Procedimiento : 2015/2353(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0224/2016

Textos presentados :

A8-0224/2016

Debates :

PV 05/07/2016 - 9
CRE 05/07/2016 - 9

Votaciones :

PV 06/07/2016 - 6.9
CRE 06/07/2016 - 6.9

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0309

INFORME     
PDF 595kWORD 347k
30 de junio de 2016
PE 580.444v02-00 A8-0224/2016

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020:

recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Comisión de Presupuestos

Coponentes: Jan Olbrycht, Isabelle Thomas

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Exteriores
 OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo
 OPINIÓN de la Comisión de Comercio Internacional
 OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales
 OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria
 OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía
 OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo
 OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional
 OPINIÓN de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural
 OPINIÓN de la Comisión de Cultura y Educación
 OPINIÓN de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior
 OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Constitucionales
 OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género
 RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vistos los artículos 311, 312 y 323 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 del Consejo, de 2 de diciembre de 2013, por el que se establece el marco financiero plurianual para el período 2014-2020(1), y en particular su artículo 2,

–  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 2015/623 del Consejo, de 21 de abril de 2015, por el que se modifica el Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 por el que se establece el marco financiero plurianual para el período 2014-2020(2),

–  Vista la Decisión 2014/335/UE, Euratom del Consejo, de 26 de mayo de 2014, sobre el sistema de recursos propios de la Unión Europea(3),

–  Visto el Acuerdo interinstitucional, de 2 de diciembre de 2013, entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión sobre disciplina presupuestaria, cooperación en materia presupuestaria y buena gestión financiera(4),

–  Visto el Reglamento (UE, Euratom) n.º 966/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, sobre las normas financieras aplicables al presupuesto general de la Unión y por el que se deroga el Reglamento (CE, Euratom) n.º 1605/2002 del Consejo(5),

–  Vista su Resolución, de 15 de abril de 2014, relativa a las negociaciones sobre el marco financiero plurianual 2014-2020: conclusiones que cabe extraer y reflexiones para el futuro(6),

–  Vista su Resolución, de 12 de diciembre de 2013, sobre las relaciones del Parlamento Europeo con las instituciones que representan a los gobiernos nacionales(7),

–  Vista su Resolución, de 19 de noviembre de 2013, sobre el proyecto de Reglamento del Consejo por el que se establece el Marco Financiero Plurianual para el período 2014-2020(8) y su Decisión de la misma fecha sobre la celebración de un Acuerdo interinstitucional entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión sobre disciplina presupuestaria, cooperación en materia presupuestaria y buena gestión financiera(9),

–  Vista su Resolución, de 3 de julio de 2013, sobre el acuerdo político sobre el Marco Financiero Plurianual 2014-2020(10),

–  Vista su Resolución, de 13 de marzo de 2013, sobre las Conclusiones del Consejo Europeo de los días 7 y 8 de febrero de 2013 sobre el Marco Financiero Plurianual(11),

–  Vista su Resolución, de 23 de octubre de 2012, para facilitar un desenlace positivo del procedimiento de aprobación del Marco Financiero Plurianual para el período 2014-2020(12),

–  Vista su Resolución, de 8 de junio de 2011, sobre invertir en el futuro: un nuevo marco financiero plurianual para una Europa competitiva, sostenible e integradora(13),

–  Vista la declaración interinstitucional conjunta sobre la integración de la perspectiva de género anexa al MFP,

–  Visto el dictamen del Comité de las Regiones, de 15 de junio de 2016, sobre la revisión intermedia del marco financiero plurianual,

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Presupuestos y las opiniones de la Comisión de Asuntos Exteriores, de la Comisión de Desarrollo, de la Comisión de Comercio Internacional, de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, de la Comisión de Transportes y Turismo, de la Comisión de Desarrollo Regional, de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, de la Comisión de Cultura y Educación, de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, de la Comisión de Asuntos Constitucionales y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A8-0224/2016),

A.  Considerando que el actual marco financiero plurianual (MFP) se aprobó por primera vez con arreglo a las nuevas disposiciones del Tratado de Lisboa según las cuales el Consejo adopta por unanimidad, con arreglo a un procedimiento legislativo especial, un reglamento que fija el marco financiero plurianual, previa aprobación del Parlamento Europeo;

B.  Considerando que el actual MFP, que se acordó en 2013, refleja las prioridades de la Unión en el momento de su adopción; que la Unión, en los próximos años, seguirá afrontando desafíos que no estaban previstos cuando se aprobó el MFP; que las prioridades de financiación de la Unión se han multiplicado, mientras que el MFP ha permanecido inalterado;

C.  Considerando que el Parlamento solicitó una cláusula de revisión postelectoral para garantizar la legitimidad democrática del nuevo MFP y dar la oportunidad a la nueva Comisión y al Parlamento recién elegido de reconfirmar y reevaluar las prioridades políticas y presupuestarias de la Unión mediante un reajuste del MFP;

D.  Considerando que el acuerdo sobre el marco financiero plurianual 2014-2020 fue el resultado de un largo y laborioso proceso de negociaciones que se desarrolló en un contexto social, económico y financiero muy difícil; que, por tal motivo, el nivel global del MFP se redujo de hecho en comparación con el anterior período de programación;

E.  Considerando que, frente a la imposibilidad política de cambiar los importes globales del MFP decididos por el Consejo Europeo, el Parlamento negoció con éxito la inclusión en el Reglamento del MFP de un artículo específico relativo a la obligación de realizar un examen/revisión global de este, a la creación de nuevas y mejores disposiciones en materia de flexibilidad y al establecimiento de un grupo de alto nivel sobre recursos propios;

Marco jurídico y ámbito de aplicación del examen/revisión intermedio

1.  Recuerda que, de conformidad con el artículo 2 del Reglamento del MFP, la Comisión presentará un examen obligatorio del funcionamiento del marco financiero plurianual antes de finales de 2016, teniendo plenamente en cuenta la situación económica existente en ese momento, así como las proyecciones macroeconómicas más recientes, y que este examen irá acompañado, si procede, de una propuesta legislativa con miras a la revisión del Reglamento del MFP;

2.  Considera, a este respecto, que el examen tiene por objeto valorar y evaluar el funcionamiento del MFP en relación con su aplicación, con las nuevas condiciones económicas y con otras evoluciones, y que, como tal, podría mantener el statu quo legislativo, mientras que la revisión implica una modificación del Reglamento del MFP, que también incluye (además de las disposiciones legislativas) los límites máximos del MFP, a reserva de lo dispuesto en el artículo 312 del TFUE y de las limitaciones impuestas a dicha revisión por la última frase del artículo 2 del Reglamento del MFP; recuerda que dicho artículo establece que no podrán reducirse en una revisión los marcos nacionales ya asignados; hace hincapié en que no se fijaron otras limitaciones para la revisión del MFP, con lo que es posible revisar al alza los límites máximos del MFP; destaca, en este contexto, que el artículo 323 del TFUE dispone que la Unión ha de disponer de los medios financieros que le permitan cumplir sus obligaciones jurídicas frente a terceros;

3.  Recuerda que, de conformidad con el artículo 311 del TFUE, la Unión ha de dotarse de los medios necesarios para alcanzar sus objetivos y para llevar a cabo sus políticas; considera, por tanto, que si el examen permite concluir que los actuales límites máximos son demasiado bajos, será necesario aumentarlos en virtud del Derecho primario;

4.  Hace hincapié en que el artículo 17 del Reglamento del MFP establece la posibilidad de revisar el MFP en caso de circunstancias imprevistas; señala la magnitud de las crisis que han afectado a la Unión desde la adopción del actual MFP en 2013;

5.  Destaca que el presente informe tiene por objeto analizar los aspectos puramente presupuestarios del funcionamiento del marco financiero plurianual, y que no afectará a las bases jurídicas de la legislación sectorial; señala, no obstante, que muchas de las políticas y programas de la Unión prevén sus propios requisitos en materia de exámenes y revisiones, programados en su mayoría para 2017;

I. Examen del MFP: evaluación de los primeros años

6.  Considera que un examen del MFP en 2016 debe tener en cuenta toda una serie de crisis graves y nuevas iniciativas políticas, con sus respectivas consecuencias presupuestarias, que no se anticiparon en el momento de la adopción del MFP; destaca, en particular, la crisis migratoria y de refugiados, las situaciones de emergencia en el exterior, las cuestiones de seguridad interior, la crisis agrícola, la financiación del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), la crisis de pagos en el presupuesto de la Unión, el persistente y alto nivel de desempleo, especialmente entre los jóvenes, así como la pobreza y la exclusión social; por otro lado, destaca el reciente acuerdo internacional sobre el cambio climático y la presión creciente sobre la política de desarrollo; observa que, para financiar las nuevas necesidades urgentes, se consideró necesario recurrir por primera vez a los mecanismos de flexibilidad del MFP y a los instrumentos especiales, pues los límites máximos del MFP se revelaron insuficientes en algunas rúbricas; considera que, a lo largo de los dos últimos años, se han forzado los límites del MFP;

7.  Hace hincapié en que el presupuesto de la Unión debe ajustarse a sus prioridades políticas y estratégicas, y ha de garantizar un equilibrio entre las prioridades a largo plazo y los nuevos retos; destaca, en este sentido, el importante papel que debe desempeñar el presupuesto de la Unión para lograr los objetivos acordados de manera conjunta de la Estrategia Europa 2020, que constituye la principal orientación y prioridad global; cree, por tanto, que la revisión del MFP debe incluir un análisis cualitativo sobre si se han alcanzado, y en qué medida, los objetivos establecidos en esta estrategia; insiste en que esta evaluación debe ir acompañada de una previsión sobre si los recursos financieros asignados en apoyo de esta estrategia para los años restantes del actual MFP serán suficientes para su correcta ejecución;

A. Principales acontecimientos y retos

Crisis migratoria y de refugiados

8.  Destaca que los conflictos en Siria, Oriente Próximo y algunas regiones de África han tenido consecuencias humanitarias y migratorias de una magnitud sin precedentes; recuerda que la Unión se ha visto directamente afectada, con más de un millón de refugiados que llegaron a Europa solo en 2015 y más llegadas previstas para los próximos años; recuerda que esta crisis motivó una importante respuesta financiera por parte de la Unión y, por tanto, ha tenido un impacto significativo sobre su presupuesto, especialmente en las rúbricas 3 (Seguridad y ciudadanía) y 4 (Europa global);

9.  Recuerda que, en el transcurso de 2015, las medidas adicionales que se aprobaron en consonancia con la Agenda Europea de Migración tuvieron una repercusión presupuestaria inmediata, como se refleja en particular en los presupuestos rectificativos n.º 5 y n.º 7 de 2015; señala asimismo que se aprobó la utilización de un importe adicional de 1 506 millones EUR del presupuesto 2016 de la Unión movilizando el Instrumento de Flexibilidad para dotar de recursos adicionales a las medidas relacionadas con la migración y los refugiados de la rúbrica 3 (Seguridad y ciudadanía), como el refuerzo del Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) y el Fondo de Seguridad Interior (FSI), así como a las tres agencias que trabajan sobre cuestiones de migración: Frontex, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y Europol;

10.  Toma nota de que las citadas decisiones presupuestarias han agotado completamente el escaso margen disponible en esta rúbrica y han llevado a una revisión de facto de los límites máximos de la rúbrica 3; advierte, por otra parte, de que se espera que las nuevas propuestas de la Comisión tengan un impacto en el presupuesto de la Unión, especialmente la propuesta para la refundición del Reglamento de Dublín III, con un impacto presupuestario total de 1 829 millones EUR para lo que resta del periodo del MFP, la propuesta para la creación de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, con un presupuesto global de 1 212 millones EUR para el resto del periodo del MFP, y el nuevo mecanismo de ayuda de emergencia, con un impacto estimado de un mínimo de 700 millones EUR en el periodo comprendido entre 2016 y 2018; hace hincapié en que la situación es tan crítica que los créditos autorizados para el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) en noviembre de 2015 tuvieron que reducirse en marzo de 2016 para poder financiar necesidades aún más acuciantes, como la de prestar ayuda humanitaria en el seno de la Unión con la ayuda del nuevo mecanismo de ayuda de emergencia anteriormente mencionado;

11.  Cree que la solución a la crisis migratoria y de refugiados en Europa requiere un enfoque europeo, basado en la solidaridad y en el reparto justo de cargas; destaca, en este contexto, que el presupuesto de la Unión debe ayudar a que los Estados miembros reduzcan la carga de los costes vinculados a la acogida de los refugiados, ya que ello aliviará la presión sobre los presupuestos de aquellos Estados miembros que se enfrentan a una entrada particularmente elevada de refugiados; hace hincapié en que este enfoque creará sinergias y que, además, es eficiente y eficaz con respecto a los costes para todos los Estados miembros;

12.  Subraya que se han desplegado medios presupuestarios significativos aunque insuficientes para atajar de raíz las causas de la crisis migratoria y de refugiados, reforzando programas específicos de la Unión en la rúbrica 4; recuerda las medidas adoptadas, como las reasignaciones de 170 millones EUR para actuaciones en relación con la migración y los refugiados en el transcurso de 2015, así como la aprobación en 2016 de un importe adicional de 130 millones EUR en la rúbrica 4 para actividades relacionadas con la migración y los refugiados, además de la redistribución de 430 millones EUR en el marco del Instrumento de Ayuda de Preadhesión, el Instrumento de Cooperación al Desarrollo y el Instrumento Europeo de Vecindad; recuerda, además, que, para abordar la dimensión exterior de la crisis migratoria y de refugiados, la Comisión ha elaborado diversas propuestas adicionales que tienen un impacto en el presupuesto de la Unión, por ejemplo en relación con la creación de fondos fiduciarios de la Unión (el Fondo Fiduciario Madad y el Fondo Fiduciario de Emergencia para África, con una incidencia presupuestaria inicial estimada en 570 millones EUR y 405 millones EUR, respectivamente), así como del Mecanismo para Turquía en favor de los refugiados, de los que 1 000 millones EUR se financiarán con cargo al presupuesto de la Unión, sin contar la posible financiación adicional; hace hincapié en que otras acciones previstas por la Comisión, como los compromisos de Londres, o actos como la Cumbre entre la Unión y Turquía del 18 de marzo de 2016, aumentarán la presión sobre el presupuesto de la Unión; subraya que los futuros recursos presupuestarios adicionales deben permitir también la inclusión de los migrantes más vulnerables, en particular las mujeres, los niños y las personas LGBTI; le preocupa, no obstante, que puedan ser necesarias más medidas dada la envergadura de los problemas a los que se enfrenta la Unión;

13.  Llega a la conclusión de que la magnitud de la crisis de los refugiados y los migrantes y las repercusiones financieras de las medidas lanzadas por la Comisión para abordar esta cuestión no podían haberse previsto en el momento de la conclusión del MFP 2014-2020; destaca el hecho de que, por falta de recursos suficientes, la Unión se ha visto obligada a crear instrumentos ad hoc y «satélites», financiados conjuntamente con cargo a los Estados miembros, al presupuesto de la Unión y al Fondo Europeo de Desarrollo, es decir, a los fondos fiduciarios de la Unión (el Fondo Fiduciario Madad y el Fondo Fiduciario de Emergencia para África) y el Mecanismo para Turquía en favor de los refugiados; recuerda que la falta de una estrategia presupuestaria general para hacer frente a la crisis migratoria y de los refugiados provocó que el Parlamento quedara al margen en el proceso de decisión sobre el uso de los fondos presupuestarios de la Unión; hace hincapié en que la multiplicación de estos instrumentos crea un problema de control democrático y rendición de cuentas en la Unión que es necesario abordar; lamenta, asimismo, que los Estados miembros estén muy lejos de aportar, todavía, las contribuciones previstas a los fondos fiduciarios, lo que compromete el éxito de los mismos; reitera su llamamiento a los Estados miembros para que cumplan inmediatamente sus compromisos y sus responsabilidades;

Bajo nivel de inversiones

14.  Recuerda que la Unión se ha visto aquejada desde el inicio de la crisis económica y financiera mundial por un bajo e insuficiente nivel de inversiones; observa, en particular, que en 2014 el nivel total de inversiones fue un 15 % menor que en 2007, lo que corresponde a una disminución de las inversiones de 430 000 millones EUR; considera que el bajo nivel de inversiones ralentiza la recuperación económica y repercute directamente sobre el crecimiento, el empleo y la competitividad;

15.  Destaca que, en respuesta a este problema acuciante, la nueva Comisión propuso en 2014 un nuevo Plan de Inversiones para Europa y la creación del FEIE, con el objetivo de movilizar 315 000 millones EUR para nuevas inversiones en la economía real; reitera su sólido compromiso con el FEIE, que se espera que aporte un potente impulso específico a sectores económicos que propician crecimiento y empleo; observa que una serie de proyectos ya han sido aprobados y se encuentran en fase de ejecución; toma nota de que la garantía de la Unión para el FEIE está cubierta por un fondo de garantía de 8 000 millones EUR constituido en el presupuesto de la Unión;

16.  Recuerda que, para garantizar esta financiación adicional, la dotación financiera de dos importantes programas de la Unión —el programa Horizonte 2020 y el Mecanismo «Conectar Europa» (MCE)— se redujo finalmente en 2 200 millones EUR y 2 800 millones EUR respectivamente, mientras que los 3 000 millones EUR restantes están cubiertos por los márgenes no asignados del MFP; subraya que el Parlamento se comprometió durante las negociaciones sobre el FEIE a reducir todo lo posible el impacto negativo sobre estos dos programas, cuya dotación financiera, que no se decidió hasta 2013, sufrió importantes recortes en comparación con la propuesta de la Comisión ya durante las negociaciones del MFP 2014-2020;

17.  Lamenta que la parte del presupuesto de la Unión dedicada a la investigación y la innovación ha sido a menudo la primera en verse perjudicada por los recortes presupuestarios; observa que los programas de investigación e innovación generan valor añadido para la Unión, y subraya el papel clave de estos programas a la hora de fomentar la competitividad y, por tanto, garantizar el crecimiento en el futuro y la prosperidad a largo plazo de la Unión;

18.  Destaca en este contexto que, de conformidad con el artículo 15 del Reglamento del MFP, en 2014 y 2015 se consignaron por adelantado fondos para Horizonte 2020 (200 millones EUR para el Consejo Europeo de Investigación y las acciones Marie Curie) y COSME (50 millones EUR), con objeto de compensar parcialmente la disminución de los créditos entre 2013 y 2014; toma nota de que esta consignación anticipada no modifica la dotación financiera global de los programas, lo que conduce a un menor número de créditos en la segunda mitad del periodo cubierto por el MFP; destaca, no obstante, que la consignación anticipada de Horizonte 2020 y COSME se absorbió completamente, lo que demuestra el buen funcionamiento de estos programas y su capacidad para absorber aún más;

19.  Observa asimismo con gran preocupación que el índice de éxito de Horizonte 2020 ha disminuido a un nivel del 13 % frente al 20-22 % de su predecesor (7.º PM) en el periodo de programación anterior; lamenta que, a raíz de ello, esté recibiendo financiación de la Unión un menor número de proyectos de calidad en el ámbito de la investigación y la innovación; toma nota, asimismo, de que ha sido necesario rechazar muchas solicitudes de gran calidad relativas al MCE por la insuficiencia de los fondos presupuestarios;

Desempleo juvenil

20.  Subraya que el nivel del desempleo juvenil sigue siendo dramáticamente elevado y representa uno de los problemas más acuciantes y graves a los que se enfrenta actualmente la Unión; hace hincapié en que 4,4 millones de jóvenes menores de 25 años estaban desempleados en la Unión en febrero de 2016, lo que corresponde a un porcentaje superior al 40 % en varios Estados miembros, y que supera el 60 % en determinadas regiones de la Unión; destaca que la tasa de empleo en la Unión se sitúa muy por debajo del objetivo de Europa 2020; resalta, por tanto, que demasiados jóvenes se encuentran en riesgo de exclusión social y que se deben adoptar más acciones específicas para incluir a los jóvenes que ni estudian, ni trabajan, ni reciben formación («ninis»); señala que el volumen de recursos humanos bien formados y altamente cualificados tiene un efecto positivo en la competitividad de Europa, su capacidad de innovación y su productividad, y destaca, a este respecto, la necesidad de invertir en educación, formación, juventud y cultura; reconoce, además, la importancia de la estrategia de la Unión para la Juventud 2010-2018;

21.  Subraya que el presupuesto de la Unión aporta una importante contribución a la lucha contra el desempleo, especialmente a través del Fondo Social Europeo (FSE) y la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ); señala, a indicación de la Comisión, que la designación de las autoridades de ejecución ha supuesto un desafío importante para los flujos financieros del programa; destaca que, pese a los retrasos iniciales en la designación y en la ejecución de la IEJ, las cifras actuales indican una capacidad de absorción completa (lograda en parte mediante un importante incremento en el porcentaje de prefinanciación de este programa); observa que la evaluación de esta iniciativa a cargo de la Comisión finalizará en breve, y confía en que se introduzcan los ajustes necesarios para garantizar el éxito de su aplicación; considera que el programa de apoyo a las reformas estructurales propuesto podría proporcionar una valiosa contribución a la mejora de la capacidad administrativa de los Estados miembros en este contexto; resalta la importancia de una evaluación continua de la ejecución de la IEJ por las partes interesadas pertinentes, incluidas las organizaciones juveniles;

22.  Se muestra particularmente preocupado por la falta de nuevos créditos de compromiso para la Iniciativa de Empleo Juvenil a partir de 2016, habida cuenta de que toda su dotación inicial se consignó anticipadamente en 2014-2015 (artículo 15 del Reglamento del MFP); destaca que, al respaldar esta consignación anticipada, el Parlamento nunca pretendió que la iniciativa finalizara después de solo dos años de financiación, y que se pusieron en marcha otros mecanismos del MFP, como el margen global para compromisos, con el fin de garantizar su continuidad; recuerda, no obstante, que se ha movilizado el margen global para compromisos únicamente para la financiación del FEIE; toma nota también de la consignación anticipada de los créditos, en virtud del mismo artículo, para Erasmus + (150 millones EUR), otro programa de la Unión que contribuye de manera significativa a la mejora de la empleabilidad de los jóvenes, y que se aplicó plenamente en los dos primeros años de este periodo; recuerda que, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), una Garantía Juvenil eficiente en el ámbito de la Unión costaría 21 000 millones EUR anuales para los países de la zona del euro;

Seguridad interior

23.  Recuerda los recientes atentados terroristas en Francia y Bélgica y el aumento de los niveles de amenaza en otros Estados miembros, que requieren una actuación más coordinada y reforzada, y mejores medios, a escala de la Unión; subraya que la Unión cuenta con el Fondo de Seguridad Interior, un instrumento adecuado, y con una serie de agencias que trabajan en este ámbito, que cada vez sufren más presión; considera que, para responder adecuadamente a esta amenaza, serán necesarias más actuaciones en el nivel europeo y, por consiguiente, una financiación mayor; destaca que una mayor cooperación en este ámbito requiere reforzar el personal de las agencias pertinentes, lo que, además, puede incrementar la presión sobre el presupuesto de la Unión, y recuerda el refuerzo limitado del personal del Centro Europeo de Lucha contra el Terrorismo dentro de Europol, financiado mediante la redistribución a partir del Fondo de Seguridad Interior;

24.  Destaca que, habida cuenta de las actuales acciones y propuestas legislativas encaminadas a aumentar la cooperación judicial, cada vez se necesitarán más recursos financieros y humanos también para Eurojust, lo que tendrá repercusiones en el presupuesto de la Unión;

Crisis en el sector agrario

25.  Subraya que los límites máximos estrictos para la política agrícola común (PAC) hasta 2020 suponen unos márgenes muy inferiores a los del anterior MFP, mientras que el sector se enfrenta a más desafíos; reitera que esta política resulta fundamental para los ingresos de muchos agricultores, sobre todo en tiempos de crisis, y señala la elevada tasa de absorción anual de casi el 100 %; recuerda las diferentes crisis que los agricultores europeos han tenido que superar desde el inicio del actual MFP, en particular la crisis en los sectores de los lácteos, la carne de porcino, la carne de vacuno y las frutas y verduras, así como los efectos negativos a largo plazo sobre los agricultores europeos de las pérdidas provocadas por el embargo ruso sobre los productos agrícolas; toma nota de la supresión de las cuotas de azúcar en 2017 y su posible repercusión en el sector del azúcar, atendiendo asimismo debidamente a las necesidades particulares de las regiones ultraperiféricas; destaca los efectos para el presupuesto de las medidas de emergencia adoptadas en respuesta a estas crisis, de 500 millones EUR en el presupuesto 2016 y de 300 millones EUR en el de 2015, que se financiaron a partir de los márgenes de la rúbrica 2; destaca que cualquier reducción en este ámbito pondría en peligro la cohesión territorial de la Unión, en especial en lo que respecta a las zonas rurales; expresa, asimismo, su oposición a todo movimiento hacia una renacionalización de la política agrícola, que provocaría distorsiones del mercado y competencia desleal para los agricultores;

Desafíos medioambientales

26.  Expresa su preocupación por que no se ha logrado el objetivo de gastar al menos el 20 % del presupuesto de la Unión (en el MFP actual) en medidas relacionadas con el cambio climático, y por que, según la metodología de integración transversal de la Comisión, solo alrededor del 12,7 % del presupuesto anual de la Unión se gasta en favor de esta causa; llama la atención sobre la importante necesidad de financiación para la lucha contra el cambio climático, la protección de la biodiversidad y el uso sostenible de los recursos naturales, que será aún mayor por los efectos del calentamiento global en curso; toma nota, en particular, del Acuerdo de la COP 21 sobre el clima que se alcanzó en la reciente Conferencia de las Partes en la Convención de las Naciones Unidas, celebrada en París en 2015;

Cohesión económica, social y territorial

27.  Recuerda que la política de cohesión constituye la principal política de inversión de la Unión destinada a reducir las disparidades económicas, sociales y territoriales entre las regiones de la Unión y, de este modo, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos; destaca su importante papel en la aplicación de la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, en particular mediante una clara asignación de recursos para las medidas relacionadas con el clima y para los objetivos sociales, especialmente para luchar contra el aumento de la pobreza, incluida la pobreza infantil, las desigualdades y la exclusión social, y para estimular el empleo; pide a la Comisión que supervise la plena aplicación de dichos objetivos; considera, además, que, aun respetando las dotaciones nacionales ya asignadas, los fondos estructurales pueden proporcionar también una valiosa contribución a los nuevos desafíos, tales como las consecuencias de la crisis de los refugiados;

Presión creciente sobre las políticas de desarrollo y de vecindad

28.  Toma nota de la creciente presión ejercida sobre las necesidades globales en materia de ayuda humanitaria y reducción del riesgo de catástrofes derivadas de los efectos de conflictos y guerras; llama la atención sobre el Acuerdo de Adís Abeba, con el que los Jefes de Estado y de Gobierno afirmaron su firme compromiso político de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), y es consciente de la necesidad de realizar gastos en este sentido; recuerda que la Unión ha renovado recientemente su compromiso colectivo de aumentar su ayuda oficial al desarrollo (AOD) hasta el 0,7 % de su RNB, y de destinar al menos el 20 % de su AOD a los servicios sociales básicos, en especial salud y educación; se opone con firmeza a cualquier utilización de la ayuda al desarrollo para objetivos no relacionados con el desarrollo;

29.  Recuerda que la situación geopolítica en la vecindad oriental también es frágil; pone de manifiesto el importante papel del presupuesto de la Unión a la hora de contribuir a estabilizar la situación en los países vecinos meridionales y orientales de la Unión, y de hacer frente a estos desafíos apoyando a los países que aplican actualmente acuerdos de asociación, a fin de impulsar reformas y garantizar la profundización de las relaciones entre la Unión y los respectivos países;

Integración de la perspectiva de género

30.  Acoge con satisfacción el examen intermedio del MFP como una oportunidad de avanzar de manera significativa hacia una integración más eficaz de la perspectiva de género en el MFP y en la aplicación y seguimiento de la declaración conjunta anexa al MFP a este respecto;

Retrasos en los pagos

31.  Recuerda la acumulación de facturas impagadas a lo largo del anterior MFP (2007-2013), que aumentó desde un nivel de 5 millones EUR a finales de 2010 hasta niveles sin precedentes de 11 millones EUR a finales de 2011, 16 millones EUR a finales de 2012 y 23,4 millones EUR a finales de 2013; advierte de que este retraso fue heredado por el actual MFP (2014-2020), alcanzando un máximo nunca visto de 24,7 millones EUR a finales de 2014; subraya que, tras las insistentes peticiones del Parlamento, se ha acordado un plan de pagos con el objetivo de reducir la acumulación de solicitudes de pago pendientes relacionadas con la política de cohesión para el período 2007-2013 a un nivel «normal» de 2 000 millones EUR a finales de 2016; señala que se identificaron al menos 8 200 millones de euros de facturas pendientes de pago a finales de 2015 para el período 2007-2013 en el ámbito de la política de cohesión, cifra que se espera que baje de los 2 000 millones de euros a finales de 2016; señala que esta disminución es solo un alivio temporal, pues se debe únicamente a que se presentaron menos peticiones de pago correspondientes a los programas 2007-2013 y 2014-2020 que los anunciados; lamenta que no se hayan tomado medidas para abordar los «retrasos ocultos» detectados en otras rúbricas; pone de relieve que está previsto que la situación vivida entre 2012 y 2014 se repita a finales del actual MFP si no se adoptan medidas concretas;

32.  Lamenta la gravedad de las consecuencias de esta crisis de pagos, que ha afectado a beneficiarios del presupuesto de la Unión como estudiantes, universidades, pymes, investigadores y ONG, así como autoridades locales y regionales, entre otras entidades; recuerda, en particular, la dramática escasez de pagos en el ámbito de las operaciones humanitarias en 2014, que afectó negativamente a las operaciones de salvamento de la Unión Europea; recuerda que la Comisión tuvo que recurrir a «medidas de mitigación», tales como reducir los porcentajes de prefinanciación o aplazar las convocatorias de propuestas/licitaciones y la contratación correspondiente; recuerda que se produjo una ralentización artificial en la ejecución de los nuevos programas 2014-2020 debido a la falta general de pagos, siendo ejemplo de ello un retraso artificial en la convocatoria de propuestas por valor de 1 000 millones EUR en el marco de Horizonte 2020 en 2014, cuyo objetivo era garantizar que los pagos vencieran en 2015 en vez de en 2014; destaca, por otra parte, que se han imputado al presupuesto de la Unión sanciones por demora en los pagos por un importe aproximado de 3 millones EUR tanto en 2014 como en 2015;

B. Recurso importante a las disposiciones de flexibilidad del MFP

33.  Pone de relieve que, para garantizar los créditos suplementarios que han sido necesarios para responder a las crisis o para financiar nuevas prioridades políticas desde 2014, la Autoridad Presupuestaria ha aprobado una movilización importante de las disposiciones de flexibilidad y los instrumentos especiales incluidos en el Reglamento del MFP, después de haber agotado todos los márgenes disponibles; recuerda que varias de estas disposiciones provienen directamente de propuestas del Parlamento Europeo, una de cuyas exigencias fundamentales en las negociaciones sobre el MFP fue la consecución de la máxima flexibilidad;

34.  Observa, en particular, que los instrumentos especiales se movilizaron para hacer frente a la crisis migratoria y de refugiados (importe total del Instrumento de Flexibilidad agotado en 2016: 1 530 millones EUR; reserva para ayudas de emergencia en 2016: 150 millones EUR), al problema de la escasez de créditos de pago (margen para imprevistos activado en 2015: 3 160 millones EUR) y a la financiación del Fondo de Garantía del FEIE (utilización plena del margen global para créditos de compromiso en 2014: 543 millones EUR); recuerda que la decisión de movilizar el margen para imprevistos para liquidar pagos va ligada a una disminución de los límites máximos de pagos para el período 2018-2020;

35.  Prevé que las nuevas necesidades que surjan en 2016 en relación con la crisis migratoria y de los refugiados, en especial el tramo de 200 millones EUR para el nuevo instrumento para la prestación de asistencia urgente en la Unión, conducirán a la movilización del margen para imprevistos en cuanto sea necesario; recuerda que no queda ningún margen en la rúbrica 3 y que el Instrumento de Flexibilidad ya ha sido utilizado en su totalidad para el presente año; propone que se estudie la introducción de nuevas posibilidades de flexibilidad para el caso de que surjan nuevos desafíos;

36.  Recuerda que la flexibilidad legislativa, tal y como se establece en el punto 17 del Acuerdo interinstitucional (AI), permite un incremento de la dotación total de los programas adoptados por el procedimiento legislativo ordinario de hasta un +/- 10 % a lo largo del período de siete años; señala que en el caso de existir «nuevas circunstancias objetivas y duraderas», la Autoridad Presupuestaria puede apartarse aún más de la dotación inicial; celebra que esta disposición ya se haya utilizado para permitir a la Unión responder a imprevistos aumentando considerablemente la asignación anual inicial de programas como el FAMI;

II. La revisión intermedia del MFP: un deber inexcusable

37.  Está convencido, sobre la base del análisis anterior, de que el examen del funcionamiento del MFP actual lleva a la conclusión de que es absolutamente indispensable una verdadera revisión intermedia del MFP, tal como se prevé en el Reglamento del MFP, para que la Unión pueda abordar de manera eficaz una serie de retos y cumplir sus objetivos políticos; recuerda que la realización de la Estrategia Europa 2020 sigue siendo la prioridad principal que tiene que apoyar el presupuesto de la Unión; insiste en la necesidad de que se dote de recursos adecuados al presupuesto de la Unión para garantizar de modo eficaz inversiones que propicien crecimiento y empleo, la consecución de la cohesión económica, social y territorial y la promoción de la solidaridad;

38.  Insta a la Comisión a que, cuando prepare su propuesta legislativa, tome en consideración las siguientes exigencias del Parlamento por lo que respecta a la modificación del Reglamento del MFP, que se refieren tanto a las cifras como a diversas disposiciones sobre el funcionamiento del MFP que deben aplicarse ya durante el actual marco financiero plurianual;

39.  Destaca que están previstas para el otoño dos propuestas legislativas con importantes repercusiones presupuestarias, a saber, la prórroga del FEIE y la creación de un plan de inversiones exteriores; espera que toda la información sobre la financiación de estas dos propuestas se haga pública lo antes posible, para que se tenga debidamente en cuenta durante las negociaciones sobre la revisión intermedia del MFP; reitera su posición de principio de que las nuevas iniciativas políticas no deben financiarse a costa de los actuales programas y políticas de la UE;

40.  Destaca que las modificaciones acordadas en la revisión intermedia del MFP deberían aplicarse sin demora e incorporarse ya al presupuesto de la Unión para 2017; pide, por consiguiente, a la Comisión que presente su propuesta legislativa sobre la revisión del Reglamento del MFP lo antes posible, con el fin de permitir negociaciones paralelas sobre la revisión del MFP y del presupuesto de la UE para 2017 y un acuerdo rápido en estos temas;

41.  Toma nota del resultado del referéndum del Reino Unido de 23 de junio de 2016; pide a la Comisión, en este sentido, que facilite a la autoridad presupuestaria toda la información pertinente sobre las posibles repercusiones presupuestarias de dicho referéndum, sin perjuicio del resultado de las próximas negociaciones entre el Reino Unido y la Unión;

A. Exigencias del Parlamento para la segunda mitad del MFP

Cifras del MFP (compromisos)

42.  Expresa su convencimiento de que, aun suscribiendo plenamente la idea de apoyo político y financiero a gran escala para el FEIE, el presupuesto de la UE no debe financiar nuevas iniciativas en detrimento de los programas y las políticas de la Unión ya existentes; tiene la intención de cumplir su compromiso de compensar plenamente los recortes que afectan a Horizonte 2020 y al Mecanismo «Conectar Europa» por causa del FEIE con el fin de permitirles cumplir sus objetivos, tal como se acordó hace tan solo dos años, y de permitir que la Unión alcance sus metas en materia de investigación e innovación; destaca, en este contexto, que el nivel de financiación de los demás programas de la subrúbrica 1a («Competitividad para el crecimiento y el empleo») no deben verse afectados por esta compensación, poniendo de relieve su incontestable contribución al crecimiento, el empleo y la competitividad; cree que los márgenes de la subrúbrica 1a no son suficientes para cubrir estas necesidades, por lo que pide un incremento del límite máximo de dicha subrúbrica;

43.  Apoya firmemente la continuación de la IEJ como medio para garantizar una respuesta rápida en la lucha contra el desempleo juvenil, una vez efectuados los ajustes necesarios que resulten de la evaluación en curso; considera que esto solo puede alcanzarse mediante la aportación de al menos el mismo nivel de créditos de compromiso para la IEJ hasta el final del actual MFP que el nivel asignado al programa durante los dos primeros años de este período (esfuerzo inicial de 6 000 millones EUR en 2014-2015), en función del resultado de la próxima evaluación de la Comisión; señala que lo anterior implica una revisión al alza de los límites máximos de la subrúbrica 1b («Cohesión económica, social y territorial»), dado que no se dispone de márgenes;

44.  Cree firmemente que la asignación presupuestaria global y las dotaciones nacionales previamente asignadas para la PAC, incluidos los créditos para pagos directos, no deben ser modificadas durante la revisión del MFP; subraya, además, la importancia de garantizar que no se reduzca la asignación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca, a fin de permitir la consecución de los objetivos de la reciente reforma de la política pesquera común;

45.  Considera que la magnitud de la crisis migratoria y de los refugiados, provocada por las guerras y el cambio climático, demuestra que en los próximos años cabe esperar nuevas necesidades que acarrearán importantes repercusiones presupuestarias en el marco de la rúbrica 3 («Seguridad y ciudadanía»); subraya asimismo que en la misma rúbrica también se necesitará financiación suplementaria para respaldar una acción reforzada a nivel de la Unión para la seguridad interior de la Unión y para la lucha contra el terrorismo; pide a la Comisión que elabore lo antes posible una previsión actualizada del presupuesto necesario hasta el final del actual MFP para hacer frente a todos los retos en estos ámbitos;

46.  Cree firmemente, por tanto, que, aun con la movilización de los estrechos márgenes disponibles en la rúbrica 3 y las disposiciones vigentes en materia de flexibilidad, los recursos disponibles no bastarán para hacer frente al aumento de las necesidades en el marco de esta rúbrica; pide pues reforzar significativamente el FAMI y el Fondo de Seguridad Interior, así como las agencias de la Unión (Frontex, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO), Europol, Eurojust y la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA)) que hayan asumido nuevas responsabilidades en este ámbito, así como otras iniciativas que pueden emprenderse; considera necesario revisar al alza los límites máximos de la rúbrica 3;

47.  Prevé que la acción concertada para responder eficazmente a la dimensión exterior de la crisis migratoria y de los refugiados —en particular, la estabilización política de la vecindad europea y el África subsahariana, así como la respuesta a las causas humanitarias y económicas de la migración— se intensificará en los próximos años, yendo acompañada de un aumento de las solicitudes de financiación de la rúbrica 4 («Europa Global»); subraya que tales solicitudes de financiación no deben ir en detrimento de la acción exterior que ya lleva a cabo la Unión, en particular de su política de desarrollo; pide, por lo tanto, una revisión al alza de los límites máximos que figuran en la rúbrica 4;

Cifras del MFP (pagos)

48.  Considera que es necesario actuar con carácter prioritario para evitar que hacia el final del actual marco financiero plurianual se produzca una nueva crisis de pagos; está firmemente convencido de que debe hacerse todo lo posible para evitar una acumulación de facturas impagadas similar a la que se produjo durante el período anterior; destaca, sin embargo, que, al mismo tiempo que las necesidades de pago alcanzan su nivel habitual, ya se puede anticipar una presión significativa en los pagos en la segunda mitad del MFP; considera que esta presión suplementaria se debe, entre otras cosas, a la compensación del margen para imprevistos con los límites máximos de pagos para 2018-2020, que ya están cerca de alcanzarse, al considerable retraso en el inicio de los nuevos programas de gestión compartida, incluida la IEJ, al perfil de pagos del FEIE y a los pagos adicionales correspondientes a los recientes aumentos de los créditos de compromiso en relación con la crisis migratoria y de los refugiados;

49.  Recuerda que los créditos de pago son la consecuencia lógica de los compromisos adquiridos anteriormente; confía, por tanto, en que el nuevo aumento de los créditos de compromiso vaya acompañado del incremento correspondiente de los créditos de pago, incluida una revisión al alza de los límites máximos de pagos; considera, por otra parte, que el examen/revisión intermedio del MFP brinda una excelente oportunidad para hacer balance de la ejecución de los pagos y de las previsiones actualizadas de la evolución prevista de los pagos hasta el final del actual MFP; considera que las tres instituciones deben elaborar y acordar un plan de pagos conjunto para 2016-2020, que ha de ser obligatorio; insiste en que este nuevo plan de pagos debe basarse en la buena gestión financiera y establecer una clara estrategia que cubra todas las necesidades de pagos en todas las rúbricas hasta el final del actual MFP, así como evitar un «retraso oculto» provocado por una ralentización artificial en la ejecución de determinados programas plurianuales y otras medidas de mitigación, como la reducción de los porcentajes de prefinanciación;

50.  Está decidido a resolver de forma inequívoca la cuestión de la presupuestación de los pagos de los instrumentos especiales del MFP; recuerda el conflicto de interpretación, aún sin resolver, entre la Comisión y el Parlamento, por un lado, y el Consejo, por otro, que ha ocupado el primer plano de las negociaciones presupuestarias en los últimos años; reitera la posición que defiende desde hace ya tiempo de que los créditos de pago derivados de la movilización de instrumentos especiales en créditos de compromiso deben contabilizarse también fuera de los límites máximos de pago anuales del MFP;

Condicionalidad para garantizar el derecho fundamental de la Unión

51.  Insiste en que todos los países deben asumir plenamente su parte de responsabilidad en el contexto de la crisis de los refugiados y de la Decisión sobre el mecanismo de reubicación específico; pide a la Comisión que introduzca un mecanismo de bonus-malus financiero con respecto al cumplimiento o incumplimiento por parte de los Estados miembros de sus compromisos en virtud de las medidas adoptadas por la Unión; sostiene que toda aportación financiera procedente de las sanciones a un Estado miembro que no respete estas medidas debe revertir al presupuesto de la Unión como ingresos adicionales;

Ingresos extraordinarios

52.  Cree firmemente que cualquier excedente derivado de la infrautilización del presupuesto de la Unión o de las multas impuestas a las empresas que infringen el Derecho de competencia de la Unión debería consignarse en el presupuesto de la Unión como ingresos adicionales, sin el correspondiente ajuste de las contribuciones basadas en la RNB; considera que esta medida contribuiría significativamente a aliviar el problema de pagos del presupuesto de la Unión; pide a la Comisión que presente las propuestas legislativas oportunas a este respecto;

53.  Expresa su convicción de que los créditos liberados en todas las rúbricas, resultado de la no ejecución total o parcial de las acciones para las que fueron asignados, deben ponerse de nuevo a disposición del presupuesto de la Unión y ser movilizados por la Autoridad Presupuestaria en el marco del procedimiento presupuestario anual; cree firmemente que, habida cuenta de las actuales restricciones que afectan al presupuesto de la Unión y de las nuevas necesidades financieras a las que esta se enfrenta, dicha disposición también debe aplicarse a los créditos liberados resultantes de la ejecución de los programas del período 2007-2013, incluido el cierre de los programa de la política de cohesión; pide a la Comisión que presente las propuestas legislativas oportunas a este respecto;

Disposiciones de flexibilidad e instrumentos especiales

54.  Subraya que la frecuencia y el nivel de movilización de los instrumentos especiales del MFP durante los dos últimos años bastan para demostrar más allá de toda duda la utilidad de las disposiciones y los mecanismos de flexibilidad previstos en el Reglamento del MFP; insiste en la posición que defiende desde hace tiempo de que la flexibilidad debe permitir una utilización máxima de los límites máximos globales del MFP para los compromisos y los pagos;

55.  Considera, por consiguiente, que la revisión intermedia del Reglamento del MFP debe prever la supresión de una serie de restricciones y limitaciones relativas a las disposiciones de flexibilidad que el Consejo impuso en el momento de la adopción del MFP; considera, en particular, que debe revocarse cualquier restricción que afecte a la prórroga de créditos y márgenes no utilizados, ya sea mediante la fijación de límites máximos anuales (margen global para pagos) o mediante la imposición de plazos (margen global para compromisos); cree que, dadas las actuales restricciones presupuestarias en varias rúbricas, no se debe delimitar de forma específica la utilización de recursos del margen global para créditos;

56.  Destaca, en particular, la movilización de la totalidad del Instrumento de Flexibilidad en 2016; señala que este instrumento permite financiar gastos muy concretos que no pueden financiarse dentro del límite de una o más rúbricas y que no están vinculados a una política específica de la Unión; considera, por lo tanto, que aporta una verdadera flexibilidad en el marco del presupuesto de la Unión, especialmente en el caso de crisis graves; pide, en consecuencia, un aumento sustancial de la dotación financiera de este instrumento, hasta un límite anual de 2 000 millones EUR, y señala que este importe se consigna únicamente en caso de que la Autoridad Presupuestaria decida movilizar este instrumento; recuerda que el Instrumento de Flexibilidad no está vinculado a ningún ámbito concreto de actuación y que puede movilizarse para cualquier fin que se considere necesario;

57.  Destaca el papel de la reserva para ayudas de emergencia a la hora de ofrecer una respuesta rápida a las necesidades específicas de ayuda de terceros países en caso de imprevistos, y hace hincapié en su particular importancia en el contexto actual; pide un aumento sustancial de su dotación financiera hasta una asignación anual de 1 000 millones EUR;

58.  Toma nota de las diferentes normas en vigor en lo que respecta al plazo para prorrogar créditos no utilizados de los instrumentos especiales del MFP, a saber, el Instrumento de Flexibilidad, la reserva para ayudas de emergencia, el Fondo de Solidaridad de la Unión Europea y al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización; pide la armonización de estas normas con el fin de hacer posible la aplicación de una norma general n+3 a estos instrumentos;

59.  Concede una importancia especial al margen para imprevistos como instrumento de último recurso para responder a circunstancias imprevistas; destaca que, de acuerdo con la Comisión, este es el único instrumento especial que puede movilizarse solo para créditos de pago y, por consiguiente, para evitar una crisis de pagos en el presupuesto de la Unión, como en 2014; lamenta que, a diferencia de lo que ocurría en el período anterior, la compensación obligatoria de los créditos esté estipulada en el Reglamento del MFP; es de la firme opinión de que este requisito crea una situación insostenible que reducirá en la práctica los límites máximos anuales del MFP en los últimos años del período y ejercerá de este modo una presión adicional sobre el presupuesto de la Unión; destaca que el margen para imprevistos es, en cualquier caso, un instrumento de último recurso, cuya movilización acuerdan conjuntamente las dos ramas de la Autoridad Presupuestaria; pide, por tanto, la supresión inmediata con efecto retroactivo de la norma de compensación obligatoria, así como una revisión al alza de su importe máximo anual hasta el 0,05 % de la RNB de la Unión;

Seguimiento de los acuerdos internacionales sobre los cambios climáticos

60.  Señala que el acuerdo de la COP 21 alcanzado en París es un acuerdo universal, dinámico y diferenciado cuya finalidad es afrontar el desafío que plantea el cambio climático; señala que, de conformidad con este acuerdo, la Unión debe asignar recursos financieros al apoyo de las actuaciones relacionadas con el clima en los países en desarrollo; destaca que cualquier recurso destinado a financiar eventuales medidas derivadas de la aplicación del acuerdo de la COP 21 debería complementar los gastos actuales destinados a financiar las acciones en el ámbito del clima, al tiempo que insta a la Comisión a que presente, a su debido tiempo para proceder a la correspondiente revisión, su estrategia de aplicación así como la primera evaluación del posible impacto del acuerdo de la COP 21 en el presupuesto de la Unión; destaca, por otra parte, que la revisión del MFP brinda una excelente oportunidad para garantizar que se alcance el objetivo del 20 % del gasto en medidas relacionadas con el cambio climático y prever un posible aumento de este umbral en consonancia con los compromisos internacionales asumidos por la Unión en el marco de la COP 21; pide a la Comisión que garantice que el mecanismo de integración de la acción por el clima sea plenamente operativo y que se mejore el actual método de seguimiento de este tipo de gasto; recuerda, asimismo, que la Unión también se ha comprometido a aplicar el Plan Estratégico para la Biodiversidad de la convención de las Naciones Unidas, al tiempo que destaca que debería dedicar recursos suficientes para cumplir sus compromisos en este sentido;

Simplificación

61.  Considera que el examen/revisión intermedio brinda una excelente oportunidad para llevar a cabo un primer análisis y evaluación del funcionamiento de las políticas y los programas pertinentes de la Unión, así como del funcionamiento de las disposiciones de flexibilidad y los instrumentos especiales del MFP, y espera que la Comisión facilite un análisis en el que se determinen las deficiencias del actual sistema de ejecución; presta especial atención a la evaluación del impacto en el proceso de ejecución de los nuevos elementos introducidos en el actual período de programación, como la condicionalidad ex ante en el marco de la política de cohesión; considera que el examen/revisión intermedio del MFP también debe hacer un balance del rendimiento de los fondos asignados con miras a garantizar la consecución de sus objetivos; insta a la Comisión a que formule propuestas concretas dirigidas a abordar las posibles deficiencias y mejorar y racionalizar el entorno de ejecución para los años restantes del actual MFP, con el fin de garantizar el uso más eficiente posible de recursos financieros escasos y reducir la carga administrativa de los beneficiarios;

62.  Destaca que es importante mostrar el valor añadido de los resultados del presupuesto de la Unión Europea y se muestra favorable a la integración de la cultura basada en los resultados como un elemento central del gasto de la Unión; subraya que la evaluación basada en el rendimiento y los resultados debería constituir, cuando proceda, un principio fundamental, y destaca que este principio es aplicable en particular a los programas orientados a la innovación, toma nota del trabajo de la Comisión en el contexto de la iniciativa de un presupuesto de la Unión centrado en los resultados, que debe seguir desarrollándose, y espera los resultados del Grupo de trabajo interinstitucional sobre la planificación presupuestaria basada en los resultados; considera que este enfoque puede ser un instrumento para impulsar el rendimiento de los programas con resultados deficientes; destaca, no obstante, que las deficiencias técnicas o de programación no pueden redundar en una reducción del presupuesto de la Unión o en el abandono de las prioridades políticas, y que la introducción de mejoras en el gasto no resolverá por sí sola el problema de la falta de recursos financieros para hacer frente a unas necesidades acuciantes y crecientes; recuerda a la Comisión que, en su condición de rama de la Autoridad Presupuestaria, el Parlamento debe participar en la elaboración de la estrategia de la Comisión a este respecto;

Instrumentos financieros

63.  Reconoce que los instrumentos financieros tienen un peso cada vez mayor en el presupuesto de la Unión como una forma de financiación complementaria a las subvenciones y las ayudas; reconoce el potencial de estos instrumentos para aumentar el impacto financiero y, por consiguiente, político del presupuesto de la Unión; destaca, sin embargo, que no es aconsejable sustituir la financiación tradicional por instrumentos más innovadores en todos los ámbitos políticos, dado que no todas las políticas se orientan plenamente al mercado; destaca que los instrumentos financieros ofrecen un modo alternativo y complementario de financiación y que no deberían utilizarse para proyectos que solo pueden beneficiarse del uso de subvenciones, que son especialmente importantes para las regiones menos desarrolladas;

64.  Pide a la Comisión que, en el marco del examen/revisión intermedio, lleve a cabo un análisis en profundidad de la utilización de los instrumentos financieros desde el inicio del actual período de programación; insiste en que, en el proceso de evaluación de un instrumento financiero, la dimensión de apalancamiento no puede constituir el único criterio de valoración; recuerda, en este mismo contexto, la importancia que revisten los criterios de «adicionalidad» y la evaluación de la contribución al cumplimiento de los objetivos políticos de la Unión;

65.  Alienta a la Comisión a que identifique todas las políticas de la Unión en las que podrían combinarse las subvenciones con los instrumentos financieros y a que refleje el equilibrio correcto entre estos dos elementos; está plenamente convencido de que la posibilidad de combinar varios recursos de la Unión con arreglo a normas de gestión armonizadas contribuiría a optimizar las sinergias entre las fuentes de financiación disponibles a escala de la Unión; destaca que la creciente utilización de instrumentos financieros no debe redundar en una disminución del presupuesto de la Unión; recuerda sus reiterados llamamientos para aumentar la transparencia y el control democrático en relación con la aplicación de los instrumentos financieros financiados con cargo al presupuesto de la Unión;

B. Consideraciones del Parlamento relativas al MFP posterior a 2020

66.  Recuerda que, de conformidad con el artículo 25 del Reglamento del MFP, la Comisión presentará una propuesta de nuevo marco financiero plurianual antes del 1 de enero de 2018; destaca, por tanto, que una serie de elementos clave para el MFP subsiguiente debería ser ya objeto de debate en el marco del próximo examen/revisión;

67.  Considera que algunas de las principales prioridades que han de abordarse son la adaptación de la duración del MFP, una reforma en profundidad del sistema de recursos propios, un mayor énfasis en la unidad del presupuesto y un aumento de la flexibilidad presupuestaria; está convencido, asimismo, de que las modalidades del proceso de toma de decisiones deben ser objeto de revisión con el fin de garantizar la legitimidad democrática y cumplir lo dispuesto en el Tratado;

68.  Recuerda los principios presupuestarios de unidad, veracidad presupuestaria, anualidad, equilibrio, universalidad, especialidad, buena gestión financiera y transparencia, que deben respetarse en el establecimiento y la ejecución del presupuesto de la Unión;

69.  Destaca que uno de los obstáculos principales para que los Estados miembros lleguen a un acuerdo sobre un marco financiero plurianual radica en el hecho de que su preocupación principal gira en torno a la cuestión de los saldos netos; reitera su posición de que el presupuesto de la Unión no es un mero juego de suma cero, sino un estímulo importante para la convergencia y la expresión de políticas comunes que crean un valor añadido con carácter colectivo; insta, por tanto, a los Estados miembros a que cambien su percepción y su enfoque del presupuesto de la Unión, esto es, que establezcan el volumen del presupuesto sobre la base de una evaluación exhaustiva de las necesidades financieras derivadas de las obligaciones legales de la Unión, sus objetivos políticos establecidos en sus programas y sus políticas y los compromisos internacionales, a fin de evitar un nuevo bloqueo que solo sirva para distanciar aún más a la Unión de sus ciudadanos; pide a la Comisión, en este mismo sentido, que elabore un estudio sobre los ahorros conseguidos por los Estados miembros a escala nacional como resultado de la financiación de determinadas políticas a escala de la Unión;

70.  Señala el imperativo político de crear un procedimiento de toma de decisiones que garantice la disponibilidad de los recursos financieros necesarios, ya sea a escala nacional o de la Unión, a fin de garantizar la plena aplicación de las decisiones políticas adoptadas por el Consejo Europeo;

Duración

71.  Recuerda que, de conformidad con el considerando 3 del Reglamento del MFP, las tres Instituciones han convenido en estudiar conjuntamente la duración más adecuada del MFP en el marco del examen/revisión; reitera su posición de que el período de vigencia del MFP debería alinearse con el ciclo político del Parlamento y de la Comisión, lo que convertiría las elecciones europeas en un foro de debate sobre las futuras prioridades de gasto;

72.  Destaca, no obstante, que, especialmente en el caso de los programas en régimen de gestión compartida en el ámbito de la política de cohesión y desarrollo rural, es esencial la previsibilidad a largo plazo, habida cuenta del tiempo necesario para llegar a un acuerdo sobre la legislación sectorial y los programas operativos a escala nacional y regional;

73.  Considera que, dada la rápida evolución del entorno político y con miras a garantizar una mayor flexibilidad, algunos elementos del MFP deberían acordarse para un período de cinco años, mientras que otros, sobre todo los relativos a los programas que requieren una programación a más largo plazo o a políticas que prevean procedimientos complejos para el establecimiento de sistemas de ejecución, como la política de cohesión o el desarrollo rural, deberán acordarse para un período de 5+5 años, con una revisión intermedia obligatoria;

Reforma del sistema de recursos propios

74.  Subraya la necesidad de una reforma del sistema de recursos propios, con la simplicidad, la equidad y la transparencia como principios rectores; espera, por tanto, un informe final ambicioso del Grupo de Alto Nivel sobre Recursos Propios antes de finales de 2016, así como, antes de finales de 2017, un paquete legislativo igualmente ambicioso de la Comisión sobre los recursos propios a partir de 2021;

75.  Destaca la necesidad de reducir el porcentaje de las contribuciones de la RNB al presupuesto de la Unión para que los Estados miembros abandonen el enfoque de «justa compensación»; subraya que este planteamiento aliviaría la presión sobre las arcas públicas nacionales, ya que de esta forma se liberarían los recursos correspondientes para los presupuestos nacionales de los Estados miembros; recuerda que el actual recurso propio basado en el IVA es extremadamente complejo y constituye, en esencia, una segunda contribución procedente de la RNB, por lo que aboga por reformarlo en profundidad o suprimirlo por completo; considera necesario, no obstante, mantener las contribuciones procedentes de la RNB como un elemento del presupuesto, dado que deben seguir funcionando como una contribución de equilibrio;

76.  Solicita la introducción de uno o varios recursos propios nuevos, a ser posible de forma que mantengan una relación clara con políticas europeas que generen valor añadido; señala que el Grupo de Alto Nivel ya ha examinado un gran número de posibles recursos propios nuevos, como el IVA reformado, un impuesto sobre las transacciones financieras, el señoreaje del BCE, un régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión reformado y la imposición del carbono, la imposición del transporte, el impuesto sobre sociedades, la imposición de la electricidad o el impuesto digital; espera con interés las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel, con el fin de proceder a la elaboración de la posición del Parlamento a este respecto; pide, en este mismo contexto, que se supriman gradualmente todas las formas de descuentos;

Unidad presupuestaria

77.  Subraya la importancia del principio de unidad del presupuesto y recuerda que, de conformidad con el artículo 310, apartado 1, del TFUE, todos los ingresos y gastos de la Unión deben consignarse en el presupuesto; expresa su preocupación por el reciente abandono del método comunitario en favor de la toma de decisiones a nivel intergubernamental, como han puesto de manifiesto desde 2014 la creación del Fondo Fiduciario Bêkou para la República Centroafricana, el Fondo Fiduciario Regional Madad en respuesta a la crisis siria y el Fondo Fiduciario de Emergencia de la Unión para África, así como el Mecanismo para Turquía en favor de los refugiados; destaca que esta forma de financiación implica una reasignación de fondos en el marco de programas financieros plurianuales vigentes, negociados y acordados entre las tres Instituciones; destaca el peligro que entraña este planteamiento para la rendición de cuentas democrática, en la medida en que el Parlamento quedó excluido de los procedimientos de creación de los fondos mencionados;

78.  Subraya que, de conformidad con el Tratado, incumbe al Parlamento y al Consejo establecer el presupuesto de la Unión en pie de igualdad, dado que constituyen las dos ramas de la Autoridad Presupuestaria; considera, por otra parte, que el control parlamentario de todos los gastos es un elemento fundamental de la totalidad del gasto de la Unión; pide a la Comisión que preserve la unidad presupuestaria y que se rija por este principio cuando proponga nuevas iniciativas políticas;

79.  Reitera la posición que ha defendido en numerosas ocasiones de que el Fondo Europeo de Desarrollo (FED) debería integrarse en el presupuesto de la Unión a partir de 2021, de forma que se garantice al mismo tiempo la financiación del Fondo de Apoyo a la Paz para África y de las operaciones relacionadas con la seguridad;

80.  Destaca que toda posible inclusión del FED o de los mencionados instrumentos ad hoc en el presupuesto de la Unión implicaría que sus respectivas dotaciones financieras se sumarían a los límites máximos del MFP, que deberían revisarse en consecuencia con el fin de no comprometer la financiación de otras políticas y programas de la Unión;

Una mayor flexibilidad

81.  Destaca que la rigidez de la estructura del presupuesto de la Unión impide a la Autoridad Presupuestaria reaccionar de forma apropiada a nuevas circunstancias; pide, por consiguiente, una mayor flexibilidad en el próximo MFP, en particular entre las rúbricas, en forma de flexibilidad de los márgenes no utilizados, y entre los ejercicios, con el fin de aprovechar plenamente los límites máximos del MFP;

82.  Destaca que, además de la capacidad para reaccionar de forma flexible ante nuevas circunstancias sin perjuicio de la programación acordada, la Unión también debe poder responder con rapidez a situaciones de crisis imprevistas, como en el caso de la actual crisis de la migración; pide por tanto que, de forma complementaria a los instrumentos especiales existentes del MFP, se cree en el presupuesto de la Unión una reserva permanente para hacer frente a situaciones de crisis, con el fin de evitar soluciones ad hoc como el establecimiento de fondos fiduciarios; destaca que, por su propia naturaleza, el funcionamiento de este mecanismo concebido para responder a las crisis y a situaciones imprevistas debería ser el de un nuevo instrumento especial del MFP y contabilizarse al margen de los límites máximos de este último;

Proceso de toma de decisiones

83.  Reitera su posición crítica respecto de la forma en que se desarrolló el procedimiento que dio lugar a la adopción del Reglamento del MFP para el período 2014-2020; recuerda que la adopción del Reglamento requiere la aprobación del Parlamento; destaca, por tanto, que el Parlamento debe estar plenamente implicado desde el principio en las negociaciones correspondientes; considera que las Instituciones de la Unión deben formalizar las modalidades de procedimiento para la adopción del próximo MFP mediante un acuerdo alcanzado en el momento del examen/revisión intermedio del MFP, que debería tener en cuenta las deficiencias de las anteriores negociaciones y salvaguardar plenamente la función y las prerrogativas del Parlamento, tal como establecen los Tratados; considera que estas modalidades deberían integrarse en última instancia en el propio Acuerdo Interinstitucional, tal como sucede en el procedimiento presupuestario;

84.  Considera que la exigencia de unanimidad para la adopción del Reglamento del MFP representa un verdadero obstáculo en el procedimiento; pide, en este mismo contexto, al Consejo Europeo que active la pasarela prevista en el artículo 312, apartado 2, del TFUE, con el fin de permitir la adopción del Reglamento del MFP por mayoría cualificada; recuerda, asimismo, que también puede recurrirse a la «cláusula pasarela» general del artículo 48, apartado 7, del TUE para aplicar el procedimiento legislativo ordinario; destaca que el paso hacia la votación por mayoría cualificada para la adopción del Reglamento del MFP estaría en consonancia con el procedimiento de toma de decisiones para la adopción de prácticamente todos los programas plurianuales de la Unión, así como con el procedimiento anual de aprobación de su presupuesto;

85.  Recuerda que el Tratado no atribuye al Consejo Europeo el derecho a ejercer funciones legislativas; reitera, en este mismo contexto, su firme oposición a la interferencia del Consejo Europeo en la legislación durante la última fase de negociación del MFP; pide al Consejo Europeo que se limite a las tareas definidas por el Tratado y que se abstenga de anticiparse a los cambios políticos que deben decidirse con arreglo al procedimiento legislativo ordinario, respetando las prerrogativas legislativas del Parlamento en el marco del procedimiento de codecisión;

86.  Insiste en la necesidad de que el proceso legislativo para adoptar el nuevo MFP debería concluirse antes de finales de 2018, al término de intensas negociaciones entre el Parlamento y el Consejo; destaca que un acuerdo alcanzado a su debido tiempo sobre el MFP permitirá adoptar con diligencia todos los reglamentos sectoriales y facilitará que los nuevos programas puedan entrar en vigor puntualmente el 1 de enero de 2021; destaca la importancia que reviste informar mejor a los Parlamentos nacionales y a los ciudadanos europeos sobre los desafíos que plantea el próximo MFP mediante la organización, si procede, de una conferencia de carácter interinstitucional e interparlamentario;

°

°  °

87.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a las demás Instituciones y a los órganos interesados, así como a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

  DO L 347 de 20.12.2013, p. 884.

(2)

  DO L 103, de 22.4.2015, p. 1.

(3)

  DO L 168 de 7.6.2014, p. 105.

(4)

  DO C 373 de 20.12.2013, p. 1.

(5)

  DO L 298 de 26.10.2012, p. 1.

(6)

  Textos Aprobados, P7_TA(2014)0378.

(7)

  Textos Aprobados, P7_TA(2013)0599.

(8)

  Textos Aprobados, P7_TA(2013)0455.

(9)

  Textos Aprobados, P7_TA(2013)0456.

(10)

  Textos Aprobados, P7_TA(2013)0304.

(11)

  Textos Aprobados, P7_TA(2013)0078.

(12)

  Textos Aprobados, P7_TA(2012)0360.

(13)

  Textos Aprobados, P7_TA(2011)0266.


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Exteriores (25.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Neena Gill

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Exteriores pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Subraya que la Unión se enfrenta a una serie de crisis sin precedentes en su zona de vecindad y fuera de ella, en particular la crisis de los refugiados, las amenazas de seguridad y los conflictos armados, que ponen en peligro los valores fundamentales y requieren solidaridad y una acción exterior común reforzada; recuerda que es necesaria la solidaridad para hacer frente al número creciente de catástrofes naturales; señala que estas crisis no podían preverse cuando se concluyó el marco financiero plurianual (MFP) 2014-2020; recuerda que el importe total de la rúbrica 4 se redujo aproximadamente en un 16 % con respecto a la propuesta inicial de la Comisión, debilitando así considerablemente la capacidad de la Unión para responder a todos estos nuevos retos y cumplir sus compromisos políticos; insta a la Comisión a que presente una propuesta de revisión que aumente los límites máximos de los créditos de compromiso en esta rúbrica con el fin de aportar fondos adicionales; pide a la Comisión que incorpore un enfoque presupuestario basado en los resultados, sin perder de vista la especificidad de las acciones exteriores;

2.  Destaca que es prioritario hacer frente a la crisis migratoria y la crisis de los refugiados, pero hace hincapié en que ello no debe hacerse en perjuicio de las políticas en otros ámbitos, incluidas aquellas que resultan esenciales para afrontar retos a largo plazo y las causas profundas de las crisis actuales; está convencido de que las respuestas a la emergencia humanitaria deben ir acompañadas de procesos de desarrollo, del logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de la creación de un entorno estable y seguro que propicie el desarrollo, y de la promoción de los derechos humanos y todas las demás prioridades de la política exterior de la Unión;

3.  Considera que los actuales mecanismos de flexibilidad son insuficientes en cuanto a volumen y flexibilidad para responder adecuadamente a la nueva situación; recuerda que, debido principalmente a la falta de recursos, la Comisión ha creado una serie de instrumentos ad hoc, en particular los Fondos fiduciarios para Siria, África y la República Centroafricana, así como el Mecanismo para Turquía en favor de los refugiados; reconoce el potencial que representan estos instrumentos para reforzar la respuesta financiera de la Unión pero hace hincapié en la necesidad de transparencia, responsabilidad y control democrático en la gestión de estos instrumentos financieros, y manifiesta su consternación a la vista de que los Estados miembros no han cumplido sus compromisos de financiación; pide encarecidamente que el Parlamento Europeo pueda supervisar la gobernanza de los Fondos fiduciarios;

4.  Pide a la Comisión que proponga una reforma de los mecanismos de flexibilidad en el marco del MFP, en particular estableciendo una reserva permanente de la Unión para situaciones de crisis que permita la movilización de recursos adicionales cuando sea necesario, a través de procedimientos flexibles que permitan respuestas rápidas a situaciones urgentes e inestables; subraya que, por su propia naturaleza, cualquier financiación de emergencia destinada a reaccionar ante crisis y situaciones imprevistas debe estar contemplada en instrumentos especiales y contabilizarse al margen de los límites máximos del MFP; considera que la posibilidad de transferir fondos no asignados entre rúbricas incrementaría la capacidad de respuesta ante nuevos retos, permitiendo también la mayor utilización posible de los límites máximos del MFP; señala que los fondos actuales deberían ser utilizados de la forma más eficiente posible; subraya la importancia de las reservas para ayudas de emergencia y del mantenimiento de fondos suficientes para tal propósito;

5.  Subraya la necesidad de que el MFP revisado sea capaz de responder a las necesidades de los instrumentos de financiación exterior después de su revisión a medio plazo en 2017 y pide una mayor coherencia y coordinación de ambos procedimientos de revisión en el futuro;

6.  Insta a la Comisión a adaptar el próximo MFP a los ciclos políticos de la Comisión y del Parlamento para mejorar la rendición de cuentas democrática y la transparencia del presupuesto plurianual.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

23.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

36

7

2

Miembros presentes en la votación final

Lars Adaktusson, Michèle Alliot-Marie, Petras Auštrevičius, Amjad Bashir, Bas Belder, Goffredo Maria Bettini, Elmar Brok, Klaus Buchner, James Carver, Lorenzo Cesa, Javier Couso Permuy, Mark Demesmaeker, Georgios Epitideios, Knut Fleckenstein, Eugen Freund, Michael Gahler, Iveta Grigule, Afzal Khan, Janusz Korwin-Mikke, Eduard Kukan, Ilhan Kyuchyuk, Ryszard Antoni Legutko, Barbara Lochbihler, Sabine Lösing, Ramona Nicole Mănescu, David McAllister, Tamás Meszerics, Francisco José Millán Mon, Javier Nart, Pier Antonio Panzeri, Demetris Papadakis, Ioan Mircea Paşcu, Vincent Peillon, Alojz Peterle, Tonino Picula, Cristian Dan Preda, Jozo Radoš, Jaromír Štětina, Charles Tannock, Boris Zala

Suplentes presentes en la votación final

Luis de Grandes Pascual, Marek Jurek, Bodil Valero

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Ricardo Serrão Santos, Renate Weber


OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo (30.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Paul Rübig

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Recuerda que los primeros años del nuevo MFP se caracterizaron por una grave escasez de créditos de pago en el presupuesto con implicaciones negativas para la ejecución de los programas de acción exterior; pide que se prevea un nivel de créditos de pago adecuado en la rúbrica 4 para evitar que se repita este problema;

2.  Constata las ingentes necesidades a escala mundial en materia de ayuda humanitaria y de reducción del riesgo de catástrofes, de preparación a las catástrofes y las epidemias, y de consolidación de la resiliencia en los países en desarrollo; observa además que estas necesidades se agudizan como consecuencia de los conflictos y las guerras, las violaciones de los derechos humanos, la mala gobernanza y la corrupción, la deficiente prestación de servicios sociales básicos, incluidos unos sistemas sanitarios débiles, la falta de cobertura sanitaria universal y de inversiones en innovación sanitaria, y la creciente desigualdad económica y social, así como el cambio climático y la competencia por unos recursos escasos; considera necesario reforzar la transparencia, la rendición de cuentas y la comunicación en lo relativo a los recursos destinados al desarrollo y la ayuda humanitaria, así como a los recursos financieros destinados a esta ayuda, en su caso mediante una rápida aprobación por parte de la Autoridad Presupuestaria, en particular teniendo en cuenta la nueva Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, y con el fin de respetar el principio de coherencia de las políticas en favor del desarrollo (CPD); expresa su convencimiento de que ello también redundará en beneficio de la Unión, dado que evitará futuras presiones migratorias;

3.  Observa que, aunque están parcialmente cubiertos por la definición de ayuda oficial al desarrollo (AOD) del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) dela OCDE, los gastos destinados a cubrir los costes de los refugiados en los países donantes no contribuyen al desarrollo sostenible en los países en desarrollo ni a la lucha contra las causas subyacentes de la migración; constata un aumento de la inclusión de los costes relacionados con los refugiados en la categoría de AOD en algunos Estados miembros; reitera que las acciones de ayuda humanitaria y los programas de desarrollo eficaces deben tener por objeto la lucha contra las causas subyacentes de la migración en los países en desarrollo y no deben llevarse a cabo a expensas de la financiación del desarrollo o de políticas en otros ámbitos por parte de la Unión;

4.  Recuerda que la crisis migratoria y de los refugiados ha afectado considerablemente al presupuesto de la Unión y seguirá exigiendo respuestas dinámicas en los próximos años; respalda el agotamiento de los recursos disponibles en las rúbricas 3 y 4 de los presupuestos de la Unión del periodo 2014-2016; solicita, a este respecto, un aumento apropiado de los límites máximos que permita afrontar debidamente la crisis migratoria y de los refugiados;

5.  Reconoce la necesidad de los gastos para lograr todos los aspectos del objetivo de desarrollo sostenible (ODS) n.º 16; considera que el fomento de la paz, el Estado de Derecho, los derechos humanos, la buena gobernanza y la educación en los países en desarrollo es vital para lograr la paz y la seguridad, para reducir la pobreza y la desigualdad y, a largo plazo, para erradicar la pobreza; rechaza cualquier tipo de utilización de la ayuda al desarrollo para otros objetivos no relacionados con el desarrollo, tal como establece claramente el artículo 208 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE); destaca que la financiación correspondiente, que no constituye AOD, debe proceder de instrumentos distintos del Instrumento de Cooperación para el Desarrollo (ICD), el Fondo Europeo de Desarrollo (FED) o cualquier otro mecanismo que se beneficie exclusivamente de estos instrumentos, como el Fondo Fiduciario de Emergencia para África de la Unión Europea;

6.  Destaca, habida cuenta de las epidemias emergentes, la necesidad de que los gastos en sanidad sean suficientes; recuerda que para lograr el ODS n.º 3 es necesario contar con sistemas sanitarios eficaces e integrales con medicamentos asequibles; aboga por que se haga un mejor uso de todos los programas del MFP, tales como Horizonte 2020, el ICD, el FED o el programa «Salud para el Crecimiento», con el fin de afrontar los retos sanitarios de índole mundial que fácilmente pueden afectar a la propia Europa;

7.  Subraya que los fondos fiduciarios se crearon porque el presupuesto de la Unión carece de los recursos y la flexibilidad necesarios para dar una respuesta rápida e integral a las crisis importantes; solicita una solución viable que permita el pleno control por parte de la Autoridad Presupuestaria, con objeto de mejorar la unidad del presupuesto y el respeto del principio de apropiación democrática;

8.  Recuerda que la Unión ha asumido firmes compromisos con respecto a la eficacia de la ayuda, en particular en lo relativo al principio de apropiación democrática de los programas de desarrollo por parte de los beneficiarios de las ayudas y la adecuación de las ayudas de la Unión con las prioridades de los países en desarrollo; observa que este principio no se ha respetado en la respuesta de la Unión a la migración, por ejemplo con la puesta en marcha del Fondo fiduciario para África de la Unión, creado específicamente para eludir procedimientos del FED más largos que respetan los principios de la eficacia de la ayuda; pide a la Comisión que presente una propuesta para financiar el Fondo de Apoyo a la Paz para África por otros medios;

9.  Señala, asimismo, que evoluciones alentadoras como las registradas en Myanmar/Birmania y Colombia requieren respuestas pertinentes y la movilización de fondos adecuados por parte de la Unión;

10.  Destaca la necesidad de disponer de recursos adecuados para la consecución de los ODS, aun reconociendo que en 2015 la AOD colectiva de la Unión representó el 0,47 % de la RNB de la Unión; lamenta que la Unión no respetase el compromiso de destinar el 0,7 % de su RNB a la AOD en 2015; recuerda la reciente renovación del compromiso colectivo de la Unión de aumentar la AOD hasta el 0,7 % de su RNB; señala que este compromiso requiere considerables aumentos, al tiempo que destaca que la revisión del MFP debería tener en cuenta este aspecto; pide a los Estados miembros que elaboren un plan claro para cumplir su compromiso de contribuir con el 0,7 % de su RNB a la AOD;

11.  Recuerda que es más fácil apoyar una financiación oportuna y previsible de la ayuda humanitaria cuando no existen disparidades entre los pagos y los compromisos, y pide a la Comisión que presente una propuesta que prevea la equivalencia sistemática entre pagos y compromisos para las acciones de ayuda humanitaria;

12.  Insta a la Unión y a sus Estados miembros a que dejen de inflar las ayudas y a que excluyan las ayudas infladas de sus informes sobre la AOD (como costes de los refugiados, costes imputados de estudiantes, ayuda vinculada, intereses de préstamos y alivio de la deuda);

13.  Apoya la financiación por la Unión de la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo, e insiste en que los países desarrollados deben respetar su compromiso de no permitir que esta ayuda erosione la AOD no vinculada al clima; insiste en la necesidad de movilizar fondos adicionales para subvenir a necesidades adicionales.

14.  Pide que se efectúe una evaluación intermedia de los programas de desarrollo del MFP comparando los resultados obtenidos con las metas y los objetivos fijados, la capacidad de absorción y el valor añadido europeo, teniendo en cuenta el retraso en la ejecución del marco actual y los compromisos asumidos mientras tanto, como los objetivos de desarrollo sostenible; recomienda que, en su caso, se asigne una dotación presupuestaria adecuada a los compromisos que no se hayan ejecutado en su totalidad;

15.  Recuerda el compromiso de la Unión de asignar al menos el 20 % de su AOD a servicios sociales básicos, en particular en los ámbitos de la educación y la salud; considera que gozar del más alto nivel posible de salud es un derecho humano fundamental y que el acceso universal a la atención y a la cobertura sanitarias, incluidos la salud y los derechos sexuales y reproductivos, es un poderoso instrumento de desarrollo, esencial para promover la igualdad de género, así como mejores resultados en el ámbito de la nutrición y de la educación; insiste, por consiguiente, en la necesidad del gasto en sanidad en un contexto de epidemias que aparecen rápidamente y habida cuenta de la necesidad de hacer importantes inversiones para crear sistemas sanitarios resilientes y para proporcionar un acceso asequible a los medicamentos esenciales en muchos países con ingresos medios o bajos con el fin de alcanzar los objetivos de la Agenda 2030.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

19

1

1

Miembros presentes en la votación final

Beatriz Becerra Basterrechea, Nirj Deva, Doru-Claudian Frunzulică, Maria Heubuch, György Hölvényi, Linda McAvan, Norbert Neuser, Maurice Ponga, Lola Sánchez Caldentey, Elly Schlein, Davor Ivo Stier, Bogdan Brunon Wenta, Rainer Wieland

Suplentes presentes en la votación final

Marina Albiol Guzmán, Agustín Díaz de Mera García Consuegra, Carolina Punset, Paul Rübig, Adam Szejnfeld, Patrizia Toia, Jan Zahradil

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

John Stuart Agnew


OPINIÓN de la Comisión de Comercio Internacional (25.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Reimer Böge

SUGERENCIAS

La Comisión de Comercio Internacional pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Subraya que la política comercial de la Unión, mediante la promoción de mercados abiertos en un espíritu de reciprocidad con el fin de fomentar el crecimiento económico, el empleo y el desarrollo, contribuye a la estabilidad y prosperidad tanto de la Unión como de terceros países; pide una financiación adecuada que permita a la Comisión aplicar la ambiciosa agenda recogida en su estrategia «Comercio para todos»;

2.  Toma nota de que la conclusión del nuevo acuerdo de libre comercio supone importantes pérdidas de ingresos para el presupuesto de recursos propios de la Unión; pide a la Comisión que cuantifique exactamente las pérdidas de ingresos que se prevén como resultado de cada uno de los acuerdos de libre comercio que se están negociando en la actualidad y que indique claramente qué reasignaciones deberán realizarse para compensar en el presupuesto la suma de esas pérdidas; pide a la Comisión que presente propuestas concretas relativas a la contribución que aportará en el futuro el comercio internacional en relación con la nueva reestructuración del presupuesto y de los recursos propios de la Unión;

3.  Opina que la crisis migratoria y de los refugiados ha sacado a la luz la existencia de importantes deficiencias en la actuación de la Unión en la vecindad oriental y meridional y en el África Subsahariana; pide a la Comisión que aproveche la oportunidad que le brinda la revisión del MFP para llevar a cabo una reforma fundamental de la estrategia política con respecto a los socios de la Unión con vistas a aumentar la coherencia de las políticas en favor del desarrollo y abordar las causas de la migración de forma eficaz; subraya que la financiación de los programas de atenuación de la crisis de los refugiados no debería deducirse del gasto destinado a la ayuda oficial al desarrollo (AOD);

4.  Destaca que el papel fundamental de las pymes para la economía de la Unión debería verse reflejado en una estrategia exhaustiva y coherente que proporcione a las pymes europeas un entorno adaptado a las empresas y favorezca su comercio internacional y sus oportunidades de inversión; pide a la Comisión, en este contexto, que desarrolle guías específicas y claras dirigidas a las pymes sobre las oportunidades y los beneficios que presenta cada acuerdo comercial celebrado por la Unión; reitera su petición a la Comisión de que evalúe con respecto a su eficacia y eficiencia y que mejore las diferentes iniciativas con cargo al Instrumento de Asociación que apoyan la internacionalización de las pymes, en relación con las iniciativas privadas y de los Estados miembros, así como otros instrumentos de financiación de la Unión que apoyan a las pymes, como COSME, con el fin de garantizar la complementariedad y el valor añadido europeo;

5.  Observa el recurso cada vez mayor a garantías e instrumentos financieros al margen del presupuesto de la Unión para hacer frente a múltiples crisis a pesar de las limitaciones presupuestarias; lamenta los diferentes recortes realizados en la rúbrica 4 para financiar los fondos fiduciarios para Siria y África y el instrumento para Turquía; insiste en que estos instrumentos de financiación deben respetar los criterios establecidos en materia de eficacia de la ayuda, como la responsabilización y la adaptación, seguir siendo una excepción e incluirse, en su caso, en el presupuesto, garantizando así la responsabilidad democrática;

6.  Recuerda que el nivel de compromisos pendientes de liquidación contemplados en la rúbrica IV, a raíz de un aumento constante desde 2010, alcanzó una cota sin precedentes en 2015; subraya que la rúbrica IV debe disponer de un nivel de pagos adecuado en relación con los compromisos contemplados para evitar que se repita una acumulación insostenible de compromisos pendientes de liquidación en el futuro; pide al Consejo que revise al alza los límites máximos de pagos para prevenir una nueva crisis de pagos hacia el final del actual marco financiero plurianual; hace hincapié en que cualquier pérdida de créditos de compromiso disponibles debería prevenirse de forma efectiva teniendo en cuenta los estrictos límites máximos del MFP; pide, por tanto, que los créditos de compromiso que sean cancelados debido a una no aplicación, o una aplicación parcial, se vuelvan a poner a disposición del presupuesto de la Unión para los fines que decidan el Parlamento Europeo y el Consejo en el marco del procedimiento presupuestario;

7.  Considera que el Fondo de garantía europeo para acciones exteriores es un mecanismo eficaz y útil para prevenir los riesgos relacionados con las operaciones de préstamo de la Unión en terceros países; pide encarecidamente que se facilite más crédito para apoyar a las pymes y el desarrollo de infraestructura social y económica en las regiones más afectadas por la crisis migratoria y de los refugiados con el fin de hacer frente a la migración; pide que, en este contexto, se aprovechen en particular las experiencias en el ámbito del comercio justo y que se refuercen de manera sostenible las estructuras y los principios correspondientes;

8.  Destaca que el valioso apoyo prestado mediante el mecanismo de ayuda macrofinanciera de la Unión a los países socios que se enfrentan a graves dificultades económicas se debe reflejar en el presupuesto de la Unión;

9.  Pide que se consignen suficientes recursos en la rúbrica 5 para llevar a cabo evaluaciones ex ante, intermedias y ex post de los acuerdos comerciales y mejorar su calidad y eficacia efectuando una revisión de la metodología utilizada, y para garantizar la plena aplicación y el respeto de las obligaciones de la Unión y sus socios comerciales;

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

30

1

8

Miembros presentes en la votación final

Maria Arena, Tiziana Beghin, Daniel Caspary, Salvatore Cicu, Marielle de Sarnez, Santiago Fisas Ayxelà, Karoline Graswander-Hainz, Ska Keller, Jude Kirton-Darling, Alexander Graf Lambsdorff, Bernd Lange, David Martin, Emmanuel Maurel, Emma McClarkin, Anne-Marie Mineur, Sorin Moisă, Alessia Maria Mosca, Artis Pabriks, Franck Proust, Godelieve Quisthoudt-Rowohl, Viviane Reding, Inmaculada Rodríguez-Piñero Fernández, Tokia Saïfi, Marietje Schaake, Helmut Scholz, Joachim Schuster, Joachim Starbatty, Adam Szejnfeld, Hannu Takkula, Iuliu Winkler, Jan Zahradil

Suplentes presentes en la votación final

Reimer Böge, Edouard Ferrand, Sander Loones, Georg Mayer, Lola Sánchez Caldentey, Judith Sargentini, Jarosław Wałęsa

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Dominique Bilde


OPINIÓN de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales (31.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Georgi Pirinski

SUGERENCIAS

La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Destaca que la revisión postelectoral del marco financiero plurianual (MFP) es imperativa y debe abordar los retos políticos y prioridades, tanto nuevos como ya existentes, que afrontan la Unión y los Estados miembros, como los altos niveles de pobreza, exclusión social, desempleo o desigualdad y la crisis de los refugiados, para permitir que la Unión alcance los objetivos que se ha fijado en su Estrategia Europa 2020; subraya que la reasignación de fondos para emergencias no es una solución sostenible; insiste en que se mantengan los actuales compromisos en cuanto a la dotación de recursos para que puedan alcanzarse los objetivos estratégicos de la Unión y se consiga una mayor cohesión económica, social y territorial; solicita que se revisen al alza los límites máximos específicos del MFP en materia de políticas de empleo y sociales, y que se aumente la flexibilidad del MFP para poder responder a circunstancias sociales imprevistas;

2.  Observa que se han sobrepasado los límites máximos del actual MFP, lo que pone en peligro la viabilidad de este para la segunda mitad de su ciclo; pide, por tanto, a la Comisión que proceda a realizar una verdadera revisión intermedia de los límites máximos del MFP y de las disposiciones del Reglamento sobre el MFP, teniendo en cuenta debidamente las conclusiones del examen realizado, para dotar a la Unión de un marco presupuestario viable que le permita alcanzar sus objetivos prioritarios y llevar a cabo con éxito sus grandes proyectos;

3.  Destaca que la actual tasa de empleo en la Unión se sitúa en el 69,2 % —un porcentaje notablemente inferior al objetivo de Europa 2020—, que el desempleo sigue siendo especialmente alto entre las mujeres, los jóvenes, los trabajadores de más edad y los grupos desfavorecidos, y que más de 12 millones de personas en Europa son desempleados de larga duración, lo que supone el 5 % de la población activa de la Unión; recuerda, en este contexto, la reciente Recomendación del Consejo, de 15 de febrero de 2016, sobre la integración de los desempleados de larga duración en el mercado laboral(1), que ha vuelto a poner de manifiesto la necesidad de políticas sólidas de la Unión y de recursos plenamente adecuados; pide un aumento de la inversión europea pública y privada en capacidades y creación de empleo de calidad y sostenible, incluidos los empleos «verdes» y los empleos en la economía social y el sector social, sanitario y de asistencia, a través de la delimitación y el refuerzo del Fondo Social Europeo (FSE);

4.  Observa que la totalidad de la dotación destinada a la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ) se concentró en 2014 y 2015 y que las cifras disponibles indican su absorción completa hasta la fecha; aboga por la continuación de la IEJ, cuyos resultados deben analizarse y evaluarse, tal como se solicita en la declaración conjunta que forma parte del acuerdo presupuestario de 2016, teniendo en cuenta, además, el informe del Tribunal de Cuentas cuya finalización está prevista para principios de 2017; insiste en que deben hacerse las correcciones necesarias de cara a una mejor ejecución de la IEJ, para asegurar que la eficiencia y la eficacia de las inversiones permiten alcanzar los objetivos del programa; pide que se sigan movilizando recursos para esta iniciativa al menos hasta 2020;

5.  Señala que la lucha contra el desempleo juvenil constituye una prioridad absoluta y pide a los Estados miembros que promuevan la iniciativa empresarial y un aprendizaje de calidad entre los jóvenes, como mecanismos de fomento de la creación de empleo y el acceso inmediato al mundo laboral, al tiempo que garantizan, en particular, la protección del empleo y una cobertura de seguridad social adecuada; mantiene que es necesario destinar fondos suficientes para promover la movilidad de los aprendices, quienes deben, en consecuencia, poder beneficiarse del programa Erasmus en condiciones idénticas a las ofrecidas a los estudiantes;

6.  Señala que la nueva legislación sobre EURES y la plataforma europea de lucha contra el trabajo no declarado obtendrán sus recursos del Programa para el Empleo y la Innovación Social (EaSI), e insiste en que el presupuesto de la Unión garantice una financiación suficiente para este programa de manera que no se pongan en peligro los objetivos de los ejes «Progress» y «Microfinanciación y emprendimiento social» del EaSI; solicita que se mantenga la dotación actual del 61 % del eje «Progress», en concreto para proyectos y para el respaldo de redes a escala de la Unión que fomenten la inclusión social y combatan la pobreza;

7.  Destaca que los recursos del FSE y del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas no bastan para hacer frente al aumento de la desigualdad y la pobreza —las peores consecuencias de la crisis económica en el mercado laboral con respecto a la exclusión de los jóvenes y los desempleados de larga duración de dicho mercado—, ni al flujo sin precedentes de refugiados; pide a la Comisión que aumente los fondos destinados a políticas sociales y de este modo fortalezca la política de cohesión con el fin de contribuir a la integración social de los refugiados y a su inserción en el mercado de trabajo, al tiempo que persigue los objetivos de la Unión de fomento del empleo y la inclusión social; pide, por tanto, a la Comisión que, como parte de la revisión del MFP, proponga un incremento, en la medida necesaria, de la dotación del FSE dentro del presupuesto de la política de cohesión; insiste en que no se lleve a cabo ninguna reducción de las dotaciones nacionales destinadas a las medidas del FSE y en que se garantice todos los años la liquidez suficiente para asegurar los pagos con cargo al presupuesto de la Unión;

8.  Señala que la Unión está aún muy lejos de alcanzar el objetivo de reducción de la pobreza previsto en la Estrategia Europa 2020, lo que pone de manifiesto que las políticas realizadas en este ámbito han fracasado, en particular por lo que respecta a las personas en situaciones de vulnerabilidad; pide que se lleven a cabo evaluaciones de impacto y análisis costes/beneficios para averiguar los motivos de este fracaso; llama la atención sobre el hecho de que el 24,4 % de las personas de la Unión se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social, y que su número ha aumentado en cinco millones desde 2008; reclama, en consecuencia, un aumento de la ayuda financiera destinada a medidas de política social, con miras a fomentar la inversión social, en particular en servicios sociales de calidad y en la economía social; pide a la Comisión que valore la posibilidad de introducir una cuota mínima del 25 % del FSE para combatir la pobreza y la exclusión social y que controle rigurosamente que dicha cuota se destina en efecto a este propósito;

9.  Llama la atención sobre el enorme problema que representa la pobreza infantil en Europa, que afecta a más de 20 millones de niños (un 27,8 % en el conjunto de la Unión y casi un 50 % en algunos Estados miembros), que viven en familias que sufren a diario la falta de ingresos y servicios básicos, como alimentos, vivienda, educación y atención sanitaria; reitera su llamamiento a la Comisión y los Estados miembros en favor de la creación de una garantía infantil, que coloque a los niños en el centro de las políticas actuales de lucha contra la pobreza y garantice los recursos necesarios para la plena aplicación de estas políticas, además de ayudar a los padres a acabar con su situación de exclusión social y desempleo, a través de medidas específicas, tales como acciones de formación o de desarrollo de capacidades;

10.  Opina que la cantidad anual máxima que puede movilizarse con cargo al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) debe como mínimo mantenerse en 150 millones EUR (precios de 2011), ya que este instrumento, a pesar de su infrautilización hasta la fecha, tiene un enorme potencial para apoyar a los trabajadores afectados por cambios económicos estructurales de gran envergadura;

11.  Destaca que las sinergias y la coordinación entre los cinco Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, en particular el FSE y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y otros instrumentos de la Unión pueden aumentar la eficacia de estos instrumentos, por lo que deben seguir desarrollándose;

12.  Recuerda que el presupuesto de la Unión es, en parte, un presupuesto de inversión con un fuerte efecto de palanca y puede ser una importante herramienta para incrementar las inversiones estratégicas con valor añadido europeo, en consonancia con un enfoque dirigido a la creación de un crecimiento sostenible e integrador y de empleo de calidad, así como a la generación de una mayor convergencia social; sugiere que la revisión del MFP debe tener en cuenta el impacto del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) sobre los actuales programas de la Unión, teniendo en cuenta la importancia de estos programas para el desarrollo económico y la creación de empleo en particular, sin olvidar que el FEIE tiene un importante papel que desempeñar en la recuperación de la inversión en Europa;

13.  Destaca que las inversiones en investigación y desarrollo revisten una importancia crucial para la competitividad de la economía europea y la creación de empleo; observa, sin embargo, que, según los últimos datos de Eurostat, las inversiones en investigación y desarrollo tan solo representan un 2,03 % del PIB de la Unión, lo que está muy por debajo del objetivo establecido en la Estrategia Europa 2020; solicita, por consiguiente, a la Comisión que encuentre el medio de compensar íntegramente los recortes efectuados en la dotación del programa Horizonte 2020, gracias a los cuales ha sido posible la financiación del FEIE;

14.  Destaca que la política agrícola común (PAC) contribuye de forma significativa al crecimiento y al empleo, en particular en las zonas rurales, y recuerda que un empleo en el sector agrícola genera siete empleos en otros sectores; pide que se mantengan los importes consignados en la rúbrica 2 del MFP dada la importancia crucial de la PAC en materia de empleo; señala que la PAC no solo permite reducir la volatilidad de los ingresos agrícolas, especialmente en tiempos de crisis, sino que también permite a los agricultores, en particular a los jóvenes, poner en marcha o desarrollar una explotación agrícola y que esta resulte rentable y próspera y cree puestos de trabajo directos e indirectos;

15.  Insta a los Estados miembros, considerando que el 13,1 % del PIB de la Unión a 27 se ha dedicado a los rescates bancarios —cuando menos del 1 % se destina al presupuesto de la Unión—, a que garanticen la movilización de todos los recursos necesarios para superar con éxito los extraordinarios desafíos que afronta la Unión en estos momentos.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

30.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

37

10

0

Miembros presentes en la votación final

Laura Agea, Guillaume Balas, Brando Benifei, Mara Bizzotto, David Casa, Ole Christensen, Lampros Fountoulis, Arne Gericke, Czesław Hoc, Danuta Jazłowiecka, Rina Ronja Kari, Jan Keller, Ádám Kósa, Kostadinka Kuneva, Jean Lambert, Javi López, Thomas Mann, Dominique Martin, Elisabeth Morin-Chartier, João Pimenta Lopes, Georgi Pirinski, Terry Reintke, Sofia Ribeiro, Maria João Rodrigues, Claude Rolin, Anne Sander, Sven Schulze, Ulrike Trebesius, Marita Ulvskog

Suplentes presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Rosa D’Amato, Rosa Estaràs Ferragut, Tania González Peñas, Richard Howitt, Dieter-Lebrecht Koch, Edouard Martin, Tamás Meszerics, Evelyn Regner, Joachim Schuster, Michaela Šojdrová, Helga Stevens, Flavio Zanonato

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Xabier Benito Ziluaga, Jens Geier, Sylvie Goddyn, Andrej Plenković, Jasenko Selimovic

(1)

DO C 67 de 20.2.2016, p. 1.


OPINIÓN de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (27.4.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Francesc Gambús

SUGERENCIAS

La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Pide que se revise el marco financiero plurianual (MFP) para garantizar que la Unión alcance los objetivos fijados en materia de clima y energía para 2020 y esté en vías de alcanzar de la manera más eficaz posible los objetivos fijados en la COP21 de París y los objetivos climáticos de la UE para 2030 y 2050; subraya que transformar la economía europea en una economía hipocarbónica será uno de los principales retos a los que la Unión tendrá que hacer frente en los próximos años; señala asimismo que, de conformidad con el Acuerdo de París, deben asignarse recursos financieros de la Unión en apoyo de la acción relacionada con el clima en los países en desarrollo; pide a la Comisión que aborde esta cuestión en el próximo examen/revisión del MFP;

2.  Constata que al menos el 20 % del MFP para 2014-2020 debe destinarse a acciones relacionadas con el cambio climático y que, con arreglo a la metodología de integración transversal de la Comisión, el 12,7 % del presupuesto de 2014 se destinó al cambio climático y el 12,5 % del total del proyecto de presupuesto para el ejercicio 2015 se asignó a este mismo fin; insta a la Comisión a que facilite cifras definitivas en relación con la ejecución del presupuesto de 2015, así como en lo que se refiere a las previsiones de gastos en medidas relacionadas con el clima que proceda efectuar hasta que finalice el actual MFP para cumplir el objetivo del 20 %, indispensable para garantizar el cumplimiento de los objetivos asumidos en virtud del Acuerdo de París; pide a la Comisión que garantice que el mecanismo para la integración de la acción por el clima en las políticas generales sea plenamente operativo; hace hincapié en que un incremento del porcentaje actual del 20 % podría considerarse un instrumento presupuestario neutro que contribuiría a convertir a Europa en una economía sostenible hipocarbónica;

3.  Pide a la Comisión que garantice que los recursos financieros de la Unión no incluyan ni subvenciones que resulten perjudiciales para el clima, confirmen infraestructuras basadas en combustibles fósiles o apoyen actividades que dañan los ecosistemas y la biodiversidad, ni subvenciones a los combustibles fósiles; pide asimismo a la Comisión que adopte un método eficaz para hacer un seguimiento del gasto relacionado con la biodiversidad en el presupuesto de la Unión;

4.  Subraya que los Estados miembros no deben utilizar el examen del MFP para derivar hacia el presupuesto de la Unión las responsabilidades que adquirieron en virtud del objetivo común de París, consistente en destinar 100 000 millones de dólares estadounidenses al año a ayudar a los países en desarrollo;

5.  Observa que el Reglamento de ejecución de Horizonte 2020 ha fijado un objetivo de acción en favor del clima más ambicioso que el recogido en el presupuesto general de la Unión; considera que, para que el gasto relacionado con el clima supere el 35 % del presupuesto general de Horizonte 2020, es necesaria una supervisión más precisa y completa de las acciones relacionadas con el clima en el contexto de Horizonte 2020, y que la atención se centre en mayor medida en aquellos elementos de Horizonte 2020 que pudieran tener relevancia con respecto al clima pero que hasta ahora no se han plasmado en acciones relacionadas con el mismo;

6.  Considera que, puesto que debe garantizarse el valor añadido de los ecosistemas y de la biodiversidad del medio ambiente europeo, el MFP debe reconocer este valor y destinar para ello en los próximos presupuestos los recursos suficientes para preservar dicha biodiversidad, fundamentalmente en las zonas rurales, aunque sin limitarse a estas;

7.  Subraya que, a la luz de los compromisos actuales de la Unión en relación con la detención de la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios ecosistémicos en Europa antes de 2020, debemos velar por que el gasto total de la Unión no repercuta negativamente en la biodiversidad y apoye, en cambio, el logro de nuestros objetivos en materia de biodiversidad;

8.  Considera que el MFP debe ofrecer un presupuesto y una financiación adecuados a la red Natura 2000, en particular a través del programa LIFE, que aspira a promover el logro de los objetivos climáticos, energéticos y medioambientales y su integración en otras políticas y en los usos de los Estados miembros; observa con preocupación el descenso de los créditos de pago en el presupuesto de 2015 destinados al programa LIFE debido, en particular, al aplazamiento de algunos proyectos a raíz de la situación económica y de los retrasos en los desembolsos en favor del instrumento financiero relativo al Mecanismo de Financiación del Capital Natural;

9.  Pide a la Comisión que realice un control de adecuación de la PAC en el plazo más breve posible sobre la base de las cinco cuestiones de dicho control, a saber, el valor añadido de la Unión, la pertinencia, la eficacia, la eficiencia y la coherencia política;

10.  Considera que la financiación de la PAC debe ser la adecuada para contribuir a alcanzar los objetivos de la política de la Unión en materia de medio ambiente, en particular en relación con la calidad del aire, el agua, la biodiversidad y la política climática;

11.  Considera que el Programa de Salud para el Crecimiento para el período 2014-2020 es un instrumento fundamental y, en este sentido, subraya la necesidad de garantizar el mantenimiento de su presupuesto;

12.  Pide a la Comisión que evalúe si se han alcanzado los objetivos del programa Horizonte 2020 tras la reasignación de fondos del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas y que, como mínimo, restituya la dotación presupuestaria del programa;

13.  Observa que la transición hacia una economía más circular estimulará el rendimiento energético y la utilización eficiente de los recursos y contribuirá a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que pide un apoyo financiero adecuado para aplicar el paquete de medidas sobre la economía circular;

14.  Considera que la revisión del MFP debe tener en cuenta que la seguridad de los alimentos y del aprovisionamiento alimentario supondrán un reto en los próximos años, dada la mayor presión sobre los recursos y el aumento de las fitopatologías epidémicas en la Unión; que tener esto en cuenta podría servir para luchar contra la tendencia a la malnutrición en los Estados miembros, además de para reforzar la calidad de los alimentos y la seguridad alimentaria mediante la mejora de la eficacia, la eficiencia y la fiabilidad de los controles oficiales como herramienta vital para mantener un elevado grado de seguridad para las personas, los animales y las plantas en la cadena alimentaria, y garantizar, al mismo tiempo, un elevado nivel de protección del medio ambiente;

15.  Considera que la revisión del MFP debe tener en cuenta el aumento del número y de la gravedad de las catástrofes naturales y de las provocadas por el hombre, asignando al instrumento de protección civil mayores recursos que se puedan utilizar de manera más flexible.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

26.4.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

56

10

0

Miembros presentes en la votación final

Marco Affronte, Margrete Auken, Pilar Ayuso, Zoltán Balczó, Ivo Belet, Simona Bonafè, Biljana Borzan, Lynn Boylan, Soledad Cabezón Ruiz, Nessa Childers, Alberto Cirio, Birgit Collin-Langen, Mireille D’Ornano, Seb Dance, Angélique Delahaye, Jørn Dohrmann, Ian Duncan, Stefan Eck, Bas Eickhout, Eleonora Evi, José Inácio Faria, Francesc Gambús, Elisabetta Gardini, Gerben-Jan Gerbrandy, Jens Gieseke, Julie Girling, Matthias Groote, Françoise Grossetête, Andrzej Grzyb, György Hölvényi, Anneli Jäätteenmäki, Jean-François Jalkh, Benedek Jávor, Karin Kadenbach, Kateřina Konečná, Giovanni La Via, Peter Liese, Norbert Lins, Susanne Melior, Miroslav Mikolášik, Massimo Paolucci, Gilles Pargneaux, Piernicola Pedicini, Bolesław G. Piecha, Pavel Poc, Renate Sommer, Daciana Octavia Sârbu, Davor Škrlec, Estefanía Torres Martínez, Nils Torvalds, Jadwiga Wiśniewska, Damiano Zoffoli

Suplentes presentes en la votación final

Clara Eugenia Aguilera García, Nicola Caputo, Fredrick Federley, Giorgos Grammatikakis, Merja Kyllönen, Gesine Meissner, Marijana Petir, Gabriele Preuß, Jasenko Selimovic, Kay Swinburne, Keith Taylor, Mihai Ţurcanu, Tom Vandenkendelaere

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Marie-Christine Boutonnet


OPINIÓN de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (24.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Janusz Lewandowski

SUGERENCIAS

La Comisión de Industria, Investigación y Energía pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Considera que la Comisión debería proceder a una revisión completa del funcionamiento del actual MFP, seguida de una revisión legislativa;

2.  Destaca que, de conformidad con el Tratado, el Parlamento y el Consejo constituyen las dos ramas de la Autoridad Presupuestaria; reclama, por tanto, la plena participación del Parlamento en el examen y la revisión intermedios del Reglamento MFP;

3.  Señala que, si bien el Reglamento MFP ha permanecido en gran medida inalterado desde su adopción, ha cambiado el marco de sus condiciones de aplicación; insiste en que, en el contexto de una verdadera revisión, se formule una propuesta legislativa que aborde esa nueva realidad; señala, a este respecto, que los nuevos instrumentos creados después de la adopción del Reglamento MFP —por ejemplo, el FEIE— deben integrarse debidamente en el presupuesto de la Unión sin que ello tenga ningún efecto financiero negativo en los programas acordados;

4.  Señala los considerables efectos a largo plazo del FEIE en el presupuesto de la Unión; considera que el FEIE invierte en proyectos distintos de los designados en las líneas presupuestarias relativas al programa Horizonte 2020 y en el Mecanismo «Conectar Europa» (MCE), y, por consiguiente, no compensa plenamente las líneas presupuestarias afectadas del programa Horizonte 2020 y el MCE; destaca por tanto que, si la Unión se propone alcanzar sus objetivos de investigación e innovación, deben restablecerse plenamente los niveles de financiación de estos programas en la revisión del MFP, que fueron acordados por unanimidad, y mantenerse el equilibrio adecuado entre las subvenciones y los instrumentos financieros; recuerda, en este mismo contexto, que en el sector de la energía y las telecomunicaciones el MCE es fundamental para la plena realización de la Unión de la energía y la Unión digital; destaca, en este sentido, la importancia que reviste asegurar la financiación del MCE para lograr o superar el objetivo de interconexión de electricidad del 10 %;

5.  Señala que la ejecución de Horizonte 2020 y COSME ha determinado unas tasas de absorción muy altas y que ello ha conducido a un porcentaje de éxitos muy bajo en Horizonte 2020, lo que disuade a los posibles solicitantes de presentar sus proyectos;

6.  Reitera la importancia de garantizar la financiación del proyecto ITER, al objeto de proyectar la fusión como una fuente de energía sostenible y creíble y como uno de los elementos futuros del combinado energético, y de atraer en mayor medida la industria y las pymes, así como los centros de investigación;

7.  Considera que no deben establecerse nuevas prioridades políticas a expensas de los programas acordados en el actual MFP —en particular, Horizonte 2020, MCE, COSME, Galileo y Copernicus— o de las dotaciones nacionales previamente asignadas; destaca que, en el período restante del MFP, debería prestarse apoyo a todas las nuevas prioridades mediante la disponibilidad de nuevos fondos;

8.  Pide a la Comisión que salvaguarde la financiación ya asignada en el MFP 2014-2020 para la rápida y plena finalización y el funcionamiento de la infraestructura de Galileo, EGNOS y Copernicus, así como para el apoyo a las aplicaciones de las fases anteriores y posteriores del GNSS y las actividades de observación de la Tierra; reitera el papel destacado que puede desempeñar Horizonte 2020 a la hora de ayudar a la Unión a reducir su dependencia en el ámbito de las tecnologías espaciales clave; recuerda, en este sentido, que el capítulo de Horizonte 2020 dedicado al espacio pertenece a la prioridad «Liderazgo industrial», y en particular al objetivo específico «Liderazgo en las tecnologías industriales y de capacitación»;

9.  Pide que se sigan reforzando y optimizando las sinergias entre el FEIE, los Fondos EIE, Horizonte 2020, COSME y el MCE;

10.  Pide a la Autoridad Presupuestaria que muestre la mayor flexibilidad posible en la canalización de los créditos anuales no utilizados a los programas incluidos en la rúbrica 1a, como Horizonte 2020, COSME y el MCE;

11.  Señala que los programas de la Unión han contribuido a garantizar el acceso de las pymes de la Unión a la financiación, especialmente de las que operan en países afectados por una grave y persistente crisis financiera; pide que se asignen más recursos al programa, que este se amplíe a un número todavía mayor de pymes y que responda de forma más adecuada a sus diferentes necesidades; pide, en particular, que se amplíe notablemente el instrumento de las pymes en el marco de Horizonte 2020 con el fin de alcanzar como mínimo el importe comprometido jurídicamente con arreglo al Reglamento sobre Horizonte 2020; destaca que el acceso a la financiación sigue siendo un reto para muchas pymes, en particular en lo que se refiere a la financiación de los riesgos; pide a la Comisión que garantice una mayor transparencia en la financiación de las pymes —en particular, introduciendo una mayor claridad en la supervisión y el control presupuestarios— y asegure un verdadero planteamiento ascendente para su aplicación;

12.  Recuerda la capacidad única de la Unión para emprender acciones de colaboración internacional y movilizar las finanzas públicas en cuestiones transfronterizas; expresa su convencimiento de que la financiación de la Unión puede desencadenar y catalizar una serie de actuaciones que los Estados miembros no pueden llevar a cabo de forma individual, generando sinergias y complementariedades con las actividades de los Estados miembros;

13.  Considera que unos objetivos ambiciosos en materia de política energética sostenible, eficiencia energética y política de eficiencia de los recursos pueden resultar rentables para la industria y la economía europea en su conjunto; pide que la Unión y los Estados miembros asignen recursos públicos y privados a las inversiones en estos sectores prioritarios; estima que deberían fomentarse las sinergias entre Horizonte 2020 y las iniciativas de especialización inteligente (RIS3), a fin de garantizar un mayor aprovechamiento de la I+D y contribuir a la convergencia económica regional;

14.  Pide que se proceda a la evaluación intermedia de los programas del MFP sobre la base de los resultados obtenidos con respecto a los objetivos fijados, a la capacidad de absorción y al valor añadido para la Unión Europea, así como a la aparición de nuevas prioridades políticas como un aspecto fundamental en la gestión del gasto de la Unión, de forma que se tenga en cuenta el persistente retraso en los pagos y la aplicación tardía del marco actual; destaca, asimismo, que el examen/revisión postelectoral brinda la oportunidad de mejorar el MFP introduciendo reformas en la utilización, la gestión, la notificación y el control de los fondos. insta a que, sobre la base de una evaluación de resultados centrada, entre otros aspectos, en la buena gestión financiera, los créditos asignados a programas que no han sido debidamente aplicados se reasignen a otros programas que funcionan correctamente;

15.  Considera que todos los instrumentos presupuestarios de la Unión que apoyan la inversión y la innovación deben mantenerse e incluso desarrollarse, y que no procede privilegiar a uno o varios de estos instrumentos en perjuicio de los demás; señala el papel esencial del presupuesto de la Unión como incentivo para los gastos futuros y como factor de cohesión y de aplicación eficaz de las políticas en el seno de la Unión.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

45

5

10

Miembros presentes en la votación final

Zigmantas Balčytis, Nicolas Bay, Bendt Bendtsen, Xabier Benito Ziluaga, José Blanco López, David Borrelli, Jerzy Buzek, Pilar del Castillo Vera, Christian Ehler, Fredrick Federley, Ashley Fox, Adam Gierek, Theresa Griffin, Hans-Olaf Henkel, Eva Kaili, Barbara Kappel, Krišjānis Kariņš, Seán Kelly, Jeppe Kofod, Jaromír Kohlíček, Janusz Lewandowski, Paloma López Bermejo, Ernest Maragall, Edouard Martin, Angelika Mlinar, Csaba Molnár, Dan Nica, Morten Helveg Petersen, Miroslav Poche, Carolina Punset, Michel Reimon, Herbert Reul, Paul Rübig, Algirdas Saudargas, Neoklis Sylikiotis, Dario Tamburrano, Patrizia Toia, Evžen Tošenovský, Claude Turmes, Vladimir Urutchev, Adina-Ioana Vălean, Henna Virkkunen, Martina Werner, Lieve Wierinck, Hermann Winkler, Anna Záborská, Flavio Zanonato

Suplentes presentes en la votación final

Amjad Bashir, Jens Geier, Constanze Krehl, Olle Ludvigsson, Vladimír Maňka, Marian-Jean Marinescu, Markus Pieper, Massimiliano Salini, Anne Sander, Maria Spyraki, Indrek Tarand, Pavel Telička, Anneleen Van Bossuyt


OPINIÓN de la Comisión de Transportes y Turismo (27.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Marian-Jean Marinescu

SUGERENCIAS

La Comisión de Transportes y Turismo pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Subraya que la recuperación total de los fondos reasignados del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE) al Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) debe ser una de las principales prioridades de la revisión intermedia del marco financiero plurianual 2014-2020 (MFP); insiste en que las prioridades escogidas y la financiación asignada se respeten en el futuro y no se produzcan nuevas reducciones del presupuesto del MCE ni de otros instrumentos para proyectos en materia de transportes hasta 2020;

2.  Pide a la Comisión que facilite al Parlamento lo antes posible una evaluación de los proyectos financiados por el FEIE relativos a transporte y turismo;

3.  Considera que, para llegar a la mejor decisión posible sobre el examen del MFP, la Comisión debe presentar lo antes posible un informe sobre el nivel de ejecución y utilización de los fondos estructurales y de cohesión en proyectos de turismo, transporte e infraestructuras, especificando aquellos que contribuyen al desarrollo de la red básica, los corredores y la red global;

4.  Subraya, en este contexto, la importancia crucial de una financiación adecuada de la Unión para los proyectos identificados en los planes de trabajo de corredores de la red básica de la RTE-T; destaca que para ello también se requiere una mayor cobertura de los ámbitos relacionados con la política de transportes, como la multimodalidad y la eficiencia de la logística, la modernización y el mantenimiento de las infraestructuras de transporte existentes, la interoperabilidad, la seguridad vial y la accesibilidad, los sistemas de transporte inteligentes, las sinergias con otros sectores, la reducción de emisiones, la movilidad urbana y los equipos que utilizan combustibles limpios para un desarrollo sostenible y la mejor integración de los nodos urbanos;

5.  Subraya que en las últimas convocatorias de propuestas en el marco del MCE, publicadas en 2014 y 2015, las propuestas han triplicado la oferta, lo que indica claramente una considerable cartera de proyectos con un fuerte valor añadido europeo que podría absorber otros recursos (más allá de la recuperación de fondos reasignados); manifiesta su preocupación por el hecho de que prácticamente no queden fondos disponibles para nuevos proyectos en los restantes cuatro años del MFP; recuerda la dotación inicial del MCE antes de la decisión definitiva sobre el MFP; pide a la Comisión que estudie la posibilidad de incrementar la dotación total del MCE, incluido un aumento de la dotación dedicada a la cohesión;

6.  Subraya que la contribución del FEIE a la financiación de los proyectos de la RTE-T es significativa, pero que no puede sustituir a las subvenciones, que siguen siendo una fuente de financiación esencial y necesaria; destaca, en particular, que las subvenciones podrían combinarse con instrumentos financieros innovadores y el FEIE para facilitar la ejecución de otros proyectos, en especial grandes proyectos de infraestructuras que puedan reducir las disparidades económicas entre las regiones y catalizar la financiación privada («blending»); pide a la Comisión que elabore un catálogo de proyectos satisfactorios para mejorar que las autoridades nacionales, regionales y locales tengan una mejor compresión de las posibilidades;

7.  Señala que las infraestructuras de transportes son la espina dorsal del mercado único y son fundamentales para la libre circulación de personas, bienes y servicios; subraya la importancia de una mayor correlación entre el Fondo de Cohesión y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, de modo que se garantice una aplicación más eficaz de las normas sobre el mercado único digital en el ámbito del transporte; subraya que la dotación presupuestaria para redes transeuropeas de transporte también debe mantenerse a un nivel adecuado en el marco financiero plurianual posterior a 2020, a fin de alcanzar el objetivo de la realización de la red básica de la RTE-T de aquí a 2030 y la red global de la RTE-T de aquí a 2050;

8.  Pone de relieve el déficit importante y permanente de inversión en Europa, en particular en grandes infraestructuras de transporte, lo que puede poner en peligro la competitividad de la Unión en su conjunto; señala que las necesidades de inversión no solo afectan a la creación de infraestructuras, sino también a su mantenimiento y modernización;

9.   Destaca asimismo que una financiación adecuada de la Unión para las infraestructuras de transporte es un requisito esencial para la cohesión territorial, económica y social; reconoce la importancia del Fondo de Cohesión para la mejora de las infraestructuras y la conectividad en Europa, con el fin de eliminar las disparidades en materia de infraestructuras entre las regiones; insiste, por tanto, en que se prevea una financiación adecuada para este Fondo en el actual período de programación, así como después de 2020;

10.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que mejoren la coordinación de las estrategias nacionales de transporte con el fin de facilitar la aprobación de los grandes proyectos de infraestructuras por parte de la Comisión; pide una mejor coordinación de todos los instrumentos de la Unión relacionados con el transporte a fin de garantizar que se complete dentro de plazo el mayor número posible de proyectos básicos de la RTE-T y se aprovechen adecuadamente los posibles ahorros para apoyar proyectos maduros que se encuentren en espera; pide asimismo a la Comisión un firme compromiso para mejorar la transparencia de los regímenes de financiación en cuanto a exactitud de las estimaciones de costes, observancia de la sostenibilidad medioambiental, participación de la sociedad civil en la toma de decisiones y seguimiento adecuado y permanente de los regímenes de financiación de la Unión;

11.  Alienta a la Comisión y a los Estados miembros a que inviertan más en proyectos con menores necesidades presupuestarias pero importantes ventajas a corto plazo, como la eliminación de los enlaces inexistentes en las conexiones ferroviarias transfronterizas regionales abandonadas y desmanteladas, así como la modernización y el mantenimiento de la infraestructura de transporte existente;

12.  Considera necesario permitir la transferencia de los superávits y de los créditos no utilizados al año siguiente, y pide a la Comisión que presente propuestas apropiadas a este respecto con el fin de reasignar los fondos a los proyectos más adecuados, maduros y sostenibles desde los puntos de vista económico y medioambiental; destaca que se debe permitir la máxima flexibilidad para hacer posible una utilización óptima del MFP comprometido;

13.  Pide a la Comisión que, a la hora de asignar los fondos de la Unión para infraestructuras de transporte, tenga en cuenta el cuarto paquete ferroviario, recientemente aprobado, y que haga todo lo que esté en su poder para facilitar su rápida aplicación en ámbitos como la interoperabilidad, la seguridad y la mejora de las condiciones sociales y la libre circulación; pide a la Comisión que también tenga en cuenta los debates en curso sobre el paquete de aviación y sobre los puertos, así como el próximo paquete de transporte por carretera;

14.  Observa que la intervención del presupuesto de la Unión, a través de las distintas formas de apoyo financiero (subvenciones, instrumentos financieros), ha sido decisiva para la puesta en marcha o el relanzamiento de numerosos proyectos en el sector del transporte; considera que a partir de ahora dicho sector debe considerarse un capítulo prioritario a la hora de abordar cualquier examen del MFP;

15.  Subraya la importancia estratégica del Cielo Único Europeo como principal instrumento para garantizar la seguridad, el comportamiento medioambiental, la competitividad y la protección de los derechos de los ciudadanos; pide a la Comisión que garantice la asignación de las cantidades previstas y necesarias para la ejecución del programa de investigación sobre la gestión del tráfico aéreo en el contexto del Cielo Único Europeo (SESAR);

16.  Apoya asimismo la plena recuperación de los fondos reasignados de Horizonte 2020 al FEIE; pide a la Comisión que estudie la posibilidad de aumentar los fondos asignados a las empresas comunes SESAR y Clean Sky, habida cuenta de sus buenos resultados y de su contribución a las políticas de la Unión en materia de transporte y cambio climático;

17.  Destaca que es de crucial importancia que los programas emblemáticos europeos de radionavegación por satélite Galileo y EGNOS proporcionen una información sobre posicionamiento y horario de gran precisión y fiabilidad para mejorar la seguridad y la eficiencia del transporte aéreo, por carretera, por ferrocarril y marítimo, en especial en el caso de los sistemas de transporte inteligente y gestión del tráfico como ATM, ERTMS, eCall, vehículos conectados/autónomos y gestión inteligente de flota y carga; pide a la Comisión que salvaguarde la financiación ya asignada en el MFP 2014-2020 para la rápida y plena conclusión y funcionamiento de la infraestructura Galileo y EGNOS, así como para apoyar aplicaciones para las fases previas y posteriores en el marco de los presupuestos de los programas europeos de GNSS (sistema global de navegación por satélite) y Horizonte 2020; reitera, a este respecto, el compromiso de la Comisión de proporcionar servicios GNSS ininterrumpidos, reforzar la resiliencia de la economía europea y maximizar los beneficios socioeconómicos mediante el fomento del desarrollo de aplicaciones;

18.  Recuerda a la Comisión y a los Estados miembros el gran potencial de los proyectos horizontales, así como las sinergias entre las redes transeuropeas de transporte, energía y telecomunicaciones;

19.  Resalta la necesidad de desarrollar y fomentar modos de transporte más respetuosos con el medio ambiente, como el ferrocarril; pide, por tanto, que se incremente el apoyo a iniciativas como Shift2Rail;

20.  Insta a la Comisión a garantizar la correcta coordinación (transfronteriza) y reforzar la gobernanza de las estrategias macrorregionales de la Unión (Danubio y mares Báltico, Negro, Adriático y Jónico) con el fin de fortalecer la cohesión territorial, económica y social y asistir y apoyar a los Estados miembros a la hora de determinar los proyectos de infraestructuras prioritarios que supongan un valor añadido regional y europeo;

21.  Recuerda que a partir de enero de 2017, los importes no utilizados correspondientes a los fondos transferidos de la política de cohesión al MCE podrían ser utilizados por todos los Estados miembros beneficiarios del Fondo de Cohesión; pide a la Comisión que presente las propuestas oportunas para prolongar hasta el 31 de diciembre de 2017 el plazo durante el que dichos Estados miembros pueden hacer uso de esos recursos financieros; pide a la Comisión que asigne las cantidades no utilizadas al final de 2017 a proyectos de conexiones transfronterizas entre las regiones en desarrollo o con ellas; pide a los Estados miembros que hagan mejor uso de la asistencia técnica prestada por la Comisión;

22.  Resalta la necesidad de adoptar un enfoque más amplio y exhaustivo de los criterios de elegibilidad para los proyectos que solicitan financiación de la Unión, y de mejorar el acceso a la financiación para los proyectos que introduzcan nuevos servicios de transporte y un mejor despliegue de datos; destaca, en especial, la necesidad de que se canalice la financiación de la Unión hacia la introducción de servicios de transporte digitales y sistemas de transporte inteligentes, que contribuyan a la transición a un sistema de transporte más sostenible y optimicen el uso de la capacidad existente;

23.  Recuerda la importancia de garantizar, dentro de la Unión, el nivel más elevado posible de seguridad, protección e interoperabilidad en el ámbito del transporte; destaca que las dotaciones presupuestarias de las agencias de la Unión no se destinan únicamente a gastos administrativos, sino que también contribuyen a la consecución de los objetivos de la Unión al tiempo que tratan de permitir ahorros a escala nacional, y que sus presupuestos deben disponer de medios adecuados y suficientes para que desempeñen sus funciones;

24.  Señala que el turismo sostenible es un ámbito con un potencial de crecimiento fundamental para el desarrollo económico europeo y un motor para la creación de una cantidad sustancial de puestos de trabajo, en particular entre los jóvenes; considera que debe asignarse una dotación presupuestaria adecuada y mejorada al desarrollo de una auténtica política europea de turismo, prestando especial atención al fomento de las pymes y al respeto del patrimonio natural, cultural, histórico e industrial; destaca la necesidad de mejorar la coordinación entre los proyectos turísticos y de infraestructuras; pide a la Comisión que estudie la posibilidad de crear una rúbrica específica en el futuro programa marco;

25.  Reconoce la importancia del capital humano para el desarrollo de los servicios turísticos y resalta el papel que puede desempeñar el Fondo Social Europeo en este ámbito; pone de relieve el excelente rendimiento de las inversiones en turismo y su contribución a la cohesión social, sobre todo en las zonas rurales;

26.  Subraya la importancia de una financiación suficiente de la Política Marítima Integrada (PMI), iniciativa emblemática de la Unión para la gobernanza intersectorial y transnacional;

27.  Considera que se deben mantener, e incluso desarrollar, todos los instrumentos presupuestarios de la Unión de apoyo a la inversión y a la innovación, y que no procede favorecer a unos en detrimento de los demás; señala la función esencial del presupuesto de la Unión para incentivar el gasto futuro y apoyar la cohesión y la aplicación eficaz de las políticas en la Unión.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

41

4

2

Miembros presentes en la votación final

Marie-Christine Arnautu, Georges Bach, Izaskun Bilbao Barandica, Deirdre Clune, Michael Cramer, Luis de Grandes Pascual, Andor Deli, Isabella De Monte, Ismail Ertug, Jacqueline Foster, Tania González Peñas, Dieter-Lebrecht Koch, Merja Kyllönen, Miltiadis Kyrkos, Peter Lundgren, Marian-Jean Marinescu, Georg Mayer, Cláudia Monteiro de Aguiar, Renaud Muselier, Jens Nilsson, Markus Pieper, Salvatore Domenico Pogliese, Gabriele Preuß, Dominique Riquet, Massimiliano Salini, David-Maria Sassoli, Claudia Schmidt, Jill Seymour, Claudia Țapardel, Keith Taylor, Pavel Telička, István Ujhelyi, Wim van de Camp, Janusz Zemke, Roberts Zīle, Kosma Złotowski, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska

Suplentes presentes en la votación final

Knut Fleckenstein, Maria Grapini, Karoline Graswander-Hainz, Werner Kuhn, Curzio Maltese, Jozo Radoš, Ulrike Rodust, Davor Škrlec, Evžen Tošenovský

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Beatrix von Storch


OPINIÓN de la Comisión de Desarrollo Regional (25.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Constanze Krehl

SUGERENCIAS

La Comisión de Desarrollo Regional pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Recuerda que uno de los principales objetivos de la Unión Europea es fomentar la cohesión económica, social y territorial y la solidaridad entre los Estados miembros; subraya que la política de cohesión definida a largo plazo es la principal política de inversión de la Unión y su principal instrumento para reducir las disparidades entre las distintas regiones de la Unión y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos, y que desempeña un papel importante en la aplicación de la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador; considera que todos los instrumentos de la Unión deben acreditar su contribución a los objetivos y prioridades de la Unión; pide que se dedique una atención especial a los logros, los resultados, el rendimiento, las sinergias y el valor añadido;

2.  Señala que el examen/revisión del marco financiero plurianual (MFP) deben tener en cuenta los nuevos retos políticos a que se enfrenta la Unión; destaca la necesidad de que la política de cohesión sea eficaz y esté orientada a los resultados, y observa que ya se han introducido algunos mecanismos para incentivar este aspecto, como la presupuestación basada en los resultados; recuerda que —debido al tardío acuerdo sobre el MFP y la consiguiente tardanza en la adopción del paquete legislativo de la política de cohesión (2014-2020) y de los programas operativos— los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) se encuentran en 2016 en su fase inicial de aplicación por lo que en el momento de examinar y revisar el MFP solo se dispone de datos muy limitados sobre los resultados; recuerda, en este contexto, las posibilidades que se ofrecen en el Marco Estratégico Común del anexo I del Reglamento de disposiciones comunes (UE) n.º 1303/2013; pide a la Comisión que evalúe y comunique al Parlamento el estado de aplicación de los Fondos EIE, y que promueva más eficazmente la financiación disponible en el marco de la política de cohesión; considera que se necesitan actividades preparatorias tempranas para las políticas de la Unión financiadas con cargo al MFP, con el fin de empezar la ejecución desde el mismo comienzo del próximo MFP;

3.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a maximizar aún más las sinergias y complementariedades, y a garantizar una mejor coordinación y coherencia entre los cinco Fondos EIE y los demás instrumentos y políticas de la Unión (incluidos la Iniciativa de Empleo Juvenil, Horizonte 2020 y el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE)), lo que constituye un elemento importante para garantizar la eficacia del presupuesto de la Unión; pide, por tanto, a la Comisión y a las autoridades nacionales, regionales y locales que tengan debidamente en cuenta las oportunidades de sinergias entre la financiación de los Fondos EIE y la del FEIE, incrementando así el efecto multiplicador de la inversión y las repercusiones positivas en el desarrollo y el crecimiento económico, el empleo y el desarrollo sostenible; destaca la necesidad de intensificar la política de cohesión y de evaluar específicamente los efectos territoriales de los instrumentos relacionados, como el FEIE y Horizonte 2020;

4.  Recuerda que las dotaciones nacionales ya asignadas de conformidad con el artículo 2 del Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 del Consejo, por el que se establece el marco financiero plurianual para el período 2014-2020, no pueden reducirse a través del examen/revisión del MFP; pide que el proceso de examen/revisión del MFP concluya a su debido tiempo y, en cualquier caso, no más tarde de 2018, con una revisión al alza de los límites del MFP y una revisión legislativa del citado Reglamento MFP, sin perjuicio del ajuste del presupuesto para la política de cohesión con arreglo al artículo 7 del Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 del Consejo;

5.  Recuerda que, en el contexto del examen/revisión del MFP, se destaca la simplificación como una cuestión esencial, ya que la carga administrativa es una cuestión transversal; reitera, por tanto, su firme posición sobre la importancia de simplificar el acceso a los Fondos EIE; apoya, en este contexto, la labor del Grupo de alto nivel de la Comisión en el seguimiento de la simplificación para los beneficiarios, e invita a los Estados miembros y a la Comisión a que ya incorporen en el actual período de programación propuestas de simplificación pertinentes del Grupo de alto nivel; pide a la Comisión, a este respecto, que implique plenamente al Parlamento Europeo en este Grupo de alto nivel, y pone de relieve su Resolución sobre la simplificación y la orientación a los resultados de la política de cohesión para el periodo 2014-2020; destaca asimismo la necesidad de mantener un equilibrio entre simplificación y control;

6.  Subraya que las subvenciones son una forma eficaz de apoyo en muchos ámbitos de intervención pública y para las microempresas y las pequeñas y medianas empresas; recuerda que los instrumentos financieros deben usarse con carácter complementario, tras una evaluación ex ante adecuada, si son más eficaces para alcanzar los objetivos de las políticas de la Unión; es consciente del potencial de los instrumentos financieros en cuanto mecanismos flexibles que se aplican junto a las subvenciones, para evitar la fragmentación de la política de cohesión y del presupuesto de Unión, teniendo en cuenta que el efecto multiplicador del impacto y el efecto de apalancamiento puede ser mucho mayor, dado que existe un riesgo de que se dejen pasar oportunidades debido a la deficiente concepción de los instrumentos financieros y la consiguiente escasa relevancia de su uso y sus repercusiones; subraya que se necesitan más datos para comprender la forma en que los instrumentos financieros se pueden utilizar de forma eficaz en la política de cohesión; considera necesario reforzar la rendición de cuentas y la transparencia de los instrumentos financieros, y pide un uso más simplificado de las subvenciones y los instrumentos financieros en el futuro, al tiempo que destaca que para incrementar el uso de los instrumentos financieros es fundamental establecer normas claras sobre ellos que ayuden a simplificar el proceso de preparación y ejecución para los gestores de los fondos y los beneficiarios finales;

7.  Pide a la Comisión que tenga en cuenta el extraordinario esfuerzo realizado por los Estados miembros y las regiones a la hora de ofrecer condiciones adecuadas de acogida e integrar a los solicitantes de asilo y otros migrantes, y que al examinar el funcionamiento del MFP, estudie la posibilidad, dentro de los límites de gasto establecidos en el MFP, de incrementar la asistencia adicional y la flexibilidad de los Fondos EIE en el apoyo a esos Estados miembros y regiones, incluidos los situados en la fronteras exteriores de la UE, sin reducir los créditos de compromiso o de pago en la rúbrica 1b y sin perjuicio del ajuste del presupuesto para la política de cohesión con arreglo al artículo 7 del Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 del Consejo;

8.  Señala que el MFP 2014-2020 tuvo que absorber los retrasos anormales en los pagos que se habían acumulado desde 2011 y que la aplicación de la política de cohesión se está viendo, a su vez, retrasada; pone de relieve que resulta fundamental evitar retrasos en los pagos en el futuro para garantizar una aplicación satisfactoria de la política de cohesión y evitar repercusiones negativas para los beneficiarios, ya que el actual retraso en los pagos daña la reputación de la Unión; destaca que la introducción de nuevos recursos propios en el presupuesto de la Unión influirá positivamente en el problema de los retrasos en los pagos; pide un debate a gran escala sobre la introducción de nuevos recursos que sea simultáneo al proceso de examen/revisión del MFP;

9.  Señala que la duración septenal del MFP ha demostrado su eficacia en el pasado y puede resultar ventajosa, al ofrecer una fuente estable de financiación para las entidades locales y regionales en particular; precisa que, durante el proceso de examen/revisión, las tres instituciones deben estudiar conjuntamente cuál es la duración más adecuada del próximo marco financiero, en especial en el caso de los programas de gestión compartida; subraya, no obstante, la importancia de una evaluación profunda de la duración del periodo de programación, con miras también a un alineamiento con los ciclos políticos del Parlamento Europeo y de la Comisión; insta, por tanto, a que en el caso de la política de cohesión se garantice un periodo de programación de al menos siete años o un periodo de programación de 5 + 5 con una revisión intermedia clara de la política;

10.  Destaca, en vista de la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020, que la aplicación del actual MFP ya ha presentado desafíos y que la autoridad presupuestaria ya se ha visto obligada a recurrir a los máximos niveles de flexibilidad; pide a la Comisión, por consiguiente, que extraiga de esa experiencia conclusiones concretas sobre la forma en que debe gastarse el presupuesto de la Unión; subraya que seguirá siendo necesaria una política de cohesión con una financiación adecuada para respaldar la cohesión y el desarrollo regional en la Unión; destaca, en este contexto, la importancia de preservar después de 2020 la función de la política de cohesión en cuanto principal política de inversión de la UE con un nivel de financiación adecuado;

11.  Pide a la Comisión que extraiga conclusiones de las limitaciones de la actual clave de reparto, que se basa únicamente en el PIB per cápita para determinar el apoyo de los fondos de la política de cohesión;

12.  Considera que el examen/revisión del MFP constituyen una buena oportunidad para abordar el vínculo fundamental que existe entre la política de cohesión y la siguiente fase de la aplicación de los resultados y acuerdos de la CP 21; destaca la necesidad de agilizar y mejorar la eficacia del gasto en acciones relacionadas con el clima, subrayando al mismo tiempo el enorme potencial de la política de cohesión para impulsar los esfuerzos de la Unión en materia de protección del clima;

13.  Pone de relieve la necesidad de fomentar la mejora de la gestión financiera y el buen gobierno; recalca, en este contexto, que la capacidad administrativa, a escala tanto nacional como regional y local, es una condición previa fundamental para lograr un funcionamiento ágil y satisfactorio de la política de cohesión; recuerda asimismo que la reserva de eficacia está indisociablemente vinculada a una política de cohesión orientada a los resultados; pide a la Comisión que adelante la asignación de la reserva de eficacia durante el actual periodo a los programa que hayan alcanzado los hitos fijados para 2018;

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

37

4

0

Miembros presentes en la votación final

Pascal Arimont, Franc Bogovič, Victor Boştinaru, Mercedes Bresso, Steeve Briois, Rosa D’Amato, Iratxe García Pérez, Michela Giuffrida, Krzysztof Hetman, Ivan Jakovčić, Constanze Krehl, Sławomir Kłosowski, Andrew Lewer, Louis-Joseph Manscour, Martina Michels, Iskra Mihaylova, Jens Nilsson, Andrey Novakov, Younous Omarjee, Stanislav Polčák, Julia Reid, Liliana Rodrigues, Fernando Ruas, Monika Smolková, Ruža Tomašić, Monika Vana, Matthijs van Miltenburg, Lambert van Nistelrooij, Derek Vaughan, Joachim Zeller

Suplentes presentes en la votación final

Ivana Maletić, Miroslav Mikolášik, Sophie Montel, Dimitrios Papadimoulis, Tonino Picula, Maurice Ponga, Branislav Škripek, Davor Škrlec, Hannu Takkula, Damiano Zoffoli, Milan Zver


OPINIÓN de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural (8.6.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión poselectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente: Peter Jahr.

SUGERENCIAS

La Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de resolución que apruebe:

1.  Destaca que la política agrícola común (PAC) es, desde hace décadas, una política comunitarizada de la Unión, lo que significa que el gasto agrícola representa un porcentaje importante del presupuesto total de la Unión; subraya que el gasto dedicado a la agricultura ha disminuido considerablemente en términos relativos a lo largo de las últimas tres décadas, pasando de un 75 % a un 38 % en la actualidad, en consonancia con las sucesivas revisiones de la PAC orientadas a los mercados; subraya, por tanto, que cada ciudadano de la Unión contribuye a la PAC con solo 32 céntimos al día, y que esta política tiene un bajo porcentaje de error en términos de irregularidades en los gastos; subraya que los alimentos, al igual que el agua, serán un producto básico estratégico en el futuro y que, por ello, Europa necesitará la PAC y un presupuesto agrícola solvente más que nunca;

2.  Subraya que la PAC ofrece una ayuda estable a la renta de los agricultores a través del Pilar 1 y 2, que ofrece ayuda a la producción agrícola, a los programas medioambientales y a la actividad económica en las zonas rurales y previene la despoblación de las mismas; observa, en este contexto, que el volumen actual del presupuesto, como mínimo, resulta fundamental para mantener la estructura de la PAC en dos pilares a fin de compensar y ayudar a los agricultores en todos los sectores agrícolas y alcanzar el importante objetivo de la innovación así como la protección y creación de puestos de trabajo y el aumento de la renta de los agricultores; destaca que, a fin de lograr una política de desarrollo rural coherente y eficaz, es esencial que el desarrollo rural siga formando parte de la PAC, y que debe estar bien dotado de recursos para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las zonas rurales;

3.  Destaca que, si todas las políticas en la Unión, ya sea a escala nacional o de la Unión, se financiaran enteramente con cargo al presupuesto de la Unión, la parte correspondiente a la PAC solo representaría un 1 % del mismo, lo que parece sumamente razonable para una política que suministra alimento a más de 500 millones de ciudadanos, ayuda a la sostenibilidad medioambiental y genera empleo; considera que la PAC constituye la mejor política de seguridad de la Unión, así como la más barata, dado que garantiza un suministro de alimentos suficiente, favorece la cohesión territorial y evita la despoblación de las zonas rurales;

4.  Insiste en que la PAC, que representa menos del 1 % del gasto público total de la Unión, debería mantenerse como mínimo a los niveles actuales hasta 2020, para garantizar un sector agrícola económicamente sostenible que satisfaga la creciente demanda de alimentos y promueva el crecimiento y el empleo en las zonas rurales de la Unión;

5.  Reconoce que la parte aparentemente importante del presupuesto de la Unión que se dedica a la agricultura puede dar lugar a malentendidos entre el público acerca de esta política, cuando en realidad las subvenciones a las explotaciones agrícolas solo representan un importe insignificante en comparación con el PIB total de los Estados miembros, aunque tienen repercusiones importantes en términos de garantizar la continuidad en la actividad agrícola y una seguridad en la renta de los agricultores, así como en beneficiar a toda la economía rural; insiste en la simplificación de las normas relacionadas con la aplicación de la PAC para permitir la mejor absorción posible de la ayuda financiera destinada al sector agrícola y al desarrollo rural;

6.  Declara expresamente que, a través de las numerosas reformas políticas, los gastos de la PAC se han reducido y se han vuelto más específicos, orientados al mercado y dirigidos a la mejora de la competitividad del sector agrícola de la Unión, al tiempo que hace frente a una serie cada vez mayor de retos, también de orden medioambiental y climático, la introducción de medidas de ecologización y garantiza la viabilidad económica de las zonas rurales; señala, no obstante, que se debe analizar en profundidad la sostenibilidad económica del sector agrícola mediante la seguridad de los ingresos, así como luchar contra la volatilidad de los precios elaborando nuevas herramientas;

7.  Insiste en que el importe que figura actualmente en la Rúbrica 2, según lo previsto en el actual MFP, debe permanecer al mismo nivel, como mínimo; remite, en este sentido, al artículo 2 del Reglamento sobre el MFP, que establece claramente que las dotaciones nacionales asignadas no pueden reducirse a través de la revisión intermedia; considera, además, que otras políticas de la Unión deben contar con los medios financieros necesarios para permitir a la Unión cumplir con sus obligaciones jurídicas de conformidad con la legislación sectorial correspondiente; considera que es inaceptable que los fondos reservados para la política agrícola se reasignen con el objetivo de compensar la falta de fondos en otras políticas o programas; pide a la Comisión, en el contexto de la crisis migratoria, que estudie la posibilidad de reforzar las sinergias entre la retirada de productos agrícolas del mercado y el reparto de ayuda alimentaria a los ciudadanos más desfavorecidos y a los refugiados a través del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD);

8.  Insiste asimismo en que los importes destinados a los pagos directos que figuran en la Rúbrica 2 deben permanecer inalterados; destaca que esto resulta fundamental para los ingresos de muchos agricultores, sobre todo con la crisis que está afectando a diversos sectores agrarios, y que la tasa de absorción anual asciende casi al 100 %;

9.  Señala que la liberalización del sector lácteo pone en riesgo la producción de leche en las regiones montañosas de elevado coste. pide, por tanto, a la Comisión que desarrolle programas para apoyar en particular a las empresas de transformación en las regiones montañosas para que perfeccionen la leche y elaboren productos de alta calidad y para que puedan, por consiguiente, alcanzar el valor añadido imprescindible para los productores lecheros;

10.  Toma nota de que la volatilidad de los precios vinculada al deterioro de las condiciones del mercado en numerosos sectores agrícolas se ha incrementado de forma significativa en los últimos años, lo que ha dado lugar a una grave volatilidad de los ingresos, que conviene gestionar de forma eficaz y organizada, sobre todo teniendo en cuenta el aumento de los costes de producción; observa que la PAC actual no previó suficientes medios reales para afrontar la inestabilidad de los mercados y de los ingresos agrícolas; por consiguiente, hace hincapié en que la actual situación ha propiciado la necesidad de movilizar con rapidez las medidas de mercado y las medidas de crisis excepcionales previstas por la OCM única, así como de asegurar la disponibilidad de suficientes recursos presupuestarios para hacer frente a las crisis del mercado, en particular las que afectan a los sectores lechero, porcino, de la fruta y la hortaliza, y de las aves de corral; subraya que una de las causas profundas de la crisis, el embargo ruso, fue provocada por decisiones ajenas al sector; añade a este respecto que, debido a los recortes en el presupuesto de la PAC efectuados durante las últimas negociaciones del MFP, los pagos directos con cargo al primer pilar de la PAC no bastan en la actualidad para atenuar la volatilidad de los ingresos que experimentan los agricultores; considera esencial liberar márgenes en el presupuesto de 2016 y que se proceda a una aplicación rápida y eficaz por parte de las autoridades públicas y de los profesionales agrícolas de algunas medidas de mercado adoptadas por el Consejo de Agricultura de 14 de marzo de 2016; señala que la crisis actual debería inducir a la Comisión a revisar algunos instrumentos de gestión de los mercados y las crisis, de forma que se garantice una adecuada disposición de recursos presupuestarios; insiste asimismo en que, durante el examen intermedio del MFP, se asignen fondos que aborden suficientemente los problemas de seguridad alimentaria y de tipo zoosanitario en tiempos de crisis;

11.  Señala que los agricultores producen los alimentos que el resto de nuestra población necesita y que en la mayoría de los Estados miembros los ingresos de los agricultores están por debajo de la media, lo que tiene consecuencias negativas para su nivel de vida y el de sus familias y reduce el atractivo de esta profesión para los jóvenes; observa que los productores se encuentran asfixiados por los crecientes costes de producción(1), de una parte, y por precios por sus productos que no cubren dichos costes, de la otra(2); considera, por tanto, que la PAC debe abordar los insumos y los costes de producción impulsando una mayor autonomía;

12.  Subraya que los límites máximos fijados para la PAC hasta 2020 suponen unos márgenes muy inferiores a los del anterior MFP, mientras que el sector se enfrenta a más desafíos; subraya, a este respecto, que cualquier utilización del margen debe servir exclusivamente para atender a las necesidades del sector agrícola, dado que la planificación a largo plazo y la seguridad de las inversiones son fundamentales para los agricultores de la Unión; destaca que la agricultura fue el sector más afectado por el embargo ruso, con unos efectos indirectos graves en los mercados, y que este sector no debe ser el único que soporte la peor parte de las decisiones políticas, como ocurre actualmente; pide que se realice una evaluación del impacto del embargo ruso en el sector agrícola de la Unión que conduzca a negociaciones con Rusia con miras a poner fin al mismo;

13.  Previene contra el riesgo de que el actual margen previsto dentro del presupuesto agrícola resulte insuficiente, habida cuenta de la volatilidad del mercado, los riesgos veterinarios y fitosanitarios y otros imprevistos que recaen cada vez más a menudo sobre el presupuesto, hasta tal punto que se prevé que el margen se habrá agotado al final del presente período de programación; considera deplorable que los fondos para medidas fitosanitarias figuren en la rúbrica 3 del actual MFP; subraya que cualquier recorte o reasignación de esta línea presupuestaria supone una amenaza potencial para la seguridad alimentaria y la salud en la Unión;

14.  Subraya que la actual inestabilidad de los mercados agrícolas y la alta volatilidad de los precios demuestran la necesidad de mantener las subvenciones a las explotaciones, ya que permiten una gestión y un control más efectivos de los fallos del mercado; reconoce, en este contexto, que un aumento de los precios de los alimentos y las ventas de productos en los últimos años no han repercutido en los agricultores; insiste en que se requiere una ayuda concreta para abordar la falta de acceso al crédito para los agricultores y la disminución de las rentas agrícolas; recuerda asimismo que los consumidores europeos no están preparados para pagar por sus alimentos un precio que sería innegablemente más elevado si el sector agrícola no estuviera recibiendo apoyo público; señala, no obstante, que los pagos directos disociados de la realidad de la producción agrícola y la supresión progresiva de las medidas de gestión de la oferta han demostrado sus limitaciones;

15.  Observa que cualquier nueva prioridad para el sector agrícola que se presente durante al actual marco financiero plurianual solo podrá financiarse a través de nuevos recursos; subraya, por tanto, la creciente necesidad de garantizar unos márgenes suficientes en el marco de la Rúbrica 2, a fin de dar cabida a las prioridades del Parlamento;

16.  Destaca que los objetivos de la PAC permanecen inalterados en el marco del Tratado de Lisboa, a saber: incrementar la productividad agrícola, garantizar un nivel de vida justo a la población agrícola, estabilizar los mercados, asegurar la disponibilidad de abastecimientos y garantizar que los abastecimientos lleguen a los consumidores a precios razonables; observa, no obstante, que las reformas sucesivas de la PAC han asignado nuevos cometidos a la agricultura en términos de calidad de los productos, protección medioambiental, cambio climático, salud de los consumidores, problemas relacionados con el uso de la tierra, y modos de producción y productividad, los cuales han supuesto un aumento considerable de los costes para agricultores y horticultores; opina, por tanto, que es necesario analizar el efecto de la PAC en las estrategias transversales de la Unión (UE 2020 y objetivos en materia de clima y energía de la UE) para poder sacar conclusiones para el periodo posterior a 2020; subraya que los objetivos establecidos en el contexto de la estrategia de sostenibilidad de la Unión deben tenerse en cuenta asimismo en la política agrícola de la Unión;

17.  Está convencido de que una PAC fuerte para la Unión, tanto en términos de contenido como de financiación, es fundamental para la realización de estos objetivos, garantizando al mismo tiempo la igualdad de condiciones y unas cadenas alimentarias transparentes dentro del mercado interior, junto con unas zonas rurales viables; considera, además, que el incremento de la resiliencia y la mejora del empleo y de la calidad de vida en las zonas rurales debe convertirse en una prioridad, si se quiere luchar contra la despoblación rural y promover una calidad de vida digna en estas zonas; considera que, para el Pilar 2, después de 2020 seguiremos necesitando instrumentos de apoyo a la modernización, la inversión y la innovación a fin de impulsar la competitividad del sector agrícola y alimentario y reducir las diferencias entre los Estados miembros y entre regiones respecto al desarrollo de la agricultura y las zonas rurales;

18.  Subraya que la producción agrícola posee un valor añadido elevado, tanto en términos de una alimentación de calidad como de suministro de bienes y servicios no alimentarios, dado que también abastece al sector de la transformación, lo cual es importante para mantener la competitividad del sector agrícola de la Unión y contribuir con ello a la cohesión económica y social en las regiones y al desarrollo regional equilibrado en la Unión; señala que es necesario, por tanto, mantener y, en su caso, incrementar las ayudas concedidas a la agricultura y a las zonas rurales, proporcionar un incentivo para desarrollar la producción agrícola y atender a la demanda de alimentos de la sociedad, con miras a luchar contra la volatilidad y estimular el empleo en el sector, y de cara a la consecución de los objetivos no agrícolas de la Unión; subraya que la PAC contribuye de forma significativa al crecimiento y al empleo en las zonas rurales, más que otras políticas de la Unión, y que la creación de empleo y la mejora de la calidad de vida en las zonas rurales refuerza su atractivo frente a las zonas urbanas; recuerda que, en términos estadísticos, cada agricultor crea siete puestos de trabajo adicionales en los sectores conexos y en los territorios rurales; destaca la importancia de mantener la PAC centrada en el apoyo a las explotaciones agrícolas a pequeña escala y de carácter familiar como piedra angular de la producción agrícola en la Unión y de la vida en las zonas rurales de la Unión, y de lograr avances reales en dicho ámbito; subraya lo fundamental que resulta mantener medidas específicas en el marco de la PAC orientadas a zonas que sufren una desventaja natural permanente y grave —en particular, las zonas montañosas y las regiones ultraperiféricas— y otras desventajas específicas;

19.  Subraya que el éxito de la PAC y su aceptación depende también de que se siga reduciendo la burocracia innecesaria y se limiten los costes administrativos reglamentarios a un nivel aceptable y razonable; pide una aplicación práctica de la PAC así como una aceleración de la simplificación de la PAC, la cual por tanto debería revestir carácter prioritario, también en lo que respecta a la puntualidad en los pagos por parte de los organismos nacionales competentes, al tiempo que se alcanzan los objetivos políticos previstos que exige la sociedad;

20.  Considera que la política de cohesión posterior a 2020 debe, asimismo, jugar un papel esencial en el apoyo al desarrollo de las zonas rurales en lo que se refiere a infraestructura técnica, mercado de trabajo, desarrollo empresarial y servicios básicos, revitalización de los municipios en las zonas rurales e inversiones relacionadas con infraestructuras de abastecimiento de agua y saneamiento;

21.  Se opone enérgicamente a cualquier renacionalización de las políticas agrícolas; observa que la aplicación desigual de la PAC en los Estados miembros y las diferencias en los niveles de los pagos entre los mismos han provocado la distorsión de la competencia dentro del mercado interior; pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen una aplicación equitativa en toda la Unión con el fin de alcanzar los objetivos de la política agrícola común, ya que con ello se generan ahorros para el contribuyente europeo; expresa su preocupación por la tendencia a la renacionalización de las respuestas públicas a las crisis agrícolas, en particular, la movilización de pagos específicos en lugar de verdaderas acciones europeas; afirma que un segundo pilar que funcione y se financie correctamente es fundamental para el éxito de la PAC y para el bienestar económico de las zonas rurales de la Unión; observa las disparidades entre unos Estados miembros y otros en cuanto a la necesidad de desarrollo rural y su financiación;

22.  Destaca que los desafíos crecientes a los que se enfrenta la PAC, como la lucha contra la volatilidad de los precios y la seguridad alimentaria, requieren unos recursos financieros más adaptables; pide, por tanto, que se pongan a disposición de los agricultores instrumentos esenciales y flexibles a fin de hacer frente a dichos desafíos, caso de plantearse; pide asimismo unas medidas adecuadas de compensación para hacer frente a imprevistos y disfunciones del mercado derivadas de decisiones políticas; toma nota de la difícil situación en los mercados agrícolas y los nuevos y crecientes desafíos a los que se enfrenta la agricultura europea; advierte de las consecuencias de la actual crisis en los mercados agrícolas y de la posición cada vez más débil de los agricultores en la cadena alimentaria y en las negociaciones comerciales actuales y futuras; considera asimismo que fijar unos objetivos de reducción demasiado ambiciosos respecto al paquete de medidas sobre clima y energía y la Directiva NEC tendrá como consecuencia el aumento de los costes de producción agrícola;

23.  Hace hincapié, en lo que respecta al período posterior a 2020, en que, en relación con el ulterior desarrollo de la PAC, deben definirse en primer lugar unas medidas políticas así como los objetivos de las mismas, antes de que puedan asignarse los recursos presupuestarios necesarios; subraya la necesidad de considerar la posibilidad de establecer un fondo de seguro agrícola que se pueda movilizar en tiempos de crisis, por ejemplo, con objeto de reducir los volúmenes de producción a fin de asegurarles a los agricultores la estabilidad de los precios de las materias primas producidas dentro de Europa.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

6.6.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

31

6

5

Miembros presentes en la votación final

Clara Eugenia Aguilera García, Paul Brannen, Daniel Buda, Nicola Caputo, Matt Carthy, Viorica Dăncilă, Albert Deß, Diane Dodds, Herbert Dorfmann, Norbert Erdős, Edouard Ferrand, Luke Ming Flanagan, Beata Gosiewska, Martin Häusling, Anja Hazekamp, Esther Herranz García, Jan Huitema, Peter Jahr, Jarosław Kalinowski, Zbigniew Kuźmiuk, Philippe Loiseau, Giulia Moi, Ulrike Müller, James Nicholson, Maria Noichl, Marijana Petir, Laurenţiu Rebega, Jordi Sebastià, Jasenko Selimovic, Maria Lidia Senra Rodríguez, Czesław Adam Siekierski, Marc Tarabella, Marco Zullo

Suplentes presentes en la votación final

Jean Arthuis, Bas Belder, Franc Bogovič, Angélique Delahaye, Jean-Paul Denanot, Michela Giuffrida, Manolis Kefalogiannis, Norbert Lins, Annie Schreijer-Pierik, Tibor Szanyi, Hannu Takkula

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Stanisław Ożóg

(1)

Resolución del Parlamento Europeo, de 19 de enero de 2012, sobre la cadena de suministro de los insumos agrícolas: estructura e implicaciones (DO C 227 E de 6.8.2013, p. 3).

(2)

Resolución del Parlamento Europeo, de 7 de septiembre de 2010, sobre unos ingresos justos para los agricultores: «Mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria en Europa» (DO C 308 E de 20.10. 2011, p. 22).


OPINIÓN de la Comisión de Cultura y Educación (2.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Bogdan Andrzej Zdrojewski

SUGERENCIAS

La Comisión de Cultura y Educación pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Reconoce que el importe pendiente de liquidación (RAL) es un subproducto inevitable de la programación plurianual y de los créditos disociados, así como de una rigidez excesiva del marco financiero plurianual (MFP), que no permite la reasignación entre rúbricas y prevé márgenes de flexibilidad estrictos; observa que el RAL fue significativamente superior al esperado a la conclusión del marco financiero para 2007-2013, y hace hincapié en que las actuales diferencias existentes entre compromisos y pagos darán lugar inevitablemente a nuevas dificultades para los programas en curso, lo que debe resolverse de manera estructural, y no recurriendo cada año a los proyectos de presupuesto rectificativo;

2.  Observa que la revisión del MFP es un punto fundamental en la gestión del gasto de la Unión al garantizar que los programas de inversión de la Unión sigan siendo eficientes; insiste en que, en los programas Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos, se proceda a una simplificación profunda de los criterios y de los formularios de solicitud, de la presentación de informes y del reembolso, especialmente por lo que respecta a los proyectos de pequeña escala;

3.  Observa que el examen intermedio del MFP y los informes sobre la ejecución de los programas europeos deben entenderse como dos componentes interconectados de un mismo proceso; pide, por lo tanto, a las instituciones que revisen el funcionamiento de dicho proceso cuando existan disposiciones que constituyan un obstáculo a la realización de los objetivos políticos y estratégicos de la Unión, en particular por lo que respecta a la descentralización de la provisión de financiación en el marco de la sección Juventud de Erasmus+;

4.  Pide que prosiga la Iniciativa sobre Empleo Juvenil (IEJ), propuesta por el Consejo Europeo de los días 7 y 8 de febrero de 2013 como reacción ante el persistente problema de los altos niveles de desempleo juvenil, tras la evaluación completa de su rendimiento que la Comisión se ha comprometido a presentar en la primera mitad de 2016, y que se propongan los consiguientes ajustes para superar los obstáculos existentes para su aplicación hasta el final del actual marco financiero;

5.  Reitera su apoyo a la creación del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE); subraya la necesidad de centrar más la atención en las inversiones en educación y formación y en los sectores cultural y creativo dentro del FEIE; destaca, además, la necesidad de reducir al mínimo el impacto de los recortes en los programas Horizonte 2020 y el Mecanismo «Conectar Europa» a fin de permitirles alcanzar sus objetivos respectivos y aprovechar plenamente la complementariedad y las sinergias potenciales entre estos tres instrumentos, para restablecer en Europa un crecimiento sostenible, basado en la innovación y el empleo de calidad;

6.  Expresa su preocupación ante el despegue más lento de lo previsto de los nuevos programas comprendidos en el MFP para el periodo 2014-2020, debido a la aprobación tardía de las bases jurídicas y los programas operativos, así como a la escasez de créditos de pago en 2014; observa que, a pesar de la aceleración de los procesos a lo largo de 2014, el problema de los contratos no finalizados y las facturas no pagadas persiste y adquiere carácter estructural; subraya, a este respecto, la responsabilidad de los Estados miembros, que deben respetar las decisiones que ellos mismos han tomado en su calidad de autoridad presupuestaria junto con el Parlamento Europeo, en particular en lo que se refiere a los créditos de pago; expresa su preocupación ante la cuestión de cómo lograrán alcanzar su velocidad de crucero importantes programas —Erasmus+, Europa Creativa y Europa para los Ciudadanos— que tienen por objeto la realización de inversiones en educación, en capacidades y en los sectores cultural y creativo de la Unión y que invierten en capital humano; acoge con satisfacción la puesta en marcha, aunque con retraso, del mecanismo de garantía del programa Europa Creativa, importante instrumento de financiación para las pymes y las organizaciones que operan en los sectores cultural y creativo; subraya que estas experiencias deben examinarse como parte del próximo MFP;

7.  Considera que Erasmus+ solo alcanzará su velocidad de crucero si asume un mayor número de proyectos más pequeños que permitan una difusión más amplia del programa en las escuelas o entre los jóvenes, un aumento de la movilidad en la educación y la formación profesional y, por lo tanto, una mayor eficiencia en la realización de sus objetivos educativos, sociales y humanitarios; celebra, en consecuencia, todos los esfuerzos realizados por la Agencia Ejecutiva en el ámbito Educativo, Audiovisual y Cultural (EACEA) y las agencias nacionales para mejorar no solo su transparencia financiera sino también los procedimientos de simplificación para los responsables de los proyectos;

8.  Expresa su preocupación por los prácticamente inexistentes recursos disponibles dentro de la rúbrica 3 del actual MFP («Seguridad y Ciudadanía») y pide que la próxima reunión la dote de los recursos necesarios y de la suficiente flexibilidad para poder hacer frente a los importantes retos que afronta la Unión en este ámbito;

9.  Recomienda que la Comisión preste especial atención a la ejecución del instrumento de garantía financiera del programa Europa Creativa, que lleva un retraso de unos cuantos meses; expresa su preocupación por el hecho de que las ONG y las pequeñas asociaciones del ámbito de la cultura no podrán beneficiarse de este instrumento, ya que solo podrán participar en él las pymes culturales y creativas; recomienda que se lleve a cabo un análisis en profundidad de la experiencia adquirida a lo largo de todo el proceso a fin de verificar la pertinencia y la sostenibilidad de ese instrumento como complemento del Programa para la Competitividad de las Empresas y para las Pequeñas y Medianas Empresas (COSME);

10.  Insta a la Comisión y al Consejo a que reexaminen su posición sobre el programa Europa para los Ciudadanos, el único programa que implica directamente a todos los ciudadanos, y a que le asignen un presupuesto adicional importante que permita una mejor realización de los objetivos del programa y evite una frustración ulterior entre los participantes en las convocatorias; lamenta que, habiendo sufrido más recortes de lo razonable, el programa solo pueda aceptar un porcentaje de proyectos extremadamente bajo, una situación que no es sostenible ni defendible a ojos de los ciudadanos de la Unión, aún menos en la actual situación social y humanitaria de la Unión;

11.  Subraya, en el contexto de la crisis migratoria a la que hace frente la Unión, que la Declaración de París de los 28 ministros de Educación, de 17 de marzo de 2015(1), insiste en el papel del diálogo intercultural y los esfuerzos combinados de los Estados miembros para prevenir y combatir la marginación, la intolerancia, el racismo y la radicalización, así como para preservar un marco de igualdad de oportunidades para todos; observa que los actuales programas europeos en los sectores de la cultura, la educación, la juventud y el deporte se caracterizan por su complementariedad y sus sinergias potenciales en relación con las políticas de integración de los migrantes y refugiados, y señala, por tanto, a la atención de las instituciones la necesidad de responder a la crisis migratoria previendo recursos adicionales, ya sea en los programas de gestión directa o en los Fondos Estructurales, además de las líneas presupuestarias específicas;

12.  Subraya el carácter duradero de la crisis de los refugiados que atraviesa la Unión Europea, que va a precisar, por lo tanto, de medios financieros específicos, adaptados y sostenibles para poder ayudar a los Estados miembros a responder a las necesidades de los refugiados, en particular en materia de educación y de integración cultural;

13.  Observa que la falta de congruencia entre la programación para un periodo de siete años del MFP y la programación para un periodo de diez años de las prioridades políticas y estratégicas de la Unión podría afectar negativamente a una evaluación coherente de los resultados obtenidos por los programas de la Unión; pide, por lo tanto, a las instituciones que consideren la posibilidad de modificar el período de programación del MFP para alinearlo con el mandato electoral, permitiendo al mismo tiempo una programación a largo plazo;

14.  Subraya la diferencia entre el proceso de examen y el de revisión del MFP, ya que con el segundo debe ser posible llevar a cabo una modificación sustancial de las rúbricas a fin de garantizar la legitimidad democrática de la programación financiera plurianual de la Unión; respalda enérgicamente, por lo tanto, el trabajo del Grupo interinstitucional de alto nivel sobre recursos propios como una solución estructural para algunos de los problemas inherentes a la programación plurianual del presupuesto de la Unión.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

26.4.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

22

2

3

Miembros presentes en la votación final

Isabella Adinolfi, Dominique Bilde, Andrea Bocskor, Nikolaos Chountis, Silvia Costa, Jill Evans, María Teresa Giménez Barbat, Giorgos Grammatikakis, Petra Kammerevert, Andrew Lewer, Svetoslav Hristov Malinov, Stefano Maullu, Luigi Morgano, Momchil Nekov, Michaela Šojdrová, Yana Toom, Helga Trüpel, Sabine Verheyen, Julie Ward, Bogdan Brunon Wenta, Bogdan Andrzej Zdrojewski, Milan Zver, Krystyna Łybacka

Suplentes presentes en la votación final

Therese Comodini Cachia, Mary Honeyball, Ilhan Kyuchyuk, Martina Michels

(1)

Declaración sobre la promoción de la ciudadanía y de los valores comunes de libertad, tolerancia y no discriminación mediante la educación (Declaración de París), adoptada en la reunión informal de los ministros de Educación de la Unión Europea del 17 de marzo de 2015.


OPINIÓN de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (3.6.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Laura Agea

SUGERENCIAS

La Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Subraya que, en vista de la emergencia migratoria sin precedentes, los límites máximos actuales del MFP 2014-2020, y en particular de la rúbrica 3, han resultado ser insuficientes, además de que no reflejan de forma adecuada el fortalecimiento del espacio de libertad, seguridad y justicia en virtud del Tratado de Lisboa ni el aumento constante de sus retos y tareas, entre las que se incluye abordar el fenómeno estructural de la migración y los requisitos de seguridad; recuerda que el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) ya está prácticamente agotado; recuerda que ya se han usado ampliamente los mecanismos de flexibilidad disponibles en el MFP, con lo que se ha limitado drásticamente la flexibilidad financiera disponible para los próximos ejercicios presupuestarios;

2.  Pide, a pesar de que ya se hayan usado ampliamente los mecanismos de flexibilidad disponibles en el MFP, que los Estados miembros más afectados puedan beneficiarse plenamente de ellos, en particular de la cláusula de circunstancias extraordinarias recogida en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento;

3.  Considera necesario que se destinen recursos financieros sustanciales adicionales a escala de la Unión para hacer frente a todos los desafíos relacionados con la migración (salvamento, intercepción, acogida, registro, control, alojamiento, transporte, reubicación, retorno e integración) y abordar los desafíos humanitarios dentro y fuera de la Unión, desarrollar y aplicar un nuevo y auténtico sistema europeo común de asilo, apoyar el reasentamiento y la reubicación, gestionar las fronteras exteriores comunes y garantizar la seguridad interior del espacio Schengen, así como fomentar la integración y prevenir la discriminación (en particular contra las mujeres), el racismo y la xenofobia;

4.  Estima que el presupuesto de la Unión debe respaldar las políticas centradas en la integración en vez de en la seguridad; pide que se saque el máximo partido de los instrumentos y las posibilidades de seguridad existentes antes de tomar decisiones sobre nuevas asignaciones, especialmente en lo que se refiere al intercambio de información entre las agencias encargadas de la seguridad y del cumplimiento de la ley en los Estados miembros;

5.  Acoge con satisfacción el establecimiento de un instrumento para proporcionar ayuda humanitaria dentro de la Unión, destinado, en particular, a hacer frente a la llegada masiva de inmigrantes y refugiados; cuestiona, no obstante, la aplicación del artículo 122, apartado 1, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea para la creación de este nuevo instrumento, dada la falta de participación adecuada del Parlamento; expresa su preocupación por la intención de la Comisión de financiar dicho instrumento a través de la rúbrica 3 del MFP, en particular mediante el FAMI, que ya se utiliza ampliamente y que sufre un déficit de financiación; pide a la Comisión que explore fuentes alternativas de financiación para este instrumento dentro del presupuesto de la Unión, a fin de no repercutir de forma negativa en las actividades y los programas financiados con cargo al FAMI;

6.  Acoge favorablemente la creación de un nuevo capítulo, en la rúbrica 3, en favor de una ayuda de emergencia en la Unión; defiende la idea de que la revisión del MFP ha de prever que la financiación futura de esa «ayuda» se asegure fuera y por encima de los límites máximos, garantizando al mismo tiempo la flexibilidad indispensable para que la asignación de los recursos se adapte en función de los acontecimientos sobre el terreno y de los cambios en las prioridades políticas;

7.  Pide que se revise el FAMI y que se le asignen más recursos; destaca que deben aumentarse ulteriormente el presupuesto y el personal de las agencias europeas que gestionan la presión migratoria, y en particular de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y de Frontex, para que puedan apoyar realmente a los Estados miembros y garantizar el logro de sus objetivos; opina que deben proporcionarse recursos apropiados para las operaciones de búsqueda y salvamento, y señala que, en la actualidad, los fondos destinados a tales operaciones están incluidos erróneamente en el Fondo de Seguridad Interior (FSI);

8.  Toma nota de que la Comisión ha celebrado recientemente un acuerdo con Turquía sobre un Mecanismo en favor de los Refugiados en dicho país, con una dotación de 6 000 millones de euros; expresa su preocupación ante el establecimiento de instrumentos financieros al margen del presupuesto de la Unión, pues amenazan su unicidad y eluden el procedimiento presupuestario que exige la participación y el control del Parlamento; destaca que el Parlamento no fue consultado en ninguna fase del proceso de adopción; se muestra preocupado por la repercusión que este acuerdo podría tener en el presupuesto de 2017; hace hincapié en que este fondo, al igual que otros fondos similares, no debe apoyar medidas represivas ni ninguna actuación que pueda constituir una violación de los derechos fundamentales; pide a la Comisión que controle rigurosamente el uso de estos fondos e informe a este respecto con regularidad al Parlamento Europeo; destaca que la ayuda de la Unión y de los Estados miembros a los refugiados debe añadirse a la ayuda al desarrollo habitual, y no sustituirla;

9.  Considera que no existe un vínculo directo entre migración y terrorismo en Europa; pide que se destinen fondos adicionales a la lucha contra la radicalización de los jóvenes dentro de la Unión; considera que este objetivo podrá alcanzarse promoviendo la integración y luchando contra la discriminación, el racismo y la xenofobia; pide que no se reduzcan los fondos de los proyectos destinados a crear un espacio de libertad, seguridad y justicia;

10.  Considera que el FSI debe disponer de recursos financieros suficientes que le permitan alcanzar sus objetivos, especialmente en el ámbito de la cooperación y el intercambio de información efectivos entre las fuerzas y cuerpos de seguridad de los Estados miembros, insistiendo al mismo tiempo en que todas sus actuaciones deben respetar plenamente la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión;

11.  Pide que se incremente la dotación del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» destinado a promover y proteger los derechos fundamentales y luchar contra el racismo, la xenofobia y todas las formas de discriminación, en particular ante el aumento de la intolerancia que se observa en Europa;

12.  Considera que los flujos migratorios continuarán debido a la situación constante de inestabilidad política y conflicto en muchas regiones y a la falta de vías legales de acceso a la Unión tanto para los solicitantes de asilo como para los migrantes; solicita una estimación actualizada de las necesidades presupuestarias para responder a los desafíos esperados hasta el final del MFP; pide que, en el examen del MFP de 2017, se dote a este marco de la máxima flexibilidad posible para adaptar su capacidad de reacción a situaciones imprevistas en el momento de su adopción; pide una revisión al alza suficiente de las rúbricas 3 y 4, y que el Parlamento participe en todas las fases del proceso de toma de decisiones sobre medidas tanto presupuestarias como legislativas.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

30.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

41

4

6

Miembros presentes en la votación final

Jan Philipp Albrecht, Martina Anderson, Malin Björk, Michał Boni, Caterina Chinnici, Rachida Dati, Agustín Díaz de Mera García Consuegra, Frank Engel, Tanja Fajon, Laura Ferrara, Monika Flašíková Beňová, Ana Gomes, Nathalie Griesbeck, Jussi Halla-aho, Monika Hohlmeier, Sophia in ‘t Veld, Sylvia-Yvonne Kaufmann, Timothy Kirkhope, Cécile Kashetu Kyenge, Marju Lauristin, Juan Fernando López Aguilar, Claude Moraes, Péter Niedermüller, Soraya Post, Birgit Sippel, Branislav Škripek, Csaba Sógor, Bodil Valero, Marie-Christine Vergiat, Beatrix von Storch, Josef Weidenholzer, Kristina Winberg

Suplentes presentes en la votación final

Laura Agea, Marina Albiol Guzmán, Hugues Bayet, Carlos Coelho, Pál Csáky, Ska Keller, Miltiadis Kyrkos, Artis Pabriks, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Salvatore Domenico Pogliese, Jaromír Štětina, Róża Gräfin von Thun und Hohenstein, Axel Voss

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Edouard Ferrand, Peter Jahr, Othmar Karas, Ilhan Kyuchyuk, Keith Taylor, Lieve Wierinck


OPINIÓN de la Comisión de Asuntos Constitucionales (31.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente de opinión: Pedro Silva Pereira

SUGERENCIAS

La Comisión de Asuntos Constitucionales pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

1.  Insiste en la plena y significativa participación del Parlamento Europeo en el debate interinstitucional sobre el papel, la estructura, los objetivos, las prioridades y los resultados del marco financiero plurianual (MFP), de conformidad con su mandato adoptado por el Pleno;

2.  Pide una revisión completa, exhaustiva y verdadera del funcionamiento del MFP que desemboque en una revisión obligatoria a nivel legislativo del Reglamento por el que se establece el MFP de conformidad con el artículo 2 del Reglamento (UE, Euratom) n.º 1311/2013 del Consejo y del Acuerdo interinstitucional que lo acompaña, que abarque los recursos financieros que se ponen a disposición en el actual marco;

3.  Pone de relieve el despliegue de las herramientas especiales y de flexibilidad con el fin de responder a las circunstancias excepcionales e imprevistas a las que se enfrenta la Unión; llama la atención, en particular, sobre la emergencia migratoria y sobre las dificultades a las que se enfrentan los ciudadanos europeos debido a la crisis económica; hace hincapié, por lo tanto, en la necesidad de que se asigne, durante la revisión del MFP, más recursos a las líneas presupuestarias relevantes para que la Unión pueda dar una respuesta más estructurada a la crisis humanitaria y a la crisis económica actuales; pide una flexibilidad aún mayor para dar una respuesta adecuada a dichas circunstancias; destaca, no obstante, que al afrontar los nuevos retos, la Unión no debe mermar la asignación de recursos para fines de cohesión; pone de relieve que todo incremento de la flexibilidad debe ir acompañado de un control parlamentario más estricto;

4.  Recuerda que, de conformidad con lo establecido en el artículo 311, párrafo primero, del TFUE, «la Unión se dotará de los medios necesarios para alcanzar sus objetivos y para llevar a cabo sus políticas»; considera, a este respecto, que la acumulación de facturas pendientes de pago de presupuestos europeos anteriores y la falta de medios para hacer frente a la crisis y a los desafíos existentes y futuros, en particular el desplazamiento de los refugiados, los flujos migratorios, la coordinación de la lucha contra el terrorismo, el refuerzo de la seguridad de los ciudadanos de la Unión, el apoyo y la coordinación del sector energético y de los transportes, y el apoyo a las medidas relacionadas con la lucha contra el cambio climático, demuestran la urgencia de más acciones y fondos europeos;

5.  Considera necesario reformar el sistema de financiación del MFP, en especial mediante la creación de nuevos recursos verdaderamente propios para el presupuesto de la Unión, como el impuesto sobre las transacciones financieras y otros ingresos de la fiscalidad de ámbito europeo, con objeto de encaminarse hacia un presupuesto financiado íntegramente con cargo a los recursos propios, tal y como se recoge en el artículo 311 del TFUE, y en este sentido insta al Consejo a comprometerse a analizar esta cuestión, sin perjuicio del informe final del Grupo de Alto Nivel «Recursos Propios»; insta asimismo al Consejo a que estudie la creación de capacidad fiscal y presupuestaria dentro de la zona del euro; subraya que todo nuevo instrumento debe inscribirse en el presupuesto de la UE, permaneciendo no obstante al margen de los límites máximos del MFP, y financiarse con recursos genuinamente propios;

6.   Hace hincapié en la necesidad de la unidad del presupuesto de la Unión en aras de la responsabilidad democrática y la transparencia;

7.  Exige que se celebre conjuntamente con el Consejo y la Comisión un debate transparente, bien informado y concluyente sobre la duración más adecuada para los marcos financieros a partir de 2020 que permita alinear la duración del MFP con el ciclo político del Parlamento Europeo y de la Comisión, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 312, apartado 1, del TFUE, sobre todo para tener en cuenta, por un lado, las consecuencias de los marcos sobre los ciclos de programación y ejecución de cada una de las políticas y, por el otro, el necesario grado de flexibilidad y los mecanismos de revisión, de forma que se consiga el mejor balance entre estabilidad, previsibilidad y flexibilidad;

8.  Pide la activación de las cláusulas «pasarela» en vigor relativas tanto al Reglamento por el que se establece el MFP, tal como se establece en el artículo 312, apartado 2, del TFUE, como a los procedimientos de toma de decisiones sobre recursos propios, tal como se establece en el artículo 48, apartado 7, del TUE, en particular la posibilidad de pasar de la unanimidad a la mayoría cualificada;

9.  Considera que los Reglamentos que aplican el MFP y los fondos correspondientes podrían racionalizarse y simplificarse, de acuerdo con los objetivos establecidos en el Acuerdo Interinstitucional «Legislar mejor».

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

30.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

14

4

2

Miembros presentes en la votación final

Mercedes Bresso, Richard Corbett, Pascal Durand, Danuta Maria Hübner, Ramón Jáuregui Atondo, Constance Le Grip, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, György Schöpflin, Pedro Silva Pereira, Barbara Spinelli, Kazimierz Michał Ujazdowski, Rainer Wieland

Suplentes presentes en la votación final

Max Andersson, Gerolf Annemans, Helmut Scholz

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Rosa D’Amato, Rosa Estaràs Ferragut, Arne Lietz, Claudiu Ciprian Tănăsescu, Jarosław Wałęsa


OPINIÓN de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (25.5.2016)

para la Comisión de Presupuestos

sobre la preparación de la revisión postelectoral del MFP 2014-2020: recomendaciones del Parlamento previas a la propuesta de la Comisión

(2015/2353(INI))

Ponente: Clare Moody

SUGERENCIAS

La Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género pide a la Comisión de Presupuestos, competente para el fondo, que incorpore las siguientes sugerencias en la propuesta de Resolución que apruebe:

A.  Considerando que el estudio de 2008 orientado a evaluar la viabilidad y las opciones respecto de la integración de determinados elementos de la perspectiva de género en el procedimiento presupuestario de la Unión, encargado por la Dirección General de Presupuestos de la Comisión Europea, confirmó que, a pesar de sus características únicas, el presupuesto de la Unión es adecuado para la presupuestación con perspectiva de género y que esta puede aplicarse en todas las fases del procedimiento presupuestario, desde la planificación y preparación hasta la auditoría y evaluación;

1.  Reconoce que la igualdad de género es un valor fundamental de la Unión consagrado en los Tratados y que debe incluirse en todas las políticas de la Unión para facilitar la igualdad en la práctica; hace hincapié en que la igualdad de género debe ser un objetivo político en todos los títulos del presupuesto y, del mismo modo, la integración de la perspectiva de género debe ser reconocida como un método de ejecución en todos los títulos presupuestarios, y en que la presupuestación con perspectiva de género debe convertirse por tanto en parte integrante del procedimiento presupuestario en todas sus etapas, pero que los progresos en este ámbito han sido marginales con respecto a todas las políticas; espera, por consiguiente, que la Comisión conciba una metodología de presupuestación con perspectiva de género y la aplique al presupuesto de la Unión; subraya que se requieren unos recursos presupuestarios programados y adecuados con miras a la eficacia de las políticas de integración de la perspectiva de género y a fin de promover la igualdad de género; aplaude la revisión intermedia del MFP como una oportunidad de lograr importantes avances, en la perspectiva de la iniciativa de un «Presupuesto orientado hacia los resultados», y de presentar nuevos objetivos mensurables y realistas, incluida la evaluación de lo conseguido hasta la fecha, a fin de incluir realmente las perspectivas de género en el presupuesto de la Unión para el período de programación restante;

2.  Celebra la atención prestada a la agenda para el «Presupuesto orientado hacia los resultados» como una oportunidad para que el gasto presupuestario proporcione beneficios integrados de igualdad de género con cada euro gastado; reconoce asimismo que las medidas de simplificación de la agenda para el «Presupuesto orientado hacia los resultados» no deben adoptarse a expensas de las inversiones que pueden aportar cambios positivos con miras a lograr la igualdad de género;

3.  Señala a la atención los objetivos de género existentes en la Estrategia Europa 2020, a saber, el aumento del empleo femenino al 75 % y la consecución de la igualdad de retribución entre mujeres y hombres, el reparto equitativo de escaños entre hombres y mujeres en los Parlamentos nacionales y un número igual de mujeres en los consejos de administración de las empresas de gran tamaño, todo lo cual está aún muy lejos de alcanzarse; llama también la atención sobre las prioridades del Parlamento Europeo al respecto en el marco del programa Horizonte 2020, entre las que se incluyen la promoción de la igualdad de género, especialmente en el ámbito de la investigación y la innovación; subraya que la revisión del MFP debe evaluar los avances en el logro de estos objetivos y, en su caso, revisar las medidas adoptadas para alcanzarlos;

4.  Subraya que, a pesar de la declaración interinstitucional sobre la integración de la perspectiva de género anexa al MFP, no se han adoptado hasta la fecha medidas específicas; pide que se lleve a cabo un seguimiento efectivo de la aplicación de dicha declaración en los procedimientos presupuestarios anuales así como una integración más efectiva de la misma en la revisión del MFP;

5.  Recuerda que, según los datos del ACNUR, el 55 % de los refugiados y solicitantes de asilo que han entrado en la Unión desde enero de 2016 son mujeres y niños; pide, dado que las mujeres y las niñas son con diferencia las más desfavorecidas y en riesgo en situaciones de crisis y conflicto, que la revisión del MFP estudie los instrumentos financieros dirigidos a las necesidades específicas de las niñas y las mujeres, incluido lo que se refiere a los servicios de salud sexual y reproductiva y la lucha contra la violencia sexual y de género, en las rúbricas 3 (Seguridad y ciudadanía) y 4 (Europa global), así como medidas orientadas específicamente a la integración en su país de acogida de las mujeres y niños refugiados y que solicitan asilo, incluyendo una formación lingüística, una educación y una atención a la infancia flexibles, y medidas que abordan las causas profundas de su desplazamiento original;

6.  Subraya que la inversión de fondos públicos en el sector asistencial, incluidos unos servicios de cuidado de los niños, unos servicios sociales de asistencia y unos servicios de asistencia a largo plazo y de cuidado de las personas mayores, asequibles y de calidad, sirve para crear empleo, favorece el crecimiento económico, potencia la igualdad de género y permite a más mujeres trabajar a tiempo completo o volver a hacerlo dado que las mujeres dedican de dos a diez veces más tiempo a cuidados no remunerados que los hombres; pide que se aproveche la revisión del MFP para invertir en infraestructuras sociales en Europa en el marco del Programa para el Crecimiento y el Empleo y la Estrategia Europa 2020, y en particular que se prevean inversiones en la formación empresarial de las mujeres; señala que este tipo de gasto no suele ser considerado como una forma de inversión adecuada cuando los responsables políticos buscan formas eficaces de generación de empleo en tiempos de recesión y, de hecho, a menudo se asiste a lo contrario, ya que el gasto público en educación, salud, cuidado de la infancia y servicios de asistencia social se recorta en muchos países, como parte de sus estrategias de reducción del déficit; considera lamentable que este abandono de la infraestructura social refleje un sesgo de género en el pensamiento económico y pueda derivarse de la división del trabajo entre hombres y mujeres y de la segregación laboral entre hombres y mujeres, que, a su vez, contribuyen a agrandar la brecha salarial entre mujeres y hombres en Europa; considera la revisión del MFP como una oportunidad para emprender acciones a fin de abordar esta cuestión;

7.  Reitera que los programas Daphne desempeñaron un papel fundamental a la hora de combatir la violencia contra los niños, los jóvenes y las mujeres en la Unión, pero lamenta que este ámbito ya no tenga un capítulo de gastos propio; subraya la necesidad de contar con un apoyo financiero suficiente y de una mayor claridad en cuanto a la manera de lograr este objetivo en el marco del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía»; insiste en la importancia de que los fondos lleguen a las organizaciones de base sobre el terreno para garantizar una ejecución eficaz.

RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINAL EN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EMITIR OPINIÓN

Fecha de aprobación

24.5.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

18

4

0

Miembros presentes en la votación final

Daniela Aiuto, Beatriz Becerra Basterrechea, Malin Björk, Vilija Blinkevičiūtė, Viorica Dăncilă, Iratxe García Pérez, Teresa Jiménez-Becerril Barrio, Elisabeth Köstinger, Agnieszka Kozłowska-Rajewicz, Barbara Matera, Marijana Petir, Pina Picierno, Terry Reintke, Liliana Rodrigues, Michaela Šojdrová, Ernest Urtasun, Beatrix von Storch

Suplentes presentes en la votación final

Arne Gericke, Clare Moody

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

David Coburn, Ulrike Rodust, Siôn Simon


RESULTADO DE LA VOTACIÓN FINALEN LA COMISIÓN COMPETENTE PARA EL FONDO

Fecha de aprobación

29.6.2016

 

 

 

Resultado de la votación final

+:

–:

0:

29

5

1

Miembros presentes en la votación final

Nedzhmi Ali, Jean Arthuis, Reimer Böge, Jean-Paul Denanot, Gérard Deprez, José Manuel Fernandes, Eider Gardiazabal Rubial, Jens Geier, Ingeborg Gräßle, Bernd Kölmel, Zbigniew Kuźmiuk, Vladimír Maňka, Ernest Maragall, Clare Moody, Siegfried Mureşan, Jan Olbrycht, Younous Omarjee, Urmas Paet, Paul Rübig, Patricija Šulin, Eleftherios Synadinos, Paul Tang, Indrek Tarand, Isabelle Thomas, Monika Vana, Daniele Viotti, Marco Zanni, Auke Zijlstra

Suplentes presentes en la votación final

Xabier Benito Ziluaga, Mercedes Bresso, Ivan Štefanec, Tomáš Zdechovský

Suplentes (art. 200, apdo. 2) presentes en la votación final

Sylvia-Yvonne Kaufmann, Fernando Ruas, Bogdan Brunon Wenta

Última actualización: 4 de julio de 2016Aviso jurídico