skip to content

Cookies en la web de la UE

Usamos cookies para ofrecer una experiencia óptima. Seguirá recibiendo cookies si no cambia su configuración. Puede controlar y suprimir cookies siempre que lo desee.

Continuar
 
 
 

Multilingüismo

El multilingüismo en el Parlamento Europeo

En el Parlamento Europeo, todas las lenguas comunitarias tienen la misma importancia: todos los documentos se publican en todas las lenguas oficiales de la Unión Europea (UE) y cada diputado tiene derecho a expresarse en la lengua oficial de su elección. Con ello se garantiza la transparencia de los trabajos parlamentarios y el acceso de todos los ciudadanos a los textos del Parlamento.

Con cada adhesión de un nuevo Estado miembro a la Unión Europea, ha ido aumentando el número de lenguas oficiales.

 .

Las lenguas oficiales de la UE desde...

  • el alemán, francés, italiano i neerlandés: 1958
  • el danés e inglés: 1973
  • el griego: 1981
  • el español y portugués: 1986
  • el finlandés y sueco: 1995
  • el checo, eslovaco, esloveno, estonio, húngaro, letón, lituano, maltés y polaco: 2004
  • el búlgaro, irlandés i rumano: 2007
  • el croata: 2013

Las lenguas oficiales de la UE están recogidas en un reglamento que se modifica después de cada adhesión para añadir las nuevas lenguas oficiales. Todas las lenguas oficiales gozan del mismo estatuto.

Las 24 lenguas oficiales permiten un total de 552 combinaciones posibles, dado que cada lengua puede traducirse a las otras 24. Para afrontar este reto, el Parlamento Europeo dispone de unos servicios de interpretación, traducción y verificación de actos legislativos altamente eficientes. Se han establecido normas muy rigurosas para garantizar el buen funcionamiento de estos servicios y que los costes permanezcan razonables.

El catalán es lengua de comunicación entre los ciudadanos y las instituciones europeas, pero no goza del rango de lengua oficial. Por lo tanto, los diputados no pueden expresarse en este idioma en las comisiones o en la sesión plenaria del Parlamento Europeo y deben utilizar cualquiera de las 24 lenguas oficiales en la UE, para las que se ofrece servicio de traducción y interpretación.

Para que una lengua sea declarada oficial, es necesario que el gobierno de un Estado miembro lo solicite de forma expresa y que reciba el visto bueno del Consejo de la UE por unanimidad, tal como lo establece el artículo 342 del Tratado.

El Parlamento Europeo, a través de su oficina en Barcelona, hace uso del catalán como lengua de comunicación con los ciudadanos. La oficina utiliza el catalán en sus campañas de información, publicaciones, comunicados de prensa, página web y redes sociales.

 .