Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2008/2602(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B6-0314/2008

Debates :

PV 19/06/2008 - 9.1
CRE 19/06/2008 - 9.1

Votaciones :

PV 19/06/2008 - 10.1

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0312

Textos aprobados
DOC 40k
Jueves 19 de junio de 2008 - Estrasburgo Edición definitiva
Birmania: detención prolongada de presos políticos
P6_TA(2008)0312B6-0314, 0315, 0317, 0320, 0321 y 0324/2008

Resolución del Parlamento Europeo, de 19 de junio de 2008, sobre la detención ininterrumpida de presos políticos en Birmania

El Parlamento Europeo ,

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Birmania, en particular, la de 24 abril 2008(1) y la de 27 septiembre 2007(2) ,

–  Vistas las conclusiones del Consejo, de 29 de abril de 2008, sobre Birmania/Myanmar, adoptadas en el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores en Luxemburgo y la posición común 2006/318/PESC del Consejo, de 27 de abril de 2006, por la que se renuevan las medidas restrictivas contra Birmania/Myanmar(3) ,

–  Visto el informe de 3 de junio de 2008 del Relator Especial de las Naciones Unidas, Tomás Ojea Quintana, sobre la situación de los derechos humanos en Birmania sobre la aplicación de las resoluciones S-5/1 y 6/33 del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas,

–  Visto el apartado 5 del artículo 115 de su Reglamento,

A.  Considerando que Aung San Suu Kyi, Secretaria General de la Liga Nacional para la Democracia ha pasado trece de los últimos dieciocho años bajo arresto domiciliario en calidad de presa política; considerando que otras 1 900 personas más han sido encarceladas en condiciones atroces simplemente por expresar el deseo de introducir la democracia en Birmania o protestar por la celebración del referéndum sobre la Constitución, y considerando que aún no ha quedado claro lo que ha sucedido a docenas de participantes en las protestas dirigidas por los monjes budistas en septiembre de 2007, que siguen desaparecidos,

B.  Considerando que, al prolongar el arresto domiciliario de Aung San Suu Kyi, la Junta infringe su propia legislación (la Ley de seguridad del Estado de 1975), que estipula que nadie puede permanecer detenido sin cargos ni juicio durante más de cinco años, y que el régimen sigue resistiendo a las peticiones internacionales en favor de la liberación de los presos políticos encerrados injustamente en las cárceles birmanas,

C.  Considerando que, lejos de responder al llamamiento del Secretario General de las Naciones Unidas para que liberase a los presos, el 10 de junio de 2008 el régimen birmano detuvo a otras 16 personas, víctimas del ciclón Nargis, por haberse presentado en las oficinas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y solicitar ayuda humanitaria,

D.  Considerando que el 11 de junio de 2008 la prensa oficial de la Junta Militar birmana, incluido el portavoz del régimen, La Nueva Luz de Myanmar , pidió la flagelación pública de Aung San Suu Kyi, y que la Junta Militar se ha negado a distanciarse de esta sugerencia indignante,

E.  Considerando que, en las primeras horas del 3 de mayo de 2008, después de que el humo provocara una situación de pánico entre los internos cuando el ciclón Nargis se abatió sobre la prisión de Insein, en Yangón, soldados y guardianes abrieron fuego sobre los detenidos, matando ilegal e innecesariamente a 36 de ellos e hiriendo a otros 70,

F.  Considerando que el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Birmania ha pedido que la Junta en el poder investigue los informes que señalan que sus soldados han dado muerte a varios reclusos durante el ciclón Nargis y que el régimen se ha negado a llevar a cabo investigación alguna al respecto,

G.  Considerando que las asociaciones de defensa de los derechos humanos han señalado que, desde el 20 de mayo de 2008, las autoridades birmanas han incrementado sus esfuerzos para retirar a los supervivientes del ciclón de sus refugios temporales, tales como escuelas o monasterios, y obligarles a regresar a sus domicilios, incluso aunque éstos ya no estén en pie,

1.  Condena firmemente la decisión de las autoridades birmanas de prolongar el arresto domiciliario de Aung San Suu Kyi;

2.  Lamenta asimismo la detención del grupo de activistas políticos que solicitaban la liberación de Aung San Suu Kyi e insta a las autoridades birmanas a liberar sin más demora a todos los presos políticos;

3.  Denuncia el proyecto de flagelar públicamente a Aung San Suu Kyi como un crimen contra la humanidad;

4.  Pide que se abra una investigación judicial, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, de los informes que señalan que el ejército birmano habría asesinado a prisioneros políticos aprovechando la confusión creada por el ciclón Nargis;

5.  Deplora la detención en curso, por parte de las autoridades birmanas, de las víctimas del ciclón Nargis que intentaron pedir ayuda a las organizaciones de ayuda internacional en Birmania;

6.  Considera profundamente lamentable que la Junta Militar birmana celebrase el referéndum sobre la Constitución sólo días después de que un devastador ciclón hubiese golpeado al país, y considera sus resultados como carentes de credibilidad;

7.  Pide a las autoridades birmanas que levanten todas las restricciones sobre las actividades políticas pacíficas en el país, y que avancen hacia un proceso general de reconciliación nacional y de restauración de la democracia, el Estado de Derecho y el pleno respeto de los derechos humanos;

8.  Pide también al régimen que facilite explicaciones en relación con las personas que siguen desaparecidas después de la represión de las protestas de los monjes budistas y los defensores de la democracia, en septiembre de 2007;

9.  Pide al Gobierno Militar de Birmania que defienda el acuerdo alcanzado con el Secretario General de las Naciones Unidas para permitir el acceso sin trabas de los trabajadores humanitarios internacionales y de los suministros a las zonas afectadas por el ciclón Nargis y que coopere plenamente con la comunidad internacional para evaluar las necesidades de asistencia; y pide a las autoridades birmanas que pongan fin a la injerencia oficial en la entrega de la ayuda y que cooperen plenamente con las organizaciones humanitarias;

10.  Reitera su llamamiento a las autoridades birmanas para que entablen un diálogo con todos los sectores de la sociedad en Birmania con el fin de lograr de forma auténtica la reconciliación nacional, la democratización y el pleno respeto de los derechos humanos y el Estado de derecho;

11.  Expresa su satisfacción por el último informe del Relator Especial de las Naciones Unidas, en el que se recopilan importantes pruebas de las violaciones incesantes de los derechos humanos en el país; toma nota con gran preocupación de la conclusión del informe, según la cual no se ha logrado prácticamente ninguna mejora en la situación de los derechos humanos en Birmania desde el 26 de marzo de 2008;

12.  Insta a las autoridades birmanas a que entablen un estrecho diálogo con el Relator Especial de las Naciones Unidas y a que accedan a su solicitud de visitar el país;

13.  Pide a los países de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) con los que Birmania mantiene relaciones económicas y políticas estrechas que presionen enérgicamente a las autoridades birmanas para que introduzcan reformas democráticas;

14.  Opina que las sanciones de la UE, claramente definidas y dirigidas contra la Junta Militar birmana, a pesar de haber sido ampliadas tras los acontecimientos de septiembre de 2007 mediante la introducción de un embargo en otros sectores de la economía, sólo siguen teniendo un efecto limitado sobre el régimen, por lo que no están a la altura de los objetivos que se persiguen; reitera, por tanto, su llamamiento al Consejo para que adopte medidas adicionales y obstaculice de manera efectiva el acceso de la Junta birmana al sistema financiero de la UE, y pide al Consejo y a los Estados miembros que supervisen estrechamente y garanticen la aplicación efectiva de las sanciones selectivas;

15.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y a los Parlamentos de los Estados miembros, el Enviado Especial de la Unión Europea para Birmania, al Consejo de Estado para la Paz y el Desarrollo de Birmania, a los Gobiernos de los Estados miembros de la ASEAN y los de las reuniones Asia-Europa, al Grupo Interparlamentario para Myanmar de la ASEAN, a Aung San Suu Kyi, a la Liga Nacional para la Democracia, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y al Relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Birmania.

(1) Textos Aprobados, P6_TA(2008)0178.
(2) Textos Aprobados, P6_TA(2007)0420.
(3) DO L 116 de 29.4.2006, p. 77.

Última actualización: 20 de enero de 2009Aviso jurídico