skip to content

Cookies al web de la UE

Utilitzem cookies per donar-li la millor experiència com a usuari de la nostra pàgina. No les fem servir per recollir cap dada personal per raons estadístiques a través de Google Analytics. Si no desitja rebre cookies, modifiqui la seva configuració de cookies en qualsevol moment.

Continuar
 
 
Càmeres davant el Parlament Europeu
Càmeres davant el Parlament Europeu
 
13/03/2018

Las regiones más pobres necesitan apoyo sostenido y estrategias hechas a medida

La UE debe seguir apostando por proyectos de inversión dirigidos a reforzar la cohesión entre las regiones europeas, a pesar de la presión sobre el presupuesto, señaló el Parlamento el martes

Michaela Guiffrida
Michaela Guiffrida© Unió Europea 2018 - Parlament Europeu
 .

Los efectos negativos de la crisis económica y financiera, sobre todo en las regiones de menor crecimiento, han reducido el margen de la política presupuestaria y han traído recortes en la inversión, destaca la resolución aprobada por el pleno con 488 votos a favor, 90 en contra y 114 abstenciones.

 

Estrategias a medida

Además de inversión, estas regiones necesitan proyectos diseñados para reducir la brecha que les separa de las zonas más prósperas y ofrecer perspectivas a su población, añaden los eurodiputados.

En concreto, el Parlamento pide:

  • definir las regiones menos desarrolladas en referencia a la clasificación NUTS III y orientar mejora la financiación,
  • impulsar la educación y la formación para reducir el desempleo entre los jóvenes y animarlos así a permanecer en estas regiones,
  • facilitar el acceso al crédito para las pymes
  • apoyar y mejorar la gestión de las administraciones regionales, y
  • potenciar actividades productivas locales propias, incluidos el turismo sostenible, la economía circular, la transición energética local y la agricultura.

 

Declaración de la ponente

 Michela GIUFFRIDA (S&D, Italia), señaló: “Nuestro objetivo es alertar sobre los retos y dificultades a los que se enfrentan las regiones menos desarrolladas, que se han visto exacerbados por la crisis. No debemos olvidar el papel fundamental de la política de cohesión para el impulso de la competitividad. Estas regiones parten de una situación de desventaja, ayudarlas debe ser una prioridad para la UE”.

 

Antecedentes

La Comisión Europea publicó en abril de 2017 un informe sobre Competitividad en regiones de renta baja y crecimiento lento centrado en 47 regiones de ocho países miembros que se están quedando rezagadas: regiones con un PIB cercano a la media comunitaria pero escaso ritmo de crecimiento (en Italia, España, Grecia y Portugal) y regiones pobres, con bajo PIB pero esperanzadoras tasas de crecimiento (en Bulgaria, Rumanía, Hungría y Polonia).

Uno de cada seis ciudadanos europeos (83 millones de personas) vive en una de estas regiones; 51 millones de europeos viven en regiones que crecen poco, y 32 millones en regiones pobres. 

 

 

 .