Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

INFORME     
PDF 1133kWORD 3114k
11 de julio de 2001
PE 305.391 A5-0264/2001
sobre la existencia de un sistema mundial de interceptación de comunicaciones privadas y económicas (sistema de interceptación ECHELON) (2001/2098(INI))
Parte 1:    Propuesta de resolución
Exposición de motivos
Parte 2:    Opiniones minoritarias
Anexos
Comisión temporal sobre el sistema de interceptación ECHELON
Ponente: Gerhard Schmid
"Sed quis custodiet ipsos custodes?"
Juvenal (h. 60 - h. 130 d. C.), Sat. 6, 347
PÁGINA REGLAMENTARIA
 PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN MINORITARIA de Giuseppe di Lello, Pernille Frahm y Alain Krivine
 OPINIÓN MINORITARIA de Patricia McKenna e Ilka Schröder
 OPINIÓN MINORITARIA de Jean-Charles Marchiani
 OPINIÓN MINORITARIA de Maurizio Turco
 Anexo I: Lista de los expertos que han informado a la comisión
 Anexo II: Bibliografía
 Anexo III: Definiciones y explicaciones en materia de interceptación de comunicaciones para fines de persecución penal
 Anexo IV:

PÁGINA REGLAMENTARIA

En la sesión del 5 de julio de 2000, el Parlamento Europeo, de conformidad con el apartado 2 del artículo 150 del Reglamento, decidió constituir una comisión temporal sobre el sistema de interceptación ECHELON y determinó su mandato como se expone en el apartado 1.3 del Capítulo 1 de la exposición de motivos. Para cumplir este mandato, la comisión temporal, en su reunión constituyente del 6 de julio de 2000, designó ponente a Gerhard Schmid.

En las reuniones de los días 29 de mayo, 20 de junio y 3 de julio de 2001, la comisión examinó el proyecto de informe.

En la última de estas reuniones, la comisión aprobó la propuesta de resolución por 27 votos a favor, 5 votos en contra y 2 abstenciones.

Estuvieron presentes en la votación los diputados: Carlos Coelho (presidente), Elly Plooij-van Gorsel, Neil MacCormick y Giuseppe Di Lello Finuoli (vicepresidentes), Gerhard Schmid (ponente), Mary Elizabeth Banotti, Bastiaan Belder, Maria Berger, Charlotte Cederschiöld, Gérard Deprez, Giorgios Dimitrakopoulos, Robert Evans, Colette Flesch, Pernille Frahm, Anna Karamanou, Eva Klamt, Alain Krivine, Torben Lund, Erika Mann, Jean-Charles Marchiani, Hughes Martin, Patricia McKenna, William Francis Newton Dunn (suplente de Jorge Salvador Hernández Mollar, de conformidad con el apartado 2 del artículo 153 del Reglamento), Reino Paasilinna, Bernd Posselt (suplente de Hubert Pirker), Jacques Santkin (suplente de Catherine Lalumière), Ilka Schröder, Gary Titley (suplente de Ozan Ceyhun), Maurizio Turco, Gianni Vattimo, W.G. van Velzen, Christian von Bötticher, Jan Marinus Wiersma y Christos Zacharakis (suplente de Enrico Ferri).

La opinión minoritaria y los anexos se publicarán por separado (A5-0264/2001-Parte 2).

El informe se presentó el 11 de julio de 2001.

El plazo de presentación de enmiendas a este informe figurará en el proyecto de orden del día del período parcial de sesiones en que se examine.


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN

Resolución del Parlamento Europeo sobre la existencia de un sistema mundial de interceptación de comunicaciones privadas y económicas (sistema de interceptación ECHELON) (2001/2098(INI))

El Parlamento Europeo,

-   Vista su Decisión de 5 de julio de 2000 por la que se constituye una comisión temporal sobre el sistema de interceptación ECHELON y visto el mandato otorgado a la misma,(1)

-   Visto el Tratado CE, en el que se proclama el objetivo de realizar un mercado común con un alto grado de competitividad,

-   Vistos los artículos 11 y 12 del Tratado de la Unión Europea, que imponen a los Estados miembros la obligación de intensificar y desarrollar su solidaridad política mutua,

-   Visto el Tratado de la Unión Europea, y en particular el apartado 2 de su artículo 6, en el que se declara el compromiso de la Unión Europea en favor del respeto de los derechos fundamentales, y visto su título V, que contiene disposiciones relativas a la política exterior y de seguridad común,

-   Visto el artículo 12 de la Declaración Universal de Derechos Humanos,

-   Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en cuyo artículo 7 se proclama el derecho al respeto de la vida privada y familiar y, de manera expresa, el derecho al respeto de las comunicaciones, y en cuyo artículo 8 se protegen los datos personales,

-   Visto el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y, en particular, su artículo 8, en el que se proclama el derecho al respeto de la esfera privada y la confidencialidad de la correspondencia, y vistos los numerosos acuerdos internacionales en los que se consagra el principio de la protección de la vida privada y familiar,

-   Vistos los trabajos desempeñados por la Comisión temporal sobre el sistema de interceptación ECHELON, que ha celebrado numerosas audiencias y reuniones con expertos de toda índole, y en particular con responsables de los sectores público y privado en el ámbito de las telecomunicaciones y de la protección de datos, personal de los servicios de inteligencia e información, periodistas, abogados expertos en la materia, diputados de los parlamentos nacionales de los Estados miembros, etc.,

-   Visto el apartado 2 del artículo 150 de su Reglamento,

-   Visto el informe de la Comisión temporal sobre el sistema de interceptación ECHELON (A5-0264/2001),

La existencia de un sistema mundial de interceptación de las comunicaciones privadas y económicas (sistema de interceptación ECHELON)

A.   Considerando que no hay ninguna razón para seguir dudando de la existencia de un sistema de interceptación de las comunicaciones a nivel mundial en el que participan los Estados Unidos, el Reino Unido, el Canadá, Australia y Nueva Zelanda en el marco del Acuerdo UKUSA; considerando, asimismo, que según las informaciones de que se dispone y según numerosas declaraciones concordantes y de orígenes muy diversos, incluidas fuentes estadounidenses, puede asumirse que el sistema o partes del mismo fueron designados, por lo menos durante algún tiempo, con el nombre en clave ECHELON,

B.   Considerando que ya no cabe duda de que la finalidad del sistema es la interceptación, como mínimo, de comunicaciones privadas y económicas, y no militares, aunque el análisis presentado en el informe ha mostrado que las capacidades técnicas del sistema probablemente no son, ni mucho menos, tan grandes como se había supuesto, en parte, en los medios de información,

C.   Considerando que es sorprendente e incluso inquietante que numerosos responsables comunitarios oídos, concretamente Comisarios europeos, hayan declarado no tener conocimiento del asunto,

Los límites del sistema de interceptación

D.   Considerando que el sistema de interceptación se basa, en particular, en la interceptación a escala mundial de las comunicaciones por satélite, aunque en las regiones con una densidad elevada de comunicaciones el porcentaje de las realizadas por satélite es muy limitado, lo que implica que la mayor parte no pueden interceptarse desde estaciones terrestres, sino mediante la intervención de cables o de ondas, lo que a su vez -como han puesto de manifiesto las investigaciones efectuadas para la elaboración de este informe- sólo es posible dentro de límites muy estrechos; considerando, además, que los recursos de personal necesarios para la interpretación final de las comunicaciones interceptadas añade otras limitaciones; considerando que, por lo tanto, los Estados UKUSA sólo tienen acceso a una proporción muy reducida de las comunicaciones por cable y por ondas y sólo pueden interpretar una proporción aún más escasa de las comunicaciones, y considerando igualmente que, por muy amplios que sean los medios disponibles y las capacidades para poder interceptar las comunicaciones, el elevadísimo número de las mismas imposibilita en la práctica el control exhaustivo y detallado de todas ellas,

La posible existencia de otros sistemas de interceptación

E.   Considerando que, teniendo en cuenta que la interceptación de las comunicaciones es un medio de espionaje tradicional de los servicios de inteligencia, otros Estados también podrían utilizar un sistema similar si dispusieran de los recursos financieros y de las condiciones geográficas adecuadas; considerando que Francia es el único Estado miembro de la UE que, gracias a los territorios de ultramar de los que dispone, es capaz geográfica y técnicamente de operar de manera autónoma un sistema de interceptación mundial y posee también la infraestructura técnica y de organización para hacerlo; considerando que existen amplios indicios de que es probable que Rusia explote un sistema de estas características,

Su compatibilidad con el Derecho de la UE

F.   Considerando que por lo que respecta a la compatibilidad de un sistema de las características del sistema ECHELON con el Derecho de la UE hay que hacer dos precisiones: si el sistema se utilizase exclusivamente para fines de información, no habría ningún tipo de contradicción con el Derecho de la UE, ya que el Tratado CE no aborda las cuestiones relacionadas con las actividades en el ámbito de la seguridad nacional, sino que éstas recaen en el ámbito de aplicación del Título V del Tratado UE (PESC), que en la actualidad no incluye ningún tipo de disposiciones en la materia, por lo que no cabría hablar de infracción; por el contrario, si el sistema se utilizase de manera abusiva para espiar a la competencia, sería incompatible con el principio de lealtad que deben respetar los Estados miembros y con el concepto de un mercado común en el que la competencia es libre, por lo que la participación de un Estado miembro en un sistema de estas características sería incompatible con el Derecho comunitario,

G.   Considerando las declaraciones del Consejo en la sesión plenaria de 30 de marzo de 2000 según las cuales el Consejo no puede aceptar la creación o la existencia de un sistema de interceptación de las telecomunicaciones que no respete las reglas de Derecho de los Estados miembros y viole los principios fundamentales que tienen por objeto preservar la dignidad humana,

Su compatibilidad con el principio fundamental del respeto a la vida privada (artículo 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales)

H.   Considerando que toda interceptación de las comunicaciones supone una injerencia grave en la vida privada de la persona; considerando que en el artículo 8 del Convenio de referencia se garantiza el respeto a la vida privada y únicamente se permite este tipo de intervenciones cuando se trata de garantizar la seguridad nacional y siempre que las normas por las que se rigen estén previstas en el Derecho nacional, sean accesibles a todos y precisen en qué circunstancias y bajo qué condiciones pueden efectuarlas las autoridades; considerando, además, que tales intervenciones deben ser proporcionadas, por lo que debe establecerse un equilibrio entre los intereses en juego, ya que según la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos no es suficiente que estas medidas sean necesarias o deseables,

I.   Considerando que un sistema de inteligencia que interceptase aleatoria y permanentemente todos los mensajes violaría el principio de proporcionalidad y sería contrario al Convenio Europeo de los Derechos Humanos, como también lo sería si las disposiciones en las que se apoyase la interceptación de las comunicaciones no se basasen en un fundamento jurídico, si no fuesen accesibles a todos o si se formulasen de tal modo que sus consecuencias sobre los particulares fuesen impredecibles o si la interferencia fuera desproporcionada; considerando que las normas por las que se rigen las actividades de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos en el extranjero son secretas en su mayor parte, por lo que en este caso el respeto del principio de proporcionalidad es, cuanto menos, dudoso y es muy probable que dichas normas estén en contradicción con los principios de acceso a la ley y de previsibilidad de sus efectos,

J.   Considerando que los Estados miembros no pueden sustraerse a las obligaciones que les impone el Convenio Europeo de Derechos Humanos permitiendo que desarrollen actividades en sus respectivos territorios los servicios de inteligencia de otros Estados que se rigen por normas menos estrictas, puesto que con ello se anularía la eficacia del principio de legalidad, con sus dos componentes de accesibilidad de la ley y previsibilidad de sus efectos, y se vaciaría de contenido la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos,

K.   Considerando que para que las actividades jurídicamente legitimadas de los servicios de inteligencia sean compatibles con los derechos fundamentales es necesaria, además, la existencia de suficientes mecanismos de control para contrarrestar los peligros que conllevan las actividades secretas de determinados segmentos del aparato de la Administración; considerando que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha subrayado expresamente la importancia que revisten unos sistemas de control eficaces en el ámbito de las actividades de los servicios de inteligencia, por lo que resulta preocupante que algunos de los Estados miembros no dispongan de órganos de control parlamentario de los servicios secretos,

El grado de protección de los ciudadanos de la UE frente a los servicios de inteligencia

L.   Considerando que la protección de los ciudadanos de la UE depende de la situación jurídica en cada Estado miembro y que ésta es muy distinta entre los diferentes Estados, ya que en algunos casos no existe ningún órgano de control parlamentario y apenas puede hablarse de un grado de protección adecuado; considerando que para los ciudadanos europeos es fundamental que sus Parlamentos nacionales cuenten con una comisión especial de control estructurada que controle y examine las actividades de los servicios de inteligencia; considerando que incluso en los países que cuentan con tales órganos de control éstos tienden a preocuparse en mayor medida de las actividades de los servicios de inteligencia en el interior del propio territorio que en el exterior, ya que, por regla general, a los ciudadanos del propio país sólo les afectan los primeros; considerando que obligar a los servicios de inteligencia a comunicar a un ciudadano, cuyas comunicaciones hayan sido interceptadas, este hecho con posterioridad, por ejemplo, cinco años después de que haya tenido lugar la interceptación, alentaría unas prácticas proporcionadas en materia de interceptación,

M.   Considerando que, vista su dimensión, no pueden construirse estaciones de recepción por satélite en el territorio de un país sin su consentimiento,

N.   Considerando que en el caso de la cooperación entre servicios de inteligencia en el marco de la PESC o de la JAI, las instituciones tiene el deber de adoptar disposiciones de protección suficientes en beneficio de los ciudadanos europeos,

El espionaje industrial

O.   Considerando que uno de los componentes de la misión de los servicios de inteligencia en el exterior es interesarse por los datos económicos tales como el desarrollo de los distintos sectores, la evolución de los mercados de materias primas, el respeto de los embargos económicos, el cumplimiento de las disposiciones relativas al suministro de productos de doble uso, etc., y que por esta razón se vigila con frecuencia a las empresas activas en estos ámbitos,

P.   Considerando que los servicios de inteligencia de los Estados Unidos no sólo informan sobre la situación económica general sino que además escuchan detalladamente las comunicaciones de las empresas precisamente cuando se trata de la concesión de contratos, justificando tal actividad con la lucha contra la corrupción; que, en el caso de las escuchas detalladas, existe el peligro de que la información no se utilice para luchar contra la corrupción sino para espiar a la competencia, por mucho que los Estados Unidos y el Reino Unido declaren que no lo hacen; que sigue sin estar claro el papel que desempeña el Advocacy Center (Centro de Interlocución) del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, y que una reunión que iba a tener lugar para aclarar el asunto fue suspendida,

Q.   Considerando que en 1997, en el marco de la OCDE, se adoptó un convenio sobre la lucha contra el soborno de funcionarios que establece la punibilidad internacional del soborno; y que, por lo tanto, tampoco desde ese punto de vista la corrupción en casos concretos puede justificar la escucha de comunicaciones,

R.   Considerando que no puede tolerarse que los servicios de inteligencia se dejen instrumentalizar para espiar a la competencia y sometan a observación a las empresas extranjeras a fin de lograr ventajas competitivas para las empresas nacionales, si bien, a pesar de las muchas afirmaciones que se han hecho en tal sentido, no existen pruebas de que ésta haya sido la razón por la que se creó en sistema mundial de interceptación de comunicaciones,

S.   Considerando que, durante la visita a los Estados Unidos de la delegación de la Comisión temporal sobre el sistema de interceptación ECHELON, fuentes autorizadas confirmaron el informe Brown del Congreso estadounidense, indicando que un 5% de la información recogida a través de las fuentes no abiertas se emplea como información económica; considerando que las mismas fuentes estimaban que esta vigilancia en materia de inteligencia podría permitir a la industria estadounidense ganar hasta 7 000 millones de dólares en los contratos,

T.   Considerando que en muchos casos las informaciones sensibles relativas a las empresas se encuentran en las propias empresas, de modo que el espionaje para la competencia consiste, en particular, en obtener información a través de los empleados o de personas infiltradas o, cada vez más, entrando en las redes informáticas internas; considerando que los sistemas de interceptación de comunicaciones para el espionaje industrial sólo pueden utilizarse cuando las informaciones sensibles se transmiten al exterior por cable o por ondas (satélite), lo que sólo se hace de manera sistemática en los tres casos siguientes:

- cuando las empresas trabajan en las tres franjas horarias, de modo que los resultados parciales correspondientes a Europa se transmiten a América y, a continuación, a Asia;
- cuando los consorcios internacionales celebran videoconferencias por satélite de telecomunicaciones o por cable;
- cuando se negocian in situ contratos importantes (por ejemplo, construcción de plantas industriales, infraestructuras de telecomunicaciones, construcción de sistemas de transporte, etc.) y es necesario consultar con la sede central de la empresa.

U.   Considerando que la conciencia de riesgo y de seguridad es muchas veces insuficiente en el caso de las pequeñas y medianas empresas y que no se reconocen los peligros relacionados con el espionaje industrial y la escucha de comunicaciones,

V.   Considerando que en el caso de las instituciones europeas (con excepción del Banco Central Europeo, la Dirección General de Relaciones Exteriores del Consejo y la Dirección General de Relaciones Exteriores de la Comisión) la conciencia de seguridad no está suficientemente desarrollada y que, por lo tanto, es necesario tomar medidas,

La posibilidad de autoprotección

W.   Considerando que las empresas sólo pueden alcanzar el grado de seguridad necesario cuando está protegido todo el entorno de trabajo, al igual que todos los canales de comunicación por los que se transmiten informaciones sensibles; considerando que en el mercado europeo existen sistemas de encriptación que ofrecen un grado de seguridad suficiente a precios asequibles; considerando que también se debe instar a los particulares a que cifren el correo electrónico, ya que un mensaje sin cifrar es como una carta sin sobre; considerando que en Internet se ofrecen para ello sistemas relativamente fáciles de utilizar y que algunos de ellos pueden obtenerse gratuitamente, incluso, para uso privado,

La cooperación de los servicios de inteligencia en el seno de la UE

X.   Considerando que la UE ha acordado coordinar las actividades de obtención de información de sus servicios en el marco del desarrollo de una política propia de seguridad y defensa, así como continuar su colaboración con otros socios,

Y.   Considerando que el Consejo Europeo decidió en diciembre de 1999 en Helsinki desarrollar unas capacidades militares europeas más eficaces para estar en condiciones de llevar a cabo todo el abanico de las misiones de Petersberg en apoyo de la PESC; considerando que el Consejo Europeo decidió además que, para alcanzar este objetivo en 2003, la Unión debería ser capaz de desplegar rápidamente un ejército de entre 50 000 y 60 000 soldados, que deberían ser autosuficientes, con las capacidades de mando, control e inteligencia necesarias; considerando que ya se han dado los primeros pasos hacia dicha capacidad autónoma en materia de inteligencia en el marco de la UEO y del Comité permanente de política y seguridad,

Z.   Considerando que la cooperación entre los servicios de inteligencia existentes en la UE resulta indispensable toda vez que, por una parte, una política de seguridad común que excluyese los servicios de inteligencia no tendría sentido y, por otra, dicha cooperación implicaría numerosas ventajas desde el punto de vista profesional, financiero y político; considerando, además, que se correspondería mejor con la idea de una UE como socio en pie de igualdad de los Estados Unidos y permitiría reagrupar al conjunto de los Estados miembros en un sistema plenamente compatible con el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales; considerando que, en tal caso, debería garantizarse que el Parlamento Europeo pudiese ejercer el control que le corresponde,

AA.   Considerando que el Parlamento Europeo está aplicando el Reglamento relativo al acceso del público a los documentos del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión mediante la adaptación de su Reglamento en lo que respecta al acceso a los documentos sensibles,

La celebración y la modificación de tratados internacionales sobre la protección de los ciudadanos y de las empresas

1.   Afirma, sobre la base de las informaciones recogidas por la Comisión temporal, que ya no cabe ninguna duda en cuanto a la existencia de un sistema de interceptación mundial de las comunicaciones que funciona con la participación de los EE.UU., del Reino Unido, del Canadá, de Australia y de Nueva Zelanda, en el marco del Acuerdo UKUSA;

2.   Insta al Secretario General del Consejo de Europa a que presente al Comité de Ministros una propuesta para proteger la vida privada garantizada por el artículo 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales adaptada a los métodos de comunicación e interceptación existentes en la actualidad mediante un protocolo adicional o, conjuntamente con las disposiciones relativas a la protección de los datos, en el marco de una revisión de la Convención relativa a la protección de los datos, con la condición de que ello no se traduzca en una reducción del nivel de protección establecido por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ni en una reducción de la flexibilidad necesaria para adaptarse a futuros cambios de la situación;

3.   Pide a los Estados miembros cuyas leyes reguladoras de la capacidad de interceptación de los servicios secretos contengan disposiciones discriminatorias en materia de protección de la intimidad que proporcionen a todos los ciudadanos europeos las mismas garantías jurídicas relativas a la protección de la vida privada y de la inviolabilidad de las comunicaciones;

4.   Insta a los Estados miembros de la Unión Europea a que creen una plataforma, compuesta de representantes de los organismos nacionales competentes para el seguimiento de los resultados de los Estados miembros en cuanto el cumplimiento de los derechos fundamentales y de los ciudadanos, para examinar la coherencia de la legislación nacional sobre los servicios de inteligencia con el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Carta Europea de los Derechos Fundamentales, para examinar las disposiciones legales relativas al respeto del secreto postal y de las comunicaciones, y para llegar a un acuerdo sobre una recomendación a los Estados miembros sobre la elaboración de un Código de Conducta que garantice a todos los ciudadanos europeos que residan en el territorio de los Estados miembros la protección de la vida privada proclamada como derecho en el artículo 7 de la Carta Europea de los Derechos Fundamentales y que, además, garantice que los servicios de inteligencia desarrollen sus actividades en el respeto de los derechos fundamentales, de modo que se correspondan con las disposiciones recogidas en el Capítulo 8 del presente informe, en particular en el apartado 8.3.4, y derivadas del artículo 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales;

5.   Insta a los Estados miembros de la UE a que en la próxima Conferencia Intergubernamental adopten la Carta Europea de los Derechos Fundamentales como derecho vinculante y defendible ante los tribunales, para así elevar el nivel de protección de los derechos fundamentales, especialmente en relación con la protección de la intimidad;

6.   Pide a los Estados miembros del Consejo de Europa que adopten un protocolo adicional que permita la adhesión de las Comunidades Europeas al Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales o que reflexionen sobre otras medidas que eviten conflictos de jurisdicción entre los Tribunales de Estrasburgo y de Luxemburgo;

7.   Entretanto, insta a las instituciones de la UE a que en el ámbito de sus respectivas competencias y actuación apliquen los derechos fundamentales recogidos en la Carta;

8.   Insta al Secretario General de las Naciones Unidas a que encargue a la comisión competente la presentación de propuestas que adapten a la evolución tecnológica el artículo 17 del Pacto internacional sobre los derechos cívicos y políticos, que protege la vida privada;

9.   Considera necesarias la negociación y la firma de un convenio entre la Unión europea y los EE.UU. por el que se establezca que cada una de las partes respeta en relación con la otra las disposiciones de protección de la vida privada de los ciudadanos y de la confidencialidad de las comunicaciones de las empresas que se aplican a sus propios nacionales y empresas;

10.   Insta a los Estados Unidos a que firmen el Protocolo adicional al Pacto internacional sobre los derechos cívicos y políticos, de modo que se puedan presentar ante la Comisión de Derechos Humanos creada en aplicación del Convenio las quejas presentadas por particulares contra los Estados Unidos por violación de este Pacto; pide a las ONG de los Estados Unidos pertinentes, en particular a la ACLU (American Civil Liberties Union) y al EPIC (Electronic Privacy Information Center) que ejerzan presiones ante el Gobierno estadounidense en este sentido;

Las disposiciones legislativas nacionales de protección de los ciudadanos y de las empresas

11.   Insta a todos los Estados miembros a que examinen y en caso necesario adapten su propia legislación en relación con la conformidad de las actividades de los servicios de inteligencia con los principios fundamentales establecidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos y con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos;

12.   Pide a los Estados miembros que se doten de instrumentos vinculantes que garanticen una protección efectiva de las personas físicas y jurídicas contra cualquier forma de interceptación ilegal de sus comunicaciones;

13.   Pide a los Estados miembros que se propongan como objetivo un nivel de protección común frente a las actividades de los servicios de inteligencia y la elaboración con este fin de un Código de Conducta (tal como se menciona en el apartado 4) tomando como referencia el mayor grado de protección que exista en los Estados miembros, ya que, por regla general, los afectados por las actividades de un servicio de inteligencia exterior son los ciudadanos de otro Estado y, por consiguiente, también los de otros Estados miembros;

14.   Pide a los Estados miembros que negocien con los Estados Unidos un Código de Conducta similar al de la UE;

15.   Pide a los Estados miembros que todavía no lo hayan hecho que garanticen un control parlamentario y jurisdiccional adecuado de sus servicios secretos;

16.   Insta al Consejo y a los Estados miembros a que establezcan con carácter prioritario un sistema de seguimiento y control democráticos de la capacidad autónoma europea de inteligencia y para otras actividades comunes y coordinadas de inteligencia a nivel europeo; propone que el Parlamento Europeo desempeñe un papel importante en este sistema de seguimiento y control;

17.   Pide a los Estados miembros que pongan en común sus medios de interceptación de las comunicaciones con objeto de reforzar la eficacia de la PESD en los ámbitos de la información, la lucha contra el terrorismo, la proliferación nuclear o el tráfico internacional de estupefacientes, en el respeto de las medidas de protección de la vida privada de los ciudadanos y de confidencialidad de las comunicaciones de las empresas y bajo el control del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión;

18.   Insta a los Estados miembros a que para intensificar la protección de la intimidad de los ciudadanos de la UE celebren con los Estados terceros un acuerdo, en el cual todos los Estados parte se obliguen a informar al Estado parte afectado, en el caso de que efectúen operaciones de escucha en un Estado parte;

Las medidas jurídicas concretas de lucha contra el espionaje industrial

19.   Pide a los Estados miembros que examinen hasta qué punto la adopción de disposiciones de Derecho europeo e internacional puede servir para luchar contra el espionaje industrial y el soborno y, en particular, si es posible establecer una normativa en el marco de la OMC que tenga en cuenta el impacto negativo de este tipo de acciones sobre la competencia y que, por ejemplo, permita declarar nulos los contratos celebrados en estas circunstancias; pide a los Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y el Canadá que se adhieran a estas iniciativas;

20.   Pide a los Estados miembros que se comprometan a incluir en el Tratado CE una cláusula que prohíba el espionaje industrial y a no realizar espionaje industrial recíproco, directamente o bajo la cobertura de una potencia extranjera que podría intervenir en su territorio y a no permitir que una potencia extranjera lleve a cabo operaciones de espionaje desde el territorio de un Estado miembro de la UE, con el fin de respetar el espíritu y la letra del Tratado CE;

21.   Pide a los Estados miembros que, con un instrumento vinculante formulado en términos inequívocos, se comprometan a no realizar espionaje industrial y, de este modo, den muestras de su voluntad de respetar el espíritu y la letra del Tratado CE; pide a los Estados miembros que transpongan este principio vinculante en su legislación nacional en materia de servicios de inteligencia;

22.   Pide a los Estados miembros y al Gobierno de los Estados Unidos que inicien un diálogo abierto EE.UU.-UE sobre la recogida de información económica por los servicios de inteligencia;

Las medidas jurídicas de aplicación y su control

23.   Hace un llamamiento a los Parlamentos nacionales que no cuentan con ningún tipo de órgano de control parlamentario encargado del control de los servicios de inteligencia a que adopten las medidas necesarias para su creación;

24.   Insta a las comisiones nacionales de control de los servicios de inteligencia a que al ejercer sus competencias en materia de control concedan gran importancia a la protección de la vida privada, independientemente de que se trate de la vigilancia de ciudadanos del propio Estado, de otros ciudadanos de la UE o de ciudadanos de terceros países;

25.   Pide a los Estados miembros que se aseguren de que sus sistemas de inteligencia no se usan indebidamente con el objetivo de recoger información en materia de competencia, lo que es contrario al deber de lealtad de los Estados miembros y al concepto de un mercado común basado en la libre competencia;

26.   Pide a Alemania y al Reino Unido a que en el futuro sólo autoricen la interceptación de las comunicaciones por parte de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos en su territorio si en esta actividad se respeta el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, es decir, si se respeta el principio de proporcionalidad, si su fundamento jurídico es accesible y si sus repercusiones sobre los individuos son previsibles, y que establezcan un control eficaz en este sentido, ya que son responsables de que las actividades de obtención de información desarrolladas por los servicios de inteligencia en su territorio, independientemente de que estén autorizadas o únicamente toleradas, están en conformidad con el imperativo del respeto de los derechos humanos;

Las medidas de impulso de la autoprotección de los ciudadanos y de las empresas

27.   Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que informen a sus ciudadanos y empresas sobre la posibilidad de que sus comunicaciones internacionales puedan ser interceptadas en determinadas circunstancias; insiste en que esta información vaya acompañada de una asistencia práctica para el diseño y la puesta en práctica de medidas globales de protección, incluida la seguridad de la tecnología de la información;

28.   Pide a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros que desarrollen y apliquen una política eficaz y activa para la seguridad en la sociedad de la información; insiste en que en el marco de esta política se preste atención especial al incremento de la toma de conciencia de todos los usuarios de los sistemas modernos de comunicación en cuanto a la protección de la información confidencial; insiste además en el establecimiento de una red de agencias coordinada a escala europea que pueda proporcionar asistencia práctica para el diseño y la puesta en práctica de estrategias globales de protección;

29.   Pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten medidas adecuadas para impulsar, desarrollar y producir tecnologías y programas informáticos europeos de encriptación y, en particular, que apoyen proyectos que tengan como objetivo el desarrollo de programas de encriptación fáciles de usar y cuyo código fuente sea público;

30.   Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que fomenten los proyectos de programas informáticos de código fuente abierto, ya que éste es el único modo de garantizar que no ofrezcan "puertas traseras" que puedan hacerlos vulnerables;

31.   Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que fomenten los proyectos de programas informáticos de código fuente abierto, ya que éste es el único modo de garantizar que no ofrezcan "puertas traseras" que puedan hacerlos vulnerables; pide a la Comisión que determine la calificación del nivel de seguridad de los programas informáticos destinados al intercambio de correspondencia electrónica, clasificando los programas cuyo código fuente no sea público en la categoría menos fiable;

32.   Insta a las instituciones europeas y a las administraciones públicas de los Estados miembros a que encripten sistemáticamente sus mensajes electrónicos para que, a la larga, esta práctica se convierta en norma habitual;

33.   Solicita a las instituciones comunitarias y a las administraciones públicas de los Estados miembros que prevean la formación de su personal y la familiarización del mismo con las nuevas tecnologías y técnicas de encriptación mediante la realización de las prácticas y cursos de formación necesarios;

34.   Pide que se preste una atención especial a la posición de los países candidatos; pide que se les preste apoyo si no pueden prever las necesarias medidas de protección como consecuencia de la falta de independencia tecnológica;

Otras medidas

35.   Insta a las empresas a que colaboren más estrechamente con los servicios de contraespionaje y a que, en particular, les comuniquen los ataques procedentes del exterior con fines de espionaje industrial, para aumentar el grado de eficacia de estos servicios;

36.   Encarga a la Comisión que encargue la elaboración de un análisis de seguridad para determinar qué es lo que debe protegerse y el desarrollo de unas estrategia de protección;

37.   Insta a la Comisión a que ponga al día su sistema de encriptación, ya que es urgentemente necesario modernizarlo, y a la autoridad presupuestaria (el Consejo junto con el Parlamento), a que asigne los recursos necesarios para ello;

38.   Pide a la comisión competente que elabore un informe de propia iniciativa sobre la seguridad y la protección del secreto en las instituciones europeas;

39.   Insta a la Comisión a que garantice la protección de los datos en su propio sistema de tratamiento de datos y a que intensifique la protección del secreto de los documentos que no sean públicos;

40.   Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que inviertan en nuevas tecnologías de encriptación y desencriptación, en el marco del VI Programa marco de investigación;

41.   Pide que, en caso de distorsiones de la competencia como resultado de ayudas estatales o uso económico indebido del espionaje, los Estados perjudicados informen de ello a las autoridades y órganos de control del Estado a partir del cual se desarrollan tales actividades distorsionadoras con vistas a poner fin a las mismas;

42.   Pide a la Comisión que presente una propuesta para establecer en estrecha cooperación con la industria y los Estados miembros una red coordinada a escala europea de oficinas europeas de asesoramiento -en particular, en aquellos Estados miembros en los que todavía no existan tales oficinas- en materia de seguridad de la información empresarial que tenga como misión elevar el grado de sensibilización ante el problema y proporcionar ayuda práctica;

43.   Considera conveniente organizar un congreso internacional sobre la protección de la vida privada frente a la interceptación de las telecomunicaciones, con el fin de crear una plataforma en la que las ONG europeas, de los Estados Unidos y de otros Estados puedan debatir aspectos transfronterizos e internacionales y coordinar ámbitos de actuación y procedimientos;

44.   Encarga a su Presidenta que transmita la presente resolución al Consejo, a la Comisión, al Secretario General y a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros y de los países candidatos a la adhesión, a los Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y el Canadá.

(1)DO C 121 de 24.4.2001, p. 36.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

1.   Introducción

1.1.   El motivo de la constitución de la comisión temporal

El 5 de julio de 2000, el Parlamento Europeo decidió constituir una comisión temporal sobre el sistema de interceptación ECHELON. Esta decisión se adoptó a raíz del debate sobre el estudio encargado por STOA(1) en relación con el denominado sistema ECHELON(2), que su autor, Duncan Campbell, había presentado con ocasión de una audiencia de la Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos, Justicia y Asuntos Interiores, sobre la Unión Europea y la protección de los datos.

1.2.   Las afirmaciones hechas en los dos estudios de STOA sobre un sistema mundial de interceptación de comunicaciones con el nombre clave de ECHELON

1.2.1.   El primer informe STOA de 1997

En un informe sobre el tema "Evaluación de las tecnologías de control político", encargado en 1997 por STOA a la Fundación Omega para el Parlamento Europeo, se describía el sistema ECHELON, concretamente en el capítulo dedicado a las redes nacionales e internacionales de vigilancia de las comunicaciones. En dicho estudio, el autor afirmaba que, dentro de Europa, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, servicio de inteligencia exterior de los Estados Unidos) intercepta(3) de manera habitual todas las comunicaciones de correo electrónico, teléfono y fax. Aquel informe hizo que en toda Europa se conociera la existencia de ECHELON como presunto sistema de interceptación de la totalidad de las comunicaciones.

1.2.2.   Los informes STOA de 1999

Para obtener más conocimientos de esta materia, STOA encargó en 1999 un estudio dividido en cinco partes sobre el tema "Desarrollo de la tecnología de vigilancia y riesgos de uso indebido de la información económica". En el volumen 2/5, redactado por Duncan Campbell, se estudiaban las capacidades de interceptación e información existentes por aquellas fecha y, en particular, el modo de funcionamiento de ECHELON.(4)

Causó especial expectación la afirmación contenida en el informe en el sentido de que ECHELON se había apartado de su objetivo original de defensa frente a las potencias del Este y se dedicaba en la actualidad al espionaje económico. En el informe la tesis se reforzaba con ejemplos de presunto espionaje económico; en particular, se afirmaba que las sociedades Airbus y Thompson CFS habían resultado perjudicadas por tales actividades. Campbell se refería en relación con este punto a noticias de la prensa estadounidense.(5)

Como consecuencia del estudio STOA, el asunto ECHELON se examinó en casi todos los Parlamentos de los Estados miembros; en Francia y Bélgica se elaboraron incluso informes sobre este tema.

1.3.   El mandato de la comisión temporal

Además de la decisión de constituir una comisión temporal, el Parlamento Europeo aprobó el mandato(6) de la misma. Según dicho mandato, la comisión temporal tiene la misión de:

"-   comprobar la existencia del sistema de interceptación de comunicaciones conocido por el nombre de ECHELON, cuyo funcionamiento se describe en el informe STOA sobre el desarrollo de la tecnología de vigilancia y los riesgos de mal uso de la información económica;

-   evaluar la compatibilidad de dicho sistema con la legislación comunitaria, en particular con el artículo 286 del Tratado CE y las Directivas 95/46/CE y 97/66/CE, y con el apartado 2 del artículo 6 del Tratado de la Unión Europea, a la luz de las cuestiones siguientes:

-   ¿Están protegidos los derechos de los ciudadanos europeos frente a las actividades de los servicios secretos?

-   ¿Es la encriptación un medio de protección adecuado y suficiente para garantizar la integridad de la vida privada de los ciudadanos, o deben adoptarse medidas adicionales para lograr este fin? En tal caso, ¿qué clase de medidas?

-   ¿Cómo se puede reforzar la conciencia de las instituciones europeas sobre los riesgos que encierran estas actividades y qué medidas pueden adoptarse al respecto?

-   determinar si la industria europea está expuesta a riesgos como consecuencia de la interceptación global de las comunicaciones;

-   formular, si procede, propuestas de iniciativas políticas y legislativas."

1.4.   ¿Por qué no una comisión temporal de investigación?

El Parlamento Europeo se decidió por constituir una comisión temporal porque la constitución de una comisión de investigación sólo está prevista para examinar infracciones del Derecho comunitario en el marco del Tratado CE (artículo 193 del Tratado CE) y, en consecuencia, esta clase de comisiones sólo puede ocuparse de los asuntos contemplados en aquella disposición. Los asuntos contemplados en el Título V del Tratado UE (PESC) y VI del mismo Tratado (cooperación policial y judicial en materia penal) están excluidos de las posibles competencias de las comisiones de investigación. Además, de conformidad con la decisión(7) interinstitucional en esta materia, las atribuciones especiales de una comisión de investigación por lo que se refiere a mandatos de comparecencia de funcionarios o acceso a documentos sólo se otorgan cuando no se oponen a ellas consideraciones de necesidad de secreto o de seguridad pública o nacional, lo que excluye, en cualquier caso, la posibilidad de exigir la comparecencia de miembros de servicios de inteligencia. Además, una comisión de investigación no puede extender su actividad a terceros países, ya que éstos, por definición, no pueden infringir el Derecho comunitario. Así, la constitución de una comisión de investigación sólo habría significado una limitación de los contenidos sin aumento de las atribuciones, por lo que la mayoría de los diputados al Parlamento Europeo rechazaron esta fórmula.

1.5.   El método y el programa de trabajo

Para ejecutar a plena satisfacción su mandato, la comisión temporal optó por proceder de la forma que expone a continuación. En un programa de trabajo propuesto por el ponente y aprobado por la comisión se presentaba la siguiente lista de ámbitos temáticos relevantes: 1) Datos comprobados sobre ECHELON; 2) Debates de los Parlamentos y Gobiernos nacionales; 3) Los servicios de inteligencia y sus actividades; 4) Los sistemas de comunicación y la posibilidad de interceptarlos; 5) Cifrado; 6) Espionaje industrial; 7) Objetivos de espionaje y medidas de protección; 8) Condiciones jurídicas marco y protección de la vida privada, y 9) Consecuencias para las relaciones exteriores de la UE. Los temas se examinaron de forma consecutiva en las distintas reuniones, orientándose el orden por puntos de vista prácticos, sin que supusiera ningún juicio sobre la importancia de los distintos ámbitos temáticos. Como parte de la preparación de cada reunión, el ponente examinó y evaluó sistemática el material disponible. Después, y en función de las exigencias de cada ámbito temático, se invitó a las reuniones a representantes de las Administraciones nacionales (en particular de los servicios de inteligencia) y de los Parlamentos, en su función de órganos de control de los servicios de inteligencia, así como a expertos del ámbito del Derecho y de los ámbitos de la técnica de comunicación e interceptación, la seguridad empresarial y la criptografía, tanto del terreno científico como del práctico. Las reuniones fueron, en general, públicas, aunque en ocasiones también se celebraron reuniones a puerta cerrada, cuando ello pareció aconsejable para la obtención de información. Además, el presidente de la comisión temporal y el ponente se desplazaron conjuntamente a Londres y París para reunirse allí con personas que, por distintos motivos, no podían participar en las reuniones de la comisión, pero cuya participación en los trabajos de la comisión parecía aconsejable. Por las mismas razones, la Mesa de la comisión temporal, los coordinadores y el ponente viajaron a los Estados Unidos. Además, el ponente mantuvo numerosas entrevistas individuales, en parte de carácter confidencial.

1.6.   Las propiedades atribuidas al sistema ECHELON

El sistema de interceptación denominado ECHELON se distingue de los otros sistemas de inteligencia en dos propiedades que le confieren características consideradas muy peculiares:

En primer lugar, se le atribuye la capacidad de ejercer una vigilancia simultánea de la totalidad de las comunicaciones. Según se afirma, todo mensaje enviado por teléfono, telefax, Internet o correo electrónico, sea cual sea su remitente, puede captarse mediante estaciones de interceptación de comunicaciones por satélite y satélites espía, lo que permite conocer su contenido.

Como segunda característica de ECHELON se menciona que este sistema funciona a escala mundial gracias a la cooperación de distintos Estados (el Reino Unido, los Estados Unidos, el Canadá, Australia y Nueva Zelanda), lo que significa un valor añadido en comparación con los sistemas nacionales: los Estados que participan en el sistema ECHELON (los Estados UKUSA(8)) pueden ponerse mutuamente a disposición las instalaciones de escucha e interceptación, sufragar conjuntamente los gastos resultantes y utilizar de manera conjunta la información obtenida. Esta cooperación internacional es imprescindible, justamente, para una vigilancia a escala mundial de las comunicaciones por satélite, puesto que sólo de esta manera puede garantizarse que en las comunicaciones internacionales puedan captarse los mensajes de los dos interlocutores en un intercambio. Es evidente que las estaciones de interceptación de comunicaciones por satélite, por sus dimensiones, no pueden construirse en el territorio de un Estado sin el consentimiento de éste. En este terreno es imprescindible el acuerdo mutuo y la cooperación de varios Estados situados en distintos continentes.

Los posibles peligros que un sistema como ECHELON encierra para la esfera privada y la economía no sólo se derivan del hecho de que se trate de un sistema de interceptación especialmente poderoso; más bien se deriva de que este sistema funciona en un ámbito carente casi por completo de regulación jurídica. Por lo general, un sistema de interceptación de comunicaciones internacionales no apunta a la población del propio país. Así, la persona objeto de observación, por ser extranjera para el país observador, no dispone de ninguna clase de protección jurídica intraestatal. Por ello, cada persona está en situación de completa indefensión frente a este sistema. El control parlamentario resulta, en este ámbito, igualmente insuficiente, puesto que los electores, que parten de la base de que el problema no les afecta a ellos sino "sólo" a personas que viven en el extranjero, no muestran especial interés en que se controle tal actividad, y sus representantes electos cuidan, en primer lugar, los intereses de sus electores. Así, no es de extrañar que en las audiencias celebradas en el Congreso de los Estados Unidos sobre la actividad de la NSA sólo se examine la cuestión de si estas actividades afectan a ciudadanos de los Estados Unidos, sin que la actividad de tal sistema, en sí, suscite mayores reparos. Por ello es más importante todavía examinar este asunto en el ámbito europeo.

2.   La actividad de los servicios exteriores de inteligencia

2.1.   Introducción

Para garantizar la seguridad de sus respectivos países, la mayor parte de Gobiernos mantienen, junto a los cuerpos de policía, servicios de inteligencia. Dado que, por lo general, la actividad de estos servicios es secreta, se les denomina también servicios secretos. El cometido de estos servicios es:

-   obtener información para alejar peligros para la seguridad del Estado;

-   ejercer actividades de contraespionaje en general;

-   prevenir riesgos que puedan amenazar a las fuerzas armadas;

-   obtener información sobre distintos aspectos de la situación en el extranjero.

2.2.   ¿Qué es el espionaje?

Los Gobiernos necesitan reunir y evaluar de forma sistemática información sobre determinados aspectos de la realidad en otros Estados. Se trata de información fundamental para adoptar decisiones en el ámbito de la defensa, de la política exterior, etc. Por ello, los Gobiernos mantienen servicios exteriores de inteligencia. En primer lugar, estos servicios se sirven sistemáticamente de fuentes de información de acceso público. El ponente ha recibido indicaciones en el sentido de que, por término medio, esta vía de información constituye, por lo menos, el 80% de la actividad de los servicios exteriores de inteligencia.(9) Sin embargo, la información de especial importancia en los ámbitos mencionados arriba es mantenida en secreto por los Gobiernos o las empresas y, por ello, no es accesible para el público. Quien, pese a ello, desea disponer de tal información, debe robarla. El espionaje no es más que el robo organizado de información.

2.3.   Objetivos del espionaje

Los objetivos clásicos del espionaje son los secretos militares, otros secretos o informaciones gubernamentales sobre la estabilidad o la inestabilidad de los Gobiernos. Ello afecta, por ejemplo, a nuevas armas, estrategias militares o informaciones sobre estacionamientos de tropas. No menos importantes son las informaciones sobre decisiones inminentes en materia de política exterior, política monetaria o información privilegiada sobre tensiones en el seno de un Gobierno. Además, existe también interés en informaciones importantes para la economía. En ellas pueden incluirse, junto a las informaciones propias de una determinada rama de la industria, detalles sobre nuevas tecnologías o negocios en el exterior.

2.4.   Los métodos de espionaje

El espionaje significa crear acceso a informaciones cuyo poseedor, en realidad, desea poner fuera del alcance de extraños. Así pues, es necesario burlar o quebrar el dispositivo de protección interpuesto a tal efecto. Ello es así en el espionaje político, tanto como en el espionaje económico. Por ello, para el espionaje se plantean los mismos problemas en los dos terrenos, y por la misma razón se aplican las mismas técnicas de espionaje en los dos ámbitos. Desde el punto de vista lógico no existe diferencia entre un espionaje y otro; la única diferencia es que, en la economía, el nivel de protección es menor, por lo que, en ocasiones, el espionaje económico resulta de ejecución más sencilla. Otra diferencia señalada es que la conciencia de riesgo entre los usuarios de sistemas de comunicación interceptables es, en el mundo de la economía, menos aguda que en los ámbitos de la seguridad del Estado.

2.4.1.   El empleo de personas en el espionaje

La protección de la información secreta se organiza siempre de la misma manera:

sólo un número limitado de personas de fiabilidad garantizada tienen acceso a la información secreta;
existen normas fijas para el manejo de dicha información;
normalmente, las informaciones no salen del ámbito protegido y, cuando lo hacen, sólo lo hacen por vías seguras o codificadas. Por ello, el espionaje organizado apunta en primer lugar al objetivo de conseguir la información deseada a través de personas (la denominada "inteligencia humana"), directamente y sin rodeos. Puede tratarse de:
personas infiltradas (agentes) del propio servicio o de la propia empresa;
personas captadas en el ámbito en el que se sitúa el objetivo.

Las personas captadas suelen trabajar para servicios o empresas exteriores por los motivos siguientes:

seducción sexual;
soborno con dinero o con prestaciones convertibles en dinero;
chantaje;
apelación a las ideologías;
atribución de una especial importancia u honor (recurso a los sentimientos de insatisfacción o inferioridad).

Un caso límite es el de la colaboración involuntaria por "absorción". Para ello se aprovecha la vanidad u otras debilidades de miembros del personal de organismos públicos o empresas para hacerles hablar de forma imprudente en situaciones presuntamente inofensivas (conversaciones al margen de conferencias o congresos, o en bares de hotel), etc.

El empleo de personas tiene la ventaja del acceso directo a la información deseada. Sin embargo, también ofrece inconvenientes:

el contraespionaje se concentra siempre en personas o agentes de enlace y dirección;
en el caso de las personas captadas, las debilidades que permitieron captarlas pueden volverse en contra de quien las captó (efecto bumerán);
los seres humanos cometen siempre errores y, por ello, acaban tarde o temprano en la red del contraespionaje.

En la medida de lo posible se intenta, pues, sustituir el empleo de agentes o personas captadas por un espionaje e independiente de cualquier persona. El ámbito en el que esta sustitución resulta más fácil es en el de la captación y evaluación de señales de radio de instalaciones o vehículos importantes para lo militar.

2.4.2.   La interpretación de señales electromagnéticas

La forma más conocida para el gran público de espionaje por medios técnicos es el empleo de la fotografía hecha desde satélites. Pero también se captan e interpretan señales electromagnéticas de todos los tipos (se habla aquí de inteligencia de señales o actividad "SIGINT").

2.4.2.1.   Señales electromagnéticas que no sirven a la comunicación

Determinadas señales electromagnéticas, como por ejemplo las radiaciones de estaciones de radar, pueden contener información valiosa en el aspecto militar sobre la organización de la defensa aérea del adversario (se habla aquí de inteligencia electrónica o "ELINT"). Además, las radiaciones electromagnéticas que pueden facilitar información sobre la posición de tropas, aviones, buques o submarinos constituyen una valiosa fuente de información para un servicio de espionaje. También es importante seguir a los satélites espía de otros Estados que toman fotografías y descodificar las señales que emiten.

Las señales son captadas por estaciones terrestres fijas, por satélites en órbita baja o por satélites semiestacionarios SIGINT. Este apartado de la actividad de espionaje relacionada con las señales electromagnéticas constituye una parte importante, desde el punto de vista cuantitativo, de las capacidades de interceptación de los servicios. Pero con ello no se agotan las posibilidades de utilización de la técnica.

2.4.2.2.   La interpretación de las comunicaciones interceptadas

Los servicios exteriores de inteligencia de numerosos Estados interceptan las comunicaciones militares y diplomáticas de otros Estados. Muchos de estos servicios vigilan asimismo, en la medida del acceso de que dispongan, las comunicaciones civiles de otros Estados. En determinados países, estos países tienen derecho a vigilar las comunicaciones que entran en el propio país o que salen de él. En los países democráticos, la vigilancia de la comunicación es competencia de los propios ciudadanos, a través de controles y condiciones de intervención impuestos a los servicios de inteligencia. Sin embargo, las legislaciones nacionales por lo general sólo protegen a los ciudadanos y otras personas que se encuentran en el territorio de soberanía del Estado (véase el Capítulo 8).

2.5.   La actividad de determinados servicios de inteligencia

El principal desencadenante del debate público ha sido la actividad de interceptación desarrollada por los servicios de inteligencia estadounidense y británico. Se ha criticado la escucha, grabación e interpretación de las comunicaciones orales, de fax y de correo electrónico. Para formular una valoración política se requiere un criterio de medida para enjuiciar esta actividad. Como término de comparación puede tomarse la actividad de interceptación de comunicaciones de los servicios exteriores de inteligencia dentro de la UE. El cuadro siguiente ofrece una visión general de dicha actividad. De él se desprende que la escucha de comunicaciones privadas por servicios extranjeros no es una especialidad exclusiva de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos ni del Reino Unido.

País

Comunicaciones del extranjero

Comunicaciones estatales

Comunicaciones civiles

Bélgica

+

+

-   

Dinamarca

+

+

+

Finlandia

+

+

+

Francia

+

+

+

Alemania

+

+

+

Grecia

+

+

-   

Irlanda

-   

-   

-   

Italia

+

+

+

Luxemburgo

-   

-   

-   

Países Bajos

+

+

+

Austria

+

+

-   

Portugal

+

+

-   

Suecia

+

+

+

España

+

+

+

Reino Unido

+

+

+

Estados Unidos

+

+

+

el Canadá

+

+

+

Australia

+

+

+

Nueva Zelanda

+

+

+

Cuadro 1: Actividades de interceptación de los servicios de inteligencia en la UE y en los Estados UKUSA

Significado de las columnas:

Columna 1: país

Columna 2: comunicaciones del extranjero; se incluyen las comunicaciones dirigidas al extranjero y las procedentes del extranjero y puede tratarse de comunicaciones civiles, militares o diplomáticas(10).

Columna 3: comunicaciones estatales (ejército, embajadas, etc.)

Columna 4: comunicaciones civiles

"+" significa que se interceptan las comunicaciones

"-" significa que no se interceptan las comunicaciones

3.   El marco de condiciones técnicas de la interceptación de telecomunicaciones

3.1.   El riesgo de interceptación de los distintos medios de comunicación

Cuando las personas desean comunicar entre sí a una distancia determinada, necesitan un medio de comunicación. Este medio puede ser:

-   el aire (ondas sonoras);

-   la luz (destellos Morse, cable de fibra óptica);

-   la corriente eléctrica (telégrafo, teléfono);

-   una onda electromagnética (la señal de radio en sus distintas formas).

Cuando un tercero logra acceder al medio de comunicación, puede interceptar los mensajes que se transmiten por él. El acceso puede ser fácil o difícil, desde cualquier lugar o desde determinadas ubicaciones. En los apartados siguientes se examinan dos casos extremos: las posibilidades técnicas de un espía en el lugar de la comunicación, por una parte, y las posibilidades de un sistema de interceptación que actúe a escala mundial, por otra.

3.2.   Las posibilidades de interceptación sobre el terreno(11)

Cualquier comunicación puede ser interceptada sobre el terreno cuando el espía está dispuesto a cometer un delito y el espiado no se protege frente a este riesgo.

-   Las conversaciones en inmuebles pueden interceptarse con micrófonos introducidos en ellos (micrófonos ocultos) o captando las vibraciones de los cristales de las ventanas con láser.

-   Las pantallas de tubos de rayos catódicos emiten radiaciones que pueden captarse a una distancia de hasta 30 metros; de este modo se hace visible el contenido de la pantalla.

-   El teléfono, el telefax y el correo electrónico pueden interceptarse cuando el espía accede físicamente a los cables que salen de edificio.

-   Un teléfono móvil puede interceptarse, aunque técnicamente es algo muy complejo, si la estación de interceptación está en la misma célula de transmisión de onda (diámetro en la ciudad, 30 m, en el campo, 30 km).

-   Las comunicaciones radiofónicas internas de empresa pueden interceptarse dentro del ámbito de difusión de las ondas ultracortas.

Las condiciones para el empleo de medios técnicos para el espionaje resultan ideales cuando esta actividad se efectúa sobre el terreno, puesto que las medidas de interceptación pueden limitarse a una persona o un objeto y prácticamente pueden captarse todas sus comunicaciones. El único inconveniente es, en el caso de la instalación de un micrófono oculto o de la interceptación física de un cable, un cierto riesgo de que se descubra la maniobra.

3.3.   Las posibilidades de un sistema de interceptación que funcione a escala mundial

Hoy en día existen distintos medios de comunicación para la transmisión intercontinental de todo tipo de mensajes (voz, fax y datos). Las posibilidades de un sistema de interceptación que funcione a escala mundial están limitadas por dos factores:

-   el acceso limitado al medio de comunicación;

-   la necesidad de filtrar una enorme masa de comunicaciones para extraer de ella las comunicaciones interesantes.

3.3.1.   El acceso a los medios de comunicación

3.3.1.1.   Comunicación por cable

Se transmiten por cable todos los tipos de comunicación (voz, fax, correo electrónico, datos). La comunicación por cable sólo puede interceptarse cuando es posible acceder físicamente al cable. Ello es posible, en cualquier caso, en los extremos de una conexión por cable, cuando el punto de conexión está dentro del territorio del Estado que ordena o permite la interceptación. En el plano interestatal también es posible, técnicamente hablando, interceptar los mensajes que circulan por todos los cables, cuando las leyes lo permiten. Sin embargo, los servicios de inteligencia extranjeros no suelen disponer de acceso legal a los cables dentro del territorio de soberanía de otros Estados. Sin embargo, pueden lograr un acceso puntual al cable, de manera ilegal y con un elevado riesgo de ser descubiertos.

Las conexiones intercontinentales por cable se crearon en la época del telégrafo y mediante cables submarinos. Siempre resulta posible acceder a estos cables en los puntos en los que salen del agua. Cuando varios Estados colaboran en la actividad de interceptación se da la posibilidad de acceso a todos los extremos de las conexiones por cable que entran en dichos Estados. Esta circunstancia fue históricamente importante, ya que tanto el cable submarino telegráfico como los primeros cables submarinos coaxiales telefónicos entre Europa y América en Terranova (en territorio de soberanía del Canadá) salían del agua y las comunicaciones con Asia pasaban por Australia, ya que se necesitaban amplificadores intermedios. Hoy en día los cables de fibra óptica se tienden directamente y sin estaciones intermedias en Australia ni en Nueva Zelanda, sin que el relieve escarpado del fondo submarino suponga una dificultad y sin que sean necesarias las instalaciones intermedias de amplificación. Los cables eléctricos también pueden interceptarse entre los extremos de una conexión mediante inducción (es decir, por electromagnetismo, aplicando una bobina al cable), sin crear una conexión eléctrica directa. Esta técnica la emplean, con importante despliegue técnico, los submarinos que detectan comunicaciones transmitidas por cables eléctricos submarinos. Esta técnica la utilizaron los Estados Unidos para "pinchar" un determinado cable submarino de la Unión Soviética por el que se transmitían órdenes no cifradas destinadas a la flota de submarinos nucleares rusa. El empleo generalizado de esta técnica resulta imposible por lo elevado de sus costes.

En el caso de los cables de fibra óptica de la generación anterior utilizados todavía hoy sólo es posible una interceptación inductiva en los amplificadores intermedios. En ellos, la señal óptica se convierte en señal eléctrica; ésta se amplifica y, a su vez, se convierte en señal óptica. No obstante, se plantea aquí la cuestión de cómo transportar las enormes cantidades de datos que se transmiten por un cable de estas características desde el lugar de la interceptación hasta el lugar de la interpretación sin utilizar a su vez un cable propio de fibra óptica. El empleo de un submarino con instalaciones de interpretación a bordo sólo se da en casos muy aislados, por motivos de costes, como, por ejemplo, en situaciones de guerra y para capturar comunicaciones militares estratégicas del enemigo. Para la vigilancia habitual del tráfico telefónico internacional no tiene sentido, a juicio del ponente, emplear un submarino. Los cables de fibra óptica de última generación utilizan un láser de erbio como amplificador intermedio; ello hace imposible el recurso a técnicas electromagnéticas para interceptar los mensajes. Así pues, estos cables de fibra óptica sólo pueden ser interceptados en los extremos de las conexiones.

Aplicado a la práctica, todo ello significa que para el grupo de países que participan en la estructura ECHELON, los Estados UKUSA, sólo pueden interceptar a un coste aceptable las comunicaciones transmitidas por cable submarino en los extremos de dicho cable situados en su territorio de soberanía. Así pues, fundamentalmente sólo pueden captar comunicaciones por cable que entran en sus respectivos países o que salen de ellos. Es decir, su acceso a las comunicaciones por cable que entran o salen de sus países se limita, en Europa, al territorio del Reino Unido. Hasta ahora, la mayor parte de las comunicaciones internas se transporta por la red nacional de cable; con la privatización de las telecomunicaciones puede haber excepciones, pero éstas son parciales y no predecibles.

Ello es así, por lo menos, por lo que se refiere al teléfono y al telefax; para las comunicaciones por Internet a través de cable, las condiciones son otras. En síntesis, las limitaciones son éstas:

En Internet, la comunicación se efectúa mediante paquetes de datos; los paquetes dirigidos a un destinatario pueden transitar por distintos caminos dentro de la red.
En los comienzos de era de Internet, las zonas de menor tráfico dentro de la red científica se aprovechaban para transmitir mensajes electrónicos. Por ello, el camino que iba a seguir un mensaje era completamente impredecible; los paquetes aislados recorrían caminos caóticos imposibles de prever. En aquella época, la conexión internacional más importante era la "red troncal científica" entre Europa y América.
Con la comercialización de Internet y el establecimiento de proveedores de acceso se produjo una comercialización de la red. Los proveedores de acceso a Internet gestionaban o alquilaban redes propias. Por ello, intentaban cada vez con mayor frecuencia mantener la comunicación dentro de su propia red para evitar pagar derechos de uso a otros miembros de la red. Por esta razón, hoy en día el camino que recorre un paquete de datos dentro de la red no sólo está determinado por la distribución del tráfico, sino que también depende de consideraciones de costes.
Un mensaje electrónico que el cliente de un proveedor envía al cliente de otro proveedor se mantiene, por regla general, en la red de la empresa, aunque ello signifique que el mensaje no recorre el camino más corto. Los ordenadores que deciden acerca del modo de transporte de los paquetes de datos en los nudos de la red (los denominados "encaminadores") organizan la transición a otras redes en determinados puntos de paso (los denominados "puntos de conmutación")
En la época de las redes troncales científicas, los puntos de conmutación de la comunicación mundial por Internet estaban situados en los Estados Unidos. Por ello, en aquella época los servicios de inteligencia podían acceder a una parte esencial de la comunicación europea por Internet. Hoy en día, la comunicación intraeuropea por Internet sólo pasa en una proporción reducida a través de los Estados Unidos(12).
La comunicación intraeuropea pasa en una proporción muy pequeña por un punto de conmutación situado en Londres al que tiene acceso el servicio británico de inteligencia (GCHQ) por tratarse de una comunicación extranjera. La mayor parte de las comunicaciones no abandona el continente. Así, por ejemplo, más del 95% de la comunicación intraalemana por Internet pasa por un punto de conmutación situado en Francfort.

En el terreno práctico, esto significa que los Estados UKUSA sólo tienen acceso a una parte muy reducida de la comunicación por Internet a través de cable.

3.3.1.2.   Comunicación por ondas(13)

La posibilidad de interceptar comunicaciones transmitidas por ondas depende del alcance de las ondas electromagnéticas empleadas. Si las ondas emitidas se mueven por la superficie terrestre (las denominadas ondas terrestres), su alcance es limitado y depende de la estructura del terreno, la presencia de edificios y la vegetación. Si las ondas se proyectan hacia el espacio (las denominadas ondas indirectas o de espacio), pueden superar distancias considerables después de reflejarse en capas de la ionosfera. La reflexión múltiple aumenta considerablemente el alcance de la onda.

El alcance de la transmisión depende de la longitud de onda:

Las ondas largas y muy largas (3 kHz - 300 kHz) sólo se expanden por la onda terrestre, ya que la onda indirecta no se refleja. Tienen un alcance escaso.
Las ondas medias (3 00kHz - 3 MHz) se extienden por la onda terrestre y, de noche, también por la onda indirecta. Tienen alcances medios.
Las ondas cortas (3 MHz - 30 MHz) se expanden principalmente por la onda indirecta y, por reflexión múltiple, permiten una recepción de ámbito mundial.
Las ondas ultracortas (30 MHz - 300 MHz) sólo se expanden por la onda terrestre, ya que la onda indirecta no se refleja. Se extienden de forma relativamente rectilínea, como la luz, por lo que su alcance depende, por efecto de la curvatura terrestre, de las alturas de las antenas de emisores y receptores. Según su potencia, tienen alcances de 100 km aproximadamente; en el caso de los teléfonos móviles, su alcance es de unos 30 km.
Las ondas decimétricas y centimétricas (30 MHz - 30GHz) se extienden, todavía más que las ondas ultracortas, de forma cuasióptica. Se dejan unir en haces con facilidad y, así, permiten transmisiones dirigidas con precisión y con escasa potencia (tramos terrestres de ondas direccionales). Sólo pueden captarse con una antena cercana, situada en paralelo a la línea de transmisión o dentro de ella o de su prolongación.

Las ondas largas y medias sólo se utilizan para emisoras radiofónicas, radiobalizas, etc. La comunicación militar y civil por radio se efectúa por onda corta y, sobre todo, por onda ultracorta, decimétrica y centimétrica.

De todo lo anterior se desprende que un sistema de interceptación que funcione a escala mundial sólo puede captar comunicaciones transmitidas por onda corta. En todas las otras modalidades de la transmisión radiofónica, la estación de interceptación debe estar, como máximo, a 100 km de distancia (por ejemplo, en un navío o en una embajada).

En la práctica, esto significa que mediante estaciones terrestres de interceptación, los Estados UKUSA sólo tienen acceso a una parte muy reducida de la comunicación por ondas.

3.3.1.3.   Comunicaciones por satélites geoestacionarios de telecomunicaciones(14)

Como se ha mencionado, las ondas decimétricas y centimétricas pueden agruparse en haces con facilidad y en una dirección precisa. Si se lanza una onda direccional hacia un satélite de comunicaciones situado a gran altura en órbita geoestacionaria que recibe la señal, la elabora y vuelve a enviarla a la Tierra, pueden salvarse distancias muy grandes sin emplear cables. El alcance estas transmisiones está limitado solamente, de hecho, por el hecho de que el satélite no puede recibir señales de cualquier punto de la Tierra ni enviarlas a cualquier punto. Por ello, para garantizar la cobertura global se emplean varios satélites (más detalles, en el Capítulo 4). En principio, si los Estados UKUSA mantienen estaciones de interceptación en las zonas de la Tierra que resultan necesarias, pueden interceptar todo el tráfico telefónico, de fax y de datos canalizado por tales satélites.

3.3.1.4.   Las posibilidades de interceptación desde aviones y buques

Se sabe desde hace tiempo que se emplean aviones especiales del tipo AWACS para localizar a otros aviones a gran distancia. El radar de estos aparatos se apoya en un sistema de registro para la identificación de objetivos detectados que puede localizar y clasificar emisiones y establecer una correlación con los contactos de radar. No disponen de capacidad independiente de SIGINT(15). En cambio, el avión espía EP-3, de vuelo lento, de la Marina de los Estados Unidos posee capacidades de interceptación de microondas y de ondas ultracortas y cortas. Las señales se interpretan directamente a bordo; la aeronave sirve para objetivos puramente militares(16).

Además, también se emplean buques y, cerca de las costas, submarinos para la escucha del tráfico de mensajes de radio militares(17).

3.3.1.5.   Las posibilidades de interceptación desde satélites espía

Las ondas de radio se difunden, si no se unen en haces con las antenas correspondientes, en todas direcciones; es decir, también en el espacio. Los satélites de inteligencia de señales que orbitan a baja altura pueden captar las señales de las emisoras objeto de observación durante unos pocos minutos cada vez. En zonas densamente pobladas y muy industrializadas, la escucha resulta dificultada por la elevada densidad de emisoras de la misma frecuencia, de forma tal, que apenas es posible seleccionar mediante filtrado las señales individuales(18). Para la vigilancia continuada de la comunicación civil por ondas radiofónicas, estos satélites no resultan apropiados. Paralelamente, existen satélites SIGINT de los Estados Unidos(19) situados a 42 000 km de altura, en órbita semiestacionaria. A diferencia de los satélites de comunicaciones geoestacionarios, estos satélites tienen una inclinación de 3 a 10 grados, un apogeo de 39 000 a 42 000 km y un perigeo de 30 000 a 33 000 km. Por ello, los satélites no están fijos en órbita, sino que se mueven en una órbita elíptica compleja. Por ello, durante un día cubren una extensión mayor y permiten la localización de fuentes de ondas. Todo ello, junto a las características de los satélites, que por lo demás son de acceso público, indica una utilización puramente militar.

Las señales captadas se transmiten a la estación receptora a través de un enlace descendente en haz de 24 GHz fuertemente concentrado en un punto.

3.3.2.   Posibilidades de interpretación automática de comunicaciones interceptadas: el empleo de filtros

Para la escucha de comunicaciones del extranjero no se toma como objetivo una conexión telefónica concreta. Más bien se graba la totalidad o una parte de las comunicaciones transmitidas por los satélites observados o por el cable observado y se filtra mediante ordenadores aplicando palabras clave, ya que la interpretación de todas las comunicaciones captadas resulta absolutamente imposible.

El filtrado de las comunicaciones que pasan por determinadas conexiones es sencillo. Mediante palabras clave pueden aislarse también mensajes de telefax y de correo electrónico. Es posible, incluso, aislar una voz determinada si se adiestra al sistema para reconocerla(20). En cambio, el reconocimiento automático de palabras pronunciadas por una voz cualquiera resulta hoy en día imposible, a juzgar, por lo menos, por los datos, suficientemente precisos, de que dispone el ponente. Además, las posibilidades de filtrado están limitadas también por otros factores: por la capacidad limitada de los ordenadores, por el problema de las lenguas y, ante todo, por la limitación del número de personas encargadas de leer y evaluar los mensajes filtrados.

Para evaluar las posibilidades de los sistemas de filtro debe tenerse asimismo en cuenta que las posibilidades técnicas plenas de un sistema de escucha que, como éste, se rige por el "principio del aspirador" se distribuyen en distintos temas. Una parte de las palabras clave está relacionada con la seguridad militar; otra parte, con el tráfico de estupefacientes y otras formas de delincuencia internacional; otra procede del mundo del comercio con artículos de doble uso; y otra parte está relacionada con el respeto del embargo. Una parte de las palabras clave también está relacionada con la economía. Esto significa que las capacidades del sistema se dividen en varios ámbitos. Limitar las palabras clave a los ámbitos económicamente interesantes no sólo estaría en contraposición con las exigencias impuestas a los servicios técnicos por las autoridades políticas, sino que ni siquiera se ha practicado después del final de la Guerra Fría(21).

3.3.3.   El ejemplo del Servicio Federal de Inteligencia de la RFA (BND)

La sección 2 del Servicio Federal de Inteligencia alemán (BND) obtiene información mediante la interceptación de comunicaciones del extranjero. Esta actividad fue objeto de examen por el Tribunal Constitucional alemán. Los detalles(22) que se dieron a conocer durante el proceso, junto con las declaraciones del coordinador de los servicios de inteligencia en la Cancillería Federal, Ernst Uhrlau, hechas a la comisión temporal ECHELON el 21 de noviembre de 2000, permiten formarse una idea de las posibilidades de obtención de información que brinda la interceptación de las comunicaciones por satélite (hasta mayo de 2001, en Alemania no estaba autorizada la interceptación por el BND de comunicaciones por cable procedentes del extranjero).

Es posible que otros servicios de inteligencia dispongan de mayores posibilidades de acción en virtud de marcos jurídicos diferentes o por disponer de más personal encargado de evaluar la información. En particular, en el caso de que se incluyan en la observación los flujos de mensajes transmitidos por cable, la probabilidad estadística de acierto es mayor, pero no lo es necesariamente el número de mensajes aprovechables. De hecho, el ejemplo del Servicio Federal de Inteligencia alemán resulta, a juicio del ponente, especialmente ilustrativo de las posibilidades y estrategias con que cuentan los servicios exteriores de inteligencia para el seguimiento de las comunicaciones en el extranjero, aun cuando no las den a conocer.

El Servicio Federal de Inteligencia alemán intenta conseguir información del extranjero y sobre el extranjero mediante controles estratégicos de las telecomunicaciones. Para ello, y con ayuda de una serie de palabras clave de búsqueda (que en Alemania debe aprobar previamente la denominada Comisión G10(23)) se interceptan y evalúan mensajes transmitidos por satélite. Las cifras globales básicas son las siguientes (para el año 2000): de los 10 millones de conexiones de comunicaciones internacionales por día, aproximadamente, que salen y entran en Alemania, 800 000 aproximadamente se efectúan por satélite. De esta proporción, apenas un 10% (75 000) se filtra mediante un dispositivo de búsqueda. Esta limitación no es, a juicio del ponente, consecuencia de la ley (en teoría, antes de la sentencia del Tribunal Constitucional, por lo menos, se habría permitido llegar al 100%), sino consecuencia técnica de otras limitaciones, como por ejemplo de la capacidad limitada de interpretación.

Por otra parte, el número de palabras clave manejable también está limitado por factores técnicos y por las normas de autorización. En la exposición de motivos de la sentencia del Tribunal Federal Constitucional se habla, al margen de claves de búsqueda puramente formales (números de teléfono de extranjeros o de empresas extranjeras en el extranjero), de 2 000 palabras clave para el ámbito de la proliferación de armamentos, 1 000 para el del comercio de armas, 500 para el del terrorismo y 400 para el del tráfico de estupefacientes. A pesar de ello, en lo tocante al terrorismo y al tráfico de estupefacientes el procedimiento ha dado unos resultados más bien escasos.

El dispositivo de búsqueda examina si en los mensajes de telefax y telex aparecen las palabras clave autorizadas. En la actualidad, no es posible el reconocimiento automático de palabras en las comunicaciones de voz. Si los términos clave no aparecen, los mensajes caen automáticamente en la papelera (técnicamente hablando); no pueden ser evaluados ni interpretados, ya que para ello se carece del necesario fundamento jurídico. Cada día se dan aproximadamente cinco casos de comunicaciones de abonados que reciben protección en aplicación de las disposiciones de la Constitución alemana. La labor de investigación estratégica del Servicio Federal de Inteligencia alemán apunta al objetivo de encontrar piezas de un mosaico como elementos en los que apoyarse para sucesivas fases de una investigación. Este servicio no tiene por objetivo, en modo alguno, la vigilancia absoluta de las comunicaciones exteriores. De acuerdo con las informaciones de que dispone el ponente, ello reza también para la actividad SIGINT de otros servicios de inteligencia exterior.

4.   La técnica de las comunicaciones por satélite

4.1.   La importancia de los satélites de telecomunicación

Hoy, los satélites de telecomunicación constituyen un elemento imprescindible de la red mundial de telecomunicaciones y de suministro de programas de televisión y radio y servicios multimedia. Sin embargo, la proporción de comunicaciones por satélite en el tráfico internacional de comunicaciones ha disminuido sustancialmente durante los últimos años en la Europa central y actualmente se encuentra entre el 0,4 y el 5%(24). Ello obedece a las ventajas ofrecidas por los cables de fibra óptica, que pueden transmitir un volumen de comunicaciones mucho mayor con una calidad de conexión más alta.

Hoy, las comunicaciones se realizan también en el ámbito vocal por sistemas digitales. La capacidad de las conexiones digitales vía satélite está restringida a 1 890 canales vocales RDSI (64 kbits/s) por transpondedor en el satélite. En cambio, hoy en día una sola fibra óptica puede transportar 241 920 canales vocales con la misma norma. Ello significa una relación de 1:128.

Además, la calidad de las conexiones vía satélite es más baja que la de las conexiones vía cables de fibra óptica subacuáticos. En el caso de las transmisiones vocales normales, la pérdida de calidad que resulta de los largos períodos de recorrido de las señales -cientos de milisegundos- apenas se nota, aunque el desfase temporal es perceptible. En el caso de las comunicaciones de datos y fax, que implican un procedimiento complicado de enlace, el cable ofrece ventajas claras en términos de seguridad de conexión. Al mismo tiempo, sin embargo, solamente el 15% de la población mundial está conectado a la red mundial de cable(25).

Para ciertas aplicaciones, por lo tanto, los sistemas de satélites continuarán ofreciendo a largo plazo ventajas sobre el cable. He aquí algunos ejemplos del ámbito civil:

Transmisiones nacionales, regionales e internacionales telefónicas y de datos en zonas con un bajo volumen de comunicaciones, es decir, en lugares donde una conexión por cable no sería rentable debido al bajo índice de utilización;
Sistemas temporales de comunicaciones utilizados en el contexto de intervenciones en caso de catástrofe, acontecimientos importantes, obras de gran envergadura, etc.;
Misiones de las Naciones Unidas en zonas con una infraestructura de comunicaciones poco desarrollada;
Comunicaciones empresariales flexibles/móviles que se apoyan en microestaciones terrestres (VSATS, véase más abajo).

Esta amplia gama de aplicaciones de los satélites en las comunicaciones se explica por las siguientes características: las emisiones de un solo satélite geoestacionario pueden cubrir casi el 50% de la superficie terrestre; las zonas infranqueables ya no representan una barrera. En la zona en cuestión, el 100% de los usuarios disponen de cobertura tanto en tierra como en el mar o en el aire. Los satélites pueden empezar a funcionar en el plazo de algunos meses, con independencia de la infraestructura disponible sobre el terreno, son más fiables que el cable y pueden sustituirse con mayor facilidad.

Las siguientes características de las comunicaciones por satélite deben considerarse inconvenientes: los períodos relativamente largos de recorrido de las señales, la degradación de la propagación, la vida útil más corta (entre 12 y 15 años) en comparación con el cable, la mayor vulnerabilidad y la facilidad de interceptación.

4.2.   Cómo funciona un enlace por satélite(26)

Como ya hemos dicho (véase el Capítulo 3), utilizando antenas apropiadas las microondas pueden concentrarse fácilmente, permitiendo la sustitución de los cables por haces hertzianos. Si la antena de emisión y de recepción no está en una superficie plana, sino, como en el caso de la tierra, en una superficie esférica, a partir de cierta distancia la antena receptora desaparece bajo el horizonte por efecto de la curvatura de la superficie terrestre. Así, las dos antenas ya no se “ven”. Esto podría aplicarse también a un enlace intercontinental por haces hertzianos entre Europa y los EE.UU. Las antenas deberían colocarse en postes de 1,8 km de altura para establecer conexión. Por esta razón, un enlace por haces hertzianos de esta clase no es posible; menos aún si se tiene en cuenta que la señal se atenúa al pasar por el aire y el vapor de agua. Sí es posible, en cambio, colocar a gran altitud en el espacio y en una posición fija una especie de espejo para los haces hertzianos. Ello permite franquear grandes distancias pese a la curvatura de la tierra, de la misma manera que un espejo colocado en la fachada de un edificio permite ver lo que hay detrás de la esquina. El principio descrito puede llevarse a la práctica con satélites geoestacionarios.

4.2.1. Satélites geoestacionarios

Si se coloca un satélite en una órbita circular paralela al ecuador de manera que dé la vuelta a la Tierra una vez cada 24 horas, el satélite seguirá exactamente la rotación de la Tierra. Visto desde la superficie terrestre, permanece inmóvil a una distancia de 36.000 km. Esto significa que tiene una posición geoestacionaria. La mayor parte de los satélites de comunicaciones y de televisión son de este tipo.

4.2.2.   La ruta seguida por las señales enviadas vía un enlace de comunicaciones por satélite

La transmisión de señales vía satélite puede describirse como sigue:

La señal que llega por un cable es transmitida por una estación terrestre equipada con una antena parabólica al satélite vía un haz hertziano ascendente (“uplink”). El satélite recibe la señal, la amplifica y la transmite de nuevo vía un haz hertziano descendente (“downlink), hacia otra estación terrestre. Allí, la señal se transfiere de nuevo a una red de cable.

En el caso de las comunicaciones móviles (teléfonos móviles por satélite), la señal se transmite directamente de la unidad de comunicación móvil al satélite, desde donde puede introducirse en una línea de cable, vía una estación terrestre, o retransmitirse directamente a otra unidad móvil.

4.2.3.   Sistemas más importantes de comunicación por satélite

Las comunicaciones procedentes de redes de cable de acceso público (que no son necesariamente estatales) se transmiten, en su caso, entre estaciones terrestres fijas por medio de sistemas de satélites de distinta extensión, reintroduciéndose después en redes de cable. Pueden distinguirse varios sistemas de satélites:

-   mundiales (por ejemplo, INTELSAT)

-   regionales (continentales) (por ejemplo, EUTELSAT)

-   nacionales (por ejemplo, ITALSAT).

La mayoría de estos satélites están en una órbita geoestacionaria; 120 empresas privadas explotan unos 1.000 satélites(27) en todo el mundo.

Además, las zonas muy septentrionales de la Tierra están cubiertas por satélites en una órbita especialmente excéntrica (órbitas rusas Molnyia), que son visibles para usuarios de estas zonas en más de la mitad de su órbita. Dos satélites pueden proporcionar en principio una cobertura regional completa(28), lo que no es posible desde una posición geoestacionaria por encima del ecuador. En el caso de los satélites rusos Molnyia, que están en servicio como satélites de comunicaciones desde 1974 (el prototipo, desde 1964), están en órbita tres satélites con períodos de 12 horas y una distancia entre sí de 120º, garantizando así la transmisión continua de las comunicaciones.(29)

Por otra parte, INMARSAT, un sistema global establecido originalmente para su uso en alta mar, proporciona un sistema de comunicaciones móviles mediante el cual se pueden crear enlaces por satélite en cualquier lugar del mundo. Este sistema utiliza también satélites geoestacionarios.

El sistema de comunicaciones por satélite basado en la telefonía móvil IRIDIUM, que empleaba satélites colocados en órbitas bajas diferidas, dejó de funcionar recientemente por razones económicas (nivel de utilización insuficiente).

Hay también un mercado en rápida expansión para las llamadas conexiones VSAT ("very small aperture terminal", terminal de abertura muy pequeña). Se trata de microestaciones terrestres con un diámetro de entre 0,9 y 3,7 metros, explotadas por empresas para cubrir sus propias necesidades (por ejemplo, las videoconferencias) o por proveedores de servicios móviles para demandas de comunicaciones temporales (por ejemplo, reuniones). En 1996 funcionaban en todo el mundo 200.000 microestaciones terrestres. Volkswagen AG explota 3.000 unidades VSAT; Renault, 4.000; la General Motors, 100.000; y la mayor empresa petrolera europea, 12.000. La comunicación es totalmente abierta, a menos que el cliente la codifique por su cuenta(30).

4.2.3.1.   Sistemas mundiales de comunicaciones por satélite

Estos sistemas de satélites cubren todo el globo gracias a la colocación de satélites en las zonas del Atlántico, del Índico y del Pacífico.

INTELSAT(31)

La INTELSAT (Organización Internacional de Telecomunicaciones por Satélite), que se fundó en 1964, es una autoridad con una estructura organizativa similar a la de las Naciones Unidas y con el objetivo de impulsar las comunicaciones internacionales. Los miembros de la organización eran empresas de propiedad estatal de telecomunicaciones. Hoy son miembros de la INTELSAT 144 gobiernos. La INTELSAT se privatizará en 2001.

Actualmente, la INTELSAT gestiona una flota de 20 satélites geoestacionarios que proporcionan conexiones entre más de 200 países. Los servicios de la INTELSAT se alquilan a sus miembros. Los miembros explotan sus propias estaciones terrestres. Gracias al servicio comercial de la INTELSAT (IBS), los no miembros (por ejemplo las empresas telefónicas, las grandes empresas y las empresas multinacionales) pueden utilizar también los satélites. La INTELSAT ofrece servicios globales tales como comunicaciones, televisión, etc. Las telecomunicaciones se efectúan en bandas C y Ku (véase más abajo).

Los satélites de la INTELSAT son los satélites internacionales más importantes en el ámbito de las telecomunicaciones. A través de ellos se efectúa la mayor parte de las comunicaciones internacionales por satélite.

Los satélites cubren las zonas del Atlántico, del Índico y del Pacífico (véase el cuadro del Capítulo 5, 5.3).

Existen diez satélites sobre el Atlántico entre 304ºE y 359ºE; la zona del Índico está cubierta por seis satélites situados entre 62ºE y 110,5ºE; y la zona del Pacífico, por tres satélites situados entre 174ºE y 180ºE. El gran volumen de comunicaciones en la región atlántica lo cubren varios satélites individuales.

INTERSPUTNIK(32)

La organización internacional de comunicaciones por satélite INTERSPUTNIK fue fundada en 1971 por nueve países como una agencia de la antigua Unión Soviética con una misión similar a la de la INTELSAT. Hoy, INTERSPUTNIK es una organización interestatal a la que puede adherirse el gobierno de cualquier país. Actualmente, tiene 24 miembros (incluida Alemania) y unos 40 usuarios (incluidas Francia y el Reino Unido), representados por sus administraciones postales o empresas nacionales de telecomunicaciones. Su sede está en Moscú.

Las telecomunicaciones se transmiten por las bandas C y Ku (véase más abajo).

Sus satélites (Gorizont, Express y Express A, de la Federación Rusa, y LMI-1, de la empresa mixta Lockheed-Martin) cubren también todo el globo: hay un satélite en la zona atlántica, se prevé colocar otro en la zona del Índico y existen dos más en la zona del Pacífico (véase el cuadro del apartado 5.3 del Capítulo 5).

INMARSAT(33)

Desde 1979 INMARSAT (Interim International Maritime Satellite) ha proporcionado, mediante su sistema de satélites, comunicaciones móviles a nivel internacional en alta mar, en el aire y en tierra, así como un sistema de radio de urgencia. INMARSAT se creó a iniciativa de la Organización Marítima Mundial como organización internacional. INMARSAT se ha privatizado y tiene su sede en Londres.

El sistema INMARSAT se compone de nueve satélites en órbitas geoestacionarias. Cuatro de estos satélites -la tercera generación de INMARSAT- cubren todo el globo a excepción de las zonas polares extremas. Cada satélite cubre aproximadamente una tercera parte de la superficie terrestre. Su situación sobre las cuatro regiones oceánicas (Atlántico occidental y oriental, Pacífico y Océano Índico) permite una cobertura global. Al mismo tiempo, cada INMARSAT tiene varios haces puntuales (“spot beams”) que permiten concentrar la energía en las zonas con un mayor volumen de comunicaciones.

Las telecomunicaciones se efectúan por las bandas L y Ku (véase el apartado 4.2.4).

PANAMSAT(34)

PanAmSat se fundó en 1998 como proveedor de un sistema global de satélites; tiene su sede en EE.UU. PanAmSat cuenta ya con una flota de 21 satélites que ofrece servcios como televisión, Internet y telecomunicaciones en todo el mundo, pero principalmente en EE.UU.

Las telecomunicaciones se efectúan por las bandas C y Ku.

De los 21 satélites, 7 cubren el espacio del Atlántico, 2, el espacio del Pacífico y 2 el espacio del Índico. Las huellas de los demás satélites se extienden sobre América (del Norte y del Sur). El papel de los satélites PanAm para las comunicaciones en Europa es secundario.

4.2.3.2.   Sistemas regionales de satélites

Las huellas de los sistemas regionales de satélites cubren regiones y continentes individuales. Por consiguiente, las comunicaciones que se transmiten por estos sistemas pueden recibirse solamente en esas regiones.

EUTELSAT(35)

EUTELSAT fue fundada en 1977 por 17 administraciones de correos europeas con el objetivo de cubrir las necesidades de comunicación por satélite propias de Europa y de apoyar a la industria espacial europea. Tiene su sede en París y cuenta unos 40 países miembros. Está previsto privatizar EUTELSAT en 2001.

EUTELSAT gestiona 18 satélites geoestacionarios que cubren Europa, África y extensas zonas de Asia y establecen un vínculo con América. Los satélites están situados entre 12.5ºO y 48ºE. EUTELSAT ofrece básicamente servicios de televisión (850 canales digitales y analógicos) y radio (520 canales), pero proporciona también enlaces de comunicaciones, sobre todo en Europa, incluida Rusia, por ejemplo para videoconferencias, para redes privadas de grandes empresas (entre otras, la General Motors y Fiat), para agencias de prensa (Reuters, AFP), para los proveedores de información financiera y para los servicios móviles de transmisión de datos.

Las telecomunicaciones se transmiten por la banda Ku.

ARABSAT(36)

ARABSAT es el equivalente de EUTELSAT en la zona árabe y se fundó en 1976. La integran 21 países árabes. Los satélites de ARABSAT se utilizan tanto para la transmisión de servicios de televisión como para las comunicaciones.

Las telecomunicaciones se transmiten principalmente por la banda C.

PALAPA(37)

El sistema indonesio PALAPA funciona desde 1995 y es el equivalente de EUTELSAT en el Asia meridional. Sus emisiones cubren Malasia, China, el Japón, la India, Pakistán y otros países de la zona.

Las telecomunicaciones se realizan por las bandas C y Ku.

4.2.3.3.   Sistemas por satélite nacionales(38)

Muchos Estados cubren sus propias necesidades explotando sistemas de satélites de cobertura restringida.

El satélite de telecomunicaciones francés TELECOM sirve, entre otras cosas, para conectar a los departamentos franceses en África y Sudamérica con Francia. Las telecomunicaciones se efectúan por las bandas C y Ku.

ITALSAT explota los satélites de telecomunicaciones que cubren el conjunto de Italia con huellas contiguas. Así pues, la recepción sólo es posible en Italia. Las telecomunicaciones se efectúan por la banda Ku.

AMOS es un satélite israelí cuya huella cubre el Oriente Próximo. Las telecomunicaciones se efectúan por la banda Ku.

Los satélites españoles HISPASAT cubren España y Portugal (zonas de banda Ku) y transmiten programas españoles de televisión a América del Norte y América del Sur.

4.2.4.   La asignación de frecuencias

La UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones) es responsable de la asignación de frecuencias. Para facilitar la organización se ha dividido el mundo en tres zonas a efectos de comunicación por ondas:

1. Europa, África, la antigua Unión Soviética y Mongolia
2. América del Norte, América del Sur y Groenlandia
3. Asia (excepto los países de la zona 1), Australia y el Pacífico Sur.

Esta división, ya consolidada, se adoptó para las comunicaciones por satélite y ha dado lugar a una acumulación de satélites en ciertas zonas geoestacionarias. Las bandas de frecuencia más importantes para las comunicaciones por satélite son:

-   La banda L (0,4 - 1,6 GHz) para comunicaciones por satélite móviles, por ejemplo por IMMARSAT;

-   La banda C (3,6 - 6,6 GHz) para las estaciones terrestres, por ejemplo por INTELSAT y otros satélites de comunicaciones civiles;

-   La banda Ku (10 - 20 GHz) para las estaciones terrestres, por ejemplo la zona Ku de INTELSAT y EUTELSAT;

-   La banda Ka (20 - 46 GHz) para las estaciones terrestres, por ejemplo satélites de comunicaciones militares (véase el apartado 4.3 del Capítulo 4);

-   La banda V(46 - 56 GHz) para las microestaciones terrestres (VSAT).

4.2.5.   Huellas de los satélites (footprints)

La huella es la zona de la tierra cubierta por una antena de satélite. Puede abarcar hasta el 50% de la superficie de terrestre o, cuando la señal se concentra, puntos regionales más pequeños.

Cuanto más alta es la frecuencia de la señal emitida, mayores son las posibilidades de concentración de la misma y, por consiguiente, de reducción de la huella. La concentración de la señal emitida por el satélite en huellas menores puede aumentar la energía de la señal. Cuanto menor sea la huella, más fuerte puede ser la señal, por lo que las antenas de recepción pueden ser también menores.

Para los satélites INTELSAT(39), la situación se puede resumir más detalladamente como sigue:

Las huellas de los satélites de INTELSAT se dividen en distintos haces:

El haz global de los satélites (G) cubre aproximadamente una tercera parte de la superficie de terrestre; los haces hemisféricos (H) cubren una zona ligeramente inferior a la mitad de la zona cubierta por los haces globales. Los haces zonales (Z) son puntos en zonas particulares de la tierra; son más pequeños que los haces hemisféricos. Además existen los llamados sub-haces: éstas son huellas precisas y reducidas (véase más abajo).

Los haces globales, hemisféricos y de zona utilizan frecuencias de la banda C. Los sub-haces utilizan frecuencias de la banda Ku.

4.2.6.   El tamaño de las antenas requerido para una estación terrestre

Las antenas de recepción terrestres son antenas parabólicas de 0,5 m a 30 m de diámetro. El espejo parabólico refleja todas las ondas captadas y las concentra en su foco. El sistema de recepción real está situado en el foco del espejo parabólico. Cuanto mayor es la energía de la señal en el punto de recepción, tanto más pequeño puede ser el diámetro de la antena parabólica.

Para los fines de la investigación llevada a cabo para redactar este informe resulta decisivo el hecho de que parte de las comunicaciones intercontinentales se transmitan por la banda C en los haces globales de los satélites de la INTELSAT y otros (por ejemplo INTERSPUTNIK) y que para su recepción se necesiten antenas de satélite con un diámetro de aproximadamente 30 m (véase el Capítulo 5). Las antenas de 30 m eran también necesarias para las primeras estaciones creadas para interceptar comunicaciones por satélite, puesto que la primera generación de satélites de la INTELSAT sólo disponía de haces globales y la tecnología de transmisión de señal era mucho menos refinada que la de hoy. Estas antenas, algunas de los cuales tienen un diámetro de más de 30 m, aún se utilizan en las estaciones en cuestión, aunque ya no sean técnicamente necesarias (véase también el apartado 5.2.3 del Capítulo 5).

Hoy, las antenas típicas requeridas para las comunicaciones de INTELSAT en la banda C tienen un diámetro entre de 13 y 20 m.

Para las zonas Ku de los satélites de INTELSAT y otros (banda Ku de EUTELSAT, banda Ku de AMOS, etc.) se requieren antenas con un diámetro entre de 2 y 15 m.

En el caso de las microestaciones terrestres, que funcionan en la banda V y cuya señal, en virtud de la alta frecuencia, puede concentrarse en mayor medida que en la banda Ku, son suficientes antenas con un diámetro entre de 0,5 y 3,7 m (por ejemplo, VSAT de EUTELSAT o de INMARSAT).

4.3   Satélites de comunicación para fines militares

4.3.1.   Generalidades

Los satélites de comunicaciones también tienen una función importante en el ámbito militar. Muchos países, entre los que se encuentran los Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y Rusia, explotan sus propios satélites geoestacionarios de comunicaciones militares, por medio de los cuales es posible una comunicación global desligada de otros medios de comunicación. EE.UU., con cerca de 32 posiciones orbitales en todo el mundo, ha colocado por término medio un satélite cada 10º. Ocasionalmente se recurre a satélites comerciales geoestacionarios para comunicaciones militares.

4.3.2.   Frecuencias utilizadas por militares

Las bandas de frecuencia en las que se efectúan las comunicaciones militares se encuentran en el espectro situado entre 4 GHz y 81GHz. Las bandas utilizadas generalmente por los satélites de comunicaciones militares son la banda X (SHF) y la banda Ka (EHF) entre 20 y 46 GHz.

4.3.3.   Dimensiones de las estaciones de recepción

Entre las estaciones utilizadas pueden distinguirse las estaciones móviles, que pueden reducirse a unos pocos decímetros, y las estacionarias, que por lo general no rebasan un diámetro de 11 m. Por otra parte, hay dos tipos de antena (para la recepción de satélites DSCS), con un diámetro de 18 m.

4.3.4.   Ejemplos de satélites de comunicaciones militares

El programa estadounidense MILSTAR (Military Strategy, Tactical and Relay Satellite System) que gestiona en total 6 satélites geoestacionarios, permite que las fuerzas armadas de los EE.UU. se comuniquen entre sí y con el mando en todo el mundo mediante pequeñas emisoras terrestres, desde aviones, barcos y con equipos personales. Mediante la interconexión de los satélites se mantiene la disponibilidad mundial aun en el caso de que dejen de funcionar todas las estaciones terrestres no estadounidenses.

El DSCS (Defense Satellite Communications System), con sus 5 satélites geoestacionarios, también permite una comunicación global. Utilizan este sistema de comunicaciones los servicios militares de los EE.UU. y algunos órganos del Gobierno.

También puede utilizarse en todo el mundo el sistema militar de satélites británico SKYNET.

El sistema francés SYRACUSE, el sistema italiano SICRAL y el sistema español son transportados como "pasajeros" por los satélites nacionales de comunicaciones civiles y ponen a la disposición de las comunicaciones militares la banda X, de alcance solamente regional.

Los rusos llevan a cabo la comunicación de sus fuerzas armadas mediante un transponedor en la banda X de los satélites Molnyia.

La OTAN explota sus propios satélites de comunicaciones (NATO IIID, NATO IVA y IVB). Los satélites transmiten comunicaciones orales, por télex y datos entre las diferentes unidades militares.

5.   Indicios de la existencia de por lo menos un sistema mundial de interceptación

5.1.   ¿Por qué es necesario apoyarse en indicios?

Los servicios secretos no revelan detalles acerca de su trabajo. En todo caso, no existe ninguna declaración oficial de los servicios de inteligencia exterior de los Estados UKUSA en la que se afirme que gestionan conjuntamente un sistema mundial de interceptación. Así pues, hay que demostrar la existencia de este sistema reuniendo tantos indicios como sea posible, a fin de constituir un cuerpo convincente de pruebas.

La cadena de indicios que constituyen tal prueba está compuesta por tres elementos:

- Pruebas de que los servicios de inteligencia exterior de los Estados UKUSA interceptan comunicaciones privadas y de las empresas;
- Pruebas de que se pueden encontrar estaciones de interceptación gestionadas por uno de los Estados UKUSA en las partes de la tierra donde son necesarias debido a los requisitos técnicos del sistema civil de comunicación por satélite;
- Pruebas de que, entre los servicios de inteligencia de estos Estados, existe una asociación más estrecha de lo habitual. Que esta cooperación vaya hasta la aceptación por los socios de contratos de interceptación y la comunicación directa por éstos del material bruto interceptado, sin explotación propia, es irrelevante para demostrar que exista una asociación; sólo tiene importancia para esclarecer las relaciones jerárquicas dentro de una agrupación para la interceptación de mensajes.

5.1.1.   Pruebas de la actividad de interceptación por parte de servicios de inteligencia exterior

Por lo menos en las democracias, los servicios de inteligencia funcionan sobre la base de las leyes que definen su misión y sus poderes. Así, es fácil probar que en muchos de estos países existen servicios de inteligencia exterior que interceptan comunicaciones civiles. Esto es cierto también para los cinco Estados UKUSA, que mantienen servicios de esta clase. No se necesita ninguna prueba adicional específica de que cualquiera de estos Estados intercepta las comunicaciones que entran y salen de su territorio. Desde el propio territorio puede captarse también, mediante satélites de comunicaciones, una parte de los mensajes cuyos destinatarios se encuentran en el extranjero. En ninguno de los cinco Estados UKUSA existen limitaciones jurídicas que impidan a los servicios de inteligencia actuar de esta manera. La lógica interna del método de control estratégico de las comunicaciones exteriores y el objetivo de este control, conocido al menos en parte, hacen pensar que así es como actúan(40).

5.1.2.   Pruebas de la existencia de estaciones en las zonas geográficas necesarias

La única limitación impuesta al intento de desarrollar un sistema de vigilancia de las comunicaciones por satélite en todo el mundo la constituyen las restricciones técnicas impuestas por las comunicaciones mismas. No hay ningún lugar desde el que puedan interceptarse todas las comunicaciones por satélite (véase el apartado 4.2.5 del Capítulo 4).

Sería posible desarrollar un sistema de interceptación a escala internacional si se cumplieran tres condiciones:

-   el operador tiene una parte de su territorio nacional en todas las partes del mundo necesarias;

-   el operador tiene, en todas las partes del mundo necesarias, una parte de su territorio nacional y, complementariamente, tiene derecho de acceso en las partes restantes del mundo y puede gestionar o compartir estaciones en ellas;

-   el operador es un grupo de Estados que ha formado una asociación de inteligencia y gestiona el sistema en las partes del mundo necesarias.

Ninguno de los Estados UKUSA podría gestionar un sistema mundial por su cuenta. Los EE.UU. no tienen, por lo menos formalmente, ninguna colonia. El Canadá, Australia y Nueva Zelanda no tienen ninguna parte del territorio nacional fuera del territorio del país propiamente dicho y el Reino Unido tampoco podría gestionar por sí solo un sistema global de interceptación.

5.1.3.   Pruebas de una asociación estrecha entre servicios de inteligencia

Por otra parte, no se ha revelado hasta qué punto los Estados UKUSA cooperan entre sí en el ámbito de la inteligencia, ni si lo hacen. Normalmente, la cooperación entre servicios de inteligencia es bilateral y se basa en el intercambio de material evaluado. La cooperación multilateral es muy poco corriente; si a ello se añade el intercambio regular de material bruto, estamos en presencia de un fenómeno totalmente nuevo. La existencia de una cooperación de este tipo sólo puede probarse sobre la base de indicios.

5.2.   ¿Cómo reconocer una estación de interceptación de comunicaciones por satélite?

5.2.1.   Criterio 1: accesibilidad de la instalación

Las instalaciones de los servicios de correos, de la radiotelevisión o de los centros de investigación, que están provistas de antenas grandes, son accesibles a los visitantes, por lo menos previa petición; las estaciones de interceptación, en cambio, no lo son. Generalmente su gestión corre a cargo de militares que también llevan a cabo al menos una parte del desarrollo de la interceptación. En el caso de los EE.UU., por ejemplo, las estaciones las gestiona junto con la NSA el Grupo de seguridad naval (NAVSECGRU), el Mando de inteligencia y seguridad del Ejército de los Estados Unidos (INSCOM) o la Agencia de inteligencia del aire de las fuerzas aéreas de los EE.UU. (AIA). En las estaciones británicas, gestiona las instalaciones el servicio de inteligencia británico (GCHQ) junto con la Royal Air Force (RAF). Ello permite un control militar estricto de las instalaciones, así como el camuflaje de sus actividades.

5.2.2.   Criterio 2: tipo de antena

En las instalaciones que cumplen el criterio 1 se utilizan distintos tipos de antenas, cada uno con una forma distinta que proporciona información en cuanto a la finalidad de la estación de interceptación. Así, los conjuntos de antenas verticales que forman un círculo de gran diámetro (antenas Wullenweber) se utilizan para averiguar la orientación de las señales de radio. Los conjuntos circulares de antenas romboidales (antenas “pusher”) responden al mismo propósito. Las antenas de recepción multidireccionales o direccionales, que parecen antenas clásicas de TV de tamaño gigantesco, se utilizan para interceptar señales de radio no dirigidas. Para recibir señales de satélites se utilizan exclusivamente antenas parabólicas. Si las antenas parabólicas se colocan en un espacio abierto, es posible deducir, sobre la base de su posición, su ángulo de inclinación (elevación) y su orientación (acimut), el satélite cuya señal se está recibiendo. Esto es posible, por ejemplo, en Morwenstow (Reino Unido), Yakima (EE.UU.) y Sugar Grove (EE.UU.). Sin embargo, las antenas parabólicas se ocultan a menudo bajo cubiertas esféricas blancas conocidas como "cúpulas": estas cúpulas protegen las antenas, pero también sirven para ocultar su orientación.

Si se encuentran antenas o cúpulas en el terreno de una estación de interceptación, es seguro que reciben señales de satélites, aunque no se puede saber qué tipo de señales.

5.2.3.   Criterio 3: tamaño de la antena

Las antenas receptoras situadas en instalaciones que cumplen el criterio 1 pueden estar destinadas a distintos fines:

-   estación receptora para satélites de comunicaciones militares;

-   estación receptora para satélites espía (imágenes, radar);

-   estación receptora para satélites SIGINT;

-   estación receptora para la interceptación de satélites de comunicaciones civiles.

Desde el exterior no se puede saber para qué sirven las antenas o cúpulas. Pero del diámetro de las antenas es posible extraer conclusiones parciales sobre su función. Para los satélites de comunicaciones civiles, para recibir el haz global en la banda C de las comunicaciones internacionales civiles por satélite, hay tamaños mínimos, dictados por requisitos técnicos. La primera generación de estos satélites requería antenas con un diámetro de 25-30 m; hoy en día son suficientes 15-20 m. El filtrado automático de las señales captadas por ordenador requiere una calidad óptima de la señal. Así, cuando lo que se pretende es obtener información, se opta por una antena de dimensiones máximas.

Para las comunicaciones militares, en las centrales de mando también hay dos tipos de antena, con un diámetro de unos 18 m (AN/FSC-78 y AN/FSC-79). Sin embargo, la mayor parte de las antenas para comunicaciones militares tienen un diámetro muy inferior, ya que deben ser transportables (estaciones tácticas).

En las estaciones terrestres para satélites SIGINT solamente son necesarias antenas pequeñas, debido a las características de la señal dirigida a estas estaciones (alta concentración y alta frecuencia). Ocurre lo mismo con las antenas que reciben las señales de los satélites de espionaje.

Si en una estación se encuentran 2 o más antenas de recepción de satélite de más de 18 m, es seguro que allí se escuchan comunicaciones civiles. En el caso de una estación que albergue a las fuerzas armadas de los EE.UU., una de las antenas puede estar dedicada también a comunicaciones militares.

5.2.4.   Criterio 4: documentos oficiales

En el caso de algunas estaciones hay descripciones oficiales precisas de los cometidos. Se consideran fuentes oficiales en este sentido la información del Gobierno y la información de unidades militares.

Si se cuenta con este criterio, no son necesarios los otros para clasificar una estación como estación de escucha de comunicaciones civiles.

5.3.   Datos de dominio público sobre estaciones de interceptación conocidas

5.3.1.    Método

Para examinar las estaciones que cumplen los criterios recogidos en el punto 5.2. y que forman parte del sistema mundial de interceptación, así como sus funciones, se procedió a examinar la bibliografía existente en la materia, en ocasiones contradictoria (Hager(41), Richelson(42), Campbell(43)), documentos desclasificados(44), la página web de la Federación de Científicos de los Estados Unidos(45) y las de distintos operadores(46) (NSA, AIA, etc.), así como otras publicaciones en Internet. Sobre la estación neozelandesa de Waihopai hay una descripción oficial de funciones elaborada por el Gobierno de Nueva Zelanda(47). Además, se han agrupado las huellas de los satélites de comunicación, se han calculado las dimensiones necesarias de las antenas y se han indicado en mapas mundi con las posibles estaciones.

5.3.2.   Análisis concreto

Para el examen, se aplican los principios relacionados con la física de la comunicación por satélite que figuran a continuación (véase igualmente el Capítulo 4):

-   Una antena de satélite únicamente puede captar lo que se encuentra dentro de su huella. Para poder recibir comunicaciones que se realizan principalmente en las bandas C y Ku, la antena debe situarse dentro de las huellas que contienen las bandas C y Ku.

-   Para cada haz global es necesaria una antena de satélite, incluso en aquellos casos en que se solapen los haces de dos satélites.

-   En caso de que un satélite tenga más huellas que el haz global, como es el caso de la generación de satélites presente, con una sola antena no se pueden captar todas las comunicaciones que se transmiten a través de ese satélite, ya que una única antena no puede estar en todas las huellas. Por lo tanto, para captar los haces hemisféricos y globales de un satélite son necesarias dos antenas situadas en distintos lugares (véase la descripción de las huellas en el Capítulo 4). En caso de que haya más haces ("haces zonales y sub-haces"), serían necesarias más antenas. En principio, una antena puede captar distintos haces de un satélite que se solapen, ya que, técnicamente, las distintas bandas de frecuencia se pueden separar en el momento de la recepción, pero así se empeora la calidad de la relación señal-ruido.

Además, se aplican las disposiciones recogidas en el punto 5.2: la no accesibilidad de las instalaciones, ya que están gestionadas por militares,(48) la necesidad de utilizar antenas parabólicas para la recepción de señales por satélite, y el hecho de que el tamaño de las antenas de satélite para captar la banda C en el haz global se sitúe en al menos 30 m en el caso de la primera generación INTELSAT y deba oscilar entre los 15 y los 18 m para las generaciones siguientes. Las descripciones oficiales de cometidos de parte de las estaciones se adujeron como prueba de la función de estas estaciones como estaciones de escucha.

5.3.2.1.   Paralelismo entre el desarrollo de INTELSAT y la construcción de estaciones

Todo sistema de interceptación mundial debe tener en cuenta los avances en el ámbito de las comunicaciones. El inicio de las comunicaciones por satélite implica necesariamente la creación de estaciones, y las nuevas generaciones de satélites implican la creación de nuevas estaciones y la construcción de nuevas antenas de satélite que cumplan los requisitos necesarios. El número de estaciones y de antenas de satélite debe aumentar en función de las necesidades de interceptación de las comunicaciones.

Por el contrario, si en las nuevas huellas surgen nuevas estaciones y se construyen nuevas antenas de recepción de señales de satélites, no se trata de ninguna casualidad, sino que puede hablarse de indicios de la existencia de una estación de interceptación de comunicaciones.

Teniendo en cuenta que los satélites INTELSAT fueron los primeros satélites de comunicaciones que, además, cubrieron todo el planeta, es lógico que la creación y la ampliación de las estaciones sea paralela al desarrollo de las generaciones de satélites INTELSAT.

La primera generación mundial

El primer satélite INTELSAT (Early Bird) ya fue colocado en órbita geoestacionaria en 1965. Por aquel entonces su capacidad de transmisión aún era reducida y su huella sólo se extendía por el hemisferio norte.

Las generaciones INTELSAT II y III, que comenzaron a ser explotadas en 1967 y 1968, permitieron alcanzar por primera vez una cobertura mundial. Los haces globales de los satélites cubrían las zonas del Atlántico, Pacífico e Índico. Por aquel entonces todavía no había huellas de menores dimensiones. Para captar todas las comunicaciones eran necesarias, por lo tanto, tres antenas. Teniendo en cuenta que dos de los haces globales se solapaban sobre el espacio europeo, en este territorio se podían captar las huellas mundiales de dos satélites con una estación que tuviese dos antenas de satélite con diferente orientación.

Primera generación de satélites INTELSAT de cobertura mundial

En 1970 se creó Yakima, en el noroeste de los Estados Unidos y en 1972/73, Morwenstow, en el sur de Inglaterra. Yakima contaba entonces con una antena de grandes dimensiones (orientada hacia el Pacífico) y Morwenstow tenía dos antenas de grandes dimensiones (una orientada hacia el Atlántico y otra hacia el Índico). La ubicación de estas dos estaciones permitía captar la totalidad de las comunicaciones.

La segunda generación mundial

En los años 70 se desarrolló y se puso en órbita geoestacionaria la segunda generación de satélites INTELSAT (IV y IVA) (1971 y 1975). Los nuevos satélites, que también garantizaban una cobertura mundial y disponían de un número claramente mayor de canales (4 000 a 6 000), tenían también haces zonales en el hemisferio norte, además de haces globales (véase el Capítulo 4). Un haz zonal cubría las regiones orientales de los EE.UU.; otro, las occidentales; un tercero, la Europa Occidental; y un cuarto, el Asia Oriental. Por lo tanto, en aquel entonces dos estaciones con tres antenas ya no podían interceptar todas las comunicaciones. Las estaciones existentes en Yakima permitían cubrir el haz zonal de las regiones occidentales de los EE.UU., y la de Morwenstow el haz zonal de Europa. Para captar los otros dos fue necesario establecer una estación en el Oeste de los EE.UU. y otra en la región del Asia Oriental.

Segunda generación de satélites INTELSAT de cobertura mundial

A finales de los años 70 se construyó la estación de Sugar Grove en las región oriental de los EE.UU. (la estación ya se utilizaba para interceptar comunicaciones rusas); entró en funcionamiento en 1980. También a finales de los años 70 se creó una estación en Hong Kong. De este modo, en los años 80 había una labor de interceptación mundial de las comunicaciones vía INTELSAT que se apoyaba en estas cuatro estaciones (Yakima, Morwenstow, Sugar Grove y Hong Kong).

Los satélites INTELSAT posteriores, con haces zonales y sub-haces añadidos a los globales y los hemisféricos, impulsaron la apertura de otras estaciones en distintas regiones del mundo. En este caso, con la información disponible hasta el momento, resulta muy difícil documentar una relación entre la creación de nuevas estaciones y la instalación de nuevas antenas.

Teniendo en cuenta, además, que es muy difícil obtener informaciones sobre las estaciones, no se puede determinar exactamente cuáles son los satélites cuyas señales se pueden captar desde cada estación y con qué haz. Sin embargo, se puede determinar en qué haz se encuentran las estaciones conocidas.

5.3.2.2.   Cobertura mundial por estaciones que interceptan, sin duda alguna, los satélites de comunicaciones

La comunicación mundial por satélite la garantizan en la actualidad los satélites de INTELSAT, INMARSAT e INTERSPUTNIK. Al igual que con las primeras generaciones de satélites, se ha mantenido la división en tres huellas (las zonas del Índico, del Atlántico y del Pacífico). En cada una de las huellas se encuentran estaciones a las que se aplican los criterios característicos de las estaciones de interceptación:

Satélites sobre el Océano Índico:

INTELSAT 604 (60°E), 602 (62°E), 804 (64°E), 704 (66°E)

EXPRESS 6A (80°E)

INMARSAT zona del Índico

Geraldton, Australia

Pine Gap, Australia

Morwenstow, Reino Unido

Menwith Hill, Reino Unido

INTELSAT APR1 (83°), APR-2 (110,5°)

Geraldton, Australia

Pine Gap, Australia

Misawa, Japón

Satélites sobre el Océano Pacífico:

INTELSAT 802 (174°), 702 (176°), 701 (180°)

GORIZONT 41 (130°E), 42 (142°E), LM-1 (75°E)

INMARSAT zona del Pacífico

Waihopai, Nueva Zelanda

Geraldton, Australia

Pine Gap, Australia

Misawa, Japón

Yakima, EE.UU. - sólo Intelsat e Inmarsat

Satélites sobre el Océano Atlántico:

INTELSAT 805 (304,5°), 706 (307°), 709 (310°)

601 (325,5°), 801 (328°), 511(330,5°), 605 (332,5°), 603 (335,5°), 705 (342°)

EXPRESS 2 (14°W), 3A (11°W)

INMARSAT zona del Atlántico

Sugar Grove, EE.UU.

Buckley Field, EE.UU

Sábana Seca, Puerto Rico

Morwenstow, Reino Unido

Menwith Hill, Reino Unido

INTELSAT 707 (359°)

Morwenstow, Reino Unido

Menwith Hill, Reino Unido

Todo ello muestra que es posible interceptar comunicaciones a escala mundial.

Además, hay otras estaciones a las que no se puede aplicar el criterio relativo a las dimensiones de las antenas y respecto de las que no hay pruebas concluyentes, pero que, no obstante, podrían formar parte del sistema mundial de interceptación. Con estas estaciones se podrían captar, por ejemplo, los haces zonales o sub-haces de los satélites cuyos haces globales son interceptadas por otras estaciones o para cuyo haz global no es necesaria una antena de satélite de grandes dimensiones.

5.3.2.3.   Descripción detallada de las estaciones

En la descripción detallada de las estaciones se hace una diferenciación entre las estaciones sobre cuya actividad de interceptación de comunicaciones por satélite no existen dudas (criterios recogidos en el apartado 5.2.) y las estaciones cuya misión no puede determinarse con seguridad sobre la base de los criterios señalados anteriormente.

5.3.2.3.1.   Estaciones de interceptación de satélites de comunicación

Los criterios recogidos en el apartado 5.2., que pueden definirse como indicios de la existencia de una estación de interceptación de las comunicaciones por satélite, se aplican a las siguientes estaciones:

Yakima (EE.UU.) (120°O, 46°N)

Estación creada en los años 70 conjuntamente con la primera generación de satélites. Desde 1995 se encuentra en ella el 544º Grupo de Inteligencia (Destacamento 4) de la Air Intelligence Agency, Agencia de Inteligencia del Aire, AIA. También está estacionado en esta base el Naval Security Group (NAVSECGRU). Esta estación cuenta con seis antenas de satélite. Nuestras fuentes no facilitan ningún tipo de información sobre su tamaño. Hager las describe como grandes y señala que están orientadas hacia los satélites Intelsat sobre el Pacífico (2 antenas de satélite) y los satélites Intelsat sobre el Atlántico, así como hacia el satélite Immarsat 2.

La fecha de creación de Yakima, que coincide con la primera generación de satélites Intelsat, así como las misiones del 544º Grupo de inteligencia, apuntan a que Yakima desempeña un papel en la interceptación mundial de las comunicaciones. Otro indicio en este sentido es la proximidad de Yakima a una estación de interceptación por satélite, situada a mil millas hacia el norte.

Sugar Grove (EE.UU.) (80°O, 39°N)

Sugar Grove se creó simultáneamente con la entrada en funcionamiento de la segunda generación de satélites Intelsat a finales de los años 70. En esta base están estacionados el NAVSECGRU, y la AIA con el 544º Grupo de Inteligencia (Destacamento 3). Según las informaciones de distintos autores, la estación cuenta con 10 antenas de satélite, de las cuales 3 tienen un tamaño superior a los 18 metros (18,2 m, 32,3 m, y 46 m) por lo que no hay duda de que se dedican a la interceptación de las comunicaciones por satélite. Una de las misiones del Destacamento 3 del 544º GI estacionado aquí es brindar ayuda en el ámbito de la información ("Intelligence Support") para recabar información sobre los satélites de comunicaciones a través de las estaciones de la Marina(49)

Además, Sugar Grove está situada en las proximidades de la estación de interceptación de satélites de Etam (a 60 millas de distancia).

Sabana Seca (Puerto Rico) (66°W, 18°N)

El NAVSECGRU se estacionó en 1952 en Sabana Seca. Desde 1995, también se encuentra allí la AIA con el 544° GI (Destacamento 2). La estación cuenta, como mínimo, con una antena de 32 metros de diámetro y con otras antenas de menor tamaño.

Según informaciones oficiales, la misión de esta estación es procesar las comunicaciones por satélite ("performing satellite communication processing"), prestar servicios de criptografía y de comunicación ("cryptologic and communications service") y apoyar las labores de la Marina y del Ministerio de Defensa (incluida, entre otros aspectos, la recogida de informaciones COMSAT) (detalles sobre el 544º GI). Sabana Seca deberá convertirse en el futuro en la primera estación de análisis y de procesado de las comunicaciones por satélite.

Morwenstow (Inglaterra) (4ºO, 51ºN)

Morwenstow, al igual que Yakima, se fundó a principios de los años 70, coincidiendo con la primera generación de satélites INTELSAT. El operador de Morwenstow es el servicio de inteligencia británico (GCHQ). En Morwenstow existen, aproximadamente, 21 antenas de satélite, tres de las cuales tienen un diámetro de 30 m; no se dispone de datos en cuanto al tamaño de las demás antenas.

Oficialmente, no se conocen los cometidos de la estación; el tamaño, el número de las antenas de satélite y su situación sólo a 110 km. de la estación de telecomunicaciones de Goonhilly no dejan lugar a dudas acerca de su función como estación de interceptación de satélites de comunicaciones.

Menwith Hill (Inglaterra) (2ºO, 53ºN)

Menwith Hill se fundó en 1956. En 1974 ya existían 8 antenas de satélite. Entretanto, el número de antenas ha aumentado hasta 30, aproximadamente; unas 12 tienen un diámetro de más de 30 m. Al menos una de las antenas grandes, pero con seguridad no todas, es una antena de recepción de comunicaciones militares (AN/FSC-78). En Menwith Hill trabajan británicos y estadounidenses juntos. Por lo que se refiere a los Estados Unidos, lo hacen el NAVSECGRU, la AIA (45º IOS) el INSCOM, que está al mando de la estación. El terreno en el que se encuentra Menwith Hill pertenece al Ministerio de Defensa del Reino Unido y se alquila al Gobierno de los Estados Unidos. Según datos oficiales, el cometido de Menwith Hill consiste en “proporcionar retransmisiones rápidas por radio y realizar investigaciones sobre las comunicaciones”. Según declaraciones de Richelson y la Federation of American Scientists, Menwith Hill es a la vez una estación terrestre para satélites de espionaje y una estación de escucha de satélites de comunicación rusos.

Geraldton (Australia) (114ºE, 28ºS)

La estación existe desde principios de los años 90. Dirige la estación el servicio secreto australiano (DSD). Los británicos, que estaban anteriormente estacionados en Hong Kong, pertenecen ahora al personal de esta estación. Según declaraciones de Hager, existen 4 antenas de satélite de iguales dimensiones (diámetro de 20 m); estas antenas están orientadas a satélites situados sobre el Océano Índico y a satélites situados sobre el Pacífico. Según declaraciones hechas por expertos bajo juramento ante el Parlamento australiano, en Geraldton se interceptan satélites de comunicaciones civiles(50).

Pine Gap (Australia) (133ºE, 23ºS)

La estación de Pine Gap se fundó en 1966. La dirige el servicio secreto australiano (DSD). Casi la mitad de las personas allí estacionadas (unas 900) son miembros estadounidenses de la CIA y del NAVSECGRU(51).

Pine Gap tiene 18 antenas de satélite, una de las cuales tiene un diámetro de unos 30 m y otra 20 m, aproximadamente. Según datos oficiales y de distintos autores, la estación funciona desde el principio como estación terrestre para satélites SIGINT. Desde allí se controlan y se dirigen varios satélites de espionaje, cuyas señales se reciben, se procesan y se analizan. El tamaño de las antenas indica también que se interceptan señales de satélites de comunicaciones, dado que para los satélites SIGINT no se requieren grandes antenas. Hasta 1980, los australianos estuvieron excluidos del departamento de análisis de señales. Desde entonces tienen libre acceso a todas las instalaciones, excepto al servicio de criptografía de los estadounidenses.

Misawa (Japón) (141ºE, 40ºN)

La estación de Misawa se construyó en 1948 para un antena HFDF. En ella están estacionados japoneses y estadounidenses. Por lo que se refiere a los Estados Unidos, el NAVSECGRU, el INSCOM y algunos grupos de la AIA (544º IG, 301º IS). En su terreno se encuentran, aproximadamente 14 antenas de recepción de señales de satélite, algunas de las cuales tienen un diámetro de unos 20 m (según estimaciones). Misawa sirve oficialmente como “Cryptology Operations Center” (Centro de operaciones de criptografía). Según declaraciones de Richelson, con ayuda de Misawa se interceptan las señales de los satélites Molnyia rusos y otros satélites rusos de comunicaciones.

Waihopai (Nueva Zelanda) (173ºE, 41ºS)(52)

Waihopai existe desde 1989. Desde entonces funciona una gran antena de 18 m de diámetro; posteriormente se añadió otra antena. Según Hager, las antenas están orientadas a INTELSAT 701, sobre el Pacífico. Según declaraciones oficiales del GCSB (General Communications Security Bureau), el cometido de Waihopai es la interceptación de comunicaciones por satélite y el descifrado y el procesamiento de las señales.(53)

Como la estación solamente dispone de dos antenas de satélite, el servicio secreto neozelandés sólo puede captar una pequeña parte de las comunicaciones del espacio del Pacífico. Por lo tanto, la estación sólo se explica si está conectada con otra estación del mismo espacio. Hager califica a menudo la estación de Geraldton (Australia) de "hermana" de Waihopai.(54)

Hong Kong (22ºN, 114ºE)

La estación se fundó a finales de los años 70 coincidiendo con la segunda generación de INTELSAT y se instalaron en ella grandes antenas de satélite. No se dispone de datos acerca de su tamaño exacto. En 1994 empezó el desmantelamiento de la estación de Hong Kong y las antenas se trasladaron a Australia. No está claro qué estaciones han asumido los cometidos de Hong Kong (Geraldton, Pine Gap o Misawa en Japón). Finalmente, los cometidos se repartieron entre distintas estaciones.

5.3.2.3.2.   Otras estaciones

No se puede saber claramente cuál es la función de las siguientes estaciones con los criterios mencionados:

Leitrim (Canadá) (75ºO, 45ºN)

Leitrim forma parte de un programa de intercambio entre unidades militares canadienses y estadounidenses. En Leitrim están estacionadas, según declaraciones de la Marina estadounidense, unas 30 personas. En 1985 se instaló la primera de las cuatro antenas; las dos mayores tienen un diámetro de sólo 12 m, aproximadamente, (según estimaciones).

Los cometidos de la estación son, según los datos oficiales, “calificación criptográfica” y la interceptación de comunicaciones diplomáticas.

Bad Aibling (Alemania) (12ºE, 47ºN)

En la estación de las cercanías de Bad Aibling trabajan actualmente unos 750 estadounidenses. Están estacionados en Bad Aibling el NAVSECGRU, el INSCOM (66º IG, 718 IG) y distintos grupos de la AIA (402º IG, 26º IOG). La estación posee 14 antenas, de las que ninguna tiene más de 18 m; según datos oficiales los cometidos de Bad Aibling son: “Rapid Radio Relay and Secure Commo, Support to DoD and Unified Commands, Medium and Longhand Commo HF& Satellite, Communication Physics Research, Test and Evaluate Commo Equipment”. Según Richelson, la estación terrestre de Bad Aibling se encarga de los satélites SIGINT y de estaciones de escucha de los satélites de comunicaciones rusos. En virtud de una decisión del Departamento de Defensa, el 30 de septiembre de 2002 se cerrará la estación. El personal se distribuirá entre otras unidades.(55)

Agios Nikolaos (Chipre) (32º E, 35ºN)

Agios Nikolaos, de Chipre, es una estación británica. Los cometidos de la estación, que tiene 14 antenas cuyo tamaño no se conoce, se reparten en dos unidades: el “Signals Regiment Radio” y la “Signals Unit (RAF)”.

La situación de Agios Nikolaos, próxima a los Estados árabes, y el hecho de que sea la única estación en algunas huellas de satélite (sobre todo sub-haces) de esta zona indican que esta estación desempeña un papel importante en la obtención de información.

Shoal Bay (Australia) (134ºE, 13ºS)

Shoal Bay es una de las estaciones gestionadas por el servicio de inteligencia australiano. La estación tiene 10 antenas cuyo tamaño no se conoce exactamente. De las antenas que se ven en las fotografías, las mayores tienen un diámetro de 8 m, como máximo. La sexta visible es aún más pequeña. Según los datos de Richelson, las antenas están orientadas hacia los satélites PALAPA indonesios. No está claro si la estación forma parte de un sistema mundial de interceptación de comunicaciones civiles.

Guam (Pacífico) (144ºE, 13ºS)

Guam existe desde 1898. Hoy en día alberga una estación naval de ordenadores y telecomunicaciones en la que están estacionados la 544º IG de la AIA y soldados de la Marina estadounidense. Existen en la estación por lo menos 4 antenas, de las que 2 tienen un diámetro de aproximadamente 15 m.

Kunia (Hawai) (158ºO, 21ºN)

Desde 1993, esta estación funciona como Centro de operaciones de seguridad regional (RSOC) y la gestionan el NAVSECG

RU y la AIA. Entre sus cometidos se cuentan la preparación de información y comunicaciones, así como el apoyo criptográfico. La función de Kunia no está clara.

Buckley Field, Denver, Colorado (EE.U.U.) (104ºO, 40ºN)

La estación se fundó en 1972. Allí se encuentra estacionado el 544º IG (destacamento 45). En su terreno se sitúan, aproximadamente, 6 antenas de satélite, 4 de las cuales tienen un diámetro de unos 20 m. El cometido oficial de la estación consiste en la recopilación de datos sobre acontecimientos en el ámbito nuclear obtenidos mediante satélites SIGINT, en su evaluación y su análisis.

Medina Annex, Texas (EE.UU.) (98ºO, 29ºN)

Medina es, al igual que Kunia, un Centro de operaciones de seguridad regional fundado en 1993 y gestionado por unidades del NAVSECGRU y la AIA, con misiones en el Caribe.

Fort Gordon (81ºO, 31ºN)

Fort Gordon es también un Centro de operaciones de seguridad regional, gestionado por el INSCOM y la AIA (702º IG, 721º IB, 202º IB, 31º IS) con funciones poco claras.

Fort Meade (EE.UU.) (76ºO, 39ºN)

Fort Meade es la sede de la NSA.

5.3.3.   Resumen de los resultados

De los datos recogidos sobre las estaciones, los satélites y las condiciones descritas pueden extraerse las siguientes conclusiones:

1.   En cada huella de satélite existen estaciones de interceptación para, por lo menos, algunos de los haces globales, cada una con una antena de diámetro superior a los 20 m, como mínimo, gestionadas por estadounidenses o británicos; esto es, estaciones donde los estadounidenses o los británicos ejercen actividades de inteligencia.

2.   La coincidencia del desarrollo de la comunicación INTELSAT con la instalación de las correspondientes estaciones de interceptación acredita el carácter mundial del sistema.

3.   Según la descripción oficial, algunas de estas estaciones tienen la misión de interceptar comunicaciones por satélite.

4.   Los datos de los documentos desclasificados deben considerarse elementos que apoyan las presunciones relativas a las estaciones allí mencionados.

5.   Algunas estaciones se encuentran simultáneamente en los haces o sub-haces de distintos satélites, de modo que se puede captar una parte importante de las comunicaciones.

6.   Hay otras estaciones que no disponen de grandes antenas, pero que pueden formar parte del sistema, ya que pueden captar comunicaciones de los haces y sub-haces. Aquí hay que prescindir del indicio del tamaño de las antenas y recurrir a otros.

7.   Está comprobado que otras de las estaciones mencionadas están situadas en las inmediaciones de estaciones terrestres normales de satélites de comunicaciones.

5.4.   El Convenio UKUSA

El Convenio UKUSA designa un convenio SIGINT firmado en 1948 por el Reino Unido, los Estados Unidos, Australia, el Canadá y Nueva Zelanda.

5.4.1.   El desarrollo histórico del Acuerdo UKUSA(56)

El Convenio UKUSA es la continuación de la cooperación entre los Estados Unidos y el Reino Unido, muy estrecha ya durante la Segunda Guerra Mundial, que ya se había perfilado en la Primera Guerra Mundial.

La iniciativa para el establecimiento de una alianza SIGINT partió de los estadounidenses(57) en una reunión celebrada en agosto de 1940 entre los estadounidenses y los británicos. En febrero de 1941 los criptoanalistas estadounidenses entregaron una máquina de cifrado (PURPLE) al Reino Unido. En la primavera de 1941 empezó la cooperación en el ámbito criptoanalítico(58). La cooperación en el ámbito de la inteligencia se reforzó con la intervención conjunta de las flotas en el Atlántico Norte durante el verano de 1941. En junio de 1941, los británicos consiguieron descifrar el código de la flota alemana ENIGMA.

La entrada de los EE.UU. en la guerra reforzó en mayor medida la cooperación SIGINT. En 1942, los criptoanalistas estadounidenses de la “Naval SIGINT Agency” empezaron a trabajar en el Reino Unido(59). Las comunicaciones entre las “U-Boot Tracking-Rooms”(salas de seguimiento de submarinos) en Londres, Washington y, a partir de mayo de 1943, también Ottawa en el Canadá fue tan estrecha que, según declaraciones de un antiguo colaborador, trabajaban como una organización única(60).

En la primavera de 1943 se firmó el Acuerdo BRUSA-SIGINT y se inició un intercambio de personal. El acuerdo se refiere, entre otras cosas, al reparto del trabajo y se resume en sus tres primeras frases: tiene por objeto el intercambio de toda información relativa al descubrimiento, identificación e interceptación de señales, así como el desciframiento de los códigos y claves. Los estadounidenses eran los principales responsables para el Japón y los británicos para Alemania e Italia(61).

Tras la guerra, la iniciativa de la continuación de la Alianza SIGINT partió básicamente del Reino Unido. Las bases para ello se acordaron en una gira mundial realizada en la primavera de 1945 por los miembros británicos de los servicios de inteligencia (entre otros, Sir Harry Hinsley, en cuyos libros se basa el artículo citado). Uno de los objetivos era enviar personal europeo al Pacífico para la guerra con el Japón. En este contexto, se acordó con Australia poner recursos y personal (británicos) a disposición los servicios australianos. Durante el viaje de vuelta a los EE.UU., Hinsley pasó por Nueva Zelanda y el Canadá.

En septiembre de 1945, Truman firmó un memorándum altamente confidencial que constituyó la pieza clave de la Alianza SIGINT en tiempos de paz(62). A raíz de ello, se entablaron negociaciones para un acuerdo entre los británicos y los estadounidenses. Además, una delegación británica inició contactos con los canadienses y los australianos sobre una posible participación. En febrero y marzo de 1946, se celebró con el mayor secreto una conferencia SIGINT angloamericana para negociar los detalles. Los británicos recibieron autorización de los canadienses y los australianos. El resultado de la conferencia fue un documento, aún clasificado, de unas 25 páginas, con los pormenores de un acuerdo SIGINT entre los EE.UU y la Commonwealth británica. En los dos años siguientes se produjeron otras negociaciones que desembocarían en la firma del texto definitivo del llamado Acuerdo UKUSA en junio de 1948(63).

5.4.2.   Pruebas de la existencia del acuerdo

5.4.2.1    Informe anual 1999/2000 de la Comisión de Inteligencia y Seguridad británica

Durante largo tiempo no hubo ningún reconocimiento oficial del acuerdo UKUSA por parte de los Estados signatarios. Sin embargo, en el informe anual de la Comisión de Inteligencia y Seguridad, órgano de control parlamentario del Reino Unido, se menciona explícitamente el Acuerdo UKUSA: "La calidad de la información recopilada refleja con claridad el valor de la colaboración estrecha en el marco del Acuerdo UKUSA, que se ha puesto de manifiesto recientemente, con el colapso del equipo estadounidense de la National Security Agency (NSA), cuando, durante tres días, el GCHQ atendió directamente a la clientela estadounidense además de a su clientela habitual del Reino Unido".(64)

5.4.2.2   Publicaciones del Departamento del Primer Ministro neozelandés

En una publicación del Departamento del Primer Ministro neozelandés del pasado año también se hace referencia expresamente al tratamiento de los servicios nacionales de seguridad y de inteligencia: "El trabajo del GCSB (Government Communications Security Bureau) se desarrolla exclusivamente bajo la dirección del Gobierno noezelandés. No obstante, es miembro de una antigua asociación internacional de cooperación para el intercambio de inteligencia extranjera y para el uso común de tecnología de las comunicaciones. Los otros miembros de la asociación son la National Security Agency (NSA) de los EE.UU., el Govenrment Communications Headquarter (GCHQ) del Reino Unido, el Defence Signal Directorate (DSD) de Australia y el Communications Security Establishment (CSE) del Canadá. Nueva Zelanda obtiene ventajas sustanciales de este acuerdo y por sí sola le resultaría imposible lograr la efectividad de esta asociación de 5 naciones".(65)

Además, hay otras pruebas inequívocas de su existencia.

5.4.2.3.   La lista de acrónimos de la Marina de los EE.UU.

Según la armada de los EE.UU(66), UKUSA significa “United Kingdom-USA” y designa un “acuerdo de cinco Estados SIGINT”.

5.4.2.4.   Declaraciones del Director del DSD

El Director del servicio de inteligencia australiano (DSD) confirmó la existencia de este Convenio en una entrevista. Según él, el servicio de inteligencia australiano colabora con otros servicios de inteligencia de ultramar en el marco del Convenio UKUSA(67).

5.4.2.5.   Informe de la comisión parlamentaria de inteligencia y seguridad canadiense

En este informe, se afirma que el Canadá colabora con sus aliados más firmes y antiguos en cuestiones de inteligencia. El informe los nombra: los Estados Unidos (NSA), el Reino Unido (GCHQ), Australia (DSD) y Nueva Zelanda (GCSB). El nombre del Convenio no se menciona en el informe.

5.4.2.6.   Declaraciones del antiguo Director suplente de la NSA, Louis Torella

En entrevistas con Christopher Andrew, profesor de la Universidad de Cambridge, en noviembre de 1987 y abril de 1992, el antiguo Director suplente de la NSA, Louis Torella, que estaba presente en el momento de la firma, confirma la existencia del Convenio(68).

5.4.2.7.   Carta del antiguo Director del GCHQ, Joe Hooper

El antiguo Director del GCHQ, Joe Hooper, menciona el Convenio UKUSA en una carta al antiguo Director de la NSA, Marshall S. Carter.

5.4.2.8.   Conversaciones del ponente con otras personas

Este ponente ha mantenido conversaciones con otras personas que, por sus funciones, deben conocer el Convenio UKUSA y su contenido. En estas conversaciones se ha confirmado la existencia del Convenio en todos los casos, indirectamente, por el tipo de respuesta.

5.5.   Evaluación de documentos estadounidenses desclasificados

5.5.1.   Naturaleza de los documentos

De conformidad con las “Freedom of Information Acts” (Leyes sobre la libertad de información) de 1966 (5 USC § 552) y el Reglamento del Departamento de Defensa (Reglamento FOIA del DoD 5400.7-R, de 1997) se desclasificaron documentos que antes estaban clasificados y se permitió al público acceder a ellos.

El público puede acceder a estos documentos a través del National Security Archive de la Universidad George Washington en Washington DC. El escritor Jeffrey Richelson, antiguo miembro del National Security Archive, hizo públicos en Internet 16 documentos que proporcionan información general sobre el origen, el desarrollo, la gestión y los poderes de la NSA (National Security Agency)(69). ECHELON se menciona en dos de estos documentos. Estos documentos los mencionan continuamente distintos autores que han escrito sobre ECHELON, aduciéndolos como prueba de la existencia del sistema de espionaje mundial ECHELON. Por otra parte, algunos de los documentos proporcionados por Richelson confirman la existencia de la NRO (National Reconnaissance Office) y describen su función, que consiste en administrar y explotar los satélites de inteligencia(70). Tras la entrevista mantenida con él en Washington, Jeffrey Richelson transmitió a la comisión más documentos desclasificados, de los que se han tenido en cuenta para la investigación aquellos que resultaron pertinentes.

5.5.2.   Contenido de los documentos

Los documentos contienen descripciones fragmentarias o referencias a los siguientes temas:

5.5.2.1.   Función y estructura de la NSA (documentos 1, 2b, 4, 10 y 16)

En la Directiva 9 del National Security Council Intelligence (NSCID9) de 10 de marzo de 1950(71), se define el concepto de comunicación exterior para los fines del COMINT; así, por "comunicación exterior" debe entenderse toda comunicación gubernamental en sentido amplio (no sólo militar) y toda otra comunicación que pueda contener información de interés militar, político, científico o económico.

La Directiva (NSCID 9 rev. de 29.12.1952)(72) declara expresamente que sólo el FBI es responsable de la seguridad interna.

La Directiva del Departamento de Defensa (DoD) de 23 de diciembre de 1991(73) sobre la NSA y el Servicio Central de Seguridad (CSS) resume la estructura de la NSA de la manera siguiente:

-   La NSA es un servicio organizado de manera independiente en el Departamento de Defensa y dirigido por el Secretario de Defensa;

-   La NSA asume en primer lugar la misión SIGINT de los EE.UU y proporciona, en segundo lugar, sistemas seguros de comunicaciones para todos los departamentos y servicios;

-   Las actividades de la NSA por lo que se refiere a SIGINT no cubren la producción y distribución de la información ya tratada: esto incumbe a otros departamentos y servicios.

La Directiva del Departamento de Defensa de 1971 esboza también la estructura de la NSA y del CSS.

En su declaración del 12 de abril de 2000 ante el “House Permanent Select Committee on Intelligence”(74), el Director de la NSA, Sr. Hayden, definió las tareas de la NSA del siguiente modo:

-   La NSA capta comunicaciones exteriores para los responsables militares y políticos mediante la vigilancia electrónica;

-   La NSA suministra inteligencia para el Gobierno de los EE.UU. sobre el terrorismo internacional, las drogas y la proliferación de armamentos;

-   La NSA no tiene el cometido de captar todas las comunicaciones electrónicas.

-   La NSA sólo puede transmitir información a destinatarios autorizados por el Gobierno y no directamente a empresas de los EE.UU..

En un memorándum redactado el 8 de abril de 1992(75) por el Vicealmirante W.O. Studeman, de la Marina de los EE.UU., en nombre del Gobierno, se hace referencia al carácter cada vez más internacional de la misión de la NSA (access), junto con el “apoyo a operaciones militares”.

5.5.2.2.   Poderes de los organismos de inteligencia (documento 7)(76)

De la Directiva 18 de la United States Signals Intelligence (USSID) se desprende que se interceptan tanto las señales transmitidas por cable como las señales de radio.

5.5.2.3.   Cooperación con otros servicios (documentos 2a y 2b)

Las tareas del Communications Intelligence Board de los EE.UU. incluyen la supervisión de todos los acuerdos con gobiernos extranjeros en el ámbito COMINT. Una de las tareas del Director de la NSA consiste en organizar los contactos con los servicios COMINT extranjeros.(77)

5.5.2.4.   Mención de unidades activas en los emplazamientos ECHELON (documentos 9 y 12)

En las NAVSECGRU INSTRUCTIONS C5450.48A(78) se describen los cometidos, la función y el propósito de la actividad del Naval Security Group (NAVSECGRUACT), 540º grupo de inteligencia, en Sugar Grove, West Virginia. Aquí se detalla que un cometido específico consiste en administrar y explotar un emplazamiento ECHELON; otro de los cometidos que se mencionan es el del tratamiento de la información procedente de los servicios de inteligencia.

En el documento “History of the Air Intelligence Agency-1 January to 31 December 1994”(79) (RCS: HAF-HO (A&SA) 7101, volumen 1) se afirma, en el capítulo “Activation of Echelon Units” de la Air Intelligence Agency (AIA) , destacamentos 2 y 3 lo siguiente:

Estos documentos no proporcionan información alguna sobre lo que es un emplazamiento ECHELON, sobre lo que se hace en un emplazamiento ECHELON ni sobre qué significa la denominación ECHELON. Los documentos no permiten saber nada acerca del Convenio UKUSA:

5.5.2.5.    Mención de estaciones (documentos 6, 9 y 12)

-   Sugar Grove, West Virginia en NAVSECGRU INSTRUCTIONS C5450.48A(80)

-   Misawa , Japón, mención como estación SIGINT en History of the Air Intelligence Agency- 1 January to 31 December 1994(81) y en la descripción de las actividades del Grupo de seguridad naval en Documentos del Departamento de Marina(82)

-   Sabana Seca, Puerto Rico, mención como estación SIGINT, ibidem y en la descripción de las actividades del Grupo de seguridad naval en Documentos del Departamento de Marina.(83)

-   Guam, mención como estación SIGINT, ibídem.

-   Yakima, Washington, mención como estación SIGINT, ibídem.

-   Fort Meade, Maryland; un informe COMINT de la NSA de Fort George G. Meade, Maryland del 31 de agosto de 1971 confirma las actividades COMINT en este lugar.(84)

-   Menwith Hill, Gran Bretaña, descripción de las actividades del Grupo de seguridad naval en Documentos del Departamento de Marina.(85)

-   Bad Aibling, Alemania, descripción de las actividades del Grupo de seguridad naval en Documentos del Departamento de Marina.(86)

-   Medina, Texas, descripción de las actividades del Grupo de seguridad naval en Documentos del Departamento de Marina.(87)

-   Kunia, Hawaii, descripción de las actividades del Grupo de seguridad naval en Naval Security Group Instructions.(88)

5.5.2.6.   Protección de la vida privada de los ciudadanos de EE.UU. (documentos 7, 7 a a f, 9, 11 y 16)

En las INSTRUCTIONS NAVSECGRU C5450.48A se afirma que debe protegerse la vida privada de los ciudadanos.(89)

En distintos documentos se afirma que debe protegerse la vida privada de los ciudadanos estadounidenses y cómo debe hacerse (Baker, General Counsel, NSA, carta de 9 de septiembre de 1992, United States Signals Intelligence Directive (USSID) 18, 20 de octubre de 1980, y diversos suplementos(90).

5.5.2.7.   Definiciones (documentos 4, 5a y 7)

La Directiva del Departamento de Defensa de 23 de diciembre de 1971(91) proporciona definiciones exactas de SIGINT, COMINT, ELINT y TELINT, al igual que la Directiva n° 6 del National Security Council Intelligence de 17 de febrero de 1972.(92)

Según estas directivas, COMINT se refiere a la recopilación y el tratamiento de comunicaciones exteriores (transmitidas por medios electromagnéticos), excluyendo la interceptación y el procesamiento de comunicaciones, prensa y propaganda escritas no cifradas.

5.5.3.   Resumen

1.   Hace 50 años había interés no sólo en información de las esferas política y de seguridad, sino también de la ciencia y de la economía.

2.   Los documentos prueban que la NSA colabora con otros servicios en el ámbito de COMINT.

3.   Los documentos que revelan información sobre cómo está organizada la NSA, así como sobre su subordinación al Ministerio de Defensa no aportan más información de la que puede extraerse de las fuentes accesibles al público en la página inicial de la NSA.

4.   Las comunicaciones por cable pueden interceptarse.

5.   El Intelligence Group 544 y los destacamentos 2 y 3 de la AIA participan en la recopilación de información de inteligencia.

6.   El término ECHELON aparece en varios contextos.

7.   Para las estaciones SIGINT se mencionan: Sugar Grove en West Virginia, la Misawa Air Base del Japón, Puerto Rico (Sabana Seca), Guam y Yakima, en el Estado de Washington.

8.   Se mencionan otras estaciones en las que actúa el Naval Security Group, pero sin calificarlas de estaciones SIGINT.

9.   Los documentos proporcionan información sobre cómo debe protegerse la vida privada de los ciudadanos estadounidenses.

Los documentos no aportan pruebas, pero proporcionan fuertes indicios, que junto con otros, permiten extraer conclusiones.

5.6.   Información procedente de autores especializados y periodistas

5.6.1.   Nicky Hager

El sistema ECHELON se detalla por primera vez en el libro del escritor neozelandés Nicky Hager, “Secret Powers – New Zealand’s role in the international spy network”. Hager se basa en entrevistas con más de 50 personas que habían trabajado para el servicio de inteligencia neozelandés GCSB o habían participado de otro modo en actividades de inteligencia. Además, utilizó numerosos documentos de archivos nacionales, prensa y otras fuentes públicas. Según Hager, el sistema de interceptación global se llama ECHELON y los ordenadores de la red, diccionarios ECHELON.

Según Hager, los orígenes de la colaboración de inteligencia en el marco del Convenio UKUSA se remontan a 1947, cuando, tras su cooperación en la guerra, el Reino Unido y los EE.UU. acordaron proseguir, conjuntamente y a escala internacional, las actividades COMINT. Ambos países debían cooperar en la creación de un sistema de interceptación tan global como fuera posible compartiendo las instalaciones especiales requeridas para ello, así como los costes, con la posibilidad de acceder conjuntamente a los resultados. El Canadá, Australia y Nueva Zelanda firmaron posteriormente el Convenio UKUSA.

Según Hager, la interceptación de comunicaciones por satélite constituye hoy en día la actividad principal del sistema. Ya en los años 70 empezaron a interceptarse con estaciones terrestres las comunicaciones transmitidas por INTELSAT, el primer sistema mundial de telecomunicaciones por satélite(93). A continuación, estos mensajes se estudiaban con ordenadores sobre la base de palabras clave o direcciones para filtrar los mensajes interesantes. La actividad de vigilancia se hizo extensiva después a otros satélites, como los de INMARSAT(94), que se concentraba en las comunicaciones marítimas.

En su libro, Hager señala que la interceptación de comunicaciones por satélite no representa sino una pequeña parte, aunque importante, del sistema de interceptación. Existen además numerosas instalaciones de control de los haces hertzianos y de los cables, aunque éstas no estén tan bien documentadas y su existencia sea más difícil de probar, puesto que, a diferencia de lo que ocurre con las estaciones terrestres, pueden pasar prácticamente desapercibidas. ECHELON se convierte de esta manera en sinónimo de sistema de interceptación a escala mundial.

En su conferencia de 24 de abril de 2001, Hager destacó que el sistema de interceptación no es todopoderoso. Indicó que puesto que deben utilizarse unos recursos limitados del modo más eficiente posible, no es posible interceptarlo todo, sino solamente las comunicaciones que prometen información de interés. Por lo general, los objetivos son los que tienen interés militar y diplomático. De efectuarse interceptaciones para obtener información económica, se tratará más bien de intereses macroeconómicos que microeconómicos.

Por lo que se refiere al funcionamiento del sistema de interceptación, según Hager cada miembro del mismo utiliza listas propias de palabras clave para la interceptación de comunicaciones. Además, también se examinan comunicaciones con arreglo a palabras clave introducidas en el sistema por los EE.UU. mediante los llamados "gestores de diccionarios". Por eso, los británicos carecen de control e ignoran qué comunicaciones se almacenan en Morwenstow, ya que son enviadas directamente a los EE.UU.

En este contexto, Hager subrayó el peligro que pueden representar para la Europa continental las estaciones de interceptación británicas. Citando varios ejemplos, señaló que los miembros de UKUSA del Pacífico espían a aliados y socios comerciales. Los únicos que están excluidos del espionaje son los propios miembros de UKUSA. En su opinión, los servicios secretos británicos, como los neozelandeses, serían probablemente muy reacios a poner en peligro la asociación UKUSA negándose a cooperar y a interceptar comunicaciones de la Europa continental. Según Hager, no hay razón para que Gran Bretaña renuncie a información interesante de inteligencia, y como esta información siempre es secreta, el espionaje en el marco de UKUSA no excluye una política oficial de lealtad para con Europa.

5.6.2.    Duncan Campbell

El periodista británico Duncan Campbell se basa en sus numerosas publicaciones en los trabajos de Hager y Richelson así como en conversaciones de ex miembros del servicio de inteligencia y en otras investigaciones. Según sus declaraciones, ECHELON la parte del sistema mundial de interceptación que intercepta y trata las comunicaciones internacionales por satélite. Cada Estado miembro de ECHELON dispone de un ordenador "Diccionario" que analiza por palabras clave las comunicaciones captadas.

En el estudio STOA 2/5 de 1999, que ofrece un análisis en profundidad de los aspectos técnicos, Duncan Campbell describe detalladamente cómo se puede interceptar cualquier medio utilizado para transmitir información. En uno de sus últimos escritos, sin embargo, deja claro que incluso ECHELON tiene sus límites y que la opinión inicial de que era posible un control total de las comunicaciones ha resultado ser errónea. “Ni ECHELON ni el sistema de espionaje electrónico del que forma parte son capaces de ello. Tampoco existen equipos con suficiente capacidad para procesar y reconocer cada mensaje vocal o cada llamada telefónica"(95).

En su intervención del 22 de enero de 2001, Campbell defendió la opinión de que los EE.UU. emplean sus servicios secretos para apoyar a las empresas estadounidenses en la consecución de contratos. La información de interés se transmite a las empresas mediante la CIA, con ayuda del Advocacy Center y del Office of Executive Support del Departamento de Comercio. En apoyo de su tesis, presentó documentos de los que se desprende la intervención del Advocacy Center en apoyo de empresas estadounidenses; se trata, por lo demás, de información disponible en su mayor parte en la página web del propio Advocacy Center.(96) Que los logros del Advocacy Center se deban a la interceptación es especulación que no se desprende de la documentación.

Campbell destacó en su conferencia que las capacidades de interceptación de varios Estados europeos habían aumentado en los últimos años, como es el caso de Suiza, Dinamarca y Francia. También cabe señalar el incremento de la cooperación bilateral y multilateral en el sector de los servicios de inteligencia.

5.6.3.   Jeff Richelson

El escritor estadounidense Jeff Richelson, antiguo miembro de los National Security Archives, ha proporcionado acceso, por Internet, a 16 documentos que habían estado clasificados. En estos documentos se resumen el origen, el desarrollo, la gestión y los poderes de la NSA (National Security Agency)(97)

Además, es autor de varios libros y artículos sobre las actividades de inteligencia de los EE.UU. En sus trabajos, se basa en numerosos documentos desclasificados, en las investigaciones de Hager y en investigaciones propias. En su reunión con la delegación de la comisión en Washington DC el 11 de mayo de 2001, expuso que ECHELON designa una red de ordenadores utilizada para filtrar datos intercambiados entre servicios de inteligencia.

En su libro “The Ties that Bind”(98), publicado en 1985, describe pormenorizadamente cómo surgió el acuerdo UKUSA, así como las actividades de los servicios secretos de los EE.UU., el Reino Unido, el Canadá, Australia y Nueva Zelanda, que participan en el acuerdo.

En su extensa obra “The US Intelligence Community”(99), de 1999, resume las actividades de inteligencia de los EE.UU. y describe las estructuras organizativas de los servicios y sus métodos de recopilación y análisis de la información. En el Capítulo 8 detalla las capacidades SIGINT de los servicios de inteligencia y describe algunas estaciones terrestres. En el Capítulo 13 describe las relaciones de los EE.UU con los servicios de inteligencia de otros países, incluido el Convenio UKUSA.

En su artículo “Desperately Seeking Signals”(100), publicado en 2000, presenta brevemente el contenido del Acuerdo UKUSA, menciona instalaciones de interceptación de satélites y expone las posibilidades y los límites de la interceptación de las comunicaciones civiles.

5.6.4.   James Bamford

El escritor estadounidense James Bamford, que basa sus trabajos por igual en investigaciones en archivos y en entrevistas a ex colaboradores de los servicios secretos, fue uno de los primeros que se ocupó de la actividad SIGINT de la NSA. Ya en 1982 publicó el libro "The Puzzle Palace"(101), en cuyo Capítulo 8, "Partners", se describe pormenorizadamente el Convenio UKUSA. Según su nuevo libro "Body of Secrets"(102), que amplía los datos reflejados en "Puzzle Palace", la red de ordenadores que enlaza a los servicios secretos se denomina "Platform". ECHELON, en cambio, designa el software empleado en todas las estaciones y que permite un tratamiento uniforme y acceso directo a los datos de los otros socios.(103) Sin embargo, en los últimos capítulos emplea el término ECHELON también para designar el sistema de interceptación en el marco del Convenio UKUSA.

En "Body of Secrets", concretamente en el capítulo "Muscle", el más interesante en este respecto, Bamford facilita una visión de conjunto de la evolución histórica de la interceptación de comunicaciones por la NSA y una descripción de la amplitud del sistema, del funcionamiento de la asociación UKUSA y de sus objetivos. Hace hincapié en que de las entrevistas con docenas de colaboradores y ex colaboradores de la NSA se desprende que actualmente la NSA no desarrolla actividades de espionaje de la competencia.

En su comparecencia ante la Comisión sobre ECHELON el 23 de abril de este año, reiteró su afirmación. La instrumentalización de la NSA para el espionaje de la competencia exigiría una decisión política inequívoca al más alto nivel político, decisión que hasta la fecha no se ha tomado. En los 20 años de su actividad investigadora, no ha encontrado nunca pruebas de que la NSA transmita información de inteligencia a empresas estadounidenses, aunque intercepte comunicaciones de empresas privadas, por ejemplo, para comprobar el respeto de embargos.

Según las declaraciones de Bamford, el problema principal para Europa no es la cuestión de si el sistema ECHELON roba secretos de empresas y los transmite a la competencia, sino la violación de derechos individuales en la esfera privada. En "Body of Secrets" describe pormenorizadamente el modo en que ha evolucionado la protección de las US persons (ciudadanos estadounidenses y residentes legales en los Estados Unidos) y el hecho de que también hay restricciones internas por lo que se refiere, al menos, a otros "residentes UKUSA". A la vez, señala que no hay protección para otras personas, ni tampoco existe la obligación de destruir los datos, e indica que la capacidad de archivo de la NSA es inconmensurable.

Por otro lado, Bamford pone de relieve los límites del sistema, derivados, por una parte, de que solamente se desarrolla por satélite una pequeña parte de las comunicaciones internacionales y los cables de fibra de vidrio son mucho más difíciles de intervenir y, por otra parte, de que la NSA solamente tiene unas capacidades limitadas de aprovechamiento final, frente a las que se halla un flujo de comunicaciones que crece sin cesar, sobre todo por Internet.

5.6.5.   Bo Elkjaer y Kenan Seeberg

Estos dos periodistas daneses declararon ante la comisión, el 22 de enero de 2001, que ECHELON ya estaba muy avanzado en los años 80 y que Dinamarca, que en el último decenio había incrementado notablemente su capacidad de interceptación, coopera con los EE.UU. desde 1984.

Como ya habían expuesto en un artículo en Ekstra Bladet,(104) en el que haciendo referencia a una conferencia con diapositivas (25 diapositivas) de un funcionario del 544º Intelligence Group de la Air Intelligence Agency, al que no nombran, señalan que son también objetivo de ECHELON diferentes ONG (entre otras, la Cruz Roja).

5.7.   Declaraciones de antiguos empleados de servicios de inteligencia

5.7.1.    Margaret Newsham (antigua empleada de la NSA)(105)

Entre 1974 y 1984, Margaret Newsham estuvo empleada en las empresas Ford y Lockheed y, según sus propias declaraciones, trabajó para la NSA durante ese período. Se había formado para este trabajo en la sede de la NSA en Fort George Meade en Maryland, EE.UU. y entre 977 y 1978 trabajó en Menwith Hill, la estación terrestre de los EE.UU. en territorio británico. Allí tuvo ocasión de comprobar que se interceptaba una conversación del senador de los EE.UU Strohm Thurmond. Ya en1978, ECHELON era capaz de interceptar las telecomunicaciones efectuadas por una persona vía satélite. Por lo que se refiere a su papel en el NSA, era responsable del diseño de sistemas y programas, de su configuración y de hacerlos operativos en grandes ordenadores. Los programas informáticos se llamaban SILKWORTH y SIRE, mientras que ECHELON era el nombre de la red.

5.7.2.    Wayne Madsen (antiguo empleado de la NSA)

Wayne Madsen(106), antiguo empleado de la NSA, confirma también la existencia de ECHELON.

Opina que la recopilación de datos económicos es prioritaria y se utiliza en beneficio de empresas de los EE.UU.. Teme en especial que ECHELON pueda espiar a ONG como Amnistía Internacional o Greenpeace. Añade que la NSA tuvo que admitir que disponía de más de 1 000 páginas de información sobre la princesa Diana porque su campaña contra las minas reflejaba una actitud contraria a la política de los EE.UU.

En su reunión con la delegación de la comisión en Washington se mostró especialmente preocupado por el peligro de que el sistema mundial de espionaje supone para la esfera privada de los ciudadanos europeos.

5.7.3.   Mike Frost (antiguo empleado del servicio secreto canadiense)

Mike Frost trabajó durante más de 20 años para el CSE, servicio secreto canadiense(107). La estación de interceptación de Ottawa era sólo una parte de una red internacional de estaciones de espionaje(108). En una entrevista concedida a la CBS, declaró que “las conversaciones telefónicas, los correos electrónicos y los fax son supervisados cada día en todo el mundo por ECHELON, una red secreta de vigilancia del Gobierno”(109). Ello afecta también a las comunicaciones civiles. En una entrevista que concedió a un canal de televisión australiano, dijo, a modo de ejemplo, que el CSE había introducido el nombre y el número de teléfono de una mujer en una base de datos de posibles terroristas porque había utilizado una frase ambigua en una conversación telefónica inofensiva con un amigo. Al buscar a través de comunicaciones interceptadas, el ordenador había encontrado la palabra clave y había reproducido la conversación. El analista, que no sabía muy bien qué pensar, registró sus datos personales(110).

Los servicios de inteligencia de los Estados UKUSA se ayudan mutuamente: un servicio espía por cuenta de otro, de modo que no se puede acusar de nada al servicio de inteligencia nacional. Por ejemplo, el GCHQ pidió al CSE canadiense que espiara a dos ministros británicos porque la Primera Ministra Sra. Thatcher quería saber si estaban de su parte(111).

5.7.4.   Fred Stock (antiguo empleado del servicio secreto canadiense)

Según sus propias declaraciones, Fred Stock fue expulsado del servicio secreto canadiense, CSE, en 1993 porque había criticado el nuevo énfasis del servicio en la información económica y los objetivos civiles. Las comunicaciones interceptadas contenían información sobre el comercio con otros países, incluidas las negociaciones sobre el NAFTA, la compra de cereales por China y las ventas de armas francesas. Según él, el servicio recibía también habitualmente información sobre acciones de protesta de los ecologistas llevadas a cabo por barcos de Greenpeace en alta mar(112) .

5.8.   Información de fuentes gubernamentales

5.8.1.    Declaraciones estadounidenses

James Woolsey, antiguo director de la CIA, declaró en una conferencia de prensa(113)que concedió a petición del Departamento de Estado de EE.UU., que los EE.UU. llevaban a cabo operaciones de espionaje en la Europa continental. Sin embargo, el 95% de la “inteligencia económica” se obtiene evaluando públicamente fuentes de información accesibles, y solamente el 5% procede de secretos robados. La información económica de otros países es objeto de espionaje en relación con el cumplimiento de sanciones y las mercancías de doble uso, así como para combatir el soborno en la adjudicación de contratos. No obstante, esta información no se comunica a las empresas estadounidenses. Woolsey subrayó que, aunque el espionaje de datos económicos permitiera obtener información cuya utilización presentara un interés económico, un analista emplearía demasiado tiempo en analizar con este propósito el gran volumen de información disponible, y que no sería correcto que utilizara su tiempo para espiar a socios comerciales amigos. Señaló asimismo que, aunque fuera este el caso, sería difícil, habida cuenta de las complejas interdependencias internacionales, decidir qué empresas son empresas estadounidenses y tienen derecho a recibir la información.

5.8.2.   Declaraciones británicas

Las respuestas británicas a diversas preguntas en la Cámara de los Comunes(114) revelan que la estación de la Royal Air Force (RAF) en Menwith Hill pertenece al Ministerio de Defensa británico, pero está a disposición del Ministerio de Defensa de los EE.UU., en particular de la NSA(115), uno de cuyos miembros dirige la estación(116), como instalación de comunicaciones(117). A mediados de 2000, había en Menwith Hill 415 militares de los EE.UU, 5 del Reino Unido, 989 civiles de los EE.UU. y 392 civiles británicos, sin contar el personal del GCHQ(118). La presencia de personal militar de los EE.UU. la regulan el Tratado del Atlántico Norte y los protocolos administrativos confidenciales especiales(119), que se consideran apropiados para la relación que existe entre los Gobiernos del Reino Unido y los EE.UU. a efectos de la defensa común(120). La estación forma parte de la red mundial del Ministerio de Defensa de los EE.UU., que apoya los intereses del Reino Unido, los EE.UU. y la OTAN(121).

En el informe anual de 1999/2000 se hace hincapié en el valor de la estrecha colaboración en el marco del Convenio UKUSA, tal como se refleja en la calidad de los resultados del servicio de inteligencia. Se señala en especial que cuando el equipo del NSA dejó de funcionar durante tres días, el GCHQ sirvió a los clientes de EE.UU. además de a los clientes británicos(122).

5.8.3.   Declaraciones australianas(123)

Martin Brady, director del servicio de inteligencia australiano DSD(124), confirmó en una carta al programa “Sunday” del canal 9 de Australia que el DSD colaboró con otros servicios de inteligencia como parte del Convenio UKUSA. En la misma carta, subrayó que las instalaciones de inteligencia de toda Australia las explotaban los servicios australianos, por su cuenta o conjuntamente con los servicios de los EE.UU.. En los casos en que se compartía el uso de tales instalaciones, el Gobierno australiano tenía un conocimiento completo de todas las actividades y el personal australiano participaba a todos niveles(125).

5.8.4.   Declaraciones neozelandesas

Como ya se indicó en el apartado 5.4.2.2, en una publicación del Departamento del Primer Ministro neozelandés del pasado año sobre el tratamiento de los servicios nacionales de seguridad e información se hace referencia explícitamente a la asociación de 5 naciones de los servicios de inteligencia de EE.UU., el Reino Unido, el Canadá, Australia y Nueva Zelanda y se ponían de relieve sus ventajas para Nueva Zelanda.(126)

5.8.5.   Declaraciones de los Países Bajos

El 19 de enero de 2001, el Ministro de Defensa de los Países Bajos presentó un informe al Parlamento de los Países Bajos sobre los aspectos técnicos y jurídicos de la interceptación mundial de los sistemas modernos de telecomunicaciones(127). En él, y aunque no tenía información propia al respecto, el Gobierno de los Países Bajos consideraba, sobre la base de la información ofrecida por terceros, que la existencia de ECHELON era altamente probable, pero que había también otros sistemas con las mismas capacidades. El Gobierno de los Países Bajos llegó a la conclusión de que la interceptación mundial de sistemas de comunicaciones no se limitaba a los países implicados en el sistema ECHELON, sino que la realizaban también los gobiernos de otros países.

5.8.6.   Declaraciones italianas

En la entrevista que concedió a “Il Mondo”, Luigi Ramponi, anterior director de SISMI, el servicio de inteligencia italiano, confirmó de manera tajante la existencia de ECHELON(128) Ramponi afirmó explícitamente que, como jefe de SISMI, supo de la existencia de ECHELON. Desde 1992, estaba al corriente de la existencia de una importante actividad de interceptación de ondas de baja, media y alta frecuencia. Cuando empezó en el SISMI en 1991, casi todo el trabajo que se hacía estaba relacionado con el Reino Unido y los EE.UU..

5.9.   Preguntas al Consejo y a la Comisión

El 17 de febrero de 1998 la diputada Elly Plooij-van Gorsel(129) formuló por primera vez una detallada pregunta al Consejo sobre el informe STOA y sobre la existencia de un sistema de interceptación mundial de los EE.UU., del que formaría parte el Reino Unido, así como sobre los posibles consiguientes perjuicios de los intereses comerciales de empresas europeas. A este pregunta siguieron otras muchas sobre el mismo tema(130). La Presidencia del Consejo respondió que el Consejo no disponía de información sobre dicho asunto, que no estaba implicado en esas cuestiones y que, por lo tanto, no podía responder al respecto.

A las mismas preguntas, la Comisión(131) respondió que conocía el informe, pero que no existían pruebas ni quejas de que un Estado miembro estuviera infringiendo el Tratado CE en ese sentido(132). No obstante, se mantenía vigilante, defendería todos los intereses comunitarios y realizaría ulteriores esfuerzos a fin de mejorar la seguridad de su red de datos(133). En la sesión plenaria del 18 de septiembre, el Comisario Bangemann manifestó que la Comisión no disponía de datos ni de los Estados miembros ni de ciudadanos o empresas sobre la existencia de un sistema de interceptación como el descrito. La existencia de tal sistema constituiría naturalmente una flagrante violación de derechos, de derechos individuales de los ciudadanos, y, por supuesto, un atentado contra la seguridad de los Estados miembros. Esto era absolutamente claro. El Consejo y, naturalmente también la Comisión y el Parlamento deberían actuar si se confirmara oficialmente ese supuesto. En ese caso, la Comisión utilizaría todos los medios posibles para instar a todos los Estados miembros a no obtener información de forma ilegal.(134)

5.10.   Informes parlamentarios

5.10.1.   Informes del Comité Permanente R (Comisión de control belga)

La Comisión de control belga (Comité Permanente R) se ha manifestado ya mediante dos informes sobre el asunto ECHELON.

En el informe "Rapport d'activités 1999" se dedica el Capítulo 3 a la cuestión de cómo reaccionan los servicios secretos de información belgas ante la posible existencia de un sistema de vigilancia de las comunicaciones ECHELON. En el informe, de 15 páginas, se llega a la conclusión de que los dos servicios secretos de información belgas, Sûreté de l'Etat y Service Général du Renseignement (SGR), sólo obtuvieron información relativa a ECHELON a través de documentos públicos.

El segundo informe "Rapport complémentaire d'activités 1999" se ocupa fundamentalmente de forma pormenorizada del sistema ECHELON. En él se emite una opinión sobre el estudio STOA y se dedica una parte de la explicación a la descripción de las condiciones generales técnicas y jurídicas de la interceptación de las telecomunicaciones. Sus conclusiones indican que ECHELON existe realmente y tiene capacidad para interceptar toda la información transmitida vía satélite (aproximadamente un 1% de todas las llamadas internacionales), siempre que se realice una búsqueda mediante palabras clave, y que sus capacidades en lo relativo a la descodificación son muy superiores a lo indicado por parte de los Estados Unidos. Existen dudas con respecto a las declaraciones de que en Menwith Hill no se ejerce espionaje industrial. Se subraya expresamente que no se puede determinar con seguridad lo que hace o no hace ECHELON.

5.10.2.   Informe de la Comisión de defensa nacional de la Asamblea Nacional francesa

En Francia, la Comisión de Defensa Nacional presentó a la Asamblea Nacional un informe relativo a los sistemas de interceptación.(135) En la reunión del 28 de noviembre de 2000, el ponente Arthur Paecht presentó a la Comisión temporal sobre el sistema de interceptación ECHELON del Parlamento Europeo los resultados del informe.

Tras un detallado debate sobre los diferentes aspectos, el ponente Arthur Paecht llega a la conclusión de que ECHELON existe y de que se trata del único sistema de vigilancia multinacional conocido por él. La capacidad del sistema es real, aunque ha alcanzado sus límites, no sólo debido a que el gasto efectivo ya no está a la altura de la explosión que se ha producido en el aumento de las telecomunicaciones, sino, además, porque determinados objetivos han aprendido a protegerse.

El sistema ECHELON ha abandonado sus objetivos originales, vinculados al contexto de la guerra fría, de forma que cabe la posibilidad de que la información recopilada con fines políticos y económicos sea utilizada en contra de otros Estados de la OTAN.

ECHELON podría constituir de forma clara un riesgo para las libertades fundamentales, surgiendo a este respecto numerosos problemas que requerirían respuestas específicas. Es un error pensar que los Estados que forman parte de ECHELON vayan a renunciar a sus actividades y los indicios parecen señalar más bien la creación de un nuevo sistema con nuevos socios y con nuevos recursos para superar los límites de ECHELON.

5.10.3   Informe de la Comisión parlamentaria italiana de los servicios de información y seguridad y del secreto de Estado

En Italia, la Comisión parlamentaria de los servicios de información y seguridad elaboró un informe sobre "La función de los servicios de información y seguridad en el caso ECHELON"(136) que fue remitido al Presidente del Parlamento italiano el 19 de diciembre de 2000.

Las conclusiones sobre la existencia de un sistema denominado ECHELON son vagas. Según el informe, en las audiencias en la comisión se excluyó mayoritariamente la posibilidad de que existiera un sistema de interceptación integrado de dicho nombre, creado por los cinco Estados miembros del Acuerdo UKUSA (EE.UU., el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y el Canadá) y destinado a interceptar comunicaciones a escala mundial. Aunque era evidente que existía una colaboración más estrecha entre los países anglosajones, las investigaciones de la comisión no permitían afirmar que dicha colaboración tuviera por objeto la creación de un sistema de interceptación integrado o de una red de escuchas mundial. En opinión de la comisión, era probable que con el nombre de ECHELON se designara una fase del desarrollo tecnológico en el ámbito de las tecnologías de interceptación por satélite. Se indica explícitamente que los servicios secretos italianos (SISMI) habían excluido la posibilidad de que existiera en aquel momento un procedimiento para el reconocimiento automático de palabras habladas en el curso de conversaciones y que, por lo tanto, no era posible la escucha selectiva de conversaciones que contuvieran palabras clave.

6.   ¿Puede haber otros sistemas mundiales de interceptación?

6.1.   Condiciones que debe reunir un sistema de esta naturaleza

6.1.1.   Condiciones técnicas y geográficas

Para interceptar a nivel mundial comunicaciones internacionales transmitidas por satélites de primera generación se requieren estaciones de recepción en el Atlántico, el Océano Índico y la zona del Pacífico. En el caso de la última generación de satélites, que pueden transmitir a subzonas, hay otras condiciones que deben cumplirse por lo que se refiere a la posición geográfica de las estaciones de interceptación, si se pretende interceptar todas las comunicaciones vía satélite.

Otro sistema de interceptación a escala mundial debería instalar sus estaciones fuera del territorio del Reino Unido y de los Estados Unidos.

6.1.2.    Condiciones políticas y económicas

El establecimiento de un sistema de interceptación de esta clase que funcionara a escala mundial debería tener también sentido económico y político para su operador o sus operadores. El beneficiario o los beneficiarios del sistema deben tener intereses económicos, militares u otros intereses globales en términos de seguridad, o creer por lo menos que forman parte de las superpotencias mundiales. Así, pues, el conjunto de países interesados se limita la China y los Estados del G-8, sin contar a los EE.UU. y al Reino Unido.

6.2.   Francia

Francia tiene sus propios territorios, departamentos y corporaciones regionales en las tres zonas enumeradas.

En el Atlántico se encuentran, al este del Canadá, Saint Pierre et Miquelon (65º O/47º N), al noreste de Sudamérica, Guadalupe (61º O/16º N) y Martinica (60º O/14º N) y, en la costa noreste de Sudamérica, la Guayana francesa (52º O/5º N).

En el Océano Índico se encuentran, al este del África meridional, Mayotte (45º E/12º S) y La Reunión (55º E/20º S), y al sur los territorios australes y antárticos franceses. En el Pacífico están Nueva Caledonia (165º E/20º S), Wallis y Futuna (176º O/12º S), así como la Polinesia francesa (150º O/16º S).

Se dispone de muy poca información sobre la posible existencia de estaciones gestionadas por el servicio de inteligencia francés (Direction générale de la securité exterieure) (DGSE) en estas zonas de ultramar. Según los informes de periodistas franceses(137), hay estaciones en Kourou en la Guayana francesa y en Mayotte. No se dispone de datos en cuanto al tamaño de las estaciones, al número de antenas por satélite ni a su tamaño. Al parecer, hay otras estaciones en Francia: en Domme, cerca de Burdeos, y en Alluetts-le-Roi, cerca de París. Jauvert calcula que hay un total de 30 antenas de captación de señal de satélite. El autor Erich Schmidt-Eenboom(138) afirma que también funciona una estación en Nueva Caledonia y que el Servicio Federal de Inteligencia alemán también la utiliza.

En teoría, dado que además de las condiciones geográficas también dispone de las condiciones técnicas y financieras, Francia podría gestionar también un sistema mundial de interceptación. Sin embargo, el ponente no dispone de suficiente información oficialmente accesible para poder afirmarlo de manera concluyente.

6.3.   Rusia

El servicio de inteligencia ruso FAPSI (Federalnoye Agentstvo Pravitelstevennoy Svyazi) (Agencia Federal de Comunicaciones e Información del Gobierno), que es responsable de la seguridad de las comunicaciones y de SIGINT, gestiona estaciones terrestres en Letonia, Vietnam y Cuba, en cooperación con el servicio de inteligencia militar ruso GRU.

De conformidad con su base jurídica, el objetivo de la FAPSI es recabar información en el ámbito político, económico, militar y científico-técnico para apoyar el desarrollo económico y el progreso científico-técnico así como militar(139). Además, el Director de la FAPSI en 1997 mencionaba como principal función de la Agencia la captación de comunicaciones extranjeras codificadas así como la interceptación a nivel mundial(140). En la zona atlántica hay una instalación en Lourdes (Cuba) (82º O/23º N) que se gestiona conjuntamente con el servicio de inteligencia cubano. Con esta estación, Rusia recoge tanto información estratégica como comunicaciones militares y comerciales. En la zona del Océano Índico hay estaciones en Rusia sobre las que no se tiene más información. En 1998 fue clausurada(141) una estación en Skundra (Letonia). En el Pacífico hay, al parecer, una estación en Cam Ranh Bay, en Vietnam del Norte. No se conocen detalles del número ni del tamaño de las antenas.

Junto con las estaciones disponibles en la misma Rusia, la cobertura mundial es teóricamente posible. Sin embargo, tampoco aquí la información disponible es suficiente para extraer conclusiones fiables.

6.4.   Los demás Estados del G-8 y China

Ni los demás Estados del G-8 ni China tienen territorio propio ni aliados firmes en las partes del mundo necesarias para gestionar un sistema mundial de interceptación.

7.   La compatibilidad de un sistema de interceptación de comunicaciones del tipo ECHELON con el Derecho de la Unión

7.1.   Comentarios sobre la cuestión

El mandato de la comisión temporal comprende, entre otras cosas, la tarea expresa de examinar la compatibilidad de un sistema de interceptación de comunicaciones del tipo ECHELON con el Derecho comunitario(142). Deberá evaluarse, en particular, si tal sistema es compatible con las dos directivas sobre la protección de datos (95/46/CE y 97/66/CE), con el artículo 286 del TCE y con el apartado 2 del artículo 8 del TUE.

Parece necesario efectuar el examen de acuerdo con dos perspectivas diferentes. El primer aspecto se desprende de los indicios señalados en el Capítulo 5, de los que se desprende que el sistema denominado ECHELON se concibió como un sistema de interceptación de comunicaciones destinado a facilitar información a los servicios secretos estadounidenses, canadienses, australianos, neozelandeses y británicos mediante la recogida y evaluación de datos de comunicación. Se trata, por consiguiente, de un instrumento clásico de espionaje de los servicios de inteligencia extranjeros(143). En una primera fase, deberá examinarse la compatibilidad de un sistema de servicio de inteligencia de tal tipo con el Derecho de la Unión.

Además, en el informe presentado por Campbell en el marco de STOA se reprocha que este sistema se emplee indebidamente para espionaje en materia de competencia y que la economía de los países europeos, en consecuencia, haya sufrido grandes pérdidas. Además, de acuerdo con las declaraciones del anterior director de la CIA, R. James Woolsey, los EE.UU., ciertamente, espían a las empresas europeas, pero únicamente para restablecer la justicia en el mercado, ya que los contratos únicamente se consiguen mediante soborno(144). En caso de que fuera cierto que se utilizan sistemas para el espionaje en materia de competencia, la cuestión de su compatibilidad con el Derecho comunitario adquiere nuevas dimensiones. Por consiguiente, este segundo aspecto deberá examinarse por separado en una fase ulterior.

7.2.   La compatibilidad de un sistema de inteligencia con el Derecho de la Unión

7.2.1.   Compatibilidad con el Derecho de la CE

Las actividades y acciones al servicio de la seguridad estatal, por ejemplo, la persecución del delito, no inciden directamente en el ámbito normativo del Tratado de la CE. Puesto que la Comunidad Europea, en virtud del principio de competencias limitadas, únicamente puede actuar allí donde tiene la correspondiente competencia, ha excluido consecuentemente estos ámbitos de aplicación de las directivas sobre la protección de datos basadas en el Tratado CE, en particular su artículo 95 (antiguo artículo 100). La Directiva 95/46/CE relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos(145) y la Directiva 97/66/CE relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las telecomunicaciones(146) no se aplican, “en cualquier caso, al tratamiento de datos que tenga por objeto la seguridad pública, la defensa, la seguridad del Estado (incluido el bienestar económico del Estado cuando dicho tratamiento(147)/actividades(148) estén relacionados con la seguridad del Estado) y las actividades del Estado en materia penal”. La misma formulación se aprobó en la propuesta de directiva que examina actualmente el Parlamento relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónicas(149). La participación de un Estado miembro en un sistema de escucha al servicio de la seguridad estatal, por consiguiente, no puede estar en contradicción con las directivas comunitarias relativas a la protección de datos.

Tampoco puede producirse una violación del artículo 286 del TCE, que amplía el ámbito de aplicación de las Directivas relativas a la protección de datos a su tratamiento mediante órganos y agencias de la Comunidad. Esto mismo es aplicable al Reglamento (CE) nº 45/2001 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales por las Instituciones y los organismos comunitarios y a la libre circulación de estos datos(150). Este Reglamento únicamente es aplicable cuando los órganos actúen en el marco del Tratado de la CE(151). A fin de evitar malentendidos, en este punto conviene subrayar que nadie jamás ha afirmado que organismos o Instituciones comunitarias hayan participado en un sistema de escucha y que el ponente tampoco posee ningún tipo de indicios a tal respecto.

7.2.2.   Compatibilidad con el restante Derecho de la UE

En el ámbito del Título V (Política Exterior y de Seguridad Común) y VI (Cooperación policial y judicial en materia penal) no se cuenta con disposiciones relativas a la protección de datos comparables a las directivas de la CE. El Parlamento Europeo ya ha reiterado en diferentes ocasiones(152) la necesidad de subsanar tal laguna.

La protección de los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos en estos ámbitos la garantizan únicamente los artículos 6 y 7, en particular el apartado 2 del artículo 6 del TUE, en el que la Unión se compromete a respetar los derechos fundamentales, según se establecen en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y en las diferentes Constituciones de los Estados miembros. Sin perjuicio del carácter vinculante de los derechos fundamentales y, en particular, del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos para los Estados miembros (véase al respecto el Capítulo 8), los derechos fundamentales también son vinculantes para la Unión en su actividad legislativa y administrativa. Sin embargo, ya que a escala de la UE no existe ninguna normativa sobre la admisibilidad de la vigilancia de las telecomunicaciones con fines de seguridad o inteligencia(153), no cabe hablar, en principio, de infracción del apartado 2 del artículo 6 del TUE.

7.3.   La cuestión de la compatibilidad en caso de abuso del sistema de espionaje de la competencia

En caso de que un Estado miembro recurriera a un sistema de interceptación que, entre otras cosas, incluyera el espionaje en materia de competencia, dotando a sus propios servicios de inteligencia de los instrumentos necesarios o poniendo a disposición su territorio a tal fin a servicios de inteligencia extranjeros, sí se produciría una violación del Derecho comunitario. De hecho, los Estados miembros, de conformidad con el artículo 10 del TCE, están comprometidos a guardarse una lealtad total; en particular, a no practicar ninguna medida que pudiera poner en peligro los objetivos del Tratado. Incluso en caso de que la interceptación de telecomunicaciones no se haga en beneficio de la economía local (lo que, además, tendría el efecto de una ayuda estatal y vulneraría, por consiguiente, el artículo 87 del TCE), sino en favor de terceros países, tal actividad estaría en contradicción total con el principio fundamental del Tratado de la CE de un mercado común, ya que supondría una violación de la competencia.

Tal comportamiento, en opinión del ponente, supondría además una violación de la Directiva sobre la protección de datos en el ámbito de las telecomunicaciones(154), ya que la cuestión de la aplicación de las directivas debe resolverse con arreglo a puntos de vista operativos y no organizativos. Así se desprende no sólo del texto de la normativa del ámbito de aplicación, sino también del espíritu de la ley. Si los servicios de inteligencia emplean su capacidad para practicar espionaje de la competencia, su actividad no está al servicio de la seguridad o de la persecución de delitos, sino que su objetivo se ha desvirtuado e incide, por consiguiente, plenamente en el ámbito de aplicación de la Directiva. Ésta, en su artículo 5, obliga a los Estados miembros a asegurar la confidencialidad de las comunicaciones, prohibiendo en particular “la escucha, la grabación, el almacenamiento u otros tipos de interceptación o vigilancia de las comunicaciones por personas distintas de los usuarios”. De conformidad con el artículo 14, únicamente se permitirán excepciones cuando así sea necesario por razones de seguridad del Estado, defensa y persecución policial. Puesto que el espionaje económico no está legitimado por estas excepciones, se produciría en tal caso una violación del Derecho comunitario.

7.4.   Resultados

Puede afirmarse, en resumen, que, en principio, con arreglo a la actual situación jurídica, un sistema de inteligencia del tipo ECHELON no viola el Derecho de la Unión porque no posee puntos de contacto con éste, lo que sería necesario para su incompatibilidad. Pero esto es únicamente así cuando el sistema se emplea únicamente al servicio de la seguridad del Estado en sentido amplio. En caso de que se le diera una utilidad distinta y se empleara para el espionaje en materia de competencia contra empresas extranjeras, esto violaría el Derecho de la CE. En caso de que participara en tal actividad un Estado miembro, éste violaría el Derecho comunitario.

8.   La compatibilidad de la interceptación de las comunicaciones por parte de los servicios de inteligencia con el derecho fundamental a la intimidad

8.1.   Interceptación de las comunicaciones como injerencia en el derecho fundamental a la intimidad

Toda escucha de comunicaciones, así como la interceptación de datos mediante servicios de inteligencia con este objetivo(155), es una violación grave de la intimidad de la persona. Únicamente en un “Estado policial” es admisible la escucha ilimitada por parte del Estado. En los Estados miembros de la UE, que son democracias consolidadas, es indiscutible que los órganos estatales deben respetar la vida privada y, por consiguiente, también deben respetarla los servicios de inteligencia, lo que, con frecuencia, se recoge así en las Constituciones de los Estados miembros. La esfera privada, por consiguiente, disfruta de una protección especial; las intervenciones se producen únicamente tras ponderar las ventajas e inconvenientes jurídicos y respetando el principio de proporcionalidad.

También en los Estados pertenecientes al Acuerdo UK-USA hay conciencia del problema. Sin embargo, en ellos las normas protectoras previstas tienen como objetivo el respeto de la esfera privada de la propia población, de tal manera que los ciudadanos europeos, por lo general, no se benefician de tales medidas. En las disposiciones de los EE.UU., por ejemplo, se reglamentan las condiciones de la vigilancia electrónica; el interés estatal en un servicio de inteligencia operativo no está en contradicción con los intereses de una protección eficaz de los derechos fundamentales elementales, sino al servicio de la protección necesaria de la esfera privada de los ciudadanos estadounidenses(156).

8.2.   La protección de la esfera privada por los convenios internacionales

El respeto de la esfera privada es un derecho fundamental recogido en numerosos convenios internacionales(157). A nivel mundial debe mencionarse, en particular, el Pacto internacional sobre los derechos ciudadanos y políticos(158), que se aprobó en el marco de las Naciones Unidas y garantiza en su artículo 17 la protección de la esfera privada. Los Estados pertenecientes al Acuerdo UK-USA han respetado las decisiones de la Comisión de Derechos Humanos convencional fundada de conformidad con el artículo 41, que decide sobre las cuestiones relativas a las violaciones internacionales del Pacto, en la medida en que se trata de denuncias de otros Estados. El Protocolo adicional(159), que amplía la competencia de la Comisión de Derechos Humanos a los recursos individuales, no fue firmado por los EE.UU., de tal manera que los particulares no tienen la posibilidad de recurrir a la Comisión de Derechos Humanos en caso de que los EE.UU. violen el pacto.

A escala de la UE también se intentó lograr una protección especial de los derechos fundamentales mediante la elaboración de una “Carta de los Derechos Fundamentales de la UE”. El artículo 7 de la Carta, que lleva el título “Respeto de la vida privada y familiar”, reglamenta incluso expresamente el derecho al respeto de las comunicaciones(160). Además, en el artículo 8 se regula el derecho fundamental a la “Protección de datos de carácter personal”, lo que habría protegido al ciudadano particular en los casos en que sus datos se traten, de manera automatizada o no, lo que es práctica habitual en las escuchas e, incluso, lo que ocurre en el caso de las demás interceptaciones.

Hasta ahora la Carta no se ha incluido en el Tratado. Únicamente resulta vinculante para las tres Instituciones, que se han comprometido a respetarla en una “declaración solemne” en el marco del Consejo Europeo de Niza: Consejo, Comisión y Parlamento. Estas tres Instituciones, que sepa el ponente, no intervienen en ningún tipo de actividades de servicios secretos. Aun cuando la Carta adquirirá pleno carácter vinculante tras su inclusión en el Tratado, también debe tenerse en cuenta su ámbito limitado de aplicación. De conformidad con el artículo 51, la Carta es vinculante “para las Instituciones y órganos de la Unión ..., así como para los Estados miembros únicamente cuando apliquen el Derecho de la Unión.” La Carta, por consiguiente, únicamente sería pertinente en lo relativo a las ayudas estatales y legales que vulneran la competencia (véase el Capítulo 7, 7.3).

El único instrumento eficaz a escala internacional para una protección eficaz de la esfera privada es el Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos.

8.3.   La normativa del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos (CPDH)

8.3.1.   La importancia del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos en la UE

La protección de los derechos fundamentales prevista en el Convenio europeo tiene una importancia particular, ya que este Convenio ha sido ratificado por todos los Estados miembros de la UE y, por consiguiente, ofrece un nivel unitario europeo de protección. Los Estados signatarios se han comprometido internacionalmente a garantizar los derechos previstos en el Convenio Europeo para la protección de los derechos humanos y se han sometido a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Las diferentes legislaciones nacionales, por consiguiente, pueden ser examinadas por el Tribunal de Estrasburgo a fin de comprobar su conformidad con el Convenio europeo y es posible condenar a los Estados signatarios por violaciones de los derechos humanos y obligarles a pagar compensaciones. Además, el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos ha adquirido más importancia todavía, ya que en repetidas ocasiones el TJCE en el marco del examen de la legislación lo ha tenido en cuenta conjuntamente con los principios jurídicos generales de los Estados miembros a la hora de dictar sus sentencias. Además, en el Tratado de Amsterdam, en el apartado 2 del artículo 6 del TUE se incluyen las obligaciones de la UE de respetar los derechos humanos previstos en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos.

8.3.2.   El ámbito de protección espacial y personal del CPDH

Los derechos establecidos en el CPDH son derechos fundamentales generales y, por consiguiente, no están vinculados a una nacionalidad. Deben garantizarse a todas las personas sometidas a la jurisdicción de los Estados signatarios. Esto significa que los derechos humanos deben respetarse en todo el territorio estatal y que las excepciones locales constituyen una violación del Convenio. Además, también tienen vigor fuera del territorio de los Estados parte, en la medida en que allí se ejerza el poder del Estado. Los derechos garantizados por el CPDH en un Estado signatario también pueden disfrutarlos las personas fuera del territorio del Estado, cuando un Estado signatario viole su esfera privada fuera de su territorio(161).

Esto último resulta particularmente importante, porque la problemática de los derechos humanos en el ámbito de la interceptación de las telecomunicaciones tiene la peculiaridad de que el Estado responsable de la vigilancia, el vigilado y el acto real de interceptación pueden estar o producirse en diferentes lugares. Esto es particularmente cierto en el caso de las comunicaciones internacionales, pero, en determinadas circunstancias, también en las comunicaciones nacionales, cuando la información se realiza por canales en el extranjero. En el caso de los servicios extranjeros de inteligencia, éste es, incluso, el caso típico. Tampoco puede excluirse que la información resultante de las escuchas que ha obtenido un servicio de inteligencia se facilite a otro Estado.

8.3.3.   La admisibilidad de la interceptación de las telecomunicaciones de conformidad con el artículo 8 del CPDH

De conformidad con el apartado 1 del artículo 8 del CPDH, “toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y su correspondencia”. La protección de la telefonía o de las telecomunicaciones no se menciona expresamente, pero de conformidad con la jurisprudencia del Tribunal de Estrasburgo también están incluidas en el concepto de “vida privada” y “correspondencia” previstas en el artículo 8 del CPDH(162). El ámbito de protección del derecho fundamental no comprende únicamente el contenido de las comunicaciones, sino también el registro de datos ajenos a la conversación. Esto significa que incluso cuando los servicios de inteligencia únicamente registren datos como la hora y la duración de las comunicaciones, así como los números llamados, esto es una injerencia en la vida privada(163).

De conformidad con el apartado 2 del artículo 8, el derecho fundamental del CPDH no se concede sin limitaciones. Son admisibles las injerencias en el derecho fundamental al respeto de la vida privada cuando éstas tenga un fundamento jurídico en el Derecho nacional(164). El derecho debe ser de acceso general y sus consecuencias deben ser previsibles(165).

Los Estados miembros no son libres a la hora de realizar tales injerencias. El artículo 8 del CPDH únicamente permite tales injerencias para conseguir los objetivos enumerados en el apartado 2, que son, en particular, la seguridad nacional, el orden público, la prevención de actos delictivos, así como el bienestar económico del país(166), lo que ciertamente no justifica el espionaje industrial, ya que únicamente comprende las injerencias “necesarias en una sociedad democrática”. En toda injerencia debe usarse el instrumento menos lesivo para la consecución de los objetivos, debiendo existir además garantías suficientes contra los abusos.

8.3.4.   La importancia del artículo 8 del CPDH para la actividad de los servicios de inteligencia

Estos principios fundamentales significan para la estructura de la actividad de los servicios de inteligencia conforme con los derechos fundamentales lo siguiente: si para garantizar la seguridad nacional resulta necesario que los servicios de inteligencia intercepten el contenido de las telecomunicaciones o, por lo menos, los datos de las conexiones, así debe reflejarse en el Derecho nacional y dicha regla debe ser de acceso público. Las consecuencias de tal actividad deberán ser previsibles para el particular, si bien deberán tenerse en cuenta los requisitos particulares de la confidencialidad. Así, el Tribunal de Justicia, en una sentencia sobre la conformidad de los controles secretos empleados en ámbitos que afectan a la seguridad nacional, ha comprobado que el derecho a la previsibilidad en este caso especial no puede ser el mismo que en otros ámbitos(167). Pero también ha exigido en este caso que el Derecho debe informar bajo qué condiciones o circunstancias el poder estatal puede permitirse una injerencia peligrosa en la esfera privada(168).

En el caso de la estructura conforme a los derechos humanos de la actividad de los servicios de inteligencia debe tenerse en cuenta que la seguridad nacional es un motivo de justificación, pero que éste, de conformidad con el apartado 2 del artículo 8 del CPDH, debe someterse al principio de proporcionalidad: la seguridad nacional únicamente puede justificar injerencias allí donde sean necesarias en una sociedad democrática. El Tribunal de Estrasburgo ha explicado claramente que el interés del Estado en proteger la seguridad nacional debe contraponerse a la gravedad de la injerencia en el respeto de la esfera privada del particular(169). Ciertamente las injerencias no se reducen al mínimo imprescindible, pero los meros conceptos de utilidad o idoneidad no son suficientes(170). La opinión de que la escucha de toda comunicación es la mejor protección contra la delincuencia organizada violaría el artículo 8 del CPDH, aun cuando así lo permitiera el Derecho nacional.

Además, debido al carácter particular de la actividad de los servicios de inteligencia, que exigen confidencialidad y, por consiguiente, una particular ponderación de intereses, deben preverse mayores posibilidades de control. El Tribunal de Justicia ha indicado expresamente que un sistema secreto de vigilancia para garantizar la seguridad nacional conlleva el riesgo de que con la excusa de defender la democracia, ésta se vea socavada o incluso destruida; por consiguiente, se necesitan garantías más adecuadas y eficaces contra tales abusos(171). La legítima actividad jurídica de los servicios de inteligencia, por consiguiente, únicamente se ajusta a los derechos fundamentales, cuando el Estado signatario del CPDH haya previsto suficientes sistemas de control y otras garantías contra los abusos. El Tribunal de Justicia destacó, en particular, a propósito de la actividad de los servicios de inteligencia de Suecia, que en este país se concede particular importancia a la presencia de diputados en el órgano de control policial y a la supervisión ejercida por el ministro de Justicia, el Defensor del Pueblo parlamentario y la Comisión de Asuntos Jurídicos parlamentaria. Desde esta perspectiva, resulta preocupante que Francia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo y España no tengan una comisión parlamentaria de control propia para los servicios secretos(172) y que no conozcan un sistema de control comparable al Defensor del Pueblo parlamentario de los Estados nórdicos(173). El ponente celebra, por consiguiente, la voluntad de la Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional francesa de fundar una comisión de control(174), en particular porque Francia dispone de destacadas capacidades de servicios de inteligencia tanto desde una perspectiva técnica como geográfica.

8.4.   La obligación de prestar atención a la actividad de los servicios de inteligencia extranjeros

8.4.1.   Ilegalidad de la elusión del artículo 8 del CPDH mediante el empleo de servicios de inteligencia extranjeros

Según se ha señalado detalladamente más arriba, los Estados signatarios deben cumplir diferentes premisas para que las actividades de sus servicios de inteligencia sean compatibles con el apartado 8 del CPDH. Es evidente que los servicios de inteligencia no pueden liberarse de estas obligaciones recurriendo a la actividad de otros servicios de inteligencia, que estén sujetos a normas menos severas. En tal caso, el principio jurídico con su doble componente de accesibilidad y flexibilidad perdería su eficacia y se socavaría la jurisprudencia del TEDH en su contenido.

Esto significa, por una parte, que el intercambio de datos entre los servicios de inteligencia sólo es admisible con limitaciones. Un servicio de inteligencia únicamente puede recibir datos de otro cuando éste haya actuado con arreglo a las condiciones previstas en su propio Derecho nacional. El radio de acción previsto en la legislación no puede ampliarse mediante acuerdos con otros servicios. De igual manera, únicamente podrá llevar a cabo actividades para un servicio de inteligencia extranjero de acuerdo con sus instrucciones cuando haya comprobado su conformidad con el propio Derecho nacional. Aun cuando las informaciones estén destinadas a otro Estado, esto no altera la ilegalidad básica de una injerencia imprevista para el sujeto pasivo de derecho.

Por otra parte, los Estados signatarios del CPDH no pueden permitir que los servicios de inteligencia extranjeros actúen en su territorio cuando haya motivos para pensar que su actividad no se ajusta a los criterios del CPDH(175).

8.4.2.   Consecuencias para la actividad tolerada de los servicios de inteligencia no europeos en el territorio de Estados miembros del CPDH

8.4.2.1.   La jurisprudencia pertinente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Al ratificar el CPDH, los Estados signatarios se han comprometido a someter el ejercicio de su soberanía al examen de los derechos fundamentales. No pueden cumplir tal obligación renunciando a su soberanía. Los Estados son competentes para su territorio y, por consiguiente, son responsables con respecto a los ciudadanos sujetos al Derecho europeo, incluso cuando el ejercicio del derecho de soberanía lo asuman los servicios de inteligencia de otro Estado. El TEDH ya ha sentenciado en firme la obligación de los Estados signatarios de adoptar medidas positivas para proteger la esfera privada, para evitar la violación del artículo 8 del CPDH por personas particulares (!), es decir, incluso en el plano horizontal, donde el particular no se enfrenta al poder estatal sino a otra persona(176). Si un Estado permite a un servicio extranjero actuar en su territorio, la necesidad de protección es aún mayor, ya que aquí es otra autoridad la que ejerce su soberanía. En tal caso, resulta lógico suponer que el Estado deberá controlar que la actividad de los servicios de inteligencia en su territorio se adecue a los derechos humanos.

8.4.2.2.   Consecuencias para las estaciones

En Alemania se facilita a los Estados Unidos de América, en Bad Aibling, territorio propio para utilizarlo exclusivamente para la recepción de comunicaciones por satélite. En Menwith Hill, en el Reino Unido, se permite la utilización conjunta de territorio con el mismo objetivo. En caso de que en estas estaciones los servicios de inteligencia estadounidenses intercepten comunicaciones no militares de particulares o empresas pertenecientes a un Estado signatario del CPDH, esto conlleva un derecho de supervisión con arreglo al TEDH. Esto significa, en la práctica, que Alemania y el Reino Unido, en cuanto Estados signatarios del CPDH, están obligados a cerciorarse de que la actividad de los servicios de inteligencia norteamericanos cumplen los derechos fundamentales. Esto adquiere particular importancia, si se considera que representantes de ONG y de la prensa ya han manifestado en diferentes ocasiones su preocupación por las actividades de la NSA.

8.4.2.3.   Consecuencias para las escuchas realizadas por encargo de un tercero

En Morwenstow, en el Reino Unido, de acuerdo con las informaciones con que se cuenta, el GCHQ, en colaboración con la NSA, intercepta comunicaciones civiles estrictamente con arreglo a sus instrucciones y las entrega como material en bruto a los EE.UU. También en el caso de los encargos para terceros existe la obligación de examinar la conformidad del encargo con los derechos fundamentales.

8.4.2.4.   Especial obligación de diligencia en los terceros países

En el caso de los Estados signatarios del CPDH puede suponerse hasta un cierto grado que todos cumplen los principios de dicho Convenio. Se puede partir de tal principio hasta que se demuestre que un Estado signatario del CPDH ha violado sistemática y continuamente dicho Convenio. En el caso de los EE.UU. se trata de un Estado que no es signatario del CPDH, y que tampoco se ha sometido a un sistema de control comparable. La actividad de sus servicios de inteligencia está reglamentada muy exactamente, en la medida en que se trate de ciudadanos norteamericanos, es decir, de personas que residen legalmente en los EE.UU. Las actividades de la NSA en el extranjero se rigen por otras normas, siendo muchas de ellas confidenciales y, por consiguiente, inaccesibles. Resulta particularmente preocupante que el servicio estadounidense de inteligencia esté sometido al control de las comisiones del Congreso y del Senado, pero que dichas comisiones parlamentarias apenas muestren interés por las actividades de la NSA en el extranjero.

Parece adecuado, por consiguiente, pedir a Alemania y al Reino Unido que se tomen en serio las obligaciones emanadas del CPDH y que permitan que la NSA desarrolle actividades de inteligencia en su territorio únicamente cuando éstas se ajusten a lo establecido en el CPDH. A este propósito, deben tenerse en cuenta tres aspectos fundamentales.

1.   De conformidad con el CPDH, las injerencias en la vida privada únicamente pueden tener lugar con arreglo a normas jurídicas de acceso general y cuyas consecuencias sean previsibles para el particular. Este criterio únicamente se cumplirá cuando los EE.UU. expongan claramente a la población europea de qué manera y bajo qué condiciones realizan sus actividades. En caso de que haya discrepancias con el CPDH, tales normas deberán ajustarse al nivel europeo de protección.

2.   De conformidad con el CPDH, las injerencias no deben ser desproporcionadas, y además debe elegirse el medio menos agresivo. Para el ciudadano europeo la injerencia por parte europea se considera menos agresiva que la injerencia estadounidense, ya que únicamente en el primero de estos casos se tiene derecho a recurrir a los tribunales nacionales(177). Las injerencias, por consiguiente, deberán realizarse en la medida de lo posible por parte alemana o británica, lógicamente únicamente con vistas a perseguir delitos. Los estadounidenses han intentado en reiteradas ocasiones justificar la interceptación de las telecomunicaciones con acusaciones de corrupción y soborno por parte europea(178). Es conveniente indicar a los EE.UU. que todos los Estados de la UE disponen de sistemas operativos de Derecho penal. En caso de que existan indicios de delito, los EE.UU. deberán dejar que sea el país de acogida quien realice las acciones policiales. En caso de que no existan indicios, la vigilancia resulta desproporcionada, por consiguiente, no conforme con los derechos humanos y, por lo tanto, ilegal. Únicamente se producirá la conformidad con el CPDH cuando los EE.UU. se limiten a medidas de vigilancia al servicio de su seguridad nacional y abandonen la persecución de delitos.

3.   Según se ha señalado ya, el TEDH ha establecido en su jurisprudencia que para que exista conformidad con los derechos fundamentales debe haber suficientes sistemas de control y garantías contra los abusos. Esto significa que la vigilancia estadounidense de las telecomunicaciones efectuada en territorio europeo únicamente se ajustarán a las normas sobre los derechos humanos cuando los EE.UU. en los casos en que desde dichas ubicaciones intercepten comunicaciones destinadas a proteger su seguridad nacional, prevean controles eficaces al respecto o cuando la NSA someta su actividad en territorio europeo a los organismos de control del país de acogida (es decir, Alemania o el Reino Unido).

Únicamente cuando se cumplan los criterios enumerados en estos tres puntos, podrá asegurarse la conformidad de la actividad de los EE.UU. en la interceptación de telecomunicaciones con el CPDH, de tal manera que éste permita mantener en Europa un nivel de protección unitario garantizado.

9.   ¿Están suficientemente protegidos los ciudadanos de la UE contra la actividad de los servicios de inteligencia?

9.1.   Protección contra la actividad de los servicios de inteligencia: una tarea de los Parlamentos nacionales

Puesto que en el futuro la actividad de los servicios de inteligencia podría constituir un aspecto de la PESC, pero en la actualidad a escala de la UE no existen normas a este respecto(179), la estructuración de la protección contra la actividad de los servicios de inteligencia depende únicamente de los ordenamientos jurídicos nacionales.

Los Parlamentos nacionales desempeñan a este respecto una doble función: en cuanto órganos legislativos, deciden sobre la existencia y las competencias de los servicios de inteligencia y sobre la arquitectura del control de la actividad de los servicios de inteligencia. Según se ha expuesto exhaustivamente en el capítulo anterior, los Parlamentos deben supeditarse a la norma relativa a la admisibilidad de la interceptación de las comunicaciones con las limitaciones impuestas por el artículo 8 del CPDH, es decir, que las normas deben ser necesarias, proporcionadas y sus consecuencias previsibles para el particular. Además, deberán crearse mecanismos de control eficaces y adecuados sobre las competencias de las autoridades de supervisión.

Además, los Parlamentos nacionales desempeñan en la mayoría de los Estados un activo cometido como órganos de control, ya que el control del Ejecutivo (y, por consiguiente, también el de los servicios de inteligencia) constituyen, junto con la actividad legislativa, la segunda función “clásica” del Parlamento. Tal arquitectura, sin embargo, difiere en gran manera en los diferentes Estados miembros de la UE, donde, con frecuencia, coexisten órganos parlamentarios y no parlamentarios.

9.2.   La competencia de las autoridades nacionales para el desempeño de actividades de vigilancia

La autoridad estatal, por lo general, puede desempeñar actividades de vigilancia para fines de persecución del delito, para preservar la paz y el orden interior y para proteger la seguridad del Estado(180) (frente al extranjero).

Con fines de persecución penal en todos los Estados miembros es posible vulnerar el secreto de las comunicaciones cuando existen indicios suficientes de que una persona concreta ha cometido un delito (en ocasiones, aun con un alto grado de inseguridad). Debido a la gravedad de la injerencia, se necesita para ello, por regla general, una autorización judicial(181). Hay criterios precisos sobre la duración admisible de la vigilancia, su control y la destrucción de los datos.

Para garantizar la seguridad y el orden interior la adquisición estatal de información se amplía más allá de las investigaciones individuales en caso de indicios concretos de delito. A fin de reconocer anticipadamente los movimientos extremistas o subversivos, terroristas o de delincuencia organizada, la legislación nacional permite obtener información adicional sobre determinadas personas o grupos. La recopilación y el análisis de los datos pertinentes los realizan servicios especiales nacionales de inteligencia.

Finalmente, constituyen un importante aspecto de las medidas de vigilancia las que se realizan al servicio de la seguridad estatal. El tratamiento, valoración y comunicación de las informaciones pertinentes sobre el extranjero son competencia, por lo general, de un servicio propio de inteligencia exterior(182). El objetivo de la vigilancia no lo constituyen, por lo general, particulares concretos, sino que se investigan más bien determinados ámbitos o frecuencias. Independientemente de los medios con que cuenten los servicios de inteligencia para el extranjero y de sus competencias jurídicas, se trata de un amplio espectro que comprende la investigación meramente militar de la radiodifusión en el ámbito de onda corta hasta la vigilancia de todas formas de telecomunicaciones con el extranjero. En algunos Estados miembros está prohibida la interceptación de las comunicaciones con meros fines de inteligencia(183); en otros Estados miembros -en parte, previa autorización de una comisión independiente(184)- puede ser autorizada por un ministro(185); para ciertas vías de comunicación está permitida, incluso, sin ningún tipo de limitación(186). Las competencias comparativamente grandes de ciertos servicios extranjeros de inteligencia se deben a que dichos servicios se dedican a interceptar las comunicaciones extranjeras y, por consiguiente, únicamente afectan a una pequeña porción de los propios sujetos jurídicos pasivos, por lo que existen menores motivos de preocupación.

9.3.   El control de los servicios de inteligencia

Resulta particularmente importante, por consiguiente, contar con un control eficaz y global, ya que, por una parte, los servicios de inteligencia trabajan en secreto, sus actividades son a largo plazo y las personas afectadas tampoco se enteran, o no llegan nunca a tener conocimiento de ello, (depende de la situación jurídica) de que han sido objeto de vigilancia y, por otra parte, las medidas de vigilancia afectan con frecuencia a grupos poco definidos de personas, de tal manera que el Estado puede obtener muy rápidamente una gran cantidad de datos personales.

Todos los organismos de control, con plena independencia de su arquitectura, se enfrentan al problema de que, debido al carácter especial de los servicios secretos, apenas es posible comprobar si realmente se han facilitado todas las informaciones o si se ha retenido una parte de ellas. Esto exige una mayor precisión en materia de reglamentación. Básicamente, puede partirse de la base de que con una mayor eficacia de control, por consiguiente, se logra una mayor garantía de legalidad de las injerencias cuando la autorización de la vigilancia de las telecomunicaciones es competencia del más alto nivel administrativo, y para su ejecución se precisa una autorización judicial previa y un órgano independiente también controla la puesta en práctica de las medidas. Además, de acuerdo con los principios democráticos, políticos y del Estado de derecho se ajustarán al principio de división de poderes, es decir, estarán sujetos al control de un órgano parlamentario.

Así sucede en gran medida en Alemania. En este país, las medidas de interceptación de las telecomunicaciones las ordena, a nivel nacional, el Ministro federal competente. Salvo en caso de peligro inmediato, debe informarse primero a una comisión independiente, pero sujeta a instrucciones (“Comisión G-10”(187)), que decide acerca de la procedencia y la necesidad de la medida. En los casos en que el servicio de inteligencia exterior BND deba interceptar las telecomunicaciones inalámbricas aplicando filtros de palabras clave, la Comisión decide también sobre la admisibilidad de las palabras clave empleadas. La Comisión G-10, además, es competente para transmitir la comunicación prevista jurídicamente a los afectados, así como para la destrucción de los datos reunidos por el BND.

Además, existe un órgano de control parlamentario (PKGr)(188) integrado por 9 diputados del Parlamento nacional, que controla la actividad de los tres servicios alemanes de inteligencia. El PKGr tiene derecho a examinar los expedientes, a interrogar a los colaboradores de los servicios de inteligencia y a visitar sus servicios y ser informado, si bien esto último se les puede denegar cuando sea necesario por razones perentorias de acceso a la información o por razones de protección de los derechos personales de terceras personas, o cuando se vea afectado en su propia responsabilidad el núcleo central del ejecutivo. Las deliberaciones del PKGr son secretas; sus miembros están obligados a guardar silencio incluso después de abandonar su actividad. A comienzos y a finales de la legislatura, el PKGr presenta al Bundestag alemán un informe sobre su actividad de control.

Un control de este tipo, tan amplio, de los servicios de inteligencia es la excepción, más que la regla, en los Estados miembros.

En Francia(189), por ejemplo, sólo requieren la autorización del primer ministro las medidas de interceptación que exijan la conexión a una red fija. Sólo éstas están sujetas a la supervisión de una comisión creada al efecto (Commission nationale de contrôle des interceptions de sécurité), de la que forman parte un diputado y un senador. La autorización de una medida de escucha solicitada por un ministro o su delegado se transmite al presidente de la Comisión, que en caso de dudar de la legalidad pide a la Comisión que examine la cuestión y ofrezca una recomendación y, en caso de que se sospeche que se produce una violación del Código Penal, informa a la Fiscalía.

Las medidas de escucha con fines de defensa nacional, que comprenden la interceptación de la radiodifusión, es decir, también de las comunicaciones por satélite, no están sujetas a ningún tipo de limitación ni, por consiguiente, al control de una comisión.

Las actividades de los servicios franceses de inteligencia, además, tampoco están sujetas al control de una comisión de control parlamentario específica, si bien se están sentando ya las bases para tal control. La Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional ya ha aprobado una propuesta al respecto(190), pero no se ha celebrado todavía un debate al respecto en sesión plenaria.

En el Reino Unido, para toda interceptación de las comunicaciones en suelo británico se requiere la autorización de un ministro (Secretario de Estado). La formulación de la ley, sin embargo, no precisa si la interceptación focalizada y extensa de comunicaciones y su selección por palabras clave también está sujeta a la ley “Regulation of Investigatory Powers Act 2000” (RIP) y cubierta por el concepto de “interceptación” allí previsto cuando la valoración no se realiza en territorio británico, sino que el “material bruto” se transmite, sin elaborar, al extranjero. El control posterior del cumplimiento de las disposiciones del RIP 2000 es tarea de un comisionado, un juez del Tribunal Supremo en activo o emérito designado por el Primer ministro. El comisionado competente para las medidas de interceptación (Interception Commissioner) supervisa la concesión de autorizaciones de escucha y apoya la investigación de las quejas sobre las actividades de vigilancia. El comisionado del Servicio de Inteligencia supervisa las autorizaciones para las actividades de los servicios de inteligencia y seguridad y apoya la investigación de las quejas sobre dichos servicios. El Tribunal de Poderes de Investigación, presidido por un juez superior, examina todas las quejas sobre las medidas de escucha y las actividades de los servicios.

El control parlamentario es tarea de la Comisión de inteligencia y seguridad (ISC)(191), que supervisa la actividad de los tres servicios civiles de inteligencia (M15, M16 y JCHQ). Es competente, en particular, para examinar los gastos y la administración, así como el control de la actividad de los servicios de seguridad, de los servicios de inteligencia y del JCHQ. La comisión está integrada por 9 miembros de la cámara baja y de la cámara alta, entre los que no puede encontrarse ningún ministro. A diferencia de las comisiones de control de otros Estados, que, por lo general, son elegidos o designados por el Parlamento o el presidente del Parlamento, sus miembros son designados por el Primer ministro tras consultar con el líder de la oposición.

Los ejemplos aducidos demuestran ya que el nivel de protección es muy diferente. En lo relativo al control parlamentario, el ponente desea indicar que es muy importante la existencia de una comisión de control que supervise a los servicios de inteligencia. Su ventaja frente a las diferentes comisiones especializadas normales es que disfrutan de una mayor confianza entre los servicios de inteligencia, ya que sus miembros están obligados a guardar secreto y sus reuniones se celebran a puerta cerrada. Además, disponen de competencias especiales para cumplir esta tarea especial, lo que resulta fundamental para supervisar las actividades en el sector de los servicios secretos.

Afortunadamente, la mayoría de los Estados miembros de la UE han creado comisiones parlamentarias de control propias para supervisar la actividad de los servicios de inteligencia. En Bélgica(192), Dinamarca(193), Alemania(194), Italia(195), los Países Bajos(196) y Portugal(197) existe una comisión parlamentaria de control que es competente para el control de los servicios de inteligencia, tanto civiles como militares. En el Reino Unido(198), la comisión especial de control sólo supervisa la actividad (de hecho, la más importante) de los servicios civiles de inteligencia; la actividad de los servicios de inteligencia militares la supervisa la comisión especializada de Defensa. En Austria(199), las dos ramas de los servicios de inteligencia son supervisadas por dos comisiones de control distintas que, de hecho, tienen la misma organización y disfrutan de las mismas competencias. En los Estados escandinavos Finlandia(200) y Suecia(201), los Defensores del Pueblo asumen las tareas del control parlamentario, siendo elegidos por el Parlamento. En Francia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo y España no existen comisiones parlamentarias específicas; las tareas de control las desempeñan, en este ámbito, las comisiones normales especializadas dentro del marco de la actividad parlamentaria general.

9.4.   Evaluación de la situación para los ciudadanos europeos

La situación en Europa parece ser poco satisfactoria para los ciudadanos europeos. Las competencias de los servicios de inteligencia en el ámbito de la interceptación de las comunicaciones son muy diferentes en lo relativo a su alcance, y lo mismo es aplicable a las condiciones de control. No todos los Estados miembros que cuentan con un servicio de inteligencia disponen de una comisión parlamentaria de control independiente dotada de las competencias correspondientes de control. Se está muy lejos de poseer un nivel de protección unitario.

Desde la perspectiva europea esto resulta aún más lamentable, ya que esta situación no afecta tanto a los ciudadanos de estos Estados, que pueden influir sobre el nivel de protección mediante su opción de voto electoral. Las repercusiones negativas afectan, en particular, a los ciudadanos de otros Estados, ya que el ámbito de actividad de los servicios de inteligencia para el extranjero, naturalmente, se dirige a éste. El particular está relativamente indefenso frente a los sistemas extranjeros, siendo la necesidad de protección mucho mayor en este ámbito. Tampoco conviene olvidar que, debido al carácter particular de los servicios de inteligencia, los ciudadanos de la UE se ven afectados por la actividad de diferentes servicios de esta clase. Sería deseable contar a este respecto con un nivel de protección unitario que se ajuste a los principios democráticos. En este contexto, debería examinarse en qué medida podrían ponerse en práctica a escala de la UE disposiciones sobre la protección de datos.

Además, la cuestión de la protección del ciudadano europeo adquiere una nueva dimensión si se examina en el marco de una política común de seguridad que conlleve la colaboración de los servicios de inteligencia de los Estados miembros. En tal caso, las Instituciones europeas deberán aprobar normas adecuadas de protección. Será tarea del Parlamento Europeo, en cuanto paladín de los principios democráticos, insistir en que sea él quien realice el control correspondiente en cuanto órgano democráticamente legitimado. El Parlamento Europeo también está llamado a establecer las premisas que permitan garantizar el examen confidencial de datos tan sensibles, así como de otros documentos secretos mediante una comisión especialmente configurada, cuyos miembros estén obligados a guardar secreto. Únicamente si se cumplen estas condiciones será realista exigir tales competencias de control con vistas a una colaboración operativa de los servicios de inteligencia, lo que resulta absolutamente imprescindible para una política de seguridad común.

10.   La protección contra el espionaje económico

10.1.   La economía como objeto de espionaje

En las empresas económicas existen, por lo que a confidencialidad se refiere, tres tipos de informaciones. Por una parte, están las informaciones a las que se da intencionadamente la mayor difusión posible. Se trata, por ejemplo, de las informaciones sobre los productos de la empresa (por ejemplo, cualidades del producto, precios, etc.) e informaciones de efecto publicitario que influyen sobre la imagen de la empresa.

Existen también informaciones que no se protegen ni se difunden activamente, porque no tienen nada que ver con la posición competitiva de la empresa. Por ejemplo, la fecha de la excursión de la empresa, el menú de la cantina o la marca de los aparatos de fax utilizados.

Y, finalmente, están las informaciones que deben protegerse del conocimiento de terceros. Tales informaciones se protegen frente a la competencia, incluso, si la empresa no desea cumplir la ley, por el Estado (impuestos, normativas sobre el embargo, etc.). Existen a este respecto diferentes tipos de protección, que llegan hasta el secreto absoluto como, por ejemplo, los resultados de la investigación antes de la comunicación de las patentes o en la producción de bienes de defensa(202).

El espionaje, en el caso que se examina actualmente, se refiere a la adquisición de las informaciones que mantiene en secreto una empresa. Cuando el agresor es una empresa de la competencia, se habla de espionaje competitivo (también espionaje industrial, espionaje laboral). Cuando el agresor es un servicio de inteligencia estatal, se habla de espionaje económico.

10.1.1.   Los objetivos del espionaje en detalle

Los datos estratégicos, que son importantes para el espionaje destinado al sector económico, se pueden clasificar por sectores o sectores empresariales.

10.1.1.1.   Sectores

Es evidente que tienen gran interés las informaciones de los siguientes sectores: biotecnología, ingeniería genética, técnica médica, técnica medioambiental, ordenadores de alto rendimiento, aplicaciones informáticas, optoelectrónica, tecnología de señales y sensores ópticos, memorias electrónicas, cerámica técnica, aleaciones de alto rendimiento y nanotecnología. La lista no es completa y, además, cambia constantemente a la zaga del desarrollo tecnológico. En estos ámbitos, el espionaje consiste, sobre todo, en robar los resultados de la investigación o técnicas especiales de producción.

10.1.1.2.   Sectores empresariales

Los objetivos de los ataques de espionaje se encuentran, lógicamente, en los sectores de investigación y desarrollo, adquisiciones, personal, producción, distribución, ventas, comercialización, líneas de productos y finanzas. Con frecuencia se subestima la importancia y el valor de tales datos (véase más adelante el apartado 10.1.4. del Capítulo 10).

10.1.2.   Espionaje competitivo

La posición estratégica de una empresa en el mercado depende de su estado en los ámbitos de la investigación y desarrollo, métodos de producción, líneas de producción, financiación, comercialización, venta, distribución, adquisiciones y mano de obra(203). Las informaciones al respecto son muy interesantes para todo competidor en el mercado, ya que desvelan los planes y debilidades, con lo que es posible elaborar medidas estratégicas de contraataque.

Una parte de tales informaciones es de acceso público. Existen empresas consultoras muy especializadas que dentro de un marco plenamente legal elaboran un análisis de competencia; por ejemplo, empresas de tanto renombre como Roland Berger en Alemania. “Competitive Intelligence” es en los Estados Unidos, entretanto, una herramienta estándar de gestión(204). De una pluralidad de pequeñas informaciones es posible elaborar una clara imagen de la situación mediante un tratamiento profesional.

La transición de legalidad a espionaje industrial ilegítimo se basa en la elección de los medios con los que se obtiene la información. Sólo cuando los medios empleados son ilegales en el marco jurídico correspondiente comienza a ser delictiva la actividad; la elaboración de análisis no es, en sí, delictiva. Las informaciones particularmente interesantes para los competidores, naturalmente, son confidenciales y únicamente pueden obtenerse violando la ley. Las técnicas empleadas al respecto no se diferencian en nada de los métodos generales de espionaje descritos en el Capítulo 2.

No se cuenta con informaciones precisas sobre las dimensiones del espionaje competitivo. Las cifras ocultas, al igual que en el espionaje clásico, son muy elevadas. A ninguna de las partes (agresor y víctima) le interesa la publicidad. Para las empresas afectadas siempre supone una pérdida de imagen y los agresores, naturalmente, no tienen ningún interés en hacer públicas sus actividades. Por consiguiente, sólo se presentan unos pocos casos ante los tribunales.

Sin embargo, con frecuencia se informa en la prensa sobre el espionaje competitivo. El ponente ha hablado a este respecto con algunos jefes de seguridad de grandes empresas alemanas(205) y con ejecutivos de empresas estadounidenses y europeas. En resumen, puede afirmarse que el espionaje competitivo siempre se descubre, pero que no determina la actividad cotidiana.

10.2.   Los daños causados por el espionaje económico

Debido a la magnitud de las cifras reales, no puede evaluarse con exactitud la dimensión de los daños que causa el espionaje competitivo o económico. Además, una parte de las cifras citadas responde a cálculos interesados. Las empresas de seguridad y los servicios de contraespionaje tienen un interés comprensible en elevar al máximo concebible el daño causado por el espionaje. Sin embargo, las cifras permiten formarse una cierta idea de la realidad.

En 1988, el Instituto Max-Planck ya cifraba los daños causados por el espionaje económico en Alemania en 8 000 millones de marcos(206) por lo menos. El presidente de la asociación de empresas de seguridad en Alemania, Klaus-Dieter Matschke, cita, remitiéndose a expertos, una cifra de 15 000 millones de marcos al año. El Presidente del Sindicato Europeo de Policía, Hermann Lutz, evalúa los daños en 20 000 millones de dólares al año. El FBI(207) calcula para los años 1992/1993 unas pérdidas de 1 700 millones de dólares para la economía estadounidense como resultado del espionaje para la competencia industrial. El ex presidente de la Comisión de control de los servicios secretos del Congreso de los EE.UU. habla de 100 000 millones de dólares norteamericanos en pérdidas, por la pérdida de encargos y por los costes adicionales de investigación y desarrollo. Entre 1990 y 1996 ello tuvo como consecuencia la pérdida de 6 millones de puestos de trabajo(208).

En principio, no es necesario conocer exactamente los daños. El Estado está obligado, junto con la Policía y las autoridades de contraespionaje, a actuar independientemente contra el espionaje económico y competitivo, prescindiendo del importe de las pérdidas para la economía nacional. Las cifras de pérdidas totales no son una base adecuada para las decisiones que deben adoptar las empresas sobre la protección de las informaciones y las propias medidas de contraespionaje. Toda empresa debe procurar evaluar el máximo daño posible que puede causar el robo de información, estimar la posibilidad de que éste se produzca y comparar el resultado de sus cálculos con los costes de seguridad. El problema principal no lo constituye la falta de cifras globales exactas. El problema es más bien que, salvo en las grandes empresas, apenas se hace ningún tipo de cálculo de efectividad de costes y, por consiguiente, se descuida la seguridad.

10.3.   ¿Quién espía?

Los principales clientes del espionaje a empresas se describen en un estudio de la empresa de auditoría económica Ernest Young LLP(209), llevado a cabo con 39 competidores, 19 clientes, 9 suministradores y 7 servicios secretos. Realizan tareas de espionaje los propios empleados, las empresas privadas de espionaje, los piratas informáticos a sueldo y los profesionales de los servicios secretos(210).

10.3.1.   Propios empleados (delitos internos)

El examen de la literatura especializada, las informaciones facilitadas por los expertos a la comisión y las conversaciones mantenidas por el ponente con jefes de seguridad y autoridades de espionaje coinciden en demostrar lo siguiente: el mayor peligro de espionaje parte de unos empleados desilusionados e insatisfechos. En cuanto empleados de la empresa, tienen acceso directo a las informaciones, se venden por dinero y averiguan para sus clientes los secretos de la empresa.

También conlleva grandes riesgos el cambio de empleo. Hoy en día no es necesario copiar montañas de papeles para llevarse informaciones de una empresa: pueden archivarse discretamente en disquetes y llevarse a la nueva empresa cuando se cambia de empleo.

10.3.2.   Empresas privadas de espionaje

El número de empresas que se ha especializado en la búsqueda de datos crece continuamente. En parte, trabajan en tales empresas antiguos empleados de los servicios de inteligencia. Estas empresas trabajan frecuentemente como empresas asesoras en materia de seguridad y como agencias de detectives que obtienen informaciones por encargo. Como norma general se utilizan métodos legales, pero también hay empresas que emplean métodos ilegales.

10.3.3.   Piratas informáticos

Los piratas informáticos son especialistas que con sus conocimientos obtienen acceso a las redes de ordenadores desde el exterior. En los años iniciales, los piratas informáticos eran chiflados de la informática a quienes les divertía superar las barreras de seguridad de los sistemas de ordenadores. En la actualidad, hay piratas informáticos que trabajan por encargo, tanto para los servicios de inteligencia como para el mercado.

10.3.4.   Servicios de información

Después del final de la guerra fría, las tareas de los servicios de inteligencia se han desplazado. La delincuencia internacional organizada y la situación económica son sus nuevos ámbitos de actividad (más información en el Capítulo 10, 10.5.).

10.4.   ¿Cómo se espía?

De acuerdo con las informaciones de las autoridades de contraespionaje y los jefes de seguridad de las grandes empresas, en el espionaje económico se emplean todos los métodos e instrumentos acreditados en los servicios de inteligencia (véase el Capítulo 2, 2.4.). Las empresas tienen unas estructuras más abiertas que los organismos militares y los servicios de inteligencia o los órganos gubernamentales. El espionaje económico supone, por consiguiente, riesgos adicionales:

- la captación de empleados es sencilla, porque las posibilidades en la seguridad de las empresas no es comparable a la de las autoridades de contraespionaje;
- la movilidad laboral hace que en el ordenador portátil se lleve información importante. El robo de ordenadores portátiles o la copia secreta del disco duro tras el acceso ilegal a la habitación del hotel forman parte del sistema estándar del espionaje industrial;
- el acceso a las redes informáticas es más sencillo que en las instituciones estatales con mayor sentido de la seguridad, porque precisamente en las pequeñas y medianas empresas están menos desarrollados los mecanismos y la conciencia de la seguridad;
- las escuchas sobre el terreno (véase el Capítulo 3, 3.2.) son más sencillas por los mismos motivos.

La evaluación de las informaciones recopiladas permite deducir que el espionaje económico se realiza fundamentalmente sobre el terreno o en un lugar de trabajo móvil, pues, salvo raras excepciones (véase más adelante el Capítulo 10.10.6.), la información deseada no se consigue mediante la interceptación de las redes internacionales de telecomunicaciones.

10.5.   Espionaje económico realizado por los Estados

10.5.1.   Espionaje económico estratégico por parte de los servicios de inteligencia

Tras el final de la guerra fría se liberaron capacidades de los servicios de inteligencia que ahora se emplean más que antes en otros ámbitos. Los EE.UU. indican de manera inequívoca que una parte de las actividades de sus servicios de inteligencia se basa en la industria. Entre otras actividades realizan, por ejemplo, la vigilancia de la aplicación de las sanciones económicas y la vigilancia del cumplimiento de las normas para el suministro de armas y de los llamados productos de doble uso, de las tendencias en los mercados de materias primas y del desarrollo de los mercados financieros internacionales. Según ha sabido el ponente, no son los servicios de los EE.UU. los únicos que actúan en este ámbito y tampoco hay excesivas críticas al respecto.

10.5.2.   Servicios de inteligencia como agentes de espionaje competitivo

Se formulan críticas cuando los servicios estatales de inteligencia se emplean inadecuadamente para conseguir que las empresas de su territorio estatal obtengan ventajas en la competencia internacional mediante espionaje. A este respecto, es preciso diferenciar dos aspectos(211).

10.5.2.1.   Estados de alta tecnología

Los Estados industriales muy desarrollados pueden beneficiarse plenamente del espionaje industrial. Mediante el estudio del grado de desarrollo de un sector pueden ponerse en marcha medidas extraeconómicas y acciones políticas subvencionadas que hacen que la propia industria sea más competitiva o se puedan ahorrar subvenciones. Otro aspecto central lo constituye la obtención de detalles en el caso de licitaciones con un gran valor contractual (véase más adelante el Capítulo 10,10.6.).

10.5.2.2.   Estados menos avanzados tecnológicamente

Una parte de estos Estados se esfuerza por obtener conocimientos técnicos para superar el atraso de la propia industria o reducir los costes de desarrollo y los cánones por licencia. Además, se trata también de obtener muestras y técnicas de producción para ser más competitivos en el mercado mundial con productos copiados y más baratos (menores salarios). Está demostrado que los servicios rusos han recibido tal encargo. La Ley federal nº 5 de la Federación de Rusia sobre las actividades de los servicios de inteligencia en el extranjero cita expresamente la obtención de informaciones económicas y científico-tecnológicas como tarea de los servicios de inteligencia.

Para otros Estados (por ejemplo, Irán, Iraq, Siria, Libia, Corea del Norte, India y Pakistán), se trata sobre todo de obtener informaciones para sus programas nacionales de defensa, en particular en el ámbito nuclear y en el ámbito de las armas químicas y biológicas. Otro aspecto de la actividad de los servicios de estos Estados es crear empresas fantasma que compren productos de doble uso de manera poco sospechosa.

10.6.   ¿Es adecuado ECHELON para el espionaje industrial?

Con el control estratégico del tráfico internacional de telecomunicaciones únicamente pueden obtenerse informaciones importantes para el espionaje competitivo por casualidad. De hecho, las informaciones sensibles de las empresas se encuentran, sobre todo, en las propias empresas, por lo que el espionaje competitivo, en primera línea, tiene por objetivo obtener informaciones mediante empleados o personas infiltradas o introducirse en las redes informáticas internas. Únicamente cuando las informaciones sensibles se transmiten al exterior mediante redes fijas o radiodifusión (satélite), puede emplearse un sistema de interceptación de las comunicaciones para el espionaje competitivo. Esto ocurre sistemáticamente en los siguientes tres casos:

- en empresas que trabajan en tres zonas horarias, por lo que los resultados provisionales se envían de Europa a América y, a continuación, a Asia;
- en el caso de las videoconferencias en consorcios multinacionales, que se realizan mediante V-Sat o cable;
- cuando se negocian sobre el terreno contratos importantes (por ejemplo, construcción de instalaciones, mejora de la infraestructura de telecomunicaciones, construcción de nuevo cuño de sistemas de transporte, etc.) y desde ahí deben mantenerse contactos con la central de la empresa.

Cuando las empresas no protegen su comunicación en estos casos, la interceptación de dichas comunicaciones facilita datos valiosos al espionaje industrial.

10.7.   Casos publicados

Hay algunos casos de espionaje económico o competitivo que se han publicado en la prensa pública o en la literatura especializada. Una parte de dichas fuentes se ha evaluado y se ha resumido en el siguiente cuadro. Se indica brevemente quién ha intervenido, cuándo se ha producido el caso, de qué se trataba, cuál era el objetivo y qué consecuencias tuvo.

Es curioso que, en parte, se informe de manera muy distinta sobre un mismo caso. Por ejemplo, véase el caso Enercon, en el que se describe como “agresor” a la NSA o al Ministerio de Economía de los EE.UU. o al fotógrafo competidor.

Caso

Quién

Cuándo

Qué

Cómo

Objetivo

Consecuencias

Fuente

Air France

DGSE

Hasta 1994

Conversación de ejecutivos viajeros

En las cabinas de 1ª clase de Air France se descubrieron chinches - la empresa se disculpó públicamente

Obtención de informaciones

Se desconocen

„Wirtschaftsspionage: Was macht eigentlich die Konkurrenz?“ von Arno Schütze, 1/98

Airbus

NSA

1994

Informaciones sobre negociaciones económicas entre Airbus y una línea aérea de Arabia Saudita

Interceptación de fax y teléfono entre los interlocutores

Transmisión de la información al competidor estadounidense Boeing y Mc Donnell Douglas

Los americanos celebran un contrato de 6 000 millones de dólares

„Antennen gedreht“, Wirtschaftswoche Nr.46 / 9. noviembre de 2000

Airbus

NSA

1994

Contrato superior a 6 000 millones de dólares con Arabia Saudí

Descubrimiento de soborno del consorcio europeo Airbus

Interceptación de fax y teléfono entre el consorcio europeo Airbus y la línea aérea saudí/Gobierno mediante comunicación por satélite

Descubrimiento de soborno

Mc Donnel Douglas, el competidor americano de Airbus, consigue el contrato

Duncan Campbell en STOA 1999, vol. 2/5, citando el Baltimore Sun, America's fortress of Spies, de Scott Shane y Tom Bowmann, 3.12.1995, y el Washington Post, French Recent US Coups in New Espionnage, de William Drozdiak

BASF

Distribuidor

Se desconoce

Descripción del procedimiento para la producción de la materia prima de la crema cutánea de la empresa BASF (sección de cosmética)

Se desconoce

Se desconoce

Ninguna, porque se descubrió

„Nicht gerade zimperlich“, Wirtschaftswoche Nr.43 / 16. Octubre de 1992

Ministerio Federal de Economía de Alemania

CIA

1997

Informaciones sobre productos de alta tecnología en el Ministerio Federal de Economía

Empleo de agentes

Obtención de información

El agente es descubierto y expulsado al ser detectado

„Wirtschaftsspionage: Was macht eigentlich die Konkurrenz?“ von Arno Schütze, 1/98

Ministerio Federal de Economía de Alemania

CIA

1997

Trasfondo del proceso Mykonos de Berlín, créditos Hermes con respecto a las exportaciones a Irán, listado de las empresas alemanas que exportan productos de alta tecnología a Irán

Agente de la CIA camuflado como embajador de los EE.UU. celebra conversaciones amistosas con el jefe del departamento del Ministerio Federal de Economía competente para el ámbito árabe (en particular, Irán)

Obtención de información

Se desconoce.

El funcionario se dirige a los servicios de seguridad alemanes, que indican a las autoridades estadounidenses que la operación de la CIA no es deseable. A continuación, el agente de la CIA es retirado

„Wirtschaftsspionage. Die gewerbliche Wirtschaft im Visier fremder Nachrichtendienste“, Landesamt für Verfassungsschutz Baden-Württemberg, Stuttgart, Situación a: 1998

Dasa

Russischer NDs

1996 – 1999

Venta y transmisión de documentación sobre tecnología de defensa de una empresa muniquesa de tecnología militar (según SZ / 30.05.2000: Rüstungskonzern Dasa in Ottobrunn)

2 delegados alemanes

Obtención de información sobre misiles, sistemas de armamento (tanques y defensa antiaérea)

SZ / 30.05.2000:

“ (...) Traición bajo el punto de vista militar “no particularmente grave”. Lo mismo es aplicable a los daños económicos, constató el Tribunal.”

„Anmerkungen zur Sicherheitslage der deutschen Wirtschaft“, ASW; Bonn, 2001

„Haftstrafe wegen Spionage für Russland“, SZ / 30 de mayo de 2000

Embargo

BND

Hacia 1990

Nuevo embargo sobre las exportaciones de las tecnologías protegidas a Libia (entre otros, por Siemens)

Interceptación de las telecomunicaciones

Descubrimiento de una transferencia ilegal de armas y tecnología

Sin consecuencias particulares, no se impidieron los suministros

"Maulwürfe in Nadelstreifen", Andreas Förster, p. 110

Caso

Quién

Cuándo

Qué

Cómo

Objetivo

Consecuencias

Fuente

Enercon

Especialista en tecnología eólica de Oldemburgo, empleada de Kenetech

No se conoce

Generador de energía eólica de la empresa Enercon de Auricher

No se conoce

No se conoce

No se conoce

„Anmerkungen zur Sicherheitslage der deutschen Wirtschaft“, ASW; Bonn, abril de 2001

Enercon

NSA

No se conoce

Molino de viento para la obtención de electricidad, desarrollado por el ingeniero de Frisia oriental Aloys Wobben

No se conoce

Transmisión de los detalles técnicos de Wobbens a la empresa de los Estados Unidos

La empresa estadounidense solicita la patente del molino de viento de Wobben (violación del derecho de patentes)

„Aktenkrieger“, SZ, 29. marzo de 2001

Enercon

Empresa estadounidense Kenetech Windpower

1994

Importantes detalles de la instalación de alta tecnología eólica (Desde los interruptores hasta las platinas)

Fotografías

Procedimiento de patente con éxito en los EE.UU.

Enercon GmbH proyecta tener acceso al mercado americano del hielo

„Sicherheit muss künftig zur Chefsache werden“, HB / 29. Agosto de 1996

Enercon

Ingeniero W de Oldenburgo y empresa estadounidense Kenetech

Marzo 1994

Generador eólico del Tipo E-40 de Enercon

El ingeniero W. facilita informaciones, empleada de Kenetech fotografía la instalación más los detalles electrónicos

Kenetech: realiza indagaciones sobre violación de la patente por parte de Enercon por

obtención ilegal de información sobre secretos de empresa;

según un empleado de NSA mediante ECHELON se transmitió a Kenetech información detallada sobre Enercon

No se conoce

„Klettern für die Konkurrenz“, SZ 13 de octubre de 2000

Enercon

Kenetech Windpower

Antes de 1996

Instalaciones para la producción de energía eólica de Enercon

Ingenieros de Kenetech fotografían la instalación

Réplica de la instalación en Kenetech

Enercon obtiene satisfacción; se acusa a los espías; pérdidas previstas: varios millones de marcos

„Wirtschaftsspionage: Was macht eigentlich die Konkurrenz?“ von Arno Schütze, 1/98

Ministerio de Comercio del Japón

CIA

1996

Negociaciones sobre la cuota de importación para coches norteamericanos del mercado japonés

Piratería informática en sistemas informáticos del Ministerio japonés de Comercio

El negociador norteamericano Mickey Kantor debe aceptar la oferta más barata

Kantor acepta la oferta más barata

„Wirtschaftsspionage: Was macht eigentlich die Konkurrenz?“ von Arno Schütze, 1/98

Coches japoneses

Gobierno de los EE.UU.

1995

Negociaciones sobre la importación de coches japoneses de lujo;

Información sobre las normas de emisión de los coches japoneses

COMINT, no se describe exactamente

Obtención de informaciones

No se conoce

Duncan Campbell en STOA 2/5 de 1999, citando el Financial Post, el Canadá, 28.2.1998

Caso

Quién

Cuándo

Qué

Cómo

Objetivo

Consecuencias

Fuente

López

NSA

No se conoce

Videoconferencia de VW y López

Escuchas desde Bad Aibling

Transmisión de la información a General Motors y Opel

Mediante las escuchas la fiscalía tenía "informaciones muy detalladas" para su investigación

Capitán E. Schmidt-Eenboom, del Ej. Federal, en „Wenn Freunde spionieren“ http://www.zdf.msnbc.de/news/54637.asp?cp1=1 www.zdf.msnbc.de/news/54637.asp?cp1=1

López

López y tres de sus colaboradores

1992 - 1993

Documentos y datos de los ámbitos de investigación, planificación, construcción y adquisiciones (documentación para la fábrica en España, datos sobre el coste de diferentes series de modelos, estudios de proyectos, estrategias de compra y ahorro)

Recopilación de material

Empleo de la documentación de General Motors por VW

Acuerdo extrajudicial. López dimite en 1996 como ejecutivo de VW. Paga 100 millones de dólares a GM/Opel (al parecer, costes de abogados) y adquiere durante 7 años piezas de repuesto por un importe superior a 1000 millones de dólares

„Wirtschaftsspionage. Die gewerbliche Wirtschaft im Visier fremder Nachrichtendienste“, Landesamt für Verfassungsschutz Baden-Württemberg, Stuttgart, Situación a: 1998

López

NSA

1993

Videoconferencia entre José Ignacio López y el jefe de VW Ferdinand Piëch

Grabación de la videoconferencia y transmisión a General Motors (GM)

Protección de los secretos de empresa de la GM estadounidense, que López deseaba facilitar a VW (listas de precios, planes secretos sobre una nueva fábrica de coches y nuevos utilitarios)

López es descubierto, el procedimiento judicial se detiene en 1998 mediante el pago de multas.

No se sabe nada con respecto a la NSA

„Antennen gedreht“, Wirtschaftswoche Nr.46 / 9 de noviembre de 2000

„Abgehört“, Berliner Zeitung, 22 de enero de 1996

„Die Affäre López ist beendet“, Wirtschaftsspiegel, 28 de julio de 1998

„Wirtschaftsspionage: Was macht eigentlich die Konkurrenz?“ von Arno Schütze, 1/98

Los Álamos

Israel

1988

Dos empleados del programa de investigación atómica de Israel logran entrar en el ordenador central del laboratorio de armas atómicas de Los Álamos

Piratería electrónica

Obtención de información sobre nuevos detonadores de armas atómicas de los EE.UU.

Ninguna consecuencia especial, ya que los piratas informáticos huyen a Israel, uno es detenido allí provisionalmente, oficialmente no se habla de ninguna relación oficial con los servicios secretos de Israel

"Maulwürfe in Nadelstreifen", Andreas Förster, p. 137

Contra-bando

BND

Años 70

Contrabando de instalaciones informáticas a la RDA

Se desconoce

Descubrimiento de la transferencia de tecnología al bloque del Este

Sin consecuencias, no se impiden los suministros

"Maulwürfe in Nadelstreifen", Andreas Förster, p. 113

Caso

Quién

Cuándo

Qué

Cómo

Objetivo

Consecuencias

Fuente

TGV

DGSE

1993

Evaluación de costes de Siemens

Contrato para suministro de trenes de alta velocidad a Corea del Sur

Se desconoce

Oferta más barata

El fabricante del ICE pierde el contrato en favor de Alcatel - Alsthom

„Wirtschaftsspionage: Was macht eigentlich die Konkurrenz?“ von Arno Schütze, 1/98

TGV

Se desconoce

1993

Evaluación de costes de AEG y Siemens sobre una licitación pública en Corea del Sur para el suministro de trenes de alta velocidad

Siemens indica que sus comunicaciones telefónicas y de fax han sido interceptadas en su sucursal en Seúl

Ventaja negociadora del competidor británico - francés GEC Alsthom

El cliente opta por GEC Alsthom, aunque la oferta alemana era en principio mejor

„Abgehört“, Berliner Zeitung, 22 de enero de 1996

Thomson-Alcatel contra Raytheon

CIA/NSA

1994

Concesión de un contrato multimillonario brasileño para la vigilancia por satélite del Amazonas a la empresa Thompson-Alcatel (1 400 millones de dólares)

Interceptación de las telecomunicaciones del ganador de la licitación (Thompson-Alcatel, FR)

Descubrimiento de corrupción (pago de sobornos)

Clinton se queja ante el Gobierno brasileño; debido a las presiones del Gobierno de los EE.UU. se concede el contrato a la empresa estadounidense "Raytheon"

"Maulwürfe in Nadelstreifen", Andreas Förster, p. 91

Thomson-Alcatel contra Raytheon

Ministerio de Economía de los EE.UU "se ha esforzado"

1994

Negociaciones sobre un proyecto millonario para la vigilancia por radar del bosque tropical brasileño

Se desconoce

Obtención del contrato

Los consorcios franceses Thompson, CSF y Alcatel pierden en favor de la empresa estadounidense Raytheon el contrato

„Antennen gedreht“, Wirtschaftswoche Nr.46 / 9. noviembre de 2000

Thomson-Alcatel contra Raytheon

NSA

Departamento de Comercio

Negociaciones sobre un proyecto multimillonario (1 400 millones de dólares) para la vigilancia del Amazonas (SIVA)

Descubrimiento de sobornos del grupo brasileño de selección

Comentario de Campbell: Raytheon mejora la estación de escuchas en Sugar Grove

Escuchas de las negociaciones entre Thompson y CSF y Brasil y transmisión de los resultados a Raytheon Corp.

Descubrimiento de sobornos

Celebración del contrato

Raytheon obtiene el contrato

Duncan Campbell en STOA 1999, vol. 2/5 citando el New York Times, How Washington Inc makes a Sale, de Daid Sange, 19.2.1995 y

http://www:rayethon:com/sivam/contract:html

Thyssen

BP

1990

Contrato millonario para la estación de gas y petróleo en el Mar del Norte

Interceptación del fax del ganador de la licitación (Thyssen)

Descubrimiento de corrupción

BP demanda a Thyssen para el pago de una compensación

"Maulwürfe in Nadelstreifen", Andreas Förster, p. 92

VW

Se desconoce

"en pasa- dos años"

Se desconoce

Cámara de infrarrojos enterrada en montículo de tierra y que transmite imágenes por radio

Obtención de información sobre nuevos descubrimientos

VW admite pérdidas por importe de tres cifras

„Sicherheit muss künftig zur Chefsache werden“, HB / 29. agosto de 1996

VW

Desconocido

1996

Tramo de pruebas en Ehra-Lessien de VW

Cámara oculta

Informaciones sobre nuevos modelos de VW

Se desconoce

„Auf Schritt und Tritt“ Wirtschaftswoche Nr. 25, 11 de junio de 1998

10.8.   Protección contra el espionaje electrónico

10.8.1.   Protección jurídica

En los ordenamientos jurídicos de todos los Estados industriales, el robo de secretos de empresa es ilegal. Como en todos los demás casos del Derecho penal, también el nivel de protección nacional resulta muy diferente. En líneas generales, puede afirmarse que la pena prevista es claramente inferior a la de los casos de espionaje en el contexto de la seguridad militar. En numerosas ocasiones, el espionaje competitivo sólo se prohibe cuando se trata de empresas nacionales, pero no cuando se espía a empresas extrajeras. Este es también el caso de los Estados Unidos de América.

Las leyes pertinentes prohíben, en principio, únicamente las actividades de espionaje de las empresas industriales entre sí. Es cuestionable si limitan también la actividad de todos los servicios de inteligencia, ya que éstos, en virtud de las leyes por las que han sido creados, tienen derecho a robar informaciones.

Se plantea un caso límite cuando los servicios de inteligencia facilitan a las empresas las informaciones obtenidas mediante espionaje. Normalmente, esto ya no se ajustaría a las leyes que conceden competencias especiales a los servicios de inteligencia. En particular, en el caso de la UE, esto supondría una violación del Tratado CEE.

Además, en la práctica, solicitar el amparo jurídico de los tribunales resultaría muy difícil para las empresas. Las escuchas no dejan huellas y no dejan pruebas admisibles en los tribunales.

10.8.2.   Obstáculos particulares para el espionaje económico

Los Estados aceptan el hecho de que los servicios de inteligencia para obtener información estratégica general también actúen en el ámbito de la economía. Tal "acuerdo entre caballeros", sin embargo, se viola considerablemente en el espionaje competitivo en favor de la propia industria. Si se lograse demostrar que un Estado ha actuado de tal manera, éste se vería enfrentado a graves problemas políticos. Éste sería el caso de una potencia mundial como los EE.UU., cuyo deseo de conseguir una dirección política global se vería espectacularmente perjudicado. Las potencias medianas podrían permitirse ser descubiertas; una potencia mundial, no.

Al margen de los problemas políticos se plantean también cuestiones prácticas, como, por ejemplo, a qué empresa particular deberían facilitársele los resultados del espionaje competitivo. En el ámbito de la construcción aeronáutica la respuesta es sencilla, porque aquí a escala mundial únicamente hay dos grandes competidores. En todos los demás casos, donde existen diferentes empresas que no son de control estatal, es muy difícil favorecer a una en concreto. En el caso de la transmisión de información detallada sobre las ofertas de competidores a empresas particulares en el contexto de licitaciones públicas internacionales, sería posible facilitar las informaciones obtenidas por espionaje a todos los competidores del propio país. Así se hace, en particular, cuando la estructura de apoyo del Gobierno sea accesible de la misma forma a todos los competidores nacionales, según ocurre en los EE.UU. con el llamado Centro de Interlocución. En el caso del robo de tecnología que conduce obligatoriamente al registro de una patente, lógicamente ya no sería posible dar el mismo trato a todas las empresas.

Esto supondría, en particular, un grave problema en el sistema político estadounidense. Los políticos estadounidenses dependen en gran medida de las donaciones de la industria en sus circunscripciones electorales para financiar sus campañas electorales. En caso de que se favoreciera obviamente a ciertas empresas mediante los servicios de inteligencia, se producirían grandes alteraciones en el sistema político. Así lo formuló el ex director de la CIA, Woolsey, en una conversación con representantes de la comisión: "En tal caso, el Capitolio (es decir, el Congreso de los EE.UU.) se volvería loco" ¡Al que tiene razón hay que dársela!

10.9.   Los EE.UU. y la economía después de la Guerra Fría

Desde 1990, el Gobierno de los EE.UU. ha equiparado cada vez más la seguridad económica y la seguridad nacional. En el informe anual de la Casa Blanca "National Security Strategy"(212) se hace hincapié repetidamente en que la seguridad económica es parte integrante no sólo de los intereses nacionales sino también de la seguridad nacional.

Este hecho tiene varias causas. Básicamente, concurrían tres factores:

- el interés de los servicios de inteligencia en que su misión sobreviviera a la Guerra Fría;
- el simple reconocimiento por parte del Departamento de Estado de los EE.UU. de que, después de la Guerra Fría, el liderazgo de los EE.UU. en el mundo debería basarse no sólo en el dominio militar sino también en el dominio económico;
- el interés político nacional del Presidente Clinton de reforzar la economía americana y crear puestos de trabajo.

Esta asociación de intereses de la Administración de los EE.UU. tuvo repercusiones prácticas.

En consecuencia, desde 1992, el FBI ha concentrado sus actividades de contraespionaje en el espionaje económico y, en 1994, creó el "Economic Counterintelligence Program" (Programa de contrainteligencia económica). Según Freeh, Director del FBI, en una intervención ante el Parlamento, se trata de un programa defensivo, que tiene por objeto ayudar a evitar que el robo de información debilite la competitividad de la economía estadounidense.

Consecuentemente, por lo menos desde el punto de vista estadounidense, el Gobierno moviliza a la CIA y, posteriormente, a la NSA para evitar, mediante sobornos, las distorsiones de la competencia. El antiguo Director de la CIA, James Woolsey, lo explicó clara e inequívocamente en una conferencia de prensa ofrecida por él, el 7 de marzo de 2000, a petición del Departamento de Estado de los EE.UU.(213)

Consecuentemente, el Departamento de Comercio estadounidense ha unido tanto sus actividades de fomento de las exportaciones que una empresa estadounidense que quiere exportar sólo tendrá que tratar con un único interlocutor en dicho Departamento. Se combinan de forma activa y pasiva todas las posibilidades del Gobierno (más detalles en el Capítulo 10, 19.9.4).

10.9.1.   Reto para el Gobierno de los EE.UU.: Espionaje económico a empresas estadounidenses

Las actividades de espionaje contra la economía estadounidense no son algo infrecuente ni nuevo. Tanto los EE.UU. como otros importantes Estados industrializados han sido durante decenios objeto de espionaje económico. Pero durante la Guerra Fría, la obtención de información económica y tecnológica fue una actividad adicional con respecto al espionaje clásico. Tras el final de la Guerra Fría, el espionaje económico se ha convertido en un objetivo propio(214).

En 1996, el Director del FBI, Louis J. Freeh, explicó detalladamente ante el Congreso que la economía estadounidense era objeto de espionaje económico por parte de los servicios de inteligencia de otros Estados. El Sr. Freeh afirmó literalmente que en consecuencia, Gobiernos extranjeros, con una serie de medios, colocan en el punto de mira a personas, empresas e industrias, y al propio Gobierno de los EE.UU., a fin de robar tecnologías, datos e informaciones críticos o de apropiarse indebidamente de ellos para obtener ventajas competitivas para sus industrias(215). Pero el robo de información por parte de estadounidenses aumenta en la misma medida. A continuación vamos a resumir las ulteriores explicaciones del Sr. Freeh ante el Congreso estadounidense. El ponente lamenta que el Gobierno de los EE.UU. no permitiera a una delegación de esta comisión mantener una conversación con el FBI sobre estas cuestiones, ya que ello hubiera permitido actualizar la información. El ponente parte a continuación de la base de que, en opinión del Gobierno de los EE.UU., la audiencia, en 1996, ante la Cámara de Representantes refleja la situación actual de amenaza de la economía estadounidense por el espionaje económico y, por lo tanto, hace referencia a esta fuente.

10.9.1.1.    Los actores

En la época en que se celebró la audiencia, el FBI investigaba por espionaje económico a los EE.UU. a personas u organizaciones de 23 Estados. Algunos adversarios ideológicos o militares de los EE.UU. continuaron simplemente las actividades que realizaban durante la Guerra Fría(216). Por el contrario, otros Gobiernos realizan espionaje económico y tecnológico a pesar de que son aliados militares y políticos de los EE.UU. desde hace mucho tiempo. Con frecuencia se valen para ello de su acceso, más fácil, a la información estadounidense. Algunos han desarrollado una infraestructura propia para aprovechar las informaciones sobre alta tecnología y utilizarlas en su competencia con empresas estadounidenses. No se mencionan países concretos, aunque se hacen alusiones a Rusia, Israel y Francia(217).

10.9.1.2.   Los objetivos del espionaje económico

Los objetivos del espionaje económico indicados por el FBI no se diferencian de las explicaciones que figuran en el Capítulo 10, 10.1.1. pero se mencionan como objetivos prioritarios la alta tecnología y la industria de defensa. Es interesante que además se citen como objetivos que el espionaje económico persigue de forma agresiva información sobre ofertas, contratos e información estratégica en estos ámbitos(218).

10.9.1.3.   Métodos

El FBI estableció en el marco del Programa de Contraespionaje Económico de métodos de espionaje. En la mayoría de los casos se utiliza una combinación de métodos y, sólo muy raramente, un único método. Por experiencia, para el FBI, como en general en un contexto no estadounidense (véase el Capítulo 10, 10.3. y 10.4.), la mejor fuente es una persona situada en una empresa o en una organización. En la audiencia, el FBI informó sobre la utilización de personas para realizar actividades de espionaje, pero, sorprendentemente, no informó sobre métodos electrónicos.

10.9.2.   La actitud del Gobierno de los EE.UU. sobre el espionaje económico activo

En una conferencia de prensa(219) y en una conversación con miembros de esta comisión, el antiguo Director de la CIA, Woolsey, describió brevemente las actividades de escucha de los servicios secretos estadounidenses:

1.   Los EE.UU. interceptan las telecomunicaciones internacionales para obtener información general sobre las tendencias económicas, el suministro de productos de doble uso y el cumplimiento de los embargos.

2.   Los EE.UU. interceptan focalizadamente las comunicaciones de empresas particulares en el contexto de licitaciones a fin de impedir distorsiones del mercado mediante soborno en perjuicio de empresas de los Estados Unidos. Pero, aunque se le preguntó por ello, Woolsey no citó ejemplos concretos.

El soborno empresarial está prohibido por la ley en los EE.UU. y los auditores están obligados a comunicarlo cuando lo descubren. En caso de que la interceptación de las comunicaciones descubriera el soborno en licitaciones públicas, el embajador de los Estados Unidos intervendría ante el gobierno del país de que se tratase. Las empresas estadounidenses que también intervinieran en la licitación, por el contrario, no serían informadas directamente. Woolsey excluyó categóricamente el espionaje de la competencia.

El 12 de abril de 2000, en una audiencia ante la Comisión de Control de los Servicios Secretos de la Cámara de los Representantes, el Director en ejercicio de la CIA, George J. Tenet, se pronunció en el mismo sentido(220). No es política ni práctica de los EE.UU. realizar espionaje a fin de proporcionar a las empresas estadounidenses una ventaja desleal. En la misma audiencia, Tenet afirmó además que en el caso de que obtuvieran informaciones sobre sobornos las transmitirían a otras autoridades gubernamentales a fin de que éstas pudieran ayudar a empresas estadounidenses(221). A una pregunta del diputado Gibbons, Tenet reconoció que el espionaje a la competencia no está prohibido legalmente, pero que él no considera necesario prohibirlo ya que los servicios de inteligencia no realizarían nunca esa actividad.

En la conversación con el presidente de la Comisión de Control de los Servicios Secretos de la Cámara de Representantes, Porter Gross, éste describía de forma similar las actividades de interceptación.

10.9.3.   Situación jurídica en caso de corrupción de agentes públicos(222)

La corrupción destinada a obtener contratos no es un fenómeno europeo, sino mundial. Según el índice de sobornadores (BIP) publicado en 1999 por Transparency International, en que se clasifica a los 19 principaless países exportadores en función de su inclinación a ofrecer sobornos, Alemania y los Estados Unidos comparten el noveno puesto. En el caso de Suecia, Austria, los Países Bajos, el Reino Unido y Bélgica se constató que la práctica del soborno era menor. Solamente España, Francia e Italia estaban situadas en puestos superiores(223).

La justificación estadounidense para el espionaje económico se basa en la referencia a las prácticas de corrupción por parte de empresas europeas. Esto es dudoso, y no sólo porque comportamientos erróneos específicos no pueden constituir una justificación para el espionaje a gran escala. Por el contrario, esta aplicación del derecho del más fuerte sólo sería tolerable en un marco no reglamentado jurídicamente.

En Europa se actúa jurídicamente con la misma vehemencia que en los EE.UU. contra la corrupción. Estos intereses coincidentes condujeron en 1997 a la aprobación del Convenio de la OCDE de Lucha contra la Corrupción de Agentes Públicos Extranjeros en las Transacciones Internacionales(224). El Convenio obliga a los Estados signatarios a penalizar la corrupción de agentes públicos extranjeros y comprende, además de la descripción del delito, disposiciones relativas a transacciones, jurisdicción y aplicación.

El Convenio, que entró en vigor el 15 de febrero de 1999, ha sido transpuesto y ratificado por todos los Estados miembros de la UE, con excepción de Irlanda. Los EE.UU. han traspuesto el Convenio al adaptar su Foreign Corrupt Practices Act (FCPA) (Ley sobre Prácticas Corruptivas Extranjeras) de 1977, por la que las empresas deben llevar una contabilidad y se prohíbe la corrupción de agentes públicos extranjeros, por medio de la International Anti-Bribery and Fair Competition Act de 1998(225). Ni en los EE.UU. ni en los Estados miembros de la UE son deducibles como gastos de empresa los fondos destinados a corromper agentes públicos extranjeros(226).

Mientras que el Convenio de la OCDE sólo tiene por objeto la lucha contra la corrupción de agentes públicos extranjeros, en 1999, en el Consejo de Europa se aprobaron otros dos Convenios que aún no han entrado en vigor. El Convenio de Derecho Penal sobre la Corrupción(227) incluye también la corrupción en el sector privado. Ha sido ratificado por todos los Estados miembros de la UE, incluida España, y también por los EE.UU., pero hasta ahora sólo ha sido ratificado por Dinamarca.

El Convenio de Derecho Civil sobre Corrupción(228) contempla disposiciones en el ámbito de la responsabilidad y de las indemnizaciones, en particular la nulidad de contratos y de cláusulas contractuales cuando obliguen al pago de sobornos. Ha sido firmado por todos los Estados de la UE, incluidos los Países Bajos, Portugal y España. Los EE.UU. no lo han firmado.

También en el marco de la UE se han adoptado dos actos cuyo objeto es la lucha contra la corrupción: el Convenio sobre la corrupción de funcionarios y la acción común sobre la corrupción en el sector privado.

El Convenio relativo a la lucha contra los actos de corrupción en los que están implicados funcionarios de las Comunidades Europeas o de los Estados miembros de la UE(229) tiene por objeto asegurar en toda la UE la punibilidad de la corrupción pasiva y activa de los funcionarios. Los Estados miembros se comprometen a penalizar la corrupción activa o pasiva de un funcionario, con independencia de que se trate de un funcionario propio, un funcionario de otro Estado miembro o un funcionario de la UE.

Mediante la Acción común sobre la corrupción en el sector privado(230) se asegura que se penalice la corrupción pasiva y activa de las empresas. La Acción común prevé acciones penales no sólo para las personas físicas sino también para las personas jurídicas. No obstante, el ámbito de aplicación de la Acción común es más limitado que el del Convenio relativo a la Lucha contra los Actos de Corrupción en los que estén implicados Funcionarios por el hecho de que sólo obliga a los Estados miembros a sancionar delitos que, por lo menos en parte, hayan sido cometidos en su territorio. Por el contrario, corresponde a los Estados miembros decidir sobre la extensión de la punibilidad a los actos cometidos en el extranjero por sus ciudadanos o en favor de personas jurídicas nacionales. Alemania y Austria penalizan los delitos de corrupción cometidos en el extranjero si también son punibles en el lugar donde se ha cometido el delito.

10.9.4.    La función del Centro de Interlocución en el fomento de las exportaciones estadounidenses

En 1993, el Presidente Clinton creó, mediante el Executive Order (decreto-ley) 12870 el denominado Trade Promotion Coordinating Committee (TPCC) (Comité de coordinación del fomento de las exportaciones)(231). Este Comité tiene como finalidad coordinar el desarrollo de la política de fomento del comercio del Gobierno de los EE.UU. y desarrollar una estrategia al respecto. Con arreglo al mencionado Executive Order, a dicho Comité pertenece también un representante del Consejo de Seguridad Nacional (NSC)(232). El NSC establece la política de seguridad nacional de los EE.UU. tanto por lo que respecta a cuestiones de política nacional, política exterior y cuestiones militares como a los servicios de inteligencia. Los puntos principales del cometido del NSC se modifican con arreglo a los puntos principales fijados por el Presidente. El 21 de enero de 1993, el Presidente Clinton amplió el NSC mediante el PDD2 y al mismo tiempo dio más importancia a las cuestiones económicas en la elaboración de la política de seguridad. Al NSC pertenecen, entre otros, el Presidente, el Vicepresidente, el titular del Departamento de Estado y el Secretario de Estado del Departamento de Defensa. El Director de la CIA es miembro consultivo.

10.9.4.1.   El cometido del Centro de Interlocución

El Centro de Interlocución del Departamento de Comercio de los EE.UU. es el núcleo de la estrategia nacional de exportación practicada por el Presidente Clinton y posteriormente por Bush. Es el punto de intersección del TPCC con la economía estadounidense. El Centro, fundado en 1993, ha ayudado desde entonces, con arreglo a sus propias ideas, a cientos de empresas estadounidenses a obtener contratos públicos en el extranjero.

El Centro de Interlocución ayuda a las empresas estadounidenses(233):

-   coordinando los recursos del Gobierno de los EE.UU., desde los distintos expertos en materia financiera, reglamentaria, nacional y sectorial, pasando por la red mundial de funcionarios comerciales, hasta la Casa Blanca;

-   luchando por igualar el terreno de juego y fomentar una competencia abierta en el ámbito de las licitaciones internacionales - desde proyectos de infraestructura por miles y miles de millones de dólares hasta el contrato estratégico para una pequeña empresa;

-   realizando transacciones comerciales en nombre de las empresas estadounidenses, desde el principio hasta el final, mediante un apoyo activo;

-   apoyando el empleo estadounidense y fomentando las exportaciones estadounidenses gracias al éxito de las empresas de los EE.UU. que obtienen licitaciones de proyectos y contratos en el extranjero;

-   ayudando a las empresas estadounidenses cuyas negociaciones se han estancado como consecuencia de la inactividad de Gobiernos extranjeros o de formalidades burocráticas.

10.9.4.2.   El funcionamiento del Centro(234)

En el Centro trabajan únicamente el Director y una pequeña plantilla de doce personas (situación a 6.2.2001). Los ámbitos de trabajo de los gerentes de los proyectos son: Rusia y los Nuevos Estados Independientes; África, Asia Oriental y el Pacífico; el Próximo Oriente y África Septentrional; Asia Meridional - Bangladesh, India, el Pakistán, Sri Lanka; Europa y Turquía; China, Hong Kong y Taiwán; el Canadá, el Caribe y América Latina; la industria aeronáutica a nivel mundial, la industria automovilística y de defensa, así como a nivel mundial las telecomunicaciones, las tecnologías de la información y la industria informática.

El Centro es el principal mediador de las empresas con las diferentes autoridades de la Administración de los EE.UU. que se ocupan de promover la exportación. Trabaja de manera no discriminatoria para las empresas, apoya, sin embargo de acuerdo con unos claros principios únicamente proyectos de interés nacional para los EE.UU. Por consiguiente, los productos suministrados deben proceder, en, como mínimo, un 50% de su valor, de los EE.UU..

10.9.4.3.   Participación de la CIA en el trabajo del TPCC

Duncan Campbell presentó a los miembros de la comisión algunos documentos desclasificados que demuestran la participación de la CIA en el trabajo del Centro de Interlocución. Contienen actas del mencionado Comité sobre una reunión del Indonesia Working Group (Grupo de trabajo sobre Indonesia) de julio y agosto de 1994(235). En dicho Grupo, que debe elaborar una estrategia comercial para Indonesia, participan varios colaboradores de la CIA, cuyos nombres se mencionan en las actas.

Además, de las actas se deduce que uno de los colaboradores de la CIA define como uno de los objetivos del Grupo determinar los competidores principales y mantener esta información como información básica(236).

10.9.4.4.   Cuestiones abiertas en el contexto del Centro

El Gobierno norteamericano no ha permitido que se celebre la conversación prevista entre miembros de la comisión y del Centro, y que había sido autorizada por éste. Por consiguiente, cosa que lamenta el ponente, no pudieron examinarse dos cuestiones que plantean dudas.

a)   la comisión posee documentos (véase el Capítulo 10, 10.4.3.) que demuestran la participación de la CIA en las actividades del TPCC;

b)   el Centro de Interlocución afirma en el folleto informativo (anteriormente mencionado) por él elaborado que reúne los recursos de 19 agencias gubernamentales de los EE.UU. En otro lugar del mencionado folleto se citan, expresamente, únicamente 18 agencias. Se plantea la cuestión de por qué no se cita públicamente el nombre de la decimonovena agencia.

El ponente entiende que la anulación de la conversación acordada con el Centro de Interlocución significa que en él tienen lugar actividades sobre las que el Gobierno estadounidense no desea hablar.

10.10.   La seguridad de las redes informáticas

10.10.1.   La importancia del presente Capítulo

Como se explica en el Capítulo 10, 10.4, hoy, en el espionaje económico, además de la utilización de espías, el segundo mejor método consiste en la irrupción en las redes informáticas o en el robo de ordenadores portátiles. Las explicaciones que se ofrecen en el presente Capítulo no tienen una relación directa con un sistema de interceptación de las comunicaciones internacionales organizado a nivel mundial. Pero desde el punto de vista del objetivo de la comisión, en el capítulo sobre espionaje económico no se puede renunciar a describir brevemente una de las herramientas más poderosas. Esto es muy útil para evaluar la importancia de un sistema de interceptación de las comunicaciones internacionales en relación con el espionaje económico.

10.10.2.   El riesgo de la utilización de las modernas tecnologías de la información en las empresas

Hace ya mucho tiempo que el moderno procesamiento de datos electrónico ha hecho su entrada en la economía. La totalidad de datos se archiva en soportes de memoria. Los datos archivados en los ordenadores se han convertido entre tanto en uno de los principales factores de los conocimientos técnicos empresariales. El paso de la sociedad industria a la sociedad de la información abre muchas oportunidades pero, con respecto a la seguridad, conlleva importantes riesgos(237).

10.10.2.1.   Aumenta el riesgo

El incremento de los riesgos se puede describir brevemente.(238) Cada vez hay más empresas interconectadas, y cada vez hay más información concentrada en un punto, que resulta fácilmente copiable si se irrumpe en la red. Al mismo tiempo, se descentralizan otras partes sensibles de información con lo cual se dificulta su acceso para un sistema de gestión central de la seguridad. La movilidad de las personas responsables de la toma de decisiones, que llevan consigo en sus ordenadores portátiles, información sensible, crea riesgos adicionales. La contratación externa de servicios induce, también en el ámbito de las tecnologías de la información, a la deslocalización de las actividades de mantenimiento, lo que, desde el punto de vista de la seguridad, no debería hacerse. La importancia de la seguridad de las empresas en la jerarquía de las empresas, junto con la falta de conocimientos de los responsables de la toma de decisiones en materia de seguridad, da lugar a que se tomen decisiones erróneas.

10.10.2.2.   Algunos riesgos en detalle

Concentración de la información en soportes de datos compactos

Actualmente, los secretos de empresa están depositados en soportes de datos comprimidos que, físicamente, ocupan muy poco espacio. De esta forma se pueden sacar de una empresa, en un disco duro intercambiable del tamaño de una cajetilla de cigarrillos, por ejemplo, todos los planes de una obra nueva o aspirarlos electrónicamente en muy poco tiempo y sin dejar huellas introduciéndose en la red informática.

Descentralización de la información confidencial

En la época de los ordenadores centrales era fácil organizar el control del acceso a la información confidencial porque sólo había que supervisar un ordenador. Hoy, en la red, el usuario dispone en su lugar de trabajo de importantes capacidades informáticas. Esto constituye, naturalmente, para el usuario una importante ventaja, pero desde el punto de vista de la seguridad es un desastre.

Simplificación de la copia de información

En la era de los planos dibujados a mano y de las máquinas de escribir mecánicas era muy difícil copiar gran cantidad de documentación sin ser descubierto. Hoy, en la era electrónica, es fácil. Se puede copiar gran cantidad de información digitalizada de forma sencilla, rápida y sin dejar huellas. Con frecuencia, la obtención del material deseado se puede limitar a una única intervención, con lo que desciende considerablemente la posibilidad de ser descubierto.

Movilidad de los responsables de la toma de decisiones

Los responsables de la toma de decisiones de las empresas llevan consigo, en sus ordenadores portátiles, a menudo sin que sean suficientemente conscientes de ello, información de importancia estratégica sobre sus empresas. La rápida realización de una copia del disco duro en un "control aduanero" o durante el registro de la habitación del hotel brinda numerosas posibilidades a los servicios de inteligencia. O, simplemente, se roba el notebook. Por lo demás, habida cuenta de la descentralización, es difícil introducir los contenidos de los discos duros de los ordenadores portátiles de los responsables de la toma de decisiones de las empresas en el sistema de gestión central de la seguridad.

Contratación externa de los servicios de mantenimiento

Es posible que la filosofía de la contratación externa dé lugar a una reducción de los gastos de las empresas. En el ámbito de las tecnologías de la información y del mantenimiento de las instalaciones telefónicas permite que técnicos ajenos a la empresa tengan acceso a prácticamente todas las informaciones. No se puede hacer nunca suficiente hincapié en los riesgos que ello conlleva.

Administración inadecuada de las redes

Además de los fallos de seguridad en los soportes lógicos, que los piratas informáticos descubren continuamente, el mayor peligro resulta de los administradores de las redes, que no son conscientes de los riesgos. La configuración básica de Windows NT permite descubrir, a través de la red, prácticamente toda la información necesaria para un ataque con éxito(239). Si no se modifican la configuración ni las contraseñas estándar es fácil acceder a la red. Otro fallo bastante extendido consiste en que se dedica mucho esfuerzo a la seguridad del cortafuego pero, en cambio, la red está mal protegida frente a un ataque desde el interior(240).

10.10.3.   Frecuencia de los ataques a las redes

El número de irrupciones informáticas en Internet aumenta cada año(241). En 1989 se notificaron al Computer Emergency Response Team (CERT) (Equipo de respuesta ante emergencias informáticas), una organización fundada en 1988 en los EE.UU. para garantizar la seguridad en Internet, 132 casos. En 1994 fueron ya 2.241 y en 1996 la cifra aumentó a 2.573, y la cifra de casos desconocidos es muy elevada. Esta tesis se basa en un experimento a gran escala realizado por el Departamento de Defensa estadounidense en sus propios ordenadores. Se intentó sistemáticamente entrar desde el exterior en 8.932 servidores y grandes ordenadores. Los intentos tuvieron éxito en 7.860 casos, sólo 390 fueron descubiertos y únicamente 19 casos fueron notificados. Se hace una diferenciación entre ataques y accidentes de seguridad. Un ataque es un intento único de obtener acceso no autorizado a un sistema. Un accidente de seguridad consiste en una serie de ataques relacionados. Unos estudios a largo plazo del Pentágono y de universidades estadounidenses, cuyos resultados se extrapolaron a todo Internet, parten de la base de una cifra total de 20.000 accidentes de seguridad y 2 millones de ataques en Internet al año.

10.10.4.    Autores y métodos

Los servicios de inteligencia extranjeros que atacan los sistemas de las tecnologías de la información pretenden obtener la información contenida en ellos de la forma más desapercibida posible. Se pueden distinguir en principio tres grupos de autores y tres modi operandi diferentes.

Autores internos con amplio derecho de acceso

Para realizar su actividad de espionaje, un espía contratado o introducido clandestinamente en el administrador de un sistema o en el administrador de la seguridad de un centro informático sólo necesita valerse ampliamente de las competencias que se le han concedido oficialmente para robar prácticamente todos los conocimientos técnicos de su empleador. Esto mismo es válido para un ingeniero jefe de desarrollo que dispone de acceso ilimitado a todas las bases de datos técnicos de una empresa.

La eficacia de esos espías es máxima. Pero en caso de que se produzcan sospechas, está expuesto a un elevado riesgo ya que las investigaciones se concentrarán inmediatamente en el pequeño círculo de personas que tienen acceso ilimitado a la información. Además, el hecho de que un espía reciba una amplia autorización de acceso no se puede planificar ni controlar y es sólo cuestión de suerte.

Autores internos con autorización de acceso limitada

Un espía que trabaja dentro de una empresa tiene una clara ventaja con respecto al pirata informático que ataca desde el exterior: sólo tiene que superar la seguridad de la red y no un cortafuegos. Desde un puesto de trabajo específico, y con los correspondientes conocimientos, se puede descubrir la arquitectura de la red y con las técnicas que utilizan los piratas informáticos desde el exterior, así como con otras técnicas que se pueden aplicar desde dentro, se pueden obtener importantes informaciones(242). A ello se añade que el espía puede comunicarse con otros empleados de la empresa sin levantar sospechas y que es posible aplicar la "ingeniería social" para obtener contraseñas.

La eficacia de esos espías puede ser elevada, pero no tan calculable como en el primer caso. El riesgo de ser descubierto es menor, en particular en las redes cuyo administrador presta menos atención al peligro de un ataque desde el interior. Es mucho más fácil introducir clandestinamente a un espía formado técnicamente para introducirse en las redes informáticas (becarios, investigadores visitantes, etc.).

10.10.5.   Ataque de un pirata informático desde el exterior

Es conocido y está bien documentado el hecho de que los piratas informáticos se introducen continuamente desde el exterior en las redes informáticas. Entre tanto, los servicios de inteligencia están formando también especialistas para introducirse en las redes informáticas. La eficacia del ataque de un pirata informático no es previsible ni planificable; depende en gran medida de cómo esté organizada la defensa y de si, por ejemplo, la red del departamento de investigación está unida físicamente a Internet. Aunque se descubra el ataque en sí, el riesgo para el espía profesional es nulo, dado que el ataque no debe realizarse in situ.

10.11.   La infravaloración de los riesgos

10.11.1.   La conciencia del riesgo en la economía

La conciencia del riesgo con respecto al espionaje económico aún no está muy afianzada en la economía. Esto se manifiesta también en el hecho de que los responsables de la seguridad pertenecen con frecuencia al cuadro de directivos medios y no forman parte de la dirección de la empresa. Pero la seguridad cuesta dinero y, con frecuencia, los miembros de la Dirección no se ocupan de las cuestiones relativas a la seguridad hasta que es demasiado tarde.

No obstante, las grandes empresas tienen siempre sus propios departamentos de seguridad y también los correspondientes expertos en el ámbito de las tecnologías de la información. Por el contrario, sólo en rarisimos casos las pequeñas y medianas empresas disponen de expertos en seguridad y, con frecuencia, se dan por satisfechas con que simplemente funcione el procesamiento de datos. Pero estas empresas también pueden ser objeto de espionaje económico porque, en parte, son muy innovadoras. Además, debido a su vinculación con el proceso de producción, los proveedores medios constituyen adecuadas bases de operaciones para atacar a las grandes empresas.

10.11.2.   La conciencia del riesgo en el ámbito científico

Por lo general, los investigadores sólo se interesan por su ámbito de especialización. Por esta razón, a veces constituyen una presa fácil para los servicios de inteligencia. El ponente ha comprobado con sorpresa que incluso estos institutos de investigación, muy orientados a la práctica, se comunican entre ellos, sin clave, a través del correo electrónico y de la red científica. Esto es un grave descuido.

10.11.3.   La conciencia del riesgo en las Instituciones comunitarias

10.11.3.1.    Banco Central Europeo

Las informaciones sobre la preparación de decisiones del Banco Central Europeo podrían tener un gran valor para los servicios de inteligencia. Que, además, los mercados tuvieran un gran interés al respecto es absolutamente comprensible. En una reunión no oficial, la comisión ha escuchado también a representantes del Banco Central Europeo sobre las disposiciones de la seguridad destinadas a proteger la información. Tras ello, el ponente ha llegado a la conclusión de que existe conciencia del riesgo y de que, en la medida de lo posible, se establece una seguridad. Pero también dispone de informaciones(243), según las cuales en algunos Bancos Centrales nacionales no hay una gran conciencia del riesgo.

10.11.3.2.   Consejo de la Unión Europea

Antes del nombramiento del Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad, el Consejo concentraba fundamentalmente la confidencialidad en ocultar a la opinión pública y al Parlamento Europeo el desarrollo del proceso de toma de decisiones y el comportamiento de los Gobiernos de los Estados miembros. No hubiera resistido nunca una operación de escucha realizada de forma profesional(244). El mantenimiento técnico de las cabinas de los intérpretes lo realiza, al parecer, una empresa israelí. El Consejo ha adoptado ahora medidas de seguridad del mismo nivel que las de la OTAN(245).

10.11.3.3.   Parlamento Europeo

Hasta ahora, el Parlamento Europeo no ha trabajado nunca con documentación clasificada y, por lo tanto, no tiene experiencia ni cultura de seguridad en el ámbito de la confidencialidad. Esta necesidad no se planteará hasta el futuro, cuando el Parlamento obtenga acceso a documentos clasificados. Por otra parte, a una representación del pueblo, que debe ser lo más transparente posible, le está prohibido llevar a cabo una política general de confidencialidad. Pero, aunque sólo sea en beneficio de la protección de informadores y peticionarios, en caso de necesidad, debería poder planificarse, la correspondencia por correo electrónico entre los despachos de los diputados. Hasta ahora, esto no es posible.

10.11.3.4.   Comisión Europea

En la Comisión Europea hay Direcciones Generales, en las que, debido al tipo de información que en ellas se trata, no hay ninguna necesidad de protección o de confidencialidad. Por el contrario, en todos los ámbitos relacionados con la legislación debería imperar una transparencia absoluta. El Parlamento Europeo debe estar atento a fin de que, en estos ámbitos, no se encubra aún más de lo que ya ocurre hasta ahora, de forma innecesaria, con normativas ajenas relativas a la confidencialidad, la influencia de empresas interesadas en las propuestas legislativas.

Pero en la Comisión también hay ámbitos en los que se maneja información sensible. Además de Euratom, se trata, en particular, de los ámbitos de las relaciones exteriores, el comercio exterior y la competencia. Teniendo en cuenta las informaciones obtenidas por la comisión, en una reunión no oficial, de las Direcciones Generales interesadas y, ante todo, teniendo en cuenta otras informaciones de que dispone el ponente, es sumamente dudoso que exista conciencia del riesgo con relación al espionaje y al trato profesional de la cuestión de seguridad en la Comisión Europea. Pero naturalmente, en un informe accesible al público no podemos exponer los fallos de seguridad. No obstante, el ponente considera urgentemente necesario que el Parlamento Europeo se interese rápidamente y de forma adecuada por esta cuestión.

Hoy se puede afirmar ya que los sistemas de descodificación, mediante los cuales la Comisión se comunica con algunas secciones de sus Oficinas Exteriores, están anticuados. Esto no significa que el nivel de seguridad sea inadecuado. Los instrumentos que se utilizan en la actualidad ya no se fabrican y aproximadamente la mitad de las Oficinas Exteriores están dotadas de sistemas de codificación. Es necesario introducir rápidamente un nuevo sistema que trabaje sobre la base de un correo electrónico codificado.

11.   Autoprotección mediante la criptografía

11.1.   Objetivo y funcionamiento de la encriptación

11.1.1.   Objetivo de la encriptación

Toda transmisión de información conlleva el riesgo de que caiga en manos de personas no autorizadas. En este caso, si se quiere evitar que terceros accedan a su contenido, hay que adoptar medidas para que el mensaje sea ilegible o imposible de interceptar, es decir, hay que cifrarlo. Por esta razón, las técnicas de criptografía se utilizan desde tiempo inmemorial en los ámbitos militar y diplomático.(246)

En los últimos 20 años el cifrado ha adquirido cada vez mayor importancia, ya que el porcentaje de comunicaciones dirigidas al extranjero, donde el país desde el que se envían ya no está en condiciones de proteger el secreto de la correspondencia ni de las telecomunicaciones, es cada vez mayor. Asimismo, el incremento de las posibilidades técnicas de las que disponen los Estados para interceptar/grabar legalmente las comunicaciones ha generado una mayor necesidad de protección de parte de los ciudadanos que están preocupados. Además, el interés cada vez mayor que demuestran los delincuentes por acceder ilegalmente a la información y por falsificarla ha dado pie a medidas de protección (por ejemplo, en el sector bancario).

La invención de las comunicaciones eléctricas y electrónicas (telégrafo, teléfono, radio, télex, fax e Internet) ha simplificado enormemente la transmisión de mensajes y la hecho más rápida, sin comparación. El inconveniente de todo esto es que no hay ningún tipo de protección técnica contra la interceptación/grabación y que cualquier persona que tenga el equipo adecuado puede interceptar las comunicaciones con la condición de que pueda acceder al medio de transmisión de estas comunicaciones. La interceptación, si se realiza profesionalmente, no deja ningún o prácticamente ningún rastro. En este contexto, la interceptación ha adquirido una nueva dimensión. El sector bancario fue el primero que recurrió de modo sistemático al cifrado para proteger las comunicaciones a que dio lugar la automatización de las transacciones monetarias. Como consecuencia de la internacionalización cada vez mayor de la economía, este sector también ha recurrido, al menos parcialmente, a la criptografía para proteger las comunicaciones. La introducción a gran escala de comunicaciones completamente desprotegidas en Internet incrementó la necesidad que tienen las personas de proteger sus comunicaciones contra las posibles interceptaciones.

En el marco del presente informe se plantea la cuestión de saber si existen métodos de protección criptográfica de las comunicaciones que sean económicos, legales, suficientemente seguros y de utilización sencilla y que garanticen la protección contra las interceptaciones.

11.1.2.   Funcionamiento de la encriptación

El principio del cifrado consiste en codificar un texto claro para producir un texto secreto que no tenga ningún sentido o que tenga un sentido diferente. No obstante, las personas que conocen el sistema pueden devolverlo a su versión original. El cifrado convierte una secuencia de letras con sentido en una serie de letras sin sentido que nadie entiende, excepto los que conocen la clave.

Esto se hace aplicando un método concreto (algoritmo criptográfico) que se basa en la sustitución (transposición) y/o el intercambio de letras (sustitución). En la actualidad, el método de encriptación (el algoritmo) no se mantiene en secreto, sino todo lo contrario: recientemente se publicó una licitación a nivel mundial relativa a una nueva norma mundial de encriptación aplicable a la economía, así como en relación con la adopción de un algoritmo concreto de encriptación en forma de soporte informático físico (hardware) para aparatos (por ejemplo, un fax criptográfico).

El verdadero secreto es la llamada clave. La mejor manera de explicar la situación es recurriendo a un ejemplo de un ámbito próximo: por regla general, el funcionamiento de las cerraduras de las puertas es de todos conocido, sobre todo porque está patentado. Las distintas puertas están protegidas porque para un tipo determinado de cerraduras pueden existir numerosas llaves distintas. La encriptación de la información funciona igual: un método conocido de encriptación (algoritmo) permite mantener el secreto de un número importante de comunicaciones mediante distintas claves que los usuarios mantienen en secreto.

Para explicar los conceptos recogidos anteriormente recurriremos al ejemplo del llamado "cifrado de César". César, el general romano, codificaba los mensajes modificando cada letra por la que le seguía en tercer lugar en el alfabeto, es decir, "A" se convertía en "D", "B" en "E", etc. Así, la palabra ECHELON se convertía en HFKHORQ. En este caso, el algoritmo de cifrado consistía en la sustitución de letras dentro del alfabeto, y la clave concreta era su sustitución por la letra que le seguía en tercer lugar en el alfabeto. Tanto la codificación como la descodificación se realizaban del siguiente modo: la modificación de las letras por las que les seguían en tercer lugar. Se trataba de un sistema simétrico. En la actualidad, la protección que brindaría este sistema no superaría el segundo.

Un buen método criptográfico puede ser de dominio perfectamente público y, sin embargo, considerarse seguro. Para ello es necesario, no obstante, que la cantidad de claves posibles sea tan elevada que sea imposible intentarlas todas en un plazo razonable, incluso si se utiliza un ordenador (el llamado "ataque con la fuerza bruta" o "brute force attack"). Por otra parte, la existencia de un número elevado de claves no es garantía de seguridad criptográfica si el método de codificación da como resultado un texto codificado que incluye claves para su descodificación (por ejemplo, la frecuencia de determinadas letras).(247) Teniendo en cuenta estos dos aspectos, el cifrado de César no es seguro. Como consecuencia de la distinta frecuencia con que se utilizan las letras en una lengua, su simple sustitución permite encontrar fácilmente la clave teniendo en cuanta que sólo hay 25 combinaciones posibles, es decir, 25 claves, ya que el alfabeto cuenta únicamente con 26 letras. En este caso, el enemigo puede encontrar la clave y descifrar el texto muy rápidamente.

A continuación, trataremos la cuestión relativa a las características que debe presentar un sistema seguro.

11.2.   La seguridad de los sistemas de encriptación

11.2.1.   Consideraciones de tipo general con respecto al concepto de seguridad de la encriptación

Al pedir que un sistema de cifrado sea "seguro" se pueden estar pidiendo dos cosas diferentes: por una parte, se puede estar pidiendo que sea totalmente seguro, es decir que no se pueda descifrar el mensaje si no se conoce la clave, y que esta imposibilidad se demuestre matemáticamente. Por otra parte, también podría ser suficiente con que la clave no pueda conocerse teniendo en cuenta la tecnología existente en la actualidad y que, de este modo, ofrezca garantías de seguridad durante un tiempo superior al período "crítico" en el que debe mantenerse el secreto del mensaje.

11.2.2.   Seguridad absoluta: one-time pad

El único sistema totalmente seguro en la actualidad es el "cuaderno de un solo uso" ("one-time pad"), que se desarrolló a finales de la Primera Guerra Mundial(248) y que posteriormente se utilizó también en la línea roja de fax entre Moscú y Washington. El sistema se basa en una clave formada por una secuencia totalmente aleatoria de letras no repetitiva. El remitente y el receptor codifican los mensajes con esta secuencia de letras y destruyen la clave después de haberla utilizado por primera vez. Como la clave no tiene ningún orden interno, ningún criptoanalista puede acceder a la clave, lo que incluso se puede demostrar en términos matemáticos.(249)

La desventaja que presenta este sistema es que no es fácil crear grandes cantidades de claves aleatorias de estas características(250) y que la distribución de las claves de modo seguro resulta difícil y poco práctica. Por ello, este sistema no se utiliza en las transacciones comerciales normales.

11.2.3.   Seguridad relativa teniendo en cuenta la tecnología existente

11.2.3.1.   La utilización de máquinas de codificación y descodificación

Ya antes de haberse inventado el one-time pad se habían desarrollado sistemas de cifrado que generaban un número elevado de claves y que creaban textos cifrados que presentaban la menor cantidad posible de regularidades en el texto, es decir, de elementos que permitieran analizar el sistema de cifrado. Para que estos sistemas estuviesen listos rápidamente para usar se desarrollaron máquinas de codificación y de descodificación. La más espectacular en su género fue ENIGMA,(251) utilizada por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Los numerosos especialistas en codificación que trabajaban en Bletchley Park en Inglaterra fueron capaces de descubrir el código de ENIGMA con la ayuda de máquinas especiales, las llamadas "bombas". Tanto ENIGMA como las "bombas" eran aparatos mecánicos.

11.2.3.2.   Utilización del ordenador en la criptografía

La invención del ordenador supuso una revolución para la criptografía, ya que sus posibilidades permiten la utilización de sistemas cada vez más complejos. Si bien no modificó los principios básicos del cifrado, sí trajo cambios. En primer lugar, el grado de complejidad posible de los sistemas de cifrado se multiplicó, ya que ya no estaban sujetos a las limitaciones que impone lo posible desde el punto de vista mecánico. En segundo lugar, la velocidad del proceso de cifrado aumentó considerablemente.

Los ordenadores procesan la información digitalmente mediante números binarios. Esto quiere decir que la información se traduce en una sucesión de signos "0" o "1". En términos físicos, "1" equivale a una corriente eléctrica o a una magnetización ("luz encendida"); "0", a la falta de corriente o de magnetización ("luz apagada"). En este contexto, se ha impuesto la norma ASCII,(252) en la que cada letra está representada por una combinación de siete cifras formada por ceros y unos.(253) Por lo tanto, los textos se presentan como secuencias de ceros y unos; es decir, en vez de letras se encriptan números.

Esta situación permite emplear los modos de transposición y de sustitución. Por ejemplo, la sustitución puede realizarse mediante la suma de una clave en forma de una serie de números. Según las reglas de las matemáticas binarias, la suma de dos cifras iguales es "0" (es decir, 0+0=0 y 1+1=0) y la de dos cifras distintas es igual a "1" (0+1=1). La nueva secuencia de cifras codificada resultado de la suma es, por consiguiente, una secuencia binaria, que puede procesarse digitalmente o que puede hacerse legible de nuevo si se extrae la clave añadida.

Los ordenadores permiten generar textos cifrados mediante el empleo de algoritmos de encriptación potentes que prácticamente no ofrecen ningún punto débil hacia el que dirigir el análisis criptográfico. Las posibilidades de desciframiento se reducen a intentar todas las claves posibles. Cuanto más larga sea la clave, mayores son las posibilidades de que fracase este método, aunque se utilicen ordenadores muy potentes todo el tiempo que sea necesario. Por consiguiente, existen procedimientos viables que se pueden considerar seguros teniendo en cuenta el estado actual de la técnica.

11.2.4.   Normalización y limitación consciente de la seguridad

Como consecuencia de la propagación de los ordenadores en los años 70, la normalización de los sistemas de codificación se convirtió en una necesidad cada vez mayor, ya que era la única forma que tenían las empresas para comunicarse con garantías de seguridad con sus interlocutores comerciales sin incurrir en costes desproporcionados. Los primeros pasos en este sentido se dieron en los EE.UU.

Los sistemas potentes de codificación también pueden ser utilizados para fines ilegales o por un enemigo militar potencial. También pueden dificultar o hacer imposible el espionaje electrónico. Por ello, la NSA insistió en que se escogiera un sistema de encriptación que ofreciese a las empresas un nivel suficiente de seguridad, pero que a ella le permitiese descifrar los contenidos gracias a la potencia de los equipos de que dispone. Así, la longitud de los códigos se limitó a 56 bits, lo que reduce el número de posibles códigos a 100 000 000 000 000 000.(254) El 23 de noviembre de 1976 se adoptó oficialmente la llamada "cifra de Lucifer", de Horst Feistel, en su versión de 56 bits, con el nombre de Data Encryption Standard (DES), que durante un cuarto de siglo fue la norma oficial de encriptación de los Estados Unidos.(255) En Europa y en Japón también se adoptó esta norma, sobre todo en el sector bancario. Contrariamente a lo que se ha publicado en distintos medios, el algoritmo DES no ha sido desentrañado, si bien en la actualidad hay equipos con la potencia suficiente como para probar todas las claves (método "brute force attack"). Por el contrario el "Triple DES", que utiliza una clave de 112 bits, sigue considerándose seguro. El sucesor de DES, el AES (Advanced Encryption Standard) es un método europeo(256) desarrollado bajo el nombre de Rijndael en Lovaina, Bélgica. Se trata de un sistema rápido que se considera seguro, ya que sus creadores han optado por no limitar la longitud de la clave, lo que responde a un cambio en la política de los EE.UU. en materia de criptografía.

Para las empresas, la normalización ha simplificado radicalmente el trabajo de cifrado. No obstante, sigue planteándose el problema de la distribución de las claves.

11.3.   El problema de la distribución y transmisión segura de las claves

11.3.1.   Encriptación asimétrica: el procedimiento de clave pública

Cuando un sistema funciona con una clave que sirve tanto para codificar como para descodificar (encriptación simétrica), resulta muy difícil poder utilizarla con un número elevado de interlocutores. La clave debe comunicarse a cada nuevo interlocutor previamente y de tal modo que no pueda conocerla ningún tercero. Desde el punto de vista práctico, esto no es fácil para las empresas; para los particulares sólo es posible en algunos casos concretos.

La encriptación asimétrica es una solución para este problema: para la encriptación y la desencriptación se utilizan claves diferentes. El mensaje se encripta con una clave (la llamada clave pública) que puede ser de dominio público. Este sistema sólo funciona en una dirección: con la clave pública ya no se puede descifrar el texto. Por ello, las personas que deseen recibir un mensaje cifrado también pueden enviar a su interlocutor su clave pública por una vía no segura para codificar el mensaje. Para descodificarlo se utiliza otra clave, la clave privada, que se mantiene en secreto y que no se envía.(257). Para entender este sistema, lo más sencillo es compararlo con un candado: cualquiera puede cerrarlo y, de este modo, cerrar con seguridad un baúl. Sin embargo, sólo puede abrirlo quien tiene la llave correcta.(258) Las claves pública y privada están interrelacionadas, pero la clave privada no puede deducirse de la clave pública.

Ron Rivest, Adi Shamir y Leonard Adleman descubrieron un sistema de encriptación asimétrica que lleva sus iniciales (el sistema RSA). El resultado de la multiplicación de dos números primos muy elevados se convierte en uno de los elementos de la clave pública sobre la base de una función unívoca (la llamada "puerta trampa"). Así es como se encripta el texto. La desencriptación sólo puede llevarla a cabo quien conozca los dos números primos utilizados. No obstante, no hay ningún procedimiento matemático que permita calcular, a partir de la multiplicación, los números primos utilizados. Hasta la fecha, la única forma de hacerlo es mediante pruebas sistemáticas. Por ello, teniendo en cuenta el estado de los conocimientos actuales, este sistema es seguro siempre que se escojan números primos suficientemente elevados. El único riesgo que se puede correr es que en un momento dado un matemático brillante pueda encontrar una vía más rápida para descomponer los factores. Hasta la fecha, no obstante, no se ha conseguido, a pesar de los esfuerzos desplegados en este sentido.(259) Son muchos los que consideran que el problema es irresoluble, aunque todavía no se han presentado pruebas concretas en este sentido.(260)

Si se compara con el procedimiento simétrico (por ejemplo, DES), la encriptación basada en una clave pública impone al ordenador una capacidad de procesamiento mucho mayor o la utilización de ordenadores rápidos de gran tamaño.

11.3.2.   Encriptación basada en un clave pública para los particulares

Para generalizar el acceso al sistema basado en la clave pública, Phil Zimmerman tuvo la idea de asociar este sistema, que implica numerosos cálculos, a un procedimiento simétrico más rápido. El mensaje se encripta mediante un procedimiento simétrico (el procedimiento IDEA desarrollado en Zürich) y, por su parte, la clave de la codificación simétrica se transmite simultáneamente por el sistema de la clave pública. Zimmermann desarrolló un programa fácil de usar llamado Pretty Good Privacy, que crea las claves necesarias al golpear una tecla (o el ratón) y efectúa la encriptación. El programa se puso en Internet, de donde puede tomarlo cualquier persona. En último término, la empresa estadounidense NAI compró el programa PGP, que de todas formas sigue estando gratuitamente a disposición de los particulares.(261) El código fuente de las anteriores versiones se hizo público, por lo que se puede partir de la base de que no se le añadieron "puertas falsas". Lamentablemente, el código fuente de la versión más reciente, la PGP 7, que se caracteriza por tener una presentación gráfica muy fácil de usar, no se han publicado.

En realidad, existe otra aplicación de la norma abierta PGP: GnuPG, que presenta los mismos sistemas de encriptación que PGP y que también es compatible con este sistema. No obstante, se trata de software gratuito, su código es conocido y cualquier persona puede utilizarlo y transmitirlo. El Ministerio Federal de Economía y Tecnología de Alemania ha impulsado la introducción de GnuPG en Windows y el desarrollo de una interfaz gráfica para esta aplicación. Hay que lamentar que esto todavía no se haya llevado totalmente a la práctica. Según informaciones recibidas por el ponente, se está trabajando en ello.

Hay que señalar, asimismo, que hay una serie de normas que compiten con OpenPGP, como S/MIME, que está apoyado por distintos programas de correo electrónico. El ponente no dispone de ningún tipo de información en relación con su posible oferta como aplicación gratuita.

11.3.3.   Procedimientos futuros

En el futuro, la criptografía cuántica podría abrir vías totalmente nuevas en relación con la transmisión segura de claves, ya que garantiza la detección de una interceptación durante la transmisión de una clave. Con respecto a la transmisión de fotones polarizados, la polarización no puede detectarse sin llevar a cabo una modificación. De ese modo, las interceptaciones pueden detectarse fácilmente. En ese caso sólo se utilizaría una clave que no pudiese interceptarse. En los ensayos se han llevado a cabo con éxito transmisiones a lo largo de 40 Km de cable de fibra óptica y en 500 m. en el aire.(262)

11.4.   La seguridad de los programas de encriptación

En el debate sobre la seguridad que realmente ofrece la encriptación siempre se ha criticado que los productos de los EE.UU. presenten "puertas falsas" ("backdoors"). Excel, por ejemplo, mereció titulares destacados en los medios de comunicación al afirmarse que en la versión europea la mitad de la clave aparece claramente en la cabecera del documento. La prensa centró su atención en Microsoft porque un pirata informático encontró escondida en el programa una clave de la NSA, lo que, por descontado, Microsoft desmintió categóricamente. Como Microsoft no reveló su código fuente, cualquier afirmación al respecto es mera especulación. En el caso de las versiones anteriores de PGP y de GnuPG, se puede excluir con toda seguridad la existencia de una "puerta falsa" de esta clase, ya que los autores han dado a conocer el código fuente.

11.5.   Encriptación en conflicto con intereses estatales

11.5.1.   Intentos de limitación de la encriptación

Son muchos los Estados que prohiben la utilización de software o de aparatos destinados a la encriptación; las únicas excepciones que la autorizan están sometidas a permisos. No se trata únicamente de Estados dictatoriales como, por ejemplo, China, Irán o Irak: también algunos Estados democráticos han limitado por ley la utilización o la venta de programas o instrumentos de encriptación. Si bien las comunicaciones deben estar protegidas frente al riesgo de que las lean personas no autorizadas, el Estado debe reservarse la posibilidad de interceptarlas legalmente, como siempre ha ocurrido. La pérdida de superioridad técnica por parte de las autoridades debe compensarse con prohibiciones. En este sentido, Francia ha prohibido totalmente hasta hace poco la utilización de la criptografía y la ha supeditado a autorizaciones especiales caso por caso. En Alemania también se registró hace unos años un debate sobre las limitaciones de la encriptación y la obligación de presentar una clave. Por el contrario, los EE.UU. limitaron en el pasado las dimensiones de las claves.

11.5.2.   La importancia de la encriptación segura para el comercio electrónico

Hoy por hoy, estos intentos deberían darse por definitivamente fracasados. Al interés del Estado en acceder a los sistemas de desencriptación y, por consiguiente, a textos claros se oponen no sólo el derecho a la intimidad, sino también intereses económicos importantes. El comercio electrónico y las transacciones bancarias electrónicas dependen de que las comunicaciones por Internet sean seguras. Si no se pueden garantizar unas comunicaciones seguras, estas técnicas están condenadas al fracaso, ya que los clientes perderán la confianza. Esta relación explica el cambio registrado en las políticas de los EE.UU. o de Francia en relación con la criptografía.

Cabe señalar que hay dos razones por las que para el comercio electrónico son necesarios sistemas de encriptación seguros: no sólo para cifrar mensajes, sino también para poder establecer sin ningún género de dudas la identidad del interlocutor comercial. La firma electrónica puede funcionar si se invierte el procedimiento de la clave pública: la clave privada se utiliza para la codificación y la pública para la descodificación. Esta forma de encriptación confirma la autenticidad de la firma. Usando la clave pública, cualquier persona puede convencer a otra de su autenticidad, pero no imitar la firma. La PGP también ofrece esta función, que es fácil de utilizar.

11.5.3.   Problemas para los viajantes de comercio

En algunos Estados, los viajantes de comercio no pueden utilizar en sus ordenadores portátiles programas de encriptación, lo que les impide proteger las comunicaciones con sus propias empresas y reduce la seguridad de los datos que llevan consigo frente a posibles ataques.

11.6.   Cuestiones prácticas con respecto a la encriptación

Para contestar a la pregunta de quién puede tener acceso a la encriptación y en qué circunstancias resulta oportuno hacer una diferenciación entre particulares y empresas. En lo que respecta a los particulares, hay que señalar claramente que no se pueden encriptar los mensajes de fax ni las conversaciones telefónicas mediante un teléfono o un aparato de telefax criptográfico, no sólo porque la compra de estos aparatos supone un desembolso relativamente importante, sino también porque su utilización presupone que el interlocutor también dispone de este equipo, lo que no es muy frecuente.

Por el contrario, cualquiera debería tener la posibilidad de proteger el correo electrónico encriptándolo. A la afirmación que se hace con frecuencia en el sentido de que las personas no tienen secretos y que, por lo tanto, no tienen necesidad de codificar sus mensajes, cabe responder que, por regla general, las informaciones escritas no se transmiten en tarjetas postales. Un correo electrónico sin encriptar puede compararse a una carta enviada sin sobre. La encriptación del correo electrónico es segura y relativamente sencilla. En Internet hay sistemas fáciles de usar como, por ejemplo, PGP/GnuPG, que están a disposición de los particulares de modo gratuito. No obstante, aún no están suficientemente expandidos. Sería de desear que las instancias públicas diesen ejemplo y recurriesen a la encriptación para desmitificarla.

En lo que se refiere a las empresas, habría que adoptar medidas para que las informaciones importantes sólo se transmitan por vías de comunicación seguras, lo que parece una obviedad, sobre todo en el caso de las grandes empresas, pero también, en particular, en el de las PYME, ya que frecuentemente transmiten por correo electrónico informaciones internas sin encriptar por no conocer adecuadamente este problema. En este contexto, cabe esperar que las organizaciones empresariales y las cámaras de comercio multipliquen sus esfuerzos para aumentar el grado de información al respecto. No cabe duda de que la encriptación del correo electrónico no es más que un aspecto relacionado con la seguridad entre otros muchos y que no tiene sentido si la información ya se ha transmitido a terceros antes de encriptarse. Esto quiere decir que hay que proteger todo el entorno de trabajo para garantizar la seguridad de los locales que se utilizan y que hay que establecer controles en relación con el acceso físico a las oficinas y a los ordenadores. Además, hay que impedir el acceso no autorizado a la información a través de la red mediante la creación de "cortafuegos". En este contexto, la interconexión entre la red interna (Intranet) e Internet presenta riesgos concretos. Si la seguridad se toma en serio, sólo deben utilizarse sistemas cuyo código sea público y se haya comprobado, ya que éste es el único modo de poder decir con seguridad lo que ocurre con los datos. Por consiguiente, las empresas tienen mucho que hacer en relación con la seguridad. En el mercado son ya muchas las empresas que ofrecen a precios razonables sus servicios en materia de asesoramiento sobre asuntos relacionados con la seguridad. La oferta de este tipo de servicios aumenta en la medida en que se incrementa la demanda. Asimismo, cabe esperar que las asociaciones empresariales y las cámaras de comercio aborden estos problemas, en particular para sensibilizar a las pequeñas empresas con respecto a la problemática en materia de seguridad y para ayudarlas a definir y a aplicar un marco mundial de protección.

12.   Las relaciones exteriores de la UE y la recogida de información por los servicios de inteligencia

12.1.   Introducción

La aprobación del Tratado de Maastricht en 1991 supuso el establecimiento de las bases de la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) como nuevo instrumento político de la Unión Europea. Seis años más tarde, el Tratado de Amsterdam consolidó la PESC y brindó la posibilidad de adoptar iniciativas comunes en el ámbito de la defensa en la Unión Europea, si bien mantenía las alianzas existentes. Basándose en el Tratado de Amsterdam y teniendo en cuenta las experiencias recogidas en Kosovo, el Consejo Europeo de Helsinki de diciembre de 1999 lanzó la Iniciativa europea se seguridad y defensa, cuyo objetivo es el establecimiento antes de que finalice el segundo semestre de 2001 de una fuerza multinacional compuesta por unos 50-60.000 soldados. Esta fuerza internacional desembocará inevitablemente en el establecimiento de una entidad autónoma en el ámbito de la información. Para ello, la simple integración de las estructuras existentes en la UEO no será suficiente. Asimismo, será inevitable reforzar la cooperación entre los servicios de inteligencia de los Estados miembros más allá de las formas de cooperación existentes en la actualidad.

No obstante, el desarrollo de la PESC no es el único elemento que conllevará una mayor integración de los servicios de inteligencia de la Unión: la integración económica dentro la Unión también hará necesaria una cooperación más intensa en el ámbito de la recogida de información por estos servicios. Una política económica europea común presupone una percepción común de la realidad económica existente fuera de la Unión Europea. El mantenimiento de una posición común en las negociaciones comerciales en el marco de la OMC o con respecto a terceros países implica la defensa común de la posición mantenida en las negociaciones. Unas empresas europeas fuertes necesitan una protección común frente al espionaje económico que se registra desde fuera de las fronteras de la Unión Europea.

Para terminar, hay que subrayar que la profundización del segundo pilar de la Unión y de las actividades de la Unión en el ámbito de los asuntos de interior y justicia debe implicar, también, una mayor cooperación entre los servicios de inteligencia. En concreto, la lucha conjunta contra el terrorismo, el tráfico ilícito de armas, el tráfico de personas y el blanqueo de dinero no pueden llevarse a cabo si los servicios de inteligencia no cooperan intensamente entre sí.

12.2.   Posibilidades de cooperación en la UE

12.2.1.   Cooperación existente en la actualidad(263)

Si bien hay una larga tradición en los distintos servicios de inteligencia de confiar únicamente en la información que recaban ellos mismos e, incluso, de desconfiar los unos de los otros, la cooperación entre estos servicios está aumentando gradualmente y se registran contactos frecuentes en el marco de la OTAN, de la UEO y de la Unión Europea. Si bien los servicios de inteligencia de la OTAN siguen dependiendo en gran medida de las contribuciones mucha más sofisticadas de los Estados Unidos, la creación del Centro de seguimiento de satélites de Torrejón (España) y de una sección de información en el cuartel general de la UEO han contribuido a que las acciones de Europa en este ámbito tengan mayor autonomía.

12.2.2.   Ventajas de una política común europea en el ámbito de la información

Además de los hechos que se están registrando en la actualidad, hay que subrayar que el establecimiento de una política común europea en el ámbito de la información tendría sus ventajas, que se recogen a continuación:

12.2.2.1.   Ventajas de orden práctico

En primer lugar, el volumen del material clasificado y no clasificado existente es demasiado elevado para poder ser recopilado, analizado y evaluado por una única agencia o mediante acuerdos bilaterales en Europa Occidental. Las actividades de los servicios de inteligencia van desde la defensa hasta las políticas económicas nacionales e internacionales de terceros países, pasando por el apoyo a la lucha contra la delincuencia organizada y el tráfico de estupefacientes. Incluso en el caso de que esta cooperación sólo se registrase al nivel más básico, por ejemplo en lo que se refiere a la recogida de información de acceso generalizado (OSINT), los resultados de este tipo de cooperación tendrían una gran importancia para las políticas de la Unión Europea.

12.2.2.2.   Ventajas de carácter financiero

En los últimos años, los presupuestos destinados a la recogida de datos por los servicios de inteligencia se han recortado y, en algunos casos, siguen recortándose. Paralelamente, la demanda de información ha ido en aumento. Estos presupuestos reducidos no sólo hacen que esta cooperación sea posible sino, también, que a largo plazo resulte ventajosa en términos financieros. En concreto, en lo que se refiere al establecimiento y el mantenimiento de las infraestructuras técnicas, las operaciones conjuntas resultan interesantes cuando hay escasez de recursos, así como cuando se evalúa la información recopilada. La profundización de la cooperación aumentará el grado de eficacia de la recogida de información por los servicios de inteligencia.

12.2.2.3.   Ventajas políticas

En principio, la información recogida se utiliza para que los gobiernos puedan adoptar decisiones en mejores condiciones y con más elementos de base. La profundización del grado de integración política y económica de la Unión Europea implica que la información estará accesible a nivel europeo, así como que se basará en más de una fuente.

12.2.3.   Conclusiones

Estas ventajas objetivas ilustran la importancia cada vez mayor que tiene la cooperación en la Unión Europea. En el pasado, los Estados-nación garantizaban, cada uno para sí, la seguridad exterior, el orden interno, la prosperidad nacional y la identidad cultural. Hoy por hoy, la Unión Europea está en vías de desempeñar en muchos ámbitos un papel que es, cuanto menos, complementario al de los Estados-nación. Es difícil pensar que los servicios de inteligencia se conviertan en el último y único ámbito al que no afecte la integración europea.

12.3.   La cooperación más allá de la Unión Europea

Desde la Segunda Guerra Mundial, la cooperación en el ámbito de la recogida de información no se ha llevado a cabo básicamente a nivel europeo sino, por el contrario, a nivel transatlántico. Ya se ha dicho anteriormente que el Reino Unido y los Estados Unidos establecieron unas relaciones muy estrechas en relación con la recogida de información. No obstante, en lo que se refiere a la recogida de información en materia de defensa en el marco de la OTAN y fuera de ella, los Estados Unidos han sido y siguen siendo la potencia dominante. Por consiguiente, la pregunta más importante es saber si el refuerzo de la cooperación europea en el ámbito de la recogida de información repercutirá negativamente sobre las relaciones con los Estados Unidos o si generará un fortalecimiento de estas relaciones. ¿Cómo se van a desarrollar las relaciones entre la UE y los EE.UU. durante el mandato de Bush? Y, en particular, ¿cómo se van a desarrollar en este ámbito las relaciones especiales que mantienen los EE.UU. y el Reino Unido? Algunos observadores consideran que la relación especial que mantienen el RU y los EE.UU. y la profundización de la PESC no tiene por que suponer contradicción alguna. Otros afirman que el tema de la recogida de información puede ser el que haga decidirse al Reino Unido por un destino europeo o transatlántico. Posiblemente, las estrechas relaciones que mantiene el Reino Unido con los EE.UU. (y con los demás países que participan en el Acuerdo UKUSA) plantee problemas a los demás Estados miembros de la UE en lo que se refiere a compartir información entre sí, ya que el Reino Unido podría tener menos interés en compartir información con sus socios europeos y sus socios de la UE podrían confiar menos en el Reino Unido. Además, si los EE.UU. llegan a la conclusión de que el Reino Unido ha establecido vínculos especiales con sus interlocutores de la UE y que forma parte de un acuerdo especial europeo podrían hacerse reacios a seguir compartiendo su información con el Reino Unido. Por consiguiente, la profundización de la cooperación en la UE en el ámbito de la información puede convertirse en una prueba importante para las ambiciones europeas del Reino Unido y para la capacidad de integración de la propia UE.

No obstante, en el contexto actual, es muy improbable que incluso avances muy rápidos en la cooperación entre los socios europeos puedan superar, a corto o medio plazo, la ventaja que tienen los EE.UU. desde el punto de vista tecnológico. La Unión Europea no estará en condiciones de crear una red sofisticada de satélites SIGNIT, de satélites de obtención de imágenes y de bases terrestres. A corto plazo, la Unión Europea no estará en condiciones de desarrollar la red altamente sofisticada de ordenadores necesaria para seleccionar y evaluar las informaciones recogidas. La Unión Europea no estará dispuesta a movilizar los recursos presupuestarios necesarios para convertirse en una verdadera alternativa a los esfuerzos que realizan los EE.UU. en este ámbito. Por consiguiente, y desde una perspectiva tecnológica y financiera, la Unión Europea estará interesada en mantener una relación estrecha con los EE.UU. en lo que se refiere a la recogida de información. Además, desde el punto de vista político, será muy importante mantener, y en aquellos casos en que sea posible, reforzar la relación con los Estados Unidos en particular en lo que se refiere a la lucha conjunta contra la delincuencia organizada, el terrorismo, el tráfico de estupefacientes y de armas, y el blanqueo de dinero. Son necesarias acciones comunes para apoyar esfuerzos comunes. Acciones comunes en materia de mantenimiento de la paz como las registradas en la antigua Yugoslavia suponen una mayor contribución europea en todas las esferas de actuación.

Por otra parte, el aumento de la concienciación europea al respecto debe ir acompañado de una mayor responsabilidad europea. La Unión Europea debe convertirse en un socio a partes iguales, no sólo en el ámbito económico sino también en el de la defensa y, por consiguiente, en el de la recogida de información. Por lo tanto, la existencia de una capacidad europea con mayor autonomía en el ámbito de la información no debe considerarse un debilitamiento de las relaciones transatlánticas sino que, por el contrario, debe contribuir a que la Unión Europea se convierta en un socio situado en el mismo plano y más competente. Además, la Unión Europea debe realizar un esfuerzo autónomo para proteger su economía y su industria contra las amenazas ilegales e indeseables como el espionaje económico, la delincuencia cibernética y los ataques terroristas. Por otra parte, es necesario un consenso transatlántico en el ámbito del espionaje industrial. La Unión Europea y los Estados Unidos deberían llegar a un acuerdo sobre una serie de normas en lo que se refiere a lo que se permite y lo que no se permite en esté ámbito. Para reforzar la cooperación transatlántica en relación con este aspecto debería adoptarse una iniciativa conjunta a nivel de la OMC para utilizar los mecanismos de esta organización con vistas a lograr un desarrollo económico justo en todo el mundo.

12.4.   Consideraciones finales

El punto más importante, es decir, la protección de la esfera privada de los ciudadanos europeos, sigue teniendo interés. No obstante, el desarrollo de una entidad común de la Unión Europea debe seguir considerándose necesario e inevitable. Debe mantenerse, y muy posiblemente, reforzarse la cooperación con los terceros países y, en particular, con los Estados Unidos, lo que no quiere decir que las actividades europeas en relación con la SIGINIT deban integrarse automáticamente en un sistema ECHELON independiente de la Unión Europea ni que la Unión Europea deba convertirse en un miembro activo del Acuerdo UKUSA. Sin embargo, hay que examinar en profundidad la posibilidad de establecer una verdadera responsabilidad europea en el ámbito de la recogida de información. La existencia de una entidad europea integrada en el ámbito de la información implica, además, un sistema europeo de control político sobre las actividades de estos organismos. Deberán adoptarse decisiones en relación con el modo de analizar la información y habrá que adoptar las decisiones políticas que se deriven del análisis. La falta de un sistema de control político y, por consiguiente, de conciencia y responsabilidad política en relación con el procedimiento de recogida de información sería perjudicial para el proceso de integración europea.

13.   Consideraciones finales y recomendaciones

13.1.   Conclusiones

Con respecto a la existencia de un sistema mundial de interceptación de las comunicaciones privadas y económicas (sistema de interceptación ECHELON)

No hay ninguna razón para seguir dudando de la existencia de un sistema de interceptación de las comunicaciones a nivel mundial en el que participan los EE.UU., el Reino Unido, el Canadá, Australia y Nueva Zelanda en el marco del Acuerdo UKUSA. Teniendo en cuenta indicios disponibles y numerosas declaraciones coincidentes procedentes de círculos muy diferentes, incluidas fuentes estadounidenses, se puede admitir que el nombre del sistema, o de partes del sistema, fue, por lo menos durante un tiempo, "ECHELON". Lo importante es que sirve para interceptar comunicaciones privadas y de carácter económico, pero no militares.

Los análisis han demostrado que, probablemente, las posibilidades técnicas de este sistema no son tan amplias como han supuesto algunos medios de comunicación. Con independencia de ello, resulta tranquilizador que muchos responsables de la Comunidad a los que ha oído esta comisión, en particular miembros de la Comisión, han afirmado que no conocían este sistema.

Con respecto a los límites del sistema de interceptación

El sistema de interceptación se basa, sobre todo, en la interceptación a escala mundial de las comunicaciones por satélite. No obstante, en las regiones con una densidad elevada de comunicaciones, el porcentaje de las comunicaciones realizadas por satélite es muy limitado, lo que implica que la mayor parte no puede interceptarse desde estaciones terrestres, sino mediante la interceptación de cables o por radio. No obstante, las investigaciones han demostrado que los Estados UKUSA sólo tienen acceso a un porcentaje muy escaso de las comunicaciones por cable y radio y que sólo pueden examinar una parte aún más limitada de las comunicaciones debido a la escasez de personal. Por muy numerosos que puedan ser los medios y capacidades disponibles para la interceptación de comunicaciones, el elevado número de éstas hace que, en la práctica, sea imposible realizar un control exhaustivo y en profundidad de todas las comunicaciones.

Con respecto a la existencia de otros sistemas de interceptación

Teniendo en cuenta que la interceptación de las comunicaciones es un medio de espionaje tradicional de los servicios de inteligencia, otros Estados también podrían utilizar un sistema similar si dispusiesen de los recursos financieros y de las condiciones geográficas adecuadas. Gracias a los territorios de ultramar de los que dispone, Francia sería, por lo menos en lo que se refiere a las condiciones geográficas, el único Estado miembro de la UE que podría establecer un sistema de interceptación mundial. Disponemos de indicios que permiten afirmar que Rusia también explota un sistema de estas características.

Con respecto a su compatibilidad con el Derecho de la UE

En relación con la compatibilidad de un sistema de las características del sistema ECHELON con el Derecho de la UE hay que hacer dos precisiones: si el sistema se utilizase exclusivamente para fines de información, no habría ningún tipo de contradicción con el Derecho de la UE en la medida en que el Tratado CE no aborda las cuestiones relacionadas con las actividades en el ámbito de la seguridad nacional sino que entran dentro del ámbito del Título V del TUE (PESC), si bien, hoy por hoy, no incluye ningún tipo de disposiciones en la materia, por lo que no plantea ningún problema. Por el contrario, si el sistema se utilizase de manera abusiva para espiar a la competencia, sería incompatible con el principio de lealtad que deben respetar los Estados miembros y con el concepto de un mercado común en el que la competencia es libre. La participación de un Estado miembro en un sistema de estas características sería incompatible con el Derecho comunitario. En su reunión de 30 de marzo de 2000, el Consejo dejó claro que no puede aceptar la creación o la existencia de un sistema de interceptación que no respecte los ordenamientos jurídicos de los Estados miembros y que constituya una violación de los principios fundamentales del respeto de la dignidad humana.

Con respecto a la compatibilidad con el principio fundamental del respeto a la vida privada (artículo 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales)

Toda interceptación de las comunicaciones supone una injerencia grave en la vida privada de la persona. El artículo 8 del Convenio al que se ha hecho referencia anteriormente, que garantiza el respeto a la vida privada, únicamente permite este tipo de injerencias cuando son necesarias para garantizar la seguridad nacional, en la medida en que estén previstas en el Derecho nacional y sean accesibles a todos. Asimismo, deben definirse las condiciones en las que las autoridades pueden adoptarlas. Estas injerencias deben ser proporcionadas, por lo que debe establecerse un equilibrio entre los intereses en juego, ya que no es suficiente que esta acción sea necesaria o deseable.

Un sistema de información que interceptase de forma continua e indiscriminada todos los mensajes constituiría una violación del principio de proporcionalidad y, por lo tanto, sería incompatible con este Convenio, como también lo sería si las disposiciones en las que se apoyase la interceptación de las comunicaciones no se basasen en un fundamento jurídico, si no fuesen accesibles a todos, o si se formulasen de tal modo que sus consecuencias sobre los particulares fuesen impredecibles. Teniendo en cuenta que las disposiciones en las que se basan las actividades de los servicios de inteligencia de los EE.UU. en el extranjero son secretas en su mayoría, el respeto del principio de proporcionalidad es, cuanto menos, dudoso. Se violarían los principios recogidos en este Convenio relativos al acceso al Derecho y a la previsión de sus repercusiones. Si bien los EE.UU. no son parte contratante de este Convenio, los Estados miembros deben actuar de conformidad con él. Asimismo, no pueden incumplir las obligaciones que de él se derivan aduciendo que permiten operar en su territorio a los servicios de inteligencia de otros Estados que están sometidos a unas disposiciones menos estrictas. De no ser así, el principio de la legalidad, basado en sus dos componentes, el acceso y su previsión, no sería eficaz y se socavaría el espíritu de la jurisprudencia de este Convenio.

Para que las actividades legales de los servicios de inteligencia sean compatibles con los derechos fundamentales es necesaria, además, la existencia de suficientes mecanismos de control para contrarrestar los peligros que conllevan las actividades secretas de determinados segmentos del aparato de la administración. Teniendo en cuenta que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha subrayado expresamente la importancia que revisten unos sistemas de control eficaces en el ámbito de las actividades de los servicios de inteligencia, resulta preocupante que algunos de los Estados miembros no dispongan de órganos de control parlamentario de los servicios de inteligencia.

Con respecto a la cuestión relativa al grado de protección de los ciudadanos de la UE con respecto a los servicios de inteligencia

Teniendo en cuenta que la protección de los ciudadanos de la UE depende de la situación jurídica en los distintos Estados miembros, y que esta es muy distinta en los diferentes Estados, ya que en algunos casos no hay ningún órgano de control parlamentario, es difícil poder hablar de la existencia de un grado de protección adecuado. Para los ciudadanos europeos es muy importante que sus Parlamentos nacionales cuenten con una comisión de control especial con una estructura formal que controle y examine las actividades de los servicios de inteligencia. Incluso en aquellos países que cuentan con órganos de control, la tentación de preocuparse en mayor medida de las actividades de los servicios nacionales de inteligencia que de los extranjeros es grande, ya que, por regla general, a los ciudadanos sólo les afectan los primeros.

En caso de cooperación entre los servicios de inteligencia en el marco de la PESC y de las autoridades responsables de la seguridad en el marco de la cooperación en los ámbitos de la justicia y de los asuntos de interior, las Instituciones deben adoptar unas disposiciones de protección suficiente de los ciudadanos europeos.

Con respecto al espionaje económico

Uno de los aspectos que se incluyen en el ámbito de competencia de los servicios de inteligencia en el extranjero es interesarse por los datos económicos tales como el desarrollo de los distintos sectores, la evolución de los mercados de materias primas, el respeto de los embargos económicos, el cumplimiento de las disposiciones relativas al suministro de bienes de doble uso, etc. Esta es la razón por la que frecuentemente se vigila a las empresas que realizan sus actividades en estos ámbitos. Pero los servicios de inteligencia de los EE.UU. no solamente informan sobre cuestiones económicas generales. Aduciendo como justificación la lucha contra la corrupción, interceptan también las comunicaciones de las empresas con motivo de la adjudicación de contratos. Pero al realizar este tipo de escuchas tan detalladas cabe el riesgo de que la información se utilice en vez de para combatir la corrupción, para espiar a la competencia, aunque los EE.UU. y el Reino Unido afirman que no lo hacen. En este contexto cabe señalar que sigue sin estar totalmente clara la función del Centro de Interlocución del Departamento de Comercio estadounidense y que éste anuló una reunión previamente acordada destinada a clarificar dicha función. Queremos señalar asimismo que, en 1997, la OCDE aprobó un Convenio de lucha contra la corrupción de los agentes públicos, que prevé la punibilidad a nivel internacional de la corrupción. Por esta razón, tampoco desde este punto de vista la corrupción en casos aislados puede justificar la escucha de comunicaciones. En cada caso debe establecerse claramente que una situación se hace intolerable cuando los servicios de inteligencia se dejan instrumentalizar para espiar a la competencia y espían a las empresas extranjeras para conseguir ventajas competitivas para las empresas nacionales. Si bien son muchos los que afirman que esta fue la razón por la que se creó el sistema de interceptación mundial a examen, no hay pruebas al respecto.

En realidad, las informaciones sensibles relativas a las empresas se encuentran, sobre todo, en las propias empresas, de modo que el espionaje se realiza, básicamente, obteniendo información a través de colaboradores o de personas infiltradas y, cada vez con mayor frecuencia, entrando en las redes informáticas. Los sistemas de interceptación de comunicaciones para el espionaje industrial sólo pueden utilizarse cuando las informaciones sensibles se transmiten al exterior por cable o radio (satélite), lo que se aplica sistemáticamente en los tres casos que figuran a continuación:

-   cuando las empresas trabajan en las tres franjas horarias, de modo que los resultados parciales correspondientes a Europa se transmiten a América y, a continuación, a Asia;

-   cuando los consorcios internacionales celebran videoconferencias por satélite o cable;

-   cuando se negocian in situ contratos importantes (por ejemplo, construcción de plantas industriales, infraestructuras de telecomunicaciones, construcción de sistemas de transporte, etc.) y es necesario hablar con la sede central de la empresa.

Lamentablemente, las pequeñas y medianas empresas no tienen suficiente conciencia de los riesgos ni están suficientemente sensibilizadas en materia de seguridad y con frecuencia no perciben el riesgo del espionaje económico y de la interceptación de las comunicaciones. Dado que en las Instituciones europeas (con excepción del Banco Central Europeo, la Dirección General de Relaciones Exteriores del Consejo y la Dirección General de Relaciones Exteriores de la Comisión) tampoco está muy afianzada la conciencia con respecto a las cuestiones relacionadas con la seguridad, es necesario actuar inmediatamente.

Con respecto a la posibilidad de autoprotección

Las empresas deben proteger todo el entorno de trabajo, así como todos los medios de comunicación por los que se transmiten informaciones sensibles. En el mercado europeo existen suficientes sistemas de codificación con un grado de seguridad suficiente a precios asequibles. También se debe instar a las personas a que codifiquen urgentemente el correo electrónico, ya que un mensaje sin codificar es como una carta sin sobre. En Internet hay sistemas relativamente fáciles de utilizar que están a disposición de los particulares, algunos de ellos gratuitos.

Con respecto a una colaboración con los servicios de inteligencia dentro de la UE

En diciembre de 1999, en Helsinki, el Consejo Europeo decidió desarrollar unas estructuras militares europeas más eficaces a fin de poder estar a la altura de la totalidad de cometidos de Petersberg destinados a apoyar la PESC. A fin de alcanzar este objetivo, para el año 2003 la UE debería estar en condiciones de crear rápidamente unas fuerzas armadas, compuestas por 50.000 a 60.000 personas, que sean militarmente autónomas y que dispongan de las necesarias capacidades en relación con la dirección de dichas fuerzas armadas así como de información estratégica y de las correspondientes capacidades en materia de servicios de inteligencia. Las primeras medidas destinadas a crear un servicio de inteligencia se adoptaron ya en el marco de la UEO así como de la Comisión permanente y de política y seguridad.

La cooperación entre los servicios de inteligencia existentes en la UE resulta imprescindible toda vez que, por una parte, una política de seguridad común que excluyese los servicios de inteligencia no tendría sentido y, por otra, implicaría numerosas ventajas desde el punto de vista profesional, financiero y político. Además, también sería compatible con la idea de convertirse en socio de los EE.UU. en igualdad de condiciones y podría reagrupar al conjunto de los Estados miembros en un sistema que fuese plenamente compatible con el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales. En este caso, debería garantizarse que el Parlamento Europeo pudiese ejercer el control que le corresponde. El Parlamento está aplicando el Reglamento (CE) nº 1049/2001 relativo al acceso del público a los documentos del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión y adaptando su Reglamento con relación al acceso a documentación sensible.

13.2.   Recomendaciones

Con respecto a la celebración y la modificación de Tratados internacionales sobre la protección de los ciudadanos y de las empresas

1.   Se insta al Secretario General del Consejo de Europa a que presente al Comité de Ministros una propuesta relativa a la adaptación de la protección de la vida privada garantizada por el artículo 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales a los modernos métodos de comunicación y a las posibilidades de interceptación existentes en un protocolo adicional, o conjuntamente con las disposiciones relativas a la protección de los datos, en el marco de una revisión de la Convención relativa a la protección de la información con la condición de que esto no se traduzca en una reducción del nivel de protección adoptado por el Tribunal ni en una reducción de la flexibilidad necesaria para adaptarse a los acontecimientos que se produzcan en el futuro;

2.   Se insta a los Estados miembros de la Unión Europea a que creen una plataforma europea compuesta por representantes de las organizaciones nacionales que sean competentes para supervisar el respeto de los derechos fundamentales y civiles por parte de los Estados miembros y para examinar en qué medida las normativas jurídicas nacionales relativas a los servicios de inteligencia son conformes con la reglamentación del Convenio Euuropeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales y de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. También serán competentes para examinar las disposiciones legales relativas al respeto del secreto postal y del secreto de las telecomunicaciones. También deberán presentar a los Estados miembros una recomendación relativa a la elaboración de un código de conducta que garantice a todos los ciudadanos europeos que residan en el territorio de los Estados miembros la protección de la vida privada tal y como se define en el artículo 7 de la Carta Europea de los Derechos Fundamentales, y que, además, garantice que los servicios de inteligencia realicen sus actividades de conformidad con los principios fundamentales, de modo que se correspondan con las disposiciones recogidas en el Capítulo 8 del presente informe y, en particular, en el apartado 8.3.4, derivadas del artículo 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales;

3.   Se pide a los Estados miembros del Consejo de Europa que adopten un protocolo adicional que permita la adhesión de las Comunidades Europeas al Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales o que adopten otro tipo de medidas que excluyan conflictos en relación con la jurisprudencia entre los Tribunales de Estrasburgo y de Luxemburgo;

4.   Se insta a los Estados miembros a que en la próxima Conferencia Intergubernamental decidan que la Carta Europea de los Derechos Fundamentales constituye un instrumento jurídico vinculante y defendible ante los tribunales, a fin de elevar el nivel de protección de los derechos fundamentales, en particular con vistas a la protección del ámbito privado, se pide a las Instituciones de la UE que apliquen en sus respectivos ámbitos de competencia y actividad los derechos fundamentales comprendidos en la Carta;

5.   Se insta a la Unión Europea y a los EE.UU. a que alcancen un acuerdo conforme al cual cada una de las partes aplique con respecto a la otra las disposiciones relativas a la protección del ámbito privado y de la confidencialidad de las comunicaciones entre empresas que son válidas para sus ciudadanos y empresas;

6.   Se insta a los Estados miembros a que celebren un acuerdo con terceros Estados a fin de conseguir una protección más elevada del ámbito privado de los ciudadanos de la UE y por el que, en caso de que un Estado contractual realice interceptaciones en otro Estado contractual, todos los Estados contractuales informen a éste último sobre las interceptaciones previstas;

7.   Se insta al Secretario General de las Naciones Unidas a que encargue a la comisión competente de la presentación de propuestas que adapte a la evolución tecnológica el artículo 17 del Pacto Internacional sobre los derechos cívicos y políticos, que protege la vida privada;

8.   Se pide a los EE.UU. que firmen el Protocolo adicional al Pacto Internacional sobre los derechos cívicos y políticos, de modo que se puedan presentar ante la Comisión de derechos humanos que se deriva del Convenio las quejas presentadas por particulares contra los EE.UU. por la violación de este Pacto; se pide a las ONG de los EE.UU. pertinentes, en particular a la ACLU (American Civil Liberties Union) y al EPIC (Electronic Privacy Information Center) que ejerzan presiones ante el Gobierno de los EE.UU. en este sentido;

9.   Se insta encarecidamente al Consejo y a los Estados miembros a que creen a nivel europeo un sistema de supervisión y control democrático de las capacidades europeas en materia de servicios de información así como de otras actividades conexas,.en el marco de dicho sistema de supervisión y control se deberá conferir al Parlamento Europeo una importante función;

Con respecto a disposiciones legislativas nacionales de protección de los ciudadanos y de las empresas

10.   Se insta encarecidamente a todos los Estados miembros a que examinen la conformidad de sus legislaciones relativas a la actividad de los servicios de inteligencia con los derechos fundamentales, tal como están establecidos en el Convenio Europeo de los Derechos Humanos así como en la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y que, en su caso, adopten las correspondientes disposiciones legislativas; se insta asimismo a que garanticen a todos los ciudadanos europeos la misma seguridad jurídica para la protección de la vida privada y del secreto postal y a que eliminen las disposiciones jurídicas relativas a las competencias de control de los servicios secretos cuando éstasprevean discriminaciones;

11.   Se pide a los Estados miembros que adopten un nivel de protección común con respecto a las actividades de los servicios de inteligencia y que elaboren a este fin un código de conducta que se base en el mayor grado de protección existente en los Estados miembros, ya que, por regla general, los ciudadanos afectados por las actividades de un servicio secreto extranjero son los ciudadanos de otro Estado y, por consiguiente, de otro Estado miembro, y que negocien asimismo un código de conducta similar con los EE.UU.;

12.   Se insta a los Estados miembros a que unan sus sistemas de interceptación a fin de reforzar, bajo el control del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión, la eficacia de la PESC en los ámbitos de las actividades de los servicios de información, de la lucha contra el terrorismo, de la expansión de las armas nucleares y del tráfico internacional de drogas, respetando las disposiciones relativas a la protección del ámbito privado de los ciudadanos y la confidencialidad de las comunicaciones entre las empresas;

Con respecto a las medidas jurídicas concretas de lucha contra el espionaje industrial

13.   Se pide a los Estados miembros que examinen hasta qué punto la adopción de disposiciones de Derecho europeo e internacional podría servir para luchar contra el espionaje industrial y el soborno y, en particular, si sería posible adoptar una normativa en el seno de la OMC que tenga en cuenta el impacto negativo de este tipo de acciones sobre la competencia de modo que, por ejemplo, declare nulos estos contratos; se insta a los EE.UU., el Canadá, Australia y Nueva Zelanda a que se adhieran a esta iniciativa;

14.   Se insta a los Estados miembros a que, a fin de actuar conforme al espíritu y a las disposiciones del Tratado CE, se comprometan de forma vinculante a no realizar espionaje económico, directamente o tras la fachada de una potencia extranjera que actúe en su territorio, ni a permitir que una potencia extranjera espíe desde su territorio;

15.   Se insta a los Estados miembros y al Gobierno de los EE.UU. a que inicien un diálogo abierto entre los EE.UU. y la Unión Europea sobre espionaje económico;

16.   Se insta a las autoridades del Reino Unido a que, habida cuenta de la existencia de un sistema del tipo "ECHELON" y de su explotación con fines de espionaje económico, expliquen su función en el Acuerdo UK-USA;

17.   Se insta a los Estados miembros a que garanticen que sus servicios de inteligencia no se utilizan para obtener información relativa a la competencia, ya que esto sería contrario a la obligación de lealtad de los Estados miembros y a la idea de un mercado común basado en la libre competencia;

Con respecto a las medidas de aplicación jurídica y su control

18.   Se insta a los Estados miembros a que garanticen un control parlamentario y judicial adecuado sobre sus servicios secretos y a que creen órganos de control parlamentario propios encargados del control de los servicios de inteligencia cuando los Parlamentos nacionales no dispongan de estos órganos;

19.   Se insta a las comisiones nacionales de control de los servicios de inteligencia a que concedan mayor importancia a la protección de la vida privada en el ejercicio de sus competencias en materia de control independientemente de que se trate de controlar a ciudadanos del propio Estado, a otros ciudadanos de la UE o a ciudadanos de terceros países;

20.   Se pide a los servicios de inteligencia de los Estados miembros que acepten informaciones procedentes de otros servicios de inteligencia exclusivamente en aquellos casos en que se pueda determinar el respeto a las disposiciones previstas en la legislación nacional, ya que los Estados miembros no pueden eximirse de las obligaciones derivadas del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales recurriendo a otros servicios de inteligencia;

21.   Se pide a Alemania y al Reino Unido que en el futuro sólo autoricen la interceptación de las comunicaciones por parte de los servicios de inteligencia de los EE.UU. en su territorio si respetan el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, es decir, si respetan el principio de proporcionalidad, si su fundamento jurídico es accesible y si sus repercusiones sobre los individuos son previsibles, así como que establezcan un control eficaz, ya que son responsables de que las actividades realizadas por los servicios de inteligencia en su territorio en materia de información, independientemente de que estén autorizadas o únicamente toleradas, respetan los derechos humanos ;

Con respecto a las medidas de impulso de la autoprotección de los ciudadanos y de las empresas

22.   Se insta a la Comisión y a los Estados miembros a que informen a sus ciudadanos y empresas sobre la posibilidad de que sus comunicaciones internacionales sean interceptadas y a que acompañen esta información de ayuda práctica para el desarrollo y la aplicación de amplias medidas de protección, también por lo que se refiere a la seguridad de las tecnologías de la información;

23.   Se insta a la Comisión, al Consejo y a los Estados miembros a que desarrollen y ejecuten una política eficaz en relación con la seguridad en la sociedad de la información a que presten particular atención a una mayor sensibilización de todos los usuarios de sistemas de comunicación modernos con respecto a la necesidad y a las posibilidades de protección de información confidencial y a que creen una red coordinada de agentes a nivel europeo que sea capaz de prestar ayuda práctica en la planificación y ejecución de estrategias de protección;

24.   Se pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten medidas adecuadas para impulsar, desarrollar y producir tecnologías y soportes lógicos europeos de codificación, así como, en particular, que apoyen proyectos que tengan como objetivo el desarrollo de soportes lógicos de encriptación de utilización sencilla y cuyo código fuente sea público;

25.   Se insta a la Comisión y a los Estados miembros a que impulsen proyectos de soportes lógicos cuyo texto de base sea público, ya que este es el único modo de garantizar que no se incluirán "puertas traseras" ("open-source software"); se insta a la Comisión a que fije una norma para la seguridad de los soportes lógicos destinados al intercambio de comunicaciones por vía electrónica, con arreglo a la cual los soportes lógicos cuyo código fuente no sea conocido sean clasificados en la categoría de "menos fiables";

26.   Se insta a las Instituciones comunitarias y a las administraciones públicas de los Estados miembros a que encripten sistemáticamente el correo electrónico para que, a largo plazo, la encriptación se convierta en la norma;

Con respecto a medidas de mejora de la seguridad en las Instituciones

27.   Se insta a las Instituciones comunitarias y a las Administraciones públicas de los Estados miembros a que velen por que se forme a sus funcionarios y por que mediante prácticas y cursos de formación adecuados se les familiarice con las nuevas técnicas de codificación;

28.   Se encarga a la Comisión que elabore un análisis sobre la seguridad del que se desprenda qué debe protegerse, así como que elabore un plan relativo a la protección;

29.   Se insta a la Comisión a que actualice su sistema de codificación, ya que es urgentemente necesario modernizarlo, y se pide a la Autoridad Presupuestaria (Consejo y Parlamento) que ponga a disposición los medios necesarios para dicho fin;

30.   Se pide a la comisión competente que elabore un informe de propia iniciativa que trate sobre la seguridad y la protección de confidencialidad en las Instituciones europeas;

31.   Se insta a la Comisión a que garantice la protección de los datos que procesa y a que intensifique la protección de la confidencialidad de los documentos que no sean públicos;

32.   Se insta a la Comisión y a los Estados miembros a que en el marco del VI, Programa marco de investigación inviertan en nuevas tecnologías de encriptación y en investigación sobre la seguridad de los intentos de desencriptación;

Con respecto a otras medidas

33.   Se insta a las empresas a que colaboren más estrechamente con los servicios de contraespionaje y, en particular, a que comuniquen a éstos los ataques procedentes del exterior con fines de espionaje industrial para aumentar el grado de eficacia de estos servicios;

34.   Se pide a la Comisión que, en estrecha cooperación con el sector industrial y con los Estados miembros, presente una propuesta para la creación de una red coordinada a nivel europeo de oficinas de asesoramiento dedicada a las cuestiones relacionadas con la seguridad de la información de las empresas, en particular en los Estados miembros en los que no existen aún este tipo de centros, que, junto al aumento del grado de sensibilización del problema, también tenga como misión proporcionar ayuda de tipo práctico;

35.   Se insta a la Comisión a que preste particular atención a la posición de los países candidatos en cuestiones de seguridad y a que apoye a dichos países en caso de que, debido a su falta de independencia en materia tecnológica, no puedan adoptar las necesarias medidas de protección;

36.   Se insta al Parlamento Europeo a que organice un congreso sobre la protección de la vida privada frente a la interceptación de las telecomunicaciones, que no sólo esté dirigido a Europa, para crear una plataforma destinada a las ONG europeas, de los EE.UU. y de otros Estados en la que se puedan debatir aspectos transfronterizos e internacionales y coordinar ámbitos de actuación y procedimientos.

(1)STOA (Scientific and Technological Options Assessment): servicio de la Dirección General de Estudios del Parlamento Europeo que encarga trabajos de investigación a petición de comisiones parlamentarias. Sin embargo, no se procede a una comprobación científica de los trabajos.
(2)Duncan Campbell, Der Stand der Dinge der Fernmeldeaufklärung (COMINT) in der automatisierten Verarbeitung zu nachrichtendienstlichen Zwecken von überwachten mehrsprachjingen Breitbandmietleitungssystemen und den öffentlichen Leitungsnetzen und die Andwendbarkeit auf die Zielbestimmung ud -auswahl von COMINT, einschließlich der Spracherkennung , volumen 2/5, en: STOA (Ed.) Die Entwicklung der Überwachungstechnologie und die Risiken des Missbrauchs von Wirtschaftsinformationen (octubre 1999), PE 168.184.
(3)Steve Wright, An appraisal of technologies for political control, STOA interim study, PE 166.499/INT.ST. (1998), p. 20.
(4)Duncan Campbell, Der Stand der Dinge der Fernmeldeaufklärung (COMINT) in der automatisierten Verarbeitung zu nachrichtendienstlichen Zwecken von überwachten mehrsprachjingen Breitbandmietleitungssystemen und den öffentlichen Leitungsnetzen und die Andwendbarkeit auf die Zielbestimmung ud -auswahl von COMINT, einschließlich der Spracherkennung , volumen 2/5, en: STOA (Ed.) Die Entwicklung der Überwachungstechnologie und die Risiken des Missbrauchs von Wirtschaftsinformationen (octubre 1999), PE 168.184.
(5)Comunicado de prensa de Rayethon Corp., http://www.rayethon.com/sivam/contract.html; http://www.rayethon.com/sivam/contract.html; Scott Shane, Tom Bowman, America's Fortress of Spies, Baltimore Sun, 3.12.1995.
(6)Decisión del Parlamento Europeo de 5 de julio de 2000, B5-0593/2000, DO C 121/131 de 24.4.2001.
(7)Decisión del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión, de 19 de abril de 1995, relativa a las modalidades de ejercicio del derecho de investigación del Parlamento Europeo (95/167/CE), artículo 3, apartados 3-5.
(8)Véase el apartado 5.4 del Capítulo 5.
(9)En su informe "Preparing form the 21st Century: An Appraisal of U.S. Intelligence" (1996), la "Commission on the Roles and Capabilities of the US Intelligence Community" señaló que el 95% de la información en materia económica procede de fuentes públicas (en el Capítulo 2, "The Role of intelligence").
http://www.gpo.gov/int/report.html http://www.gpo.gov/int/report.html
(10)Si el servicio de inteligencia tiene acceso a cables, puede escuchar las comunicaciones procedentes del extranjero y las dirigidas al extranjero. Si el servicio de inteligencia interviene la comunicación por satélite, solamente tiene acceso al haz descendente, pero puede escuchar toda la comunicación que vehicule, esto es, también la que no está destinada a su territorio. Como las zonas de cobertura de los satélites por lo general abarcan toda Europa o regiones aún mayores (véase el apartado 4.2.5 del Capítulo 4), por medio de estaciones de recepción de satélites de un país europeo pueden captarse las comunicaciones terrestres por satélite de toda Europa.
(11)Manfred Fink, Lauschziel Wirtschalft - Abhörgefahren und -techniken, Vorbeugung und Abwehr, Richard Boorberg Verlag (1996).
(12)Con la ayuda de una versión de demostración de Visual Route, un programa que indica el camino seguido por una conexión en Internet, pudo mostrarse que una conexión establecida desde Alemania con Inglaterra, Finlandia o Grecia pasa por Estados Unidos y Gran Bretaña. Una conexión entre Alemania y Francia también discurre por Gran Bretaña. Las conexiones desde Luxemburgo con Bélgica, Grecia, Suecia o Portugal transitan por EE.UU y las establecidas con Alemania, Finlandia, Francia, Italia, los Países Bajos o Austria, por el punto de conmutación de Londres. http://visualroute.cgan.com.hk http://visualroute.cgan.com.hk
(13)Ulrich Freyer, Nachrichtenübertragungstechnik, Hanser Verlag 2000.
(14)Hans Dodel, Satellitenkommunikation, Hüthig Verlag (1999).
(15)Carta del Secretario de Estado del Ministerio de Defensa de la República Federal de Alemania, Walter Kolbow, dirigida al ponente el 14.2.2001.
(16)Süddeutsche Zeitung, nº 80, 5.4.2001, p. 6.
(17)Jeffrey T. Richelson, The U.S. Intelligence Community, Ballinger (1989) p. 188 y p. 190.
(18)Carta del Secretario de Estado del Ministerio de Defensa de la República Federal de Alemania, Walter Kolbow, dirigida al ponente el 14.2.2001.
(19)Mayor A. Andronov, Zarubezhnoye voyennoye obozreniye, nº 12, 1993, pp. 37-43.
(20)Comunicación privada recibida por el ponente; fuente reservada.
(21)Comunicación privada recibida por el ponente; fuente reservada.
(22)Tribunal Federal Constitucional, 1 BvR 2226/94 de 14.7.1999, apartado 1.
(23)Ley de limitación del secreto postal y de las telecomunicaciones (relativa al artículo 10 de la Ley Fundamental) de 13.8.1968.
(24)Datos facilitados por operadores de telecomunicaciones de algunos Estados miembros en respuestas a preguntas de la comisión.
(25)Página web de Deutsche Telekom: http://www.detesat.com/deutsch www.detesat.com/deutsch
(26)Hans Dodel, Satellitenkommunikation, Hüthig Verlag (1999), Georg E. Thaller, Satelliten in Erdorbit, Franzisverlag (1999).
(27)G. Thaller, Satelliten im Erdorbit, Franzisverlag, 1999.
(28)Cfr. Hans Dodel, Satelliten im Erdorbit, Franzisverlag (1999).
(29)Página web de la Federation of American Scientists: http://www.geo-orbit.org http://www.geo-orbit.org
(30)Hans Dodel, comunicación hecha en privado.
(31)Página web de INTELSAT: http://www.intelsat.com http://www.intelsat.com
(32)Página web de INTERSPUTNIK: http://www.intersputnik.com http://www.intersputnik.com
(33)Página web de IMARSAT: http://www.inmarsat.com http://www.inmarsat.com
(34)Página web de PANAMSAT, http://www.panamsat.com http://www.panamsat.com
(35)Página web de EUTELSAT: http://www.eutelsat.com http://www.eutelsat.com
(36)Página web de ARABSAT: http://www.arabsat http://www.arabsat
(37)Hans Dodel, Satellintenkommunikation, Hüthig Verlag (1999).
(38)Hans Dodel, Satellintenkommunikation, Hüthig Verlag (1999) y búsquedas en Internet.
(39)Satélite 706 INTELSAT, 307º E, huellas recogidas de la página web de INTELSAT, http://www.intelsat.com http://www.intelsat.com
(40)El ponente posee informaciones que confirman este extremo. Fuente: reservada.
(41)Nicky Hager: Exposing the global surveillance system, http://www.ncoic.com/echelon1.htm
Nicky Hager: Secret Power. New Zealands´s Role in the international Spy Network, Craig Potton Publishing (1996).
(42)Jeffrey T. Richelson, Desperately Seeking Signals, The Bulletin of the Atomic Scientists Vol. 56 nº 2, 47-51, http://www.bullatomsci.org/issues/2000/ma00/ma00richelson.html http://www.bullatomsci.org/issues/2000/ma00/ma00richelson.html
Jeffrey T. Richelson, The U.S. Intelligence Community, Westview Press (1999).
(43)Duncan Campbell, Der Stand der Dinge der Fernmeldeaufklärung (COMINT) in der automatisierten Verarbeitung zu nachrichtendienstilichen Zwecken von überwachten mehrsrprachigen Breitbandmietleitungssystemen und den öffentlichen Leitungsnetzen und die Andwendbarkeit auf die Zielbestimmung und -auswahl von COMINT einschließlich der Spracherkennung, Band 2/5, en STOA (Ed), DieEntwicklung der Überwachungstechnologie und die Risiken des Missbrauchs von Wirtschaftsinformationen (octubre de 1999) PE 168.184. http://www.europarl.eu.int/dg4/stoa/en/publi/pdf/98-14-01-2en.pdf http://www.europarl.eu.int/dg4/stoa/en/publi/pdf/98-14-01-2en.pdf
(44)Jeffrey T. Richelson: Newly released documents on the restrictions NSA places on reporting the identities of US-persons: Declassified: http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.html http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.html
(45)Federation of American Scientists (FAS), http://www.fas.org/
(46)Military.com; *.mil-Homepages.
(47)Domestic and External Security Secretariat, Department of the Prime Minister and Cabient, Securing our Nation's Safety (2000), http://www.dpmc.govt.nz/dess/securingoursafety/index.html http://www.dpmc.govt.nz/dess/securingoursafety/index.html
(48)Abreviaturas utilizadas: NAVSECGRU: Naval Security Group, INSCOM: United States Army Intelligence And Security Command, AIA: Air Intelligence Agency, IG: Intelligence Group, IS: Intelligence Sqadron, IW: Intelligence Wing, IOG: Information Operation Group, MIG: Military Intelligence Group.
(49)"It provides enhanced intelligence support to Air Force operational commanders and other consumers of communications satellite information collected by Navy-commanded filed stations." Página web del 544º Grupo de Inteligencia http://www.aia.af.mil http://www.aia.af.mil
(50)Proof Committee Hansard, Joint Standing Committee on Treaties, Reference Pine Gap, 9 de agosto de 1999, Canberra; http://www.aph.gov.au/hansard http://www.aph.gov.au/hansard
(51)Proof Committee Hansard, Joint Standing Committee on Treaties, Reference: Pine Gap, 9 de agosto de 1999, Canberra; http://www.aph.gov.au/hansard http://www.aph.gov.au/hansard
(52)Domestic and External Security Secretariat, Department of the Prime Minister and Cabinet "Securing our Nation's Safety", diciembre de 2000, http://www.dpmc.govt.nz/dess/securingoursafety/index.html http://www.dpmc.govt.nz/dess/securingoursafety/index.html
(53)Domestic and External Security Secretariat, Department of the Prime Minister and Cabinet: "Securing our Nations Safety", Diciembre de 2000, http://www.dpmc.govt.nz/dess/securingoursafety/index.html http://www.dpmc.govt.nz/dess/securingoursafety/index.html: "In 1989, [...] the GCSB opened its satellite communications interception station at Waihopai, near Blenheim. [...] The signals intelligence is obtained from a variety of foreign communications and other non-communications signals, such as radar. The GCSB not only intercepts the signals, it also processes, decrypts or decodes and/or translates the information the signals contain before passing it on as a report to the appropriate Minister or government department."
(54)Nicky Hager, Secret Power. New Zealands's Role in the International Spy Network, Craig Potton Publishing (1966), 1.182.
(55)Comunicación de 31.5.2001 en la página web del INSCOM, http://www.vulcan.belvoir.army.mil/bas_to_close.asp http://www.vulcan.belvoir.army.mil/bas_to_close.asp
(56)Christopher Andrew, “The making of the Anglo-American SIGINT Alliance” en Hayden B. Peake, Samuel Halpern eds, In the Name of Inteligence. Essays in honor of Walter Pforzheimer (NIBC Press 1994) pp. 95-109.
(57)Christopher Andrew, “The making of the Anglo-American SIGINT Alliance” “En una reunión celebrada en Londres el 31 de agosto de 1940 entre los jefes británicos de personal y la Misión de observación militar estadounidense, el representante del ejército de los EE.UU., Brigadier General George V. Strong informó de que se había acordado, en principio, entre los gobiernos EE.UU. y británico, que sería de desear un intercambio periódico de información y afirmó que había llegado el momento de proceder a un intercambio libre de inteligencia”. (citado de COS (40)289, CAB 79/6, PRO. Smith, The Ultra Magic Deals, pp. 38, 43-4. Sir F. H. Hinsley, et al., British Intelligence in the Second World War, Vol.I, p. 312 y siguientes).
(58)Christopher Andrew, “The making of the Anglo-American SIGINT Alliance”, p. 100: “En la primavera de 1941, Steward Menzies, el Jefe del SIS, designó un oficial de enlace del SIS con la British Joint Services Mission en Washington, Tim O’Connor, …, para que le asesorara en la colaboración en materia de criptología”.
(59)Christopher Andrew, “The making of the Anglo-American SIGINT Alliance” , p. 100 (Sir F.H. Hinsley, et al., British Intelligence in the Second World War, Vol. II, p. 56.
(60)Christopher Andrew, “The making of the Anglo-American SIGINT Alliance” , p. 100 (Sir F.H. Hinsley, et al., British Intelligence in the Second World War, Vol. II, p. 48.
(61)Christopher Andrew, “The making of the Anglo-American SIGINT Alliance” , p. 101-2: entrevistas con Sir F.H. de Hinsley, “Operations of the Military Intelligence Services War Department London (MIS WD London)”, 11 de junio de 1945, Tab A, RG 457 SRH-110, NAW.
(62)Harry S. Truman, Memorandum for the Secretaries of the State, War and the Navy, 12 de septiembre de 1945: Se autoriza al Ministro de la guerra y al Ministro de la Marina a ordenar al Director de personal del ejército de los EE.UU. y al Comandante en Jefe de la Marina de los EE.UU, así como al Director de las operaciones navales, a proseguir la colaboración en el ámbito de la inteligencia de las comunicaciones entre el ejército y la armada de los EE.UU. y los británicos y a ampliar, modificar o interrumpir esta colaboración en interés de los EE.UU.” (citado según Bradley F. Smith, The Ultra-magic Deals and the Most Secret Spaecial Relationship (Novato, Ca:Presidio 1993).
(63)Christopher Andrew: “The making of the Anglo-American SIGINT Alliance” en Hayden, H. Peake and S. Halpern eds. In the name of Intelligence. Essays in honor of Washington Pforzeimer (Washington NIBC Press 1995) pp. 95-109: entrevistas with Sir Harry Hinsley, March/April 1994, que participó en parte de las negociaciones; entrevistas con Louis Tordella, Director suplente de la NSA de 1958 a 1974, que estaba presente en la firma.
(64)Intelligence and Security Committee Annual Report 1999-2000. Presentado al Parlamento por el Primer Ministro por mandato de Su Majestad, noviembre de 2000, 8 Rz 14.
Texto original: "The quality of intelligence gathered clearly reflects the value of the close co-operation under the UKUSA agreement. A recent illustration of this occurred when the US National Security Agency's (NSA) equipment accidentally failed and for some three days US customers, as well as GCHQ's normal UK customers, were served directly from GCHQ."
(65)Domestic and External Secretariat des Department of the Prime Minister and Cabinet von Neuseeland, Securing our Nation's Safety. How New Zealand manages its security and intelligence agencies (2000).
Texto original: "The operation of the GCSB is directed solely by the New Zealand Government. It is, however, a member of a long-standing collaborative international partnership for the exchange of foreign intelligence and the sharing of communications security technology. The other members of the partnership are the USA's National Security Agency (NSA), the UK's Government Communications Headquarters (GCHQ) Australia's Defence Signals Directorate (DSD), and Canada's Communications Security Establishment (CSE). New Zealand gains considerable benefit from this arrangement, as it would be impossible for New Zealand to generate the effectiveness of the five nation partnership on its own."
(66)“Terms/Abbreviations/Acronyms”, publicado por la Marina de los EE.UU y el Marine Corps Intelligence Training Centre (NMITC) en http://www.cnet.navy.mil7nmitc/training/Union.html http://www.cnet.navy.mil7nmitc/training/Union.html
(67)Martin Brady, Director del DSD, Canberra, 16 de marzo de 2000.
(68)Andrew, Christopher: “The growth of the Australian Intelligence Community and the Anglo-American connection”, pp 223-224.
(69)Richelson, Jeffrey T., The National Security Agency Declassified, National Security Archive Electronic Briefing Book no. 24, George Washington University http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.html http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.html
(70)Richelson, Jeffrey T., The National Security Agency Declassified, National Security Archive Electronic Briefing Book no. 24, George Washington University http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.htm http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.htm
(71)Documento 1. NSCID 9, "Communications Intelligence," 10 de marzo de 1950.
(72)Documento 2b. Directiva Nº 9 del National Security Council Intelligence, Communications Intelligence, 29 de diciembre de 1952.
(73)Documento 4. Directiva S-5100.20 del Departmento de Defensa, "The National Security Agency and the Central Security Service," 23 de diciembre de 1971.
(74)Documento 16. Declaración oficial del Director de la NSA, Teniente General Michael V. Hayden, USAF, ante la Comisión Especial Permanente de Inteligencia del Congreso, 12 de abril de 2000.
(75)Documento 10. Farewell from Vice Admiral William O. Studeman to NSA Employees, 8 de abril de 1992.
(76)Documento 7. Directiva de la United States Signals Intelligence [USSID] 18, "Legal Compliance and Minimization Procedures," de julio de 1993.
(77)Documento 2a. Memorándum del Presidente Harry S. Truman al Secretario de Estado y el Secretario de Defensa, Asunto: Actividades de inteligencia de comunicaciones, 24 de octubre de 1952.
Documento 2b. Directiva nº 9del National Security Council Intelligence, Communications Intelligence, 29 de diciembre de 1952.
(78)Documento 9. NAVSECGRU Instruction C5450.48A, Subj: Mission, Functions and Tasks of Naval Security Group Activity (NAVSECGRUACT) Sugar Grove, West Virginia, 3 de septiembre de 1991.
(79)Documento 12. "Activation of Echelon Units," de History of the Air Intelligence Agency, 1 January to 31 December 1994, Volumen I (San Antonio, TX: AIA, 1995).
(80)Documento 9. NAVSECGRU Instruction C5450.48A, Subj: Mission, Functions and Tasks of Naval Security Group Activity (NAVSECGRUACT) Sugar Grove, West Virginia, 3 de septiembre de 1991.
(81)Documento 12. "Activation of Echelon Units," de History of the Air Intelligence Agency, 1 January to 31 December 1994, Volumen I (San Antonio, TX: AIA, 1995).
(82)Departamento de la Marina, Naval Security Group Instruction C5450.32 E de 9.5.1996.
(83)Departamento de la Marina, Naval Security Group Instruction C5450.33 B de 8.8.1996.
(84)Informe COMINT de la NSA de Fort George G. Meade, Maryland, de 31.8.1972.
(85)Departamento de Marina, Fact and Justification Sheet for the Establishment of U.S. Naval Security Group Activity de 23.2.1995, y Naval Security Group Instruction C5450.62 de 30.1.1996.
(86)Departamento de la Marina, Naval Security Group Instruction C5450.63 de 25.10.1996.
(87)Departamento de la Marina, Naval Security Group Instruction C5450.60 A de 8.4.1996.
(88)Naval Security Group Instruction C5450.55 B de 8.8.1996.
(89)Documento 9. NAVSECGRU Instruction C5450.48A, Subj: Mission, Functions and Tasks of Naval Security Group Activity (NAVSECGRUACT) Sugar Grove, West Virginia, 3 de septiembre de 1991.
(90)Dissemination of US Government Organizatios and Officials, Memorandum 5 february 1993; Reporting Guidance on References to the First Lady, 8 July; reporting Guidance on Former President Carter’s Involment in the Bosnian Peace Process, 15 de diciembre de 1994; Understanding USSID 18, 30 de septiembre de 1997; USSID 18 Guide 14 de febrero de 1998,
NSA/US IDENTITIES IN SIGINT, marzo de 1994; Statement for the record of NSA Director Lt Gen. Michael V. Hayden, USAF, 12 de abril de 2000.
(91)Documento 4. Department of Defense Directive S-5100.20, "The National Security Agency and the Central Security Service," 23 de diciembre de 1971.
(92)Documento 5a. NSCID 6, "Signals Intelligence," 17 de febrero de 1972.
(93)Página web de Intelsat: http://www.intelsat.org/index3.html www.intelsat.org/index3.html
(94)Página web de Inmarsat: http://www.inmarsat.org/index3.html www.inmarsat.org/index3.html
(95)Duncan Campbell, Inside Echelon. Sobre la historia, la técnica y la función del sistema mundial de interceptación y filtrado conocido como Echelon, 1.
(96)Página web del Advocacy Center: http://www.ita.doc.gov/td/advocacy/index.html http://www.ita.doc.gov/td/advocacy/index.html
El ponente trató de dar al Advocacy Center la posibilidad de responder a estas afirmaciones durante su viaje a Washington DC. Sin embargo, el Centro del Departamento de Comercio anuló la cita concertada poco antes de su celebración.
(97)Jeffrey T.Richelson, The National Security Agency Declassified, National Security Archive Electronic Briefing Book no. 24, George Washington University, http://www.gw.edu/~narchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.html http://www.gw.edu/~narchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.html
(98)Jeffrey T. Richelson, Desmond Ball: The Ties that Bind, Boston UNWIN HYMAN (1985).
(99)Jeffrey T. Richelson: “The US Intelligence Community”, Westiew Press (1999).
(100)Jeffrey T. Richelson: “Desperately seeking Signals”, The Bulletin of the Atomic Scientists, Vol.56, nº 2/2000, pp.47-51. http://www.bullatomsci.org/issues/2000/ma00/ma00richelson.html
(101)James Bamford, The Puzzle Palace, Inside the National Security Agency, America's most secret intelligence organization (1983).
(102)James Bamford, Body of Secrets. Anatomy of the Ultra-Secret National Security Agency. From the Cold War Through the Dawn of a New Century, Doubleday Books (2001).
(103)James Bamford, Body of Secrets. Anatomy of the Ultra-Secret National Security Agency. From the Cold War Through the Dawn of a New Century, Doubleday Books (2001), p. 404.
(104)Bo Elkjaer, Kenan Seeberg, ECHELON singles out the Red Cross, A bombshell in the surveillance scandal: The organization is a possible surveillance target, Ekstra Bladet, Dinamarca, 8.3.2000, http://cryptome.org/echelon-red.htm http://cryptome.org/echelon-red.htm
(105)Bo Elkjaer, Kenan Seeberg, Echelon was my baby – Entrevista con Margaret Newsham, Ekstra Bladet, 17.1.1999
(106)Entrevista de la NBC “60 minutes” de 27.2.2000; http://cryptome.org/echelon-60min.htm http://cryptome.org/echelon-60min.htm
(107)Communication Security Establishment, servicio dependiente del Ministerio de Defensa canadiense, que gestiona SIGIT.
(108)Entrevista de la NBC “60 minutes” de 27.2.2000; http://cryptome.org/echelon-60min.htm http://cryptome.org/echelon-60min.htm
(109)Florian Rötzer, Die NSA geht wegen Echelon an die Öffentlichkeit; http://ww.heise.de/bin/tp/issue/download.cgi?artikelnr=6633&rub_ordner=special http://ww.heise.de/bin/tp/issue/download.cgi?artikelnr=6633&rub_ordner=special
(110)Entrevista de la NBC “60 minutes” de 27.2.2000; http://cryptome.org/echelon-60min.htm http://cryptome.org/echelon-60min.htm
(111)Entrevista de la cadena australliana Channel 9 de 23.3.1999. http://www.geocities.com/CapitolHill/Senate/8789/sunday1.htm http://www.geocities.com/CapitolHill/Senate/8789/sunday1.htm
(112)Jim Bronskill, Canadá a key snooper in huge spy network, Ottawa citizen, 24.10.2000, http://www.ottawacitizen.com.national/990522/2630510.html http://www.ottawacitizen.com.national/990522/2630510.html
(113)James Woolsley, Remarks at the Foreing Press Center, Transcript. 7.3.2000, http://cryptome.org./echelon-cia.html http://cryptome.org./echelon-cia.html
(114)Common Writen Answers, House of Commons Hansard Debates.
(115).7.1995.
(116).10.1994.
(117).12.1997.
(118).5.2000.
(119).7.1995.
(120).3.1999, 6.7.1999
(121).12.1997.
(122)Intelligence and Security Committee, Annual Report 1999-2000, p. 14, presentado por el Primer Ministro al Parlamento en noviembre de 2000.
(123)Martin Brady, Director del DSD, carta de 16.3.1999 a Ross Coulthart, Sunday Programm Channel 9
http://Sunday.ninimsn.com/01_cover http://Sunday.ninimsn.com/01_cover_stories/transcript_335.asp
http://Sunday.ninimsn.com/01_cover http://Sunday.ninimsn.com/01_cover_stories/article_335.asp
(124)Defence Signals directorate, servicio de inteligencia australiano que gestiona SIGINT.
(125)Carta de Martin Brady, Director del DSD desde el 16 de marzo de 1999, a Ross Coulthart, programa Sunday; véase también : http://Sunday.ninemsn.com/o1_cover http://Sunday.ninemsn.com/o1_coverstories/transcrupt_335.asp.
(126)Domestic and External Secretariat des Department of the Prime Minister and Cabinet von Neuseeland, Securing our Nation's Safety. How New Zealand manages its security and intelligence agencies (2000).
Para los lugares pertinentes del texto orginal, véase la nota a pié de página del apartado 5.4.2.2.
(127)Carta a la Tweede Kamer “Het grootschalig afluisteren van moderne telecommunicatiesystemen”.
(128)Francesco Sorti, Dossier.esclusivo. Caso Echelon. Parla Luigi Ramponi. Anche i politici sapevano, Il mondo, 17.4.1998
(129)Pregunta escrita P-0501/98 de Elly Plooij-van Gorsel (ELDR) al Consejo (17.1.1998). El 14 de mayo de 1997, Jonas Sjöstedt ya había formulado una pregunta (H-0330/97) sobre la Resolución del Consejo de 17 de enero de 1995 relativa a escuchas de las telecomunicaciones y preguntado si dichas escuchas tenían relación con ECHELON. No se respondió a esta última parte de la pregunta. El 18 de febrero de 1998, a las preguntas de Mihail Papayannakis (G-004/98) y Nel van Dijk (H-0035/98) sobre el espionaje británico, se respondió que las cuestiones relativas a los servicios de información incumben exclusivamente a las autoridades nacionales y que el Consejo no dispone de ninguna información al respecto.
(130)Pregunta escrita E-0499/98 de Elly Plooij-van Gorsel (ELDR) al Consejo (27.2.1998), pregunta escrita E-1775/98 de Lucio Manisco (GUE/NGL) al Consejo (8.6.1998), pregunta oral H-1086/98 de Patricia McKenna al Consejo (16.12.1998), pregunta oral H-1172/98 de Patricia McKenna al Consejo (13.1.1999), pregunta oral H-1172/98 de Inger Schörling al Consejo (13.1.1999), pregunta oral H-0526/99 de Pernille Frahm al Consejo (6.10.1999), pregunta oral H-0621/99 de Lone Dybkjaer al Consejo (19.11.1999), entre otras.
(131)Pregunta escrita E-1039/98 de Nel van Dijk (V) a la Comisión (15.5.1998), pregunta escrita 1306/98 de Cristiana Muscardini (NI) a la Comisión (25.6.1998), pregunta escrita E-1429/98 de Daniela Raschhofer (NI) a la Comisión (25.6.1998), preguntas escritas E-1987/98 y E-2329/98 de Nikitas Kaklamanis a la Comisión (3.9.1998, 25.9.1998), pregunta escrita 1776/98 de Lucio Manisco (GUE/NGL) a la Comisión, pregunta escrita 3014/98 de Paul Lannoye (V) a la Comisión (6.11.1998), pregunta oral H-0547/99 de Pernille Frahm a la Comisión, pregunta H-1067 de Patricia McKenna (V) a la Comisión (16.12.1998), pregunta oral H-1237/98 de Inger Schörling a la Comisión (13.1.1999), pregunta oral H-0092/99 de Ioannis Theonas a la Comisión (13.1.1999), pregunta oral H-0547/99 de Pernille Frahm a la Comisión (6.10.1999), pregunta oral H-0622/99 de Lone Dybkjaer a la Comisión (17.12.1999), entre otras.
(132)Comisario Bangemann, en nombre de la Comisión, el 25.9.1998, sobre la pregunta escrita E-1776/98 del diputado Lucio Manisco (GUE/NGL).
(133)Sr. Santer, Presidente de la Comisión, en nombre de la Comisión, el 3.9.1998, sobre la pregunta escrita E-1987.
(134)Debates del Parlamento Europeo, sesión del lunes 14.9.1989, punto 7 del orden del día: Relaciones transatlánticas/sistema Echelon.
(135)Documento informativo presentado en cumplimiento del artículo 145 del Reglamento por la Comisión de Defensa Nacional y de las Fuerzas Armadas sobre los sistemas de vigilancia e interceptación electrónica que puedan poner en peligro la seguridad nacional, n° 2623, Asamblea Nacional, registrado en la Presidencia de la Asamblea Nacional el 11 de octubre de 2000.
(136)"Il ruolo dei servizi di informazioni nel caso ECHELON". Informe de la Comisión parlamentaria de los servicios de información y seguridad y del secreto de Estado. Aprobado en la sesión de 29 de noviembre de 2000 y transmitido a la Presidencia el 19 de diciembre de 2000.
(137)Jean Guisnel, L’espionage n’est plus un secret, The Tocqueville Connection, 10.7.1998.
Vincent Jauvert, Espionnage comment la France écoute le monde, Le Nouvel Observateur, 5.4.2001, nº 1999, p. 14.
(138)Erich Schmidt-Eenboom, Streng geheim, Museumsstiftung Post und Telekommunikation, Heidelberg (1999), p. 180.
(139)Russian Federation Federal Law on Foreign Intelligence, aprobada por la Duma el 8.12.1995, secciones 5 y 11.
(140)Cita de Gordon Benett en Conflict Studies Research Center, The Federal Agency of Government Communications and Information, agosto de 2000, http://www.csrc.ac.uk/pdfs/c105.pdf
(141)Cita de Gordon Benett en UK Ministry of Defence, The Federal Agency of Government Communications and Information, y página web de la Federation of American Scientists.
(142)Cf. Capítulo 1, 1.3.
(143)Cf. Capítulo 2.
(144)Cf. Capítulo 5, 5.6 y 5.8.
(145)DO L 281 de 23.11.1995, pp. 31-50.
(146)DO L 24 de 30.1.1998, pp. 1-8.
(147)Apartado 2 del artículo 3 de la Directiva 95/46/CE.
(148)Apartado 3 del artículo 1 de la Directiva 97/66/CE.
(149)COM(2000) 385 final, DO C 365 E/223.
(150)Reglamento (CE) nº 45/2001, DO L 8 de 12.1.2001, p. 1-22.
(151)Apartado 1 del artículo 3; véase también el considerando 15: “Cuando las Instituciones y los organismos comunitarios efectúen dicho tratamiento para el ejercicio de actividades que no pertenezcan al ámbito de aplicación del presente Reglamento, y en especial de las previstas en los Títulos V y VI del Tratado de la Unión Europea, la protección de los derechos y las libertades fundamentales de las personas se garantizará respetando el artículo 6 del Tratado de la Unión Europea.”
(152)Véase, por ejemplo, el apartado 25 de la Resolución sobre el plan de acción del Consejo y de la Comisión sobre la mejor manera de aplicar las disposiciones del Tratado de Amsterdam relativas a la creación de un espacio de libertad, seguridad y justicia (13844/98 - C4-0692/98 - 98/0923(CNS)), DO C 219 de 30.7.1999, p. 61 y siguientes.
(153)En el ámbito de la vigilancia de las telecomunicaciones, en el ámbito de la UE únicamente hay en la actualidad dos actos jurídicos, no reglamentando ninguno de ellos la cuestión de su admisibilidad:
-   Resolución del Consejo de 17 de enero de 1995 sobre la interceptación legal de las telecomunicaciones (DO C 329 de 4.11.1996, pp. 1-6), conteniendo sus anexos los criterios técnicos para la realización de medidas legales de interceptación en los sistemas modernos de telecomunicaciones y
-   El Acto del Consejo de 29 de mayo de 2000, por el que se celebra, de conformidad con el artículo 34 del Tratado de la Unión Europea, el Convenio relativo a la asistencia judicial en materia penal entre los Estados miembros de la Unión Europea (DO C 197/2000, p. 1, artículo 17, letra f), en el que se establece bajo qué condiciones podrá facilitarse asistencia jurídica en materia penal con respecto a la interceptación de las telecomunicaciones. No se vulnerarán de ninguna manera los derechos de los interceptados, ya que el Estado miembro en que se encuentre el interceptado, siempre podrá negar la asistencia jurídica cuando ésta no sea conforme con el Derecho nacional.
(154)Directiva 97/66/CE, DO L 24/1988, p. 1.
(155)Tribunal Constitucional Federal Alemán (BVerfG), 1BvR 2226/94 de 14.7.1999, apartado 187 “injerencia ya es [...] la propia interceptación, en la medida en que la comunicación se facilite al servicio federal de inteligencia y constituya la base del modelo de conceptos de búsqueda.”
(156)Cf. al respecto el informe presentado ante el Congreso norteamericano a finales de febrero de 2000 “Legal Standards for the Intelligence Community in Conducting Electronic Surveillance”, http://www.fas.org/irp/nsa/standards.html http://www.fas.org/irp/nsa/standards.html, impreso en el Foreign Intelligence Surveillance Act (FISA), título 50, Capítulo 36 U.S. C. §1801 ss. y la Exec. Order nº 12333, 3 C.F.R. 200 (1982), Capítulo 15 U.S. C. apartado 41 y siguientes, http://www4.law.cornell http://www4.law.cornell.edu/uscode/50/index.html.
(157)Artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; artículo 17 del Pacto Internacional de las Naciones Unidas sobre los derechos políticos y ciudadanos; artículo 7 de la Carta de la UE, artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos; recomendación del Consejo de la OCDE sobre las directrices para la seguridad de los sistemas de información, aprobado el 26/27.11.1993 (C (92) 188/final); artículo 7 del Convenio Europeo sobre la protección de las personas en lo relativo al tratamiento automático de datos personales; cf. a este respecto el estudio encargado por STOA “Desarrollo de la tecnología de vigilancia y riesgo de abusos en la información económica; volúmenes 4/5: la legalidad de la interceptación de las comunicaciones electrónicas: una investigación sucinta de las principales cuestiones e instrumentos jurídicos con arreglo al Derecho nacional, internacional y europeo” (Chris Elliot), octubre de 1999, p. 2.
(158)Pacto Internacional sobre los derechos políticos y ciudadanos, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1966.
(159)Protocolo facultativo al Pacto internacional sobre los derechos políticos y ciudadanos, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 19.12.1966.
(160)“Toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y de sus comunicaciones.”
(161)TEDH, Loizidou/Türkei, 23.3.1995, apartado 62, con más pruebas "...the concept of 'jurisdiction' under this provision is not restricted to the national territory of the High Contracting Parties.[...] responsibility can be involved because of acts of their authorities, whether performed within or outside national boundaries, which produce effects outside their own territory" con referencia al TEDH, Drozd y Janousek, 26.6.1992, apartado 91. Véase al respecto exhaustivamente Francis G. Jacobs, Robin C.A. White, el Convenio Europeo de Derechos Humanos, Clarendon Press (1996), pp. 21 y ss., Jochen ABR. Frowein, Wolfgang Peukert, Convenio Europeo de los Derechos Humanos, N.P. Engel Verlag (1996), p, 4 y ss.
(162)TEDH, Klass y otros, 6.9.1978, apartado 41.
(163)TEDH, Malone, 2.8.1984, apartado 83 y siguientes; así como Davy, B/Davy/U, Aspectos de recopilación e información estatal y el artículo 8 del CPDH, JBI 1985, 656.
(164)De conformidad con la jurisprudencia del TEDH (en particular Sunday Times, 26.4.1979, apartado 46 y siguientes, Silver y otros, 25.3.1983, apartado 85 y siguientes), el concepto de “Derecho” del apartado 2 del artículo 8 comprende no sólo las leyes en su sentido formal sino también las disposiciones jurídicas con arreglo a su categoría en determinadas condiciones incluso el derecho consuetudinario. La condición al respecto es, sin embargo, que los sujetos pasivos del derecho sepan bajo qué condiciones es posible tal injerencia. Más información en Wolfgang Wesseley, El secreto de las comunicaciones - ¿un derecho desconocido? ÖJZ 1999, pp. 491 y ss., 495.
(165)Silver y otros, 25.3.1983, apartado 87 y siguientes.
(166)La justificación de “bienestar económico” fue aceptada por el TEDH en un caso en el que se trataba de la transmisión de datos médicos importantes para la asignación de pagos compensatorios públicos, M. S./Schweden, 27.8.1997, apartado 38, así como en un caso en que se trataba de expulsar a una persona de los Países Bajos, que vivía de la caridad pública, tras haber perdido el derecho de residencia. Ciliz/Niederlande, 11.7.2000, apartado 65.
(167)TEDH, Leander, 26.3.1987, apartado 51.
(168)TEDH, Malone, 2.8.1984, apartado 67.
(169)TEDH, Leander, 26.3.1987, apartado 59, Sunday Times, 26.4.1979, apartado 46 y siguientes.
(170)TEDH, Silver y otros, 24.10.1983, apartado 97.
(171)TEDH, Leander, 26.3.1987, apartado 60.
(172)El ponente tiene conocimiento de que Luxemburgo e Irlanda no disponen de un servicio de inteligencia exterior y que tampoco practican ningún SIGINT. El criterio de una instancia de control especial se refiere en este caso únicamente a las actividades de los servicios de inteligencia en el interior.
(173)Sobre la situación de los controles de los servicios de inteligencia en los Estados miembros, véase el Capítulo 9.
(174)Proyecto de ley “Proposition de loi tendant à la creation de délégations parlementaires pour le renseignement”, y el informe a este respecto del diputado Arthur Paecht, elaborado en nombre de la Comisión de Defensa Nacional y de las fuerzas armadas sobre la propuesta de ley (nº 1497) del Sr. Paul Quilès y varios de sus colegas, tendente a la creación de una delegación parlamentaria para los asuntos relativos a la información, registrado en la Presidencia de la Asamblea Nacional el 23 de noviembre de 1999.
(175)Dimitri Yernault, “Echelon” et l’Europe. La protection de la vie privée face à l'espionnage des communications, Journal des tribunaux, Droit Européen 2000, pp. 187 ss.
(176)TEDH, Abdulaziz, Cabales y Balkandali, 28.5.1985, apartado 67; X e Y/Niederlande, 26.3.1985, apartado 23; Gaskin vs Vereinigtes Königreich 7.7.1989, apartado 38; Powell und Rayner, 21.2.1990, apartado 41.
(177)De esta manera también se logrará la conformidad con el artículo 13 del CPDH, que reconoce al damnificado el derecho a presentar recurso ante las instancias nacionales.
(178)James Woolsey (ex Director de la CIA), Why America Spies on its Allies, The Wall Street Journal Europe, 22.3.2000, p. 31; del mismo autor, Observaciones en el Centro de Prensa Extranjera, transcripción, 7.3.2000, http://cryptome.org/echelon-cia.htm
(179)Véase al respecto también el Capítulo 7.
(180)Estos fines también los reconoce el apartado 2 del artículo 8 del CPDH como motivos para interferir en la esfera privada. Véase el apartado 8.3.2 del Capítulo 8.
(181)No es así en el Derecho británico, que comunica la decisión mediante autorización del Secretario de Estado (Regulation of Investigatory Powers Act 2000, Section 5 (1) und (3) (b).
(182)Sobre la actividad de los servicios de inteligencia en el extranjero véase la exhaustiva exposición del Capítulo 2.
(183)En Austria y Bélgica.
(184)Es el caso de Alemania. Gesetz zur Beschränkung des Brief-, Post-, und Fernmeldegeheimnisses (Gesetz zu Artikel 10 Grundgesetz). De conformidad con el artículo 9, la Comisión debe ser informada de la intervención (salvo en el caso de peligro inminente).
(185)Es el caso de Gran Bretaña (Regulation of Investigatory Powers Act, Section 1) y de Francia para las comunicaciones de red fija (Art. 3 une 4 Loi 91-646 du 10 Juillet 1991, Loi relative au secret des correspondances émises par la voie des télécommunications).
(186)Es el caso de las comunicaciones de red fija en Francia (Art. 20 Loi 91-646 du 10 Juillet 1991, Loi relative au secret des correspondances émises par la voie des télécommunications).
(187)Exposición exhaustiva en: Die Parlamentarische Kontrolle der Nachrichtendienste in Deutschland, situación a 9.9.2000, editado por el Bundestag alemán, secretaría del PKGr.
(188)Gesetz über die Kontrolle nachrichtendienstlicher Tätigkeit des Bundes (PKGrG) de 17 de junio de 1999, BGBl I 1334 idgF.
(189)Loi 91-646 de 10 de julio de 1991, Loi relative au secret des correspondances émises par la voie des telécommunications.
(190)Véase al respecto el proyecto de ley "Proposition de loi tendant à la création de délégations parlementaires pour le renseignement", y el informe a este respecto del diputado Arthur Paecht, elaborado en nombre de la Comisión de Defensa Nacional y de las Fuerzas Armadas sobre la propuesta de ley (nº 1497) del Sr. Paul Quilès y varios de sus colegas, tendente a la creación de una delegación parlamentaria para los asuntos relativos a la información, registrado en la Presidencia de la Asamblea Nacional el 23 de noviembre de 1999.
(191)Intelligence Services Act 1994, Section 10.
(192)Comité permanent de contrôle des services de renseignements et de sécurité, Comité permanent R, Loi du 18 juillet 1991 /IV, organique du contrôle des services de police et de renseignements.
(193)Udvalget vedrørende efterretningstjenesterne, Lov om etablering af et udvalg om forsvarets og politiets efterretningstjenester, lov 378 af 6/7/88.
(194)Das parlamentarische Kontrollgremium (PKGr), Gesetz über die Kontrolle nachrichtendienstlicher Tätigkeit des Bundes (PKGrG)vom 17. Juni 1999 BGBl I 1334 idgF.
(195)Comitato parlamentare, L. 24 ottobre 1977, n. 801, Art. 11, Istituzione e ordinamento dei servizi per le informazioni e la sicurezza e disciplina del segreto di Stato.
(196)Tweede-Kamercommissie voor de Inlichtingen- en Veiligheidsdiensten, 17. Reglement van orde van de Tweede Kamer der Staten-General, Art. 22.
(197)Conselho de Fiscalização dos Serviços de Informações (CFSI), Ley 30/84 de 5 de septiembre de 1984, modificada por la ley 4/95 de 21 de febrero de 1995, la ley 15/96 de 30 de abril de 1996 y la ley 75-A/97 de 22 de julio de 1997.
(198)Intelligence and Security Committee (ISC), intelligence services act 1994, Section 10.
(199)Ständiger Unterausschuss des Landesverteidigungsausschusses zur Überprüfung von nachrichtendienstlichen Maßnahmen zur Sicherung der militärischen Landesverteidigung und Ständiger Unterausschuss des Ausschusses für innere Angelegenheiten zur Überprüfung von Maßnahmen zum Schutz der verfassungsmäßigen Einrichtungen und ihrer Handlungsfähigkeit, Art. 52a B-VG, §§ 32b ff Geschäftsordnungsgesetz 1975.
(200)Defensor del Pueblo, base jurídica para el control de la policía (SUPO): Poliisilaki 493/1995 §33 und Laki pakkokeinolain 5 a luvun muuttamisesta 366/1999 §15, para el ámbito militar: Poliisilaki 493/1995 §33 und Laki poliisin tehtävien suorittamisesta puolustusvoimissa 1251/1995 §5.
(201)Rikspolisstyrelsens ledning, Förordning (1989:773) med instruktion för Rikspolisstyrelsen (Verordnung (1989:773) sobre la autoridad nacional de Policía).
(202)Informaciones para las empresas sujetas a la protección secreta, Ministerio Federal de Economía, 1997.
(203)Michael E. Porter, Competitive Strategy, Simon & Schuster (1998).
(204)Roman Hummelt, Espionaje económico en la autopista de la información, Editorial Hanser (1997).
(205)No se mencionan los detalles ni los nombres.
(206)IMPULSE,3/97,S.13 ff.
(207)Louis J. Freeh, Director del FBI, Statement for the Record, Hearing on Economic Espionage, House Judiciary Committee, Subcommittee on Crime, Washington D.C., 9.5.1996.
(208)Robert Lyle, Radio Liberty/Radio Free Europe, 10 de febrero de 1999.
(209)Computerzeitung, 30.11.1995, p. 2.
(210)Roman Hummelt, Spionage auf dem Datenhighway, Hanser Verlag (1997), p. 49 y ss.
(211)Información privada de un servicio de contraespionaje al ponente. Fuente protegida.
(212)Estrategia de Seguridad Nacional.
(213)State Department Foreign Press Center Briefing, Subject: Intelligence Gathering and Democracies: The Issue of Economic and Industrial Espionage, Washington DC, 7.3.2000.
(214)Statement for the Record de Louis J. Freeh, Director del FBI, Hearing on Economic Espionage. Comisión Nacional de Asuntos Jurídicos, Comisión de Delincuencia, Washington DC, 9.5.1996.
(215)Consequently foreign governments, through a variety of means, actively target U.S. persons, firms, industries and the U.S. gobernment itself, to steal or wrongfully obtain critical technologies, data and information in order to provide their own industrial sectors with a competitive advantage."
(216)El final de la Guerra Fría no ha producido un dividendo de paz en cuanto al espionaje económico. Freeh, Statement for the Record de Louis J. Freeh, Director del FBI, Audiencia sobre Espionaje Económico, Comisión Nacional de Asuntos Judiciales, Comisión de Delincuencia, Washington DC, 9.5.1996.
(217)Interpretación del ponente sobre las críticas explicaciones de Louis J. Freeh ante la comisión.
(218)En estos ámbitos, la escucha de comunicaciones es un método muy prometedor.
(219)James Woolsey, Observaciones en el Centro de Presa Extranjera, transcripción, 7.3.2000, http:cryptome.org/echelon-cia.htm.
(220)It is not the policy nor the practice of the U.S. to engage in espionage that would provide an unfair advantage to U.S. Companies".
(221)Como indicaba asimismo en mi testimonio, hay casos en que nos enteramos de que empresas extranjeras o sus Gobiernos, sobornan, mienten, estafan o engañan para arrebatar licencias a empresas estadounidenses. Cuando obtenemos esta información, la transmitimos a las agencias correspondientes, advirtiéndoles al respecto. Ellas utilizan esta información a través de otros medios y canales para comprobar si pueden ayudar a una empresa estadounidense. Lo que hacemos es defendernos, nunca atacamos y nunca atacaremos.
(222)Albin Eser, Michael Überhofer, Barbara Huber (Eds), Korruptionsbekämpfung durch Strafrecht. Ein rechtsvergleichendes Gutachten zu den Bestechungsdelikten im Auftrag des Bayerischen Staatsministeriums der Justiz, edition iuscrim (1997).
(223)El grado oscila entre 10 (baja tasa de corrupción) y 0 (tasa de corrupción elevada): Suecia (8,3), Australia (8,1), el Canadá (8,1), Austria (7,8), Suiza (7,7), los Países Bajos (7,4), el Reino Unido (7,2), Bélgica (6,8), Alemania (6,2), EE.UU. (6,2), Singapur (5,7), España (5,3), Francia (5,2), el Japón (5,1), Malasia (3,9), Italia (3,7), Taiwan (3,5), Corea del Sur (3,4) y China (3,1).
http://www.transparency.org/documents/cpi/index.html#bpi
(224)Convenio de Lucha contra la Corrupción de Agentes Públicos Extranjeros en las Transacciones Internacionales
http://www.oecd.org/daf/nocorruption/20novle.htm
(225)OFFICE OF THE CHIEF COUNSEL FOR INTERNATIONAL COMMERCE, Legal Aspects of International Trade and Investment, http:///www.ita.doc.gov/legal/
(226)http://www.oecd.org/daf/nocorruption/annex3.htm
(227)Criminal Law Convention on Corruption,
http://conventions.coe.int/treaty/EN/WhatYouWant.asp?NT=173&CM=8&DF=21/06/01
(228)Civil Law Convention on Corruption ETS no.: 174,
http://conventions.coe.int/treaty/EN/WhatYouWant.asp?NT=174&CM=8&DF=21/06/01
(229)Convenio establecido sobre la base de la letra c) del apartado 2 del artículo K.3 del Tratado de la Unión Europea, relativo a la lucha contra los actos de corrupción en los que estén implicados funcionarios de las Comunidades Europeas o de los Estados miembros de la Unión Europea. DO C 195 de 25.6.1997, p. 2.
(230)Acción común de 22 de diciembre de 1998 adoptada por el Consejo sobre la base del artículo K.3 del Tratado de la Unión Europea, sobre la corrupción en el sector privado (98/742/JI), DO L 358 de 31.12.1998, p. 2.
(231)Archivo de la Casa Blanca, http://govinfo.library.unt.edu/npr/library/direct/orders/tradepromotion.html
(232)Página web del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), http://www.whitehouse.gov/nsc
(233)Folleto del TPCC sobre el Centro de Interlocución, octubre de 1996.
(234)Página web del Centro de Interlocución, http://www.ita.doc.gov/td/advocacy/
(235)Orden del día de la reunión del Grupo de trabajo TPCC, 18.7.1994, TPCC Indonesia Advocacy-Finance Working Group, Distribution List, acta de la reunión del 17.8.1994, de una carta del U.S. Foreign Commercial Service de 25.8.1994
(236)Ibidem: El funcionario Bob propone que se incluya como información de fondo a todos los competidores conocidos por el Grupo para estos proyectos". El funcionario Bob es uno de los representantes de la CIA.
(237)Computerspionage, Documentation Nr. 44, Ministerio Federal de Economía, julio de 1998.
(238)Roman Hummelt, Wirtschaftsspionage auf dem Datenhighway, Hanser Verlag, Munich (1997).
(239)George Kurtz, Stuart McClure, Joel Scambray, Hacking exposed, Osborne/McGraw-Hill (2000) p. 94.
(240)Martin Kuppinger, Internet- und Intranetsicherheit, Microsoft Press Deutschland (1998), p. 60.
(241)Othmar Kyas, Sicherheit im Internet, International Thomson Publishing (1998), p. 23.
(242)Anonymus, Hacker's guide, Markt & Technik-Verlag (1999)
(243)Comunicación privada. Fuente reservada.
(244)Comunicación de miembros del COREPER y de funcionarios del Consejo. Fuente reservada.
(245)Decisión del Consejo, de 19 de marzo de 2001, por la que se adoptan las normas de seguridad del Consejo, DO L 101 de 11.4.2001, p. 1 y ss..
(246)Hay pruebas en este sentido que se remontan a la Antigüedad como, por ejemplo, la utilización del método de codificación con cilindros utilizado por los espartanos en el siglo V.
(247)Véase Otto Leiberich: Vom diplomatischen Code zur Falltürfunktion – Hundert Jahre Kryptographie in Deutschland, Spektrum der Wissenschaft, junio de 1999, p. 26 y ss..
(248)Introducido por el Comandante Joseph Mauborgne, jefe del Servicio de investigación criptográfica del ejército de los EE.UU. Véase Simon Singh, Geheime Botschaften, Carl Hanser Verlag (1999), p. 151.
(249)Véase Simon Singh, Geheime Botschaften, Carl Hanser Verlag (1999), p.151 y ss..
(250)Véase Reinhard Wobst, Abenteur Kryptologie2, Adison Welsey (1998), p. 60.
(251)ENIGMA: sistema desarrollado por Arthur Scherbius, patentado en 1928. En cierto modo parecía una máquina de escribir, ya que tenía un teclado con el que se escribía el texto original. Mediante un tablero de clavijas y unos rodillos, el texto se codificaba según unas normas concretas y se descodificaba con la misma máquina mediante códigos.
(252)American Standard Code for Information Interchange.
(253)A = 1000001, B= 1000010, C= 1000011, D= 1000100, E = 1000101, etc..
(254)Esta cifra, en términos binarios, está formada por 56 "0" y "1". Véase Singh, Geheime Botschaften, Carl Hanser Verlag (1999), p. 303.
(255)Simon Singh, Geheime Botschaften, Carl Hanser Verlag (1999), p. 302 y ss..
(256)Creado por dos criptógrafos belgas de la Universidad Católica de Lovaina, Joan Daemen y Vincent Rijmen.
(257)La idea de la encriptación asimétrica que utiliza el sistema de la clave publica es de Whitfield Diffie y Martin Hellmann.
(258)Simon Singh, Geheime Botschaften, Carl Hanser Verlag (1999), p. 327.
(259)Johannes Buchmann, Faktorisierung großer Zahlen, Spektrum der Wissenschaft 2 (1999), p. 6 y ss..
(260)Simon Singh, Geheime Botschaften, Carl Hanser Verlag (1999), p. 335 y ss..
(261)Se encuentra información sobre este software en http://www.pgpi.com.
(262)Con respecto a la criptografía cuántica, véase Reinhard Wobst, Abenteuer Kryptographie2, Adison Welsey (1998), p. 234 y ss.
(263)Charles Grant, Intimate relations. Can Pritain play a leading role in European defence - and keep its special links to US intelligence? 4.2000, Centro for European Reform.


OPINIÓN MINORITARIA de Giuseppe di Lello, Pernille Frahm y Alain Krivine

El informe de la comisión afirma la existencia del sistema de interceptación Echelon, gestionado por distintos Estados, entre los que se cuenta el Reino Unido, Estado miembro de la Unión Europea, con la colaboración de Alemania.

Un sistema de este tipo de interceptación indiscriminada de comunicaciones, datos y documentos viola el derecho fundamental al respeto de la vida privada garantizado por el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y por el artículo 6 del Tratado de la Unión Europea.

Por lo tanto, este sistema viola flagrantemente las libertades de los ciudadanos europeos, la lógica del libre mercado y la seguridad de la Unión; sea cual sea nuestro juicio sobre estas lógicas y estos tratados o nuestra oposición a los mismos, estas violaciones son inaceptables.

En sus conclusiones, el informe debería haber pedido al Reino Unido que se disocie del sistema Echelon y a Alemania, que cierre la base de escuchas situada en su territorio. No puede sino lamentarse que la Unión Europea se preocupe más por el espionaje industrial que por las escuchas a particulares.


OPINIÓN MINORITARIA de Patricia McKenna e Ilka Schröder

El presente informe hace una observación importante al insistir en la existencia de Echelon. Pero se queda corto en las conclusiones políticas. Es hipócrita que el Parlamento Europeo critique la existencia de las prácticas de interceptación de Echelon y al mismo tiempo participe en los planes de establecimiento de un servicio secreto europeo.

No existe en el mundo ningún mecanismo público eficaz de control de los servicios secretos y sus prácticas antidemocráticas. En la esencia de los servicios secretos está el que no selos puede controlar. Por lo tanto, deben suprimirse. El presente informe sirve para legitimar un servicio secreto europeo que infringirá derechos fundamentales, justamente lo mismo que hace Echelon.

Para la mayoría del Parlamento, el centro de interés es la industria, cuyos beneficios se ven presuntamente amenazados por el espionaje industrial. Sin embargo, la cuestión fundamental es que ya nadie puede comunicarse confidencialmente a distancia. El espionaje político es una amenaza mucho mayor que el espionaje económico.

El presente informe minimiza constantemente estos peligros que presenta Echelon, y soslaya los planes de interceptación ENFOPOL de la UE. Para cualquier sociedad vivir bajo un control permanente es una decisión fundamental. Con la aprobación del presente informe, el Parlamento Europeo muestra que no le preocupa la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los ciudadanos.


OPINIÓN MINORITARIA de Jean-Charles Marchiani

El Grupo UEN ha tomado nota sin sorpresa de los resultados de la votación sobre el informe del Sr. Schmid, que en un principio debía tratar del sistema de espionaje anglosajón Echelon.

La mayoría de este Parlamento señaló claramente desde el primer momento sus intenciones, al preferir esta comisión ad hoc al establecimiento de una verdadera comisión de investigación. Así, la mayoría no tenía ya nada que temer de unos trabajos en los que la eficacia del ponente para proceder sistemáticamente a maniobras de diversión no resultaba amenazada en lo más mínimo por un grupo de descontentos con motivaciones demasiado dispares.

Nuestro mensaje, por su parte, es nítido: los esfuerzos del Sr. Schmid no han podido ocultar la evidencia de la existencia del sistema Echelon ni la de la implicación activa o pasiva de varios Estados miembros.

Por lo tanto, se constata una grave infracción de los principios de los Tratados, que habría debido dar lugar a sanciones o, al menos, a medidas capaces de evitar que se supedite la solidaridad intraeuropea a los imperativos de la solidaridad anglosajona.

El voluminoso informe del Sr. Schmid es rico en informaciones, pero no hace al caso.

Por ello, hemos querido apartarnos del mismo y rechazar un funcionamiento que permite al mismo tiempo que este Parlamento apruebe sanciones "preventivas" contra un gobierno elegido democráticamente y se abstenga de hacerlo en circunstancias como estas en las que nos encontramos.


OPINIÓN MINORITARIA de Maurizio Turco

A.   Si bien se ha puesto de manifiesto la existencia probable de un sistema angloamericano de interceptaciones sistemáticas y generalizadas filtradas con motores de búsqueda, se ha omitido que esta capacidad tecnológica es utilizada con seguridad por Alemania y los Países Bajos y probablemente por Francia. Por consiguiente, dado que, en nombre de la seguridad nacional, los servicios secretos interceptan sin autorización comunicaciones procedentes del extranjero, algunos Estados miembros interceptan actividades de instituciones, ciudadanos y empresas de otros Estados miembros.

B.   Aunque la potenciación del encriptado favorece la protección de la intimidad, entraña asimismo la potenciación de los medios de descifrado técnicos y legales, en virtud de un vínculo indisoluble entre el desarrollo de sistemas criptográficos, de análisis de cifrados y de técnicas de interceptación.

C.   Por consiguiente, las soluciones deben buscarse en el terreno político:

- mediante el control judicial y parlamentario de las actividades de interceptación y vigilancia de los servicios de policía, seguridad y espionaje;
- impidiendo la multiplicación de las autoridades de control, que operan con normas diversas de protección de los datos y en ausencia de un auténtico control democrático y judicial;
- regulando, con arreglo a la norma más estricta y retomando la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la protección de la intimidad de los ciudadanos europeos frente a intrusiones preventivas de autoridades estatales y eliminando las discriminaciones existentes en la Unión entre ciudadanos de los diversos Estados miembros.

Anexo I: Lista de los expertos que han informado a la comisión

1.   Diputados a Parlamentos nacionales

Arthur PAECHT, Asamblea Nacional francesa

Armand De DECKER, Presidente del Senado belga

Anne-Marie LIZIN, Senado belga

Hans VAN HEVELE, Secretaría del Senado belga

Guilherme SILVA, Parlamento portugués

Ludwig STIEGLER, Bundestag alemán

Dieter ANTONI, Parlamento austríaco

Desmond O´MALLEY, Parlamento irlandés

2.   Representantes de servicios secretos

Ernst UHRLAU, Coordinador de los servicios secretos en la Cancillería Federal, Alemania

Harald WOLL, Servicios de protección de la Constitución del Estado de Baden-Württemberg, Alemania

3.   Expertos en seguridad de telecomunicaciones, redes y ordenadores

José Manuel MENDES ESTEVES SERRA VERA, Director técnico, Banco Espirito Santo, Portugal

Clive FEATHER, Director de desarrollo de software, Demon Internet Ltd, Reino Unido

Jacques VINCENT-CARREFOUR, ex Director de la sección de seguridad de redes, France Telecom

Bruno PELLERO, Consultor especializado en escuchas de telecomunicaciones, Italia

Erhard MÖLLER, Lutz BERNSTEIN y Bernd SCHINKEN, Escuela Superior Técnica de Aquisgrán, Deutschland

4.   Escritores y periodistas dedicados a ECHELON

Duncan CAMPBELL, Reino Unido

Bo ELKJAER, Dinamarca

Kenan SEEBERG, Dinamarca

James BAMFORD, Washington D.C.

Nicky HAGER, Nueva Zelanda

5.   Expertos en encriptado

Reinhard WOBST, Unix Software, Alemania

Bernd ROELLGEN, Ciphers GmbH, Alemania

Peter BAHR, Ciphers GmbH, Alemania

Johan KEMPENAERS, KBC Bank, Bélgica

Leo VERHOEVEN, KBC Bank, Bélgica

Bart PRENEEL, Profesor de Criptología, Universidad Católica de Lovaina, Bélgica

Danny de TEMMERMAN, Comisión Europea

Desmond PERKINS, Comisión Europea

6.   Expertos en espionaje industrial y cuestiones afines

Sorbas VON COESTER, Director de Salamandre (consultora), Francia

Christian HARBULOT, Escuela de guerra económica, Francia

Thierry LA FRAGETTE, Circé, Francia

Ralf NEMEYER, Articon-Integralis, Alemania

7.   Derechos humanos y protección de la intimidad

Dimitri YERNAULT, Universidad Libre de Bruselas

Simon DAVIES, Privacy International, Reino Unido

Jérôme THOREL, Privacy International, Francia

Yaman AKDENIZ, Cyber Rights and Cyber Liberties, Leeds, Reino Unido

David NATAF y Alexandre COSTE, Millet-Sala-Nataf (bufete de abogados), París

Rüdiger DOSSOW, Consejo de Europa, Estrasburgo

8.   Representantes de instituciones europeas

Comisión Europea

Comisario Christopher PATTEN (Relaciones Exteriores)

Comisario António VITORINO (Justicia y Asuntos de Interior)

Comisario Erki LIKKANEN (Empresa y Sociedad de la Información)

Lodewijk BRIET, Dirección General de Relaciones Exteriores

Jacques DE BAENST, Director de Protocolo y de Seguridad

Françoise DE BAIL, Dirección General de Comercio

Susan BINNS, Dirección General de Mercado Interior

Consejo de la Unión Europea

Brian CROWE, Dirección General de Relaciones Exteriores

Roland GENSON, Representación permanente de Luxemburgo, responsable de Justicia y Asuntos de Interior

Hervé MASUREL, representante de la Presidencia francesa en ejercicio

Embajador Gunnar LUND, representante de la Presidencia sueca en ejercicio

Banco Central Europeo

Christoph BOERSCH, Wolfgang SCHUSTER y Dominique DUBOIS, Banco Central Europeo

9.   Interlocutores en viajes

Viaje del presidente y el ponente a París, 18 y 19 de enero de 2001

Jean-Claude MALLET, Secretario General de SGDN

Bertrand DUMONT, General de de la Fuerza Aérea, Secretario General Adjunto, SGDN

Claude-France ARNOULD, Directora de Asuntos Internacionales y Estratégicos, SGDN

Henri SERRES, Director encargado de la securidad de los sistemas de información, SGDN

Stéphane VERCLYTTE, Consejero de asuntos jurídicos y europeos, SGDN

Philippe DULUC, Consejero de asuntos científicos y técnicos, SGDN

Gérard ARAUD, Director de Asuntos Estratégicos, Ministerio de Asuntos Exteriores

Olivier MOREAU, Director de Seguridad, Ministerio de Asuntos Exteriores

Eric PERRAUDAU, Consejero, Ministerio de Defensa

Jean-Pierre MILLET, abogado

Viaje del presidente y el ponente a Londres, 24 a 26 de enero de 2001

Tom KING, Presidente de la Comisión de Inteligencia y Seguridad, Cámara de los Comunes

Alistair CORBETT, Jefe de la Secretaría de la CIS, Cámara de los Comunes

Donald ANDERSON, Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Cámara de los Comunes

Bruce GEORGE, Presidente de la Comisión de Defensa, Cámara de los Comunes

Jack STRAW, Secretario de Estado del Ministerio del Interior

Michael GILLESPIE, Coordinador de los servicios de seguridad

Charles GRANT, Director, Centre for European Reform

Casper BOWDEN, Director de FIPR

Viaje de la mesa de la comisión, los coordinadores y el ponente a Washington D.C., 6 a 12 de mayo de 2001

Günter BURGHARDT, Jefe de la Delegación de la Comisión en Washington D.C.

James WOOLSEY, ex Director de la CIA

Jeffrey RICHELSON, Director, Archivo Nacional de Seguridad, Universidad George Washington

Marc ROTENBERG, Electronic Information Privacy Centre

Wayne MADSEN, Electronic Information Privacy Centre

David SOBEL, Electronic Information Privacy Centre

Barry STEINHARDT, Director adjunto, American Civil Liberties Union

Porter J. GOSS, Presidente de la Comisión de Inteligencia

Ms Nancy PELOSI, Vicepresidente de la Comisión de Inteligencia

Robert DAVIS, Asesor adjunto del Servicio de Examen de la Política de Inteligencia, Ministerio de Justicia de los EE.UU.


Anexo II: Bibliografía

OBRAS CITADAS

Advocacy Center, Homepage, http://www.ita.doc.gov/td/advocacy/

Andrew, Christopher, The growth of the Australian Intelligence Community and the Anglo-American Connection, 223-224 in E. Hayden, H. Peake and S. Halpern eds, In the Name of Inteligence. Essays in honor of Washington Pforzheimer (Washington NIBC Press 1995), 95-109

Andrew, Christopher, The making of the Anglo-American SIGINT Alliance, in: Hayden B. Peake, Halpern, Samuel. (Eds.): In the Name of Intelligence. Essays in Honor of Walter Pforzheimer, NIBC Press (1995), 95 -109

Andronov, Major A., Zarubezhnoye voyennoye obozreniye, Nr.12, 1993, 37-43

Anonymus, Hacker’s guide, Markt &Technik-Verlag (1999)

Bamford, James, Body of Secrets. Anatomy of the Ultra-Secret National Security Agency. From the Cold War through the Dawn of a new Century, Doubleday Books (2001)

Bamford, James, The Puzzle Palace. Inside the National Security Agency, America's most secret intelligence organization, Penguin Books (1983)

Benett, Gordon, Conflict Studies and Research Center, The Federal Agency of Government Communications and Information, August 2000, http://www.csrc.ac.uk/pdfs/c105.pdfhttp://www.csrc.ac.uk/pdfs/c105.pdf

Berliner Zeitung, Abgehört, 22.1.1996

Bode, Britta, Heinacher, Peter, Sicherheit muß künftig zur Chefsache erklärt werdenn Handelsblatt, 29.8.1996

Brady, Martin, Direktor der DSD, Brief vom 16.3.1999 an Ross Coulthart, Sunday Program Channel 9; http://sunday.ninemsn.com/01_cover_stories/transcript_335.asp http://sunday.ninemsn.com/01_cover_stories/transcript_335.asp; http://sunday.ninemsn.com/01_cover_stories/article_335.asp http://sunday.ninemsn.com/01_cover_stories/article_335.asp

Bronskill, Jim, Canada a key snooper in huge spy network, Ottawa Citizen, 24.10.2000, http://www.ottawacitizen.com/national/990522/2630510.html http://www.ottawacitizen.com/national/990522/2630510.html

Buchmann, Johannes, Faktorisierung großer Zahlen, Spektrum der Wissenschaft 2, 1999

Bundesministerium für Wirtschaft und Technologie der Bundesrepublik Deutschland, Computerspionage, Dokumentation Nr. 44, Juli 1998

Bundesministerium für Wirtschaft und Technologie der Bundesrepublik Deutschland, Informationen für geheimschutzbetreute Unternehmen (1997)

Bundesverfassungsgericht der Bundesrepublik Deutschland, BVerfG-Urteil, 1 BvR 2226/94 vom 14.7.1999 (zu Art. 10 GG, Gesetz zu Artikel 10 Grundgesetz)

Campbell, Duncan, Der Stand der Dinge der Fernmeldeaufklärung (COMINT) in der automatisierten Verarbeitung zu nachrichtendienstlichen Zwecken von überwachten mehrsprachigen Breitbandmietleitungssystemen und den öffentlichen Leitungsnetzen und die Anwendbarkeit auf die Zielbestimmung und -auswahl von COMINT einschließlich der Spracherkennung, Band 2/5, in: STOA (Ed), die Entwicklung der Überwachungsechnologie und die Risiken des Missbrauchs von Wirtschaftsinformationen (Oktober 1999), PE 168.184

Campbell, Duncan, Inside Echelon, Heise Online, 24.7.2000, http://www.heise.de/tp/deutsch/special/ech/6928/1.html http://www.heise.de/tp/deutsch/special/ech/6928/1.html

Comité permanent de contrôle des service de renseignement, Rapport d'énquête sur la manière dont les services belges de renseignement reagissent face à l'éventualité d'un système americain "echelon" d'interception des communications téléphoniques et fax en Belgique, http://www.droit.fundp.ac.be/textes/echelonfr.pdf http://www.droit.fundp.ac.be/textes/echelonfr.pdf

Commission on the Roles and Capabilities of the US Intelligence Community, Preparing for the 21st Century: An Appraisal of U.S. Intelligence, (1996) http://www.gpo.gov/int/report.html http://www.gpo.gov/int/report.html

Deutscher Bundestag, Sekretariat des PKGr, Die Parlamentarische Kontrolle der Nachrichtendienste in Deutschland (2000)

Domestic and External Security Secretariat, Department of the Prime Minister and Cabinet (Neuseeland), "Securing our Nation's Safety", Dezember 2000, http://www.dpmc.govt.nz/dess/securingoursafety/index.html http://www.dpmc.govt.nz/dess/securingoursafety/index.html

Dodel, Hans, Satellitenkommunikation, Hüthig Verlag (1999),

Elkjaer, Bo & Seeberg, Kenan, Echelon was my baby, Ekstra Bladet, 17.1.1999

Eser, Albin, Überhofer Michael, Huber Barbara (Eds), Korruptionsbekämpfung durch Strafrecht. Ein rechtsvergleichendes Gutachten zu den Bestechungsdelikten im Auftrag des Bayerischen Staatsministeriums der Justiz, edition iuscrim (1997)

Federation of American Scientists (FAS), Homepage, http://www.fas.org/ http://www.fas.org/

Fink, Manfred, Lauschziel Wirtschaft - Abhörgefahren und -techniken, Vorbeugung und Abwehr, Richard Boorberg Verlag, Stuttgart (1996)

Förster, Andreas, Maulwürfe in Nadelstreifen, Henschel Verlag (1997)

Frattini, Franco, Il ruolo dei servizi di informazione e sicurezza nel caso 'Echelon'. Relazione del comitato parlamentare per i servizi di informatione e sicurezza e per il segreto di stato. Approvata nella seduta del 29 novembre 2000, Trasmessa alle Presidenze il 19 dicembre 2000.

Freeh, Louis J, Statement for the Record, Hearing on Economic Espionage, House Judiciary Committee, Subcommittee on Crime, Washington DC, 9.5.1996

Freyer, Ulrich, Nachrichten-Übertragungstechnik, Hanser Verlag (2000)

Frowein, Jochen Abr., Peukert, Wolfgang, Europäische Menschenrechtskonvention2, N. P. Engel Verlag (1996)

Frost, Mike in Fernsehinterview von NBC "60 Minutes" vom 27.2.2000, http://cryptome.org/echelon-60min.htm http://cryptome.org/echelon-60min.htm

Frost, Mike in Interview des australischen Senders Channel 9 vom 23.3.1999 http://www.geocities.com/CapitolHill/Senate/8789/sunday1.htm http://www.geocities.com/CapitolHill/Senate/8789/sunday1.htm

Grant, Charles, Intimate relations. Can Britain play a leading role in European defence - and keep its special links to US intelligence? 4.2000, Centre for European Reform

Guisnel, Jean, L'espionnage n'est plus un secret, The Tocqueville Connection, 10.7.1998

Hager, Nicky, Secret Power. New Zealands´s Role in the international Spy Network, Craig Potton Publishing (1996)

Hager, Nicky, Exposing the global surveillance system, http://www.ncoic.com/echelon1.htm http://www.ncoic.com/echelon1.htm

Hoffmann, Wolfgang, Arbeitsgemeinschaft für Sicherheit der Wirtschaft e.V. (ASW), Aktuelle Anmerkungen zur Sicherheitslage der deutschen Wirtschaft, April 2001

Hummelt, Roman, Wirtschaftsspionage auf dem Datenhighway, Strategische Risiken und Spionageabwehr, Hanser Verlag (1997)

Intelligence and Security Committee (UK), Annual Report 1999-2000

Jacobs, Frnacis G, White, Robin C.A., The European Convention on Human Rights2, Clarendon Press (1996)

Jauvert, Vincent, Espionnage - comment la France écoute le monde, Le Nouvel Observateur, 5.4.2001, Nr. 1900, S. 14 ff.

Kreye, Andrian, Aktenkrieger, Süddeutsche Zeitung, 29.3.2001

Kuppinger, Martin, Internet- und Intranetsicherheit, Microsoft Press Deutschland (1998), 60

Kurtz, George, McClure, Stuar, Scambray, Joel, Hacking exposed, Osborne/McGraw-Hill (2000)

Kyas, Othmar, Sicherheit im Internet, International Thomson Publishing (1998), 23

Landesamt für Verfassungsschutz Baden Württemberg, Wirtschaftsspionage, Die gewerbliche Wirtschaft im Visier fremder Nachrichtendienste, 10/1998

Legal Standards for the Intelligence Community in Conducting Electronic Surveillance, Bericht an den amerikanischen Congress Ende Februar 2000, http://www.fas.org/irp/nsa/standards.html

Leiberich, Otto, Vom diplomatischen Code zur Falltürfunktion - Hundert Jahre Kryptographie in Deutschland, Spektrum der Wissenschaft, Juni 1999

Lyle Robert, Radio Liberty/Radio fre Europe, 10.Februar 1999

National Security Councils (NSC), Homepage, http://www.whitehouse.gov/nsc http://www.whitehouse.gov/nsc

Madsen, Wayne in Fernsehinterview von NBC "60 Minutes" vom 27.2.2000, http://cryptome.org/echelon-60min.htm http://cryptome.org/echelon-60min.htm

Paecht, Arthur, Rapport d'information déposé en application de l'article 145 du règlement par la commission de la défense nationale et des forces armées, sur les systèmes de surveillance et d'interception électroniques pouvant mettre en cause la sécurité nationale, N° 2623 Assemblée nationale, enregisté à la Présidence de l'Assemblée nationale le 11 octobre 2000.

Paecht, Arthur, Rapport fait au nom de la Commission de la défense nationale et des forces armées sur la proposition de loi (N° 1497) de M. Paul Quilès et plusieurs de ses collègues tendant à la création d'une délégation parlementaire pour les affaires de renseignement, enregistré à la Présidence de l'assemblée nationale le 23. novembre 1999

Porter, Michael E., Competitive Strategy, Simon & Schuster (1998)

Richelson, Jeffrey T., Desperately seeking Signals, The Bulletin of the Atomic Scientists Vol. 56, No. 2/2000, pp. 47-51, http://www.bullatomsci.org/issues/2000/ma00/ma00richelson.html http://www.bullatomsci.org/issues/2000/ma00/ma00richelson.html

Richelson, Jeffrey T., The U.S. Intelligence Community4, Westview Press, 1999

Richelson, Jeffrey T., The National Security Agency Declassified, National Security Archive Electronic Breefing Book no. 24, George Washington University http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.html http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB23/index.html

Richelson, Jeffrey T., Ball, Desmond, The Ties That Bind, Boston Unwin Hyman (1985)

Richter, Nicolas, Klettern für die Konkurrenz, Süddeutsche Zeitung, 13.9.2000

Rötzer, Florian, Die NSA geht wegen Echelon an die Öffentlichkeit, Heise Online, 26.02.2000, http://www.heise.de/bin/tp/issue/download.cgi?artikelnr=6633&rub_ordner=special http://www.heise.de/bin/tp/issue/download.cgi?artikelnr=6633&rub_ordner=specialhttp://www.heise.de/bin/tp/issue/download.cgi?artikelnr=6633&rub_ordner=special http://www.heise.de/bin/tp/issue/download.cgi?artikelnr=6633&rub_ordner=special

Schmidt-Eenboom, Erich, Streng Geheim, Museumsstiftung Post und Telekommunikation Heidelberg, (1999)

Schütze, Arno, Wirtschaftsspionage: Was macht eigentlich die Konkurrenz? P.M. Magazin, Die Moderne Welt des Wissens (1998)

Shane Scott, Bowman Tom, America's Fortress of Spies, Baltimore Sun, 3.12.1995

Simon Singh, Geheime Botschaften, Carl Hanser Verlag (1999)

Smith, Bradley F., The Ultra-Magic Deals and the Most Secret Special Relationship 1940-1946, Presidio (1993)

Sorti, Francesco, Dossier esclusivo. Caso Echelon. Parla Luigi Ramponi. Anche I politici sapevano, Il Mondo, 17.4.1998

State Department Foreign Press Center Briefing, Subject: Intelligence Gathering and Democracies: The Issue of Economic and Industrial Espionage, Washington DC, 7.3.2000

Süddeutsche Zeitung, Haftstrafe wegen Spionage für Russland, 30.5.2000

TPCC, Broschüre über das Advocacy Center, Oktober 1996

Thaller, Georg Erwin, Satelliten im Erdorbit. Nachrichten, Fernsehen und Telefonate aus dem Weltall, Franzis Verlag, München (1999)

Weißes Haus, Archive, http://govinfo.library.unt.edu/npr/library/direct/orders/tradepromotion.html http://govinfo.library.unt.edu/npr/library/direct/orders/tradepromotion.htmlhttp://govinfo.library.unt.edu/npr/library/direct/orders/tradepromotion.html http://govinfo.library.unt.edu/npr/library/direct/orders/tradepromotion.html

Wessely, Wolfgang, Das Fernmeldgeheimnis - ein unbekannts Grundrecht?, ÖJZ 1999, 491 ff

Wirtschaftswoche "Antennen gedreht", Nr. 46/9, November 1999

Wirtschaftswoche "Nicht gerade zimperlich", Nr. 43/16, Oktober 1992

Wobst, Reinhard, Abenteuer Kryptologie, Adison-Wesley (1998)

Woolsey, James, Why America Spies on its Allies, The Wall Street Journal Europe, 22.3.2000

Woolsey, James, Remarks at the Foreign Press Center, Transskript, 7.3.2000, http://cryptome.org/echelon-cia.htm http://cryptome.org/echelon-cia.htm

Wright, Steve, An appraisal of technologies for political control, STOA interim study (1998) PE 166.499/INT.ST.

Yernault, Dimitri, "Echelon" et l'Europe. La protection de la vie privée face à l'espionnage des communications, Journal des tribunaux, Droit Européen 2000, S. 187 ff.

OTRAS OBRAS

Air Intelligence Agency (AIA), Homepage, http://www.aia.af.mil http://www.aia.af.mil

America´s Military Community, Homepage, http://www.military.com

Barr, Bob, Barr moves to expose "project ECHELON", 9.11.1999, http://www.house.gov/barr/p_110999.html http://www.house.gov/barr/p_110999.html

Bundesnachrichtendienst, Die Nachrichtendienste der Bundesrepublik Deutschland, 2000, http://www.bundesnachrichtendienst.de/diensteb.htm http://www.bundesnachrichtendienst.de/diensteb.htm

Bundesamt für Verfassungsschutz, Spionage gefährdet die Sicherheit und die Interessen unseres Landes, 2001, http://www.verfassungsschutz.de/arbeitsfelder/spion/page.html http://www.verfassungsschutz.de/arbeitsfelder/spion/page.html

Campbell, Duncan, Somebody´s listening, They´ve got it taped, 12.8.1988, New Statesman, http://jya.com/echelon-dc.htm http://jya.com/echelon-dc.htm

Central Intelligence Agency (CIA), Homepage http://www.odci.gov/index.html http://www.odci.gov/index.html

Commander Submarine Force, U.S. Atlantic Fleet - Surveillance and Intelligence, http://www.sublant.navy.mil/roles.htmhttp://www.sublant.navy.mil/roles.htm#survintel

Collingwood, John, Carnivore Diagnostic Tool, 16.8.2000, FBI-Press-Room http://www.fbi.gov/pressrm/congress/congress00.htm http://www.fbi.gov/

Ecole de Guerre Economique, Homepage, http://www.ege.eslsca.fr/ http://www.ege.eslsca.fr/

Federal Bureau of Investigation (FBI), Homepage, http://www.fbi.gov http://www.fbi.gov

Frankfurter Allgemeine Zeitung, Niederländische Wirtschaftsspionage, 19.4.2000

Frankfurter Allgemeine Zeitung, Wirtschaftsspionage, 3.2.2001

Freeh, J. Louis, Wirtschaftsspionage, 28.2.1996, Ansprache vor dem Senat, http://www.fbi.gov http://www.fbi.gov

General Dynamics, Seawolf Class, http://www.gdeb.com/programs/seawolf/ http://www.gdeb.com/programs/seawolf/

Göbel, Jürgen, Kommunikationstechnik, Grundlagen und Anwendungen, Hüthig (1999)

Goss, J. Porter, Additional views of chairman Porter J. Goss, 2000, http://www.aclu.org/echelonwatch/goss.htm http://www.aclu.org/echelonwatch/goss.htm

Gralla, Preston, So funktioniert das Internet: ein virtueller Streifzug durch das Internet, Markt und Technik (1999)

Hager, Nicky, Wie ich Echelon erforscht habe, 11.04.2000, http://www.heise.de/tp/deutsch/special/ech/6728/1.html http://www.heise.de/tp/deutsch/special/ech/6728/1.htmlhttp://www.heise.de/tp/deutsch/special/ech/6728/1.html http://www.heise.de/tp/deutsch/special/ech/6728/1.html

Hayden, Michael, Statement for the record of House Permanent Select Committee on intelligence, 12.04.2000 http://www.nsa.gov/releases/DIR_HPSCI_12APR.HTMLhttp://www.nsa.gov/releases/DIR_HPSCI_12APR.HTML

Innenministerium Brandenburg, Abwehr von Wirtschaftsspionage, 1999

Kerr, M. Donald, Congressional Statement on Carnivore Diagnostic Tool, 6.9.2000, http://www.fbi.gov http://www.fbi.gov

Kerr, M. Donald, Congressional Statement on Internet and data Interception Capabilities Developed by FBI, 24.7.2000, http://www.fbi.gov http://www.fbi.gov

Mass, Christian, Satelliten Signale anzapfen und auswerten, Satellitenspionage für Einsteiger, Franzis Verlag, Funkschau Telekom, Poing 1998

Mathiesen, Thomas, On Globalisation of Control: Towards an Integrated Surveillance System in Europe, Statewatch Publication, 11.1999

Matschke, Klaus Dieter, Geheimdienste im Auftrag des Wettbewerbs, 5.9.1998, Seku Media Verlag Ingelheim

National Security Agency (NSA), Homepage, http://www.nsa.gov/ http://www.nsa.gov/

Preneel, Bart, Relative Security of Cryptographic, 18.11.1998, Presentation on Conference on Problems of Global Security

Schönleber, Claus, Verschlüsselungsverfahren für PC-Daten, Franzis Verlag, Poing 1995

Secretary of State for the Home Department, Interception of communication in the UK, Juni 1999

Sénat et Chambre des représentants de Belgique, 14.2.2000, Rapport d´activités 1999 du Comité permanent de contrôle des services de renseignements et de sécurité

Tenet, George, Statement by Director of Central Intelligence before the House Permanent Select Committee on Intelligence, 12.4.2000, http://sun00781.dn.net/irp/congress/2000_hr/tenet.html http://sun00781.dn.net/irp/congress/2000_hr/tenet.html

The United States Navy, Homepage, http://www.navy.mil http://www.navy.mil

The US Army Intelligence and Security Command (INSCOM), Homepage http://www.vulcan.belvoir.army.mil http://www.vulcan.belvoir.army.mil

The White House, Defending America's Cyberspace, National Plan for Information systems protection Version 1.0, 2000, The White House 2000

Ulfkotte, Udo, Marktplatz der Diebe, Wie die Wirtschaftsspionage deutsche Unternehmen ausplündert und ruiniert. Bertelsmann Verlag, München (1999)

V.   Bülow, Andreas, Im Namen des Staates. CIA, BND und die kriminellen Machenschaften der Geheimdienste. Piper Verlag, München (1998)

Verfassungsschutz Brandenburg, Abwehr von Wirtschaftsspionage - eine Aufgabe des Verfassungsschutzes, 1999, http://www.brandenburg.de/land/mi/vschutz/wispion.htm http://www.brandenburg.de/land/mi/vschutz/wispion.htm

Wall, Stephen, Ständiger Vertreter des Vereinigten Königreichs bei der Europäischen Union, Brief an Kommissar Liikanen zu GCHQ, 21.3.2000

Wojahn, Jörg, Die globalen High-Tech-Schnüffler, 1.9.2000, Der Standard


Anexo III: Definiciones y explicaciones en materia de interceptación de comunicaciones para fines de persecución penal

1.   Nota preliminar

En el curso de los trabajos de la comisión, en el debate sobre la admisibilidad, las consecuencias y los riesgos de los sistemas globales de escucha de los servicios de inteligencia, se ha hecho referencia en repetidas ocasiones a medidas y actividades desarrolladas en el interior de la UE que, si bien guardan relación con el tema de la interceptación de las comunicaciones, pertenecen al ámbito de la cooperación judicial en materia penal.

Por esta razón, el ponente no trata estas medidas en la parte principal de su informe, ya que la cuestión de la legitimidad de la interceptación de las comunicaciones para fines penales no debe mezclarse con la legitimidad de la interceptación de las comunicaciones para fines de inteligencia. Aunque ambos casos consistan en intromisiones en la esfera privada, justificadas por consideraciones de seguridad (en sentido amplio), hay tales diferencias en modo de proceder y orientación, que unas normas que podrían considerarse adecuadas y equilibradas para un ámbito no lo serán necesariamente para el otro. Por lo tanto, la conveniencia y la proporcionalidad de las medidas penales no debe debatirse en el contexto de la valoración política de las medidas de inteligencia.

Para eliminar posibles confusiones, abordaremos aquí las cuestiones planteadas y se facilitarán las explicaciones de determinados conceptos. A continuación, se plantean en primer lugar las diferencias entre la interceptación de las comunicaciones de carácter penal y de inteligencia (2), luego, con atención a las competencias de la UE, se exponen sus actos jurídicos que tocan a la interceptación de las comunicaciones de carácter penal (3) y finalmente se explican otros conceptos empleados reiteradamente en comisión en relación con trabajos transfronterizos en el ámbito de la interceptación de las comunicaciones(4).

2.   Diferenciación entre interceptación de las comunicaciones penal y por los servicios de información

La interceptación de las comunicaciones de los servicios de inteligencia exterior (como el denominado sistema Echelon) no persigue la vigilancia de personas determinadas en el interior del país, sino la vigilancia general de actividades desarrolladas en el extranjero, con el fin de obtener anticipadamente información relevante para la seguridad. Se desarrolla en secreto y no tiene la finalidad de ser pública, ni siquiera a largo plazo. Con el argumento de que sólo el secreto puede garantizar la seguridad y de que el objetivo no son los propios ciudadanos, se tolera en numerosas ocasiones que los servicios secretos actúen en una zona gris del Derecho en la que las normas son poco claras y los controles, deficientes.

En cambio, la interceptación de las comunicaciones de tipo penal pretende, en los casos en que se alberga una sospecha suficiente, impedir la comisión de delitos o sancionarlos. Las autoridades nacionales ponen en práctica las medidas de vigilancia. Si son necesarias medidas de vigilancia en el extranjero, las aplicarán las autoridades locales tras una comisión rogatoria. Puesto que se trata de intervenciones dirigidas contra los propios ciudadanos, desde el abandono del Estado policial existen normativas muy concretas y mecanismos eficaces de control, basados en una ponderación de intereses. Por ello, los mecanismos de vigilancia solamente pueden emplearse en casos concretos y con indicios de delito suficientes, en muchos Estados miembros, con la autorización del juez. Aunque la vigilancia tenga lugar en secreto, está destinada al uso de las pruebas en un procedimiento penal público, de manera que la propia autoridad está interesada en obtenerlas legalmente.

3.   Trabajos en la UE en el ámbito de la interceptación de las comunicaciones penal

3.1.   Generalidades

Con la introducción de un título relativo a la política exterior y de seguridad común en el Tratado de la UE se creó la posibilidad de colaboración entre servicios de inteligencia a nivel europeo. Pero hasta ahora aún no se ha hecho uso de la misma.

En la medida en que en el marco de la UE existen normativas y trabajos en el ámbito de la interceptación de las comunicaciones, afectan exclusivamente al ámbito penal, esto es, a la cooperación en los asuntos de la justicia y de interior

3.2.   Limitación de la competencia de la UE a reglamentaciones técnicas

La regulación de la admisibilidad de las escuchas actualmente corresponde en exclusiva a la competencia de los Estados miembros. Con arreglo al principio de la habilitación restringida, la UE solamente puede actuar cuando se le reconocen competencias con arreglo a los Tratados. Ahora bien, el título VI del TUE "Disposiciones relativas a la cooperación policial y judicial en materia penal" no prevé esta competencia. En el ámbito de la cooperación policial (apartado 1 del artículo 30 del TUE) está previsto exclusivamente un procedimiento común para aspectos operativos, es decir, los que afectan al modo de ejecución de los trabajos policiales. En el ámbito de la cooperación judicial, en el marco del procedimiento común la letra c) del artículo 31 prevé, en términos bastante generales, "la consecución de la compatibilidad de las normas aplicables en los Estados miembros", pero ello solamente se admite "en la medida necesaria para mejorar dicha cooperación", es decir, se orienta a normativas específicas de la cooperación. Y la "aproximación de normas de los Estados miembros en materia penal" del último guión del artículo 29 se limita al establecimiento de disposiciones mínimas sobre elementos constitutivos de los delitos" (letra e) del artículo 31). En síntesis, es posible constatar que la regulación de la cuestión sobre las circunstancias en que es admisible la ejecución de medidas de vigilancia sigue estando reservada al Derecho nacional. El ponente no conoce tampoco intentos de los Estados miembros que afecten a esta competencia exclusivamente nacional.

Por consiguiente, la cooperación entre los Estados miembros sobre la base de los Tratados de la UE no puede darse más que en la cuestión de la ejecución de medidas de vigilancia admisibles de conformidad con el Derecho nacional, esto es, en un nivel inferior. En los casos en los que la interceptación de las telecomunicaciones está permitida sobre la base del ordenamiento jurídico nacional, el Estado miembro de que se trate puede solicitar la ayuda de los demás Estados miembros para su realización técnica. Que la simplificación técnica perseguida, que sin duda hará mayor la eficiencia de las escuchas transfronterizas de tipo penal en el ámbito de la delincuencia organizada, deba considerarse positiva o negativa, dependerá probablemente en gran medida de la confianza en el propio Estado de Derecho. En todo caso, cabe destacar una vez más que aunque la uniformización técnica facilitará técnicamente la vigilancia transfronteriza y, como antes, tampoco podrán impedirse los casos concretos de abusos, no se ve afectado el requisito de la admisibilidad de la escucha, regulada en virtud del Derecho puramente nacional.

3.3.   Trabajos y actos jurídicos en el ámbito de la interceptación de las comunicaciones

En el ámbito de la interceptación de las telecomunicaciones, hasta ahora se han promulgado en el marco de la UE solamente dos actos, la Resolución del Consejo de 17 de enero de 1995 sobre la interceptación legal de las telecomunicaciones, cuyo contenido quedó pendiente de ampliación mediante un memorándum relativo a terceros países y del que además estaba prevista una actualización (ambas cosas se elaboraron en "documentos ENFOPOL"), y el Convenio sobre asistencia judicial en materia penal.

Resolución del Consejo de 17 de enero de 1995 sobre la interceptación legal de las telecomunicaciones(1)

La Resolución del Consejo de 17 de enero de 1995 sobre la interceptación legal de las telecomunicaciones parece remontarse a la cooperación de expertos en los seminarios ILET (véase a continuación en el apartado 4) y concordar en lo fundamental con los RIU (Requisitos Internacionales de los Usuarios) elaborados en ellos.

El objetivo de esta resolución es obrar para que en todos los Estados miembros se establezcan las condiciones técnicas necesarias para que las autoridades, en el marco de sus facultades nacionales, dispongan efectivamente de acceso a los datos, esto es, que la técnica les permita ejercer los poderes que se les confieren.

Para este fin se recogen en un anexo "requisitos" muy detallados de los Estados miembros, de los que el Consejo "toma nota" porque "constituyen una síntesis importante de las necesidades de las autoridades competentes para poner en práctica, desde un punto de vista técnico, la interceptación legal en los modernos sistemas de telecomunicación". Estos requisitos son, por ejemplo, la obtención de datos relativos a las conexiones en tiempo real o la posibilidad de transmisión de las comunicaciones interceptadas a la autoridad de interceptación por el operador de la red. El Consejo se pronuncia en la Resolución a favor de que los requisitos se tengan en cuenta "en la definición y puesta en práctica de la interceptación legal de las telecomunicaciones" y pide a los Estados miembros y los Ministros competentes "que colaboren [...] para poner en práctica dichos requisitos por lo que a operadores de red y proveedores de servicios se refiere".

En este punto cabe destacar que la modalidad de acto jurídico elegida, la resolución, carece totalmente de carácter vinculante, por lo que no se derivan de ella derechos ni obligaciones para los Estados miembros. La agitación provocada por la Resolución y los documentos relacionados con la misma no se debió tanto a su contenido como a las circunstancias de su elaboración, en particular, la falta de transparencia.

3.   Memorándum de acuerdo

Mediante el subsiguiente "Memorándum de acuerdo"(2) se pedía a terceros países la aplicación de los requisitos técnicos enumerados en la Resolución del Consejo de 17 de enero de 1995. Además, se debía actuar para que las innovaciones técnicas y los nuevos requisitos derivados de las mismas se dieran a conocer al FBI y a la Secretaría del Consejo. Esto se hizo teniendo en cuenta que la producción de tecnologías de información a menudo está en manos de multinacionales, lo que hace imprescindible la colaboración con las autoridades de interceptación de los terceros Estados en los que están establecidas plantas de producción importantes.

El Memorándum fue firmado el 23.11.1995 por los Estados miembros de la UE y por Noruega, pero no por otros terceros Estados. De los EE.UU, Australia y Canadá se recibió solamente información escrita según la cual se iba a iniciar la aplicación en el interior de cada uno de estos países.(3)

Lamentablemente, hasta la fecha no se ha publicado el texto, lo que ha dado lugar a numerosas especulaciones en la prensa.

El proyecto de resolución del Consejo sobre la interceptación legal de las telecomunicaciones en relación con las nuevas tecnologías

Como ya expuso el ponente en su informe de 23 de abril de 1999(4), el proyecto de resolución del Consejo sobre la interceptación legal de las telecomunicaciones en relación con las nuevas tecnologías consiste en una actualización de la Resolución de 1995. Mediante la nueva resolución del Consejo se pretende aclarar que los "requisitos" de la Resolución de 1995, más algunos nuevos, también son aplicables a las nuevas tecnologías de la comunicación, como, por ejemplo, las comunicaciones por satélite y por Internet, y los tecnicismos empleados hasta entonces deben interpretarse por analogía en lo relativo a las nuevas tecnologías (por ejemplo, la identificación del número de teléfono en Internet). El Parlamento Europeo aprobó el proyecto(5) pero por el momento el Consejo lo ha congelado.

El Convenio sobre asistencia judicial en materia penal(6)

El segundo acto es el Convenio de asistencia judicial en materia penal. En el artículo 17 se regula la cuestión de las condiciones en que debe ser posible la asistencia judicial en materia penal en lo relativo a la interceptación de las telecomunicaciones. Sin entrar en los detalles de la normativa, cabe señalar que el Convenio no merma en modo alguno los derechos de la persona objeto de escucha, ya que el Estado miembro en el que se encuentre la persona objeto de escucha puede denegar la asistencia judicial siempre que la misma no sea admisible según el Derecho nacional.

4.   Definiciones y explicaciones relativas a otros trabajos transfronterizos en el ámbito de la interceptación de las comunicaciones

Además de los diferentes actos de la Unión, los distintos grupos de trabajo que hubo y hay en el ámbito de la política de seguridad han dado lugar repetidamente a confusión. Por lo tanto, a continuación se explican algunos de estos conceptos.

ILETS (Seminario internacional sobre la vigilancia legal de las telecomunicaciones)

Los seminarios ILET se deben a una iniciativa del FBI. En 1993, el FBI invitó a las autoridades de persecución penal y a los servicios de inteligencia de Estados amigos a asistir a unas jornadas en Quantico sobre la interceptación de telecomunicaciones. Asistieron la mayoría de los actuales Estados de la UE, así como Australia y Canadá(7). Desde entonces, se celebran encuentros periódicos para debatir las necesidades de una interceptación eficiente de las comunicaciones al nivel internacional.

En un encuentro celebrado en Bonn en 1994, los miembros de ILETS acordaron un documento de orientaciones políticas en cuyo anexo se recogía una lista de "requisitos internacionales de los usuarios" (RIU 1.0 o RIU 95). En este anexo se enumeraba una serie de requisitos que debían imponerse a los diferentes operadores de telecomunicaciones para simplificar el proceso de interceptación. Estos RIU 1.0 sirvieron -si bien extraoficialmente- de base para la Resolución del Consejo de 17 de enero de 1995 sobre la interceptación legal de las telecomunicaciones. Posteriormente se celebraron otras reuniones de expertos sobre los RIU y su posible aplicación y adaptación a las nuevas tecnologías.

Grupo de TREVI

En el marco del Grupo de Trevi, los Ministros de Justicia y de Interior de los Estados de la CE trataron cuestiones de seguridad interior antes de la entrada en vigor del Tratado de Maastricht (que, junto con el TUE, introdujo las disposiciones sobre la cooperación en los ámbitos de justicia e interior). El Grupo de Trevi ya no está en activo, porque los temas de que se ocupaba se tratan ahora en grupos de trabajo específicos del Consejo.

Para los ámbitos que nos interesan ahora, deben mencionarse ante todo dos grupos de trabajo, el dedicado a "Asistencia judicial en materia penal", que trató, en el marco de la cooperación en los ámbitos de justicia e interior, el Convenio sobre la asistencia judicial en materia penal, y el Grupo de trabajo sobre "Cooperación policial", dedicado a cuestiones de interceptación legal de telecomunicaciones, incluida la interceptación de nuevos sistemas de comunicación (teléfonos móviles, Internet, correo electrónico); este Grupo de trabajo también se ocupó de la armonización de normas de los requisitos impuestos a los operadores de red y proveedores de servicios por las autoridades facultadas legalmente para la interceptación.

"ENFOPOL"

"ENFOPOL", en contra de la opinión de numerosos autores, no es ni un grupo de trabajo ni una organización, sino una abreviatura para denominar documentos de trabajo relativos a asuntos de persecución penal y policiales, como, entre otros, el Grupo de trabajo del Consejo "Cooperación policial". Los documentos en cuestión no se titulan ENFOPOL, sino que se clasifican bajo ENFOPOL.

(1)DO C 329 de 4.11.1996.
(2)Nº 10.037/95 ENFOPOL 112, no publicado.
En cuanto a su contenido, véase la respuesta escrita de 16.12.1998 del Ministro del Interior austríaco Karl Schlögel a la pregunta parlamentaria del diputado Alexander van der Bellen; 4739/AB XX. GP
http://www.parlament.gv.at/pd/pm/XX/Abhis/047/AB04739_.html
(3)Así lo dijo expresamente el Ministro del Interior austríaco Karl Schlögel (véase la nota anterior); algo más vaga fue la formulación de Michiel Patijn, Presidente en ejercicio del Consejo, en su respuesta a la pregunta oral de Jonas Sjöstaedt H-0330/97 el 14.5.1997 en el turno de preguntas, según la cual los requisitos (refiriéndose a los de la Resolución del Consejo de 17.11.1995) también habían sido firmados por los Estados Unidos, Canadá, Australia y Noruega.
(4)A4-0243/99
(5)Resolución legislativa que contiene el dictamen del Parlamento Europeo de 7.5.1999, DO C 279, 498 de 1.10.1999.
(6)Acto del Consejo de 29 de mayo de 2000 relativo a la redacción -de conformidad con el artículo 34 del Tratado de la Unión Europea- del Convenio sobre asistencia judicial en materia penal entre los Estados miembros de la Unión Europea; DO C 2000 197, p. 1, artículo 17 y siguientes.
(7)Sobre el contenido, véase la respuesta escrita del Ministro del Interior austríaco Schlögel a la pregunta parlamentaria del diputado van der Bellen; 4014/AB XX.GP.
http://www.parlinkom.gv.at/pd/pm/XX/AB/texte/AB040417_.html


Anexo IV:

Cuadro Sinóptico

sobre

Servicios de Inteligencia y Órganos de Control Parlamentario

de

los Estados Miembros y los Estados UKUSA

AUSTRIA

Heeresnachrichten-amt (HnA)


Abwehramt (AbwA)

Servicio de información militar

Dependientes del Ministro de Defensa

§ 20 Abs 3 Ley de competencia militar (MBG) BGBl I 86/2000"

Información militar de inteligencia;

defensa frente a actividades extranjeras peligrosas para la seguridad

Subcomisión parlamentaria:

Subcomisión permanente de la Comisión de Defensa Nacional para el examen de las medidas de información para la garantía de la defensa militar nacional (14 miembros, deben estar representados todos los partidos parlamentarios)

1 encargado de la protección jurídica

Art 52a Constitución federal (B-VG);

§§ 32b ff ReglamentoG 1975

Derecho a toda la información pertinente a través del ministro correspondiente así como a inspección de los documentos pertinentes, en tanto que con ello no se ponga en peligro ni la seguridad nacional ni la seguridad de las personas

AUSTRIA

Sondereinheit für Observation (SEO)

Servicio de información civil

Dependiente del Ministro del Interior

§§ 6, 14, 15 Ley de seguridad policial (SPG, BGBl 566/1991 idgF);

Decreto de unidades especiales (BGBl II 207/1998)

Mantenimiento de la seguridad pública; contraespionaje en el país; protección de los principios garantizados por el Derecho constitucional; lucha contra movimientos extremistas, terrorismo y delincuencia organizada

Subcomisión parlamentaria:

Subcomisión permanente de la Comisión de Interior para el examen de medidas de protección de organismos constitucionales y su capacidad de actuación

(14 miembros, deben estar representados todos los partidos parlamentarios)

1 encargado de la protección jurídica

BÉLGICA

Service Général du Renseignement et de la Sécurité des Forces armées (S.G.R.)

Servicio militar de información y de seguridad

Dependiente del Ministro de Defensa

Ley orgánica de los servicios de información y de seguridad del 30 de noviembre de 1998

Recopilación de información y datos de los sectores militar, político, económico y tecnológico-científico.

Mantenimiento de la seguridad de las instalaciones militares y del personal militar

Comité permanente de control de los servicios de información y de seguridad (Comité permanente R),

se compone de 3 miembros nombrados por el senado; no pueden ejercer ningún mandato conseguido por elección, ni otra actividad que pueda afectar a su independencia.

Servicio de investigación de los servicios de información

asignado al comité permanente R, los miembros son nombrados por el comité R

Ley orgánica del control de los servicios policiales y de información del 18 de julio de 1991 (VI)

Derecho a la inspección de reglamentos internos de los servicios y sus documentos;

Derecho de interrogar a los servicios; en caso de negativa se prevé una pena de hasta un año; la información puede ser denegada en el caso de procedimientos pendientes; en caso de negativa por puesta en peligro de una persona física decide el presidente del comité permanente R sobre su admisibilidad

BÉLGICA

Sûreté de l'Etat (V.S.)

Servicio civil de información y de seguridad

Dependiente del Ministro de Justicia

Ley orgánica de los servicios de información y de seguridad del 30 de noviembre de 1998

Mantenimiento de la seguridad interior y exterior, contraespionaje, observación de extremismo político

DINAMARCA

Forsvarets Efterretningstjeneste (FE(T))

Servicio secreto militar

Dependiente del Ministro de Defensa

Lov om forsvarets formål, opgaver og organisation m.v.

Lov 909 af 8/12/1993

["ley marco", en la que no se cita el FE(T)]

[pronto habrá una nueva ley para el FET y el PET]]

Recopilación y evaluación de información secreta, relevante para la defensa, sobre la CEI, la Europa del Este y la Europa Central en los sectores militar, político, económico, tecnológico-científico, SIGINT; desciframiento

Personal y presupuesto:

información confidencial

2 comisiones de control:

Kontroludvalget vedrørende Politiets og Forsvarets efterretningstjenester (Wamberg-udvalget)

(se compone de funcionarios y juristas)

miembros designados por el Ministro de Justicia

Udvalget vedrørende efterretningstjenesterne

comisión parlamentaria

(se compone de 5 miembros del Folketing)

No hay ningún fundamento jurídico específico

Lov om etablering af et udvalg om forsvarets og politiets efterretningstjenester

lov 378 af 6/7/88

Derecho a acceder a la información en las actividades de los servicios de inteligencia

DINAMARCA

Politiets Efterretningstjeneste (PET)

Servicio secreto de la Policía

Dependiente del Ministro de Justicia

No hay una legislación específica

[pronto habrá una nueva ley para el FET y el PET]]

Contraespionaje, prevención y lucha contra actividades que podrían poner en peligro la seguridad de Dinamarca: espionaje, terrorismo, etc. ; seguridad del Gobierno y de la Familia Real

Personal : aprox. 370 (1998)

Presupuesto : inf. confidencial.

FINLANDIA

Pääesikunnan tiedusteluosasto

División de inteligencia militar de las fuerzas de defensa finlandesas

Dependiente del Ministro de Defensa

Laki puolustusvoimista N:o 402/1974 2§

"Ley de las fuerzas de defensa" (no se cita la división de Inteligencia)

Vigilancia del territorio, las aguas y el espacio aéreo en cooperación con otras autoridades supervisoras asegurando la integridad territorial del país

No hay ningún órgano de control específico

El Ministerio de Defensa presenta al Defensor del Pueblo un informe anual sobre intercepción

Poliisilaki 493/1995 §33

"Acta de Policía¨ 

Laki pakkokeinolain muuttamisesta N:o 402/1995 §15

"Ley de Medidas Coercitivas"

[en lo que se refiere a la tarea del Defensor del Pueblo de controlar las medidas de intercepción que le son comunicadas por el Ministerio]

"Control del control"

en lo que se refiere a los informes de intercepción del ministerio, examen de quejas de los ciudadanos

FINLANDIA

Suojelupoliisi (SUPO)

Policía Finlandesa de Seguridad

Dependiente del Ministro de Interior

Laki poliisin hallinnosta N:o 110/1992, 1§, 10§ 1. ja 2. momentti

Asetus poliisin hallinnosta N:o 158/1996 8§

Laki poliisin henkilörekistereistä N:o 509/1995 23§, 9§

Ley y Decreto sobre la Administración de Policía", "Leyde datos personales de la Policía"

Contraespionaje; evitar actividades que podrían poner en peligro la seguridad interior de Finlandia y las relaciones internacionales, actuar contra el terrorismo, seguridad preventiva

No hay ningún órgano de control específico;

la policía tiene que informar de todos los casos de interceptación al Ministerio del Interior, que presenta un informe anual al Defensor de Pueblo

FINLANDIA

Tullin tiedusteluyksikkö

Departamento de información de la administración de aduanas finlandesa

Dependiente del Ministro de Hacienda

Tullilaki N:o 1466/1994

Ley de aduanas

Recopilación y análisis de datos para la prevención y la investigación de delitos de aduanas y transmisión de estos datos para su tramitación a las autoridades competentes

No hay ningún órgano de control específico;

las autoridades de aduanas informan de todos los casos de interceptación a la Administración Nacional de Aduanas y al Ministerio del Interior, que presenta un informe anual al Defensor de Pueblo

FRANCIA

Direction générale de la sécurité extérieure (DGSE)

Dependiente del Ministerio de Defensa

Decreto n°82-306 del 2 de abril de 1982

Recopilación de datos del servicio de información de relevancia política, militar, económica y tecnológico-científica

Búsqueda y notificación de las informaciones referentes a la seguridad de Francia;

contraespionaje (fuera del territorio nacional)

Personal: 4100;

presupuesto:1.700 mill FF

Por el momento no hay ningún órgano parlamentario específico de control

(se está debatiendo; la Comisión de Defensa de la Asamblea Nacional ha propuesto, en dos ocasiones, que se establezca un órgano de vigilancia ; Nº 1951 y 2270)

Comisión nacional de control de las interceptaciones de seguridad (controla exclusivamente las medidas de interceptación por intervención de cableado)

compuesta, entre otros integrantes, por 1 diputado y 1 senador

FRANCIA

Direction du Renseignement Militaire (DRM)

Dependiente del ministerio de Defensa

Decreto n°92-523 del 16 de junio de 1992

Proporciona la información militar necesaria a las Fuerzas armadas

Personal: 1700 , presupuesto,90 mill FF, seguridad militar interna, protección del ejército

FRANCIA

Direction de la surveillance du territoire (DST)

Servicio de inteligencia civil

Dependiente del Ministro del Interior

Decreto n°82-1100 de 22 de diciembre de 1982

Contraespionaje en el territorio francés

Personal: 1500 Colaboradores; mantenimiento de la seguridad pública, contraespionaje en el país

ALEMANIA

Bundesnachrichten-dienst (BND)

Dependiente del Canciller Federal

Ley sobre el servicio de información federal

(BNDG), BGBl 1990 I 2954 idgF

Recopilación y valoración de informaciones del extranjero significativas para la política exterior y de seguridad

Órgano de control parlamentario

(PKGR)

Autoridad de control

parlamentaria de los tres servicios secretos; se compone de 9 diputados al Bnundestag

Comisión G 10

No puede aceptar instrucciones; puede estar formada por diputados, pero no necesariamente; 4 miembros nombrados por el PKGR

Ley sobre el control de la actividad de información de la Federación

(PKGrG de 17 de junio de 1999 BGBl I 1334 idgF

§ 5 Abs 5, § 9 Abs 2-4 Ley derivada del Art 10 de la constitución

(G10-G) de 13 de agosto de 1968, BGBl I 949 idgF

(Ley de restricción del secreto postal y de telecomunicaciones)

Derecho a inspección de documentos y ficheros de los servicios, a audiencia de sus colaboradores y a visitar los servicios; el ejercicio de derechos puede denegarse por causa de fuerza mayor

Tareas de control en el sector de la vigilancia de correo y telecomunicaciones, autorización de medidas de interceptación. Informe mensual del Ministro del Interior previo a la ejecución de la medida

ALEMANIA

Bundesamt für Verfassungsscchutz (BfV)

Dependiente del Ministro del Interior

Ley sobre la colaboración de la Federación y los Estados Federados en asuntos de la defensa constitucional y sobre la Oficina Federal de Defensa de la Constitución (BVerfSchG, BGBl 1090 I 2954)

Recopilación y valoración de informaciones sobre actividades que ponen en peligro la seguridad así como sobre actividades de servicios de información contrarios

ALEMANIA

Militärischer Abschirmdienst (MAD)

Dependiente del Ministro de Defensa

Ley sobre el contraespionaje militar (MADG) BGBl 1990 I 2954 idgF

Seguridad de la efectividad del ejército federal, seguridad de instalaciones y personal militar

GRECIA

Ethniki Ypiresia Pliroforion (EYP)

Servicio Nacional de Inteligencia

Dependiente del KYSEA (Consejo Nacional de Seguridad: Primer Ministro + Ministro de Asuntos Exteriores + Ministro de Defensa

Ley 1645/86

sobre el Servicio Nacional de Inteligencia

(Ethniki Ypiresia Pliroforion)

Recopilar y procesar información relativa a la Seguridad Nacional del país (información sobre delincuencia organizada, terrorismo, información militar, económica y política);

transmisión a las auoridades competentes;

contraespionaje; observación de las actividades de agentes de inteligencia extranjeros que actúan contra el país.

Comisión parlamentaria especial para la Protección de la Comunicación y la Intimidad

Ningún derecho de control específico. Composición: 1 Vicepresidente del Parlamento, 1 diputado por cada Grupo, 1 especialista en comunicación

Ley 2225/1994

Aporrito epikoinonion

(Secreto de las comunicaciones)

[No hay información sobre este asunto]

Organismo para la Protección de los Datos Personales

Ley 2472/1997

Prostasia apo tin epeksergasia dedomenon prosopikou charaktira (Protección del tratamiento de datos de carácter personal)

IRLANDA

Garda Síochána (Policía nacional)

trata los asuntos de seguridad nacional

La Policía depende del Ministro de Justicia

Autoridad para interceptar basada en la Ley de interceptación de Paquetes Postales y Mensajes de Telecomunicaciones (Regulación) 1993

Interceptación autorizada en los intereses de la seguridad del Estado

Comisión mixta de Justicia, Igualdad y Derechos de la Mujer, competente para el área general de derechos civiles

IRLANDA

Personal de Inteligencia

Intereses de seguridad nacional de Irlanda (sobretodo IRA), seguridad de las fuerzas armadas nacionales, desarrollo tecnológico de las fuerzas armadas extranjeras

No hay un órgano específico de control

ITALIA

Servizio per le informazioni e la sicurezza militare (SISMI)

Servizio Informazione Operative Segrete (SIOS)

Dependientes del Ministro de Defensa, que nombra asimismo al Director del servicio y a los altos funcionarios

L.   24 ottobre 1977, n. 801, art. 4 Istituzione e ordinamento dei servizi per le informazioni e la sicurezza e disciplina del segreto di Stato

Tareas de información y de seguridad en los ámbitos de la defensa militar, la independencia y la integridad del Estado;

contraespionaje;

recopilación de información extranjera sobre temas políticos, militares, económicos y tecnológico-científicos.

Comisión parlamentaria (4 diputados + 4 senadores)

El Gobierno presenta al Parlamento un informe semestral sobre la política de información y de seguridad

Ley de 24 de octubre de1977, nº 801, art. 11

Constitución y ordenamiento de los servcios de información y seguridad y control del secreto de Estado

Control de la aplicación de la ley

ITALIA

Servizio per le informazioni e la sicurezza democratica (SISDE)

Direzione investigazioni anti-mafia (DIA)

Dependientes del Ministro del Interior que designa al Director del servicio y a los altos funcionarios

L.   24 ottobre 1977, n. 801, art. 6 Istituzione e ordinamento dei servizi per le informazioni e la sicurezza e disciplina del segreto di Stato

Tareas de información y de seguridad para la defensa del Estado democrático y de sus instituciones

Información sobre actos peligrosos para la seguridad en el país; contraespionaje; medidas contra el terrorismo y la delincuencia organizada

LUXEM-BURGO

Service de renseignement

Servicio nacional de información y de seguridad

Dependiente del Ministro de Estado (=Presidente del Gobierno)

Ley referente a la protección de los secretos relativos a la seguridad exterior del Estado, del 30 de julio de 1960

Protección de los secretos de conformidad con el art. 120 octies del Código penal* y recabar información para la salvaguardia de la seguridad exterior del Gran Ducado de Luxemburgo y de los Estados con los que ha celebrado un acuerdo regional de defensa común

* "Delitos contra el Gran Ducado de Luxemburgo."

No hay control parlamentario

(la vigilancia de todas las formas de comunicación con la finalidad de investigar infracciones contra la seguridad del Estado requiere el asenso de una comisión compuesta por el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, por el Presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Consejo de Estado y por el Presidente del Tribunal de Cuentas)

(Ley del 26 de noviembre de 1982 por la que se introduce en el Código de instrucción penal los artículos 88-1, 88-2, 88-3 y 88-4)

PAÍSES BAJOS

Militaire Inlichtingendienst MID (recientemente, también MIVD)

Dependiente del Ministro de Defensa

Wet op de inlichtingen- en veiligheidsdiensten

Ley 635/87 del 3 de diciembre de 1987, última enmienda ley 194/1999 del 19 de abril de 1999.

[Actualmente se debate una nueva ley]

Servicio de información militar, recopilación de información sobre fuerzas armadas extranjeras

Tweede-Kamercommissie voor de Inlichtingen- en veiligheidsdiensten

Comisión de la segunda Cámara para los servicios de información y de seguridad Interna

Comisión parlamentaria

(4 miembros: presidentes de los 4 mayores partidos)

17.   Reglement van orde van de Tweede Kamer der Staten-General, Art. 22

Reglamento de la segunda Cámara de los Países Bajos,

Art.   22: Comisión para los servicios de Información y de Seguridad

Responsable de la coordinación y del control de todos los servicios de información y de seguridad, incluidos los servicios de seguridad militar

PAÍSES BAJOS

Binnenlandse Veiligheidsdienst

BVD (recientemente, también AIVD)

Dependiente del Ministro del Interior

Servicio de seguridad interno, lucha contra el extremismo de derechas e izquierdas, contraespionaje

PORTUGAL

Serviçio de Informações Estrarégicas de Defesa e Militares (SIEDM)

Dependiente del Ministro de Defensa

Ley 30/84 de 5 de septiembre de 1984, modificada por la Ley 4/95 de 21 de febrero de 1995, la Ley 15/96 de 30 de abril de 1996 y la Ley 75-A/94 de 22 de julio de 1997

Servicio de información exterior; servicio de información estratégico para asuntos políticos, militares y económicos

Conselho de Fiscalização dos Serviços de Informações (CFSI).

Formado por tres ciudadanos elegidos por la Assembleia da República (Parlamento nacional) por un mandato de 4 años.

La Assembleia da República puede citar a los directores del SIS y del SIEDM en audiencia ante una comisión parlamentaria

La constitución del órgano de control se prevé en las leyes citadas anteriormente

Controla las actividades de los dos servicios y vela por que no haya violaciones de la Constitución ni de la Ley ni, en especial, de los derechos civiles y libertades fundamentales de los ciudadanos portugueses

PORTUGAL

Serviço de Informações de Seguranca (SIS)

Dependiente del Ministro del Interior

Servicio de seguridad para asuntos internos; protección de la constitución (ninguna atribución ejecutiva); recopilación y evaluación de informaciones sobre actividades delicitvas y contrarias al Estado

ESPAÑA

Centro Superior de Información de la Defensa (CESID)

Dependiente del Ministerio de Defensa

R.D.   2632/1985 de 27.12.1985

(BOE 20.01.1986)

Estructura interna y relaciones del Centro Superior de la Defensa;

modif. par

R.D.   266/1996 de 16.02.1996

Modif. de la estructura orgánica del CESID

Servicio de inteligencia interior y exterior;

obtención de información política, económica, tecnológica, científica y militar;

observación de la actividad de servicios extranjeros de inteligencia, contraespionaje dentro y fuera de España

No hay ningún órgano de control específico;

control parlamentario general por comisiones parlamentarias como en el caso de otras autoridades del Estado

ESPAÑA

Dirección General de la Guardia Civil (GC)

Dependiente del Ministro de Defensa y del Ministro del Interior

L.Org.   2/1986 de 13.03.1986 (BOE 14.03.1986) de Fuerzas y cuerpos de seguridad

Autoridad policial paramilitar central española que incluye el servicio de inteligencia de la policía;

lucha contra las actividades de la delicuencia organizada en el territorio español

ESPAÑA

Dirección General de la Policía

Dependiente del Ministro del Interior

Autoridad policial central española que incluye el servicio de inteligencia;

vigilancia de estructuras terroristas de inteligencia interiores y extranjeras y del integrismo islámico en el Oriente Medio y el Norte de África

SUECIA

Säkerhetspolisen (SÄPO)

Servicio de información civil y de seguridad

Dependiente del Ministro de Justicia

Polislag (1984:387)

Förordning (1989:773) med instruktion för Rikspolisstyrelsen

Ley de policía (1984:387)

Reglamento (1989:773) relativo a la Autoridad Nacional de Policía"

Responsabilidades:

-   Control de seguridad

-   Contraespionaje

-   Contraterrorismo

-   Defensa de la Constitución

Personal (1999) aproximadamente 800.

Presupuesto (1995) 475 mil SEK (55.7 mil EUR)

El órgano de control del NPB está formado por 5 diputados y 2 miembros del personal y el Director de la Policía Nacional.

Registernämnd, que consiste en un máximo de ocho miembros. Hasta el momento hay dos «magistrados», dos parlamentarios, un abogado y un experto.

Estos dos órganos informan al Gobierno

Förordning (1989:773) med instruktion för Rikspolisstyrelsen

"Reglamento (1989:773) relativo a la Autoridad Nacional de Policía"

Förordning (1996:730) med instruktion för Registernämnden

"Reglamento (1986:730) relativo al Registernämnden

En su trabajo de supervisión, el NPB debe centrarse en:

-   que el trabajo de la Policía se haga de acuerdo con las prioridades y pautas que establecen el Parlamento y el Gobierno para el trabajo de la Policía

-   que el trabajo de la Policía se haga de forma efectiva y cumpla los requisitos de la Ley

-   que la administración del servicio de policía funcione bien.

Además, la supervisión de la Policía se lleva a cabo mediante otros órganos, como el Defensor del Pueblo, el Canciller del Tribunal de Justicia, auditores del Parlamento y el Tribunal de Cuentas Nacional Sueco.

SUECIA

Militära Underrättelse och Säkerhetstjänsten (MUST)

Dirección de información militar y de seguridad; parte del Estado mayor del Ejército sueco.

Servicio de información militar y de seguridad

Dependiente del Ministro de Defensa

Ley 2000:130 y Reglamento 2000:131 sobre el servicio de inteligencia militar

Recopilación y evaluación de información secreta militar o política; contraespionaje, medidas contra la subversión, sabotaje y revueltas; defensa de las fuerzas armadas y de la industria armamentística.

Försvarets underrättelsenämnd

Comisión de control del Servicio de información militar, compuesta, en parte, por diputados

Ordenanza 1988:552 con Directriz para Försvarets underrättelsenämnd / Comisión de Inteligencia del Ejército

Contraespionaje,

seguridad preventiva,

seguridad de las comunicaciones,

seguridad informática.

SUECIA

Försvarets Radioanstalt (FRA)

Unidad especial independiente (emisora de radio)

Informaciones militares y no militares, desciframiento de comunicados; inspección de radar

REINO UNIDO

Government's Communication Headquarters (GCHQ)

Dependiente del Ministro de Asuntos Eteriores

Ley de los Servicios de Inteligencia de 1994

Espionaje extranjero/servicios de inteligencia exterior, SIGINT en los ámbitos político, económico , tecnológico-científico y militar

El Comisionado del Servicio de Seguridad es nombrado por el Primer Ministro; jueces superiores en ejercicio o retirados.

Tribunal de poderes investigadores

Comisión de Inteligencia y Seguridad (ISC)

La comisión está formada por 9 miembros (Cámara de los Comunes + Cámara de los Lores, ninguno puede ser ministro). Nombrada por el Primer Ministro

Ley de los Servicios de Inteligencia de 1994. §8

Ley de los Servicios de Inteligencia de 1994. §9

Ley de los Servicios de Inteligencia de 1994. §10

Todo miembro del Servicio de Inteligencia, del GCHQ y todo funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores deberá revelar o transmitir al Comisionado cualquier documento que solicite

Examen de quejas sobre el Servicio de Inteligencia o el GCHQ

Comprobación de los gastos, administración y proceder del Servicio de Seguridad, del Servicio de Inteligencia y del GCHQ.

Servicio Secreto de Inteligencia (SIS) = MI6

Dependiente del Ministro de Asuntos Exteriores

Ley de los Servicios de Inteligencia de 1994

Recopilación de información sobre actividades de información y acontecimientos políticos en el extranjero

REINO UNIDO

Servicio de Seguridad = MI5,

Dependiente del Ministro del Interior

Leyes de los Servicios de Seguridad de 1989 y 1996

Recopilación de información para la garantía de la seguridad interior; contraespionaje, medidas contra movimientos extremistas (también IRA), terrorismo, elementos subversivos

El Comisionado del Servicio de Seguridad

Comisión de Inteligencia y Seguridad

Ley del Servicio de Seguridad de 1989. §4

Ley de los Servicios de Inteligencia de 1994. §10

Todo miembro del Servicio y todo funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores debe revelar o transmitir al Comisionado cualquier documento o información que solicite.

Examen de los gastos, administración y proceder del Servicio de Seguridad, del Servicio de Inteligencia y del GCHQ.

REINO UNIDO

Personal de Inteligencia de Defensa (DIS)

Dependiente del Ministro de Defensa

Apoyo de la seguridad militar; evaluación y análisis de informaciones militares, políticas, técnico-científicas y económicas escogidas

EE.UU.   

Central Intelligence Agency (CIA)

Ley de Seguridad Nacional de 1947

Recopilación de información a nivel mundial; contraespionaje en el extranjero, responsabilidad central de todos los asuntos de inteligencia en los Estados Unidos

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

constituida por decisión del Senado de 19.5.1976; regulada por la Ley de Supervisión de los Servicios de Inteligencia de 1980

Resolución 658 de la Cámara del 95 Congreso

constituida por decisión de la Cámara de Representantes de 17.7.1977, regulada por la Ley de Supervisión de los Servicios de Inteligencia de 1980

ambas comisiones tienen derecho de investigación y derecho ilimitado de información;

ambas comisiones participan en el nombramiento de los máximos responsables de los servicios de inteligencia

EE.UU.   

Defense Intelligence Agency (DIA)

Constituida por la Directiva 5105.21 de 1961 del Ministro de Defensa

Orden ejecutiva 11905 de 1976

Directiv 5105.21 del M. de Defensa

Orden ejecutiva 12036 de 1978
Orden ejecutiva 12333 de 1981

Responsable de facilitar inteligencia mililtar a tropas de intervención y responsables de la toma de decisiones del Ministerio de Defensa y el Gobierno

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

National Security Agency (NSA)

Orden ejecutiva 12333 de 4 de diciembre de 1981

Responsable de la seguridad de los sistemas de infromación de losEE.UU, especialmente del encriptado;

competente para la interceptación de comunicaciones en el extranjero

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

National Imagery and Mapping Agency (NIMA)

Ley de la Agencia Nacional de Elaboración de Imágenes y Mapas de 1996.

Responsable de la elaboración y evaluación de imágenes y mapas;

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

National Reconnaissance Office (NRO)

Responsable del desarrollo y la utilización de istemas de espionaje por satélite (SIGINT, imagen)

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del enado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI) I

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

US Army Intelligence

(p.e.   Deputy Chief of Staff for Intelligence,

Intelligence and Security command (INSCOM)

Orden ejecutiva 12333 de 4 de diciembre de 1981

Recopilación y análisis de información en el ámbito militar; desarrollo de conceptos y sistemas de inteligencia militar y guerra electrónica

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

Marine Corps Intelligence Activity (MCIA)

National Maritime Intelligence Center (NMIC)

Orden ejecutiva 12333 de 4 de diciembre de 1981

Inteligencia de Infantería de Marina;

información militar y desarrollo de encriptado y métodos electrónicos auxiliares de guerra

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

Office of Naval Intelligence (ONI)

Orden ejecutiva 12333 de 4 de diciembre de 1981

Inteligencia de la Armada – cuestiones marítimas, análisis de flotas extranjeras, recopilación de datos sobre sistemas de vigilancia oceánica, plataformas submarinas y sistemas de armamento

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

Air Intelligence Agency (AIA)

Orden ejecutiva 12333 de 4 de diciembre de 1981

inteligencia de la Fuerza Aérea, información militar

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

Federal Bureau of
Investigation (FBI)

Título 28, Código de los EE.UU (U.S. Code), artículo 533

fundado en 1908;

Denominación de 1935.

Contraespionaje;

Policía Federal;

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

EE.UU.   

Drug Enforcement
Administration

Orden ejecutiva de 1 de julio de 1973

Recopilación de información sobre drogas y blanqueo de dinero en el interior y en el extranjero

Senado: Comisión Especial de Inteligencia del Senado (SSCI)

Cámara de Representantes: Comisión Especial Permanente de Inteligencia de la Cámara (HPSCI)

v.   más arriba

v.   más arriba

CANADÁ

Communication Security Establishment (CSE);

apoyado por Canadian Forces Supplementary Radio System (CFSRS)

El mandato oficial es secreto; probablemente, sancionado por el Gobierno

Asesoramiento del Gobierno y el sector privado en cuestiones de seguridad de transimión y tratamiento de datos (Infosec). Desarrollo de sistemas de encriptado

No hay un órgano de control independiente (solamente el contro del Auditor General y del Ministro de Defensa, responsable ante el Parlamento)

(Ley relativa al Auditor General de 1977)

Auditoría de rendimiento del gasto

Auditoría de resultados

CANADÁ

Canadian Security
Intelligence Service (CSIS)

Dependiente del Ministro del Interior

Ley del Servicio Canadiense de Inteligencia de Seguridad (CSIS Act) de 1984

Contraespionaje, lucha contra el sabotaje y el terrorismo internacional en el país

Comisión de Control de la Inteligencia de Seguridad (SIRC)

Órgano independiente compuesto por 5 miembros que no son diputados

Ley del Servicio Canadiense de Inteligencia de Seguridad (CSIS Act) aus 1984

Amplio derecho de investigación e información

CANADÁ

Director General Intelligence Division
(Parte del Deputy Chief of the Defence Staff)

Dependiente del Ministro de Defensa

Inteligencia en el ámbito militar

AUSTRALIA

Defence Signals Directorate (DSD)

Dependiente del Ministro de Defensa

Recopilación y difusión de inteligencia de señales;

Provisión de productos para la seguridad de la información (Infosec) para el Gobierno y el Ejército.

Inspector General deInteligencia y Seguridad (IGIS)

(nombrado por el Primer Ministro)

Ley relativa al Inspector General deInteligencia y Seguridad de 1986

Amplio derecho de información e investigación;

comprueba la observancia de la Ley

AUSTRALIA

Defence Intelligence Organisation (DIO)

Dependiente del Ministro de Defensa

Recopilación y evaluación de inteligencia militar y estratégica

Inspector General deInteligencia y Seguridad (IGIS)

v.   más arriba

v.   más arriba

AUSTRALIA

Australian Secret Intelligence Service

(ASIS)

Servicio de información exterior

Dependiente del Ministro de Asuntos Exteriores

Recopilación de información sobre el extranejro, en particular, sobre el Sudeste Asiático, en interés de la seguridad nacional, el sector privado y laas relaciones exteriores

Inspector General deInteligencia y Seguridad (IGIS)

v.   más arriba

v.   más arriba

AUSTRALIA

Australian Security Intelligence Organisation (ASIO)

Ley relativa a la Organización Australiana de Inteligencia de Seguridad de 1979 (ASIO Act)

Protección contra la violencia de motivación política

Lucha contra el terrorismo internacional y la transferencia ilegal de tecnologíar

Comisión Parlamentaria Mixta sobre la Australian Security Intelligence Organisation

Inspector General deInteligencia y Seguridad (IGIS)

Artículo 92C de la ley ASIO

v.   más arriba

Presenta un informe al Fiscal General y, si este da su aprobación, al Parlamento

la Comisión Parlamentaria Mixta no puede examinar:

-   la recepción y la transmisión de inteligencia exterior;

-   actividades de la ASIO que no afecten a ciudadanos australianos u otros habitantes de Australia

-   asuntos sensibles desde el punto de vista operativo

-   quejas individuales.

AUSTRALIA

Office of National Assessments

Órgano independiente

Ley relativa al Servicio Nacional de Evaluación de 1977

Presenta informes al Primer Ministro

Inspector General deInteligencia y Seguridad (IGIS)

v.   más arriba

v.   más arriba

NUEVA ZELANDA

Government Communications Security Bureau (GCSB)

Dependiente del Primer Ministro

Establecida en 1977

hasta ahora, no hay un fundamento jurídico, pero ya ha sido presentada una propuesta al Parlamento (Proyecto de ley sobre la Oficina Estatal de Seguridad de las Comunicaciones)

Obtención de información del exterior;

Seguridad de las comunicaciones, seguridad de los ordenadores y la infomación (Infosec);

seguridad técnica

Inspector General deInteligencia y Seguridad

Comisión de Inteligencia y Seguridad

(Primer Ministro, jefe de la oposición, 3 diputados)

Ley relativa al Inspector General deInteligencia y Seguridad de 1996

Ley relativa a la Comisión de Inteligencia y Seguridad de 1996

Examina las actividades del GCSB y el SIS

-   respecto de la observancia de la Ley;

-   en caso de queja de una "persona de Nueva Zelanda"

presenta un informe escrito al ministro competente

Supervisa la política, la gestión y los gastos del GCSB y el SIS (solamente recibe información restringida acerca de operaciones)

presenta un informe al Parlamento

NUEVA ZELANDA

New Zealand Security Intelligence Service (SIS)

Servicio de información interior

Dependiente del Primer Ministro

Ley relativa al Servicio de Inteligencia de Seguridad de Nueva Zelanda de 1969

Contraespionaje, protección contra el terrorismo y la violencia de motivación política, concienciación de la ciencia y la industria respecto del espionaje industrial y la transferencia ilegal de tecnologíar

NUEVA ZELANDA

External Assessments Bureau (EAB)

Servicio de información exterior

Dependiente del Primer Ministro

Análisis de las evoluciones políticas y elaboración de informes sobre acontecimientos y tendencias de carácter político y económico

NUEVA ZELANDA

Directorate of Defense Intelligence and Security (DDIS)

Servicio de información militar

Dependiente del Ministro de Defensa

Servicio de información militar;

recopilación de datos de importancia militar, especialmente de la regíón del Pacífico; análisis de información táctica y estratégica

Última actualización: 3 de abril de 2002Aviso jurídico