Procedimiento : 2012/2134(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0001/2013

Textos presentados :

A7-0001/2013

Debates :

PV 04/02/2013 - 18
CRE 04/02/2013 - 18

Votaciones :

PV 05/02/2013 - 7.3

Textos aprobados :

P7_TA(2013)0036

INFORME     
PDF 275kWORD 165k
8 de enero de 2013
PE 496.312v02-00 A7-0001/2013

sobre la mejora del acceso de las PYME a la financiación

(2012/2134(INI))

Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios

Ponente: Philippe De Backer

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales
 OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor
 OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Jurídicos
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la mejora del acceso de las PYME a la financiación

(2012/2134(INI))

El Parlamento Europeo,

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Un plan de acción para mejorar el acceso a financiación de las PYME» (COM(2011)0870),

–   Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Europa 2020 – Una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» (COM(2010)2020),

–   Visto el informe de la Comisión titulado «Reducción al mínimo de la carga normativa para las PYME - Adaptación de la normativa de la UE a las necesidades de las microempresas» (COM(2011)0803),

–   Visto el Programa de la Comisión para la Competitividad de las Empresas y para las PYME, el programa «COSME» (COM(2011)0834),

–   Vista la Iniciativa en favor de las pequeñas empresas (COM(2008)0394), que reconoce la función central de las PYME en la economía de la UE y pretende reforzar el papel que desempeñan así como fomentar su crecimiento y su potencial de creación de empleo, reduciendo varios problemas que se cree que dificultan su desarrollo,

–   Vista la Comunicación de la Comisión, de 23 de febrero de 2011, titulada «Revisión de la “Small Business Act” para Europa» (COM(2011)0078) y la Resolución del Parlamento de 12 de mayo de 2011 al respecto(1),

–   Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los fondos de capital riesgo europeos presentada por la Comisión (COM(2011)0860),

–   Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los fondos de emprendimiento social europeos presentada por la Comisión (COM(2011)0862),

–   Visto el estudio de la Comisión y el Banco Central Europeo de 2011 relativo a la encuesta sobre el acceso de las PYME a la financiación,

–   Visto el Informe especial n° 2/2012 del Tribunal de Cuentas sobre los instrumentos financieros para las pequeñas y medianas empresas cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional,

–   Vista su Resolución, de 7 de septiembre de 2010, sobre el desarrollo del potencial de creación de empleo de una nueva economía sostenible(2),

–   Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–   Vistos el informe de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios y las opiniones de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, la Comisión de Desarrollo Regional y la Comisión de Asuntos Jurídicos (A7-0001/2013),

A. Considerando que una reglamentación del sector financiero concebida de manera inadecuada, junto con las consecuencias graves y generalizadas de la crisis económica y financiera, puede hacer más difícil el acceso de las PYME a la financiación;

B.  Considerando que es fundamental establecer y desarrollar los instrumentos necesarios y establecer las condiciones adecuadas que permitan a la Unión potenciar el crecimiento en la zona del euro y en la Unión en su conjunto;

C. Considerando que los préstamos bancarios son la principal fuente de financiación de las PYME en la Unión Europea;

D. Considerando que, de acuerdo con los datos del BCE, los tipos de interés de los préstamos a las PYME varían enormemente entre los distintos Estados miembros y que se registran desequilibrios en el acceso a la liquidez, con unas elevadas tasas de denegación de créditos a proyectos empresariales en algunos países;

E.  Considerando que las PYME representan a más del 98 % de las empresas europeas y que facilitan más del 67 % de los empleos en la Unión; que constituyen, por tanto, el pilar de la economía de la Unión Europea y que son importantes motores del crecimiento económico en la Unión a largo plazo y de oportunidades de empleo sostenible en los 27 Estados miembros;

F.  Considerando que el 85 % de todos los empleos nuevos en la UE entre 2002 y 2010 fueron creados por PYME, en particular por nuevas empresas, y que 32,5 millones de personas en la UE son autónomos;

G. Considerando que hay distintos tipos de PYME, cada una con necesidades diferentes;

H. Considerando que las iniciativas de apoyo a las PYME y a la actividad emprendedora están reguladas por la «Small Business Act», iniciativa en favor de las pequeñas empresas, que los Estados miembros se han comprometido a aplicar junto con la Comisión Europea;

Cuestiones generales

1.  Acoge favorablemente el Plan de acción de la Comisión y su amplia gama de propuestas y recomendaciones para las PYME;

2.  Conviene con la Comisión en que el éxito económico de Europa, su excelencia y cohesión, depende en gran medida de un crecimiento sostenible y de la creación de empleo generados por PYME comprometidas con la elaboración de productos y la prestación de servicios de calidad; pone de relieve la importancia de alentar el crecimiento económico en todo el abanico empresarial; destaca que las PYME forman parte de un «ecosistema» más amplio de empresas; destaca, asimismo, que en este «ecosistema» también es necesario acordar la misma importancia a la mejora del acceso a la financiación para las microempresas y los emprendedores independientes; señala que las empresas más grandes se apoyan en gran medida en una extensa red de PYME más pequeñas;

3.  Subraya que, debido al efecto agravante de la crisis, son muchas las PYME que tienen dificultades para acceder a la financiación, y que las PYME deben cumplir criterios normativos nuevos y, en ocasiones, más estrictos que antes; destaca que deberían imponerse objetivos relativos a la financiación y a las condiciones que ofrecen a las PYME a aquellas entidades bancarias que se han beneficiado de ayudas públicas y de otras formas implícitas de subvención durante la crisis, como garantías públicas y medidas de apoyo a la liquidez por parte de los bancos centrales y del Banco Central Europeo; alienta a la Comisión a proseguir sus esfuerzos dirigidos a promover a nivel nacional el principio de «pensar primero a pequeña escala», que implica una mayor simplificación del entorno regulador y administrativo en el que operan las PYME;

4.  Subraya que al simplificar el entorno regulador y administrativo en el que operan las PYME, debe prestarse una protección adecuada de los trabajadores en los ámbitos de la seguridad social y de la salud y la seguridad en el trabajo; pide a la Comisión y a los Estados miembros que luchen contra la discriminación que pudiera registrarse en relación con el acceso a la financiación en el caso de las PYME gestionadas por personas con discapacidad o grupos sociales desfavorecidos;

5.  Señala que en los últimos años se han desplegado esfuerzos considerables para reducir la burocracia;

6.  Destaca la importancia que reviste reforzar el sistema bancario local; hace hincapié en la responsabilidad y en las funciones de los bancos, desde los de ámbito local a los de ámbito europeo, en lo que se refiere a invertir con prudencia en la economía y, más concretamente, en las PYME; toma nota de las diferencias existentes entre los Estados miembros en relación con el coste de los créditos para las PYME y el acceso a la financiación para las PYME como resultado de un contexto macroeconómico adverso, lo que pudiera tener consecuencias negativas en términos de competencia en las zonas fronterizas; señala que los resultados del sondeo del BCE de octubre de 2011 sobre los préstamos bancarios muestran una restricción general de las condiciones para la concesión de créditos a las PYME, si bien los problemas de estas empresas para acceder al crédito varían entre Estados miembros, lo que demuestra que la reducción de las inversiones a un mínimo puede conducir a una contracción del crédito; reconoce, por otra parte, la existencia de una demanda considerable de microcréditos en la UE;

7.  Reitera que la revisión de las normas en materia de contratación pública y concesiones no debería perjudicar el acceso de las PYME y las microempresas a los mercados de contratación pública;

8.  Recuerda que la principal fuente de financiación de las PYME en Europa es el sector bancario; considera que, dada la fragmentación de este sector y la consiguiente gran divergencia entre los países en materia de tipos de interés y oferta de crédito, es necesario un enfoque diferenciado para mejorar el acceso de las PYME a la financiación que tenga en cuenta las circunstancias específicas de cada país;

La diversidad de las pequeñas y medianas empresas

9.  Recuerda a la Comisión que las PYME son muy heterogéneas en toda Europa, y que abarcan desde empresas familiares tradicionales hasta empresas de rápido crecimiento, de alta tecnología, microempresas, empresas sociales y empresas de nueva creación, y que requieren, por tanto, enfoques igualmente diversos para prestarles ayuda;

10. Señala que, en la actual situación, en la que el acceso insuficiente a fuentes adecuadas de capital-riesgo, en particular en las primeras etapas, sigue siendo uno de los obstáculos más importantes para la creación y el desarrollo de empresas orientadas al crecimiento, el Plan de acción de la Comisión hace mucho hincapié en el capital-riesgo como posible modalidad de financiación del crecimiento; subraya, no obstante, que este tipo de financiación solamente resulta adecuada para una cantidad reducida de PYME y que los préstamos bancarios siguen siendo la principal fuente de financiación;

11. Destaca que no existe una modalidad de financiación válida para todos los casos y pide a la Comisión que apoye el desarrollo de una amplia gama de programas, instrumentos e iniciativas a medida, que abarquen desde instrumentos de capital (como inversores informales, micromecenazgo y sistemas de negociación multilateral), instrumentos de cuasi capital (como la financiación de entresuelo) hasta instrumentos de deuda (bonos corporativos de pequeña cuantía, mecanismos de garantía y plataformas, entre otros) y asociaciones entre los bancos y otros agentes que intervienen en la financiación de las PYME (profesionales de la contabilidad, asociaciones de empresas o PYME o cámaras de comercio), con el fin de brindar apoyo a las empresas en las fases de puesta en marcha, crecimiento y transferencia, teniendo en cuenta su tamaño, volumen de negocio y necesidades de financiación;

12. Destaca que la Comisión debería hacer hincapié en el importante papel que puede desempeñar el mercado bursátil para mejorar el acceso a la liquidez tanto en el caso de las PYME como de los inversores en distintas fases; recuerda que ya existen mercados bursátiles concebidos específicamente para las PYME en la zona del euro y que su objeto es responder a las necesidades específicas de la zona del euro en términos de mercado y financiación;

Vulnerabilidad de las PYME

13. Solicita a la Comisión que subordine las nuevas normativas relativas a las PYME a una evaluación de impacto general e inclusiva que incluya un análisis exhaustivo y que tenga en cuenta las necesidades y desafíos a los que pueden enfrentarse las PYME;

14. Destaca que las PYME, con frecuencia, se sitúan al final de un largo ciclo de suministro y que, por lo tanto, son las más afectadas por la morosidad y los plazos de pago cortos; acoge favorablemente, por tanto, la iniciativa de la Comisión que alienta firmemente a los Estados miembros a acelerar la aplicación de la Directiva sobre morosidad;

15. Destaca que los estudios de la Comisión muestran que, entre los factores fundamentales que permiten el acceso de las PYME a la financiación, la innovación, la competitividad y el crecimiento, no figura únicamente el acceso a la financiación, sino, también, a las competencias, incluidas las competencias de gestión y el conocimiento en materia financiera y de contabilidad; considera, por tanto, que la oferta de instrumentos financieros debe ir acompañada del desarrollo de programas de tutoría y formación adecuados y de la ejecución de servicios empresariales basados en el conocimiento;

16. Considera necesario apoyar a las PYME a nivel local, con el fin de elaborar políticas dirigidas a promover el espíritu emprendedor, mejorar la situación de las PYME en todo su ciclo de vida y ayudarlas a acceder a nuevos mercados; estima que el reconocimiento y el intercambio de mejores prácticas son elementos fundamentales de esa política;

Profesionalización de la iniciativa empresarial

17. Señala que la falta de conocimientos sobre finanzas básicas por parte de los empresarios limita la calidad de los planes de negocio y, por lo tanto, el éxito de la solicitud de créditos; solicita, por tanto, a los Estados miembros que brinden apoyo a la formación profesional de los empresarios potenciales y a las iniciativas de asociación entre bancos, cámaras de comercio, asociaciones empresariales y profesionales de la contabilidad;

18. Considera que el empresariado femenino es un recurso no aprovechado para el crecimiento y la competitividad de la UE que conviene promover y reforzar, y que deben suprimirse todos los obstáculos que afrontan las mujeres en el mercado laboral;

19. Cree que en los sistemas de educación básica deberían incluirse el desarrollo de las capacidades empresariales y programas sobre las modalidades de funcionamiento y de interactuación del mercado, la economía y el sistema financiero; considera que un plan de negocio bien trazado constituye un primer paso para lograr un mejor acceso a la financiación y para la viabilidad; pide a la Comisión y a los Estados miembros que incluyan sin demora la educación financiera en sus programas educativos; respalda, en este mismo contexto, el programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores, cuyo fin es fomentar la cultura empresarial y desarrollar el mercado único y la competitividad;

20. Considera necesario elaborar una estrategia especial para las empresas de nueva creación, así como instrumentos financieros para realizar proyectos innovadores y desarrollar la creatividad de los jóvenes emprendedores;

21. Destaca que en algunos Estados miembros ya existen buenas prácticas en el ámbito de la mejora de la preparación de los empresarios; pide a la Comisión que respalde su aplicación en otros Estados miembros;

22. Hace hincapié en que es indispensable informar periódicamente a los empresarios, a los empresarios potenciales y a los bancos, en términos simplificados, sobre las iniciativas de formación, la financiación de la UE y los programas para las PYME a nivel nacional, regional y local, ya que deben aprovechar todas las oportunidades y medidas disponibles; insta a la Comisión a que garantice que las organizaciones nacionales de PYME estén debidamente informadas sobre las iniciativas y las propuestas estratégicas de la UE;

23. Insta al grupo BEI a que incremente los esfuerzos de comunicación dirigidos a promover los programas financieros en favor de las PYME en colaboración con las asociaciones de la pequeña y mediana empresa;

24. Señala que es indispensable orientar a los empresarios que han quebrado, dado que es la causa del 15 % de cierres de empresas; apoya la simplificación y la reducción de los procedimientos de quiebra para que los empresarios afectados dispongan de una segunda oportunidad, ya que es probable que las empresas creadas por empresarios que vuelven a relanzar empresas funcionen mejor;

Transparencia

25. Observa que, en términos generales, las entidades crediticias conocen mejor que los empresarios los instrumentos de crédito y que los empresarios deberían comunicar mejor sus plan de negocios y su estrategia a largo plazo; hace hincapié en que esta falta de información crea dificultades a la hora de hablar de una solicitud de crédito; reconoce que, por una parte, las PYME necesitan un asesoramiento ad hoc en materia de oportunidades de crédito; pide a la Comisión que fomente la puesta en común de las mejores prácticas sobre soluciones específicas relativas al diálogo, la cooperación y el intercambio de información entre entidades crediticias y empresarios; pide a la Comisión que refuerce el diálogo y la cooperación entre empresarios y acreedores;

26. Considera que los acreedores deberían establecer de forma transparente criterios claros y específicos sobre los procedimientos de solicitud de crédito; hace hincapié en que, cuando una entidad crediticia rechaza una solicitud de crédito total o parcialmente, debe informar convenientemente y de modo constructivo al empresario sobre los motivos de la denegación; pide a la Comisión que defina directrices claras sobre transparencia en relación con este enfoque constructivo;

27. Señala que, cuando amortizan un crédito de forma anticipada, las PYME tienen que pagar a la entidad crediticia las pérdidas de financiación y, con frecuencia, una multa adicional, lo que se traduce en un coste total demasiado elevado; pide a la Comisión que proponga una mayor transparencia en todos los contratos de amortización anticipada con las PYME y que estudie la posibilidad de fijar un tope para limitar los costes de este tipo de operación;

28. Toma nota de que las PYME tienen que hacer frente a unos requisitos cada vez más exigentes, incluidas garantías personales, para obtener financiación por parte de las entidades de crédito; señala que el aumento de los tipos de interés podría generar un incremento de los términos y condiciones no vinculados a los precios, incluidas garantías personales; considera, por consiguiente, que la legislación necesaria para regular el sector financiero debe proteger y fomentar de manera explícita la concesión efectiva de créditos a la economía real, en particular las PYME;

29. Pide a los Estados miembros que reduzcan la carga administrativa durante la creación y la vida útil de las PYME, teniendo en cuenta las diferencias existentes entre los países en este ámbito, que obstaculizan la plena realización del mercado único; subraya la importancia de reducir el número de días necesarios para crear una nueva empresa; pide a la Comisión que estudie las mejores prácticas potenciales que deben aplicarse en los Estados miembros; pide a la Comisión que estudie la posibilidad de implantar un número de identificación de PYME único, almacenado en una base de datos única europea sobre PYME, en la que se incluyan todos los datos financieros y que permita a las PYME acceder con mayor facilidad a los programas y la financiación nacionales y de la UE; señala que, si se introduce un número de identificación de PYME de este tipo, debe prestarse atención a los principios relativos a la protección de datos;

30. Acoge favorablemente la propuesta de la Comisión de promover la utilización de la calificación cualitativa como herramienta complementaria a la evaluación cuantitativa estándar de la solvencia crediticia de las PYME;

Nuevas formas de financiación

31. Acoge con satisfacción los nuevos programas de financiación de la Comisión, que tienen en cuenta las características específicas de las PYME; pide a la Comisión que siga desarrollando una financiación europea adaptada a las PYME; subraya que debe evitarse la fragmentación de la financiación y que esta última únicamente puede ser eficaz cuando es capaz de cubrir una parte sustancial de lo que necesitan las PYME en cuestión;

32. Expresa su firme convicción de que debería incrementarse notablemente la dotación financiera de los instrumentos de financiación en materia de deuda e instrumento de financiación de capital en el marco de los programas COSME y Horizonte 2020, así como mejorar considerablemente el acceso de las PYME a dichos instrumentos;

33. Considera que la Comisión debería explorar formas de mejorar el mercado de cuasi-capital europeo, en concreto la financiación de entresuelo; recomienda que la Comisión investigue la manera de fortalecer la financiación de entresuelo para el crecimiento del FEI y que examine nuevos productos de entresuelo, como una garantía para los préstamos de entresuelo; recomienda, asimismo, que se presenten datos y análisis relacionados con los instrumentos financieros con el fin de reducir barreras para los intermediarios financieros, quienes tal vez deseen explorar el mercado crediticio para el capital de entresuelo en la UE;

34. Pide que al menos el 20 % del presupuesto del programa Horizonte 2020 se destine a financiar la innovación de las PYME;

35. Señala que las garantías de capital son muy apreciadas y utilizadas por las PYME y las instituciones crediticias; acoge con satisfacción los esfuerzos que está realizando la Comisión con respecto a esta cuestión; pide a los Estados miembros que apliquen un marco adecuado de garantías de capital;

36. Insta a la Comisión a que establezca un marco normativo adecuado y ad hoc para los emisores de crédito en favor de las PYME que no les resulte oneroso y que también se granjee la confianza de los inversores (en el marco de la normativa europea sobre normas contables, la Directiva Prospectus, la Directiva sobre transparencia, la Directiva sobre abusos de mercado y la Directiva MiFID);

37. Acoge con satisfacción el acuerdo alcanzado en la reunión del Consejo Europeo de los días 28 y 29 de junio de 2012 sobre el aumento de capital del BEI en 10 000 millones de euros, lo que permitirá que el grupo BEI aumente su capacidad de préstamo en la Unión en 60 000 millones de euros, aproximadamente, en el período 2012-2015, estimulando inversiones por valor de aproximadamente 180 000 millones de euros y desempeñando, así, un positivo papel anticíclico en el marco de un esfuerzo de reactivación concertada de la economía europea; acoge con satisfacción las prioridades de financiación del BEI en la medida en que especifican la necesidad de ampliar el abanico de socios bancarios para los préstamos a las PYME, con el fin de incluir a nuevos intermediarios financieros nuevos y no convencionales; destaca que este nuevo compromiso no debe socavar los esfuerzos paralelos dirigidos a reforzar y mejorar los instrumentos conjuntos BEI-presupuesto de la Unión utilizados para compartir el riesgo y asumir cuotas de participación; pide a la Comisión, en este contexto, que refuerce y optimice los instrumentos de riesgo compartido del Banco Europeo de Inversiones y los programas de este banco en materia de carteras de capital o de financiación de entresuelo concedida por las entidades financieras (intermediarios) a las PYME; reconoce que la política de cohesión es una de las fuentes principales de apoyo financiero a las PYME y que los programas de financiación en el marco de los Fondos Estructurales, la reducción de la burocracia y el aumento de la velocidad y de la eficacia son elementos fundamentales para promover la recuperación de la economía de la UE y su competitividad;

38. Insta a la Comisión a que establezca, en el marco del Fondo Europeo de Inversiones, una plataforma permanente de garantía europea que facilite el acceso de las PYME a la financiación, promueva el desarrollo de productos de garantía o de crédito basados en garantías europeas y reduzca los requisitos en materia de capital de las entidades bancarias y la exposición al riesgo de los intermediarios financieros;

39. Insta al BEI a que consolide su iniciativa de microfinanciación de proyectos y a que, de este modo, contribuya en mayor medida a impulsar las prioridades políticas de la UE en el ámbito de la inclusión social;

40. Señala que en algunos Estados miembros hay depositada una cantidad récord de ahorros de los hogares en cuentas bancarias, mientras que en otros Estados miembros los depósitos se están reduciendo a causa de la crisis; hace hincapié en que la definición de un marco idóneo de incentivos para activar estos ahorros podría facilitar el acceso de las PYME a la financiación, tanto nacional como de carácter transfronterizo, e impulsar la economía de la UE; pide a la Comisión que presente una propuesta de activación de estos ahorros, por ejemplo mediante el establecimiento de incentivos basados en las mejores prácticas vigentes en los Estados miembros;

41. Señala que las PYME contribuyen a que la población tenga un puesto de trabajo en las regiones en las que las tasas de desempleo son menores, fomentando el incremento del empleo y contribuyendo a satisfacer las necesidades actuales de sus habitantes, teniendo, así, un efecto positivo sobre el desarrollo de las comunidades locales; considera, por lo tanto, que el desarrollo de las PYME es una manera de reducir las disparidades a nivel nacional;

42. Acoge con satisfacción el apoyo a las PYME y las microempresas mediante iniciativas como PSCI, el programa Europa Creativa (incluido el Mecanismo de garantía de préstamos para el sector de la cultura y la creación), COSME y Horizonte 2020, que ofrecen, todos, nuevas maneras de desarrollar los conocimientos y las competencias que permiten el desarrollo dinámico de las PYME y de las microempresas;

43. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que examinen las distintas formas de mejorar el acceso a la financiación para las PYME que deseen aportar obras, productos o servicios innovadores al sector público; solicita, en particular, medidas destinadas a mejorar las condiciones de financiación garantizando que el capital de riesgo y otros flujos de financiación importantes reconozcan plenamente el potencial de crecimiento de las empresas innovadoras que trabajen con colaboradores del sector público, tanto en proyectos de contratación pública precomercial como en el contexto de las asociaciones de innovación;

44. Destaca que un marco normativo justo, abierto y transparente en la UE para la contratación pública y la aplicación proporcionada, transparente e indiscriminada de la Directiva 96/71/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 1996, sobre el desplazamiento de trabajadores efectuado en el marco de una prestación de servicios(3) son indispensables para que las PYME tengan un mejor acceso a la contratación pública y tengan la posibilidad de completar dichos contratos;

45. Añade que deben adoptarse medidas a fin de garantizar que la simplificación de la actividad transfronteriza de las PYME no posibilite, al mismo tiempo, actividades transfronterizas en el contexto del trabajo autónomo ficticio, especialmente en el sector de la construcción;

46. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, al Banco Central Europeo, al Banco Europeo de Inversiones, a la Comisión y s los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

Textos Aprobados, P7_TA(2011)0235.

(2)

DO C 308 E de 20.10.2011, p.6.

(3)

DO L 18 de 21.1.1997, p. 1.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Las pequeñas y medianas empresas (PYME) son muy importantes para la Unión Europea. Constituyen el pilar de la economía europea y son importantes motores de crecimiento económico en la Unión. Las PYME pueden contribuir enormemente a la creación de empleo en los 27 Estados miembros de la Unión Europea.

Pero las PYME son vulnerables, y esto ha quedado patente tras la crisis. Debido a esta crisis, algunas entidades crediticias se han vuelto más prudentes a la hora de conceder créditos a las PYME. A veces demasiado prudentes, cuando una inversión demasiado escasa podría provocar una contracción del crédito. Además, las nuevas y estrictas normas relativas por ejemplo a las instituciones financieras y los requisitos de capital que aplican tanto la UE como las autoridades nacionales han hecho más difícil el acceso de las PYME a la financiación. Asimismo, las PYME con frecuencia se sitúan al final de un largo ciclo de suministro y, por lo tanto, son las más afectadas por la morosidad y los plazos de pago que se utilizan hoy en día.

Al tratar los problemas de acceso a la financiación de las PYME con las partes interesadas, se detectaron varias cuestiones. Al parecer, las entidades crediticias no son más prudentes en todos los Estados miembros a la hora de conceder un préstamo a las PYME. En algunos de ellos se ha invertido una cantidad récord en las PYME durante estos últimos años.

Por otro lado, todas las partes interesadas están de acuerdo en que las autoridades europeas y nacionales deberían tener cuidado a la hora de establecer las nuevas normas relativas a los requisitos de capital. Al no haberse realizado una evaluación de impacto global que abarque todas las distintas normas aplicadas, las consecuencias para el sector financiero y el acceso de las PYME a la financiación son muy inciertas. No obstante, debe evitarse también la reacción desproporcionada de las entidades crediticias ante los nuevos requisitos de capital.

También se mencionaron otros problemas estructurales, que ya existían y no están directamente relacionados con la crisis. Una de las principales dificultades a la hora de negociar un contrato de crédito es la falta de información entre las PYME y las entidades crediticias. Ambas partes están de acuerdo en que una mejor comunicación debe mejorar la comprensión por parte de las entidades de las necesidades de crédito de las PYME y la comprensión por estas empresas de las diferentes opciones de crédito. Por otro lado, un seguimiento más periódico de la situación financiera de las PYME y unos conocimientos financieros básicos facilitarían una negociación más rápida.

La falta de transparencia, por ejemplo en la amortización anticipada de un préstamo, también supone un problema para las PYME. Las pérdidas de financiación y la multa adicional no siempre se definen correctamente de antemano. A veces, el coste total de una amortización anticipada es incluso tan elevado que las PYME no pueden pagarlo, lo que hace imposible revisar su inversión y la decisión sobre el crédito.

A causa de los requisitos de capital más estrictos, las entidades crediticias a menudo piden garantías personales adicionales, además de las garantías bancarias ordinarias. Esto puede constituir un obstáculo adicional a la creación o inversión de los empresarios en sus PYME.

Las propias partes interesadas propusieron algunas soluciones que podrían mejorar el acceso de las PYME a la financiación: 1) profesionalización del sector; 2) mayor cooperación e intercambio de información entre las PYME y las entidades crediticias; 3) seguimiento más regular de la situación financiera de las PYME; 4) establecimiento de normas claras sobre el uso de garantías (personales); 5) establecimiento de normas claras sobre la amortización anticipada del crédito, las posibles multas y el cálculo de las pérdidas de financiación.

En el «Plan de acción para mejorar el acceso a financiación de las PYME», la Comisión presenta algunas propuestas y soluciones buenas, No obstante, puesto que no existe un prototipo único de PYME, el ponente quisiera hacer hincapié en que no hay una solución válida para todas estas empresas y que los distintos tipos de PYME tienen necesidades diferentes.

Por lo tanto, acogemos con satisfacción la propuesta de la Comisión, pero nos gustaría señalar que el capital riesgo, sobre el que se ha hecho hincapié acertadamente en el plan de acción de la Comisión, es una modalidad de financiación del crecimiento adecuada únicamente para un pequeño número de PYME. Por lo tanto, pedimos a la Comisión que apoye también otros mecanismos alternativos de financiación.

En esta época de crisis, los hogares tienden a ahorrar y no a consumir. En algunos Estados miembros hay depositada una cantidad récord de ahorros de los hogares en cuentas bancarias. Por consiguiente, nos gustaría que la Comisión estudiase la forma en que la UE y los Estados miembros pueden facilitar la activación de los ahorros, por ejemplo, estableciendo incentivos fiscales.


OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (19.12.2012)

para la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios

sobre la mejora del acceso a financiación de las PYME

(2012/2134(INI))

Ponente de opinión: Anthea McIntyre

SUGERENCIAS

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales pide a la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Destaca que las PYME emplean a unos 90 millones de personas en la UE, un 30 % de las cuales trabaja en microempresas, y que, entre 2002 y 2012, el 85 % de todos los nuevos puestos de trabajo fueron creados por PYME, en particular por empresas nuevas(1);

2.  Señala que las PYME contribuyen a la activación de la población en las regiones con menores niveles de empleo, fomentando el incremento del empleo y contribuyendo a satisfacer las necesidades actuales de sus habitantes, teniendo así un efecto positivo sobre el desarrollo de las comunidades locales; considera, por lo tanto, que el desarrollo de las PYME es una manera de reducir las disparidades a nivel nacional;

3.  Recalca que las PYME únicamente pueden crear crecimiento y empleo si disponen asimismo de oportunidades de financiación favorables para inversiones con un alto perfil de riesgo;

4.  Observa que solo un 7 % de las PYME europeas utiliza capital riesgo y que el 60 % de las empresas afirma que el capital riesgo no les es incumbe; observa, además, que un 22 % es reticente a financiar sus actividades con fondos de capital riesgo(2);

5.  Hace hincapié en que los préstamos destinados a las microempresas, las pequeñas empresas y los desempleados que desean iniciar un negocio estimulan la iniciativa empresarial local y, en particular, la responsabilización de la inversión, promoviendo la creación de empleo;

6.  Acoge, por tanto, favorablemente las oportunidades de inversión que los Fondos Estructurales ofrecen a las PYME; considera, no obstante, necesario que se facilite dicho acceso a las PYME y que se les informe mejor sobre las mencionadas posibilidades;

7.  Observa que el acceso a financiación asequible es crucial para financiar las inversiones de las empresas, a fin de asegurar que éstas alcanzan su potencial de crecimiento y facilitar su creación, especialmente para las empresas muy pequeñas y las empresas de la economía social, contribuyendo al futuro crecimiento, al mantenimiento de los actuales puestos de trabajo y al fomento de la creación de empleo; destaca que el acceso a financiación es especialmente importante para los jóvenes que crean empresas y para los empresarios procedentes de entornos socialmente desfavorecidos o que contratan a personas de estos entornos;

8.  Recalca que, sin un depósito, es imposible que las PYME y, en particular, las microempresas accedan a créditos, y que debería fomentarse todo esfuerzo para disponer de garantías bancarias para la creación de empresas; destaca que, particularmente en periodos de crisis económica, la financiación en virtud de los programas europeos y nacionales debe orientarse prioritariamente a las PYME con objeto de crear oportunidades de empleo; insta a los Estados miembros a que examinen el mejor modo de simplificar sus procedimientos con objeto de velar por que se pueda acceder al capital de forma no burocrática, contribuyendo al crecimiento, a la creación de empleo y a la innovación;

9.  Acoge con satisfacción el apoyo a las PYME y las microempresas mediante iniciativas como PSCI, el programa Europa Creativa (incluido el mecanismo de garantía de préstamos para el sector de la cultura y la creación), COSME y Horizonte 2020, todos los cuales ofrecen nuevas maneras de desarrollar los conocimientos y las competencias que permiten el desarrollo dinámico de las PYME y las microempresas;

10. Sugiere que, mediante una etiqueta, se facilite y fomente el acceso a información social y medioambiental sobre las empresas, con el fin de atraer más fácilmente fondos de inversión;

11. Hace hincapié en que, a pesar de iniciativas de la UE que se han saldado con éxito, como la Directiva relativa a la morosidad, siguen existiendo obstáculos importantes, como un acceso restringido a financiación y los elevados costes de esta, que influyen en la capacidad de las PYME de preservar los puestos de trabajo existentes y crear nuevos empleos;

12. Pide que se establezcan normas que obliguen a las entidades de crédito a responder rápidamente a las solicitudes de financiación de las PYME;

13. Exhorta a los Estados miembros a que aceleren la aplicación de la Directiva relativa a la morosidad, dado que la sostenibilidad económica de las PYME se ha visto gravemente comprometida por la disminución observada de los pagos para transacciones comerciales en una época de grandes dificultadse económicas;

14. Acoge con satisfacción la intención de la Comisión de cooperar con los interlocutores sociales a fin de desempeñar un papel de coordinación en el intercambio de buenas prácticas entre los Estados miembros en materia de financiación de las PYME;

15. Destaca el importante papel desempeñado por el Banco Europeo de Inversiones en la adopción de medidas directas y concretas destinadas a facilitar el acceso a financiación, especialmente para las pequeñas empresas y las microempresas;

16. Pide que, salvo excepciones debidamente precisadas, se promulguen normas sencillas que permitan disociar los activos de la empresa del patrimonio del director de la misma, incluso si el director de la empresa ejerce su actividad a título individual;

17. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que exploren la posibilidad de utilizar los mejores mecanismos de análisis del mercado para promover la internacionalización de las PYME y crear mecanismos de apoyo a la planificación estratégica de las mismas;

18. Observa los beneficios de nuevas formas de financiación mediante sistemas innovadores independientes de los bancos, como programas de préstamos entre iguales, micropréstamos, obligaciones de las PYME y productos de facturación, que pueden proporcionar una inversión vital para las empresas sociales y las empresas de nueva y propia creación;

19. Toma nota del valor potencial de los bancos de inversión nacionales o regionales, que pueden proporcionar una financiación asequible a las PYME cuando no se pueda acceder a los bancos comerciales y otras fuentes de financiación privadas;

20. Observa que la falta de conocimientos e información puede afectar a la financiación de las PYME mediante préstamos y capital propio, dando lugar a que a empresas potencialmente viables se les deniegue la financiación, lo que impide el desarrollo o la creación de PYME y microempresas viables; reconoce que las «ventanillas únicas» y el gobierno electrónico pueden contribuir a aliviar este problema proporcionando toda la información pertinente a las PYME de manera fácilmente accesible;

21. Insta a la Comisión a que, en cooperación con los Estados miembros, adopte medidas para proporcionar información comprensible, completa y especializada a nivel regional y local a las PYME que buscan financiación, a fin de facilitar su acceso a oportunidades de financiación y de reducir el déficit de información, lo que es una de las principales razones por las que las PYME se ven limitadas debido al restringido acceso a financiación, lo que, a su vez, afecta a su capacidad de crear oportunidades de empleo

22. Subraya la necesidad de que se examinen los obstáculos a las inversiones transfronterizas a nivel de la UE con el fin de promover la movilización transfronteriza de capitales, por un lado, y de impedir el fraude y la evasión fiscales, por otro;

23. Destaca la necesidad de que los Estados miembros faciliten el acceso a financiación de las PYME mediante procedimientos transparentes destinados a fortalecer la competitividad de la economía, mantener los niveles de empleo y luchar contra el desempleo;

24. Se congratula por la «prueba de las PYME», que asegura que todas las opciones disponibles se evalúan regularmente durante la elaboración de nuevas propuestas legislativas; de modo que no se impongan cargan desproporcionadas a las PYME o las microempresas destaca, no obstante, que dichas medidas no deben aplicarse a disposiciones relativas a la salud y la seguridad en el trabajo;

25. Reconoce que la carga administrativa y el riesgo financiero ligados al acceso a financiación pueden provocar estrés y otros efectos negativos para la salud de los empleados y de los propietarios de PYME y de microempresas; recalca que es necesario que la normativa en materia laboral y social contribuya al bienestar de los empresarios y de sus empleados sin crear barreras adicionales para su éxito;

26. Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que examinen los sólidos argumentos sociales y económicos en favor del recurso a iniciativas de la UE existentes, a fin de dotar a los propietarios, potenciales y existentes, de PYME de las cualificaciones, los instrumentos y los conocimientos necesarios para una gestión financiera eficaz.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

29.11.2012

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

35

0

2

Miembros presentes en la votación final

Regina Bastos, Heinz K. Becker, Jean-Luc Bennahmias, Phil Bennion, Pervenche Berès, Vilija Blinkevičiūtė, Alejandro Cercas, Emer Costello, Frédéric Daerden, Karima Delli, Sari Essayah, Richard Falbr, Thomas Händel, Marian Harkin, Nadja Hirsch, Danuta Jazłowiecka, Martin Kastler, Ádám Kósa, Jean Lambert, Veronica Lope Fontagné, Olle Ludvigsson, Thomas Mann, Elisabeth Morin-Chartier, Csaba Őry, Konstantinos Poupakis, Sylvana Rapti, Licia Ronzulli, Nicole Sinclaire, Joanna Katarzyna Skrzydlewska, Andrea Zanoni, Inês Cristina Zuber

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Georges Bach, Edite Estrela, Sergio Gutiérrez Prieto, Filiz Hakaeva Hyusmenova, Svetoslav Hristov Malinov, Anthea McIntyre, Antigoni Papadopoulou, Evelyn Regner, Csaba Sógor

Suplente(s) (art. 187, apdo. 2) presente(s) en la votación final

Jens Geier, Åsa Westlund

(1)

Comisión Europea, «Resultados y políticas de los Estados miembros en materia de competitividad: Refuerzo de la competitividad», edición de 2011.

(2)

BCE y Comisión Europea, estudios sobre «Acceso a financiación de las PYME», 2009-2011.


OPINIÓN de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (30.11.2012)

para la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios

sobre la mejora del acceso de las PYME a la financiación

(2012/2134(INI))

Ponente de opinión: Jorgo Chatzimarkakis

SUGERENCIAS

La Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor pide a la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.   Acoge favorablemente el Plan de Acción de la Comisión y las medidas adoptadas para facilitar el acceso de las PYME a la financiación;

2.   Celebra la iniciativa de la Comisión destinada a facilitar a las empresas el acceso a fondos de inversión a largo plazo en el marco del Acta del Mercado Único;

3.   Observa que el 99 % de todas las empresas europeas son PYME y aportan el 85 % del empleo, y que en muchos casos las redes de PYME más pequeñas respaldan de forma fiable a las empresas más grandes; considera, por consiguiente, que las PYME son el motor de la economía europea y las principales responsables de la creación de empleo, el crecimiento sostenible y la innovación;

4.   Señala que las PYME europeas son muy heterogéneas en lo tocante a los modelos de negocio que utilizan y los criterios de inversión e innovación, por lo que se enfrentan a distintos retos en lo relativo a la financiación; destaca que este factor debe reflejarse en sus modos de financiación, y recomienda que se utilicen métodos de análisis y apoyo diferenciados para cada modelo de inversión;

5.   Observa que la crisis financiera de la UE ha provocado la quiebra de varios bancos europeos y que, como consecuencia de ello, las entidades de crédito, por una parte, son más reticentes a conceder préstamos a las PYME y obstaculizan así el acceso de estas a la financiación, mientras que, por otra parte, se ha deteriorado la confianza de las empresas en las instituciones crediticias, por lo que están menos dispuestas a solicitar un préstamo; le preocupa que el sector bancario, cada vez más cauteloso con su capital y el riesgo, exija garantías adicionales y primas de riesgo más elevadas, pues ambos requisitos desembocan en una financiación insuficiente y la pérdida de oportunidades empresariales y de empleo en este sector tan importante de la economía; considera, por consiguiente, que disponer de mecanismos de crédito y de garantía crediticia es esencial para aprovechar el potencial de crecimiento y empleo que ofrecen las PYME;

6.   Destaca que el aumento de la fiscalidad impuesto por los planes de ajuste presupuestario en los Estados miembros intervenidos está dificultando en gran medida la vida de las PYME y los consumidores; pide medidas que permitan a las PYME solicitar más fácilmente el acceso a fondos y programas europeos y nacionales; insta a la Comisión a que presente una evaluación del impacto de los ajustes presupuestarios centrada específicamente en las PYME;

7.   Señala que debe tenerse especialmente en cuenta que la crisis económica ha llevado a la quiebra a muchas empresas viables; pide, por tanto, a los Estados miembros y a la Comisión que aporten un apoyo económico que brinde una segunda oportunidad a los empresarios a la hora de crear una nueva empresa;

8.   Pide a los Estados miembros que establezcan procedimientos acelerados y ventanillas únicas para las PYME con el fin de facilitar la creación de nuevas empresas y su acceso a los mercados internacionales; pide a la Comisión que consiga una mayor coherencia entre los diferentes programas que ofrecen garantías y un buen equilibrio entre los mecanismos nacionales y de la UE que prestan apoyo para financiar la innovación o facilitar capital de riesgo a las PYME;

9.   Pide a la Comisión que siga mejorando la cooperación con los bancos nacionales comerciales y de desarrollo, a fin de compartir experiencias, intercambiar las mejores prácticas, crear sinergias y detectar formas de simplificar y optimizar los programas de financiación de la UE dirigidos a las PYME, y que tome medidas para permitir que los bancos de inversiones para PYME ya existentes puedan operar en otros Estados miembros con arreglo a las condiciones vigentes en estos;

10. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen a los inversores informales («business angels») y prevean incentivos fiscales suficientes para este modelo de financiación; pide, además, a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan programas financieros de cooperación que reúnan a ejecutivos jubilados experimentados y a proveedores de fondos;

11. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que proporcionen más información sobre las iniciativas de la UE destinadas a brindar apoyo financiero a las PYME, incluido el Programa para la Competitividad de las Empresas y para las PYME (COSME);

12. Considera que la movilización de los ahorros de las familias es un instrumento crucial para estimular las inversiones en las PYME; insta a la Comisión a que presente lo antes posible una propuesta de mejora de la movilización de los capitales de los que pueden beneficiarse las PYME;

13. Hace hincapié en la importancia de mejorar el acceso de las PYME a la información; pide, por consiguiente, a la Comisión y a los Estados miembros que ofrezcan a los empresarios, a través de un sitio web europeo único, información completa y válida, en todas las lenguas de la UE y con referencias útiles, sobre el acceso a una financiación adecuada;

14. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que examinen las distintas formas de mejorar el acceso a la financiación para las PYME que deseen aportar obras, productos o servicios innovadores al sector público; solicita, en particular, medidas destinadas a mejorar las condiciones de financiación garantizando que el capital de riesgo y otros flujos de financiación importantes reconozcan plenamente el potencial de crecimiento de las empresas innovadoras que trabajen con colaboradores del sector público, tanto en proyectos de contratación pública precomercial como en el contexto de las asociaciones de innovación;

15. Insiste en la necesidad de sensibilizar a los estudiantes y sus profesores respecto al empresariado; destaca la importancia de que los empresarios que estén recibiendo formación se beneficien de programas educativos apropiados en materia de acceso a la financiación;

16. Pide a los Estados miembros que reduzcan la carga burocrática y simplifiquen los procedimientos que dificultan la creación de nuevas empresas y obstaculizan el funcionamiento de las PYME, especialmente teniendo presente la Comunicación de la Comisión, de 23 de noviembre de 2011, titulada «Reducción al mínimo de la carga normativa para las PYME – Adaptación de la normativa de la UE a las necesidades de las microempresas» (COM(2011)0803); destaca, en este sentido, la importancia de que la Comisión y los Estados miembros apliquen la «prueba de las PYME» de forma coherente en todos los ámbitos políticos pertinentes;

17. Pide a la Comisión que proponga reglamentos y directrices simplificados y menos onerosos, especialmente en lo relativo a los programas previstos para apoyar la financiación de bajo volumen de las PYME mediante garantías o instrumentos de fondos propios o subordinados;

18. Destaca la importancia de reducir las formalidades necesarias para crear una empresa nueva, y pide a la Comisión que estudie las mejores prácticas en todos los Estados miembros y fomente la difusión de experiencias positivas;

19. Insta a los Estados miembros a que faciliten el acceso de las PYME a la financiación mediante la simplificación de las normas de presentación de datos, y a que promuevan los depósitos de datos en línea para la emisión de certificados y otros documentos de apoyo;

20. Pide a los Estados miembros que transpongan lo antes posible la Directiva sobre morosidad(1);

21. Destaca, a fin de garantizar el suministro de fondos de inversión a las PYME, la importancia de ayudar a estas a atraer a inversores, en particular asistiéndolas a profesionalizarse a la hora de desarrollar planes de negocio convincentes;

22. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que aborden la simplificación de la fiscalidad y de los procedimientos administrativos conexos para las PYME y que reduzcan las cargas restantes, con objeto de apoyar más adecuadamente la inversión, facilitar un mayor comercio transfronterizo y estimular la productividad y el crecimiento;

23. Destaca que un marco normativo justo, abierto y transparente en la UE para la contratación pública y la aplicación proporcionada, transparente e indiscriminada de la Directiva 96/71/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 1996, sobre el desplazamiento de trabajadores efectuado en el marco de una prestación de servicios(2) son indispensables para que las PYME tengan un mejor acceso a la contratación pública y tengan la posibilidad de completar dichos contratos;

24. Añade que deben tomarse medidas a fin de garantizar que la simplificación de la actividad transfronteriza de las PYME no posibilite, al mismo tiempo, actividades transfronterizas en el contexto del trabajo autónomo ficticio, especialmente en el sector de la construcción;

25. Considera que, para asegurarse de que la financiación llega a las PYME, debe crearse un sistema de seguimiento que garantice que los bancos emplean los fondos y las garantías para incrementar sus préstamos a las PYME; opina que ese sistema podría incluir mecanismos de notificación y un código de conducta para los bancos que concedan préstamos a las PYME.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

28.11.2012

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

35

1

0

Miembros presentes en la votación final

Pablo Arias Echeverría, Birgit Collin-Langen, Lara Comi, Anna Maria Corazza Bildt, Cornelis de Jong, Vicente Miguel Garcés Ramón, Thomas Händel, Sandra Kalniete, Edvard Kožušník, Toine Manders, Franz Obermayr, Sirpa Pietikäinen, Phil Prendergast, Mitro Repo, Zuzana Roithová, Heide Rühle, Christel Schaldemose, Andreas Schwab, Catherine Stihler, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Gino Trematerra, Bernadette Vergnaud, Barbara Weiler

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Raffaele Baldassarre, Regina Bastos, Jürgen Creutzmann, Ashley Fox, Marielle Gallo, María Irigoyen Pérez, Morten Løkkegaard, Emma McClarkin, Konstantinos Poupakis, Sylvana Rapti, Marc Tarabella, Patricia van der Kammen, Kerstin Westphal

(1)

DO L 48 de 23.2.2011, p. 1.

(2)

DO L 18 de 21.1.1997, p. 1.


OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional (6.12.2012)

para la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios

sobre la mejora del acceso de las PYME a la financiación

(2012/2134(INI))

Ponente de opinión: Vladimír Maňka

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo pide a la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Acoge con satisfacción el Plan de Acción de la UE sobre la mejora del acceso de las micro, pequeñas y medianas empresas a la financiación, en consonancia con las prioridades de la Estrategia Europa 2020, que les permita resolver las dificultades que atraviesan en la actualidad a causa de la crisis económica y financiera;

2.  Subraya que las PYME, que representan la columna vertebral de la economía de la UE, se han visto gravemente afectadas por la mencionada crisis; reconoce que garantizar a las PYME un acceso suficiente y oportuno a la financiación estimula y refuerza el crecimiento económico, la creación de empleo, la productividad laboral y la cohesión social, esenciales para la prosperidad de todas las regiones de la UE, a la vez capaces de generar un importante desarrollo local, regional y nacional y protege el empleo;

3.  Defiende un aumento del capital del Banco Europeo de Inversiones (BEI) como forma de mejorar la concesión de préstamos a las PYME y la realización de nuevas inversiones, con vistas a reactivar la actividad económica, crear empleo y generar riqueza;

4.  Reconoce que, en momentos de restricción fiscal y de reducción de la capacidad crediticia del sector privado, la política de cohesión constituye una de las principales fuentes de apoyo a las PYME de la UE y el principal instrumento de convergencia y desarrollo sostenible de la UE; considera que las futuras ayudas financieras – coordinadas con otras medidas sectoriales en favor de las PYME – deberán estar orientadas a reforzar la capacidad de investigación e innovación de las PYME, a fomentar su rendimiento con vistas a generar más empleo y a activar la recuperación de la economía de la UE y el restablecimiento de su competitividad;

5.  Destaca la necesidad de seguir fomentando la simplificación de los procedimientos administrativos a los niveles europeo, nacional, regional, local y transfronterizo, con el fin de establecer un marco jurídico claro y transparente, que procure limitar la complejidad normativa que a menudo supone un obstáculo para los beneficiarios, en particular de las PYME, a la hora de solicitar fondos de la UE, por ejemplo, creando una ventanilla única para los solicitantes, abreviando los procedimientos de autorización para obtener financiación y agilizando el pago de las subvenciones;

6.  Apoya la decisión de la Comisión de crear una amplia gama de instrumentos financieros a medida en la futura regulación de la política de cohesión dirigida a las PYME, con el fin de mejorar e intensificar la información sobre esos instrumentos financieros, así como su uso y el seguimiento de sus actividades; recomienda que se siga examinando el uso de fondos estructurales, junto con la financiación con cargo al BEI, entre otras cosas, para financiar fondos de capital de riesgo y fondos que puedan multiplicar su rentabilidad generando recursos financieros adicionales para las PYME.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

27.11.2012

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

1

2

Miembros presentes en la votación final

François Alfonsi, Luís Paulo Alves, Victor Boştinaru, John Bufton, Salvatore Caronna, Nikos Chrysogelos, Francesco De Angelis, Tamás Deutsch, Rosa Estaràs Ferragut, Danuta Maria Hübner, María Irigoyen Pérez, Seán Kelly, Mojca Kleva Kekuš, Constanze Angela Krehl, Ramona Nicole Mănescu, Iosif Matula, Erminia Mazzoni, Jens Nilsson, Jan Olbrycht, Younous Omarjee, Ewald Stadler, Georgios Stavrakakis, Lambert van Nistelrooij, Oldřich Vlasák, Kerstin Westphal, Hermann Winkler

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Jan Březina, Andrea Cozzolino, Ivars Godmanis, Karin Kadenbach, Lena Kolarska-Bobińska, Vilja Savisaar-Toomast, Elisabeth Schroedter


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Jurídicos (28.11.2012)

para la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios

sobre la mejora del acceso de las PYME a la financiación

(2012/2134(INI))

Ponente: Rebecca Taylor

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Jurídicos pide a la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Acoge con satisfacción el plan de acción de la Comisión destinado a mejorar el acceso de las PYME a la financiación, en particular por lo que respecta a la mejora del marco reglamentario europeo para el capital riesgo; destaca la necesidad de que existan soluciones que tengan en cuenta las necesidades específicas de las PYME y que permitan apoyar su desarrollo en función de su dimensión, volumen de negocios y necesidad de crédito;

2.  Destaca la falta de conocimientos jurídicos y financieros especializados de la mayoría de las PYME, lo que dificulta su acceso al capital; indica, además, que, con frecuencia, las PYME consideran que la legislación europea es una carga administrativa, difícil de interpretar, lo que afecta asimismo a su acceso al capital;

3.  Insta a la Comisión a que considere con urgencia una revisión más amplia y eficaz de la legislación financiera y reglamentaria de la UE que actualmente pesa sobre las PYME, tras haber examinado los obstáculos fiscales a las inversiones transfronterizas de capital riesgo en la UE; considera que, tras dicha revisión, la Comisión debe presentar propuestas destinadas a eximir a las PYME cuando las disposiciones reglamentarias les afecten de manera desproporcionada y no existan razones de peso para incluirlas en el ámbito de aplicación de la legislación, o a examinar posibles enfoques «adaptados» o regímenes menos estrictos cuando una exención no sea adecuada;

4.  Destaca que el número de PYME que van a cerrar o están en quiebra aumenta constantemente, con el consiguiente incremento del desempleo; pone de manifiesto la evidencia de que las medidas adoptadas hasta ahora por la UE en aras del crecimiento no han sido lo suficientemente eficaces, por lo que insta a la Comisión a adoptar con urgencia medidas más precisas para facilitar el acceso de las PYME a capital, así como para reactivarlas y fomentar de este modo la creación de empleo;

5.  Observa que no hay actividad transfronteriza en la Unión Europea por lo que respecta al acceso de las PYME a la financiación, en particular en términos de nuevos medios de financiación como la financiación colectiva, las plataformas de inversores providenciales y, en general, los préstamos entre iguales, que aportan a las PYME financiación que, de otro modo, podría no obtener la aprobación de intermediarios financieros más convencionales;

6.  Pone de relieve la falta de coherencia jurídica en la UE por lo que respecta a estos nuevos medios de financiación, e insta a la Comisión a que examine las principales diferencias dentro de los Estados miembros y preste asesoramiento sobre estos nuevos medios de financiación, que también pueden ofrecer un alto potencial en materia de crecimiento y creación de empleo;

7.  Insta a la Comisión a situar en el centro de las políticas que elabore en un futuro la reactivación y el apoyo a las PYME, y subraya que la perspectiva de una Europa basada únicamente en la prestación de servicios no impulsará el crecimiento;

8.  Insiste en que la Comisión debe aplicar la «prueba de las PYME», pensando también de forma específica en las microempresas, y el principio «pensar primero a pequeña escala» cuando se preparen propuestas legislativas, y en que debe realizar evaluaciones de impacto de todas las propuestas legislativas, en particular de las de naturaleza financiera, para asegurarse de que se evalúan, identifican y abordan debidamente todas las opciones aplicables a las PYME en una fase temprana, teniéndolas luego en cuenta con el fin de minimizar el impacto en las PYME durante la fase de elaboración de propuestas legislativas; considera esencial que la Comisión intente minimizar la carga reglamentaria que pesa sobre las PYME en futuros proyectos y justifique todas las excepciones;

9.  Destaca que el motor de la economía europea lo han constituido hasta ahora los cientos de miles de PYME que han hecho de la calidad de sus productos y de la excelencia de sus procesos productivos los elementos caracterizadores de la producción europea respecto a los demás competidores mundiales;

10. Pone de manifiesto que la dificultad de acceso al crédito suele deberse a que las PYME no son totalmente conscientes de los instrumentos disponibles; insta a la Comisión a que vele por que los Estados miembros proporcionen más apoyo, educación y formación a las PYME con relación a cuestiones de financiación, y a que considere cooperar más estrechamente con los organismos de representación de las PYME para desarrollar esta formación; insta a la Comisión a que establezca programas de simplificación a fin de mejorar el acceso a los programas de financiación europeos;

11. Acoge con satisfacción la iniciativa de la Comisión de instar encarecidamente a los Estados miembros a que aceleren la aplicación de la Directiva relativa a la morosidad, ya que la morosidad es sumamente perjudicial para la planificación financiera de las PYME y, con frecuencia, es el motivo por el que se declaran en quiebra; insta a la Comisión, en este contexto, a analizar detenidamente el pago del crédito contraído en el pasado por parte de las administraciones públicas;

12. Destaca el hecho de que puede haber discriminación en el acceso a financiación en el caso de las PYME gestionadas por mujeres, minorías étnicas, personas con discapacidad y miembros de otros grupos minoritarios, e insta a la Comisión y a los Estados miembros a que reconozcan esta posible discriminación y a que pidan, como uno de los medios para afrontarla, que las entidades de crédito faciliten una justificación exhaustiva cuando denieguen a las PYME el acceso al capital;

13. Pide a la Comisión que elabore estrategias de financiación específicas dirigidas a las redes empresariales y a los consorcios formados por PYME.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

27.11.2012

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

19

0

0

Miembros presentes en la votación final

Raffaele Baldassarre, Sebastian Valentin Bodu, Françoise Castex, Christian Engström, Marielle Gallo, Giuseppe Gargani, Sajjad Karim, Klaus-Heiner Lehne, Antonio Masip Hidalgo, Alajos Mészáros, Evelyn Regner, Rebecca Taylor, Alexandra Thein, Cecilia Wikström

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Sergio Gaetano Cofferati, Eva Lichtenberger, Angelika Niebler, József Szájer, Axel Voss


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN COMISIÓN

Fecha de aprobación

18.12.2012

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

40

0

0

Miembros presentes en la votación final

Burkhard Balz, Elena Băsescu, Jean-Paul Besset, Sharon Bowles, Udo Bullmann, George Sabin Cutaş, Leonardo Domenici, Derk Jan Eppink, Diogo Feio, Elisa Ferreira, Ildikó Gáll-Pelcz, Jean-Paul Gauzès, Sven Giegold, Sylvie Goulard, Liem Hoang Ngoc, Gunnar Hökmark, Wolf Klinz, Rodi Kratsa-Tsagaropoulou, Philippe Lamberts, Werner Langen, Astrid Lulling, Ivari Padar, Alfredo Pallone, Antolín Sánchez Presedo, Olle Schmidt, Edward Scicluna, Peter Simon, Theodor Dumitru Stolojan, Kay Swinburne, Sampo Terho, Marianne Thyssen, Corien Wortmann-Kool, Pablo Zalba Bidegain

Suplente(s) presente(s) en la votación final

Herbert Dorfmann, Sari Essayah, Vicky Ford, Ashley Fox, Robert Goebbels, Sophia in ‘t Veld, Petru Constantin Luhan, Thomas Mann

Última actualización: 24 de enero de 2013Aviso jurídico