su Reglamento,

A. Considerando que la Declaración de Praga de la Cumbre de la Asociación Oriental confirma el compromiso, también de Belarús, con los principios del Derecho internacional y los valores fundamentales, como la democracia, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales;

B.  Considerando que la situación política en Belarús se ha deteriorado gravemente desde las elecciones presidenciales del 19 de diciembre de 2010, al haberse tomado medidas represivas contra miembros de la oposición democrática, medios de comunicación libres, activistas de la sociedad civil y defensores de los derechos humanos, a pesar de los reiterados llamamientos de la comunidad internacional para que se ponga fin a estas medidas inmediatamente;

C. Considerando que, el 28 de febrero de 2012, los Ministros de Asuntos Exteriores de la UE, subrayando el continuo deterioro de la situación en Belarús, decidieron añadir a 21 funcionarios belarusos responsables de la represión contra la sociedad civil y la oposición democrática a la lista de personas sometidas a la congelación de activos y la prohibición de visados;

D. Considerando que el conflicto diplomático entre la UE y Belarús alcanzó proporciones sin precedentes después de que las autoridades de Belarús exigieran que el representante de la UE y el embajador de Polonia abandonaran el país, y retiraran a sus propios embajadores de Bruselas y Varsovia en respuesta a la Decisión del Consejo Europeo de 28 de febrero de 2012;

E.  Considerando que, en este contexto, Aliaksandr Lukashenka continuó con un ofensivo ataque personal contra el Ministro alemán de Asuntos Exteriores, haciendo caso omiso del protocolo diplomático;

F.  Considerando que los embajadores de los Estados miembros de la UE en Minsk fueron llamados a consultas en sus respectivas capitales, y que todos los Estados miembros de la UE han convocado ante sus Ministerios de Asuntos Exteriores a los embajadores de Belarús;

G. Considerando que cualquier mejora de las relaciones bilaterales con la Unión Europea también está supeditada a la liberación de todos los presos políticos y a los avances realizados por el Gobierno de Belarús en el cumplimiento de los compromisos asumidos ante la OSCE y en el respeto de los derechos humanos fundamentales, el Estado de Derecho y los principios democráticos;

H. Considerando que numerosos representantes de la oposición democrática belarusa y activistas de la sociedad civil, incluidos antiguos candidatos a la Presidencia, así como destacados defensores de los derechos humanos, permanecen encarcelados por motivos políticos;

I.   Considerando que jóvenes activistas y miembros de organizaciones juveniles han sido objeto de continuas presiones o de diversas formas de acoso, como es el caso de Ivan Shyla, miembro del Frente Juvenil, que pasó 22 días en la cárcel por la campaña de solidaridad con Dzmitrij Dashkevich, organizada el año pasado;

J.   Considerando que, el 24 de febrero de 2012, un juez de distrito en Vitsyebsk condenó al opositor Syarhei Kavalenka a dos años y un mes de reclusión en un centro correccional de baja seguridad por incumplir las normas relativas a la libertad condicional; que Kavalenka fue detenido el 19 de diciembre de 2011, coincidiendo con el aniversario de las elecciones presidenciales fraudulentas; que mantiene una huelga de hambre contra una sentencia injusta desde hace 86 días y que su estado de salud es crítico;

K. Considerando que las autoridades de Belarús están incumpliendo el artículo 30 de la Constitución belarusa y limitando el derecho de libre circulación de los ciudadanos; que, el 1 de marzo de 2012, la Fiscalía General de Belarús anunció que los ciudadanos belarusos que respaldaran las nuevas sanciones exteriores contra Belarús podrían ser objeto de una prohibición de viajar al extranjero; que entre el 7 y el 11 de marzo se prohibió a tres dirigentes y activistas de la oposición, a saber, Anatol Lyabedzka, Aliaksandr Dabravolski, y Viktar Karnyayenka, y al defensor de los derechos humanos Valyantsin Stefanovich, que cruzaran la frontera de Belarús con Lituania;

L.  Considerando que, el 14 de febrero de 2012, el Ministerio de Justicia de Belarús decidió por cuarta vez denegar el registro del partido demócrata cristiano belaruso, sin ningún fundamento jurídico; que, según ciertas informaciones, algunos militantes de este partido han recibido por primera vez amenazas de ataques físicos si no retiran sus firmas como fundadores del partido;

M. Considerando que, en la Ley sobre la democracia y los derechos humanos en Belarús de 2011, firmada el 3 de enero por el Presidente Barack Obama, los Estados Unidos piden a la IIHF que suspenda el proyecto de celebrar el Campeonato Mundial de 2014 en Belarús hasta que el Gobierno libere a todos los presos políticos;

1.  Reitera su firme condena del deterioro de la situación relativa a los derechos humanos y las libertades fundamentales, al que se suma una falta de profundas reformas democráticas y económicas en Belarús, y afirma que se seguirá oponiendo a la represión de los opositores al régimen de Minsk;

2.  Condena la continua persecución que sufren los defensores de los derechos humanos y los miembros de la oposición democrática, así como el acoso de que son objeto los activistas de la sociedad civil y los medios de comunicación independientes en Belarús por razones políticas;

3.  Pide la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos; reitera que no podrán realizarse progresos en el diálogo UE-Belarús mientras Belarús no avance hacia la democracia, el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho, y mientras no hayan sido liberados y plenamente rehabilitados en sus derechos civiles todos los presos políticos, entre los que se encuentran Ales Bialiatski, Presidente del Centro por los Derechos Humanos «Viasna» y Vicepresidente de la FIDH, los dos ex candidatos presidenciales Mikalai Statkevich y Andrei Sannikau, los jefes de campaña presidencial de candidatos de la oposición democrática Pavel Seviarynets y Dzmitry Bandarenka, así como Syarhei Kavalenka, preso político que fue detenido por una supuesta violación del arresto domiciliario y que ha mantenido una prolongada huelga de hambre que ha causado una crítica degradación de su estado de salud que pone en peligro su vida;

4.  Subraya que la decisión de retirar a todos los embajadores de los Estados miembros de la UE de Belarús demuestra que los intentos de las autoridades de Belarús de dividir a la Unión Europea sobre las decisiones relativas a las sanciones han fracasado;

5.  Subraya que el firme compromiso de todos los Estados miembros de la UE y de otros países democráticos de actuar unidos cuando sea necesario puede contribuir a promover los valores universales en países como Belarús y acercar a estos países a la senda de la transición democrática;

6.  Condena la retórica ofensiva de Aliaksandr Lukashenka contra el Ministro alemán de Asuntos Exteriores;

7.  Insiste en que Minsk, en vez de optar por un mayor aislamiento, debería tomar la mejor decisión para su pueblo y abrirse a la democracia;

8.  Pide a las Federaciones Nacionales de Hockey sobre Hielo de los Estados miembros de la UE y de todos los demás países democráticos que insten a la IIHF, también durante su próximo congreso de mayo en Helsinki (Finlandia), a que reexamine la decisión adoptada y contemple la posibilidad de cambiar el lugar de celebración del Campeonato Mundial de Hockey sobre Hielo de 2014 sustituyendo a Belarús por otro país de acogida, hasta que todos los presos políticos de Belarús, reconocidos como «presos de conciencia» por las organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos, sean liberados y hasta que el régimen dé claras muestras de comprometerse a respetar los derechos humanos y el Estado de Derecho;

9.  Acoge favorablemente la Decisión del Consejo de 28 de febrero de 2012, por la que se refuerzan las medidas restrictivas y se añaden 21 personas responsables de la represión contra la sociedad civil y la oposición democrática de Belarús a la lista de personas sometidas a la prohibición de viajar y la congelación de activos;

10. Pide al Consejo que haga balance de los acontecimientos más recientes en las relaciones diplomáticas UE-Belarús y del continuo deterioro de la situación del país en materia de derechos humanos y libertades fundamentales y, sobre esta base, le insta a que adopte una decisión en relación con nuevas medidas restrictivas, incluidas unas sanciones económicas selectivas;

11. Subraya que la Unión Europea y Belarús deben mantener buenas relaciones de vecindad y que estas deben tener una sólida base en el compromiso de la UE con la sociedad civil y la oposición democrática de Belarús y su apoyo a las aspiraciones democráticas del pueblo belaruso;

12. Reitera su llamamiento a la Comisión para que apoye por todos los medios económicos y políticos los esfuerzos de la sociedad civil belarusa, los medios de comunicación independientes (incluidos TV Belsat, Radio Europea para Belarús, Radio Racja y otros) y las organizaciones no gubernamentales de Belarús por promover la democracia;

13. Subraya la necesidad de reforzar la cooperación entre la UE y sus vecinos orientales en el marco de la Asociación Oriental, incluyendo su dimensión parlamentaria a través de la Asamblea Parlamentaria Euronest, con el objetivo compartido de iniciar un auténtico proceso de democratización en Belarús;

14. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Parlamentos y a los Gobiernos de los Estados miembros, al Secretario General de las Naciones Unidas, a las Asambleas Parlamentarias de la OSCE y del Consejo de Europa, a la Secretaría de la Comunidad de Estados Independientes y al Parlamento y al Gobierno de Belarús.

 

(1)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0063.

(2)

Textos Aprobados, P7_TA(2012)0392.

(3)

Textos Aprobados, P7_TA(2011)0244.

(4)

Textos Aprobados, P7_TA(2011)0099.

(5)

Textos Aprobados, P7_TA(2011)0022.

(6)

DO C 349E de 22.12.2010, p. 37.

(7)

DO C 286E de 22.10.2010, p. 16.

(8)

DO L 55 de 29.2.2012, p. 19.

Última actualización: 14 de marzo de 2012Aviso jurídico