Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2014/2235(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A8-0222/2015

Textos presentados :

A8-0222/2015

Debates :

PV 09/09/2015 - 17
CRE 09/09/2015 - 17

Votaciones :

PV 10/09/2015 - 8.8

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0321

Textos aprobados
PDF 231kWORD 121k
Jueves 10 de septiembre de 2015 - Estrasburgo Edición definitiva
Creación de un mercado de trabajo competitivo en la UE del siglo XXI
P8_TA(2015)0321A8-0222/2015

Resolución del Parlamento Europeo, de 10 de septiembre de 2015, sobre la creación de un mercado de trabajo competitivo en la UE del siglo XXI: adecuación de las competencias y las cualificaciones a la demanda y las perspectivas de empleo como medio para recuperarse de la crisis (2014/2235(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Vista su Resolución, de 22 de octubre de 2014, sobre el Semestre Europeo para la coordinación de las políticas económicas: aplicación de las prioridades para 2014(1) ,

–  Vista su Resolución, de 15 de abril de 2014, sobre cómo puede contribuir la Unión Europea a generar un entorno favorable para que las empresas, incluidas las emergentes, creen empleo(2) ,

–  Vista su Posición, de 29 de abril de 2015, sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifica el Reglamento (UE) nº 1304/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo al Fondo Social Europeo, en lo que se refiere a un aumento del importe de la prefinanciación inicial abonada a los programas operativos apoyados por la Iniciativa de Empleo Juvenil(3) ,

–  Vista su Resolución, de 17 de julio de 2014, sobre el empleo juvenil(4) ,

–  Vista su Resolución, de 16 de enero de 2014, sobre el respeto del derecho fundamental a la libre circulación en la UE(5) ,

–  Vista una de las prioridades de las conclusiones del Consejo Europeo de los días 26 y 27 de junio de 2014 de ayudar al desarrollo de competencias, de aprovechar el talento y de facilitar los cambios de vida para todos mediante el fomento de las competencias adecuadas para la economía moderna y el aprendizaje permanente,

–  Vista la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a una red europea de servicios de empleo, al acceso de los trabajadores a los servicios de movilidad y a la mayor integración de los mercados de trabajo, presentada por la Comisión el 17 de enero de 2014 (COM(2014)0006),

–  Vista la Recomendación del Consejo, de 20 de diciembre de 2012, sobre la validación del aprendizaje no formal e informal(6) ,

–  Vista la Recomendación 2006/962/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente(7) ,

–  Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y la opinión de la Comisión de Cultura y Educación (A8-0222/2015),

A.  Considerando que la existencia de categorías profesionales en las que no se pueden cubrir las vacantes de puestos debido a una falta de trabajadores cualificados varía en gran medida en función del Estado miembro;

B.  Considerando que, según la Comisión(8) , hasta 12,4 millones de personas llevan desempleadas más de un año y, de entre ellas, seis millones durante más de dos; que el desempleo de larga duración repercute negativamente en el crecimiento económico y la sostenibilidad de los sistemas de protección social y puede convertirse en un problema estructural;

C.  Considerando que las rigideces del mercado laboral y la falta de demanda interna y de inversión están teniendo una repercusión negativa en la creación de empleo, mientras que un mercado laboral de la UE competitivo que tenga en cuenta estos tres factores puede contribuir a alcanzar los objetivos de empleo y lucha contra la pobreza y la exclusión social de la Estrategia Europa 2020;

D.  Considerando que la demanda de trabajadores poco cualificados disminuye, mientras aumenta de forma considerable la de trabajadores altamente cualificados; que esta evolución del mercado laboral de la UE exige actuar sobre las competencias de los trabajadores, así como en materia de formación inicial y profesional;

E.  Considerando que, en 2012, uno de cada tres empleados europeos tenía una cualificación excesiva o insuficiente para su trabajo(9) ; que es más probable que los empleados jóvenes tengan un exceso de cualificaciones oficiales, teniendo también más probabilidades que los trabajadores de más edad de ocupar puestos menos adaptados a sus competencias;

F.  Considerando que algunos estudios sugieren que una parte importante de los empleos existentes desaparecerá o se reducirá significativamente debido a la automatización;

G.  Considerando que el camino hacia una economía más capacitada implica que, en los próximos cinco años, muchas más empresas preverán aumentar el número de empleos que requieren liderazgo, gestión y mayores competencias;

H.  Considerando que la movilidad de los trabajadores europeos mejora su empleabilidad y permite aumentar la competitividad del mercado laboral de la UE;

La crisis económica y sus consecuencias

1.  Toma nota de que, tras la crisis económica y financiera europea y la consiguiente desaceleración económica, varios Estados miembros se enfrentan a elevados niveles de desempleo (un 9,8 % en la Europa de los Veintiocho) y de deuda pública, a un crecimiento reducido y a una inversión insuficiente; toma nota de los recortes en el gasto público; expresa asimismo su preocupación por el gran aumento de las tasas de desempleo juvenil en muchos Estados miembros (un 20,9 % en la Europa de los Veintiocho) y por la escasez de mejoras y tasas inferiores;

2.  Considera que se necesitan políticas económicas y sociales y reformas del mercado laboral ambiciosas para impulsar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, así como para crear más puestos de trabajo, lo que conducirá a un empleo sostenible y de calidad; destaca además la necesidad de sistemas de protección social sostenibles que incluyan la mejora de las competencias de los desempleados, el fomento de la empleabilidad de aquellas personas que carecen de cualificaciones o cuyo nivel de cualificación es muy bajo, así como de incentivos y oportunidades en materia de empleo;

Situación en el mercado laboral de la UE

3.  Señala que, incluso si la oferta de mano de obra resulta suficiente para la demanda, pueden surgir déficits cualitativos si quienes buscan empleo no están capacitados para el puesto de que se trate, lo que se debe a una discordancia entre los requisitos del sector, la ocupación o las competencias;

4.  Expresa su preocupación por el hecho de que las tasas de desempleo de la UE sigan siendo relativamente elevadas (en marzo de 2015 se registró un 9,8 % en la Europa de los Veintiocho) y solo se hayan reducido de forma significativa en algunos países, y llama la atención sobre las diferencias considerables entre los Estados miembros, entre los cuales Alemania y Austria presentan la tasa de desempleo más baja (alrededor del 5 %) y Grecia y España, la más alta (un 26 % y un 23 % respectivamente(10) ); considerando que estas enormes diferencias aumentan el riesgo de fragmentación del mercado laboral tanto dentro de los Estados miembros como entre ellos, lo que puede socavar la estabilidad económica y la cohesión social de la UE;

5.  Llama la atención sobre el hecho de que la tasa media de empleo de las mujeres de la UE se encuentra más de diez puntos porcentuales por debajo de la de los hombres, y hace hincapié en que el logro del objetivo de una tasa de empleo del 75 % previsto en la Estrategia Europa 2020 depende del aumento de la tasa de empleo de las mujeres a través de políticas destinadas, en particular, a conciliar el trabajo y las tareas domésticas;

6.  Señala que el desempleo juvenil presenta variaciones significativas en toda la UE, y en algunos Estados miembros las tasas de desempleo de los jóvenes de entre 16 y 25 años superan el 50 %; resalta los elevados niveles de desempleo juvenil, que además de afectar a toda una generación, ponen en peligro el equilibrio generacional;

7.  Destaca que sigue habiendo una diferencia del 26 % entre la tasa de empleo de las personas con discapacidad y la tasa de empleo media de la UE, con una tasa de empleo de las personas con discapacidad inferior al 50 %;

8.  Manifiesta una profunda preocupación por los niveles de desempleo juvenil de Europa; hace hincapié, en este sentido, en la importancia de la educación dual, como la formación profesional y los puestos de aprendiz, para adaptar las competencias de los jóvenes a las necesidades del mercado laboral;

9.  Hace hincapié en que elementos como una población activa capacitada, la capacidad de innovar, el aumento del poder adquisitivo y un entorno socioeconómico y político estable resultan indispensables para lograr un buen clima de inversión;

10.  Toma nota del alto nivel de desempleo de larga duración y alerta de la necesidad de combatirlo de inmediato, dado el efecto de resiliencia asociado al mismo;

11.  Toma nota de los diversos desafíos importantes que están afectando al mercado laboral europeo, incluidos la globalización, el envejecimiento de la sociedad, el rápido cambio tecnológico, como la digitalización y la robotización, la discordancia entre las cualificaciones y los puestos de trabajo y la creciente demanda de mano de obra altamente cualificada con un exceso de oferta de mano de obra poco cualificada que genera polarización salarial;

12.  Señala, no obstante, los riesgos que ha destacado el Cedefop relacionados con la persistencia de la inadecuación de las cualificaciones y la obsolescencia de estas debido a la reducida demanda que genera un desempleo elevado;

13.  Hace hincapié en las diferencias significativas entre los Estados miembros en lo relativo a las ofertas de trabajo; subraya, en este sentido, que las ofertas de trabajo son un elemento esencial para un mercado laboral dinámico que combine las competencias con los empleos y que cree oportunidades y posibilidades para empresas y empleados, y expresa su honda preocupación por la situación estática de los mercados laborales de algunos Estados miembros; pide, por lo tanto, un valor de referencia europeo para las ofertas de trabajo de los Estados miembros; considera que pueden recabarse datos anualmente para el valor de referencia mediante la encuesta de población activa y, como mínimo, deben medir el número de ofertas de trabajo en un Estado miembro y la duración media del desempleo;

14.  Señala que en Europa hay 24 millones de personas desempleadas, incluidos 7,5 millones de personas que carecen de empleo, estudios o formación, y, por otra parte, dos millones de vacantes, y que las empresas europeas sufren una enorme escasez de personas capacitadas y de mano de obra con competencias transferibles;

15.  Señala que, pese a las elevadas tasas de desempleo en algunos Estados miembros y las vacantes de empleo no cubiertas en otros, la movilidad laboral dentro de la UE sigue siendo baja (un 0,29 % en la Europa de los Veintisiete), a raíz de los obstáculos existentes, entre otras cosas, y que, en comparación con otras zonas del mundo, es casi diez veces inferior a la de los Estados Unidos y cinco veces inferior a la de Australia; llama la atención sobre los siete millones de ciudadanos de la UE que, a fecha de 2013, residen o trabajan en un Estado miembro distinto de su país de ciudadanía; recuerda también que en la UE hay actualmente dos millones de puestos vacantes por cubrir; hace hincapié, por tanto, en que para colmar esta laguna se requiere una movilidad laboral justa en la Unión;

16.  Observa que el mercado de trabajo de la UE puede contribuir a absorber las grandes bolsas de desempleo existentes en diferentes regiones europeas;

17.  Considera que el mercado de trabajo de la UE debe adaptarse a la cultura, al modelo productivo y al tejido empresarial de las distintas áreas europeas, diferencias que deberán tenerse en cuenta al adoptar medidas que flexibilicen el mercado de trabajo;

18.  Recuerda que, en una recesión económica, las personas se enfrentan a mayores dificultades a la hora de encontrar trabajo y que, en ocasiones, se ven obligadas a aceptar empleos con requisitos de formación inferiores a los que poseen; subraya que el crecimiento a través de la creación de empleos de elevada cualificación y los esfuerzos para estimular la creación de empleo facilitando inversiones en nuevos sectores son, por lo tanto, medios pertinentes para moderar la sobrecualificación en las economías de la UE;

Fomento de un mercado laboral de la UE competitivo

19.  Considera que, a fin de alcanzar un mercado laboral de la UE competitivo, se requieren reformas ambiciosas que potencien el carácter integrador, la flexibilidad inteligente, la innovación y la movilidad, refuercen el papel del diálogo social, estimulen la creación de más puestos de trabajo conducente a un empleo sostenible y de calidad, impulsen la productividad y contribuyan al desarrollo del capital humano, a tenor de los cambios constantes experimentados por los mercados laborales y los modelos de producción;

20.  Destaca la necesidad de esfuerzos constantes para acercar la educación, la formación y el mercado de trabajo, y reitera que la generación de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, la competitividad y la creación de empleo en Europa deben lograrse a través de un enfoque holístico que refleje las necesidades del mercado laboral y apoye a los grupos vulnerables por medio de la mejora de las condiciones laborales y la oferta de incentivos;

21.  Hace hincapié en que los servicios públicos de empleo desempeñan un papel importante para garantizar que la recuperación del crecimiento laboral no se realiza a expensas de recurrir a la asignación de competencias de menor calidad;

22.  Insiste en la importancia de hacer la legislación laboral más comprensible para los trabajadores y los empleadores, suprimir los obstáculos al empleo y favorecer la seguridad jurídica para las empresas y los trabajadores;

23.  Destaca que los jóvenes se enfrentan a menudo a crecientes dificultades en la transición de la escuela a la vida laboral, por lo que normalmente son más vulnerables al desempleo y tienen más probabilidades de conseguir empleos de menor calidad y más precarios;

24.  Destaca la importancia de la iniciativa sobre capacidades, competencias, cualificaciones y ocupaciones europeas (ESCO), que determina y categoriza las capacidades, competencias, cualificaciones y ocupaciones relevantes para el mercado de trabajo, la educación y la formación de la UE en 25 lenguas europeas;

25.  Destaca la importancia del desarrollo humano, la flexibilidad de la carrera profesional y la implicación personal; recuerda, en este contexto, que la movilidad profesional es un factor esencial y que es necesaria una inversión sustancial para apoyar activamente la empleabilidad y la adaptabilidad y evitar la disminución de las competencias entre los desempleados;

26.  Destaca la importancia de las inversiones sociales cuyo objetivo es crear un estado de activación que ofrezca a los trabajadores instrumentos que les permitan adaptarse con facilidad a condiciones sociales y económicas cambiantes, así como a las necesidades de los mercados laborales;

27.  Considera que una base de competencias internacionalmente competitiva permitirá a los Estados miembros capturar segmentos del mercado mundial sumamente valiosos;

28.  Hace hincapié en que la economía circular dispone de potencial para crear millones de puestos de trabajo en toda la UE y para generar un crecimiento sostenible e integrador;

29.  Recuerda la importancia de la movilidad de los trabajadores, tanto geográfica como entre sectores, para lograr un mercado laboral competitivo y destaca la necesidad de reducir las barreras administrativas y lingüísticas que puedan restringir dicha movilidad y de seguir desarrollando herramientas para facilitar la movilidad, como un reconocimiento rápido de las cualificaciones formales, no formales o informales entre Estados miembros, el Marco Europeo de Cualificaciones, el CV europeo y el Pasaporte Europeo de Competencias, así como ofrecer cursos de idiomas específicos para el sector y formación en comunicación intercultural; anima a incrementar el conocimiento general y la mejora del portal de empleo EURES, que abarca a toda la UE, garantizando en particular la formación y la puesta a disposición de un número suficiente de asesores EURES distribuidos de forma equitativa por todo el territorio, para hacer de EURES una herramienta imprescindible del mercado laboral de la UE; destaca la importancia de reforzar la cooperación entre los servicios públicos de empleo nacionales y de la futura inclusión de servicios privados de empleo y otras partes interesadas en la red EURES; destaca la importancia de las iniciativas de la UE destinadas a estimular la movilidad y crear oportunidades, como Erasmus+, el Marco Europeo de Cualificaciones, el CV Europass, el Pasaporte Europeo de Competencias, el portal europeo de la movilidad profesional (EURES), las alianzas para el conocimiento y la Alianza Europea para la Formación de Aprendices; pide una mejor promoción de estas iniciativas a fin de mejorar el mercado de trabajo en Europa;

30.  Reitera que debe desbloquearse el gran potencial económico de las mujeres de Europa, y que es necesario crear condiciones adecuadas para ellas, con el fin de que avancen en su carrera profesional y alcancen puestos superiores en las empresas o funden su propia empresa; subraya la necesidad de colmar la brecha entre los logros de las mujeres en el ámbito educativo y su participación y posición en el mercado laboral; recuerda la importancia de la igualdad de género, incluidos la erradicación de la brecha salarial entre hombres y mujeres y el aumento de la tasa de empleo de las mujeres, así como el refuerzo de las políticas de conciliación de la vida profesional y la vida privada, como medida para alcanzar los objetivos de empleo de la Estrategia Europa 2020;

31.  Acoge con satisfacción los resultados positivos logrados por el sistema piloto de movilidad laboral «Tu primer trabajo EURES», que puede llegar de manera efectiva a los jóvenes y crear servicios a medida para los empleadores y para quienes buscan empleo; hace hincapié en los efectos indirectos positivos entre el sistema «Tu primer trabajo EURES» y EURES;

32.  En este contexto, destaca la importancia de las políticas laborales activas, el aprendizaje durante toda la vida así como la mejora de la capacidad para adaptarse al cambio tecnológico; pide a los Estados miembros que incrementen la cobertura y eficacia de las políticas activas del mercado de trabajo;

33.  Considera que una estrategia coherente y exhaustiva hacia formas de organización del trabajo más efectivas y de mayor beneficio mutuo, aprovechando plenamente el potencial de los conocimientos de los trabajadores y aumentando la cualidad de sus puestos de trabajo, ofrecerá más resistencia al mercado de trabajo; que pueden establecerse formas de organización del trabajo más participativas y que ofrezcan más capacitación para reforzar la participación de los empleados en la innovación, así como para fomentar la participación de los trabajadores y el desarrollo del uso de las competencias y, por lo tanto, el rendimiento de las empresas;

34.  Subraya que, dado que se prevén cambios rápidos en los mercados laborales, se requieren inversiones en educación y formación para los jóvenes de hoy; destaca que las políticas de competencias no deben estar destinadas exclusivamente a responder a las necesidades del mercado laboral, sino también a dotar a los individuos de las competencias transversales necesarias para desarrollarse como ciudadanos activos y responsables; pide a la Comisión y a los Estados miembros que respeten el hecho de que la educación y la formación no son exclusivamente un instrumento del mercado laboral ni están destinados a educar a futuros trabajadores, sino que constituyen principalmente un derecho fundamental y tienen valor intrínseco;

Anticipación de las necesidades de competencias futuras

35.  Cree que, para adelantarse a las necesidades de competencias futuras, las partes interesadas del mercado laboral, incluidas las organizaciones de empresarios y trabajadores, así como los proveedores de enseñanza y de formación, deben involucrarse intensamente a todos los niveles, en particular en el diseño, la aplicación y la evaluación de programas de cualificación profesional, que ofrecen una transición efectiva desde la educación formal hacia un aprendizaje basado en el trabajo;

36.  Pide una mayor comprensión de las necesidades de competencias, actuales y futuras, así como el refuerzo del actual Panorama de cualificaciones de la UE para determinar mejor los desfases de competencias y los déficits en sectores, ocupaciones y regiones específicos y para garantizar que la información sobre la evolución de las necesidades en materia de competencias se recopile, tramite y difunda entre los responsables políticos y las autoridades públicas, los proveedores de enseñanza y de formación y los empresarios, de manera que puedan anticiparse con mayor eficacia las tendencias futuras;

37.  Considera que la educación es fundamental para impulsar los resultados de la investigación y la innovación, ya que así se fomentan las posibilidades de creación de empleo en sectores altamente cualificados y, a su vez, se estimula la competitividad de la economía europea;

38.  Destaca la importancia de unas asociaciones más integradas y la confianza entre los colegios, las instituciones de enseñanza superior, las empresas y otras autoridades pertinentes con vistas a prever las necesidades laborales futuras, revisar y aplicar nuevos programas de cualificación profesional y fomentar la cooperación y el intercambio de buenas prácticas entre los Estados miembros y las autoridades regionales y locales, también mediante el seguimiento de los desequilibrios del mercado laboral a los niveles regional y local; recuerda que al mismo tiempo se requiere la responsabilidad social de todas las partes interesadas, así como su participación en el desarrollo adicional de herramientas de seguimiento y previsión;

39.  Considera que los Estados miembros tienen un papel importante que desempeñar para garantizar que existen suficientes profesores de ciencias y matemáticas para ofrecer a los jóvenes conocimiento e interés por las materias de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas;

40.  Destaca la importancia de que, en la escuela, se aborden las necesidades de los niños desde edades tempranas; recomienda que los Estados miembros adopten medidas innovadoras y las incorporen a los procesos de aprendizaje tanto dentro como fuera de la escuela, y que reformen o actualicen el entorno escolar, los métodos de enseñanza y las competencias de los profesores; propone adaptar los programas escolares de los Estados miembros para incluir visitas escolares a otros países a lo largo del año escolar, llevando la educación más allá del aula en una etapa muy temprana;

La importancia de la educación y la formación permanentes para todos los actores del mercado laboral

41.  Recuerda que el derecho a la educación es un derecho fundamental y hace hincapié en la necesidad de esforzarse por lograr un planteamiento más flexible e individual respecto al desarrollo profesional y la educación y la formación permanentes durante toda la trayectoria profesional de la persona; reconoce el papel que pueden desempeñar tanto las partes públicas como las privadas para facilitarlo, reconociendo al mismo tiempo que la orientación y el asesoramiento que abordan las necesidades individuales y se centran en la evaluación y la expansión de las competencias individuales deben ser un elemento central de las políticas de educación y competencias desde una fase temprana;

42.  Reconoce la importancia de fomentar los puestos de aprendiz basados en el trabajo como vía alternativa al empleo;

43.  Señala que las políticas europeas de orientación permanente han tenido un impacto significativo para las políticas nacionales de orientación, y que una orientación permanente efectiva requiere programas con una perspectiva transversal a todos los niveles;

44.  Señala que debe estar abierta a los jóvenes toda una gama de vías y que la definición de estas vías (prácticas, puestos de aprendiz) varía en Europa;

45.  Cree que deben ofrecerse programas de formación y de recualificación para los desempleados, especialmente los de larga duración, y programas de evaluación de las competencias, para mejorar sus posibilidades en el mercado laboral, y que deben diseñarse y aplicarse en estrecha cooperación con las asociaciones de empresarios y los sindicatos, las organizaciones representantes de los desempleados y los servicios de empleo públicos y privados, con vistas a una mejor adaptación de las nuevas competencias de los trabajadores a las futuras necesidades del mercado laboral; destaca que deben desarrollarse y aplicarse programas especiales para contribuir a la reincorporación de los desempleados de larga duración al mercado laboral;

46.  Destaca la necesidad de que la Comisión refuerce el seguimiento de los planes nacionales de aplicación de la Garantía Juvenil y de su implantación efectiva en la práctica; pide a la Comisión, a tal fin, que elabore recomendaciones específicas por país (REP) claras e inequívocas para los Estados miembros sobre la aplicación de la Garantía Juvenil y la calidad del empleo;

47.  Hace hincapié en las preocupaciones que expresó el Tribunal de Cuentas Europeo en su informe «Jóvenes y desempleados en Europa: se presentan obstáculos a la Garantía Juvenil», en concreto sobre la suficiencia de la financiación total para el programa, sobre la definición de «oferta de buena calidad» y sobre la forma en la que la Comisión controla y notifica los resultados;

48.  Recuerda que es de vital importancia proporcionar orientación y asesoramiento a medida a los solicitantes de empleo respecto a cómo buscar trabajo y a qué educación o formación adicional realizar, para garantizar que sus capacidades y competencias sean transferibles y queden reflejadas y validadas en los «pasaportes de competencias», como Europass, que recogen las capacidades y competencias adquiridas a través del aprendizaje formal, no formal e informal, y que la orientación ofrecida a los solicitantes de empleo debe tener como objetivo particular optimizar sus posibilidades de empleo;

49.  Destaca la necesidad de aumentar la capacidad de adaptación de la población activa como medio para hacer frente a futuras carencias; pide a los Estados miembros que utilicen los fondos estructurales para este fin, especialmente el Fondo Social Europeo;

50.  Hace hincapié en que el derecho a la educación y a la formación es especialmente importante para los desempleados de larga duración; recuerda que los desempleados de larga duración son quienes más se benefician de un enfoque los derechos que se centre en sus necesidades específicas, en lugar de medidas estandarizadas; destaca que los desempleados de larga duración tienen que conocer su derecho a la formación, que las medidas destinadas a ellos deben respetar las opciones de asimilación y que la formación debe ser asequible y digna y estar enfocada a sus verdaderas necesidades; recuerda que, si se cumplen estas condiciones, los desempleados de larga duración podrán utilizar la mejora de las cualificaciones como oportunidad para mejorar sus condiciones laborales y de vida;

51.  Destaca la importancia de la Garantía Juvenil como herramienta para ayudar a los jóvenes que se encuentran en la transición entre la educación y el empleo y para obtener la educación, las competencias y la experiencia necesarias para encontrar un trabajo de buena calidad mediante un puesto de aprendiz, unas prácticas o una formación continua;

52.  Hace hincapié en la importancia de garantizar la igualdad de oportunidades, y el acceso a la educación y la formación, en particular para los grupos desfavorecidos, así como de proporcionar un apoyo efectivo en la lucha contra la exclusión social y facilitando el acceso al empleo;

Reforzar los vínculos entre la educación y el empleo

53.  Destaca la necesidad de reforzar, y de seleccionar mejor, medidas destinadas a reducir la tasa de abandono escolar prematuro a menos del 10 % para 2020, como se acordó en la Estrategia Europa 2020, teniendo en cuenta que el abandono escolar prematuro es un problema persistente en la UE que tiene un impacto perjudicial para la empleabilidad y la integración social de los jóvenes interesados;

54.  Cree que debe prestarse mayor atención a la formación profesional dual a través del aprendizaje y los sistemas de aprendizaje similares basados en el trabajo, apostando por la calidad, sin perjuicio de los aspectos académicos, ya que tiende a favorecer la integración en el mercado laboral y una transición más fluida de la educación al trabajo, y ha demostrado ser eficaz a la hora de fomentar el empleo de los jóvenes;

55.  Considera que los sistemas de formación profesional actuales son el resultado de determinados elementos históricos y culturales y que han cobrado forma mediante normas jurídicas, tradiciones, principios pedagógicos y estructuras institucionales que siguen en vigor;

56.  Hace hincapié en los datos sumamente preocupantes sobre la tasa de jóvenes sin estudios, trabajo ni formación (ni-ni), que en la mayoría de los Estados miembros supera el 10 %; subraya el vínculo directo entre los elevados niveles de desempleo juvenil y el abandono escolar; hace hincapié en que, si no se toman medidas urgentes y decisivas a escala europea y nacional, existe el riesgo de que toda una generación de jóvenes europeos se vea privada de un nivel suficiente de educación y formación y, por lo tanto, quede excluida del mercado laboral, lo que tendrá consecuencias drásticas para el tejido social, para la cohesión social y territorial y para la sostenibilidad del modelo económico europeo en su conjunto;

57.  Hace hincapié en que cada sistema nacional de formación profesional es una herramienta para lograr determinados objetivos, que pueden variar de un país a otro, y que, por lo tanto, únicamente puede juzgarse en función de su éxito a la hora de alcanzar estos objetivos; hace hincapié en que exportar un sistema de formación profesional de un país a otro solo resulta posible si las condiciones de ambos países son comparables o pueden adaptarse;

58.  Reitera la importancia de la educación y la formación profesional para mejorar la empleabilidad de los jóvenes y para abrirles la vía a cualificaciones profesionales; pide a la Comisión y a los Estados miembros que refuercen la importancia de la educación y la formación profesional para las necesidades del mercado de trabajo, haciendo que sean una parte integrante del sistema educativo, y que garanticen normas elevadas de cualificaciones y la garantía de la calidad a este respecto;

59.  Señala que, junto a los dos millones de vacantes por cubrir que hay en la UE, hay muchos jóvenes desempleados con exceso de cualificaciones cuyas competencias no son acordes a la demanda del mercado laboral; subraya, por tanto, la importancia de unas sinergias mejores entre los sistemas de educación y el mercado laboral, incluyendo la exposición al lugar de trabajo, las prácticas y la cooperación con las empresas, con el fin de promover y aumentar significativamente el nivel de empleo y crear agrupaciones de innovación; hace hincapié en el importante papel que pueden desempeñar las empresas al cooperar con los sistemas educativos de sus Estados miembros; hace hincapié en que es necesaria una estrategia global a largo plazo, acompañada de medidas inmediatas, para adaptar los sistemas educativos a todos los niveles, incluida la formación profesional, a las necesidades del mercado de trabajo actuales y futuras;

60.  Acoge con satisfacción la iniciativa de la Comisión de la Alianza Europea para la Formación de Aprendices, destinada a reunir a autoridades públicas, empresas, interlocutores sociales, proveedores de formación profesional, representantes de la juventud y otros actores clave con el fin de promover los programas y las iniciativas de prácticas en toda Europa;

61.  Destaca la importancia de los programas educativos y de formación duales que combinan la formación teórica con la práctica, elemento clave para el desarrollo de competencias y capacidades que respondan a las necesidades del mercado de trabajo, y anima a los Estados miembros a que integren dichos programas en sus planes de estudio para ofrecer la experiencia práctica necesaria para facilitar una transición fluida de la educación y la formación al mercado de trabajo;

62.  Destaca la importancia de la orientación sobre la carrera profesional y la experiencia profesional a través de la evaluación y el asesoramiento profesional centrado en las competencias y necesidades individuales, ofrecidos por orientadores laborales altamente cualificados y compañeros asesores, con el fin de garantizar que los jóvenes disponen de la información, el asesoramiento y la orientación adecuados para tomar decisiones profesionales acertadas;

63.  Destaca el importante papel de las instituciones educativas y de formación a la hora de desarrollar las competencias y capacidades de los estudiantes; pide a la Comisión y a los Estados miembros que desarrollen una orientación profesional específica y de calidad a lo largo del ciclo educativo para ayudar a los jóvenes a tomar la decisión correcta en relación con sus opciones educativas y de carrera;

64.  Observa que, para lograr una transición satisfactoria hacia el empleo, resulta crucial tomar decisiones fundadas, desarrollar un sentido de iniciativa y aumentar su motivación y su autoconocimiento, mientras que también debe ofrecerse un apoyo adecuado a tal fin; hace hincapié en la importancia unas transiciones de calidad, incluidas las transiciones de la educación al empleo, entre trabajos y entre el empleo y las interrupciones de la vida profesional;

65.  Recuerda que, para el crecimiento y la competitividad, así como para la conciencia europea, el desarrollo personal y la confianza en uno mismo, es fundamental invertir en la educación y en el desarrollo de competencias que respondan a las exigencias del mercado de trabajo y de la sociedad; señala que el espíritu empresarial exige el desarrollo de competencias transversales, como la creatividad, el pensamiento crítico, el trabajo en equipo y el sentido de la iniciativa, que contribuyen al desarrollo personal y profesional de los jóvenes y facilitan su entrada anticipada en el mercado de trabajo; subraya que tales inversiones deben ser respaldadas por sinergias más sólidas entre las iniciativas europeas y nacionales que impliquen a los distintos sectores de la educación y la formación y a otros sectores pertinentes, como el empleo, la política social, la política juvenil y la cultura, así como por una colaboración más estrecha con todas las partes interesadas implicadas, como los interlocutores sociales y las empresas, a fin de mantener la correspondencia entre los planes de estudio y las necesidades del mercado de trabajo;

66.  Reitera el compromiso de los Estados miembros de invertir en la enseñanza superior y pide, teniendo esto en cuenta, una mejora gradual de las normas en materia de educación y formación en los sistemas educativos europeos; pide a los Estados miembros que reconozcan la educación como inversión fundamental, se comprometan a invertir, al menos, un 2 % de su PIB en el sector y lo preserven de los recortes de gastos; pide a la Comisión que refuerce aún más el papel de la educación en la Estrategia Europa 2020, asociando los objetivos generales del marco estratégico Educación y Formación 2020 (ET 2020) a la revisión de la Estrategia Europa 2020;

67.  Destaca que la inversión permanente en capital humano y competencias y, en particular, en la recualificación de la mano de obra existente y de los trabajadores no cualificados es fundamental para luchar contra el desempleo de larga duración y ofrecer un acceso más amplio a empleos de calidad; pide a la UE que establezca objetivos claros sobre los métodos de aprendizaje permanente para las competencias deficitarias y amplíe la oferta de formación y educación en los ámbitos de la comunicación, las lenguas y las competencias digitales para los trabajadores mayores y, en particular, para los trabajadores poco cualificados mayores de 30 años, así como para quienes hayan abandonado la escuela prematuramente;

68.  Hace hincapié en la necesidad de una financiación y una asimilación adecuadas de los programas de prácticas y aprendizaje de calidad por parte de los Estados miembros, las autoridades regionales y locales y los empresarios individuales, así como de una educación escolar; recuerda que estos programas deben cumplir unas normas mínimas de protección social;

69.  Cree que las autoridades públicas y los representantes de los empresarios y de los trabajadores, incluidos los servicios de empleo públicos y privados, y las instituciones educativas y de formación, deben colaborar sistemática y estrechamente a nivel local, regional y nacional a fin de desarrollar estrategias a largo plazo para los mercados laborales nacionales correspondientes y hallar las mejores vías para solucionar el problema de la inadecuación de las competencias en todas sus dimensiones, y pide a los Estados miembros que promuevan este tipo de cooperación;

70.  Considera que la Garantía Juvenil es un primer paso hacia un enfoque basado en los derechos para las necesidades de los jóvenes en materia de empleo; recuerda la obligación de los empleadores de participar en el proceso de facilitación de programas de formación profesional y prácticas de calidad accesibles para los jóvenes; hace hincapié en que no debe ponerse en peligro el aspecto cualitativo del trabajo digno para los jóvenes, y en que las normas laborales principales y otras normas relacionadas con la calidad del trabajo, como el tiempo de trabajo, el salario mínimo, la seguridad social y la salud y seguridad en el trabajo deben ser cuestiones centrales de los esfuerzos que se realicen;

Fomento de la movilidad laboral

71.  Recuerda que en la UE hay actualmente dos millones de puestos vacantes por cubrir; hace hincapié en que, para cubrir estos puestos, se requiere movilidad laboral en la Unión y reitera la importancia de los programas Erasmus+ y EURES en este contexto;

72.  Recuerda la importancia de favorecer la movilidad de los trabajadores fronterizos mediante una mayor información sobre las asociaciones transfronterizas EURES, cuya misión es alentar la movilidad de los trabajadores fronterizos y eliminar los obstáculos a dicha movilidad ofreciendo a estos información y asesoramiento sobre las posibilidades de empleo y las condiciones de vida y de trabajo a un lado y otro de la frontera; considera, a este respecto, que EURES-T constituye una herramienta importante para controlar mejor las cuencas de empleo transfronterizas potenciales y tender a un mercado laboral de la UE más integrado;

73.  Recuerda que la movilidad de los trabajadores cualificados procedentes de terceros países es una de las respuestas a los desafíos demográficos y los déficits y desajustes del mercado laboral, así como a la necesidad de reducir al mínimo los efectos de la fuga de cerebros;

74.  Señala que la UE se basa en el principio de libre circulación de los trabajadores; pide que se alienten el estudio y la práctica de lenguas extranjeras a fin de incrementar la movilidad; destaca la importancia de fomentar el aprendizaje de idiomas, sobre todo de lenguas europeas, en el marco del aprendizaje permanente, con objeto de facilitar la movilidad de los trabajadores y de ampliar las perspectivas de empleo;

Intercambio y validación de buenas prácticas en la UE

75.  Subraya la necesidad de que los Estados miembros y las autoridades regionales y locales intercambien y validen buenas prácticas y comparen y midan su efectividad, en especial por lo que respecta a la educación dual y profesional y los sistemas y programas de aprendizaje y prácticas, los resultados del aprendizaje no formal e informal y las estrategias de aprendizaje permanente, teniendo en cuenta las especificidades de cada mercado laboral y sistema educativo; señala la plataforma EuroApprenticeship, como una de las herramientas clave para desarrollar asociaciones europeas e intercambiar buenas prácticas con respecto a las prácticas de aprendizaje;

76.  Destaca el importante papel del aprendizaje no formal e informal, el voluntariado y el aprendizaje permanente en el desarrollo de competencias y cualificaciones, en particular las competencias transversales, como la capacidad empresarial, las TIC y las competencias personales y lingüísticas, que son ampliamente aplicables; pide a la UE que mejore el acceso a la formación para adultos y a la enseñanza de refuerzo; pide que los empresarios y los proveedores de enseñanza validen y reconozcan la formación no formal e informal;

77.  Subraya la importancia de dar un nuevo impulso al Proceso de Bolonia, aprovechando la ocasión de la conferencia ministerial de Ereván de mayo de 2015 para asumir sin demora formas de cooperación nuevas y más avanzadas;

78.  Considera que la Comisión debe velar por la aplicación correcta del programa Erasmus+ en todas sus variantes, incluida la parte del programa dedicada a deportes; considera que es importante simplificar los métodos de acceso para que el programa llegue al mayor número posible de ciudadanos y entidades;

Inculcar el espíritu emprendedor entre los ciudadanos: pymes y microempresas

79.  Cree que es necesario mejorar el liderazgo, la gestión financiera y la responsabilidad y fomentar la educación orientada al emprendimiento desde una edad temprana, así como sistemas de educación preescolar de apoyo, exhaustivos y de calidad para las familias desfavorecidas, para aprovechar el potencial de los jóvenes de forma que se les forme para ser empleadores, y no solo empleados, y se les permita crear nuevas empresas y participar en nuevos mercados;

80.  Acoge con satisfacción sistemas como Erasmus para Jóvenes Emprendedores, destinados a ayudar a que los nuevos emprendedores adquieran las competencias pertinentes para gestionar una empresa, y cree que deben seguir fomentándose tales programas para a más jóvenes emprendedores a establecerse y tener éxito; considera que deben incorporarse medidas de apoyo especiales para jóvenes emprendedores con el fin de facilitarles el acceso a la información, a las finanzas y a la financiación, incluidos servicios de ventanilla única que ofrecen información y apoyo destinados a jóvenes en los órganos de apoyo empresarial existentes;

81.  Considera que la educación no formal, especialmente la que se lleva a cabo en organizaciones juveniles, fomenta la creatividad, el sentido de la iniciativa y la responsabilidad propia, y puede aumentar las posibilidades de los jóvenes en el mercado laboral;

82.  Destaca la necesidad de incluir elementos de formación empresarial en todos los niveles de la educación y la formación, ya que inculcar el espíritu empresarial a los jóvenes a una edad temprana es una manera efectiva de combatir el desempleo y, en particular, el desempleo juvenil; alienta, en este sentido, el diálogo activo y la cooperación entre las comunidades universitaria y empresarial con el fin de desarrollar programas educativos que doten a los jóvenes de las capacidades y las competencias necesarias;

83.  Pide una estrategia europea de competencias, orientada a los resultados y con visión de futuro, que guíe las estrategias nacionales en materia de competencias y las integre en los planes nacionales de empleo, proporcionando, al mismo tiempo, un marco amplio para los planes de acción sectoriales propuestos en el paquete de medidas sobre el empleo;

84.  Subraya la importancia de las medidas de apoyo e incentivo a las empresas emergentes, las pymes, las microempresas y los agentes de la economía social para facilitar su establecimiento y funcionamiento, así como la necesidad de integrar y respetar el principio de una mejor regulación y de facilitar la contratación de personal cualificado y la formación de los empleados; hace hincapié, a tal fin, en que la carga fiscal debe trasladarse del trabajo a otras fuentes de imposición que sean menos perjudiciales para el empleo y el crecimiento, al mismo tiempo que se protege una protección social adecuada;

85.  Pide a los Estados miembros que reduzcan la carga fiscal sobre el trabajo;

86.  Recuerda que cerca del 99 % de las empresas europeas son pymes y que constituyen un motor esencial para la creación de un mercado laboral competitivo en la UE; insiste, habida cuenta de lo anterior, en la importancia de basar la legislación de la UE en el principio «pensar primero a pequeña escala», a fin de eliminar los obstáculos burocráticos a que se enfrentan las pymes y que estas puedan alcanzar todo su potencial de creación de empleo;

87.  Estima que los emprendedores deben invertir en formación y prácticas de aprendizaje para los empleados y que deben introducirse y seguir desarrollándose incentivos, cuando resulte apropiado a tal fin, lo que les permitirá expandirse y crear nuevos puestos de trabajo; considera que el desarrollo de redes de empleadores puede ayudar a las pymes y a las microempresas a acceder a la prestación de formación y al apoyo que necesitan;

Innovación y digitalización: nuevas competencias y nuevos puestos de trabajo

88.  Destaca la importancia de la innovación y la digitalización en aras del crecimiento, la productividad y una sociedad más justa, sostenible e inclusiva y, en este contexto, la necesidad de transmitir conocimientos, creatividad y competencias, así como la motivación y la determinación por parte de los trabajadores actuales y potenciales y los empleadores para crear productos y servicios innovadores, creativos y digitales; subraya la necesidad de eliminar la brecha digital y de las competencias digitales como parte del aprendizaje permanente y de integrar los nuevos medios de comunicación y las nuevas tecnologías en los planes de estudio; subraya también la necesidad de desarrollar métodos de aprendizaje innovadores, y de ampliar la disponibilidad de la enseñanza en línea y a distancia a través de recursos educativos abiertos que faciliten la igualdad de acceso a la educación y la formación para todos;

89.  Hace hincapié en la necesidad de identificar una gran variedad de industrias emergentes y sectores de crecimiento clave en los que deben centrarse los Estados miembros al desarrollar su base de competencias;

90.  Recalca el potencial de creación de empleo que ofrecen la realización del mercado único digital, el establecimiento de la Unión de la Energía, la creación de puestos de trabajo mediante la inversión en investigación, desarrollo e innovación, el fomento del emprendimiento social y de la economía social, el incremento de las competencias de los trabajadores del sector de la asistencia sanitaria y social y el fomento de unas redes de transporte mejoradas;

91.  Destaca la reciente tendencia de las empresas a devolver actividades de producción y servicios a la UE y las oportunidades de creación de empleo que ello supone, especialmente para los jóvenes; considera que las economías de la UE tienen una oportunidad única para acelerar esta tendencia de recuperación de los puestos de trabajo al garantizar que las competencias de nuestra población activa se corresponden con las necesidades de las empresas;

92.  Hace hincapié en la importancia de los estudios de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas, y destaca el papel que desempeñan para permitir que Europa tenga una función importante en la escena mundial en lo relativo al avance del desarrollo tecnológico;

93.  Apoya la iniciativa de la Comisión, en cooperación con el Trío de Presidencias, de fomentar una mentalidad emprendedora en Europa y de desarrollar competencias transferibles para toda la vida;

94.  Destaca que la UE se enfrenta a una carencia de competencias en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, aunque cuenta con un superávit de titulados en ciencias sociales; considera que es necesario emprender iniciativas complementarias a escala europea y nacional para paliar la escasez de personal cualificado en empleos y estudios relacionados con dichos ámbitos; recomienda a la Comisión y a los Estados miembros que tomen medidas para potenciar el atractivo y el valor de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas y que animen a los jóvenes, en especial a las mujeres, a cursar estudios en dichas disciplinas;

95.  Señala que el siglo XXI no es incompatible con el saber hacer tradicional, que es fuente de empleos estables que no pueden deslocalizarse, y sobre el que se basan diversos sectores en los que Europa alcanza la excelencia; pide que se apoye la preservación de estas competencias tradicionales, así como su transmisión a las futuras generaciones mediante la formación, combinándolas, siempre que sea posible, con el nuevo saber hacer, en particular las competencias digitales, para aprovechar al máximo su potencial;

Medidas relativas a los trabajadores jóvenes y de edad avanzada y a los trabajadores con discapacidad

96.  Destaca la necesidad e importancia de unas medidas especiales y un apoyo a los empresarios, en especial para los de las pymes, con el fin de ayudarles a mejorar el empleo de calidad y sostenible, asegurar una formación basada en el trabajo y ofrecer perspectivas de carrera a grupos en situación de desventaja en el mercado laboral, como los jóvenes, los trabajadores de más edad, las mujeres, los migrantes, las personas con discapacidad y los desempleados de larga duración; reconoce y apoya el papel de los servicios de empleo públicos y privados a la hora de fomentar unos mercados laborales competitivos; recuerda lo importante que resulta la responsabilidad social y económica por parte de los empresarios y las instituciones educativas respecto a todos los trabajadores y la sociedad; cree que esta responsabilidad social también debe exigirse a las instituciones encargadas de la educación y la formación;

97.  Reconoce los retos a los que se enfrentan los jóvenes para entrar en el mercado laboral; recuerda la importancia de que consigan su primera experiencia laboral durante los estudios para adquirir competencias de empleabilidad y hacer que la transición de la educación al empleo sea más eficiente y efectiva; señala el potencial oculto tras el espíritu emprendedor de los jóvenes, por lo que apela a la responsabilidad de empleadores y Estados miembros para que ofrezcan a los jóvenes la oportunidad de adquirir esa experiencia y les apoyen a la hora de adquirir las competencias adecuadas; destaca además la importancia de la cooperación entre los centros educativos y los empleadores en este ámbito, y pide a las instituciones y los Estados miembros de la UE que sean más favorables para las empresas y apoyen a los jóvenes para que transformen sus ideas en planes comerciales de éxito;

Propuestas políticas y recomendaciones

98.  Pide a la Comisión, los Estados miembros y las autoridades regionales y locales que inviertan en nuevos sectores económicos innovadores y prometedores para fomentar la inversión en la UE con miras a impulsar el crecimiento y el empleo nuevo, de calidad y sostenible, lo que conducirá a una sociedad más justa, sostenible e inclusiva; hace hincapié asimismo en la importancia de que los Estados miembros apliquen medidas económicas y financieras y lleven a cabo reformas del mercado laboral fundamentadas en indicadores claros, basados en datos y medibles cuya efectividad pueda demostrarse;

99.  Pide a los Estados miembros que garanticen que las reformas del mercado de trabajo tengan como objetivo, además de la promoción de la creación de puestos de trabajo de calidad, reducir la segmentación, avanzar en la inclusión de los grupos vulnerables en el mercado laboral, promover la igualdad de género, reducir la pobreza de los ocupados y proporcionar una adecuada protección social a todos los trabajadores, incluidos los trabajadores por cuenta propia;

100.  Pide a los Estados miembros que inviertan en educación en la primera infancia y en la enseñanza precoz de lenguas extranjeras y tecnologías de la información y comunicación en la escuela primaria;

101.  Pide a los Estados miembros que tengan plenamente en cuenta la importancia de la automatización como tendencia que puede erosionar la importancia cuantitativa de numerosos trabajos y que dirijan sus programas de formación para desempleados a la enseñanza de competencias de utilidad para trabajos no rutinarios;

102.  Pide a los Estados miembros y a las autoridades regionales y locales que aprendan de las buenas prácticas y pasen de estas a medidas políticas que aumenten las tasas de empleo y reduzcan la pobreza y la desigualdad y que lleven a cabo reformas más ambiciosas basadas en dichas prácticas; pide asimismo a los Estados miembros que comparen y midan la efectividad de tales prácticas, para garantizar un equilibrio adecuado entre la adaptabilidad y la seguridad de los trabajadores y las empresas, y que tengan en cuenta las especificidades de los mercados laborales y los sistemas educativos de los Estados miembros;

103.  Pide a las ciudades y a las regiones que se centren en una educación y formación de calidad, que combatan el abandono escolar prematuro y el desempleo juvenil, porque los jóvenes necesitan urgentemente posibilidades nuevas y debe hacerse todo lo posible por ayudarles;

104.  Pide a los Estados miembros que establezcan enfoques colectivos, como redes de empleadores, con el fin de ayudar a eliminar las barreras que impiden a los empleadores aplicar planes más ambiciosos de desarrollo de la población activa;

105.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que fomenten y apoyen a las empresas sociales que tienen en cuenta su responsabilidad respecto del medio ambiente, los consumidores y los empleados;

106.  Pide a los Estados miembros que introduzcan un salario mínimo en el contexto de la reducción de las desigualdades salariales, basado en una horquilla para cada Estado miembro que garantice un ingreso salarial digno, por una vía legal o convencional y respetando las prácticas nacionales;

107.  Pide a los Estados miembros que incluyan la educación orientada al liderazgo, la gestión, el espíritu emprendedor y las finanzas, el asesoramiento en materia de creación de empresas y las tecnologías de la información y comunicación en sus programas educativos, incluidas las estrategias de aprendizaje permanente, y que den prioridad a un mayor desarrollo de los programas de educación y formación profesional de calidad, incluido el fomento de la artesanía europea, teniendo en cuenta las diferencias entre el mercado laboral y los sistemas educativos de los Estados miembros y evitando un enfoque único;

108.  Pide a la Comisión que cree una plataforma europea de reconocimiento y validación de competencias comunes para actividades y profesiones específicas que integre el reconocimiento de las competencias adquiridas en acciones de voluntariado;

109.  Pide a los Estados miembros que apliquen las recomendaciones del Consejo de 2012 sobre la validación del aprendizaje no formal e informal como medio para reconocer las competencias adquiridas mediante educación no formal, especialmente en el sector del voluntariado y de los jóvenes, y que apoyen la aplicación de políticas de aprendizaje permanente;

110.  Pide a los Estados miembros que apoyen la implicación intensa y sistemática de las partes interesadas del mercado laboral, incluidas las organizaciones de empresarios y trabajadores, las instituciones de formación y los servicios de empleo públicos y privados a escala local, regional y nacional, también facilitando la comunicación y el intercambio de información entre ellos, a fin de fomentar unos vínculos más estrechos entre la educación y formación y el lugar de trabajo, lograr una mejor concordancia entre la oferta y la demanda y anticiparse a las necesidades de competencias y cualificaciones futuras del mercado laboral y acometer una planificación al respecto;

111.  Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a las autoridades locales y regionales que ofrezcan incentivos financieros y económicos que respalden la participación en programas de educación y formación permanentes a fin de garantizar una futura población activa cualificad; recomienda que estos incentivos se basen en indicadores medibles y basados en datos cuya efectividad pueda demostrarse;

112.  Pide a los Estados miembros que ofrezcan una formación adecuada y garanticen un desarrollo profesional continuado para los profesores y los responsables educativos con el fin de ayudarles a utilizar los métodos de enseñanza más apropiados y permitir el desarrollo de capacidades y competencias del siglo XXI entre los jóvenes de Europa; hace hincapié, además, en la importancia de ofrecer a los profesores unos conocimientos especializados basados en la experiencia que combinen teoría y práctica, particularmente en lo relativo a las nuevas tecnologías y a la digitalización, para que puedan transmitir este conocimiento a los estudiantes;

113.  Pide a los Estados miembros y a la UE que adopten sin demora medidas concretas para aplicar las políticas y la legislación actual sobre reconocimiento mutuo de cualificaciones profesionales y títulos académicos en toda la UE como medio para fomentar la movilidad laboral justa dentro de la UE y hacer frente al problema de las vacantes no cubiertas;

114.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que faciliten previsiones sobre los cambios del mercado laboral, particularmente por lo que respecta a los retos derivados de la globalización, así como previsiones sobre los puestos de trabajo y las competencias por Estado miembro y en todos los sectores;

o
o   o

115.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1) Textos Aprobados, P8_TA(2014)0038.
(2) Textos Aprobados, P7_TA(2014)0394.
(3) Textos Aprobados, P8_TA(2015)0110.
(4) Textos Aprobados, P8_TA(2014)0010.
(5) Textos Aprobados, P7_TA(2014)0037.
(6) DO C 398 de 22.12.2012, p. 1.
(7) DO L 394 de 30.12.2006, p. 10.
(8) Según el Estudio Trimestral sobre el Empleo y la Situación Social de la UE, de marzo de 2015, de la Comisión Europea.
(9) Comisión Europea (2013), Informe sobre el empleo y la evolución de la situación social en Europa.
(10) Según el Estudio Trimestral sobre el Empleo y la Situación Social de la UE, de 13 de abril de 2015, de la Comisión Europea.

Última actualización: 2 de mayo de 2017Aviso jurídico