skip to content

Cookies en la web de la UE

Usamos cookies para ofrecer una experiencia óptima. Seguirá recibiendo cookies si no cambia su configuración. Puede controlar y suprimir cookies siempre que lo desee.

Continuar
 
 
 

Presupuesto

El presupuesto del Parlamento Europeo

El presupuesto del Parlamento Europeo se dedica al funcionamiento de una institución que cuenta con 766 miembros y 24 idiomas oficiales. Es parte del Presupuesto General de la UE, del que supone aproximadamente el uno por ciento, una quinta parte de los costes administrativos totales de las instituciones comunitarias.

 

El presupuesto del PE para 2014 fue de 1.756 millones de euros, de los cuales el 35% fue destinado a gastos de personal, especialmente los salarios de los 6.000 empleados que trabajan en la administración y los Grupos Políticos.

Ya que el Parlamento es una institución elegida democráticamente y dedicada a aprobar las normativas que rigen en todos los Estados miembros, una gran parte de su personal permanente, temporal e independiente trabaja para traducir o interpretar la legislación, para que los Estados miembros y sus ciudadanos puedan cumplirla.

Aproximadamente un 27% del presupuesto se dedicó a gastos de los eurodiputados, que incluyen gastos de viaje, despachos y el pago de asistentes personales.

Los gastos en los edificios del Parlamento fueron el 11% del presupuesto de 2014, incluyendo los gastos de alquiler, construcción, mantenimiento, seguridad y funcionamiento de los edificios del Parlamento en los tres lugares principales de trabajo (Bruselas, Luxemburgo y Estrasburgo), así como en las oficinas de información a los 28 Estados miembros.

La política de información y otros gastos administrativos, como la informática y de telecomunicaciones, supusieron el 21% del presupuesto. Las actividades de los Grupos Políticos llegaron al 6% del total del presupuesto.

El proceso de tramitación del presupuesto de la UE comienza generalmente en febrero, con una propuesta del Secretario General que define las prioridades y los recursos necesarios para el año siguiente. Sobre esta base, la Mesa del Parlamento adopta el denominado anteproyecto de estado de previsiones y lo presenta a la comisión parlamentaria de Presupuestos.

Un miembro de esta comisión realiza un informe que luego es votado por la comisión. Este identifica las prioridades para las tareas del Parlamento e incluye las cifras presupuestarias sugeridas. Sobre la base de este informe, el Pleno adopta las previsiones, generalmente en mayo. Estas son después integradas al anteproyecto del presupuesto de la UE, que es modificado y adoptado por el Pleno parlamentario en el pleno de diciembre, a más tardar.

 .