Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2011/2149(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0369/2011

Textos presentados :

A7-0369/2011

Debates :

PV 14/11/2011 - 19
CRE 14/11/2011 - 19

Votaciones :

PV 15/11/2011 - 7.15
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0491

Textos aprobados
PDF 157kWORD 77k
Martes 15 de noviembre de 2011 - Estrasburgo Edición definitiva
Política de los consumidores
P7_TA(2011)0491A7-0369/2011

Resolución del Parlamento Europeo, de 15 de noviembre de 2011, sobre una nueva estrategia para la política de los consumidores (2011/2149(INI))

El Parlamento Europeo ,

–  Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, tal como ha sido incorporada a los Tratados mediante el artículo 6 del Tratado de la Unión Europea (Tratado UE),

–  Visto el artículo 26 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (Tratado FUE), según el cual «el mercado interior implicará un espacio sin fronteras interiores, en el que la libre circulación de mercancías, personas, servicios y capitales estará garantizada de acuerdo con las disposiciones de los Tratados»,

–  Visto el artículo 3, apartado 3, del Tratado UE, que obliga a la Unión a obrar en pro de «una economía social de mercado altamente competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social, y [...] un nivel elevado de protección y mejora de la calidad del medio ambiente»,

–  Visto el artículo 9 del Tratado FUE, que estipula que «en la definición y ejecución de sus políticas y acciones, la Unión tendrá en cuenta las exigencias relacionadas con la promoción de un nivel de empleo elevado, con la garantía de una protección social adecuada, con la lucha contra la exclusión social y con un nivel elevado de educación, formación y protección de la salud humana»,

–  Visto el artículo 11 del Tratado FUE, que estipula que «las exigencias de la protección del medio ambiente deberán integrarse en la definición y en la realización de las políticas y acciones de la Unión, en particular con objeto de fomentar un desarrollo sostenible»,

–  Visto el artículo 12 del Tratado FUE, que estipula que «al definirse y ejecutarse otras políticas y acciones de la Unión se tendrán en cuenta las exigencias de la protección de los consumidores»,

–  Vistos el artículo 14 del Tratado FUE y su Protocolo nº 26 sobre los servicios de interés (económico) general,

–  Vista la Comunicación de la Comisión al Consejo Europeo titulada «Europa 2020 – Una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» (COM(2010)2020),

–  Vista su Resolución legislativa, de 6 de julio de 2011, respecto de la Posición del Consejo en primera lectura con vistas a la adopción del Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la información alimentaria facilitada al consumidor y por el que se modifican los Reglamentos (CE) nº 1924/2006 y (CE) nº 1925/2006 y se derogan las Directivas 87/250/CEE, 90/496/CEE, 1999/10/CE, 2000/13/CE, 2002/67/CE, 2008/5/CE y el Reglamento (CE) nº 608/2004(1) ,

–  Vista su Resolución, de 23 de junio de 2011, sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre derechos de los consumidores(2) ,

–  Visto el Informe anual 2010 de la Red de Centros Europeos de los Consumidores, Oficina de Publicaciones de la Unión Europea, 2011,

–  Visto el documento de trabajo de la Comisión, de 7 de abril de 2011, titulado «Consumer Empowerment in the EU» (Capacitación de los Consumidores en la Unión Europea) (SEC(2011)0469),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 11 de marzo de 2011, titulada «Los consumidores en casa en el mercado único», quinta edición del Marcador de condiciones del consumidor (SEC(2011)0299),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 22 octubre 2010, titulada «Los consumidores en casa en el mercado único», cuarta edición del Marcador de condiciones del consumidor (SEC(2010)1257),

–  Vista su Resolución, de 20 de octubre de 2010, sobre la crisis financiera, económica y social: recomendaciones relativas a las medidas e iniciativas que deberán adoptarse (informe intermedio)(3) ,

–  Vista su Resolución, de 21 de septiembre de 2010, sobre la realización del mercado interior del comercio electrónico(4) ,

–  Vista su Resolución, de 5 de julio de 2011, sobre un mercado minorista más eficaz y más justo(5) ,

–  Visto el informe de 9 de mayo de 2010 del Profesor Mario Monti para la Comisión sobre la revitalización del mercado único, titulado «Una nueva estrategia para el mercado único»,

–  Vista su Resolución, de 20 de mayo de 2010, sobre cómo ofrecer un mercado único a los consumidores y los ciudadanos(6) ,

–  Vista su Resolución, de 9 de marzo de 2010, sobre la protección de los consumidores(7) ,

–  Visto el informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo, de 2 de julio de 2009, sobre la aplicación del Reglamento (CE) n° 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de octubre de 2004, sobre la cooperación entre las autoridades nacionales encargadas de la aplicación de la legislación de protección de los consumidores («Reglamento sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores») (COM(2009)0336),

–  Vista la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones sobre el comercio electrónico transfronterizo entre empresas y consumidores en la UE (COM(2009)0557),

–  Vistos la Comunicación de la Comisión, de 7 de julio de 2009, al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones sobre una metodología armonizada para clasificar y notificar las reclamaciones y consultas de los consumidores (COM(2009)0346, y el correspondiente proyecto de Recomendación de la Comisión (SEC(2009)0949),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 2 de julio de 2009, sobre la aplicación del acervo en materia de consumidores (COM(2009)0330),

–  Vistas la Recomendación de la Comisión, de 29 de junio de 2009, sobre medidas para mejorar el funcionamiento del mercado único(8) y la Recomendación de la Comisión, de 12 de julio de 2004, relativa a la transposición al Derecho nacional de las Directivas que afectan al mercado interior(9) ,

–  Vista la Directiva 2009/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de junio de 2009, sobre la seguridad de los juguetes (Directiva sobre seguridad de los juguetes)(10) ,

–  Visto el Reglamento (CE) nº 765/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de julio de 2008 , por el que se establecen los requisitos de acreditación y vigilancia del mercado relativos a la comercialización de los productos(11) , que pretende establecer un marco general de normas y principios relacionados con la acreditación y vigilancia del mercado,

–  Vistas la Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo y al Comité Económico y Social Europeo titulada «Estrategia comunitaria en materia de política de los consumidores 2007-2013 – Capacitar a los consumidores, mejorar su bienestar y protegerlos de manera eficaz» (COM(2007)0099), y la Resolución del Parlamento, de 20 de mayo de 2008, sobre la estrategia comunitaria en materia de política de los consumidores 2007-2013(12) ,

–  Visto el informe elaborado por la sección especializada en el mercado único, la producción y el consumo del Comité Económico y Social Europeo sobre los obstáculos al mercado único europeo–2008(13) ,

–  Visto el Reglamento (CE) nº 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de octubre de 2004, sobre la cooperación entre las autoridades nacionales encargadas de la aplicación de la legislación de protección de los consumidores (Reglamento sobre la cooperación en materia de protección de los consumidores)(14) ,

–  Vista su Resolución, de 12 de diciembre de 2006, respecto de la Posición Común del Consejo con vistas a la adoptción de una Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se establece un programa de acción comunitaria en el ámbito de la política de los consumidores (2007-2013)(15) ,

–  Vista la Directiva 2005/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de mayo de 2005, relativa a las prácticas comerciales desleales de las empresas en sus relaciones con los consumidores en el mercado interior, que modifica la Directiva 84/450/CEE del Consejo, las Directivas 97/7/CE, 98/27/CE y 2002/65/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, y el Reglamento (CE) nº 2006/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo (Directiva sobre las prácticas comerciales desleales)(16) ,

–  Vista la Directiva del Consejo 2004/113/CE, de 13 de diciembre de 2004, por la que se aplica el principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres al acceso a bienes y servicios y su suministro(17) ,

–  Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor y la opinión de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios (A7-0369/2011),

A.  Considerando que los ciudadanos de la UE tienen un importante papel que desempeñar como consumidores en la consecución de los objetivos de Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, ya que el gasto de los consumidores genera más de la mitad del PIB de la UE;

B.  Considerando que, según la tasa de privación material, un 16,3 % de la población de la UE corre riesgo de caer en la pobreza y que este porcentaje se eleva al 17,1 % para las mujeres;

C.  Considerando que, como indica el Eurobarómetro especial 342 de abril de 2011 sobre la capacitación de los consumidores, una gran mayoría de estos tiene confianza y se considera bien informado, mientras que, al mismo tiempo, una parte considerable desconoce la legislación básica de protección de los consumidores;

D.  Considerando que los consumidores no constituyen un único grupo homogéneo, pues existen grandes diferencias entre ellos en lo que se refiere a competencias, conocimiento de la legislación, disposición a hacer valer sus derechos y voluntad de obtener reparación;

E.  Considerando que, como indica el Eurobarómetro especial 342 de abril de 2011 sobre la capacitación de los consumidores, las mujeres dedican a las compras más tiempo (3,7 horas en una semana normal) que los hombres (2,8 horas);

F.  Considerando que, según la quinta edición del Marcador de condiciones del consumidor de marzo de 2011, la situación de los consumidores sigue siendo muy variable en los distintos países de la UE;

G.  Considerando que la insatisfacción de los consumidores con el funcionamiento de los servicios financieros se debe en parte al mal asesoramiento que reciben y al hecho de que, según el Marcador de condiciones del consumidor, la mayoría de los consumidores no conocen sus derechos en el ámbito de los servicios financieros y el 98 % no escoge la opción de inversión más adecuada, lo que conlleva un coste estimado del 0,4 % del PIB de la UE;

  H Considerando que la divulgación de información es necesaria e importante en todos los sectores de servicios financieros para consumidores; que la estrategia debe reconocer que no basta con proporcionar mercados competitivos en los que los consumidores puedan tomar decisiones en su propio interés; y que para hacer la divulgación más eficiente es importante que la información se facilite en las lenguas nacionales y regionales oficiales de la UE;

I.  Considerando que categorías de personas especialmente vulnerables por causa de una deficiencia mental, física o psicológica, por su edad o su credulidad, como, por ejemplo, los niños, los adolescentes o los ancianos, o las personas fragilizadas por su situación social y financiera (personas sobreendeudadas, por ejemplo) necesitan una protección especial;

J.  Considerando que la UE ha establecido objetivos de reducción de las emisiones de CO2 , instando para ello a adoptar pautas de consumo más sostenibles;

K.  Considerando que un mercado interior que funcione adecuadamente debería ser capaz de ofrecer al consumidor una gama más amplia de productos y servicios de calidad a precios competitivos y garantizar asimismo un elevado nivel de protección del consumidor y del medio ambiente;

L.  Considerando que el mercado interior debe crecer sin debilitar la protección de los consumidores, garantizando al mismo tiempo la libre circulación de servicios y velando por que se preste la debida atención a la protección de los trabajadores;

M.  Considerando que los consumidores informados pueden identificar los mejores precios, condiciones de venta y calidad, impulsando así la competitividad y la innovación;

N.  Considerando que un mercado interior plenamente integrado crearía múltiples beneficios para los consumidores europeos, como precios más bajos y una selección más amplia de productos y servicios;

O.  Considerando que, como indica el Marcador de condiciones del consumidor de marzo de 2011, los minoristas desconocen los derechos básicos de los consumidores de la UE, lo que puede ir en detrimento de estos y también afectar a la disposición de los comerciantes a efectuar operaciones transfronterizas;

P.  Considerando que todas las partes interesadas (incluyendo la Comisión, las autoridades judiciales, las organizaciones de consumidores y el sector privado) deben intensificar sus esfuerzos para alcanzar un elevado nivel de protección de los consumidores y de refuerzo de sus capacidades, ya que un control eficaz del mercado y de la aplicación de la reglamentación por las autoridades públicas es esencial para garantizar que productos ilegales o peligrosos no entren en el mercado europeo o que sean retirados de este;

Q.  Considerando que, en el contexto actual de declive económico, es más importante que nunca que las normas se apliquen con rigor y coherencia, ya que la crisis reduce las opciones de los consumidores;

R.  Considerando que el Parlamento Europeo y los Parlamentos nacionales pueden contribuir a una transposición y aplicación más efectivas de la legislación en materia de protección del consumidor si cooperan estrechamente entre sí;

S.  Considerando que el Parlamento Europeo y los Parlamentos nacionales deben proteger la salud y bienestar de sus ciudadanos;

Objetivos principales

1.  Acoge con satisfacción la iniciativa de la Comisión de lanzar una Agenda del consumidor, y destaca la necesidad de que la Comisión proponga una política activa para definir una normativa inteligente con el objetivo de lograr un marco legal coherente; pide, por otra parte, que todas las futuras medidas de política de los consumidores sigan un enfoque global que sitúe al consumidor en el centro del mercado único;

2.  Destaca que las prioridades de las políticas deben estar vinculadas y contar con el apoyo de las estadísticas del Marcador de condiciones del consumidor; pide a la Comisión que tenga en cuenta en su estrategia de política de protección de los consumidores las veinte principales preocupaciones, recientemente publicadas, de los ciudadanos y las empresas respecto al mercado único;

3.  Acoge con satisfacción las propuestas de la Comisión en su Programa de trabajo para 2012 para la revisión de la política de los consumidores y su estrategia legislativa, integrando iniciativas en todos los servicios competentes de la Comisión; señala, en particular, que es necesario velar por que en toda la Unión Europea los consumidores gocen de la plena protección que ofrecen los principales actos legislativos, como las directivas sobre prácticas comerciales desleales y crédito al consumo;

4.  Acoge con satisfacción un enfoque estratégico en materia de protección del consumidor, sobre la base de la experiencia adquirida gracias a la estrategia 2007-2013; subraya la necesidad de una mejor coordinación entre la política de los consumidores y los objetivos sociales y ambientales, como parte de la estrategia Europa 2020;

5.  Señala la necesidad de aplicar convenientemente la legislación existente, en particular la última Directiva sobre derechos de los consumidores, y de divulgar adecuadamente la información pertinente en materia de derechos y obligaciones de cada una de las partes; subraya también la necesidad de examinar el acervo actual tras la adopción de la Directiva sobre derechos de los consumidores y las nuevas iniciativas previstas;

6.  Subraya la necesidad de coherencia en la ejecución de las políticas en materia de protección de los consumidores y, a este respecto, propone que se reabra el debate sobre el reparto de las acciones previstas en el seno de la Comisión;

7.  Pide a la Comisión que vele por una mejor coordinación de sus políticas que afectan a los consumidores;

8.  Pide asimismo a la Comisión y a los Estados miembros que intensifiquen la cooperación internacional y el intercambio de información con terceros países en el ámbito de la protección de los consumidores;

9.  Subraya los numerosos desafíos a que se enfrenta la Agenda del consumidor, como la capacitación de los consumidores y la reducción de los niveles de desigualdad, el fomento de un consumo sostenible, la reducción de la exposición de los consumidores a productos peligrosos y la protección de los consumidores, especialmente de los niños, contra la publicidad engañosa; pide que los responsables de las políticas lleven a cabo una profunda reflexión sobre la formulación de políticas más inteligentes que ofrezcan a los consumidores la información que necesitan y puedan realmente usar, sin crear nuevas cargas para las empresas;

10.  Pide a la Comisión que conceda una especial protección a los grupos de consumidores especialmente vulnerables debido a su discapacidad mental, física o psicológica, edad o credulidad, o que se han fragilizado como consecuencia de su situación social y financiera; apoya el trabajo de la Comisión en materia de economía del comportamiento, que considera esencial para garantizar la eficacia en la práctica de las medidas de protección del consumidor;

11.  Insta a la Comisión a mejorar los criterios y las disposiciones para realizar un mayor número de evaluaciones de impacto y revisar, si procede, la legislación de la UE con impacto en la política de los consumidores, y a establecer buenas prácticas que permitan a los Estados miembros aplicar correctamente la legislación en vigor;

Los consumidores como actores del mercado único

12.  Observa el aumento significativo del comercio electrónico, que es ahora muy importante para los consumidores, habida cuenta de que el 40 % de los ciudadanos de la UE efectúan compras en línea; señala que es necesario aumentar la confianza de los consumidores y minoristas, en particular en lo que concierne al comercio transfronterizo en línea, garantizando sus derechos y sus obligaciones en Internet;

13.  Lamenta la gran diferencia entre el nivel de las compras efectuadas en sitios en línea nacionales y las transfronterizas; señala que, según el Marcador de condiciones de consumo, el 44 % de los consumidores afirman que la incertidumbre sobre sus derechos los desanima a comprar bienes en otros Estados miembros, y que la entrega tardía, la falta de entrega y el fraude son los principales factores que impiden las compras transfronterizas; pide, por tanto, que la estrategia de la política de protección de los consumidores de la UE promueva el crecimiento y la innovación en el sector minorista y, en particular, la realización del mercado único digital para ayudar a los consumidores de la UE a hacer compras transfronterizas;

14.  Recuerda el vector económico que representan unos consumidores seguros, tanto para el comercio interior como para el transfronterizo, en línea o fuera de línea;

15.  Subraya la necesidad de informar a los consumidores sobre sus derechos y obligaciones, y de velar por que los derechos de los consumidores sean plenamente respetados en la utilización de Internet, la protección de los derechos de propiedad intelectual, la protección de los datos personales y el respeto de la vida privada;

16.  Subraya que los datos personales de los consumidores tienen un valor económico sustancial, por ejemplo, las bases de datos que contienen perfiles de consumidores que se utilizan para la publicidad direccional; señala que la mayoría de los usuarios desconocen el valor de los datos que facilitan voluntariamente a las empresas; pide a la Comisión que garantice que existe un grado suficiente de competencia en el mercado para la publicidad en línea y los motores de búsqueda, y que controle cómo utilizan los datos las empresas interesadas, de conformidad con el marco actual de protección de datos;

17.  Subraya la necesidad de ofrecer a los consumidores y comerciantes una información más transparente y coherente, por ejemplo mediante la indicación del precio por unidad y unos sitios Internet precisos y transparentes de comparación de precios, así como un etiquetado de los productos que sea informativo y eficaz;

18.  Resalta la importancia del etiquetado y, en este contexto, pide a la Comisión que tenga en cuenta las demandas específicas y crecientes de los consumidores en relación, por ejemplo, con el comercio justo, la huella de carbono, las posibilidades y el tipo de reciclaje, y el marcado de origen;

19.  Subraya la necesidad de garantizar el acceso universal a la red de banda ancha de alta velocidad y de telecomunicaciones, y un amplio acceso a los bienes y servicios en línea, incluso mediante la eliminación de las restricciones a la distribución, la supresión de la segmentación geográfica y el desarrollo de servicios de pago electrónicos;

20.  Subraya la necesidad de que en la Agenda del consumidor se preste atención al mercado de contenidos para los productos digitales, como por ejemplo los libros electrónicos;

21.  Subraya la necesidad de capacitar a los consumidores proporcionándoles información útil, específica y comprensible; insiste en que las autoridades de la UE y nacionales, así como las organizaciones de consumidores y las empresas, necesitan redoblar esfuerzos para mejorar la educación del consumidor; pide a la Comisión que proponga una legislación sobre el mercado único que sea favorable a los consumidores, para garantizar que se tengan plenamente en cuenta los intereses de estos en el funcionamiento del mercado único;

22.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que presten apoyo adecuado y respalden las capacidades de las organizaciones de consumidores de cada Estado miembro, con vistas a reforzar su función y sus recursos, mejorando así la capacitación de los consumidores;

23.  Insiste en la necesidad de educar a los consumidores desde la más corta edad en la comprensión y la gestión de la información que figura en los productos; pide a la Comisión que haga más identificable e intuitiva la identificación de los logotipos europeos, cuyo índice de reconocimiento es aún poco satisfactorio (véanse en particular el logotipo de marca de conformidad CE, la etiqueta ecológica europea «ecolabel», la banda de Moebius para el reciclado o los logotipos que indican peligro);

24.  Pide a la Comisión que lleve a cabo campañas informativas en todos los Estados miembros sobre la marca comunitaria «CE» y su importancia, aportando una imagen clara a los consumidores de lo que representa (o no) dicha marca, consolidando su información y procurando también aumentar la sensibilización de los profesionales en lo referente a la seguridad de los productos;

25.  Considera que la sociedad civil, junto con las organizaciones de consumidores y las empresas, deben canalizar más soluciones innovadoras para la difusión de información sobre el mercado único, que permitan a los ciudadanos aprovechar plenamente las oportunidades existentes; insiste en la importante función que desempeña la sociedad civil ayudando a las PYME y a los consumidores, en particular aquellos que se encuentran en las posiciones más vulnerables, como los jóvenes o las personas sin acceso a Internet, a superar las barreras y restricciones lingüísticas, tecnológicas y administrativas que existen en los Estados miembros;

26.  Lamenta que el cambio de proveedor o de tarifa siga siendo un trámite engorroso en algunos sectores, lo que impide que los consumidores tengan la libertad de elegir y daña la competencia; pide a la Comisión que vuelva a examinar esta cuestión a fin de que los consumidores aprovechen plenamente las posibilidades del mercado interior;

27.  Pide a la Comisión que examine los obstáculos a la movilidad de los consumidores que aún persisten en lo relativo al cambio de banco, y que examine posibles soluciones para eliminarlos, como el establecimiento de un sistema de portabilidad del número de la cuenta bancaria para toda la UE;

28.  Señala la importancia que tienen para los consumidores unas comisiones bancarias transparentes, la realización de las operaciones en plazos más breves y unos procedimientos más sencillos para cambiar de cuenta bancaria;

29.  Observa que alrededor de 30 millones de ciudadanos de la UE carecen de acceso a servicios bancarios básicos, y pide a la Comisión que presente una propuesta, como anunció que haría en el Acta del Mercado Único y en su Programa de trabajo de 2011;

Protección del consumidor y seguridad de los productos

30.  Destaca la necesidad de formular políticas para la protección de los consumidores que tengan en cuenta las características específicas de los grupos de consumidores vulnerables;

31.  Pide que se establezca una vinculación explícita entre la estrategia y el programa político en materia de competencia, y que se emprendan acciones conjuntas para conseguirlo, de forma que los consumidores se beneficien de ofertas en mejores condiciones;

32.  Subraya la urgente necesidad de aumentar el nivel general de seguridad de los productos de consumo en la UE, especialmente en el marco de la próxima revisión de la Directiva relativa a la seguridad general de los productos; pide a la Comisión que, en cooperación con organismos competentes de la UE, examine más detenidamente las cuestiones relativas a los efectos de los productos químicos en la salud de los consumidores, la resistencia a los antibióticos y las nanotecnologías, con arreglo a la legislación de la UE existente en esos ámbitos;

33.  Destaca igualmente la necesidad de elevar los niveles de seguridad de los juguetes, e insta a los Estados miembros a que transpongan sin demora y plenamente la nueva Directiva sobre la seguridad de los juguetes;

34.  Pide a la Comisión que desarrolle un sistema común de evaluación y etiquetado, como indicaba en su Resolución sobre un mercado único para las empresas y el crecimiento, sobre la base del ciclo de vida total del producto, en particular con vistas a simplificar y armonizar los sistemas, superar el coste de la fragmentación para las empresas y los consumidores, y evitar la publicidad engañosa;

35.  Pide mayores garantías de seguridad de los productos, en particular para el comercio electrónico en el mercado interior;

36.  Pide que se refuerce el sistema de notificación RAPEX y se haga más eficaz y transparente para los consumidores, a fin de mejorar el conocimiento global de los riesgos que plantean determinados productos destinados al consumo, y para permitir que las empresas y autoridades aduaneras adopten sin demora las medidas adecuadas;

37.  Observa, a este respecto, la importancia de disponer de unos mercados transparentes y fiables, de mejorar los estándares profesionales y de evitar conflictos de intereses en la prestación de servicios financieros a los consumidores, así como el papel crucial de la educación financiera;

38.  Destaca la importancia del acceso a la educación y al asesoramiento financieros, y pide una mejor regulación de los servicios de asesoramiento en este campo;

39.  Señala que las nuevas Autoridades Europeas de Supervisión tienen competencias específicas en cuanto a la protección del consumidor en materia de servicios financieros, y espera que la estrategia las recoja, inspirándose en las mejores prácticas de las autoridades nacionales y garantizando una adecuada participación de las partes interesadas, particularmente los representantes de los consumidores;

40.  Hace un llamamiento en favor de que se establezca un alto nivel de protección del consumidor en toda la UE, de forma que pueda fortalecerse aún más el mercado interior en el ámbito de los servicios financieros y se eviten las prácticas proteccionistas;

41.  Pide que se asignen fondos a proyectos de investigación de los consumidores, en particular en el ámbito del comportamiento de estos y la recopilación de datos, para ayudar a formular políticas que respondan a las necesidades de los consumidores;

42.  Propone desarrollar el apoyo europeo a la investigación en sectores de futuro, como el consumo verde y ético, o el apoyo a la puesta en común de bienes de consumo corriente (coches, bicicletas, electrodomésticos, etc.);

43.  Pide a la Comisión que continúe trabajando en la venta de bienes y las cláusulas contractuales abusivas, la revisión de las normas sobre prácticas comerciales desleales, la Directiva sobre crédito al consumo, la Directiva sobre la publicidad engañosa, así como la cuestión más amplia de si las normas sobre prácticas comerciales desleales deben aplicarse a las relaciones entre empresas; insta a los Estados miembros a que transpongan plena y correctamente las normas y la legislación del mercado interior, en particular la Directiva sobre derechos de los consumidores, la Directiva sobre el comercio electrónico y el Reglamento sobre la información alimentaria facilitada al consumidor;

44.  Insta a la Comisión a que en el marco de la Agenda del consumidor resalte la importancia de la normalización para que la información complicada y los procesos complejos resulten más sencillos de comprender para los consumidores, por ejemplo en el ámbito de los servicios, y a que garantice que en esta importante tarea participan tanto las organizaciones de consumidores como las autoridades nacionales.

Hacia una política de protección de los consumidores más social y sostenible en Europa

45.  Insta a la Comisión a que incluya en la Agenda del consumidor un elemento de accesibilidad a fin de asegurarse de que los grupos vulnerables tengan acceso a los productos y servicios esenciales que necesitan; señala que ello demostrará claramente la dimensión social de las políticas relativas a los consumidores;

46.  Señala que las personas mayores y las personas con discapacidad siguen teniendo problemas de seguridad y acceso en relación con los principales productos y servicios; manifiesta a este respecto que se pueden utilizar normas para que el mayor número de consumidores posible tenga acceso a los productos y servicios, independientemente de su edad o capacidad;

47.  Pide a la Comisión que tome en consideración la perspectiva de género en la Agenda del consumidor al asumir su compromiso de hacer que dicha perspectiva forme parte integrante de la formulación de sus políticas; pide asimismo a la Comisión que vele por que la Agenda del consumidor no contemple discriminación alguna por motivos de sexo en lo que se refiere al acceso a los productos y servicios y al suministro de los mismos;

48.  Pide a la Comisión que aborde la cuestión de cómo el consumo privado puede ser más sostenible para así favorecer la innovación, el crecimiento económico y una economía con bajas emisiones de carbono, en consonancia con el objetivo establecido en la Estrategia Europa 2020; opina que debe prestarse especial atención a los sistemas inteligentes de energía, pues el uso de las nuevas tecnologías debería permitir a todos los usuarios de la red participar en el mercado interior de la energía a fin de ahorrar energía y de reducir o mitigar los costes de esta, garantizando al mismo tiempo el suministro de energía a los consumidores vulnerables;

49.  Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a las partes interesadas que coordinen sus esfuerzos para informar mejor a los consumidores sobre formas más eficientes de comprar y consumir alimentos, a fin de prevenir y luchar contra su desperdicio;

50.  Destaca la importancia de evaluar el impacto de la liberalización en la satisfacción del consumidor, y pide, en este sentido, una evaluación del funcionamiento del mercado de la energía;

Consolidación de los derechos de los consumidores y vías de recurso

51.  Alienta a la Comisión a seguir apoyando y destacando el trabajo de la Red de Centros Europeos de Consumidores, que debería desempeñar un papel destacado para informar a los consumidores sobre sus derechos y para ayudarlos si deciden presentar una reclamación; destaca el importante papel que desempeña la Red de Cooperación para la Protección de los Consumidores para aplicar correctamente la legislación en materia de protección de los consumidores y fomentar la cooperación entre las autoridades nacionales competentes;

52.  Pide a la Comisión que utilice todas las competencias que le conceden los Tratados para mejorar la transposición, la aplicación y la observancia de toda la legislación de la UE sobre protección de los consumidores; pide a los Estados miembros que redoblen sus esfuerzos para aplicar plena y correctamente dicha legislación;

53.  Pide que se establezcan unos mecanismos de recurso más accesibles y eficaces, como la solución alternativa de conflictos, el recurso colectivo o la solución de litigios en línea, con objeto de mejorar la capacitación de los consumidores; observa con preocupación que la actual falta de indemnización constituye una importante laguna en el ordenamiento jurídico, pues permite que los comerciantes conserven beneficios obtenidos ilegalmente;

54.  Hace un llamamiento en favor de unos mecanismos accesibles y efectivos de reparación para los consumidores europeos, como elementos indispensables para eliminar las barreras en el mercado interior, especialmente en materia de comercio electrónico, y pide a la Comisión que presente una o más propuestas mediante el procedimiento legislativo ordinario, garantizando la adecuada participación del Parlamento;

55.  Celebra los trabajos en curso para desarrollar un sistema europeo de solución alternativa de conflictos recurriendo a los sistemas nacionales y de empresa existentes para combinar un nivel elevado de protección de los consumidores con unas condiciones comerciales equitativas para los empresarios;

56.  Pide a la Comisión que se base en las mejores prácticas de los Estados miembros, tales como el modelo nórdico de Defensor del pueblo, y considere la posibilidad de conferir autoridad jurídica a la Red de Centros Europeos de Consumidores en el área de solución de litigios relacionados con el consumidor;

57.  Considera que este sistema reforzará el mercado interior y ofrecerá a los consumidores un sistema equitativo de recurso para disputas transfronterizas, creando así confianza entre el consumidor y la industria y evitando litigios onerosos para la industria y los consumidores;

58.  Pide a la Comisión que inicie un debate interinstitucional sobre el camino que se debe seguir para mejorar la protección jurídica de los consumidores en sus transacciones de mercado, teniendo en cuenta el enfoque que contempla la Directiva sobre los derechos de los consumidores;

59.  Destaca la necesidad de que el próximo Marco Financiero Plurianual para después de 2013 incluya una línea presupuestaria adecuada para alcanzar los objetivos establecidos en el presente informe y en la futura Agenda del consumidor; señala que las posibilidades de que las organizaciones de consumidores puedan representar a los consumidores en todos los Estados miembros dependen de una financiación adecuada y garantizada por parte de la UE.

o
o   o

60.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1) Textos Aprobados, P7_TA(2011)0324.
(2) Textos Aprobados, P7_TA(2011)0293.
(3) Textos Aprobados, P7_TA(2010)0376.
(4) Textos Aprobados, P7_TA(2010)0320.
(5) Textos Aprobados, P7_TA(2011)0307.
(6) DO C 161 E de 31.5.2011, p. 84.
(7) DO C 349 E de 22.12.2010, p. 1.
(8) DO L 176 de 7.7.2009, p. 17.
(9) DO L 98 de 16.4.2005, p. 47.
(10) DO L 170 de 30.6.2009, p. 1.
(11) DO L 218 de 13.8.2008, p. 30.
(12) DO C 279 E de 19.11.2009, p. 17.
(13) http://www.eesc.europa.eu/smo/news/Obstacles_December--2008.pdf.
(14) DO L 364 de 9.12.2004, p. 1.
(15) DO C 317 E de 23.12.2006, p. 61.
(16) DO L 149 de 11.6.2005, p. 22.
(17) DO L 373 de 21.12.2004, p. 37.

Última actualización: 10 de abril de 2013Aviso jurídico