skip to content

Cookies al web de la UE

Utilitzem cookies per donar-li la millor experiència com a usuari de la nostra pàgina. No les fem servir per recollir cap dada personal per raons estadístiques a través de Google Analytics. Si no desitja rebre cookies, modifiqui la seva configuració de cookies en qualsevol moment.

Continuar
 
 
Càmeres davant el Parlament Europeu
Càmeres davant el Parlament Europeu
 
14/03/2018

El Parlamento Europeo pide evitar una guerra comercial y afrontar en vez el exceso de capacidad en el mercado

La UE no debe lanzarse a una guerra comercial, pero sí defender a sus ciudadanos, señalaron los eurodiputados en un debate sobre el anuncio estadounidense de aumentos arancelarios

Pleno
Pleno © Unió Europea 2018 - Parlament Europeu
 .

Los grupos políticos consideraron injustificados los planes de la Administración estadounidense de imponer nuevos aranceles al acero y el aluminio por razones de “seguridad nacional”. Durante la discusión quedó claro el apoyo de los eurodiputados a negociar una solución con EEUU y a afrontar conjuntamente las causas subyacentes del exceso de capacidad en el mercado global del acero y las prácticas comerciales desleales de algunos países.

Los oradores plantearon, no obstante, dejar todas las opciones abiertas, en caso de que el diálogo no dé resultados y respaldaron las posibles medidas de respuesta propuestas por la Comisión la semana pasada. Para evitar complicar la situación, la reacción de la UE debe ser firme, pero proporcionada, y respetar la normativa comercial internacional, recalcaron.

Los eurodiputados también instaron a la UE a unirse a otros países afectados para reforzar su posición y combatir el proteccionismo. Muchos oradores defendieron asimismo la unidad a nivel comunitario para proteger a los ciudadanos y pidieron a los Estados miembros que no busquen exenciones individuales. Aunque algunos eurodiputados afirmaron que la unión aduanera europea también es proteccionista y consideraron legítimos los esfuerzos del presidente Trump por proteger a los trabajadores de su país.

El vicepresidente de la Comisión Jyri Katainen confió en que la UE, como socio estratégico, quedará excluida del aumento de aranceles, ya que sus exportaciones no perjudican al mercado estadounidense. Confirmó que la UE y EEUU ya han empezado a trabajar juntos en la cuestión del exceso de capacidad, un trabajo que se intensificará.

La responsable europea de Comercio, Cecilia Malmström, señaló que la UE no desea una escalada, ni comparte la opinión de que las guerras comerciales son fáciles de ganar. Pero si las exportaciones europeas no quedan fuera de las restricciones estadounidenses, habrá “una respuesta firme pero proporcionada”, aseguró.

 

 

 .